0

Lugares para hacer el amor

Tabla de contenidos

¡Que no te pillen! 10 sitios raros para hacer el amor

Lo tenemos muy claro: para que una relación funcione, mantener la pasión activa es imprescindible. Uno de los grandes problemas de las relaciones hoy en día es la monotonía y el aburrimiento que produce hacer siempre lo mismo. Si últimamente notas que practicar sexo con tu pareja en la cama, en el sofá o en la cocina no os excita tanto como antes, una buena alternativa puede ser probar en uno de los 10 lugares raros para hacer el amor que te proponemos.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Y por cierto, si quieres un plus de sorpresa, igual puedes probar también con alguno de estos 50 juguetes raros para hacer el amor.

© Pinterest. Para aquellos hombres que siempre quisieron que un robot les masturbara.

1. Hacer el amor en una noria

¿Deseas una aventura erótica en las alturas? Entonces, hacer el amor en una noria puede ser muy excitante si lo hacéis con cabeza, es decir, en una noria con pocos pasajeros y público. Y, lógicamente, es muy importante que estéis solos en la cabina.
Si de repente se cuelan en tu góndola del amor una abuelita y su nieto, puedes dar por terminado tu numerito aéreo. También es muy recomendable que la duración del viaje sea lo mayor posible y la noria no gire a demasiada velocidad.
Recuerda que no tiene por qué haber penetración para llegar al orgasmo. Si tenéis poco tiempo, ve directa al grano y juega con tu imaginación. Comprueba que no mira nadie y… ¡Disfruta del momento!
¿Es adecuado para ti hacer el amor en una noria?
¿Tienes vértigo? Entonces hacer el amor en la noria no es lo más recomendable. Si, en cambio, no te mareas con facilidad, te gustan las emociones fuertes, no tienes nada en contra de los espectadores no deseados y te gusta romper con los tabúes, esta puede ser una opción excitante. ¡Ve haciendo cola para la próxima feria!

2. Hacer el amor en un iglú

Nieve, hielo y temperaturas bajo cero. En un iglú, el sexo despacio y suave está descartado. ¡Te recomendamos movimiento, movimiento y más movimiento! El cuerpo tiene que trabajar a su máxima potencia para que los juegos amorosos no pasen a ser un desagradable ataque de hipotermia. El saco de dormir térmico es imprescindible. Y, por esta vez, haz la vista gorda cuando tu pareja no se quiera quitar los calcetines.
¿Es adecuado para ti hacer el amor en un iglú?
Para hacer el amor en un iglú no hace falta irse al Polo Norte, pues hay muchos países europeos donde nieva y es habitual encontrarse estas casitas de nieve. Eso sí, el sexo en un iglú es un verdadero reto.
Si te tiemblan los dientes a la mínima brisa de aire, mejor ni lo intentes. Tampoco podemos obviar que el frío afecta al estado de su miembro viril. Ten en cuenta que a lo mejor no responde como él querría, así que si eso sucede asume la retirada, por muy excitante que sea el entorno.
Como es muy probable que estéis solos en algún lugar en este caso y que tenéis que buscar la forma de calentarlos lo máximo posible, ¡prueba a ir variando de postura!

Descubre: Kamasutra: las 100 mejores posturas del Kamasutra

© iStock

3. Hacer el amor en un túnel de lavado

El vaho, el sonido del agua y la espuma pueden ser el aliciente perfecto para un tórrido encuentro en el túnel del lavado. La espuma os dará a tu pareja y a ti la intimidad suficiente para disfrutar de vuestro cuerpo sin ser observados pero ojo, porque en este caso tendrás que ser rápida para terminar lo que tengas que hacer antes de que el coche salga de nuevo al aire libre. Y es que las prisas, en este caso, harán de esta experiencia sexual algo mucho más satisfactorio.
¿Es adecuado para ti hacer el amor en un túnel de lavado?
Si te gusta practicar sexo en el coche y te da igual la incomodidad de los asientos, esta fantasía es idónea para ti. Aprovecha para ir a limpiar el coche un día con tu pareja sin que él sospeche nada de lo que te propones y empieza a besarle para caldear el ambiente antes de entrar al túnel. En cuanto estéis dentro, ¡a darse prisa! Y si queréis más ideas, aquí tienes las mejores posturas del kamasutra para practicar sexo en el coche.

Descubre: Las mejores posturas del kamasutra para practicar sexo en el coche

© iStock

4. Hacer el amor en un teleférico

Si la idea de hacerlo en la noria te gustó, ¿por qué no hacerlo en un teleférico? En este caso, es probable que la mayor dificultad sea no entretenerse con las vistas. También tienes que tener en cuenta que hacer el amor en un teleférico, si de lo que hablamos es de coito, sea demasiado arriesgado, pero recuerda que hay muchas cosas que se pueden hacer sin necesidad de que haya penetración.
Es importante que, si tienes miedo a las alturas o te mareas con facilidad, no hagáis movimientos bruscos para que no entres en pánico. Por lo demás, deja que tus manos y tus labios (y los suyos) tomen el control de la situación.
¿Es adecuado para ti hacer el amor en un teleférico?
Si te dan miedo las alturas, el teleférico tampoco es la mejor opción. No conseguirás concentrarte en absoluto pensando que os puede pasar algo en cualquier momento. Pero, si por el contrario, te apasionan las vistas impresionantes, este puede ser un excitante modo de alcanzar una nueva dimensión de placer.

5. Hacer el amor en un portal

Esta es, tal vez, la fantasía más fácil de llevar a cabo de nuestra lista. Solo necesitas a tu chico y dar lugar a la improvisación. Puedes ir paseando por tu ciudad (¡o incluso cuando vayas de viaje a otra ciudad!) y dar rienda suelta a tu pasión cuando veas algún portal abierto.
En cuanto al riesgo que estés dispuesta a correr, tienes todo un abanico de opciones. Desde desnudaros completamente a desabrocharos el pantalón. Eso sí, aquí el silencio es fundamental, así que sé lo más sigilosa posible. Incluso si te gusta el riesgo y os excita pensar que os puedan pillar, siempre puedes hacerlo en tu propio portal… ¡Pero mucho cuidado con las mirillas!
¿Es adecuado para ti hacer el amor en un portal?
Si te da morbo el hecho de que puedan pillaros en cualquier momento, sin duda esta fantasía es para ti. Es muy fácil de llevar a cabo y puede ser una gran forma de empezar tu lista de lugares raros donde hacer el amor. Una buena idea es que no sea premeditado, sino que elijas un portal y entres con tu chico sin mediar palabra. Le alucinará y excitará que cualquier momento y lugar pueda ser pasional a tu lado.
En estos casos y con las prisas, seguro que prefieres hacer el amor de pie así que, ¡prueba con estas posturas!

Descubre: Las mejores posturas para hacer el amor de pie

© El curiosos caso de Benjamin Button

6. Hacer el amor en una prisión

¿Sexo tras las rejas? ¿Eso cómo va? Tranquila, no hará falta cometas ningún crimen para sentirte como una de las protagonistas de Orange is the new black. Hoy en día existen hoteles con decoración carcelaria (afortunadamente más cómodos que el de la foto) para que puedas desarrollar tu propia fantasía entre rejas.
La temática puede dar mucho juego: esposas, látigos, uniformes… Si eres fetichista o una apasionada de novelas como 50 sombras de Grey, este puede ser el plan perfecto para desarrollar algunos juegos eróticos de dominación y sumisión.
¿Es adecuado para ti hacer el amor tras las rejas?
Si te apetece vivir una aventura erótica pero no quieres correr el riesgo de que haya alguien mirando, entonces una celda de prisión es una muy buena opción. Nadie te molestará y podrás dejar volar tu imaginación. Si, en cambio, no te gustan este tipo de fantasías o tienes algo de claustrofobia, mejor descartarlo.

Descubre: Kamasutra de Cincuenta Sombras de Grey: ¿te atreves con estas posturas?

© Cincuenta Sombras de Grey

7. Hacer el amor en una casa en venta

¿Quieres poner a prueba el nivel sexual de tu nueva vivienda? ¡Pues simplemente compruébalo antes! Obviamente, en secreto. El único requisito para la cita es que te deshagas de los molestos intermediarios, caseros y los otros interesados en la compra.
Hay una buena noticia, si tienes suerte, puede que te den las llaves de la casa para que visites el piso sola. No ocurre muy a menudo, pero no es imposible. A veces los dueños simplemente prefieren que te des una vuelta tranquilamente por la casa y la descubras por ti misma. Pues tú, ya sabes, descúbrela a tu manera.
¿Es adecuado para ti hacer el amor en una casa en venta o en alquiler?
Lo prohibido puede ser muy excitante. Si te apasionan las emociones fuertes, te puede gustar el sexo en una vivienda en venta o alquiler. Si el riesgo te parece demasiado grande, prueba en alguna casa abandonada donde, aunque esté más sucio, también es mucho más solitario…

8. Hacer el amor en el tren del terror

Un vagón, dos personas y un paseo a través de la oscuridad. El sexo en el pasaje del terror puede ser muy emocionante y divertido. Dando por supuesto que te gustan los fantasmas, esqueletos y compañía. Quien piense que tendrá que hacer posturas malabarísticas durante el terrorífico viaje, está muy equivocado. Existe otra manera: oral o manualmente.
Por cierto, importantísimo: ¡asegúrate de que no haya nadie alrededor! Lo mejor, en este caso, es el tren de terror típico de los pueblos, al que monta menos gente y, según la hora, lo podrás encontrar vacío. También es de vital importancia que te asegures de que el tren no hace demasiadas piruetas en el recorrido y de que es totalmente seguro mantener relaciones ahí. Lo primero es vuestra seguridad.
¿Es adecuado para ti hacer el amor en el pasaje del terror?
Si eres muy asustadiza y entras en pánico con facilidad, mejor no te subas al vagón y renuncia al tenebroso paseo. Las siluetas y ruidos extraños no van a ayudar demasiado a que te suba la líbido ni a que te concentres. Si, en cambio, eres una fanática de las películas de miedo y no es fácil asustarte, ¡a por el tren del terror!

9. Hacer el amor en un párking

En un párking tienes dos opciones: hacerlo de pie o dentro de tu propio coche. El párking subterráneo puede ser un gran nido de amor si encuentras alguno en el que pase muy poca gente alrededor. El sexo de pie es muy buena opción porque no te mancharás y tendrás más reflejos si aparece un huesped inesperado.
Si, en cambio, prefieres hacerlo dentro del coche, será más seguro y tendréis más capacidad de variar y tomaroslo con calma. Incluso podéis poner algo de música (aunque mejor no, así escucharéis mejor si se acerca alguien para no llevaros un susto de muerte). Y, atenta, ¡que puede haber cámaras vigilando!
¿Es adecuado para ti hacer el amor en un parking?
Desde luego, si quieres probar a hacer el amor en algún sitio raro y diferente, esta es una gran idea para empezar. No es demasiado arriesgado si buscas un parking solitario (incluso el de tu propia urbanización puede valer) y es fácil de llevar a cabo. ¿El problema? El fuerte olor a combustible o las manchas de aceite del suelo pueden ser demasiado desagradables si eres sensible a los olores o quieres salir impecable de tu aventura sexual.
Si tienes tiempo, prueba a incluir alguno de estos juguetes para darle un plus a la experiencia.

Descubre: 100 juguetes eróticos para aumentar la pasión, ¡que suba la temperatura!

© Getty

10. Hacer el amor en un fotomatón

Si te excita la exposición al público, el fotomatón es una forma arriesgada y divertida de tener una aventura en plena calle. La parte buena es que si lo hacéis bien y en silencio, es muy probable que no tengáis interrupciones porque, ¿quién se hace hoy en día fotos en los fotomatones?
Aunque debes tener cuidado, porque su cortina (como la de los probadores) puede que se te quede corta y alguien podría observaros. Según la hora a la que entres, la variedad de movimientos y posturas puede ser más amplia de lo que te crees. ¡Todo es probar! Además, te puedes llevar de recuerdo unas tórridas fotos que añadirán un extra de morbo a la situación.
¿Es adecuado para ti hacer el amor en un fotomatón?
Lo que hace especial a esta experiencia sexual es la sensación de que en cualquier momento se puede desatar la pasión en tu pareja. Es, por así decirlo, un «aquí te pillo aquí te mato» en toda regla. Pero si vas a estar más preocupada de los ruidos de fuera o de que alguien pueda descorrer la cortina, entonces esta experiencia no es para ti.
Y tú, ¿con cuál de sitios raros para hacer el amor te quedas? ¿Te atreverías a llevar estas fantasías a cabo? Si en cambio eres una persona que no quiere arriesgarse a ser pillada, siempre puedes innovar en tu propia casa. Por ejemplo, ¿qué tal si pruebas con estas posturas para hacer el amor atada?

Descubre: ¿Te atreves? 17 posturas perfectas para practicar sexo atada

7 lugares para hacer el amor a escondidas

Hacer el amor a escondidas le otorga a la pareja esa cuota de complicidad que es tan necesaria para reír juntos. Es lograr que el mundo se detenga por unos minutos y solo existan sus cuerpos.

Una travesura que, solamente los verdaderos amantes, se atreven a cometer. Pero una vez realizada, no pueden evitar esa mirada de felicidad que oculta el secreto más tierno.

Salir de las paredes de una habitación y olvidar que existe más gente alrededor, es una medicina contra la rutina. Es una manera de recordar la rebeldía de la adolescencia que tanto los enamoraba.

Esos rincones en cada lugar, se hacen visibles como nunca antes y, apropiarse de ellos es la tarea. Solo tienen que saber detectar los mejores escondites para sentir el riesgo sin ser descubiertos.

7 lugares donde hacer el amor a escondidas se hace inevitable

1. La piscina

Los juegos acuáticos son realmente eróticos y dan lugar a la imaginación para que vuele bien alto. Las posiciones en el agua son bien diferentes a las que están acostumbrados y eso aumenta el libido.

Además, encontrar el mejor ángulo para no ser descubiertos por otros integrantes de la casa es el gran desafío. Por lo tanto, seguramentefluirán abrazos y también caricias camufladas que los unen aún más.

Descubre: 6 consejos para tener sexo en el agua

2. El ascensor

Para los que deciden jugarse con todo, el ascensor es genial para hacer el amor a escondidas. Al regresar de una fiesta de la cual vienen con ansias sexuales es la mejor oportunidad.

Llevar el ascensor hasta el último piso, trabarlo y después hacer un ‘rapidito’ es un buen final.

3. El coche

A veces la casa está llena de familiares que irrumpen en cualquier habitación sin previo aviso. En ocasiones puede que el vehículo se convierta en el mejor amigo de la pareja a la hora de tener sexo.

De más está decir que no se puede aparcar en cualquier cruce. Es necesario buscar algún camino alejado, o apartar debajo de un árbol o también en penumbras. Hay que animarse y hacer el amor a escondidas.

4. La playa

En vacaciones de verano ir al mar, con toda la familia o también con amigos, es un plan excelente. Y al llegar hay que hacer una caminata de reconocimiento de la zona. Cuando se acerque el atardecer, salir a dar un paseo y además hacer el amor a escondidas en un punto ya marcado, es gratificante.

La naturaleza se convierte en cómplice del amor pasional sin que nadie más pueda enterarse. Una experiencia romántica que une a las parejas de la forma más tierna.

5. Un baño público

Los baños públicos son parte de las fantasías más audaces de muchos hombres que se atreven ameterse detrás de su mujer y después cerrar velozmente la puerta.

Las bibliotecas, los museos o también los salones de fiestas reciben en sus baños a parejas apasionadas que dejan su huella. Debe ser un encuentro rápido y furtivo.

6. En la cocina

Esas noches que tienen invitados a cenar y sobre todo, si son personas con cierta jerarquía, hacer un descanso para relajar sienta muy bien.

Ir a la cocina con la excusa de buscar algo para poder comenzar a comer, es la gran excusa. Allí, en silencio, usar la mesa para disminuir las tensiones con sexo, suena grandioso.

Es fácil deducir que volverán a la sala recargados de buen humor. Y las miradas de complicidad y también de enamoramiento serán la envidia de los comensales.

Conoce: 5 lugares donde deberías practicar sexo

7. La oficina

Pasar a saludar a la pareja por su trabajo y además tomarse unos minutos para conversar a solas, en la oficina, es algo muy romántico.

  • Puede convertirse en una ocasión erótica y también divertida si detrás de la puerta hacen una práctica de sexo oral.
  • También pueden hacer el amor a escondidas parados en el rincón al lado de la ventana.

¿Hacer el amor a escondidas es solo cosas de «jóvenes»?

Pues, claro que no. Hay parejas de todas las edades que necesitan hacerlo cada tanto para mantener viva la pasión en su relación. En este sentido, si bien la habitación puede ser el escenario más frecuente, no todo tiene por qué quedar allí.

La búsqueda de alternativas los ayuda a despertar no solo la pasión sino la creatividad, algo que ayuda a mantener vivo el interés y, al mismo tiempo, fortalecer la atracción sexual. Dos cualidades que son claves para las relaciones de pareja que tienen muchos años de convivencia.

Jugar a ser amantes y convertir en un lecho de amor diversos ambientes influye positivamente en la relación. Además, si se atreven, se sentirán tan enamorados como aquel día en que se conocieron.

¿Eres chico o chica?

Hoy me apetece hablar de esos lugares que no son los idóneos para tener relaciones pero que suponen un nuevo reto a cualquier pareja y encima unen más de lo que uno piensa en primer lugar.

¿Quieres una nueva experiencia por muy poco?

Esto que parece publicidad barata de la nueva pista de petanca del parque del barrio, es una realidad factible cuando se trata de sexo. Se me ocurren mil y un sitios excitantes que no entienden de hoteles ni similares para tener relaciones sexuales que me apetecía relatar aquí, para todos aquellos fanáticos que buscan nuevas experiencias y se alimentan de la adrenalina, sin necesidad de hacer puenting ni de robarle 5 euros a una abuelita, aunque se trata de la adrenalina que supone el romper por un momento las reglas establecidas.

¿Por qué salir de la cama para colonizar lugares insospechados?

Porque sí, porque para ti y para tu [email protected] supondrá un reto y estrechará los lazos del entendimiento puesto que será algo que siempre recordareis a titulo personal y una forma siempre de estar más cerca el uno del otro.

Siempre será una confidencia entre vosotros y además generará la complicidad con aquellas míticas palabras de: ¿Te acuerdas cuando lo hicimos en…?

6 Sitios excitantes que no te puedes perder

1 | Probador de tienda: Típico pero efectivo.

Las mujeres somos terriblemente pesadas a la hora de ir de tiendas. No es un tópico es una realidad. Además de que no conocemos el fin cuando se trata de mirar ropita y encima nos encanta que nuestro compañero del sexo opuesto nos acompañe. Que mejor idea se me ocurre que la de tener relaciones en el vestuario de esa tienda a la que nos encanta ir, fomentaremos las ganas de nuestro chico de hacer de perchero humano y evitaremos la frase tan manida que utilizan para hacernos decaer: “Que te queda bien, venga vámonos ya”.

Aquí hay que tener cuidado chicos, si de repente os dais cuenta de que esto del probador os mola probar a llevarla a tiendas solo de ropa de hombre o es posible que os quedéis sin un euro en la cartera.

2 | Aseos restaurante Balinés: Baños limpios y aseados.

Aprovechad la coyuntura chicos cuando vayáis a cenar a un sitio elegante y exótico ya que probablemente los baños sean amplios y muy limpios (en la mayoría de ocasiones) además ambos llevareis ropa más sexy y la ocasión la pintan calva. Ya que es posible que después de una cena copiosa, del vino y las copas la cabeza ande ya dando tantas vueltas que la primera intención de ambos se relegue a un segundo plano y acabéis en la cama soñando con los angelitos.

3 | Epicentro turístico de nueva ciudad: Guiris escandalizados

Esto es un poquito más arriesgado, ya que tendréis que aseguraros de que hace buen tiempo, ya que… ¡si el culito se queda fresquito, adiós polvito! y además buscar un lugar donde tener un mínimo de intimidad, aprovechad si no las horas en las que la ciudad duerma, además de ser un recuerdo muy romántico siempre esto será un aliciente para hacer turismo.

PRECIO: Imagínate un viaje a Roma teniendo sexo entre las ruinas de coliseo…no tiene precio

4 | Museo: Haciéndote la lista

Aprovecha la cantidad de opciones que posee un museo… no suelen estar a reventar y además aprendes a la par que haces lo que te gusta. Si consigues tomarle el gustillo quedarás como un intelectual delante de tus amigos. Y si te pilla el guardia siempre puedes decir que lo tuyo es el arte en vivo. ¿Se le puede pedir más a la vida?

5 | Biblioteca: “Si no te gusta estudiar ponte a f…”

¿Cuantas veces te has sentado delante de los libros y tus apetitos sexuales se han desatado? Creo que todos los que hemos estado en la biblioteca delante de columnas grecorromanas de apuntes hemos sentido lo mismo… y no hablo de ganas de dejar la carrera, que también, sino un deseo irrefrenable de “mandanga” como dicen por aquí, pues bien este momento es ideal para tener relaciones sexuales, ya que te permitirá conservar tu sitio si la biblioteca se pone a reventar y te obligará a ir todos los días… puede que el examen lo suspendas, pero nadie dijo que fuera a ser fácil.

6 | Coche: Un 0 a la originalidad, vale, pero nadie habló de hacerlo dentro.

Quizá el coche a priori no suponga ningún reto, pero la realidad es que si aparcáis es un sitio con buenas vistas y en vez de acobardaros y hacerlo dentro, exploráis el capó, un sinfín de nuevas posibilidades navegarán por la mente de ambos, el capó no es una cama, pero hará que el morbo suba a límites insospechados.

Recomendación: aprovechad que el coche esta recién aparcado, el calor del motor encenderá las pasiones más ocultas.

PRECIO: Ninguno, la gasolina no cuenta

Los lugares más inusuales donde la gente de verdad ha tenido sexo

24/06/2019 05:00 – Actualizado: 24/06/2019 08:11

Cantaba Raffaella Carrà allá por 1978 que para «hacer bien el amor» había que ir al sur, pero cuando la excitación aprieta y la pasión te agarra, cualquier sitio es bueno. Seguro que alguna vez has pensado que te encantaría hacerlo en la playa, en la terraza del hotel, en el coche… y nunca te has atrevido, ¿o sí? ¿Dónde fue el lugar más extraño en el que mantuviste relaciones sexuales?

El Confidencial se ha puesto en contacto con varios hombres y mujeres de diferentes edades para saber en qué ocasión tuvieron sexo en un espacio que normalmente no lo hubieran hecho. Si quieres pasar un rato morboso nos parece bien, pero ten mucho cuidado o podrían multarte o detenerte por delito de exhibicionismo o escándalo público.

De hecho, el pasado 31 de marzo, una pareja de jóvenes fue condenada a 4.800 euros de multa y a trabajar un total de 60 horas en beneficio de la comunidad después de que fueran sorprendidos manteniendo relaciones sexuales en el interior de su coche mientras estaban aparcados en la autopista AP-68 que une Bilbao con Logroño y Zaragoza. ¡Piensa bien dónde lo vas a hacer y no pongas en peligro a nadie!

Aquí te pillo, aquí te mato

«En mi época universitaria tenía las hormonas alborotadas. A veces entre clase y clase quedaba con alguna compañera y nos íbamos a los baños. Nos daba morbo hacer algo rapidito mientras otra gente entraba y nos podía escuchar. Si nos apetecía hacer algo con más tranquilidad nos cambiábamos al otro edificio (nuestra facultad tenía el nuevo y el viejo) al aseo para minusválidos. Tenía pestillo y nunca lo usaba nadie, allí teníamos más tiempo», explica Mario.

«Hace un par de años me dio por hacerlo en mi bloque. Además de entre planta y planta (nunca sube nadie por las escaleras) me dio por hacerlo en el ascensor. Sabía que a altas horas de la madrugada nadie iba a llegar (porque viven personas muy mayores) y allí frente al espejo tuve relaciones con varias personas (no a la vez). Recuerdo una vez llegando de fiesta que estábamos en plena faena (estábamos en la quinta planta) y alguien llamó. Tuvimos que vestirnos rápidamente para que no nos pillara. Menos mal que nos dio tiempo», asegura Aarón.

Para algunos es una modalidad sexual que une voyeurismo, exhibicionismo y el riesgo de ser pillado mezclado con una dosis de excitación

«Una vez estábamos de fiesta y habíamos bebido un poco. Nos entraron muchas ganas y nos pusimos entre dos coches del parking de Plaza de España. Creo que no nos vio nadie, pero nos encantó. Y otra vez a eso de las 23:00 de la noche lo hice un vagón de Renfe. A esas horas casi nunca nadie coge el tren y la verdad que fue muy romántico y divertido ir de estación en estación viendo el paisaje por la ventana», explica Violeta.

«Lo he hecho varias veces en un autobús con destino Sevilla. No conocía de nada al chico con el que coincidí, pero estábamos solos. Encendí una app de ligoteo y allí estaba, a unos pocos asientos delante de mí. Lo gracioso es que volvimos a coincidir en la misma línea otras dos veces y acabamos repitiendo la experiencia en todas las ocasiones», confiesa Minerva.

Cuando aprieta el calor…

«El sitio más raro donde lo he hecho es una urbanización, entre dos portales. Tenía 18 años y estaba de vacaciones en Almería con una amiga y sus padres, en su casa de la playa. Mi novio de entonces vino a verme desde Madrid y se instaló en un camping cercano. Tuve que escaparme a mitad de la noche y bajar a verle. Me puso a cuatro patas y lo hicimos allí. Desde entonces vivo con el miedo de que alguien lo grabase, pero en aquellos tiempos, gracias a dios, los smartphones no se llevaban tanto (igual ni había, ya no me acuerdo)», comenta Mara.

«Lo cierto es que no soy muy de sitios raros. Pero te diría que el sitio más extraño (y también el más espectacular) es dentro del mar, en una playa del Caribe por la noche bajo una luna súpergrande y luminosa. Además con un señor al que había conocido ese mismo día. Muchos años atrás. Never forget», cuenta Soledad.

Una pareja fue condenada a pagar 4.800 euros de multa y a trabajar un total de 60 horas tras ser sorprendidos manteniendo relaciones sexuales

«Fue en un spa con un novio que tuve. Me regaló por mi cumpleaños una sesión y teníamos como un jacuzzi para nosotros dos solos en una habitación con bombones de chocolate y champán, todo un poco hortera pero guay a la vez, así que metidos en el agua comenzamos a besarnos y excitarnos y una cosa llevó a la otra, hacerlo en el agua siempre mola, aunque sean solo tocamientos», confiesa Amanda.

«Fue muy gracioso y angustioso a la vez. Estábamos en las ferias de Vicálvaro y había una fiesta de la espuma. Estaba rodeado de todos mis amigos y aprovechamos a que no se veía casi nada para ponernos a hacerlo. Hubo un momento en que pensé que me moría ahogado», confiesa Alejandro. «En la terraza del ático del novio que tenía entonces. Daba a un patio de vecinos enorme y era verano. No eran más de las diez de la noche y todo el mundo tenía las ventanas abiertas. Nos apetecía que nos vieran», afirma Javier.

No sabemos si tienes muchas preferencias o no o si eres alguien clásico que prefiere hacerlo siempre en casa y a poder ser en la cama, pero debes saber que para algunos es una modalidad sexual que une voyeurismo, exhibicionismo y el riesgo de ser pillado en plena faena mezclado con una dosis de excitación. ¿Te has atrevido alguna vez? ¿Tu pareja no quiere? Ya sabes, «si te deja no lo pienses más, búscate a otro más bueno, vuelvete a enamorar».

Liopardo

En el último año han sido muchos los vídeos de gente practicando sexo en la calle que desgraciadamente se han vuelto virales. Una práctica que no debería suceder y que está molestando a vecinos de lugares como Sevilla, Tenerife o Pamplona entre otras.

1. En el barrio sevillano de la Macarena

La escena de dos personas manteniendo relaciones sexuales en plena calle es solamente el último ejemplo de la situación que se vive en el barrio de la Macarena de Sevilla. Los vecinos denuncian que la situación es insostenible.

Leer más

2. En un tejado en San Fermín

En San Fermín son comunes los excesos entre los jóvenes. El último, el de una pareja manteniendo relaciones sexuales sobre el tejado de una vivienda a plena luz del día en 2017.

Leer más

3. En una fiesta electrónica en Tenerife

Una pareja mantiene relaciones sexuales a la vista de todos en medio de una fiesta de música electrónica en el sur de Tenerife, son grabados por algunos jóvenes que se encontraban cerca, en cuestión de segundos estas imágenes ya las tenían miles de personas.

Leer más

4. En un vuelo a México

Unos padres que estaban viajando a México grabaron estas sensibles imágenes que ya han visto más de 6 millones de personas. Kiley Tully, residente en EEUU, publicó en Twitter las imágenes de ese momento, grabadas por sus padres durante un vuelo hacia México. Allí se ve que la pareja iba detrás de ellos, en la última fila de la aeronave.

Leer más

5. Mientras conducían por una autopista

Un conductor parecía estar disfrutando de un acto sexual con su copiloto conducía por una concurrida autopista británica. El hombre, que se cree que tenía unos 20 años, fue grabado por un asombrado grupo de trabajadores en una camioneta que no podían dar crédito a lo que estaban viendo.

Leer más

6. Encima de una estatua

Una pareja de Nueva Zelanda se ha vuelto después de ser captadas por la cámara teniendo sexo encima de una estatua de oveja. Un vídeo impactante muestra al hombre y la mujer en medio de la pasión en la esquina de Crawford St y Jetty St en Dunedin, en la Isla del Sur, un sábado por la noche.

Leer más

VÍDEO: Pillados teniendo sexo en un lago a plena luz del día y delante de niños

«El sábado mientras estaba en Fairport Park disfrutando de un día soleado con los niños, noté que una pareja hacía movimientos extraños en el agua». Así lo explica el hombre que grabó un vídeo de una pareja teniendo sexo en un lago de Ohio, en los Estados Unidos, este pasado sábado.

El vídeo, que se ha viralizado a través de las redes sociales, no deja lugar a dudas: dos jóvenes hacen el amor a plena luz del día y delante de niños, sólo escondidos por el agua del lago.

Un policía abronca a la pareja cuando sale del agua.

Los «movimientos extraños» que asegura el autor del vídeo, sin embargo, delataron a la pareja. Una vez acabado el «trabajo» salieron del agua. Los esperaba un sheriff que los abroncó. Tal como se ve en el vídeo, los dos se marchan avergonzados pero no se ha podido aclarar si fueron multados o detenidos por escándalo público.

Más sexo en la calle

En el estío por todas partes hay casa. Los últimos días se han hecho públicos varios vídeos donde se ve a parejas teniendo sexo en la calle. En una playa, también a plena luz del día y delante de familias; o justo esta semana entre contenedores en la Barceloneta, o hace más días en Mallorca, en el balcón de un hotel.

Categoría: Voyeur

Disfruta de los mejores vídeos porno de cámaras ocultas

Ser voyeur es algo que apasiona. Imagina que estás en la playa y, no muy lejos del lugar en el que estás, ves a una chica y a un chico que follan de forma salvaje ajenos al hecho de que cualquier persona pueda estar mirándoles, ¿qué harías en este caso? ¿Te gusta espiar a escondidas mientras una pareja muy cachonda practica el coito? ¿Te encanta ver gemir a chicas muy calientes que se comportan como auténticas zorras en la cama?

En esta categoría vas a poder encontrar una gran variedad de vídeos porno en los que la cámara nos sitúa en un lugar escondido. Gracias a este ángulo de cámara nos sentiremos como auténticos voyeurs que, desde las sombras, podemos observar cómo diferentes parejas follan y realizan toda clase de prácticas sexuales: mamadas hasta el final, cunnilingus, posturas de todo tipo, sexo anal muy profundo, corridas faciales…

Vídeos X grabados por voyeurs en la playa

Por lo tanto, si te gusta ver a escondidas cómo los demás mantienen relaciones sexuales estás en el lugar adecuado, y es que aquí encontrarás un sinfín de escenas subiditas de tono en las que mujeres y hombres de todo tipo cumplen sus fantasías en sitios en los que cualquiera podría encontrarles y masturbarse mientras los mira.

Diferentes actrices y actores porno profesionales y amateurs te están esperando en Deporno.xxx deseando escenificar tus fantasías sexuales más íntimas. Gracias a este tipo de vídeos porno spy podrás masturbarte a gusto sintiendo que realmente estás escondido en un armario o en cualquier lugar mientras una hermosa chica muy guarra y un chico muy caliente follan de forma salvaje en toda clase de sitios públicos: baños, probadores, playas…

Y es que, si nos encontrásemos a una pareja muy cachonda follando en cualquiera de estos lugares sería muy tentador mirar qué es lo que hacen y, sin ningún tipo de problema, terminar masturbándonos mientras les observamos. ¿No crees?

Los lugares más insospechados para tener sexo

Practicarlo en lugares diferentes, incluso públicos, sin querer ser descubierto, activa el deseo, el morbo y la pasión

27/01/2017 03:14

¿Ha perdido la pasión? ¿Lo hace siempre en la cama y le aburre? ¿Desea innovar o sentir emociones fuertes? Si es así, quizá estos lugares le ayuden a activar su creatividad, nutrir su imaginario sexual o decida rediseñar sus relaciones sexuales.

Practicar sexo en lugares diferentes, incluso públicos, sin querer ser descubierto, suele activar el deseo, el morbo y la pasión. No es una cuestión exhibicionista necesariamente, aunque la posibilidad de ser sorprendido es un factor importante para elegir ubicaciones.

Algunas podrían resultar un tanto peligrosas. Aún así, hay personas que prefieren el riesgo a quedarse con las ganas. No todas las personas lo deseamos, esto depende de la personalidad y la necesidad de vivir emociones intensas. Además, si se vive con miedo o ansiedad, impidiendo el disfrute, no tendría mucho sentido arriesgarse, salvo que sea ese miedo lo que le ofrezca el placer.

En cualquier caso, decida si estos lugares insospechados son deseados o no para usted. Y recuerde que, aunque puedan ofrecerle experiencias agradables, también pueden convertirse en todo lo contrario. Muchas de ellas podrían acabar en denuncia o con algún chichón.

Igualmente, ha de pensar en las personas que puedan encontrarse con esa escena. Puede que alguno se lo agradezca o quizá, cree algún rechazo o sea inapropiado por el público existente en la zona, como niños o personas que no puedan entenderlo o sientan miedo con lo que está sucediendo. Es interesante alimentar nuestros deseos pero, que no generen daños a los demás, es fundamental.

Innovar sin salir de casa

Encontrar sitios interesantes y diferentes no siempre requiere esfuerzo, dinero ni siquiera salir de casa. La mayoría de las personas utilizamos la cama para dar rienda suelta a nuestro repertorio sexual pero no tenemos en cuenta las múltiples posibilidades que esta nos ofrece. ¿Quién hace caso a las olvidadas esquinas? Quizá no se le ocurrió antes pero son más apropiadas que el borde de la cama. Facilita el coito y las piernas de la persona que está en pie no chocan con la misma, por lo que las penetraciones pueden ser más profundas, la postura más cómoda y el contacto es mucho más estrecho si se desea.

Hacerlo en el sofá va perdiendo fuerza con el paso de los años. Si quiere recuperar la pasión pruebe el ‘aquí te pillo’ en el sofá con su pareja, será divertido.

La cocina no la podemos olvidar. Hoy ya no vibran las lavadoras con tanta intensidad y la encimera ha ocupado su lugar, siendo resistente y fresquita, nos ayuda a gestionar los calores y suele dar bastante morbo. Además tenemos a mano alimentos para incluirlos en el juego.

La nueva tendencia es montárselo en el vestidor, armario o despensa. Ya no querrá salir del armario, independientemente de su orientación, solo deseará que le metan. Que le empotren contra la estantería de conservas tiene su punto.

Las aventurillas en el baño son clásicas, sobre todo en la ducha pero gastan agua y escurren ¿Qué me dice del retrete? Tiene múltiples posibilidades para darse un homenaje sexual. Con la tapa bajada, a modo de silla es ideal.

El pasillo será su aliado para hacerlo de pie pues le permite apoyar las piernas en la pared contraria. Apoyados sobre la puerta principal, escuchando cómo llegan los vecinos, o tendiendo la ropa, mientras le realizan algunos ‘trabajitos’.

En el trabajo

Es una de las fantasías más recurrentes pero muchos aseguran que lo hacen realidad.

En los baños es un clásico, al igual que en la sala de la fotocopiadora de la oficina, pero donde más lo desean es en el despacho de un superior, ya sea con esa persona u otra. Sobre la mesa, bajo ella, en su sillón o sobre la alfombra.

Si trabaja en una pastelería podrá montárselo al estilo de ‘El cartero siempre llama dos veces’. La manga pastelera suele dar mucho juego.

Las bibliotecas son bastante deseadas también. Que la gente lea o estudie mientras usted se dedica a otras lides más sensuales y necesariamente silenciosas, suele ser un disparador de la pasión.

Pero si no quiere arriesgar su puesto, puede quitarse la espinita en otra biblioteca, oficina o pastelería, aunque no sea lo mismo.

Viajes de placer

¿Lo ha probado en un autocar, en un tranvía lisboeta, en el metro o en un barco? Parece que son lugares bastante utilizados y deseados. La noche, últimas fila y fuera de las horas punta, son las mejores opciones, como ocurría con la ‘fila de los mancos’ de los cines.

¿Le gusta hacerse fotos? Elija un fotomatón, las fotos serán estupendas aunque no servirán para documentos oficiales. Las cabinas de teléfono ofrecían algo similar pero cuesta aún más encontrar alguna, salvo que viaje a Londres.

En una tienda de campaña tiene su punto y hará sombras chinescas, subidas de tono, si enciende una linterna. Ofrecerá cine gratis si está en zona de acampada.

Desate la pasión sobre una moto, pero aparcada y bien sujeta. Los quads son más amplios y estables aparcados, pero no resultan tan eróticos, según aseguran. En el desierto, sobre una duna o en un oasis, resulta muy especial.

Si bucea, quizá le apetezca hacer que el agua entre en ebullición. Lo malo es que no es posible gemir. En un iglú sí pero no se apoye en el hielo, quedará pegado, salvo que esté muy caliente.

Y si lo suyo es el campo, en un tractor puede resultar divertido con los botecitos o incluso, subidos en la pala elevada.

El sexo está en el aire

Si le gustan las alturas y las emociones fuertes, estas serán sus elecciones. El clásico es en los baños del avión, pero hay gente que lo hace incluso en el asiento. La clave es que haya poca gente, tener una manta y hacerse los dormidos.

Hacer escalada sabiendo que a mitad de camino encontrará ‘tema’ le motivará bastante. El sexo haciendo escalada está bastante solicitado en las páginas de pornografía, aunque no lo crea. Personalmente lo considero demasiado arriesgado. Existen balancines del amor, diseñados para hacerlo en casa o podría utilizar sus gomas de TRX a modo de columpio.

Quizá le guste también hacerlo en una hamaca de tela, un túnel de viento o cabina de gravedad cero, una piscina de flotación o una cabaña construida en un árbol.

Los lugares más alocados

Los ascensores son muy rápidos y pocos tienen botón de parada ya, pero para calentarse están bien.

En un estadio de fútbol o un concierto, con la emoción del momento, hay gente que reconoce haberlo hecho. Al igual que en un restaurante, uno bajo la mesa jugando con el otro, en los baños o incluso cuando comparte mesa, utilizando su pie para jugar con la entrepierna de su pareja. Que no se le note es crucial.

Me consta que en alguna boda se lo han montado los novios, incluso alguno de los cónyuges se lo montó con algún otro comensal.

Apetece en los museos, aunque las cámaras le delatan. Quizá en la zona de los horrores del museo de cera sea menos complejo, ahí las caras se disimulan bastante.

En la feria, cuando llega a lo alto en la noria y se detiene, pocas parejas se contienen. El tren del terror, el gusano loco cuando se cubre o dentro de un laberinto de espejos, pueden ofrecer experiencias interesantes.

Y aunque no lo crea, en cementerios y funerales, el ‘carpe diem’ aflora y a algunas personas se les activa el deseo, quizá para contrarrestar su miedo a la muerte o para experimentar la conocida ‘petite mort’, estado que aparece tras el orgasmo, aunque este se pueda vivenciar en cualquier otro sitio.

Disfrute pero no se complique demasiado.

Como te he comentado en otros artículos, las parejas necesitan tener sexo para continuar siendo felices y que todo les vaya bien, pese a que el mundo a su alrededor se desmorone. Si eres de los que el sexo en la cama comienza a aburrirte puedes darle vueltas a la cabeza y buscar sitios nuevos.

Puede ser que al principio la idea de hacer algo fuera de lo común no termine de convencerte, a ti o a tu pareja, pero es algo que puede lograr que la llama de la pasión que se está extinguiendo vuelva con más fuerza incluso que antes.

Hay personas que, con el simple pensamiento de poder ser pillados, se excitan. Hay muchos lugares para tener sexo y cada uno tiene distintos niveles de consecuencias. Ten en cuenta que en los sitios públicos, o donde haya menores, no debes mantener relaciones. Si las tienes, es bajo tu responsabilidad.

Te diré algunos lugares extraños en los que a las personas les gusta tener sexo:

En casita

El gran olvidado y en el que se pueden hacer muy buenas posturas es en el sofá. El respaldo es una herramienta genial para que la mujer se ubique encima y se sujete mientras va dando botes.

Otro sitio que todos han oído y que pocos prueban es encima de la lavadora mientras está funcionando. Tienes el culo fresquito y a la vez te va ayudando el movimiento del motor al lavar o, aún mejor, al centrifugar.

En los armarios de ropa, mientras te vuelves loco y tiras todas las colchas de las perchas al irte aguantando en ellas en plan película para mayores. Esto es innovador, el problema es recogerlo todo después. Pero que te empotren contra los cajones es otro nivel.

No puede faltar el sexo acuático en la ducha, la espuma, el gel, los aceites, el frío y húmedo suelo. Hay infinidad de variantes y todas ellas acaban en un rato de sexo totalmente inolvidable. Hay a quien le gusta sentarse en el servicio con la tapa bajada y hacerlo ahí, yo no lo termino de ver…

Si tienes un pasillito de los estrechos con el que te hayas golpeado mil veces y blasfemado otras cuantas, deberías comenzar a tratarlo con cariño. Una opción para estos espacios reducidos es abrir las piernas hasta que las paredes hagan de tope y que el otro… bueno, ya sabes por dónde voy.

Recurrentes

El lugar fuera de casa más común para tener sexo es en el baño de una discoteca o de un bar. Es un aquí te pillo,aquí te mato rápido, discreto y placentero.

Otro sitio muy típico, pero igualmente codiciado, es la oficina o el lugar de trabajo. Tener sexo al lado del jefe te puede costar el puesto de trabajo si te coge, pero será el mejor coito de toda tu vida. La adrenalina se te pondrá por las nubes.

Las pastelerías también son muy codiciadas en lo que a tener sexo concierne. Imagina todo lleno de harina, cremas y dulces. Sería un sexo goloso.

Si nos ponemos un poco más intelectuales, las bibliotecas y tiendas de libros de segunda mano, pese al polvo que tienen, la gente se propone echarle alguno más. Te pido encarecidamente, si quieres tener sexo entre las estanterías de los libros que nadie visita, que por favor no manches ninguno.

Móviles

Cuando te hablo de móviles no significa tener sexo por Internet. Se trata de hacerlo en lugares en movimiento. Un coche, un tren, un avión, un barco o incluso en la Noria mientras el resto del mundo ve el paisaje.

Un sitio ochentero y mítico si eres de los que añoras los viejos tiempos es tener sexo dentro de un fotomatón de los que te ocultan tras una cortinita. En la silla seguro que cabéis los dos. Las fotos que salgan pueden ser bastante divertidas y sin filtros.

Utilizar un traje de buceo fácil de quitar y estar a poca profundidad mientras tienes sexo bajo el agua tiene que ser una experiencia maravillosa. Fíjate antes que no haya nada que se pueda confundir con un gusano.

Y si eres más rustico que una manzana, puedes probar a tener sexo encima de un tractor de vendimiar lleno de uvas recién recogidas.

Viva la naturaleza

El aire libre y estar en contacto con la naturaleza puede ser también muy excitante y hacer que salgas de la rutina y la monotonía.

Hay personas atrevidas que, en medio de una escalada, aseguran las fuerzas y tienen sexo como si estuviesen volando. No debe ser muy sencillo, pero divertido seguro que sí.

En muchos patios hay hamacas de las de tela que están sujetas de árbol a árbol. Puedes intentar no matarte y tener sexo encima de una de esas. Estará la excitación de que no te vea la vieja del visillo de al lado y de no partirte la crisma en el intento.

Las tiendas de campaña, siempre que no sea de día y verano, son unos sitios fantásticos para tener sexo. Desde el interior puedes ver las sombras de fuera, oír los animales nocturnos y agarrarte más fuerte cuando pienses que viene un oso a unirse a la faena.

Excéntricos

Aquí vienen una lista de sitios en los que puedes ser pillado con facilidad.

Los ascensores aparecen en muchos sueños eróticos, tanto femeninos como masculinos. Tardan poco, no hace falta desnudarse, tan solo quitarse lo justo para que lo hagáis contra las paredes. Si tiene espejo y puedes ver la cara del que venga cuando se abra la puerta será más divertido.

En el fútbol, en las gradas, mientras que el resto del mundo se preocupa por una pelota, tú te puedes preocupar por otras.

En las bodas son los sitios en donde más personas tienen sexo, incluso los recién casados, pero no con sus parejas… La pena de los funerales también suele terminar en coito en los baños o en la misma sala donde el pobre difunto se encuentra en cuerpo presente con las cortinillas corridas.

Finalmente, otro de los lugares son los cementerios. Hay miles de personas que les da morbo tener sexo. Eso de pensar que los muertos te miran o de que te va a coger el vigilante es algo que da morbo. Además, existe la emoción añadida de que realmente, aunque no lo reconozcas, te da miedo estar allí.

¿Alguna vez fantaseas sobre lugares extraños para hacer el amor? ¿Alguna vez has querido coger a tu pareja, llevarlo al lugar más cercano y arrancarle la ropa? Hacer el amor en un nuevo lugar es siempre más caliente. Así que es hora de … ¡subir la temperatura!.

Si estás pensando en experimentar un sexo salvaje; pero ni siquiera sabes por donde empezar, te voy a mencionar varias sugerencias, para que tú y tu pareja experimenten.

Esto lugares no son al azar, son lugares extraños en donde varias chicas ya han experimentado con su pareja para hacer el amor, desde un garage, estacionamiento hasta un hospital son algunos de los atrevidos lugares que ellas eligieron para dejar a la vista toda su pasión.

Hacer el amor en un estacionamiento

Los autos siempre han sido uno de los lugares más populares para agarrar a tu pareja y no dejarlo salir hasta que estés totalmente satisfecha. Esto ocurre porque probablemente la línea que divide el espacio público y el espacio privado es levemente delgada y borrosa. Y también quizás porque estas escenas nos hacen ver tiempos de días salvajes y despreocupados de una adolescente.

Se vuelve algo ilegal y prohibido si alguien te ve; pero de lo contrario… ¡atrévete a hacerlo!, te recomiendo lugares aislados del estacionamiento por las noches o tardes. Si te sientes muy atrevida hazlo durante el día.

Tener sexo en un vestuario de ropa

Todas, absolutamente todas sabemos lo mucho que los chicos o parejas odian esperar mientras nos probamos la ropa; ahora imagina como se pondrá tu pareja si lo tomas de sus prendas agresivamente y lo llevas dentro del vestidor. Sí así es … ese será el día inolvidable para él y para ti.

Intenta no hacer un escándalo, no querrás que te saquen en pleno orgasmo, muerde tu prenda favorita mientras gozas de placer. Tampoco intentes hacer poses acrobáticas, sólo inclínate, levanta tu colita y déjate llevar.

Recuerda elegir lugares con un sistema de seguridad algo débil, o por lo menos cerca de los vestidores.

Hacer el amor en baños públicos

¿Has tenido un sexo húmedo en la ducha? ..Bueno es algo similar pero … los baños públicos no son lugares más ideales para una cita; pero son más populares de lo que tú puedes pensar. Posiblemente porque es más que probable que seas descubierta.

Si vas a probar con los baños públicos como uno de tus lugares extraños para hacer el amor, te recomiendo que intentes con posiciones de pie para evitar incomodidades. Del mismo modo intenta mantener tus gemidos en tu interior, para no levantar sospechas.

Hacer el amor en un hospital

De forma sorprendente un hospital es un buen lugar para tener relaciones sexuales con tu pareja, puedes aprovechar los baños, algunas habitaciones o lugares donde te encuentres lejos de la vista de la personas, en el hospital existen varios de estos lugares.

Aparentemente los hospitales tienen un alto potencial de ser un gran lugar para el sexo en lugares extraños y públicos.

Hacer el amor delante de una ventana

Te puedo decir que es muy excitante. ¿Te sientes exhibicionista? pues entonces esto es para ti. Tiene todo el efecto de hacer el amor en algún lugar extraño, esta forma de hacer el amor te proporciona una visión interesante en tu mente y claro para los ojos de los espectadores que tienen la suerte de observar.

Recomiendo esta aventura para aquellas chicas que deseen sentir la emoción de ser atrapadas durante el sexo o les intriga la sensación de ser observadas. ¡Ten cuidado de no caerte!.

Tener sexo en una boda

Las bodas, es uno de los mejores lugares para hacer el amor con adrenalina, no solo por que puedes conseguir al amor de tu vida en ellas; sino porque es un buen momento para celebrar el amor y si eres de las chicas que se deja llevar por el alcohol, entonces no tengas miedo y deja correr tu imaginación.

En una boda encontrarás muy buenos lugares y si tienes a la vista alguno, lleva a tu pareja y diviértanse como hacer el amor por primera vez, con la misma sensación de miedo y verguenza.

Hacer el amor en un balcón

Puedes escoger cualquier balcón, ya sea de un hotel, departamento, o tu casa, consideralo como una escapada romántica, este es sin duda un lugar extraño para hacer el amor en público. Para este caso sólo tienes que preocuparte de que tus vecinos no te escuchen o te vean; pero eso es la mitad de la emoción ¿No es cierto?.

Utiliza muebles en el exterior o las propias barandas de los balcones, realiza todas las posiciones posibles de acorde a estos muebles. Sólo te pido por favor ten cuidado en no caerte.

Hacer el amor en una iglesia

Espero que no toque algún músculo sensible de alguna de ustedes; pero hacer el amor en un iglesia viene a ser uno de los tabúes más grandes en la sociedad, y por lo mismo puede ser considerado uno de los lugares extraños para hacer el amor. ¿Alguna vez has pensado que se siente?

No quiere decir que lo vas a ser en la propia iglesia; pero si puedes considerar el patio, los baños o alguna habitación que encuentres por ahí.

Hacer el amor en una azotea

Este tipo de lugar puede iniciar con una cita romántica a luz de la luna o las estrellas, para luego terminar en una zona de placer sexual. La adrenalina que vas a sentir va ser la misma que hacer el amor en un lugar público.

Para sentir el romance no te olvides de llevar un manta, almohadillas y una cesta de picnic, con unos aperitivos y abundante agua para recuperar energías.

Gozar de placer bajo una cascada

Aparte de ser uno de los lugares extraños para hacer el amor, es uno de los mejores lugares románticos para estar con tu pareja.

Puedes asistir a cualquier excursión o viaje de vacaciones, buscar una cascada aislada durante esa escapada romántica y convertirla en tu nido de pasión y sexo. En este lugar puedes gritar y gemir sin restricciones.

Hacer el amor en un cementerio

No vas a negar que debe estar dentro de la lista de los lugares extraños para hacer el amor, ¡Es el más horripilante! Pero no estaría nada mal intentarlo. Te recomiendo, si es que estás interesada en hacerlo, que lo realices … por ejemplo en halloween.

Como puedes ver son varios los lugares para hacer el amor a escondidas, en público o sin dinero; sólo tienes que tener el atrevimiento de chica traviesa y lanzarte a la experiencia.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *