0

Manchado marron al limpiarme embarazo

Tabla de contenidos

Qué puede causar flujo marrón en el embarazo y qué hacer

Tener un poco de flujo marrón en el embarazo es común, no siendo un motivo de gran preocupación, sin embargo es necesario estar atenta porque puede indicar la presencia de alguna infección, cambios del pH vaginal o dilatación del cuello uterino.

El flujo vaginal claro, en poca cantidad y con consistencia gelatinosa es más común al inicio del embarazo, siendo menos preocupante, pero el flujo muy oscuro, con un fuerte olor puede indicar alteraciones más graves. Conozca cuáles son las posibles causas de flujo en el embarazo y cuándo puede ser grave.

En cualquiera de los casos se debe informar al obstetra, para que realice exámenes para identificar lo que está causando este síntoma e iniciar el tratamiento lo más pronto posible.

Qué puede causar flujo marrón en el embarazo

Pequeños cambios en el pH de la región genital de la mujer puede causar flujo marrón en pequeña cantidad, no siendo un gran motivo de preocupación. En este caso el flujo viene en poca cantidad y dura de 2 a 3 días, desapareciendo naturalmente. Conozca más sobre qué causa y cómo se debe tratar el flujo vaginal marrón.

También es común que la embarazada observe un pequeño flujo marrón que puede contener un poco de sangre, después de hacer algún esfuerzo físico como ir para el gimnasio, subir escaleras con las bolsas del mercado o hacer actividades domésticas intensas como una limpieza, por ejemplo.

Pero si el flujo vaginal oscuro está acompañado de mal olor, ardor y picor vaginal, puede significar alteraciones más graves como:

  • Riesgo de aborto, conozca cuáles pueden ser las causas;
  • Infecciones, ya que la mujer embarazada tiene más probabilidades de contraer enfermedades de transmisión sexual;
  • Riesgo de aborto;
  • Embarazo ectópico, el cual se caracteriza por dolor abdominal intenso y pérdida de sangre a través de la vagina. Conozca más sobre esta situación;
  • Infección del cuello uterino.

El flujo oscuro en gran cantidad, asociado a la pérdida de sangre aumenta el riesgo de complicaciones como parto prematuro o ruptura de la placenta. Por esto, es importante siempre acudir al médico en caso de que se presente el flujo marrón, así sea en pequeña cantidad para que se evalúe a través de una ecografía si está todo bien con la mujer y el bebé.

¿Cuándo el flujo marrón es normal?

Pequeñas manchas de flujo marrón con consistencia más acuosa o gelatinosa son comunes, especialmente al inicio del embarazo. También es normal tener un poco de flujo oscuro después de tener relaciones sexuales, pero si nota que el flujo vaginal no tiene estas características debe acudir al médico.

Otros síntomas que no deben ser ignorados es la presencia de picazón vaginal, mal olor y la presencia de cólicos. Estas señales no siempre indican algo grave pero es bueno tomar precaución e informar al médico.

El flujo marrón oscuro tipo borra de café, al final del embarazo puede ser una pérdida de sangre y debe ser comunicado inmediatamente al obstetra. Si es un flujo de color marrón claro y abundante con algunos hilos de sangre, no debe preocuparse demasiado ya que puede ser el tapón mucoso indicando que la hora del parto está por llegar.

Tratamiento para el flujo marrón en el embarazo

El tratamiento puede ser hecho con medicamentos antifúngicos cuando la causa del flujo vaginal es una candidiasis o de antibióticos en caso de ETS. Pero cuando el flujo no está relacionado a ninguna enfermedad, el tratamiento puede ser simplemente mantener reposo y evitar hacer esfuerzos físicos.

De cualquier forma se deben tomar algunos cuidados diarios para evitar el surgimiento de flujo vaginal, estos son:

  • Evitar el uso de jabones con crema hidratante, antibacterianos y antifúngicos;
  • Usar jabón íntimo indicado por el ginecólogo;
  • La ropa íntima debe ser leve, que no aprieten y de algodón;
  • Evitar utilizar suavizantes o cloro en la ropa íntima;
  • Lavar la ropa interior con agua y jabón neutro;
  • Evitar el uso de protectores diarios;
  • Evitar lavar la región genital más de 2 veces por día, ya que puede disminuir la protección natural de la mucosa de esa región.

Estos cuidados pueden ayudar a evitar infecciones y, con esto, disminuir las posibilidades de que surja flujo vaginal durante el embarazo.

¿El Flujo marrón puede indicar embarazo?

El flujo marrón oscuro puede ser embarazo, pero no siempre significa esto, ya que en algunas mujeres a veces surge un flujo mayor de sangre antes o en los últimos días de la menstruación. En algunos casos, el flujo puede disminuir en los últimos días de la menstruación, haciendo con que la sangre se concentre más y salga más oscura.

Conozca los 10 primeros síntomas del embarazo, si se sospecha que puede estarlo.

Si la menstruación está retrasada, el surgimiento del flujo oscuro puede ser por una descamación del tejido endometrial, que reviste internamente el útero. Por esto, es imprescindible la evaluación médica para que se realicen los exámenes necesarios, ya que no siempre la menstruación atrasada y la secreción oscura son signos de embarazo.

Sangrado en el primer trimestre de embarazo

Casi un tercio de todas las gestaciones presenta un sangrado en el primer trimestre sin ser necesariamente una perdida del embarazo. Algunas mujeres pueden tener un ligero manchado después de una relación sexual, pues el cuello uterino esta más vascularizado y sensible. Y en ocasiones el sangrado puede ser causado por razones que nada tienen que ver con el embarazo, como una infección urinaria, hongos vaginales o traumatismos.

Causas de sangrado durante el primer trimestre de embarazo

  • •Hemorragia de implantación. Puede aparecer de la semana 4 a la semana 7 de embarazo, como consecuencia de la implantación del ovulo fecundado en la pared del útero. El sangrado es escaso, de color rosado o amarronado y no va acompañado de dolor, ni en el bajo vientre, ni tipo cólico. Suele desaparecer espontáneamente y considera fisiológico. De todas maneras, conviene hacer una consulta médica para corroborar que sea esta la causa.
  • Cambios hormonales. Los cambios hormonales del momento en el que deberías estar menstruando, pueden también provocar pequeños manchados vaginales, a veces similares a la hemorragia menstrual.
  • Amenaza de aborto. Se produce generalmente cuando la pérdida sanguínea es de mayor magnitud y está siempre asociada a dolores cólicos abdominales. La gestación puede interrumpirse de manera espontánea y son diversas las causas que lo pueden provocar; como una infección, un traumatismo, medicamentos, hematomas, o una anormalidad en el feto, aunque la gran mayoría de las veces se desconoce la causa. Y también puede ocurrir sin ninguna razón aparente. No hay tratamiento especifico, se recomienda reposo y controles ecográficos para valorar el desarrollo del embrión. Cuando se producen 2 o más abortos espontáneos seguidos se recomienda acudir a la consulta de fertilidad para realizar un estudio más completo.
  • Hematoma subcorial. El sangrado en el primer trimestre de embarazo puede deberse a la formación de pequeños lagos sanguíneos entre la superficie del útero y el tejido propio del embarazo, también pueden provocar hemorragia, en general sin acompañarse de dolor. En la mayoría de los casos se reabsorben y desaparecen espontáneamente.
  • Embarazo ectópico. Es aquella gestación que se implanta fuera de la cavidad uterina y que por tanto su desarrollo no es viable, presenta escasa pérdida sanguínea pero con dolor abdominal severo, a veces irradiados a la zona del hombro y suele ir acompañado de mareos y vómitos. Requiere tratamiento de urgencia, farmacológico o quirúrgico, en función de la evolución del embarazo.
  • Mola hidatiforme. Es causa de hemorragia, asociada a mucha sintomatología digestiva como náuseas y vómitos. En este caso, el huevo normal del embarazo está reemplazado por un tejido de crecimiento rápido parecido que ocupa todo el interior del útero.

Como el síntoma común de todos estos problemas es el sangrado en los primeros meses de gestación, es fundamental una consulta inmediata con el ginecólogo, que determinará cuál de ellos es el que está afectando a tu embarazo y actuar en consecuencia.

Ana Tejeda. Matrona

¿Debería preocuparme por el flujo en el embarazo?

Es muy común que aparezca este flujo marrón al principio de la gestación, cuando se debería dar el inicio de la menstruación. En ocasiones, esto lleva a confusión y desilusión, ya que puede confundirse con el inicio del periodo. Este flujo marrón también puede aparecer en las primeras semanas de embarazo.

Esto es un error ya que ese flujo marrón indica todo lo contrario: estás embarazada y ese flujo líquido se expulsa porque el bebé se está acomodando en tu útero.

¿Debe preocuparte el flujo marrón claro en el embarazo?

Siempre que estés expulsando flujo marrón claro debes observar primero si es de gran cantidad o si es continuo, y si te preocupa debes acudir a tu ginecólogo para realizarte las pruebas necesarias y así asegurar que todo está yendo bien en tu embarazo. El ginecólogo sabrá informarte sobre la causa del mismo y te dirá si es motivo de preocupación o no.

Normalmente, la aparición de este flujo marrón en el primer trimestre de gestación no es un síntoma importante. Puede producirse después de mantener relaciones sexuales o acudir a una revisión ginecológica.

En estos casos, la zona está más sensible y es posible que aparezca este flujo. Si el flujo marrón aparece a partir del segundo trimestre del embarazo, debes acudir inmediatamente a tu ginecólogo para que te pueda realizar las revisiones necesarias.

Respondemos a las preguntas y dudas más habituales sobre el manchado marrón durante el embarazo

¿Qué flujos son normales en el embarazo?

Durante el embarazo es posible tener un flujo blanquecino de poco olor y aspecto lechoso. Es un signo normal y esperable en el embarazo por dos motivos: el efecto de las hormonas placentarias y la fabricación del tapón mucoso que protege la matriz de posibles infecciones. A este tipo de flujo se le conoce como leucorrea.

¿Cómo es el color del flujo en el embarazo?

Del mismo modo que ese flujo blanquecino es normal, puede haber otros tipos de flujo durante el embarazo que indiquen la presencia de una infección. En este sentido, los síntomas de vaginitis serían la presencia de un flujo amarillento, verdoso o espeso, acompañado de mal olor, ardor, picor, enrojecimiento o dolor.

¿Qué significa el flujo con sangre en el embarazo?

En ocasiones, se produce un flujo con sangre en la vagina, es decir un sangrado vaginal durante el embarazo. Suele ser normal y puede suceder desde que el óvulo es fertilizado hasta el final del embarazo, en fechas próximas al parto. No obstante, lo más habitual es que el sangrado vaginal no se alargue más allá de las primeras 20 semanas del embarazo.

¿Qué significa el flujo rosado?

En ocasiones, el flujo vaginal de color rosado está relacionado con la ovulación o implantación del embrión en la pared del útero. Y cara el final del embarazo puede indicar que se esté modificando el cuello del útero, que se esté acortando al tener contracciones.

¿Cómo es el flujo en el embarazo más allá del flujo marrón?

Más allá de este flujo causado por pequeños sangrados, los cambios en el embarazo afectan, en general, a los flujos vaginales en su conjunto. Al quedarse embarazadas, una de las dudas más habituales que tienen las mujeres es si se sigue expulsando flujo a lo largo del embarazo. La respuesta es sí.

De hecho, normalmente la cantidad de flujo en el embarazo aumenta debido a la mayor hormonación que las mujeres atraviesan durante la gestación.

El flujo en el embarazo es totalmente necesario, ya que ayuda a formar un tapón mucoso transparente. El tapón mucoso es una barrera que se forma en la abertura del útero con el fin de proteger al feto de posibles infecciones. Este tapón mucoso acompaña a la mujer durante su embarazo, y se suele expulsar al final del embarazo.

No existe una norma sobre qué cantidad de flujo es normal. Cada embarazo es diferente, y mientras unas sienten que su flujo aumenta, otras pueden notar menos este cambio.

En ninguno de los dos casos esto debe considerarse un problema. Sin embargo, sí que hay ciertos síntomas relacionados con el flujo que pueden indicar que algo no va bien.

¿Cuándo debo preocuparme por el flujo?

El flujo vaginal forma parte del embarazo de la mujer, por lo que no debe suponer una preocupación. Sin embargo, sí hay que estar alerta en ciertas ocasiones:

  • Cuando el color del flujo en el embarazo es blanco (en lugar de transparente) y su aspecto es grumoso.
  • Cuando existen picores y/o sarpullidos en la vagina.
  • Cuando el flujo tiene un olor fuerte y desagradable.
  • Cuando se siente ardor y molestia al orinar o durante el acto sexual.

Ante estos síntomas, es necesario acudir al ginecólogo para que realice las pruebas pertinentes, bien para descartar problemas en el embarazo o bien para tratar posibles infecciones que tenga la madre.

Las infecciones más habituales durante el embarazo suelen ser:

  • Vaginosis bacteriana
    • Es una infección que provoca una sensación de picazón y un olor desagradable.
    • También pueden darse casos en los que sea una infección asintomática, por lo que conviene hacerse revisiones de forma habitual.
    • En cuanto a si afecta al embarazo, en muy raras ocasiones y si no es tratada, puede afectar al útero, provocando un parto prematuro.
  • Infección por levaduras
    • Puede considerarse una infección común entre las embarazadas por los cambios hormonales que éstas padecen.
    • Aunque no suele tener grandes complicaciones, también debe ser tratada.

¿Cómo diferenciar el flujo del líquido amniótico?

Cuando una mujer embarazada rompe aguas, el líquido amniótico sale de forma abundante y continuada, de forma que es fácil de identificar. Sin embargo, a veces puede darse una fisura en la bolsa del embarazo que provoque pequeñas pérdidas de líquido en el embarazo de manera intermitente. En este caso, puede resultarnos difícil distinguir las pérdidas de líquido, de las pérdidas de orina o flujo vaginal.

Los pasos para diferenciar el flujo vaginal del líquido amniótico son:

  1. Vaciar la vejiga para descartar pérdidas de orina en el embarazo.
  2. Colocarse un par de compresas de algodón y valorar: si la primera compresa cala a la segunda es líquido amniótico.
  3. Pasear y/o toser varias veces.

El flujo forma parte de la naturaleza de la mujer, y durante el embarazo formará parte de los muchos cambios por los que pasará tu cuerpo. Es importante tener en cuenta estas cuestiones para poder identificar algún problema, pero sobre todo para entender los cambios naturales de tu cuerpo.

¿Qué tratamientos existen para el flujo marrón durante el embarazo?

Hasta ahora hemos hablado de los síntomas y causas del flujo marrón en las mujeres embarazadas, a partir de este punto vamos a centrarnos en los posibles tratamientos.

Todo depende de la causa que lo provoca

Si la causa del flujo marrón es una candidiasis (infección por hongos) el tratamiento más habitual son los medicamentos antifúngicos.

Una infección bacteriana o ETS podría ser otra causa del flujo marrón, en estos casos lo normal es que tu médico te recete antibióticos.

Más recomendaciones para evitar el flujo marrón en el embarazo

Además de los tratamientos señalados en el punto anterior, te recomendamos los siguientes hábitos y cuidados, ya que actúan como factores de prevención:

  • Usar únicamente el jabón íntimo que nos haya prescrito o recomendado el ginecólogo.
  • Evitar el uso de cremas hidratantes u otros productos antibacterianos o antifúngicos.
  • Evitar el exceso de higiene en la zona genital, ya que puede dañar la mucosa de la zona y, por tanto, disminuir la eficacia de la protección natural que aporta.
  • Utilizar ropa íntima con las características adecuadas: ligera, de algodón y que no apriete.
  • Abstenerse de utilizar suavizantes a la hora de lavar la ropa interior.
  • No abusar del uso de compresas o salvaslip.

¿El flujo marrón es indicativo de que estás embarazada?

Es posible que la aparición del flujo vaginal sea un síntoma de embarazo. Es lo que se conoce como sangrado de implantación y se debe al asentamiento del embrión en el útero, donde permanecerá los próximos nueve meses. Este hecho provoca la rotura de pequeñas venas, provocando un leve sangrado que puede confundirse con la menstruación, una circunstancia que puede generar ansiedad y confusión en la mujer, ya que además puede coincidir con los primeros días del ciclo.

Una de las maneras de diferenciarlo es tener en cuenta que el sangrado de implantación solamente suele durar entre uno y tres días y, además, es más leve que una regla normal.

Todos estos síntomas y recomendaciones son importantes para cuidar tu salud durante el embarazo, pero también lo son todas las pruebas que debes ir haciéndote durante el periodo de gestación. Entre ellas, está el Test Prenatal No Invasivo, una prueba no invasiva que puedes realizarte desde la semana 10. Te permitirá saber si tu bebé está desarrollando alguna anomalía cromosómica sin correr ningún tipo de riesgo.

Si te encuentras en el primer trimestre de embarazo y notas un leve sangrado, entonces debes guardar reposo, es lo primero que debes hacer, evitar hacer fuerza, o largas caminatas, nada de cocinar y estar de pie muchas horas; recuéstate y llama al doctor, el sangrado debería disminuir o detenerse con el reposo absoluto cuando lo haga visita al médico de inmediato.

Te recomendamos la lectura de: Flujo transparente en el embarazo

El flujo vaginal de color marrón también se debe a la ruptura de los vasos sanguíneos cuando mantienes relaciones, si bien no es un remedio casero, es algo que te evitará estas descargas de flujo marrón es abstenerte de sexo al menos un mes luego del primer manchado, para que no empeores el sangrado o no te lo induzcas.

Deja que baje el flujo, siempre y cuando no tenga mal olor no tienes porque realizarte lavados vaginales, están contraindicados, ni tampoco puedes utilizar tampones, ya que podrías dañar la pared vaginal o el cérvix y empeorar el sangrado; recuerda que estos baños íntimos lo que realmente hacen es introducir bacterias y microorganismos que causarán una infección.

Te puede interesar leer: Flujo rosado en el embarazo

En caso de que insistas en usar algún remedio casero entonces prueba con remedios de hierbas que erradican las infecciones de la mucosa vaginal porque muchas hierbas son antisépticas y astringentes y tienden a reducir la descarga del flujo vaginal; puedes probar con hierbas como la pimienta larga, o como la Saracaashoka, y Acacia confusa, también la Cimicifugaracemosa, con estas hierbas puedes mejorar el flujo vaginal de color marrón en el embarazo.

Sin embargo es muy importante que no dejes de mencionarle todo a tu doctor, cualquier cosa diferente que se presente en tu cuerpo, y más aun en tu zona íntima, ya que pudiste notar cuan perjudicial puede ser una enfermedad de trasmisión sexual para ti y para tu bebé; asi que si deseas tener un embarazo feliz atiende desde las pequeñas cosas como un cambio en el color de tu flujo vaginal, hasta fuertes dolores abdominales, nada es normal y tu médico es quien tiene las respuestas correctas no tu mamá.

Recursos lector otros tipos de flujos

Tipos de Flujo SIN embarazo

  • Flujo Gelatinoso: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos
  • Flujo Pegajoso: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos
  • Flujo Verdoso: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos
  • Flujo Amarillo: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos
  • Flujo Blanco: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos
  • Flujo Transparente: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos
  • Flujo Marrón: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos

Tipos de flujo CON embarazo

  • Flujo marrón en el embarazo: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos
  • Flujo transparente en el embarazo: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos
  • Flujo amarillo durante el embarazo: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos
  • Flujo rosado en el embarazo: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos
  • Flujo blanco en el embarazo: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos
  • Flujo verdoso en el embarazo: Causas, Consecuencias, Síntomas y Casos

Aunque sabemos que el flujo vaginal puede ir cambiando su textura y su color a lo largo del ciclo menstrual y con la edad, nunca estamos muy seguras de si esos cambios son normales o responden a un problema ginecológico. Conviene aclarar que el flujo vaginal es un líquido espeso y viscoso, de color transparente que, por norma general, no presenta mal olor. Suele ser mucho más espeso durante los días anteriores y posteriores a la ovulación y más líquido y abundante durante la propia ovulación.

Nuestro organismo segrega este flujo con el objetivo de mejorar la lubricación, mantener limpia y protegida la vagina, cuidar la flora bacteriana de las paredes uterinas y evitar la aparición de infecciones en esta parte del cuerpo tan delicada. Además de todo esto, el flujo también tiene la finalidad de ayudar a los espermatozoides a llegar hasta el óvulo, facilitando de esta forma la fecundación.

Al igual que sucede con la consistencia y la abundancia del flujo vaginal, su color también puede cambiar a lo largo de la vida. Estas variaciones pueden ayudarnos a detectar posibles problemas de salud. Por ejemplo, un flujo vaginal amarillento o verdoso puede estar indicando que padecemos una infección. ¿Y el flujo vaginal marrón? ¿Que quiere decir? ¿Cuáles son sus causas? ¿Es grave o preocupante? En Diario Femenino resolvemos todas tus dudas.

Casos en los que es normal que aparezca el flujo vaginal marrón

Si has ido al baño y has visto tus braguitas manchadas de flujo vaginal marrón automáticamente te habrás alarmado, pero debes saber que en estos casos lo más recomendable es mantener la calma. Por lo general, este tipo de flujo es normal y tiene una explicación. Estas son las posibles causas:

+ Restos de la regla

Si el moco marrón aparece unos días antes de que te baje la regla o durante los últimos días de la menstruación, no tienes de qué preocuparte. Esto sucede porque tu vagina está expulsando restos de tejidos (‘sangre vieja’) procedentes de anteriores periodos que se habían quedado acumulados en tu interior.

+ Anticonceptivos

Si estás tomando anticonceptivos de manera oral (como la píldora) u otros como el anillo vaginal o parche, es completamente normal la presencia de este tipo de flujo marrón en mitad de la ovulación. Esto es debido a los desequilibrios hormonales que provocan, en algunas ocasiones, esta clase de métodos para prevenir el embarazo. Si tu flujo no va acompañado de otros síntomas como fiebre o dolor, no deberías alarmarte.

+ Embarazo

Uno de los primeros síntomas de embarazo consiste en la presencia de un flujo vaginal de color café, aunque no todas las mujeres lo experimentan. Este tipo de flujo es conocido como ‘sangrado de implantación’ y puede llegar a confundirse con la menstruación ya que suele aparecer entre una o dos semanas después de que se haya producido la fecundación. En realidad, esta pequeña descarga de sangre se produce debido a que el embrión penetra y se adhiere al endometrio.

+ Relaciones sexuales intensas con poca lubricación

En el caso de actividades sexuales intensas o encuentros en los que la mujer no se ha excitado lo suficiente y no se encuentra correctamente lubricada pueden generarse pequeñas lesiones en las partes íntimas que dan lugar a una pequeña expulsión de sangre en tonos marrones. Esto es muy común en aquellas chicas que tienen relaciones sexuales por primera vez. Es importante recalcar que si la sangre se presenta en grandes cantidades, se debe acudir inmediatamente al ginecólogo ya que podría deberse a otro problema de salud de mayor gravedad.

+ Aborto

En los casos de aborto espontáneo, el flujo vaginal marrón tendrá un aspecto abundante y líquido, con presencia de coágulos. Además, por lo general tendrá una duración de unas dos semanas aproximadamente.

+ Menopausia

Cuando empieza la menopausia o climaterio, el cuerpo de la mujer deja de fabricar estrógenos, lo cual conlleva que las paredes de la vagina se estrechen y sean más secas. Esto provoca que los vasos sanguíneos que irrigan la zona sean más propensos a romperse provocando un flujo vaginal marrón. Es algo totalmente normal en esta etapa y no debe preocuparnos a no ser que el flujo vaya acompañado de otros síntomas.

+ Intervención quirúrgica del cuello uterino

Después de una intervención quirúrgica en la que el cuello uterino ha sido manipulado como es el caso de una cauterización cervical es totalmente normal que experimentemos un leve flujo marrón. La explicación se encuentra en que la vagina y el cuello uterino poseen una gran multitud de vasos sanguíneos los cuales es muy fácil dañar.

Causas del flujo vaginal marrón que nos advierten de una enfermedad

Si bien es cierto que la mayor parte de las veces la aparición de un flujo vaginal marrón no debe preocuparnos, hay otras ocasiones en las que debemos prestar atención porque la presencia de este moco puede estar advirtiéndonos sobre algún problema de salud. En estos casos es recomendable acudir a consulta médica cuanto antes para que sea un profesional el que realice el diagnóstico.

No obstante, a continuación te dejamos algunas de las causas del flujo vaginal marrón que nos avisan de una posible patología:

+ Quistes en los ovarios

Los quistes en los ovarios son ampollas llenas de líquido que impiden el desprendimiento de los óvulos a las trompas de Falopio. Si sientes dolor en el área abdominal y en lugar de una menstruación normal segregas flujo vaginal marrón, podría ser síntoma de que estás padeciendo ovarios poliquísticos ante cuyo caso deberás acudir al ginecólogo.

+ Infecciones

Si tu flujo va acompañado de fiebre, dolor abdominal, picazón y enrojecimiento de la vulva, es muy probable que padezcas una infección o un herpes vaginal. Debes acudir al médico. Él se encargará de recetarte los antibióticos adecuados para ponerle fin al problema.

+ Enfermedades de transmisión sexual

¿Has tenido relaciones sexuales sin protección últimamente? Si tu respuesta es sí y además estás experimentado un abundante flujo vaginal marrón de olor muy desagradable acompañado de otros síntomas como fiebre y picores de los genitales, debes saber que puedes padecer enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea o la clamidia. ¡No esperes más! ¡Al médico inmediatamente!

+ Cáncer de útero o de ovario

A partir de los 60 años los casos de cáncer de útero y de ovario se incrementan considerablemente. Ante cualquier sospecha lo mejor es acudir al médico para prevenir males mayores.

Cómo evitar el flujo vaginal marrón

Para evitar la aparición del flujo vaginal marrón y prevenir posibles enfermedades, debes seguir algunas recomendaciones como las que te mostramos a continuación:

+ Lava correctamente tus partes íntimas: una correcta higiene vaginal es fundamental para mantener la flora bacteriana a raya. Utiliza agua y jabón pH neutro.

+ Utiliza ropa interior de algodón y evita las prendas muy ajustadas que no dejen transpirar la zona.

+ En verano, evita permanecer con el bikini mojado durante mucho tiempo. La humedad facilita la proliferación de bacterias y hongos.

+ Recuerda que es fundamental el uso del preservativo durante las relaciones sexuales para evitar contraer alguna ETS.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *