0

Manzanilla para bebes blevit

¿Pueden los bebés tomar infusiones para aliviar los gases y los cólicos?

Las infusiones o tisanas son bebidas a base de hierbas que se fabrican dejando determinados vegetales en agua, por lo general caliente, para que las sustancias aromáticas y/o medicinales de la planta pasen al líquido.

Algunas deben hervir como la manzanilla o la hierba luisa.

Otras deben hacerse con agua a menor temperatura como el té.

Desde la antigüedad se conocen plantas que contienen sustancias con acción medicinal.

De hecho, a partir de algunas plantas se han desarrollado medicamentos actuales como la aspirina (procede del sauce) o la digital.

Sin embargo, los medicamentos de las plantas son muy difíciles de dosificar y pueden ser peligrosos para el bebé.

Las infusiones de hierbas que habitualmente se toman en nuestra cultura (manzanilla, poleo, hierba luisa, tila, té,… ) por lo general no lo son.

Pero existen otras en herbolarios cuyo uso debe estar controlado por un experto.

Infusiones para bebés: indicaciones tradicionales e indicaciones médicas

Existen innumerables infusiones a base de plantas. En cada país, cada cultura, se utilizan preferentemente unas u otras.

Cada región ha desarrollado conocimientos reales o de tipo mágico alrededor de las distintas infusiones utilizadas en su cultura.

Para los bebés, en España se han recomendado de forma tradicional dos infusiones:

Posiblemente existan otras muchas infusiones utilizadas de forma local.

No existen evidencias científicas de que una u otra infusión sea eficaz para el manejo de ningún síntoma en los bebés.

Desde el punto de vista médico, estas infusiones en concreto, han sido consideradas inocuas (no todas).

Algunos profesionales las recomiendan activamente y otros se limitan a consentirlas como un «mal menor», menos peligroso que otras sustancias comercializadas, tales como los carminativos, algunos de los cuales contienen sustancias claramente peligrosas como barbitúricos y alcaloides.

Ventajas e inconvenientes de las infusiones para los bebés

Entre las ventajas:

  • Son más inocuas que los carminativos.
  • Algunos bebés se relajan y dejan de llorar (por un rato) cuando toman un poco de agua templada.

Entre los inconvenientes:

  • Las infusiones no tienen ningún valor alimenticio. Así que sustituir una toma de alimento (pecho o biberón) por una de manzanilla para evitar el «empacho» (nadie sabe bien lo que es eso, cada familia lo define de una manera), significa que el bebé hace una toma menos. Posiblemente, el bebé lo intentará compensar a lo largo del día (si le dejan).
  • Si se les añade azúcar o miel acechan algunos peligros. El bebé se aficiona al sabor dulce. Como el niño muestra esa preferencia enseguida, se le siguen dando cosas dulces. El resultado son caries precoces en los dientes de leche. Además, la miel puede transmitir alguna infección intestinal.

5 remedios naturales para los cólicos del lactante

Los cólicos del lactante son motivo de preocupación para muchos padres. Aunque no suelen indicar un trastorno grave, el llanto intenso y prolongado del bebé puede ser angustioso.

A este problema también se le conoce como cólico de los tres meses o cólico de gasesy está descrito como un llanto vigoroso que puede extenderse por más de tres horas al día, tres días a la semana.

Por lo general, empieza cuando el bebé tiene entre dos y tres semanas de edad. Su causa exacta se desconoce, pero se sospecha que es el aire que se va quedando atrapado en la cavidad abdominal.

La mayor parte de las veces desaparece a los 4 o 6 meses de edad; sin embargo, puede ser un inconveniente para bebés un poco mayores.

Por fortuna, hay varios remedios de origen natural cuyas propiedades pueden ayudar a calmar a tu pequeño. Si bien es importante seguir las indicaciones del pediatra, estas soluciones puede ser una gran alternativa.

¡Descúbrelas!

Remedios para los cólicos del lactante

1. Compresas tibias

Uno de los antídotos caseros para asistir a los lactantes en caso de cólicos son las compresas tibias. Su aplicación en la zona abdominal del bebé ayuda a eliminar los gases y tiene un efecto calmante.

¿Qué necesitas?

  • Toalla o paño absorbente
  • Agua tibia (la necesaria)

¿Qué debes hacer?

  • Sumerge una toalla en un recipiente con agua tibia.
  • Pon la toalla en la panza del bebé.
  • Frótala con suaves movimientos circulares durante 3 o 5 minutos.
  • Repite el tratamiento 2 veces al día para ayudar al movimiento de los gases.

Nota: Evita utilizar bolsas calientes o calefacción en los bebés.

2. Infusión de menta

Las hojas de menta tienen propiedades calmantes que resultan útiles para el alivio de los cólico del lactante.

Si bien no es aconsejable emplearlas en exceso o en forma de aceite esencial, su infusión resulta adecuada contra este problema.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de hojas de menta (3 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora las hojas de menta en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida, déjala reposar 20 minutos y fíltrala con un colador.

Modo de uso

  • Dale 2 o 3 cucharadas de infusión al bebé.
  • Repite su uso 2 o 3 veces al día si lo consideras necesario.

Nota: El mentol puede resultar un poco fuerte para los lactantes; por ello, no se debe emplear más menta de lo aconsejado. En caso de reacción desfavorable, suspende de inmediato su uso y consulta al médico.

3. Infusión de manzanilla

Las propiedades antiespasmódicas y relajantes de la manzanilla pueden calmar el malestar estomacal en el bebé. Es idónea para ayudarle a expulsar los gases, una de las principales causas del cólico.

  • ½ cucharadita de manzanilla (3 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • Vierte la manzanilla en media taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y déjala reposar 20 minutos.
  • Cuando esté tibia o fría, cuélala.
  • Dale 2 cucharadas de infusión al bebé, varias veces al día.

4. Masaje relajante

La aplicación de un masaje relajante puede ser una terapia útil para calmar el llanto causado por los cólicos del lactante.

Los movimientos suaves en la región abdominal del pequeño ayudan a estimular la eliminación de los gases y, a su vez, disminuyen el dolor.

  • Aceite de bebé o aceite esencial (lavanda, rosas, etc.)
  • Aplica varias gotas de aceite en tus manos y frótalo un poco para calentarlo.
  • Luego, masajea el vientre del bebé con suaves movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj.
  • Repite los movimientos durante 3 o 5 minutos, hasta que el bebé se calme.

5. Infusión con semillas de hinojo

Otra fórmula suave que puede tratar este problema en los bebés es la bebida natural de manzanilla y semillas de hinojo. Ambos ingredientes tienen propiedades digestivas que pueden controlar los gases y las molestias estomacalesque influyen en la aparición del cólico.

  • ½ cucharadita de manzanilla (3 g)
  • ½ cucharadita de semillas de hinojo (3 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Agrega la manzanilla y las semillas de hinojo en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y déjala reposar alrededor de 20 minutos.
  • Cuando la infusión este tibia, casi fría, dale 2 o 3 cucharadas al bebé.
  • Repite su uso si las molestias persisten.

Nota: Limita las tomas a un máximo de 3 veces al día.

Los cólicos del lactante son normales y pueden aparecer por varios meses. Trata de no alarmarte y procura tener mucha paciencia.

Recuerda que antes de probar estos remedios naturales en tu hijo es recomendable que consultes con tu médico pediatra.

Blevit digest

Hoy voy a hablaros de Blevit Digest, un preparado para los cólicos de laboratorios Ordesa. Bueno, la verdad es que Aldara jamás tuvo un cólico. Por no mentir tuvo UNO y nos asustamos tanto por la falta de costumbre que hasta nos fuimos a urgencias. Este preparado nos lo recomendó el pediatra de la niña para ayudar a su pequeño aparato digestivo apenas nació. Por aquel entonces no había leído ninguna contraindicación al respecto así que lo estuvimos usando un montón de tiempo. La verdad es que a día de hoy, tengo mis serias dudas de que se lo hubiese dado, no porque fuera malo, sino porque el pediatra nos dijo que se lo diésemos a discreción (es decir, todos los días, por costumbre) y no creo que sea necesario en una niña como la mía.

Como digo, no tuvo un triste cólico nunca… lo cierto es que no sé si achacarlo a esto (que lo dudo), o a que ella es así. Así que hoy por hoy considero supérfluo habérselo dado. Aunque quien sabe…

Índice

Composición de Blevit Digest

Dextrosa, manzanilla e hinojo. Esta es mi pregunta ¿y no es lo mismo una infusión de lo mismo si es necesaria y a correr? A día de hoy, sigue sin respuesta. Además, como lleva azúcar y yo soy anti-azúcar para bebés pues no me termina de convencer.

La manzanilla (bien lo sabía mi abuelo) ayuda a la digestión y alivia las molestias digestivas, tales como la flatulencia excesiva. También tiene un efecto sedante, aunque muy ligero. El hinojo, por su parte está especialmente indicado para los gases.

No tiene aromas añadidos.

Indicaciones

Aunque es apto para bebés y para adultos, normalmente se les suele dar a los primeros. Los mayores se dejan de historias, se hacen una infusión y mucho más barato.

Olor, sabor y preparación

Pues debía saber bueno porque mi hija se lo tomaba estupendamente. Viene en un granulado que se disuelve bien tanto en líquidos calientes como fríos. Yo como pasaba de andar dándoselo con cucharilla y ésta apuraba (y apura) los biberones hasta el final se lo daba en el biberón de la noche. También conozco gente que lo lleva en el biberón del agua, puesto que se disuelve bien.

El olor es bueno, como a hierbas, a campo. Una vez preparado, si lo mezclas con el biberón mata un poco el olor a químico que despiden las leches de bote. Yo sinceramente no soporto el olor a la manzanilla en infusión tradicional, porque sólo me la daban cuando estaba malita y era olerla y vomitar, así que tengo muy malos recuerdos de ella. Esto no sólo no me hace vomitar sino que tanto sin preparar como preparado puede decirse que huele bien.

Para bebés pequeños hasta 2 meses, se recomienda poner una cucharilla de café en el líquido. De 2 a 6 meses una cucharada de postre y de ahí al año dos de postre. Hay más dosificaciones indicadas para más mayorcitos, pero casi nadie lo usa pasado esta edad. Yo de hecho hace tiempo que dejé de utilizarlo. Una vez pasada la barrera de los 3 meses donde los cólicos desaparecen como por arte de magia no le veía mucho sentido a seguir dándoselo.

Formato

Viene en un bote de 150 gramos. Éste es de cartón duro, con una tapa de plástico verde.

Mi experiencia

Aldara se lo tomó hasta los 3 meses más o menos… en cuanto vimos que de los cólicos nos habíamos librado (bieeeeeeen, con la lotería que esto es!), dejé inmediatamente de dárselo. Sinceramente, no noté ningún cambio, ni para bien, ni para mal. De ahí que me plantee su efectividad….

Yo lo probaría en caso de que vuestro bebé tenga cólicos, porque estás tan desesperado que te dicen que haciendo el pino con las orejas se le pasa y tú lo pruebas. Suelen incluir muestras en las canastillas, y si no, con escribir a Ordesa te mandarán un cargamento, así que más que nunca sirve la expresión «probar es gratis». Pero yo no le lo daría por costumbre. Más que nada porque lleva azúcar, que no es interesante que la tomen de tan peques y segundo, porque aunque está controlado etc, no dejan de ser hierbas, y las hierbas son las bases de medicamentos. ¡Cuántas hierbas son perjudiciales mal utilizadas! No digo que estas lo sean, pero sí que en cuanto oímos «medicamento natural» ya nos olvidamos de todo y todo tiene su efecto en el cuerpo.

Ya os digo, no puedo hablaros del efecto en mi hija, porque desconozco si lo tuvo. No noté ninguna diferencia después de utilizarlo

***REVISIÓN AGOSTO 2007***

Actualmente estoy segura de que no se lo hubiera dado a mi hija. Es totalmente innecesario y además hace que los niños tomen un montón de azúcar innecesariamente. Podéis leer al nutricionista Julio Basulto hablando al respecto aquí.

Blevit es una infusión instantánea elaborada a base de extractos solubles de plantas (manzanilla e hinojo) que han sido rigurosamente seleccionadas y controladas. La manzanilla y el hinojo son plantas conocidas por favorecer la digestión y aliviar los cólicos y otras molestias digestivas ya que tienen acción carminativa, eupéptica y antiespasmódica. ¡Tregua a las digestiones difíciles!

Características:

– La manzanilla y el hinojo son plantas conocidas por favorecer la digestión y aliviar los cólicos y otras molestias digestivas ya que tienen acción carminativa (favorecen la expulsión de gases), eupéptica (favorecen la digestión) y antiespasmódica. La manzanilla, preparada en forma de infusión alivia las molestias digestivas que pueden aparecer en casos de flatulencias y espasmos intestinales. También posee un efecto ligeramente tranquilizante.

– El hinojo, por su parte, es útil para la aerofagia y la flatulencia.De preparación instantánea, tanto en frío como en caliente, Blevit digest está elaborada a partir de ingredientes naturales y no contiene aromas artificiales ni sacarosa.Blevit digest resulta apta para el consumo infantil, adolescente y adulto. Por su agradable sabor, facilita la toma de líquido, favoreciendo la rehidratación.

Formato: 150 gr

Indicaciones:

– Blevit digest contiene hinojo y manzanilla, por lo que resulta la infusión de elección en casos de trastornos digestivos leves como el cólico, o el meteorismo que pueden causar malestar e intranquilidad en el bebé, ya que facilita la expulsión de los gases acumulados.

– También resulta de gran utilidad en digestiones lentas y pesadas, aliviando las molestias digestivas y favoreciendo el descanso y relajación.Por su seguridad y excelente tolerancia, Blevit digest puede ser utilizada tanto por parte de los lactantes desde sus primeros meses de vida, como por los escolares, adolescentes y adultos, incluidas las embarazadas, en las cuales resultan de gran utilidad para ayudar a aliviar algunas molestias leves típicas del embarazo como los gases y las digestiones pesadas.

Ingredientes:

– Dextrosa, Extractos solubles de Manzanilla (4,0%) e Hinojo (3,5%)

Dosificación:

– Blevit digest se prepara disolviendo el granulado en agua fría o caliente, o añadiéndolo a la bebida habitual, como puede ser zumo de fruta, o leche.

– En el caso de los lactantes, puede adicionarse a los biberones de la leche infantil.

– Por su agradable sabor, no se precisa la adición de azúcar ni ningún otro edulcorante.

– Blevit digest puede tomarse diariamente de 1 a 3 veces al día.

– Su dosificación varía dependiendo de la edad, y se recomienda:

– Hasta 2 meses: 1 Cucharada de café colmada (unos 2,5 g) en 50 ml de agua.

– De 2 a 6 meses: 1 cucharada de postre colmada (unos 5 g) en 50 a 100 ml de agua.

– Hasta 1 año: 2 cucharadas de postre colmadas (unos 10 g) en 100 ml de agua.

– De 1 a 8 años: 1 o 2 cucharadas soperas colmadas (unos 20 g) en taza o vaso de agua (200 ml).

– Más de 8 años: 2 o 3 cucharadas soperas colmadas (unos 40 g) en taza o vaso de agua (200 ml).

– En referencia a la hora del día más adecuada para administrar Blevit digest, se aconseja utilizar el producto después de las comidas para ayudar a expulsar los gases.

Si esta infusión es perfecta para la digestión, para el sueño, Blevit sueño es una infusión instantánea elaborada a base de extractos solubles de plantas (tila, melisa y manzanilla) que han sido rigurosamente seleccionadas y controladas. La tila, la melisa y la manzanilla son de utilidad para ayudar a conciliar un sueño tranquilo, agradable y reparador.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *