0

Mejor crema piel atopica

Tabla de contenidos

Cremas para dermatitis atópica en adultos

Mi piel es un tanto complicada. Además de tenerla muy seca, llevo varios años sufriendo brotes de dermatitis atópica, no sólo en la cara, sino también en diferentes partes del cuerpo. He estado probando diferentes cremas durante este tiempo y he encontrado algunas que me funcionan bastante bien. En este artículo comparto con vosotras, por si alguna más padece de piel atópica, cuáles son -en mi opinión- las mejores cremas para dermatitis atópica de cara a aliviar el picor y evitar que aparezcan nuevos brotes. Si os interesa conocerlas, ¡seguid leyendo!

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad que afecta a bebés, niños y adultos. Se caracteriza por la sequedad e irritación de la piel, que da lugar a pequeños eczemas, en los que una zona determinada se enrojece y se inflama, presentando un picor bastante agudo. En los adultos, los brotes más frecuentes los encontramos en los pliegues de los codos, las manos y los pies, así como también en el rostro.

¿Cuál es el tratamiento para la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica tiene mucho que ver con la genética por lo que, en la mayoría de casos, es una enfermedad crónica que no tiene cura. Sin embargo, sí que es posible aliviar sus síntomas a través de cremas emolientes, con el objetivo de mantener la barrera epidérmica intacta y evitar la aparición de eczemas. Cuando el brote es agudo, hay que combinarlas con corticoides tópicos para poder aliviar el picor y reducir su inflamación.

Las mejores cremas para dermatitis atópica en adultos

A raíz de esta enfermedad, he ido interesándome cada vez más por la cosmética y por tratar de encontrar cuáles son los ingredientes que mejor le funcionan a mi tipo de piel. Después de haber probado numerosos productos para hidratar y aliviar los picores, quiero mostraros cuáles son las cremas que mejor me funcionan. Se trata de tres productos orientados a tratar pieles muy secas y atópicas, imprescindibles dentro de mi rutina facial y corporal.

Mejor crema para dermatitis atópica en la cara

Llevo muchos años utilizando Lipikar Baume AP+ de La Roche Posay como crema para el rostro y, de momento, no ha aparecido otra que la reemplace. De hecho, cuando comencé a usarla, la utilizaba por todo el cuerpo, pero actualmente solo la aplico en la cara.

Esta crema emoliente de textura untuosa lleva entre sus ingredientes manteca de karité, que ayuda a restaurar la barrera lipídica, así como también glicerina y niacinamida, que impide que el agua de la piel se evapore y, por ende, se deshidrate. No contiene perfume ni parabenos y podéis adquirla aquí.

Mejor crema para dermatitis atópica sin corticoides

Por norma general, cuando un brote está en fase aguda, resulta muy difícil tratarlo con otra cosa que no sean cremas con corticoides. Este tipo de cremas alivian el picor y disminuyen la inflamación de la zona irritada, pero su uso prolongado no es recomendable. Por este motivo, me puse a buscar un producto que aliviara el picor sin contener cortisona y fue entonces cuando encontré la línea AtopiControl de Eucerin.

Dentro de esta gama dedicada a pieles atópicas podemos encontrar: crema facial, hidratante para manos, loción corporal, gel de baño, spray calmante y Crema Forte. Esta última es mi favorita de la línea, aunque he probado también la loción corporal y el gel del baño.

Crema Forte mejora el aspecto de la piel durante los brotes, además de aliviar el picor agudo. No la utilizo como sustituto de una crema con corticoides, pero sí es verdad que ayuda a reducir su utilización. Una vez que el eczema ya no se encuentra activo, sigo utilizándola en la zona afectada para prevenir de nuevo su aparición. Siempre que la uso, además de conseguir un efecto calmante casi inmediato, noto que la sensación de hidratación permanece durante horas, sobre todo cuando la aplico por la noche.

Entre sus ingredientes podemos encontrar el aceite de onagra y el aceite de semilla de uva, que contienen ácidos grasos esenciales que suavizan y nutren la piel; así como también el licocalcón A, un antiinflamatorio de origen natural que proviene de las raíces del regaliz. Está disponible aquí.

Mejor crema emoliente para piel atópica

Esta crema ha sido el último producto en incorporarse a mi rutina corporal por recomendación de mi dermatólogo. Como os decía al principio, no sólo tengo dermatitis atópica en el rostro, sino también en el cuerpo, así que procuro mantenerlo hidratado.

Dentro de la gama Exomega Control de A-Derma, podemos encontrar tres tipos de textura: en leche, en crema y en bálsamo. He utilizado las tres texturas y, de momento, mi preferido es el bálsamo. Es la más untuosa de las tres, así que cuando empieza a hacer buen tiempo suelo alternarla con la leche emoliente.

En su composición destaca la avena, que calma las irritaciones de la piel; y la vitamina B3, que favorece la reconstrucción de la barrera cutanea. Podéis comprarla aquí.

Espero que os haya sido útil la entrada y os pueda ayudar a aquellas que, como yo, lucháis contra los eccemas y la piel irritada. De ser así, agradecería que la compartiérais en vuestras redes sociales para que también pueda serle de ayuda a otras personas que estén lidiando con esta enfermedad.

Y vosotras, ¿tenéis piel atópica?
¿Qué productos utilizáis?

Dermatología

¿Qué es el eczema?
El eczema se manifiesta con picazón (prurito) y sequedad crónica de la piel. Por lo general, los síntomas aparecen sólo durante ciertos períodos, mientras que el resto del tiempo la piel está normal. Existen muchas causas que pueden originar el eczema: alergia, irritantes, eczema atópico, seborreico, etc. Para cada uno de ellos existen diferentes tratamientos. Entre los síntomas del eczema figuran los siguientes:

  • la piel está constantemente reseca
  • áreas rojas, con picor, que suelen empeorar durante el invierno
  • el área afectada puede ponerse húmeda y exudar si el paciente se rasca
  • entre los niños pequeños es más común en la parte interior de los codos, así como en las muñecas y detrás de las rodillas; también puede aparecer en el cuello, los tobillos, los pies y en otras áreas del cuerpo
  • en niños mayores puede aparecer en las manos, pies y párpados
  • en los bebés a veces empieza en las mejillas
  • después de un tiempo la piel puede cambiar de color y volverse más gruesa.

¿Cuál es la causa del eczema?
Se desconoce la causa del eczema, pero parecen existir factores hereditarios. Muchas personas con eczema atópico también tienen alergias (como rinitis o asma) o pueden desarrollarlas.

El eczema suele manifestarse en las siguientes circunstancias:

  • cuando la piel entra en contacto con alguna sustancia irritante, como jabón o cloro
  • cuando la piel está expuesta al agua por mucho tiempo sin que se aplique una crema hidratante a continuación
  • cuando hay cambios de estación o en la humedad del aire.

Consejos para pacientes con eczema:

  • Mantenga la piel hidratada:
  • Siga las recomendaciones del dermatólogo para la higiene diaria, ya que según el tipo de piel variarán las necesidades.
  • Evite jabones fuertes.
  • Tras el baño, secar suavemente con una toalla, sin frotar, para quitar el exceso de agua y dejar la piel un poco húmeda.
  • Para ayudar a mantener la piel hidratada, aplique una crema hidratante sin perfume en todo el cuerpo justo después del baño y varias veces al día.
  • Aplique el tratamiento pautado por su dermatólogo durante el periodo indicado.

¿Qué es la dermatitis atópica?
La dermatitis atópica, también llamada eczema, es un desorden de la piel hereditario y crónico que afecta con frecuencia a los bebés o a los niños pequeños, y puede persistir hasta que el niño alcanza la adolescencia o la edad adulta. El eczema provoca picor, enrojecimiento y descamación de la piel.

Los padres con eczema, rinitis alérgica o asma, tienen más probabilidades de tener hijos con eczema atópico. La condición puede agravarse debido a la acción de diferentes desencadenantes como sustancias irritantes ambientales, alergias y estrés.

El eczema tiende a agudizarse en épocas de estrés, cuando la temperatura es extremadamente elevada o baja, humedad elevada, cuando el paciente sufre una infección bacteriana o cuando la piel resulta irritada por el contacto con tejidos (lana) o detergentes. Entre los niños que tienen eczema, el 65 por ciento muestra signos de eczema en el primer año de vida y el 90 por ciento en los 5 primeros años.

¿Cuáles son los síntomas del eczema?
La distribución del eczema puede variar con la edad. En bebés y niños pequeños, el eczema suele localizarse en la cara, la parte externa de los codos y en las rodillas. En los niños mayores y adultos, en cambio, tiende a manifestarse en manos y pies, brazos y en la parte posterior de las rodillas (zonas de pliegues).

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del eczema. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Piel extremadamente seca con picor.
  • Pequeños bultos en la piel o erosiones que exudan al rascarse.
  • Enrojecimiento e inflamación de la piel.
  • Engrosamiento de la piel (en el caso de eczema crónico).
  • El rascado y frotamiento excesivos pueden rasgar la piel y provocar una infección. Los síntomas de eczema pueden parecerse a los de otras enfermedades de la piel. Siempre consulte a su dermatólogo para asegurar el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el eczema?
La dermatitis atópica es muy común. El diagnóstico suele determinarse con un examen físico y la historia médica. El diagnóstico puede incluir:

  • Antecedentes familiares (los niños nacidos de una madre que tiene una enfermedad alérgica son más propensos a desarrollar eczema).
  • Antecedentes personales de alergia o asma.
  • Exámenes de sangre.

Tratamiento del eczema
El tratamiento específico del eczema será determinado por su dermatólogo basándose en lo siguiente:

  • Su edad (o la de su hijo), su estado general de salud y su historia médica.
  • Nivel de gravedad.
  • Su tolerancia (o la de su hijo) a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la reacción.
  • Su opinión o preferencia.

No existe cura para el eczema. Los objetivos del tratamiento consisten en reducir el picor e inflamación de la piel, hidratar la piel y prevenir las infecciones.

Control de los síntomas de eczema
Las siguientes son sugerencias para el control del eczema:

  • Evite el contacto con agentes irritantes, según lo indique su dermatólogo.
  • Tome baños o duchas cortos con agua tibia.
  • Emplee buenas técnicas de cuidado de la piel.
  • No utilice jabones fuertes. Solicite a su dermatólogo que le recomiende una marca.
  • Vístase con ropa ligera – el sudor puede empeorar el eczema.
  • Utilice lociones hidratantes al menos una vez al día. Solicite a su dermatólogo que le recomiende una marca.
  • Evite rascar el área afectada.
  • Disminuya al mínimo el estrés.

Su dermatólogo puede también recetarle medicamentos en los casos severos. Los siguientes medicamentos son los más utilizados para tratar el eczema:

  • Antihistamínicos: estos medicamentos ayudan a disminuir el picor. Estos medicamentos pueden causar somnolencia. Existen algunos antihistamínicos nuevos disponibles en el mercado que no provocan somnolencia. Consulte a su dermatólogo para obtener más información.
  • Cremas de esteroides: estos medicamentos tópicos ayudan a disminuir la inflamación de la piel y también alivian el picor y la hinchazón. Hay persos esteroides tópicos de distintas concentraciones. El uso excesivo de esteroides es potencialmente dañino para la piel. Siga el consejo del dermatólogo sobre el número de aplicaciones diarias y el tiempo de tratamiento.
  • Antibióticos orales: estos medicamentos derivan del moho o las bacterias y retrasan el crecimiento de microorganismos específicos. Siga las indicaciones para la dosificación y la administración cuidadosamente y consulte a su dermatólogo según sea necesario.
  • Inmunomoduladores tópicos (TIM): los inmunomoduladores tópicos son una clase nueva de medicamentos para el tratamiento del eczema. Estos medicamentos se aplican directamente sobre la piel para modificar la respuesta inmunológica.

Existen otros muchos tratamientos tópicos o sistémicos para controlar esta enfermedad según la severidad de la misma. Consulte a su dermatólogo sobre el tratamiento más adecuado para su caso.

¿Qué es la dermatitis por contacto?

La dermatitis por contacto es una reacción fisiológica que se produce después de que la piel entra en contacto con ciertas sustancias. Los irritantes causa la mayoría de estas reacciones a la piel. Las reacciones restantes son causadas por distintas sustancias, que provocan una respuesta alérgica. La reacción alérgica puede comenzar varios días después de la exposición. La dermatitis de contacto causada por un irritante que no sea una respuesta alérgica ocurre de contacto directo con el irritante. En este caso no se desencadena una alergia sino una irritación de la piel. Los adultos son los más comúnmente afectados por la dermatitis alérgica por contacto, pero puede afectar a personas de todas edades.

¿Cuáles son las causas de la dermatitis alérgica por contacto?
Las causas más comunes de dermatitis alérgica por contacto en adultos y niños incluyen las siguientes:

  • Jabones.
  • Cosméticos
  • Diferentes alimentos.
  • Detergentes.
  • Perfumes.

Las plantas, así como también los metales, cosméticos y medicamentos pueden causar una dermatitis alérgica por contacto:

Metales
Casi 3.000 agentes químicos pueden causar dermatitis alérgica por contacto. El níquel, el cromo y el mercurio son los metales que más comúnmente causan dermatitis por contacto:

El níquel se encuentra en la bisutería, las hebillas de los cinturones y correas de los relojes, así como también en las cremalleras, los broches y los ganchos de la ropa.
El contacto con los objetos que están enchapados con cromo, que contiene níquel, causará posiblemente reacciones en la piel de las personas con sensibilidad al níquel.
El mercurio, que se encuentra en las soluciones para lentes de contacto, puede causar problemas en algunos individuos sensibles.
Cosméticos
Muchas clases de cosméticos pueden causar dermatitis alérgica por contacto. Los tintes permanentes del pelo que contienen parafenilendiamina son la causa más frecuente. Otros productos que pueden causar problemas incluyen los tintes utilizados en la ropa, los perfumes, las sombras de ojos, el esmalte de uñas, las barras labiales y algunos protectores solares.

Medicamentos
La neomicina, que se encuentra en las cremas antibióticas, es la causa más común de la dermatitis por contacto causada por medicamentos. La penicilina, las sulfamidas y los anestésicos locales, tales como la novocaína o el parabeno, son otras causas posibles.

¿Cuáles son los síntomas de la dermatitis por contacto?
A continuación, se enumeran los síntomas más frecuentes de la dermatitis por contacto. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente.

  • Hinchazón y enrojecimiento de la piel.
  • Aparición de ampollas en la piel.
  • Picor.
  • Escamas y engrosamiento de la piel.

Tratamiento de la dermatitis por contacto:
El tratamiento específico para la dermatitis por contacto será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Gravedad de la reacción.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la reacción.
  • Su opinión o preferencia.

El mejor tratamiento consiste en identificar y evitar las sustancias que puedan provocar la reacción alérgica.

Hoy es el Día Mundial de la Dermatitis Atópica, una enfermedad que afecta a un 11% de la población mundial. La piel pica, se irrita con facilidad, se escama y, en los casos más graves, incluso se agrieta y salen heridas. En invierno estos síntomas se multiplican por culpa del frío, pero con estos 24 productos especiales no tendremos nada que temer. ¿Miedo a las bajas temperaturas? Nosotros y nuestra piel híper sensible estamos más que preparados.

Tratamientos especiales para el cabello

La firma especializada en crecimiento del cabello Nuggela&Sulé ha lanzado al mercado un champú destinado a las pieles atópicas (19,90 euros), capaz de mejorar, calmar e hidratar el cuero cabelludo más sensible. Además, estimula el crecimiento y calidad de la melena.

El champú de Leti AT4 para pieles atópicas (12 euros) es una de las mejores propuestas que hay en farmacias para cuidar el cuero cabelludo y evitar la descamación y caspa. Además, protege el brillo del cabello y evita los terribles picores en la cabeza, que se vuelven más desagradables en temporada de frío.

La firma Mustela tiene el famoso champú Stelatopia, que se utiliza incluso en bebés recién nacidos para tratar la atopía. Sin embargo, los adultos también podemos beneficiarnos de las propiedades calmantes de este producto, a la venta por 10,50 euros.

El champú suave de Multilind de uso diario (12,75 euros) lleva ya tiempo mimando nuestra piel sensible, pero ésta es una de las primeras firmas en tener también un acondicionador no reactivo en pieles atópicas (10,80 euros). No solo suaviza el cabello, ayudando a su hidratación y cepillado. Si lo dejamos actuar unos minutos, también hidrata el cuero cabelludo, refrescándolo y evitando la descamación.

Tratamientos faciales

Formulada con prebióticos y probióticos, esta crema facial de Bruno Vassari (55,10 euros) está indicada para el cuidado de las pieles más reactivas y frágiles. Restaura la barrera cutánea, alivia las irritaciones y sensaciones de tirantez y refuerza y mantiene protegida la flora beneficiosa de la piel.

En Bioderma tienen uno de los productos más especializados que hay para el acné. Porque no todas las personas que sufren esta patología tienen la piel grasa. Para los que sufren de piel atópica, sensible y acneica, Sébium Sensitive (18,64 euros) es una magnífica opción. Lo hemos probado de primera mano y resulta calmante, hidratante, desinfectando y limpiando sin brillos.

Eucerin ha lanzado su línea AtopiControl, que aunque no es de carácter farmacéutico, pretende ayudar con los síntomas de la piel atópica. Su crema facial (9,90 euros) sirve para uso diario, mientras que la cream forte (9,10 euros) se debe utilizar solo en caso de brotes atópicos.

La Roche-Posay tiene uno de los mejores laboratorios especializados en el estudio de pieles intolerantes. Por eso, de ellos hemos escogido los desmaquillantes para pieles sensibles, porque estos pueden ser productos muy complicados de encontrar. Tenemos el desmaquillante facial (15,45 euros) y el especializado en ojos (12,70 euros), que viene en ampollas individuales.

Babaria es más conocida por sus cuidados solares, pero cuenta con una crema facial de aloe vera muy natural y sin añadidos (5,65 euros). Con ella se nota más elasticidad y firmeza en la piel, pero también alivia los efectos del frío y se siente hidratada todo el día.

Instituto Español es un referente en el tratamiento de la piel atópica y su crema de cuidado integral es la más eficaz de todas las que hemos probado. Sirve para todo el cuerpo, aunque es especialmente útil en el caso de la piel expuesta al clima, como manos y rostro. También es ideal para los labios y cuesta solo 2,40 euros.

Tratamientos corporales

Este es uno de mis productos favoritos, que he descubierto recientemente. El spray SOS Atoderm de Bioderma es un alivio inmediato de la picazón cuando tiene lugar un brote fuerte. Y cuando decimos inmediato, es tan rápido que no da tiempo a sufrir por el picor. Hay un versión de 200 ml (11,20 euros) y otra de bolsillo para urgencias (6,90 euros)

La firma A-Derma tiene una línea llamada Dermalibour, especializada en las pieles más atópicas. De esta sección hemos probado la crema reparadora (15,61 euros) y el stick reparador (11,90 euros), que es perfecto para llevar en el bolso y aplicar de urgencia en rojeces o irritaciones que surgen a lo largo del día.

Bioderma sigue siendo nuestra favorita, también en cuestión de cremas corporales. Este bálsamo de Atoderm Intensive Baume es muy ligero y refrescante, lo cual ayuda a aliviar la piel más irritada y evitar el picor. Además, su envase de 500 ml. por 20 euros dura muchísimo tiempo y es ideal para tener al lado de la ducha y utilizar de forma diaria.

El momento ducha también es fundamental para las personas que sufrimos de piel atópica. Sobre todo por los contrastes de temperatura con el agua caliente y la sequedad que producen algunos geles de baño. La línea Exomega de A-Derma nos tiene cubiertos, con este aceite de ducha (11,43 euros) y baño y esta mousse de ducha (10,50 euros) tan suave y delicada que alivia la picazón de forma rápida.

Este gel limpiador de Bioderma es otro de los productos que hemos testado de primera mano, sabiendo que es eficaz incluso en momentos de máximo brote atópico. Su precio es de unos 22 euros por un litro de producto.

Los desodorantes son otro foco de controversia para las personas con piel sensible. Pero Eucerin ha lanzado esta propuesta libre de aluminio especial para dermatitis atópicas (6,60 euros). No tiene alcohol, colorantes ni parabenos e incluso puede aplicarse después de la depilación.

El laboratorio Ducray también tiene productos maravillosos para la piel atópica. Como persona con esta patología, he probado varias propuestas de la marca y me quedo con el bálsamo anti-rascado, ideal para esos momentos de comezón aguda en los que cuesta resistirse. Y su gel limpiador es ideal para la ducha, aliviando irritaciones y sin sequedad. Se encuentra en farmacias.

EBBE es una firma que utiliza agua de mar como base para todos sus productos, algo que normalmente reseca la piel. Sin embargo, esta emulsión (16,14 euros) trata a fondo los síntomas de la piel atópica, normalizando la barrera natural cutánea y reequilibrándola por completo.

La importancia de la composición de cremas y productos de higiene

La amplia oferta de productos destinados a la dermatitis atópica puede confundirnos. En farmacias, parafarmacias, perfumerías y supermercados; podemos encontrar múltiples líneas de higiene e hidratación en cuyo etiquetado aparece la palabra atopia.

¿Es adecuado todo aquello que se vende como producto para la atopia? ¿En qué debo fijarme a la hora de elegir? ¿A quién debo consultar? En este post vamos a intentar aclarar algunos conceptos al respecto.

¿Cómo elegir un jabón o gel para pieles atópicas?

Presentaciones: Los productos para la higiene pueden presentarse en forma de geles, espumas, aceites, pastillas o lociones-bálsamos limpiadores. La elección de una u otra presentación depende en principio de preferencias personales, aunque las siguientes indicaciones os pueden orientar en vuestra elección:

  • Para el baño, aceites o geles, pues se disuelven con facilidad, ejerciendo además una función emulsificadora con el agua.
  • Para la ducha, espumas o geles, ya que forman espuma con facilidad y no dejan el suelo tan resbaladizo. Cuando se recomienda evitar o reducir el contacto con el agua son útiles las leches limpiadoras que no necesitan aclarado.
  • En caso de dermatitis predominantemente de manos, las pastillas son lo más adecuado.

Composición: Independientemente de su forma de presentación, los productos para la higiene preferiblemente deben:

  1. Tener un pH ácido similar al de la piel.
  2. Ser ricos en aceites que contengan ácidos grasos omega 3 y 6.
  3. Carecer de detergentes o altas concentraciones de alcohol, así como de otras sustancias con conocido poder alergénico, como perfumes, parabenos o sulfatos.
  4. Contener un elevado porcentaje de ingredientes de origen natural.

Jabón para piel atópica o «jabón sin jabón»

El jabón para piel atópica es un producto que limpia la piel delicada de una manera suave sin secar la piel. La característica principal de este gel de baño es que es un jabón syndet, es decir en un jabón «sin jabón»:

  • sin colorantes,
  • sin perfumes,
  • sin lanolina,
  • sin parabenos,
  • sin alcohol,
  • sin sulfatos SLES/SLS,
  • sin formaldehído.

Además, incorpora agentes de alto poder hidratante, vitamina E y extracto de Camomila. Éstos ingredientes lo convierten en un jabón con efecto calmante del picor cutáneo y que ayuda a controlar la flora bacteriana cutánea y por tanto contribuye a restaurar la función barrera de la piel.

Cremas para la piel atópica

La aplicación de un producto de hidratación a diario, tanto en período de brote como en fases de mantenimiento, es igual o más importante que la higiene. Pero la elección de un producto inadecuado puede incluso empeorar el problema de la atopia.

Composición: Los criterios señalados en el apartado anterior deben ser cumplidos también por las cremas emolientes. En éstas, los ingredientes fundamentales deben ser los ácidos grasos omega, que pueden ser de origen vegetal (onagra, girasol, borraja, jojoba, karité, rosa de mosqueta…) o animal (aceites de pescado, cera de abeja).

Otros ingredientes empleados en las cremas para la atopia son vitaminas del grupo B, D y E, que reducen la sequedad, restauran la barrera cutánea, calman la inflamación y actúan como antioxidante natural.

Si se emplean perfumes u otros antioxidantes deben ser preferiblemente de origen natural (hierbaluisa, citronela, ácido cítrico, ácido ascórbico, esencia de eucalipto o té verde). A menudo incorporan algún ingrediente con efecto antiséptico para evitar la frecuente sobreinfección de las lesiones de atopia, como la microplata, y conservantes, como derivados alcohólicos.

Debemos además mencionar que existen muchas sustancias que se emplean en casos de piel seca, como la urea, el lactato, el ácido glicólico o el salicílico, que ayudan en muchos casos de sequedad extrema, pero que cuando hay dermatitis atópica pueden intensificar el picor y el enrojecimiento.

Presentaciones: Los productos emolientes se pueden encontrar en distintas texturas (de menor a mayor concentración grasa): leches fluidas, cremas, bálsamos o pomadas. Para zonas extensas, pilosas, época estival y períodos de mantenimiento, es preferible elegir una fórmula más ligera, que se aplique con facilidad. En zonas muy secas, localizadas y períodos de brote suele ser recomendable el uso de fórmulas más densas.

Conclusión

En la dermatitis atópica no vale todo. Se trata de pieles extremadamente sensibles y necesitan un aporte extra de aceites que los productos de higiene e hidratación deben suministrar. En ocasiones es mejor no aplicar nada antes de usar algo de cuya composición e inocuidad no estamos seguros. El etiquetado puede ser confuso por lo que consultar al médico o al farmacéutico nos ayudará a acertar en la elección de los productos para el cuidado de la piel atópica.

En 2015 publiqué un post con los que, para nosotros, eran los mejores geles para niños con dermatitis atópica, pero después de tener otro hijo con la misma enfermedad en la piel creo que ha llegado el momento de actualizarlo y compartir con vosotros los nuevos geles para dermatitis que hemos probado en este tiempo y los que nos han funcionado mejor.

Algunos nos lo recomendó el propio dermatólogo y otros los hemos ido conociendo gracias a las opiniones de las farmacéuticas o de otras madres con niños que también tienen dermatitis. Aunque, obviamente, tenemos que coger estas recomendaciones con pinzas porque la piel de cada niño reacciona de una manera distinta a estos productos. En nuestro caso os avanzo que, durante mucho tiempo, para la dermatitis en niños hemos utilizado jabón de Alepo, aunque ahora lo combinamos con otros productos de Weleda y Mustela.

Lo más recomendable es ir probando diferentes opciones para ver cuál funciona mejor en cada caso. ¡E ir cambiando! Porque la piel se acostumbra a todo y los jabones que un día te funcionan estupendamente para estas pieles sensibles, probablemente dentro de unos meses no te hagan nada. ¡Doy fe!

Nuestro diagnóstico: dermatitis atópica leve

Antes de seguir contando nuestra experiencia con jabones para este tipo de pieles sensibles, dejadme que os recuerde que la dermatitis de mis hijos es liviana y que fue diagnosticada, a los pocos meses de edad, por un dermatólogo. Aparece sobre todo en los meses de invierno, con erupciones cutáneas y eccemas alrededor de la boca y en los pliegues de las extremidades (en el dorso de las rodillas y los codos). La de Adrián está prácticamente superada.

Normalmente la hemos tenido bastante controlada, aunque cada año tenemos que enfrentarnos a algún brote de piel atópica un poco más severo. Para esos casos, el dermatólogo y la pediatra normalmente nos recetan una crema llamada Adventán que lleva corticoides (una concentración mínima). Tenemos que aplicarla dos veces al día y evitar la exposición al sol porque pueden producirse manchas en la piel. Desconozco si hay otros productos similares porque, en nuestro caso, el tratamiento para brotes atópicos ha sido siempre el mismo: Adventán.

Aunque escribiré un post más detallado sobre la relación entre la dermatitis atópica y las alergias alimentarias en niños, os cuento que en el caso de mis hijos parece que tienen mucho que ver. De hecho, la primera vez que nos la diagnosticaron –cuando Adrián tenía 3 años– recuerdo que la enfermera nos comentó que muchos niños alérgicos tienen también piel atópica. Y viceversa.

No le di ninguna importancia. Nos derivaron al dermatólogo, que confirmó que Adrián sufría dermatitis atópica del lactante. Esta enfermedad suele aparecer en torno a los 5 meses, aunque en su caso apareció antes, y suele afectar al rostro del bebé, la nariz, la boca, el cuero cabelludo, las orejas, el dorso de las manos y las extremidades, sobre todo la parte anterior de los codos y la posterior de las rodillas.

Cómo evitar los brotes de dermatitis en bebés y niños

Tanto en la primera visita de Adrián como en la de Leo, el dermatólogo nos dio una serie de consejos para prevenir los brotes de piel atópica:

  • Elegir prendas de ropa 100% algodón
  • No utilizar suavizantes o, al menos, no abusar de ellos
  • Mantener la piel muy hidratada
  • Utilizar cremas y geles para niños con piel atópica o, en su defecto, con un alto nivel nutritivo para la piel (a nosotros nos han funcionado muy bien jabones que no están indicados precisamente para este uso, pero que sí nutren muchísimo y tienen efectos calmantes)
  • Realizar baños cortos con agua templada (no más de 33 grados)
  • No utilizar esponjas ni manoplas durante el baño
  • Secar muy bien la piel del bebé, a toquecitos y sin frotar, antes de ponerle el pañal y la ropa
  • Cortar las uñas regularmente para evitar que, durante el rascado, se haga heridas
  • Observar con atención si hay alimentos que desencadenan los brotes de dermatitis

El último punto en nuestro caso fue muy importante y, de hecho, nos ayudó a descubrir la alergia a la proteína de leche de vaca de Adrián porque nos dimos cuenta de que aparecían más granitos cada vez que tomaba cereales con mi leche.

Geles para niños con dermatitis atópica: ¡nuestros favoritos!

  1. Jabón de Alepo

Como os comentaba al inicio del post, durante mucho tiempo utilizamos el jabón de Alepo para prevenir la dermatitis atópica. Insisto en lo de prevenir la dermatitis y no tratarla porque, tras casi cuatro años conviviendo con una dermatitis leve, lo único que nos ha funcionado para hacer frente a los brotes es la cortisona. ¡No me gusta nada, pero es así!

El jabón de Alepo, al que muchos definen como el primer jabón sólido del mundo, se elabora exclusivamente a base de aceite de oliva, aceite de laurel, hidróxido de sodio y agua. Hemos probado un par de marcas, pero siempre volvemos a la primera que nos recomendaron: DamasRiche.

Es jabón de Alepo ecológico y está compuesto en un 35% por aceite de laurel. Si no recuerdo mal hay pastillas con un porcentaje mayor, pero para bebés con piel sensible no se recomiendan. Las pastillas con más del 40% de aceite de laurel están recomendadas para pieles normales y grasas, que no es el caso.

Cuesta en torno a 8 o 9 euros la pastilla de 200 gramos y cunde un montón. Es un poco coñazo que no sea líquido, pero a todo te acostumbras. Al olor también: a mí me gusta, me huele a limpio, pero no tiene nada que ver con los aromas afrutados de los champús y geles normales.

¡Ah! El jabón de Alepo se puede utilizar también para el cuero cabelludo, pero pica en los ojos y a nosotros nunca nos ha terminado de convencer. Además, como nunca han tenido brotes en esa zona no he tenido problemas con otros champús.

También os cuento que mi pediatra está al corriente de que utilizamos este jabón para niños con piel atópica y no nos ha puesto ninguna pega. Es más, nos ha dicho que algunos dermatólogos recomiendan el jabón de Alepo para estos casos, así que me quedo más tranquila.

  1. Aceite de caléndula (Weleda)

Todos los aceites de esta marca me encantan, pero os preguntaréis: ¿por qué incluyes un aceite entre los mejores geles para niños con dermatitis atópica? ¡Pues porque lo uso como jabón! O algo parecido. Os cuento: en invierno muchas veces añado un chorrito del aceite de caléndula al agua de la bañera y les ‘enjabono’ con ella.

Bañamos a nuestros hijos todos los días, así que no acumulan tal cantidad de suciedad en el cuerpo como para necesitar frotar con geles que hacen espuma día sí y día también. Así que, sobre todo en invierno, utilizamos aceite para el cuerpo y solo lavamos con jabón las zonas más sucias. ¡Salen con la piel súper hidratada!

Nota: a mí me gusta mucho el olor que tiene, huele… ¡a manzanilla! Pero puede que al principio te sorprenda un olor tan natural. Te recomiendo que le des una oportunidad porque hidrata y calma un montón.

  1. Gel de baño sin jabón (Mustela)

Creo que Mustela ha sacado una línea de productos específicos para pieles atópicas, pero nosotros todavía no los hemos probado, así que no puedo contaros mucho al respecto. Sin embargo, el año pasado estuvimos utilizando durante unos meses un gel suave de baño de esta marca que no lleva jabón y que nos gustó mucho.

Es genial que no lleve jabón porque no es nada agresivo. Hace mucha espuma, cosa que los dos anteriores no, y es muy respetuoso con la piel de los bebés. Además, como todos los productos de Mustela, tiene ese olor tan… ¡a bebé!

En este caso lo utilizamos como un gel normal y también como champú porque no pica en los ojos y, como os digo, mis hijos no tienen que utilizar nada especial para esa zona.

¡Y hasta aquí nuestra selección de geles para niños con pieles atópicas! Seguro que hay muchos otros que funcionan muy bien: contádmelo en los comentarios porque el verano está a punto de acabar y con los primeros días de frío llegan también los primeros problemas de la piel. ¡Al menos en la de mis peques!

Otros artículos que pueden interesarte:

  • Buscando el lado positivo a las alergias alimentarias
  • Alergias alimentarias: el etiquetado
  • Bizcocho de chocolate para alérgicos a la leche, al huevo y al chocolate
  • Torrijas sin leche y sin huevo
  • Helado de plátano sin leche, sin huevo y sin azúcar

*Post actualizado con nuevos jabones para niños con dermatitis atópica (2018)

Dermatitis atópica: dieta, trucos y cremas para cuidar tu piel

En ese sentido y para evitar este tipo de situaciones, Carmen Fernández, tutora del Máster de Seguridad Alimentaria y Nutrición de IMF Business School afirma que «es importante revisar siempre las etiquetas y asegurarse en los restaurantes no sólo de que no contiene el alérgeno en sí, sino que no puede haberse producido una contaminación cruzada y en casa es muy importante lavar bien los alimentos y no mezclar los utensilios de cocina».

¿Qué comer o no comer para combatir y tratar la dermatitis atópica?

Para mejorar los síntomas de la dermatitis atópica, los expertos recomiendan llevar una dieta dieta rica en ácidos grasos omega 3 (salmón, atún, aceites vegetales) y en vitamina A (zanahorias, calabaza, mandarinas, melón o sandía) que ayudan a mejorar el estado de la piel. Esta vitamina es esencial para el buen funcionamiento del sistema inmunológico y para la formación de nuevas proteínas y su carencia puede agravar la piel seca y escamosa.

Las vitaminas E o C presentes en el aguacate y el aceite de oliva o las naranjas, el brécol y los kiwis además de otras frutas y verduras, actúan como antioxidantes y son beneficiosas para nuestro organismo y nuestra piel.

Sin embargo, expertos como el doctor Marius-Anton Ionescu, miembro del comité científico de Laboratorios Dermatológicos de Uriage asegura que hay alimentos que incluso pueden agravar la dermatitis atópica como los cacahuetes, la carne ahumada, los frutos rojos, la carne en conserva (por lo conservantes alimenticios), los huevos (por posibles alergias a la proteína del huevo), productos lácteos, productos ricos en ácidos grasos y pescado (gamas y pescados de este tipo).

Así que lo que está claro es que la alimentación claramente repercute en la piel atópica. «Sus pacientes están predispuestos genéticamente a padecer más alergias alimentarias que la población general y, por otro lado, existen determinados alimentos (como el tomate, los cítricos o el picante) que pueden empeorar la dermatitis a pesar de no ser alérgico» apunta además Lidia Maroñas, dermatóloga de la Clínica Dermatológica Internacional.

Como dato, según un estudio de Ordesa y Pediatopic, un 73% de las familias con bebés con piel atópica no realizan cambios en la alimentación de sus hijos porque los expertos consideran que sólo es necesario si se ha diagnosticado algún tipo de alergia o intolerancia a algún alimento.

La relación de los lácteos con la dermatitis atópica

Los productos lácteos pueden provocar reacciones alérgicas en personas con tendencia a sufrir algún tipo de alergia en la piel debido a determinados alimentos y si pueden ser una de las causas, apunta el doctor Ionescu, miembro del comité científico de Laboratorios Dermatológicos de Uriage. Sin embargo, el caso de los productos con gluten es diferente (a pesar de que en los últimos años se haya acrecentado el número de celíacos) un paciente puede tener la piel atópica, pero no ser celíaco y «el gluten no está entre los alérgenos más peligrosos para personas con piel atópica» asegura Ionescu.

Es decir, «una dieta sin gluten injustificada no mejorará el estado de una piel atópica», como afirma Lidia Maroñas, Dermatóloga de la Clínica Dermatológica Internacional.

La dermatitis atópica grave en bebés suele estar relacionada con la alergia a las proteínas de la leche de vaca hasta en un 50% de los casos. De hecho, la leche de vaca es uno de los alimentos más fuertemente vinculados con la dermatitis atópica. «En lactantes de alto riesgo, se recomienda promover y mantener la lactancia materna durante al menos 4-6 meses junto con la administración de hidrolizados de proteínas» recomienda Maroñas.

Lo que todavía no está demostrada es la efectividad de seguir una dieta concreta para prevenir la dermatitis atópica, ya que está determinada por una predisposición genética y por factores ambientales que provocan inflamación en la piel una rotura en la barrera epidérmica. Algunos alimentos pueden agravar la reacción, pero evitarlos no garantiza la prevención de la enfermedad.

Los mejores tratamientos contra la dermatitis atópica

Los dermatólogos trabajan en dos áreas fundamentales: el tratamiento precoz del eccema y el fortalecimiento de la barrera de la piel con emolientes especialmente indicados para paliar los síntomas de esta enfermedad.

«Para la hidratación se recomiendan bálsamos, lociones o cremas con elevado porcentaje graso, que contengan ácidos grasos omega (necesarios para la formación de la barrera cutánea) y es bueno que contengan algún tipo de antinflamatorio, pues la piel con dermatitis atópica siempre tiene un cierto grado de inflamación», apunta Chorto. Y por supuesto, ingredientes que calmen el picor, para evitar el rascado y todas sus complicaciones.

Lo ideal es hidratar después del baño o la ducha (mejor con agua templada y no más de 10 minutos) con la piel un poco húmeda para facilitar su absorción. Y a la hora de apostar por un limpiador, se recomiendan geles sintéticos o syndets y si contienen aceites en su formulación, como los denominados oleogeles, mejor además de elegir siempre los hipoalergénicos y sin perfumes.

Las alergias e intolerancias alimentarias sí guardan relación con la dermatitis atópica

Según la doctora Lidia Maroñas, Dermatóloga de la Clínica Dermatológica Internacional, asegura que los pacientes con dermatitis atópica tienen una disfunción genética de la barrera cutánea que favorece la sensibilización a alérgenos, siendo frecuente su asociación con otras enfermedades inmunoalérgicas como el asma, la rinitis y las alergias alimentarias. Y un 40 por ciento de niños con alergias sufren dermatitis atópica.

Sin embargo, no existe una dieta milagrosa que vaya a curar la enfermedad pero sí unas pautas alimentarias a seguir: «llevar una dieta variada, equilibrada, rica en nutrientes y oligoelementos, no suprimir la ingesta de ningún alimento salvo que exista diagnóstico médico de alergia alimentaria y saber que el gluten es inocuo en personas sin intolerancia al gluten o celiaquía, aunque tengan dermatitis atópica».

Cremas 

¿Necesitas cremas atópicas?

Una higiene diaria no está completa sin una posterior hidratación corporal adecuada. La piel es nuestro órgano más grande y por ello deberemos cuidarla lo máximo posible. En encontrar la mejor crema corporal depende de tu tipo de piel.

Cada piel necesita un cuidado y mimo concreto, por ello no es lo mismo una crema para la dermatitis, crema para dermatitis atópica o cremas para el eczema que cremas para una persona que tiene la piel muy grasa.

Todas las pieles necesitan de hidratación, de esta manera se controla que la barrera cutánea permanece intacta, logrando proteger la piel de agresiones externas.

Se debe encontrar una hidratante corporal adecuada a tus necesidades, que deje tu piel hidratada, confortable y con una agradable sensación de bienestar.

Cómo aplicar una crema atópica

La correcta aplicación de una crema corporal o de una crema para dermatitis es la siguiente. Sobre la piel limpia y seca, se deba aplicar una generosa cantidad de crema masajeando suavemente, sin tirar de la piel, hasta que la crema se absorba por completo. Como hemos indicado que debe ser sobre la piel limpia y seca siempre recomendamos que la hidratación sea tras la ducha diaria.

Las cremas para la dermatitis atópica son cremas especiales, aquellas personas que sufren de este tipo de alteración dérmica necesitan cremas hipoalergénicas con un alto factor de hidratación. Es muy frecuente que en épocas de exceso de calor o de frío se sufran brotes, para lo que existen en el mercado una amplia gama de cremas intensivas.

Además en nuestra para farmacia online encontrarás las cremas corporales de las mejores marcas, como las cremas Vichy idealia, o cremas como neutrógena intensiva o eucerin, además de otras marcas de body milk

Ya están disponibles en nuestra tienda online las mejores marcas de cremas hidratantes, para comprar cómodamente y recibir en tu casa en menos de lo que te esperas.

¿Tienes la piel atópica? Estos son los productos imprescindibles para tratarla

La piel atópica o también conocida por dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que se caracteriza por producir un fuerte picor debido a la sequedad que presenta la piel. Esta sequedad, produce una escamación e irritación que aparentemente se presenta con visibles rojeces y granitos en determinadas zonas del cuerpo.

¿Cuáles son las causas de su aparición?

La principal causa de esta enfermedad es la predisposición genética, algo contra lo que no podemos luchar, sin embargo, también existen ciertos factores que pueden producir la aparición de la dermatitis atópica en nuestro cuerpo, tales como la alimentación, la contaminación o las posibles alergias.
La piel atópica suele ser más común en los niños, pero normalmente se suele alargar hasta la edad adulta, y cada vez está aumentando más la cantidad de niños y adultos que padecen esta enfermedad, llegando a superar ya el 15% de la población española.
Además, factores que hoy en día están mucho más presentes como el estrés, la polución o la falta de sueño, pueden acentuar la presencia de esta enfermedad cutánea.

¿Qué tratamientos se deben seguir si tengo piel atópica?

Aunque no existe todavía una evidencia científica que demuestre qué existe un tratamiento que sea completamente efectivo para combatir la dermatitis atópica, sí que existen ciertos productos de calidad que nos ayudan a mejorar la situación en mayor o menor medida.
Además, hay alguna serie de recomendaciones que debemos seguir si queremos cuidar adecuadamente este tipo de piel, según cuentan E. Sendagorta Cudósa y R. de Lucas Laguna, para la revista Pediatría de Atención Primaria en su artículo «Tratamiento de la dermatitis atópica», no existe ningún tratamiento que cure la enfermedad ni es posible modificar su evolución, pero si podemos tener en cuenta algunos cuidados diarios que marcarán la diferencia, como por ejemplo, bañarse con el agua demasiado caliente no es nada recomendable, así como es preferible evitar la fricción de la piel, y evitar determinados jabones con químicos que podrían acentuar la enfermedad.
Además, como la tendencia de esta enfermedad es la sequedad, explican que el uso de emolientes hidratantes es muy recomendable, y aunque no se ha demostrado que mejoren la enfermedad, si que mejoran el aspecto y la calidad de la piel atópica, ya que aumentan la cantidad de agua en la epidermis.

Los mejores productos para pieles atópicas

Como ya hemos comentado, podemos hacer uso de determinados productos que existen en el mercado específicos para tratar la dermatitis atópica y que pueden mejorar la calidad de nuestra piel y reducir los síntomas, te dejamos a continuación las que mejores opiniones tienen en Amazon de los usuarios que las han probado:

1. Crema Derexyl de Ducray

Crema de 500ml especial para tratar los signos y síntomas de piel seca, en particular en diversas afecciones cutáneas como dermatitis atópica o ictiosis. Tiene un efecto filmógeno con la vaselina y la parafina líquida y constituye una barrera contra las agresiones externas.
Se recomienda aplicarla dos veces al día, sobre la piel limpia y seca.
Opiniones de los usuarios:
«La mejor crema que he probado para piel atópica: Uso esta crema desde hace más de tres años, por recomendación del dermatólogo y de momento no pienso cambiar. Muy hidratante. Mantiene la hidratación durante todo el día. Cunde mucho. Con poca cantidad es suficiente. Sin perfumes. Se acabaron los picores.
La recomiendo absolutamente.»

2. Lipikar Bálsamo AP+ de La Roche Posay

Esta crema de La Roche Posay (400ml) es apta tanto para niños recién nacidos y bebés, como para adultos, y tiene la aceptación de la Asociación Nacional de Eczema en Estados Unidos, tras una revisión minuciosa de sus ingredientes y sus estudios de seguridad y eficacia.
Está indicada para pieles secas, y está comprobado clínicamente que reduce la resequedad y aspereza de la piel. Repone los lípidos esenciales y provee una hidratación duradera hasta por 48 horas. Especialmente recomendada para pieles sensibles y atópicas.
Opiniones de los usuarios:
«Mi hijo tiene la piel muy sensible y hemos probado varias cremas que le han hecho reacción hasta que hemos dado con Lipikar que le alivia mucho las zonas más irritadas y le ha mejorado mucho la piel. Recomiendo que lo probéis con vuestro bebé.»

3. Gel Baño y Ducha para Piel Atópica de Instituto Español

Si quieres un gel de ducha que no dañe tu piel, entonces te recomendamos sin duda esta de Instituto Español (500 ml). Está especialmente diseñada para el cuidado y la protección de las pieles atópicas, sensibles y secas. Su fórmula restaura la película cutánea y evita la deshidratación de la piel, gracias al contenido de un aceite vegetal rico en ácidos grasos omega 3, 6 y 9 y otros ingredientes activos con acción anti-radicales libres que ayudarán a regenerar la piel y además, tambien a retrasar su envejecimiento.
Opiniones de los usuarios:
«La piel de mi hija ha mejorado notablemente en pocas aplicaciones, la recomiendo sin dudarlo a parte de tener un olor agradable.»
«Desde hace un año comenzamos a usarlo para el baño del peque y nos va de maravilla, adiós rojeces en la piel adiós picores, lo seguiremos comprando.»

4. Loción emoliente e hidratante facial para pieles atópicas de Pediatopic

Si andas buscando una crema hidratante facial para tu piel con tendencia atópica, sin duda te recomendamos esta de Pediatopic (50ml). Está especialmente formulada para el cuidado y protección diaria facial de las pieles atópicas y/o extremadamente secas. Reduce visiblemente la sequedad, el picor, el enrojecimiento, la irritación y riesgo de sobreinfección sobre el rostro. Aplicar diariamente sobre la piel limpia y seca.
Opiniones de los usuarios:
«Muy recomendable. Se nota la mejoria desde la primera aplicación y,a diferencia de otras cremas de farmacia para pieles atópicas, la textura no es pegajosa ni pringosa.Se extiende muy fácilmente y se absorve al instante. Además aquí es donde mas barata la he visto, con bastante diferencia de precio además.»

5. Desodorante en Roll-On especial para piel atópica de Instituto Español

Si ya tienes crema hidratante o lociones especiales para la piel atópica, pero lo que te trae un quebradero de cabeza es el uso del desodorante, porque la mayoría incluyen alcohol, parabenos, sulfatos o aluminio, entonces no dudes en hacerte con este desodorante.
Es especial para pieles ultra sensibles y con tendencia atópica o dermatitis, y con un olor muy fresco y duradero.
Opiniones de los usuarios:
«Había probado todo tipo de desodorantes, incluso de farmacia pero seguía teniendo picores en las axilas hasta que probé este. Los veganos también me van bien pero son mucho más caros.»
«Despues de probar varios productos y marcas supuestamente atopicos esta marca si aporta dicha caracteristica realmente , no dañando la piel y cumpliendo su funcion como desodorante incluso mejor que marcas mas caras. He probado varios productos de esta marca y de esta linea y estoy totalmente satisfecho con los resultados.»

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Cuidando la dermatitis atópica, ¿qué cremita tengo que utilizar?

Tener la piel atópica es muy frecuente en la infancia. La tienen un 25% de los niños y un 2-3% de los adultos. En muchos casos, desaparece en la adolescencia.

No hay que entenderla como una enfermedad sino como una forma de ser. Cuando el Dermatólogo o Pediatra de nuestro hijo nos confirma que es atópico, nos tenemos que hacer a la idea de que tiene una constitución especial. Nuestro hijo tendrá una mayor predisposición a sufrir algunas enfermedades como asma, urticaria, rinitis o, en el caso de la piel, eczemas.

La facilidad para hacer dermatitis y eczemas, no es regular en el tiempo. Hay fases de estabilidad, y lo que notaremos es que en algunas zonas tiene la piel algo más seca. A veces tendrá brotes que consistirán en zonas mucho más secas, con descamación e intenso picor.

¿Qué es lo más importante en el tratamiento de la dermatitis atópica?

Es ponerle la crema necesaria en cada momento, según esté la piel del niño.

¿Con las cremas se va a curar?

Como es una enfermedad crónica, el objetivo no es “curar” a sus hijos. Es controlar los brotes y mantener sin inflamación, la piel, el máximo tiempo posible.

¿Cómo se cuida la piel cada día?

  • Para bañar es bueno usar un gel de baño para pieles atópicas.
  • Es mejor una ducha rápida que un baño largo. De vez en cuando podemos no bañarlo si el niño no está muy sucio.
  • El agua debe estar templada, mejor que caliente.
  • Para secar usar toallas de algodón. Secar con pequeños toquecitos, mejor que frotando.

Y si está con un brote, ¿lo puedo bañar?

Sí. Pero es mejor usar aceites específicos de baño para estos casos. E igualmente serán baños cortos. Hay que seguir los consejos generales para el aseo.

¿Qué hago inmediatamente después del baño?

Utilizando un símil futbolístico: Hidratar, hidratar, hidratar y volver a hidratar. Hay que usar cremas para las pieles atópicas. Si hace falta una hidratación extra en ciertas épocas utilizaremos bálsamos específicos.

¿Puedo volver a poner crema hidratante en otro momento?

El mejor momento para hidratar es después del baño, pero ¡siempre será bienvenida la crema!

¿Se utilizan las mismas cremas hidratantes en los bebés que en los adolescentes?

No diferenciaremos por edad y sí por el estado de la piel. Aunque en los adolescentes de piel atópica, si tienen acné, no hay que usar estas cremas para hidratar en las zonas con “espinillas”, porque les podríamos empeorar.

¿Se puede usar la calefacción o el aire acondicionado, mejor frío o calor?

Es mejor una temperatura media. Los extremos pueden aumentar el picor (sobre todo el calor). Y un ambiente húmedo es mejor que seco.

¿Cómo tengo que limpiar la casa?

Es importante mantener la casa limpia. Se aconseja el uso de aspiradoras para eliminar del entorno los posibles alérgenos o sustancias irritantes para la piel.

¿Puedo tener un perro?

Dependerá de cada caso. Con mayor frecuencia, para algunos niños con piel atópica, el pelo del perro o del gato u otros animales de compañía pueden convertirse en un alérgeno. Les podría causar brotes de dermatitis, o de rinitis o asma que muchas veces están presentes en estos pacientes.

¿Y si vamos a tomar el sol?

Como todos los niños deben usar fotoprotectores solares pediátricos con FPS 50+. Se deben seguir las recomendaciones generales para su uso (30 min antes de la exposición solar, repetir cada 2 horas o si se bañan o sudan, evitando las horas centrales del día). En los últimos años han surgido cremas de protección solar específicas para este tipo de piel con las que se logra un mayor grado de hidratación.

¿Puede comer de todo?

Sí. Sólo si se demuestra alergia a algún alimento debe suprimirlo.

¿Qué tipo de ropa tengo que utilizar?

Ropa de algodón. Las lanas y productos sintéticos pueden ser irritantes. Mejor descoser las etiquetas porque les pueden rozar.

Este verano en la piscina se le ha puesto muy mal la piel, ¿por qué?

Esto se debe al cloro de las piscinas. Mejor ponle sal a la vida y al agua de la piscina. Se pueden usar cremas barrera para bañarnos en piscinas con cloro pero no se deben sobrepasar los 20 minutos.

¿Se sabe por qué aparecen los brotes y se le pone la piel tan mal?

La piel actúa de barrera. Los niños con piel atópica tienen unas alteraciones en las proteínas y los lípidos de su piel que causan estas lesiones tan peculiares. También el estrés puede empeorar la inflamación como en otras enfermedades de la piel.

¿Es bueno que se rasque?

Siempre evitar el rascado. ¿Qué se les dice a nuestros niños? Que se den golpecitos en la piel, que rasquen un peluche o una ropita que tengan cerca o cualquier otra estrategia que se nos ocurra. Y las uñas bien cortitas para no dañar la piel si se rasca.

¿Cuándo le ponemos la crema con corticoides?

Cuando tenga el eczema. La crema con corticoides la indicará su médico.

Me da miedo ponerle crema con corticoides, ¿se le va a estropear la piel?

En muchos padres hay un gran miedo al uso de corticoides tópicos. Hay que insistir en que los corticoides tópicos, indicados por su Dermatólogo o Pediatra, son la primera línea de tratamiento del eczema. Se deben usar bien, en pequeña cantidad. Sus efectos secundarios son muy infrecuentes.

En los eczemas, ¿también se pone crema hidratante?

NO. La crema hidratante empeora los eczemas irritándolos más. A la hora de cuidar a nuestros niños con piel atópica hay que tener en cuenta una norma muy importante: la piel sana se hidrata y la piel enferma se trata.

Ahora a mi hijo le han recetado otra crema que dicen que lleva inmunomoduladores, ¿qué son?

A veces no se controlan los brotes y su frecuencia con las cremas de corticoides. Hay que recurrir entonces al uso de este tipo de cremas. Tienen unos nombres tan raros como Pimecrólimus y Tacrólimus.

Y… ¿cómo se usan? Es tan fácil como identificar aquellas áreas de la piel que con mayor frecuencia presentan eczemas. Varían con la edad, pero que suelen ser áreas de roce y pliegues. Ahí se aplicará dicho tratamiento 2 veces por semana. Así ahorramos corticoides y minimizamos sus efectos secundarios. Haciendo esto aumentaremos el tiempo entre brotes y la intensidad.

¿Existen niños con dermatitis atópica más complicada?

Hay niños con dermatitis atópica grave, en los que los tratamientos habituales no son eficaces. ¿Y qué hacemos? Se abre entonces un abanico de posibilidades más complejas de tratamiento, desde inmunosupresores hasta fototerapia o los últimos avances en terapias biológicas. Pero eso es otro capítulo, y nunca debemos tirar la toalla.

Más información…

  • RECURSOS Familia y Salud: Escucha el Vídeo: Dermatitis atópica
  • Vídeo: Alex, no te rasques

Enlaces de interés

  • Guía de Prescripción Terapéutica: Emolientes. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios
  • Guía de Prescripción Terapéutica: Tratamiento del eccema. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *