0

Mejor hora para regar

¿Cuál es la mejor hora para regar las plantas?

Nunca riegues tus plantas bajo el sol del mediodía

Todo hemos escuchado estas palabras de parte de los abuelos y personas mayores. Pero, ¿será cierto? ¿Habrá alguna lógica tras este consejo? Veamos.

Porque no debes regar las plantas al mediodía

Por otro lado, algunos dicen que “la hora de riego no importa, después de todo la lluvia cae a cualquier hora”. Es cierto que puede llover en cualquier momento del día, pero cuando llueve, ¿el cielo esta soleado o nublado?…

En Puerto Rico, un país tropical, puede estar lloviendo, cae un torrencial y 10 minutos después puede estar soleado. Lo cierto es que cuando ocurre esto las plantas delicadas sufren y se queman. Lo he notado con las Pentas.

Pero los escépticos preguntarán, ¿hay un estudio que respalde que no debemos regar nuestras plantas al mediodía? Si, lo hay. Un estudio publicado en New Phytologist encontró que regar las plantas en el calor del día puede hacer más daño que bien.

Investigadores húngaros llegaron a la conclusión que las gotas iluminadas por el sol actúan como lupas. Esto facilita que nuestras plantas se quemen al sol cuando están húmedas. El estudio lo realizaron con diferentes tipos de hojas, las mas que sufrieron son las que tienen “pelo vegetal” como los tomates, pepinos y calabazas. En hojas lisa las plantas resultaron más resistentes al riego a pleno sol.

Además de la amenaza de las quemaduras, existe otras buenas razones para evitar regar nuestras plantas a pleno sol. Durante la parte más calurosa del día las plantas están cerradas para retener agua, por lo tanto, estaríamos desperdiciando agua al regarlas, explica el experto en jardinería Mike McGrath.

Porque no debes regar plantas de noche

Donde hay humedad, hay plagas.

Regar continuamente el jardín por la noche puede causar daños serios a las plantas. La humedad crea el ambiente perfecto para hongos y bacterias. El suelo suelto proporciona típicamente espacios para que el agua penetre de manera uniforme. Pero el suelo compactado impide que el agua penetre. Como resultado, el agua permanece empozada en la superficie del suelo.

El mejor momento para regar las plantas es en la mañana, mientras todavía está fresco. Mientras más temprano mejor. Esto permitirá que el agua alcance las raíces de las plantas sin que se evapore debido al fuerte sol del mediodía.

  • Si tus plantas están en sombra todo el día, puedes regarlas en cualquier momento.

Si no pudiste regar tus plantas en la mañana lo puedes hacer en la tarde. Pero hay unos factores que debes considerar. Debes regar después que el calor del día haya pasado, pero con suficiente sol para secar las plantas un poco antes de caer la noche. Cuando riegues en la tarde evita mojar las hojas. Las hojas húmedas promueven el hongo y atraen plagas.

Cómo regar las plantas en el exterior

El riego es fundamental para la vida de cualquier planta, sea ornamental o en el huerto. Te comparto algunos consejos para que sepas como regar tus plantas.

  • Enfocate en la raíz, no en las hojas. Son las raíces las que necesitan acceso al agua. Mojar el follaje es un desperdicio de agua y puede promover la propagación de enfermedades.
  • Riegue sólo cuando sea necesario. Demasiada agua puede ser dañina para las plantas.
  • Usa viruta (mulch). La viruta retiene humedad y evita el escurrimiento del agua, además disminuye la evaporación de la misma.
  • Riega en la mañana. El mejor momento para regar las plantas es por la mañana.
  • Riega profundo e inconsistentemente las plantas establecidas. No mal acostumbres a tus plantas regando siempre el mismo día de la semana. Mantenlas a la expectativa. Cuando las riegues asegúrate que el agua llegue hasta lo más profundo de las raíces. Esto toma tiempo.
  • Usa el pistero de la manguera en ducha, no en chorro fuerte.

  • El riego ligero es poco útil para las plantas.
  • El riego nunca debe llevarse a cabo donde el drenaje es pobre. En este caso añadir agua hará más daño que bien. Soluciona el problema de drenaje.
  • Es buena práctica airear la tierra para que las raíces absorban el agua.
  • Los árboles y arbustos establecidos generalmente no necesitan riego. Solo riégalos en periodos largos de sequía.
  • En áreas recién sembradas el riego debe ser de alta prioridad.
  • El sabor de lo que produzcamos en el huerto mejora por el riego adecuado.
  • Cultivos frondosos tales como lechuga y espinaca nunca deben faltarle el agua.
  • La mayoría de los cultivos necesitan regar al momento de sembrar y trasplantar, y luego de nuevo a medida que se desarrollan los frutos, las raíces o los tubérculos.
  • Antes de abonar las plantas es importante regarlas.
  • Los céspedes requieren grandes cantidades de agua. Hay alternativas al césped como son los sedum y la grava. También puedes crear un Xerojardín.
  • Eliminar las malas hierbas es vital, ya que las malas hierbas les roban el agua a nuestras plantas.

¿Cuánta agua necesitan mis plantas?

No todas las plantas necesitan la misma cantidad de agua para vivir. Los bulbos y los papiros necesitan mucha más agua que los cactus y agaves. Es más práctico hablar de cuánta agua necesitan los diferentes tipos de suelo.

Los suelos ligeramente arenosos necesitan riego más frecuente que los suelos pesados, pero se puede aplicar menos agua en cada riego. Los suelos más pesados y arcillosos pueden ser regados con menor frecuencia, pero necesitan bastante agua.

Un suelo arcilloso en el que las plantas se están marchitando puede necesitar 81 litros de agua por metro cuadrado y un suelo arenoso en el que las plantas se marchitan podría necesitar 60 litros por metro cuadrado.

Como guía general, hasta 24 litros por metro cuadrado (5,2 galones por 10 pies cuadrados) cada siete a 10 días será suficiente para mantener el crecimiento de las plantas.

Artículos recomendados:

  • Cómo alejar a los perros y gatos del jardín
  • ¿Hay que usar piedras en el fondo de las macetas?
  • Guía completa para el riego de suculentas
  • Como hacer fertilizante casero (económico)
  • Cómo hacer fertilizante casero a base de hierbas

Recibe un correo electrónico a la semana con nuestros artículos más recientes.

Recursos:

Aunque nos preocupemos por nuestras plantas, quizá no lo estemos haciendo tan bien como pensamos…

Cuando hace mucho calor, regar mal las plantas puede causar tanto daño como no darles agua. Aquí, algunos consejos a tener en cuenta:

1. Regar al mediodía quema las plantas. Las gotas de agua sobre las hojas funcionan al sol como un vidrio y las queman. Además, si se riega al mediodía, es posible que se evapore el 90 por ciento del agua poco después. Por la mañana, en cambio, apenas se pierde entre el 25 y el 30 por ciento del agua de riego.

¿Cómo hacerlo bien? Los que aman la jardinería deberían levantarse muy temprano, ya que la mejor hora para regar es entre las tres y las cuatro de la madrugada, cuando el suelo alcanza su temperatura mínima. Por supuesto, también se puede regar unas horas más tarde.

¿Y por la noche? Al final del día, el suelo suele tener aún una temperatura elevada, por lo que sigue evaporando el agua. Lo peor es que el agua tarda más en secarse, lo que favorece el crecimiento de hongos y atrae caracoles.

Hay además algunos tips que se pueden seguir: para que el agua se escurra a las capas inferiores del suelo y llegue a las raíces, se puede remover un poco la tierra después del riego. Esto elimina los espacios huecos y permite que el agua se escurra hasta el fondo. También se pueden colocar mantillos de agujas de pino o astillas de madera sobre el césped para evitar que el agua se condense.

2. Regar de arriba hacia abajo promueve las enfermedades, ya que la humedad en las hojas ofrece una buena base a las esporas. Tampoco conviene regar desde arriba en el caso de arbustos y árboles, por un lado porque no les hace bien recibir el chorro fuerte y directo, y por otro porque, en caso de que el follaje sea tupido, el agua no alcanzará el suelo.

¿Cómo hacerlo bien? Lo mejor para las plantas es recibir el agua cerca del suelo, es decir, directamente sobre las raíces.

3. No hay que ponerles agua a las macetas de una sola vez, porque así se derrocha agua. Como la tierra seca no puede absorber directamente todo el fluido, gran parte del agua pasa por la maceta sin ser aprovechada por la planta. Lo mejor es que la tierra de la maceta esté siempre húmeda, lo que se logra con un riego en gotas automático.

4. Si se riega el suelo sólo superficialmente, las raíces del césped crecen lisas porque buscan el agua arriba. La consecuencia es que las raíces se secan más rápido. Por eso, se recomienda no regar el césped todos los días, pero cuando se lo hace, hacerlo en cantidad.

¿Lo mejor? Si está seco, lo mejor es regar la superficie una o dos veces por semana al nivel de las raíces. Hay que calcular 10 a 15 litros de agua por metro cuadrado de césped. Cuando se encuentran debajo de un árbol los pastos requieren de más agua ya que los áboles absorben gran parte del líquido.

Aguas Cordobesas

Los inviernos de Córdoba tienen la característica de ser secos debido al clima templado y semiárido que nos acompaña. En este contexto, las plantas de nuestro jardín entran en “etapa de dormición”, lo que hace que sus hojas se retraigan para protegerse del frío y que requieran menos cantidad de agua para vivir, en comparación con otras estaciones.

En Córdoba, el jardín debe ser de color marrón durante el invierno. (Aguas Cordobesas)

El riego adecuado, en el momento preciso

Publicidad

¿Sabías que si plantás árboles nativos y sembrás césped apto para nuestra zona geográfica podés reducir el riego en invierno casi en su totalidad?

Sin embargo, hay algunas recomendaciones clave para realizar esta tarea en caso de ser necesario:

  • El riego por goteo

Se trata de una técnica en la cual se riega a unos ocho centímetros de distancia de la planta, para cubrir la superficie de ella y que el agua toque la tierra inmediatamente, llegando a las raíces.

  • La frecuencia

Publicidad

La frecuencia de riego en invierno debe ser aproximadamente cada 15 días o más, dependiendo de la necesidad de las plantas y sólo a modo de apoyo o mantenimiento.

  • El horario

Te recomendamos regar las plantas a primera hora de la mañana o al anochecer.

  • Las situaciones de riego

Es importante tener en cuenta que los días de mucho viento y frío tienden a secar la tierra, por lo que hay que controlar que conserve su humedad.
Una buena manera para determinar si una planta necesita agua es revisar la tierra unos centímetros por debajo de la superficie; si está seca, hay que regarla.
En casos extremos en los que el suelo esté helado o escarchado, te recomendamos no regar.

  • Usá retentores de agua

Si contás con hidrogeles (polímeros), podés mejorar la capacidad de retención de agua en el suelo y el crecimiento de las plantas.

Los hidrogeles son polímeros que ayudan a mejorar la capacidad de retención de agua en el suelo, favoreciendo el crecimiento de las plantas. (Aguas Cordobesas)

Especies recomendadas

Dentro de las especies autóctonas recomendadas, encontramos las siguientes: lagaña de perro, diversos tipos de gramíneas (tales como cortaderas), cina-cina, algarrobos, aromitos, tuscas, breas, ceibos, jarillas y piquillines. Para el césped, la mejor opción es la gramilla común o bermuda.

Cuidar las plantas es cuidar el agua

El invierno es un buen momento para poner especial atención en el jardín y para ahorrar agua, ya que el suministro del recurso es mucho menor que en épocas de calor.

Si elegimos especies nativas para armar nuestro jardín,ahorramos grandes cantidades de agua. (Aguas Cordobesas)

Y vos, ¿cómo cuidás tu jardín? Descubrí más consejos aquí.

El agua nos une, el futuro también.

Publicidad

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *