0

Limpiar sofa piel

Tabla de contenidos

Consejos para quitar las manchas de bolígrafo y rotulador

Es normal que aparezcan en algún momento de nuestras vidas, pero cuando tenemos niños pequeños, las probabilidades aumentan considerablemente. Por ello, a continuación te comentamos cómo puedes hacer para quitar las manchas de tinta de la ropa.

La tinta del bolígrafo es la más difícil de quitar. A diferencia de las manchas de crayones, que suelen desaparecer con facilidad con un poco de agua y detergente de uso común.

Aspectos a tener en cuenta

A la hora de quitar las manchas de la ropa es necesario tener en cuenta ciertas cuestiones para asegurarnos de ejecutar la solución adecuada:

  • Tipo de tela.
  • Extensión de la mancha.
  • ¿La mancha está sobre otra mancha? Por ejemplo, ¿cayó tinta sobre una mancha de comida?
  • Tiempo transcurrido desde que se hizo la mancha (Esto es muy importante, ya que mientras más tiempo ha transcurrido desde que la tela se manchó, más difícil será eliminarla).

Consejos básicos

El primer consejo para quitar las manchas de tinta (de cualquier tipo) es la velocidad. Actuar rápido te ayudará a diluir el accidente o la travesura de tu hijo.

Para quitar las marcas de rotulador permanente puedes usar alcohol, bien puedes buscar algún licor. Cualquier licor que tenga más de 80ºC servirá, pero el alcohol etílico será más eficaz. Aplícalo sobre una toalla limpia y utiliza la parte impregnada para frotar la superficie manchada de marcador permanente.

También puedes utilizar pasta de dientes mezclada con bicarbonato de soda. Mezcla una parte de bicarbonato sódico con una parte de pasta de dientes en una taza pequeña. Aplica la mezcla directamente sobre la mancha de tinta y deja que se asiente durante unos segundos.

Luego de ello, toma un paño limpio y ligeramente húmedo yfrota la mezcla con movimientos circulares sobre la mancha. Este método puede resultar algo engorroso, pero suele ser eficaz para eliminar las manchas de tinta (de rotulador, bolígrafo, crayón, etcétera).

Algunos trucos para quitar las manchas

Igualmente, puedes usar una goma de borrar para lápiz. En algunos casos, es posible eliminar las manchas de rotuladores al frotarla tela con una goma de borrar corriente.

Ya sabes, encárgate de la mancha lo más rápido posible. Actuar rápido es importante, ya que las manchas de tinta son muy tercas y difíciles de eliminar una vez ya establecidas. Si la mancha acaba de ocurrir, agarra una servilleta de papel y haz presión firmemente sobre la tela por varios segundos.

Hay otro truco para quitar las manchas de rotulador: usar acetona. Solo tienes que aplicar un poco de acetona directamente sobre la mancha y secar con una toalla de papel limpia hasta que veas que la mancha desparece por completo.

Posteriormente puedes lavar la ropa en la lavadora con una taza de sal, agua fría y sin detergente. Evita usar acetona sobre superficies de plástico, como por ejemplo un juguete, porque desteñirá el color del objeto sobre el cual la usas.

¿Cómo quitar las manchas de bolígrafo?

Nunca des «toquecitos» ni restriegues con fuerza, ya que puedes esparcir la tinta en lugar de quitarla. La toalla de papel, por el contrario, va a absorber la tinta todavía húmeda, lo cual ayudará a que la mancha sea menos obvia y más fácil de eliminar.

Usa alcohol o alcohol desnaturalizado. El alcohol para frotar y alcohol desnaturalizado que puedes encontrar en las farmacias o en las ferreterías son ideales para quitar las manchas de tinta (mientras la mancha no se ha establecido).

El alcohol neutraliza el pigmento en la tinta, por lo tanto desaparece, o bien, pon la prenda en alcohol desnaturalizado y lávala, o utiliza el siguiente proceso:

  1. Humedece un cotonete de algodón en alcohol.
  2. Ponlo sobre la mancha de tinta.
  3. Repítelo con un cotonete limpio varias veces.
  4. Pon otro cotonete o toalla sobre la tela para quitar el alcohol.
  5. Para mejores resultados, deja que la tela seque antes de intentar quitar las manchas de tinta de nuevo.
  6. Frotar alcohol funciona mejor con una tela seca, pero después de cada aplicación debes enjuagarlo con agua.
  7. El proceso de eliminación de las manchas de tinta pesadas es largo y cíclico de aplicar, enjuagar y secar.
  8. Deja que el área se seque. Lava la prenda de forma normal.

Otro truco casero

Para quitar manchas de tinta también puedes usar un poco de leche de vaca. De hecho, se suele utilizar de la siguiente manera:

  • Usa leche fría después de secar la tinta con una toalla de papel como se marca en otros pasos, remoja la mancha de tinta en la leche durante media hora. Lava como de costumbre posteriormente.
  • Usa leche caliente. Calienta la leche hasta que esté tibia. Viértela en un recipiente adecuado y sumerge la parte manchada de la prenda en el recipiente, tan pronto como sea posible. Enjuaga después de remojar y lávala.

Aunque parezca increíble, la mantequilla también te puede ayudar a deshacerte de las manchas de lapicero. Si quieres eliminar una mancha de bolígrafo de un trozo de plástico, como podría ser una muñeca de plástico para jugar, simplemente tenemos que aplicar un poco de mantequilla en la mancha de tinta, ponerla al sol durante un día, y luego eliminar los restos de mantequilla con un trapo humedecido en agua y jabón.

Ahora, si el problema consiste en manchas de tinta de bolígrafo en alfombras: Puedes preparar una mezcla de leche con maicena y formar una pasta sólida.

Luego aplicas esta pasta encima de la mancha de tinta de bolígrafo y la dejas reposar un par de horas. Pasadas las dos horas cepillas los retos secos con la ayuda de un cepillo de dientes.

Como limpiar un sofá de piel blanco

Nada puede compararse a la apariencia de un sofá de piel blanco. Muestra elegancia en silencio mientras actúa como una pieza de luz importante dentro de su hogar u oficina. Al igual que la ropa de diseño o el buen vino pueden elevar el perfil social, el sofá de cuero de color blanco ayuda a crear una sensación de lujo y grandeza.

Su textura no puede ser replicada por otras telas menores como el terciopelo y la gamuza (que también son más difíciles de limpiar ya que atraen la suciedad y el polvo).

Hoy en día, gracias a la gran variedad de tintes, puedes encontrar modernos sofás de cuero en una variedad de colores para complementar cualquier estilo de decoración, pero el cuero blanco sigue siendo el favorito entre la élite de la clase media y alta. Y es fácil ver por qué. Un sofá blanco y limpio actúa como el telón de fondo perfecto para cualquier evento, siendo fresco y elegante.

Pero también es mucho más difícil ocultar daños o manchas en una superficie blanca, incluso una tan dura como el cuero. Al igual que cualquier otro mobiliario, deben ser atendidos de manera adecuada y constante con el fin de extender su durabilidad.

Cómo se pueden dañar los sofás de piel blanca

Piénselo de esta manera: el cuero reacciona de la misma manera que su piel. Reacciona negativamente a cambios drásticos en la temperatura, por lo que es importante vigilar la temperatura de la habitación y también evitar las siguientes cosas:

Luz solar directa, calor o humedad

La exposición a la luz solar directa o a fuentes de calor comunes, como chimeneas y hornos, puede tener un efecto importante en la apariencia de su sofá de piel especialmente si es de color blanco. Si bien es una tela duradera y versátil, es capaz de agrietarse, desvanecerse y pelarse (muy parecido a la piel seca).

Exceso de agua o humedad

Es imposible evitar derrames accidentales si está organizando una reunión especial. Sin embargo, es importante recordar que si alguna vez derramas algo en tu sofá de cuero blanco, usa un trapo húmero de inmediato. Pero si accidentalmente cae demasiada agua, simplemente límpiela con un paño y déjela secar al aire.

Tratar de acelerar el proceso de secado con un secador u otra fuente de calor solo lo empeorará, ya que está cambiando la estructura química del material. El resultado será un cuero agrietado, o peor, pelado que está comenzando a estirarse y perder su forma original.

Aire seco

Si aceptamos la analogía de la piel, entonces tiene sentido que el aire seco también pueda afectar negativamente a los sofás de cuero. Al igual que el clima seco puede causar la piel seca o agrietada, la ventilación deficiente también puede causar que el cuero liso y flexible se vuelva frágil y comience a pelarse. Para evitar que se agrieten y mantener sus muebles flexibles, use vaselina como humedecedor.

Cómo cuidar los sofás de cuero blancos

Aunque el cuero es una tela elástica, debe tratarse suavemente durante el proceso de limpieza. Si acaba de comprar un sofá y no está seguro de cómo cuidarlo, siempre comience utilizando primero los métodos de limpieza más suaves. De esta manera puede evitar el uso de algo demasiado ácido o duro que pueda causar daños irreparables.

Mantenimiento regular

De manera regular, debe aspirar y limpiar su sofá de cuero con un paño de limpieza húmedo o una toallita desechable suave para mantenerlo como nuevo. Las toallitas desechables son geniales, porque de esa manera puedes evitar usar demasiada agua durante el proceso de limpieza y arruinar tu sofá. Recuerde que nunca debe restregar (incluso en las manchas), sino solo limpiar suavemente. El restregado puede arrugar la tela y hacer que se combe.

Uso de acondicionadores de cuero

Mientras debe limpiar su sofá de cuero semanal o mensualmente, use acondicionadores de cuero con moderación. Son efectivos para mantener la apariencia de su sofá, pero usar demasiado también puede tener un efecto negativo. Por lo general, deben usarse cada 6-12 meses ya que la mayoría de las fórmulas son muy potentes.

Tener un producto que sea repelente al agua es beneficioso ya que, aunque no hará que tu sofá de cuero sea “resistente al agua”, ayudará a minimizar cualquier daño causado por el agua en el futuro al actuar como un sello protector sobre la superficie de tu sofá.

También es bueno trabajar con una solución que solo tenga una cantidad mínima de amoníaco (o mejor aún, ninguna en absoluto). Esto es importante porque los ingredientes agresivos como el amoníaco pueden blanquear el cuero o causar una decoloración severa. ¡Los productos con un pH neutro lo hacen más fácil ya que es mejor evitar producto químicos agresivos y dañar su propia piel en el proceso de limpieza!

La alternativa es hacer su propia fórmula acondicionadora de cuero con un poco de agua, amoníaco y vinagre. De esta forma usted tiene control total sobre los ingredientes que entran en la solución y puede ver si su sofá se beneficia de una mezcla suave o más fuerte.

Prevenga el crecimiento del moho

Estos son algunos pasos que puede seguir para el mantenimiento regular y como una forma de evitar las manchas, pero ¿qué ocurre si los sofás están dañados por moho y hongos?

El moho y los hongos son causados ​​por exceso de humedad, por lo que como medida preventiva puede invertir en un deshumidificador que le ayudará a rastrear y regular con precisión la temperatura ambiente. Además, trate de no usar fundas de sofá plásticas, ya que podrían ayudar a prevenir derrames en su nuevo sofá blanco, pero también aumentarán las posibilidades de crecimiento de moho y su presencia ya que no hay acción de ventilación. Sin embargo, si su sofá ya ha sido contaminado con moho, puede usar un jabón suave para matar las bacterias.

Ahora que hemos cubierto lo que puede dañar potencialmente sus sofás de cuero blanco y cómo cuidar y prevenir daños y manchas en el futuro, aquí hay un último consejo para alargar su uso: pregunte a su vendedor cómo mantener y cuidar su sofá. Muchas veces, la forma en que cuida su cuero varía según el lugar de origen, por lo que es bueno hacer preguntas de inmediato para saber si está tomando las medidas adecuadas.

Un sofá de cuero blanco puede ser justo lo que necesita para elevar el aspecto de su hogar u oficina y darle una sensación más sofisticada por lo que no tenga miedo por si se mancha más que uno de color oscuro.

En caso de que necesitase ayuda profesional siempre puede contratar un restaurador de muebles que le hará todo el trabajo de forma profesional.

COMO LIMPIAR UN SOFA DE PIEL DE FORMA FÁCIL

Dale un correcto mantenimiento a los muebles de tu casa con los consejos de limpieza de Wayook. Aprende como limpiar un sofa de piel de la manera más óptima.

Uno de los muebles más elegantes que tienes en casa requiere de ciertos cuidados para mantenerlo siempre limpio. Como limpiar un sofa de piel no es tan complicado como parece, si sigues estos consejos de limpieza, tendrás un sofá en perfecto estado. Si quieres saber más sobre este tipo de limpieza conoce como limpiar muebles de madera.

Con el paso del tiempo el sofá de piel es vulnerable a las manchas por el uso. Por eso, debes aprender como limpiar un sofa de piel para que puedas seguir disfrutando de su comodidad. Descubre los pasos de limpieza sin utilizar productos que puedan dañar el material. Una forma fácil de mantener tu casa limpia.

Como limpiar un sofa de piel

1. Para que tu sofá esté en perfectas condiciones, lo ideal es que lo limpies por lo menos una vez cada quince días. Con el objetivo de eliminar el polvo o los residuos que pudiera contener. Para esto sólo tienes que pasar un paño húmedo por la superficie de tu sofá. Procura que el agua que utilices contenga la menor cantidad de cal posible.

Si tu sofá requiere de una limpieza más profunda, debes recurrir a productos ideales para su cuidado. Con este tipo de limpieza y los productos adecuados tu sofá estará como nuevo. Te recomendamos hacer este proceso por lo menos dos veces al año.

2. Para limpiar un sofa de forma correcta primero debes aspirarlo con un cepillo suave. Pásalo por todas partes, sin olvidarte de los recovecos, ya que en estos lugares se puede acumular mucha suciedad. Una vez que hayas terminado de aspirar, debes limpiarlo con un paño humedecido en una mezcla de jabón con agua destilada. Para aspirarlo te recomendamos una aspiradora sin cables, manejable y con potencia, como la aspiradora de Leifheit Regulus PowerVac 2in1.

Para la limpieza debes hacer movimientos circulares pequeños, sin llegar a frotar con demasiada fuerza. Enseguida, debes aclarar el sofá con un paño y agua fría. Para terminar este paso, seca el sofá con un paño seco y limpio.

3. Continúa aprendiendo como limpiar un sofa de piel dándole brillo. Para que puedas conseguirlo debes crear un acondicionador de piel. Necesitarás aceite de linaza y vinagre blanco, mezcla una parte del vinagre con dos partes de aceite. Coloca el acondicionador en un pulverizador y comienza a rociar la mezcla por todo el sofá.

Utiliza un paño para esparcir la mezcla sobre el sofá, hazlo de la mejor manera posible para conseguir un buen resultado. Espera algunos minutos y utiliza otro paño seco para pulir el sofá. ¡Estará brillante como el primer día!

Como limpiar un sofa de piel: trucos de limpieza

No importa del material que esté fabricado, tu sofá es vulnerable a las manchas. Te presentamos algunos trucos con los que puedes eliminar diferentes tipos de manchas y mantener siempre limpio tu sofá. Conoce como limpiar un sofa de piel para acabar con estas manchas tan molestas que pueden aparecer.

Si tu sofá se ha manchado de comida o de alguna bebida, puedes utilizar toallitas de bebé para absorber la mancha. Este tipo de toallitas están diseñadas para cuidar la piel delicada y se crean a base de productos no abrasivos que puedes utilizar para tu sofá. Puedes eliminar cualquier residuo de tu sofá con estas toallitas, además son un producto barato, al cual puedes recurrir las veces que sean necesarias.

Para eliminar alguna mancha que se encuentre impregnada en el sofá puedes recurrir al alcohol. Consigue un poco de algodón, humedécelo con alcohol y comienza a limpiar la zona donde se encuentra la mancha. Recuerda no hacer movimientos muy grandes para no correr el riesgo de esparcir la mancha a otra parte de tu sofá.

Como limpiar un sofa de piel no será difícil con el siguiente truco. Si el color de tu sofá es claro entonces un huevo bastará para eliminar la mancha. Necesitarás la clara de huevo para limpiar el sofá, bátela a punto de nieve para comenzar a limpiar. Aplica sobre la mancha y con un paño comienza a frotar hasta que dejes la zona limpia.

Otra forma de devolver el brillo a tu sofá es con un poco de talco. Una vez que hayas limpiado el sofá, aplica un poco de talco sobre un paño y comienza a frotarlo por todos los lados. Después, mezcla dos partes de trementina y una de cera de abeja y aplícala a tu sofá. Espera unas horas a que se seque. Para terminar pasa un paño seco y el brillo regresará.

Como limpiar un sofa de piel: consejos

Como limpiar un sofa de piel no sólo se basa en el método de la limpieza, también debes tener en cuenta los consejos para mantenerlo en buen estado. Prueba estos consejos y tu sofá tendrá una duración mayor y además un mejor aspecto.

Cada semana debes estar atento a la suciedad que se pueda acumular y para esto la aspiradora será tu mejor arma. Pásala por todo tu sofá para que no se acumule el polvo en los rincones que después dificulten la limpieza.

Una vez al mes, aplica cualquiera de las mezclas que te hemos comentado previamente, para devolver el brillo a tu sofá. Es una forma de que el material no se desgaste y se mantenga hidratado con estos productos. Puedes conseguir en el supermercado algún producto o crema que sea de fácil aplicación.

Para mantener su color no debes colocarlo en lugares donde el sol pueda dañarlo. Provocará que pierda el color rápidamente. Lo mismo pasa si colocas una lámpara muy ponente cerca de éste. Si tienes calefacción procura que el sofá se encuentre a más de medio metro de distancia. Evita que el color se opaque con estos pequeños descuidos.

Ahora que sabes como limpiar un sofa de piel, es momento de hacer que se vea como nuevo una vez más. No esperes a que el problema se haga más grande y limpia siempre con cierta asiduidad. Si necesitas ayuda con la limpieza de casa podemos hacerlo por ti. Contrata servicio doméstico en Madrid y en más de cien ciudades con Wayook. Profesionales de confianza estarán en tu domicilio en sólo tres sencillos pasos.

Sofás de piel blanco

Los muebles de piel consiguen imprimirle a nuestra estancia un aire de elegancia y modernidad muy apropiado para lograr un ambiente de vanguardia y muy distinguido que al mismo tiempo se presenta como una irresistible ocasión para el confort, una oferta de lujo y comodidad a la que difícilmente se resistirán nuestros invitados.

Estas cualidades se hacen más notables si se elige como tono de la tapicería un color tan deslumbrante como el blanco, con el cual cualquier sofá se convertirá en una pieza llamativa que reflejará la luz del salón y creará una inigualable sensación de limpieza, amplitud y magnanimidad, características propias de las decoraciones minimalistas tan en boga en las últimas décadas.

Sin embargo, ese equilibrado efecto de armonía producido por el color blanco puede verse opacado si la apariencia de nuestro sofá de piel se nota sombrío, descuidado, amarillento o con manchas. Para evitarlo es conveniente conocer la forma adecuada de limpiar y mantener este tipo de muebles en perfectas condiciones.

Cuidados que facilitan la limpieza del sofá de piel blanco

Un tapizado en piel suele ofrecernos grandes ventajas en resistencia y durabilidad que harán muy fácil su mantenimiento, pero también debe valorarse que existen ciertas condiciones ambientales que pueden arruinar un sofá de piel y hacer que la limpieza se convierta en una tarea muy difícil.

Por lo general, la piel se ve afectada por condiciones de climas extremos como el calor, la humedad y el aire muy seco, aspectos como la exposición directa al sol, al calor intenso o la intemperie pueden llegar a dañar irremediablemente su apariencia haciendo que produzcan grietas, peladuras, moho y feas manchas, por tanto el primer paso para mantener un sofá de piel hermoso y con un color impecable es cuidar que no le perjudiquen las variaciones climáticas que lo rodean.

La limpieza cotidiana

Las cualidades de la piel no ameritan una rutina de limpieza muy esmerada ni con demasiada frecuencia, un aseo cotidiano cada dos semanas será suficiente para conservar nuestro sofá en óptimas condiciones. Además se debe recordar que lo mejor para evitar deteriorar la piel es no someterla a procesos intensos de limpieza, ni aplicar productos muy abrasivos.

Lo ideal es hacer una higiene sencilla que incluya en primer lugar un aspirado suave por toda la superficie, esto nos permitirá deshacernos de todo el polvo y evitar que se acumule y se adhiera al tapizado. Una vez desempolvado, se puede limpiar toda la superficie con un paño humedecido en una mezcla de agua destilada y jabón neutro, frotando delicadamente con movimientos circulares.

Luego enjuagamos muy bien la toalla en agua fría y limpia para pasar nuevamente y retirar toda la suciedad desprendida por el jabón, cuando notemos que se ha aclarado totalmente podremos dejar secar ayudando con un paño limpio y seco hasta que no quede ningún rastro de humedad. En poco tiempo disfrutaremos nuestro sofá completamente limpio y fresco.

Limpiar profundamente la piel blanca

En el caso de que por alguna razón hayamos descuidado por mucho tiempo la limpieza regular de nuestro sofá de piel blanco o notemos que requiere una higiene más intensa, podremos echar mano de un lavado más profundo, para lo cual prepararemos un recipiente con suficiente agua a la que agregaremos una buena cantidad de detergente neutro y un chorro generoso de un limpiador que contenga aceite de pino, un componente muy utilizado por su capacidad para desinfectar, higienizar y dejar un fresco aroma a pino.

La idea es lograr una mezcla muy jabonosa que produzca abundante espuma, pues es precisamente esa espuma la que usaremos para limpiar nuestro mueble. Tomaremos una esponja grande y suave para frotar la espuma de jabón sobre el tapizado y posteriormente pasar un cepillo de cerdas suaves, sin aplicar demasiada fuerza o restregar bruscamente, notaremos como se va desprendiendo toda la mugre acumulada.

Luego del cepillado pasaremos un paño limpio mojado con agua limpia y un poco del mismo desinfectante a base de aceite de pino, aclarando varias veces hasta notar que desaparece el jabón y la suciedad, para hacerlo más fácil puede trabajarse por secciones hasta abordar toda la superficie.

Terminamos pasando un paño limpio y seco. Los resultados son sorprendentes y podremos observar como la apariencia impecable y resplandeciente de nuestro sofá blanco vuelve a aparecer de forma casi mágica.

Los trucos de limpieza para sofás de piel blanca más efectivos

Para mejorar la limpieza habitual y evitar que se produzcan manchas existen algunos sencillos trucos caseros que pueden ayudarnos a cuidar un sofá de piel, a continuación te contamos algunos de ellos:

Toallitas de bebé:

Para la limpieza regular del sofá podemos utilizar las toallitas húmedas que se usan para el aseo de los bebes, es un producto muy económico que no contiene ingredientes abrasivos, por lo que no dañará la piel y la dejará muy limpia y fresca.

Alcohol:

Pasar una toalla o algodón empapado con alcohol puede ser una efectiva técnica de limpieza e incluso facilitar la desaparición de alguna mancha que haya quedado sobre el sofá.

Cerveza:

Otra buena opción de limpieza será pasar un paño humedecido con cerveza y luego otro con agua limpia.

Cítricos:

También puede intentarse quitar una mancha frotando suavemente una cáscara de limón o naranja sobre la piel, los aceites esenciales de estos cítricos nos permitirán limpiar sin hacer daño.

Clara de huevo:

Aunque parezca una receta de repostería un buen truco para eliminar manchas de un mueble de piel, consiste es batir una clara de huevo a punto de nieve y frotarla con un paño sobre la mancha, repitiendo hasta ver que desaparece.

No olvide acondicionar tu sofá de piel blanco

Un paso infaltable como parte de los cuidados de limpieza y mantenimiento que debemos darle a nuestro sofá de piel es la aplicaciones algún producto acondicionador. Para ello podremos elegir entre algún producto especializado disponible en el mercado, los cuales pueden usarse una o dos veces al año, debido a que generalmente poseen componentes de efecto prolongado que mantienen el brillo y la suavidad de la piel por mucho tiempo, y además, se puede optar por uno que proteja contra la humedad, evitando problemas de moho u hongos.

Si lo prefiere también puede preparar un efectivo acondicionador casero para aplicar al menos una vez al mes sobre la piel, una alternativa seria prepara una mezcla de dos partes de aceite de linaza con una de vinagre blanco, colocar en un recipiente con rociador y esparcir por toda la superficie con la ayuda de un paño limpio, notaremos la superficie suave y brillante.

Otros dos ingredientes recomendados son la trementina y la cera de abejas, mezcladas a partes iguales para aplicar con la ayuda de un paño, esperamos a que seque completamente y pasamos otra toalla seca, veremos nuestro sofá reluciente nuevamente.

Cómo quitar manchas de un sofá de piel o cuero

El sofá de piel, o también llamado chaise-longue, es, sin duda alguna, uno de los muebles que más utilizamos en el día a día, bien sea porque nos sentamos a comer, a disfrutar de nuestra serie favorita o a descansar después de una dura jornada.

Un sofá de piel o de cuero blanco ha de tratarse con cuidado, puesto que en el caso de que lo hayamos manchado basta simplemente un paso en falso para arruinarlo por completo.

Así pues, existen una infinidad de tipos de piel que, en última instancia, requieren de distintos cuidados.

Es por ello que es importante conocer muy bien el material que vayamos a tratar dado que hay varios tipos de materiales que no toleran demasiado bien el lavado, aunque si no sabes a ciencia cierta de qué tipo es el tuyo, te recomendamos que leas las instrucciones de lavado del sofá, o si lo prefieres, siempre puedes ir a preguntar a la tienda.

En este artículo te enseñaremos todos los trucos necesarios para que no tengas que preocuparte nunca más de quitar las manchas del sofá.

Consejos para la limpieza general de un sofá de piel

Independientemente de que estemos ante un sofá de piel blanco o uno forrado con tela de colores, de cara a mantenerlo en perfectas condiciones y que sufra lo menos posible, es aconsejable cuidarlo de forma regular.

  1. Una vez a la semana, pásale el aspirador a fin de quitar el polvo y la suciedad acumulada en el día a día. Lo mejor en este caso es acompañarlo de un cepillo de cerdas suaves para que el cuero no se raye.
  2. En un recipiente con agua, mezcla unas gotas de un jabón líquido suave (ph neutro) y agua.
  3. Humedece un trapo o un paño limpio dentro de la solución, escúrrelo y utilízalo para limpiar la superficie al completo.
  4. Coge otro paño mojado y trata de eliminar cualquier resto de la solución jabonosa que pudiera quedar.
  5. Seca el sofá de piel con un tercer paño.

Nota: aparte de la limpieza semanal que se recomienda hacer a este tipo de muebles, también es importante que, de vez en cuando, se le aplique una crema hidratante específica que no contenga colorantes o productos agresivos.

Cómo eliminar las manchas de un sofá de piel

En el caso de que el procedimiento anterior no te haya dado buen resultado de cara a eliminar la mancha, aquí tienes un segundo truco que podría funcionar.

Nota: este método, generalmente, suele dar muy buen resultado para cualquier tipo de mancha que se produzca en el sofá de cuero, ya sea de tinta, de rotulador o de bolígrafo.

  1. Humedece un algodón en alcohol etílico y frota con mucha suavidad la zona manchada.
  2. Vuelve a repetir el proceso hasta que el lamparón haya desaparecido.
  3. Ayudándote de un paño húmedo elimina cualquier posible resto de alcohol.
  4. Termina aplicando una crema hidratante sobre el área afectada a fin de cuidar el cuero para que no se seque ni se estropee.

**Recuerda hacer siempre una pequeña prueba en un lugar poco visible de forma que te puedas asegurar que los productos de limpieza que te recomendamos son realmente aptos para el sofá de piel en cuestión, pues de lo contrario podrías dañar el tejido y las fibras de forma permanente.

Otras secciones que no te puedes perder:

Los muebles de cuero tienen un aspecto fantástico, pero su cuidado requiere un tratamiento especial y el uso de los productos adecuados a la hora de limpiarlos.

Consejos para limpiar un sofá de cuero

Usted quiere que su cuero luzca fantástico, así que querrá hacer algo más que limpiarlo con un paño húmedo y un producto de limpieza.

En este artículo, vamos a repasar cómo limpiar un sofá de cuero. Vamos a cubrir la mejor manera de limpiar los muebles de cuero, incluyendo cómo limpiar un sofá de cuero blanco.

Índice del artículo

Antes de empezar a limpiar el sofá

  • El uso de blanqueadores o limpiadores a base de amoníaco puede arruinar sus muebles. Aunque el cuero es duradero, es muy poroso.
  • Determine el tipo de cuero que está manipulando. Asegúrese de que es un sofá de cuero real que desea limpiar y no un sofá de gamuza.

Generalmente, encontrará esta información en las etiquetas que acompañan a los muebles o en el material escrito que los acompaña. Y sino puede preguntar a alguien que sepa del tema

Limpieza de sofá de Cuero

  • Paso 1: Aspire los muebles correctamente. Es fácil rayar el cuero, así que usa el accesorio de cepillo suave.
  • Paso 2: Mezcle algunas gotas de jabón suave (como Dove o Neutrogena) en el agua hasta que quede espumosa.
  • Paso 3: Sumerja un trapo en el agua jabonosa, apriete y limpie con un movimiento circular, una parte a la vez.
  • Paso 4: Sumerja el segundo trapo en agua corriente y úselo para limpiar los residuos de jabón de los muebles.
  • Paso 5: Utilice el tercer trapo para secar correctamente los muebles y el cuarto paño suave y seco para amortiguar la superficie.
  • Paso 6: Aplique limpiador de cuero o acondicionador de restauración para restaurar el brillo.

Cómo limpiar un sofá de cuero muy sucio

Limpiar su sofá de cuero no es tan difícil como limpiar otros tipos de muebles que requieren tanto esfuerzo y tiempo.

La mayoría de los sofás de cuero sólo necesitan limpieza dos veces al año.

  • Paso 1: Aspire el sofá con un cepillo suave para evitar que el cuero se raye.
  • Paso 2: Mezcle partes iguales de vinagre y agua para crear una solución de limpieza.
  • Paso 3: Sumerja un trozo de paño de microfibra en la mezcla y exprima el exceso de agua. Necesitará que la tela esté húmeda, pero no mojada.
  • Paso 4: Use el paño suave para limpiar la superficie de sus muebles de cuero en partes.
  • Paso 5: Repita este proceso hasta que haya pasado por todo el sofá.
  • Paso 6: Seque la superficie con un paño limpio.
  • Paso 7: Aplique un acondicionador de cuero y déjelo toda la noche. Encontrará acondicionadores de cuero en cualquier punto de venta.
  • Paso 8: Pulir el sofá al día siguiente con un trapo para que brille.

La limpieza de un sofá de cuero blanco o negro requiere el mismo procedimiento. Si su sofá de cuero tiene manchas de marcador, tinta o grasa, entonces tendrá que aplicar varias técnicas para eliminar las manchas antes de limpiar.

Cómo limpiar manchas en un sofá de cuero

Varios tipos de sustancias pueden manchar los sofás de cuero, y cada uno requiere un método de limpieza diferente. A diferencia de cuando se limpia un sofá de gamuza, cuando se limpia el cuero el tipo de mancha define el tratamiento.

Deshacerse del moho y del moho

En un momento u otro, el moho puede crecer en su sofá, dejando manchas blancas. Para deshacerse de esta mancha, necesitará alcohol y agua para frotar.

Mezcle partes iguales de alcohol y agua en un tazón, humedezca un trapo pequeño y úselo para limpiar el área afectada. Limpie la mezcla del sofá con otro trapo limpio que haya mojado en agua corriente. Seque la superficie correctamente.

Cómo deshacerse de la mancha de tinta en un sofá de cuero

Tener niños en la casa significa que usted va a luchar con manchas de tinta y garabatos en el sofá. Para deshacerse de las manchas de tinta, necesitará cualquiera de lo siguiente;

  • Aceite de eucalipto
  • Toallitas para bebés
  • Alcohol para frotar
  • Removedor de uñas sin acetona
  • Pasta de dientes
  • Removedor de cutículas

Aplique un poco de alcohol o cualquiera de las sustancias enumeradas sobre una mancha de tinta. Déjelo reposar unos minutos y luego límpielo con un paño limpio. Para manchas más difíciles, usted querrá seguir repitiendo el proceso hasta que la mancha se desvanezca significativamente.

Comience con una prueba de parche para saber cuál de las sustancias de la lista será ideal para eliminar la mancha de su sofá antes de aplicarla en todas partes.

Consejos para deshacerse de las manchas de grasa en el cuero

¿Grasa en tu sofá de cuero? No te preocupes, todo lo que necesitarás es un poco de bicarbonato de sodio. Espolvoree un poco de bicarbonato de soda sobre la zona donde se produce la mancha de grasa y déjela actuar durante unos minutos. El bicarbonato de sodio absorberá el aceite y dejará su sofá limpio y sin grasa.

Cómo limpiar un sofá de cuero blanco

Las manchas oscuras en su sofá blanco o de otro color claro es algo que todo el mundo odia. Elimine la mancha mezclando partes iguales de jugo de limón y crema tártara y aplicando la mezcla en el área afectada durante 10 minutos. Después de diez minutos, limpie con una esponja limpia.

Consejos generales para que su sofá dure más tiempo:

Evite exponer su sofá a la luz directa del sol, ya que esto hará que el cuero se seque y se agriete. También asegúrese de colocarlo lejos del aire acondicionado, las rejillas de ventilación y otros electrodomésticos que emiten calor.

Limpie todos los líquidos que se derramen en el sofá tan pronto como sea posible. No limpie los líquidos derramados con un paño, ya que esto extenderá la mancha a las áreas circundantes.
Las manchas resistentes en su sofá requieren de un experto. No importa cuánto te guste hacer las cosas por ti mismo, puedes arruinar tu sofá si empiezas a experimentar con las técnicas de limpieza.

Realice siempre una prueba de parche antes de utilizar cualquier producto de limpieza en toda la superficie de su sofá.

Con estos consejos, sus muebles de cuero no sólo durarán más tiempo, sino que usted los limpiará más fácilmente.

Cómo quitar manchas de desteñido

Cómo limpiar manchas de desteñido

En ocasiones, al terminar el ciclo de lavado descubres que una o varias prendas se han desteñido, manchando de esta manera el resto de la colada.

Si este es tu caso, seguramente querrás saber cuáles son los remedios y trucos para quitar el desteñido de la ropa, así que, estos son los pasos:

  1. Separa la prenda desteñida.
  2. Vuelve a meter el resto de la ropa otra vez en la lavadora, pon un ciclo de lavado con agua fría e introduce en la cajetilla medio vaso de vinagre blanco (o vinagre de limpieza si tienes).
  3. Cuando termine el programa, pon a remojo la ropa durante un cuarto de ahora.
  4. Vuelve a lavar la ropa como de costumbre.

Cómo quitar manchas de desteñido en una prenda

Si la tintura y el destinte solamente ha afectado a una prenda, te aconsejamos el siguiente truco:

  1. Prepara una solución de agua, amoniaco y detergente de lavavajillas, todo a partes iguales.
  2. Introduce la prenda en cuestión en la solución y déjala a remojo durante un cuarto de ahora.

Nota: en el caso de que la mancha sea pequeña, basta con meter la mezcla en un pulverizador y rociar la zona afectada. Después, frota, ayudándote de un cepillo suave, el área en cuestión.

  1. Aclara con abundante agua.
  2. En el caso de que la mancha aun no haya desaparecido, humedece un algodón en alcohol etílico y da aplica pequeños toquecitos sobre la mancha. Luego, utiliza un paño o un papel absorbente hasta que el desteñido transfiera el tinte.
  3. Lava como de costumbre.

Cómo quitar manchas de desteñido en ropa blanca

En este método utilizaremos lejía, por lo que antes de nada asegúrate de que la prenda en cuestión admite la utilización de este tipo de productos. También se recomienda utilizar guantes, gafas y un equipo de protección (ropa vieja o prendas que no utilices) para evitar salpicaduras innecesarias.

  1. En un recipiente, mezcla 8 partes de agua con una de lejía.
  2. Introduce la prenda en la solución y déjala a remojo durante 15 min.
  3. Aclara con abundante agua limpia y lava como de costumbre, siempre evitando entremezclarla con la ropa de color.

Nota: hay manchas de desteñido que, por diferentes razones, no tienen solución. En este caso, es aconsejable teñir la prenda del color con el cual se haya impregnado para poder seguir utilizándola.

Cómo evitar el desteñido en la lavadora

En muchos comercios venden toallitas para la lavadora que evitan que las prendas destiñan dentro de la máquina. Estas, resulta realmente útiles pero, a no muy largo plazo, pueden suponer un gasto de dinero importante. Así que, aquí te enseñamos cómo poder fabricarlas en casa.

  1. Corta un trozo de tela blanca de, aproximadamente, 20 centímetros. Para ello, puedes utilizar retales o toallas antiguas que tengas por casa, siempre y cuando sean blancas y estén limpias.
  2. Disuelve 2 cucharadas grandes de sosa (carbonato de soda) en ½ L de agua.
  3. Introduce la tela del paso 1 hasta que esté bien empapada. Luego, deja que se seque.
  4. Ahora solo queda introducir el trozo de tela en la lavadora cuando quiera que sea que pongas el programa de lavado.

Nota: ten en cuenta que esta es una medida preventiva que te ayudará a evitar que la ropa destiña, pero estás seguro de que una prenda en concreto destiñe, mejor lávala a parte.

Cómo quitar manchas de lejía en la ropa

Casi a diario miles de hogares utilizan la lejía para diferentes tareas, pero basta solamente una gota para que la ropa se te estropee por completo. A continuación, vamos a mostrarte algunos trucos y remedios para quitar (o al menos intentar) las manchas de lejía de la ropa.

  1. Ayudándote de un papel absorbente, trata de retirar la máxima cantidad de lejía que puedas del tejido.
  2. Aclara con abundante agua para eliminar todos los restos químicos que pudieran quedar.
  3. Aplica un poco de vinagre blanco (vinagre de limpieza) para intentar recuperar el color. Para ello, humedece un paño o un trapo limpio en vinagre y aplica pequeños toques sobre la mancha hasta que veas que no puede absorber más. Aclara con abundante agua fría y repite tantas veces veas necesario.

Truco: si la mancha no es demasiado grande o está en un lugar no muy visible, intenta taparla con un rotulador para la ropa que sea del mismo color del tejido.

Por el contrario, si la mancha es grande y ves que no tiene solución posible, las dos únicas vías de escape por las que podrías optar sería decolorarla por completo utilizando lejía o bien, teñirla con otro color.

Advertencias

Recuerda siempre realizar una prueba en una parte poco visible de forma que te puedas asegurar de que dicho la camisa, pantalón o prenda en cuestión admiten este tipo de tratamientos.

MODELO DE INFORME TÉCNICO

Cada vez es más habitual que los fabricantes incluyan en las prendas el logotipo de la marca estampado en una pieza de cuero, generalmente cosida en el forro interior de la prenda.

Como todos sabemos, el cuero con un exceso de tintada puede sangrar desprendiendo colorante. Si el forro de la prenda es oscuro, no suele haber problemas ya que el desteñido se confunde con el fondo oscuro del forro.

Pero otra cuestión se produce cuando nos encontramos con un forro blanco.

En el caso de desteñir la pieza de cuero, es muy probable que manche irremediablemente el forro adyacente u otras partes de la prenda.

Ante ello, podemos advertir al cliente, pero en último caso si debemos proceder al lavado, bien sea en seco o en agua, no podremos desdeñar el riesgo.

Evidentemente el tintorero no tiene responsabilidad alguna del resultado que se produzca, pero el cliente aún aceptando la advertencia del tintorero se queda con una prenda manchada sin saber muy bien que hacer ni donde reclamar.

En estos casos, es muy importande ofrecer al cliente una explicación concisa, detallada y exacta del suceso, y asesorarle acerca de los pasos que puede emprender para recuperar la prenda original.

El mejor soporte que podemos dar al cliente, es un exhaustivo informe técnico con el cual pueda acudir al fabricante o vendedor de la prenda para que se hagan cargo.

En el siguiente caso exponemos un caso real, de una gabardina de algodón blanco de la casa Massimo Dutti. La etiqueta de cuero del interior, destiñió en el lavado en seco manchando el forro interior, no siendo posible posteriormente eliminar las manchas.

La tintorería le entregó el siguiente informe a la clienta, la cual, lo presentó en la tienda donde adquirió la prenda y en vistas de los detalles del informe se la sustituyeron por otra nueva.

La clienta quedo satisfecha, no solo por recuperar una prenda nueva, sino también por el soporte y solvencia demostrados por su tintorería.

Seguro que ante cualquier otro percance de este tipo, el profesional sabrá sustutuir las líneas que se describen en el mismo para adaptarlas a su caso concreto.

SOLIZITE EL INFORME

Cómo quitar manchas del cuero. Tipos y remedios

El cuero sigue siendo un material de actualidad en la confección de prendas, tapizados de sofás, sillas y sillones, y artículos personales como bolsos, cinturones o zapatos, y por eso existen muchos tipos de materiales que imitan a la piel natural, más económicos y que presentan menos complicaciones que las que suponen tener que quitar manchas del cuero natural, sin estropear las piezas, pero evidentemente las imitaciones nunca tienen la categoría y cualidades estéticas que aporta un material natural.

Si tienes mobiliario o prendas y artículos de cuero, en Limpieza y Mantenimiento Limar te vamos a explicar cómo quitar manchas del cuero natural y sintético, sin estropear el material.

Consejos básicos para quitar manchas del cuero

La autenticidad o imitación del material, textura y acabado, y el tipo de mancha, son aspectos que determinan la forma de quitar manchas del cuero.

  • Antes de eliminar manchas en la piel, lo primero que hay que tener claro, es si se trata de piel natural o sintética, porque los procedimientos pueden variar mucho, y para eso, te tienes que conocer muy bien los géneros, o recordar si en la etiqueta del artículo estaba la indicación de piel genuina, o genuine leather, con un símbolo que representa a una típica piel de toro extendida.
  • Además a la hora de seleccionar remedios para limpiar la piel, hay que saber cuáles son los más adecuados en función del acabado, porque no se utilizan los mismos procedimientos y productos para limpiar unos zapatos de charol, limpiar cazadora de cuero, o quitar manchas de aceite en ante.
  • Como norma básica hay que saber que no es bueno mojar la piel para quitar manchas del cuero natural, sea cual sea el tipo de acabado, porque se trata de una materia prima muy absorbente, salvo cuando la terminación es acharolada, que por el tipo de recubrimiento exterior que repele la humedad si se puede limpiar directamente con un trapo humedecido sin problemas.
  • No hay que utilizar productos químicos no contrastados, o cualquier líquido para limpiar el cuero, salvo que en las indicaciones se encuentren específicamente recogidos los tipos de materiales que se pueden limpiar y el tipo de manchas que se pueden tratar con su uso, y por supuesto como siempre recomendamos a la hora de utilizar nuevos productos en la limpieza de todo tipo de superficies, conviene realizar una prueba en una zona poco visible de la pieza o artículo para ver que reacción produce.
  • En caso de utilizar agua sobre la piel natural para quitar manchas del cuero, nunca se debe aplicar directamente sobre el material, sino que hay que humedecer un trapo o bayeta, y a través de ella limpiar la zona manchada.
  • Lo mismo sucede con las cremas para hidratar y nutrir el cuero natural de zapatos, bolsos, sofás y sillones, que se deben aplicar con ayuda de un cepillo, o paño que facilite el poder extender uniformemente el producto, para no provocar corros y manchas, al tomar una mayor intensidad la zona en la que se ha aplicado una crema directamente, consiguiendo resultados homogéneos con pequeñas aplicaciones que se van extendiendo progresivamente, para que no exista saturación en ningún punto.
  • Otra cuestión igual de importante que las anteriores es evitar que la suciedad se reseque haciendo mucho más difícil quitar manchas del cuero a medida que va pasando el tiempo, y por eso hay que reducir las manchas sobre la marcha y según se producen, utilizando papel absorbente con mucho cuidado de no extender más.
  • En la limpieza de piel casera, tampoco hay que utilizar productos abrasivos tales como estropajos con potente efecto de rascado, porque rallarían la piel, acabando con la capa protectora y degradando los pigmentos utilizados para teñir las piezas.
  • Los accesorios más adecuados para quitar manchas del cuero tanto si es natural, como si es sintético son esponjas, bayetas, y cepillos de cerdas naturales.

Y por supuesto, en ningún caso hay que utilizar lejía, amoníaco u otros productos similares en la limpieza de prendas de piel, o mobiliario y objetos de cuero, aunque dentro de los productos de limpieza más tradicionales el jabón de Marsella, resulta muy útil para eliminar determinados tipos de manchas respetando las delicadas características de la piel natural.

Y ahora que ya hemos explicado una serie de conceptos básicos sobre la limpieza cuero, vamos a ver cómo quitar manchas del cuero dependiendo del tipo de sustancia que las produce.

Trucos para limpiar el cuero por tipos de mancha

Cómo quitar manchas de aceite en artículos y muebles de cuero

Para limpiar manchas de aceite en cuero o piel, lo primero siempre, es tratar de reducir la sustancia que ha provocado la mancha, aplicando papel absorbente con mucha precisión para recoger lo máximo posible, sin extender.

A continuación se puede frotar sin salirse del contorno de la mancha con un bastoncillo de algodón o un poco de éste material impregnado en éter. Repetir nuevamente con más algodón limpio hasta que la mancha desaparezca, y terminar aportando hidratación y nutrientes para restablecer el brillo natural, después de quitar manchas del cuero.

Para quitar manchas de aceite secas y grasa en artículos de cuero hay que utilizar esencia de trementina, aplicada sobre un paño humedecido con esta sustancia, y frotar desde la parte exterior y hacia el interior de la mancha, hasta que desaparezcan.

Quitar manchas de agua salada del cuero

Si te han manchado la tapicería del coche o las sillas de cuero al sentarse con los bañadores mojados, una forma de limpiar las manchas de agua salada en tapicería de piel, es hacer una mezcla con una parte de leche por dos de alcohol, impregnando una esponja y limpiando con ella la tapicería.

Limpiar manchas de alquitrán sobre cuero

Para eliminar éste tipo de manchas, hay que untar vaselina sobre la punta de un paño, y aplicar con precisión para que la suciedad se disuelva, eliminando posteriormente con otra bayeta limpia, que previamente se ha humedecido con tetracloruro de carbono. Termina aplicando algún producto hidratante para conseguir brillo y protección para el cuero.

Quitar manchas de vino en sofá o prendas de cuero

Para quitar manchas del cuero por derrame de vino, primero hay que comprobar que el material dispone de una capa protectora, porque en caso contrario hay que recurrir a la ayuda de una empresa especializada en limpieza de cuero y tapicería.

En el caso de que si exista esa protección, se puede usar peróxido de hidrógeno sobre un algodón del tamaño de la mancha, y aplicar sobre el punto con suciedad, para que el producto actúe. Si la mancha es muy reciente y aún no se ha secado, puedes utilizar primero bicarbonato para recoger la mayor cantidad de suciedad, y posteriormente aplicar el peróxido de hidrógeno.

Cómo quitar manchas de moho en carteras de cuero, zapatos, y otros artículos de piel

Para quitar manchas del cuero provocadas por moho, primero conviene dejar secar el material si presenta mucha humedad, para después eliminar los restos de moho con un cepillo suave de cerdas. A continuación hay que aplicar por toda la superficie polvo de bicarbonato y dejar que actúe al menos veinticuatro horas.

Finalmente terminar con un nuevo cepillado de toda la superficie, o eliminando el producto con la aspiradora si se trata de la tapicería del sofá, o sillones.

Eliminar manchas de pintura sobre muebles y artículos de cuero

Las manchas de pintura se pueden intentar eliminar utilizando algún elemento que raspe directamente las partes sobresalientes de la mancha, pero ojo, hay que trabajar con mucha precisión para no deteriorar más la superficie a la hora de quitar manchas del cuero.

Para eliminar los restos, se puede intentar limpiar con un paño humedecido en agua y jabón neutro o jabón para sillas de montar a caballo, retirando posteriormente la suciedad con otra bayeta húmeda, y terminando como siempre con la aplicación de algún producto en crema o espray para nutrir e hidratar el cuero.

Limpiar sangre de tapicerías y artículos de cuero

Si la sangre está aún fresca, intenta eliminar con precisión y la ayuda de un trapo todos los restos posibles, antes de que penetre más en el material.

Para quitar manchas de sangre en tapicerías y artículos de cuero, lo mejor es humedecer en agua tibia la punta de un trapo y tratar de eliminar la mayor cantidad posible, y a continuación coger otra punta limpia, humedecer nuevamente y frotar sobre una pieza de jabón de Marsella, antes de frotar con mucha precisión sobre la mancha, por último hay que eliminar los restos de jabón y sangre con la punta de otra bayeta humedecida solo en agua.

Además de estos trucos para quitar manchas del cuero, también es importante saber que dependiendo del tipo de mancha y superficie, por ejemplo un sofá, u otros muebles de cuero, quizá tengas que trabajar no solo la zona afectada por manchas, sino el total, para tratar de unificar la tonalidad.

Y si necesitas una empresa de limpieza de tapicerías en cuero u otros materiales, para obtener resultado de total confianza, contacta ya con nosotros.

Dan un aspecto señorial y distinguido a nuestro salón. Sus diferentes diseños casan perfectamente con la decoración de cada casa. Sean o no los muebles clásicos, modernos e incluso minimalistas, comprar un sofá de piel siempre es una buena decisión. Ya no es cosa de grandes bolsillos, ahora las colecciones en sofás de piel que te presentamos AQUÍ están al alcance de todos.

Algunos clientes, nos suelen decir “nos gustan muchos vuestros sofás de piel pero la piel es muy difícil de limpiar”. Un viejo concepto que a día de hoy se puede solventar sin problemas. ¿Y cómo? Te damos 10 consejos para limpiar sofás de piel. Estate :

1. Productos antimachas. Existen en la actualidad una gran variedad de productos antimanchas para limpiar los sofás de piel. Un campo que ha evolucionado en paralelo al descubrimiento de nuevas mezclas y remedios.

2. Un paño húmedo. ¿Qué se cae algún líquido o algún alimento? En un sofá de tela, este podría quedar impregnado (casi) para siempre. Si te decides a comprar un sofá de piel, tendrás esa mancha limpia en poco tiempo.

3. Leche desmaquillante. Es uno de los 10 consejos para limpiar sofás de piel más útiles si al comprar un sofá de piel, éste se ha manchado con rotulador por culpa de los más pequeños de casa. ¡Funciona!

4. Tinta sobre sofá de piel blanca. Aquí, para eliminar las manchas en un sofá de piel de color blanco, lo mejor será tomar un paño suave, y aplicar sobre la mancha un poco de vaselina o de aceite de ricino. Dejar actuar durante tres minutos y proceder a limpiar lentamente con dicho paño.

5. Pasta dental. La aplicación de una pequeña proporción de pasta dental neutral sobre las manchas en los sofás de piel también da resultado.

6. Manchas de grasa. Si has comprado un sofá de piel y se te ha manchado de grasa, aquí lo que puedes hacer es limpiarlo con un paño limpio y seco. No temas, hasta la grasa tiene remedio.

7. Otro remedio contra los líquidos. Si te ha vertido líquido encima del sofá de piel. Uno de los 10 consejos para limpiar sofás de piel es el de aplicar sobre el líquido papel absorbente y más tarde aplicar crema limpiadora.

8. Barro. Para limpiar los sofás de piel de barro, lo mejor es dejarlo secar. No lo embadurnes. Y una vez seco, lo quitas con un cepillo, le pasas un paño húmedo y recoges los restos de barro del suelo.

9. Hidratar un sofá de piel. Podemos usar el viejo truco de mezclar una parte de vinagre blanco y dos partes de aceite de linaza en un atomizador. Más tarde, rociamos el acondicionador sobre el sofá y con un paño limpio, repartimos por todos los rincones con movimientos circulares.

10. Pelos. Y, por supuesto, los pelos y el polvo de un sofá de piel lo mejor es usar la aspiradora y pasarla por todos los recovecos. Se te quedará un sofá brillante.

Muchas personas escogen la tapicería de su sofá en función de sus necesidades de limpieza. No es lo mismo adquirir un sofá de tela que un sofá de polipiel. Seguramente en el primer caso, deberemos tener cuidado para que este no se manche. Los tapizados de tela son mucho más propensos a acumular manchas.

También es muy importante el color que queramos para nuestro salón. Obviamente las manchas son mucho más visibles en colores y tonalidades más claras, mientras que si escogemos colores oscuros es más probable que la suciedad no sea tan evidente y no tengamos que lavar la superficie tan a menudo.

Los sofás de piel tienen varias ventajas por lo que respecta a la limpieza, ya que al ser la piel un tejido natural que repele la suciedad, no tiende a ensuciarse tanto como las telas tradicionales.

Cuenta con Ventajas

Ten en cuenta que la piel natural cuenta con un inconveniente principal. Su limpieza y mantenimiento requieren unos cuidados y productos extra. Por esta razón, cada vez más personas están decantándose por sofás de polipiel; más resistentes a las manchas y con menos cuidado y mantenimiento que la piel natural.

El polipiel no es más que un versión sintética de la piel, que intenta imitar la textura y propiedades de la piel natural. A simple vista, podríamos confundir un tipo de tejido con el otro. Aunque a la hora de la verdad tengan poco que ver más allá de su aspecto y estética.

La primera diferencia fundamental se encuentra en su precio: un sofá de polipiel es barato comparado con un sofá de piel natural.

Hace años no había demasiado donde elegir cuando queríamos adquirir uno de estos sofás. La evolución de la tecnología y la ciencia han hecho que cada vez sea más fácil conseguir un polipiel de buena calidad. En nuestra tienda de sofás encontrarás los sofás de polipiel de mejor calidad del mercado.

Cómo limpiar tu sofá de polipiel

Una de las ventajas principales de este tipo de tejido es sin duda su fácil mantenimiento y limpieza. Este tipo de tejidos son resistentes a la suciedad y repelentes al agua, lo que hace que sean un buen material para evitar las manchas del día a día.

Las propiedades de este material hacen que la mayor parte de las manchas no queden impregnadas en la superficie. Aun así, sí que hay otras que pueden llegar a fastidiar nuestro sofá y que deberían ser retiradas al momento de producirse con tal de evitar que se queden allí permanentemente.

Lo más recomendable es pasar un paño seco por la superficie. Cuando sean manchas más difíciles, humedecerlo con un poco de agua templada y jabón neutro. Debes frotar hasta que desaparezca la suciedad.

Si tenéis alguna duda al respecto no os preocupéis, ya que en nuestra tienda de sofás os despejaremos cualquier cuestión que os pueda aparecer en la mente para que seáis capaces de hacer un mantenimiento óptimo de vuestro estupendo y flamante sofá.

Nuestra puntuación

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *