0

Mejor colchon bebe

Tabla de contenidos

Colchón de látex para cuna.

Evidentemente el mejor colchon para cuna es aquel que cubre todas las necesidades de descanso de nuestro bebé. Pero ¿sabemos cuales son todos los aspectos que debemos considerar?, ¿qué material es mejor: látex, viscoelástica, espuma, muelles?. A continuación despejamos todas las dudas sobre las características que debe tener el mejor colchon para cuna.

Cuáles son los factores que debemos considerar en el momento de elegir el colchón de cuna:

  • Estructura firme y duradera: de media hasta los dos años nuestro bebé pasa el 50% del tiempo durmiendo, así que es fundamental elegir una base firme que distribuya uniformemente el peso del bebé. De esta forma minimizamos el riesgo: de una malformación en el desarrollo de su columna vertebral, o de la aparición de una plageocefalia de su cabecita.
  • Control de la temperatura: es importante elegir un colchón que utilice materiales transpirables y así pueda regular la temperatura, evitando que proporcione mucho calor en verano. Un colchón con un correcto sistema de ventilación reduce considerablemente el riesgo de muerte súbita en el lactante.
  • Materiales anti alérgicos: debemos fijarnos en que los materiales y el protector o funda sea hipoalergénico para evitar irritaciones en la piel o el asma de nuestro bebé. Incluso algunos llevan algún componente para repeler los ácaros o bacterias.
  • Funda protectora desenfundable: en muchas ocasiones el colchón se puede impregnar de manchas de vómitos, sudor o cualquier otra sustancia, con lo es vital que posea una funda protectora que se pueda quitar fácilmente para poderse lavar.
  • Ajustado a la cuna: lo ideal es que el colchón acople bien al somier de la cuna, de manera que no haya mucho espacio sobrante y el bebé no puede encajar su piececito o cualquier otra partes de su cuerpo. Así como máximo la holgura debería ser la mitad del ancho de nuestro dedo y como mínimo lo suficiente para poder arremeter las sábanas.

Antes de iniciar el proceso de comprar, debemos saber las partes de un colchón para comprender mejor la publicidad o información que proporcionan las tiendas.

Partes de la estructura de un colchón.

  1. La funda.Es la parte superior, es recomendable que los tejidos sean hipoalergénicos y transpirable por si en algún momento está en contacto directo con la piel de nuestro bebé.

    Aunque muchos colchones tienen la funda desenfundable, podemos encontrar que en algunos sea fija, con lo que es necesario comprar un protector de colchón para poder lavar las manchas que hemos comentado anteriormente.

  2. El acolchado.

    Entre el núcleo del colchón siempre hay un acolchado o relleno que proporciona confort al apoyo del cuerpo. Pueden fabricarse en distintos materiales, aunque lo mejore es que sea de fibra textil para obtener más transpirabilidad.

  3. El núcleo.

    Es la parte central y más importante del colchón ya que determina su firmeza y durabilidad. Los más comunes son de muelles (recuerda que también tienen un pequeño acolchado), de espuma, de látex o viscoelástico, aunque también puedes encontrar en el mercado de otros materiales.

  4. Los laterales.

    Como su nombre indica son los laterales del colchón, que están reforzado para dar la máxima resistencia y duración. Para camas grandes suelen tener unas válvulas de aireación o asas para poder agarrar mejor el colchón, pero en tamaños de cunas no es necesario encontrar ni válvulas ni asas.

Así que cuando veáis anunciado un colchón de látex o viscoelástico, tener en cuenta que el grosor de todo el colchón suele ser aproximadamente de unos 11 cm y solo el núcleo está compuesto por este material, ya que la funda suele ser de algodón y el acolchado de poliéster o algún relleno similar.

Entonces, ¿cuál es el mejor colchon para cuna?. Los más comunes son:

Colchón de muelles para cuna.

A. Colchones de muelles: el peso del bebé no es muy elevado con lo que este tipo de colchones pueden ser excesivamente firmes y no llegar a acoplarse perfectamente al cuerpo del bebé pudiendo formarse una plagiocefalia o un mal desarrollo de su columna vertebral.

B. Colchones de espuma poliuretano: suelen ser los más económicos pero tienen el inconveniente es que almacena el calor corporal y no tiene un buen sistema de ventilación, además son menos duraderos ya que se pueden ablandar con el paso del tiempo, tener en cuenta que el bebé va a dormir en su cuna hasta los 3 o 4 años.

C. Colchón de látex: ofrece al bebé una buena firmeza pero si no son de látex natural, pueden desprender calor al cuerpo del bebé pudiendo hacer que llegue a sudar, por eso es muy importante si os decantáis por esta opción que tenga un sistema de ventilación (por eso es habitual que estos colchones tengan pequeños agujeros en toda su base) y que sean de látex natural.

Colchón viscoelástico para cuna.

D. Colchones de viscoelástica: disminuye la presión y distribuye el peso uniformemente por toda la superficie ofreciendo un buen apoyo. Esto hace que tengan un precio más elevado que el resto.

E. Debido al aumento de la preocupación por conseguir colchones antiahogo (los anteriores también tienen esta función) se pueden encontrar algunos de materiales menos comunes como la fibra de coco, la espuma HR, etc… Podéis ampliar información en el Instituto Europeo de Calidad del Sueño.

Cómo veis no es fácil saber cual es el mejor colchon para cuna, pero en principio parece ser que los de viscoelástica y los de látex natural con un correcto sistema de ventilación son los más idóneos.

!Suscríbete y recibe todas las novedades por email!

A veces creemos que las cosas duran toda la vida y que la cuna de nuestro sobrino puede servirle también a nuestro bebé. Y con la cuna viene el colchón, ya que solo lo utilizó hasta los dos añitos y está como nuevo. ¿Te suena esta situación? Pues es un error. No podemos renunciar ni a la calidad ni a la seguridad cuando se trata de nuestro bebé.

Por eso debemos elegir el mejor colchón para el bebé, el más adecuado a su edad para evitar correr riesgos innecesarios. Nos olvidamos de estampados, colores y dibujos divertidos porque lo que nuestro bebé necesita es un colchón cómodo y seguro. Tenemos algunos consejos para elegir el colchón adecuado para bebés de 0 a 2 años.

Qué colchón necesitan los bebés hasta los 2 años

Al mismo tiempo que tu bebé se va desarrollando y se va convirtiendo en niño, también van cambiando sus necesidades. Los colchones de la cuna del bebé o de su cama posterior no reciben la atención que se merecen. Y es que estamos hablando del descanso del bebé, un aspecto fundamental para que se convierta en un niño sano y feliz.

Como los bebés son los que más tiempo pasan durmiendo, debemos esmerar el cuidado a la hora de elegir el colchón de su cunita, que les servirá al menos hasta los 2 años. La elección del colchón se basará en la calidad del mismo y en las características de los bebés, más que en otros factores como el diseño o incluso el precio. Y no conviene reutilizar el colchón de un bebé a otro, como ocurre por ejemplo en el caso de la ropa entre hermanos.

Consejos para elegir el colchón del bebé

– El colchón más adecuado para un bebé de 0 a 2 años será un colchón que se adapte perfectamente a las dimensiones de la cuna y que cumpla las medidas de seguridad.

– El colchón del bebé debe ser cómodo y con la firmeza necesaria para evitar peligros para la salud del bebé como la muerte súbita o las bronco aspiraciones.

– En cuanto al material del colchón, la mayoría recomiendan la espuma viscoelásitca porque equilibra y distribuye la presión del cuerpo sobre el colchón.

Insistimos en la necesidad de prestar más atención al colchón de los bebés y no solo para garantizar la seguridad de nuestros pequeños. Hablamos del descanso reparador que tanto bebés, como niños y adultos necesitamos, así que no conviene reparar en gastos ni en atención. Y no podemos olvidarnos de que el colchón será el que ayude a soñar a nuestro bebé durante los próximos 2 años.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

Cómo debe ser el mejor colchón para bebés

Es normal que cuando nos pongamos a buscar queramos saber cómo debe ser el mejor colchón para bebés. La llegada de un bebé siempre es un momento alegre y lleno de nuevas expectativas. Hay que preparar ciertas cosas para la nueva personita que formará parte de la familia. Un carrito, pañales, algo de ropa, y cómo no, una cuna. Por supuesto, siempre vamos a querer proporcionar a nuestro pequeño las mejores opciones posibles.

Muchas personas cuando nacen los bebés se decantan por el uso de minicunas o moisés. Son una opción muy cómoda, ya que permite mover al bebé por la casa sin esfuerzo. Así podemos mantenerlo vigilado y estaremos más tranquilos. Pero siempre llega el momento de pasar de pasar a una cuna mayor. En todas las etapas hay que tener en cuenta el colchón, ya que sus pequeños cuerpos en desarrollo necesitan el mejor soporte posible. Vamos a ver qué tiene que tener el mejor colchón para bebés.

Así es el mejor colchón para bebés

El mejor colchón para cualquiera es aquel que cubre todas las necesidades de quien lo usa. Aún sabiendo esto, y para conseguirlo, hay ciertos aspectos que debemos considerar. Los bebés y niños pequeños no son capaces de transmitirnos esas preferencias, por eso hay que tener claros ciertos puntos a la hora de elegir el mejor colchón para bebé.

Factores para elegir el mejor colchón para bebé

Estructura

La estructura del colchón para tu bebé ha de ser firme y duradera. Hay que recordar que durante los primeros meses de vida, los bebés pasan la mayor parte de su tiempo durmiendo. Por eso es especialmente importante proporcionarles una base firme que distribuya su peso de forma uniforme. Sus pequeños huesos en desarrollo son aún blandos y un soporte inadecuado puede provocar malformaciones como la plagiocefalia, por ejemplo.

Transpirabilidad

Por suerte hoy en día encontramos en el mercado colchones para bebés confeccionados con materiales transpirables y seguros. No solo se trata de ayudar a los pequeños a no pasar mucho calor en verano o mantener su cama fresca y aireada. El uso de un colchón con una alto grado de transpirabilidad reduce de forma notable el riesgo de que nuestro bebé sufra el síndrome de muerte súbita del lactante.

Tratamientos adicionales

La industria del descanso no hace más que evolucionar, y los colchones para bebés cada vez son más seguros e incorporan mejores prestaciones. Además del uso de materiales naturales y que minimizan las reacciones, podemos encontrar colchones a los que han añadido tratamientos antialérgicos, antifúngicos y antimoho. Esto nos ayudará a evitar algunas reacciones cutáneas en a delicada piel del bebé o la aparición de asma.

Hay incluso colchones para bebés a los que se les ha aplicado tratamientos que repelen los ácaros y las bacterias. Y es que, cuanto más higiénico sea el entorno en el que duerme nuestro bebé, más seguro estará.

Siempre con funda

Muchos colchones para bebés son desenfundables. Los «accidentes» con los pequeños son bastante usuales. Saliva, vómitos, orina, sudor… todo ello mancha el colchón y empeora la calidad del ambiente en que descansan nuestros pequeños. Por eso es imprescindible proteger el colchón. Si el colchón elegido para nuestro bebé no dispone de una funda, habrá que añadir una. Eso sí, siguiendo siempre la premisa de utilizar materiales transpirables. Olvídate de esas fundas de plástico; suponen un peligro para tu pequeño.

Así, si el colchón está protegido por una funda, podremos quitarla y lavarla cómodamente en la lavadora, manteniendo un nivel correcto de higiene en todo momento.

Tamaño exacto

Uno de los puntos más importantes a la hora de elegir el mejor colchón para bebés es el tamaño. Y no nos referimos a esto en el sentido de que sea mejor un colchón más o menos grande. Si no que el colchón debe estar perfectamente adaptado a la cuna. Así evitaremos accidentes ya que el bebé no podrá quedar atrapado entre el colchón y la cuna.

En Colchón Exprés podemos ayudarte a elegir el mejor para colchón para bebés en base a las necesidades específicas de tu pequeño. No dudes en consultarnos.

¿Cómo elegir bien el colchón para la cuna de tu bebé?

Existen muchas opciones a la hora de decidirnos a comprar un colchón para la cunita de nuestro bebé. Desde el tipo de material, la estructura, tipos de fundas protectoras… Lo importante es que sea cual sea el colchón que compres debe cubrir todas las necesidades fundamentales para el descanso del pequeño. Por este motivo te vamos a hacer un listado de las características más importantes en las que te tienes que fijar antes de hacer tu compra.

Colchón viscoelástica para cuna 120x60cm

© Amazon

Colchón fibra de coco + muelles

© Amazon

Colchón núcleo coco + 100% látex

© Amazon

Colchón de espuma acolchado

© Amazon

Ecus Kids OXSI, Colchón de cuna Oxígena HR

© Amazon

Naturalia – Colchón cuna baby memory visco

© Amazon

Pikolin Home – Protector de colchón acolchado para cuna

© Amazon

Colchón clásico

© Amazon

Tipos de colchones para la cuna de tu bebé

Al igual que para los adultos, la elección de un buen colchón para tu bebé será fundamental para su bienestar general. Existen varios tipos:
> Los colchones de muelles suelen ser muy firmes y por tanto, no es una de las mejores opciones para los pequeños ya que su peso no es muy elevado. Esto puede provocar problemas en el desarrollo de su columna vertebral por lo que te recomendamos que antes de decidirte por uno de estos consultes antes a tu pediatra.

> Los colchones de espuma poliuretano: los más económicos suelen ser los colchones de espuma poliuretano pero no suelen tener mucha ventilación y su eficacia no dura mucho en el tiempo.
> Los colchones de látex: siempre y cuando sean de látex natural ya que son los que aportan un sistema de ventilación que haga no concentrar el calor del cuerpo del bebé. Concretamente los viscoelásticos distribuyen el peso de forma uniforme por toda su superficie una de las mejores opciones para el pequeño, aunque esto sea sinónimo de un mayor desembolso.
​Otra de las características que te interesa conocer es que este tipo de colchones tienen sistemas antiahogo, es decir, los materiales con los que están realizados que suelen ser menos comunes como por ejemplo, la fibra de coco.

Características que debe tener el colchón para una cuna

> Medidas exactas: que encaje perfectamente a la estructura de la cuna. Las medidas deben ser las exactas para una mayor seguridad del pequeño y evitar así posibles problemas mientras duerme.
> Materiales anti alérgicos: todos aquellos materiales como por ejemplo la funda (que debe ser fácilmente lavable) así como los que se utilizaron para la elaboración del mismo debes ser hipoalergénicos. La piel del bebé es muy suave y delicada y cualquier tipo de tejido que no esté cuidado en este sentido podría suponer un problema para él.
> Estructura firme: muy importante para un desarrollo correcto de su espalda y evitar plageocefalia, y es que el bebé pasa muchas horas de su corta vida durmiendo en su cuna por eso es fundamental asegurarnos que su descanso es el correcto.
> Control de la temperatura: es vital elegir un colchón que tenga sistemas de ventilación con la utilización de materiales transpirables en todo momento ya que puede reducir en un alto grado la muerte súbita del bebé.

Los mejores colchones de cuna para tu bebé

Ecus Kids OXSI 120x60cm: Este colchón para cuna tiene dos caras, la primera con protección anti-asfixia con tejido 3D y la segunda con un cómodo relleno de tela de bamboo que lo hace más suave y transpirable. No se deforma y es más transpirable. Una sola pieza, sin cortes para mayor confort del bebé. Está disponible en distintas medidas. Comprar en Amazon por 59€.
Star Ibaby G7-5G91-VVBT – Colchón para cuna de bebé de 120 x 60 cm: El material de espuma de alta densidad del colchón de cuna se adapta mientras hay presión y siempre vuelve a su postura natural. La adaptabilidad del material del colchón de cuna favorece la circulación sanguínea y reduce la agitación nocturna permitiendo al bebé mantenerse más tiempo en fase óptima de descanso. No favorece la proliferación de ácaros. Atérmico, no transmite frío ni calor. 12 cm de grosor de espuma de alta densidad. Comprar en Amazon por 33,95€.
Seasons – Colchón de cuna Aloe Vera 57x117cm: Por la suave composición de su material celular, no ejerce presión y previene la plagiocefa. Su núcleo central está formado por Air Active que le ofrece a tu bebé un gran confort y adaptabilidad. Permite que se adapte perfectamente a la forma anatómica del cuerpo del bebé, favorece la circulación sanguínea y el sueño profundo. Tiene cara de invierno y de verano. Comprar en Amazon por 33,59€.
Naturalia – Colchón cuna baby memory visco, talla 117x57cm: está hecho de tejido strech con viscosoja de gran elasticidad que favorece la adaptación ergonómica por sus cualidades viscoelásticas. Airfill: Fibra termofijada transpirable e hipoalérgica con propiedades antiácaros. Certificado Oeko-Tex, garantía de tejidos libres de sustancias tóxicas. Incluye un núcleo Politex, bloque de espumación de poliuretano que aporta firmeza y flexibilidad. Comprar en Amazon por 50€.
Ecus Care, Colchón de cuna antiasfixia, 120x60cm: está certificado por la agencia española de medicamentos como producto sanitario para la prevención de la plagiocefalia y muerte súbita del lactante. Este colchón de cuna tiene la máxima efectividad para prevenir cambios bruscos de temperatura y para prevenir la cabeza plana. Este colchón de cuna tiene efectividad máxima para prevenir la asfixia del bebé. Tejido superior 3D Supersoft, un tejido altamente transpirable pero con una suavidad que permitirá al bebé dormir plácidamente. El colchón de cuna Ecus Care posee un topping con oxigena técnica que controla la presión, actuando como cientos de micromuelles que se adaptan a la presión de cada uno de los puntos del cuerpo y la cabeza del bebé. Comprar en Amazon por 198,12€.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

¿Cuáles son las mejores sillas de coche para recién nacidos?
Los 5 juguetes clásicos con más beneficios para los niños
Las mejores cremas hidratantes para la piel de tu bebé

¿Cuál es el mejor colchón cuna para tu bebé?

Si pronto serás mamá/papá o acaba de llegar tu bebé a casa, se hace imprescindible tener el mejor colchón cuna para la persona más importante de vuestras vidas.

Hemos de caer en la cuenta que nuestro bebé dormirá en una cuna hasta los 3 años, aproximadamente. Por ello, hemos de elegir el mejor colchón cuna que nos garantice que todas las necesidades de nuestro bebé, primero, y niño después, estarán cubiertas. Ni colchones muy duros, ni muy blandos, son beneficiosos para los primeros años de vida.

¿Por dónde empezar?

Hemos de empezar por el principio: la minicuna. Hay minicunas o cucos, que se usan desde el nacimiento hasta que el bebé pasa a la cuna, o cuando ya es incómodo por el tamaño que tiene y no tiene espacio para su descanso. En estos casos, el colchón minicuna adecuado tiene que:

  • No ser plastificado
  • Presentar una superficie plana y firme. Nada de cojines, almohadas o protectores extra
  • Ser firme, ni muy duro, ni muy blando

Podéis ampliar información sobre los colchones minicuna más adecuados en el post que publicamos el pasado abril.

Después de esta etapa inicial, hacia los 4,5 ó 6 meses (dependerá de cada bebé), hemos de pasar a nuestro pequeño a su cuna, la cual tendrá el mejor colchón cuna para favorecer el desarrollo físico y su descanso.

Según los expertos en seguridad infantil, y pediatras, los bebés no necesitan almohada de ningún tipo hasta los dos años aproximadamente. El elemento esencial del equipo de descanso de tu bebé será el colchón.

Para poder elegir correctamente lo primero será saber las medidas de la cuna. Hemos de tomar las medidas interiores. El modelo estándar de colchón cuna es, normalmente de 60 x 120 cm, aunque hay otras medidas como 70 x 140 cm, 80 x 130 cm e incluso podemos encontrar cunas bastante amplias que requieren colchones de hasta 150 x 79 cm.

Entre la cuna y el colchón no podemos dejar más de 2 cm, para evitar que sus pies o manos se cuelen por los bordes y se lleguen a lesionar. Buscaremos por tanto el colchón con las medidas justas, siempre teniendo en cuenta las características básicas del mejor colchón cuna.

Elementos básicos de un buen colchón cuna

Los puntos en los que nos debemos detener en el momento de elegir el mejor colchón cuna para nuestro pequeño son:

  • Su estructura: que sea firme y duradera, porque la mayor parte del tiempo nuestro bebé se lo pasará dormido. Así que es fundamental elegir una base que distribuya uniformemente el peso del bebé. De este modo se reducen los riesgos de malformación en el desarrollo de su columna vertebral, o incluso complicaciones en su frágil cabeza, como la aparición de una plageocefalia.
  • Los materiales: Tanto el protector como el resto del colchón o funda, ha de ser hipoalergénico, eso reducen irritaciones en la piel o problemas respiratorios asociados a los ácaros y polvo. La funda protectora ha de ser desenfundable, lavable y 100% de algodón, preferiblemente. El acolchado o relleno que tiene el núcleo del colchón tiene que ser de un material transpirable.
  • La temperatura: Un colchón que sea transpirable y tenga materiales que ayuden a regular la temperatura. Un colchón con un buen sistema de aireación reduce considerablemente el riesgo que el bebé pueda tener de padecer muerte súbita en el lactante.

Tipos de colchones cuna

Entre las opciones que tenemos en el mercado, los colchones de cuna más comunes que podemos encontrar son:

  • Colchones de fibra de coco (un material antihumedad y transpirable)
  • Colchones cuna de muelles: pueden llegar a ser excesivamente firmes para el poco peso que tienen los lactantes
  • Colchones cuna de viscoelástica
  • Colchones cuna de látex 100% natural (hipoalergénico y transpirable) o látex (más gomoso y duro que el natural)
  • Colchones cuna de gel (material transpirable, no se altera con los cambios de temperatura)
  • Colchones cuna de soja, (ecológico, hipoalergénico y transpirable)

Desde ColchonExprés os recomendamos los de viscoelástica y los de látex natural con sistema de ventilación, como opciones más recomendables. Lógicamente, el mejor colchón cuna será aquel que cubra todas las necesidades de descanso y seguridad de nuestro bebé.

Un último consejo

Según las recomendaciones de los pediatras, si el bebé está incorporado cuando duerme, favorecerá los siguientes aspectos:

  • La respiración
  • La digestión, evitando regurgitaciones por exceso de leche
  • Una correcta posición de la cadera
  • En caso de infección, catarro o constipado, ayuda a que el moco no se desplace hacia el oído, evitando infección del oído u otitis
  • Reduce el peso de la cabeza del bebé sobre el hueso occipital en un porcentaje mayor al 50%

En ColchonExprés solemos recomendar el “Colchón cuna Seda Confort Descanso”, uno de los colchones cuna más recomendados por pediatras de hospitales de toda España.

Incluye los siguientes complementos:

  • Cuña anatómica
  • Adaptador
  • Almohadas anti-vuelco y Semi-rulo, que garantizan un perfecto soporte, evitando posturas no deseadas.

Los mejores Colchones de cuna para tu bebé

¿Te resultó útil? (Total: 6 Promedio: 3.3)

Los primeros humanos pronto descubrieron que era más cómodo dormir sobre hojas, paja o lana que sobre el duro suelo. Más tarde, comenzaron a rellenar fundas de piel y textiles rudimentarios con estos materiales orgánicos dando lugar a los primeros colchones.

Con el tiempo, se hizo evidente que los materiales orgánicos atraían ciertos parásitos indeseables como insectos o ratones y el desarrollo y la evolución de la tecnología trajo consigo materiales más adecuados como la goma espuma y los rellenos sintéticos.

Hoy en día, el colchón es un artículo fundamental en nuestra vida ya que pasamos una parte importante del día sobre él. Y si es importante para un adulto, ¡imagínate para un bebé! que se pasa unos 2/3 del día durmiendo.

Por eso, hoy vamos a hablar de los colchones de cuna. Es un artículo indispensable y debemos seleccionarlo cuidadosamente para que resulte confortable y, sobre todo, seguro para el descanso del más pequeño de la casa.

Tu bebé permanecerá mucho tiempo sobre él porque en sus primeros meses duerme gran parte del día y, luego, cuando comience a permanecer más tiempo despierto, será también un lugar de juegos y donde comenzará a realizar sus primeros movimientos y desplazamientos.

Si necesitas comprar un colchón de cuna, ¡sigue leyendo! y entérate de todo lo que necesitas saber para elegir uno con criterio.

MODELO IMAGEN IDEAL PARA MEDIDAS COMPOSICIÓN OPINIONES VER PRECIO
Colchón de cuna BaByBed Cuna 117 x 57 x 12 cm 2 capas de viscoelástica de 1,5 cm cada una y un núcleo de poliuterano de 9 cm Opiniones Ver Precio
Colchón de cuna Ecus Kids Cuna 117 x 57 x 10 cm
120 x 60 x 10 cm
137 x 67 x 10 cm
40 x 70 x 10 cm
Núcleo oxigena HR de poro abierto de una sola pieza Opiniones Ver Precio
Colchón de cuna Star Ibaby Cuna 117 x 57 x 12 cm 1 capa de 1 cm de viscoelástica y una capa de poliuterano de 11 cm Opiniones Ver Precio
Colchón de cuna Naturalia Cuna 117 x 57 x 12 cm
140 x 70 x 12 cm
130 x 80 x 12 cm
Viscosoja de gran elasticidad y un bloque de espumación de poliuretano Opiniones Ver Precio
Colchón de cuna Nou Futur Minicuna 80 x 50 x 10 cm
75 x 50 x 10 cm
Espuma de alta calidad Opiniones Ver Precio
Colchón de cuna EK Handel Cuna de viaje o parque infantil 120 x 60 x 6 cm Espuma de densidad media Opiniones Ver Precio

¿Qué es un Colchón de cuna?

Un colchón de cuna es una especie de funda rectangular rellena y elaborada con diferentes materiales cómodos y adaptables a las necesidades y características del bebé. Hay diferentes tamaños de colchón para adaptarse a los diferentes tamaños de cuna existentes en el mercado.

Como hemos mencionado, los colchones de cuna están fabricados con diversos materiales. Y en función de eso tendrá unas características u otras. Por ejemplo, para lugares calurosos es conveniente seleccionar un colchón elaborado en materiales que permitan la adecuada ventilación que regule la temperatura. Otro ejemplo. Si tu bebé es muy sensible busca un colchón hecho con materiales hipoalergénicos o si eres una madre muy exigente, opta por un colchón desenfundable para poder mantenerlo en un estado óptimo de limpieza.

Partes del Colchón de cuna

El colchón de cuna cuenta con 3 partes:

  • Funda: es la cubierta superior que cubre el colchón. En algunos modelos puede retirarse para el lavado. Debe ser suave y de preferencia hipoalergénica.
  • Acolchado: se encuentra debajo de la funda y proporciona estructura y confort.
  • Núcleo: la parte central del colchón. Algunos son de muelles metálicos y otros son de espuma o látex

¿Dónde Comprar un Colchón para cuna?

Puedes encontrar colchones de cuna en tiendas especializadas en puericultura y en grandes superficies aunque, debido al volumen de los propios colchones, suelen disponer de poca variedad.

Por esta razón, una buena opción son las tiendas online. Ellas no tienen problemas de espacio, por lo que disponen de una amplia variedad, pudiendo además comparar precios y características antes de tomar tu decisión.

Pero ¡ojo! porque no todas las tiendas online son iguales. Si al final te decides por comprar por Internet, te sugerimos que lo hagas en Amazon. Suelen tener el mejor precio y su servicio de atención al cliente es de 10. Si cuando recibas el producto en tu casa no te gusta o no es lo que esperabas, lo devuelves sin dar explicaciones y sin coste adicional.

En esta página, te dejaré las mejores ofertas actualizadas que vaya encontrando.

Tipos de Colchones de cuna

Los colchones de cuna se diferencian básicamente o por su composición o por sus medidas.

Composición

Los colchones suelen ser básicamente o de muelles o de goma espuma o látex. Algunos incorporan alguna capa de material viscoelástico.

Tamaño

Como hemos mencionado antes, existen diversos tamaños de colchones de cuna para adaptarse a los distintos tamaños de cuna existentes en el mercado.

Tenemos colchones para:

  • Moisés
  • Mini cunas
  • Cunas
  • Cunas convertibles o camas-cunas

¿Cómo elegir el colchón que más te conviene?

Existen infinidad de modelos y marcas de colchones de cuna en el mercado y los criterios para su selección dependen mucho del tamaño de la cuna, de tus preferencias y de tu presupuesto.

Aun así, te en cuenta estas recomendaciones a la hora de escoger el colchón:

  • Compra un colchón nuevo. Si ya tienes la cuna porque es una reliquia familiar, el colchón debe ser nuevo por motivos de higiene y para evitar alergias.
  • Si es posible, compra juntos el colchón y la cuna. El tamaño del colchón debe ajustarse a la cuna. Ten en cuenta que los espacios alrededor del colchón pueden dar lugar a accidentes.
  • Los colchones de muelles pueden resultar excesivamente rígidos y firmes, pero son más duraderos.
  • Los colchones de goma espuma son más cómodos, pero deben cambiarse antes porque tienden a deformarse con el uso.
  • Los colchones de látex deben tener algún sistema que regule la temperatura porque son los que más retienen el calor.
  • La mejor opción suelen ser los colchones que cuenta con una capa de material viscoelástico porque distribuyen mejor el peso del bebé.
  • Entre el colchón y la cuna no debe haber una brecha mayor a 2 centímetros, lo suficiente para cambiar las sábanas con comodidad y para impedir que el bebé pueda atascarse.
  • Elige un colchón de buena calidad para que dure.
  • La altura ideal del colchón es de 10-12 centímetros.
  • Fíjate en que tenga doble costuras y ribetes.

En la actualidad, hay gran variedad de marcas y tipos de colchones para cuna, pero en materia de bebés es mejor decantarse por marcas reconocidas para garantizar la calidad de los materiales y acabados.

El bebé pasará mucho tiempo recostado en su cuna. Es preciso asegurarte de que tendrá un colchón de calidad y seguro.

Si con el tiempo y el uso notas espacios hundidos y deformaciones en el colchón, lo mejor será cambiarlo para evitar daños en la columna del bebé con consecuencias a largo plazo.

¿Cuál es el mejor Colchón de cuna?

No hay un mejor colchón de cuna, sino el más conveniente para ti y para tu hijo. Recuerda que tienes diferentes tipos. En función del tamaño de la cuna, tus preferencias y tu presupuesto, te resultará mejor uno u otro.

De todas formas, para facilitarte las cosas, he preparado una tabla comparativa (la actualizo frecuentemente) con mi selección de los que considero los mejores colchones de cuna. Está basada tanto en mi propia experiencia como en la de otras madres.

MODELO IMAGEN IDEAL PARA MEDIDAS COMPOSICIÓN OPINIONES VER PRECIO
Colchón de cuna BaByBed Cuna 117 x 57 x 12 cm 2 capas de viscoelástica de 1,5 cm cada una y un núcleo de poliuterano de 9 cm Opiniones Ver Precio
Colchón de cuna Ecus Kids Cuna 117 x 57 x 10 cm
120 x 60 x 10 cm
137 x 67 x 10 cm
40 x 70 x 10 cm
Núcleo oxigena HR de poro abierto de una sola pieza Opiniones Ver Precio
Colchón de cuna Star Ibaby Cuna 117 x 57 x 12 cm 1 capa de 1 cm de viscoelástica y una capa de poliuterano de 11 cm Opiniones Ver Precio
Colchón de cuna Naturalia Cuna 117 x 57 x 12 cm
140 x 70 x 12 cm
130 x 80 x 12 cm
Viscosoja de gran elasticidad y un bloque de espumación de poliuretano Opiniones Ver Precio
Colchón de cuna Nou Futur Minicuna 80 x 50 x 10 cm
75 x 50 x 10 cm
Espuma de alta calidad Opiniones Ver Precio
Colchón de cuna EK Handel Cuna de viaje o parque infantil 120 x 60 x 6 cm Espuma de densidad media Opiniones Ver Precio

Colchón de cuna BaByBed

El colchón de cuna BaByBed tiene unas medidas de 117 x 57 x 12 cm y está compuesto por dos capas (inferior y superior) de 1,5 cm cada una de viscoelástica de 42 kg de densidad y un núcleo de poliuretano de gran elasticidad de 25 kg/m3 de densidad.

Gracias a su composición, este colchón es transpirable, anatómico, indeformable, atérmico y antiácaros. Asimismo, favorece la circulación sanguínea y reduce la agitación nocturna, lo que permite al bebé mantenerse más tiempo en la fase óptima de descanso.

Bastantes compradores han destacado su buena relación calidad-precio.

Colchón de cuna Ecus Kids

El colchón de cuna Ecus Kids está disponible en distintas medidas: 117 x 57, 120 x 60, 137 x 67 y 140 x 70. Todos tienen un grosor de 10 cm. Cuenta con un núcleo oxigena HR de poro abierto de una sola pieza para mayor confort del bebé.

Este colchón tiene 2 caras: la cara de verano con tejido 3D suave y refrescante para un sueño más profundo y seguro y la cara de invierno con tejido Bambú acolchado que hace de él un colchón más fresco, transpirable y confortable.

Su composición lo convierte en un colchón indeformable y transpirable. Además, es desenfundable y la funda se puede lavar en la lavadora.

Colchón de cuna Star Ibaby

El colchón de cuna Star Ibaby tiene unas dimensiones de 117 x 57 x 12 cm. Está compuesto por una plancha de 1 cm de grosor de visco elástica y una plancha de 11 cm de grosor de poliuretano de alta densidad.

El material visco elástico del colchón de cuna tiene memoria inteligente. Se adapta mientras hay presión y siempre vuelve a su postura natural de forma lenta y suave.

Gracias a su composición, este colchón es transpirable, atérmico y antiácaros. Asimismo, favorece la circulación sanguínea y reduce la agitación nocturna, lo que permite al bebé mantenerse más tiempo en la fase óptima de descanso.

Colchón de cuna Naturalia

El colchón de cuna Naturalia está disponible en distintas medidas: 117 x 57, 140 x 70 y 130 x 80. Todos tienen un grosor de 12 cm.

Está compuesto por viscosoja de gran elasticidad que favorece la adaptación ergonómica por sus cualidades viscoelásticas y por un bloque de espumación de poliuretano que aporta firmeza y flexibilidad.

El colchón cuenta con una cara de verano y otra de invierno.

Debido a su composición, este colchón es transpirable, hipoalérgico y antiácaros. Asimismo, favorece la circulación sanguínea y reduce la agitación nocturna, lo que permite al bebé mantenerse más tiempo en la fase óptima de descanso.

Colchón de cuna Nou Futur

El colchón de cuna Nou Futur es el colchón ideal para minicunas. Está disponible en 2 medidas: 80 x 50 x 10 y 75 x 50 x 10 aunque puedes conseguir uno totalmente a medida contactando con el fabricante.

Está fabricado con espuma de alta calidad y cuenta con funda extraíble lavable en la lavadora.

Colchón de cuna EK Handel

El colchón de cuna EK Handel es un colchón de 120 x 60 x 6 cm plegable, por lo que es ideal para cunas de viaje o parques infantiles. Plegado tiene unas dimensiones de 40 x 60 cm.

Está hecho de espuma de densidad media – baja forrada con una cubierta superior de polialgodón (80% poliéster/20% algodón) y una cubierta inferior 100% polipropileno. La cubierta es extraíble y lavable a máquina.

Incluye una bolsa de transporte con cremallera.

Está disponible en azul y en gris.

¿Con cuál me quedo yo?

La verdad es que todos los colchones de cuna cumplen su función. La elección de uno u otro dependerá mucho del tamaño de la cuna, de tus preferencias y de tu presupuesto. De todas formas, si tuviera que elegir uno sería

Colchón de cuna Ecus Kids

Me gusta porque tienes 4 medidas para elegir por lo que difícil será que no encuentres el tamaño que necesitas y porque es el más vendido y el mejor valorado en Amazon. ¡Por algo será!

Colchón para corrales de bebés

Aunque muchos piensen que los corrales son para niños o bebés un poco más grandes, también se pueden usar (con supervisión claro) para bebés más pequeños. Estos corrales utilizan un colchón especial ya que son un poco más grandecitos que una simple cuna, les dicen colchoneta.

Colchón para cuna de uso hospitalario

Diseñado exclusivamente para usarlo en los hospitales o clínicas, así como los hay los de adultos, están también los de bebés. Son los que tienen en los pabellones o en los retenes, donde los colocan por primera vez con anti escaras, anti úlceras y demás beneficios que aportan ya que reducen la fricción y la humedad. También los hay estándares para necesidades menos especiales.

Colchón anatómico y semi ortopédico para bebés

Estos colchones para cuna se adaptan al cuerpo y son muy suaves y firmes, pero siempre es mejor comprarlos ortopédicos para evitar una mala posición de la columna y cuello de la criatura. Has el esfuerzo por la salud de tu bebé.

Colchón ortopédico para cuna

Ya que se hacen de manera que apoyen todo el cuerpo en su totalidad, prestando la debida atención a las articulaciones y a la espalda, son utilizados más que todo por personas que sufren de dolores, pero eso no quiere decir que no puedas comprar uno para tu bebé y así tenga menos estrés con un colchón que tiene más apoyo y más firmeza.

Colchón para bebés ovalada

Este tipo de colchón aportan una vista y diseño especial adaptándose de manera exacta a las mini cunas (algunas hechas a la medida), al moisés y al coche de paseo; en el mercado hay muchos modelos para elegir.

Colchón para cuna impermeable

No solo las fundas o protectores que vienen pueden ser impermeables, también hay colchones que lo son. Son buenísimos y aunque no están demás protegerlos con estos otros accesorios, es válido que quieras adquirirlos.

Colchones para cuna de látex

O de caucho natural y suele ser muy caros, también hay colchones híbridos con una mezcla de cauchos naturales y látex. Mientras que los materiales sintéticos plantean algunos riesgos detallados, los colchones de látex, en general, son cómodos y ofrecen un buen apoyo para los niños en crecimiento.

¿Cuáles son las medidas de colchones de bebé?

Esto es algo que toda mama o papá debe saber, las medidas del colchón que tendrá la cuna del bebé haciéndote la vida más fácil. Considerando lo que hemos colocado líneas arriba, no todas las cunas tienen el mismo tamaño, así que aconsejamos hacer la compra todo a la vez, la cuna junto con el colchón apropiado y recomendado.

En general, las medidas por la parte de adentro son de 120 x 60 cm, 125 x 62 cm (colchones para cunas promedio), 140 x 70 cm y 150 x 79 cm (colchones para cunas convertibles). De grueso pueden ser de 6 y 12 cm y todo va a depender si es una cuna de viaje o de casa, pero según el fabricante puede variar. Para las mini cunas, las medidas serían la de los moisés y mini cunas para recién nacidos que suelen tener una medida de 75 x 52 cm.

¿Puedo mandar hacer a la medida el colchón para la cuna de mi bebé?

Por supuesto que sí, existen empresas que se dedican a eso y es genial que existan en el mercado porque hay personas sean niños o bebés en este caso, con necesidades motrices especiales o niños con progeria, ictiosis u otras condiciones que necesiten de un buen colchón apto para descansar, no solo eso sino también ya sea que estés remodelando la habitación y quieres adaptar la cama a una forma en particular, allí entran en acción estos empresarios que la medida que pidas te lo harán.

¿Cómo mantener limpio los colchones de bebés?

Para que nuestros hijos tengan una buena salud, es importante cuidarlos desde el momento que sabemos que viene en camino y eso también aplica para cuando ya los tienes entre los brazos, todo un largo camino por recorrer…

Mientras van creciendo, el cuidado de la limpieza de todas las cosas de tu bebé es importante que lo tengamos como prioridad para evitar enfermedades. Usa los siguientes tips para que mantengas tu colchón para cuna impecable y libre de bacterias.

• Te recomendamos que uses una aspiradora pequeña de uso manual sobre el colchón de vez en cuando para asegurarte de que los ácaros permanecen alejados del infante, y si compras una aspiradora especial para eso mejor, ya que así no pegas la boquilla de la aspiradora en otras superficies sin contaminar el colchón.
• El punto anterior no puede pasar debajo de la mesa si tu hijo tiene alergias o asma, asegúrate de lavar muy bien la funda como mucho cada semana a 60 ° en la lavadora para eliminar todos los ácaros y bacterias.
• Después de aspirado, colócale un poco de jabón en polvo sin blanqueador con agua caliente para que hagas espuma (colocándole una cucharada por cada cinco tazas de agua caliente, si hay manchas con un poco de jugo de limón basta).
• Luego vas a frotar el colchón con un paño húmedo o una esponja muy suavemente por todos lados, sin tanta fuerza porque después costará para que seque (evitando el moho, de igual forma si llega a pasar colócalo a que lleve bastante sol).
• Si no hace mucho sol, ubica el colchón en un lugar fresco y seco donde estés segura que no se va a ensuciar y que tenga buena circulación de aire (puedes poner un ventilador limpio, libre de polvo).
• Como tips final: Puedes colocarle un poco de bicarbonato de sodio sobre el colchón espolvoreado cuando se haya secado y déjalo así por una o dos horas en cada lado antes de pasar la aspiradora, para que absorba y elimine cualquier olor que haya quedado presente.

Puedes mantener una buena higiene en toda tu cuna, sea fundas, almohadas, etc… deberás lavarlas cada dos o tres días y lo mejor es, que todo eso sea a mano para que no dañes los tejidos delicados con el movimiento brusco de la lavadora, dejas remojando todo con detergentes para ropa de bebés y listo.

Accesorios de los colchones para cuna

En algunas tiendas los colchones vienen con todos los “juguetes”, en otras no, pero de igual manera te colocamos aquí brevemente los pequeños accesorios que pueden venir con la compra de un colchón para cuna, otras cosas que puedas faltar en esta sección serían opcionales (pueden venir es con la compra de la cuna como tal) ya que estas tres cosas son lo que más importa.

Fundas para colchones de bebés

No puede faltar esto en tu colchón para cuna, ya que le dan protección al infante de estar directamente al contacto con el colchón (y no lo ensucia) y éste se protege de cualquier agente externo. Son de PVC o rizo de algodón, hasta juntas también; si te das cuenta que el bebé suda mucho por la funda de plástico, quítala y usa solo la de algodón.

Sábanas para el colchón de cuna

Obviamente esto no puedes dejarlo pasar, es obligatorio colocarle unas que sean de la medida exacta del colchón para que no se desprenda de las esquinas y eso puede ser peligroso si pasa en un momento que no estés viendo, podría enredar o asfixiar al bebé.

Almohadas para colchones para bebés

Vienen en diferentes tamaños y medidas hasta de materiales, pero no todas traen funda para almohada de colchón para cuna. Hay hipo alergénicas que son las más recomendadas, unas más suaves que otras y hasta elásticas; de muy pequeños lo mejor es colocarle almohadas rectangulares o cuadradas adaptadas a la cama, ya después de más grandecitos puedes comprarle unas almohaditas alusivas algún peluche u otra forma.

¿Cómo elegir tu colchón para cuna?

Ahora que ya sabes qué debes tener en cuenta según el apartado anterior y toda la demás información, elegirlo es cosa fácil. Debes verificar que se adapte a la cama, aunque pienses que vienen de tamaño estándar (no está demás revisar); y cerciórate de los espacios entre el colchón y la cuna al momento de cambiar las sabanas o para limpiarlo no vaya a caber más de un dedo por la seguridad del infante y tu tranquilidad.

Entre otros detalles que hay tener en cuenta la firmeza del colchón ya que el bebé, también es importante y hay que recalcar, la calidad debe ser bien alta ya que allí vas a colocar a tu bebé o bebés si tienes más de uno. Evidentemente la marca y el dónde la vayas a comprar va a incidir en la calidad del producto al final. Otra cosa, no debe contener materiales que puedan ser tóxicos y tiene que poseer las medidas adecuadas para evitar accidentes.

El colchón es esencial para dar el soporte necesario que su pequeño cuerpecito necesita para crecer sano y saludable. Es muy importante que además de ofrecerle un colchón de calidad adaptado su edad y que sea de la medida adecuada; si tiene la etiqueta con el término High Resilience o espumación HR (Alta Resiliencia) eso quiere decir que tienes en las manos un buen colchón.

Normativas que deben cumplir los colchones de bebés

Hay algunas que han sido emitidas a lo largo del tiempo, pero lo importante es hablar de las que están vigentes en la actualidad o las más recientes. El Comité Europeo CEN/TC 207 ‘Mobiliario’ hace poco más de dos años publicaron una normativa europea aplicable a los colchones para cunas y mini cunas la Norma EN16890:2017. Entre tantos requisitos que deben cumplirse, indican y cito textualmente: “(…) se especifican los requisitos y métodos de ensayo para colchones que se utilizan en cunas de madera, cunas de viaje, mini cunas y cunas colgantes tanto de uso doméstico como no doméstico”.

La Unión Europea publicó una norma para evitar accidentes de infantes relacionadas con las cunas y cito su objetivo: “(…) evitar posibles casos de asfixia, estrangulamiento o, en los casos más graves, de muerte prematura en los bebés o niños. Los nuevos requisitos de seguridad se centran en artículos como cunas, edredones, colchones o sacos de dormir”, además de muchos temas interesantes que allí tocan. La normativa europea (EN 716-1:2008: – Mobiliario. Cunas y cunas plegables de uso doméstico para niños) en la que dicta también, cito: “El espacio entre los listones será inferior a 6 cm. No debe haber hueco entre el colchón y las barras, si éste es de más de dos dedos podría atraparle la cabeza.”

Te recomendamos eches un vistazo por seguridad a estas normativas (y hay muchas más) porque debes asegurarte de que el colchón para cuna y la cuna misma, valga la expresión, de tu bebé cumpla con todas las normas de seguridad establecidas y sobre todo si la van a usar por tres años aproximadamente.

Estos son los 7 consejos fundamentales que debes tener en cuenta para elegir el colchón de la cuna de tu bebé

Tu bebé pasa más de la mitad del día durmiendo, con su carita apoyada en el colchón de la cuna. ¿Está seguro? ¿qué está respirando? Estas preguntas aparecen muy a menudo en la mente de los padres cuando llega el momento de elegir un buen colchón para la cuna de su niño. ¿Este es tu caso?

¿Por qué es importante elegir bien el colchón de la cuna ?

Es preocupante que los investigadores hayan detectado productos químicos volátiles en los colchones hechos especificamente para los bebés. Un estudio realizado en la Universidad de Texas, Austin, encontró que los colchones probados tienen cerca de 30 diferentes tipos de compuestos orgánicos volátiles (COV), así como una variedad de fragancias alergénicas.

Gracias a la demanda de los consumidores, los fabricantes estan trabajando para hacer colchones más seguros, firmes y de las dimensiones adecuadas para que el bebé se pueda mover con libertad y seguridad. También es prioritario para los fabricantes eliminar las sustancias nocivas y los quimicos, utilizando alternativas que cumplan con las normas de seguridad.

7 reglas de oro para elegir un buen colchón para tu bebé:

  1. Para evitar los gases peligrosos que puedan escapar de la espuma del colchón, busca la certificación que garantiza aue los niveles de COV son bajos. El certificado Oekotex standar 100 -Clase I es un certificado sólo para bebés y niños que asegura que el colchón no tiene elementos nocivos ni desprende sustancias volátiles perjudiciales para la salud del niño.
  2. Todos los colchones tienen una cubierta exterior resistente al fuego. Los fabricantes deben utilizar materiales más seguros, como algodón tratado, para garantizar la seguridad del niño.

    Tu Bebé pasa Mucho Tiempo en su cunita

  3. Muchos colchones ecológicos estan hechos con algodón orgánico. Las fibras orgánicas tienen menor número de residuos de plaguicidas que las opciones de cultivo convencional. El inconveniente es que esto hace que su precio sea más elevado. Aún así, considera que es una inversión en la salud y seguridad de tu hijo.
  4. Evita los colchones con tejidos plásticos no transpirables. Tienen varios inconvenientes: dificultan la respiración del bebé e impiden la transpirabilidad natural. Esto provoca que haya un aumento de sudoración, lo cual es muy incómodo para dormir. Busca que el material con el que está fabricado el colchón esté pensado especialmente para bebes. Y evita que estén hechos de fibras como el coco, la lana o la goma espuma, que ni siquiera se usan para los colchones de los adultos.
  5. Busca que el tejido usado sea transpirable. Es mucho más higiénico. El colchón debe ayudar a liberar el CO2 desprendido por la respiración de tu bebé y evitar que se produzca el calentamiento. Si no es así, se provoca que aparezcan los ácaros y los hongos. Lo normal, es que los colchones esten tratados químicamente para evitar la aparición de estos indeseables. Sin embargo, para los bebés este tratamiento químico no está recomendado. Por eso existe el tratamiento AEGIS, que es inócuo para el bebé y le protege de alergias e irritaciones.
  6. También debes tener en cuenta la firmeza. Así se favorece el descanso y el correcto apoyo de su columna vertebral. El colchón se dębe amoldar a su cuerpo.
  7. Si tiene estampados o dibujos, comprueba que no destiñen.

Si estás pensando en utilizar un colchón ya usado o de segunda mano:

Ante el beneficio de ser una opción más económica, debes tener en cuenta los riesgos que ésta practica conlleva:

  • La cantidad de sustancias químicas liberadas por un colchón va disminuyendo con el paso del tiempo, pero los colchones más viejos pueden contener productos químicos nocivos que ya no se utilizan en los nuevos.
  • Cuanto más tiempo tiene el colchón, más bacterias esconde en su interior. Puedes minimizar este riesgo asegurándote que ha tenido un buen mantenimiento, que se ha guardado en un ambiente seco y protegido y que sigue manteniendo su firmeza.

Te interesará saber:

  • La Seguridad de tu bebé en la cuna
  • Cuando puede usar almohada tu bebé?
  • 7 Trucos para asegurar el bienestar de tu bebé en su habitación
  • Cuando pasar al bebé a su habitación?
  • Elegir la cuna de viaje de tu bebe. Guía Práctica
  • Compras para el bebé: en cuáles ahorrar dinero?

COLCHÓN PARA BEBÉS: ¿CÓMO ELEGIR BIEN?

Preparar el nacimiento de tu bebé no es tarea fácil. Cada futuro padre está preocupado por darle lo mejor a su bebé: la decoración de la habitación, los accesorios de puericultura y sobretodo el colchón que le garantizará un confort y una seguridad únicos. No es sencillo elegir, y más sabiendo que durante los primeros meses de vida, un recién nacido pasa alrededor de 18h al día durmiendo.

Para ayudaros a decidir, hemos creado una pequeña guía que recopila los aspectos más importantes a la hora de elegir un colchon para bebes.

DIMENSIONES

Talla

Los bebés tienen necesidades muy específicas y deben dormir sobre un colchón que se adapte a su morfología.

Un colchón de 60 x 120 cm será perfecto para un bebé de 0 a 5 años. El colchón de 70 x 140 cm es más grande y se adapta a los niños de 0 a 7 años. La mayoría de las cunas adaptadas a estos colchones son evolutivas. Podrás retirar al principio dos o tres barreras para que el niño pueda bajar de la cama de manera autónoma y luego retirar los laterales de la cuna, ¡así tendrá una cama de mayor!

El grosor

El grosor adecuado para un colchón de bebés está entre 12 y 18 cm. No tiene sentido que el grosor sea mayor ya que el peso de un niño es ligero y por lo tanto, es mucho mejor optar por un colchón con materiales de calidad y un grosor medio antes que por uno muy alto.

COMPOSICIÓN

La densidad

La densidad de un colchón se mide en kg/m³ y corresponde a su firmeza. Un bebé necesita un colchón bastante firme ya que tiene que sostener y su cuerpo al mismo tiempo tiene que poder garantizarle un buen crecimiento. Para estar seguros de que el colchón le podrá acompañar a lo largo de su desarrollo, opta por uno cuya densidad esté entre 20 y 22 kg/m³. Un colchón con una densidad inferior a 20 kg/m³ resultará demasiado blando y en el caso de que la densidad sea superior a 22 kg/m³, demasiado duro.

La composición

Opta por las espumas naturales. A continuación encontrarás los 4 tipos de espumas que se utilizan con más frecuencia:

La espuma de alta resilencia :

Espuma de gran calidad que permite un buen confort y una buena firmeza. Graicas a la espuma de alta resilencia, el colchón es ligero y ofrece una buena calidad relación/precio. ¡Ideal para bolsillos pequeños!

Látex :

Los colchones para bebés en látex son apreciados por su gran comodidad, su flexibilidad y porque son antiácaros. Además durán un poco más que los colchones de espuma.

Espuma de poliuretano :

Esta espuma crea zonas de confort adaptadas a los puntos de presión del cuerpo.

Fibra de coco :

Un material ecológico que deja circular el aire, lo que impide la aparicición de humedad y por lo tanto la aparición de bacterias y ácaros.

Consejo viscoelástica:

La espuma viscoelástica no es recomendable para un niño. Un niño en pleno crecimiento debe descansar sobre un colchón más firme y este material resulta demasiado blando para acompañarlo durante su desarrollo.

CERTIFICACIÓN

Las certificaciones y sellos aportan garantías suplementarias de calidad . Así que si la funda y el colchón de vuestro hijo tienen los certificados Okeo Tex o Certipur, no tenéis de que preocuparos. Son los sellos internacionales líderes en certificación de componentes textiles.

Estos sellos garantizan la ausencia de sustancias indeseables y nocivas que puedan representar un riesgo para la salud de tu hijo, por lo tanto el colchón ha sido fabricado a partir de materiales no nocivos antialérgicos, hipoalergénicos , sin disolventes y con un bajo impacto medioambiental.

La funda puede contar también con el certificado Allergostop lo que garantiza su eficacia al 99,9% contra los alérgenos y ácaros.

¡Ya tienes todas las claves para poder elegir el mejor colchón para tu hijo!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *