0

Los quemagrasas funcionan

Actualmente las formas que están comprobadas que nos ayudan a perder peso son tener unos hábitos saludables tales como comer alimentos saludables de forma equilibrada, reducir las calorías ingeridas y mantenernos activos físicamente.

No obstante, este cambio de estilo de vida no siempre es fácil, y algunas veces nos preguntamos si tomando algún suplemento dietético nos ayudaría a bajar de peso.

Existen suplementos que pueden ayudar a bajar de peso debido a que bloquean la absorción de grasas o carbohidratos, otros reducen el apetito o productos que aceleran el metabolismo. Aunque es importante saber que aún no hay mucha evidencia científica que demuestre que estos suplementos ayuden realmente a adelgazar y mucho menos sin tener una buena dieta saludable y sin hacer un mínimo de ejercicio físico.

Los ingredientes que contienen los suplementos dietéticos para adelgazar pueden ser hierbas, fibras, minerales y vitaminas en diferentes combinaciones y cantidades. Las puedes encontrar en cápsulas, polvos, líquidos, etcétera.

Principales suplementos dietéticos usados para bajar de peso:

A continuación, te mostramos algunos suplementos dietéticos usados para ayudar a bajar de peso:

Cafeína

Es un estimulante del sistema nervioso central, por lo que aumenta el estado de vigilia, es decir, puede hacer que estés más alerta. Incrementa el nivel de energía, ayuda a quemar calorías y a acelerar el metabolismo de las grasas.

Debido a su efecto antifatiga, puede ser útil para hacerle frente a la sensación de cansancio que puede acompañar a dietas hipocalóricas muy estrictas.

La cafeína la encontramos naturalmente en el té, guaraná, yerba mate y otras hierbas.

Los suplementos dietéticos que contienen cafeína podrían ayudar a bajar un poco de peso o a no aumentar mucho de peso a largo plazo. No obstante, si ya consumes cafeína regularmente puedes desarrollar cierta tolerancia a esta, por lo tanto, el efecto no sería el mismo.

La cafeína en adultos es segura en dosis de hasta 400-500 miligramos por día. Pero el exceso puede llevar a hacerte sentir nervioso, agitado e incluso tembloroso. A su vez, puede afectarte al sueño, de modo que no es recomendable tomar suplementos dietéticos con cafeína por la noche.

Glucomanano de Konjac

El glucomanano de konjac es una fibra dietética soluble que debido a su gran capacidad de absorción de agua forma un gel muy espeso que produce una sensación de saciedad y disminución del apetito.

Debido a su efecto saciante puede ser muy útil en tratamientos de sobrepeso ya que la disminución del apetito produce una menor ingesta de alimentos.

También se puede utilizar para regular el transito intestinal en casos de estreñimiento o diarreas.

Un posible efecto secundario de este suplemento es la producción de flatulencias y dolor abdominal.

Es importante que junto a la ingestión de este producto se tome gran cantidad de agua con el fin de evitar que se forme una masa dura capaz de producir una obstrucción

Las personas que toman algún tipo de medicamento deben vigilar con este suplemento dietético ya que se puede reducir la absorción de los medicamentos. Debido a este factor, el suplemento dietético se debe administrar como mínimo media hora antes o una hora después de la administración del medicamento.

Té verde

El té verde está constituido por las hojas de Camellia sinensis.

Se cree que ayuda a controlar y reducir el peso debido a que posee propiedades estimulantes, diuréticas y lipolíticas. Por otra parte, se considera que estimula la actividad termogénica, es decir, ayuda a que aumente la cantidad de calorías que quema el organismo.

Tradicionalmente, el té verde se ha utilizado como estimulante para el alivio de la fatiga y de la sensación de debilidad, para facilitar la excreción urinaria y como destoxificante. Este efecto diurético y estimulante del efecto nervioso central son debidos a su contenido en cafeína.

También, debido a los componentes polifenólicos, el té tiene capacidad antioxidante y captadora de radicales libres.

En cuanto a su eficacia sobre el perfil lipídico, se han realizado investigaciones en animales que muestran una eficacia en la reducción de la colesterolemia, trigliceridemia y el cociente LDL/HDL.

Debido a su contenido en cafeína, se debe tener precaución de las horas en las que se tomen suplementos con té.

Garcinia Cambogia

La Garcinia cambogia, también conocida como tamarindo malabar, es una especie abundante en los bosques del sur de la India.

La fruta contiene ácido hidroxicítrico (AHC) que tiene efectos sobre la regulación en la síntesis de ácidos grasos, lipogénesis, apetito y pérdida de peso.

Este compuesto produce un descenso en la lipogénesis, la formación de lípidos, debido a que este compuesto es inhibidor de la enzima necesaria para la síntesis de ácidos grasos.

Debido a la disminución del apetito, puede ser de ayuda para la reducción de la cantidad de alimentos que se ingieren, limitando la ganancia de peso.

El uso de este suplemento no se recomienda en embarazadas ni lactantes, ni en personas con diabetes tipo 2.

No se han visto efectos secundarios graves, pero puede causar dolor de cabeza, náuseas o síntomas gastrointestinales.

¡No son productos milagrosos!

Estos son algunos de los suplementos dietéticos que pueden ser de utilidad para la disminución del peso corporal, siempre que sean complemento de una dieta saludable y de un plan de actividad física diario ya que éstas plantas no son un producto milagroso.

Hay casos en los que el uso de estos productos son un componente psicológico que contribuye a aumentar su confianza y motivación y, por tanto, les ayuda a adelgazar de forma saludable.

Si estás planteándote tomar algún tipo de suplemento para adelgazar, consúltalo con un profesional de la salud, con tu médico, nutricionista o farmacéutico, para que te pueda guiar correctamente, sobre todo si tienes algún problema médico o tomas algún tipo de fármaco.

Información de revisión monográfica llamada “Plantas medicinales para el tratamiento del sobrepeso” y web de fitoterapia https://www.fitoterapia.net/index.html

Suplementos alimenticios para adelgazar, ¿de verdad funcionan?

© Rubén Vega

“Cuatro son las acciones básicas de los preparados adelgazantes, que pueden venir juntas o por separado. Una, quemar o absorber las grasas de los alimentos; dos, captar los azúcares de los mismos y así reducir las calorías que se ingieren; tres, ayudar al organismo a drenar líquidos y toxinas lo que hace que se pierda volumen y se contribuya a deshinchar el abdomen o las piernas; cuatro, un efecto saciante que evite la ansiedad y calme el hambre”, nos aclara la nutricionista Adela G. Méndez.
¿Cómo utilizarlos?
“Si lo que se trata es de quemar las grasas y azúcares y potenciar una dieta de adelgazamiento, se deben tomar dos cápsulas antes de las comidas principales, asegura la experta. De esta forma, se pueden reducir hasta en un 30% las calorías ingeridas. Pero ojo, esto no significa que puedas comer tarta sin límite. Insistimos, es una ayuda, no un milagro. En cuanto a los principios activos destinados a drenar y perder volumen, “lo ideal es ingerirlos a lo largo del día, sobre todo si se trata de polvos o ampollas, diluidos en un litro de agua; pero hay que tener cuidado con las dosis para evitar que se produzca una desmineralización del organismo, sobre todo en verano o cuando se realiza alguna actividad física fuerte. Por último, “si buscamos la acción saciante y calmar el hambre, los preparados , normalmente cápsulas de fibra que doblan o triplican su volumen en el estómago, deben ingerirse media hora antes de las principales comidas con el fin de que “llenen” el estómago y evitar que comamos de más”. No hay que olvidar que la sensación de saciedad tarda unos 20 minutos en producirse después de haber ingerido los alimentos.

¿Pueden resultar peligrosos?
Por suerte para los consumidores, la legislación europea es muy estricta en cuanto a los preparados alimenticios y pastillas para adelgazar, y todos aquellos que se ofrecen en farmacias y parafarmacias, son perfectamente seguros para el consumo. “Eso sí, alega la experta, se deben seguir estrictamente las indicaciones de cada fabricante, y consultar sus ingredientes y principios activos, ya que algunos –como la chitina que procede de los caparazones de algunos crustáceos, puede ser contraproducente en personas con alergia al marisco-. Tampoco es recomendable utilizarlos durante el embarazo o la lactancia para no alterar las constantes del organismo”.

¿Es lo mismo un fármaco para adelgazar que un complemento alimenticio? Rotundamente no. Los fármacos son preparados avalados por estudios científicos e indicados para problemas de obesidad. “Actualmente, explica la doctora Purificación Espallargas, médico estético y experta en nutrición, en España solo está autorizada la venta de Orlistat, cuyo nombre comercial es Xenical o Alli, un derivado de la lisptatina, una sustancia que actúa en el intestino, inhibiendo la enzima que corta las grasas (lipasa). Al no ser cortadas, no se pueden absorber y se eliminan por las heces, de ese modo disminuye el aporte de calorías de la dieta». La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha aprobado otros dos nuevos fármacos: Saxenda y Mysimba. «Estos fármacos reducen el apetito y la ansiedad por la comida y, en el caso del Saxenda, también aumenta la sensación de saciedad. Son medicamentos seguros, pero no exentos de efectos secundarios que deben tenerse en cuenta», recuerda la experta, y avisa de que pueden producir náuseas o vómitos; diarreas grasas; cefaleas y problemas depresivos. De ahí que sea básico que sean prescritos por un facultativo y para su adquisición se requiera receta médica.

¿Quién es quién?
Descubre para que sirven cada una de las sustancias que prometen ayudar a adelgazar ¿De verdad sirven de algo?

• La L-carnitina es un compuesto que el organismo produce de manera natural, pero no hay evidencia científica que concluya que pueda ayudar a perder peso.

• La Garcinia cambogia es una pequeña fruta tropical que contiene ácido hidroxicítrico, que se asocia a la inhibición de la enzima ATP que se encarga de iniciar la síntesis de grasas. En ratones ha tenido efectos lipolíticos importantes, en humanos, muy escasos.

• Cetonas de frambruesa (y de otros frutos rojos). Se pusieron muy de moda porque en estudios sobre ratones, administradas a grandes dosis, intervenían y aceleraban la lipólisis o la quema de grasa por el organismo. En humanos no hay evidencias científicas que lo avalen.

• Cafeína. Es la sustancia psicoactiva más consumida y son muchos los suplementos quemagrasa que la contienen, en este caso con razón, ya que ayuda a metabolizar la grasa del tejido adiposo y aumenta el metabolismo basal (la cantidad de calorías que quemamos para que el organismo realice sus funciones básicas) entre un 3 y un 11%. Sin embargo, el cuerpo se habitúa rápidamente a su acción y su efecto pierde eficacia rápidamente; de ahí que no se pueda abusar de uso y no deba mantenerse en el tiempo más allá de tres meses.

• Té verde. Contiene unas sustancias denominadas catequinas que concentran todos los beneficios de este arbusto con poderes antioxidantes, lipolíticos y drenantes, que se han demostrado en varios estudios, de ahí que sea uno de los protagonistas estrella de los suplementos quemagrasas. Ingerido en infusión tres veces al día, después del desayuno, almuerzo y cena, aligera, drena y ayuda en las dietas de adelgazamiento (sin azúcar ni leche, claro).

• El glucomanano es un tipo de fibra que se encuentra en las raíces del Amorphophallus paeoniifolius, también llamada raíz de konjac. Al absorber agua, se convierte en un gel que se acomoda en los intestinos saciando el hambre y disminuyendo la ingesta calórica, de ahí que haya que ingerirlo media hora antes de las principales comidas. Se ha probado su eficacia como coadyugante en las dietes adelgazantes, además, contribuye a disminuir el colesterol y el estreñimiento, pero puede causar hinchazón, diarrea y flatulencia e interferir sobre la acción de determinados medicamentos orales. Consulta al experto antes de tomarlo.

• CLA o Ácido linoleico Conjugado. Es una de las grasas más saludables y se encuentra de forma natural en algunos alimentos de origen natural como el queso y la mantequilla. Funciona reduciendo el apetito, aumentando el metabolismo basal y estimulando la descomposición de la grasa corporal. Hay varios estudios que demuestran que acelera la pérdida de peso, pero también puede provocar problemas digestivos, hepáticos y resistencia a la insulina.

Algunos aliados
Tienen todas las garantías sanitarias, no obran milagros pero sí contribuyen a mantener el peso, siempre que se acompañen con una actividad física constante y un dieta equilibrada.

• Quema grasa, concentrado plus, de Arkopharma. (14,50 €). A base de Té verde, abedul y fucus. Tratamiento completo para 20 días en ampollas que se diluyen en agua. Ideal para el verano.

• Chitosan Extraforte, de Arkopharma (12,50 €) contiene chitina, una sustancia natural que procede de las cutículas de algunos crustáceos marinos que ingerida en las comidas retiene hasta un 30 por ciento de la grasa contenida en los alimentos y que se elimina a través de la excreción compensando los excesos alimentarios y ayudándote a adelgazar. No apta para alérgicos al marisco.

• Fórmula e6, de 180 The Concept by Gemma Cabañero (desde 100 €). Contiene CLA, ácido linoleico conjugado, un ácido graso esencial que que ayuda a reducir la grasa, en especial en la zona abdominal, y remodela la figura.

• Garcinia Cambogia, de Bimanán Plus (9,95 €). Rica en AHC ácido hidroxicítrico que reduce la formación de grasa es perfecta para reducir la sensación de apetito y de acúmulos grasos. Un plus: Ayuda a controlar el temido efecto rebote.

• Femme 45+ Control de Peso, de Oenobiol (24,50 €). Formulada para mujeres pre y menopáusicas, ayuda a reducir la grasa y controlar el peso gracias al extracto de té verde y guaraná junto con una dieta baja en calorías y ejercicio.

• Turboslim Calorilight, de Forté Pharma (20,35 €). Formulado a base de fibrocaptol (fibras de naranja y cacao) ayuda en la absorción de grasas hasta en un 11% y contribuye a saciar el hambre

La guía definitiva de los suplementos nutricionales

Cenas (ricas) que no engordan: 7 trucos para prepararlas

Hay una cosa que seguramente haces cuando estás a dieta y no sirve de (casi) nada

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

La industria de los suplementos nutricionales se rige por las mismas leyes que cualquier otro tipo de industria: la oferta y la demanda. Estas leyes hacen que exista a disposición del cliente una amplia gama de suplementos de todo tipo que no siempre satisfacen las expectativas del comprador. En este artículo veremos la verdad que hay detrás de los suplementos quemagrasas.

La ciencia detrás de la industria de los suplementos

El principal problema que existe con los suplementos que se venden en el mercado es que no gozan del suficiente respaldo científico o que su uso solo demuestra ser eficaz en determinados protocolos o grupos de población.

En el caso de muchos suplementos, la literatura científica disponible sobre su efectividad es pobre, limitada y en muchas ocasiones se trata de estudios con diseños deficientes, de poco peso estadístico por usar grupos de sujetos muy reducidos y con poblaciones especiales que no tienen nada que ver con el público objetivo al que se dirigirá el suplemento.

Esto quiere decir que en muchas ocasiones, los estudios que el fabricante aporta sobre su producto están financiados, mal diseñados, realizados en apenas unos cuantos participantes, en personas con enfermedades o incluso en roedores. Extrapolar estos resultados al gran público carece de fundamento científico.

No podemos sacar conclusiones acerca de la validez de un suplemento cuando solo se ha testado en un puñado de personas o cuando se ha realizado en personas enfermas que han mejorado cuando se les ha suplementado con el nutriente que les faltaba o en roedores cuyo metabolismo, actividad enzimática y vida media difieren en gran medida de la nuestra.

Todo esto no quiere decir que los suplementos que están en venta sean peligrosos pero el fundamento que hay detrás de su venta es cuanto menos dudoso. Esto es posible debido a que no existe una legislación específica sobre suplementación deportiva.

¿Cuáles son los suplementos quemagrasa más usados? ¿Son útiles?

No podemos realizar un análisis exhaustivo sobre cada suplemento quemagrasa disponible en el mercado pero sí que podemos mencionar algunos y hablar de su eficacia.

L-carnitina

He querido empezar con el que es el suplemento más usado y vendido para la perder grasa.

La carnitina es un compuesto derivado de dos aminoácidos esenciales: lisina y metionina. Juega un papel clave en el ciclo de la beta-oxidación en la mitocondria celular, es decir, en el proceso a través del cual se oxidan los ácidos grasos. Su papel consiste en permitir la entrada de los ácidos grasos activados por la coenzima A en el interior de la matriz mitocondrial.

¿Quiere decir esto entonces que más carnitina supone más oxidación de ácidos grasos? Pues no, puesto que en este proceso el factor limitante no es la carnitina, sino las enzimas que interactúan con ella para que el ácido graso que transporta atraviese la membrana celular. Además, con un poco de investigación superficial sobre la evidencia científica de este suplemento, se puede descubrir que su eficacia no se sostiene.

CLA o Ácido Linoleico Conjugado

Los CLA son un tipo de ácido linoleico muy presentes en carnes de res, mantequilla o algunos tipos de quesos. Su relación con el metabolismo de los lípidos viene determinado por su interacción con los receptores PPAR (Perixome Proliferator-Activated Receptors). El problema es que los estudios en humanos no son consistentes y en los únicos casos en los que se reporta cierto efecto sobre la pérdida de grasa en es personas obesas, y aún así, la diferencia no es significativa. En palabras de Kamal Patel, un reconocido investigador, CLA es uno de los suplementos más sobrevalorados.

La cafeína es uno de los pocos suplementos que gozan de evidencia científica consistente tanto por sus efectos sobre el rendimiento como por sus efectos indirectos sobre el metabolismo de los lípidos. Estos efectos los logra a través de dos vías:

  • Aumento de catecolaminas y por lo tanto de AMPc (adenosín monofosfato cíclico).
  • Inhibición de fosfodiesterasas que degradan AMPc.

Si tuviera que elegir uno o dos suplementos para apoyar un proceso de pérdida de grasa, elegiría la cafeína en combinación con el EGCG que veremos a continuación.

EGCG

El EGCG (galato de epigalocatequina) es una catequina que podemos encontrar en el té verde. De hecho es la catequina más activa y que está relacionada con una mejor función sobre el metabolismo de los lípidos.

Además, está documentado su efecto sinérgico con la cafeína. Mientras la cafeína provoca un aumento de catecolaminas, el EGCG inhibe una enzima que las degrada, la catecol-o-metiltransferasa (COMT).

Aunque la literatura disponible afirma su efectividad en sinergia con la cafeína, hay que poner sus efectos en perspectiva y ser conscientes de que el éxito siempre estará detrás de un déficit calórico.

A la hora de comprar un suplemento de extracto de té verde debemos fijarnos en el porcentaje de EGCG que contiene para poder cubrir las dosis efectivas que oscilan entre los 400-500mg. No hay que caer en el error de confundir extracto de te verde con EGCG puesto que 500mg de extracto de té verde no es lo mismo que 500mg de EGCG.

Sinefrina

La sinefrina es una sustancia que podemos encontrar en la piel de la naranja amarga. Es un agonista de los receptores beta-adrenérgicos, receptores a los cuales se unen las catecolaminas y que inducen la movilización de ácidos grasos al torrente sanguíneo. Debido a este efecto también actúa en sinergia con la cafeína.

Otros suplementos con efectos inocuos en la pérdida de grasa

Existen otros suplementos utilizados en fases de pérdida de grasa como el picolinato de cromo, guaraná, coleus forskohlii, garcinia cambogia y otras sustancias de efectos inocuos como la capsaicina.

El picolinato de cromo solo ha demostrado efectos menores en la glucemia sanguínea en personas diabéticas y el resto de sustancias simplemente no tiene efectos significativos en la pérdida de grasa o requieren de más investigación para afirmarse su efectividad, como es el caso de la forskolina encontrada en coleus forskohlii.

Imágenes | iStock, Unsplash

Son muchas las personas que desean tener una figura esbelta y deciden apuntarse al gimnasio para mejorar su salud general y perder esos “kilitos” de más.

Pero para perder peso, no es necesario vivir en “modo ayunas” o comer solamente ensaladas. El cuerpo debe estar bien nutrido porque la actividad física exige que tengamos suficiente combustible para poder realizar tanto las actividades diarias como el ejercicio físico.

Alimentos para quemar grasa, y muy saludables

Si pensamos en hacer una dieta, ésta debe ser equilibrada para no correr riesgos para nuestra salud. Ahora bien, es posible elegir una serie de alimentos que te ayudarán a quemar calorías.

A continuación encontrarás una lista con 24 alimentos para quemar grasa.

1. Aceite de coco

El aceite de coco puede ser un alimento rico en grasa, pero eso no quiere decir que no te ayude a perder grasa. Existen distintos tipos de grasa, algunos de ellos saludables (por ejemplo, la grasa monoinsaturada y la grasa poliinsaturada). Los ácidos grasos de cadena media que componen el aceite de coco no se convierten en glucosa, sino que se metabolizan directamente en energía en el propio hígado. Por tanto, el consumo de este producto no tiene efectos sobre la glucemia (el azúcar en sangre) y, además, aporta numerosos nutrientes como el ácido Laúrico.

2, Té verde

El té verde es un gran alimento para perder grasa, e igual que otros tés acelera el metabolismo. Esta infusión mágica es rica en el antioxidante ECGC, que ayuda a quemar grasa y evita su formación. Según un estudio publicado en el Journal of Nutrition, los participantes de su investigación que entrenaban 25 minutos al día y consumían té verde perdían más grasa que los participantes que no consumían esta infusión.

3. Canela

La canela, además de su delicioso sabor, también es un alimento ideal para perder grasa. Una cucharada diaria de este producto es suficiente para ver resultados. La canela ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre y, además de hacerte sentir más energético, te ayuda a estar más saciado y evitar el carving.

4. Ajo

Un componente llamado “alicina” está presente en el ajo. Es un excelente alimento quemagrasa. Es ideal para perder peso y ayuda a eliminar la grasa sobrante del cuerpo. Por tanto, añade ajo a tus comidas y verás sus beneficios.

5. Vinagre de manzana

Los estudios científicos han demostrado que los alimentos ácidos incrementan la velocidad a la hora de quemar carbohidratos hasta en un 40%. El vinagre de manzana es un alimento ideal para llevar a cabo este proceso, porque es rico en ácido acético. Un estudio publicado en el el Journal of Bioscience, Biotechnology and Biochemistry demostró que los participantes que consumían este alimento quemaban más grasa durante un periodo de 12 semanas..

6. Cítricos

Los limones y las naranjas, además de poseer un alto contenido en Vitamina C, son alimentos ideales para perder grasa, porque participan activamente en el proceso desintoxicante del hígado. Un hígado sano incrementa su habilidad de digerir y quemar grasa de forma más rápida.

7. Jalapeños

Si te gusta la comida picante, estás de enhorabuena. Los pimientos picantes como los jalapeños o los habaneros ayudan a quemar grasa de forma indirecta. La capsaicina es la principal responsable, porque aumenta la temperatura corporal y acelera el metabolismo y el proceso de pérdida de grasa.

8. Arroz integral

El arroz integral es un alimento con un índice glucémico (IG) bajo, por lo que, a diferencia de los cereales procesados, no provoca hiperglucemia. El arroz integral, además de contener fibra y carbohidratos de absorción lenta, que son ideales para perder grasa, también te ayuda a sentirte más lleno durante horas.

9. Café

Todos sabemos que el café contiene cafeína, y el consumo de cafeína aumenta metabolismo y favorece la lipólisis, lo que quiere decir que ayuda a quemar los distintos tipos de grasas. Tomar uno o dos cafés al día está bien, pero demasiado café es malo para el organismo.

10. Avena

La avena contiene un alto contenido en fibra, lo que acelera el metabolismo y te ayuda a sentirte más saciado. Además, la avena es un cereal con alto contenido en proteínas, minerales y antioxidantes, y es ideal para tomarlo por la mañana.

11. Semillas de lino

Las semillas de lino son unos de los mejores alimentos para quemar grasa, porque contienen un compuesto llamado «lignanos» que es una potente arma para quemar la grasa. Es posible moler las semillas y esparcirlas en distintas comidas, por ejemplo, ensaladas, cereales o yogures. Asimismo, las semillas de lino contienen ácidos grasos esenciales para aumentar el metabolismo y ayudan a bajar los niveles de colesterol malo en nuestro cuerpo.

12. Lentejas

Las lentejas son alimentos ricos en fibra y, como ya se ha comentado en los puntos anteriores, son ideales para mantenerse lleno entre las comidas. Además, mantiene estables los niveles de azúcar en sangre porque permite procesar los carbohidratos de forma más eficiente, y es una buena fuente de proteínas.

13. Espinacas

Puede que las espinacas no te hagan sentir extremadamente fuerte como el famoso personaje de dibujos animados, “Popeye”, pero son efectivas para quemar grasa. Las espinacas aumentan el metabolismo, ayudan a quemar grasa y mantienen a raya el colesterol malo.

14. Huevos

Existe un gran debate sobre si comer solamente de clara de huevo o comer el huevo entero, pues la grasa se encuentra en la yema. Pero los huevos son un alimento ideal para quemar grasa y son ricos en colina, un nutriente que participa de forma demostrada en la desactivación de los genes responsables en el almacenaje de grasa abdominal.

Un estudio publicado en el Journal Nutrition Research, en el que participaron 21 sujetos, encontró que aquellos que desayunaron huevos para desayunar se sentían menos hambrientos tres horas más tarde y consumían más cantidad de calorías durante las siguientes 24 horas.

15. Brócoli

Aunque a algunas personas no les guste comer este alimento, es ideal para quemar calorías. Además de las vitaminas y antioxidantes que aporta, es un alimento con alto contenido en fibra.

16. Carne magra

La carne magra se caracteriza por tener un efecto termogénico alto, lo que te ayudará a quemar hasta un 30% más de calorías solamente durante la digestión. Por tanto, en una pechuga de pollo de 300 calorías, 90 se consumen sólo en el proceso digestivo.

17. Frutos secos

Los frutos secos se caracterizan por un alto contenido en grasa, pero es grasa saludable. Los frutos secos aceleran el metabolismo y ayudan a sentirte saciado durante más tiempo. Un puñado de almendras o nueces es suficiente para beneficiarte, pero… ¡no abuses!

18. Arándanos

Los arándanos son deliciosos, pero también son eficaces en la pérdida de peso, porque atacan directamente al exceso de grasa. Los nutrientes que se encuentran en esta fruta ayudan a metabolizar los ácidos grasos y azúcares. Puedes mezclarlos un recipiente con otras frutas, pero no le añadas azúcar de mesa.

19. Frijoles negros

Distintos estudios han demostrado que los frijoles son excelentes para la pérdida de peso, es como si fuesen una pastillas para quemar grasa. Los frijoles son una gran fuente de almidón resistente, un tipo de fibra insoluble de digestión lenta que alimenta a las bacterias sanas en el intestino, provocando la producción de butirato, que ayuda al cuerpo a utilizar la grasa como combustible.

20. Tomates

Los tomates son muy ricos cuando se añaden a la ensalada o en un bocadillo, pero, además, hacen su trabajo a la hora de quemar grasa. Éstos contienen 9-oxo-ODA, un componente que, según un reciente estudio llevado a cabo por investigadores japoneses, activa el ADN para quemar más grasa.

21. Quinoa

La quinoa es un cereal ancestral que te ayudará a quemar “kilitos”, porque contiene proteína de gran calidad, pues es una fuente completa de aminoácidos. Por tanto, es ideal para crear músculo y quemar grasa.

22. Agua con limón

El agua es esencial para la vida y, además, es ideal para perder grasa. Si vas a practicar ejercicio físico evidentemente vas a necesitar estar hidratado. Pero el agua es oportuna para sentirte lleno y quemar esas calorías de más. Si le añades limón exprimido estará deliciosa y te beneficiarás del poder de los citricos como potentes quemagrasas.

  • Texto recomendado: «8 beneficios de beber agua con limón por la mañana»

23. Pescados (con Omega 3)

Los pescados son una gran fuente de proteínas y por eso los dietistas recomiendan su consumo. Adicionalmente, son una gran fuente de grasa saludable Omega-3, un quemagrasas natural. Una investigación de British Journal of Nutrition encontró que los ácidos grasos omega 3 reducen reducen los niveles de grasa y permiten sentirte más lleno.

24. Yogur griego

Ya sea cuando lo añades a un batido o si lo consumes solo, este producto te aportará beneficios a la hora de perder peso. El yogur griego te ayudará a construir masa muscular, que acelera el metabolismo basal y la quema de grasa cuando descansas. Además, contiene vitamina D y calcio, que combaten el efecto del cortisol, una hormona relacionada con el estrés, que provoca que acumules grasa en la zona abdominal.

Aunque la grasa es esencial para que estemos sanos y nuestro cuerpo funcione correctamente, un exceso de grasa corporal está relacionado con problemas metabólicos, mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, y en general una peor calidad de vida.

Para reducir la grasa corporal, las recomendaciones médicas son cambiar las grasas saturadas por insaturadas (las grasas buenas), reducir la ingesta de calorías y aumentar la actividad física para forzar al cuerpo a utilizar la reserva de energía que es en definitiva la grasa acumulada y aumentar el metabolismo para que el consumo de esas calorías sea más alto.

Esto ha dado lugar a un gran mercado de productos «quemagrasas», así como mucha desinformación (o información a medias) sobre alimentos que ayudan a acelerar el metabolismo y por tanto echan una mano en este proceso. Para combatir esa información a medias, aquí tienes unos cuantos de esos alimentos quemagrasas y en qué estudios científicos están basadas esas afirmaciones.

El pescado azul

El salmón, las sardinas, los arenques, la caballa y demás pescados azules tienen un alto contenido en proteínas y ácidos grasos omega 3 que tienen un efecto antiinflamatorio y que reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, además de ayudar a quemar grasas.

En un estudio llevado a cabo durante seis semanas con 44 voluntarios adultos, se observó que los que tomaban más ácidos grasos provenientes de pescados azules perdieron de media medio kilo de grasa y experimentaron una reducción en los niveles de cortisol, una hormona relacionada con el estrés y la acumulación de grasa.

Además, el pescado es rico en proteínas de calidad, que aumentan la sensación de saciado, reduciendo la cantidad de comida que ingerimos, y que aceleran el metabolismo durante la digestión.

El café

El café tiene muchos beneficios (la cafeína es la principal responsable), y uno de ellos es que ayuda a quemar grasas.

En un pequeño estudio se observó que las personas que tomaban café una hora antes de hacer ejercicio quemaban más calorías y aguantaban más tiempo de actividad que las que no lo habían tomado.

En otro, que tomando 100 gramos de café cada dos horas durante un periodo de 12 horas un adulto quema de media unas 150 calorías más que sin tomar café. Además, diversas investigaciones han concluido que tomar café acelera el metabolismo entre un 3 y un 13% dependiendo de la cantidad y de la respuesta individual.

Los huevos

Durante mucho tiempo, los huevos han sido injustamente tratados, limitando su consumo por sus supuestos efectos perjudiciales sobre los niveles de colesterol. El mito va poco a poco desapareciendo, en parte porque los huevos han demostrado en varias investigaciones tener propiedades muy beneficiosas para la salud cardiovascular y metabólica.

También porque ayudan a quemar grasas. Varios estudios han demostrado que desayunar huevos reduce la sensación de hambre y por tanto la ingesta excesiva de calorías durante la mañana. La causa podría estar en su alto contenido en proteínas, que aumenta el metabolismo alrededor de un 20% durante las horas siguientes a comerlos y da sensación de estar saciado.

Según un estudio controlado, aunque limitado, hecho en 21 hombres adultos, aquellos que desayunaban 3 huevos consumían unas 400 calorías menos al día y redujeron su grasa corporal un 16% más que los que seguían la misma rutina diaria pero desayunaban bollería.

El aceite de coco

El aceite de coco parece estar relacionado con un aumento del colesterol bueno, y además tiene propiedades relacionadas con la pérdida de grasa. Tiene un alto contenido de triglicéridos de cadena media, que ayudan a moderar y controlar el apetito y a quemar grasas.

Según una investigación hecha con hombres que padecían obesidad, añadiendo dos cucharadas de café de aceite de coco a su dieta diaria lograron perder unos 2,5 centímetros de cintura sin añadir ningún cambio más a sus rutinas.

El te verde

El te verde es una bebida saludable (siempre que no lo colmemos de azúcar) que según algunos estudios podría protegernos de enfermedades cardiacas y de algunos tipos de cáncer.

También es apreciado por su contenido en epigalocatequina galato, un antioxidante que promueve la quema de grasa, especialmente en la zona abdominal. En un estudio realizado en hombres adultos se observó que, al hacerles pedalear en bicicleta, aquellos que habían tomado este extracto de te verde quemaban un 17% más de grasa que los que no lo habían tomado.

Sin embargo, otros estudios han resultado en la conclusión de que el té verde tiene un efecto muy pequeño o incluso nulo en la pérdida de peso y grasa, así que probablemente la respuesta se deba a la diferencias individuales.

El vinagre de manzana

El vinagre de manzana es apreciado en este sentido porque reduce el apetito y los niveles de azúcar e insulina en la sangre en personas diabéticas. También porque su principal componente, el ácido acético, ha demostrado en estudios con animales que favorece la quema de grasa y reduce la grasa almacenada en la zona abdominal.

En un estudio con humanos, 144 hombres con obesidad añadieron dos cucharadas de vinagre de manzana a su dieta diaria durante 12 semanas. Sin hacer más cambios en su rutina lograron perder aproximadamente 2 kilos y un 0,9% de grasa abdominal.

Los pimientos picantes (chiles)

No solo dan sabor a tu comida, sino que los chiles también ayudan a tu cuerpo a quemar más grasa. La responsable es la capsaicina, un compuesto presente en los pimientos picantes que te hace sentirte más lleno, evita que comas demasiado y ayuda a quemar grasas.

Según un estudio hecho en adultos sanos, al reducir la ingesta de calorías un 20% la capsaicina ayuda a compensar la reducción en el metabolismo que va asociada a la reducción calórica.

El yogur griego entero

Los productos lácteos como el yogur griego son una fuente de calcio, potasio y proteínas. Gracias a ello protegen los músculos durante la pérdida de peso, nos hacen sentir saciados y además sus componentes probióticos protegen nuestra flora intestinal, imprescindible para estar sanos.

En concreto el yogur griego entero es fuente de ácido linoleico conjugado, que promueve la quema de grasa y la pérdida de peso en personas obesas y con sobrepeso.

Si quieres aprovechar sus ventajas, busca yogur griego entero (no bajo en grasas o 0%, puesto que su contenido en ácido linoleico conjugado es muy bajo), pero evita que esté edulcorado.

El aceite de oliva

El aceite de oliva es, tomado con moderación, un ingrediente muy saludable para nuestras comidas. Entre otras cosas ayuda a mantener controlado el colesterol y estimula la producción de las hormonas que nos ayudan a sentirnos saciados y por tanto evitar comer de más.

Además, algunos estudios han demostrado que el aceite de oliva ayuda a acelerar el metabolismo y a quemar grasas.

Imágenes | iStock
En Vitónica | Diez trucos para quemar grasa (I y II)

Los excesos veraniegos no se marchan con el cambio de estación y puede que estemos inaugurando el otoño con algunos quilos de más. Y en nuestras manos está ayudar al organismo a poner orden después el trasiego vacacional. La manera de hacerlo es elegir bien lo que comemos. No se trata de alimentarnos sólo a base de ramas de apio y caldos depurativos, sino de ingerir alimentos que nos ayuden a quemar grasas y acelerar nuestro metabolismo, siguiendo siempre una dieta sana y equilibrada.

Una experta en estos temas es la nutricionista estadounidense Haylie Pomroy, conocida también como la gurú del metabolismo. Pomroy recibe en su consulta a celebridades como Jennifer Lopez o Robert Downey Jr., asesora a muchas empresas en temas de nutrición y además es autora de La dieta del metabolismo acelerado y Quémalo (ambos títulos de Grijalbo). Una de las máximas de esta nuticionista es: “la comida no es el enemigo: la comida es, por el contrario, la rehabilitación que necesitas para revitalizar tu metabolismo lento y averiado, y convertir así tu cuerpo en una máquina quemagrasa”.

digestión (PeopleImages / Getty Images/iStockphoto)

Huir de las dietas milagros, comer 5 veces al día y elegir alimentos nutritivos y de bajo índice glucémico son algunas de las pautas que brinda esta nutricionista. “A menudo las personas no nutren su metabolismo. Las dietas que prometen pérdida de peso luego cambiando radicalmente los hábitos alimenticios casi nunca funcionan ni son sostenibles. Una rápida pérdida de peso puede ser perjudicial si se pierde masa muscular. Sin embargo, la pérdida rápida de grasa no es perjudicial, sino todo lo contrario”, apunta Pomroy.

“A quemar grasa nos ayudan todos los alimentos de bajo índice glucémico y una buena combinación de los alimentos, pero si no tenemos más remedio que comer mucho fuera de casa, la solución es optar por ensaladas de hortalizas, verduras, carpaccios, cocciones al a plancha, y aliños ligeros a base de hierbas y especias”, apunta la nutricionista Montse Feliu.

Alimentos y componentes para quemar grasa

Proteínas

Las proteínas te ayudan a crear músculo si haces ejercicio y a acelerar tu metabolismo ya que para digerirlas gastamos más calorías de las que nos aportan, siempre y cuando las cocinemos a la plancha o al vapor y prescindamos de aliños y salsas pesadas.

Alimentos ricos en carnitina

La carnitina se ha puesto de moda para ayudar a quemar grasas durante el ejercicio. No hace falta que la compres, la carnitina se sintetiza en nuestro organismo a partir de lisina y metionina, aminoácidos que puedes encontrar en las carnes, aves, huevos y lácteos.

Frutas y verduras

Fresas (Pepo Subiranas)

Toma fruta fresca con un bajo índice glucémico como fresas, frutas del bosque, manzanas, peras, piña o pomelo. Son saciantes, nutritivas y el tentempié perfecto para mantener activado nuestro metabolismo. Respecto a las verduras, elige las ricas en calcio como el brócoli, ya que el caldio es un aliado en la quema de grasas.

Cereales integrales

Pan integral, arroz integral, pasta integra… Opta siempre que puedas por la versión integral de todos estos alimentos porque los granos enteros poseen nutrientes y carbohidratos complejos que aceleran tu metabolismo estabilizando los niveles de insulina.

Ácidos grasos omega-3 (grasas saludables)

Caballa (zefirchik06 / Getty)

Los ácidos grasos polinsaturados son los grasas buenas que te ayudan a perder peso a pesar de su alto calor calórico. Lo encuentras en nueces, semillas como la chía o el lino y en los pescados azules como el salmón, la caballa o la sardina.

El picante

Cuando comemos algo picante, acostumbramos a sudar más de lo habitual, esto esto se debe a la capsaicina, que estimula los receptores de dolor en el cuerpo, aumentando la circulación y el ritmo metabólico. Sazona tus platos con pimienta de cayena o jalapeños picaditos.

La canela

Canela (Derkien / Getty Images/iStockphoto)

La canela evita la subida brusca de glucosa que aparece después de comer alimentos dulces o con IG alto. Además, la canela nos ayuda a reprimir las ganas de comer cosas dulces.

Vitamina C

La vitamina C del kiwi, frutas del bosque, cerezas, cítricos, pimientos, crucíferas… nos ayuda quemar grasas y además, tiene efectos antiinflamatorios que ayudan a eliminar líquidos.

Yodo

Marisco (AlexRaths / Getty)

La glándula tiroides necesita yodo para funcionar correctamente y producir hormonas “devora-grasas”. El yodo se encuentra en alimentos como la sal yodada, los pescados de mar y los mariscos, los champiñones, las espinacas y las zanahorias.

Agua

Muchas veces pensamos que tenemos hambre y lo que nos ocurre en realidad es que tenemos sed o estamos deshidratados. Además el agua tiene un efecto saciante; si bebes un vaso antes de cada comida notarás que tienes menos hambre. Además, el agua beneficia el buen funcionamiento de nuestro sistema digestivo y ayuda a eliminar toxinas de nuestro organismo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *