0

Listas de la compra

Tabla de contenidos

Lista de Compras para ir al mercado

Al momento de ir de compras, lo mejor es… ¡¡¡Ir preparados!!! Es por eso que quiero dejarte esta práctica lista de compras, donde podrás seleccionar (marcando cada casilla) los productos para el consumo tuyo y de tu familia.

Ir al supermercado tiene su ciencia, hoy por hoy, tenemos que rendir nuestro dinero al máximo y tratar de optimizarlo, para esto tenemos que ser muy cuidadoso con los alimentos que seleccionamos, fijándonos en su fecha de vencimiento y siendo realmente honestos sobre si lo vamos a consumir o no.

No queremos estar botando alimentos vencidos porque se nos olvidó que estaban allí.
Como la idea es no excedernos de nuestro presupuesto (diario, semanal, quincenal o mensual), lo ideal es que asignes un monto aproximado a cada producto y lo vayas sumando, para no excederte en lo que habías presupuestado inicialmente.

Te recomiendo que esta lista la hagas con tu familia para que no se te escape ningún producto que sea necesario para alguno de tus miembros familiares.

Es importante que resaltes con un color los productos prioritarios (necesarios para cada día); Con otro color, los que consumes eventualmente y deja un monto pequeñito para las “ofertas” y “caprichitos” que bien se merecen pero que no siempre se pueden comprar.

En mi libro «Decide Administrar Tu Hogar» no solo podrás profundizar más esta técnica y aprender cómo mejorar tu presupuesto y distribución de la compra mes a mes, sino que tendras un panorama más amplio de cómo administrar todo lo referente a las tareas del hogar, tiempo con tu familia, con tu pareja, y demás. No te lo puedes perder!

Una vez teniendo la lista de compras lista con los montos asignados por artículos para comprar, ve al supermercado y empieza a revisar con ojo clínico los productos que compras. Quizás puedes conseguir alimentos que son lo mismo pero marcas diferentes y una gran diferencia de precio.

Te puede interesar:

  • Matriz para el presupuesto del Hogar
  • 11 Ideas para Optimizar el Presupuesto de Gastos Familiar
  • Ideas para Ahorrar dinero

Un punto importante de las compras al supermercado son las ofertas!

Hay ofertas que valen la pena y otras que no tanto. Por ejemplo, si consigues una lata de atún que te trae de regalo un frasquito pequeño de mayonesa ¿Por qué no aprovecharlo? Si igual la mayonesa la puedes utilizar y sustituir de tu lista de compras (te estaría saliendo practicamente gratis)

Otro ejemplo serían los famosos 2×1 y 3×2, si son artículos que utilizas y consumes bastante mes a mes, te recomiendo que calcules si te es factible adquirir una de estas ofertas e invertir un poquito más, pero dejando libre un espacio para el presupuesto de la siguiente compra.

Muchas personas aprovechan estas tiendas de volumen como Pricesmart, Wallmart, etc, donde adquieres los productos en volumen. Si son artículos que en todas las compras los adquieres y no se te van a dañar, puedes evaluar hacer compras específicas que te ayudarán a optimizar tu presupuesto.

Teniendo esta lista de compras, puedes evitar llegar a la Caja y tener que devolver productos porque el dinero no te alcanza o estar calculadora en mano sumando cada producto para no excederte.

Sé práctica, programa tu compra con calma y deja los malos ratos para otros…

Cuando surge el tema de la compra semanal, la planificación de los menús y cuestiones similares, casi todos mis amigos me comentan que la lista de la compra es lo que más les cuesta y que muchas veces van al supermercado y empiezan a recorrer los pasillos sin tener previamente una idea sobre qué van a buscar, o qué productos incluir en su compra. Por ese motivo, hemos querido daros unas pautas para que sepáis cómo organizar y hacer correctamente la lista de la compra con ayuda de la web de ALDI.

Cuando vamos a hacer la compra es muy recomendable confeccionar primero la lista de lo que necesitamos, que hará que no se nos olvide nada de lo que falte en la despensa y a la vez para que no compremos cosas que no vamos a usar en los próximos días, evitando así que se nos estropeen algunos productos.

Consejos para confeccionar la lista de la compra

La importancia del menú semanal

Hay algunos pasos que son convenientes para organizar y hacer la lista de la compra. En primer lugar es recomendado hacer un cuadro semanal con los menús que vamos a preparar entre las comidas y las cenas, para tener más o menos claros los ingredientes principales de los platos que queremos cocinar.

Hay que conseguir que el menú semanal sobre el que se basará nuestra lista de la compra quede compensado y sea equilibrado, con alimentos de todos los grupos nutricionales para que nuestra alimentación sea óptima.

Al hacer el menú semanal no olvidéis incluir los platos que gusten a todos y poco a poco ir introduciendo otros para descubrir nuevos ingredientes y acostumbrarnos a su inclusión en nuestra dieta.

¿Libreta o tecnología?

Podemos tener una libreta para apuntar nuestros menús semanales, que nos aporta la ventaja adicional de que cuando no tengamos ideas para rellenar el menú de una comida o una cena, podremos inspirarnos en alguna receta que nos gustase de las semanas anteriores o repetirla. También es muy práctico tener una pizarrita imantada en la nevera para apuntar en el momento las cosas urgentes o que hay que comprar en la próxima visita al supermercado.

Además de estos métodos tradicionales, cada vez existen más apps para el teléfono movil que nos pueden ayudar en esta función. Una de las más específicas es Grocery List, pero existen otras similares especiales para los formatos iOS, Android y otros.

El producto fresco del día y las ofertas de temporada

Los productos frescos son muy saludables para la alimentación. Al hacer la lista de la compra es conveniente dejar algunos «comodínes» y no todo enumerado de forma estricta. Cuando vayas al supermercado ALDI, en la sección de productos frescos encontraremos unos u otros productos que elegiremos sobre la marcha, adaptando una pequeña parte del menú en función de la disponibilidad de lo que haya en el súper.

Además, los productos frescos que están en plena temporada suelen ser más baratos y están en su mejor momento, por lo que al hacer la lista se puede marcar verdura de temporada o fruta de temporada y luego elegir la que más nos guste in situ.

La confianza en una buena marca

Hay marcas de productos que nos dan tranquilidad. Por eso, al hacer la lista de la compra es conveniente dejarnos seducir por esos ingredientes que nos garantizan un buen resultado.

Por poner un ejemplo, los productos ecológicos Gutbio son de gran calidad y de toda confianza. Bebidas, zumos, lácteos, miel y otros productos, todos ellos con garantía de producción ecológica. Entre ellos, recomendamos el zumo de manzana, una bebida refrescante para cualquier momento del día.

La cantidad exacta que necesitamos. ¿Compra grande o pequeña?

También es importante que sepamos calcular cuánta comida es necesario comprar para que no tengamos carencias ni excesos y con ella configurar nuestro menú semanal de forma correcta. Consultar las recetas nos ayuda a calcular lo que vamos a necesitar.

No conviene acumular mucha cantidad de los productos perecederos, para evitar que nos lleguen a caducar. Es preferible ir comprándolos conforme los necesitemos, aunque tengamos alguno de más en reserva para no quedarnos sin nada, en especial en los productos básicos o de la despensa.

En general, salvo comprando a nivel mayorista, no encontraremos grandes ahorros al comprar en grandes cantidades y suele ser más práctico hacer más compras pequeñas y volver al supermercado a comprar productos más frescos o con fechas de caducidad más lejanas.

Si compramos mucha cantidad de algún alimento, es probable que después tengamos que congelarlo para que no se estropee por lo que es mejor no pasarse con las cantidades.

¿Compra mensual, semanal o diaria?

Puede parecer obvio, pero a la hora de hacer tu lista de la compra, debes considerar las circunstancias. No es lo mismo ir andando o en coche, ni es lo mismo una visita de urgencia motivada por un olvido -en la que irás solamente a por lo que necesitas-, que una visita planificada para la compra de la semana o del mes. Cada compra será distinta y necesitarás una lista pensada específicamente para ella.

Un margen para las ofertas destacadas

Aunque llevemos una idea preconcebida de lo que vamos a comprar gracias a nuestra lista de la compra, hay que concederse una pequeña flexibilidad, dándonos un margen para las ofertas destacadas que encontremos en el súper. Cuando recorramos los pasillos, podremos comprar algún producto que no teníamos previsto comprar a priori, pero que veamos que está a buen precio, mientras seguimos adquiriendo los productos que sí tenemos apuntados.

Cíñete al presupuesto marcado

Otra ventaja de tener una lista de la compra confeccionada cuando vamos a hacer la compra es que podemos hacernos una idea de lo que vamos a gastar, sin llevarnos una sorpresa en el momento de pagar en la caja. Así, siempre dentro de ciertos márgenes, podremos ceñirnos al presupuesto que tenemos previsto sin que los gastos se nos disparen.

Otros consejos para hacer la compra

  • Cuidado con las fechas de caducidad: revísalas con cuidado en los productos lácteos, huevos y panadería.
  • Al comparar productos, mira el precio por kilogramo ya que no todos los envases vienen con la misma cantidad en las diferentes marcas.
  • No vayas con hambre a hacer la compra porque gastarás más y comprarás caprichos no necesarios.
  • Si puedes haz la compra en las horas que hay menos público para pasar menos tiempo en la caja, así también encontrarás más existencias.

La lista de la compra de ALDI

Aunque ALDI aún no vende online sí que nos ayuda con su web a realizar la lista de la compra de una forma muy visual, facilitándonos la tarea de elegir los productos viendo su precio, las marcas y las características. Cuando vemos los diferentes productos, y queremos elegir uno de ellos, basta con hacer clic en “añadir” para que se incorpore a nuestra lista personal.

Para mí, el mejor sistema es ir sección por sección, visitando la Despensa de Aldi, los Productos frescos, (carnes, pescados, frutas y verduras), los productos refrigerados y congelados, las bebidas, etc., añadiendo de cada uno de dichos grupos, los ingredientes que quiero incluir en mi lista.

Cada cierto tiempo puedo pulsar en Lista de la compra para verificar lo que llevo añadido al carrito y en el momento puedo verlo, añadir o quitar algún artículo, y por supuesto ver el precio total de lo que llevo en mi lista de la compra.

Una vez terminada, la lista de la compra de ALDI me da dos posibilidades muy interesantes: Imprimir la lista, si es que quiero llevar luego la lista en papel por el sistema tradicional o compartirla, enviándola a mi correo electrónico o al de mi pareja, al teléfono móvil o a la tablet para que el que se acerque al supermercado tenga todo apuntado y así no olvidarse nada.

Por supuesto, una vez en el supermercado accederé a mi lista de la compra y aunque ella sea quien marque nuestra pauta de compra, también podremos comprar algún otro producto que veamos a buen precio, con una frescura especial o si se nos antojase algún dulce o darnos un pequeño capricho para disfrutar a la hora de los postres.

En Sabores ALDI:

  • El viaje más dulce del mundo te espera en los postres
  • Vinos 10, por menos de 10 euros
  • 7 deliciosas propuestas para volver de vacaciones con energía
  • Un menú de Estrella Michelin con productos del súper
  • Recetas de queso para desayunar, comer y cenar

Para ahorrar en la cesta de la compra se debe hacer una lista de lo necesario, comparar precios y recurrir a productos de temporada. El gasto en el supermercado supone una partida importante dentro de la economía familiar y en un contexto de ajustes es básico planificar bien las compras para disponer de más liquidez para llegar a final de mes.

Índice

Trucos para ahorrar en la cesta de la compra

Ahorrar en la cesta de la compra es fácil, solo tienes que tener en cuenta estos 10 sencillos consejos:

  1. Revisa y organiza tu despensa.Lo primero que debes hacer es hacer inventario de lo que tienes y ordenar los alimentos por grupos (conservas, pasta, aceite…), destina un lugar fijo para cada uno de ellos y controla las fechas de caducidad, coloca delante los que antes vayan a caducar.
  2. Haz una lista con lo que necesites. Lo mejor para hacer la lista es empezar por decidir el menú semanal, luego revisa lo que tienes y a partir de ello te será mucho más sencillo elaborar la lista de la compra.
  3. Fíjate un presupuesto personal. Decide previamente qué cantidad quieres destinar semanalmente a la cesta de la compra, así te será más fácil primar lo realmente necesario y prescindir de los caprichos. También estaría bien que anotaras los gastos a final de mes para controlar en qué se gasta el dinero y cómo ajustar el presupuesto en caso de que las cuentas no cuadren.
  4. No vayas a la compra con hambre. Está comprobado que si se va al supermercado con hambre se compra más de lo necesario, también evita las horas punta y pasar mucho rato en los establecimientos.
  5. Compara precios. Está comprobado que comparando precios entre diferentes establecimientos se puede llegar a ahorrar unos 1.000 euros al año según los estudios que anualmente realizan las asociaciones de consumidores.
  6. Ojo con las ofertas. No te guíes por las ofertas sino por los precios de los productos, dado que a lo mejor el producto ofertado puede seguir siendo más caro que otros de su misma gama.
  7. Apuesta por los productos de temporada. Los productos de temporada siempre son más económicos que los que no lo son, además conservan mejor sus propiedades nutritivas que los que son de importación.
  8. Evita los envasados y precocinados. Para ahorrar en la lista de la compra es imprescindible evitar en la medida de lo posible la compra de productos envasados y precocinados porque resultan de media un 30 por ciento más caro que si los elaboramos en casa, así que para ganar dinero y salud lo mejor es que destines un día a cocinar y congelar alimentos para los días que no tengas tiempo.
  9. Hazte las tarjetas de fidelización. Normalmente si te haces la tarjeta de cliente de los supermercado s que más frecuentes tendrás acceso a ofertas preferentes o a vales descuento.
  10. Busca posibles ofertas en apps o páginas webs Cada vez son más los centros comerciales que han que complementan los servicios que ofrecen con descuentos, promociones y otro tipos de rebajas a través del teléfono móvil. Por ello, antes de visitar una gran superficie comercial, comprueba si ésta ha desarrollado una app móvil que te puedas descargar y que te ofrezca alguno de estos servicios complementarios.
  11. No olvides las bolsas. Apuesta por las bolsas reutilizables, recuerda que en la mayoría de los establecimientos las bolsas de plástico ahora se pagan, además reduciendo el consumo de bolsas ayudamos a proteger el medioambiente.

Presupuesto familiar

  • ¿Te ha servido de ayuda?

Lista de la compra para comer mejor

Somos lo que comemos y comemos lo que tenemos. Y es que pese a la fama de que los españoles somos adictos a la cultura de bar, la realidad es que donde más comemos es en casa. Y una lista de la compra sana puede ayudarte a ahorrar tiempo y a mejorar tu alimentación. Comer bien te generará más bienestar y por lo tanto más salud en general, te ayudará a santirte mejor y a ser consciente de lo que ingieres. Tu cuerpo tendrá todos los nutrientes que realmente necesita y no lo llenarás de calorías vacías que solo sacian nuestra ansidad pero no a nuestro estómago. Muchas veces, compramos productos, que sin saberlo, son insanos y no son nada recomendables si quieres llevar una dieta saludable. Por eso, una de las primeras recomendaciones a la hora de hacer la compra es leer las etiquetas de los productos que compras y primar, por encima de todo, los que no llevan etiqueta (verdura, fruta, legumbres frescas). Eso significa que el único componente de ese producto es el mismo alimento, y que por lo tanto, es comida real.

Hemos dicho muchas veces que, para llevar una alimentación saludable, lo primero que debes hacer es una compra de comida real y variada, que incluya todos los alimentos que te gustan y que tu cuerpo necesita.

Es posible que este año te hayas propuesto comer mejor así que, te proponemos una estrategia infalible: dedicar tiempo y cariño a reorganizar tanto tu despensa y como tu nevera. Y el primer paso es hacer todo lo posible para que todo lo que entre en casa cumpla esa premisa. Por ello, los nutricionistas alzarían una barricada contra esos productos altamente procesados como postres lácteos (natillas, flanes, yogures con azúcar…), refrescos y zumos envasados (sí, llevan azúcar añadido) panes industriales, bollería y también quesos muy procesados como «los que son untables» o los típicos «quesitos» de merienda que les damos a nuestros hijos después del colegio, apunta María Neira, dietista-nutricionista y autora del blog nutriendomicambio.com. No comerás ultraprocesados si no los compras, así que hazte una lista de la compra con todo lo que necesitas para llevar una alimentación sana basada en comida real y ves al supermercado después de haber comido y sin hambre para no querer comprar todo lo que veas, incluyendo ultraprocesados.

¿Entonces cómo debe ser nuestra lista de la compra para la despensa ideal? Pues que no te falte ninguno de estos alimentos. Son los ingredientes necesarios para elaborar menús semanales sanos y variados. Te dejamos todo lo que una lista de la compra con aliemntos saludables debe contener para que puedas hacerte una idea y usarla como marco general para que hagas la compra. Es importante que tengas bien claros cuáles son los alimentos indispensables para tu cocina y no dejarte ninguno. Empieza hoy mismo con una compra mucho más saludable, colorida y deliciosa.

1/12

Especias

Para no aburrirnos del mismo alimento, las especias dan ese toque diferencial a cada plato. Que no te falten:

– Pimienta negra

– Orégano

– Comino (grano o molido)

– Canela (en polvo)

– Sal (con moderación)

2/12

Frutos secos

Para matar el gusanillo de manera saludable o para cocinar con ellos. Eso sí, mucho mejor si son crudos. Evita los fritos.

– Anacardos (crudos)

– Avellanas

– Nueces

– Almendras

– Cacahuetes

– Pistachos

– Castañas

– Piñones

3/12

Semillas

Por su gran cantidad y variedad de nutrientes, son el complemento ideal a cualquier receta. Eso sí, antes de comerlas, saltéalas en la sartén o hidrátalas. Es la manera de que tu organismo aproveche todos los nutrientes que tienen. Te recomendamos:

– Calabaza

– Girasol

– Chía

– Lino

– Sésamo

– Cáñamo

– Teff (sin gluten)

4/12

Legumbres

Son un alimento esencial, además de muy versátil ya que las podrás usar en ensaladas, como acompañamiento y en hummus. El truco: hiérvelas en olla exprés y guárdalas para varios días.

– Lentejas

– Garbanzos

– Judías azuki

– Guisantes

– Judía lungo

5/12

Cereales

No debes renunciar a ellos. Nos sacian y nos aportan carbohidratos complejos. Los mejores para cuidarte y comer sano son:

– Avena

– Centeno

– Kamut

– Bulgur

– Espelta

– Maíz

– Cebada

6/12

Pseudocereales

Su principal ventaja es que, además de muy sanos, no tienen gluten. A la hora de incluirlos en tu lista de la compra mejor si los eliges integrales.

– Arroz

– Mijo

– Polenta

– Quinoa

– Amaranto

– Trigo sarraceno

7/12

Algas

Es de todos los productos de esta lista de la compra básica, el que más cuesta introducir pero la realidad es que las algas son cada vez más populares, en ensaladas o hidratadas.

– Nori

– Wakame

– Kombu

8/12

Fruta fresca

Escoge la que esté de temporada y la que más te guste y come tanta como te apetezca.

– Manzana

– Pera

-Naranja

– Tomate

-Melocotón

– Caqui

– Kiwi

-Sandía

– Piña

9/12

Verdura

Recuerda que se recomienda comer 5 piezas de fruta y verdura cada día, por eso, deben ser un básico en tu lista de la compra y en tu alimentación. Es importante que aproveches la temporada de cada una de ellas para que tus platos sean más sabrosos y económicos.

– Judías verdes

– Acelgas

– Coliflor

– Brócoli

– Berenjena

– Calabacín

10/12

Huevos

Los huevos son una fuente rica en proteínas, básicas en una dieta saludable. Además permiten elaboraciones muy distintas: desde tortillas a huevos duros. Sirven para desayunar, comer o cenar.

11/12

Pescado fresco

Siempre es mejor ir a la pescadería a por el pescado y el marisco, para que sea fresco. Hay muchas opciones y muchos platos que preparar con cada uno de ellos.

– Salmón

– Atún

– Lenguado

– Gambas

– Pulpo

– Calamar

– Merluza

– Sardinas

Cómo hacer una buena Lista de supermercado, ¡no gastes de más!

Tips de Estilo de Vida

¡Que no te falte nada al momento de ir al supermercado y comprar la despensa!

Escrito por: Pamela Montaño

La lista de supermercado es una herramienta que debemos tener bien preparada, ya que nos ayudará a planificar y controlar los gastos que debemos hacer para abastecernos de alimentos y, utensilios y productos de aseo para el hogar y personal.

El peor error que cometemos al no llevar una lista de compras, es que a veces compramos muchas cosas por impulso e innecesarias y solemos olvidar comprar lo necesario.

Prepárate para armar la mejor lista de supermercado

Aquí te haremos una recopilación de productos básicos, no es necesario comprar todo, pero puedes ir armando una lista con lo que realmente necesitas y hacerla lo más precisa y completa posible.

¡Ahora sí! Ya tienes tu lista de supermercado completa, ya puedes ir de compras con la confianza que al regresar, nada básico faltará en tu hogar. Recuerda comprar los alimentos congelados y refrigerados al final.

La lista de la compra es sin duda alguna uno de esos asuntos pendientes que tenemos la mayoría. Y es que, por mucho que vayamos al supermercado con una lista hecha, casi siempre optamos por ir echando en el carrito lo primero que vemos. Esto nos lleva, sin quererlo, a tener un descontrol entre lo que compramos, el dinero que gastamos al mes en comida y el no saber nunca lo que tenemos en la despensa o en el frigorífico.

En esta ocasión os vamos a explicar cómo hacer la lista de la compra, ya sea mensual o semanal, para que así puedas organizar mejor tanto tu tiempo como tu dinero. Ya verás como a lo largo del mes notas el cambio.

10 alimentos que no pueden faltar en tu menú

Básicos y no básico

Lo más importante de cómo hacer la lista de la compra no consiste simplemente en anotar los productos que se te vengan a la mente, sino de organizar tu despensa en productos básicos y no básicos. Por supuesto, los productos serán distintos en cada casa, por lo que debes dedicar unos minutos a conocer cuáles son los alimentos que nunca deben faltar en tu cocina.

Hay productos comunes a todas las casas como el aceite y la sal. Y existen otros productos que son básicos pero que tienen sus variantes, por ejemplo el azúcar puede ser edulcorante o el café puede ser cacao o té o los tres. Aquí os dejamos una pequeña lista de cosas que creemos son básicas para todo hogar que quiera llevar una alimentación saludable:

  • Aceite.
  • Sal.
  • Café, té, cacao o similares.
  • Legumbres: en este caso los más básicos son las lentejas y los garbanzos, pero cada una de vosotras puede elegir sus favoritos.
  • Leche, si la tomáis.
  • Cebollas.
  • Ajos.
  • Patatas.
  • Huevos.
  • Fruta.
  • Verdura.
  • Especias.
  • Pan, cereales y demás variantes.

Por supuesto puede haber más básicos o incluso menos, por eso es importante que le dediques tu tiempo a conocer cuáles son los que nunca deben faltar en tu casa.

Para saber cómo hacer la lista de la compra debes distinguir entre básicos y no básicos.

Una vez que tienes tu lista de básicos, piensa en ella como algo que siempre debe estar presente en tu cocina. Puedes usar una libreta, una pizarra o simplemente una nota en la nevera para ir apuntando en ella los básicos que se vayan gastando. Es muy importante que cuando vaya quedando poco los anotes, ya que así ahorras tiempo en revisar que queda de todo cuando vayas a hacer la lista de la compra.

En cuanto a los productos no básicos, estamos hablando de aquellos productos que van a variar en función de la comida que vayas a preparar. Por ejemplo si vas a preparar algo más especial como salmón, este pescado irá en la lista de alimentos no básicos.

El menú semanal como tu gran aliado

Cuando os preguntáis cómo hacer la lista de la compra, lo primero que tenéis que saber es qué vais a comer. Por eso nosotros os recomendamos que antes de hacer la lista, os organicéis un menú semanal o mensual para saber qué es lo que necesitáis comprar.

Si estás siguiendo una dieta, este paso es mucho más fácil por que ya tienes tu menú preparado. Pero si no sigues ninguna, os voy a dar unos pasos o ideas a seguir para planificar vuestras comidas.

  1. Anota dos días de comidas a base de legumbres.
  2. Un día de pescado y otro día de carne.
  3. Puedes añadir un día de pasta.
  4. Dos días a base de verduras y hortalizas.

Siguiendo estos pasos, lo único que debes hacer es buscar las recetas que más te gusten y anotar en tu menú semanal lo que vas a preparar cada día. Si estás falta de ideas, necesitas inspiración o sabes lo que quieres de comer pero no sabes cómo hacerlo, date una vuelta por nuestra sección de recetas saludables y ¡comienza a coger ideas!

Tener un menú semanal nos ayudará a saber cómo hacer la lista de la compra

Cómo hacer la lista de la compra.

Una vez que tienes preparado tu menú semanal y tu lista de alimentos básicos todo se vuelve mucho más fácil, ya que lo único que necesitas es mirar esas recetas y ver lo que te falta en la cocina.

La lista de la compra puedes llevarla en papel y bolígrafo para ir tachando lo que ya hayas echado en el carro o bien llevarla en el móvil; pero nunca intentes llevarla de cabeza porque seguro que algo se olvida y al final también caemos en cosas innecesarias. Cíñete a la lista que llevas en las manos y obvia cualquier tentación: esto es lo que hará que ahorres de verdad.

Cambios de última hora

Cómo hacer la lista de la compra no es una ciencia exacta, de echo tiene muchísimas variaciones que vas a ir notando a medida que vayas haciendo listas. Es por eso que para que estos cambios no nos alteren todo el menú semanal o nos trastoquen todos los pasos que hemos seguido con anterioridad, es muy importante que te fijes un presupuesto semanal o mensual y que intentes por todos los medios no salirte de él.

Uno de estos cambios de los que hablamos tiene que ver en parte con este presupuesto. Un ejemplo claro es que vas a comprar un pescado específico para comer y para tu sorpresa su precio está por las nubes. Que no cunda el pánico. En este caso, busca un pesado similar como alternativa a tu primera opción y sigue con la misma receta sólo que cambiando de pescado, es decir, si era pescado azul compra otro pescado azul, o si era carne roja busca otro tipo de carne roja que esté más barata.

Cómo hacer la lista de la compra no es una ciencia exacta,busca siempre las mejores ofertas.

Puede ocurrir también que no encuentres otra alternativa más barata o que simplemente el productos que estás buscando no esté disponible, por ejemplo buscas lentejas y en ese momento no hay; bien, para casos como este viene muy bien tener recetas de urgencia que nos saquen del paso.

Otro de los cambios de última hora que puedes encontrar es el caso contrario al que hemos mencionado antes: que vayas a por un producto pero haya otro que esté increíblemente rebajado. No te lo pienses, busca siempre las ofertas, los productos con mejor precio y si debes cambiar el menú de ese día no tengas miedo en hacerlo.

Al principio, por supuesto, todos estos pasos y recomendaciones te costarán más de lo que crees; sobre todo si hay cambios de última hora. Pero cómo hacer la lista de la compra, saber qué comprar y beneficiarte ahorrando se irá haciendo mes a mes mucho más fácil y sencillo.

Anímate a intentarlo ya que los beneficios son muy buenos: ahorras dinero, tiempo, comerás de forma saludable y nunca faltará nada en tu nevera. ¡Todo ventajas!

30 de Junio de 2014 – 14:10 CEST by hola.com

Cuando abres la nevera para cocinar o tomar un snack, piensa en todas esas veces que no tenías nada saludable y has comido lo primero que había, siendo comida rápida o con demasiada grasa. Para que esto no ocurra hoy quiero mostrarte una lista de la compra saludable con alimentos que no deben faltar en tu despensa y nevera:

  • Vegetales. Coliflor, brócoli, espárragos, lechuga combinada, guisantes, calabacín, zanahorias, tomate y cualquier vegetal que sea de temporada.
  • Proteínas. Pechugas de pollo y de pavo, huevos, salmón, claras de huevo, pescado blanco (tilapia, por ejemplo), atún al natural o fresco, gambas y tofu o soja texturizada.
  • Hidratos de carbono. Avena, quinoa, arroz integral, trigo sarraceno, arroz salvaje, pasta integral y batatas.
  • Frutas. Frutos del bosque (arándanos, frambuesas, grosellas, etc.), fresas y fresones, manzanas, plátanos, limón (también como condimento), kiwis, naranjas y fruta también de temporada.
  • Grasas. Almendras, mantequilla de cacahuete natural, pasta de almendras, nueces, aceite de oliva virgen extra, aceite de coco, semillas de lino y de chía.
  • Lácteos. Mejor desnatados y, si te resultan pesados, prueba productos sin lactosa. Yogur, queso batido o cottage, leche de almendras y queso fresco bajo en grasa.
  • Legumbres. Lentejas, garbanzos, judías, etcétera.
  • Condimentos y salsas. Hummus casero, tabasco, vinagre de manzana, sal sin sodio o baja en sodio, Svevia natural o edulcorante, miel y especias (sin sodio y sin azúcares añadidos). Las especias y condimentos le darán sabor a tus comidas.

Compra saludable y planificación de menús

Plato de Harvard

Consejo: para preparar los platos, jugar con los colores

Cuanto mayor sea la cantidad de colores y la variedad de alimentos del plato, mayor será también la probabilidad de incluir todos los nutrientes que necesitamos. Laura enumera entre los alimentos que no pueden faltar en la cesta de la compra:

  • Cereales (pan, pasta, arroz). A diario, lo menos procesados posibles, preferiblemente integrales.
  • Legumbres. Consumirlas 2 o 3 veces por semana.
  • Frutas, verduras y hortalizas, preferiblemente de temporada y de proximidad. Se recomiendan mínimo 3 raciones de fruta al día y 2 de verdura. Deben ser variadas y de todos los colores para asegurar el aporte de vitaminas: rojas (tomate, pimiento), verde (lechuga, espinaca, brócoli), naranja (zanahoria, calabaza), blanca (cebolla, nabo, col), morado (berenjena, col lombarda, remolacha)…
  • Las carnes magras (pollo, pavo, conejo), los pescados blancos (merluza, lenguado, bacalao, pescadilla, gallo, mero, rodaballo), los pescados azules (sardina, boquerón, atún, caballa, salmón, anchoas, bonito, jurel) y los huevos. Son alimentos de consumo semanal y lo ideal es combinarlos a lo largo de la semana.
  • La leche y los derivados lácteos (quesos, yogur). Se deben consumir de 2 a 4 raciones diarias.
  • Los embutidos y las carnes grasas, los fritos, los helados, los dulces y la bollería industrial. Son alimentos de consumo ocasional.
  • El aceite y los frutos secos. Debemos consumir mínimo dos cucharadas soperas de aceite al día y entre 3 y 7 veces por semana un puñado (25-30 gramos) de frutos secos.
  • El agua. La hidratación es fundamental

También es importante utilizar técnicas de cocción sencillas, usando más las especias y menos la sal y las salsas elaboradas a base de grasa (nata). “Esto hará que nuestra dieta y menú sea un poco más saludable”, concluye Laura González.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Sabemos que muchos de los que nos leéis tenéis un Mercadona cerca. Por su variedad de alimentos y precios asequibles, este supermercado es la opción de muchos para hacer la compra semanal. Por eso, hemos recogido en este artículo una lista de los productos de Mercadona recomendados para hacer una compra sana.

Qué productos sanos comprar en Mercadona

Consultar esta lista te ayudará si quieres asegurarte de que realizas una compra sana en Mercadona.

Frutas y verduras frescas o congeladas

Quizás no haría falta añadir este apartado, porque las frutas y verduras deben estar presentes en cualquier compra semanal y ser la base de tu alimentación.

Así que cualquier fruta o verdura, ya sea fresca o congelada, siempre será una buena opción para añadir a tu cesta de la compra.

Aliños y condimentos

Con este tipo de alimentos debemos tener especial cuidado, ya que encontramos muchísima variedad de salsas, aliños y condimento. Sin embargo, solo unos pocos son realmente productos o alimentos sin azúcar. Te los listamos a continuación:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite de coco
  • Mostaza de dijon
  • Mostaza a la antigua con granitos (tiene 2,2g de azúcar por 100g)
  • Curry amarillo o rojo en pasta
  • Guacamole refrigerado (95%)
  • Tomate natural rallado
  • Vinagre de arroz, manzana o de vino
  • Salsa mexicana: aunque no es la mejor opción, es una alternativa para consumir de vez en cuando o en poca cantidad. Contiene 4,1g de azúcar por 100g.
  • Salsa picante extra
  • Salsa de soja (sin gluten): esta es la única opción de salsa de soja en Mercadona que no lleva azúcar, así que te recomendamos comprar esta.

Arroz y legumbres

Este tipo de alimentos deberían formar parte siempre de tu lista de la compra básica, ya sea en Mercadona o en cualquier otro sitio. De esta sección, te recomendamos que elijas los siguientes alimentos:

  • Arroz integral
  • Quinoa
  • Quinoa cocida, blanca y roja
  • Arroz cocido integral: Te saldrá más económico cocerlo en casa, pero comprar estos vasitos de arroz cocido integral puede ser una opción recomendable cuando tenemos muy poco tiempo.
  • Cualquier legumbre seca o cocida en conserva
  • Soja texturizada

Otra de las secciones que más dudas genera sobre qué comprar en Mercadona para seguir una dieta saludable es la de cereales. Suele ser un pasillo repleto de diferentes tipos de cereales de desayuno.

Es especialmente problemático porque hay muchísimos productos que anuncian ser “sin azúcar” o “light”. En realidad, las opciones recomendables dentro de todo este repertorio son solo dos:

  • Copos de avena integral
  • Copos de maíz nicoli o kellogs: No son la mejor opción ya que contienen algo de azúcar, pero la proporción es baja comparado con el resto de los cereales.

Conservas de pescado

Aunque estos productos no entrarán en una lista de la compra vegetariana y nosotras no los consumimos de forma habitual, son productos saludables y que quizás te puede interesar introducir en tu cesta de la compra de Mercadona.

  • Anchoas en aceite de oliva virgen
  • Atún al natural o en aceite de oliva
  • Bonito del norte en aceite de oliva
  • Bonito del norte en escabeche
  • Ventresca de atún claro en aceite de oliva
  • Berberechos al natural
  • Caballa en aceite de oliva
  • Pulpo en aceite de oliva
  • Mejillón al natural o en aceite de oliva
  • Sardinas en aceite de oliva virgen
  • Salmón al natural enlatado
  • Almeja blanca del norte al natural
  • Navajas al natural

Pasta

Encontrarás pasta de todos los colores, sabores y texturas. Pero te recomendamos que no te dejes llevar por la vista y optes siempre por una de estas tres opciones para incluirlas en tu compra sana en Mercadona.

  • Pasta integral
  • Pasta de trigo sarraceno
  • Pasta de lentejas rojas

Conservas vegetales

Son una buena opción si tenemos poco tiempo, aunque es preferible recurrir a la verdura fresca. Lo importante es que mires siempre la lista de ingredientes y te asegures de que no lleve azúcar (o muy poca cantidad) ni aceites vegetales refinados.

En Mercadona puedes encontrar estas conservas vegetales, que pueden considerarse productos sanos:

  • Corazones de alcachofa
  • Espárrago blanco
  • Espárrago verde
  • Judía verde
  • Pimiento rojo
  • Setas y champiñones
  • Tomate natural triturado, tomate entero pelado o tomate natural tamizado

Frutos secos y fruta deshidratada

Nunca deberían faltar en una lista de la compra sana en Mercadona, en especial los frutos secos. Recuerda que solo son interesantes nutricionalmente los que sean tostados o al natural (preferiblemente) y sin sal.

  • Frutos secos: almendras, cacahuetes, nueces, pipas de girasol, pipas de calabaza, anacardo, avellanas, castañas tostadas y peladas.
  • Maíz crudo para hacer palomitas caseras
  • Fruta deshidratada: coco rallado, pasas, ciruelas pasas, higos secos, dátil en rama con hueso, arándanos deshidratados, manzana deshidratada, orejones, piña deshidratada.

Leche y derivados / bebidas vegetales

En cualquier lista de la compra suele haber un apartado de leches y derivados, o en el caso de optar solo por alimentos veganos, algunas alternativas vegetales. Te recomendamos que compres algunos de los siguientes:

  • Bebida de avena sin azúcares añadidos
  • Bebida de soja sin azúcares añadidos
  • Leche desnatada, semi o entera – Fresca, UHT o pasteurizada
  • Leche de coco
  • Mantequilla: es un alimento hipercalórico y por lo tanto debería consumirse de forma muy puntual
  • Nata para cocinar fresca
  • Cuajada de oveja
  • Kefir natural
  • Yogur de soja natural con coco: contiene algo de azúcar pero la cantidad que nos aporta es insignificante, si se encaja dentro de una dieta saludable.
  • Cualquier yogur natural: los únicos ingredientes deberían ser: leche (entera, semi o desnatada) y fermentos lácticos (aunque también pueden contener nata y/o leche en polvo).

Otros

Finalmente, hay algunos otros productos interesantes que puedes tener en cuenta a la hora de hacer tu lista de la compra semanal en Mercadona.

  • Puré de frutas (100%)
  • Cacao puro desgrasado en polvo
  • Harina de trigo integral y de espelta integral
  • Huevos
  • Gazpacho
  • Salmorejo
  • Carne y pescado fresco o congelado
  • Aceitunas verdes y negras (sin potenciador del sabor)
  • Pepinillos en vinagre
  • Tofu

Ya puedes hacer tu próxima lista de compra de Mercadona saludable

Esperamos que, con esta lista, ya tengas mucho más claro qué productos sanos de Mercadona puedes empezar a comprar a partir de ahora, o seguir consumiendo sin tener la duda de si eran saludables o no.

Por otro lado, seguramente habrás detectado alimentos que estabas comprando y que forman parte de esta lista. En ese caso, probablemente es que ese alimento no es el más adecuado para llevar una alimentación saludable.

Y si tienes cualquier duda, ¡pregúntanos en los comentarios!

¿Te cuesta mucho organizar una lista de la compra semanal saludable?

Si no tienes tiempo para pensar, ir buscando diferentes recetas y hacer la lista de la compra cada semana, suscríbete ahora a nuestra plataforma de recetas y planificación de comidas saludables. Accede a más de 592 recetas sanas, con ingredientes fáciles de encontrar, y planifica tus comidas de forma fácil para ahorrar tiempo y dinero. Pruébalo ya, notarás la diferencia desde la primera semana.

¿Qué compro? Te ayudamos a hacer y optimizar la lista de la compra

Hacer la lista de la compra puede ser todo un quebradero de cabeza. ¿Qué compro? ¿Qué cocino? ¿Y si caduca? ¿Y si me quedo corta? ¿Tendré que volver en dos días? Hay muchas cosas que tener en cuenta cuando vamos a la compra y muchas de ellas tienen que ver con cuidar nuestra salud.

  • No vayas a la compra con hambre. De ser así llenarás la cesta con comida basura y poco nutritiva con la que saciar ese hambre de la forma más rápida posible.
  • Compra productos saludables. Lo sabemos, puede resultar pesado mirar los valores nutricionales de todos los productos que compramos, pero créenos: tu salud de lo agradecerá. Procura no consumir demasiados azúcares, productos con harinas refinadas en abundancia y comida precocinada. En su lugar, compra productos frescos (fruta, verdura y huevos).
  • No escatimes en legumbres. Por lo general, son las grandes olvidadas en nuestra cesta de la compra y nuestra dieta. Sin embargo, tienen un alto contenido en proteínas vegetales e hidratos de carbono de absorción lenta –lo que los hace más saciantes.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

A veces nos podemos agobiar al ver la cantidad de opciones que hay y el poco tiempo que tenemos. Por eso debes procurar ir relajado y sin prisa y llevar la lista hecha de casa. Pero sobre todo, ten claras las prioridades. Si vas, por ejemplo, un día a la semana al supermercado, intenta tener en mente los platos que te gustaría preparar durante la semana. Si eres de los que se lleva la comida al trabajo, esto te facilitará la tarea de tener que pensar y preparar el tupper el día anterior.
¿Sabes qué alimentos son básicos y no deben faltar nunca en tu nevera? Te damos algunos consejos para que tengas bien claro qué no se te debe olvidar, productos que pueden resolver tu día a día y ayudarte a preparar platos ricos y saludables sin esfuerzo durante toda la semana.

1. Media docena de huevos

Seguro que has escuchado alguna vez eso de “cuando seas padre comerás huevos”. ¡Ya no hace falta! Puedes disfrutar de ellos y servírselos a los tuyos sin problema. Los huevos son un alimentos muy sano, nutritivo y que puede alegrar cualquier plato. Son una fuente de proteína animal y se pueden elaborar de múltiples maneras: cocidos, al vapor, en microondas, a la plancha, en tortilla, huevos poché…
Si un día estás en casa sin ideas para la cena, una buena tortilla de atún siempre es socorrida y muy saludable. Y, si quieres, también puedes añadirle pimientos. O si te apetece hacer más nutritiva tu sopa o crema de verduras, puedes añadirle también un huevo, duro o escalfado. Son económicos, tienen una fecha de caducidad relativamente larga y te pueden sacar de cualquier apuro. ¡Imprescindibles! Lo único, no abuses de la yema pues es alta en grasa y consumida en exceso puede subir tus niveles de colesterol.

2. Verduras de temporada

Cualquier dieta equilibrada necesita una buena ración de verduras cada día. Una lechuga fresca o una bolsita de canónigos o espinacas y varios tomates aguantan varios días, y podrás combinarlos como mejor te parezca. Lo mismo ocurre con verduras como el brócoli, los espárragos verdes o las judías. Pueden resultar el acompañamiento perfecto para cualquier otro plato.
Hay otros ingredientes, como la cebolla, el ajo o el pimiento verde, que no son tan imprescindibles, pero que te recomendamos tener a mano, pues son la base de cualquier sofrito y también te ayudan a elaborar ensaladas más completas: ensalada de garbanzos, de lentejas, de quinoa… Puedes utilizarlos para dar más sabor al plato principal o combinarlos en una tortilla de verdura, ¡todo vale!

3. Fruta fresca, pero también congelada

Lo ideal es consumir fruta fresca de temporada para disfrutar al máximo de su sabor y, a ser posible, todos los días. Si eres de las que pasa poco tiempo en casa habrás podido comprobar que comprar mucha fruta el día que vas a la compra es poco práctico, ya que lo más probable es que se ponga mala y tengas que tirarla. Por eso, deberás optar por comprar pocas piezas y volver al supermercado a por más cuando se acaben. De lo contrario, puedes optar por comprar fruta congelada.
En los supermercados suelen vender bolsas de fruta congelada: fresas, moras, mango, piña, arándanos… Aunque no son la mejor opción, es justo decir que al venir cortada y pelada, es muy cómodo. Es una alternativa ideal para los desayunos, para preparar saludables smoothies y para añadir como topping en unas tortitas o un yogur. Además, con ella puedes preparar helados y cócteles.
Consejo práctico: si ves que la fruta que tienes en casa va camino de echarse a perder (plátano, sandía, melón…), córtala, métela en una bolsa de plástico y congélala.

4. Un paquete de pasta y otro de arroz

Pero procura que en ambos casos sean integrales, pues así nos beneficiaremos de la fibra que contiene este tipo de hidratos. En tu despensa nunca sobra y pueden resolver cualquier comida que se precie, ya que ambos son dos productos muy versátiles. Puedes tomarlos en ensalada, con salsas (mejor caseras), como guarnición, con verduras, con marisco…

5. Legumbres en frasco

Resultan una opción muy rápida y saludable de consumir, ya que no hace falta cocerlas. Simplemente sacarlas del bote, lavarlas bien y ya están listas para comer. ¿Nuestros imprescindibles? Un bote de lentejas y otro de garbanzos. El primero puede serte muy útil para prepararlas con verduras y preparar un plato de cuchara delicioso. El segundo puede servirte para hacer humus casero, preparar ensalada de garbanzos o acompañarlos con pisto.

¿Necesitas ayuda? Te damos algunas ideas

Si te resulta muy pesado hacer la listas de la compra o eres de las que se le olvidan siempre en casa, los trucos que te sugerimos a continuación te pueden facilitar la tarea. Toma nota:

  • Existen aplicaciones disponibles tanto para Android como para iOs. Una de ellas es Bring!, en la que puedes compartir las listas con los miembros de tu familia o compañeros de piso y sonde puedes dividir los productos por categorías. Otra de ellas es Listonic, donde puedes elaborar listas con la función de dictado. Además, esta app te sugiere los productos que sueles comprar con frecuencia para que no se te olvide nada.
  • Elabora un menú semanal cada fin de semana para tener presentes los ingredientes y productos que vas a necesitar. Esto te ayudará a comprar lo necesario sin derrochar dinero y, además, de esta manera es más fácil cuidar tu alimentación y llevar una dieta saludable.
  • Elabora un panel que puedes poner sobre la nevera. Divídelo en categorías alimentarias y ve rellenándolas cada vez que los productos se acaben.
  • Procura comprar snacks saludables, como frutos secos y semillas con los que saciar el hambre y comer entre horas. De esta manera evitarás caer en la tentación de comer comida poco saludable y con grasas saturadas.

Descubre: Recetas con pepino: 30 ideas de platos diferentes

Hola bonicos!! Qué tal estáis??

En el Consejo Fit de esta semana os hablo de la compra en el supermercado. Si queremos cuidar la nutrición, evitar tentaciones y cumplir con nuestros objetivos, la compra es el punto clave y lo que más hemos de cuidar. Para ello, hoy os daré algunos tips básicos y muy sencillos, que siempre que vayamos a la compra deberemos cumplir.

Hemos de recordar que ir a la compra no ha de ser un acto que hagamos con prisa, sobre todo al principio, sino que ha de ser un ritual al que dediquemos tiempo para poder hacerla correctamente.

El proceso de la compra saludable

Diseña el menú. Te aconsejo hacer una compra semanal y para ello, debes idear el menú de toda la semana en el que contemples los desayunos, comidas, cenas y tentempiés que harás.

Te aconsejo que apuntes estos menús en una libreta, porque te pueden ir sirviendo para otras semanas, de manera que cuando tengas 7 u 8 menús semanales, después, podrás saltarte este paso.

La lista. Una vez ajustado el menú viene el momento de hacer la lista con los productos que nos faltan. Si conoces el súper, añade los productos por el orden en que los encontrarás para evitar dar vueltas y acabar poniendo en el carro productos innecesarios que en una primera vuelta, no habías cogido. Consejo: Para no estar siempre mirando los productos e ingredientes que necesita cada menú, te aconsejo apuntar bajo el menú semanal los productos que necesitas para todo el menú. Al principio es mucho trabajo, pero después ya lo tendrás hecho y ahorrarás mucho tiempo!!

Ajústate a lo que necesitas. Debes comprar solo lo que has puesto en la lista de la compra, por tanto te aconsejo que para que te sea más fácil hacerlo, vayas al súper sin hambre. Si vas antes de comer, cuando ya es peligroso que el gusano empiece a apretar, come un yogur y/o una fruta para subir el nivel de glucosa en sangre y evitar las tentaciones. Así te ajustarás a la lista de la compra fit.

Una vez en el súper hay dos reglas que siempre se deben cumplir… Evitar los pasillos peligrosos de las galletas y repostería y mirar siempre las etiquetas de los productos. No te dejes llevar por los más que manidos mensajes de reclamo que ponen ‘Light’, ‘Dieta’, ‘bajo en grasas’… Mira los valores de azúcares, grasas, sodio, conservantes, colorantes,… antes de meter los productos en el carro.

Los sustitutos saludables

Cuando iniciamos una dieta o un cambio de hábitos alimenticios, deberemos sustituir productos habituales que siempre caían en nuestra cesta de la compra por otros más naturales y con valores nutricionales diferentes. Por tanto:

– No es necesario cambiar los productos normales por desnatados, se está viendo que los enteros tienen un perfil lipídico que puedne un carácter protector para algunos cánceres (colorrrectal) y además son ricos en vitaminas (A D E y K) y son mucho más saciantes.

– Sustituye la pasta, el pan, los cereales por productos integrales.

– Los frutos secos ya no serán fritos ni con sal, sino naturales o tostados. Son una fuente de omega 3 imprescindibles en la dieta.

– Opta por los productos frescos de temporada antes que por los importados. El proceso de conservación será más natural y no habrán pasado por tantas neveras ni transportes.

– Añade hierbas y condimentos. Te ayudarán a reducir el uso de grasas y sal en los platos y además potenciarán el sabor de los menús.

– Si tienes dudas entre dos productos similares, escoge los productos sin azúcares añadidos, que tengan menos sodio, grasas, colorantes y conservantes.

Mis imprescindibles en la lista de la compra saludable

Cada menú será diferente y cada una de vosotras tendrá su propia lista de la compra fit personalizada, de esto no hay duda, pero para que os hagáis una idea de lo que puede contener un carro de la compra para una dieta sana, os presento mi lista de la compra:

Carnes blancas: Pavo, pollo, conejo. Siempre intento que no lleven piel, y si la tienen, antes de cocinar la quito.

Carnes rojas magras, suelo comer una o dos veces a la semana.

Pescado. Casi siempre compro pescado blanco como la dorada, merluza, lenguado,… Pero también compro, una o dos veces por semana, pescado azul como el atún o el salmón.

Verduras y frutas de temporada. Son imprescindibles en una dieta dado su alto contenido en fibras, vitaminas y antioxidantes. Las verduras también las compro en paquetes en las que ya las encuentro cortadas en juliana. Me ahorran mucho tiempo!! Eso sí, me fijo en que no tengan colorantes, conservantes ni aditivos. Una buena señal es que su fecha de caducidad será muy reciente y que en la lista de ingredientes prácticamente solo leamos nombres de verduras.

Verduras congeladas. Son muy prácticas porque en cinco minutos están preparadas para comer. Es cierto que los valores nutricionales no son los mismos que los de las verduras frescas, pero igual que las anteriores, siempre escojo las que tienen menos aditivos, colorantes y conservantes.

Ensaladas: Lechugas, canónigos, remolacha, rúcula,… Para facilitarme la tarea, casi siempre las cojo empaquetadas.

Pastas: Harinas, cereales, pan y pasta integrales, son mejores que los refinados, debido a su contenido en fibra y a que tienen menos azúcares. También compro pan Wassa y pan dextrinado. Son panes ideales para dietas dado su altísimo contenido en fibras.

Legumbres, por ejemplo: lentejas o garbanzos, son ricas en proteínas vegetales. Son una gran fuente de proteína vegetal, fibra, vitaminas, minerales,… que además, nos ayudarán a cuidar el medio ambiente porque su producción es mucho más sostenible que la proteína animal.

También compro conservas como atún al natural, maíz, pepinillos,… Siempre escojo los que son más bajos en sodio

Embutidos compro pavo bajo en sal y quesos desnatados. Mientras que los chorizos, fuets, salamis, mortadelas,… están fuera de mi lista.

Huevos. Compro muchísimos porque son una fuente rápida de proteínas de alto valor biológico y porque además, utilizo muchas claras para los postres. Recordad que siempre que podáis, es mejor comprar huevos de gallinas criadas al aire libre (las que tienen la numeración: 0 o 1)

Hasta hace poco mis lácteos eran siempre desnatados, pero como os he comentado antes, he empezado a eliminarlos porque no son tan saciantes y porque su beneficio nutricional es mucho menor que los enteros: Leche, yogures, queso batido 0%,… Los yogures casi siempre son sin azúcares y generalmente de sabor natural porque tienen menos hidratos de carbono y colorantes que los yogures con sabores. También compro leche de soja.

Zumos, yo los compraría puntualmente, pero en verano que hace más calor, a veces los incluyo sin azúcares, sin colorantes ni conservantes,

Mermeladas sin azúcares añadidos.

Chocolate negro sin azúcares añadidos y chocolate en polvo desgrasado. Siempre comparo las grasas entre unos y otros y escojo los que menos grasa y azúcares llevan.

Condimentos bajos en grasas saturadas y azúcares. Mostaza Dijon, Soja, Vinagre de Módena,…

Infusiones: Poleos, tés,…

Entradas relacionadas:

CÓMO LEER PASO A PASO UNA ETIQUETA NUTRICIONAL

7 REGLAS BÁSICAS PARA LLEVAR UNA DIETA SANA Y EQUILIBRADA

5 IDEAS DE TÁPERS SALUDABLES

REFRESCOS CASEROS, UNA ALTERNATIVA NATURAL

LLEGÓ LA HORA DE CAMBIAR… LOS HÁBITOS EN NUTRICIÓN

Bueno, ésta es mi lista de la compra, ¿Qué os ha parecido? Qué quitaríais y qué añadiríais

ASESORAMIENTO NUTRICIONAL ONLINE

► Si necesitas ayuda o asesoramiento online, te puedo ayudar a conseguir tus objetivos.

► Precios y packs a partir de 65 euros. Este pack incluye una dieta personalizada con un seguimiento quincenal durante 4 semanas. Después, podrás seguir por ti misma el camino de ser FIT. Si quieres tu pack, escríbeme a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Hablando de nutrición es un blog de nutrición y estilo de vida saludable con recetas saludables y tips y consejos para vivir más y mejor.

Hablando de nutrición es un blog de nutrición y estilo de vida saludable con recetas saludables y tips y consejos para vivir más y mejor.

Hablando de nutrición es un blog de nutrición y estilo de vida saludable con recetas saludables y tips y consejos para vivir más y mejor.

Hoy os traigo un juego educativo para aprender a hacer la compra que va a encantar a vuestros peques y a vosotros. Aprenderemos a comprar de una forma divertida. ¿Os apuntáis?.

Este juego está basado en otro qué se llama «Shopping List», de Orchard, es un juego inglés que se ha convertido en todo un bestseller, es genial para que los peques aprendan vocabulario en Inglés. Si queréis verlo os dejo el enlace a Amazon.

El juego original solo permite 2-4 jugadores, porque solo incluye 4 listas de la compra.

Evidentemente yo no he hecho ese juego en inglés, si no la versión española, incluyendo mis propios productos.

He intentado hacer una versión mejorada del producto original, porque con esta versión podéis jugar hasta 6 jugadores, pero como es una versión imprimible lo podéis imprimir tantas veces como necesitéis.

¿UN JUEGO EDUCATIVO PARA APRENDER A COMPRAR CON NIÑOS?

Como ya sabéis, los niños siempre aprenden mucho mejor a través de los juegos. ¿Sabéis la de cosas que podemos trabajar con este juego?

  • Memoria.
  • El campo semántico de los alimentos.
  • Respetar los turnos.
  • Concentración y la atención.
  • El juego simbólico de comprar.
  • Conteo (hay fichas con el mismo producto pero diferente cantidad).

QUÉ INCLUYE ESTE JUEGO:

  • 3 carros de la compra
  • 3 cestas
  • 48 fichas
  • 6 listas de la compra

¿CÓMO JUGAMOS?

  • Cada jugador tendrá una lista de la compra y un carro o cesta.
  • Dispondremos todas las fichas en el centro boca abajo.
  • Empezará el jugador de menor edad dándole la vuelta a una de las fichas. Si esta ficha está en su lista de la compra la cogerá y la colocará en su carro/cesta. Si no estuviera en su lista, volverá a darle la vuelta.
  • Ganará el que antes llene su carro/cesta y mejor memoria tenga.

Así es una forma de jugar, pero hay tantas formas como imaginación tengáis. También puede jugar un niño solo a llenar el carro buscando los productos. ¿Qué más se os ocurre a vosotros?.

La edad recomendada es a partir de los 3 años, porque antes puede ser que no entiendan el juego en sí, aunque si que se puede utilizar para que aprendan nuevas palabras relacionadas con la alimentación.

En este caso os he traído la lista de la compra de alimentos, prometo traer la extensión del juego con PRENDAS DE VESTIR.

¿Os ha gustado el juego?¿Lo conocíais? Si os ha gustado os dejo el enlace para que podáis descargarlo. No os olvidéis de SUSCRIBIROS para estar a la última con todas las novedades y materiales exclusivos.

DESCARGA EL JUEGO DESDE AQUÍ

DESCARGA EL JUEGO EN CATALÁN

También he pensado en hacer este juego mucho más didáctico y que los peques aprendan desde pequeños a llevar una dieta sana y equilibrada. ¿Qué os parece?.

¿Qué tiene esta extensión del Juego?

  • 3 listas de la compra con productos saludables.
  • 3 listas de la compra con productos poco saludables.
  • 2 listas de la compra en blanco (1 saludable y otra no saludable), para que sean los propios niños los que coloquen los productos una vez hayan aprendido a diferenciar los productos sanos de los menos sanos.
  • 3 carritos de la compra
  • 3 cestas
  • 49 fichas

Os dejo el enlace a este juego también para que lo podáis descargar!

PINCHA AQUÍ

JUEGO DE LA COMPRA SALUDABLE EN CATALÁN

¿Os gustan los juegos?No os perdáis el BINGO DEL RECICLAJE

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *