0

Mascarilla en pelo seco

Mascarilla en seco: descubre un revolucionario uso de tu producto capilar fetiche

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Los cabellos secos son siempre los que más cuidados exigen. Se quiebran con facilidad, pierden brillo y su tacto es más áspero, por ello aportarles ese extra de nutrición se convierte en uno objetivo crucial después de estaciones como el verano cuando es que es más castigado. Factores como la humedad hacen que se encrespe, pero el agua del mar o de la piscina y por supuesto los rayos del sol, también dañan el cabello y hacen que se reseque. Es entonces cuando comienza a tomar sentido el uso de las mascarillas reparadoras que nutran el pelo en profundidad, para acabar con el cabello seco y protegerlo de cualquier agresión.

© Getty

Karité, macadamia, jojoba y almendras

Si sueles combatir a diario con el cabello seco y las puntas quebradizas, seguro que conocerás la gama Nutri Repair de Fructis, creada para aportarle a tu melena los cuidados que necesita, pero si lo que necesitas ahora mismo es una nutrición intensa, te encantará su nueva creación la Mascarilla Nutri Repair 3 Butter de Fructis. Gracias a la manteca de Karité es capaz de nutrir tu cabello desde desde la raíz hasta las puntas. Además, entre sus ingredientes no podrían faltar 3 aceites esenciales como el de macadamia, jojoba y almendra, perfectos para ese plus de nutrición que los cabellos más secos y dañados siempre demandan. Para asegurar y fortalecer ese poder de nutrición, la mascarilla contiene también 3 Glyceride, encargado de que el efecto nutritivo dure más tiempo.

¿Cómo usarla?

Esta parte seguro que te encanta porque va a revolucionar el mundo del cuidado capilar. Además de poder ser usada como una mascarilla tradicional, es decir sobre el cabello mojado y con posterior aclarado, la Mascarilla Nutri Repair 3 Butter de Fructis puede aplicarse sobre el cabello sin necesidad de aclarar. Extiéndela sobre las puntas para conseguir una hidratación intensa siempre que quieras.
Su acabado no es graso, por ello no sentirás la necesidad de aclarar tu cabello después de aplicarla. Y por si fuera poco, su revolucionaria formulación hace que esa sensación de nutrición profunda no abandone tu pelo hasta el siguiente lavado.
Usa la mascarilla:

  • Sobre el pelo mojado. Cuando laves tu pelo, aplícala sobre el cabello mojado, déjala actuar unos minutos y aclárala.
  • Sobre el cabello húmedo pero sin necesidad de aclarado. Después de lavar tu pelo, aplícala sobre las puntas. Puedes pasar después el secador para darle a tu cabello la forma que quieras, no tendrás esa sensación grasa y notarás que tu pelo está protegido y es mucho más fácil de manejar.
  • Sobre el pelo seco. Este es su uso más novedoso. Aplícala sobre tus puntas sin necesidad de aclarado en esos días que notes que tu melena pide a gritos una hidratación más intensa.
  • Durante las vacaciones. Después de un baño en el mar o en la piscina, aplica la mascarilla sobre el pelo mojado y déjala secar al aire. Tu cabello estará nutrido y protegido allá adónde vayas.

¿A qué esperas para nutrir tu pelo en profundidad?

9 cosas que nadie te dijo sobre la mascarilla de cabello

Salvador Benítez San José/istock/thinkstock

Quizás ya has usado más de una vez alguna mascarilla para el cabello en busca de un pelo más saludable, brilloso e hidratado. Sin embargo, existen verdades que puedes haber pasado por alto, y cometer errores menos beneficiosos.

Presta atención a estas 9 cosas que nadie te dijo sobre la mascarilla de cabello, y fíjate qué pudiste haber estado haciendo mal.

targovcom/istock/thinkstock

#1 Utilizar una vez a la semana

Una mascarilla de cabello no es lo mismo que un acondicionador, por lo cual no tienes que usarlo cada vez que te bañes. Se recomienda utilizar este producto tan sólo una vez por semana, aún cuando creas que tu cabello es relativamente saludable.

Lee más: Mascarilla de miel y frutas para alisar el cabello

iStockphoto/Thinkstock

#2 No todas las máscaras son iguales

Existen un montón de máscaras para el cabello, y es recomendable leer las instrucciones primero antes de comprarla. Algunas son vendidas como mascarillas, pero requieren uso diario; mientras que otras son más pesadas, y sólo pueden usarse una o dos veces a la semana. La clave es encontrar aquella que se amolde a la rutina de cada uno.

szefei/istock/thinkstock

#3 Se puede aplicar sobre pelo seco

Si tienes tiempo disponible, también puedes usar una mascarilla para el pelo cuando el cabello está seco. Lo que sí, tienes que esperar al menos 20 minutos para que se seque y absorba el producto.

Lee más: Mascarillas caseras para el cabello

Medioimages/Photodisc/Thinkstock

#4 Se puede dormir con una mascarilla

Si consideras que tu cabello es especialmente seco, puedes dormir con la máscara para el pelo sin enjuagar. Tan sólo aplica luego de la ducha o con el cabello seco, cubrir con un gorro para ducha y enjuagar por la mañana.

szefei/istock/thinkstock

#5 No tiene que llevar todo el día

El tratamiento de una mascarilla de cabello no tiene que llevar horas, mucho menos un día entero. Algunas, con sólo dos minutos es suficiente; luego enjuagar durante el baño, brindando la humedad que tu pelo necesita.

Lee más: Consejos para alisar tu cabello

Alexandr Dubovitskiy/istock/thinkstock

#6 El pelo no debe quedar grasiento

Después de haber usado una máscara para el pelo, no está bien que el cabello quede grasoso. Si esto sucede, es muy probable que estés usando producto de más, o no es la mascarilla correcta para tu tipo de pelo. Una mascarilla que sea específica para tu cabello brindará mejores resultados.

alliance/istock/thinkstock

#7 No reemplaza al champú y acondicionador

Una mascarilla no es lo mismo que usar champú y acondicionador. Tienes que lavar tu pelo después de usar una mascarilla, a fin de asegurarte que no quede ningún residuo en la cabeza, y para que el cabello quede en las mejores condiciones.

Lee más: 6 trucos de belleza para cabello seco

tashka2000/istock/thinkstock

#8 Existen opciones naturales de mascarilla

Puedes optar por una de las tantas opciones alternativas para hidratar el cabello, en vez de usar una mascarilla comprada en la farmacia. Ingredientes como el yogur, la miel o el aceite de oliva brindan resultados similares.

johanna goodyear/iStock/Thinkstock

#9 Concéntrate en las puntas

Al usar una mascarilla de cabello, siempre concéntrate primero en las puntas. Son la parte más sensible y frágil, ¿y quién no sufre de las puntas abiertas? Por lo tanto, pon mayor atención a esta parte.

¿Conocías todas estas aclaraciones sobre las mascarillas de cabello? ¡Cuéntanos!

Consejos para aplicar la mascarilla para el pelo

¿Sabías que la mayoría aplicamos de forma incorrecta la mascarilla para el pelo? ¿Piensas que no hay ningún misterio en hacer algo tan sencillo? Pues la verdad es que no hay misterios pero sí bastante desinformación.

Hoy explicamos todo lo que tienes que saber para aplicar correctamente una mascarilla capilar y obtener mayores beneficios para el cuidado de tu cabello.

Empecemos por lo más básico 😉

¿Qué es la mascarilla para el pelo y para qué sirve?

Las mascarillas capilares son tratamientos reparadores para el cabello. En su composición abundan activos naturales como el aceite de argán que consiguen diversos resultados como por ejemplo:

  • hidratar en profundidad
  • aumentar la elasticidad
  • aportar suavidad al tacto y facilitar así el peinado
  • reconstruir la cutícula del cabello
  • controlar la rebeldía de los cabellos rizados
  • nutrir el cabello con vitaminas y minerales necesarios para estimular su crecimiento

¿Cómo aplicar las mascarillas capilares?

Generalmente las mascarillas traen una serie de indicaciones de cómo se aplican y el tiempo que deben permanecer en el cabello. De forma resumida, podríamos resumir la aplicación de la mascarilla en los siguientes pasos:

  • Paso 1. Después de un lavado normal se debe aplicar la mascarilla en el cabello desde la mitad hacia las puntas o solo en las puntas si el pelo es muy corto, evitando que llegue el producto al cuero cabelludo. Muy cerca de la raíz el cabello tiene suficientes nutrientes y grasas para mantenerse sano.
  • Paso 2. Dejarla que actúe el tiempo indicado –generalmente es de 5 a 10 minutos– y para potenciar su efecto el calor ayuda bastante. Puedes usar un gorro de ducha y encima una toalla o solo con una toalla mojada en agua caliente.
  • Paso 3. Retirar la mascarilla con abundante agua tibia. Aplicar una crema acondicionadora y finalizar el enjuague con agua fría.

Mitos sobre las mascarillas para el pelo

Mito 1: “Mientras más mascarillas aplique cada día, mejores resultados obtengo”

Las mascarillas deben usarse una vez por semana o cada 10 días. Sus efectos son duraderos y usadas a diario hacen que el cabello se vea compacto. Puedes saltarte esa frecuencia en aquellos días que vas a la playa o la piscina. Ambos entornos son muy agresivos y está bien darle cuidados adicionales a tu cabello al finalizar la jornada.

Mito 2: ¿Con el peine o con los dedos?

Cuando el cabello está húmedo se vuelve más frágil. Lo mejor es aplicar la mascarilla mechón a mechón con nuestros dedos. Preferentemente ante el espejo para comprobar que hacemos una distribución homogénea.

Mito 3: “Mientras más tiempo la deje actuar mejor”

Creer que si nos dejamos la mascarilla durante horas conseguiremos mejores efectos nos lleva al error. Una vez transcurrido el tiempo que el producto recomienda, sus principios activos dejan de funcionar.

Mito 4: “No aclaro la mascarilla totalmente y así continúo absorbiendo sus beneficios”

Otro mito es que no se debe retirar toda con un buen lavado. Y esto es otro error, después de la mascarilla lo mejor es hacer un lavado meticuloso con agua tibia y cerrar con agua fría. El frío ayuda a cerrar la cutícula y el agua en abundancia elimina residuos que hacen que el cabello se ensucie antes.

Mito 5: “Con mascarilla no necesito usar crema acondicionadora”

No podemos ahorrar en ese sentido y te contamos el porqué. Seguro sabes que el champú abre la cutícula gracias a su pH. Una vez lavas el cabello con tu champú habitual y aplicas la mascarilla capilar, justo después de retirarla lo mejor es ponerte una crema acondicionadora pues este producto cierra la cutícula. Así los nutrientes de la mascarilla permanecerán en tu cabello por más tiempo.

Si hablamos de los consejos para aplicar la mascarilla para el pelo, es muy importante utilizar el tipo de mascarilla más adecuada para tu cabello.

No existe un producto único que funcione de forma milagrosa para todo tipo de pelo, los productos tienen una formulación única para realzar o eliminar unas propiedades determinadas u otras, así que lo primero es detectar las necesidades de tu pelo.

La función principal de las mascarilla es la de mantener el nivel de hidratación adecuado, si te acostumbras a usar la mascarilla como un tratamiento más en tus cuidados de belleza habituales, vas a notar una gran diferencia en pocas aplicaciones 😉

¿En qué momento tengo la necesidad de utilizar una mascarilla capilar?

Si tienes una melena sin brillo, apagada, con una textura desagradable y áspera… ¡es el momento de empezar el tratamiento con una mascarilla capilar!

Conocer las necesidades de tu melena no es una tarea fácil pero es la clave para garantizar el bienestar de tu cabello. Prestar atención a los factores externos que afectan directamente a su estado es de vital importancia para mantenerlo en perfectas condiciones.

Algunas rutinas diarias como el uso del secador o la plancha pueden ser perjudiciales, es recomendable incorporar productos como la mascarilla para evitar la sequedad y la rotura del capilar. Si reaccionas antes de llegar a una catástrofe, a modo de mantenimiento periódico y constante, tu pelo te lo agradecerá. A por ello! 😉

Seguro que has escuchado alguna vez la frase de… Adaptarse o morir, pues bien, es perfectamente aplicable al cuidado del cabello. Debes saber que los cambios de estación o algunas condiciones ambientales extremas (como la exposición al sol, los ambientes muy secos o muy húmedos), afectan directamente a tu cabello, provocando mayor sequedad o sensación grasa.

La mascarilla es un tratamiento capilar regenerador que se recomienda aplicar a todo tipo de cabello. La clave es utilizar la mascarilla más conveniente según el tipo de pelo y las necesidades del momento, el objetivo es eliminar sus debilidades y potenciar sus puntos fuertes. Descubre la mascarilla que más te conviene; regeneradora, reparadora, para cabello teñido o con mechas, etc.

¿Qué mascarilla es la mejor para mí?

Si eres una persona con un cabello seco o dañado, lo ideal es que te apliques la mascarilla de Argán y Keratina, así aportará brillo y textura a tu melena dándole esa imagen de vitalidad que todas buscamos. Si tienes el cabello graso aplica la mascarilla solo desde la mitad del cabello hasta las puntas, evitando el contacto con la raíz y el cuero cabelludo, así tendrás las puntas nutridas y cuidadas pero no engrasarás el cabello.

Si sufres por tener un cuero cabelludo sensible o bien, tu pelo está tratado con tratamientos como alisados o decolorados, la opción perfecta es la mascarilla sin sulfatos ni fosfatos ya que gracias a su composición a base de elementos naturales, hará desaparecer los picores y te proporcionará una reparación profunda del cabello.

En el caso de tener el cabello muy fino y sin volumen, te recomendamos aplicar la mascarilla de Células madre y biotina, aportará volumen y densidad a tu melena.

Efectos de la aplicación de la mascarilla

La mascarilla es un producto que hidrata en profundidad mediante vitaminas, minerales y ácidos grasos naturales que reparan el cabello dañado.

El efecto de choque es cuando el cabello está realmente dañado y perjudicado. Si este es tu caso, debes aplicar la mascarilla dos o tres veces por semana, durante las primeras dos semanas, ¡pero recuerda!, aunque dejes actuar la mascarilla más tiempo del recomendado, no va a penetrar más, es más, no beneficia.

Una vez pasadas las dos semanas de tratamiento intensivo, puedes empezar con la aplicación periódica, que es el segundo modo de uso. En esta ocasión se trata de adoptar una rutina constante del cuidado del cabello, aplicando la mascarilla como una acción de mantenimiento y cuidado preventivo. Te recomendamos utilizar la mascarilla una vez a la semana o cada 10 días.

Cómo cuidar el pelo: el orden correcto para aplicar todos los productos

¿Qué va antes el sérum, el acondicionador o la mascarilla?

  1. Para lavar el pelo tenemos el champú de toda la vida, que debes aplicar sobre el cabello húmedo. Pero desde hace algún tiempo también puedes encontrar en el mercado el pre champú. Se trata de un producto que se aplica 10-15 minutos antes de lavar el pelo con el champú y que los expertos recomiendan para cabellos muy secos, coloreados, con raíces grasas, etc.
  2. El champú en seco te sacará de más de un apuro, pero no es recomendable usarlo a diario. El día que no puedas lavarte el pelo, no tengas agua por algún motivo o simplemente quieras darle textura a tu pelo, puedes usarlo. Siempre con el pelo seco.
  3. ¿Acondicionar o mascarilla? Después de lavar tu pelo con el champú y aclararlo con abundante agua, es recomendable que utilices un acondicionador o una mascarilla (puedes usar la mascarilla una vez a la semana, o en momentos puntuales según las necesidades de tu pelo, y el acondicionador el resto de los días). Importante: tanto el acondicionador como la mascarilla se aplican solo de medios a puntas. Y, si no se indica lo contrario en la etiqueta, tienes que aclararlos con abundante agua. El objetivo de ambos es reparar, nutrir, hidratar y suavizar el pelo.
  4. Acondicionador sin aclarado. Para las melenas largas y cabellos más secos existe un producto milagroso: las cremas o acondicionadores sin aclarado, que facilitan el desenredado. Se aplican sobre el pelo húmedo, y no tienes que retirarlos. Recuerda aplicarlos de medios a puntas para no engrasar las raíces, después de haber quitado la humedad a tu pelo con la toalla.
  5. ¿Sérum o aceite capilar? Aunque la textura es parecida, son productos con diferentes objetivos. En principio el sérum es un producto de styling que puedes usar para darle a tu cabello más brillo, protegerlo del encrespamiento y suavizarlo, también sirve para sellar la cutícula. Se aplica sobre el pelo húmedo de medios a puntas. El aceite, en cambio, no es un producto de styling, sino de cuidado. Aporta nutrición e hidratación extra a los cabellos más secos, estropeados o coloreados. Puedes aplicarlo sobre el cabello húmedo, después del lavado, pero también sobre el cabello seco, como una cura nutritiva, antes de lavártelo, dejándolo actuar 10-15 minutos, incluso toda la noche. Puedes utilizar indistintamente sérum y aceite, y en ambos casos será suficiente con dos o tres gotas.
  6. Protector del calor. Secadores, planchas, tenacillas… No deberías utilizar ninguna herramienta de calor sin aplicar antes un producto que proteja tu cabello de las altas temperaturas, sobre todo si está teñido o tienes mechas, porque es más seco. El protector evita que el pelo se rompa, que se deshidrate y también limita el encrespamiento. Aplícalo de medios a puntas antes de usar cualquier herramienta, sobre el pelo mojado o seco.
  7. Cremas de peinado, espumas y otros productos para definir. Si tu pelo es rizado tendrás que utilizar espuma o espray para definir tus rizos. Si tu pelo se encrespa mucho te vendrá bien un producto anti-encrespamiento. O si te has hecho un recogido y tienes el pelo fino, la laca hará que tu peinado dure intacto más tiempo. Los productos de styling son los últimos que debes aplicar en tu melena para conseguir el acabado que desees, sobre el cabello húmedo o seco, como toque final.

Sacar un rato para una misma es un lujo, teniendo en cuenta los ritmos de hoy. Mayor aún cuando si sacas, como mínimo, media hora. Justo el tiempo que necesitas para que tu pelo parezca recién salido de la peluquería sin haber pasado por allí.

Después de muchas pruebas y muchos consejos de expertos, he conseguido dar con el combo perfecto para que mi pelo parezca nuevo y apenas necesite un corte de puntas en meses. El ritual es además un indispensables de mis ratos libres en los que me siento a descansar mientras guardo tableros enteros en Pinterest, leo un ratito sin distracciones o dejo actuar una ‘sheet mask’ a fondo.

Consiste, básicamente, en aplicar una mascarilla en el pelo durante media hora sobre el pelo seco y peinado previamente. No en mojado. Es la clave para que, tras el aclarado y posterior lavado, mi pelo brilla y las puntas se reparen casi de forma milagrosa. Y un plus: que la mascarilla tenga aceite de jojoba. Mi favorita:

D.R.

Mascarilla hidratante con aceite de jojoba y extracto de malva de Phyto. Refuerza la capa hidrolipídica y recrea la barrrera protectora que frena la evaporación del agua y la deshidratación (19,90 €).

El proceso

Peina y desenreda en seco – en mojado, el pelo se puede partir con más facilidad-. Aplica la mascarilla por capas y secciones en el pelo, como si estuvieras aplicando un tinte. Incluso puedes hacerlo con pincel. Masajea bien cada mechón con una cantidad generosa. Nunca llegues a la raíz, deja dos o tres dedos de margen y aplica, sobre todo, en medios y puntas. Peina con un peine de púas gruesas todo el pelo para repartir bien el producto, enrollándolo sobre si mismo y sujetándolo con una pinza grande. Déjalo actuar 30 minutos.

Notarás que el pelo se queda compacto, seco. Cuando haya pasado ese tiempo, aclara bien en la ducha y lava normalmente (con champú y acondicionador).

Al salir, aplica un sérum de tratamiento con protección de calor y peina a tu gusto o déjalo secar al aire.

En mi caso, a veces me gusta mezclar la mascarilla (siempre que sea blanca) con un tinte lavable de color fantasía (mi favorito, el ‘Dirty Pink’, de Colorista Washout).

Créeme cuando te digo que parecerá que tu pelo es otro. Y lo mejor, que esos 30 minutos dedicados a ti misma saben a GLO-RI-A.

Otras mascarillas con las que merece la pena que pruebes el truco:

D.R.

‘Treatment Masque’, OUAI. Mascarilla tratante en monodosis que repara, nutre y revitaliza el pelo daño. Contiene extracto de semillas de Tamarindo, el equivalente natural del ácido hialurónico, además de queratina, aminoácidos y extracto de hojas de alcachofa (34 €/8 monodosis).

D.R.

‘The Miracle Mask Goji’, My Organics. Mascarilla hidratante de regeneración y recontrucción profunda (29 €).

D.R.

‘Kpilar Plus Repair’, Júlia. Mascarilla nutritiva que suaviza, hidrata y repara el cabello castigado, seco o encrespado (34,50 €).

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *