0

Manzanilla en el embarazo

La alimentación durante la gestación es clave para poder tener un embarazo saludable. Para ello, se debe adoptar una dieta equilibrada y variada, que aporte los suficientes nutrientes y vitaminas para satisfacer las necesidades del feto y las de la futura mamá. Hay ciertos alimentos que se recomienda no consumir o moderar su ingesta (verdura cruda, pescado, embutidos…) por la toxoplasmosis. Pero, ¿sabes que existen infusiones que podrían ser perjudiciales durante el embarazo?

Infusiones prohibidas

Aunque creas que las infusiones son totalmente inofensivas por ser naturales, existen algunas que por sus componentes no son recomendables durante el embarazo. He aquí las menos convenientes:

  1. Hierba luisa. Entre las propiedades de la hierba luisa se encuentra la estimulación del útero, por lo cual, queda prohibida tomártela si estás embarazada.
  2. Salvia. La salvia contiene una sustancia tóxica llamada tujona relacionada con el incremento de la presión arterial y los abortos.
  3. Anís. Al igual que la hierba luisa, el anís no es recomendado durante el embarazo por sus propiedades abortivas.
  4. Poleo-menta. Es la infusión más prohibida de todas, ya que, es una planta abortiva, contiene pulegona y tuyona que activan los músculos uterinos haciendo que se sufran contracciones.
  5. Té gingko biloba. El té, al contener teína, hace que no se absorba muy bien el hierro y el ácido fólico. El té normal no es “prohibido” del todo, pero no es recomendable que tomes más de dos tazas al día.
  6. Eucalipto. El eucalipto se utiliza normalmente para paliar los problemas respiratorios pero durante el embarazo puede provocar náuseas, vómitos o diarrea.
  7. Té de boldo. El boldo tiene una sustancia llamada ascaridol que puede ser dañino para el hígado de tu bebé y además te podría ocasionar contracciones.
  8. Agracejo. La infusión de agracejo está contraindicada para las embarazadas, ya que, posee podría provocar un parto prematuro o aborto espontáneo.

productos recomendados

Infusiones beneficiosas

¿Y ahora? Bien, después de decirte cuáles NO te debes tomar, te recomendaremos las más beneficiosas que puedes consumir tranquilamente durante el embarazo.

  1. Manzanilla. Durante el embarazo es recomendable ingerir infusión de manzanilla debido a sus propiedades digestivas. Entre sus beneficios encontramos la conciliación del sueño, la expulsión de gases, ayuda a las digestiones difíciles y además, es fuente de calcio y magnesio.
  2. Tila. Si durante tu embarazo te cuesta más conciliar el sueño, la tila te ayudará a calmarte y a reducir una posible ansiedad. Además, es buena si tienes dolor de cabeza, estás resfriada o padeces asma.
  3. Té rojo sin teína o noibos. Es una planta de origen sudafricano, que no contiene ni teína ni cafeína, por ello no hay ningún problema en consumirla durante el embarazo. Además, tiene propiedades antihistamínicas, por lo que si sufres de algún tipo de alergia también te será muy recomendable.
  4. Tomillo. Es una de las mejores infusiones para el embarazo porque muchas mujeres embarazadas no se pueden medicar si tienen gripe o sinusitis y el tomillo ayuda a calmar la congestión nasal.
  5. Jengibre. La infusión de jengibre es muy útil para aliviar el malestar estomacal, un síntoma muy común durante el embarazo.
  6. Hojas de frambuesa. Las hojas de frambuesa ayudan a tonificar los músculos del útero preparándolos para el parto. Es recomendable no exceder de ella y evitar tomarla a partir de la semana 38.
  7. Flor de azahar, pasiflora y melisa. Son las mejores infusiones relajantes para las embarazadas. Durante el último trimestre de gestación, entre los nervios del embarazo, cambios de temperatura y hormonales es probable que te cueste dormir bien.

Ahora ya lo sabes, controlar la alimentación de sólidos y líquidos será fundamental para poder disfrutar de un embarazo sin complicaciones. ¡Quizás es un buen momento para descubrir nuevas infusiones!

otros productos recomendados

Preevid

En base a la información consultada, no se considera segura durante el embarazo la utilización de infusiones de manzanilla o poleo (respecto a otro tipo específico de productos herbales se pueden consultar dos páginas web referenciadas a continuación).

En cuanto al uso de tila durante la gestación, los documentos revisados y sitios web consultados no aportan información. La búsqueda en las bases de datos de estudios Medline y Embase y en Google Académico tampoco ha identificado trabajos en los que se evalué su seguridad o describa su utilización en gestantes.

Las guías de práctica clínica sobre los cuidados durante el embarazo(2,3) o sobre la nutrición en la mujer gestante(4,5), y un documento de consenso(6) de reciente publicación no contemplan recomendaciones específicas respecto al consumo de infusiones o suplementos herbales.

La guía de ICSI de 2012(2) recomienda que ya en la visita preconcepcional se indague, entre otros aspectos, sobre el consumo de suplementos herbales y remite a una página web que ofrece a las pacientes una revisión de las implicaciones en el embarazo de los suplementos a base de hierbas más comunes

En este sitio web destacamos que se considera la manzanilla o camomila común (o romana) como un producto herbal inseguro, o probablemente inseguro, durante el embarazo cuando se utiliza vía oral en cantidades medicinales. Por su frecuencia de uso comentamos que también el poleo, vía oral o tópica, se incluye dentro de esta categoría.

El sumario de evidencia de Uptodate(7) sobre la nutrición durante el embarazo revisa la utilización de productos herbales y comenta que son limitados los ensayos aleatorios que evalúan la eficacia y seguridad de los preparados tradicionales a base de hierbas durante el embarazo. Añade que, aunque hay clínicos que sugieren la utilización de estos productos para ayudar a aliviar los síntomas del embarazo (por ejemplo, náuseas), prevenir o tratar las complicaciones obstétricas (por ejemplo, aborto involuntario, parto prematuro, preeclampsia), o madurar el cuello uterino o inducir el parto a término, se recomienda evitarlos en el embarazo. Justifican la recomendación en el hecho de que el usuario no tiene control sobre la intensidad o la pureza de las hierbas individuales; las preparaciones de hierbas pueden interactuar con los fármacos comúnmente recetados y pueden causar efectos secundarios peligrosos; y en que se han descrito casos de efectos potencialmente nocivos para el embarazo.

En otro sumario de evidencia sobre las terapias herbales y los suplementos dietéticos(8), en relación a su uso por mujeres gestantes y en periodo de lactancia, también se indica que son escasos los estudios realizados en animales o humanos sobre su seguridad. En consecuencia, dada la actual escasez de datos para esta población, así como la incertidumbre en la calidad del producto, en las mujeres que están embarazadas, contemplando el embarazo, o están lactando considera debería desaconsejarse, en general, el uso de terapias a base de hierbas (Grado de recomendación 2C: recomendación muy débil; otras alternativas pueden ser igualmente razonables).

En un servicio que ofrece la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. se puede consultar, en castellano, información relacionada con la seguridad de la utilización de determinadas hierbas y suplementos . De forma similar a lo comentado previamente se destaca que, durante el embarazo y la lactancia, la manzanilla romana probablemente no es segura cuando se toma por vía oral en cantidades medicinales y que no hay suficiente información acerca de la seguridad de su aplicación a la piel (en forma de aceite) durante el embarazo. En cuanto al poleo se señala que si se está embarazada o amamantando no es seguro tomarlo por vía oral o aplicarlo a la piel (en forma de aceite).

Las infusiones de hierbas, en general, no contienen cafeína, salvo el té, ya sea negro, verde o rojo, pero su seguridad durante el embarazo no está del todo probada.

A diferencia de los medicamentos, que son investigados en profundidad y en base a esas investigaciones, aprobados o no por la agencia pertinente, las infusiones, o las hierbas medicinales, no lo son, por lo que poco se sabe de los efectos secundarios que pudieran causar.

Qué infusiones pueden o no pueden tomarse durante el embarazo

En el caso de algunas de ellas, como puede ser el de la manzanilla, no hay estudios suficientes en humanos para inclinar la balanza hacia un lado u otro, ni siquiera los escasos que hay en animales, pueden esclarecer este tema, pero dada su historia de uso durante los años, tiende a asumirse que es segura. La manzanilla puede ser útil para mejorar situaciones de insomnio en la embarazada, ya que favorece la relajación.

Otras hierbas, como el aloe vera, el poleo menta, el diente de león, la artemisa, la caléndula o el ginseng, tienen altas posibilidades de ser inseguras en el embarazo, por lo que deben evitarse, ya que el feto puede verse comprometido con la llegada, vía placentaria, de determinadas sustancias. En particular, las hojas de poleo menta, contienen un monoterpeno que se ha relacionado con abortos y con propiedades toxicas a nivel de hígado y riñones, por lo que, aunque su cantidad en infusión es mucho menor que en el aceite esencial, es más seguro evitar su consumo durante el embarazo.

Si son potencialmente seguras las infusiones de jengibre, tomillo, anís, rooibos, o la infusión de hojas de frambuesa. La infusión de ortigas es segura siempre y cuando solo se utilicen las hojas de la planta, y no las raíces. El rooibos tiene gran cantidad de antioxidantes, el jengibre en infusión puede ayudar con las náuseas matinales durante los primeros meses de embarazo y la infusión de hojas de frambuesa puede ayudar a que las contracciones en el parto sean más efectivas, por lo que se recomienda no tomarla hasta la semana 38 de embarazo. La infusión de ortigas es una estupenda fuente de vitaminas y minerales, incluyendo hierro y potasio y vitaminas A, C y K. También tiene efectos estimulantes sobre el útero, por lo que se recomienda no tomarlo durante el primer trimestre y tampoco hacerlo en cantidades muy elevadas durante el segundo.

Sin embargo, no hay estudios que prueben la seguridad de ninguna de ellas al 100%, por lo que, en cualquiera de los casos, convendría reducir su consumo al mínimo.

Efectos del té en embarazadas

En cuanto a los tés, todos contienen cafeína, aproximadamente unos 40-50mg por taza, dependiendo del tiempo de infusión. En general, los resultados de los estudios realizados en mujeres embarazadas concluyen que dosis superiores a 200mg de cafeína diarias aumentan el riesgo de aborto y parto prematuro, por lo que no se recomienda superar esa dosis. Además, la cafeína se procesa en el hígado, por lo que, en el embarazo, cuando éste ya realiza otras funciones indispensables como la endocrina, puede sobrecargarse si se ingieren cantidades superiores. Sin embargo, la cafeína es la primera sustancia en liberarse en los primeros segundos de infusión, por lo que, descartando el agua de la primera infusión, puede minimizarse la cantidad de la misma en el té. Como beneficio, el té contiene polifenoles que previenen las enfermedades cardiovasculares, y antioxidantes que ralentizan el envejecimiento celular y protegen frente a ciertos tipos de cáncer.

Hierbas y El Embarazo

Hierbas y embarazo: Riesgos, Atención y Recomendaciones

Aunque la medicina ha reemplazado los suplementos más naturales con un sustituto sintético, muchos todavía buscan hierbas naturales y vitaminas para proporcionar la nutrición esencial y alivio de molestias comunes para las mujeres embarazadas. Aquí examinamos hierbas en relación con el embarazo.

Muchos herbolarios creen que hierbas son a menudo mejor, más barato y más sano que sus contrapartes médicas. Sin embargo, muchos profesionales médicos no recomiendan remedios herbarios para las mujeres embarazadas ya que la seguridad no ha sido establecida a través de una amplia investigación.

A diferencia de los medicamentos con receta , las hierbas naturales y suplementos vitamínicos no pasan por el mismo proceso de escrutinio y evaluación por parte de La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés). Como resultado, la calidad y la fuerza de un suplemento de hierbas pueden variar entre dos lotes del mismo producto y entre los productos de diferentes fabricantes.

Los consumidores tienen poca manera de saber si un producto va a hacer lo que afirma la etiqueta y qué tan seguro puede ser el producto . La información fiable sobre el producto puede ser difícil de encontrar, lo que hace que la investigación de la eficacia de estos productos más desafiante.

¿Cuáles son los riesgos?

Aunque las hierbas son naturales, no todas las hierbas son seguras para tomar durante el embarazo. La FDA insta a las mujeres embarazadas no tomar ningún producto herbario sin consultar a su médico primero. Las mujeres también se les insta a consultar a un herbolario capacitado y con experiencia ( u otro profesional que está capacitado para trabajar con hierbas ) si quieren tomar hierbas durante el embarazo. Algunos productos a base de hierbas pueden contener agentes que están contraindicados en el embarazo .

Hierbas pueden contener sustancias que pueden causar aborto espontáneo, parto prematuro, contracciones uterinas o lesiones al feto. Se han realizado pocos estudios para medir los efectos de diversas hierbas en las mujeres embarazadas y fetos.

Hierbas de Precaución Durante el Embarazo

Dependiendo de la fuente, alguna información lista una hierba como seguro para consumir durante el embarazo, mientras que otra fuente puede enumerar la hierba misma como insegura. Por lo tanto, es mejor consultar con el médico o alguien entrenado en el uso de hierbas antes de tomar cualquier medicina natural o hierbas durante el embarazo.

Algunas organizaciones que se especializan en hierbas han hecho exhaustivas pruebas sobre su seguridad. A menudo estas organizaciones mostrará una lista de hierbas con sus calificaciones de seguridad para la población en general y para aquellos que están embarazadas o amamantando. Estas calificaciones a menudo pueden ser confuso y difícil de interpretar; por esta razón se recomienda hablar con un profesional que esté familiarizado con el uso de hierbas durante el embarazo.

Una cosa fundamental para entender la clasificación de seguridad es prestar atención para qué tipo de uso es la clasificación. Por ejemplo, la clasificación de Romero se considera probablemente seguro cuando se usa por vía oral en cantidades que se encuentran normalmente en los alimentos. (Romero tiene un reconocido generalmente como seguro (GRAS) en los Estados Unidos).

Pero en el embarazo , el romero se considera que posiblemente inseguro cuando se usa por vía oral en cantidades medicinales . Debido a que el romero puede tener efectos estimulantes del útero y el flujo menstrual , lo mejor es evitar el uso . No hay suficiente información confiable acerca de la seguridad del uso tópico de romero durante el embarazo.1

Este es un excelente ejemplo de cómo el método de uso de la hierba cambia su calificación de seguridad . Sabemos que el romero espolvoreado en su salsa de tomate no es un riesgo para usted y su bebé. Sin embargo, si usted fuera a utilizar el romero en una dosis grande, como la utilizada en cantidades medicinales , podría ser peligroso para su embarazo. Lo mismo ocurre con las hierbas como el ajo , salvia , jengibre y cúrcuma.

Todas estas hierbas podrían ser contraindicada en el embarazo cuando se usa en dosis grandes o concentradas , pero se considera seguro cuando se usa en cantidades que se encuentran en los alimentos. 2

Hierbas para Evitar Durante el Embarazo

Las siguientes hierbas se consideran probablemente Inseguro o inseguro durante el embarazo:

  • Palmito Enano o Palma Enana Americana (Saw Palmetto) – Cuando se utiliza por vía oral, tiene actividad hormonal
  • Sello de Oro (Goldenseal) – Cuando se utiliza por vía oral, puede cruzar la placenta
  • Angelica China (Dong Quai) – Cuando se utiliza por vía oral, debido a efectos relajantes y estimulantes al uterino
  • Efedra o Itamo real (Ephedra) – Cuando se utiliza por vía oral
  • Yohimbe (Yohimbe)– Cuando se utiliza por via oral
  • LaPacho (Pau D’ Arco) – Cuando se utiliza por vía oral en grandes dosis; contraindicado
  • Pasiflora o Pasionaria (Passion Flower) – Cuando se utiliza por via oral
  • Cohosh Negro o Hierba de la cinche (Black Cohosh) – Cuando se utiliza por vía oral en mujeres embarazadas que no están al término
  • Cohosh Azul o (Blue Cohosh) – Cuando se utiliza por vía oral; estimulante uterino y puede inducir el parto
  • Manzanilla Romana (Roman Chamomile) – when used orally in medicinal amounts
  • Poleo de Monte o Poleo (Pennyroyal) – Cuando se utiliza por vía oral o tópica

Hierbas Recomendadas Durante el Embarazo

Dependiendo de qué tipo de proveedor de atención médica que usted ve, él / ella puede recomendar el uso de hierbas para ayudar a promover la salud de su embarazo. Recuerde, nunca trate de auto recetar o diagnosticar con cualquier medicamento , incluyendo hierbas . Porque cada embarazo es diferente, la mejor manera de utilizar hierbas bajo el cuidado de una partera, médico, Herbolario, médico naturista u homeópata.

Al optar a utilizar hierbas durante el embarazo es una decisión personal, pero para asegurar el mejor resultado para usted y su bebé, usted debe estar bien educados sobre los tipos de hierbas , partes de la hierba (raíz , hojas, etc …) y la forma en que podría ser utilizado ( caplet , tónico, té). Las hierbas que se consideran seguros para usar durante el embarazo suelen ser alimentos o tónico de hierbas . Estos se encuentran típicamente en ya sea tableta , té, o en forma de infusión.

Hierbas Comunes Utilizadas en el Embarazo

Las siguientes hierbas han sido calificadas Probablemente seguro o Posiblemente seguro para el uso durante el embarazo:4

  • Zarzamora o Hoja de Frambuesa Roja (Red Raspberry Leaf) – Siendo rico en hierro, esta hierba ha ayudado a tonificar el útero , aumenta la producción de leche , a disminuir las náuseas y aliviar los dolores de parto . Algunos estudios incluso han reportado que el uso de hoja de frambuesa roja durante el embarazo puede reducir las complicaciones y el uso de intervenciones durante el parto.5 Usted puede ver los tés de embarazo que se hacen de hojas de frambuesa roja para ayudar a promover la salud del útero durante el embarazo.(Lea acerca de los tés herbales para más información.) Existe cierta controversia sobre si esto se debe utilizar durante el embarazo o en el segundo y tercer trimestre , por lo que muchos proveedores de atención médica siguen siendo cautelosos y sólo recomiendan el uso que después del primer trimestre .
  • Menta (Peppermint Leaf) – Útil en el alivio de náuseas/náuseas matutinas y la flatulencia
  • Jenjibre (Ginger root) – Ayuda a aliviar las náuseas y el vómito
  • Olmo Rojo o Olmo Americano (Slippery Elm Bark) – (cuando el interior de la corteza se usa por vía oral en cantidades utilizadas en los alimentos) Utiliza para ayudar a aliviar las náuseas, ardor de estómago y las irritaciones vaginales
  • Avena y Paja de Avena (Oats & Oat Straw) – Rich in calcium and magnesium; helps relieve anxiety, restlessness, and irritated skin

Hay una serie de tés de hierbas de embarazo disponibles con muchos de estos ingredientes. Comprar té de embarazo aquí.

Otras hierbas clasificadas Probablemente seguro o Posiblemente seguro:

  • Zaragatona Rubia o Psilio Rubio (Blond Psyllium) – cuando se usa por vía oral y apropiadamente
  • Zaragatona Negra o Psilio Negro (Black Psyllium) – cuando se usa por vía oral con la ingesta de líquidos apropiado
  • Ajo (Garlic) – cuando se usa por vía oral en cantidades que se encuentran comúnmente en los alimentos
  • Aji (Capsicum) (Cayenne, hot pepper) – cuando se utiliza tópicamente y apropiadamente

Las siguientes hierbas han sido clasificadas como tener insuficiente información confiable disponible por la Base de Datos de Medicamentos Naturales (Natural Medicines Database), aunque muchos son recomendados por médicos homeópatas, hierberos y parteras que atienden a mujeres embarazadas.

Más extensa investigación y discusiones con su médico tratante le ayudará a tomar la decisión acerca de qué hierbas son seguras para su uso.

  • Diente de León (Dandelion) – Rico en vitamina A, calcio y hierro; la hoja y la raíz de Diente de León también pueden ayudar a aliviar el edema leve y nutrir el hígado
  • Manzanilla (Chamomile (German)) – Alta en calcio y magnesio; también ayuda con el insomnio y la inflamación de las articulaciones
  • Ortiga (Nettles (Stinging Nettles)) – Alto en vitaminas A, C, K, calcio, potasio y hierro. Utilizado en muchos tés de embarazo porque es un gran tónico del embarazo en todo. Nota sobre la seguridad de las ortigas: la Base de Datos de Medicamentos Naturales le da a las ortigas una calificación de Probable inseguro, a pesar de que se utiliza en incontables tés de embarazo y recomendado por la mayoría de herbolarios y parteras. Esto puede ser depende de que parte de las ortigas es la planta (la raíz o las hojas) y cuánto se utiliza. Según otras fuentes, el uso de ortigas es recomendado durante el embarazo debido a sus beneficios para la salud.6

Otras hierbas populares

Los siguientes hierbas son comúnmente usadas y tienen un grado de seguridad de Posiblemente inseguro si se usa por vía oral. Una vez más, estas son hierbas que usted necesita hacer una investigación más exhaustiva y discutir con su médico antes de usar.

Sus próximos pasos:

  • Suscríbase a la Base de Datos de Medicamentos Naturales para obtener información sobre otras hierbas y medicinas naturales .
  • Encontrar un Herbolario certificado en su área o un Proveedor de attencion médica que trabaja con medicinas naturales.
  • Leer sobre el uso de té de hierbas durante el embarazo.
  • Hable con su partera o médico.
  • Compra un té de embarazo aqui.

Para obtener más información sobre la medicina alternativa y hierbas:

  • Base de Datos de Medicamentos Naturales (Natural Medicines Database) www.naturaldatabase.com
  • Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (National Center for Complementary and Alternative Medicine) or (888) 644-6226
  • HerbMed https://www.herbmed.org/
  • El Consejo Botánico Americano (The American Botanical Council) https://www.herbalgram.org/

Lecturas Recomendadas

Usted puede encontrar los siguientes libros útiles.

Diagnostico de Mama (Mommy Diagnostics) Shonda ParkerEl Embarazo Naturalmente Saludable (The Naturally Healthy Pregnancy) Shonda ParkerMujer Naturalmente Sana (Naturally Healthy Woman) Shonda Parker

Su compra apoya a la Asociación Americana del Embarazo (American Pregnancy Association).

1, 2, 3Base de Datos de Medicamentos Naturales (Natural Medicines Database) https://www.naturaldatabase.com/

4 Serie de salud de la mujer: hierbas de especial interés para las mujeres (Women’s Health Series: Herbs of Special Interest to Women). J Am Pharm Assoc. 40(2):234-242, 2000.

5Zarzamora o Hoja de Frambuesa Roja en el Embarazo (Raspberry leaf in pregnancy): su seguridad y eficacia en el trabajo de parto. J Salud de las Mujeres Parteras (Midwifery Womens Health). 2001 Mar-Apr;46(2):51-9. PMID: 11370690

10 plantas para el embarazo y el parto

En los primeros meses del embarazo o la lactancia no se aconseja tomar ningún remedio herbal sin consejo de un médico o naturista cualificado, pero un suplemento de determinadas plantas en la dieta o las lociones externas pueden aliviar malestares como las náuseas matinales o las varices, y ayudar al cuerpo tras el parto.

10 plantas para el embarazo y parto

Jengibre
Muy efectivo antiemético que alivia los síntomas de náuseas y malestar matutinos. Añadir un par de rodajas de raíz fresca de jengibre a una taza de agua caliente y tomar de vez en cuando a sorbitos.

Manzanilla
Versátil y agradecida hierba de uso cotidiano que calma y relaja los nervios y la digestión. Tomar una taza de infusión para aliviar el malestar matutino, el estrés y la tensión, para relajarse al acostarse así como para facilitar la digestión.

Hamamelis
Hierba refrescante y astringente beneficiosa para las venas. Mojar un disco de algodón en hamamelis destilado y aplicar sobre las piernas hinchadas, varices y hemorroides.

Lavanda
Su aceite esencial calmante y antiinflamatorio ayuda a cicatrizar tras el parto. Añadir 4-5 gotas de aceite de lavanda al agua del baño. Para aliviar la mastitis, poner 3-4 gotas de aceite esencial en agua caliente y aplicar luego en compresas con un paño limpio.

Linaza
Actúa como un laxante suave y lubricante del intestino y es muy rica en ácidos grasos omega, den especial importancia durante el embarazo. Añadir una cucharada a los cereales o muesli del desayuno, aumenta los fluidos y previene el estreñimiento.

Caléndula
Altamente nutritiva y cicatrizante de la piel. Combinar su tintura con al de hipérico y utilizar como loción para limpiar los puntos o desgarros del aprto. Masajear con su aceite macerado la piel durante el embarazo para prevenir la aparición de estrías.

Hipérico
Tiene propiedades antisépticas y analgésicas. Combinar su tintura con al de caléndula y diluir como loción para limpiar puntos y desgarros del parto. También se pueden mojar los pezones agrietados con él, pero hay que limpiar con agua clara antes de amamantar.

Hoja de frambueso
Tónico uterino que ayuda a preparar el cuerpo para el parto. Tomar diariamente en infusión solo en el último trimestre del embarazo. Continuar tomándola durante dos o tres semanas tras el parto para ayudar a contraer la musculatura y aumentar el flujo de leche.

Eneldo
Una infusión de sus semillas es muy aconsejable durante la lactancia puesto que el eneldo alivia los cólicos y gases del bebé. Se puede combinar con semillas de hinojo.

Jazmín
Delicioso y fragante aceite esencial de uso tradicional durante el parto por sus propiedades relajantes y para proporcionar una sensación de calma y seguridad. Diluir en un aceite básico y masajear la parte baja de la espalda.

Plantas medicinales que se pueden consumir estando embarazada

El mundo de las plantas medicinales es amplio y complejo, y la mujer embarazada no tiene por qué renunciar a su consumo, sino dejarse asesorar bien, y elegir aquellas especies exentas de todo riesgo.

Algunas de las plantas de consumo corriente que los expertos no vetan a las embarazadas son las que citamos a continuación:

  • Avena, como tranquilizante, para el insomnio, como aporte vitamínico, ligeramente laxante y como diurética en caso de edemas y retención de líquidos.
  • Manzanilla, en dosis moderadas e informando al pediatra. Como digestiva, para combatir náuseas y espasmos gastrointestinales, y como tranquilizante suave en estados nerviosos.
  • Menta, también en dosis moderadas, para la migraña, las alteraciones gastrointestinales, las náuseas y los vómitos.
  • Frambueso, las hojas, para tonificar y relajar el útero, como antiinflamatorio, diurético y antidiarreico.
  • Melisa, con moderación, es apta para combatir los estados de nervios, el insomnio leve y los desarreglos digestivos.
  • Saúco, flores y hojas, en dosis ponderadas, para afecciones respiratorias y como diurético en caso de edemas y retención de líquidos.
  • Lino, en dosis moderadas y consultando antes al ginecólogo o al pediatra. Destinado a combatir el estreñimiento, un trastorno frecuente en el embarazo.
  • Jengibre, de nuevo con moderación y mejor sólo en los últimos meses de gestación, como un recurso natural contra las náuseas y los vómitos, que suelen hacer su aparición a partir de la cuarta o sexta semana de embarazo.
  • Maíz, los estigmas o barbas, en infusión mixta, para combatir los edemas y la retención de líquidos. En dosis moderadas.
  • Aloe, sólo por vía tópica, para tratar la sequedad de piel, las estrías y la irritación de la piel.
  • Anís verde, con moderación, para combatir la hinchazón abdominal y los gases, así como el mal aliento.
  • Tilo, en infusión, para calmar los nervios y aliviar la jaqueca.
  • Rosal silvestre, los frutos –escaramujos– como aporte vitamínico y para combatir la debilidad y la astenia. Y las hojas, como laxante suave.
  • Ortiga, como remineralizante y vitamínica, en caso de anemia, debilidad, astenia.
  • Caléndula, sólo por vía externa, sobre pieles irritadas, estrías, dermatitis, etcétera.
  • Espino albar, en infusión, para calmar los nervios y las palpitaciones nerviosas.
  • Bardana, con moderación, para tratar infecciones urinarias como la cistitis y para prevenir los edemas y retención de líquidos.
  • Diente de león, en decocción y en alimentación (las hojas), como digestiva, diurética, depurativa, para los edemas y la retención de líquidos.
  • Vid roja, en uso externo o interno, en caso de varices y hemorroides.
  • Hierbaluisa, en infusión, para aliviar la pesadez estomacal y los espasmos gastrointestinales.
  • Llantén mayor, en infusión, extracto, jarabe o tintura, para afecciones y alergias respiratorias. Dosis moderadas.
  • Malva, en infusión o extracto, para los mareos y náuseas, como un laxante suave, y en aplicación tópica sobre pieles irritadas y estrías.
  • Malvavisco, en decocción o jarabe, para afecciones respiratorias y estreñimiento leve.
  • Arándano, las hojas y los frutos como diurético y tónico venoso, para aliviar las varices y hemorroides, para la retención de líquidos, y en uso externo sobre varices, eccemas, granos y dermatitis.

Infusiones aptas para embarazadas

Te ofrecemos algunos ejemplos de infusiones con plantas medicinales que sí puedes tomar aunque estés embarazada:

Digestiva: para aliviar problemas estomacales.

Ingredientes:

Manzanilla, menta, anís verde y flor de azahar.

Preparación:

Separas una cucharada sopera rasa de la mezcla a partes iguales. Calientas el agua y la viertes sobre la planta, depositada previamente en una tetera o similar. Lo tapas y esperas 10 minutos que se infunda.

Dosis:

Dos o tres tazas al día, pero mejor evítala justo antes de ir a acostarte.

Tranquilizante: para combatir los nervios, el insomnio y las palpitaciones nerviosas.

Ingredientes:

Melisa, amapola, espino albar, avena y anís verde.

Preparación:

Infundes una cucharada sopera rasa de la mezcla a partes iguales. Lo dejas en reposo 10 minutos y cuelas.

Dosis:

Dos tazas al día, la última media hora antes de acostarte, si padeces de insomnio.

Antiálgida y antiinflamatoria: para aliviar el dolor de espalda y la jaqueca.

Ingredientes:

Ulmaria, tilo, manzanilla y menta.

Preparación:

Separas una cucharada sopera rasa de la mezcla a partes iguales. Calientes el agua y la viertes sobre la planta, depositada previamente en una tetera o similar. Lo tapas y esperas 10 minutos que se infunda.

Dosis:

Una o dos tazas al día.

Laxante: para aliviar el estreñimiento.

Ingredientes:

Malva, lino, rosal silvestre y menta.

Preparación:

Hierves apenas 1 minuto una cucharada sopera rasa de la mezcla por vaso de agua. Dejas en reposo 10-15 minutos.

Dosis:

Una o dos tazas al día, acompañado de un consumo generoso de agua.

Diurética y depurativa: para la retención de líquidos y los edemas.

Ingredientes:

Diente de león, ortiga, frambueso y barbas de maíz, más un edulcorante natural tipo anís estrellado o estevia.

Preparación:

Hervimos 2-3 minutos una cucharada sopera rasa de la mezcla a partes iguales por vaso de agua. Dejamos en reposo 10 minutos y colamos.

Dosis:

Dos tazas al día, la última a media tarde.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *