0

Mejores bandas sonoras

Tabla de contenidos

Las 29 mejores bandas sonoras de toda la historia del cine

Si sois asiduos a nuestra web, sabréis que somos grandes amantes de las bandas sonoras de películas y series. Y es que la música que algunos compositores preparan para el cine, son una auténtica obra de arte que puede marcar la diferencia en una película.

Por eso, como sabemos que una banda sonora es capaz de llevar una película o serie a lo más alto, como tenemos claro que pueden emocionarnos, aterrorizarnos o convertir una escena en algo que siempre recordaremos, hemos decidido recopilar las mejores bandas sonoras de toda la historia del cine.

A continuación os dejamos con una extensa selección de bandas sonoras icónicas del cine que permanecerán siempre en nuestro recuerdo y que servirán para hacer honor a grandes compositores como Hans Zimmer, Ennio Morricone o John Williams, entre muchos otros.

Las mejores bandas sonoras del cine

Tiburón (John Williams, 1975)

Tiburón de Steven Spielberg hizo que medio mundo viera la playa como nunca antes lo había hecho. El canguelo de toparse con un escualo capaz de arrancarte las piernas sin el mínimo esfuerzo, no vino solo de ese torpe muñeco ideado por los amigos de Spielberg que siempre están detrás de las cámaras, si no también por la angustiante banda sonora del gran John Williams.

Lo que el viento se llevó (Max Steiner, 1939)

Max Steiner hizo un enorme trabajo para Lo que el viento se llevó, convirtiéndola en una de las mejores bandas sonoras de la historia del cine. Lo que el viento se llevó, una de las producciones más bestias de la historia del cine, también nos dejó una música excepcional que fue capaz de acompañar las cuatro horas de la película.

Casablanca (Max Steiner, 1942)

El genio de Max Steiner también fue el compositor de la banda sonora original de Casablanca, otro de los grandes clásicos del cine en blanco y negro. La película de Michael Curtiz protagonizada por los míticos Humphrey Bogart en el papel de Rick Blaine e Ingrid Bergman como Ilsa Lund, contó también con el excepcional trabajo del músico austriaco.

Vangelis obtuvo un Oscar por su banda sonora para Carros de Fuego, pero hombre… cualquier amante del cine de ciencia ficción sabe que uno de los grandes referentes del género es Blade Runner.

Un replicante no es un replicante sin la música de Vangelis. Una ciudad del futuro no es una ciudad del futuro sin la música de Vangelis. Y si… es inevitable hablar sobre Blade Runner sin recitar eso de «Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de Orión… He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser… Todos esos momentos se perderán en el tiempo… como lágrimas en la lluvia…»

Cantando bajo la lluvia (Arthur Freed, Nacio Herb Brown y Lennie Hayton, 1952)

No tenemos claro si Cantando bajo la lluvia es el mejor musical de todos los tiempos, lo que está claro es que este género nunca ha pasado de moda… aunque, posiblemente, en otras décadas se trabajo mucho mejor que ahora. Lo que si tenemos claro es que Arthur Freed, Nacio Herb Brown y Lennie Hayton hicieron un trabajo de lujo para que Gene Kelly, Debbie Reynolds y Donald O’Connor pudieran ejecutar algunas de las escenas de baile más deliciosas de todos los tiempos.

El padrino (Nino Rota, 1972)

El Padrino de Ford Coppola es una de las mejores películas de la mafia junto con otras obras de arte como Érase una vez en América o Uno de los nuestros. El caso es que, además de contar con escenas para el recuerdo como las protagonizadas por Vito Corleone (Marlon Brando), también nos deja una delicatessen del señor Nino Rota.

Psicosis (Bernard Herrmann, 1960)

Bernard Herrmann, también responsable de componer las bandas sonoras de clásicos como Ciudadano Kane o El hombre que vendió su alma, siempre permanecerá en nuestra memoria por su terrorífica y angustiosa música de Psicosis. La película de Alfred Hitchcock y la mítica escena de Janet Leigh en la ducha, forma parte ya de uno de los momentos más icónicos del séptimo arte.

Interstellar (Hans Zimmer, 2017)

Hans Zimmer es uno de mis compositores favoritos… y claro, cuando pone música a películas de uno de tus directores favoritos, Christopher Nolan, la cosa es mucho más emocionante. El currículo de Zimmer es sencillamente increíble, pero su trabajo para Interstellar… es marcianada capaz de distorsionar el espacio y el tiempo, es sencillamente increíble.

‘Hasta que llegó su hora (Ennio Morricone, 1968)

Ennio Morricone, el incombustible compositor italiano, no podía faltar en esta lista con su trabajo para el western Hasta que llegó su hora. ¿Serán las bandas sonoras de Morricone las más tarareadas y silbadas de toda la historia del cine?

El Último Mohicano (Randy Edelman, 1992)

La música que podemos escuchar en El Último Mohicano fue compuesta a ‘medias’ entre el sudafricano Trevor Jones y el estadounidense Randy Edelman, e incluye una de las melodías más míticas dentro de las bandas sonoras de películas. Dicho tema central ocupa tanto los inicios del largometraje o lo títulos de crédito del comienzo, así como las escenas con mayor acción de la película… que al final convierte esos momentos en intensas piezas audio visuales para el recuerdo.

La música que podemos encontrrar en El Último Mohicano está considerada como una de las mejores bandas sonoras de todos los tiempos y desde su publicación en 1992 sigue resonando en la cabeza de cientos de miles de amantes del cine.

Taxi Driver (Bernard Herrmann, 1977)

La banda sonora de Taxi Driver fue el último trabajo que realizó el gran Bernand Herrman. La música de la película de Martin Scorsese obtuvo una nominación póstuma al Oscar y se trata una B.S.O. indispensable dentro de cualquier cinéfilo.

Lawrence de Arabia (Maurice Jarre, 1962)

Lawrence de Arabia, esa gran aventura dirigida por David Lean, contó con la banda sonora de un maestro entre maestros. Hablamos del oscarizado Maurice Jarre, que fue galardonado en varias ocasiones con la mítica estatuilla dorada: Doctor Zhivago (1965), Pasaje a la India (1984) y… como no, Lawrence de Arabia (1962).

Star Wars – Episodio IV: una nueva esperanza’ (John Williams, 1977)

John Williams es una leyenda dentro de las bandas sonoras de cine. Así pues, nombrarle más de una vez en un mismo artículo es algo que no se puede evitar. John Williams lo volvió a conseguir con la bandas sonora del episodio IV de La Guerra de las Galaxias. Darth Vader, Luke Skywalker, Han Solo… o el propio universo que hemos visto cientos de veces en el cine y en nuestra casa, nunca hubiesen sido lo mismo sin el trabajo de Williams y George Lucas… eso es así.

Superman (John Williams, 1978)

Venga, otra más de John Williams. Superman de Richard Donne es otro de los grandes clásicos del cine y de las películas de superhéroes… también ha sido una de las partituras más tarareadas por cientos de miles de chavales que desde 1978 quisieron surcar los cielos o partir una viga de hierro con un laser procedente de los ojos.

La B.S.O. de Superman es un clásico… y al compás de su música, nunca podremos mirar las cabinas telefónicas, ya un tanto extintas, como un posible cambiador de ropa.

Gladiator (Hans Zimmer, 2000)

Gladiator se ha convertido, con los años, en un gran clásico dentro de la filmografía de Ridley Scott (Blade Runner, Alien: el octavo pasajero, Red de mentiras…).

Esta enorme película triunfó por la apasionante y épica historia de Máximo, el personaje encarnado por el solvente Russell Crowe, por su fotografía y dirección… pero también, en gran parte, por la magnífica banda sonora compuesta por Hans Zimmer y Lisa Gerrard.

La música que podemos escuchar en Gladiator fue nominada al Óscar, cuenta con la colaboración de la cantante australiana Lisa Gerrard, y ha perpetuado en el tiempo desde su estreno en el año 2000 como una de las mejores bandas sonoras de todos los tiempos.

Lost In Translation (Hans Zimmer, 2017)

Estrenada en 2003, Lost in Translation fue la segunda película de Coppola tras la exitosa Las Vírgenes Suicidas (1999) y nos llegó al corazón gracias a una historia de amor (¡ay!) entre Bob(Bill Murray) y Charlotte (Scarlett Johansson). Tampoco queremos dar demasiados detalles sobre la propia película para aquellos que todavía no la han visto (¡corred insensatos!), pero avisamos que es una auténtica delicia.

Lo que si podemos contar si hacer ningún spoiler es que Sofia Coppola lo clavó con la banda sonora, eso es así. La selección de las canciones incluidas en la banda sonora de Lost In Translation fue un trabajo a medias entre Sofia y el músico y compositor Brian Reitzell, y fue publicada el 9 de septiembre de 2003 con un tracklist espectacular.

Si amigos, un tracklist que incluye grupazos de la talla de My Bloody Valentine, Phoenix (cuyo cantante, ‎Thomas Mars, es ahora el marido de Coppola), The Jesus And Mary Chain o Air, donde estos últimos ya habían participado también en la música de Las Vírgenes Suicidas. Un despiporre de banda sonora que según ha explicado la propia Sofia Coppola, simplemente fueron seleccionadas porque era la música que ella misma estaba escuchando en ese momento. Así de simple, oiga.

Como extra, en esa ya mítica escena del Karaoke protagonizada por Bob y Charlotte, también podemos escuchar More Than This de Roxy Music o Brass in Pocket de The Pretenders. Y ojo, aunque no aparezcan en la propia banda sonora oficial, a lo largo de la película también aparecen The State We’re In de The Chemical Brothers, Fuck The Pain Away de Peaches o When Doves Cry de Patti Smith.

Una auténtica maravilla, vaya.

El aquí presente es un gran amante de las películas de terror, así que no podía dejar pasar la oportunidad si dejaros con algunas de mis bandas sonoras de películas de miedo favoritas 🙂

BOLA EXTRA

Bandas sonoras de terror

Pesadilla en Elm Street (1984, Charles Bernstein)

It Follows (2014, Disasterpeace)

El Exorcista (1973, Lalo Schifrin y Mike Oldfield)

¡Música para los oídos! Las mejores bandas sonoras de la historia del cine

Las mejores bandas sonoras de la historia del cine

¿Quién no se ha emocionado nunca con una buena melodía en el momento apropiado? La música puede despertar en nosotros una cantidad innumerable de emociones y sentimientos encontrados, y el cine, cómo no, ha sabido exprimir la capacidad de esta arte al máximo.

Y es que las bandas sonoras son una parte indispensable de cualquier película u obra audiovisual, hasta el punto de que muchas escenas míticas de la historia del cine no tendrían ningún sentido sin una música acompañante detrás. Si piensas en títulos como Memorias de África, El Señor de los Anillos, Gladiator, La Guerra de las Galaxias, Titanic o la saga de Harry Potter sabrás a qué nos referimos.

Compositores como John Williams, Hans Zimmer, James Horner o Bernard Herrmann son los responsables de algunas de las mejores bandas sonoras de la historia del cine, que hemos recopilado en este álbum para ti. Así que si te apetece recordarlas y emocionarte con ellas, ¡pasa las páginas! Tus oídos lo agradecerán mucho…

¡Lluvia de estatuillas! Las 101 mejores películas de la historia según los Oscar

Las bandas sonoras son un componente fundamental del cine desde su paso al sonoro allá por el lejano 1927 (el cantor de jazz). Y es que llegan a darse ocasiones en que una banda sonora inspirada es capaz de elevar el resultado final de una película muy por encima de lo conseguido por el resto de elementos artísticos que la componen. Aquí te proponemos algunas que, a nuestro juicio, se encuentran entre las mejores de la historia del cine.

Titanic (James Horner, 1997)

La obra maestra del prolífico compositor James Horner. El tema más famoso, “My Heart Will Go On”, es la canción interpretada por la cantante canadiense Céline Dion. La canción no fue incluida en la banda sonora hasta el último momento y de hecho Horner tuvo que componerla en secreto por la oposición de Cameron a incluir temas cantados en la película por considerar que sería “demasiado comercial”.

Saga Star Wars (John Williams, 1977-2017)

En un momento en el que la música electrónica estaba en pleno auge -también en el mundo del cine-, George Lucas confió en un ya por entonces veterano John Williams para que compusiera una banda sonora inspirada en las grandes óperas de Wagner. El tema principal probablemente sea el más conocido de la historia del cine dentro de un magistral trabajo que también incluye otras fabulosas piezas como ‘The Imperial March’.

Blade Runner (Vangelis, 1982)

De la misma época que Star Wars, éste es el mejor ejemplo de banda sonora creada con música electrónica, una obra maestra indiscutible, densa e hipnótica que contribuyó de forma decisiva a redondear la magistral ambientación futurista, agobiante y decadente de la película.

Cinema Paradiso (Ennio Morricone, 1989)

Otro de los grandes maestros que no podía faltar en esta lista es Ennio Morricone. Autor de numerosas bandas sonoras inolvidables que van desde la trilogía del oeste de Sergio Leone hasta ‘La misión’, siempre será recordado por la belleza, emotividad y profunda carga humana de ‘Cinema Paradiso’: su música transmite las intensas emociones de la cinta en perfecta unión con la atmósfera que envuelve la trama.

Ben-Hur (Miklós Rózsa, 1959)

El máximo exponente del cine clásico bíblico es esta genial obra del compositor Miklós Rózsa, cuya música grandilocuente y barroca, combinando lo trágico y lo épico, alcanza su máximo esplendor en el tema principal del filme.

Saga El Señor de los Anillos (Howard Shore, 2001-2014)

Antes de su estreno arreciaron las críticas por la elección del músico de cabecera del director David Cronemberg, considerado demasiado oscuro para esta épica empresa pero el resultado no pudo ser mejor y se convirtió en la banda sonora más famosa de aquella década, con al menos una decena de pistas magistrales entre las que destacan el tema principal y «The Bridge of Khazad-dûm».

Psicosis (Bernard Herrman, 1960)

El compositor de cabecera de Alfred hitchcock no podía faltar en esta lista con la banda sonora de terror más famosa de la historia del cine. Sus famosos acordes de violín sirvieron para incrementar la tensión de las escenas más terroríficas del filme además de ser homenajeados posteriormente en multitud de películas y videojuegos. Como anécdota podemos decir que su tema principal sirvió de inspiración para otra gran banda sonora, la de Tiburón de John Williams.

La vida es bella (Nicola Piovani, 1997)

La hermosa y conmovedora historia que narra el filme de Roberto Benigni no habría causado el mismo impacto sin la exquisita banda sonora compuesta por Nicola Piovani, que nos transporta y nos hace vibrar con cada una de sus melodías. La música le da el necesario toque de alegría y humor aunque también sabe mantener el halo mágico del filme. ‘La Vida es Bella’ ganó merecidamente el premio Oscar de su categoría y también estuvo nominada a los Grammy.

Los siete magníficos (Elmer Bernstein, 1960)

Si existe una melodía que asociemos al western es ésta, compuesta por el maestro Elmer Bernstein cuya longeva carrera incluye filmes como Cazafantasmas o Aterriza como puedas. Tal fue el éxito que ha sido homenajeada por la cultura popular en numerosas ocasiones, desde los anuncios de Marlboro hasta la película ‘Moonraker’ de James Bond.

Sonrisas y lágrimas // La novicia rebelde (Richard Rodgers y Oscar Hammerstein,1965)

Tampoco podíamos dejar sin cabida a la banda sonora más vendida de la historia, un conjunto de pegadizas canciones que conoció versiones en diversos idiomas incluyendo al español. Esta banda sonora se mantuvo en el Top Ten de EE.UU. durante 109 semanas y ha sido reeditada desde entonces en múltiples ocasiones.

Links relacionados

Titanic – Céline Dion Cinema Paradiso – Josh Groban La vida es bella – Miguel Bosé y Noa Do Re Mí (Sonrisas y lágrimas // La novicia rebelde)

Tan importante es la música en este film, que El Rey León, además de ser una de las películas más famosas (tanto de dibujos animados como de película de rodaje), también es uno de los musicales más famosos y reconocidos en todo el mundo.

Tim Rice (letrista) y Elton John (compositor) escribieron canciones super existosas como Circle of Life, I Just Can’t Wait to Be King, Be Prepared, Hakuna Matata y Can you feel the love tonight?.

Hans Zimmer se ocupó de la musicalización, quien incorporó música africana y elementos corales.

BSO Hasta que llegó su hora

El compositor experto en música de cine Ennio Morricone fue el encargado de poner música a la película «Once Upon a Time in the West» (traducida curiosamente al español como «Hasta que llegó su hora»).

Esta película de origen italiano, fue famosa por su banda sonora y está calificada como un gran «spaghetti western». Se estrenó en 1968 y fue dirigida por Sergio Leone.

BSO Horizontes de grandeza

La banda sonora de esta película la compuso Jerome Moross. Moross fue un compositor nacido en Estados Unidos que además de ser conocido por crear música para cine y televisión, también fue compositor para orquestas sinfónicas, teatro música,…

«Horizontes de grandeza» fue estrenada en 1958. Es un western dirigido por William Wyler y protagonizada, ni más ni menos que por Gregory Peck, Jean Simmons y Charlton Heston.

¿Qué te han parecido las anteriores bandas sonoras (BSO)?

Además de todas estas canciones de películas internacionales que hemos compartido en este artículo, te invitamos a que leas este otro post:

Las mejores bandas sonoras de películas españolas

¿Qué canciones del cine nos faltan? Ayúdanos a mejorar la lista

Nadie puede negar que todas las canciones que hemos recogido en este listado son «música de cine»… pero ¿qué más canciones de películas incluirías entre las mejores?

Como siempre, nos encantaría que aportarais cada uno vuestra opinión, y si así aumentamos y mejoramos la relación de canciones de películas, mucho mejor.

Rezaba el eslogan de cierta campaña publicitaria lanzada hace ya una buena temporada aquello de «sería imposible vivir sin música»; una máxima que puede aplicarse a la experiencia de cualquier ser humano, pero de igual modo extrapolable a un séptimo arte cuyas producciones, independientemente de la calidad y potencial de sus historias, jamás alcanzarían las mismas cotas de intensidad ni llegarían a emocionar del mismo modo de no contar con una buena banda sonora respaldando la narrativa.

El listado que os traigo a continuación, en el que recopilo las que, bajo mi punto de vista, son las 23 mejores bandas sonoras de la historia, es una necesaria reivindicación de algunos de esos genios que, armados con una batuta, han vestido los más diversos largometrajes con unas partituras icónicas y difícilmente replicables. Una selección personal que ha sido particularmente difícil de confeccionar, y en la que he intentado —infructuosamente— no repetir compositores para aportar la mayor variedad posible de nombres.

Como suele decirse, «ni son todos los que están, ni están todos los que son», pero si tuviese que elegir 23 bandas sonoras que escuchar una y otra vez durante el tiempo que me queda en pie, estas serían mis elegidas.

‘Lo que el viento se llevó’ (Max Steiner, 1939)

Inauguramos esta lista por todo lo alto y con una sentencia lapidaria: El trabajo del compositor austro-americano Max Steiner para esa catedral del séptimo arte titulada ‘Lo que el viento se llevó’ es la mejor banda sonora de la historia del cine. La producción más grandilocuente, ambiciosa y caótica del Hollywood clásico —y puede que de todos los tiempos— se tradujo en una obra cuyas dimensiones y trascendencia no han vuelto a igualarse; algo que puede adaptarse de igual modo a las soberbias creaciones con las que Steiner envolvió las cuatro horas que dura el mayor romance que ha pasado nunca por la gran pantalla.

‘Casablanca’ (Max Steiner, 1942)

Suelo ser un hombre de palabra, pero me veo obligado a romper mi promesa de no repetir compositores prácticamente nada más empezar; y es que el genio de Max Steiner volvió a deslumbrar a medio mundo en 1942 con las partituras que vistieron a la inmortal ‘Casablanca’. Desgraciadamente, las magníficas piezas orquestales que conforman la banda sonora del filme de Michael Curtiz quedaron ensombrecidas por la mítica interpretación de Dooley Wilson del ‘As Time Goes By’ de Herman Hupfeld pero, sin ellas, la relación entre Rick e Ilsa no hubiese sido igual de intensa.

‘El crepúsculo de los dioses’ (Franz Waxman, 1950)

El film noir por excelencia —con permiso de ‘Días sin huella’, ‘El gran carnaval’ y ‘Perdición’— de ese genio llamado Billy Wilder, no sólo marca uno de sus muchos puntos álgidos de su carrera como realizador, sino que posee también la mejor banda sonora de su filmografía. Franz Waxman, diez veces nominado al Oscar —de las cuales se alzó como ganador en un par de ocasiones, siendo esta una de ellas—, pone la guinda musical que corona esta obra maestra protagonizada por William Holden y Gloria Swanson.

‘Cantando bajo la lluvia’ (Arthur Freed, Nacio Herb Brown y Lennie Hayton, 1952)

Puede que me lluevan las pedradas pero, bajo mi punto de vista, ‘Cantando bajo la lluvia’ es el mejor musical de todos los tiempos y, como tal, posee la mejor banda sonora que pueda soñarse para un largometraje de este género. ‘Would You?’, ‘Make ‘Em Laugh’, ‘Good Morning’ y, por supuesto, ‘Singin’ in the Rain’ son sólo cuatro ejemplos de las irrepetibles composiciones que cimientan el clásico de Stanley Donen, interpretadas y bailadas por unos igualmente inimitables Gene Kelly, Debbie Reynolds y Donald O’Connor.

‘El puente sobre el río Kwai’ (Malcolm Arnold, 1957)

Pensar en una banda sonora de un filme bélico me lleva inmediatamente a hacerlo en la que Malcom Arnold compuso para la genial ‘El puente sobre el río Kwai’ de David Lean. El filme, ganador de siete Oscars —entre los que se incluye uno en reconocimiento a la labor de Arnold— deleita los tímpanos durante sus más de dos horas y media de metraje con un fantástico compendio de marchas militares, de entre las que destaca la eterna reinterpretación silbada de la ‘Marcha del Coronel Bogey’, que data de 1914.

‘Psicosis’ (Bernard Herrmann, 1960)

Bernard Herrmann fue el responsable de componer las bandas sonoras de clásicos imperecederos del séptimo arte como ‘Ciudadano Kane’, ‘Fascinación’ o ‘El hombre que vendió su alma’, por la que ganó el Oscar en 1942; pero si una de sus composiciones se ha grabado a fuego en la mente —y los tímpanos— del respetable, esa es la de ‘Psicosis’. El clasicismo de sus partituras se entremezcló con un enervante jugueteo con los instrumentos de cuerda que ya inquieta durante las magistral secuencia de créditos diseñada por Saul Bass y que alcanzó su clímax en la histórica escena de la ducha.

‘Lawrence de Arabia’ (Maurice Jarre, 1962)

Pocas bandas sonoras gritan AVENTURA —así, en mayúsculas— como la que Maurice Jarre compuso para ese diamante en bruto titulado ‘Lawrence de Arabia’, dirigido por David Lean en 1962. Un —oscarizado— trabajo que destaca particularmente entre la prolífica filmografía de Jarre —que acarrea cerca de 150 créditos a sus espaldas— y cuyos niveles de impacto y calidad no lograron ser superados por otros prodigios como ‘Doctor Zhivago’, ‘Pasaje a la India’ o ‘Gorilas en la niebla’.

‘La pantera rosa’ (Henry Mancini, 1963)

Henry Mancini, otro grande entre los grandes del que es complicado seleccionar una sola obra. Podría haber sido ‘Desayuno con diamantes’, ‘Víctor o Victoria’ o ‘Días de vino y rosas’, pero la antológica banda sonora en clave de jazz que acompañó a la tronchante ‘La pantera rosa’ dirigida por Blake Edwards en 1963 —y cuyo corte principal, probablemente, hemos tarareado la mayoría de nosotros alguna vez en nuestra vida— es una más que digna selección para elevarse sobre el resto de proezas del autor.

‘Hasta que llegó su hora’ (Ennio Morricone, 1968)

Podría haber sido ‘Cinema Paradiso’, ‘Érase una vez en América’ o la inconfundible ‘El bueno, el feo y el malo’ silbada por Kurt Savoy; pero el sonido de la harmónica que toca el personaje de Chales Bronson en este clásico de Sergio Leone —puede que el mejor western de la histiroa— ha permanecido conmigo desde el momento en el que vi la película por primera vez. Ennio Morricone en todo su esplendor ayudando a hacer aún más gloriosa esta oda al género.

‘El padrino’ (Nino Rota, 1972)

Es de cajón que una de las mejores películas de la historia del séptimo arte tenga una banda sonora igualmente sobresaliente, y el caso de las partituras de Nino Rota para ‘El padrino’ de Francis Ford Coppola no es una excepción. El cineasta tenía muy claro el sonido con el que debía identificarse la figura de la familia Corleone, y dio unas pautas muy precisas a un Rota que firmó un vals lánguido y nostálgico que le sirvió para recibir una nominación al Oscar; premio que ganaría en 1975 gracias a la segunda entrega de la saga familiar.

‘Tiburón’ (John Williams, 1975)

En 1975, el tiburón de Steven Spielberg consiguió que muchos veraneantes se lo pensaran un par de veces antes de darse un chapuzón playero. Pero el efecto logrado por el impecablemente dirigido segundo largometraje del Rey Midas de Hollywood no hubiese sido lo mismo sin esas dos notas tocadas en una incesante repetición y que anticipaban los ataques del inmenso escualo, disparando las cotas de suspense y poniendo de los nervios al patio de butacas. John Williams demostrando, por enésima vez, por qué es uno de los grandes de su oficio.

‘Taxi Driver’ (Bernard Herrmann, 1977)

Bernard Herrmann completó su última banda sonora, dedicada a la imprescindible ‘Taxi Driver’ de Martin Scorsese, horas antes de fallecer. Su trabajo, además de ser reconocido con una nominación póstuma al Oscar, fue una pieza indispensable a la hora de materializar la densa y particular atmósfera de la Nueva York en la que se ambienta la historia de Travis. Como bien dijo Scorsese sobre el compositor, «nunca ha habido nadie que haya podido siquiera acercársele», y esta BSO es una buena muestra de ello.

‘Star Wars – Episodio IV: una nueva esperanza’ (John Williams, 1977)

La segunda —que no última— pieza de John Williams en engrosar esta lista es, como no podría ser de otro modo, la gloriosa partitura que el compositor neoyorquino firmó para la cinta que inauguró la saga galáctica por excelencia. Son muchas las obras maestras rubricadas para la franquicia creada por George Lucas pero es la de ‘Una nueva esperanza’ la que sentó las bases del sonido que acompañaría el icónico zumbido de los sables láser. Historia de la ciencia ficción, del cine y de la música que permanece tan fresca y emocionante como el primer día.

‘La noche de Halloween’ (John Carpenter, 1978)

‘Asalto al distrito 13’, ‘Están vivos’, ‘La niebla’, ‘En la boca del miedo’… Cualquiera de estas bandas sonoras del maestro del terror —y de los sintetizadores— John Howard Carpenter es más que digna de formar parte de las más memorables de la historia; pero la palma se la lleva la de su segundo largometraje, ‘La noche de Halloween’. Otra de las muchas muestras de que más, en ocasiones, es menos, y que pone los pelos de punta con la simple repetición de una melodía de un modo muy similar al que comentábamos anteriormente en ‘Tiburón’.

‘Superman’ (John Williams, 1978)

La última composición de John Williams —prometido— que he decidido incluir data de 1978 y es, bajo mi humilde criterio, la mejor banda sonora hecha jamás para un largometraje de superhéroes. Y es que, la BSO de ‘Superman’ es mucho más que su melodía principal, convertida en icono pop y en parte del imaginario colectivo con el paso del tiempo; es un compendio de cortes repletos de emotividad, que transpiran heroicidad nota a nota y que, junto a la labor de Richard Donner a la dirección, nos ayudaron a creer que, en efecto, un hombre podía volar.

‘Blade Runner’ (Vangelis, 1982)

El compositor griego Vangelis se alzó en 1981 con el Oscar a la mejor banda sonora original gracias a su trabajo en ‘Carros de fuego’. No obstante, bajo mi punto de vista, el cénit de su carrera en el mundo del cine llegó el año siguiente, cuando firmó la fabulosa BSO de ‘Blade Runner’; una pieza que trasladó el futuro al inicio de la década de los ochenta con una hipnótica selección en la que la esencia musical del cine negro fue readaptada al peculiar sonido de los sintetizadores. Tan grandilocuente como magistral.

‘Conan el Bárbaro’ (Basil Poledouris, 1982)

Era de imperiosa necesidad incluir en esta selección una banda sonora del gran Basil Poledouris, y la batalla entre ‘Robocop’ y ‘Conan el Bárbaro’ ha sido especialmente encarnizada. Finalmente, y pese a mi devoción por el tema principal del filme de Paul Verhoeven, me he terminado decidiendo por la BSO del clásico de John Milius: un trabajo sobresaliente que da forma a la mayor de las épicas utilizando las notas musicales como material base. Si te ves falto de energía y motivación en tu día a día, esta selección musical es lo único que necesitas.

‘Memorias de África’ (John Barry, 1985)

Cualquiera de las seis bandas sonoras de John Barry que han optado al Oscar —ganando cuatro de ellas la preciada estatuilla— podría tener su hueco en este artículo, pero, sintiéndolo mucho por ‘Bailando con lobos’, mi elección ha sido la bella composición que envolvió el eterno romance entre Meryl Streep y Robert Redford en la igualmente maravillosa ‘Memorias de África’ de Sidney Pollack. Delicada, emocionante, cálida… es complicado escuchar su corte principal y no sentir cómo el corazón se te derrite poco a poco.

‘La misión’ (Ennio Morricone, 1986)

Pese a mi promesa —ya rota— de no repetir compositores, es imposible limitarse a una sola de las maravillas salidas de la mente de Ennio Morricone así que, una vez hecha la mención de rigor a su labor en el western, se antoja necesario volver a mencionarle por su espléndido trabajo componiendo la B.S.O. de ‘La misión’. Puede que perdiese su batalla frente a ‘Alrededor de la medianoche’ por alzarse con el Oscar, pero el uso ejemplar que hizo el maestro Morricone de los coros perdurará por siempre en el Olimpo de las bandas sonoras.

‘El rey león’ (Hans Zimmer, 1994)

Otro de los compositores que hacen doblete en este listado es Hans Zimmer, cuya primera aportación a mi selección particular es la —merecidamente— oscarizada banda sonora de ‘El rey león’. Dejando a un lado sus memorables canciones —para el recuerdo queda la hermosa ‘Can You Feel the Love Tonight’ de Elton John—, las piezas orquestales fluctúan, brillantes en todas sus facetas, entre las melodías más amables y cómicas y los pasajes más dramáticos dignos de esta tragedia animada en clave shakesperiana. Soberbia.

‘El señor de los anillos: la comunidad del anillo’ (Howard Shore, 2001)

Cuando se anunció el proyecto, fuimos muchos los que pensamos que Peter Jackson lo tenía muy complicado para lograr recrear fielmente el vasto mundo que J. R. R. Tolkien gestó sobre el papel; pero ‘La comunidad del anillo’ disipó por completo las dudas, sumergiéndonos de lleno en la Comarca, Rivendell, Moria y demás rincones de la Tierra Media. Para lograrlo, utilizó con inteligencia una herramienta tan poderosa como las maravillosas composiciones de Howard Shore, en las que hubo cabida para los pasajes más bucólicos y para una épica desbordante.

‘Mad Max: Furia en la carretera’ (Junkie XL, 2015)

Recuerdo con total claridad mi primer visionado de ‘Furia en la carretera’ y cómo no pude apenas parpadear durante las dos horas de genialidad que nos regaló el maestro George Miller pero, por encima de todo, en mi mente perduran las magníficas partituras de Junkie XL, que llegaron incluso a arrancarme alguna lágrima durante un momento en particular en el que música e imagen se fundieron dando lugar a una danza destructiva perfecta al ritmo del épico corte ‘Brothers in Arms’. Y es que, sin una banda sonora a la altura, un largometraje no puede alcanzar el título de obra maestra.

‘Dunkerque’ (Hans Zimmer, 2017)

No podía dejar fuera de este listado al trabajo que, bajo mi punto de vista, debió alzarse con el Oscar a mejor banda sonora el pasado mes de marzo. El trabajo de Hans Zimmer para lo último de Christopher Nolan es, sencillamente, impagable; una incansable y asfixiante composición en constante crescendo —o eso nos hicieron creer usando la escala de Shepard— que genera prácticamente por si misma gran parte del suspense y la tensión que emana este fantástico filme bélico.

Las películas musicales con mejor banda sonora de la historia

Con la noticia del musical de Beetlejuice en Broadway, y dejándonos en el tintero maravillas como Los Miserables, Todos dicen I Love You, Chicago, Dentro del Laberinto, Hair o All That Jazz, os recomiendo en el siguiente bloque algunos numerazos para superar el impacto felino del trailer de Cats.

LA LA LAND

Todos los que hemos visto la película hemos querido emular el Another Day of Sun en un atasco. Pero ahondando en la banda sonora, encontramos Epilogue, que suena durante la escena final que muchos aún no habéis podido superar.

La escena final de la película. ¡Ojo spoilers!

GREASE 2

No nos engañemos, nos pasamos media vida esperando secuelas que nunca llegarán y debieran, pero Grease 2 nunca debería haber existido. Pero… el Cool Rider que se monta Michelle Pfeiffer/Stephanie, sí es muy necesario siempre. Y qué decir de Grease. Eso sí que es marcar a una generación.

ROCKY HORROR PICTURE SHOW

La peli más weird que os podéis imaginar. Haceos un favor y no os perdáis el universo de Magenta, Columbia, Rocky… ni a Tim Curry interpretando el mejor papel de su carrera. Y si con Sweet Transvestite él se viene muy arriba, nosotros lo hacemos con el Science Fiction/Double Feature de Richard O´Brien.

BURLESQUE

Christina Aguilera y Cher en una película. ¿Puede ser más maravilloso? Sí. Hubiera podido serlo. Pero en la banda sonora suenan una joya tras otra. En esta ocasión, nos quedamos con el Express de Xtina.

Xpress en Burlesque

FAMA

«Buscáis la fama, pero la fama cuesta, pues aqui es donde váis a empezar a pagar: con sudor» . La inolvidable Coco Hernández fue interpretada por Irene Cara, que también fue la encargada del tema principal (que se llevó el Oscar) y que además daba voz al What a Feeling de otro musical mítico, Flashdance. El Out Here On My Own es otro temazo máximo de la banda sonora.

EL BAR COYOTE

Chicas que bailan sobre la barra de un bar, con cameo de Michael Bay incluído. LeAnn Rimes consiguió con Can´t Fight The Moonlight que nos subiésemos a la encimera de la cocina a cantarla como Piper Perabo , aunque The Right Kind of The Error fuese mejor.

DREAMGIRLS

Beyoncé nos encantó como Etta James en Cadillac Records, pero el One Night Only como Deena Jones está a la altura de su Listen o del orgasmo auditivo que es el And I Am Telling You I´m Not Going de Jennifer Hudson. ¿Habéis intentando llegar al tono? Por esa voz te rogamos, señor, óyenos. Mención especial a Jamie Foxx, que también protagonizó el biopic sobre Ray Charles.

FIEBRE DEL SÁBADO NOCHE

John Travolta bailando por los Bee Gees. Tony Manero también movía sus caderas al ritmo de Yvone Elliman, hawaiana que interpretó el tema cedido por los tres hermanos Gibb, If I can´t have you.

ACROSS THE UNIVERSE

Fionna Apple interpretó Across The Universe para Pleasantville. Pero nos referimos a la peli que protagonizó Evan Rachel Wood (que nos encandiló en Thirteen), un musical inspirado en canciones de los Beatles, con cameo de Bono de U2 como extra.

MOULIN ROUGE!

Otro musical donde Christina Aguilera forma parte de la banda sonora. Y otro musical que ha anunciado recientemente que llega a los escenarios de Broadway cientro treinta años desde su inauguración en París. Y muy bien asignados Nicole Kidman y Ewan McGregor como protas y demostrando sus dones musicales.

ROMEO Y JULIETA

Al igual que Moulin Rouge o El Gran Gatsby, , fue dirigida por Baz Luhrmann, y protagonizada por dos iconos de los 90, Leo DiCaprio y Claire Danes. Y si volveis a verla cuando han pasado más de veinte años desde su estreno, os seguirá encantando tanto o más que el Lovefool de los Cardigans que aparece en su banda sonora. El próximo proyecto de Baz es el biopic de Elvis. Lo esperamos ansiosos.

NINE

El Cinema Italiano de Kate Hudson brilla en un soundtrack plagado de grandes mujeres como son Fergie, Penélope Cruz, Marion Cotillard, Nicole Kidman o Sophia Loren. Cameron Díaz se quedó a las puertas.

DIRTY DANCING

Patrick Swayze que estás en los cielos, nos enamoraste en este clásico hace treinta y dos años, y remataste la jugada con Ghost. Dieciocho semanas en el número uno de ventas mundial. Nunca nos cansaremos de escucharle decir «no permitiré que nadie te arrincone». Una lástima que el lago de la peli se secase hace cuatro años.

CABARET

Un genio como Bob Fosse dirigió a la hija de Judy Garland (El Mago de Oz, otro clásico imprescindible), Liza Minnelli, que consiguió el Oscar por su legendaria Sally Bowles. En España, Sally siempre será nuestra Natalia Millán.

Las bandas sonoras son imprescindibles en cualquier película o serie de televisión, canciones que, tengan letra o no, nos ayudan a vivir con mayor intensidad el momento, a entenderlo mucho mejor. Hay que tener mucho talento para saber elegir el sonido más adecuado en cada caso, y quienes han sabido hacerlo tienen ya un hueco en la historia del cine. Hoy nos gustaría repasar las mejores bandas sonoras de todos los tiempos… ¿cuál es tu favorita?.

Durante una película, una canción, una música, puede llevarte al estado que su director quiere para que puedas vivirla mejor, emocionarte, aterrorizarte, enamorarte… La música es imprescindible en nuestras vidas y en el cine, tanto que, si le quitas la música a una película, no conseguirás emocionarte y entenderla como sí lo haces teniendo su banda sonora.

Estas son algunas de las mejores bandas sonoras de todos los tiempos

1. “Tiburón”

Esta película de Steven Spielberg fue un gran éxito por la historia y por la angustia que la música te hacía pasar al verla. John Williams fue el encargado de crearla en el año 1975.

2. “Lo que el viento se llevó”

Una de las mejores películas cuenta también con una de las mejores bandas sonoras, en este caso creada por Max Steiner. No es fácil hacer la música para cuatro horas de película, pero Steiner lo consiguió sin caer en el aburrimiento.

3. “Casablanca”

Otra película mítica que dejó su música en manos de Max Steiner, la cual también tuvo mucho éxito y queda ya como una de las mejores bandas sonoras del cine, especialmente del cine en blanco y negro.

4. “Blade Runner”

Vangelis se encargó de la banda sonora de esta película y tuvo un grandísimo éxito.

5. “Cantando bajo la lluvia”

No cabe duda de que la banda sonora es aún más importante cuando se trata de una película musical, y en este caso corrió a cargo de Arthur Freed, Lennie Hayton y Nacio Herb Brown.

6. “El Padrino”

Una obra de arte como película y también como banda sonora, la cual sin duda ayudó a que esta película sobre la mafia se convirtiera en una de las mejores de la historia del cine.

7. “Psicosis”

Bernard Herrmann fue el encargado de crear la banda sonora para esta película, cuya escena de la ducha con ese sonido inconfundible de misterio sobre lo que puede pasar es ya mítica en el cine.

8. “Interstellar”

Hans Zimmer es uno de los grandes compositores de bandas sonoras, y en este caso logra meterse entre las mejores con esta película de 2017. Tiene muy buenas músicas para diferentes películas, pero el trabajo para esta sin duda fue magistral.

9. “Hasta que llegó su hora”

Ennio Morriecone no puede faltar en esta recopilación con su trabajo para este western que ya es historia viva del cine y de la música.

10. “El último mohicano”

Toda la música de esta película fue compuesta por Trevor Jones y Randy Edelman, y en ella hay melodías que ya son míticas dentro del cine. Está considerada una de las mejores bandas sonoras de todos los tiempos y, casi 30 años después de su publicación, sigue sonando en muchos lugares.

Hay veces que con solo escuchar las primeras notas de una banda sonora ya sabemos rápidamente identificar en qué película la escuchamos. Y es que, la verdad es que en una producción cinematográfica todo tiene importancia, el reparto, el guión, el vestuario, el maquillaje y también los efectos sonoros y la música. Todo ello crea esa magia que nos brinda el cine. Por ello, en esta guía hemos querido rendir tributo a algunas de las mejores bandas sonoras de películas que no deberías perderte.

Porque hay ciertas producciones que te enamoran por esas canciones que terminan grabadas en tu cabeza y que te quedas tarareando durante semanas. Sin embargo, la mayoría de las veces, las mejores bandas sonoras de películas no se les da la importancia que merecen. Por eso, aquí hemos querido ofrecerte una selección de las que, a nuestro parecer, merecen una mención especial.

¿Tus oídos están preparados ya? ¡Adelante!

Star Wars saga — John Williams

Los temas épicos de John Williams para las películas de Star Wars no solo son reconocidos en todo el mundo casi que inmediatamente, sino que también, crearon un renacimiento en la puntuación de la película, trayendo de vuelta las grandiosas partituras de los primeros días del cine.

Para crear el telón de fondo de Star Wars, el legendario compositor se inspiró en composiciones clásicas de temática espacial, como la serie Planets de Gustav Holst, utilizando diversas capas de cuerdas, y cuernos cosidos con melodías inolvidables, para capturar las emociones de la ópera espacial establecida hace mucho tiempo. En cuanto a Williams, acostúmbrate a escuchar sobre él, ya que el nombre del compositor icónico se repite a lo largo de esta lista.

BÚSCALA AQUÍ

La trilogía de ‘The Lord of the Rings’ – Howard Shore

Grandes coros, enormes tambores y conjuntos de metales épicos se unen a instrumentos de viento suaves y cuerdas, en la banda sonora del compositor Howard Shore para la trilogía de The Lord of the Rings.

Esta banda es una gama diversa de sonidos que muestra un amplio universo de criaturas y magia, utilizando técnicas como las marcas de tiempo impares y melodías de violín, para generar sentimientos de tensión y liberación, que encajan dentro de la épica historia que está dividida en tres partes.

BÚSCALA AQUÍ

Serie ‘Indiana Jones’ – John Williams

John Williams usa varios instrumentos de percusión y estructuras melódicas disonantes para dar un toque de aventura, a la música de la franquicia Indiana Jones. También recurre a conceptos como melodías repetitivas simples y pegajosas, para ayudar a impulsar la historia a través de cada acto.

BÚSCALA AQUÍ

‘Interstellar’ – Hans Zimmer

La banda sonora de Hans Zimmer quedó como anillo al dedo en Interstellar, ya que transmite una sensación suave, pero a la vez inquietante, que se mueve por tus oídos como una nube de polvo en el espacio vacío.

Asimismo, la melodía de las cuerdas y el órgano flotan lentamente a lo largo de la épica espacial del director Christopher Nolan, y forman una especie de telón de fondo musical, que invita a un profundo pensamiento introspectivo y atrae la mirada hacia las hermosas tomas en la pantalla.

BÚSCALA AQUÍ

Serie ‘Jurassic Park’ – John Williams

Auditivamente, las películas de Jurassic Park están caracterizadas por campanas brillantes y fondos vocales lentos, que el creador de las piezas musicales, una vez llamó “un tipo de ballet divertido”. Para mezclar lo primitivo y lo moderno, la partitura incluye cientos de instrumentos de percusión y sintetizadores sutilmente mezclados, que enfrentan sonidos antiguos contra los tonos más contemporáneos.

BÚSCALA AQUÍ

‘The Godfather’ – Nino Rota

Para la partitura de la película The Godfather (o conocida en español como El Padrino), el compositor Nino Rota realizó un matiz bastante único del viejo mundo de la trompeta y los tonos de cuerda, para crear un grupo de composiciones melancólicas, basándose en el estilo de la Italia clásica. Al escucharla, podemos deleitarnos con el sonido del acordeón, que se mezcla con la música de swing jazz, para crear una pieza orquestal oscura y sombría.

BÚSCALA AQUÍ

Trilogía ‘Christopher Nolan’s Batman’ — James Newton Howard y Hans Zimmerfoto

Para esta partitura, James Newton Howard y Hans Zimmerfoto usaron tonos profundos de batería, sintetizador y metal, creando una trilogía de Batman que se sentía más original que cualquier otra cosa.

Pero lo más interesante de todo es que cómo logran mantener tu atención con la música, hasta casi el último momento, donde el tema es aún más dramático.

BÚSCALA AQUÍ

Trilogía ‘Back to the Future’ — Alan Silvestri

Hay una naturaleza misteriosa en los sonidos de la trilogía Back to the Future, con el compositor Alan Silvestri usando un arpa reluciente y tonos de percusión para momentos divertidos, así como claves de cuerno profundo, para una intensidad de ritmo rápido.

Al igual que muchos otros en esta lista, los temas melódicos recurrentes juegan un papel muy importante para captar la atención de tu oído y cerebro, y por tal razón, el tema principal está recreado con muchas cuerdas.

Y aunque los números de la orquesta son fantásticos, no podemos dejar de lado a Huey Lewis, que sacó algunos de sus éxitos pegajosos de los 80 para la película original.

BÚSCALA AQUÍ

‘Harry Potter and the Sorcerer’s Stone’ — John Williams

El mundo de los magos más famosos de todos los tiempos está perfectamente ambientado por John Williams en Hedwig’s Theme, una misteriosa balada dirigida por el teclado, que aparece en la primera película de Harry Potter. En general, Williams muestra su lado íntimo en este punto, con muchas cuerdas de trompa y ritmo rápido, a los elementos más largos y más melódicos de la música.

BÚSCALA AQUÍ

‘Tiburón’ – John Williams

El tema principal audaz y siniestro diseñado por John Williams para la franquicia de Jaws (o Tiburón en español) es una obra simple y elegante. Esta pieza se arrastra lentamente en tus oídos como si tuvieras la vista del tiburón masivo cerca de ti. Por si fuera poco, el compositor aumenta la tensión a medida que se desarrolla la canción con tonos agudos parecidos a los dientes.

BÚSCALA AQUÍ

‘Psycho’ – Bernard Herrmann

El lento y agudo lamento de cuerda compuesto por Bernard Hermann para la popular escena de la ducha en la película Psycho de Alfred Hitchcock, sigue siendo uno de los sonidos que provocan más pánico en la historia del cine moderno. El resto de la banda sonora exclusiva de Hermann se complementa perfectamente con el clásico en blanco y negro, creando un aire de suspenso constante en este largometraje de suspenso, que sigue siendo uno de los mejores del cine.

BÚSCALA AQUÍ

‘The Magnificent Seven’ (1960) – Elmer Bernstein

La esencia de la frontera estadounidense fue capturada perfectamente por el compositor Elmer Bernstein en su tema clásico para The Magnificent Seven, con una melodía de cuerda suave, instrumentos de madera y metal con ritmo rápido, y la participación de instrumentos de percusión. De hecho, la banda sonora es tan pegajosa que fue reutilizada para la publicidad tanto de cigarrillos Marlboro como, de cerveza Victoria, así como en la película Moonraker de James Bond, entre muchas otras referencias.

BÚSCALA AQUÍ

‘E.T. the Extra Terrestrial’ – John Williams

La banda sonora de E.T. the Extra Terrestrial se asemeja en muchos aspectos al trabajo de John Williams en la trilogía original de Star Wars. Aunque no está tan enfocado en la melodía como las composiciones de La guerra de las galaxias, la composición de sonidos está impulsado por profundos tonos de viento, cuerdas vibrantes y suaves flautas, que ayudan a humanizar al extraño alienígena en la pantalla y te hacen sentir tanto emoción como miedo por la presencia de este ser en la humanidad.

BÚSCALA AQUÍ

‘Blade Runner’ – Vangelis

Los tonos clásicos de los años 80 y los arreglos de cuerdas épicas transportan al oyente instantáneamente a la oscura distopía de Ridley Scott, con tonos de campana recurrentes que se emiten a través de una constante neblina musical. Aunque cada canción se siente única, gracias al Waitx Me cargado de saxofón y la suave voz femenina de Rachel, se siente un misterio en la banda sonora de Vangelis, que ayuda a que los elementos de la película fluyan juntos.

BÚSCALA AQUÍ

‘Butch Cassidy and the Sundance Kid’ – Burt Bacharach

La naturaleza poética de los dos personajes principales de Butch Cassidy and the Sundance Kid está bien reflejada en el acompañamiento musical de Burt Bacharach, que utiliza tonos clásicos como el piano desafinado y los combina con arreglos de cuerda más modernos. Es una partitura se asemeja al musical de Broadway y el country clásico.

BÚSCALA AQUÍ

*Actualizado por Estefania Oliver el 27 de septiembre de 2018

Recomendaciones del editor

  • Las mejores series en Amazon Prime Video disponibles
  • Las 25 mejores películas en Amazon Prime Video ahora mismo
  • Te presentamos las mejores apps para relojes Android
  • Los mejores juegos para PS4: la lista más completa
  • Las mejores apps Android para tabletas del mercado

Nos gusta meternos en berenjenales… ¿si no, de qué nos íbamos a meter en el fregado de proponeros las mejores Bandas Sonoras Originales de la historia del cine? ¡Pues eso! Que hoy nos hemos levantado con ganas de un reto, y tras hacer los deberes, hemos recopilado un listado con las BSO más trascendentales de las películas. Y, oye, la verdad es que nos ha quedado una selección bastante variopinta: Ciencia Ficción, Drama Histórico, Comedia, Western, Cine Animado… incluso alguna sorpresilla que seguramente no os esperéis.

Bueno, no nos enrollamos más con esta presentación y entramos en harina con el listado de las mejores OST del cine. Quizá en él encontréis vuestra Banda Sonora preferida, la cual consideráis la mejor de toda la historia de Hollywood, o quizá no. ¿Nos apostamos algo?

Blade Runner

Ridley Scott le debe a Vangelis (pseudónimo de Evangelos Odysseas Papathanassiou) esta banda sonora. El autor de Carros de Fuego y 1492: La conquista del Paraíso se bañó en gloria gracias a esta BSO, una de sus mejores valoradas. La banda sonora mezclaba música e instrumentos clásicos con sintetizadores. El plan pasaba por intentar recrear precisamente la mezcla de noir y ciencia-ficción que buscaba Scott para su Blade Runner. ¿Creéis que lo consiguió?

Conan el Bárbaro

Posiblemente lo mejor de las dos películas de Conan de «Chuache». Basil Poledouris es la mente detrás de la Banda Sonora Original que le puso música al Conan del cine. Sencillamente mágica, la BSO de Conan: el Bárbaro no consiguió premios en su momento, pero se consideró una de las mejores bandas sonoras de 1982. De hecho, su tratamiento excelente sirvió para generar atmósferas únicas que, efectivamente, nos enviaban a la mismísima Edad Hyboria solo con escuchar sus ritmos.

El truco, ojo, pudo estar en el uso de Musyn, un hardware que utilizó para sincronizar sus composiciones con la acción de la película. A día de hoy esta tecnología sería incluso rudimentaria y redundante, pero en su momento sirvió para hacer más épica todavía la primera película de Conan.

El Graduado

Simon & Garfunkel son los responsables de la música de esta «comedia» de los años 70 sobre un escabroso enredo amoroso en el que un chico se acaba liando con una mujer madura antes de enamorarse de la hija de esta. Dave Grusin se encarga de la parte instrumental que acompaña a los temas folk del dúo Lanzada en 1968, la banda sonora de El Graduado fue cabeza de lista durante ese mismo año. Su tema principal «The Sounds of Silence» también es uno de los más conocidos del siglo XX.

El Rey León

«Nants ingonyama bagithi, Baba Sithi uhm ingonyama, Ingonyama…» Aunque no os lo creáis, así empezaba el tema de cabecera de esta BSO. Elton John y Tim Rice son los «culpables» de una de las Bandas Sonoras más queridas y entrañables de la historia de Disney, en colaboración con Hans Zimmer (El Hombre de Acero y alguna otra que veremos más adelante).

El Rey León, cuyas partituras originales y canciones descartadas se reciclaron para el musical, se ha consagrado como la Banda Sonora de toda una generación gracias a temas como El ciclo sin fin o Hakunah Matata. ¿Será por eso que con más de 1.043.000 millones de copias vendidas, se considera uno de los mejores discos vendidos de la historia? Pensadlo.

El Padrino

Nino Rota le puso música a la película que dignificó a los mafiosos, o al menos los humanizó. El tema de «Speak Softly, Love» (El tema de amor de El Padrino) es uno de los más icónicos de su momento y también emblemático en cuanto al cine de mafiosos y ha tenido un enorme impacto en la cultura popular, siendo posible identificar esta canción con tan solo escuchar algunos acordes.

De hecho, como somos así de cachondos, os vamos a dejar el tema cantado y no la versión instrumental de la pelicula de Coppola para que comprobéis cómo suena la canción original cantada. Suerte que no era un extra desbloqueable del juego.

Forrest Gump

Forrest Gump cuenta con un pupurri de canciones, como base de su BSO, con el que se intenta trasladar al espectador la sensación y las atmósferas de las distintas épocas por las que transcurre la vida del entrañable personaje de Tom Hanks (quien ya tiene 60 tacos). Alan Silvestri (Regreso al Futuro, de la que luego hablaremos) es el autor de estas composiciones. Su música, suave, dulce y enternecedora nos sirvió para ver de manera más sencilla el mundo a través de los ojos de Forrest, Forrest Gump.

Por cierto, que sus dos álbumes, con las canciones de la película, no tienen desperdicio. Desde Elvis hasta Lynyrd Skynyrd, pasando por los citados Simon & Garfunkel o Bob Dylab.

Gladiator

Si escuchando esta BSO de Hans Zimmer (El Caballero Oscuro) y Lisa Gerrard no os os da por soltar un speech en plan «Mi nombre es fulanito de tal…» con voz de Russell Crowe, seguramente que poco os faltará. Uno de los mejores y más impecables trabajos de Zimmer en materia de Banda Sonoras y desde el cual pueden trazarse buena parte de sus obras posteriores, encontrando bastante similitudes entre estas y la que nos ocupa.

Su recepción fue buenísima en el año 2000. Si bien no ganó el Óscar ni tampoco el BAFTA, a los que estaba nominada, esta Banda Sonora Original sí se llevó el Globo de Oro de su tiempo. Además, el disco logró colarse en su momento como disco de platino.

La Bella y la Bestia

Una de las últimas colaboraciones entre el letrista Howard Ashman y el compositor Alan Menken. Debido a que el primero estaba en una de las últimas fases del SIDA, la producción de la BSO de La Bella y la Bestia resulto cuanto menos complicada, ya que la premisa del dúo era la de hacer un musical en el que las canciones sirvieran de de bisagra para la trama. El resultado fue un éxito, consagrándose como uno de los mejores discos de Disney.

Esta Banda Sonora Original logró hacer triplete, de hecho. Óscar, Globo de Oro y Grammy. Nada se le escapó a este último trabajo de Ashman, a quien precisamente la película está dedicada. Y por cierto, la versión de Celine Dion y Peabo Bryson tiene bastantes seguidores. ¿Estáis alguno entre ellos?

La Lista de Schindler

Schindler’s List fue una consagración para Steven Spielberg como director. Aunque ya se había probado en el drama con El Color Púrpura y en El Imperio del Sol, La Lista de Schindler le valió los laures como indiscutible Rey Midas de Hollywood. Como solía pasar, esta asociación tuvo otro claro beneficiario, John Williams, compositor de la BSO de esta película.

Ganadora del Óscar, BAFTA y del Grammy, la BSO de La Lista de Schindler le costó lo suyo a Williams, quien reconoció que este iba a ser su trabajo más desafiante. Como curiosidad, la Banda Sonora cuenta con algunos temas yiddish populares que Spielberg conocía por su abuela.

La Trilogía del Dolar

O lo que es lo mismo, El Bueno, el Feo y el Malo, Por un puñado de dólares y La Muerte tenía un precio. Ennio Morricone puso música al Spaghetti Western que consagró a Sergio Leone como uno de los grandes del siglo XX, demostrando la calidad del western europeo, a pesar del desdén yankee por el género. Morricone.

Más concretamente en El Bueno, el Feo y el Malo, se puede valorar la genialidad de Morricone quien en el tema principal otorga un sonido distinto a cada uno de los personajes que dan nombre a la película. Flauta para «El Bueno», Ocarina para «El Malo» y voces humanas para Tuco «El Feo». Sencillamente, magia.

Memorias de África

John Barry es el autor de esta Banda Sonora que mezcla piezas de música africana con composiciones de Mozart, más concretamente el Concierto de Clarinete. Esta atípica mezcla le valió el Óscar a mejor Banda Sonora Original en 1985, sin embargo nosotros la recordamos por la música de fondo de anuncios de aerolíneas.

Regreso al Futuro

O cómo hacer épico algo cutre y de serie-B. Y no lo decimos nosotros. Estas fueron las especificaciones que le dieron a Alan Silvestri los responsables de Regreso al Futuro para que compusiera la Banda Sonora. El cómo le quedó y cómo suena ya lo sabéis. Lo que posiblemente no sepáis es que Silvestri, quien seguiría junto a Zemeckis de la mano a lo largo de los años, fue el responsable de que Huey Lewis and the News fueran los elegidos para componer las canciones de la BSO.

La idea no le salió mal, por cierto. Power of Love, una de sus canciones, alcanzó el primer puesto de las mejores canciones de 1985 y fueron nominados al Óscar sin éxito. Además, la canción estuvo 19 semanas entre las 200 principales de América. ¡Casi nada!

South Park

Hablamos en serio. South Park: Más grande, más largo y sin cortes es considerada como una de las mejores bandas sonoras del cine. El intento de satirizar a Disney y a los musicales en general con su gamberra película les salió redondo a Trey Park y a Matt Stone. Gracias al descaro y a sus números musicales, la BSO estuvo entre las mejores de 1999 y 2000.

Y si no nos creéis, a ver cuánto de vosotros sois capaces de reprimiros y poneros a cantar la cancioncita que os hemos dejado ahí arriba. No es la mejor canción, pero pegadiza es un rato.

Star Wars

Creíais que no la íbamos a meter, ¿verdad? ¡Ilusos! ¿Cómo no íbamos a hacerlo, si incluso cuando vimos el tráiler del Episodio VII se nos hizo la boca agua al escuchar esos acordes tan reconocibles? (Y sí, su música nos sigue haciendo sonreír como tontos, a pesar de haber visto ya tres o cuatro veces la película).

Ahora bien, lo que posiblemente no sepáis es que George Lucas no estaba al principio contento con el trabajo de John Williams, el compositor. Williams, para disgusto de Lucas, se basó en influencias de música clásica para componer las sinfonías de la película. Así mismo, tomó otras BSO antiguas como referencia. Sirva como ejemplo la de Kings Row (Abismo de pasión) de Erich Wolfgang Korngold, la cual suena sospechosamente parecida al tema de cabecera de Star Wars. ¿Pero acaso nos importa?

Willow

James Horner no se nos escapa del listado. Habíamos pensado en Titanic como su mejor trabajo, o incluso Avatar. Pero hemos decidido tirar por la calle de en medio y apostar por la Fantasía Épica de George Lucas para cerrar el listado. Y no, no es porque esta BSO haya sido reciclada una y otra vez para tráilers de otras películas, así como para anuncios de seguros. Lo que pasa es que es uno de esos temas que en cuanto lo oímos una vez sabemos de dónde es.

Por cierto, como Williams en Star Wars, Horner hizo algo parecido con Willow, tomando la influencia de Schumanm o Sergei Prokofiev como base de su trabajo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *