0

Manteca de karité

Tabla de contenidos

MANTECA DE KARITÉ | TODO LO QUE DEBES SABER PARA CUIDAR TU PIEL

Índice de Contenido:

COMPARATIVA DE LAS MEJORES MANTECAS DE KARITÉ

Manteca MEJOR SIN REFINARNaissance Manteca de Karité BIO n. º 306 – 250g – Pura, natural, certificada ecológicamente, sin refinar, elaborada de forma artesanal y vegana – Obtenida de forma ética y sostenible en Ghana. MEJOR REFINADAManteca de Karité Refinada – Ingrediente Natural 100% Puro – 500g MEJOR RELACIÓN CALIDAD/PRECIOManteca de Karité 1kg – Orgánica, Sin Refinar, Cruda, Natural – 100% Pura ImagenPrime – Valoraciones – – – Opiniones – – – Ver Precio MEJOR SIN REFINAR Manteca Naissance Manteca de Karité BIO n. º 306 – 250g – Pura, natural, certificada ecológicamente, sin refinar, elaborada de forma artesanal y vegana – Obtenida de forma ética y sostenible en Ghana. ImagenPrime Valoraciones – Opiniones – Ver Precio MEJOR REFINADA Manteca Manteca de Karité Refinada – Ingrediente Natural 100% Puro – 500g ImagenPrime – Valoraciones – Opiniones – Ver Precio MEJOR RELACIÓN CALIDAD/PRECIO Manteca Manteca de Karité 1kg – Orgánica, Sin Refinar, Cruda, Natural – 100% Pura ImagenPrime Valoraciones – Opiniones – Ver Precio

La manteca de karité es un producto natural cada vez más popular en el mundo del cuidado corporal y la cosmética y no es de extrañar ya que se ha utilizado durante siglos en África por sus propiedades curativas e hidratantes excepcionales. Prueba de ello es que ha sido mencionada en numerosos documentos africanos a lo largo de su historia o también era muy apreciada por Cleopatra, y es que ya se contaba, que en Egipto llegaban caravanas repletas de vasijas con manteca de karité para el cuidado de su piel e incluso las tumbas de algunos reyes fueron talladas con la madera del árbol que da origen a la manteca y sentido a su nombre , el karité o Vitellaria paradoxa que significa mantequilla, quedando de manifiesto por éstos detalles que la manteca de karité ha sido un pilar fundamental de la farmacología africana.

Es un excelente regenerador celular que puede ser aplicado en cualquier parte del cuerpo y aportar un gran número de beneficios gracias a su rica composición llena de vitaminas y minerales muy beneficiosos para nosotros. Es muy rica en vitaminas A y E, que ayudan a equilibrar, hidratar y calmar la piel, y vitamina F que ayuda a revitalizar el cabello dañado y la piel. También nos proporciona una dosis extra de colágeno que nos ayudará a luchar contra los típicos signos de envejecimiento como pueden ser las arrugas e imperfecciones en nuestra piel.

La manteca de karité la podéis encontrar de muy diversas formas, ya sea como un ingrediente más en multitud de productos de cosmética de las más conocidas marcas o bien comprar la manteca pura. Su textura en un primer momento es como si fuese un tipo de cera, pero al entrar en contacto con simplemente el calor corporal se convierte en aceite siendo así, un producto muy sencillo y agradable de aplicar en cualquier parte del cuerpo que nos hidratará de una manera ecológica y totalmente natural. En cuanto a su aspecto, tiene un color blanco amarillento.

Debemos diferenciar entre los 2 formatos en que podemos encontrar la manteca de karite en el mercado:

Manteca de karité sin refinar

Es totalmente natural y sin tratar, no se le ha añadido ningún tipo de aditivo que modifique sus propiedades por determinados objetivos como por ejemplo la eliminación de su olor o color amarillento para hacerlo más atractivo para fines comerciales. Éste color amarillento que posee la manteca sin refinar, se debe a su alto contenido de vitamina A por lo que si se refinase, durante el proceso, además de eliminar su color, éstas vitaminas también desaparecerían. Éste proceso de fabricación es manual.

Manteca de karité refinada

Este tipo de manteca ha pasado por un proceso de elaboración, por lo que se habrán alterado algunas o muchas de sus propiedades. Es extraída mediante disolventes procedentes del petróleo. El aceite que se consigue extraer de las semillas, es hervido para eliminar los restos de disolvente tóxicos, después se refina, blanquea y se desodoriza (eliminación de olores). Realizando el proceso de ésta manera, siempre quedarán algunos restos de sustancias químicas, añadiendo antioxidantes o conservantes como sucede en la gran mayoría de los casos. Como resultado, obtendremos una sustancia inodora y de color blanco atractiva estéticamente pero que no poseerá los beneficios y propiedades que nos ofrece de manera natural como su capacidad de nutrición, su gran hidratación o su efectividad como agente cicatrizante.

Propiedades, Usos y Beneficios

  • Las propiedades y usos de la manteca de karité son interminables.
  • Es un excelente agente curativo y eficaz contra quemaduras, cicatrices y moretones gracias a sus vitaminas A,D,E y F.
  • Propiedades Antiinflamatorias capaces de aliviar el dolor debido a la artritis y el reumatismo.
  • Descongestionante nasal si es aplicado en la parte inferior de las fosas nasales.
  • Regeneradora y reparadora de la dermis gracias a sus propiedades reestructurantes y suavizantes.
  • Potente y duradero poder de hidratación y nutrición que mejorará la elasticidad de tu piel debido a su contenido en vitamina F.
  • Poder anti-irritación, muy útil en el cuidado de las pieles más delicadas o como puede ser el momento tras el afeitado en el caso de los hombres.
  • Se puede usar en el cabello para darle un extra de hidratación y protección del sol. Le aportará volumen, suavidad y brillo pudiendo aplicarse tanto en húmedo como en mojado.
  • Bálsamo para las zonas más sensibles ayudando a hidratar y proteger contra rozaduras o rojeces.
  • Es un producto comedogénico por lo que no obstruirá los poros al aplicarse como un aceite sobre éstos por lo que también aporta beneficios en el caso de sufrir acné.
  • Protección Solar. La manteca de karité también protege y previene contra posibles quemaduras producidas por el sol y es que recubre la piel con una película invisible que conseguirá evitar una deshidratación.
  • Protección contra el frio. Muy efectiva para los sabañones en las manos que son producidos por su exposición al frío o humedad intensos y también para partes más sensibles que puedan requerir un extra de protección.
  • Resultados excelentes en tratamientos para problemas de estrías, arrugas, manos o talones ásperas y/o secas.
  • Protector y reparador labial.
  • Propiedades anti-envejecimiento ya que es uno de los regeneradores celulares naturales más efectivos.
  • Aconsejado su uso también en las uñas para mejorar su brillo y prevenir posibles roturas.
  • Muy recomendada para estados de embarazo o lactancia previniendo a la piel de la posible y común aparición de estrías o también la posible formación de grietas en el pecho.
  • Excelente como aceite de masaje
  • Muy recomendado para deportistas. Aportará un extra de elasticidad a la piel y es recomendable tanto antes como después del ejercicio ya que en éste caso ayudará al musculo a recuperarse de una forma más rápida eliminando toxinas y consiguiendo un mejor drenaje.
  • También se puede aplicar una cucharada de manteca durante un baño, dándole a tu piel una suavidad extremadamente placentera.
  • Usos culinarios. La manteca de karité también es comestible y es utilizada en la preparación de muchos alimentos en Africa. En algunas ocasiones ha sido utilizada como sustituta de la manteca de cacao en la industria relativa al cacao, aunque cabe destacar que su sabor es totalmente diferente.

Más Usos

  • Manteca de Karité para la cara
  • Manteca de Karité para el pelo

¿Quieres conocer más productos naturales?

Descubre nuestros Aceites preferidos:

Otras mantecas que te aconsejamos probar:

Origen, Composición Y Elaboración

Desde hace siglos, se ha utilizado el fruto del árbol de karité en los pueblos africanos. Cada pueblo realiza diferentes elaboraciones y tienen distintas recetas usadas a lo largo de su historia, generalmente guisando la pulpa junto con la cáscara. El uso que le suelen dar es similar al que le podemos dar nosotros a la mantequilla y es el de gratinar, freír o la elaboración de algunas salsas.

El karité, es un árbol que se encuentra localizado principalmente en la sabana de varios países como Costa de Marfil, Mali, Burkina Faso o Sudán y es considerado por la población aborigen como el más preciado árbol sagrado. Únicamente y por mujeres,es realizada la recolección de los frutos que se caen al suelo. Puede llegar a medir más de 16 metros de altura, con un diámetro de aproximadamente un metro, y es un árbol centenario.

La elaboración de la manteca de karite es realizada gracias a las nueces del árbol de karité. Durante el proceso se secan, son trituradas y transformadas mediante un proceso de ebullición a una grasa que se acumulará en la superficie. Ésta grasa generada tras enfriarse, se recoge y se le realizan diversos filtrados para eliminar las impurezas que hayan podido surgir durante el proceso. Éste es el sencillo proceso con el que se obtiene la manteca de mejor calidad y con las propiedades intactas y la que denominamos manteca de karité sin refinar.

Cabe destacar, que con el proceso anteriormente descrito, la manteca pura tendrá un olor natural y también un tiempo de conservación breve ya que al no tener ningún tipo de aditivos, la manteca irá perdiendo sus propiedades conforme vaya pasando el tiempo.

La manteca de karité es básicamente un triglicérido o grasa que también contiene una porción insaponificable (hidrocarburos y alcoholes).

Su composición química es la siguiente:

  • Entre 2% y 5% de ácido palmítico.
  • Entre un 61% y un 71% de ácido oleico.
  • Menos de un 1% de ácido linolénico.
  • Entre un 15% y un 25% de ácido esteárico.
  • También contiene flavonoides.
  • Entre un 5% y un 15% de ácido linolénico.
  • Contiene esteroles cómo el spinasterol y delta7 como estigmasterol.

Precauciones y Contraindicaciones

Hay personas que pueden tener problemas o enfermedades con cierta gravedad o que sean persistentes como puede ser un eczema, por lo que debe consultar antes con su médico.

No se recomienda tampoco a personas que tengan alergia a las nueces.

Contiene pequeños restos de latex natural por lo que si tienes hipersensibilidad a él debes tener cuidado a la hora de usarla.

Os dejamos con un video explicativo sobre algunas de las ventajas y usos de la manteca de karité:

Las Mantecas más Vendidas de 2019

RebajasBestseller No. 1 PraNaturals Manteca de Karité Hidratante 100% Orgánica 300ml, Protección UV para Todo Tipo de Piel – Reduce el Acné, Cicatrices, Estrías, Celulitis, Eczemas y Piel Seca – Hidrata y Repara Cabello

  • MANTECA DE KARITÉ SIN REFINAR PARA TODOS TIPOS DE PIEL – Ayuda a tratar el acné, cicatrices, estrías, celulitis, eczemas y piel seca.
  • 100% CRUDA Y PURA – PraNatural Mantequilla de Karité para microondas, hecha con manteca de karité 100% sin refinar, sin aditivos de ningún tipo, y con altos niveles de grasas no saturadas y antioxidantes naturales.
  • RICA EN VITAMINAS – Con vitamina A, vitamina E, vitamina F. Además, también ofrece protección UV.
  • ORGÁNICA Y CERTIFICADA – Certificado por la Sociedad Vegana, con orígenes éticos y orgánicos.
  • INGREDIENTE NATURAL PARA COSMÉTICOS CASEROS – Base ideal para bálsamo labial, máscara capilar, acondicionador, crema hidratante facial, irritaciones por quemaduras solares, picaduras de insectos e incluso desodorante.

Bestseller No. 2 Naissance Manteca de Karité BIO n. º 306 – 500g – Pura, natural, certificada ecológicamente, sin refinar, elaborada de forma artesanal y vegana – Obtenida de forma ética y sostenible en Ghana.

  • Manteca de karité 100 % pura, sin refinar, certificada ecológicamente y proviene de Ghana. INCI: Butyrospermum parkii.
  • Contiene altos niveles de ácidos grasos insaturados y antioxidantes naturales. Puede ayudar a mantener la piel hidratada y actuar como barrera protectora contra los factores externos. Se suele usar en mantecas corporales, cremas, lociones, bálsamos labiales y productos para el cabello. Más información sobre usos en la descripción.
  • Su aroma es natural, característico e intenso, su color es amarillo claro o crema y su textura es sólida. Los bloques de manteca se derriten a baja temperatura para su envasado.
  • Obtenemos nuestra manteca de karité de una cooperativa de mujeres ubicada en Wa, al norte de Ghana. Esta cooperativa de unas 600 mujeres apoya a su comunidad para conseguir un futuro mejor a través de la producción de manteca de karité BIO.
  • Vegano 🌻 y no probado en animales🐇 No OGM.

Bestseller No. 3 Naissance Manteca de Karité BIO n. º 306 – 250g – Pura, natural, certificada ecológicamente, sin refinar, elaborada de forma artesanal y vegana – Obtenida de forma ética y sostenible en Ghana.

  • Manteca de karité 100 % pura, sin refinar, certificada ecológicamente y proviene de Ghana. INCI: Butyrospermum parkii.
  • Contiene altos niveles de ácidos grasos insaturados y antioxidantes naturales. Puede ayudar a mantener la piel hidratada y actuar como barrera protectora contra los factores externos. Se suele usar en mantecas corporales, cremas, lociones, bálsamos labiales y productos para el cabello. Más información sobre usos en la descripción.
  • Su aroma es natural, característico e intenso, su color es amarillo claro o crema y su textura es sólida. Los bloques de manteca se derriten a baja temperatura para su envasado.
  • Obtenemos nuestra manteca de karité de una cooperativa de mujeres ubicada en Wa, al norte de Ghana. Esta cooperativa de unas 600 mujeres apoya a su comunidad para conseguir un futuro mejor a través de la producción de manteca de karité BIO.
  • Vegano 🌻 y no probado en animales🐇 No OGM.

Bestseller No. 4 Manteca de Karité 1kg – Orgánica, Sin Refinar, Cruda, Natural – 100% Pura

  • Los beneficios de la crema hidratante de manteca de karité, no sólo lo detendrá en ser un fantástico, Raw mantequilla de karité tiene altos niveles de vitamina A, vitamina E y ácido cinnamic. a diferencia de la mayoría butters, estas vitaminas no será cambiado por el proceso de fabricación de jabón, dejando las vitaminas de la manteca de karité orgánica en el producto acabado
  • Manteca de Karité contiene ácido cinnamic, que se ha demostrado para suavizar la piel seca e irritada, esto es parte de lo que hace de manteca de karité, ideal para personas con enfermedades de la piel como excema, psoriasis y dermatitis
  • Nuestros Shea Butter es 100% orgánico y sin refinar. Esto significa que todos los vitaminas naturales en Shea mantequilla se han sin cambios químicos por el proceso de refinación
  • Nuestra Manteca de Karité es puro, algunos de la manteca de karité en la venta puede ser de hasta 2 años de edad. Con el tiempo, el natural vitaminas en manteca de karité degrada, disminuyendo las cualidades curativas. Nuestros Shea mantequilla no será nunca más de 9 meses desde la fecha de la cosecha de sheanut

Bestseller No. 5 Naissance Manteca de Karité BIO n. º 306 – 1Kg – Pura, natural, certificada ecológicamente, sin refinar, elaborada de forma artesanal y vegana – Obtenida de forma ética y sostenible en Ghana.

  • Manteca de karité 100 % pura, sin refinar, certificada ecológicamente y proviene de Ghana. INCI: Butyrospermum parkii.
  • Contiene altos niveles de ácidos grasos insaturados y antioxidantes naturales. Puede ayudar a mantener la piel hidratada y actuar como barrera protectora contra los factores externos. Se suele usar en mantecas corporales, cremas, lociones, bálsamos labiales y productos para el cabello. Más información sobre usos en la descripción.
  • Su aroma es natural, característico e intenso, su color es amarillo claro o crema y su textura es sólida. Los bloques de manteca se derriten a baja temperatura para su envasado.
  • Obtenemos nuestra manteca de karité de una cooperativa de mujeres ubicada en Wa, al norte de Ghana. Esta cooperativa de unas 600 mujeres apoya a su comunidad para conseguir un futuro mejor a través de la producción de manteca de karité BIO.
  • Vegano 🌻 y no probado en animales🐇 No OGM.

Bestseller No. 6 Naissance Manteca de Karité BIO n. º 306 – 100g – Pura, natural, certificada ecológicamente, sin refinar, elaborada de forma artesanal y vegana – Obtenida de forma ética y sostenible en Ghana.

  • Manteca de karité 100 % pura, sin refinar, certificada ecológicamente y proviene de Ghana. INCI: Butyrospermum parkii.
  • Contiene altos niveles de ácidos grasos insaturados y antioxidantes naturales. Puede ayudar a mantener la piel hidratada y actuar como barrera protectora contra los factores externos. Se suele usar en mantecas corporales, cremas, lociones, bálsamos labiales y productos para el cabello. Más información sobre usos en la descripción.
  • Su aroma es natural, característico e intenso, su color es amarillo claro o crema y su textura es sólida. Los bloques de manteca se derriten a baja temperatura para su envasado.
  • Obtenemos nuestra manteca de karité de una cooperativa de mujeres ubicada en Wa, al norte de Ghana. Esta cooperativa de unas 600 mujeres apoya a su comunidad para conseguir un futuro mejor a través de la producción de manteca de karité BIO.
  • Vegano 🌻 y no probado en animales🐇 No OGM.

Bestseller No. 7 Manteca de karité sin refinar 100 % pura, cruda, natural y orgánica, 500 g

  • La manteca de karité Nurifi es 100 % pura, orgánica, cruda y sin refinar.
  • Las cualidades curativas de la manteca de karité se deben a la presencia de varios ácidos grasos y esteroles vegetales, es decir, ácidos oleico, esteárico, palmítico y linolénico. Estos componentes solubles en aceite no se saponifican, lo que significa que no se someten a la saponificación, o convierten en jabón, cuando se introducen en un álcali.
  • La manteca de karité contiene varios derivados del ácido cinámico, un compuesto común de la canela y árboles.balsámicos Hidrata los labios agrietados y piel escamosa, incluidos codos y rodillas.
  • La manteca de karité posee una fracción no saponificable significativamente mayor que la mayoría de otros aceites y grasas de nueces, lo que le da a la sustancia mayor potencial de curación para la piel. Alivia las arrugas, piel agrietada, pelos enquistados, u otras irritaciones de la piel.
  • La manteca de karité contiene vitaminas A y E, así como catequinas, antioxidantes vegetales que también se encuentran en el té verde. Si bien no está claro cómo las vitaminas A y E se absorben en la manteca de karité cruda, hay pruebas que sugieren que los ésteres de ácido cinámico en la grasa de karité ayudan a prevenir daños en la piel por radiación ultravioleta. Alivia, quemaduras del sol, erupciones, eczema y dermatitis.

Bestseller No. 8 Manteca de Karité 500g – Orgánica, Sin Refinar, Cruda, Natural – 100% Pura

  • Nuestra manteca de karité es 100% bio y sin refinar. Esto significa que todas las vitaminas naturales en la manteca de karité no han sido modificadas por el proceso de refinado químico
  • La manteca de karité es excelente en jabones, lociones, bálsamos para labios, mantequillas para el cuerpo y cremas hidratantes. Esta manteca de karité es 100% orgánica, sin refinar, natural y pura, sin ingredientes agregados o conservantes.
  • Nuestra manteca de karité se corta diariamente para cada pedido y va del gris al amarillo en color, y es naturalmente frágil en su consistencia.
  • El karité orgánico sin refinar es la forma más cruda y natural de la manteca de karité y como resultado es la manera más natural y nutritiva para hidratar su piel.

Bestseller No. 9 Manteca De Carité Sin Refinar – 100% Puro Y Natural – 500g

  • Manteca de karité sin refinar.
  • 100% pura y natural
  • 500g
  • Aromaterapia
  • Cuidado de la Piel

Bestseller No. 10 Manteca de Karité 250g – Orgánica, Sin Refinar, Cruda, Natural – 100% Pura

  • El karité orgánico sin refinar es la forma más natural y crudo de manteca de karité y, como resultado, es la forma más natural y nutritiva de hidratar tu piel. Es fresco de Ghana y es muy raro, es muy buscado por sus efectos hidratantes superiores.
  • Los beneficios de la manteca de karité no solo se detienen de ser un fantástico hidratante, la manteca de karité cruda tiene altos niveles de vitamina A, vitamina E y ácido canelénico. A diferencia de la mayoría de las mantequillas, estas vitaminas no se cambiarán por el proceso de fabricación de jabón, dejando las vitaminas de la manteca de karité orgánica en el producto acabado.
  • Nuestra manteca de karité está certificada como 100% orgánica por la Soil Association número de licencia CS14281.
  • Nuestra manteca de karité es 100% orgánica y sin refinar. Esto significa que todas las vitaminas naturales de la manteca de karité no han cambiado por el proceso de refinamiento químico.
  • Nuestra manteca de karité es fresca, algunas de las manteca de karité a la venta pueden tener hasta 2 años. Con el tiempo, las vitaminas naturales en la manteca de karité se degradan, disminuyendo las cualidades curativas. Nuestra manteca de karité nunca será más de 9 meses desde la fecha de la cosecha de maní.

Los beneficios y propiedades de la manteca de karité

El karité es un producto natural que nace del Butyrospermum parkii, un árbol de la sabana que crece en el centro y el oeste de África, en países como Nigeria, Senegal o Burkina Faso.
Los frutos que produce este árbol parecen nueces y en su interior se esconden almendras blancas y naturalmente grasas. Cuando estas almendras se manipulan se convierten en una masa amarillenta: la manteca de karité. Cada año, un árbol produce una media de veinte kilos de masa.

​La manteca de karité puede comprarse transformada en masa o directamente incorporada en productos cosméticos que se venden en tiendas especializadas, grandes superficies y demás comercios.

© iStock

Propiedades

Este producto posee numerosas propiedades reparadoras: además de suavizar la piel, le aporta flexibilidad y la hidrata en profundidad. Es rica en vitaminas A, D, E y F, está compuesta por látex y componentes que evitan que la manteca se convierta en jabón. Se trata de un cuidado natural con múltiples usos.

Los usos cosméticos

Si decides utilizar la masa, comprobarás que el aspecto de la manteca nada tiene que ver con las cremas o leches que venden en las tiendas tradicionales. Se presenta en un producto bastante más consistente y difícil de aplicar. Es normal, antes de aplicarla deberás frotar con fuerza la manteca entre las manos para calentarla y transformarla en aceite.
No intentes hacerlo con un secador o colocándola cerca del radiador y mucho menos introduciéndola en el microondas.
Si quieres comprar manteca de karité natural, puedes optar por estas dos opciones:
Naissance Manteca de Karité BIO: pura, natural, certificada ecológicamente, sin refinar, elaborada de forma artesanal y vegana. Comprar en Amazon por 11,99€ (250 ml).
The Soapery Manteca de Karité: Orgánica, sin refinar, cruda, natural y 100% pura. Comprar en Amazon por 11,85€ (500 ml).

La manteca de karité y el cuidado del rostro

Se trata de un producto excelente para el cuidado facial. Entre sus beneficios destacan la elasticidad, la hidratación y la protección de la piel. Puede utilizarse como bálsamo labial y es muy eficaz, sobre todo, en invierno. También es útil para la zona de la nariz, si la tenemos irritada debido a un constipando, en invierno, o a la alergia, en primavera.

  • Comprar bálsamo labial con manteca de karité y cacao, comprar en Amazon por 12,86€.
  • Comprar bálsamo de labios – Burt’s Bees de vainilla y manteca de karité, comprar en Amazon 4,55€.

En lo que se refiere a los hombres, la pueden emplear como tratamiento para después del afeitado, para calmar las pieles irritadas. Hay que prestar atención al resultado aceitoso que deja la manteca, no olvidemos limpiarlo con una toallita húmeda.

  • Comprar espuma de Afeitar Proraso Sándalo y Manteca de Karité, comprar en Amazon por 5,95€.
  • Comprar crema de afeitar sin espuma natural e hidratante con avena, aloe vera, manteca de karité y de coco, comprar en Amazon por 10,38€.

Para el cuidado del cuerpo

La manteca de karité está especialmente recomendada para pieles muy secas. Si la compras en forma de masa aquí tienes diferentes trucos para aplicarla:

  • En el baño: añade al agua unas nueces de manteca. Una fina capa de producto te cubrirá el cuerpo. Es fantástico para relajarte y notarás una gran sensación de bienestar. Cuando salgas de la bañera tu piel estará suavísima.
  • En masaje: como las leches hidratantes, la manteca de karité se puede aplicar dando un masaje para relajar los músculos. Dátela en brazos y piernas. Verás que el efecto es inmediato si tienes agujetas.
  • Tras la depilación: aparte de su acción hidratante, la manteca de karité alivia la piel gracias a sus propiedades calmantes y relajantes.
  • Antiestrías: si estás haciendo dieta o si estás encinta, aplícate manteca en las zonas en las que suelas perder peso o engordar, como las piernas, por ejemplo. Te servirá como acción para prevenir las estrías. Es una acción preventiva, no hace desaparecer estrías que ya tenemos.

Para el cuidado de las manos

Hay muchas marcas que han seleccionado el cuidado de las propiedades de la manteca de karité para crear una crema nutritiva. Cura las grietas e hidrata las manos en profundidad.

  • Rêve Crema de manos de rosa mosqueta, urea, vitamina E y manteca de Karité. Comprar en Amazon por 5,95€.
  • L’Occitane – Crema de manos karité. Comprar en Amazon por 7,55€.

Para el cuidado del cabello

También es una solución excelente para conseguir un cabello sano, sobre todo si lo tenemos seco y apagado, pues la manteca le devuelve toda la vitalidad que le falta. Es fantástica para los pelos rizados que, de forma natural, suelen ser más secos que otros tipos de cabellos.
Si buscas una acción hidratante, aplica una nuez de manteca la noche antes de lavarte el pelo. No es necesario que utilices demasiado producto porque luego te costará aclararlo. Debes ponértelo desde las puntas hasta las raíces y dejar que el cabello repose envuelto en una toalla caliente. Tras unos 15-20 minutos sécate el pelo para que no se manche la almohada. La manteca actuará toda la noche y el cabello absorberá la keratina.
Por la mañana, lávate la cabeza para retirar lo que quede de manteca. Probablemente tendrás que repetir el lavado varias veces. Nuestro consejo es que te laves el cabello con jabón de alepo, aplicándolo previamente sobre las manos. Pero no te preocupes si no tienes este producto en concreto, tú champú de diario también servirá.
Puedes también comprar champús enriquecidos con manteca de karité, como estos:
Champú de manteca de karité de Shea Moisture: contiene también algas kelp y aceite de argán. Este champú sin sulfatos ayuda a hidratar y reparar el cabello seco, dañado o sobreprocesado. Comprar en Amazon por 16,52€.
Champú manteca de karité de Maui: sin parabenos ni sulfatos. También contiene aceite de macadamia y aceite de coco para reparar el cabellos eco y las puntas abiertas y devolver el brillo natural a tu cabello. Comprar en Amazon por 18,68€.
Champú con manteca de karité y aceite de ricino para fortalecer el cabello: este champú favorece el crecimiento del cabello gracias al aceite de ricino y la menta, la manteca de karité ayuda a hidratar y dar brillo. Comprar en Amazon por 18€.

Descubre: Las famosas con el pelo más bonito

© Web

¿Dónde comprar manteca de karité y a qué precio?

Internet es donde la encontraremos con más facilidad. Hay muchísimas tiendas online que ofrecen este producto. Pero presta atención y no compres en la primera web que encuentres. Asegúrate de la calidad del producto y de que lo adquieres en un sitio serio (en cuanto al pago online, las condiciones de entrega, etc). En Amazon puedes encontrar muchas opciones, consulta las opiniones de los clientes para elegir la mejor opción.
También la encontrarás en tiendas especializadas en productos biológicos, en algunas parafarmacias o incluso en grandes superficies.
La manteca de karité puede utilizarse durante todo el año. En invierno repara la piel seca y deshidratada. En verano, cuando el sol daña el cabello, corrige el efecto «paja» y alivia los posibles golpes de calor.

Jabón de Alepo, descubre todas sus propiedades
Cosmética biológica: ¡tolerancia cero a los químicos!
Sulfatos, parabenos y siliconas. ¿Por qué evitarlos?
Los mejores jabones artesanales para cuidar tu piel

¿Para qué sirve la manteca de karité?

Marco Schmidt/Wikimedia

Si has oído hablar de la manteca de karité y no sabes qué es, te diré que se trata de un extracto que se saca de las nueces de un árbol africano del mismo nombre.

Su alta concentración de ácidos grasos le confiere importantes propiedades curativas y hace que este producto sea más perseguido que la mantequilla o la manteca de cacao.

He aquí entonces algunos datos sobre para qué sirve la manteca de karité y sus propiedades más importantes para la salud.

Propiedades de la manteca de karité

Antiinflamatorio

La manteca de karité contiene un compuesto llamado ácido cinámico, cuyo efecto en el tejido humano es de antiinflamatorio. Por otra parte, los estudios han sugerido que su uso combate el desarrollo de tumores y carcinomas.

Antioxidantes

Este producto contiene vitaminas A y E, así como otros compuestos antioxidantes, lo que favorece la eliminación de los radicales libres y protege del daño de los rayos ultravioletas.

Public Domain/Wikimedia

Beneficios de la manteca de karité

La manteca de karité suele usarse para reducir cicatrices y estrías, así como irritaciones de la piel tales como eczemas, psoriasis, quemaduras solares, etc. Su aplicación tópica es muy buena pues se absorbe muy fácilmente por la piel sin dejar rastros grasientos. Algunos de sus beneficios son:

  • Excelente humectante para la cara y el cuerpo en general.
  • Hidrata el cuero cabelludo reseco.
  • Alivia las molestias de las quemaduras solares.
  • Le da brillo a la piel seca.
  • Es un buen calmante para las lesiones leves, como la dermatitis del pañal.
  • Elimina manchas y arrugas.
  • Ablanda callos y ayuda a la curación de las ampollas.
  • Puede ser usada en los labios y en la piel como protector de los embates medioambientales.
  • Previene las estrías del embarazo.
  • Provee de brillo y lozanía al cabello.
  • Sirve para el tratamiento del acné.
  • Suaviza el tono de la piel.
  • Se utiliza en la curación del eczema leve o moderado.
  • Restituye la flexibilidad natural de la piel.

Precauciones

  • Dependiendo del método de extracción, la manteca de karité tiene diferentes grados. La recomendable es la refinada o de grado A.
  • Si una persona es alérgica a los frutos secos debe consultar a un médico antes de hacer uso de la manteca de karité.

Pava/Wikimedia

La manteca de karité es un excelente producto natural para ser usado en la piel y el cabello, a cuya salud le aporta diversos beneficios. Anímate a incorporarla en tu vida cotidiana y cuéntanos cuáles fueron tus resultados.

Los verdaderos beneficiosos de la manteca de karité pura.

¿Por qué utilizar la manteca de karité pura?

La manteca de karité pura, tradicionalmente considerada como un tesoro en el seno de la cosmética, es una maravillosa fuente de propiedades para el cuidado de la piel, las uñas y el cabello.

En Internet, podemos encontrar todo tipo de información y ésta no siempre es correcta. Vamos a ver juntos los 4 principales beneficios de la manteca de karité pura:

  • 1) Hidratación

Su principal virtud es su capacidad para hidratar en profundidad la epidermis. Permite a la piel ser más flexible y mantenerse sana.

  • 2) Nutrición

La manteca de karité pura es rica en vitaminas A, D, E y F, ideal para nutrir intensamente la epidermis y el cabello.

  • 3) Protección

Gracias a sus propiedades anteriores, la manteca de karité pura protege todo el cuerpo de los efectos del entorno: viento, frío, sol, etc. Además es muy recomendable tras la exposición solar como calmante cutáneo en caso de quemaduras.

  • 4) Regeneración y cicatrización

La manteca de karité pura regenera y repara la piel gracias a su elevado contenido en vitaminas naturales.

Ahora que conoces las principales propiedades de la manteca de karité pura, es hora de descubrir los diferentes usos posibles.

¿Cómo utilizar la manteca de karité pura?

  • 1) Para el rostro

La manteca de karité pura resulta idónea para retrasar la formación de arrugas o líneas de expresión. Gracias a sus propiedades hidratantes y nutritivas, se puede utilizar como crema de día y/o crema de noche.

Permite a la piel conservar su flexibilidad y elasticidad.

No dudes en emplearla como protección para los labios, formará una película protectora perfecta para combatir el invierno más duro… ¡Despídete de los labios agrietados!

Algunos hombres la utilizan también como aftershave para evitar la sensación desagradable de irritación y deshidratación provocada por el paso de la cuchilla.

  • 2) Para el cabello

Incluso si el efecto no es tan visible como en el cutis, los agentes externos, tales como el sol, el frío, el viento o bien la contaminación, degradan poco a poco nuestro cabello.
Te encuentras de repente con un cabello quebradizo y seco, y te cuesta peinarlo. Para evitar esta situación la manteca de karité pura es una excelente manera de nutrirlo e hidratarlo.

Si llevas rastas, es recomendado utilizar la manteca de karité pura con el fin de hidratar y nutrir tu cabello, sin desmelenarlo.

  • 3) Para el cuerpo

En general la manteca de karité pura se emplea para hidratar las zonas más secas del cuerpo:

  • – Los brazos y las piernas (es ideal tras la depilación).
  • – Los manos y las uñas.
  • – La cadera, nalgas, pecho y vientre (atenúa y evita las estrías, ideal antes y después del embarazo).
  • – El culito del bebé (evita las irritaciones ocasionadas por los pañales).

¡La manteca de karité ya no tiene ningún secreto para ti!

Para multiplicar los beneficios de la manteca de karité pura puedes optar por algunas mezclas con aceites vegetales, como por ejemplo:

  • – La manteca de karité con rosa mosqueta: antiarrugas, antiestrías, hidratante.
  • – La manteca de karité con argán: antiedad, antiarrugas, hidratante.
  • – La manteca de karité con aceite de oliva: antiestrías, hidratante, antiedad.
  • – La manteca de karité con lavanda: antiestrías, hidratante, antiedad.
  • – La manteca de karité con sésamo: antiedad, antiarrugas, antiestrías.

Qué es la manteca de karité

Recientemente hemos incorporado a algunas de nuestras formulaciones la manteca de karité. Es una grasa de origen vegetal que se usa tanto para cocinar como en productos cosméticos. En su uso cosmético nos parece un ingrediente muy beneficioso por todas las propiedades que aporta a nuestra cosmética bio, y hoy os queremos hablar en detalle sobre él.

El origen de la manteca de karité

Esta manteca procede del árbol karité o Vitellaria paradoxa, propio de la sabana africana. Karité significa árbol de mantequilla. Es un árbol muy bonito y frondoso que por su forma y sus frutos nos recuerda a nuestros queridos olivos, hasta en la hoja larga y delgada, que en este caso es con bordes ondulados, muy exótica. El karité puede llegar a medir 15 metros de altura y un metro de diámetro, y es muy longevo, pudiendo vivir hasta 3 siglos.

El fruto del karité son unas drupas muy similares en forma a la aceituna, pero cubiertas de una cáscara fina tipo avellana. En África, sin embargo, las conocen como nueces, y las cosechan de mediados de junio a mediados de septiembre. Una vez recolectadas, se retiran las cáscaras para dejar solo el interior o la almendra, como la denominan allí. Se lavan bien para eliminar impurezas (arena, polvo, moho…) y se dejan secar para luego extraer la grasa que dará lugar a la manteca.

Hay varios métodos de obtención de la grasa, pero nuestra manteca proviene de una extracción por presión en frío y sin refinar, para garantizar una máxima calidad y efectividad de los principios activos del fruto. Conserva así su color amarillo original, un olor similar al de la nuez y todos sus activos, vitaminas y virtudes, que son muchas.

¿Cuáles son sus propiedades?

La manteca de karité se ha utilizado durante siglos en África por sus propiedades curativas e hidratantes excepcionales. Es muy rica en vitaminas A y E, que ayudan a equilibrar, hidratar y calmar la piel, y vitamina F que ayuda a revitalizar el cabello dañado y la piel. También proporciona una dosis extra de colágeno, que ayuda a luchar contra los típicos signos de envejecimiento como pueden ser las arrugas e imperfecciones en nuestra piel.

Sus principales propiedades son:

REGENERADOR CELULAR | ANTIENVEJECIMIENTO: Es un excelente regenerador celular natural que previene el envejecimiento de la piel y del cabello, gracias a su rica composición llena de vitaminas y minerales muy beneficiosos.

HIDRATANTE Y NUTRITIVA: Es altamente hidratante, además ofrece una nutrición profunda de alta duración con grandes propiedades suavizantes y reestructurantes.

PROTECTOR SOLAR: Es un protector solar natural que protege la piel de las radiaciones UVA y UVB. Protege la piel tanto antes como después de la exposición solar, siendo de gran alivio para las quemaduras solares.

HUMECTANTE Y EMOLIENTE: Gracias a estas propiedades, la manteca de karité protege tu piel de las agresiones ambientales, retiene la humedad evitando la deshidratación de la piel y aporta flexibilidad y elasticidad.

CICATRIZANTE: Sus propiedades suavizantes y reestructurantes otorgan a la manteca de karité su capacidad cicatrizante. Se puede utilizar para reducir arrugas y estrías, pero también en pieles con tendencia a descamarse, en manos agrietadas, en pieles con eccemas y como cicatrizante de heridas.

ANTIINFLAMATORIA: Su acción cicatrizante también se debe a sus propiedades antiinflamatorias, de ahí que resulte efectiva para tratar pieles con eczemas, úlceras, roces, sabañones… También alivia las picaduras de insectos y los moretones.

DESPIGMENTANTE: La manteca de karité sin refinar tiene también una acción despigmentante, por lo que contribuye a suavizar manchas de la piel.

RELAJANTE: Por su suave textura relaja y refresca la piel, lo que resulta un producto ideal para hacer masajes relajantes o para después del afeitado, calmando la piel irritada.

La manteca de karité tiene una textura sólida tipo mantequilla que, al entrar en contacto con el calor corporal, se convierte en aceite, siendo así un producto muy sencillo y agradable de aplicar en cualquier parte del cuerpo. Por tanto es perfecta para nuestros bálsamos, una forma de hidratación totalmente natural y apropiada para todo tipo de pieles: normales, sensibles, maduras, agrietadas…. No dudes en probar su eficacia a través de las nuevas formulaciones de nuestra cosmética bio al aceite de oliva.

Manteca de karité: por qué sirve como hidratante y antiarrugas y cómo hacerla en tu casa

Karité Crédito: La llaman el oro africano, al usar productos que la contienen, además de sumar belleza a tu piel estás colaborando a mejorar la calidad de vida de las mujeres que la producen Daniela Chueke Perles SEGUIR Comentar (0) Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 21 de marzo de 2018 • 12:39

La manteca de karité es un producto de belleza natural y ancestral, una especie de comodín para tener a mano en toda ocasión. Si los labios están secos … karité. Una paspadura o un raspón de un chico … karité. El pelo con friz o puntas resecas… karité. Al instante ves la diferencia. Es como si todo reviviera al simple contacto con una crema o un aceite que contenga este ingrediente.

La manteca, se extrae de las nueces de karité, el fruto de un árbol que crece en las sabanas de África occidental. Aunque es un producto comestible, es principalmente conocido por sus propiedades cosméticas, hidratantes, regeneradoras y suavizantes para la piel.

Es rica en ácidos grasos, vitaminas A, D, E, F pero también látex y lípidos insaponificables (que no se diluyen con el agua). Este producto de belleza es una especie de panacea para la piel y, también, para el pelo.

Hay verdaderas fanáticas de este ingrediente que, en inglés, se llama «shea butter». Tenelo en cuenta por si viajás. Muchas líneas cosméticas lo están incorporando en distintas versiones: mantecas corporales, barras labiales, aceites para masajes, combinado con argán o coco para el cabello. Es un ingrediente cada vez más común en cremas para manos y uñas, para los pies, en fin, para todo, ya que hasta hay aceites de baño para que puedas cubrir todo el cuerpo con este verdadero milagro de la naturaleza transformado en cosméticos que para muchas son verdaderos objetos de culto.

Hidratante, regeneradora y antiarrugas

La manteca de Karite tiene múltiples indicaciones cosméticas debido a que posee numerosas propiedades reparadoras, además de suavizar la piel, le aporta flexibilidad y la hidrata en profundidad. Es rica en vitamina A, D, E y F.

El uso continuado de manteca de karité tiene efectos preventivos contra el envejecimiento de la piel. La manteca de karité actúa recubriendo la piel con una película invisible que evita la deshidratación y la protege de las agresiones externas, como el sol, el viento o los cambios bruscos de temperatura. Es muy eficiente en la regeneración de los tejidos y calma las pieles irritadas.

También ayuda a mantener la elasticidad y la flexibilidad de la piel estimulando la producción de colágeno, gracias a sus ácidos grasos y a la vitamina F. Reduce y retrasa la aparición de arrugas.

Cuando usar la manteca de karité

Karité Crédito:

En el embarazo y lactancia: durante el embarazo previene la aparición y la formación de estrías. Durante la lactancia previene la formación de grietas en el pecho y protege al bebé de enrojecimientos de la piel por la fricción de los pañales

En labios, nariz y cuerpo: es muy útil para tratar los labios resecos por el frío, a los que aporta un brillo natural, también para la nariz irritada por las alergias o los resfriados. Podemos utilizarla para dar a nuestra piel un efecto satinado, terso, hidratado y suave.

En el cabello: lo protege del daño solar, al ejercer u efecto protector y regenerador de este, restaurando la estructura capilar, aportando brillo, suavidad y volumen.

En pieles muy delicadas: destaca por su intenso y duradero poder hidratante sobre el rostro y el cuerpo. Mejora la elasticidad de la piel por sus propiedades nutritivas y su alto contenido en vitamina F, componente vital de las membranas celulares.

Pieles rojizas o alérgicas: es un anti-irritante por excelencia, lo que convendrá a las pieles que enrojecen con facilidad, con tendencia alérgica y para los que están mucho tiempo acostados, previniendo la aparición de llagas.

Aunque no tiene efectos adversos, la aplicación en condiciones que van más allá del uso cosmético habitual (sequedad, prevención) tiene que ser indicada por un profesional que haya hecho el diagnóstico el estado de la piel y su tratamiento correspondiente. Esto es especialmente importante en los casos de alergias, rosáceas o durante el embarazo y la lactancia.

En primera persona: viaje a Africa, el origen del karité

Por María Grebol, esteticista y maquilladora.

Un viaje a la cuna del karité: Africa Crédito: Gentileza María Grebol

«Me enamoré del karité desde el día en que lo descubrí y lo incorporé a mi linea de productos de cuidado para la piel. Me gusta mucho viajar y en uno de mis viajes descubrí que ese fruto es el producto más regenerador de la piel. Y me llamó la atención cuando me enteré que el 80 por ciento de las mujeres del oeste de Africa salen de la condición de pobreza gracias a la recolección de este fruto. Después viajé a Africa donde conocí cómo se recolecta y cómo se elabora la manteca. La única forma de extraer el karité es manual, es completamente artesanal, con lo cual si bien hoy este ingrediente ya se usa por las grandes multinacionales, el proceso de extracción y de elaboración de la mantequilla sigue siendo artesanal. Hay un montón de cooperativas de mujeres que se dedican a esta actividad económica, que les permite salir de la condición de pobreza, mayormente en Burkina Fasso, Costa de Marfil y Uganda, que son los mayores productores. Es bueno ser conscientes de esto. Yo tuve la suerte de verlo in situ, en el viaje que hicimos con la cosmetóloga de mi empresa, donde convivimos con la tribu massai mara, estuvimos en Kenia, en Tanzania y aprendimos muchísimo, en miles de sentidos».

DIY: hacé vos misma tus productos con karité

Manteca de karité pura Crédito: Latinstock

En mercadolibre te venden la manteca por kilo. Con esa base podés hacer tus propios productos caseros.

Máscara facial con palta. Mezclá puré de palta con manteca de karité en partes iguales y batilo hasta que quede una masa lo más homogénea posible (si hay grumos no pasa nada). Aplicalo en el rostro limpio. Es un shock hidratante para cuando la piel está muy seca, tirante o se ve muy opaca.

Crema facial con aceite de coco. Con más aceite de coco que manteca de karité te queda una crema emoliente para el rostro. Pero si usás más karité que coco, conseguís una máscara regeneradora de la piel, con efecto antistréss, ideal para la mañana después de una noche agitada.

Baño capilar:aplicá la manteca pura sobre el cabello húmedo, de medios a puntas, y dejarla la mayor cantidad de tiempo que puedas. Después enjuaga con mucha agua y vas a ver cómo el pelo que estaba deslucido recobra todo su brillo.

Potenciador del acondicionador de pelo: agregale dos cucharaditas de manteca derretida de karité (solo entibiala, que no hierva) a tu enjuague y usalo como hacés siempre. Va a ir regenerando y protegiendo.

¿Conocías este producto? ¿Lo vas a adoptar? También fijate: ¿Sin tiempo para ir a la pelu? Trucos para teñirte en tu casa y Aceites esenciales y fijos: para qué sirven y cuáles no te pueden faltar

Expertos consultados: Dr. Diego R. Silva, médico dermatólogo del Sanatorio Finochietto (MN 111538), María Grebol, directora artística regional de Max Factor y creadora del estudio de cuidados de la piel y maquillaje María Grebol Make Up Studio, @mariagrebolmakeup

Por: Daniela Chueke Perles ADEMÁS ¿Te gustó esta nota?

La manteca de karité es un producto natural que cada vez más se emplea en el mundo del cuidado corporal y de la cosmética. ¡Y no nos sorprende! Es un gran regenerador celular que puede ser aplicado en cualquier parte del cuerpo. En un primer momento, su textura es como si fuera cera, pero al estar en contacto con el cuerpo se convierte en un aceite, siendo un producto muy agradable y fácil de aplicar. Además, nos aporta un gran número de beneficios para nuestra piel gracias a su rica composición llena de vitaminas y minerales. Si quieres saber más sobre sus propiedades y cuáles son algunos de los productos con este maravilloso componente, quédate y descúbrelos.

Los beneficios de la manteca de karité para tu piel

  1. Tiene un gran poder de hidratación y nutrición que mejora la elasticidad de la piel, a la vez que la repara y la regenera gracias a su contenido en vitamina F. Además, es un excelente agente curativo y eficaz contra quemaduras y cicatrices debido a sus vitaminas A,D,E y F.
  2. Sus propiedades antiinflamatorias alivian el dolor debido a la artritis y al reumatismo. También puede actuar como descongestionante nasal si lo aplicamos en la parte inferior de las fosas nasales.
  3. ¡Ideal para el cabello! Se puede usar en el cabello para aportar un extra de hidratación y protección del sol. Con su aplicación (tanto en húmedo como mojado), nuestro pelo lucirá más brillante, suave y voluminoso.
  4. Es un gran protector. La manteca de karité nos protege del sol y nos previene contra posibles quemaduras solares, ya que recubre la piel con una película invisible. Además, también nos protege contra el frío, es muy efectiva para evitar el frío o humedad en las manos y en los labios.
  5. Trata los problemas de estrías, arrugas, manos o talones secos o ásperos, incluso de acné.

Los mejores productos con manteca de karité

  1. Si tu piel ha perdido elasticidad o suavidad, existe una crema reafirmante de Pranarôm con manteca de karité que posee propiedades beneficiosas tanto para la piel como para el cabello, proporcionando elasticidad para el cabello seco y dañado, y para el cuerpo suavidad y ayuda en casos de estrías.
  2. Una mascarilla ideal para el cabello con este componente es la de Th Pharma. Gracias a la leche de macadamia y a la manteca de karité te deja un pelo de lo más brillante, sedoso e hidratado. ¡Pruébala y luce pelazo!
  3. ¡Para unas manos perfectas! La crema de manos con manteca de karité de L’Occitane nutre en profundidad la piel de las manos y combate la sequedad y grietas de la piel. Posee una textura de fácil absorción y está recomendada para toda la familia. Además de este componente, también contiene extractos de miel, de almendra y de nuez de coco. ¡Te dejará unas manos súper suaves y lisas!
  4. Existe un jabón facial cremoso con Karité y miel ideal para la limpieza diaria del rostro. Su combinación de ingredientes como el Aceite de Coco, el Aceite de Oliva, la Manteca de Karité y el Extracto de Miel, proporcionan una limpieza delicada que deja la piel muy hidratada y suavizada. Además, su composición hace que este jabón sea apto para el cuidado de todo tipo de pieles tanto en hombres como en mujeres. El aceite de coco combate signos del envejecimiento como las estrías, nutre y restaura la piel. El aceite de oliva da elasticidad a la dermis y tiene un alto contenido en antioxidantes que ayuda a reparar las células cutáneas. Y nuestro ingrediente estrella, la manteca de karité combate el envejecimiento cutáneo estimulando el metabolismo celular y previene la aparición de arrugas. ¡Lo tiene todo para dejar un cutis perfecto!

otros productos recomendados

Valoración post

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Para empezar este post os diré, que a modo personal, la manteca de karité es uno de los productos para el cuidado de la piel y del cabello más fascinantes que he visto. Y esto se debe a sus numerosas propiedades, a sus increíbles beneficios y a la gran cantidad de usos que le puedes dar. La manteca de karité además es muy económica y nada tiene que envidiarle a muchas de las cremas que encontraréis en el mercado.

Historia de la Manteca de Karité

El karité es un árbol que crece en la sabana africana. Puede llegar a medir 15 metros de altura, su diámetro puede alcanzar tranquilamente 1 metro y puede vivir hasta 3 siglos.

El nombre de “karité” significa “árbol de mantequilla”. De hecho, las poblaciones africanas de las sabanas, desde tiempos inmemoriales, cocinan la pulpa y la cáscara del karité, con la que elaboran precisamente eso, mantequilla, que después utilizan como condimento para elaborar sus recetas tradicionales.

En Europa se utiliza más para elaborar diferentes cosméticos. Esto se debe a su riqueza en vitaminas y otras sustancias nutritivas que aportan a la manteca de karité numerosos beneficios para el cuidado de la piel y del cabello.

Manteca de karité, un producto 100% puro

La manteca de karité se obtiene del fruto del árbol, seguidamente son descascaradas, se dejan secar al sol y posteriormente pasan por un proceso de prensado en frío, del cual se obtiene una manteca de color marfil, muy rica en nutrientes y vitaminas, ideal tanto para la cocina como para utilizar en la rutina de belleza

Tras un largo procedimiento en el que las nueces son descascaradas, secadas, aplastadas y hervidas, entre otras cosas, se obtiene una manteca de color blanco o marfil, muy rica en nutrientes y vitaminas, e ideal para ser utilizada en la rutina de belleza.

A la hora de comprarla has de tener en cuenta que es un producto 100% natural y puro. No lleva ningún otro componente, ni aditivos, ni conservantes. Algo en lo que os podéis fijar, es en su INCI (ingredientes) en la etiqueta del producto. Sabréis que es auténtica si en el etiquetado del producto cosmético está escrito Butyrospermum parkii, que es su nombre botánico y sobretodo fijaros en que lleve la certificación correspondiente que acredite que proviene de la agricultura ecológica.

Diferencias entre la manteca de karité refinada y sin refinar

La manteca de karité la podemos encontrar refinada o sin refinar. La diferencia entre una y otra es una pregunta que se suele presentar habitualmente. Diferenciar entre una u otra es muy fácil.

Manteca de karité sin refinar

Hablamos de una manteca 100% pura, cruda, natural, sin tratar. No ha pasado por ningún proceso de refinado y no se le ha añadido ningún aditivo, ni conservante que modifique sus propiedades.

Esta manteca al no estar refinada, presenta todas sus propiedades completas. Es de un color amarillento que en algunos casos puede ser gris. Normalmente en las marcas más comerciales se retira para darle un aspecto más atractivo. Este color se debe a su alto contenido en vitamina A, vitaminas que al refinarla desaparecen en gran medida. El olor fuerte de la manteca sin refinar también es muy característico, que no gusta a todo el mundo.

Manteca de karité refinada

La manteca de karité refinada pasa por un proceso de elaboración para cambiarle el color y eliminar su olor natural característico. Esto hace que se alteren algunas de sus propiedades, no todas, y no por ser tratada deja de ser un producto altamente beneficioso.

La manteca refinada se produce calentando las nueces a temperaturas más elevadas con el uso de hexano, que puede ayudar a extraer más grasas de la nuez, a blanquearla y a quitarle casi todo el olor. Como resultado, la manteca de karité procesada es más blanca, sin olor y tiene una textura más lisa y sedosa que la sin procesar.

Aún después de haber pasado un proceso de refinación, se le atribuyen propiedades hidratantes, acondicionadoras, fotoprotectoras y antiinflamatorias muy beneficiosas para la piel.

La manteca de karité refinada es la que se suele utilizar en la elaboración de cosméticos.

Seguramente ya habréis oído hablar de las maravillosas propiedades de este producto y también habréis podido probarla en más de un cosmético para el cuidado de la piel o del cabello. Su uso ha aumentado considerablemente en la elaboración de numerosos cosméticos y viendo sus beneficios no es de extrañar que cada vez más consumidoras busquen este “oro de las mujeres” en sus cuidados de belleza diarios.

Propiedades y beneficios de la manteca de karité

  • Regenerador celular | Antiaging: Es un excelente regenerador celular natural que previene el envejecimiento de la piel y del cabello.
  • Hidratante y nutritiva: Es altamente hidratante, además ofrece una nutrición profunda de alta duración con grandes propiedades suavizantes y reestructurantes.
  • Protector solar: La manteca de karité también es un protector solar natural que protege la piel de las radiaciones UVA y UVB. Protege la piel tanto antes como después de la exposición solar. También alivia las quemaduras solares.
  • Humectante y emoliente: gracias a estas propiedades, la manteca de karité protege tu piel de las agresiones ambientales, retiene la humedad evitando la deshidratación de la piel, y aporta flexibilidad y elasticidad.
  • Para todas las pieles: es eficaz en todo tipo de pieles: pieles normales, maduras, agrietadas…. Especialmente para las pieles secas gracias a su alto contenido den insaponificables.
  • Cicatrizante: sus propiedades suavizantes y reestructurantes otorgan a la manteca de karité su capacidad cicatrizantes. Se puede utilizar para reducir arrugas y estrías, pero también en pieles con tendencia a descamarse, en manos agrietadas, en pieles con eccemas y como cicatrizante de heridas.
  • Antiinflamatoria: su acción cicatrizante también se debe a sus propiedades antiinflamatorias, de ahí que resulte efectiva para tratar pieles con eczemas, con úlceras, escamosas y agrietadas. También alivia las picaduras de insectos.
  • Despigmentante: la manteca de karité sin refinar, tiene también una acción despigmentante.
  • Relajante: relaja y refresca la piel, lo que resulta un producto ideal para hacer masajes relajantes.

Diferentes usos de la manteca de karité

  • Cicatrizante: es un excelente y eficaz agente curativo para moratones, cicatrices y quemaduras.
  • Antiinflamatorio: alivia el dolor causado por reumatismo y artritis.
  • Descongestionante: descongestiona las fosas nasales aplicándola en la parte inferior de la nariz.
  • Regeneradora y reparadora: repara la dermis en casos de pieles secas, eczemas, daños por factores ambientales, quemaduras solares, post-depilatorio, post-afeitado, etc..
  • Hidratante y nutritiva: hidrata en profundidad, nutre y mejora la elasticidad de la piel.
  • Pieles sensibles: sus propiedades anti-irritantes son muy útiles para el cuidado de las pieles sensibles y delicadas. También es útil para tratar rozaduras y rojeces.
  • Cuidado capilar: utilizarla como mascarilla capilar aporta al cabello un extra de hidratación, protección y además volumen, suavidad y brillo. Previene también la rotura de las puntas y se puede aplicar con el cabello seco o mojado.
  • No Comedogénica: no obstruye los poros, por lo que también es de gran utilidad para hidratar las pieles con acné.
  • Protector solar: es un protector solar natural. Protege y previene contra posibles quemaduras solares y al ser emoliente evita la deshidratación de la piel. Ideal para utilizar como complemento de tu fotoprotector habitual.
  • Frío, viento y humedad: Si tus manos con el frío se resecan, se agrietan, con la manteca de karité no tendrás que sufrir este problema. También para aquellas zonas del cuerpo que se resientan por las inclemencias del tiempo (rostro, labios…)
  • Antiarrugas: un excelente antiaging, evita la aparición de arrugas y las previene.
  • Fortalecedor de uñas: fortalece las uñas, previene roturas y les aporta brillo.
  • Zonas rebeldes: proporciona elasticidad, hidratación y suavidad en codos, rodillas, dedos de los pies y talones. Suaviza y repara las callosidades.
  • Embarazo y lactancia: recomendada para prevenir estrías, para eliminarlas y también para las grietas en el pecho ocasionadas por la lactancia. También evita o mejora las rozaduras provocadas por el pañal.
  • Masaje: la manteca de karité es un excelente aceite de masaje cuyos efectos puedes potenciar con el aceite esencial que más te guste.
  • Deporte: favorece la recuperación muscular tras el ejercio.
  • Baño: puedes disfrutar de un baño relajante añadiendo una cucharada a la bañera.
  • Contorno de ojos: combinada con aceite de rosa mosqueta, tendrás un excelente contorno de ojos.

La manteca de karité se funde a 28º, aunque para utilizarla basta con poner un poquito en las manos y frotarla con los dedos para que se funda. Una vez fundida se puede aplicar directamente sobre la piel y sobre el cabello.

¿Habíais imaginado que un solo producto que además es 100% natural y económico, pudiera aportar tantos beneficios?

Manteca de karité: tu gran remedio de belleza para todo

La manteca de karité es un producto natural elaborado a base de las nueces que produce el árbol del mismo nombre (Karité), que crece en el oeste y una parte central de África. Contiene muchas propiedades beneficiosas que podemos aprovechar al cien por cien, gracias a que es totalmente natural. Durante siglos ha sido valorada por sus capacidades hidratantes y versatilidad, ya que es aplicable a diferentes partes del cuerpo como remedio de belleza.

Un producto con diferentes usos, ¿qué más se podría pedir? La mayoría de los cosméticos tienen una función específica, pero la manteca de karité tiene muchas más. Pues además de su infinidad de usos, tiene una gran poder hidratante, nutritivo, emoliente y regenerador. Por algo es conocido como «el oro de las mujeres en África».

¿Cómo se elabora?

La manteca de karité se obtiene de forma artesanal, mediante una práctica considerada un ritual, cuyo conocimiento se transmite de madres a hijas. El primer paso es recolectar los frutos y secar las nueces, tostarlas y molerlas. Después de este proceso, se obtiene un líquido de color oscuro que se bate a mano durante varias sesiones, en las que se va desechando el líquido hasta conseguir una pasta homogénea y compacta de un suave color marfil.

La producción de manteca de karité ha estado ligada, por tradición, a la vida de la mujer africana. Importante fuente de economía, bienestar y salud, este cosmético natural lo usan mujeres y niños en África, sobre todo, para protegerse la piel y el cabello del sol abrasador. Sin embargo, sus propiedades excepcionales han traspasado fronteras y lo han convertido en un ingrediente muy apreciado en la cosmética europea e, incluso, en la alimentación.

Los grandes beneficios de la manteca de karité

La manteca que se obtiene a partir de los frutos del árbol de karité (Vitellaria paradoxa) esconde grandes secretos de belleza: soluciones para la piel, el cabello, las manos, los labios… ¡Qué poderío!

Remedios para la piel

Es un producto con un alto contenido en ácidos grasos esenciales (palmítico, láurico y linoleico), los cuales estimulan la circulación y crean una capa lipídica que ralentiza la pérdida transepidérmica de agua. Por lo que mejoran la elasticidad y la tersura de la piel.

Además, la textura grasa de este tipo de manteca es de gran utilidad a la hora de protegerse de agresiones ambientales derivadas, por ejemplo, de las radiaciones ultravioleta, la contaminación o el frío. Estas grasas de origen vegetal son ricas también en nutrientes como las vitaminas A y E, antioxidantes naturales que tienen capacidad de contrarrestar la actividad de los radicales libres, una de las causas del envejecimiento prematuro de los tejidos cutáneos.

Bálsamo labial

El ácido cinámico de este tesoro de la naturaleza protege los labios contra los elementos externos y tóxicos. Entre sus beneficios, la manteca de karité está indicada para ayudar a calmar, reparar y regenerar los tejidos gracias a sus vitaminas A, D, E y F.

Es sencillo y posible realizar en casa un bálsamo labial de karité para curar los labios agrietados, sabiendo además que el producto final estará libre de cualquier químico o aditivo. Para ello, empieza derritiendo en una cazuela la manteca de karité, cera de abejas y aceite dulce de almendras. Después mezcla los ingredientes y añade el aceite de una cápsula de vitamina E -este conservante natural es muy nutritivo para los labios secos-.

A continuación, llega el momento de elegir el sabor para la crema de labios. Los aceites esenciales de menta y naranja casan bien con la manteca de karité. Si te decides por uno de ellos, usa una o dos gotas de aceites de grado puro para la mezcla. Si prefieres un sabor más dulce, agrega un cuarto de una cucharadita de miel. Funde todos los ingredientes y rellena con el resultado alguno de tus frascos vacíos. Déjalo enfriar tres horas a temperatura ambiente y disfruta de tu propia crema de labios.

Protector corporal

Gracias a su poder emoliente e hidratante, calma la piel de nuestro cuerpo y acaba con la sequedad. Y su alto contenido en vitamina F, permite incrementar la elasticidad de la piel.

También puede prevenir la aparición de estrías durante el embarazo y las grietas que surgen en los pezones a raíz de la lactancia. Asimismo, su poder antiinflamatorio permite suavizar la rojez de las quemaduras leves y calmar las molestias que ocasionan.

Hidratante de manos

Su alto poder de hidratación la convierte en la mejor alternativa para cuidar tus manos. Las nutre y las repara rápidamente devolviéndoles la suavidad, acaba con la rojez provocada por la resequedad y con el dolor que sentimos cuando las tenemos cortadas por el frío.

Si quieres también puedes probar a aplicártela en los codos, las rodillas y en los talones, así conseguirás el mismo efecto y mejorarás la apariencia de estas partes del cuerpo.

Recupera la vitalidad del cabello

¿Tienes el pelo seco, apagado o encrespado? La manteca hidrata el cabello en profundidad y lo protege de las agresiones solares. Puedes utilizarla como champú o mascarilla, en el segundo caso déjala reposar durante 20 minutos antes de proceder al aclarado. Su aplicación permite recuperar el volumen, el brillo y la suavidad del cabello.

Aunque este año el frío se ha resistido, parece que, con la llegada de noviembre, ha entrado de lleno en nuestros hogares. Muchas veces hablamos acerca de cómo prevenir o curar los resfriados en esta época de cambios de temperatura; también recomendamos aquellos alimentos que puedan nutrirnos y reconfortarnos. Sin embargo, muchas veces olvidamos otro cuidado mucho más externo: la protección de la piel.

Con la exposición al frío y la intensa humedad es muy común que aparezcan rojeces y sabañones en las manos u otras partes más sensibles del cuerpo que puedan requerir un extra de protección y que muchas veces pasamos por alto; como las orejas, por ejemplo.

Una manera de proteger y a la vez nutrir la piel de forma natural es a través de la manteca de karité, un producto natural cada vez más habitual en el cuidado corporal y la cosmética que ha sido muy utilizado a lo largo de los siglos en África gracias a sus excelentes propiedades curativas e hidratantes.

Se dice que Cleopatra usaba la leche para sus baños con tal de potenciar su belleza, pero lo que no se sabe es que en Egipto llegaban caravanas repletas de vasijas con manteca de karité para el cuidado de su piel.

¿Cómo obtenemos la manteca de karité?

La manteca de karité la podemos encontrar en el mercado de diversas formas, ya sea como un ingrediente más de una larga lista de productos de cosmética; bien comprando la manteca refinada, con menos propiedades y beneficios; o decantándonos por la mejor opción: la manteca pura como tal. Visualmente presenta una textura de cera, pero en contacto con el calor corporal se transforma en un aceite hidratante y es fácil de aplicar.

Ètik Mundi es una marca nacida alrededor de los valores de la sostenibilidad y el comercio justo y su nueva gama está basada en la manteca de karité 100% pura, cruda y sin refinar. Es originaria de Ghana y la historia sostenible de su producción es su mayor activo, ya que proporciona a las mujeres el único ingreso seguro para su familia. Ellas son las encargadas de cosechar, limpiar y prensar las nueces de karité para venderlas; se trata de una materia prima que ha tenido un impacto positivo y muy significativo en distintas comunidades de Ghana y que ha brindado una infraestructura sólida de subsistencia.

Asimismo, Ètik Mundi obtiene su manteca de karité de una extracción por presión en frío y sin refinar para garantizar la máxima calidad y efectividad de los principios activos del fruto, con lo que conserva su color amarillo original, un olor similar al de la nuez y todos sus activos, vitaminas y virtudes, que son muchas.

Propiedades y beneficios de la manteca de karité

Además de su capacidad protectora contra el frío, la manteca de karité cruda sin refinar proporciona numerosos beneficios a la piel y el cabello. Es ideal para regenerar y nutrir las pieles secas (cara y cuerpo) y las pieles atópicas y con problemas dérmicos. Es rica en vitamina A, K y E (tocoferoles), que son conservantes naturales y antioxidantes.

Profundicemos en algunas de sus propiedades más significativas:

  • Si buscáis un producto antienvejecimiento, el karité proporciona unos resultados excelentes por su composición rica en vitaminas y minerales. Es muy importante no usar grandes cantidades a nivel facial para no dejar sensación de piel grasa. Solo hay que fundir con el calor corporal una dosis similar a la de una avellana y extender por la zona facial mediante masajes ascendentes.
  • Si lo que buscáis es hidratación y nutrición de efecto prolongado, os recomendamos especialmente la manteca de karité, ya que tiene una gran capacidad de retención de la humedad. Así también conseguiremos una piel más flexible, elástica y un tacto sedoso gracias a su látex natural. Es especialmente eficaz en manos agrietadas, codos, talones, pieles descamadas…
  • Es un potente cicatrizante –por eso también es un buen producto antienvejecimiento–, lo que ayuda a reducir estrías, arrugas e incluso manchas en la piel.
  • Por su composición natural, el karité nos proporciona cierta protección solar – equivalente a un factor 8–, aunque ello no implica que podamos utilizarlo como protector solar para ir a la playa o la montaña. Eso sí, funciona de maravilla como remedio para las quemaduras solares e incluso picaduras de insecto. Además, gracias a su poder antiinflamatorio podemos tratar sin miedo y con excelentes resultados eczemas, úlceras, roces, moratones, sabañones… Sus propiedades calmantes y antiinflamatorias también permiten usarlo después del afeitado o para aliviar pieles irritadas.

¿Cómo hay que usar la manteca de karité?

Al tratarse de un producto tan versátil se puede usar como crema facial de día y noche, como crema corporal, como mascarilla capilar o para nutrir las zonas más secas de la piel.

Su textura sólida tipo mantequilla, permite que, al entrar en contacto con el calor corporal, se convierta en aceite. Ofrece una agradable aplicación en cualquier parte del cuerpo y es perfecta para bálsamos. La manteca de karité llegará a convertirse en uno de vuestros básicos para nutrir el cuerpo, una forma de hidratación totalmente natural y apropiada para todo tipo de pieles.

¡Compra la manteca de karité con descuento!

Si quieres comprar la manteca de karité Etik Mundi ves a la web de Mentabio y aplica el siguientel cupón promocional para conseguir un 15% de descuento: ETIKETS

El Karité y sus beneficios

El karité es un producto natural que nace del Butyrospermum parkii, un árbol de la sabana que crece en el centro y el oeste de África, en países como Nigeria, Senegal o Burkina Faso.

Los frutos que produce este árbol parecen nueces y en su interior se esconden almendras blancas y naturalmente grasas. Cuando estas almendras se manipulan se convierten en una masa amarillenta: la manteca de karité. Cada año, un árbol produce una media de veinte kilos de masa.

Propiedades

Contiene antioxidantes como los tocoferoles (vitamina E) y catequinas (que también se encuentran en el té verde). Se han detectado otros compuestos específicos como alcoholes triterpénicos, cuya propiedad es de reducir la inflamación; ésteres de ácidos cinámicos, que tienen una capacidad limitada de absorber radiación ultravioleta (UV), y lupeol, que impide los efectos del envejecimiento de la piel inhibiendo enzimas que degradan las proteínas de la piel. La manteca de karité también protege la piel estimulando la producción de proteínas estructurales por células dérmicas especializadas.

Se conoce sobre todo a esta grasa por sus propiedades hidratantes por lo que es utilizada en la composición de numerosos preparados de la industria cosmética como la Crema Bio-Hidratante, que además de Karité contiene todas las propiedades del Aloe vera.

La Manteca de Karité a través de la historia

Los africanos, desde tiempos inmemoriales, cocinan la pulpa y la cáscara, según recetas tradicionales de cada región. La grasa de la manteca de karité, que viene de la simiente, es un condimento, como nuestra mantequilla o margarina, utilizada en salsas y frituras.

Prueba de ello es que ha sido mencionada en numerosos documentos africanos a lo largo de su historia o también era muy apreciada por Cleopatra, y es que ya se contaba, que en Egipto llegaban caravanas repletas de vasijas con manteca de karité para el cuidado de su piel e incluso las tumbas de algunos reyes fueron talladas con la madera del árbol que da origen a la manteca y sentido a su nombre , el karité o Vitellaria paradoxa que significa mantequilla, quedando de manifiesto por éstos detalles que la manteca de karité ha sido un pilar fundamental de la farmacología africana.

En Europa, el fruto del árbol de Karité es utilizado para la composición de muchas preparaciones cosméticas, pues esta manteca es muy rica en vitaminas y sustancias nutritivas, teniendo muchas propiedades ya mencionadas.

Los beneficios de la manteca de karité para la piel

Durante el embarazo es muy habitual la aparición de estrías, sobre todo en el abdomen y la cintura como consecuencia del aumento de volumen debido al crecimiento y desarrollo del bebé. También es común que surjan en el pecho debido al crecimiento que los senos sufren cuando se preparan para la producción de leche materna.

La manteca de karité es muy útil a la hora de prevenir las estrías tanto en el embarazo como durante la lactancia.

La manteca de karité ayuda a suavizar y reparar la piel, convirtiéndose en una opción natural excelente a la hora de reducir y tratar las grietas que aparecen sobre la piel. ¿Y cómo ayuda? Devolviendo la elasticidad a las pieles secas.

Por ello también actúa como un maravilloso hidratante natural, evitando la deshidratación al minimizar que el agua salga de la piel conservandola.

Si tienes la piel sensible es bastante probable que ya te hayas percatado que no todos los cosméticos y productos –incluso aunque sean naturales- le sientan bien a tu piel. Sorprendentemente la manteca de karité es útil para pieles muy delicadas, aportando una excelente cualidad hidratante tanto de la piel del rostro como del cuerpo.

Destaca por su altísimo contenido en vitamina F, la cual se convierte en un componente ciertamente vital de las membranas celulares.

Por su alto contenido en nutrientes esenciales la manteca de karité ayuda a prevenir y a tratar el envejecimiento de la piel, especialmente cuando ese envejecimiento es prematuro, gracias a que estimula el metabolismo de las células cutáneas previniendo la aparición de arrugas.

Dado que la manteca de karité es útil y beneficiosa para la piel seca también se convierte en una solución natural excelente para hidratar los labios resecos, especialmente cuando esta sequedad ha sido causada por el frío.

Aunque tradicionalmente la manteca de karité ha sido utilizada sobre la piel por sus distintas cualidades, ¿sabías que también es útil para el pelo y para el cuero cabelludo?. Ayuda a proteger el cabello del daño solar ejerciendo un efecto protector.

Pero sus beneficios no acaban aquí, dado que regenera el cabello restaurando la estructura capilar, aportándole brillo, volumen y una maravillosa suavidad.

Además de los beneficios mencionados en las líneas anteriores, también aporta las siguientes propiedades:

– Eritemas solares: ayuda a proteger la piel contra los eritemas solares, que consisten en la inflamación de la piel que ocasiona la aparición de manchas rojas.

– Cicatrizante: actúa como cicatrizante de las heridas, sobre todo cuando éstas son pequeñas y no son profundas.

– Manos secas y agrietadas: puede actuar de forma muy beneficiosa como crema para las manos, siendo ideal para tratar las grietas en las manos y también la sequedad de la piel.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *