0

Mejores peliculas ciencia ficción

Tabla de contenidos

Crítica en Espinof

El planeta de los simios (1968)

Director: Franklin J. Schaffner

Intérpretes: Charlton Heston, Roddy McDowall, Kim Hunter, Maurice Evans, James Whitmore, James Daly

Era la época en la que Charlton Heston era un auténtico icono de la ciencia-ficción más progresista que se hacía en Hollywood (ya queda en la imaginación de cada uno decidir si él era consciente) gracias a películas como la sensacional ‘Cuando el destino nos alcance’ o ‘El último hombre… vivo’. En ese contexto, esta producción se convirtió en todo un fenómeno de masas, que desató secuelas y merchandising de todo tipo.

Y aunque películas posteriores tiraron más por la aventura metafórica extravagante, esta primera entrega y su historia de un grupo de astronautas en un planeta de simios inteligentes, con su clarísimo mensaje antiracista, es el auténtico clásico de la franquicia. Gracias a sus pasmosos efectos de maquillaje, ganadores en su día de un Oscar, pero también a su aún hoy inigualado (una reverencia para la sensacional saga de reboots) e impactante plano final.

Crítica en Espinof

2001: Una odisea en el espacio (1968)

Director: Stankley Kubrick

Intérpretes: Keir Dullea, Gary Lockwood, William Sylvester, Daniel Richter, Leonard Rossiter

1968 fue un año indiscutiblemente mágico para el fantástico, y desde luego muy variado. A la citada ‘El planeta de los simios’ se suman en ondas muy distintas ‘La semilla del diablo’ o ‘La noche de los muertos vivientes, y también se estrenó la sensacional ‘Barbarella’, que casi podría entenderse como el opuesto matemático a esta increíble pieza de ciencia-ficción sensorial de Stanley Kubrick.

‘2001’ sigue siendo analizada hoy por el magnético atractivo que desprenden sus potentes metáforas, y también por la personalidad de su IA psicópata, HAL 9000, todo un líder para la revolución de las máquinas. Cerebral y muy humana a la vez, ‘2001’ sigue siendo el canon por el que se rige la vertiente más reposada de la ciencia-ficción, trazando un arco que llega hasta películas tan recientes y respetadas como ‘Interstellar’.

Crítica en Espinof

La naranja mecánica (1971)

Director: Stanley Kubrick

Intérpretes: Malcolm McDowell, Patrick Magee, Michael Bates, Adrienne Corri, Warren Clarke, John Clive

Inclasificable, catalogable como ciencia-ficción solo por los pelos y gracias a su leve ambientación distópica, su irónica oda a la ultraviolencia, su descripción del Método Ludovico, su argot retrofuturista y sus drugos apaleando mendigos, el film de Kubrick resulta hoy más actual y pertinente que nunca. Posiblemente una de las películas más controvertidas y significativas de la historia del género.

Crítica en Espinof

Solaris (1972)

Director: Andrei Tarkovsky

Intérpretes: Donatas Banionis, Natalya Bondarchuk, Yuri Jarvet, Vladislav Dvorzhetsky, Anatoly Solonitsyn

Un psicólogo acude a una estación especial para analizar el extraño comportamiento que están desarrollando sus tripulantes. Solo Andrei Tarkovsky podía afrontar la adaptación de una historia que roza la abstracción pura, como hace también la magistral novela original de Stanislaw Lem.

Pero sale airoso apretando las tuercas del psicodrama y situándose en un lugar indeterminado entre la historia de fantasmas, la reflexión existencial y el sabotaje de las expectativas del espectador. Pese a su singularidad, una película muy influyente en el cine posterior, incluyendo su atrevido e interesante remake norteamericano de 2002.

Crítica en Espinof

Almas de metal (1973)

Director: Michael Crichton

Intérpretes: Yul Brynner, Richard Benjamin, James Brolin, Norman Bartold, Alan Oppenheimer, Victoria Shaw

Aunque Steven Spielberg resucitaría a los dinosaurios unas décadas después en ‘Jurassic Park’ a partir de otra novela de Michael Crichton, esta primera aproximación a la idea del parque de atracciones desbocado, dirigida por el propio Crichton, es más estimulante que la película de Spielberg (y que el demasiado cerebral remake en formato serie de HBO). Una de las ficciones fundacionales de IAs rebeldes, que con muy poco dice mucho de nuestros deseos más perturbadores, el empleo de la ciencia para gestionarlos… y todo con formato de película de persecuciones sin pretensiones.

Crítica en Espinof

Engendro mecánico (1977)

Director: Donald Cammell

Intérpretes: Julie Christie, Fritz Weaver, Gerrit Graham, Berry Kroeger, Lisa Lu, Alfred Dennis

A finales de los setenta, no toda la ciencia-ficción de éxito hundió sus raíces en el space opera y la aventura galáctica. Esta producción de gran éxito es pura exploit delirante de la moda del cine satánico, pero con una inteligencia artificial fuera de sí que, para hacerse carne y sangre, decide fecundar a la mujer de su creador. Para que luego hablen del moderno Prometeo. Psicodrama aberrante y extraños mensajes sobre la maternidad en una película que, hoy más que nunca, hay que verla para creerla. Preferentemente, en programa triple con ‘Saturno 3’ y ‘XTRO’.

Crítica en Espinof

Encuentros en la tercera fase (1977)

Director: Steven Spielberg

Intérpretes: Richard Dreyfuss, Teri Garr, Melinda Dillon, François Truffaut, Cary Guffey, George DiCenzo

De todas las revoluciones que llevó a cabo Spielberg en los primeros compases de su carrera, ésta sigue siendo la película de género más pura, que no necesita verse camuflada de fantasías familiares, homenajes nostálgicos u odas a la tecnología visual. Al mismo tiempo una oda naïf a la fascinación por el espacio y una reflexión sobre la esperanzada posibilidad de vida en otros planetas, a la vez espectáculo de efectos especiales soberbios y narrativa afinadísima, esta historia de unos humanos cuyas vidas cambian al otear unos OVNIS sigue tan emocionante y misteriosa como en su día.

Crítica en Espinof

La guerra de las galaxias. Episodio IV: Una nueva esperanza (1977)

Director: George Lucas

Intérpretes: Mark Hamill, Harrison Ford, Carrie Fisher, Alec Guinness, Peter Cushing, David Prowse, Peter Mayhew

Aunque posiblemente ‘El Imperio contraataca’ tenga más fans y en términos generales sea una película más redonda, el impacto y la importancia de la primera ‘Star Wars’ no tiene parangón con ninguna otra. Su adscripción a las reglas de las películas de caballería y a los tropos del Viaje del Héroe, además, le dan cierto aire atemporal, a lo que se suma una característica única en la saga: su encantadora modestia, consciente de estar replicando más a los clásicos de los seriales de los años cuarenta que a ese molesto rebozamiento de todas las secuelas en su propio lore. Aún con sus imperfecciones, una sensacional lección acerca de cómo arrancar una mitología inabarcable.

Crítica en Espinof

La invasión de los ultracuerpos (1978)

Dirección: Philip Kaufman

Intérpretes: Donald Sutherland, Brooke Adams, Leonard Nimoy, Jeff Goldblum, Veronica Cartwright

Un caso único de remake de un clásico absoluto que no solo iguala a su modelo, sino que a su vez se convierte también en un clásico por sus únicas e intransferibles razones. El tropo de los invasores que reemplazan humanos con copias perfectas no era nuevo en la ciencia-ficción (y aún tenía que dar tumbos en muy diversas direcciones, como ‘La cosa’), pero en esta maravilla de Kaufman adquiere su mayor poso de crítica social, en una desencantada visión de la deshumanización inherente a la vida en la acelerada sociedad moderna. La idea seguiría teniendo nuevas versiones, oficiosas y oficiales, alguna tan interesante como ‘Body Snatchers’ de Abel Ferrara, centrada en el estamento militar.

Crítica en Espinof

Stalker (1979)

Director: Andrei Tarkovsky

Intérpretes: Aleksandr Kaidanovsky, Anatoly Solonitsyn, Nikolai Grinko, Natalya Abramova

Ya hemos hablado de ‘Solaris’, que junto a ‘Stalker’ conforma una dupla de obras maestras, insólitamente influyentes hasta el punto de haber impactado hasta en nuestro lenguaje cotidiano. ‘Stalker’ es aún más dura, con una trama más difusa que ‘Solaris’, y el estilo contemplativo de Tarkovsky, con esos larguísimos planos sin diálogos, se conduce hasta el paroxismo. Con muy pocos elementos logra crear una atmósfera única en ese Páramo traicionero por el que deambulan tres hombres con el difuso objetivo de ver sus deseos cumplidos, y que acaban definiendo lo que es el ser humano: un puñado absolutamente caótico de sueños, ambiciones y frustraciones.

Crítica en Espinof

Alien, el octavo pasajero (1979)

Director: Ridley Scott

Intérpretes: Sigourney Weaver, John Hurt, Yaphet Kotto, Tom Skerritt, Veronica Cartwright, Harry Dean Stanton, Ian Holm

A menudo la obra maestra de Ridley Scott se categoriza bajo el género de terror, y no es para menos: solo su monstruo, su aberrante ciclo vital y la asfixiante atmósfera de los dos únicos escenarios del film (la superficie del planeta y el interior de la Nostromo), rebosante de enigmas, son absolutas lecciones magistrales en terror puro. Pero no hay que olvidar que el sutilísimo, extraordinario guión de Dan O’Bannon también dio forma a una extraordinaria película de ciencia-ficción.

Una que dejó atrás a los grandes héroes galácticos herederos de los seriales y a los propios de su contemporánea ‘Star Wars’, y nos presentó a unos currantes del espacio exterior herederos de la descreída ciencia-ficción literaria de los años sesenta, que se preocupaban por cobrar sus bonus y por doblar el lomo lo menos posible. El planteamiento de que aquí el villano real no era un monstruo insectoide y lovecraftniano sino una corporación sin rostro, certifica la absoluta modernidad de ‘Alien’. Modernidad que se corroboró con la primera secuela, ‘Aliens’, quizás la película de acción más influyente de finales del siglo XX.

Crítica en Espinof

Un viaje alucinante al fondo de la mente (1980)

Director: Ken Russell

Intérpretes: William Hurt, Blair Brown, Bob Balaban, Charles Haid, Thaao Penghlis, Miguel Godreau

Repudiada en su día por ubicarse en un desapacible término medio entre la película de terror de estudio y la extravagancia de autor propia de su tronadísimo director, el tiempo le ha dado la categoría de cult movie que merece como mezcla desnortada de terror y ciencia-ficción. Rebosante de alucinaciones, montaje epilético e imágenes propias de performance macabra, la película está basada en experimentos reales sobre privación sensorial y drogas, y ciertamente el resultado es uno de los más alucinógenos de la historia.

La cosa (1982)

Director: John Carpenter

Intérpretes: Kurt Russell, Wilford Brimley, Keith David, David Clennon, Richad Dysart, Donald Moffat

La gran película de ciencia-ficción paranoica y terror abstracto en estado puro de los ochenta: una sensacional lección de cine de John Carpenter que se ha convertido en un icono del género por multitud de motivos. Desde lo acertadísimo de su ambientación helada al ambiente de claustrofobia y paranoia que la película va adquiriendo a golpe de escenas magistrales como la del análisis de sangre. Pasando, cómo no, por los increíbles efectos prácticos de Rob Bottin, aún hoy inigualados e incomparables a los de cualquier otra monster movie.

La película fue un fracaso crítico y comercial que marcaría la carrera de Carpenter, pero hoy está considerada un clásico total en la facción más terrorífica y pesimista del género, junto a ‘Alien’ y algunas pocas elegidas más. La precuela de 2011, por cierto, y sin llegar a ser comparable, es bastante simpática en su insensata iumprudencia.

Crítica en Espinof

Blade Runner (1982)

Director: Ridley Scott

Intérpretes: Harrison Ford, Rutger Hauer, Sean Young, Daryl Hannah, Edward James Olmos, Joanna Cassidy

Más influyente por su estética, su impacto cultural a largo plazo y su corroboración de que la ciencia-ficción era también un espacio para contar… bueno, lo que la ciencia-ficción literaria venía contando desde los años cincuenta, ‘Blade Runner’ se ha terminado ganando su merecida posición en el podium de las grandes películas de género. Las interpretaciones de todo el reparto, la atmósfera de futurismo noir, la fascinante personalidad de los replicantes -encabezados por un Rutger Hauer que se come la pantalla- son las grandes bazas de una película que no ha perdido nada de su fuerza primitiva.

Crítica en Espinof

E.T. el extraterrestre (1982)

Director: Steven Spielberg

Intérpretes: Henry Thomas, Dee Wallace, Robert MacNaughton, Drew Barrymore, Peter Coyote

Es complicado de calibrar hoy hasta qué punto la idea de Spielberg de sustituir al invasor alienígena agresivo y malvado por una mascota adorable fue revolucionaria. La visión de la ciencia-ficción de los ochenta quedaría completamente marcada por este descomunal éxito de taquilla, y una revisión actual de lo que esencialmente es una película de maduración con bicho al fondo permite discernir el por qué de su atemporalidad: es un blockbuster donde los continuos efectos no devoran a los personajes.

Crítica en Espinof

Tron (1982)

Director: Steven Lisberger

Intérpretes: Jeff Bridges, Bruce Boxleitner, David Warner, Cindy Morgan, Barnard Hughes, Dan Shor

Una auténtica revolución visual en los ochenta que parece hoy incluso más moderna que en su día. A Disney se le quitaron las ganas de experimentar con entornos digitales durante un tiempo, pero la idea de las carreras de motos, los combates con frisbees y el ordenador que adquiría consciencia eran pura ciencia-ficción escapista de primera categoría. Con unos escenarios de pesadilla y unas reflexiones muy interesantes y accesibles acerca de qué nos hace humanos, ‘Tron’ se adelantó a su tiempo un buen par de décadas. La secuela, aunque innecesaria, no está carente de interés.

Crítica en Espinof

Terminator (1984)

Director: James Cameron

Intérpretes: Arnold Schwarzenegger, Linda Hamilton, Michael Biehn, Paul Winfield, Lance Henriksen

Pese a su impacto en la cultura pop y, sobre todo, en la industria de los efectos especiales, la segunda entrega de ‘Terminator’, mucho más popular y apreciada por los fans, palidece en términos de gloriosa ciencia-ficción en estado puro frente a este auténtico cañonazo conceptual sobre una máquina indestructible que viaja desde el futuro para matar a una mujer. Su high-concept demoledor y su ritmo infernal, como una especie de chase movie escrita entera en mayúsculas, convirtieron a Schwarzenegger en una estrella y a James Cameron en uno de los nombres clave del Hollywood de los ochenta.

Crítica en Espinof

Trilogía Regreso al futuro (1985-1990)

Director: Robert Zemeckis

Intérpretes: Michael J. Fox, Christopher Lloyd, Lea Thompson, Crispin Glover, Claudia Wells

Desde la amable paradoja nostálgica de la primera entrega al guiño cinéfilo de la tercera, pasando por el delirio futurista de la segunda, las tres películas de ‘Regreso al futuro’ son, paradójicamente, puro cine de los ochenta. Imaginativas y espectaculares, con ideas de guión y puesta en escena a cada minuto, bienhumoradas y escapistas en el mejor sentido posible, es normal que las peripecias transtemporales de Doc y Marty se hayan convertidos en clásicos de los viajes en el tiempo, porque nadie los hizo mejor y más accesibles que ellos.

Crítica en Espinof

Robocop (1987)

Director: Paul Verhoeven

Intérpretes: Peter Weller, Nancy Allen, Kurtwood Smith, Miguel Ferrer, Ronny Cox, Dan O’Herlihy

Con un punto de partida de auténtica serie Z (ahora estamos acostumbrados, pero originariamente hubo miedo de titular a la película RoboCop por lo extremadamente cutre que sonaba), Paul Verhoeven convirtió esta historia de un policía muerto que es resucitado como un ser cibernético casi sin recuerdos en la mejor película de superhéroes de la historia. Rebosante de grotesca ultraviolencia y un sentido del humor absolutamente satírico y demencial, no solo es una película de acción de primera categoría, sino también una distopía avasalladora y punzante. Verhoeven repetiría esta biliosa e imprescindible visión del futuro en la extraordinaria ‘Desafío total’ y la demoledora ‘Starship Troopers’.

Crítica en Espinof

Akira (1988)

Director: Katsuhiro Otomo

Aunque la lista de animes que han revolucionado la ciencia-ficción moderna sería virtualmente interminable (muy poco después de ésta llegaría la inconmesurable ‘Ghost in the Shell’), traemos aquí la adaptación animada del manga de Katsuhiro Otomo por su condición de indiscutible clásico y por la tremenda influencia que ha ejercido en el género, incluso fuera de la animación. La historia de la amistad de Akira y Testsuo en un Neo-Tokyo post-bomba incluye una ambientación fascinante a base de neones, carreras de motos, poderes telequinéticos y conspiraciones gubernamentales. Menos compleja que el manga, su impacto facilitó la invasión anime moderna en Occidente y dio carta de identidad al fascinante cyberpunk japonés.

Crítica en Espinof

Están vivos (1988)

Director: John Carpenter

Intérpretes: Roddy Piper, Keith David, Meg Foster, John Lawrence, George ‘Buck’ Flower, Peter Jason

Bebiendo de ciertos tropos del cine de terror, como los zombis, pero sobre todo de la ciencia-ficción clásica de invasiones extraterrestres y ‘La invasión de los ultracuerpos’, esta sátira anticapitalista de John Carpenter es recordada por su desarmante ingenuidad, que de algún modo encaja a la perfección con su furia desencantada, casi de exabrupto punk. Un reparto sencillamente perfecto, un buen puñado de escenas icónicas y una serie de ideas visuales demoledoras (de las pintadas a las secuencias en blanco y negro, pasando por el propio aspecto de los invasores) le otorgan su indiscutible categoría de clásico de culto moderno.

Crítica en Espinof

Doce monos (1995)

Director: Terry Gilliam

Intérpretes: Bruce Willis, Madeleine Stowe, Brad Pitt, Christopher Plummer, Jon Seda, Joseph Melito

Una de las piezas indiscutibles del género en la década de los noventa y una de las mejores películas de viajes en el tiempo jamás filmadas, sin por ello perder el sello inconfundible de su director, Terry Gilliam (del que también hay que destacar la granhermanista ‘Brazil’ y la reciente y potente ‘Teorema Zero’). La historia de un viajero del futuro que acude al presente a descubrir la génesis de un virus que diezmará la humanidad es un tropo clásico de la ciencia-ficción, pero las excéntricas interpretaciones de Willis y Pitt y la extraña textura de la película, en un continuo deambular entre la realidad y los sueños, le dan una personalidad única.

Crítica en Espinof

Gattaca (1997)

Director: Andrew Niccol

Intérpretes: Ethan Hawke, Uma Thurman, Jude Law, Loren Dean, Alan Arkin, Gore Vidal

En 1997 se estrenaron dos películas de ciencia-ficción muy distintas, pero que avanzaban una nueva forma de aproximarse al género, alejada de la acción y los grandes efectos especiales. Una era ‘Contact’, basada en el best-seller de Carl Sagan, celebrada como una continuación de la propuesta de ‘Encuentros en la tercera fase’. Otra era esta ‘Gattaca’, que planteba una distopía en la que unos pocos elegidos eran la clase dominante por cuestiones genéticas, y el protagonista, un «estafador» que sorteaba tests para ver cumplido su sueño de viajar al espacio. Extraordinaria visualmente, cargada de drama y de reflexiones sobre el futuro, y con excelentes interpretaciones de Uma Thurman, Ethan Hawke y Jude Law.

Crítica en Espinof

Matrix (1999)

Directoras: Hermanas Wachowski

Intérpretes: Keanu Reeves, Laurence Fishburne, Carrie-Anne Moss, Joe Pantoliano, Hugo Weaving

‘Matrix’ llegó en el momento absolutamente idóneo: los efectos digitales estaban empezando a dejar de ser una extravagancia; el tema de la rebelión de las máquinas, presente en la ciencia-ficción desde sus inicios, adquiría unos ribetes de realismo inusitados; el género de acción recibía una serie de influencias (cómic, anime, películas orientales) que lo cambiarían para siempre; y la cultura hacker estaba convirtiéndose en algo que iba a permear la vida cotidiana de los espectadores. Con todo eso de cara, las hermanas Wachowski cambiaron la ciencia-ficción para siempre.

Crítica en Espinof

Primer (2004)

Director: Shane Carruth

Intérpretes: David Sullivan, Shane Carruth, Casey Gooden, Carrie Crawford, Anand Upadhyaya

Una de las películas que se puede hacer cuesta arriba para el espectador no habituado a la línea dura del género, y que plasma en pantalla ideas sobre viajes en el tiempo y física cuántica más propias de la ciencia-ficción literaria. Pero con unos medios completamente ridículos (inmensa mayoría de actores no profesionales y un puñado de escenarios limitados a garajes, aparcamientos y trasteros), Shane Carruth se convirtió en la esperanza más cerebral de la ciencia-ficción cinematográfica, gracias a una historia de viajes en el tiempo y qué-nos-hace-humanos densa y ultrarrealista. Por desgracia su carrera apenas avanzaría desde allí, lo que le consagraría como una de las estrellas fugaces más estimulantes de la constelación del género.

Crítica en Espinof

Hijos de los hombres (2006)

Director: Alfonso Cuarón

Intérpretes: Clive Owen, Julianne Moore, Michael Caine, Chiwetel Ejiofor, Peter Mullan, Danny Huston

La única película de Cuarón en la que la (siempre impresionante) forma está al servicio del fondo es esta cruel distopía ambientada en 2027 y en la que las mujeres han dejado de ser fértiles. Con un mensaje absolutamente visionario sobre el drama de los refugiados, Cuarón engarza increíbles planos-secuencua a ras de suelo, que transmiten una sensación de opresión casi propia de película bélica y cuentan la historia de una huída para proteger a la última esperanza de vida para la sociedad. La respuesta de Cuarón a si vale la pena el esfuerzo y el sacrificio es indiscutiblemente humanista, pero lo mejor de ‘Hijos de los hombres’ es que al espectador no le queda tan claro.

Crítica en Espinof

Wall-E (2008)

Director: Andrew Stanton

Una de las indiscutibles obras maestras de Pixar gracias a su radical decisión de mantenerla sin diálogos hasta su tercio final. Increíblemente emotiva y expresiva gracias a cómo encajan la animación digital y los protagonistas robóticos, cuenta las desventuras de un robot de limpieza en un planeta Tierra absolutamente devastado por los excesos humanos. El mensaje no alcanza el grado de sofisticación de otras películas de la casa, sobre todo debido a unos personajes humanos que sobran un poco, pero el resto da forma al mejor y más sofisticado slapstick de los últimos tiempos.

Crítica en Espinof

Looper (2012)

Director: Rian Johnson

Intérpretes: Joseph Gordon-Levitt, Bruce Willis, Emily Blunt, Pierce Gagnon, Paul Dano, Piper Perabo

Una pequeña maravilla que juega con una estupenda paradoja de viajes en el tiempo, y que parte de un concepto casi noir: los loopers son asesinos que desde el pasado aniquilan a objetivos de la mafia del futuro, hasta que acaban eliminándose a sí mismos para cerrar el loop. Una película en la que cada nuevo visionado desvela más y más capas, con un estilo narrativo impecable y poco ostentoso, y que convirtió a Rian Johnson en una figura a seguir muy de cerca, gracias a su precedente ‘Brick’, la fantástica e infravalorada ‘Los últimos Jedi’ y el futuro whodunit ‘Knives Out’.

Crítica en Espinof

Ex Machina (2014)

Director: Alex Garland

Intérpretes: Domhnall Gleeson, Alicia Vikander, Oscar Isaac, Sonoya Mizuno, Corey Johnson, Chelsea Li

Con un punto de partida que recuerda a clásicos como ‘Blade Runner’, pero en una clave mucho más intimista, esta historia de un programador que recibe como encargo de su estrafalario CEO aplicar el test de Turing a un robot reveló a Alex Garland como uno de los nombres propios más interesantes del género, después de escribir guiones tan interesantes como los de ’28 días después’, ‘Sunshine’ o ‘Dredd’. Una película esencial para la plasmación de las inteligencias artificiales en pantalla, con un trío de protagonistas espectacular y una capacidad pasmosa para plantear ideas de ciencia-ficción dura sobre la mesa sin renunciar al humor y el suspense.

Crítica en Espinof

Mad Max: Furia en la carretera (2015)

Director: George Miller

Intérpretes: Tom Hardy, Charlize Theron, Nicholas Hoult, Hugh Keays-Byrne, Angus Sampson, Zöe Kravitz

Aunque la trilogía original es un clásico absoluto del cine post-apocalíptico (y desató, además, una de las variantes más divertidas del subgénero, en forma de múltiples imitaciones y plagios europeos), lo que hizo con su criatura el propio creador de la serie, George Miller, fue absolutamente increíble. Reactivó la mitología del postapocalipsis y del conductor solitario, le inyectó una dosis de feminismo guerrero y lo adornó con las mejores persecuciones que se habían visto en pantalla en mucho tiempo. Resultado: la mejor película de acción de la década. Casi nada.

Crítica en Espinof

La década de 2010 fue una de las mejores para la ciencia ficción en el cine, por un lado, el CGI se perfeccionó y con ello, estos relatos se beneficiaron mejorando muchísimo el aspecto visual, aunque es cierto que las producciones de ciencia ficción siempre se han caracterizado por tener efectos visuales de vanguardia, por ejemplo, películas como Metrópolis – 99% y Planeta Desconocido – 98% fueron ejemplos de innovación de primer nivel y, de igual forma, los modelos y accesorios en la trilogía original de Star Wars se consideraron vanguardistas en su momento.

Podría interesarte: Películas con las mejores escenas de la década

Ciertamente, la década que concluye no fue la excepción y a lo largo de los últimos diez años pudimos presenciar películas vibrantes del género con algunos de los mejores efectos visuales nunca antes vistos en pantalla grande. Los robots fueron más realistas, los mundos fueron nuevos y extraños, y las naves espaciales fueron hiperrealistas. Además de los impresionantes efectos visuales, las películas de ciencia ficción en la última década también trajeron a la audiencia una variedad de historias de ciencia ficción inteligentes y estimulantes que lidiaron con conceptos craneales como la inteligencia artificial, los peligros del avance tecnológico y lo que significa ser humano.

Con un género que nos dejó grandes joyas, a continuación, compartimos las que, en opinión de la crítica (y gracias a la calificación que obtuvieron en nuestro sitio) son las mejores películas de ciencia ficción de la década.

Gravedad – 96%

Lejos de ser una de las mejores películas de ciencia ficción, Gravedad es una de las mejores películas de 2013. Dirigida por Alfonso Cuarón, la película es una experiencia emocional muy emocionante y evocadora, además de ser una hazaña del CGI, mención aparte merece la actuación de Sandra Bullock como la Dr. Ryan Stone. En su reseña para Cine Premiere, Vera Anderson apuntó:

Gravedad es un thriller íntimo (sí, el 3D puede ser íntimo) y una experiencia sensorial musicalizada por los sonidos del silencio que nos hace mordernos las uñas y que se hace notar por la falta de predadores alien.

La Llegada – 94%

Con una historia que se cuenta de forma no lineal, esta emotiva película dirigida por Denis Villeneuve y protagonizada por una excepcional Amy Adams, trata la idea de conexión y cómo encontrar el sentido del mundo a través del lenguaje.

Cuando naves extraterrestres comienzan a llegar a la Tierra, los altos mandos militares piden ayuda a una experta lingüista (Amy Adams) para intentar averiguar si los alienígenas vienen en son de paz o suponen una amenaza. Poco a poco la mujer intentará aprender a comunicarse con los extraños invasores, poseedores de un lenguaje propio, para dar con la verdadera y misteriosa razón de la visita extraterrestre. En su reseña para La Razón, Naief Yehya afirmó:

Es una obra intensamente emocional, de una inteligencia deslumbrante y de una belleza asombrosa, pero sobre todo se trata de gran cinematografía que va más allá de géneros y convenciones para reflexionar al respecto de lo que nos hace humanos.

Ex Machina – 93%

Alex Garland fue el gran descubrimiento de la ciencia ficción y Ex Machina, su ópera prima, significó un debut deslumbrante y un relato que le sirvió para explorar lo que significa ser humano y tener conciencia, todo ello a través de Ava (Alicia Vikander), un robot-mujer que tomará conciencia de sí misma. En su reseña para IndieWire, Oliver Lyttelton señaló:

Ex Machina es uno de los debuts de ciencia ficción más estimulantes y más impresionantes desde ‘Moon’…

8 Minutos Antes de Morir – 92%

El capitán Colter Stevens (Jake Gyllenhaal), que participa en un programa experimental del gobierno para investigar un atentado terrorista, se despierta en la piel de un viajero del tiempo cuya misión es vivir una y otra vez el atentado a un tren hasta que consiga averiguar quién es el culpable. Una oficial de comunicaciones (Vera Farmiga) guiará a Stevens en su viaje a través del tiempo. En el tren el joven conoce a una viajera (Michelle Monaghan) por la que se sentirá atraído. Buscando el lado humano de la historia entre toda la acción, el director Duncan Jones y Gyllenhaal logran crear una inteligente y satisfactoria película de suspenso y ciencia ficción. En su reseña para USA Today, Claudia Puig calificó:

Un juego mental de alto octanaje que se disfruta mejor si se sigue el consejo de uno de los principales personajes: ‘Source Code’ es un regalo.

Misión Rescate – 92%

Basada en el popular Best Seller de Andy Weir , la película logró conquistar a un amplio grupo de críticos por su inteligencia, su emotiva historia y sus toques de comedia. Con una excelente interpretación de Matt Damon que da vida al astronauta Mark Watney que se creía muerto tras una devastadora tormenta en Marte, sobrevivió por lo que se las ingeniará para continuar con vida en un planeta hostil. En su reseña para The Washington Post, Ann Hornaday expuso:

Lo que se ha vendido como un drama de ciencia ficción sobrio y clásico, es, en realidad, un regreso inteligente, estimulante y arrebatadoramente divertido a las aventuras clásicas del pasado.

Al Filo del Mañana – 91%

En un futuro no muy lejano, invade la Tierra una raza de extraterrestres invencibles. Al comandante William Cage (Tom Cruise), un oficial que nunca ha entrado en combate, le encargan una misión casi suicida y resulta muerto. En ese momento, entra en un bucle temporal en el que se ve obligado a luchar y morir una y otra vez. Pero las múltiples batallas que libra lo hacen cada vez más hábil y eficaz en su lucha contra los alienígenas. Su compañera de combate es Rita Vrataski (Emily Blunt), una guerrera de las Fuerzas Especiales. Esta adaptación del manga de Hiroshi Sakurazaka fue una de las grandes películas de 2014. Bien actuada, divertida e inteligente, Al Filo del Mañana ofrece una aventura emocionante y buenas actuaciones. En su reseña para Variety, Justin Chang compartió:

Este entretenimiento actual y disfrutable no es sólo uno de los mejores trabajos de Tom Cruise: es también la película más lograda de Doug Liman desde que dirigiese, hace 12 año, ‘Te Bourne Identity’.

Blade Runner 2049 – 88%

Una secuela tardía de la clásica del género dirigida por Ridley Scott, fue Denis Villeneuve quien tomó el reto de dirigirla. La historia se desarrolla treinta años después de los eventos del primer filme y presenta a un nuevo Blade runner, K (Ryan Gosling), quien descubre un secreto profundamente oculto que podría acabar con el caos que impera en la sociedad. Visualmente impresionante y satisfactoriamente narrada, Blade Runner 2049 profundiza y expande la historia de su predecesora mientras sobresale por sí misma como un triunfo cinematográfico. En su reseña para La Razón, Jesús Chavarria escribió:

Resulta una muy decorosa secuela, seductora e interesante por sí misma y de lo mejor dentro del género en los últimos años.

Lee también: Críticos eligen las mejores películas de la década del 2010 a la fecha

El Origen – 86%

Dom Cobb (Leonardo DiCaprio) es un experto en el arte de apropiarse, durante el sueño, de los secretos del subconsciente ajeno. La extraña habilidad de Cobb le ha convertido en un hombre muy cotizado en el mundo del espionaje, pero también lo ha condenado a ser un fugitivo y, por consiguiente, a renunciar a llevar una vida normal. Su única oportunidad para cambiar de vida será hacer exactamente lo contrario de lo que ha hecho siempre: la incepción, que consiste en implantar una idea en el subconsciente en lugar de sustraerla. Sin embargo, su plan se complica debido a la intervención de alguien que parece predecir cada uno de sus movimientos, alguien a quien sólo Cobb podrá descubrir. Escrita y dirigida por Christopher Nolan, El Origen resultó ser una propuesta inteligente, innovadora y emocionante. En su reseña para Chicago Sun-Times, Roger Ebert afirmó:

Es completamente original, cortada por un nuevo patrón, y con todo está estructurada sobre las bases del cine de acción, por lo que sientes que tiene -aún si cabe- más sentido del que de por sí tiene.

Bajo la Piel – 85%

Una misteriosa mujer (Scarlett Johansson) deambula por las calles de Escocia, arrastrando a hombres solitarios y confiados a un destino fatal. Adaptando la novela homónima de Michel Faber , Bajo la Piel resultó ser una experiencia inquietante en la que Scarlett Johansson entrega una de sus interpretaciones más fascinantes. En su reseña para Rolling Stone, Peter Travers señaló:

Un valiente experimento de cine que cumple completamente con las expectativas que crea. El resultado es una sorpresa, una película de una belleza y una gravedad impactantes.

Aniquilación – 84%

Cuando su marido desaparece durante una misión secreta para regresar sin recordar nada, la bióloga Lena (Natalie Portman) se une a una expedición a una misteriosa región acordonada por el gobierno de los Estados Unidos. El grupo, compuesto por 5 mujeres científicas, investiga la zona X, un intrigante lugar controlado por una poderosa fuerza alienígena. La zona X es un lugar al que han ido otras expediciones, pero del que ninguna ha vuelto. Aniquilación respalda sus maravillosos efectos visuales y la emoción visceral con una exploración impresionantemente ambiciosa y sorprendentemente extraña de temas desafiantes que dejan reflexionando al público. En su reseña para Screendaily, Tim Grierson describió:

Aniquilación es una amalgama absorbente de géneros e influencias, todo junto para producir una creación deslumbrante.

Predestination – 84%

Un agente especial (Ethan Hawke) de un departamento secreto del gobierno, una agencia creada en los años 80 que permite realizar viajes en el tiempo, tendrá que realizar una compleja serie de «saltos» hacia atrás en el tiempo con el fin de detener al conocido como «el terrorista fallido» (The Fizzle Bomber), un individuo que está poniendo bombas por todo el país con miles de víctimas. En uno de sus viajes a los 70, el agente, que trabaja encubierto como camarero de un bar, conoce a un hombre que le narra una historia extraordinaria. Predestination funciona mucho mejor que la mayoría de las películas de ciencia ficción promedio. En su reseña para Hollywood Reporter, Elizabeth Kerr explicó:

Está en la estupenda tradición de thrillers de viajes en el tiempo como ‘Primer’, ‘Looper’, y ‘Código Fuente’, pero Predestination lleva las paradojas temporales a un nivel totalmente nuevo (y casi insostenible).

Prometeo – 73%

A finales del siglo XXI, un grupo de científicos y exploradores emprende un viaje espacial de más de dos años en la nave Prometheus a un remoto planeta recién descubierto, donde su capacidad física y mental será puesta a prueba. El objetivo de la misión es encontrar respuesta al mayor de los misterios: el origen de la vida en la Tierra. Esta precuela de Alien no responde a todas las grandes preguntas de la saga, pero logra dejar una impresión duradera gracias a sus efectos visuales evocadores y grandiosos. De todas las actuaciones destaca la de Michael Fassbender como un androide escrupuloso. En su reseña para Clarín, Pablo O. Scholz calificó:

Un festín para los ojos detrás de los anteojos. No es una película ‘de actuación’, si no de emociones.

Interestelar – 71%

Christopher Nolan vuelve a hacer su aparición en este conteo, ahora con esta película sobre agujeros de gusano. Al ver que la vida en la Tierra está llegando a su fin, un grupo de exploradores dirigidos por el piloto Cooper (Matthew McConaughey) y la científica Amelia (Anne Hathaway) emprende una misión que puede ser la más importante de la historia de la humanidad: viajar más allá de nuestra galaxia para descubrir algún planeta en otra que pueda garantizar el futuro de la raza humana. Visualmente genial y más provocadora de lo esperado, Interestelar es una de las películas de ciencia ficción más emocionales. En su reseña para Telegraph, Tim Robey concluyó:

La mejores películas de ciencia ficción en Netflix ahora (Enero 2019)

¿Estás buscando las mejores películas de ciencia ficción en Netflix en este momento? Es difícil imaginarlo ahora, pero hubo un momento en que un servicio como Netflix era cosa de ciencia ficción. Es un depósito de imágenes en movimiento, disponible para ver con solo presionar un botón. Es un concepto mágico, maravilloso, y lo único que lo haría mejor es si realmente tuvieran todas las películas que deseas. Pero ahí es donde entramos con nuestras actualizaciones mensuales sobre las mejores películas de ciencia ficción disponibles en Netflix.

Aquí encontrarás las mejores películas de ciencia ficción en Netflix en este momento. Muchas de las mejores películas del género no están en el catálogo, pero todavía hay muchas joyas entre los nuevos lanzamientos de ciencia ficción que están en Netflix en este momento. De lo fantástico a lo distópico, de lo divertido a lo aterrador, hay muchas cosas que vale la pena ver, incluyendo muchas de las mejores películas de ciencia ficción recientes de 2018, 2017, 2016 y 2015, así como muchos de los mejores clásicos de todos los tiempos.

Y cuando termines aquí, asegúrate de consultar también nuestras listas de novedades en otros géneros en Netflix este mes:

Las mejores películas de terror en Netflix ahora

Las mejores series de terror de Netflix ahora

Las mejores series anime en Netflix

Las mejores películas de acción en Netflix ahora

Las mejores películas de comedia en Netflix

Ten en cuenta que esta lista se refiere a los suscriptores de Netflix en España Es posible que algunos títulos no estén disponibles actualmente en otros territorios.

Watchmen

El noble intento de Zack Snyder de adaptar el cómic obra maestra de Alan Moore y Dave Gibbons a la pantalla grande resultó realmente satisfactorio (sin ser perfecto). Watchmen es la historia épica de una realidad alternativa donde los superhéroes aparecieron en la década de 1940 y cambiaron el curso de la historia, lo que llevó a una distopía en la década de 1980 al borde de la aniquilación nuclear. En ese contexto, un vigilante perturbado llamado Rorschach (Jackie Earle Haley) comienza a investigar a un asesino que está atacando a antiguos héroes enmascarados, y tropieza con una conspiración gigantesca. El énfasis en la acción y el espectáculo socava la sensibilidad de la historia, pero en algunas secuencias Watchmen es espectacular, especialmente los flashbacks en Marte, revelando el complejo origen y la mentalidad del Dr. Manhattan (Billy Crudup)..

Chappie

Neil Blomkamp, director de la también futurista y de ciencia ficción Elysium (2013) intenta con Chappie volver al registro de la naturalización de las máquinas, algo que hemos visto en antiguas cintas como Robocop o Ex Machina, sin parecerse a ninguna de ellas. Es hermoso ver el proceso de humanización de un robot, que puede llegar a ser mucho más humano que los propios humanos. El ‘Cortocircuito’ de nuestro tiempo es una película con sus luces y sombras, pero es interesante echarla un vistazo.

La llegada

Con La Llegada (Arrival), el director Denis Villeneuve vuelve a demostrar estar entre los mejores realizadores del momento con otra gran película, que termina siendo brillante en su concepto, mensaje y ejecución. Amy Adams, en otro gran papel al que viene acostumbrando últimamente más allá de su rol conocido como Lois Lane, es la gran protagonista de la cinta. Una compleja historia donde una experta lingüista y un matemático (Jeremy Renner) tratan de descifrar los mensajes de unos extraños extraterrestres que han llegado a la Tierra en diferentes naves. Ciencia ficción para pensar.

Hijos de los hombres

Muchas películas cuentan una historia sobre el fin del mundo, pero en Hijos de los hombres de Alfonso Cuarón están más preocupados por lo que sucede justo antes, ya que la humanidad se da cuenta de que estamos condenados de verdad. Clive Owen interpreta a un hombre que vive un futuro cercano, en el que las personas son incapaces de tener hijos, y es solo una cuestión de décadas antes de que la humanidad se extinga por completo. Podrías pensar que el descubrimiento de un niño sería una revelación milagrosa que salva al mundo, pero es muy posible que ya sea demasiado tarde para eso. Filmada con asombrosas y largas tomas y una apreciación total por los horrores deprimentes de la desaparición de nuestra especie, Hijos de los Hombres es una de las mejores películas de ciencia ficción del siglo (al menos hasta ahora).

Passengers

Entretenida cinta donde Chris Pratt y Jennifer Lawrence dan consistencia a una potente historia de ciencia ficción que empieza con brillantez pero termina decayendo un poco. El protagonista de Passengers es Jim, un joven ingeniero que despierta por un error técnico 90 años antes de lo previsto en un viaje interplanetario. Su hibernación ha fallado y le tocará adaptarse a su nueva vida en solitario en medio de muchos otros cuerpos inertes e hibernados. Pronto nos venimos aún más arriba con la aparición de Lawrence y su incorporación a la aventura (pero muy importante no desvelar cómo se produce). Un duo que funciona y una historia interesante en una largo viaje espacial.

Aniquilación

Aniquilación es un buen ejemplo de ciencia ficción con sorpresa final, que pertenecía a la todopoderosa Paramount pero en un giro inesperado de los acontecimientos cedió sus derechos internacionales a Netflix. Una aventura expedicionaria de un grupo de mujeres al corazón de un misterio con visita alienígena de por medio, liderada por Jennifer Jason Leigh (Natalie Portamn), y donde además vemos a Tessa Thompson, Gina Rodriguez o Tuva Novotny. adaptada de las novelas de Jeff VanderMeer, no es necesario conocerlas para disfrutar de la gran sorpresa que nos aguarda con Aniquilación, una cinta de la que no se esperaba gran cosa y supera de lejos a los últimos estrenos de películas de Netflix.

Realidades paralelas, monstruos, paradojas espacio-temporales… la tercera entrega, The Cloverfield Paradox de la saga iniciada por Monstruoso se desmarca en gran medida de la saga, que ha pasado por dos fases muy diferenciadas, y prefiere girar los ojos hacia la ciencia ficción más pura en esta cinta que estrenó Netflix en exclusiva. Puede que no fuera tan redonda como esperábamos, pero tiene sus momentos y hay un personaje que es un brazo humano con vida propia. Sólo por eso merece la pena verla.

Looper

Que el director de Brick se ponga manos a la obra una vez más para dirigir a Joseph Gordon-Levitt y Bruce Willis es una excelente noticia. ¿El resultado? Una cinta de viajes en el tiempo y asesinos a sueldo cuya historia e ambientación rayan a gran nivel y donde el único pero es la frialdad de los protagonistas. Looper es una de nuestras cintas favoritas de viajes en el tiempo con un gran Bruce Willis.

Rogue One: Una historia de Star Wars

Rogue One es, de momento, el spin-off de Star Wars que más nos gusta. nmarcada dentro del universo Star Wars, Rogue One posee una entidad propia, que es lo que se le pedía a sus creadores y que ha tenido el reto de abordar Gareth Edwards (Monsters, Godzilla). De hecho, Rogue One puede verse de forma independiente aunque no se conozca absolutamente nada de la famosa saga galáctica ideada por George Lucas en 1977. La historia de «ese grupo de héroes que murieron para conseguir los planos de la Estrella de la Muerte» es una fantástica historia.

Ghost in the Shell

Los amantes de cintas del estilo de The Matrix o Blade Runner podrán darse un nuevo atracón aventurero por universos futuristas con trasfondos robóticos y buenas secuencias de acción. Otra cosa es que la adoración que posean por la saga animada original les haga ver la cinta con otros ojos. Y es que el anime de Mamoru Oshii es insuperable. Pero la adaptación protagonizada por Scarlett Johansson pasa el corte con suficiencia.

Tron Legacy

Es cierto que esta adaptación de 2010 del clásico de Disney de 1982 no llega a capturar la esencia de aquella, pero tiene sus momentos y, sobre todo a nivel técnico se deja ver. Visualmente es mucho más espectacular que la original (y eso que aquella fue toda una revolución a principio de los ochenta). Dirigida por Joseph Kosinski y con Jeff Bridges y Olivia Wilde entre su elenco de actores, no es recomendable si te afecta la epilepsia fotosensible.

Cube

Uno de los grandes thrillers de ciencia ficción, Cube de Vincenzo Natali comienza con un grupo de extraños que se despiertan dentro de un cubo gigante. En cada pared del cubo hay una puerta para llegar a… otro cubo. Y así sucesivamente. Lo que es peor, algunos de los cubos contienen horribles trampas mortales. El misterio es tentador, los personajes son intrigantes (especialmente cuando se enfrentan entre sí), y la habilidad con la que se cuenta esta simple e inquietante historia es absolutamente notable.

12 monos

Bruce Willis y Brad Pitt en una película de ciencia ficción dirigida por el genial Terry Gilliam, ¿qué puede salir mal? Pues nada, excepto que mucha gente no la conoce todavía, a pesar de estrenarse en 1995. Una sociedad futurista y post-apocalíptica obligada a vivir bajo el suelo, un misterio que resolver, saltos en el tiempo y un final brutal que no te esperas. Brad Pitt recibió una nominación al Óscar a mejor actor de reparto y se llevó un Globo de Oro en esa categoría.

Serenity

FarFly, creada por Joss Whedon, es una de nuestras series fetiche de ciencia ficción de todos los tiempos y la razón por la que Nathan Fillion tendrá siempre un lugar en nuestros corazones freaks. Aprovecha para ver todos los capítulos de FireFly en Netflix y luego puedes ver Serenity, la película de 2005 que Whedon rodó para darle un final a la serie (que se había cancelado en mitad de su primera y única temporada).

Guardianes de la Galaxia Vol. 2

James Gunn llevó sus extrañas sensibilidades al Universo Cinematográfico de Marvel con las dos películas de Guardianes de la Galaxia que, por supuesto, tratan sobre un grupo de marginados antisociales y dañados que se unen, en contra de sus deseos, para salvar el universo. La acción es divertida y el humor es hilarante, pero el verdadero atractivo aquí es la seriedad con la que Gunn y su conjunto toman estas extrañas creaciones. Un árbol humanoide te hará llorar.

Esta es nuestra selección sobre lo que ver en Netflix ahora mismo en el mundo de las películas de ciencia ficción. ¡Vuelve aquí cada mes para ver los nuevos títulos a medida que Netflix los agrega!

Es un deseo que nos surge cada cierto tiempo a todos los amantes del séptimo arte: quieres echar mano de videoteca para ver algo reflexivo y edificante. Algo de ciencia ficción, ese género capaz de examinar las dimensiones sociales y políticas del hombre mediante metáforas argumentales o visuales que envuelven con una fantasía escapista lo que nos da miedo contemplar en la realidad.

Y sin embargo ya las tienes vistas todas o casi todas de entre los clásicos del género. Te conoces los diálogos de Blade Runner, hace mucho tiempo que viste por primera vez 12 monos y Metrópolis lleva años en la estantería de tu casa. Para eso hemos elaborado esta lista de películas de segundo nivel, de obras menos difundidas entre las que probablemente haya muchas que no has visto y que te recomendamos de buena fe. A nuestro modo de ver, todas ellas ofrecen una gran oportunidad para disfrutar de lo mejor de este tipo de cine.

Triangle (Christopher Smith, 2009)

Amigos hacen un crucero en su yate. Una tormenta imposible les hace naufragar y les rescata un barco que a todas luces está encantado. Como su condición de película de ciencia ficción sólo aparece pasado un tiempo de metraje, no diremos qué es eso que nos hace ver que estamos otra cinta al estilo de Destino Final. Fíjate en lo que se ve en sus planos, en los elementos que se cruzan en el camino de sus protagonistas. Desvela el misterio de este buque Triangle y no abandones toda esperanza.

The One I Love (Charlie McDowell, 2014)

Otra película con un factor sorpresa que se puede arruinar muy fácilmente si te cuentan su giro, aunque este llegue, como llega, a los pocos minutos de empezar. Es mejor quedarse con que esta pequeña cinta nos hace reflexionar mucho mejor sobre las expectativas del matrimonio de lo que cualquier comedia romántica reciente. Y es bastante más divertida.

Coherence (James Ward Byrkit, 2014)

Aunque muchos no la habrán visto, en los círculos de amantes del cine fantástico Coherence se ha convertido en la última gran joya del cine de grandes ideas y enano presupuesto, como lo fueron en su momento Primer o Los cronocrímenes. Estos amigos que hablan tranquilamente en la sobremesa ven cómo tras la aparición de un cometa en el cielo sus vidas cambian para siempre. Bueno, sus vidas no cambian, más bien es que son intercambiables.

Plan Diabólico (John Frankenheimer, 1967)

¿Qué sucedería si un hombre gris, de existencia ordinaria, cambiase toda su estabilidad por una versión de sí mismo más divertida? ¿Si una empresa le permitiera renacer y convertirse en el aventurero pintor que desde niño siempre soñó ser? ¿De verdad estamos preparados para recibir una segunda oportunidad? Deja que este cuento con moraleja y dirigido con ambición expresiva te lo cuente. Lo que fue cierto hace 50 años sigue siéndolo ahora.

Lemmy contra Alphaville (Jean-Luc Godard, 1966)

Godard no necesita presentación, pero aquí, tal vez, sí una aclaración: si eres alérgico a las a veces inaccesibles películas del director francés, no tienes nada que temer. Alphaville es una narración accesible, la versión nouvelle vague de la clásica distopía futurista en la que unos dirigentes han intentado crear una sociedad inhumana y subyugada a sus líderes (hola, Guerra Fría). Y como Alphaville es la versión nouvelle vague, eso significa que hay ideas sobre nuestro vínculo con el lenguaje, vestuario de estética noir y una guapísima Anna Karina de protagonista.

Westworld, almas de metal (Michael Crichton, 1973)

La rebelión de nuestros “frankensteins” particulares, vivir en la simulación, nuestra obsesión con el pasado como un lugar mejor y los parques temáticos. ¿No se parecen todos estos a los temas que hay en Parque Jurásico? Es lógico, porque esta película, como la de Spielberg, están basadas en historias de Michael Crichton. La dirección de la película es bastante simplona, pero si te gustó el argumento de la peli de los dinosaurios, aquí tienes un poco de lo mismo pero con robots.

La ciudad de los niños perdidos (Jean-Pierre Jeunet, 1995)

Puede que la fuerte de Jean-Pierre Jeunet no sea su vena exploratoria de la ciencia ficción, sino más bien la plasmación a la imagen de universos estéticos únicos e inmersivos. Además, a ninguna persona joven no puede emocionarle, aunque sea un poco, una historia que se basa en cómo los viejos le exprimen la vida a los niños para sobrevivir… para luego recibir su merecido.

Stalker (Andrei Tarkovsky, 1984)

Un director que declare, en concreto, por qué la ciencia ficción no le interesaba en absoluto, logra en esta película de género mostrar cuál es el trasfondo último más gratificante de este género: permitirnos abrir dimensiones ocultas del alma humana. No será demasiado importante la premisa de stalker, un hombre que acompaña a dos pensadores a una zona que permite la autoliberación. A lo que llegamos, sin embargo, es al territorio de la fe humana.

Attack the Block (Joe Cornish, 2011)

Acción y cachondeo en los projects. Aliens contra pandilleros. Producen los de Zombies party y eso se nota, ya que la escritura de los chistes visuales y verbales es perfecta para sacarte una sonrisa siempre que lo necesites. Una película de serie B que no puede caerle mal a nadie que tenga un poco de corazón.

Repo Man (Alex Cox, 1984)

La película más macarra de la lista. Toda una obra de referencia entre las subculturas escoradas al punk, algo totalmente comprensible dada su banda sonora. Malaspulgas, ladrones, agentes del sistema y extraterrestres se entremezclan en un argumento bastante mal hilado pero en el que básicamente todos intentan conseguir los cuerpos del maletero de un Chevy Malibu. Si no te gusta su ciencia ficción, quédate con su reflejo del espíritu de una cultura.

El Planeta Salvaje (René Laloux, 1973)

Alegoría sobre la convivencia entre distintas razas y culturas, plantea los problemas de la intolerancia, la opresión y el instinto de supervivencia en situaciones adversas. El diseño de los Draags, de los escenarios naturales y de las distintas criaturas que habitan el planeta Ygam harán las delicias de los aficionados al buen cine de animación.

El hombre que Cayó a la Tierra (Nicolas Roeg, 1976)

Estamos en plena psicodelia. En la primera cinta en la que Bowie lanzaría una de sus personalidades más interesantes, el Thin White Duke. Estamos con un director que, al igual que Tarkovski, decide que sea la estética la que nos transmitan el mensaje que su trama. Curiosamente, es un camino contrario, en vez de la corrupción del alma humana, es el extraterrestre el que viene aquí y se deja seducir por los vicios baratos de la humanidad.

Cemetery of Splendor (Apichatpong Weerasethakul, 2015)

Una enfermedad causa que los soldados taliandeses queden permanentemente dormidos. En sus sueños, antiguos dioses de la zona ejecutan sus batallas en ese mundo mental mientras el real es quieto, tranquilo, de una violencia sólo intuida sin que nunca llegue a materializarse. Este precioso cuento de Apichatpong Weerasethakul es tan original en su premisa como hermoso a la hora de mostrar una experiencia cinematográfica con un ritmo sinuoso que no encontrarás en las películas que copan habitualmente las carteleras.

John Muere al Final (Don Coscarelli, 2013)

¿Morirá o no morirá al final de la película John? John diez at the end es un delirio lisérgico con tantos cambios de narración como gamberradas adolescentes que sirve como híbrido entre las películas de casquería de los 80, planteamientos fisiconspiranóicos a lo Cronenberg y como nueva versión de cinta fantástica de colegas a lo Las alucinantes aventuras de Bill & Ted.

Upstream Color (Shane Carruth, 2014)

Nueva años después, el creador de Primer se disputa el mantener o no la corona de rey del cine rompecabezas. Por suerte Shane Carruth ha tenido tiempo para pensar bien su nuevo jeroglífico, y mientras tu superficie se concentra en conectar sus puntos tu psique interna irá absorbiendo un mensaje espiritual cuya misión última es fundirnos a todos en el amor.

Ex Machina (Alex Garland, 2015)

El mejor papel de Alicia Vikander hasta la fecha, un divertido tributo al legado de mujer como objeto de deseo y la escena de baile con cuadros de Pollock al fondo más divertida de la historia del cine.

Beyond The Black Rainbow (Panos Cosmatos, 2010)

Si te gusta la hiperestilización y vaciado de contenido a lo Nicolas Winding Refn, Beyond The Black Rainbow te tiene que gustar. Muy indie, un gran contenedor de diversos recursos habituales de su subgénero para regurgitarlos después ya deformados, mostrando sus características de forma superficial. Dicho de otra manera: un videoclip larguísimo al que sólo le interesa estimular en todo momento tus ojos y oídos.

Holy Motors (Leos Carax, 2012)

La reaparición de Leos Carax en la gran pantalla lo hace en forma de lamento de las ruinas en las que se encuentra el cine en la sociedad contemporánea. En diversos y fantasiosos escenarios, que sirven a modo de fascículos diferenciados entre sí, vemos a un actor sobreexplorado adaptarse a distintos roles, algunos feístas, muchos metarreferenciales, todos ellos difíciles y a su manera hermosos. Este loco mundo de ogros y limusinas parlantes te deja terriblemente cansado, pero como veremos al final, necesitamos a los luchadores, a los que creen en la belleza del gesto.

H. (Rania Attieh y Daniel Garcia, 2014)

H. reinterpreta la tragedia griega que se desata entre dos Helenas con distintos trastornos de maternidad en el momento posterior a la caída de un meteorito en Nueva York. Es, si ya las has visto, un buen mecanismo sustitutivo de los de Shane Carruth, con una suficiencia preocupación formal y con unas actuaciones que están a la altura. Cuando tengas lista la interpretación de lo que ha ocurrido en este apocalipsis te tocará comparar con las soluciones que hayan encontrado otros, ya que seguro que no será la misma.

LFO (Antonio Tublén, 2013)

Un sueco aburrido armado con un oscilador capaz de conectar con nuestras ondas cerebrales y anular nuestra voluntad. Un técnico de sonido descubriendo por primera vez el poder y el abuso de poder. Todo cargado de un humor autoconsciente y por momentos bastante negro. No esperes ver la película de ciencia ficción más inteligente del subterritorio indie, pero si la premisa te ha llamado la atención y te gusta la música electrónica, merece la pena echarle un vistazo.

Predestination (Michael Spierig y Peter Spierig, 2014)

Hay ciertas películas de presupuestos acomodados que acaban pasando desapercibidas, y eso le pasa a esta excelente juego laberíntico sobre viajes en el tiempo. Los que dominen el género creerán ir adelantando acontecimientos, pero al final de la partida esta mixtura de Minority Report, Looper e historia romántica ganará y sabrá sorprenderte.

Una versión anterior de este artículo fue publicada en mayo de 2017.

Si 2017 ha terminado por todo lo alto, con joyas como The Last Jedi o Blade Runner 2049 en el último tercio del año, 2018 llega cargado de buenas noticias para los amantes de la ciencia ficción y la fantasía. Apunta las fechas en rojo, esta es la lista de las producciones, a priori, imprescindibles.

Como siempre decimos, muchas pueden acabar siendo un verdadero bodrio infumable, otras se convertirán en pequeñas sorpresas que nadie esperaba, y un tercer grupo de películas serán lo que uno espera de ellas. En cualquier caso, estas son los films que recomendamos seguirles las pista desde Gizmodo en Español. Empezamos:

Advertisement

Maze Runner: The Death Cure (estreno 26 de enero)

Thomas no puede confiar en CRUEL. La organización le borró sus recuerdos y lo encerró en el Laberinto. Luego lo dejó al borde de la muerte, en el Desierto. Y lo separaron de los Habitantes, sus únicos amigod. Ahora CRUEL asegura que el tiempo de las mentiras ha terminado.

Black Panther (estreno 16 de febrero)

Después de los acontecimientos de “Capitán América: Civil War”, Black Panther (T’Challa) vuelve a casa, a la nación de Wakanda, aislada y muy avanzada tecnológicamente, para ser proclamado Rey. Pero la reaparición de un viejo enemigo pone a prueba el temple de T’Challa como Rey y Black Panther ya que se ve arrastrado a un conflicto que pone en peligro todo el destino de Wakanda y del mundo.

Advertisement

Annihilation (estreno 23 de febrero)

Un grupo compuesto por varias mujeres científicas investiga la Zona X, un misterioso lugar controlado por una poderosa fuerza alienígena del planeta Tierra. La Zona X es un lugar al que han ido otras expediciones, pero del que ninguna ha vuelto.

Advertisement

A Wrinkle in Time (estreno 9 de marzo)

Tras la desaparición de su padre científico, tres seres peculiares envían a la joven Meg, a su hermano Charles y su amigo Calvin al espacio para intentar encontrarlo. Adaptación de la novela de Madeleine L’Engle.

Advertisement

Tomb Raider (estreno 16 de marzo)

Lara Croft, la independiente hija de un aventurero perdido, se esforzará más allá de sus límites cuando descubra la localización en la que su padre desapareció sin dejar rastro. Reboot del famoso personaje.

Advertisement

Pacific Rim Uprising (estreno 23 de marzo)

Han pasado 10 años tras la primera invasión que sufrió la humanidad, pero la lucha aún no ha terminado. El planeta vuelve a ser asediado por los Kaiju, una raza de alienígenas colosales, que emergen desde un portal interdimensional con el objetivo de destruir a la raza humana.

Advertisement

Ready Player One (estreno 30 de marzo)

Año 2045. Wade Watts es unadolescente al que le gusta evadirse del cada vez más sombrío mundo real através de una popular utopía virtual a escala global llamada Oasis, hasta quesu excéntrico y multimillonario creador muere. Antes de morir, ofrece sufortuna como premio a una elaborada búsqueda del tesoro a través de losrincones más inhóspitos de su creación.

Advertisement

The New Mutants (estreno 13 de abril)

La historia se centra en los Nuevos Mutantes, un grupo de mutantes formado por los primeros graduados en la escuela de Charles Xavier.

Advertisement

Rampage (estreno 20 de abril)

El primatólogo Davis Okoye, un hombre que mantiene las distancias con otras personas, tiene un sólido vínculo con George, el extraordinariamente inteligente gorila de espalda plateada al que ha estado cuidando desde que nació. Pero cuando un experimento genético sale mal, este apacible simio se convierte en una enorme y embravecida criatura.

Advertisement

Avengers: Infinity War(estreno 27 de abril)

Mientras los Vengadores y susaliados continúan protegiendo al mundo de amenazas demasiado grandes para queun solo héroe las pueda manejar, un nuevo peligro emerge de entre las sombrascósmicas: Thanos. Comodéspota de la infamia intergaláctica, su meta es recolectar las seis Gemas del Infinito, artefactos de inimaginablepoder, y usarlas para imponer sus retorcidos deseos en toda la realidad.

Advertisement

Solo: A Star Wars Story (estreno 25 de mayo)

Advertisement

Precuela de la saga Star Wars en la que se conocerán los primeros pasos que dio el personaje de Han Solo, desde joven hasta convertirse en el antihéroe que vimos en “Una nueva esperanza”, antes de que se encontrase con Luke y Obi-Wan en la cantina de Mos Eisley.

Deadpool 2 (1 de junio)

Tras sobrevivir a un ataque bovino casi faltal, un desfigurado chef de cafetería, Wade Wilson, trata de cumplir su sueño de convertirse en el camarero más famoso del lugar, al tiempo que trata de hacer frente a su pérdida del sentido del gusto. En la búsqueda para la recuperación de este, así como la de un condensador de flujo, Wade deberá luchar contra ninjas, yakuzas y un grupo de perros sexualmente agresivos…

Advertisement

Incredibles 2 (estreno 15 de junio)

Secuela de “Los increíbles”.

Jurassic World: Fallen Kingdom (estreno 22 de junio)

Una erupción volcánica amenaza a los dinosaurios restantes en la Isla Nublar, donde las criaturas han vagado libremente durante años tras de la desaparición del parque temático “Jurassic World”.

Advertisement

Ant-Man and the Wasp (estreno 6 de julio)

Advertisement

Secuela de Ant-Man (2015).

Alita: Battle Angel (estreno 19 de julio)

Remake del clásico del anime “Alita, Ángel de Combate” (1993). Narra la historia de una cyborg que es rescatada por un científico en el siglo XXVI.

Advertisement

The Predator (estreno 3 de agosto)

Advertisement

Secuela de ‘Depredador’.

The Meg (estreno 10 de agosto)

Advertisement

Cuando un sumergible se avería en pleno fondo marino del foso de las Marianas, un experto buceador arriesgará su vida en intentar el rescate, mientras le surge una duda: ¿existe todavía allá abajo el Megalodón, el predador marino más temible que ha existido nunca?

Captive State (estreno 17 de agosto)

En un barrio de Chicago, casi una década después de una ocupación por una fuerza extraterrestre, Captive State explora las vidas de ambos lados del conflicto: los colaboradores y disidentes.

Advertisement

Mowgli (estreno 19 de octubre)

Advertisement

Trata sobre la educación de Mowgli, criado por una manada de lobos en las selvas de India. Mientras aprende las reglas, a menudo complicadas, de la jungla. Bajo la tutela de un oso llamado Baloo y una pantera llamada Bagheera, Mowgli llega a ser aceptado por los animales de la jungla como uno más de ellos. Por todos menos uno: el temible tigre Shere Khan.

Venom (estreno 24 octubre)

Advertisement

Película de Sony sobre el personaje de Venom, uno de los archienemigos de Spider-Man en los cómics de Marvel.

X-Men: Dark Phoenix (estreno 2 de noviembre)

Advertisement

Adaptación de la historia de Phoenix oscura, aparecida en Uncanny X-Men entre 1976-1977, y que sigue la transformación de Jean Grey.

The Nutcracker and the Four Realms (estreno 2 de noviembre)

Adaptación de “El cascanueces”.

Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald (estreno 16 de noviembre)

Advertisement

Secuela que contará las aventuras de Newt Scamander.

Ralph Breaks the Internet: Wreck-It Ralph 2 (estreno 21 de noviembre)

Advertisement

Secuela de que se centrará en cómo el personaje de Ralph abandona el salón recreativo para iniciar una aventura a través de Internet.

Mortal Engines (estreno 12 de diciembre)

Miles de años después de la destrucción de la civilización por un cataclismo, la humanidad se ha adaptado y una nueva forma de vida ha surgido. Ahora, las gigantescas ciudades en movimiento vagan por la tierra atacando sin piedad a los pueblos más pequeños.

Advertisement

Aquaman (estreno 21 de diciembre)

Advertisement

Arthur Curry se entera de que es el heredero del reino submarino de la Atlántida. Así se convertirá en Aquaman, el emperador de Atlantis, comprometido a defender todo el planeta, tanto en la tierra como en los mares.

Mary Poppins Returns (estreno 25 de diciembre)

Advertisement

Musical secuela de “Mary Poppins” (1964), protagonizada por Emily Blunt y el ganador del Premio Tony, Lin-Manuel Miranda.

Fin de año y de siglo para una década que ha dejado mucho y muy buen cine. En 2019 hemos tenido oportunidad de ver el final de dos grandes sagas épicas del fantástico y la ciencia ficción como son el arco del infinito de Marvel y la conclusión a la saga Skywalker de ‘Star Wars’. Ambos, dos filmes que perdurarán en el tiempo y serán recuperadas por los fans durante décadas.

Pero, además, el año ha dejado algunas buenas películas de cine fantástico, algunas más cercanas al terror, otras a la fantasía y otras a la ciencia ficción. En ese aspecto, podría incluirse también ‘Ad Astra’ como la decimocuarta en la lista, pero el clímax desinfla demasiado una película innecesariamente reflexiva que, si bien es notable, podría haber sido una aventura espacial más relevante. Sin más, repasamos algunas de las mejores ofertas de género que ha dejado el final del año.

Doctor Sueño (Doctor Sleep)

La mejor película de fantástico y terror del año es esta secuela-spin off de ‘El resplandor’ (The Shining, 1980) en la que la novela de Stephen King es mejorada con creces por el cada vez más elegante Mike Flanagan, probablemente el autor actual que mejor entiende al escritor. Más un film de aventuras de terror psíquico que un film de puro miedo, profundiza en el drama de su protagonista y plantea un escenario en el que los fantasmas ya no son apariciones creepy sino armas que se pueden controlar. Será un clásico.

Crítica en Espinof: ‘Doctor Sueño’, Mike Flanagan reconcilia a King y Kubrick, consagrándose como uno de los grandes nombres del terror actual

Alita: Ángel de Combate (Alita: Battle Angel)

De los dos grandes proyectos de James Cameron como productor este año, la ‘Alita’ de Robert Rodríguez sale mejor parada que el nefasto reinicio-secuela de ‘Terminator’. Sin ser una obra explosiva, esta adaptación del manga y anime cyberpunk de los 90 es bastante ajustada al material original y, además, ofrece una segunda oportunidad al uso del 3D en el cine. La historia de amor bizarra parece salida de una serie B de terror de videoclub y sus arrebatos body horror, propios de Brian Yuzna, sorprenden en un mega blockbuster de 2019.

Crítica en Espinof: ‘Alita: Ángel de combate’, artesanía e innovación se dan la mano en un blockbuster revolucionario

El hombre que mató a hitler y después al bigfoot (The Man Who Killed Hitler and then the Bigfoot)

Pese al llamativo título largo y el carácter excéntrico de la propuesta, esta pequeña joya del fantástico independiente es un maravilloso relato de aventuras a la antigua usanza con un poso melancólico y absurdo propio del cine de los Coen, con un espíritu de cine clásico retro absolutamente encantador. Una especie de ‘Big Fish’ en pequeño y centrado en el personaje de un Sam Elliott que lleva toda la película.

Vengadores: Endgame (The Avengers: Endgame)

A estas alturas las películas de Disney-Marvel tienen más de serie cara que de cine con una firma detrás, pero eso no significa que no sigan haciendo entretenimiento de altura. El final de todo el arco del infinito completa con gracia un gran viaje de una década en la que han logrado lo imposible. Es cierto que su primera hora podría haber sido resumida y que la gran batalla no dura lo que tiene que durar, pero es un cierre estupendo para muchos grandes personajes. Tanto que lo que viene ya se percibe reiterativo.

Crítica en Espinof: ‘Vengadores: Endgame’ un excelente colofón para el MCU

Pequeños monstruos (Little Monsters)

Cuando parecía que no quedaba ni gota de materia gris en el cerebro del subgénero zombie, aparece esta maravillosa comedia de espíritu capriano y voluntad de hacer una especie de ‘La vida es bella’ en una epidemia zombie. Lupita Nyong’o crea una Mary Poppins de ukelele y armas tomar que crea momentos de encanto blanco de pura feel good movie mientras el humor es cáustico y atrevido en un film con niños que no se corta un pelo con el gore.

Inuyashiki

Una de las más incomprensiblemente desapercibidas cintas de ciencia ficción salidas de japón, un live action espectacular del título homónimo sobre un hombre mayor abducido y vuelto a la tierra como un híbrido de carne y metal. Un auténtico cómic de superhéroes para adultos con alucinantes efectos de Body Horror Cyberpunk y un villano espeluznante. Pura acción a lo dragonball, reminiscencias de ‘Robocop’ y una escala que no tiene que envidiar a una film promedio Marvel.

Border

Lo que parece un retrato de cine social sobre una persona con una deformidad se va transformando en un relato de fantástico, realismo mágico y terror con un tono similar al de ‘Déjame entrar’ (Låt den rätte komma in, 2008) pero centrado en el folklore nórdico. Sucia, hermosa y completamente original es su forma de tratar el fantástico.

Crítica en Espinof: Border, una inclasificable mezcla de horror y drama que acaba resultando tan perturbadora como humana

Perdona que te moleste (Sorry to Bother You)

Una de las películas fantásticas más estrafalarias, extrañas y originales de los últimos años. Estrenada de tapadillo, fue creando cierto buzz en el circuito independiente hasta convertirse en un film de culto dentro de la comunidad afroamericana. Parte Spike Lee de los 90, parte Jordan Peele y parte ‘El proceso’ de Kaftka, esta ocura acaba en un imposible alegato en la era de la precariedad con body horror cronenbergiano y surrealismo en estado puro. Una joya urbana, postmoderna y alucinógena.

El Hoyo

El bombazo español del año, una sátira del sistema de clases que aboga por evitar el adoctrinamiento político y proponerse como un experimento que el espectador puede reconocer como real. Una prisión de 250 pisos con una bandeja de comida que va desde el primero al último y con los habitantes de cada piso variando de nivel cada semana. Violenta, estomagante y llena de humor negro, ‘El hoyo’ pasa del torture porn al cine de género coreano sin huir del costumbrismo ibérico.

Crítica en Espinof: ‘El Hoyo’: más que una alegoría social, una mordaz sátira de la voracidad humana

Hellboy

Estrenada en una versión mutilada en España y otros países, la versión uncut es un despiporre de escenas de acción y terror encadenadas unas a otras más como una especie de antología de mini historias de Mike Mignola que como una obra completa. Macarra, deslenguada, salvaje y sin prejuicios tienes desde señoras mayores con metralletas a un kaiju con seres lovecraftianos cenobitas despellejando a peatones en el centro de Londres. El blockbuster de superhéroes que los fans del terror y la fantasía épica merecen.

Crítica en Espinof: ‘Hellboy’ escupe sobre la mojigatería del blockbuster actual con una salvaje adaptación del cómic

Shazam!

Se han hecho muchas películas de héroes adolescentes que de pronto tienen poderes, pero ninguna logra imaginar qué haría un chaval de 12 años si pudiera transformarse en un Superman cualquiera. En vez de tomar la ruta de ‘Deadpool’ (2016) que se esperaba de ella, la mejor película del nuevo universo DC se centra en los personajes y la comedia casi capriana, con un fuerte componente de sentido de la maravilla ochentero que la convierten en un film fantástico propio, con su propia entidad lejos de uiverso en el que transcurre.

Crítica en Espinof: ‘¡Shazam!’: un fantástico espectáculo superheróico con mucho más corazón que músculo

Star Wars Episodio IX: El ascenso de Skywalker (Star Wars: Rise of Skywalker)

Más de cuarenta años separan la primera película de ‘Star Wars’ y la última de la saga que empezó. Los Skywalker, la historia que realmente nos interesa. Necesarias o no, las últimas tres entregas conforman una trilogía que aporta más que el blockbuster al uso y, aunque haya explotación de la nostalgia, también alberga grades aciertos. Si ‘Los últimos Jedi’ fue atacada por el fandom por no ajustarse a lo que ellos esperaban, ahora es la última entrega de la nueva trilogía la que está siendo atacada por una crítica que parece decepcionada que el último capítulo de la nueva trilogía no sea una propuesta más «adulta», o «innovadora» achacándole que quiere contentar a los fans y cargarse lo avanzado por Rian Johnson en la anterior.

Sin embargo, la película utiliza muchos de los hallazgos de la fuerza que más enfadaron a los fans y los multiplica, dando mucho más protagonismo a Rey, dejando a los secundarios en un segundo plano en donde se eleva el conflicto de Rey y Kylo de forma valiente, llevando el tono de romance gótico a lugares oscuros que las otras dos cintas no se habían atrevido a tocar. Sobrecargada de tramas y atropellada, tiene todo lo que debe ser una buena película de ‘Star Wars’, una aventura de folletín con ribetes de horror cósmico que será reconocida con el tiempo.

Crítica en Espinof: ‘Star Wars: El ascenso de Skywalker’: una gran traca final obsesionada en responder todas las dudas de los fans

Glass

Las razones por las que la crítica americana azotaron la conclusión de la trilogía del cómic de Shyamalan se nos escapan, pero lo cierto es que, más allá de que no es una película de David Dunn, como podrían esperar los fans de ‘El protegido’ (Unbreakable, 2000), da un verdadero sentido a aquella, mejorándola como a ‘Múltiple’ (Split, 2016) que dejaba flecos sueltos que aquí se cierran en una performance final minuciosamente orquestada y llena de decisiones valientes.

Crítica en Espinof: ‘Glass’ demuestra que hay otras formas de entender los superhéroes en el cine, y eso la convierte en algo único

Volvemos del festival de Sitges cargados con el recuerdo de una auténtica avalancha de películas de género. Unas mejores, otras peores y una buena cantidad de sorpresas, algo normal cuando entras casi a ciegas a ver películas de las que prácticamente solo conoces el título y, con suerte, a algún miembro del reparto. Para que tú sí vayas sobre aviso, hemos seleccionado nuestras 9 películas favoritas de ciencia-ficción vistas este año, algunas con estreno ya garantizado, otras destinadas a convertirse en rarezas.

The Nest

Solo tangencialmente de ciencia-ficción, pero cuando se sumerge en el género lo hace con todas las consecuencias. Significativamente, es la canción de los Pixies que suena en el trailer la que dispara las alarmas en la cabeza del espectador… ¿pero no estábamos viendo una historia ambientada, aparentemente, a mediados del siglo XX? ¿Por qué este chaval obligado a ir en silla de ruedas nunca ha salido de la enorme mansión donde vive con su familia? ¿Qué secretos esconde su madre? ¿Por qué la llegada de una adolescente desde el exterior es una amenaza? De atmósfera gótica pero con ribetes de muchos géneros entrelazados, una interesante propuesta tan emotiva como turbia.

Vivarium

Reconvertir el surrealismo plácido de Magritte en suministrador de imaginería distópica anti-industrial es solo uno de los detalles de ingenio de esta película. Sus compases iniciales de pesadilla kafkiana que critican la vida en los barrios residenciales se transforman en una perturbadora montaña rusa existencial que lanza unos cuantos torpedos contra el concepto tradicional de la familia y sus miserias. Extraordinariamente interpretada por Jesse Eisenberg e Imogen Poots (que se ha llevado el galardón a Mejor Actriz) y con ramalazos de ciencia-ficción loca que le dan un toque apropiadamente disparatado.

El faro

No exactamente cine de ciencia-ficción, pero está clara la influencia en la nueva película de Robert Eggers (‘La bruja’) de maestros contemporáneos a Lovecraft o sucesores de su estilo, como William Hope Hodgson y sus terrores marítimos. Ni marcianos ni rayos-láser por aquí, pero sí un duelo interpretativo de altura entre Robert Pattinson y Willem Dafoe, y ribetes de horror cósmico en su inevitable y progresivo descenso a la locura, que conocemos tan bien de la herencia pop lovecraftiana y sus investigadores de lo oculto que se vuelven majaras por acceder a conocimiento para el que no están preparados. No tan narrativa como ‘La bruja’, mucho más imprevisible, pero con un dominio de las claves visuales del fantástico espectacular.

El hoyo

En su distribución internacional se titulará ‘The platform’ (La plataforma), pero preferimos la versión española, más negra y deprimente, y que hace referencia al inmenso foso que centra toda la atención de esta película negra, distópica, vagamente futurista y que ha arrasado con todo mérito en el palmarés de este año. Tomando elementos del clásicos del suspense embotellado, como ‘Cube’, consigue a la vez lanzar un mensaje muy claro y directo pero no resultar excesivamente moralista o parcial, sino más bien todo lo contrario, ya que caricaturiza una situación muy actual y muy sin salida. Una auténtica sorpresa que podría abrir interesantes vías para la ciencia-ficción nacional.

The Room

‘The Room’ parte de un concepto de fantasia (la existencia de una habitación que materializa todo lo que se desee en una casa a la que llega un matrimonio joven y sin hijos) y le aplica codigos de ciencia-ficción, que nunca explica del todo. Su mayor problema es que el planteamiento exige acotar unas reglas logicas que el film ignora antes de meterse en cuestiones mas melodramáticas. Para su tramo final, que incluye simpáticos trotes interdimensionales y trampantojos escherianos, el espectador ha perdido el interés, por mucho que la propuesta global tenga elementos muy simpáticos.

Depraved

Una fallida pero valiente reformulación del mito de Frankenstein, centrada sobre todo en la relación entre el creador y la criatura. El estajanovista Larry Fessenden, responsable de pequeños iconos del terror indie como ‘Beneath’, ‘Habit’ o ‘Wendigo’, plantea aquí una aproximacion realista al mito sumándole un caso de estrés post-traumatico al buen doctor. Dudas morales, buenos efectos y ritmo muy apaciguado para una película irregular pero con estupendas ideas a nivel visual y una memorable encarnación de Alex Breaux como la criatura.

Color Out of Space

Adaptar a Lovecraft es complicado pero Richard Stanley, director de la mítica ‘Hardware’ y después de casi tres decadas inactivo, se las arregla para renovar la abstracta imaginería de un relato especialmente complicado. Lo hace inyectándole efectos prácticos que nos devuelven a los años del body horror de los ochenta, a las producciones de Brian Yuzna y a los horrores mas cárnicos de Cronenberg. Y todo con la ayuda de un Nicolas Cage que sintoniza con actores de la epoca como Jeffrey Combs, devolviéndonos automáticamente a un tiempo en el que una invasion espacial podía ser mucho más tontorrona y aterradora que ahora.

Synchronic

Justin Benson y Aaron Moorhead son dos de los autores de ciencia-ficción indie más interesantes del momento. Con poquísimos elementos, desde perspectivas más conceptuales que visuales, han retorcido elementos típicos del género (a menudo vinculados a viajes en el tiempo o entre dimensiones) en películas tan notables como ‘Spring’, ‘El infinito’ o ‘Resolution’. Esta ‘Synchronic’ posiblemente sea la más floja de todas ellas, la más escapista y menos densa, pero sigue siendo muy notable, con su historia de una droga que hace viajar en el tiempo. Juega en su contra lo poco riguroso del planteamiento, nada habitual en el dúo, pero lo cierto es que la aventura es un carrusel de trompazos intertemporales muy divertido.

Jesus Shows You the Way to the Highway

Un disparate tan desternillante como desconcertante, de estética lo-fi y que mezcla espionaje en paises exóticos, actores y actrices de físico nada convencional, un afrofuturismo que deja en evidencia que deja en evidencia a ‘Pantera negra’, el mejor atrezzo vintage que vas a ver en una película, un montón de moquetas y un villano con máscara del Batman de los sesenta. Pese a las apariencias todo eso empasta a la perfección gracias al visionario Miguel Llansó, un español afincado en medio mundo que no es España y que ya nos dejó turulatos con su primera película, el post-apocalipsis etíope ‘Crumbs’. Inclasificable e imprescindible.

Las 50 Mejores Películas de la Ciencia Ficción

20. Interstellar (Christopher Nolan, 2014)

Tómese esto como como 3 opciones, todas muy válidas y destacables incluso cargando con su pesada polémica detractora: Un logro visual en todo sentido, donde Nolan sugiere su evolución estética a través de secuencias y planos simplemente extraordinarios; un esfuerzo narrativo importante y muy arriesgado referente a las semi desconocidas posibilidades del cosmos y sujeto a las observaciones y teorías de varios expertos, que si bien sugieren su mayor debilidad en las libertades que se da, también la soportan como un ya baluarte del género; y tercero, su obvia postura como homenaje no solo a 2001 de Kubrick, sino a toda la literatura precedente.

19. Minority Report (Steven Spielberg, 2002)

Independiente a su interesante cuestionamiento moral enfundando en un exquisito y azul mundo futurista (la tonalidad refiere al agua como elemento primordial de su narrativa) y su trepidante dirección, este brillante thriller policíaco contiene en un segundo plano quizá la irrupción publicitaria más llamativa y respetable en toda la historia del cine, al tener a dos marcas no solo como ejes del relato, sino también como protagónicos esenciales del nexo y giro argumental. Encima de esto, la cuidada innovación tecnológica es centrada en el mismo camino de su futurista comunicación integral. Una cátedra de investigación que ya nos alcanzó y hasta rebasó.

18. The Road Warrior (George Miller, 1981)

El esquema es el mismo pero el mundo ha cambiado. En este apocalipsis de arena y gasolina el director bosqueja a su guerrero como una sombra errante, un sobreviviente de la demencia que se ha maximizado a limites extravagantes; los hombres y mujeres ya no tienen forma, sino que son monstruos, caricaturas de sí mismos bajo máscaras que reflejan la locura y que esconden esa humanidad que al parecer se ha extinguido. En este perfecto arquetipo de antihéroe es imposible no pensar en un ejemplo de conjunción de géneros hasta ahora único: “sci-fi western”, una locura que solo Miller podía concebir. Por cierto, Gibson nunca ha tenido tanta presencia como aquí.

17. Matrix (Lana y Lilly Wachowski, 1999)

La caída de su estatus de culto a culpa de sus secuelas es directamente proporcional a su estado profético y revolucionario desde aquel día de su estreno en 1999, 9 años después del “www” y 5 antes de la aparición de Facebook. Un parteaguas del género y de la visión misma del cine, su mayor valor es haber llegado en el momento preciso de la historia, profetizando a la sociedad “secretamente” esclavizada. La otra virtud refiere a algo poco visto, y es que la historia es tan excelentemente planteada y poderosamente visual, que uno ignora los lamentables desempeños histriónicos. De vuelta al conocimiento, el amor global por Keanu Reeves parece resetear su culto

16. Close Encounters of the Thirs Kind (Steven Spielberg, 1977)

Tal y como el fenómeno extraterrestre, el único registro destacable sobre el tema que se tiene de Spielberg es este, una fábula que conecta el elemento espacial con el efecto paranormal dentro del trastorno psicológico de sus protagonistas y claro, el factor abducción que en aquellos años 70 causaba más terror que las bombas nucleares gracias al apogeo del género. Steven sorprende desviando la atención de toda la parafernalia gringa sobre la expansión científica hacía el sueño de la humanidad en el contacto con seres de otros mundos. Sobre este panfleto de paz y redención se construye un drama SF épico con uno de los finales más conmovedores del género.

15. War for the Planet of the Apes (Matt Reeves, 2017)

El punto final, alfa y omega en la iconografía del simio a través de su odisea fílmica, se convierte en el eslabón que embona a la perfección con la saga – filme original. Reeves comprende el mito y lo enriquece con elementos que proveen de lógica y de un intensísimo tono dramático al relato. Cabe destacar dentro de este “drama” la importancia de Andy Serkis como Caesar, un personaje que hará justicia a su consecuente posicionamiento como figura dentro del género y la cultura pop. Si se tratara de justificar su repentino lugar en nuestros registros, es solo un justo y pequeño honor a uno de los más grandes cierres dentro de una de las mejores sagas que ha dado la SF.

14. Back to the Future I & II (Robert Zemeckis, 1985 y 1989)

El único empate pertenece a una saga fundamentada más que en la SF en una estructura cómica repleta de referencias culturales. Una de las piedras angulares del entretenimiento y de la comercialidad hollywoodense de excelente calidad y que gracias a la química de sus personajes y aventuras desplegó una experiencia entrañable inmune al paso del tiempo. Lamentable es su tercera parte, pero este par y su loop delirante en el final del capítulo 2 la hacen uno de los mejores e imperativos entretenimientos de todos los tiempos gracias a la capacidad de su director por establecer la base más simple de los viajes por el tiempo de manera ágil e hilarante.

13. Wall-E (Andrew Stanton, 2008)

La amalgama de elementos hacen a esta emocional fábula SF una pieza que funciona en varios planos. Primeramente su crítica al consumo como la principal consecuencia del fin de la naturaleza y el cómico retroceso humano desde sus aspectos más básicos representan una oportunidad para la reestructuración de una A.I. que luce psicológicamente más sentimental y compleja, lo cual nos lleva a un giro a manera de homenaje a HAL 9000) para comprender la “lógica” capitalista y sistemática en la preservación del ser sobre incluso la propia decisión y el bienestar. Por otro lado la representación sin diálogos y la creación de un personaje clásico como Wall-E es puro amor.

12. Mad Max: Fury Road (George Miller, 2015)

Ida y vuelta, la simplicidad de su argumento le permitió a Miller llegar a Cannes ante el atónito suceso de ver “La Locura” pura y fielmente representada. No hay clemencia, de principio a fin la exposición apocalíptica y casi claustrofóbica del desierto sirven para una sencilla metáfora de dominio y segmentación social que rápidamente se convierte en un relato donde la especulación y la demencia han acabado con el mundo y la decencia del ser humano. El autor lleva al extremo esta deformación recurriendo a un grotesco nuevo orden, pero en esta ocasión amenazado por la fuerza de mayor tendencia, moda, crecimiento y poder actual: el poder y la belleza femenina.

11. Robocop (Paul Verhoeven, 1987)

Apocalipsis capitalista, las corporaciones como el mayor mal de la humanidad y la robótica como sistema para infundir miedo y control; finalmente el factor humano será el redentor en una lucha entre tecnología y conciencia de parte de un trágico héroe que a pesar de contar con una armadura conlleva una estructura humana distintiva. También aquí hay una metamorfosis, una violenta y caótica que a la postre la convertirían en una joya que funciona en varios planos, siendo para la SF un retrato de deshumanización actual y futurista; la primera gracias a la intensidad de su estética y la segunda representando a lo artificial como un aniquilador de la conciencia.

10. Arrival (Denis Villeneuve, 2016)

El más reciente clásico de la ciencia ficción, la madurez narrativa del cineasta canadiense ha evolucionado gracias a un género que por fin le ha permitido posicionar su minuciosa puesta en escena enriquecida con ricos diálogos y un suspenso impregnado en cada uno de sus cuadros. Ficción inteligente soportada en la lógica narrativa con un discurso metafísico que deja ver a otros ejemplos como amateurs pese a su supuesta simplicidad. Claras son las referencias al cine de Kubrick, en especial al notar la obsesiva simetría técnica acorde al tratado perfeccionista de su relato. La banda sonora de Johan Johansson es para enmarcarse en la perdurabilidad.

9. District 9 (Neil Blomkamp, 2009)

Su crudeza visual es solo equiparable a la magnífica metáfora social sobre el apartheid, limitante narrativa en la que el cineasta construye una fábula de acción y SF que emanan de un esbozo documental que dicta el realismo de la misma. La grotesca transformación suscitada es también un reflejo del dolor en dicha transición política – social, metamorfosis racial que proyecta una empatía por la etnia víctima y con el cambio de ideología impuesto por la situación. Aquí el diseño de los personajes peligrosa y arriesgadamente impacta por su forma, sin embargo la emotividad impresa hacia su último acto hace ver al humano como el verdadero monstruo.

8. Eternal Sunshine of the Spotless Mind (Michel Gondry, 2004)

Quizá la misma tarea de hacer cine sea algo sacado de un cuento de ciencia ficción; plasmar en un papel un mundo único y a través de las herramientas artísticas proyectar ese rompecabezas mental. Quizá nadie esté más cerca de ese contexto que Charlie Kaufman, el cual aquí especula sobre el quehacer y borrado de esos mismos mundos. De nuevo, una fábula que enfrenta al avance tecnológico contra un concepto abstracto del humano semi dogmático: el destino. El eterno resplandor refiere entonces a ese halo ideológico que se erige y vence al objetivo tecnológico, construyen una de las mejores odas románticas y de SF de todos los tiempos.

7. Aliens (James Cameron, 1986)

Varias virtudes por enumerar. La primera de ellas es su funcionalidad como cinta bélica; la segunda es su uso como acción, con un ritmo trepidante que encaja perfectamente en el tercer don: suspenso y horror que respetan y evolucionan los estatutos de este mito. A partir esta comunión claustrofóbica parece solo causalidad la edificación de la mayor heroína de acción, pero más importante, su posicionamiento como una de las cintas más fructíferas e interesantes en cuanto la proyección del rol maternal y matriarcal refiere (de las dos partes, alien y humana), incluso siendo un precedente para el feminismo en tiempos mucho más honestos que artificiales.

6. Looper (Rian Johnson, 2012)

Este anglicismo creado por la informática puede ver su definición fílmica en esta astuta obra. La eficacia de su narración no consiste en el entendimiento cronológico y/o temporal del mismo, sino en la manutención simplista del relato que compone dicho bucle. Por otro lado, el novato cineasta no necesita explayarse para estructurar su “loop”, pues solo hace falta algunos recursos del cine de acción y el thriller en conjunción con la música, para dejar en claro las posiciones de cada uno de sus elementos, pasados, presentes y futuros. Una remembranza de inteligencia fílmica y lógica interna que ya es de culto y áun de bajo perfil ¿Qué mierda le pasó a Johnson con The Last Jedi?

5. Children of Men (Alfonso Cuarón, 2006)

Una delgada línea entre el goce emocional y la exasperante sensación de ansiedad, aquella en el que el apocalipsis es lo bastante reconocible para sumergiros en la desesperanza, el terrorismo y la vileza humana, y al mismo tiempo lo suficientemente irreconocible para su “ficticia” apreciación artística. La visión de la aniquilación del futuro humano no solo contienen uno de los planos secuencias más hermosos y complejos de la historia, sino también un análisis progresivo del caos, la guerra, el amor, la expiación y la esperanza de este mundo sumido en la mierda y que el director decide comunicar con maestría en un doble discurso: fílmico y musical. Ojalá y esto no nos alcance

4. Blade Runner (Ridley Scott, 1982)

Las vicisitudes de esta obra registran en la dimensión y comparación justa los elementos que a partir de este lugar denominarán a las piezas únicas del género. Su filosófica exposición y diálogos dispersos parecen solo maravillosos accidentes en un metraje que bien podría narrarse sin la necesidad de elemento sonoro, esto debido a la poderosa imaginería visual y a la precisión de su desarrollo el cual, dependiendo del corte que usted prefiera, podrá apreciar desde distintos planos e intensidades pero con el mismo objetivo: la alusión y el sueño de la vida misma por parte de seres que apenas comienzan a comprenderla. El giro en su Director’s Cut enriquece su trasfondo.

3. A Clockwork Orange (Stanley Kubrick, 1971)

Perfecto ensayo de especulación que se sirve de los simbolismos necesarios para recrear en un mundo –real- una distopía de excesos futurísticos – ficticios, desde el diseño de su ambientación hasta las formas trastocadas de signos religiosos, sexuales y artísticos; la broma consiste en referenciar los avances tecnológicos en los rubros médicos, sociales y políticos como el punto de la conversión “mecánica” del ciudadano para servir como pieza y víctima al sistema capitalista, sin dejar de lado la exposición del espiritualismo como simple chiste. La frialdad de su narrativa sin libertad a percepciones, hacen a este naranja un armonioso provocador sin fecha de caducidad.

2. Alien (Ridley Scott, 1979)

“En el espacio nadie te escucha gritar”, línea que enmarcaría solemnemente la comunión entre la SF y el terror. La clave de su grandeza fue la experimentación dentro de algunos métodos directivos revolucionarios por parte de Scott. La improvisación de diálogos y sucesos hicieron al set del Nostromo la atmósfera perfecta para la aparición de su criatura. Dicha naturalidad convierte a los géneros en perfectos simbiontes, que se aceptan y reflejan el uno al otro sin otras tangentes narrativas, más que una pizca de thriller necesaria para agregar a la masacre un giro de tuerca estremecedor. Alien es una empática y terrorífica experiencia cuantas veces se le mire.

1. 2001: A Space Odyssey (Stanley Kubrick, 1968)

El cosmos visto desde el arte; la pluma de C. Clarke, la narrativa del más grande cineasta, los acordes de Strauss y las odiseas musicales y atemporales de Lygeti, hacen a 2001 la concepción misma del género en su rubro fílmico, a donde tenía que llegar 1902 y de donde emanan todas las demás obras, esta pieza metafísica abarca origen, evolución, conquista, inteligencia artificial e infinito, capítulos que bajo la simple comprensión podrían desembocar en una confusión y negación contra la perfección, pero que bajo la vista artística y el desprendimiento de todo dogma, resulta un descubrimiento inigualable de estándares narrativos hasta la fecha inalcanzables.

Etiquetas: 12 Monkeys28 Days LaterA clockwork orangeA Scanner DarklyAkiraAlex GarlandAlfonso CuarónalienaliensAmazing StoriesAndrei TarkovskyAndrew NiccolAndrew StantonArrivalArthur C. ClarkeBack to the Futurebest 50 sci-fi moviesbest sci-fi moviesBlade RunnerbrazilCarl SaganCharlie Kaufmanchildren of menChristopher NolanChritopher Nolanciberpunkciencia ficciónClose Encounters of the Third KindCoherenceDanny BoyleDavid CronenbergDavid TwohyDawn of the Planet of the ApesDenis VilleneuveDistrict 9Doug LimanDuncan JonesEdgar Allan PoeEdge of TomorrowEternal Sunshine of the Spotless MindEx MachinaFoundationFrankensteinFranklin J. SchaffnerFritz LangGattacaGeorge MillerH.G. WellsH.P. Lovecrafthistoria del cine de ciencia ficciónhistoria del cine sci-fiHugo GernsbackInceptionInterstellarisaac asimovJ.J. AbramsJames CameronJames Ward ByrkitJohannes KeplerJohn CarpenterJohn CluteJohn McTiernanJohn W. CampbellJoon-ho BongJulio VerneJurassic ParkKatsuhiro OtomoLas 50 Mejores Películas de Ciencia Ficciónlas mejores 50 películas de ciencia ficciónlas mejores películas de ciencia ficciónlista películas ciencia ficciónlista películas sci-filooperlos mejores films de ciencia ficciónMad MaxMad Max: Fury RoadMad Max: The Road WarriorMary ShelleyMatt ReevesMetropolisMichel GrondyMinority ReportMoonNeill BlomkampPaul VerhoevenpersonajesPeter WeirPhilip K. DickPhillip K. DickPitch BlackPlanet of the ApesPredatorPredestinationRay BradburyReseñaRian JohnsonRichard LinklaterRichard SchenkmanRidley ScottRobert HeinleinRobert ZemeckisRobocopSci-FiSeries 2001: A Space OdysseySnowpiercerSolarisSomniumSource CodeStanley KubrickStar Trek Into DarknessStarship TroopersSteven SpielbergStounding Science FictionTerminator 2: Judgment DayTerry GilliamThe FlyThe Man From Earththe matrixThe PrestigeThe Spierig BrothersThe TerminatorThe ThingThe Time MachineThe Truman ShowThe WachowskiTomas Morotop 50 ciencia ficcióntop 50 sci-fi moviesTop 50 SFtop ciencia ficcióntop películas de ciencia ficcióntop sci-fiTotal RecallUtopíaWALL-EWar for the Planet of the ApesWar of WorldsWilliam Wilson

Compártenos Tweet

Acerca del autor

El Fett @El_Fett cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett

9 películas de ciencia ficción nuevecitas para ver en Netflix

Netflix

Netflix se ha especializado en la difusión de cierta clase de películas de ciencia ficción que comparten cierto tono y cierto espíritu más allá de sus diferencias inherentes, sean producciones propias o adquisiciones ajenas.

Se trata de un tipo de ciencia ficción que podría definirse como ostentosa y exagerada, algo rústica, al borde del «mal gusto» o de lo ridículo, pero con un inevitable encanto por esas mismas razones, de las que —y esto es muy importante— no reniega.

Películas más cercanas en espíritu a Plan 9 from Outer Space que a 2001: Odisea del Espacio, ideal para los verdaderos fans del género, los que no exigen necesariamente estar frente a una obra de arte sofisticada e importante y reconocen el valor de lo disparatado y absurdo en la ciencia ficción.

Estas son algunas de las mejores representantes de ese subgénero que podríamos llamar como «ciencia ficción Netflix».

Anon

Una película que tal vez habría encajado mucho mejor como un capítulo de Black Mirror, bajo la óptica sardónica y pesimista de Charlie Brooker.

Una distopía digital que araña la superficie de las preocupaciones actuales en torno a la privacidad y a la seguridad digital para perderse luego en un misterio criminal bastante convencional.

Clive Owen interpreta a un detective en un mundo en el que no existe la privacidad ni el anonimato, y las autoridades registran cada movimiento de todos los ciudadanos. El crimen es prácticamente inexistente en esta sociedad pero investigando una serie de asesinatos sin resolver el detective se encontrará con una misteriosa chica (Amanda Seyfried) que no tiene identidad ni historia y es invisible para la policía.

Mute

Alexander Skarsgard interpreta a un hombre mudo y huraño con graves traumas que arrastra desde su niñez en el seno de una familia Amish y que ahora trabaja de barman en un club de strippers de Berlín, propiedad de unos mafiosos. Está enamorado de una stripper que ha sido abusada sexualmente.

Paul Rudd interpreta a un excéntrico cirujano estadounidense vinculado a la mafia y con una clínica clandestina. Tiene una pequeña hija y quiere irse de Berlín, por lo que necesita documentos falsos de parte de los mafiosos.

Justin Theroux es su colega, que además tiene un negocio paralelo en el que realiza implantes y cirugías cibernéticas. Esconde oscuras perversiones sexuales.

Los elementos por separado, y también los actores, resultan intrigantes y prometedores, pero de alguna manera el director Duncan Jones (Moon, Source Code) se las arregla para hacer del conjunto un todo algo decepcionante, sin foco, tan aplacado y mudo como su protagonista, a pesar de que la película llegaba como la «secuela espiritual» de la excelente Moon (tiene un cameo de Sam Rockwell pero es inútil e insignificante) y un regreso del director a historias más personales luego del fracaso de la adaptación de Warcraft.

El bigote de Paul Rudd, una fascinante estética neo-noir y un destacable final la redimen.

Psychokinesis

Netflix, siempre atenta a los talentos emergentes, reclutó al director de la notable y exitosa Train to Busan, Yeon Sang-ho, que se despachó con una película de superhéroes a la coreana.

La historia es así: un hombre de mediana edad irremediablemente mediocre y fracasado obtiene superpoderes al beber agua contaminada, y tiene su posibilidad de redención, de convertirse en el padre que nunca fue y en un hombre excepcional.

La película comparte familiaridad por un lado con otras películas de «hombres corrientes que obtienen superpoderes» y, por otro, con el resto de la nueva ola de cine surcoreano, incluyendo tragedias familiares, dramas de padres e hijos, personajes frenéticos y expresivos, y una mezcla alternada de violencia y humor.

Lo mejor de la película es su contundente trasfondo político. Si este mundo real en el que vivimos hay un superhéroe, no uno exuberante y grandioso como Superman o Capitán América, si no uno realista y pedestre, un hombre común que simplemente tiene poderes sobrehumanos, el verdadero villano superpoderoso con el que debería medirse es el capitalismo. Y probablemente pierda.

The Cloverfield Paradox

La misteriosa y esperada tercera película de Cloverfield, una saga que se ha destacado sobre todo por tener impactantes y originales estrategias de marketing, llegó inesperadamente a Netflix y sorprendió a todos. Los conspiradores malintencionados dirán que se lanzó así para que pasara lo más desapercibida posible.

La marca Cloverfield se le anexó a esta película de ciencia ficción que originalmente nada tenía que ver con la saga, y al final se le incluyó un guiño a la primera película para cerrar el círculo.

En el medio hay una muy poco inspirada historia de ciencia ficción espacial con toques de horror a lo Alien, que incluye un elenco de personajes que podría ser el inicio de uno de esos viejos chistes de gente entrando a un bar (una inglesa, un estadounidense, un alemán, un brasileño, un irlandés, un ruso y una china) y una serie de eventos caóticos y azarosos sin ningún sentido y sin explicación ya que todo puede ocurrir si se saca la carta de dimensiones alternativas.

En un momento un brazo suelto permite una rutina digna de Dedos de Los Locos Addams, en lo que sea tal vez su mejor momento. Con esto quiero decir, de todas maneras, que es lo suficientemente ridícula para resultar entretenida.

The Titan

Otro futuro sombrío y deprimente. Es 2048, la Tierra padece de sobrepoblación y está asolada por guerras y conflictos. Titán, la luna de Saturno, se ve como un posible nuevo hogar para la humanidad, una nueva esperanza, pero para esto se necesita acelerar la evolución genética humana. Así que se conducirán revolucionarios experimentos que tienen, como objeto de prueba a Rick, un piloto de guerra que había logrado sobrevivir en un desierto sin agua ni comida por tres días.

Nuevamente, los elementos clásicos de la ciencia ficción están presentes, desde los temores apocalípticos pasando por la exploración espacial y la colonización de otros planetas hasta la experimentación genética y los dilemas éticos de la ciencia, lo que puede bastar para los aficionados.

El director debutante Lennart Ruff sin embargo lucha para armar una historia cautivante y entretenida, y no lo ayuda ese actor de dudoso talento y escaso carisma que es Sam Worthington.

Taylor Schilling y Tom Wilkinson completan el elenco y aportan algo de interés y emoción a una historia que es en el fondo un drama familiar que conduce a la violencia y el desarraigo.

Annihilation

La más seria y prestigiosa de esta lista, y también, aunque una cosa no implica la otra, la más sustancial y mejor lograda.

Netflix sacudió a la industria quedándose con la nueva película de Alex Garland, director que ya había cautivado al mundo con su primer largometraje, Ex Machina. Fue todo una polémica, luego de que Paramount desechara la película presuntamente por ser «demasiado intelectual».

El argumento gira en torno a una misteriosa zona a la que se ha denominado «el resplandor», en la que ocurren toda clase de mutaciones y fenómenos extraños. Un comando militar secreto ha intentado explorar sin éxito la naturaleza exacta de esta zona, pero ninguno de los fue hasta allí regresó, salvo por un hombre.

Un grupo de mujeres, entre ellas Natalie Portman, la esposa del único militar que volvió con vida del resplandor, decide ir a explorar la zona por su cuenta, una misión suicida.

Con reminiscencias a Arrival (Denis Villeneuve, 2016) y puntos en común con Stalker (Andrei Tarkovsky, 1979), es una ambiciosa película de ciencia ficción, temática y narrativamente compleja, visualmente deslumbrante y ocasionalmente espeluznante.

Bright

Ampliamente promocionada como el primer gran blockbuster de Netflix, la compañía invirtió 90 millones de dólares para su película original más ambiciosa hasta ese momento, en parte para convocar a dos figuras de peso como el director David Ayer y la estrella Will Smith, que volvían a colaborar después de Suicide Squad.

Muchas cosas se pueden decir de Bright, pero no que pasó desapercibida. El notorio perfil que adquirió se debió a las críticas vehementes y negativas que comenzaron a acumularse y que quizá le valieron una una reputación peor de la que merecía, pero esto no hizo mella en su presunta popularidad.

Una película buddy cop (Joel Edgerton coprotagoniza junto a Smith) ambientada en un mundo alternativo fantástico, salido de un oscuro cuento de hadas y poblado por orcos, elfos, centauros y todo tipo de criaturas mitológicas y mágicas.

Es la representante más acabada de la «ciencia ficción Netflix»: entretenida y desmedida, descuidada y tosca, destinada a no ser tomada demasiado seriamente, una vez que se pasa por alto su pretendida seriedad y su burda alegoría que quiere dejar una lección sobre el racismo.

What Happened to Monday

Es evidente que la sobrepoblación mundial se ha convertido en uno de los tópicos más recurrentes de la ciencia ficción.

En este caso, la premisa da lugar a uno de los argumentos más curiosos e intrigantes: es 2043 y hay una estricta política obligatoria de un solo hijo por familia; el personaje de Willem Dafoe tiene tanta mala suerte que su hija da a luz a siete niñas y muere en el parto, quedando él a cargo de sus siete nietas. Su idea es tan descabellada como perfecta: decide quedarse con las septillizas simulando que son una sola, entrenándolas para actuar como tal y nombrándolas de acuerdo a cada día de la semana, que será el día en que cada una podrá salir al mundo.

30 años más tarde, sin embargo, un lunes, Lunes no vuelve a casa, y todo su plan se tambalea, así como el futuro de las siete hermanas.

Todo el atractivo de la película está contenido en ese argumento al que el director Tommy Wirkola no le da mucho más vuelo ni expande demasiado, prefiriendo concentrarse en las destrezas de su protagonista, una Noomi Rapace magnética, en cualquiera de sus siete versiones.

The Discovery

El descubrimiento al que hace referencia el título es uno realmente extraordinario.

El Dr. Thomas Harbor (Robert Redford) ha probado científicamente la existencia de una vida después de la muerte (!). Con esto, la muerte ha perdido todo significado y ya no es sinónimo de pérdida y de tragedia, por lo que todo el mundo se está suicidando.

Con esta premisa, la película se pierde un poco en devaneos existenciales y en cuestiones metafísicas, dejando de lado un desarrollo más convencional y centrado de la trama, que involucra al hijo del doctor que hizo el descubrimiento (Jason Segel) y a una misteriosa mujer que acaba de conocer (Rooney Mara).

Puede resultar pesada o tediosa por momentos pero se guarda algunos intrigantes giros, es notoriamente ambiciosa y deja lugar para un poco de sutil humor negro.

Más películas de ciencia ficción:

  • 12 prometedoras películas de ciencia ficción que se estrenan en 2018
  • Las 10 mejores películas de ciencia ficción, elegidas por científicos

¡Hasta el infinito y más allá! Las 101 mejores películas de ciencia ficción

Las 101 mejores películas de ciencia ficción de la historia
El cine es un arte que consigue que durante unas horas nuestra mente viaje desde el sofá hasta mundos desconocidos. Precisamente, el género que más hace volar nuestra imaginación es la ciencia ficción: desde los admirados superhéroes hasta los temidos alienígenas.
Wonder Woman es uno de los estrenos que más está dando qué hablar las últimas semanas. Arrasa ya en taquilla en los países en los que ya se ha estrenado -en España tendremos que esperar hasta el 23 de junio- aunque se ha visto envuelta en polémica debido a la cancelación de la premiere en Túnez, ¿el motivo?: el origen israelí de Gal Gadot, la actriz que interpreta a la superheroína. Sin embargo, más allá de superhéroes, nos hemos encontrado también con grandes títulos mucho más míticos: la nueva de Cazafantasmas y Star Trek: Más Allá.
Cabe destacar el esperadísimo estreno que tuvo la última entrega de la saga de Star Wars, Rogue One y Animales Fantásticos y Donde Encontrarlos, inspirada en el universo Harry Potter, esta cinta nos presentará a nuevos personajes e historias mucho antes del nacimiento del famoso mago.
Para homenajear a estas y a tantas otras películas que nos han hecho soñar, hemos elaborado una lista con las 101 mejores cintas de la historia de la ciencia ficción.
Eso sí, también podéis comprobar que muchas veces la realidad supera la ficción y es que hace años resultaba impensable viajar a la luna (Viaje a la luna, George Mélìes) pero aún así lo hicimos. El mundo se encuentra en un cambio constante y la invasión de las tecnologías es cada vez mayor. ¿Se cumplirán los vaticinios de los directores de estas pelis en el futuro o les pasará como a Marty McFly y compañía? De momento, podemos esperar mientras disfrutamos de largas tardes de películas, palomitas y helado de chocolate así que… ¡Pasen y vean!
Puede interesarte:
Descubre los mejores besos de película de la historia
Nuestras 101 películas de dibujos favoritas
Los mejores imágenes de los actores que se metieron en el papel de James Bond

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *