0

Limpiar riñones de ternera

Cómo hacer riñones guisados.

La etapa árabe de la Península Ibérica dejó, entre otras muchas tradiciones, unas costumbres culinarias que se han mantenido y perfeccionado hasta nuestros tiempos.

Entre ellas estarían los riñones de cordero, que era la carne que más utilizaban. Así, ciudades como Jerez de la Frontera, con gran tradición vinícola, supieron combinar y hacer suyas determinadas recetas.

Platos que hoy forman parte de nuestra maravillosa gastronomía. Una receta con historia, riñones al Jerez.

Ya sé que a muchos no os gusta la casquería, pero es que a mí me encanta. Es un sabor muy especial y puede que, si no lo habéis probado nunca, sea porque os resulte poco atractivo visualmente, una tapa que te encanta o la detestas.

Sin embargo, es un bocado delicioso y estoy seguro de que si lo probáis os va a encantar. Es uno de mis aperitivos favoritos, uno de esos platos de siempre que forman parte del tapeo nacional, y donde es muy habitual encontrarlos en las cartas de muchos bares y restaurantes de Madrid.

Las recetas hechas con casquerías tienen esa atracción amor-odio. Los riñones sean de cordero, cerdo o ternera, como el rabito de cerdo, morro, oreja a la gallega, los sesos, la sangre, los callos a la madrileña o callos a la gallega, el hígado encebollado, las mollejas o las criadillas son de toda la vida.

Productos de casquería que iré publicando próximamente y que harán las delicias de los fans de este tipo de platos del recetario español.

Preparación de los riñones. Antes de empezar con la receta

  1. Preparar riñones al Jerez es muy fácil, pero no debéis olvidaros de limpiarlos bien.
  2. Es muy importante para que se elimine cualquier resto o suciedad que pueda tener el riñón. El carnicero os los puede preparar, cortándolos al medio, así no tendréis que manipularlos mucho.
  3. Solamente lavarlos y cocinarlos, pero si no os los cortan, tampoco es tanto trabajo.
  4. Un corte al centro y ya lo tenéis listo. Para espesar un poco la salsa, en esta ocasión, he utilizado almendra molida. Una cucharada será suficiente y le dará un toque muy especial.
  5. Antes de cocinar los riñones, tal como os comentaba, los ponemos en remojo con agua (hasta cubrir), un chorro generoso de vinagre y un puñado de sal.
  6. Los dejamos en remojo durante 30 minutos. Cuando los vayamos a cocinar, los pasamos un par de veces por agua y los escurrimos en un colador.

Preparación de los riñones al Jerez

  1. Picamos la cebolla y la ponemos a pochar en una cacerola baja, con un chorro de aceite de oliva, a fuego medio y removiendo a menudo.
  2. Cuando la cebolla haya cogido un tono transparente, picamos los ajos y los añadimos a la cacerola. Continuamos removiendo para evitar que se quemen.
  3. Cuando la cebolla y el ajo hayan pochado (sin quemarse), añadimos el laurel, el tomillo, el romero y los riñones.
  4. Rehogamos 1 minuto. Añadimos sal al gusto. Vertemos el vino y dejamos que se reduzca a fuego medio unos 2 o 3 minutos.
  5. A continuación incorporamos el caldo de carne y una cucharada de almendra molida y dejamos que se cocine unos 20 minutos a fuego medio.
  6. Cuando la salsa haya reducido, los retiramos del fuego y los servimos caliente.

Una típica receta andaluza, sabrosa y tradicional que podemos servir en una cazuela de barro adornada con un poco de pan frito e incluso decorados con un poco de perejil picado.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Vuestros consejos para unos riñones de rechupete

Ayer me llegó un mail de Juan, un estudiante emancipado y muy majo, su mail es de esos que te animan a cocinar más y más. Me envía una sugerencia (a sus ordenes Juan)

“Verás, soy un enamorado de los platos de casquería, pero nunca me he atrevido a prepararlos yo. Imagino que no te gustarán demasiado o que no te parecerán muy sanos… o simplemente nunca te ha dado por publicarlos en el blog, qué se yo. Pero me encantaría que colgaras alguna de esas recetas de callos, oreja, hígado o riñones tan típicas de la abuela y los bares de tapas tradicionales. Así que, si tienes alguna (de rechupete, claro) por ahí guardada, ya sabes que tienes al menos un seguidor esperando leerla“

Ingredientes:
Preparación:

  • Limpia los riñones como ves en el vídeo.
  • Pon una sartén a fuego algo con un poco de aceite de oliva y saltea los riñones.
  • Añade la cebolla y el ajo pelado y en trocitos pequeños.
  • Salpimienta.
  • Cuando la cebolla y el ajo estén sofritos pon la hoja de laurel y añade el vino.
  • Deja evaporar el alcohol y añade el agua.
  • Baja el fuego, tapa y deja cocer durante una media hora. Prueba para ver si están tiernos.
  • Corrije de sal y pimienta.
  • Añade el pimentón picante, el orégano y la mostaza.
  • Sirve acompañado de arroz blanco.

Yo voy a preparar esta vez riñones de cerdo pero puedes hacer de ternera o de cordero.

Los riñones abiertos longitudinalmente.

Hay que retirar la parte blanca interior.

La primera limpieza se la doy sumergiéndo los riñones troceados en una mezcla de agua, vinagre y sal.

Después de media hora en agua con vinagre y sal los enjuago bajo el grifo y los dejo en un colador.

Ahora los dejo en el colador otra media hora con abundante sal. Esto también ayuda a la limpieza. Pasada la media hora los enjuago de nuevo.

Por último los «blanqueo», es decir, los cuezo en agua hirviendo suave durante unos 10 minutos.

Tras blanquearlos quedan así, un poco cocidos y bien limpios. ¡Ya podemos comenzar a cocinarlos!

Lo primero es saltear los riñones en una sartén a fuego alto con un poco de aceite de oliva.

Añado la cebolla y el ajo.

Deja que se sofrían cebolla y ajo.

Ahora añado el vino y la hoja de laurel.

Deja que se haga a fuego lento y tapado por media hora.

Le voy a añadir algo de picante con el pimentón.

Por último un truco de Padrinomedia, añadir mostaza.

Ya están listos para servir.

Lo acompaño con arroz blanco.

7 zumos para limpiar los riñones naturalmente

Si existen unos órganos que trabajan incansablemente, sin duda, son los riñones. Y aún así únicamente nos acordamos de ellos cuando nos duelen o tienen un problema.

Para poder limpiar los riñones de forma natural y eliminar las toxinas que han acumulado a lo largo de los años te recomendamos los siguientes zumos.

Además, ¡son riquísimos!

¿Por qué necesitamos desintoxicar los riñones?

Si supieras cuánto hacen por ti los riñones no te lo pensarías dos veces… ¡Los mimarías mucho más!

Estos órganos no solo filtran los excesos de sodio y agua del organismo, producen hormonas y limpian la sangre, además de hacer todo lo posible para mantenerte saludable.

Intervienen en tantos procesos que si tus riñones están sanos también lo estará tu piel, por ejemplo.

¿En qué momento deberíamos limpiarlos? La respuesta ideal sería siempre, pero en algunos casos con mayor necesidad que otros.

Si últimamente estás experimentando los siguientes síntomas sería bueno que desintoxicases tus riñones:

  • Estás todo el día cansado o fatigado aunque duermas muchas horas.
  • Sientes dolor en la espalda baja tras comer ciertos alimentos.
  • Tu mal humor es una constante.
  • Experimentas desequilibrios hormonales.
  • Tienes problemas dérmicos como, por ejemplo, erupciones cutáneas, acné o eccemas.
  • Aumentas o disminuyes mucho de peso sin razón o tu vientre está demasiado hinchado.
  • Has padecido cálculos renales en el pasado.
  • Sufres de incontinencia urinaria, sueles sufrir infecciones de orina o problemas de vejiga.

Lee también: 5 hierbas que puedes preparar para combatir la hipertensión

Los mejores zumos para limpiar los riñones

Todos podemos disfrutar de los beneficios de desintoxicar los riñones, pero sobre todo aquellos que se han sentido identificados con los síntomas de problemas con estos órganos.

Quizás te encuentres en buen estado de salud general, pero no puedes lucir una piel radiante o se te hinchan las piernas. Te recomendamos los siguienteszumos o batidos que te ayudarán a hacer una limpieza renal integral:

1. Zumo de sandía y limón

Hay recordar que la sandía tiene un 92% de agua en su composición y que es muy buena para desintoxicar los riñones. Además, aporta potasio, que disuelve los cálculos renales.

En cuanto al limón, se sabe que limpia el organismo de manera más que eficiente.

Ingredientes

  • 2 tazas de sandía cortada en cubos (300 g).
  • El jugo de 1 limón.

Preparación

  • Corta la sandía en cubos y quita la cáscara.
  • Exprime el limón.
  • Coloca los dos ingredientes en el vaso de la licuadora y mezcla bien.
  • Bebe de inmediato (si lo deseas, puedes añadir unos cubos de hielo).

2. Zumo de zanahoria y apio

Una opción refrescante, saludable y útil para cuidar los riñones de forma natural. El apio, por ejemplo, deshace y elimina las piedras.

  • 2 zanahorias.
  • 3 tallos de apio.
  • ¼ taza de agua (62 ml).
  • Pela las zanahorias y lávalas bien junto a los tallos de apio.
  • Corta las zanahorias en rodajas y los apios en trocitos.
  • Pon todas las verduras en la licuadora y añade el agua para facilitar el licuado.
  • Procesa hasta que quede una mezcla homogénea.
  • Bebe de inmediato.

3. Zugo de zanahoria y pepino

El pepino tiene grandes poderes diuréticos debido a su alto contenido de agua. La zanahoria ayuda a los riñones a mantener la piel saludable, sin arrugas ni acné.

Como si fuera poco entre ambos eliminan el exceso de ácido úrico que produce cálculos renales. ¡Una megadosis de nutrientes!

  • 2 zanahorias.
  • ½ pepino.
  • Pela las zanahorias y el pepino.
  • Córtalos en rodajas y llévalos a la licuadora.
  • Mezcla bien y bebe siempre por las mañanas, en ayunas.

4. Zumo de rábanos, col y apio

Los rábanos son una de las mejores opciones para desintoxicar el hígado, la vesícula biliar y los riñones, ya que permiten eliminar los residuos.

Además, protegen de las infecciones y tienen propiedades antinflamatorias y antifúngicas. Si sueles sufrir cálculos renales, bebe zumo de rábano o inclúyelos como ingrediente en diferentes comidas. A su vez puedes combinarlos en esta receta depurativa.

  • 116 g. de rábanos.
  • 1 tallo de apio.
  • 100 g. de col púrpura.
  • Lava bien todos los ingredientes.
  • Trocea los rábanos en cuartos, el apio en rodajas y la col en tiras.
  • Ponlo en la licuadora con un poco de agua para facilitar el licuado y mezcla para obtener un zumo que beberás de inmediato (mejor en ayunas).

5. Zumo de pepino y perejil

Ya conoces las propiedades diuréticas del pepino. Si a eso le sumamos la capacidad del perejil para eliminar las piedras renales y prevenir la retención de líquidos, el resultado es un zumo más que beneficioso. ¡No dudes en probarlo!

  • 5 cucharadas de perejil (hojas y tallo) (50 g).
  • ¼ pepino.
  • Lava bien el perejil y el pepino.
  • Pica un poco el primero y pela el segundo antes de cortarlo en rodajas.
  • Pon en el vaso de la licuadora y mezcla bien.
  • Bebe lo antes posible, con un poco de agua o cubos de hielo.

Visita este artículo: 12 razones por las que el pepino no debería faltar en tu dieta

6. Zumo de piña y fresa

Las fresas eliminan las piedras en los riñones y la piña, al ser rica en potasio, mejora el funcionamiento de estos órganos.

  • 1 taza de fresas (200 g).
  • 2 o 3 rodajas de piña.
  • Lava bien las fresas y quítales el rabo. Córtalas por la mitad, o en cuartos, según el tamaño.
  • Corta dos o tres rodajas de piña y pélalas. Luego trocea.
  • Pon todo en el vaso de la licuadora, mezcla y bebe.

7. Zumo de apio y manzana

Para el final hemos dejado quizás la opción más conocida y consumida en lo que a limpieza de riñones se refiere. Pero no por ello deja de ser eficaz.

Ambos ingredientes combinados cuidan y protegen estos órganos, los depuran y desintoxican y, como si fuera poco, tienen propiedades diuréticas.

  • 2 manzanas (rojas o verdes).
  • 3 tallos de apio.
  • Lava las manzanas y los tallos de apio.
  • Corta las manzanas en cuartos y retira el corazón. Si son de cultivo ecológico puedes incluir también la piel.
  • Trocea los tallos de apio.
  • Pon ambos ingredientes en el vaso de la licuadora.
  • Mezcla bien y bebe lo antes posible.

Los riñones son un plato excelente ya que no solo son exquisitos sino que también son bastante bajos en calorías (una porción te aporta entre 120-130 kal) y además poseen una buena cantidad de proteínas .
Ahora bien, antes de llevar este plato a la parrilla es necesario que procedamos primero a la limpieza con esmero de los riñones.

¿QUÉ NECESITARÁS?

– Vinagre (Hacé Click Aquí y descubre toda la información de tus materiales)
– Sal (Hacé Click Aquí y descubre toda la información de tus materiales)
– Cuchillo

¿CÓMO PROCEDERÁS?

  1. Deberás retirar la piel que recubre los riñones y la grasa.
  2. Prepara una solución con agua, vinagre y sal.
  3. Coloca los riñones en esta solución y déjalos macerar toda la noche.
  4. Enjuágalos con agua.
  5. Córtalos por la mitad o en lonjas de 1 centímetro.
  6. Colócalos en la parrilla a fuego suave durante unos 40 minutos (para que queden jugosos debes cocinarlos con la cavidad hacia arriba así el líquido que desprenden durante la cocción quedará contenido)
  7. Voltearlos y desechar el jugo amargo.
  8. ¡DISFRUTA tus riñones con una provenzal a base de perejil, ajo, aceite o jugo de limón!

¡LISTO! ¿Verdad que es simple preparar un plato riquísimo y saluable?

Más información en el siguiente video:

2. Con precocción:

Otro método para limpiar los riñones es dar un hervor previo de 2 minutos, partiendo de agua fría sin sal. Deja enfriar, quita la piel, la grasa y prepara la receta elegida.

3. Limpiar riñones con sal, llimón y vinagre

Quita la telilla y la grasa, deja macerar 1 hora con sal y jugo de limón o vinagre. Retira todo el líquido que suelten y listo.

4. Salteado y precocción:

Retira la película, la grasa, corta en láminas, sala y saltea de inmediato en aceite bien caliente. Escurre los riñones en un colador y vuelve a saltear en otra sartén limpia, con un poco de aceite o manteca. A continuación, prepáralos como la receta indique.

En cualquiera de los casos, hay que tener la precaución de cocinarlos muy poco, para que de esta forma resulten bien tiernos, sabrosos y jugosos. Si cocinamos los riñones de más quedarán duros.

Cómo elegir riñones

Al comprar los riñones, hay que elegir los de animal joven, ya que resultan mucho más tiernos y de sabor más delicado. Se pueden diferenciar del resto por su tamaño relativamente más pequeño, y su color rosado amarronado.

El peso del riñón no suele superar los 250 gramos y se calcula, en estos casos, uno por cada comensal.

© cocinadelirante.com Descubre cómo limpiar los riñones con este remedio casero, ¡100% natural!

Cada órgano del cuerpo es importante, es por ello que debemos cuidarlos ya que sus funciones logran que nuestro organismo se mantenga en óptimas condiciones.

En el caso de los riñones, estos se encargan del equilibrio químico de la sangre, la producción de las hormonas y su limpieza, por lo que es necesario limpiarlos y desintoxicarlos para que funcionen adecuadamente.

© http://www.cocinadelirante.com/

Además de evitar el consumo de bebidas con colorante, existen ciertos remedios caseros para limpiar los riñones sin necesidad de usar medicinas o químicos.

ANTES DE AUTOMEDICARTE ES NECESARIO QUE ACUDAS CON TU MÉDICO PARA CONOCER EL MEJOR TRATAMIENTO PARA TU CUERPO.

Necesitarás:

* Una cucharada de perejil

* Cuatro tazas de agua

* Una cucharada de miel

Procedimiento:

1. Hierve el agua y cuando esto suceda agrega el perejil.

2. Apaga el fuego y deja reposar por 30 minutos.

3. Pasado el tiempo añade la miel para endulzar la infusión.

4. Vierte la mezcla en una botella para que la bebas durante el día. EVITA EL CONSUMO DE REFRESCO.

Se recomienda beber esta infusión durante tres días seguidos para que surta efecto.

© http://www.cocinadelirante.com/

BENEFICIOS DEL PEREJIL

El perejil es una hierba que tiene origen en Italia, Argelia y Tunez; sus nutrientes incluyen vitamina C, potasio, calcio, magnesio, fósforo, sodio, vitamina A, K, E, tiamina, ácido fólico, gras y proteínas entre otros.

© http://www.cocinadelirante.com/

En cuanto a los beneficios para la salud, estos son algunos:

* Fuente rica de antioxidantes

* Promueve la limpieza del riñón

* Combate cálculos renales, cálculos en la vesícula biliar, infecciones en la vejiga y tracto urinario

* Reduce la retención de agua

© http://www.cocinadelirante.com/ Descubre cómo limpiar los riñones con este remedio casero, ¡100% natural!

* Ayuda a la pérdida de peso

* Protege la piel

* Desintoxica

* Controla la diabetes

* Reduce el dolor provocado por la artritis

© http://www.cocinadelirante.com/

* Posee propiedades anticancerígenas

* Reduce riesgo de osteoporosis

* Elimina las flatulencias

* Aumenta la inmunidad gracias a sus antioxidantes

Como limpiar y depurar unos riñones

Los riñones, tanto de ternera como de cerdo o cordero, deben estar bien limpios y depurados antes de proceder a su elaboración, para eliminar toda impureza que pudieran contener. Aquí os enseñamos cómo hacerlo.

Realizar este paso es muy importante previo a su cocinado ya que los riñones son un aparato que filtran la sangre y eliminan los desechos y por tanto contienen ciertos desechos y cierta partículas de sangre que no queremos que queden en el guiso. Por eso decimos que es muy importante tanto o más que el método del cocinado el que queden bien, bien limpio.

Para ello nosotros utilizamos este sistema, también podríamos echar tanto la sal como el vinagre en el agua ponerle en una cazuela, y llevar a un hervor, es decir escaldar el riñón y también lo tendríamos o simplemente cortarlos en trozos, los trozos que vayamos a concinar y ponerlos en la mezcla de agua la sal y el vinagre que es lo que vamos a hacer nosotros.

Aquí tenemos un riñon, en este caso un riñón de ternera, veis que tiene un volumen bastante grande los guisos tradicionales se hacen con riñones de cerdo o de cordero, también se podrían hacer con ave pero como digo los más comunes y frecuentes son estos.

Si os fijáis el riñón contiene a su vez, no sé si lo podéis ver a cámara, contiene una sempella bastante grande de grasa que hay que eliminar antes de su cocción porque no formarían parte del guiso.

Para ello simplemente con ayuda de una puntilla o un cuchillo vamos a ir sacando lo que es el riñón en sí e ir prescindiendo de toda esta parte blanca, una vez que tengamos estos trozos de riñón los pondremos en el agua y ya tendremos hecho la preparación, lo pondremos por espacio de unas dos horas y veremos como el resultado el agua que en un principio va a estar bastante cristalina va a ir adquiriendo una tonalidad debido a esos componentes y desechos que van a ir quedando en el agua.

Primero vamos a ir separándolo, los trozos que hagáis ahora van a ser los trozos que luego v en a ir al guiso así que el tamaño lo vais a ir dando vosotros.

Yo creo que este tamaño es adecuado.

Siempre es mejor quitar una parte de lo que es el riñón propiamente dicho que dejar una parte de esas sempellas de grasa que nos van a desbaratar el guiso que vayamos a hacer.

De esta parte prescindiríamos, y ahora vamos a añadir el vinagre, a priori puede parecer bastante pero luego no va a trascender al guiso, es decir, no va a coger el sabor del vinagre para nada y la sal.

Como os decía anteriormente lo vamos a dejar aquí por espacio de unas dos horas para que vaya sol tanto aquí todos esos desechos.

Bueno pues ya han pasado dos horas y cuarto aproximadamente y podéis ver como la propia sangre, incluso los desechos han ido quedando depositados en el agua y a su vez el propio riñón presenta un color como si estuviese cocido, es la propia acción del vinagre el que le da esa tonalidad.

Lo que vamos a hacer ahora simplemente es ponerlo en un escurridor y tirar toda esta agua y ponerlo debajo del grifo y darle un par de baños hasta que quede totalmente limpio y ahora mismo os lo presentamos en un plato para que veáis como queda.

Después de escurrido y lavado un poco al grifo este es el aspecto que presentan los riñones. Esta es la forma más ortodoxa y más correcta de depurar y limpiar los riñones.

Riñones al Jerez

Hoy es el día de la tapa, evento Twitter #díadelatapa donde comer con poco quiere aportar su granito de arena. La tapa que he elegido es una tapa con solera, una tapa muy de mis raíces, una tapa muy jerezana.

Una tapa que me recuerda a mi tierra, a mi gente, a mi padre…

Una tapa que sólo el olor que emana de su cazuela me hace recordar bonitos recuerdos, reuniones familiares, momentos de tapeos con los amigos, son sabores y olores que siempre viven con nosotros.

Los riñones al Jerez es una tapa que, o te encanta o la detesta. Aquí no hay medias tintas. Las recetas hechas con casquerías tienen esa atracción amor – odio. Los riñones como los sesos, la sangre, los callos, el hígado ect ect son tapas antiguas, de la tierra pero que a todo el mundo no les gusta.

A mi no es que me chifle pero me gusta, se deja comer y no sé el porqué , cuando aquella tarde estábamos en twitter hablando del día de la tapa, que en su inicio iba a ser día del pincho pero que con una cosa y con otra se terminó cerrando el tema con este nombre, a mi se me vino a la mente los riñones al jerez, así de pronto y dije, los hago!!!!

Pues nada, aquí os dejo mi tapa tradicional, familiar y de mi tierra y en Los Blogs de María os dejo otra tapa mas moderna, con otros aires. Yo prefiero los riñones al jerez y tu???

2.0 from 1 reviews Riñones al Jerez Author: María del Carmen González Recipe type: Tapas, Aperitivos Prep time: 20 mins Cook time: 20 mins Total time: 40 mins Serves: 4 Ingredients

  • 2 riñones
  • 1 o 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vino fino de Jerez
  • Sal
  • Pimienta molida
  • 1 hoja de laurel
  • Vinagre para lavar los riñones

Instructions

  1. Lo primero es limpiar y trocear los riñones. En el vídeo os enseño como los suelo yo limpiar y como quitar la membrana dura del interior de los riñones.
  2. Ponemos los riñones troceadas en un bol con agua y un buen chorro de vinagre. Sé generoso que luego no sabe a vinagre. Los tendremos en agua con vinagre unos 30 minutos mas o menos
  3. Troceamos la cebolla y el ajo y hacemos un sofrito en un buen fondo de aceite de oliva virgen extra.
  4. Escurrimos los riñones, los lavamos bien , los volvemos a escurrir y los agregamos al sofrito.
  5. Ponemos la hoja de laure, salpimentamos y añadimos el vino fino de Jerez.
  6. Dejamos a fuego medio hasta que se hagan los riñones que no tienen mucho tiempo de cocción, sobre 10 minutos mas o menos.
  7. Rectificamos de sal.
  8. Servimos.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *