0

Limpiar plata bicarbonato

Tabla de contenidos

7 trucos eficaces para limpiar la plata en casa

En la actualidad existen elementos decorativos en plata que casi no se ennegrecen porque están elaborados en un proceso de galvanizado con rodio. No obstante, los objetos de plata antigua se oscurecen con el paso del tiempo a causa de su exposición al polvo y otros agentes del ambiente. ¿Quieres aprender a limpiar la plata?

A diferencia de lo que muchos creen, este material no se oxida, sino que tiene una reacción con el sulfuro de hidrógeno, lo que hace que se vuelva más opaca. Por suerte, además de tener la posibilidad de pulirlos con los brillametales que venden en el mercado, también se puede mejorar su aspecto con algunos trucos caseros.

Cómo limpiar la plata en casa: 7 trucos que te ayudan

Antes de poner en práctica cualquier truco para limpiar la plata en casa, queremos destacar algunos cuidados básicos para evitar su deterioro. Así, en primer lugar, debes procurar no amontonar tus joyas u objetos de plata, ya que esto puede causarles rayas o imperfecciones.

Asimismo,trata de limpiarlas y secarlas bien tras cada uso (sobre todo si se trata de vajillas o cubiertos). Emplea jabones suaves y un paño de algodón. Evita por completo cualquier esponja abrasiva.

Tanto las joyas como los contenedores y vajillas deben mantenerse alejados de las posibles concentraciones de sulfuro de hidrógeno. Por ejemplo,no debes dejar frutas pasadas en bandejas o fuentes de plata, ya que su descomposición genera ese aspecto deteriorado en el elemento.

¿Te fue imposible evitar el aspecto opaco en tus objetos de plata? Entonces prueba alguno de los trucos que compartimos a continuación. Ten en cuenta que provienen de la cultura popular y, por tanto, no hay evidencias que demuestren su eficacia. No obstante, al ser métodos seguros de aplicar, no supone un problema probarlos.

1. Agua con sal

Una simple solución de agua con sal es útil para recuperar el brillo de artículos pequeños,como las joyas y cadenas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Vierte la cucharada de sal en una taza de agua hirviendo y pon a remojar los objetos de plata toda la noche.
  • A la mañana siguiente tira el líquido y pule la plata con un paño seco.

Visita este artículo: 7 usos de la sal como producto de limpieza en el hogar

2. Bicarbonato de sodio con vinagre

La combinación de bicarbonato de sodio con vinagre blanco es uno de los trucos más prácticos para limpiar y pulir muchos elementos del hogar. Ambos deshacen la capa opaca que recubre los objetos de plata para dejarlos limpios y relucientes.

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • ¼ de taza de vinagre blanco (62 ml)
  • Agrega poco a poco el bicarbonato de sodio en el vinagre blanco (notarás que se produce una efervescencia).
  • Cuando lo hayas disuelto todo, sumerge los objetos de plata o frota el producto con la ayuda de un paño limpio.
  • Finaliza puliendo con un paño seco y, si es necesario, repite el proceso.

3. Pasta de dientes para limpiar la plata

Uno de los usos alternativos de la pasta de dientes es como abrillantador de la plata y otros objetos metálicos.

  • Pasta de dientes (la necesaria)
  • Agua caliente
  • Jabón neutro
  • Lava bien los objetos con agua caliente y jabón neutro y frótalos con una buena cantidad de pasta de dientes.
  • Tras pulirlos durante 5 minutos, enjuaga de nuevo y sécalos bien con un paño absorbente.

4. Crema tártara

Uno de los productos menos conocidos con este fin es la crema tártara. Este ingrediente remueve el polvo, elimina la capa opaca y proporciona un brillo increíble.

  • Crema tártara (15 g)
  • 1 cucharadita de sal (5 g)
  • 1 litro de agua
  • Incorpora la crema tártara, el agua y la sal en una olla.
  • Mezcla bien todo y ponlo a fuego medio-bajo.
  • Añade los elementos de plata y déjalos hervir 5 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, retíralos, espera a que se enfríen y púlelos con un paño.

5. Papel aluminio

El truco con papel aluminio es uno de los más populares y sencillos. Ayuda a dejar los elementos de plata con un aspecto más brillante y limpio.

  • Papel de aluminio (el necesario)
  • Agua caliente
  • 1 cucharada de sal (10 g)
  • Toma un trozo grande de papel aluminio y úsalo para envolver un recipiente grande.
  • Llena el recipiente con agua caliente y luego agrégale la sal.
  • Introduce los objetos de plata y déjalos unos 10 minutos.
  • Sécalos y pásales un paño suave para darles brillo.

6. Cáscara de banana

En este caso, usaremos la parte interna de la cáscara de banana, que es la que nos ayuda a remover la suciedad de los objetos metálicos.

Solo tienes que tomar una cáscara de banana fresca, úsala para pulir el elemento de plata que prefieras. Si es necesario, repite el proceso varias veces, cambiando la cáscara.

7. Limón

Este fruto cítrico también tiene múltiples usos en la limpieza del hogar y es un buen aliado para limpiar y conservar la plata.

  • 1 limón
  • 1 cucharadita de sal (5 g)
  • Corta un limón por la mitad, úntalo de sal y utilízalo para pulir la plata.
  • Déjalo actuar unos minutos, enjuaga y frota con un paño suave.

Lee también: 6 prácticos hábitos de limpieza ecológica en el hogar

Finalmente, te aconsejamos utilizar guantes a la hora de limpiar este tipo de objetos. Además, procura repetir la limpieza 1 o 2 veces al mes para que tu platería brille todo el tiempo.

La plata es un metal muy utilizado en joyas, vajillas, marcos de fotos, adornos, cuberterías… pero, a diferencia del oro y del acero, envejece. Eso ocurre por la combinación de dos factores: la acción del sulfuro de hidrógeno presente en la atmósfera en bajas cantidades y que, en contacto con la plata, da lugar a una reacción química que genera sulfuro de plata y, al adherirse éste a los objetos, ennegrecimiento, y el contacto con los químicos, naturales o no, que portamos las personas.

Cómo ya os indicamos en nuestro artículo sobre numismática, de cómo es la limpieza de la moneda es conveniente saber cómo hacerlo para no estropear las joyas. Por suerte, ese efecto viejo se puede revertir con una serie de remedios caseros y trucos que, aunque a veces parecen muy laboriosos, resultan sencillos de aplicar con resultados realmente espectaculares.

Cómo limpiar la plata

Como todo, lo primero es la prevención, es decir, intentar no amontonar las joyas de plata para que no se rayen, limpiarlas y secarlas muy bien cuando se usen (en el caso de vajillas y cuberterías), usar separadores entre las joyas o los platos e intentar no exponerlos a altas concentraciones de sulfuro de hidrógeno (no tener fruta pasada en una fuente de plata, por ejemplo, ya que la descomposición causa ese tipo de compuesto), no siempre se puede evitar el ennegrecimiento de la plata, así que, a continuación, os proponemos unos cuantos trucos sencillos para devolverle a este bonito metal todo su esplendor:

Usar una goma de borrar

Una goma de borrar puede ser de gran ayuda a la hora de quitar manchas oscuras de la plata, siempre y cuando no se trate de piezas muy delicadas, ya que implica presionar ligeramente sobre la pieza y quizás ciertas piezas de joyería corran el riesgo de deformarse. Para platos, cubiertos, marcos…, sin embargo, debe ser el primer truco a tener en cuenta.

Pasta de dientes

El dentífrico es un invento maravilloso y tiene un montón de utilidades aparte de mantener nuestros dientes blancos y sanos, entre ellas, la de reaccionar con el sulfuro de plata, eliminando el azufre. Para usar este método, la plata debe lavarse bien con agua y jabón, cubrirse con dentífrico durante unos minutos y luego volverse a lavar con agua y jabón para eliminar la pasta de dientes.

Bicarbonato sódico

Para las manchas debidas al sulfuro de plata es una de las mejores opciones, y también es una de las más simples, ya que basta con mezclar un poco de bicarbonato de sodio con agua, aplicarlo sobre la plata frotando un poco con un paño suave y luego secarlo.

El bicarbonato sí sirve para joyas y adornos pequeños, ya que, en caso de que se trate de un objeto demasiado pequeño como para frotarlo con un paño, se puede optar por sumergirlo en una mezcla de agua con bicarbonato durante unos minutos y luego simplemente aclararlo.

Jabón para lavavajillas, sal y vinagre

Una combinación bastante efectiva es la mezcla de agua, sal gorda, vinagre (una cucharada) y lavavajillas, y está indicada especialmente para joyas y pequeños objetos porque la limpieza se realiza por inmersión en la mezcla y ninguno de los componentes es especialmente agresivo con el metal.

Amoníaco

A diferencia de la pasta de dientes y el bicarbonato, el amoníaco es bastante agresivo con la plata, pero lo incluimos porque es un sistema de limpieza infalible y muy rápido y puede ir bien para piezas grandes. Para usarlo, hay que mezclar amoníaco y agua caliente a partes iguales y frotar la pieza de plata con esa mezcla, sin entretenerse demasiado ya que la reacción química será inmediata y cuánto menos tiempo apliquéis el amoníaco menos daño causaréis.

Cremor tártaro

El cremor tártaro o crema de tártaro, disponible en tiendas que vendan material para repostería, tiene muchas aplicaciones en el ámbito de la limpieza. Para limpiar plata con él hay que poner una cucharada de crema tártara y una cucharada de sal en una olla y llevarla a ebullición. Bajar el fuego al mínimo y añadir la plata. Dejarla hervir 5 minutos. Después, retirarla del agua, dejar que los objetos se enfríen y secarlos con un paño.

Papel de aluminio

Si tenéis tiempo, existe un último método, muy limpio y seguro para el metal, que consiste en forrar un recipiente con papel de aluminio y llenarlo con agua caliente y sal en la que sumergiremos las piezas. La reacción de la sal con el papel de aluminio se llevará por delante el sulfuro de plata y, en diez minutos de nada, todo volverá a brillar.

Cómo limpiar joyas de plata con pedrería

Cuando la plata que hay que limpiar es de joyas elaboradas, con piedras preciosas, perlas o cristales, hay que tener en cuenta unas cuantas cuestiones importantes:

  • La joyería fina es delicada. La herramienta más adecuada para frotar sobre ellas es un cepillo pequeño (por ejemplo, un cepillo de dientes infantil) de cerdas suaves. No deben usarse paños de hilo, ya que cualquier fibra suelta podría engancharse en un engarce y romperlo.
  • ¡Cuidado con los adhesivos! En la joyería fina, las gemas van unidas al metal por engarces creados por el propio metal, pero en la joyería de plata se usan a menudo adhesivos que pueden debilitarse con el agua caliente o con algunos productos. Hay que usar agua fría o templada y tener cuidado con los tiempos.
  • Evita el amoníaco. Sobre todo, si llevas perlas, pero también, en la medida de lo posible, con cualquier pieza de joyería.

LIMPIA TU PLATA CON PRODUCTOS ADECUADOS PARA ELLO

Las joyas de plata suelen ser el complemento perfecto para muchos de nuestros looks, pero si no les damos el cuidado y conservación adecuada pueden deteriorarse adoptando un aspecto ennegrecido, esto no quiere decir que la pieza no sea de plata de primera ley o que sea de mala calidad.

Te damos 10 consejos para limpiar tus pendientes, pulseras o anillos de plata:

  1. Empapar un trapo en una mezcla de vinagre con bicarbonato de sodio o limón y limpiar tu joya cuidadosamente. Pero cuidado, este compuesto puede provocar vapores, mejor realizar la limpieza en un lugar ventilado.
  2. Cubrir un cuenco con papel de aluminio y verter agua caliente sobre el mismo para poder disolver sal o bicarbonato. Esta mezcla es efectiva especialmente para cepillar joyas como pendientes, cadenas y pulseras.
  3. Una alternativa al consejo anterior es dejar las joyas dentro del recipiente junto con trozos de aluminio. Éste actuará como un imán para extraer la suciedad.
  4. Aguarrás. Si frotamos la plata con un trapo o algodón que contenga unas gotas de aguarrás quedarán llenos de brillo. Es importante que se aclare con agua una vez limpios.
  5. Otra opción eficaz es utilizar pasta de dientes y frotarla por toda la pieza. Una vez hecho, se retira con agua y jabón y dejamos que se seque.
  6. Con un pequeño cepillo de dientes que no se utilice o un bastoncillo para los oídos y lavavajillas, se puede llegar a las partes más complicadas, como los grabados, para que no se rayen.
  7. Para proteger las joyas de plata cuando no las estamos usando es aconsejable guardarlas en bolsas de plástico que queden herméticas para evitar el contacto con el aire y la humedad.
  8. Evita que la plata entre en contacto con colonias, maquillaje o cremas que pueden restar brillo a los objetos de este metal.
  9. Si hacemos deporte es vital retirar las joyas de plata que se lleven puestas, el sudor es un elemento corrosivo que hace que las estropeará.
  10. Debemos evitar dejar la plata expuesta al sol o la luz artificial así como su contacto con productos de la limpieza como la lejía.

Os recordamos que es importante proteger las manos con guantes mientras se realizan estas tareas para proteger nuestras manos de productos nocivos y, como hemos dicho anteriormente, proceder a la limpieza en un sitio ventilado para evitar inhalar posibles vapores.

4.4 / 5 ( 13 votos )

La plata es uno de los metales más hermosos, y extendidos, del mundo. Ese “brillo de la luna” nos rodea en forma de joyas, pero también otras piezas: vajillas, cubiertos, marcos de fotos… Y como por desgracia todos sabemos, la plata se pone fea. Se oscurece hasta perder todo su brillo, quedando con un aspecto triste, que nos hace pensar más en “chatarra” que en un metal precioso.

Por suerte, limpiar plata es sencillo. Se trata de un trabajo manual fácil, que requiere un poco de laboriosidad por tu parte, pero que ofrece resultados espectaculares: nada como limpiar esa pieza de plata, y verla brillar de nuevo como el primer día. Así que voy a explicarte 7 sistemas o trucos para limpiar plata, para que tú escojas el que mejor se adapte a tus piezas, tus recursos, o tus necesidades.

Los he sacado de mi nueva Guía Definitiva para el Cuidado y la Limpieza de Joyas, que puedes descargar aquí.

Aunque antes querrás saber…

¿Por qué se pone fea la plata?

Básicamente por dos factores que no puedes controlar: el aire, y tú misma/o.

En lo que al aire respecta, el problema es un tóxico muy común llamado sulfuro de hidrógeno (H2S). Éste es el gas responsable de muchos de los “malos olores” que percibimos (se le llama también “gas de alcantarilla”, con eso te lo digo todo), y lo encontramos por ejemplo en el gas natural, o fruto de la descomposición de algunos alimentos.

Este gas, del que se encuentran trazas en la atmósfera de manera habitual, es el responsable del ennegrecimiento de la plata. Al contactar con la plata, se da una reacción química que genera sulfuro de plata (Ag2S), quedando el compuesto fijado en la superficie del objeto de plata.

Y mientras todo esto ocurre, entramos en juego nosotros, las personas: el pH de nuestra piel, los compuestos de nuestro sudor, incluso lo que comemos o con lo que nos medicamos, contribuyen a acelerar las reacciones químicas explicadas antes.

El resultado: la plata se ennegrece. ¿La solución? Está en tus manos.

Cómo limpiar plata: 7 métodos

1 – La prevención

No está de más recordarlo. Aunque el proceso de ennegrecimiento de la plata es casi inevitable, podemos poner de nuestra parte para que las piezas estén mejor protegidas. Recuerda que, aparte del ennegrecimiento, otro problema de estas piezas son los arañazos, rayas y otras marcas. Para evitarlos en la medida de lo posible, y también proteger mejor las joyas del ambiente, lo principal es guardarlas en un joyero. Pero no amontonadas. El típico batiburrillo de colgantes y anillos mezclados en una cajita sin compartimentos sólo sirve para que se rayen unos a otros. Es importante tener un joyero con sus compartimentos, y a ser posible con algodón o algún otro tejido suave que acolche las piezas.

2 – La goma de borrar

Esto no aparece en ningún artículo sobre cómo se limpia la plata, y todo el mundo se sorprende cuando lo explico. Pero es sorprendente la cantidad de manchas que se pueden quitar de una pieza de plata aplicando simplemente una goma de borrar. No olvides probarlo antes de lanzarte a por otros métodos más expeditivos.

3 – El bicarbonato sódico

Empezamos con los métodos algo más elaborados, que buscan sobre todo una reacción química que elimine esa capa de sulfuro de plata. El primer truco, uno de los más conocidos, es utilizar bicarbonato sódico. Crea una pasta con agua, espárcela sobre la superficie de plata que deseas limpiar, y luego frótala bien con un paño suave. Eso se llevará el sulfuro por delante.

4 – El dentífrico

Ésta es una variante aun más “casera” que la anterior. Los componentes de la pasta dentífrica reaccionan con el sulfuro de plata, eliminando el azufre. De modo que en piezas muy grandes (por ejemplo, bandejas o teteras de plata) puedes utilizar pasta de dientes. Primero debes limpiar bien la superficie con agua y jabón, y luego aplicar la pasta con un paño. Lo dejas actuar durante unos minutos, y lo eliminas con otra ronda de agua y jabón. Y ya podrás utilizar esa bandeja como un espejo, si quieres.

5 – El amoníaco

Un sistema algo más expeditivo. Personalmente, y dados los riesgos y las opciones disponibles, es el que menos me gusta utilizar. Pero funciona bien si se hace correctamente. Se trata de mezclar una parte de agua caliente con otra de amoníaco, exactamente en la misma proporción. Esta combinación elimina el sulfuro de plata a gran velocidad, pero el amoníaco es un agente muy abrasivo: si te pasas, puede acabar afectando la pieza. De hecho, si se trata de una joya en la que hay gemas, o especialmente perlas, es mejor que lo olvides, porque a ellas seguro que les afectará. El amoníaco, por ejemplo, corroe el nácar que recubre la perla, y le da ese brillo tan especial.

6 – El combinado “lavavajillas”

Una mezcla que da buenos resultados: un vaso de agua caliente, un puñado de sal gorda, una cucharada de vinagre, y un chorro de líquido lavavajillas. Remueve bien (interesa que la sal se vaya disolviendo en el agua) y sumerge en esta solución las piezas de plata. Déjalas un cuarto de hora, acláralas debajo del grifo, y sécalas con un paño: como nuevas.

7 – El papel de aluminio

Un método más elaborado, pero que ofrece resultados maravillosos para limpiar plata. Se trata de coger un recipiente (un cubo, una ensaladera grande… depende de tus piezas) y forrarlo con papel de aluminio. Luego sólo tienes que llenarlo con agua caliente y sal. Al introducir las piezas de plata ocurre una curiosa reacción química: el cloro de la sal reacciona con el aluminio, llevándose por el camino el sulfuro de plata, y dejando en su lugar la plata pura. Dale diez minutos para que la reacción quede completa, saca la plata, sécala, y disfruta de los resultados. Aquí te dejo un video donde podrás ver el proceso:

4 consejos para la limpieza de la plata

Con los métodos arriba explicados tienes ya un gran abanico de opciones para limpiar plata y dejarla como el primer día. Son métodos, además, que pueden servir tanto para piezas grandes, vajillas, etc, como para joyas de plata (con las precauciones ya comentadas). Sin embargo, hay 4 consejos más que quiero darte, y que te ayudarán en la limpieza de tus joyas y piezas de plata.

  • El cepillo y la gamuza: En muchas ocasiones tendrás que limpiar plata grabada, o con formas que hacen difícil limpiar la superficie completa con un paño. En estas ocasiones necesitas utilizar un cepillo, impregnado en la fórmula que hayas utilizado. Es importante que tenga las cerdas suaves (no queremos rayar la plata), y que frotes en línea recta. Por otro lado, cuando hayas acabado de limpiarla, es muy importante secar la pieza con una gamuza suave, y frotarla para sacarle brillo. Eso le da el toque final que deja la plata como para ponerla en un expositor.
  • La cera: Una pieza de plata habitual es el candelabro. Muchas veces, se trata de candelabros que usamos, y por tanto es normal que tengan cera pegada “imposible de quitar”. Bueno, para limpiar la pieza, tendrás que quitarla. Pero no se te ocurra hacerlo con la uña, ni con un palillo, ni nada por el estilo. Es tan sencillo como llenar un cubo o una cacerola con agua muy caliente, y dejar ahí dentro el candelabro. El agua se llevará la cera, y luego ya podrás limpiar el candelabro en la solución que prefieras.
  • Los productos específicos: Todas las soluciones comentadas son caseras, y ecológicas. Pero si no dispones de los medios, o del ánimo, recuerda que en muchos supermercados venden productos especiales para limpiar y reparar arañazos en la plata.
  • Aire libre y guantes: Elementos como el amoníaco, u otras combinaciones, producen gases tóxicos, como bien sabes. Y a fin de cuentas, al limpiar estás eliminando azufre. Recuerda hacer esto siempre en un lugar ventilado, para que no se acumulen los gases, y utiliza guantes para limpiar las joyas.

Limpiar joyas de plata con piedras preciosas

En general, limpiar cualquier joya que lleve engastadas piedras preciosas supone una dificultad añadida. Te dejo aquí una serie de ideas que debes tener en cuenta:

  • No puedes usar agua muy caliente, las gemas dependiendo de la técnica de engaste que se utilice, se sujetan con el propio metal que le rodea, ya sean granos, garras, etc. No obstante, para muchas joyas en la actualidad se utilizan adhesivos para sujetarlas. Ten mucho cuidado porque el calor del agua puede debilitar las propiedades del adhesivo y provocar así la caída de las gemas.
  • Frota con extremo cuidado, importante que sea un cepillo de cerdas muy suaves.
  • Evita los paños de tela, ya que es muy fácil que un hilo se enganche en algún reborde del engaste, y eso puede dañar la joya o incluso arrancar la piedra.
  • Si lleva perlas nunca uses amoníaco ya que se come la capa protectora de nácar, arruinando la perla y dejándola apagada, rugosa y fea. En general, para limpiar joyas de plata con perlas lo mejor es limitarse al agua tibia con jabón neutro, o sólo agua, frotando muy cuidadosamente con cepillo de cerdas suaves o gamuza. Y luego dejar secar al aire libre durante un buen rato, para que se seque también el hilo que une las perlas si se trata de un collar.

Una Guía para cuidar tus joyas

Como el mantenimiento y limpieza de nuestras preciadas joyas es uno de los temas recurrentes sobre el que todo el mundo pregunta, he escrito una breve pero completa Guía para el Cuidado y Limpieza de Joyas.

En ella encontrarás los principales consejos para, primero, evitar que tus joyas se estropeen, y segundo, limpiarlas si acaban poniéndose feas.

Si lo deseas, puedes descargarlo aquí.

Entretanto, espero que este artículo te sea de utilidad, y que tus joyas de plata brillen como se merecen. Si crees que puede ser de interés para tus amigos y contactos, compártelo por las redes, gracias!!

Otros artículos relacionados:

Cómo saber, si una joya es de oro
La forma correcta de guardar las joyas para que no se estropeen
Cómo evitar que la plata se negree
Cómo cuidar joyas con perlas
Cómo saber si eres alérgico al oro

Con detergente para lavar ropa

¡Tan sencillo como lavar la ropa! Pues algo parecido y hasta más fácil harás con tus joyas o cualquier objeto que dispongas en tu hogar.

Coge una cazuela y llénala de agua para ponerla hervir. Cuando esta alcance su punto de ebullición, viértela en un recipiente hondo y espera a que enfríe, pero solo un poco.

Ahora, puedes echar un poco del detergente que usas para lavar la ropa a diario y empezar a revolver para que se integre muy bien con el agua caliente.

Luego vas a sumergir cuidadosamente las joyas o el material que desees pulir, con precaución no quemarte (usa los guantes).

Déjalos reposar en el agua por unos 20 o 30 minutos. Esto hará que los compuestos químicos que posee el detergente reaccionen con la plata, desprendiendo poco a poco el color oscuro y conservando su color original. Transcurrido el tiempo, retira el objeto y elimina todo exceso de agua de su superficie.

Como ves, la técnica es realmente sencilla, siempre y cuando uses los instrumentos adecuados y las instrucciones descritas inicialmente podrás hacerlo sin problema alguno.

Esperamos que este post te haya sido de gran ayuda hasta los momentos. Sin embargo, no está demás adicionar algunos trucos extras que también puedes probar por si alguno de los anteriores no te gusta o no dispones del todo de los ingredientes.

Limpiar plata con bicarbonato

Anteriormente te describimos una forma de hacerlo, pues acá tienes otra alternativa más sencilla para que varíes la técnica si lo prefieres.

En un envase pequeño agrega una cucharada de bicarbonato con un chorrito de agua y ve mezclando hasta que obtengas una pasta.

Luego, remoja una toalla limpia en la mezcla y pule los objetos con la misma describiendo movimientos suaves y circulares.

Limpiar plata con sal

De los métodos más comunes que puedes aplicar es el de la sal. Para ello coloca un recipiente con agua caliente vas agregarle una cucharada de sal y unas tiras de papel aluminio en su fondo.

El segundo paso será colocar cada pieza en el interior y dejar actuar por unos minutos. El aluminio se convierte en un imán para atraer la suciedad acumulada en la plata.

Por último, solo necesitas retirar tus piezas y secarlas con la toalla blanda para que brillen como nuevas.

Qué utensilios emplear en los remedios caseros

Antes de mencionarte algunos de estos trucos caseros queremos hacer énfasis en los utensilios que requieren cada uno para su correcta aplicación. Y que contribuyen además con la conservación de tus joyas u objetos para conseguir el brillo ideal de los mismos.

Utiliza un recipiente cómodo: muchos de estos remedios solicitan la mezcla de diversos ingredientes con agua. Por lo que es recomendable que emplees un recipiente o envase lo suficientemente grande para que mezcles todo con comodidad y que sobre todo, este sea resistente al agua caliente.

Seca los objetos con un paño de textura suave: otro utensilio fundamental que no debes dejar a un lado al momento de secar o limpiar tus cadenas, joyas, anillos, pendientes u otros. Basta con usar una toalla de material suave como el algodón para lograr un acabado y pulido perfecto.

Protege tus manos con guantes: puede que no te parezca de gran utilidad como los anteriores, pero sí que ayudan a proteger tus manos ante una reacción alérgica con algún ingrediente, como la pasta dental o el detergente para lavar ropa. Otro dato, es que evitan dejar huellas visibles en la superficie del objeto.

Cepillo de diente con cerdas suaves: Por nada del mundo supongas que la textura rugosa u oscura que cubre tu prenda saldrá con el uso de un utensilio de estructura semejante. Al contrario, esto puede acarrear ralladuras y acabados opacos, por lo tanto debe ser de cerdas completamente suaves y limpias.

Limpiar plata ennegrecida

El mejor método para limpiar la plata ennegrecida es aplicar trucos caseros con cierto producto del mercado o que sea natural, el cual actué de forma totalmente abrasiva de acuerdo a su composición.

Papel de aluminio agua y sal

Para limpiar la plata ennegrecida sólo tendrás que forrar un recipiente con papel aluminio y llenarlo de agua caliente, añade sal e introduce aquello a que queremos dar brillo.

Espera para que se elimine el sulfuro de plata, que es lo que da el color negro, saca los objetos del agua y secarlos.

Limpiar la plata con pasta de dientes

Otra forma de hacerlo es con dentífrico, es decir, pasta de dientes. Hay que lavar el objeto con agua y jabón, y frotaremos la plata con un paño untado de pasta de dientes, cuando vuelva a tener su color original, enjuaga y seca.

Índice de contenidos

¿Sabías que los remedios caseros te serán de gran utilidad si te preguntas cómo limpiar la plata en casa?

Gracias a ellos tendrás la oportunidad de eliminar la suciedad de tus joyas y objetos de decoración favoritos usando ingredientes naturales.

Pero, ¿qué productos son los más indicados para las personas que desean saber cómo limpiar la plata en casa?. ¿qué vas a necesitar para mantener este material en perfecto estado?

En Trucos de hogar caseros hemos recopilado varios remedios naturales que te ayudarán a mantener la plata limpia y reluciente de un modo sencillo, práctico y económico.

Unos tips que podrás elaborar con ingredientes que suelen estar presentes en cualquier hogar entre los que destacan productos como la patata, el plátano o la pasta de dientes.

Cómo eliminar la suciedad de la plata en casa paso a paso

La patata y la sal son algunos de los ingredientes naturales que podrás emplear si te preguntas cómo se limpia la plata con remedios caseros.

Cómo limpiar los objetos de plata con patata

La patata es un tubérculo muy presente en la dieta mediterránea debido, sobre todo, a su delicioso sabor, a sus múltiples beneficios para la salud y a su versatilidad, ya que forma parte de muchas recetas de cocina.

Además, se trata de un alimento fantástico para limpiar los objetos de plata debido a que permite retirar la suciedad y dar brillo sin necesidad de recurrir a agentes químicos ni de emplear carísimos productos de limpieza.

Ingredientes

Una patata

Una servilleta de papel

Pasos a seguir

  1. Corta la patata por la mitad con la ayuda de un cuchillo
  2. Frota la parte interna de la patata con suavidad sobre los accesorios de plata que se hayan ensuciado o hayan perdido brillo.
  3. Lleva a cabo esta operación durante unos segundos y, después, deja que la patata haga efecto durante unos 5 minutos.
  4. Transcurrido ese tiempo elimina los restos de patata usando una servilleta de papel.
  5. Las manchas habrán desaparecido y la plata se verá más brillante y reluciente que nunca.
  6. Recuerda que la patata también te será de gran ayuda si deseas poner en práctica remedios caseros destinados a agrandar los zapatos.

Cómo limpiar los objetos de plata con sal

La sal marina se puede emplear para potenciar el sabor de los alimentos, poner en práctica trucos de belleza caseros y limpiar las joyas y objetos de plata debido a su poder para acabar con la suciedad y eliminar las manchas, los gérmenes y las bacterias.

En la elaboración del truco casero para limpiar la plata en casa que hallarás a continuación también encontramos papel de aluminio, que está a la venta en cualquier supermercado por poco dinero y te ayudará a atraer los residuos con facilidad.

Ingredientes

Una cucharadita de sal marina

Un vasito de agua

Un tozo de papel de aluminio

Pasos a seguir

  1. Calienta el agua.
  2. Mientras tanto, hazte con un bol y recubre su interior con el papel de aluminio.
  3. Una vez que el agua se haya calentado (no es necesario que empiece a hervir), viértela dentro del recipiente que has cubierto de papel de aluminio.
  4. Añádele la sal y remuévela muy bien para que se disuelva.
  5. Hecho esto, sumerge las piezas de plata que desees dejar brillantes y libres de suciedad dentro de esta mezcla de agua y sal.
  6. Deja que los objetos reposen en su interior durante unos 15 minutos.
  7. Finalmente, retira los artículos del agua salada, enjuágalos con agua tibia y sécalos con la ayuda de un trapito suave.
  8. El agua salada hará que la suciedad se desprenda de la plata, mientras que el papel de aluminio actuará como una especie de imán y atraerá los residuos hacia él.
  9. Ahora que ya sabes cómo limpiar la plata en casa, recuerda poner en práctica este remedio casero siempre que desees que tus piezas plateadas desprendan un brillo intenso.

Cómo limpiar los objetos de plata con pasta de dientes

La pasta de dientes también se ha hecho un hueco en el mundo de los remedios caseros debido a su poder para eliminar las manchas de una forma práctica y sencilla.

Ingredientes

Una pequeña cantidad de pasta de dientes

Una servilleta de papel

Un poco de agua

Pasos a seguir

  1. Vierte un poco de pasta de dientes sobre las manchas que se hayan instalado en tus objetos de plata.
  2. Hazte con la servilleta de papel y úsala para frotar las zonas que se hayan ensuciado durante unos segundos.
  3. Así conseguirás que el dentífrico retire las manchas.
  4. Después de haber llevado a cabo esta acción podrás eliminar los restos de pasta de dientes empelando un poco de agua.

Cómo limpiar los objetos de plata con espinaca

El agua de cocción de las espinacas te ayudará a mantener la plata limpia y a disfrutar de unas joyas y unos elementos decorativos relucientes.

Ingredientes

Un puñado de espinacas

Un litro de agua

Un trapo suave que cuide y proteja tus artículos de plata

Pasos a seguir

  1. Calienta el agua.
  2. Cuando el líquido rompa a hervir agrégale las espinacas.
  3. Deja que se cuezan durante unos 10 minutos.
  4. Transcurrido ese tiempo, retira el producto del fuego y cuela el preparado, ¡pero no tires el agua resultante de la cocción!
  5. Sepárala de las espinacas y viértela dentro de un recipiente, ya que este será líquido que usarás para mantener la plata limpia.
  6. Deja que el agua se enfríe un poco.
  7. Mientras tanto, puedes aprovechar las espinacas para elaborar tus recetas de cocina favoritas.
  8. Una vez que el agua se haya templado empapa un trapito en ella y úsalo para limpiar tus objetos de plata.
  9. Finalmente, humedece otro trapo en agua y aclara y seca el producto para llenar tus accesorios plateados de brillo.

Cómo limpiar los objetos de plata con plátano

El plátano es una fruta que suele estar presente en cualquier despensa y que también forma parte de la vida de quienes se plantean cómo limpiar la plata con ingredientes naturales.

Esto es debido a las propiedades limpiadoras presentes en la piel del plátano, las cuales son perfectas para limpiar las joyas de plata y acabar con la suciedad de los objetos elaborados con este material.

Ingredientes

Un plátano pequeño (puedes aprovechar los plátanos que hayan madurado demasiado y ya no se puedan consumir)

Una servilleta de papel

Pasos a seguir

  1. Pela el plátano.
  2. Para elaborar este remedio casero que te explica cómo limpiar la plata tan solo vas a necesitar la cáscara de esta fruta.
  3. Puedes utilizar el plátano para elaborar otros trucos naturales como, por ejemplo, este tip para matar moscas.
  4. Frota la parte interna de la piel del plátano sobre las joyas o accesorios de plata que quieras limpiar.
  5. Puedes realizar esta acción durante unos segundos y, finalmente, retirar los restos de plátano con una servilleta de papel humedecida en agua.

Cómo limpiar las joyas de plata con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene un gran protagonismo en la limpieza de hogar al tratarse de un producto rico en propiedades antisépticas y antibacterianas capaz de eliminar manchas y de acabar con gérmenes y bacterias.

De hecho, también te será de mucha utilidad si estás buscando un truco casero que te permita limpiar el horno sin que ello conlleve el uso de sustancias químicas.

Recuerda que este producto que se encuentra a la venta en los supermercados se convertirá en un excelente aliado cuando te preguntes cómo limpiar la plata en casa, sobre todo si necesitas eliminar la suciedad acumulada en tus joyas favoritas.

Ingredientes

2 cucharadas de bicarbonato de sodio

Un poco de agua

Un trapito de algodón

Pasos a seguir

  1. Vierte el bicarbonato sódico dentro de un cuenco y agrega el agua poco a poco, ya que el objetivo es crear una sustancia pastosa.
  2. Cuando la tengas lista coloca una pequeña cantidad encima del trapo de algodón y frota la mezcla con suavidad sobre las joyas de plata que necesiten una limpieza.
  3. Cuando tus alhajas estén limpias elimina los restos de bicarbonato con otro trapito limpio y húmedo hasta que no quede ni rastro de producto.
  4. Por último seca las joyas con la ayuda de otro paño.
  5. Este truco de hogar casero te ayudará a acabar con las manchas y a llenar tus joyas de plata de un intenso brillo.

Cómo limpiar las joyas de plata con maicena

La maicena, también conocida como maizena o almidón de maíz, también te irá de fábula si necesitas eliminar la suciedad de las joyas elaboradas con plata a causa de su poder para acabar con las manchas.

Ingredientes

Un sobre de maicena

Un poco de agua

Un trapo de algodón

Pasos a seguir

  1. Mezcla la maicena con el agua para crear una pasta homogénea.
  2. Cuando esté lista pásala sobre la superficie de tus joyas de plata usando el trapo de algodón.
  3. Frota con suavidad hasta haber eliminado todas las manchas.
  4. Finaliza el proceso retirando la maicena con un paño humedecido en agua y secando la joya con otro trapito.

Cómo limpiar las joyas de plata con pan

El pan es un alimento que, además de ser el protagonista de una amplia variedad de recetas de cocina, también se convierte en el aliado perfecto de las personas que se preguntan cómo limpiar joyas con trucos caseros.

Ingredientes

Un trozo de pan

Pasos a seguir

  1. Si no sabes cómo limpiar joyas te gustará saber que puedes eliminar manchas y suciedad de una forma muy práctica y sencilla.
  2. A la hora de poner en práctica este truco de hogar casero deberás hacerte con la miga del pan.
  3. ¿Ya la tienes? Ahora moldéala con los dedos para transformarla en una bola y úsala para frotar la superficie de las joyas que desees limpiar.
  4. Realiza esta operación durante unos segundos hasta que tus anillos, pulseras, pendientes o collares favoritos hayan recuperado todo su brillo.
  5. No olvides que podrás recurrir a este truco casero siempre que lo desees, ya que es económico, natural y perfecto para llenar las joyas de brillo y conseguir que parezcan recién compradas.

Si quieres asegurarte de que tus joyas de plata toleran a la perfección el bicarbonato, la maicena y la pasta de dientes puedes hacer una prueba aplicando el producto elegido sobre una zona pequeña y poco visible de la joya para ver cómo reacciona.

Remedio casero de limón para la limpieza de los anillos de plata

El limón es una fruta rica en ácido cítrico, un compuesto que se ocupa de eliminar los restos de óxido que se acumulan sobre las joyas y objetos de plata.

Además, este activo también tiene el poder de acabar con las manchas y los depósitos de cal de una forma sencilla, económica y natural.

Ingredientes

Un limón

Un vaso o bol de cristal

Un trapo de algodón

Pasos a seguir

  1. Exprime el limón y vierte su jugo en el interior del vaso o bol de cristal.
  2. Introduce los anillos de plata que desees limpiar y déjalos en remojo alrededor de una hora.
  3. Transcurrido ese tiempo retíralos del recipiente y sécalos usando un paño de algodón.
  4. Este sencillo gesto hará que tus joyas de plata recuperen su brillo y su color natural.

Más consejos para mantener la plata en buen estado

Si quieres mantener tus joyas y objetos de plata en perfecto estado durante mucho tiempo, solo tienes que combinar este remedio casero que te explica cómo limpiar la plata con bicarbonato con los siguientes consejos:

  • Aplica los productos de maquillaje, las cremas hidratantes y los perfumes sobre tu piel antes de ponerte las joyas de plata. De este modo evitarás que se ensucien y que pierdan su brillo.
  • Limpia tu joyero a menudo para eliminar estos de polvo y evitar, así, que las joyas de plata que usas a menudo se llenen de suciedad.
  • Si no tienes un joyero desde Trucos de hogar caseros te recomendamos que guardes tus alhajas de plata en un recipiente hermético y que lo coloques en un lugar fresco y seco para prevenir la oxidación.
  • Acuérdate de quitarte las joyas de plata cuando vayas a bañarte en la piscina o en la playa, ya que tanto el cloro como la sal del agua pueden estropear este bonito material.
  • Guárdala en un lugar fresco y seco donde no le pegue la luz directa del sol, la cual puede estropearla y provocar que pierda su brillo natural.
  • Evita que esté en contacto con una superficie de madera. Así impedirás que los ácidos presentes en este material dañen la superficie de tus joyas y / o accesorios.
  • No duermas con las joyas puestas, ya que esto puede provocar que las golpees o las arañes durante la noche sin darte cuenta.

Los beneficios de estos remedios caseros para mantener la plata limpia y en perfecto estado son los que enumeramos a continuación:

  • Se preparan con ingredientes económicos que se pueden adquirir en cualquier supermercado.
  • Su elaboración no resulta compleja.
  • Permiten eliminar las manchas de los objetos y joyas de plata y devolverles su brillo natural.

Si quieres conocer más trucos caseros centrados en la limpieza solo tienes que echar un vistazo al post en el que explicamos cómo limpiar la goma de la lavadora con vinagre.

¡No te marches aún! Esto también te puede interesar:

Cuando buscamos el término anodizado, al ser una palabra un poco compleja se suele escribir mal o confundir con palabras similares como anonizado, anonisado o adonizado.

Por lo tanto una vez que tenemos claro el nombre correcto vamos a ver ¿qué es el aluminio anodizado?: es un proceso electroquímico que convierte la superficie del metal en un acabado decorativo, duradero y resistente a la corrosión.

El anodizado de metales consigue su máxima expresión en el aluminio, aunque hay otros metales no ferrosos, como el magnesio y titanio a los que que también se les puede aplicar esta técnica. Un ejemplo de producto elaborado de esta manera son las ventanas de aluminio anodizado.

Cómo adonizar aluminio

El proceso para conseguir aluminio anodizado se lleva a cabo en cinco etapas cuidadosamente controladas, calibradas y de calidad probada:

Limpieza

Lo primero es limpiar la grasa o la suciedad de la superficie del aluminio aplicando soluciones alcalinas o productos ácidos. De esta forma conseguirás que los demás productos se adhieran correctamente al material.

Pretratamiento

Si quieres un acabado mate o brillo, se consigue con soluciones calientes de hidróxido de sodio que eliminan las imperfecciones menores de la superficie quitando una capa fina del aluminio.

Si pretendes aumentar el brillo hasta conseguir un acabado de espejo, se hace una mezcla concentrada de ácido fosfórico y nítrico que suaviza químicamente la superficie del aluminio.

Anodizado

La película del aluminio anodizado se construye haciendo pasar una corriente eléctrica a través de un baño electrolítico ácido en el cual se sumerge el producto.

Las características de espesor del revestimiento y superficie están controlados para satisfacer las especificaciones de los productos finales.

También te puede interesar

  • Precios de ventanas de aluminio
  • Cómo pintar ventanas de aluminio
  • Ventanales de aluminio grandes
  • Imágenes de ventanas de aluminio

Colores del aluminio anodizado

Para anodizar aluminio de un color determinado hay que aplicar uno de estos cuatro métodos:

  • Coloración electrolítica: el metal se sumerge en un baño que contiene sal de metal inorgánica. El color depende del metal utilizado y de las condiciones del procesamiento.
  • Coloración integral: combina anodizado y coloreado para formar la pared celular de óxido en tonos bronce y negro.
  • Tinte orgánico: este proceso produce en el aluminio anodizado una amplia variedad de colores vibrantes con intensidades que no pueden ser igualadas por ningún otro sistema de pintura en el mercado.
  • Coloración por interferencia: implica la modificación de la estructura del poro producido en ácido sulfúrico.

    La deposición del metal en el poro produce colores de luz rápidos que van del azul, verde y amarillo al rojo. Los colores anodizados son causados por efectos de interferencia óptica.

Sellado

Este proceso cierra los poros en la película anódica, dando una superficie resistente a las manchas, a la abrasión, al agrietamiento y a la degradación de color.

El control de calidad garantiza la uniformidad de las especificaciones del producto final para el espesor de la película, densidad, resistencia a la abrasión, resistencia a la corrosión, la uniformidad del color, resistencia a la decoloración, la reflectividad, claridad de imagen, propiedades aislantes, la adhesión y el sellado.

Ventajas del aluminio anodizado

  1. Durabilidad: la mayoría de los productos anodizados tienen una vida útil extremadamente larga y ofrecen importantes ventajas económicas. La anodización ofrece un acabado que se integra con el aluminio subyacente consiguiendo la unión total y una adherencia inigualable.
  2. Estabilidad del color: el recubrimiento producido al anodizar genera un producto resistente a los rayos ultravioleta y que no se agrieta o se escascarilla.
  3. Fácil de mantener: el desgaste por la manipulación y limpieza frecuente de la suciedad superficial del aluminio anodizado es prácticamente inexistente.

    En la mayoría de los casos con un producto de limpieza suave podrás restaurarar la superficie a su aspecto original. Se pueden utilizar limpiadores abrasivos leves para restos más difíciles de eliminar.

  4. Estética: esta técnica ofrece un número cada vez mayor de alternativas de brillo y color, y minimiza o elimina las variaciones de color. A diferencia de otros acabados, permite que el aluminio mantenga su aspecto metálico.
  5. Coste: tiene un coste bajo tanto inicial como de mantenimiento, por lo que tendrás un producto a largo plazo.
  6. Salud y seguridad: el anodizado es un proceso seguro de que no es perjudicial para la salud. El acabado es químicamente estable, no se descompone, no es tóxico y es resistente al calor

Cómo limpiar aluminio anodizado

Aunque ya hemos comentado anteriormente las propiedades que se consiguen al anodizar aluminio (resistencia a la corrosión, decoloración y desgaste), cuando le atacan sustancias químicas o está sometido a condiciones difíciles o abandono, se pueden producir marcas superficiales permanentes.

En función del grado de suciedad habrá que actuar de una manera u otra para limpiar el aluminio anodizado:

  • Suciedad superficial: utilizar una esponja con mucha agua. En el caso de no conseguir eliminar la mugre, utilizar un cepillo con un detergente suave y presionar de forma moderada.

    Si hay restos de aceite, cera u otros materiales se recomienda emplear productos para limpiar como el metil-etil-cetona (cuidado por que pueden dañar sellantes orgánicos como las juntas de las ventanas).

  • Suciedad fuerte: utilizar una almohadilla abrasiva de nylon humedecida con agua o un detergente suave. Ejercer una presión uniforme en la dirección del grano. No aplicar esta técnica si la superficie tiene una capa de laca.

    En el caso de no conseguir limpiar la superficie de aluminio anodizado deberás utilizar máquinas profesionales.

10 Trucos naturales para dejar ollas y trastos relucientes

MUJERES AL RESCATE

Nunca falta una olla quemada o un sartén que nada más no se limpia con nada, ¿cierto? En vez de usar productos con químicos tóxicos para limpiarlos,

Escrito por: Mujer de 10

Nunca falta una olla quemada o un sartén que nada más no se limpia con nada, ¿cierto? En vez de usar productos con químicos tóxicos para limpiarlos, toma nota y aplica estos trucos naturales para dejar ollas y trastos relucientes.

Tallar sin parar con sustancias tóxicas es cosa del ayer, si pones en práctica estos diez trucos naturales para dejar ollas y trastos relucientes. Sigue los consejos según el material o tipo de objeto que vayas a limpiar ¡y ve resultados sorprendentes!

Este video te puede interesar

Olla o sartén de aluminio ennegrecido
El aluminio tiende a perder su brillo y se vuelve oscuro con el uso y el paso del tiempo. ¿Cómo limpiarlo? Sencillo, empapa un trapo con leche y frota la superficie para obtener una limpieza inmediata y un aluminio nuevamente brillante.

Otro truco para darle brillo a tus utensilios de aluminio es agregar 2 cucharadas de cremor tártaro, disuelto en 250 mililitros de agua, y llevar a ebullición la mezcla dentro de la olla o sartén, hirviendo por 10 minutos. Notarás la diferencia.

Olla o sartén de aluminio pulido
Es muy difícil de mantener, incluso usando los productos limpiadores más populares. Lógralo fácilmente con una mezcla de aceite vegetal -el que quieras- y alcohol en partes iguales. Con esta mezcla frota bien la superficie, insistentendo donde las manchas son más difíciles. A continuación, sumerge el utensilio en agua muy caliente con jugo de limón y enjuaga.

Olla o sartén de aluminio satinado
El aluminio satinado se limpia fácilmente con bicarbonato de sodio. Pon un poco en un recipiente con agua tibia y con ayuda de una esponja, pasa la mezcla sobre la superficie. ¡Verás que queda como nueva! También puedes usar jugo de limón y un paño suave, para pulir la superficie.

Olla o sartén de hierro fundido
El agua mineral es excelente para retirar comida pegada. Vierte un poco de agua mineral con gas en el utensilio mientras aún está caliente. El refresco burbujeante evitará que se pegue demasiado la comida y que puedas despegarla más fácil al lavarla.

Olla o sartén de cerámica o porcelana
Para limpiar este tipo de material, sumerge el utensilio sumérgela en agua con bórax durante un par de horas. Tras ello, lávalos con agua y jabón.

Olla o sartén de cobre
El catsup devuelve el brillo fácilmente. Solo cubre el superficie del utensilio a limpiar con suficiente catsup y deja reposar de 5 a 30 minutos, dependiendo de qué tan sucio se encuentre. Enjuaga con agua corriete y seca inmediatamente.

Olla o sartén con grasa pegada
Corta una papa de tamaño mediano por la mitad y pélala. Unta la mitad de ella con bicarbonato de sodio y frota las partes sucias del sartén u olla como si la papa fuera una esponja. Los resultados serán visibles instantáneamente. Para mejores resultados ve cortando la papa por la parte sucia, o toma un trozo nuevo y úntalo con bicarbonato para completar la limpieza.

Olla o sartén quemados o con restos
Es muy fácil limpiarlos, solo necesitas vinagre blanco, una cucharada de sal y un estropajo suave. Pon la olla sobre la estufa. Agrega un chorro de vinagre blanco hasta cubrir el fondo por completo, añade la cucharada de sal y calienta por 10 minutos, cuidando que el vinagre no se evapore. Retira la cacerola del fuego y espera a que el vinagre se enfríe. Utiliza un estropajo suave para frotar la olla hasta retirar los restos de comida quemada por completo. Quizá debas repetir la operación un par de veces para que quede como nueva.

Estos trucos naturales para dejar ollas y trastos relucientes son buenos para tu salud, tu economía, el ecosistema ¡y tus ollas! 🙂

¡Aprovecha los beneficios del bicarbonato de sodio para todo esto!

Los mejores trucos para preparar unos ricos crepes

Aunque todas las baterías de cocina Vitrinor y Magefesa están fabricadas con materiales de gran calidad y diseñadas para durar mucho tiempo, el uso las desgasta y, sobre todo, les quita el brillo que resulta tan atractivo en un menaje nuevo. La suciedad y el aspecto exterior grasiento que acaban adquiriendo los recipientes si cocinamos en ellos con frecuencia son un peaje que debemos pagar por la preparación de nuestras recetas favoritas, pero en modo alguno son una maldición inevitable y sin solución. Si alguna vez te has preocupado por cómo limpiar el exterior de las sartenes (por la zona que coloquialmente muchas personas llaman el culo de la sartén), debes saber que existen métodos sencillos para dejarlas como recién sacadas del armario por primera vez.

No hay razón alguna para renunciar al lustre de nuestras sartenes o sartenes dobles y resignarnos a esa capa grasienta de color parduzco que se acumula en su base y en los laterales después de unas cuantas semanas en servicio. Tal vez no vayas a hacer a diario una limpieza a fondo, pero si recurres a los métodos que enumeramos a continuación conseguirás un mantenimiento razonable. En primer lugar, existen en el mercado numerosos productos específicos para el desengrasado de todo tipo de piezas de cocina. Si no quieres comprar de todos, el que utilices para la placa de la vitrocerámica también, aplicado con una esponja o con papel de cocina (con un estropajo de aluminio corres el riesgo de rayar la superficie, aunque si se trata de eliminar grandes quemaduras puede resultar necesario), también puede servirte para atacar la suciedad o los restos de alimentos del exterior de una sartén.

Limón, vinagre, bicarbonato

Si prefieres no usar demasiados productos tóxicos, existe también toda una serie de trucos caseros que juegan con reacciones físicas y químicas para conseguir un mismo resultado de higiene y brillo. El poder desengrasante del zumo de limón se conoce desde antiguo en las cocinas. El vinagre, que además elimina los malos olores y sirve como desinfectante, y el bicarbonato sódico (gracias a su contenido alcalino) son otros tratamientos eficaces para conseguir sartenes limpias.

Aunque hay quien usa esos dos últimos remedios –el vinagre y el bicarbonato– por separado y como único tratamiento para volver a pulir piezas de cocina ennegrecidas por el uso, son mucho más eficaces cuando trabajan en tándem. Un tratamiento con muchas garantías de éxito consiste en preparar una mezcla de ambos ingredientes en una bandeja de horno. Basta con llenar el fondo de vinagre y añadir una taza de bicarbonato. Después, sumergimos el fondo de la sartén en ese líquido y lo dejamos reposar 24 horas. Al retirarlo, puedes fregarlo de nuevo con bicarbonato y vinagre. De esa manera, tu sartén Vitrinor o Magefesa, ya sea de aluminio, acero vitrificado o acero inoxidable, recuperará el brillo original y lucirá como nueva cuando no la estén usando encima del fogón.

¿Cómo limpiar la plata con bicarbonato?

  • Oro
    • Anillos de Oro
      • Anillos de compromiso de oro blanco
      • Anillos de compromiso de oro con diamante
    • Cadenas de Oro
    • Colgantes de Oro
    • Collares de Oro
      • Collares de oro mujer
    • Pendientes de Oro
    • Pulseras de Oro
    • Conjuntos de Oro
    • Mi Boda
    • Primera Comunión
  • Plata
    • Anillos de Plata
      • Anillos de plata mujer
      • Anillos de plata hombre
    • Cadenas de Plata
      • Cadenas de plata para mujeres
      • Cadenas de plata para hombres
      • Cadenas de plata 925
      • Cordones de plata
    • Colgantes de Plata
      • Colgantes de plata para mujer
      • Colgantes de plata para hombre
      • Colgantes de plata con nombre
      • Colgante de plata árbol de la vida
    • Pendientes Plata
      • Pendientes de plata para mujer
      • Pendientes de plata para niñas
      • Pendientes de plata para bebes
      • Pendientes de plata para hombre
      • Ear Cuff plata
    • Aros de Plata
      • Aros de plata para mujer
    • Pulseras de Plata
      • Pulseras de plata para mujeres
      • Pulseras de plata para hombres
      • Pulseras de plata para niñas
      • Pulseras de plata para bebés
    • Esclavas de Plata
      • Esclavas de plata mujer
      • Esclavas de plata hombre
    • Collares de Plata
    • Conjuntos de Plata
    • Dijes de Plata
    • Joyas Fútbol de Plata
    • Charms de Chamilia
    • Tobilleras
    • Mi Boda
    • Pulseras Personalizadas
  • Relojes
    • Viceroy
      • Relojes Viceroy Atletico de Madrid
      • Reloj Viceroy Real Madrid
      • Reloj Viceroy Niña
      • Reloj Viceroy Niño
      • Reloj Viceroy Mujer
      • Reloj Viceroy Hombre
    • Lotus
      • Reloj Lotus Niña
      • Reloj Lotus Niño
      • Reloj Lotus Mujer
      • Reloj Lotus Hombre
    • Citizen
      • Colección Citizen Lady Mujer
      • Relojes Citizen Radiocontrolado Eco Drive
      • Colección Of Collection
      • Colección Citizen Promaster
      • Colección Satellite de Citizen
      • Colección Super Titanium TI+IP Citizen
    • Mark Maddox
      • Para Hombre Mark Maddox
      • Para Mujer Mark Maddox
    • Festina
      • Reloj Festina Mujer
      • Reloj Festina Hombre
    • Duward
    • Marea
      • Para Hombre Marea
      • Para Mujer Marea
      • Para Los Niños Marea
    • Calypso
      • Para Hombre Calypso
      • Para Mujer Calypso
      • Para Los Niños Calypso
    • Seiko
    • Real Madrid
    • Nowley
  • Acero
    • Joyas de Acero
      • Pendientes Acero
      • Anillos Acero
      • Colgantes Acero
      • Pulseras Acero
      • Conjuntos Acero
      • Llaveros Acero
      • Gemelos Acero
      • Bolígrafos Acero
    • Para Quién
      • Para Mujer
        • Pendientes
        • Anillos
        • Colgantes
        • Pulseras
        • Conjuntos
      • Para Hombre
        • Anillos
        • Colgantes
        • Pulseras
    • Por Marca
      • Antonelli
      • Lotus Style
      • Pikadura
      • Viceroy Fashion
    • Gemelos
  • Día de
    • Primera Comunión
      • Relojes de Comunión
      • Medallas para Comunión
      • Cruces para Comunión
      • Sellos para Comunión
      • Pulseras de comunión para niñas
      • Conjuntos Joyas Primera Comunión
      • Varios Primera Comunión
    • San Valentín
      • Regalos para mujeres en San Valentín
      • Regalos para hombres en San Valentín
    • La Madre
      • Pulseras de plata para el Día de la Madre
      • Colgantes de plata para el Día de la Madre
    • El Padre
      • Pulseras Personalizadas para el Día del Padre
    • Mi Boda
  • Regalos -20€Nuevo
  • Broches
  • Infantil
    • Productos Infantiles
      • Marcos Infantiles
      • Álbumes Infantiles
      • Conchas Bautizo
      • Pinzas Chupetes
      • Varios Infantiles
  • Zona OutletHasta 60%
    • Ofertas Especiales
      • Producto 3×2 en Joyas
      • Segundo Color al 30%
    • Relojes
    • Oro
    • Plata
    • Acero
  • Blog

  • Ayuda
    • ¿Quiénes somos?
    • Contáctenos
    • Preguntas Frecuentes
    • Personalizar Artículos
    • ¡Represéntanos y Gana!
  • Iniciar sesión

Cómo limpiar el oro

¿Con qué se limpia el oro?

Existen productos específicos para limpiar el oro, pero también muchas formas de hacerlo en casa, con productos caseros y muy sencillos de aplicar.

Utilizaremos, principalmente, jabón y agua, y echaremos mano de algunos pequeños trucos para eliminar suciedad más persistente.

Eso sí, bajo ningún concepto utilices lejía ni sometas el oro a ninguna clase de cloro, ya que ambos podrían decolorarlo de forma permanente.

Formas de limpiar el oro en casa

La mejor forma de que el oro se conserve en buen estado consiste en realizar una limpieza, de vez en cuando, de la siguiente forma:

  1. Llena con agua caliente un recipiente y añade unas gotas de detergente líquido o de lavavajillas para objetos delicados.
  2. Introduce la joya de oro y déjala durante 1 minuto.
  3. Frótala con suavidad utilizando un cepillo de dientes.
  4. Enjuaga con abundante agua y seca con un paño limpio.

Bicarbonato

El bicarbonato es una buena solución para eliminar la suciedad del oro, ya que su efecto efervescente desincrusta las manchas. Para utilizarlo:

  1. Mezcla tres cucharadas de bicarbonato con una de agua, hasta que te quede una pasta.
  2. Aplícala sobre la joya. Si es pequeña, ayúdate con un bastoncillo. Déjalo actuar y después, echa un chorro de vinagre. Comenzará una efervescencia que eliminará la suciedad.
  3. Aclara bien con agua y sécalo con un paño suave para sacarle brillo.

Vinagre o limón

El poder ácido del vinagre o del zumo de limón también sirve para limpiar las joyas de oro.

  1. Introduce las joyas en una taza de vinagre o limón.
  2. Déjalas en remojo hasta que veamos que comienzan a recuperar su brillo. Si tiene mucha suciedad, podemos echar una cucharadita de bicarbonato.
  3. Después, aclararemos bien.

El amoníaco es otro de nuestros grandes aliados. Para ello:

  1. Mezcla en 1 litro de agua una cucharada sopera de amoniaco.
  2. Humedece la pieza de oro dentro de la solución.
  3. Enjuaga con agua limpia y cerciórate de que no quede ningún resto de amoniaco.
  4. Seca el objeto con un paño suave de algodón.

Consejos a la hora de limpiar el oro

Cada tipo de oro tiene sus peculiaridades. Estos son nuestros consejos según el color de las joyas que desees limpiar.

Blanco

La suciedad se nota más y es más delicado. Las joyas de oro blanco nunca han de ser sumergidas en agua, pues la montura podría debilitarse y hacer que, en última instancia, se desmontase.

Además, también se recomienda no utilizar agua tibia ni ejercer un cepillado demasiado intenso sobre la misma. Por lo que para esta clase de joyas, mejor utilizar un proceso de limpieza que evite la inmersión en agua.

Te dejamos un par de trucos caseros:

  1. Aplica unas gotas de cerveza (rubia, nunca tostada) y frota suavemente con un paño limpio. Después, déjalo secar al aire.
  2. Prepara la pasta de bicarbonato y agua y aplícala con un cepillo pequeño. Después, límpiala con un trapo humedecido hasta eliminar los rastros.

Amarillo

El oro amarillo es el más resistente de todos, por lo que nuestra recomendación es que realices una limpieza con agua y jabón de vez en cuando y, si se le acumula la suciedad, puedes utilizar tanto bicarbonato, como vinagre o amoníaco.

Sin embargo, os damos otro truco casero efectivo: mete tus joyas en un vaso con agua e introduce dos aspirinas efervescentes. Desincrustarán la suciedad.

Rosa

El oro rosa debe limpiarse de las siguientes formas:

  1. Aplicando jabón neutro con un cepillo pequeño y suave, que no lo raye.
  2. O bien, utilizando ese cepillo, con pasta de dientes. Asegúrate de que no tiene gránulos que puedan dañar la joya.

Después, aclárala bien y déjalo secar.

Preguntas frecuentes en la limpieza del oro

¿Tenéis nuevas joyas de oro? Seguro que os surgen dudas. Resolvemos las más frecuentes:

¿Qué hago si está ennegrecido?

A diferencia de la plata, que se ennegrece con facilidad, es difícil que el oro produzca este tipo de suciedad.

Sin embargo, si hemos heredado una joya de oro que ha adquirido un tono negruzco, podemos solucionarlo de la siguiente forma:

  1. Llena un recipiente de agua con gas, y añade un chorrito de lavavajillas. Su poder desengrasante, junto a las burbujas, eliminará la suciedad.
  2. Introduce la joya y déjala a remojo unos diez minutos.
  3. Frota con los dedos con suavidad. Si aún persiste la suciedad, puedes repetir el proceso.

¿Qué hago si tiene brillantes?

En el caso de que tengas un anillo de oro con diamantes o cualquier otro tipo de gema, ve con cuidado a la hora de limpiarlo para que el soporte de la piedra no se lastime.

Lo mejor es que utilices cualquier método que no implique mucha agresividad ni el uso de cepillos.

¿Qué hago si está oxidado?

Si la joya es de oro, no debería oxidarse.

Sin embargo, si tenemos alguna pieza de bisutería dorada que se haya visto afectada, puedes utilizar aspirinas efervescentes o desmaquillante de ojos.

Te damos nuestras últimas recomendaciones para que tus joyas estén siempre impecables:

  • Guarda las joyas de oro de manera que no corran el riesgo de rallarse. Basta con introducir cada una de forma independiente en una bolsita de tela.
  • Recuerda que, como alternativa a todo lo que te explicamos, y si el defecto es muy profundo también hay profesionales de la limpieza que se encargan de este tipo de piezas.

Si sigues nuestros consejos, podrás limpiar el oro con total facilidad y lucir tus joyas bonitas y brillantes para siempre. ¡Son muy duraderas!

Otras secciones que no te puedes perder:

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *