0

Limpieza de cara

Tabla de contenidos

Cómo hacer una limpieza de cutis casera paso a paso

Hacerse una limpieza de cutis casera es mucho más fácil y sencillo de lo que parece. Para tener una piel perfecta es tarea obligatoria eliminar las impurezas de la cara una vez al mes.

Aunque para hacerse una limpieza de cutis los expertos recomiendan acudir al menos una vez al año a un centro especializado de estética, si quieres ahorrarte ese dinero y gastarlo en otras cosas te descubrimos los pasos y trucos para realizarte una limpieza de cutis casera paso a paso:

Limpieza de cutis casera: Paso 1

Desmaquíllate: Empieza retirando los restos de maquillaje de tu cara, haciendo hincapié en los ojos. Con unos algodones empapados en gel desmaquillante comienza a desmaquillarte, primero por las pestañas y después por el resto de la cara.

Limpieza de cutis casera: Paso 2

Vapor en la cara: Hierve un poco de agua en una cacerola pequeña. Después retira la cacerola del fuego y con cuidado de no quemarte acerca la cara a ella para que el vapor abra tus poros y sea más fácil eliminar la suciedad. Realiza este paso durante unos 10 minutos.

Limpieza de cutis casera: Paso 3

Hazte un peeling: Utiliza un gel con gránulos de los que venden en cualquier supermercado o crea tu propia crema con un poco de aceite y azúcar para hacerte un peeling durante cinco minutos. Con esta mezcla frota insistentemente en la zona T de la cara, es decir, en la frente, nariz y barbilla. Después retira la crema con agua fría y sécate con una toalla limpia pero sin frotar.

Limpieza de cutis casera: Paso 4

Elimina granos y puntos negros: Con unos guantes y dos algodones, elimina los granos y los puntos negros que más se vean. No insistas demasiado en aquellos que se resistan e intenta no hacerte nunca sangre.

Limpieza de cutis casera: Paso 5

Hidrátate: Después de eliminar los granitos, lávate bien la cara y sigue con la limpieza de cutis casera colocándote una mascarilla durante 20 minutos. Puedes conseguir una mascarilla hidratante casera mezclando, por ejemplo, yogur natural con un poco de miel.

Limpieza de cutis casera: Paso 6

Aplícate el tónico: Retira la mascarilla con agua tibia y aplícate un tónico para cerrar los poros. Cuando éste se haya secado, date tu crema hidratante habitual y ya habrás terminado de hacerte una limpieza de cutis casera. Repite este ritual una vez al mes para conseguir una piel perfecta libre de impurezas.

Si te gusta crear tus propias cremas, recuerda que hace unas semanas te contamos cómo hacer macarillas caseras para tu pelo Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Paso a paso para una limpieza facial profesional

La limpieza facial profunda sirve para remover espinillas, impurezas, células muertas y milium de la piel, que se caracteriza por la aparición de pequeñas bolitas blancas o amarillentas en la piel, principalmente en el rostro. Debe ser hecha de 2 en 2 meses, en caso de pieles normales y secas, y 1 vez por mes en pieles mixtas y grasosas o con acné.

La limpieza de facial profesional puede ser hecha en clínicas estéticas y dura alrededor de 1 hora, pero también puede ser hecha una limpieza de piel casera. Los pasos a continuación también pueden ser aplicados en la piel en general para su limpieza profunda.

6 Pasos para hacer una limpieza facial

La limpieza facial es hecha siguiendo los pasos a continuación:

1. Limpiar la piel

Consiste en quitar el maquillaje y limpiar la piel aplicando una loción de limpieza para ayudar a quitar la grasa y algunas impurezas de la piel. Productos con Aloe vera y té verde son excelentes opciones para desintoxicar la piel. La loción debe ser aplicada con la mano con un guante en toda la cara, y luego se puede usar una gasa para esparcir el producto por toda la cara, con movimientos circulares.

2. Abrir los poros

La abertura de los poros generalmente se hace con la aplicación de vapor de ozono o vapor de agua, ya que el vapor ayuda a suavizar la piel, facilitando la extracción de las espinillas y de las impurezas. Puede ser aplicada una máscara para ayudar a suavizar aún más la piel más superficial. El vapor de agua o de ozono puede durar de 5 a 10 minutos y durante este período la esteticista puede masajear las manos o la cabeza de la persona que recibe el tratamiento, haciendo con el momento sea más agradable y relajante.

3. Exfoliar

La exfoliación sirve para remover la capa más superficial de la piel y de las células muertas, facilitando la extracción de las espinillas e impurezas del paso a continuación. En personas que poseen espinillas inflamadas esta exfoliación sólo puede ser hecha con un producto específico, pero en todas las otras situaciones se puede usar una crema exfoliante que tenga microesferas que presionados en la piel, favorecen la extracción de la suciedad. Los movimientos circulares con una gasa son esenciales para remover el máximo de puntos negros posibles del rostro y abrir los poros. Para quitar el producto se utiliza agua y una gasa limpia, preparando la piel para el próximo paso.

4. Extraer los puntos negros

La extracción de los puntos negros es hecha manualmente, con gasa o con un pedacito de algodón humedecidos con una loción antiséptica, presionando los indices en dirección opuesta. Ya la extracción de los millium se debe utilizar la ayuda de una microaguja para perforar la piel y presionar, removiendo la bolita de sebo que se formo allí. Este procedimiento puede demorar un máximo de 30 minutos y generalmente comienza en la zona T, en el siguiente orden: nariz, barbilla, frente y a continuación los cachetes.

Después de la extracción manual de los puntos negros y de los millium, puede ser aplicado un aparato de alta frecuencia que ayuda a que la piel cicatrice y se calme. Pero otra forma de hacer una buena limpieza de la piel, retirando al máximo las impurezas es hacer un tratamiento profesional llamado limpieza de piel con ultrasonido, que utiliza un equipo de ultrasonido para alcanzar las capas más profundas de la piel. Conozca más sobre cómo quitar los puntos negros de la nariz.

5. Máscara calmante

Se debe aplicar una máscara, generalmente calmante, de acuerdo con el tipo de piel, durante alrededor de 10 minutos para ayudar a disminuir el enrojecimiento y calmar la piel. Para quitarla se utiliza agua y una gasa limpia utilizando movimientos circulares. Durante su actuación se puede realizar un drenaje linfático manual en todo el rostro para ayudar a retirar el enrojecimiento y la hinchazón.

6. Aplicación de protector solar

Para finalizar la limpieza profesional se debe aplicar una loción hidratante y protector solar siempre con factor de protección igual o superior a 30 FPS. Después de este procedimiento la piel queda más sensible de lo normal, y por esto el filtro solar es fundamental para proteger la piel de los daños del sol y para evitar que surjan manchas oscuras en la piel, que podrán surgir en caso que la persona se exponga al sol o a luces ultravioletas.

Cuidados después de la limpieza de la piel

Después de la limpieza de piel profesional, es necesario tener algunos cuidados durante al menos 48 horas, como no quedar expuesto al sol y no usar productos ácidos y cremas aceitosas, dando preferencia a productos calmantes y cicatrizantes de la piel. Las buenas opciones son agua termal y el protector solar facial para proteger la piel de quemaduras solares y para evitar la aparición de manchas.

Cuándo no se debe hacer

La limpieza facial profesional no se debe hacer en la piel con el acné cuando hay espinas inflamadas, con aspecto amarillento, porque puede agravar el acné y dañar la piel. En este caso lo más indicado es ir al dermatólogo para realizar un tratamiento para eliminar las espinillas, lo que puede ser hecho con productos específicos para aplicar en la piel o medicamentos para tomar. Además de esto, no debe hacerse en individuos con la piel muy sensible, con alergia, descamación o rosácea.

También no se debe hacer limpieza facial cuando la piel está bronceada porque puede llevar al surgimiento de manchas oscuras en la piel. Personas que está haciendo tratamiento con ácidos en la piel como el peeling químico o que estén usando crema que contiene algún ácido, tampoco se debe hacer una limpieza en el rostro debido al aumento de la sensibilidad de la piel. El dermatólogo puede indicar cuándo puede volver a hacerse una limpieza en la piel.

La limpieza de facial se puede hacer en el embarazo, pero en esta fase es común el surgimiento de manchas en la piel y por esto el esteticista podrá optar por usar productos diferentes o hacer una limpieza de piel más superficial, para no agredir la piel, evitando el surgimiento de las manchas oscuras en la cara.

Limpieza facial profunda paso a paso:

  1. Limpiador: el primer paso para una limpieza facial es eliminar el maquillaje y las impurezas del rostro, para ello utilizamos un limpiador dermocosmético indicado según el tipo de piel y finalizamos con agua.
  2. Exfoliación: el segundo paso consiste en remover las células muertas, puntos negros y granitos utilizando un producto exfoliante, acompañado de un masaje suave de forma circular en frente, mejillas, nariz y mentón.
  3. Vaporización: el segundo paso es abrir los poros con vapor para que los productos que vamos a utilizar más adelanten penetren mejor en el cutis. Para ello utilizamos un equipo profesional que genera un chorro de vapor sobre el cutis acompañado de aceites esenciales como eucalipto y lavanda que ayudan a relajar el rostro, y ozono que descongestiona y desinfecta.
  4. Extracción de comedones: en este paso la cosmetóloga realiza un barrido por todo el rostro de los granitos, espinillas y puntos negros haciendo una leve presión con sus dedos en las zonas con más impurezas para extraerlos. Este procedimiento se realiza con guantes y productos desechables cuidando al máximo la higiene y asepsia.
  5. Mascarilla: una vez tenemos la piel libre de impurezas, granitos, espinillas y puntos negros procedemos a aplicar la mascarilla de acuerdo al tipo de piel, hay mascarillas para piel grasa, pieles secas o mascarillas con fines hidratantes o nutritivos. Se deja actuar por unos 20 minutos y se retira con agua e infusión de manzanilla para darle una sensación calmante y antiinflamatoria al cutis.
  6. Tonificar: el siguiente paso es cerrar los poros y equilibrar el PH de la piel, para ello utilizamos un tónico el cual se exparse por dodo el cutis con un suave masaje.
  7. Hidratar: utilizamos una crema hidratante que nos permite recuperar la elasticidad e hidratación de la piel para evitar quedar con una senación aspera y reseca.
  8. Sellar los poros: en este paso utilizamos un equipo que nos permite aplicar pulsos de alta frecuencia, hacemos un recorrido por todo el rostro lo que nos da un efecto tensor, descongestionante y una acción antibacteniana.
  9. Protector solar: para finalizar la limpieza facial aplicamos protector solar, de esta manera se termina el procedimiento y se observan resultados inmediatos con una piel suave, tersa y vital.

La piel es el mayor órgano de nuestros cuerpo, con funciones tan importante como protección de las agresiones físicas externas frente a los rayos UV y a los agentes infecciosos o sustancias como suciedad y contaminación ambiental.

Tips para mantener una piel saludable:

  • Incluir frutas y verduras en la alimentación diaria
  • Tomar unos 4 vasos de agua al día
  • Lavarse el rostro todas las noches antes de ir a dormir
  • Utilizar cremas hidratantes y nutritivas según el tipo de piel
  • Aplicar protector solar 2 veces al día
  • Realizarse una limpieza facial profunda profesional una vez al mes

Existen tratamientos que no pueden faltar en las cartas de servicios de un centro de estética, la limpieza o higiene facial es una de ellas y hoy vamos a entrar de lleno el protocolo de actuación para hacer de este tratamiento el servicio estrella en tu salón de belleza:

¿Qué vamos a leer en el artículo?

  • Importancia de la limpieza de la piel
  • Preparación previa y diagnóstico
  • Adaptación y personalización del tratamiento en limpiezas faciales
  • Documentación para realizar la limpieza facial
  • Técnicas cosméticas en la higiene facial
  • Limpieza Abrasiva
  • Máscaras y envolvimientos
  • Cosméticos recomendados según tipo de piel
  • Pasos a paso del tratamiento de limpieza facial
  • Cómo realizar una promoción de limpieza facial

Deshidratación, acromías, rasgos de fatiga, perdida de vitalidad, sensación de tirantez, líneas de expresión más marcadas. La piel nos está enviando un mensaje de socorro, reclama nuestra atención y nosotras somos su salvavidas. Esteticistas siempre dispuestas para accionar los mecanismos necesarios y poner fin a la presión soportada por el paso del tiempo en la piel.

En este artículo entenderemos los objetivos y la importancia de realizar una limpieza profunda a la piel después de las épocas de sol. Repasaremos paso a paso todo el proceso de tratamiento de manera profesional. La técnica, cosmética y herramientas necesarias para garantizar un efecto mas completo: oxigenar, renovar las células, favorecer la vascularización y normalizar la actividad secretora de la piel.

IMPORTANCIA DE LA LIMPIEZA DE LA PIEL PROFUNDA

La higiene diaria es básica si queremos mantener la piel en buen estado y prevenir alteraciones. Para realizar un tratamiento de higiene con suficiente profundidad se precisa de técnicas profesionales con las que conseguir oxigenar, renovar las células, favorecer la vascularización, normalizar la actividad secretora de la piel y mantener su equilibrio hidrolipídico.

El sol y la aplicación de cosméticos protectores solares desequilibran la secreción de las glándulas sebáceas además de acumular gran cantidad de células muertas en la superficie epidérmica que deben eliminarse para asegurar una correcta oxigenación e hidratación evitando así el envejecimiento prematuro (manchas, arrugas, deshidratación, perdida de firmeza…)

PREPARACION PREVIA, DIAGNÓSTICO EN LA LIMPIEZA DE LA PIEL

Esta es sin duda, la parte más importante del tratamiento. Un buen diagnóstico no sólo aumentará la eficacia y el correcto desarrollo de las sesiones, además ayuda a detectar la demanda y necesidad del cliente (expectativas, dudas, miedos) aumentará la productividad (venta de producto) y por su puesto mejora la calidad de la atención al cliente, además de evitar improvisaciones que puedan resultar nefastas para el transcurso de la sesión.

Para el diagnóstico puedes utilizar distintas técnicas; corneometría (analiza el grado de hidratación de la piel) luz wood (determina el tipo de piel y las alteraciones presentes) si no dispones de estas técnicas utiliza la lupa y realiza un estudio minucioso para reconocer todas las alteraciones que pueda presentar la piel o el tejido subdérmico.

“Para un correcto análisis recomienda a la persona que acuda al centro con la piel limpia de la noche anterior.

ADAPTACIÓN PERSONALIZADA

Una vez hemos seleccionado las técnicas cosmetológicas, electroestéticas y manuales más adecuadas personalizamos el tratamiento en duración, número y secuenciación de las sesiones (semanal, mensual…)

  • No siempre se consigue completar el tratamiento en una única sesión , pues cada piel necesita de un número de terminado de sesiones, así como unos cosméticos y unas técnicas específicas que podemos aplicar una vez finalizado el proceso de higiene profunda.

  • Las sesiones estipuladas no deben de sobrepasar, a ser posible la hora u hora y media. Pacta con el cliente la duración de cada sesión y el número de las mismas, teniendo en cuenta su disponibilidad de tiempo y sus posibilidades económicas.

  • Se empezará con unas sesiones de tratamiento de <<choque>> más activas, para provocar una mayor reacción de la piel y los tejidos

  • Al inicio de tratamiento, se recomienda realizar al menos dos sesiones semanales irás espaciando según resultados. En función de la evolución, podemos asesorar sobre otras técnicas que aporten efectos complementarios necesarios para la piel.

DOCUMENTACION

Realizado el análisis de la piel es necesario efectuar una recogida de datos sistemática y ordenada. Toda la información debe de ser anotada y archivada de manera que garantice confidencialidad. Te recomiendo utilizar un archivador para acceder de forma rápida a los datos si no dispones de sistema informático (puedes ver aplicaciones de sistemas informáticos aquí).

El historial estético o dossier debe de cumplimentarse en la primera cita junto con la ficha técnica que recoge el estudio de las alteraciones y el tipo de piel.

  • Historial estético: Recoge toda la información relativa al cliente. No solo para ayudarnos a establecer un diagnóstico, sino para conocerle, saber sus gustos, necesidades y posibilidades de realizar tratamientos estéticos, informarle sobre campañas de promoción, productos adecuados a sus necesidades, premiar fidelidad, etc…

  • Ficha para el análisis de la piel: recoge el estudio de las alteraciones y el tipo de piel.

TECNICAS COSMÉTICAS EN LA LIMPIEZA DE LA PIEL

La cosmética es una fuente de ingresos para nuestros centros y sobre todo es una fuente de salud para la piel del cliente.

La limpieza profunda de la piel requiere de unos productos cosméticos específicos: Exfoliantes, cremas de masaje, mascarillas y cremas protectoras en función de cada tipo de piel.

En este apartado haremos un pequeño resumen de la función cosmética que tendrá cada paso aplicado durante el proceso de tratamiento. Ten presentes los conceptos para poder asesorar a el cliente en la cosmética recomendada para uso domiciliario.

LIMPIEZA FACIAL

Su función principal es eliminar de la piel el exceso de sudor e impurezas. Una correcta limpieza cutánea debería de constar de tres partes:

LIMPIEZA ABRASIVA

Más conocida como peeling, su función es eliminar capas más superficiales por exfoliación. Es la parte más renovadora de los tratamientos. Dispones de distintos sistemas de abrasión que debemos seleccionar en función de las necesidades personales.

Abrasión Física
  • Scruub: Afinan la superficie de la piel empleando un cosméticos como vehículo. Destruye la unión entre entre los corneocitos manteniendo la integridad epidérmica.

Abrasión química
  • Químicos: Emplean moléculas que destruyen las uniones intercorneales (glicólico, tartático..). Elimina total o parcialmente la epidermis y partes de la dermis, como consecuencia rejuvenece la piel y desaparecen lesiones (manchas, queratosis, solares, arrugas, cicatrices).

  • Enzimáticos: Provocan la misma función que se genera en la descamación natural de la piel gracias a las enzimas que degradan proteínas (proteasas) como la papaína y la bromelia de la piña. Actúan progresivamente y han de aplicarse de forma constante, siguiendo las instrucciones del fabricante.

  • Salinos: Desnaturalizan las proteínas epidérmicas es decir extraen toda el agua del interior de las células de este modo se destruyen y descaman (sal del mar muerto)

MASCARAS Y ENVOLVIMIENTOS

Conocidas como mascarillas. Contienen activos para cada necesidad, su finalidad es limpiar en profundidad, eliminar células muertas, absorber el sebo presente de la superficie cutánea y según su composición (limpiadoras, purificantes, exfoliantes, nutrientes, renovadoras, aclarantes, tensoras, reafirmantes).

Se comercializan distintos tipos: En polvo, parafínicas, pasta, gel, peloides, velos, alginatos, polivinílicas…”

AGENTES HIDRATANTES Y PROTECTORES

Su finalidad es el mantenimiento y protección de la piel. Una piel deshidratada es la que contiene menos del 12% de agua. Cuando esto ocurre la piel aparece frágil, pierde elasticidad y presenta descamaciones.

Las moléculas que componen estos agentes contribuyen a una correcta distribución del agua en los distintos niveles del tejido.

Normaliza y mantiene la función barrera de la piel y mantiene el estado correcto de las estructuras.

Protegen la piel frente a factores que conducen a la deshidratación (jabones y detergentes, ciertos fármacos, exposición al frío, viento, sol, envejecimiento, enfermedades…)

Entre los lípidos indispensables para el tratamiento de pieles deshidratadas tanto en cabina como uso domiciliario, debemos de considerar las ceramidas, mantienen cohesionados y adheridos los corneocitos en la epidermis formando bicapas lipídicas que actúan como cemento en el estrato corneo. Además debido a su carácter anfifilico actúan regulando el paso de agua desde las capas inferiores de la piel hasta el exterior.

CONSULTA EL CUADRO DE COSMETICOS RECOMEDADADOS SEGUN TIPO DE PIEL

TIPO DE PIEL

COSMETICOS

PIELES SECAS Y DESHIDRATADAS

  • Exfoliantes en crema. AHA.

  • Principios activo: Aminoácidos, caléndula, tilo, aloe vera, malva, etc. Aceites vegetales: aguacate, almendras dulces, jojoba; derivados de la lanolina y siliconas hidrófilas.

  • Evitar sustancias muy detergentes y deslipidizantes

PIELES SENSIBLES

  • Exfoliantes físicos suaves, en crema

  • Principios activos calmantes: bisabolol, extracto de manzanilla, de tilo. Emolientes: aceite de borraja, de germen de trigo; extractos de avena, verbascum, altea.

  • Evitar exfoliantes químicos y sustancias detergentes.

PIELES GRASAS Y SEBORREICAS

  • Exfoliantes físicos y químicos, enzimáticos e hidroxiácidos

  • Principios activos con efecto astringente: extractos de hamamelis, aciano, uva roja, ortiga blanca, castaño de indias.

  • Evitar sustancias muy detergentes que puedan irritar la piel

PIELES CON TENDENCIA ACNEICA

  • Exfoliante en gel o en solucion

  • Emulsiones de bajo contenido graso y lociones ligeramente astringentes.

  • Principios activos astringentes suaves: Ortiga blanca, uva roja, hamameis, castaño de indias, etc..

  • Sustancias antisépticas: extractos de romero, salvia, espliego, pino, limón, árbol de te, etc.

  • Evitar sustancias muy detergentes que puedan irritar la piel.

PIELES ENVEJECIDAS

  • Exfoliante en crema o en solución

  • Principios activos emolientes: aceites dermófilos (germen de trigo, manteca de karité,jojoba y aguacate), alcoholes y ésteres grasos. Estimulantes: aminoácidos, enximas, equinácea, eleuterococo, ácido hialurónico, etc..

  • Evitar sustancias excesivamente detergentes.

PASO A PASO DE LA LIMPIEZA FACIAL

Después de toda la información recopilada y una correcta selección de activos y cosméticos sigue paso a paso las indicaciones que te indico para una correcta y placentera ejecución del tratamiento.

PREPARA TODO LO NECESARIO

1. Tu cabina lista para comenzar 2. Preparar Producto estetica Historial estético

Una vez seleccionado todo el producto, revisado su historial y con nuestra cabina preparada, acompañamos a la persona a la sala de tratamiento, le facilitamos una prenda cómoda que permita trabajar todo el escote y le indicamos que se quite los elementos metálicos.

Acomodamos a la persona en la camilla cuyo respaldo dispondrá de una toalla (con ella realizaremos unos movimientos cervicales en pasos posteriores) tendrá una pequeña inclinación, introduce un acolchado en la zona del hueco poplíteo y cubre su cuerpo para evitar que sienta frío.

TOMA DE CONTACTO

Libera tensiones faciales

  • En la toma de contacto conecta con tu clienta, libera su tensión comenzando por la zona más distal, flexiona y extiende el empeine y recorre con suaves presiones su cuerpo hasta llegar a la zona de la cabeza. Realiza presiones en el cráneo, frente y facial.
  • Realiza una secuencia respiratoria (5-6 respiraciones); inhalar aire de manera conjunta, mantener y soltar según las indicaciones que tu decidas ir pautando.
  • Coge los extremos de la toalla situada en la zona cervical y cubre sus ojos, tracciona suavemente hacia ti. Sitúa las manos encima de la toalla y sobre la frente presiona tres veces manteniendo unos segundos. Vuelve la toalla a su posición inicial y comienza la siguiente fase.

FASE DE HIGIENE

Proceso de desmaquillado

Tienes a la clienta en tus manos…

Realiza todos los pasos de higiene. Previamente observa sus cejas, elimina las sombras que provoca el bello y realza su mirada.

  • Comienza con un desmaquillado general (ojos, labios, rostro) recomiendo cosméticos en gel o aceite ya que emulsiónan perfectamente los cosméticos.
  • Realiza un primer aclarado (para una ejecución más profesional recomiendo toallas desechables o manoplas de felpa, las esponjitas tienen un menor poder de arrastre, con el higienizante seleccionado realiza una limpieza general (escote, cuello, rostro) pases enérgicos y coordinados.
  • Retirar y realizar un segundo aclarado, secar la piel y equilibra el Ph de la piel presionando con un algodón empapado en tónico o mediante un pulverizador.

EXFOLIACIÓN, EXTRACCIÓN

1A. Exfoliación 1B. Peeling Extracción de comedones

La técnica de aplicación del exfoliante va a depender del producto seleccionado.

  • Cubre los ojos de tu clienta con ayuda de un algodón impregnado con un hidrolato calmante y descongestivo, durante el proceso abrasivo.

Si no dispones de microdermoabrasión, puedes realizar un peeling con un gran efecto exfoliante mezclando en un bol 10grs del polvo con 30ml de agua. Emulsiona la mezcla con movimientos circulares hasta completa homogenización y trabaja suavemente cara, cuello y escote.

Realizar extracción si fuese necesario.

MASAJE Y MASCARILLA

Técnica de masaje Aplicación de mascarilla

  • Finalizada la exfoliación retira con abundante agua todos los restos, secamos la piel con ayuda de un pañuelo de celulosa. Dobla este a la mitad extiéndelo en un lateral del rostro y ejerce una ligera presión repite el proceso en el otro lado.
  • Realiza un masaje relajante en rostro y cuello con ayuda de una crema de masaje.
  • Aplica la mascarilla seleccionada (durante el tiempo de aplicación puedes realizar un suave masaje en sus manos, para hacer el tratamiento aún mas placentero).

ULTIMOS PASOS

Pases de retirada

  • Retira la mascarilla, pulveriza la piel, realiza un tecleteo para favorecer la activación sanguínea y elimina el exceso de humedad.
  • Aplica los serums o activos seleccionados y crema final con protección.
  • Para concluir la sesión realiza una última toma de contacto: apoya tus manos en sus hombros y mantente relajada durante 1 minuto, retira el protector del pelo y retírate suavemente. Permite que se quede relajada unos minutos.

Final y cierre

  • Ayuda a tu cliente a incorporarse de la camilla, retírate para facilitarle su tiempo y comunica que esperas en recepción.
  • Selecciona el producto de uso domiciliario y expónlo encima del mostrador.
  • Una vez la persona se dirige a ti, asesora sobre necesidades y muestra la solución (producto). Añade un extra de atención con una tarjeta que incluya indicaciones de aplicación para el producto y su próxima cita.
  • Su decisión no depende de nosotras pero siempre estar correctamente informado es el primer paso y tendrá una trascendencia fundamental en los resultados del tratamiento, algo que el cliente debe conocer.

Tómate tu tiempo en el diagnóstico y elaboramos un plan de ejecución con el cliente, la eficacia y profesionalidad será el sello indiscutible de tu centro, aumentando considerablemente los ingresos del mismo.

Ahora que dispones de todas las herramientas necesarias para sacar el máximo rendimiento a este tratamiento, solo queda promocionarlo.

Beneficios de la limpieza facial profunda

Una limpieza facial profunda es esencial para cuidar la salud de la piel y procurar su bienestar y juventud. El objetivo de este procedimiento de limpieza consiste en remover las impurezas de la piel y las células muertas a fin de devolverle energía y luminosidad al rostro.

Principales beneficios de la limpieza facial profunda

La piel del rostro es la que más suele estar expuesta a la impurezas del ambiente, estos factores contaminantes pueden irritar la piel y fomentar su envejecimiento prematuro. Por eso para cuidar el rostro no hay nada mejor que sumar a la rutina de higiene y belleza una limpieza facial profunda.

El proceso de limpieza facial comienza con la aplicación de productos descongestionantes y cremas específicas de acuerdo al tipo de piel de la persona, luego se procede a eliminar los puntos negros, imperfecciones y pústulas. Para terminar el tratamiento se aplican ciertos tónicos que ayudan a cerrar los poros e hidratar la piel del rostro.

Todo este procedimiento de limpieza facial profunda tiene una serie de beneficios para la piel:

– La limpieza facial profunda retarda el envejecimiento de la piel, y permite retardar el envejecimiento de la piel.

– Además, el tratamiento de limpieza facial profunda ayuda a remover los puntos negros y estimula la absorción de productos cosméticos.

– El procedimiento de la limpieza facial profunda aumenta la hidratación de la piel y ayuda a descongestionar el rostro.

– Durante la limpieza facial se realiza una exfoliación de la capa superficial de la piel. La exfoliación estimula a la regeneración de nuevas células y además deja la piel mucho más suave, fina y saludable.

Como podemos ver la limpieza facial profunda tiene muchos beneficios, por eso los profesionales recomiendan realizar este procedimiento de limpieza una vez al mes en centros de estética especializados.

Si a usted le gustaría aprender mucho más de este proceso de higiene tan particular, te invitamos a realizar el curso de Limpieza Facial online. Lo esperamos con la mejor tecnología educativa para que pueda estudiar desde la comodidad de su hogar y planificando sus propios horarios de estudio. Este curso 100% online le permitirá a usted aprender sobre las cremas limpiadoras, los tratamientos de limpieza para el rostro, las técnicas específicas de limpieza facial y mucho más.

Si tienes acné o eccema, necesitas tener cuidado extras con tu piel ya que el sol podría exacerbar esas condiciones. Una limpieza facial profunda es una gran manera de mantener tu piel saludable y suave durante la primavera. Es una forma de exfoliación completa; llega a áreas de la piel que un lavado facial ordinario no puede alcanzar. En este artículo conoce algunos de los beneficios de hacerse una limpieza facial profunda.

Durante este tratamiento, su piel es vaporizada para abrir sus poros; esto ayuda a la extracción de poros obstruidos, cabezas blancas y puntos negros. El vapor es seguido por una limpieza profunda de su piel, que limpia las capas más profundas. Una limpieza facial profunda es especialmente útil si tienes piel grasa, acné o eccema.

Beneficios de una limpieza facial profunda

Beneficios de una limpieza facial profunda

Cuando necesitas un poco de mimos, un tratamiento de spa puede ser el antídoto perfecto para una vida ajetreada y agitada. Su piel soporta el peso de los elementos, la exposición excesiva al sol y al viento son todos factores identificados en los estudios sobre el envejecimiento de la piel. Tener una sesión regular de limpieza de la piel ofrece numerosos beneficios:

1. Llega a las capas más profundas de la piel

Como se mencionó anteriormente, una limpieza facial profunda alcanza las partes subyacentes de la piel que el lavado facial no puede alcanzar. Limpia a fondo la piel, eliminando el exceso de grasa, toxinas y células muertas de la piel. Una limpieza profunda facial deja la piel sintiéndose fresca; sale como si tuviera una nueva capa de piel.

2. Hidrata la piel

Una limpieza profunda facial proporciona a la piel la hidratación que necesita para combatir las imperfecciones y las arrugas. La magia de una limpieza facial profunda es que elimina el exceso de grasa pero mantiene la piel del rostro lo suficientemente hidratada para que luzca saludable y radiante.

3. Ayuda a la circulación sanguínea

Una limpieza profunda facial mejora la circulación sanguínea en las capas de la piel del rostro al aumentar el flujo de sangre oxigenada a las células de la piel.

4. Elimina la piel grasa

Si tienes piel grasa, acné necesitas tener un cuidado extra de tu piel. Incluso si no tiene una condición de la piel, debes tratar tu piel para prevenir que una condición de la piel se desarrolle; esto se puede lograr con una limpieza facial profunda.

5. Relajante

Los mensajes relajantes son muy importante, alivia el estrés y equilibra tu mente. La cara necesita masaje y la mayoría de los tratamientos faciales lo incluyen. El aumento de la circulación que obtendrá ayuda a estimular los vasos linfáticos y desintoxica la piel, haciéndola lucir saludable y joven. El agradable aroma de las máscaras faciales es sólo otra increíble adicción a una experiencia relajante.

6. Rutina para el cuidado de la piel

Una buena esteticista analizará su condición de la piel y le ayudará a elegir el mejor tratamiento facial para su tipo de piel. Puedes recibir buenos consejos de un profesional, hablar sobre tu rutina diaria de cuidado de la piel y obtener recomendaciones sobre los productos que mejor se adaptan a tu piel. Esto es importante porque puedes usar estos consejos para prevenir problemas futuros y mantener su piel en buenas condiciones.

7. Trata problemas de la piel

Después de ser diagnosticado con una condición de la piel, recibir un tratamiento facial regular le ayudará a tratarla y a sanar la piel.

8. Anti envejecimiento

Los tratamientos faciales pueden ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento y prevenir la aparición de arrugas. Relajar el rostro con una crema anti-edad aumentará inmediatamente la circulación sanguínea y el flujo de oxígeno, lo que promueve la producción de colágeno y aumenta la elasticidad de la piel.

Beneficios de una limpieza facial profunda

Muchas personas enfatizan una apariencia juvenil y una de las maneras de lograrlo es manteniendo una piel saludable y vibrante. Desafortunadamente, nuestra piel está bajo un constante aluvión de toxinas de los elementos en una base diaria. El sol, el viento y los contaminantes del aire contribuyen a dañar la piel. A medida que envejecemos, nuestra piel es menos capaz de lidiar con estos problemas. Perdemos elasticidad en la piel y podemos ser más propensos a las líneas finas y arrugas.

Para combatir esto, un régimen regular de cuidado de la piel debe ser adherido que incluye el cuidado diario de la piel, así como la limpieza profunda facial. Los tratamientos faciales de limpieza profunda son ideales para rejuvenecer la piel y hacerla lucir más joven.

Limpieza facial profunda

Un limpieza facial profunda es vital para cuidar la salud de la piel y procurar su bienestar y juventud. Su realización se basa en la remoción de impurezas de la piel y células muertas para devolverle energía y salud al rostro.

Los principales factores de contaminación que afectan la calidad de nuestra piel están relacionados con el sol, el clima, el viento, la contaminación, el cigarrillo, la alimentación y el maquillaje. Todos estos factores son inevitables y los debemos enfrentar diariamente, por lo que es muy importante hacerse una limpieza facial profunda periódicamente.

Dentro de los beneficios que ofrece la limpieza facial profunda podemos decir que ayuda a :

  • Retardar el envejecimiento de la piel
  • Elimina y remueve las impurezas y células muertas
  • Ayuda a remover los puntos negros
  • Estimula la absorción de productos cosméticos
  • Aumenta la hidratación

El procedimiento de la limpieza facial profunda se realiza con la aplicación de productos des congestionan tes y cremas específicas para cada tipo de piel, a su vez se procede a eliminar puntos negros, blancos, imperfecciones y pústulas. El proceso termina con la aplicación de tónicos que ayuden a cerrar los poros e hidratar la piel del rostro.

De igual forma, por medio de las limpiezas faciales se exfolia la capa superficial de la piel dejándola más transparente, sana, fina, traslúcida y estimulando a la regeneración de nuevas células.

En cuanto el número de sesiones que se deben realizar de limpieza facial profunda, es importante saber que éstos varían en relación al tipo de piel y cantidad de grasa, pero comúnmente se realizan una vez al mes en centros médicos especializados, pues al usar productos farmacéuticos y máquinas especiales se necesita de una cosmetóloga profesional.

Rutina de cuidado facial en 5 pasos

Limpiar la piel a diario es fundamental para eliminar células muertas, impurezas, residuos y restos de maquillaje. Sigue estos 5 pasos en tu rutina de limpieza de cutis diaria y notarás una piel más limpia y luminosa.

1. Desmaquillar

Para limpiar la piel del rostro usa un producto desmaquillante específico para tu tipo de piel, seca, mixta o grasa. La piel del contorno de los ojos es muy delicada y necesita un producto especial desmaquillante para esta zona para evitar irritaciones.

2. Mascarilla

Aplica una mascarilla acorde con tu tipo de piel, según sea seca, grasa o mixta y deja actuar en la piel.

3. Aclarar

Pasado el tiempo recomendado aclara la piel del rostro con agua tibia y seca con una toalla o disco de algodón con ligeros toquecitos. Después, antes de utilizar el sérum o crema nutritiva, aplica un tónico facial sobre el rostro que ayuda a refrescar, hidratar, purificar y equlibrar el PH de la piel.

4. Hidratar

Aplica un tónico facial y cuando lo haya absorbido la piel aplica de día una crema hidratante de día y de noche otra específica más profunda y reparadora. Realiza un suave masaje en sentido ascendente.

5. Contorno de ojos

Para la zona de los ojos aplica una crema específica de contorno de ojos, con ligeros toques sin arrastrar.

Puedes completar tu rutina de limpieza diaria de la piel con un tratamiento facial periódico en un centro especializado.

Recomendaciones para una buena limpieza de cutis

La limpieza de cutis es más que recomendable para mantener la piel de la cara en perfectas condiciones y eliminar las impurezas que en ella se acumulan por la acción de la contaminación ambiental o los restos de maquillaje.

Si no se realiza una limpieza de cutis al menos una vez por semana, la suciedad, los puntos negros, la grasa generada por la piel, las manchas que puedan aparecer e incluso las arrugas restarán brillo y vitalidad al rostro, favoreciendo además el envejecimiento epitelial.

La limpieza de cutis, asimismo, es esencial para que los tratamientos de belleza puedan tener éxito y debe realizarse correctamente siguiendo los pasos necesarios:

  • Lo primero es desmaquillarse de forma meticulosa evitando que queden restos.
  • Posteriormente hay que lavarse la cara con agua caliente o aplicar vapor directamente sobre la cara, con el de que se abran los poros y sea más fácil eliminar la suciedad acumulada en ellos. Luego hay que utilizar un jabón o una espuma, leche o crema limpiadora.
  • El siguiente paso imprescindible para una correcta limpieza de cutis es la exfoliación, para la que se pueden utilizar cremas exfoliantes y otros productos -por ejemplo, cepillos especiales. Los hay específicos para cada tipo de piel-. La exfoliación permite arrastrar la suciedad contenida en los poros de la piel, la grasa acumulada y la piel descamada.
  • La limpieza de cutis se puede completar con la aplicación de una mascarilla, que puede ser de acción hidratante, purificadora, iluminadora, etc. Depende de los gustos de cada persona.
  • Por último, conviene señalar la conveniencia de evitar el uso de maquillaje durante unas 12 horas.

Se recomienda hacer la limpieza de cutis una vez a la semana, aunque también es conveniente ponerse en manos de un profesional una vez al año.

La salud de la piel es crucial para mantener un aspecto sano y joven. Por ello, la limpieza de cutis casera es una manera ideal de mantener un rostro sano y cuidado. Para limpiezas esporádicas podemos recurrir a limpiezas caseras con productos del hogar para abrir los poros, e incluso hacer una exfoliación superficial. Con todo ello se consiguen resultados fantásticos para tener una piel limpia, sana y que refleje juventud.

Limpieza de cutis casera: todos los pasos a seguir

Para realizar una limpieza de cutis casera solo hace falta seguir unos sencillos pasos. Si se realizan estas acciones un par de veces por semana se conseguirán unos resultados radiantes.

1. Limpiar la piel en profundidad

La piel del rostro sufre más de lo que podemos pensar. El maquillaje, el tiempo y la contaminación son factores que afectan a diario a la piel, por eso, el primer paso es limpiarla.

Para una limpieza adecuada se deben emplear jabones especiales para el rostro o leches limpiadoras. De esta manera, se podrán retirar los excesos de maquillaje y partículas que puedan existir sin que la piel sufra.

Si además esta acción se realiza para desmaquillar la cara, será importante que se comience por los ojos y luego se pase al rostro completo. Será recomendable el uso de algodones desmaquillantes para las distintas zonas. Además, una vez se esté desmaquillada, para evitar que persista cualquier partícula será mejor hacer un lavado de la cara con leche desmaquillante o jabón.

Este paso es muy importante para que los productos y acciones que le siguen tengan un mayor efecto. Para llevarlo a cabo solo se necesita hervir agua y que se genere vapor. De esta manera los poros del rostro se abrirán permitiendo una limpieza de cutis más completa.

En este paso se puede hervir agua en una cazuela y cuando esté hirviendo tapar con un paño. A continuación, una vez retirada del fuego, se acerca el rostro y se destapa el paño, poniendo este sobre la cabeza para que el vapor impacte de forma directa en el rostro durante varios minutos.

Además, se pueden añadir en el agua varios aceites esenciales para la piel que contribuirán a su relajación y multiplicarán sus beneficios.

3. Exfoliación profunda

En este momento se necesita un producto exfoliante acorde con cada tipo de piel. La mejor forma de aplicarlo será en círculos por toda la cara. Se deberá evitar el contorno de ojos. Además, masajeando de forma más intensa en la zona T (nariz, frente y barbilla) se conseguirán eliminar impurezas tales como puntos negros, piel muerta y grasa.

Limpieza de cutis en casa según el tipo de piel

Dependiendo del tipo de piel se aplicarán los siguientes pasos con algunas modificaciones. Siempre se debe tener en cuenta que hay que emplear los productos adecuados para cada piel que recomienden los profesionales. De esta manera el resultado será ideal, pero si no se utilizan correctamente pueden perjudicar la piel.

Piel normal

En la limpieza se debe asegurar que los jabones sean para rostro. Además, los ingredientes que son recomendables para el tipo de piel normal son el aguacate, el germen de trigo y el coco.

Para esta piel, la rutina mencionada antes no debería suponer ningún problema. Es muy importante que el rostro esté completamente desmaquillado. Además, en la exfoliación es recomendable hacerlo con los propios dedos para que sea más eficaz, sobre todo en las zonas de nariz, frente y barbilla.

Piel mixta

Este tipo de piel requerirá un cuidado especial a la hora de realizar la limpieza. Es recomendable que por la mañana se use un jabón espumoso para las zonas más grasas y por la noche uno en crema suave para las partes más secas.

En este caso, la exfoliación y la hidratación serán fundamentales. La primera para las zonas que tiendan a ser más grasas y la segunda para la parte más seca del rostro.

Para realizar la rutina facial de limpieza se deberán identificar muy bien las diferentes zonas y actuar en consecuencia. Además, se pueden emplear distintos productos como exfoliantes de grano fino o grueso para las distintas zonas.

Al finalizar será muy importante realizar una correcta hidratación, sobre todo en las zonas más secas de la piel.

Piel sensible

Las lociones que se usen en la rutina de limpieza han de ser suaves y solubles en agua. El ingrediente ideal es la leche, ya que de esta manera tanto cremas como exfoliantes serán más suaves con la piel y evitarán que se dañe. Además, tiene un efecto hidratante que es muy necesario en el cuidado de este tipo de piel.

En cuanto a la exfoliación se debe realizar de forma más suave, empleando productos poco agresivos. Además, para que la piel sufra menos es muy recomendable exfoliar con un algodón sin hacer mucha presión, solo de manera superficial para arrastrar solo las células muertas. A continuación la hidratación ha de ser con un producto específico como una mascarilla determinada para este tipo de piel.

Piel seca

Para las pieles secas lo mejor es alejarse del agua demasiado caliente, ya que al abrir los poros se retira la humedad natural de la piel. Por este motivo, en el segundo paso hay que tener especial cuidado. Además, es muy recomendable emplear aceites como el de oliva, el de almendra o el aceite de jojoba para así hidratar y mantener cuidada la piel seca.

La piel seca necesita hidratación con frecuencia. Por ello, en la rutina de limpieza, la apertura de los poros será durante menos tiempo y, tras la exfoliación (suave con un producto con grano fino), se debe realizar una hidratación profunda de la piel con una crema adecuada. Es muy recomendable utilizar una brocha para hidratar y distribuir bien todo el producto.

Cuidar la piel es cuidar de la salud, por eso, la limpieza de cutis casera debe ser algo habitual en la rutina de belleza. Aparte de lo dicho, hay que tener cuenta que aunque el resultado de una limpieza casera puede ser correcta, nunca podrá igualar al resultado obtenido en centros especializados, como la limpieza facial purificante o la microdermoabrasión, que limpian, nutren e hidratan la piel en profundidad obteniendo resultados prolongados durante meses.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *