0

Maneras de masturbarme mujer

La masturbación femenina es uno de los grandes placeres de la vida. Está en nuestras manos quitar todos los tabús que rodean al autoplacer para poder deleitarnos sin ataduras. Como nuestro objetivo es que disfrutes como nunca, te damos 8 deliciosos trucos para llegar al orgasmo tú solita. ¿Cómo masturbarse para sentir más placer?

Trucos para obtener más placer con la masturbación

1 El mejor consejo que te van a dar

Si solo vas a hacer caso a uno de nuestros trucos para masturbarte, que sea a este: te tienes que relajar y disfrutar. La que importa, en este momento, eres tú por lo que tienes que dejar las preocupaciones a un lado y centrarte en tu propio placer.

2 Cómo empiezo con la masturbación

Lo primero a tener en cuenta para que la masturbación sea satisfactoria (que es, a final de cuentas, lo que estamos buscando) es encontrar el momento y el lugar. Si quieres disfrutar de verdad, no vale cualquier rato que tengas libre ni cualquier sitio en el que puedas hacerlo. Se trata de encontrar el momento que realmente te apetezca sin presiones y un lugar íntimo en el que no te vayan a molestar.

3 La mejor postura para tener placer

Cada mujer es un mundo, tú incluida. Por eso, encontrarás la mejor posición para masturbarte a base de práctica. Hay mujeres que se sienten más cómodas tumbadas sobre la cama, pero otras prefieren hacerlo de pie, con una pierna apoyada sobre un objeto con más altura; con la espalda curvada para que las piernas lleguen a los hombros y, de esta forma, tener un mejor acceso a la vagina; o boca abajo para ejercer más presión con las piernas.

4 ¿Tengo que ver una película porno para tener más placer?

¿Es obligatorio ver una película porno mientras te masturbas? ¡Para nada! Hay mujeres que pueden sentirse muy excitadas al ver este tipo de imágenes mientras se dan placer, pero otras prefieren leer relatos eróticos o dejar volar su imaginación creando ellas mismas su propio vídeo erótico.

¿Sabías que las mujeres se suelen sentir tan o más excitadas viendo escenas eróticas con una pareja heterosexual que con dos mujeres? Prueba con distintos contenidos (amateur, duro, étnico, etc.) para encontrar el que más excitación te produce.

5 ¿Y qué hago con las manos?

¡Libertad! Tienes que hacer con las manos lo que más placer te dé. Tocar los distintos puntos erógenos de tu cuerpo como los pezones pueden ayudarte a calentar tu cuerpo. No te pongas limitaciones y acaríciate todo lo que te gustaría, y más: por el cuello, por los labios, por la tripa, por el ano… Y, sobre todo, ¡que no se te olvide el clítoris! Recuerda: es ese pequeño bultito que está en la parte de arriba de tu vulva.

6 ¿Arriba abajo o en círculos?

Habrá quien te haya recomendado estimular tu clítoris de arriba abajo, pero otras te habrán dicho que mejor en círculos. Pero, ¿por qué vas a tener que ser dogmática? No tienes por qué elegir entre una cosa o la otra, ¿por qué no te atreves a mezclar? Recuerda que también puedes (y debes) introducir los dedos en tu vagina para que la masturbación sea más satisfactoria. El truco es dar rienda suelta a tu disfrute y seguir con el tipo de movimientos que te están dando placer.

7 Sí, a los juguetes eróticos para tus tocamientos

Nosotras decimos un sí un rotundo a utilizar juguetes sexuales, lubricantes y cualquier otro elemento que te ayude a tener más placer mientras te masturbas.

8 Y, ¿cuándo paro de masturbarme?

La respuesta a esta pregunta es clara: cuando tú quieras. El objetivo de la masturbación es disfrutar mucho, llegues al orgasmo o no, por lo que lo importante es que disfrutes. Para cuando lo creas oportuno.

¿Por qué te deberías masturbarte más?

Sí, deberías masturbarte más. Se ha demostrado que la masturbación es muy beneficiosa para el cuerpo de la mujer, por lo que deberíamos encontrar un huequecito para ella más a menudo. Estas son todas las ventajas de masturbarse.

+ La masturbación te permitirá conocerte mejor a ti misma para saber qué es lo que más te gusta. Luego, se lo puedes enseñar a tu pareja y disfrutar del sexo juntos (o no).

+ Si se mantiene la higiene adecuada, es un tipo de sexo seguro sin riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual ni posibilidad de quedarse embarazada.

+ Se puede practicar en cualquier momento de la vida.

+ Masturbarse alivia tensiones y es un analgésico natural para el dolor de regla.

+ Ayuda a fortalecer los músculos vaginales.

Para mujeres y personas con vagina, un orgasmo puede ser algo súper místico. Si eres una masturbadora experimentada y quieres probar algo nuevo o quieres explorar tu cuerpo por primera vez, estos tips de masturbación te ayudarán a llegar al clímax en muy poco tiempo. ¿Cómo masturbarse bien? Hoy te diremos.

¿Cómo masturbarse bien? Hablemos de tu clítoris…

La manera más fácil de satisfacerte es estimular tu clítoris hasta que las paredes de tu vagina se contraigan.

  • Acaricia los labios de tu vagina, moviéndote lentamente hacia tu clítoris.
  • Comienza con presión continúa, y ligera a media.
  • Mueve tus dedos en pequeños círculos.
  • Usa un poco de lubricación para que tus dedos se muevan fácilmente sobre tu vulva.

Si se te antoja un lubricante, te recomendamos uno a base de agua.

Intenta un poco de “edging”

Si ya te sabes qué tipo de estimulación te lleva al orgasmo, puedes intentar jugar contigo misma hasta llegar al límite. Para por lo menos tres veces antes de llegar al orgasmo. Si puedes ejercitar este control, tu orgasmo será mucho más fuerte una vez que te dejes llegar. Esta técnica es conocida como edging.

Llega a tu punto G

Para encontrar tu punto G, inserta un dedo en tu vagina y dóblalo para que toque la pared delantera. Tu punto G es un pedazo de piel que sobresale y cuando lo estimulas puede producir un orgasmo de gran, gran intensidad. DE NADA.

Por cierto, algunas personas encuentran que un vibrador de punto G es la mejor manera de estimular esta increíble área.

Dale al *otro*punto

Algunas mujeres reportan mucha sensibilidad alrededor de su punto U, una pequeña área de tejido arriba de la uretra y justo debajo del clítoris. Así que vale la pena estimularla un poco también. Ve si te funciona.

Usa el poder de tu regadera

Seguramente cuando inventaron las cabezas movibles para regadera, los diseñadores supieron lo que estaban haciendo. Apunta a ti misma como lo harías con un vibrador.

Usa vibradores potentes

Si no estás llegando a ningún lado con tus dedos y con tu clítoris, o solo quieres ponerle un poco más de emoción, el mejor asistente es un vibrador. Algunas personas encuentran que colocar uno directamente en el clítoris puede ser demasiado intenso, pero ponerlo cerca tendrá un efecto increíble. Además te recomendamos probarlo en tu labia, también.

El juguete sexual más poderoso para la estimulación de tu clítoris y vuelta es un vibrador largo. Sabemos que se ven un poco intimidantes pero confíen en nosotros, no lo son. Si eres principiante y no has usado uno antes, pide ayuda en tu sex shop favorita.

Hazlo sin manos

Algunas personas pueden tener los llamados “orgasmos de fantasía”, cuando literalmente puedes llegar al clímax solo teniendo pensamientos sucios. Es como estar soñando despierto y tener un orgasmo. Acuéstate en tu cama y piensa en la experiencia más HOT que hayas tenido. También te recomendamos leer un poco de literatura erótica.

Este artículo fue originalmente publicado en Cosmopolitan UK

Olvidad los diamantes. El mejor amigo de una chica son sus manos.

La masturbación nunca ha tenido buena prensa, pero ¿qué hay de malo en hacerse el bien? Además de proporcionar un enorme placer, presenta numerosos beneficios para la salud.

Diversos estudios muestran que la mayoría de las mujeres se han masturbado al menos una vez, pero la mayoría sólo lo hace de manera ocasional. Según un sondeo sobre las prácticas sexuales realizado en Estados Unidos por la Universidad de Indiana, sólo el 7,9% de las mujeres de 25 a 29 años se masturba entre dos y tres veces por semana (frente al 23,4% de los hombres que lo hace dentro de la misma franja de edad). ¡Vamos, chicas! Podemos hacerlo mejor…

La masturbación es una actividad totalmente normal, agradable y buena para la salud. ¡Se acabó el tabú del placer femenino en solitario! Ya es hora de darse cuenta de que tiene muchas más ventajas de las que creemos.

Nuestros compañeros de la edición estadounidense de The Huffington Post preguntaron a la doctora Lauren Streicher, profesora adjunta en ginecología y obstetricia en la Universidad de Northwestern, los beneficios de la masturbación para la salud. Streicher explica que esta práctica contribuye a la mejora de nuestro estado de salud en general: ayuda a dormir mejor, disminuye el estrés y permite sentirse más cómoda con su cuerpo. Streicher recuerda que, al igual que el ejercicio físico o un masaje, la masturbación es una forma perfecta para relajarse tanto emocional como físicamente. En lugar de pagarse un masaje caro, ¿por qué no quedarse en casa para un masajito en solitario?

Así que baja las luces, enciende unas velas y métete en la cama (o donde te sientas más cómoda) para explorar tu cuerpo. A continuación, 13 razones por las que todas las mujeres deberían masturbarse de forma habitual:

1. Te sientes más feliz…

«El placer nos hace sentir bien», explica Streicher. Tan simple como eso. Con los orgasmos se liberan endorfinas, dopamina y oxitocina, que nos ponen de buen humor y nos dan un subidón natural. ¿Quién necesita drogas teniendo el placer tan a mano?

2. … y mejor con tu cuerpo

Es fundamental sentirse cómoda con una misma: es una de las pocas cosas que no nos abandonará en la vida. Los mejores resultados pasan por una exploración metódica. «Es esencial que las mujeres conozcan bien su cuerpo y la forma de procurarse placer», añade la experta. ¡Llegó la hora de pasar a la práctica!

Cómo masturbarme siendo mujer y sentir mucho placer

Cómo masturbarme siendo mujer y sentir mucho placer… es una de las grandes preguntas que como mujer, posiblemente te hayas hecho alguna vez!

Así que como es una pregunta bastante habitual, he decidido poner orden en la sala…

O dicho de otra manera… darte respuesta a la gran pregunta de Cómo masturbarme siendo mujer y sentir mucho placer !

Así que..

Quieres que nos pongamos manos (o dedos 😀 ) a la obra?

Venga va!

¿ Cómo masturbarme si soy mujer ?

Sabías que masturbarse no es pecado ?

No, no lo es!

Y tampoco te quedarás ciega, ni calva, ni manca, ni por tu culpa llegara el fin del mundo.

Masturbarse es normal y además, te diré un secreto… mola y mucho!

Así que si estás dispuesta a coger el tabú y enviarlo a la mierda… bienvenida seas!

De lo contrario, mejor que no sigas leyendo porque quizás te entran ganas de pecar como una buena pecadora 🙂

Ya te has decidido?

Pues al lío!

Vamos a empezara por el principio..

Por dónde empiezo?

Pues como te he dicho, por el principio, es decir, buscando el lugar y el momento para hacerlo.

Te recomiendo que sea un lugar en el que estés cómoda y un momento en el que puedas disfrutar de tu intimidad sin interrupciones.

Además, ten en cuenta que será tu momento, para conectar contigo misma, con tu placer y con tu cuerpo.

Así que si ya tienes el lugar y el momento…

Sigamos…

Manos a la obra

Para masturbarte deberás estar excitada en una etapa previa a la excitación.

Con esto quiero decirte que no hace falta que empieces tocándote como si no hubiera un mañana.

No.

Tranquila, intenta conectar con tu cuerpo, acaríciate los muslos, los pechos y empieza también a acariciarte tu vagina por fuera!

Lo que buscas en este momento es empezar a conectar con la excitación que hará que de una forma automática empieces a tocarte más.

Si por ejemplo, ves que esto no funciona y no te excitas, intenta encontrar apoyo visual como revistas o videos… o tira de imaginación cerrando los ojos!.

Cada persona es un mundo y lo que excita a una, no excita a la otra!

Así que imagina sin límites, es tu momento no te preocupes! Y pienses lo que pienses o imagines lo que imagines, no es ni bueno ni malo, simplemente es!

Lubricación la clave para la masturbación

Ya estás excitada? Notas como empiezas a lubricar y un cosquilleo invade tu cuerpo?

Enhorabuena… ya estás lanzada… y ya no hay vuelta atrás 😀 !!

Si por ejemplo no estás lubricando de forma natural, ten en cuenta que podrás utilizar lubricantes !

Y de hecho, aunque lubriques de forma natural también puedes utilizar lubricantes para mejorar tu experiencia…

(Si no tienes ni idea de qué lubricante escoger, no te pierdas la Guía para escoger lubricante)

Ya verás como mola!

Mueve tu cucu!

Tócate sin miedo, empieza con movimientos circulares acariciando tu clítoris.

Ya sabes, es la mejor manera de poder dar respuesta a Cómo masturbarme siendo mujer y sentir mucho placer

Descubre cada parte de él, con cariño y amor! Puedes hacerlo con un dedo, o con varios dedos.

Prueba también arriba y abajo e incluso mira de darte pequeños golpes a modo de presión!

Ves deslizando y explorando tu vulva y céntrate en el clítoris (parte superior de tu vulva!)

Si no sabes localizar bien el clítoris, verás que está en la parte superior de tu vulva y que tiene forma de pequeño botón!

Lo reconocerás de forma fácil porque te dará un inmenso placer!

Y no sufras, lo sabrás porque el tipo de placer es diferente al del resto de la vulva… vamos que lo vas a reconocer sin problemas!

Así que… en esta fase lo que vas a hacer es acariciarte, buscar el clítoris y empezar a estimularlo!

La gracia de la dedocracia

Cuando ya veas que te van los dedos solos y que el cosquilleo del placer está llegando a ti como por arte de magia…

Juégatela y mira de introducirte un dedo a la vez que sigues acariciándote el clítoris, adoptando una pequeña curvatura!

Y… es hora de entrar y de salir poco a poco!

La penetración con los dedos, depende de cada mujer. Hay mujeres que les gusta y otras que prefieren estimularse solo el clítoris!

Así que descubre cuál es tu forma y estimúlate… y el orgasmo vendrá por si solo….

Y tranquila, que de notar, lo notarás!

Cómo sentir mucho placer al masturbarme si soy mujer

En primer lugar, te diré que practiques la masturbación manual, es decir, lo que te he estado contando…!

Ahora bien, quieres llevarlo a un nuevo nivel…

Pues que tus deseos se hagan realidad!

A continuación te voy a contar una serie de cosas que puedes hacer para aumentar esa excitación y que acabe en un super orgasmo:

Posiciones para masturbarme si soy mujer – masturbación femenina

Te voy a contar una serie de posiciones que puedes adoptar para masturbarte…

Pruébalas todas y quédate con la que más placer te de!

Ya tu sabes 😉

Masturbarse bocabajo

Esta es muy típica!

Te tienes que tumbar en la cama bocabajo. Es decir, dando la espalda al techo.

Busca la posición más cómoda así, luego deberás juntar tus piernas y colocar tu mano en la vulva….

Más concretamente en el clítoris.

Y ahora es el momento de combinar el movimiento de tus dedos y mano con el movimiento de tus caderas…!

Ya verás como el orgasmo viene !

Con el puño

Pon tu puño sobre tu vulva y hazte un masaje de forma superficial controlando así la velocidad y presión! Ya verás como notas que hay puntos y maneras de hacerlo que te gustan mucho más que otras!

Rodillas sobre tu pecho

Ponte en la cama con las rodillas sobre tu pecho. De esta manera mira de acariciarte tu vagina y empieza a introducir un dedo, luego 2…!

Esto va según preferencia!

Aquí lo que buscamos es hacer presión sobre la pared frontal de la vagina, flexionando los dedos!

En la silla se hace de maravilla

Coge una silla, ponte cómoda y coloca uno de los dedos debajo de ti o dicho de otra manera… dentro de ti!

Utiliza ese dedo para acariciar tu vulva, tu clítoris o para penetrarte!

Cómo masturbarme si soy mujer – técnicas de masturbación

Una vez ya conoces las posiciones que pueden darte placer… ahora toca saber cómo hacerlo!

Así que aquí te voy a dar respuesta a Cómo masturbarme si soy mujer, técnicas de masturbación para mujer!

Venga va…!

Abajo arriba y arriba y abajo…

Eso es ! Se trata de estimular el clítoris con un dedo o con 2!

De arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba, hasta que ya no sepas que es arriba y que es abajo!

Ya sabes que es recomendable estimularte el clítoris cuando estés algo lubricada o excitada!

Sino puede ser una sensación rara, así que a por la excitación y luego a estimular el clítoris hasta perder el sentido!

Recuerda también que puedes utilizar lubricantes para ello… que van super bien!

Circulen… circulen…

El movimiento circular suele ser una muy buena técnica de masturbación. Además es muy sencilla!

Solo tienes que hacer un movimiento en forma de círculo con tus 4 dedos, frotando toda tu vagina (incluido el clítoris)

En la ducha con el chorro me lleno la hucha

Suele ser una técnica de masturbación femenina muy buena. Se trata de dirigir el chorro de agua de la ducha hacia tu vagina!

Verás como modulando la presión encontrarás un puto en el que te pueda dar mucho placer!

Sandwich

Utiliza el dedo índice y el dedo medio! Ahora imagina que tus dedos son el pan del sandwich que vas haciendo presión en el clítoris!

Ya verás, el sandwich de clítoris que bueno está… que te provocará un buen orgasmo!

Masturbarte si eres mujer con juguetes eróticos

Cada vez hay más mujeres que prefieren masturbarse con juguetes eróticos !

En serio!

Estoy contenta porque ya no hay tanto tabú y esto es un paso importante en el camino de la liberación sexual total de la mujer!

Y la verdad que esto es una gozada porque cuando lo pruebas… besas el cielo, las estrellas y todo el universo entero en cada orgasmo!

Verdad, verdadera!

Así que aprovecho la ocasión para iniciarte un poco en este mundillo y así poder descubrir Cómo masturbarme siendo mujer y sentir mucho placer

Consoladores realistas o dildos

Son los típicos consoladores de toda la vida… pero… mejorados!

¿A qué me refiero?

Dildo realístico

A que la tecnología avanza de una manera tan prodigiosa que ahora ya puedes comprar consoladores que parecen penes de verdad! Tanto a la vista como a su tacto…

Y no hace falta que te diga también… que parecen penes por su función!

Si eres de las mujeres que prefieren excitarse y masturbarse con un pene que parezca de verdad… estás de suerte!

Tienes dildos o consoladores que parecen penes de verdad, pero de verdad de verdad!

Que no es broma vamos!

Además los encuentras de diferentes grosores y tamaños!

Vamos… que puedes escoger, si no te lo crees mira este gran catálogo de Consoladores o dildos

Succionador de clítoris

El succionador de clítoris es obra del diablo!

Son unos aparatos similares a los vibradores, pero su función es succionar el clítoris !

Es brutal!

O sea, no te imaginas que sensaciones y orgasmos puedes tener con esto!

Y además… cada vez se están poniendo más de moda!

Pégale un vistazo a los succionades de clítoris que hay en el mercado => Ver succionadores de clítoris

Cómo masturbarme siendo mujer y ver las estrellas ?

Pues con el succionador de clítoris, sin duda!

Vibrador

Supongo que sabes lo que es un vibrador… lo que quizás no sabes es que la tecnología ha avanzado mucho por lo que tienes vibradores de todo tipo!

Tienes vibradores con diferentes formas, tamaños, modalidades y velocidades!

Un gran universo por explorar…

Así que…

Si nunca te has comprado un vibrador y no sabes ni por dónde empezar… te recomiendo que te leas => Guía para escoger mi primer vibrador.

En caso que ya sepas de que va el mundo de los vibradores, pégale un vistazo a los diferentes vibradores que hay => Ver vibradores <=

Plug Anal

Quieres llevar tu masturbación a otro nivel?

Cómo masturbarme siendo mujer y morir de placer? Pues con la doble masturbación

Prueba de martubarte por delante y por detrás!

¿Cómo?

Con un plug anal o tapón anal!

Hay muchas mujeres que sienten un inmenso placer cuando son doblemente estimuladas!

Tu eres una de ellas?

Cómo?

No lo sabes!

Pues ya estás tardando en descubrirlo!

Encuentra un plug anal aquí !

Si quieres masturbarte con un plug anal y no sabes como… en ese caso no te pierdas los siguientes post:

  • Qué es un estimulador anal – Qué es un plug anal
  • Cómo usar un plug anal

Hasta aquí…

Ahora ya tienes respuesta a la gran pregunta de Cómo masturbarme siendo mujer y sentir mucho placer !

Te he contado todo lo que tienes que tener en cuenta y cómo lo debes hacer!

Así que la pregunta ya no es Cómo masturbarme siendo mujer sino… cómo llegar al orgasmo masturbándote si eres mujer !

La verdad que a mi me encanta utilizar lubricantes ya que me proporciona sensaciones más intensas…

Por lo que si nunca lo has probado… ya va siendo hora que te desvirgues probando uno de ellos 🙂

Y nada más… hasta aquí el post de hoy que espero que te sea de gran ayuda!

Por cierto, recuerda que estamos en Facebook

Puntúa este post!

Las partes del cuerpo en las que debes tocar a la mujer para que disfrute

30/09/2017 05:00 – Actualizado: 30/09/2017 11:55

Hacer disfrutar (sexualmente) a una mujer a veces se convierte en un laberinto para muchos, por eso hay que crecer y evolucionar. Claro que habrá algunos movimientos clave que siempre funcionan, pero seguramente si los llevas haciendo durante mucho tiempo, tiendan a convertirse en monótonos y pierdas esas ventajas rápidamente, algo muy malo para tu vida sexual.

La buena noticia es que ellas tienen muchos ‘hotspots’ y que probablemente no habrás estimulado demasiado. Así que presta atención: saca todo su potencial a todas sus zonas erógenas. Pero, ¿qué son? El cerebro juega un papel fundamental en el erotismo pero, con imaginación o sin ella, las zonas erógenas son capaces de ejercer por sí solas como estimulantes sexuales. Una investigación publicada en la revista ‘Cortex’ demuestra que existe “un notable nivel de correlación” entre hombres y mujeres.

Tips de hoy chamos. #clitoris #tipsexual

Una publicación compartida de Chamo Poético 🔥😈 (@chamo_poetico) el 26 de Sep de 2017 a la(s) 6:55 PDT

Clítoris

Es el verdadero órgano sexual femenino, y aprender a estimularlo es la clave real de una relación satisfactoria. La triste realidad es que casi la mitad de las mujeres heterosexuales no suele alcanzar el orgasmo durante el coito. Y una gran mayoría (el 68%, según recientes investigaciones) finge con frecuencia haber alcanzando el clímax, para no dañar a su pareja.

«El clítoris se comunica con el cerebro a través del nervio pudendo, el mismo que le transporta información desde el pene, y solo sirve para una función: el placer», asegura el doctor O’Reilly. Según OMGYES, una web que ofrece (previo pago) un conjunto de vídeos en los que se enseña a hombres y mujeres a estimular el clítoris, hay 12 categorías para estimularlo: bordear, insinuar, ser consistente, sorprender, mutiplicar, acentuar, enmarcar, estadificar, rodear, orbitar y señalizar.

No funcionan en todas las mujeres pero, recuerda, lo importante es probarlo todo. Y, claro está, ellas pueden y deben ser combinadas

Vagina

La vagina es sensible en muchas áreas. El más conocido, sin duda, el primer tercio de la pared anterior donde se ubica el punto G. Pero en el área del fórnix anterior, en la pared anterior de la vagina junto al cuello uterino, se encuentra la zona AFE. ¿No te suena? Pues resulta que este área que muchas personas obvian por completo ha sido apodada como el segundo punto G precisamente por el nivel de placer que se puede alcanzar estimulándola. Lo mejor de todo es que cuando se excita provoca una rápida lubricación vaginal, lo que conduce a orgasmos más intensos.

También conocido como punto A, hay que ejercitarlo. Según explicaba el científico que descubrió la zona, el doctor Chua Chee Ann, si se aplica la presión justa y se hace un movimiento de palanca suavemente durante al menos 10 minutos al día, las mujeres pueden conseguir orgasmos regulares e intensos, incluso sin necesidad de preliminares.

Labios

Esta zona erógena está muy presente en el acto sexual, pero no siempre ha sido así. De acuerdo a un nuevo estudio llevado a cabo en 168 culturas, sólo el 46% de las sociedades practican el beso como gesto romántico. Y parece ser una invención relativamente moderna: se cree que en las sociedades del paleolítico nadie lo practicaba.

«Cuando nos besamos, nuestro cerebro produce dopamina y oxitocina. Cuanto más besas, mejor. La sangre fluye y lo que ya era una zona erógena intensa entra en el tiempo extra. De hecho, la piel de tus labios es más sensible que la mayoría de las partes de tu cuerpo, más de 100 veces que la de tus dedos», comenta Drake.

El hombre de Cromañón no sabe lo que se perdía: el beso desencadena un cóctel de hormonas y neurotransmisores capaz incluso de generar orgasmos sin necesidad de contacto genital. Los labios son, de hecho, la zona erógena de nuestro cuerpo más expuesta y tienen 100 veces más sensibilidad que nuestros dedos. Por todo ello, no es una mala idea usar los labios para excitar cualquier otra zona erógena de nuestra pareja: así también estaremos excitándolos nosotros mismos. ¿Quién quiere usar la mano pudiendo usar la boca?

¡Qué gusto! (iStock)

Cuello

Según la investigación, el cuello es la zona erógena preferida por las mujeres tras el clítoris, la vagina y los labios. Así que no debemos subestimarla. El cuello, el área de la clavícula y la nuca son muy sensibles, tanto en hombres como en mujeres, y se pueden estimular con besos y caricias. Hay personas que se excitan muchísimo tras recibir pequeños mordiscos en el área (los míticos “chupetones”). Todo es probar.

«Esta es una zona erógena muy sensual y llena de terminaciones nerviosas sensibles», dice White. «El nervio vago, lleno de terminaciones, se extiende también a lo largo de este área», añade. El cuello suele responder gratamente a la estimulación, ya sea en forma de besos y caricias o incluso al recibir un masaje. Es bastante propenso a la excitación y esto resulta evidente en las relaciones sexuales.

Ellas experimentan mucho placer tanto al estimularlo como al recibir estimulación en esta parte. Suelen ser sensibles a caricias suaves con las manos, como por ejemplo que hábilmente retiren el pelo a la conquista de esa epidermis. La boca y la lengua cumplen también una sugestiva función.

Vientre y ombligo

Muchas mujeres sienten una excitación especial en esta zona del cuerpo, sobre todo en la parte más cercana al pubis. El ombligo, además, es una región de nuestro cuerpo especialmente sensible y, por tanto, susceptible de excitarnos.

Esta zona es el centro de la energía del cuerpo. Al estimularla el cuerpo empieza a irradiar calor y lo transmite a todo el cuerpo. Acariciándola con las temas de los dedos desde la cintura hacia el ombligo –suavemente y sin hacer cosquillas en el caso de que las hubiera– podemos excitar poco a poco a la otra persona.

Algunos investigadores creen incluso que el ombligo y los genitales provienen de un tejido común y en algunas personas siguen conectados, de modo que las caricias en éste provocan un cosquilleo en la zona erógena por excelencia.

Acariciarlo suavemente. (iStock)

Cuero cabelludo

Los masajes en el pelo resultan siempre agradables. Si a un simple movimiento de las yemas de los dedos le añadimos un poquito de picardía y caricias que vayan desde el cuello hacia la barbilla y desembarquen por toda la cara, activaremos otras muchas zonas y las conduciremos a un estado de bienestar y calma.

Que no se te escape ningún rincón. Ejerciendo una presión suave con los dedos sobre el centro de las sienes, a modo de masaje, y acompañándola con relajantes círculos en el cráneo, liberaremos tensiones y ayudaremos a entrar en una situación de completo relax. Acompañar estos movimientos de una respiración apropiada, el constante contacto de las manos con su cuerpo y, por qué no, algún que otro beso, pueden descubrirte todo un universo de sensaciones.

Pezones

Algunas mujeres pueden alcanzar el orgasmo a través de la excitación de sus pechos. Según un estudio publicado en ‘Science of Relationships’ la estimulación del pezón activa un área del cerebro conocida como la corteza sensorial genital. “Esta es la misma región del cerebro que se activa mediante la estimulación del clítoris, la vagina y el cuello uterino. Lo que significa que los cerebros de las mujeres procesan la estimulación del pezón y la genital de la misma manera”, afirmaban los investigadores.

El clítoris, la vagina, los labios, el cuello, los pechos, los pezones, la parte interna de los muslos, la nuca, las orejas y el culo son el top 10 de zonas erógenas

A veces se nos olvida que el cerebro es el mayor órgano sexual que tenemos y que él decide cómo, cuándo y dónde experimentamos placer. Así que con suavidad y encontrando el punto exacto de placer al apretar, lamer, acariciar o morder los pezones femeninos se puede alcanzar el clímax.

No a todos les gusta que les toquen

Por esta curiosidad se ha interesado John Upton, periodista freelance. Una de sus últimas publicaciones, en ‘Pacific Standard’, repasaba las últimas y más provechosas investigaciones sobre el tema, preguntándose por qué lo que a unos agrada a otros les molesta y viceversa. Upton se fija en algunos estudios publicados por la revista ‘Nature’ que aportan nuevas informaciones de por qué experimentamos arrebato, molestia o placer ante un contacto suave o una presión leve.

Es importante a este respecto entender que, aunque nos parezca en un primer término que sí, no todos los seres humanos somos iguales a este respecto. Por ejemplo, la presión normal y suave de una camiseta de algodón o el paso sutil de la lengua de un amante por la piel son sensaciones ante las que una gran mayoría de las personas experimenta placer, pero para los pacientes con alodinia táctil puede suponer una notable molestia. La alodinia es la percepción anormal del dolor, y por ello las personas que la padecen reaccionan de manera distinta a estímulos más o menos corrientes.

Te voy a invitar a imaginar una situación: llegas a casa después de un día arduo, por no llamarle fatal, donde la cabeza está por estallar, el hambre y el estrés se apoderaron de ti. Llegaste a casa, pero aún hay mucha tarea pendiente y te dejaron quehacer en casa, hasta olvidaste recoger tu ropa del suelo. Además de quitarte los zapatos, el brassier, tomar un té, un vaso de agua o lo que sea refrescante para ti, te pones cómoda.

Hacer todo lo necesario para sentirte bien es un gran regalo que te puedes dar día con día, pero ¿por qué no darte uno más placentero? una manita erótica para bajar la tensión sería de gran ayuda; no sólo ayuda a des estresarte, incluso ayuda a que puedas conciliar el sueño. Esto pasa debido a que, cuando te masturbas, liberas tensión muscular, el cuerpo se relaja y se recupera para el siguiente día o simplemente te ayuda a dejar de pensar en lo que te agobia.

Se suele pensar que la masturbación o autoerotismo es malo e incluso hay mujeres que no se han tocado nunca por miedo, pena o vergüenza; pero estés en pareja o no, tú puedes conocer tu cuerpo, sus sensaciones y la forma en la que te gusta ser estimulada por medio de la autoexploración y hacer que tu cuerpo vibre a tu ritmo, a tu gusto.

Para masturbarte, aquí te damos unos tips para saber cómo lo puedes hacer:

  • Ten una mente abierta. Tú misma es quien se va a tocar. Algunas chicas tienen pena de tocarse a sí mismas, porque ni siquiera sabían que se podían hacerlo o nunca lo tuvieron en mente. Pero ¡Ey! Puedes hacerlo y ¡no te pasará nada!
  • Déjate llevar. Si son tus primeras experiencias exploratorias contigo misma, tendrás sensaciones nuevas, ricas, pero nueva; que por el desconocimiento de saber qué es lo que vendrá puede haber incertidumbre, pero la recompensa puede ser mucho mayor. Sólo busca un espacio privado en donde te sientas cómoda.
  • Conocer las partes de tu cuerpo, especialmente haz la diferencia entre tu vagina y tu vulva. Explorar tu vulva te llevará a otro nivel de placer.
  • Si ya decidiste hacerlo, explora, todo tu cuerpo de la cabeza a los pies. Toca, suavemente, después ve cambiando la intensidad, toca tus pechos y todo en ti. Tus genitales no son la única parte sensible de tu cuerpo, no te pongas límites.
  • Adquiere algún lubricante en la farmacia. Son económicos y ayudan a sentirte más cómoda y con mayor estimulación. En ocasiones la zona genital no está lubricada y la estimulación puede tornarse incómoda, sólo debes poner un poquito de lubricante en tus dedos y de ahí a tus genitales.
  • Una vez que tengas lubricante en tus dedos pásalo por tu zona genital, es decir, la vulva, el clítoris, la entrada vaginal. Tú solita sabrás dónde te encanta y qué sientes en cada punto. Tal como lo hagas es perfecto, porque es tu cuerpo y tú sabes dónde sí y dónde no, incluso en intensidad de velocidad y presión.
  • Y si ya tienes experiencia en ello, puedes comenzar a probar algunos juguetes sexuales o dildos, que pueden ayudarte a estimular diversas zonas de tu parte genital. No te limites a conseguir algo muy sofisticado ¿ya probaste estimularte con un globo inflado o un condón lleno de agua? ¡Uf! Son sensaciones mágicas.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *