0

Menus diarios restaurantes

Tabla de contenidos

Recetas caseras fáciles para tu menú semanal 001

Publicidad ¡Gracias por tu valoración! Parece que ya has votado 12 de Mayo de 2018 0′ 0 raciones Fácil

Recetas caseras fáciles para que hagas tus menús del día a día. Tienes recetas para una semana. Este es el primero, espero que sean muchos más y que os sea de ayuda para decidir el menú de vuestros hogares.

Son platos caseros y tampoco tenéis que observar el orden en el que los he puesto, quiero que sirva para aportaros las ideas necesarias que permitan haceros más cómoda la tarea de elegir los menús de la semana.

Para ver las recetas solo tenéis que pinchar en la foto que os interese ver, estarán enlazadas a la receta completa…

Otras opciones destacadas:

MENÚ SEMANAL Nº 2

MENÚ SEMANAL Nº 3

MENÚ SEMANAL Nº 4

MENÚ SEMANAL Nº 5

MENÚ SEMANAL Nº 6

MENÚ SEMANAL Nº 7

Si quieres disfrutar de estos otros menús, solo tienes que pinchar el que quieras porque está enlazado y te lleva directamente.

Comenzamos con un postre recomendado para el fin de semana.

ENSALADA DE PASTA AGRIDULCE

Me encanta la textura que tiene esta pasta bien cocida, queda genial en la ensalada. No os entretengo más con la descripción de la ensalada porque estoy seguro de que a estas alturas casi estaréis babeando y con unas ganas terribles de poneros a cocinarla.

CHULETAS ASADAS CON PIMIENTOS CONFITADOS

Un buen asado de carne siempre luce muy bien en la mesa y tened por seguro que este chuletero de cerdo asado con pimientos no es una excepción.

CANELONES DE JAMÓN YORK RELLENOS DE ENALADILLA RUSA

En este precioso día tenemos una receta sencilla, una de las más sencillas que he hecho hasta la fecha diría yo. Con una ensaladilla rusa se pueden hacer muchas otras cosas a parte de comerla sola. Un buen ejemplo de ello son estos impresionantes canelones hechos con jamón york en vez de pasta y rellenos con la ensaladilla.

CONEJO CON SALSA DE NUECES

Esta es la reedición de una de mis más antiguas recetas, el guiso de conejo con salsa de nueces, una salsa que podréis utilizar en más platos así que tomad buena nota.

ALMEJAS PICANTONAS CON TOMATE

¡Me sentaría y no pararía de comer! De hecho es lo que hicimos todos en casa cuando las preparé, todas las que veis ahí duraron 10 minutos escasos así que imaginad lo ricas que están. Ojalá podáis prepararlas muy pronto en vuestras casas porque es un plato que no os podéis perder bajo ningún concepto.

TORTILLA DE PATATA RELLENA CON ENSALADILLA RUSA

Es posible que os suene raro una tortilla de patata rellena de ensaladilla rusa, pero en muchos bares la he visto servida como pincho y he querido incluirla en mi recetario. Estoy muy seguro de que esta receta os va a solucionar muchas comidas y cenas porque es muy fácil y teniendo hecha la ensaladilla rusa, solo tenéis que hacer una buena tortilla de patata y luego rellenarla.

CROQUETAS RELLENAS CON JAMÓN YORK

Croquetas caseras rellenas de jamón york. ¿Qué tal suena? Yo diría que muy bien y os lo digo, por supuesto, porque las he probado al igual que el resto de miembros de mi familia y el cámara, que es como si lo fuera. Había 15 croquetas y calculo que durarían menos de 3 minutos, fijaos si estaban buenas.

ARROZ O PAELLA DE MARISCO

Hoy tenemos una receta que gustó muchísimo en mi casa, un arroz de marisco. No es ningún secreto que un buen arroz es una de las cosas que más feliz me hacen en este mundo y con el plato de hoy he sido inmensamente feliz. Hoy en día se hacen arroces con casi todo y por todos es sabido que es uno de los productos más consumidos del mundo, solamente en el sudeste asiático se consumen toneladas y toneladas de este cereal.

ENSALADA COMPLETA CON LANGOSTINOS

Se dice que el origen de la ensalada está en el imperio romano, ya que en aquella época se consumía un conjunto de verduras en crudo aliñadas con agua y sal llamado “herba salata”. Con el paso del tiempo se han ido añadiendo el aceite de oliva y más adelante el zumo de limón y el vinagre (como quien no quiere la cosa se había inventado la vinagreta).

POLLO AL AJILLO CON SALSA DE TOMATE

En esta receta vais a encontrar una solución a esos días en lo que no sabéis qué poner para comer. Además creo que es apta casi para cualquier bolsillo ya que solo lleva 4 ingredientes principales: pollo, ajos, tomate frito y patatas. Solo con eso os vais a marcar un guiso espectacular de pollo con el que vais adisfrutar muchísimo, además de incorporarlo al recetario de comidas diarias.

ENSALADA TEMPLADA DE GULAS Y LANGOSTINOS

Las ensaladas actuales podemos considerarlas una comida completa, en este caso hablamos de una ensalada que es una fuente inagotable de vitaminas y proteínas. Ojo con las gulas que están muy ricas pero aportan muchas calorías al estar hechas básicamente con harina. La base será la lechuga con fruta a la que añadimos gulas con langostinos previamente cocinados.

PASTA ALLA NORMA

Hoy tenemos la reedición de una receta de pasta de las muchas que existen dentro de la cocina italiana, la pasta alla Norma. Me encanta la cocina italiana, especialmente la pasta, hay multitud de variantes y todas me gustan.

CANAPES VARIADOS, CONTRASTE DE SABORES

Aquí tenéis una serie de canapés que juegan con el contraste dulce-salado. Tienen tomate, cebolla pimiento y calabaza, y en esta receta he utilizado el tomate y el pimiento. El tomate está muy buena, partamos de esa base, pero el pimiento… ¡Ay el pimiento! Es lo más extraordinario que he probado nunca, se lo doy a probar a la gente cuando viene a casa o me llevo un botecito a cenas y cosas así y todo el mundo coincide en el diagnóstico, es espectacular.

PATATAS AL AJILLO CON BEICON

Como buenos amantes de las patatas que somos, la receta de hoy nos va a hacer inmensamente felicies. Patatas, ajos, beicon y los aderezos correspondientes, nada más utilizaremos para confeccionar un plato excelente que podemos comer solo o emplearlo como guarnición de un asado de carne o pescado.

Publicidad ¡Gracias por tu valoración! Parece que ya has votado

Vídeo del día en mi canal de Youtube (suscríbete)

Restaurante de menú diario casero con… – Casa Martin

  • Sevilla
    • Turismo en Sevilla
    • Hoteles en Sevilla
    • Hostales en Sevilla
    • Alquiler vacacional en Sevilla
    • Paquetes de vacaciones en Sevilla
    • Vuelos a Sevilla
    • Foro de viajes a Sevilla
    • Restaurantes en Sevilla
    • Qué hacer en Sevilla
    • Fotos de Sevilla
    • Mapa de Sevilla
    • Todos los hoteles de Sevilla
    • Ofertas de hoteles en Sevilla
    • De última hora en Sevilla
    • Por tipo de hotel
      • Hostales en Sevilla
      • Hoteles de negocios en Sevilla
      • Hoteles para niños en Sevilla
      • Sevilla EcoHoteles
      • Hoteles romanticos Sevilla
      • Complejos turísticos con spa en Sevilla
      • Hoteles de lujo en Sevilla
    • Por categoría del hotel
      • Hoteles de 5 estrellas en Sevilla
      • Hoteles de 4 estrellas en Sevilla
      • Hoteles de 3 estrellas en Sevilla
    • Por cadena hotelera
      • Hoteles Eurostars en Sevilla
      • Hoteles Accor en Sevilla
      • Petit Palace Hoteles en Sevilla
      • Hoteles Hostel One en Sevilla
      • Casual Hoteles en Sevilla
      • H10 Hotels en Sevilla
      • Hoteles Sercotel en Sevilla
      • Intergroup Hoteles en Sevilla
      • Hoteles Melia en Sevilla
      • NH Hoteles en Sevilla
      • Hoteles Marriott en Sevilla
      • AC Hotels en Sevilla
    • Servicios populares
      • Hoteles con piscina Sevilla
      • Hoteles que admiten mascotas Sevilla
      • Hoteles con parking Sevilla
    • Barrios populares
      • Hoteles en Casco Antiguo
    • Categorías populares en Sevilla
      • Hoteles en centro Sevilla
      • Apartahoteles en Sevilla
      • Hoteles baratos en Sevilla
      • Hoteles de diseño en Sevilla
      • Hoteles con suite en Sevilla
      • Hoteles con bañera hidromasaje en Sevilla
      • Hoteles junto a ríos en Sevilla
      • Hoteles boutique de lujo en Sevilla
      • Hoteles con desayuno de cortesía en Sevilla
      • Hoteles con habitaciones para fumadores en Sevilla
    • Cerca de sitios de interés
      • Hoteles cerca de Plaza de España
      • Hoteles cerca de Real Alcázar de Sevilla
      • Hoteles cerca de Catedral de Sevilla
      • Hoteles cerca de Torre La Giralda
      • Hoteles cerca de Setas de Sevilla (Metropol Parasol)
      • Hoteles cerca de Barrio de Santa Cruz
      • Hoteles cerca de Parque de María Luisa
      • Hoteles cerca de Plaza de Toros de la Maestranza
      • Hoteles cerca de Triana
      • Hoteles cerca de Casa de Pilatos
    • Cerca de estaciones de tren
      • Hoteles cerca de estación Estadio Olímpico
      • Hoteles cerca de estación Blas Infante
      • Hoteles cerca de estación San Juan Bajo
      • Hoteles cerca de estación Parque de los Príncipes
      • Hoteles cerca de estación Plaza de Cuba
      • Hoteles cerca de estación Camas
      • Hoteles cerca de estación Valencina-Santiponce
      • Hoteles cerca de estación San Juan Alto
      • Hoteles cerca de estación Cavaleri
      • Hoteles cerca de estación Ciudad Expo
    • Cerca de universidades
      • Hoteles cerca de University of Seville
    • Todos los restaurantes de Sevilla
    • Tipos de cocina populares en Sevilla
      • Restaurantes de comida sin gluten en Sevilla
      • Restaurantes en Sevilla: Café
      • Restaurantes en Sevilla: Comida rápida
      • Restaurantes en Sevilla: Española
      • Restaurantes en Sevilla: Italiana
      • Restaurantes en Sevilla: Mediterránea
      • Restaurantes en Sevilla: Pizza
      • Restaurantes en Sevilla: Saludable
      • Restaurantes veganos en Sevilla
      • Restaurantes vegetarianos en Sevilla
    • Platos populares
      • Los mejores lugares para comer Lomo de cerdo en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer Costillas en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer Hamburguesa vegana en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer Canelones en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer Hamburguesas en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer Tapas en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer Ensaladas en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer Paella en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer Pasta en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer lasaña en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer Tempura en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer Unagi y dojo (anguilas y lochas) en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer Tortillas mexicanas en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer Salmón en Sevilla
      • Los mejores lugares para comer Helado en Sevilla
    • Categorías de restaurantes populares
      • Los mejores sitios para desayunar en Sevilla
      • Restaurantes para comer al mediodía en Sevilla
      • Restaurantes para cenar en Sevilla
      • Café y té en Sevilla
      • Panaderías en Sevilla
      • Postres en Sevilla
      • Restaurantes abiertos por la noche en Sevilla
      • Restaurantes adaptados para niños en Sevilla
      • Restaurantes baratos en Sevilla
      • Restaurantes con terraza exterior en Sevilla
      • Restaurantes de comida a domicilio en Sevilla
      • Restaurantes para cenar en grupo en Sevilla
      • Restaurantes románticos en Sevilla
    • Barrios populares
      • Paella en Casco Antiguo
      • Restaurantes de Casco Antiguo
      • Restaurantes de Europea en Casco Antiguo
      • Restaurantes de Romántico en Casco Antiguo
      • restaurantes españoles para terraza en Casco Antiguo

Los menús de restaurantes son uno de los aspectos clave que determinan el éxito de estos negocios. En la sociedad español, donde está tan instaurado el hábito de hacer una parada larga en el trabajo a mediodía para comer, para los bares es casi una obligación ofrecer este servicio.
Y debido a que casi todos los locales ofrecen menús en sus cartas, la competencia es muy alta. Por ello, es importante dedicar un tiempo a pensar qué productos quiere ofrecer en su negocio y qué combinación de platos puede ser la que mejor funcione entre su clientela.
A continuación, hablamos sobre 3 fantásticas opciones, que además puede combinar entre ellas o incluso usar como inspiración para diseñar otros platos parecidos.

Menús para restaurantes españoles

Como primer plato: ensalada con tomate, queso y trigueros. Empezar con una ensalada siempre es una gran idea. Sirve para abrir el apetito y comer algo fresco antes de avanzar a un plato más contundente. La combinación es excelente, ya que los carotenos y vitamina A del tomate se absorben mejor con la grasa que ofrece el queso.
Segundo plato: pluma ibérica a la plancha con lecho de patata y salsa de pimienta verde. Después de un fresco entrante, se agradece un poco de carne. La pluma es una de las piezas más sabrosas. Al toque de pimienta, simplemente deliciosa.
Postre: crema de chocolate. El chocolate es, por excelencia, el rey de los postres. Así que, ¿por qué renunciar a él? Además, su preparación es sencilla. Puede comprar los ingredientes para su elaboración en el supermercado para mayoristas Cash Ifa (o el producto ya preparado).

Menú diario para restaurante casero

Primer plato: revuelto de setas y jamón. Los revueltos son uno de los platos que más presencia ganan en los restaurantes. El suyo no debe ser una excepción. Añadir jamón es una manera de dar un toque de carne, aunque ligero, a este menú.
Segundo plato: lomo de bacalao confitado a baja temperatura. El bacalao es un pescado bajo en contenido graso y alto en vitaminas (B1, B2, B6 y B9). Preparado al horno está delicioso.
Postre: mousse de queso con membrillo y salsa de frutas del bosque. Como en este menú no hemos puesto ningún plato de carne, el postre es más fuerte. Sin embargo, también puedes elegir entre ofrecer mousse de queso con membrillo o yogur natural con frutas del bosque.

Menús diarios y baratos para bares

Primer plato: ensalada de pimientos asados con atún. Volvemos al clásico de las ensaladas para empezar el menú. Pero con una variedad no tan tradicional, aunque deliciosa.
Segundo plato: costilla estofada con patatas y verdura. Una de las recetas por excelencia de la gastronomía española. No puede faltar en la carta de su restaurante. Además, los guisos son un plato ideal para consumir ahora que empieza el frío.
Para cerrar este tercer menú, una simple macedonia de frutas. Elegir aquellas de temporada y frescas es siempre un acierto y su frescor será apreciado después de la costilla.

Cómo crear un menú del día rentable

Crear un menú del día perfecto es, sin duda, una de las tareas más importantes de cualquier restaurante rentable. Si se prepara un buen menú diario, tus clientes tendrán la posibilidad de comer con más frecuencia en tu establecimiento a un precio asequible para sus bolsillos. Este beneficio no solo debe estar orientado a ellos, sino a tu propio restaurante.

Cualquier tipo de restaurante puede disponer de uno, aunque es necesario conocer las características de un menú del día para satisfacer a los clientes y a la vez obtener beneficios ¡Crear un menú diario rentable es fácil! Si quieres aumentar la clientela fija de tu restaurante, aprovecha los consejos que te damos en este artículo.

Cómo crear un menú diario

Conoce a tus clientes

¿Qué es lo que más gusta de tu restaurante?¿Cuáles son tus platos estrella y quién los pide normalmente?¿Quién será tu público objetivo? Definir el perfil del cliente al que quieres llegar es el primer paso en cualquier estrategia de marketing de tu restaurante. Por ejemplo, las características de un cliente que busque un menú rápido y económico para su día a día no serán igual que las de otro cliente que busque una experiencia más gastronómica y diferenciada. Así que busca tu cliente ideal.

Variedad y estacionalidad

Una vez que sepas quiénes serán tus clientes objetivo, estudia los platos de los que dispones por temporada. Aprovecha al máximo la estacionalidad de los alimentos que utilices, no solo por la rentabilidad de tus platos, sino por la imagen que puedas dar a los comensales. Una recomendación fundamental que te damos es que escuches los consejos del personal de tu cocina. Pueden conocer qué platos encajarían mejor en la carta del menú diario, o aconsejar sobre el mínimo y el máximo a ofrecer.

La estrategia que adoptes para tu menú diario abarca muchas posibilidades. Sólo debes asegurarte de aprovechar al máximo los recursos disponibles, tanto en tu cocina como fuera de ella. Si tienes dudas sobre cómo escoger tus mejores platos, te ayudamos con este artículo sobre la ingeniería de los menús.

Asegura tus beneficios y define calidad, cantidad y coste

A la misma vez que vas escogiendo todos los platos que incluirás en tu menú diario, realiza el cálculo del coste total de ese plato y establece el margen bruto que quieras conseguir. Te ponemos un ejemplo:

  1. Decides cuál será el precio de venta del menú, por ejemplo 10€.
  2. De ese precio, tomas la decisión de llevarte un margen de 6€, por lo que el coste máximo del menú serán 4€.
  3. Reparte estos 4€ entre los componentes del menú (primer plato, segundo plato, bebida y postre).

La cantidad también deberás calcularla, ya que si varía, lo hará también el coste. En esta fase ten muy presente el tipo de público que quieras atraer.

Organiza y planifica

Piensa detenidamente qué platos de tu menú se adaptan mejor a qué día de la semana. Por ejemplo, si los lunes no abres tu restaurante, para el martes tendrás que asignar un menú que pueda prepararse con facilidad con los productos que tengas disponible en ese momento.

La planificación puedes llevarla a cabo para una semana, dos o tres. Cada restaurante tiene sus propias características, y en ellas hay que basarse para elaborar un calendario que se pueda cumplir.

Comunica

¿Ya lo tienes todo organizado? Entonces es hora de difundir lo que quieres ofrecer. Puedes hacer campañas a través de redes sociales, diferentes portales, en tu página web, e incluso con folletos. ¿Tienes oficinas cerca? ¡Aprovéchalo! Hazles saber el fantástico menú diario que tienes en tu restaurante.

Y como sabrás, la mayoría de las personas que buscan un restaurante lo hacen a través de Internet. Es importante para todos los negocios estar presentes en el mundo digital. Si aún no formas parte de ElTenedor, este es el momento ideal para hacerlo. Inscríbete aquí y empieza a ganar más clientes fijos.

Esperamos que este artículo te haya ayudado en tu idea para crear un menú diario único. Si aún no conoces las ventajas que te podemos ofrecer, haz clic aquí. ¡No pierdas más tiempo y crea un perfil atractivo en ElTenedor! Y si ya tienes un perfil, recuerda actualizarlo con frecuencia y estar al día de las opiniones de tus clientes.

Dados los precios de los alquileres, del personal, de la materia prima y la cantidad de impuestos a los que debe hacer frente un restaurante, resulta inaudito que todavía siga habiendo locales que ofrezcan menús del día a precios ajustados. Y que les resulte rentable.

¿Que clase de cuentas echan todos aquellos restauradores que aún son capaces de darnos de comer a diario, bien y mucho, por el mismo precio que cuesta un minúsculo zumo detox en cualquier local hipster de nuevo cuño? Hay varias claves para conseguirlo, sin olvidar las dos fundamentales: inteligencia y sentido común.

(Richard Ernest Yap / Getty)

Nada de mermas

Para que salgan las cuentas es decisivo que no sobre nada. Ni una miga. Santiago D’Onofrio, responsable de uno de los menús más populares de Madrid por su relación calidad-precio, el del restaurante argentino Ay mi madre!, explica que su local “tiene siempre prácticamente el mismo número de comensales, de manera que calculamos al milímetro para que no sobre nada”.

Cuando se acaba un plato, “porque hay días que sorprendentemente a todo el mundo le apetece lo mismo”, no hay más remedio que tirar del resto, por tanto es fundamental que todo esté buenísimo. Y si por alguna casualidad hay sobras, cosa que apenas ocurre, se utiliza para la comida del personal. El menú de Ay mi madre! consta de tres primeros y tres segundos a elegir, además de bebida y pan (los postres, caseros y muy ricos, van aparte por solo 1 € más). Y cuesta 8,90 €.

(Ay mi madre!)

¿Y croquetas? ¿No son las croquetas el plato de aprovechamiento por excelencia? Pues curiosamente en Sa Tapeta, un restaurante de Ibiza abierto hace apenas dos años que ofrece un menú diario a base de un plato principal abundante y completo y bebida a 7,50 €, nos dicen que no. “Al contrario, ahora que estamos en la era de las croquetas gourmet el comensal es muy exigente. Precisamente para elaborarlas en Sa Tapeta compramos las mejores carnes”, asegura Mónica Marí, propietaria del local junto a su pareja Germán Beltran.

Poco personal

En muchas ocasiones el secreto del éxito de un buen menú es que no haya que pagar sueldos. Por este motivo, muchos de los locales famosos por su relación calidad-precio son establecimientos familiares. Es el caso de uno de los menús del día más populares de Madrid, el del nikkei Hiwakaya Sushi Fusión, ubicado en el Mercado de la Guindalera, que consta de un entrante, que pueden ser unas gyosas o una ensalada de cangrejo, un segundo a base de sushi (ocho makis de atún o salmón a elegir) o un arroz con cerdo y salsa tonkatsu, además de bebida y postre.

(Hiwakaya)

El restaurante está regentado por el chef Fernando Tizón y por su esposa Lucía Mancheno en sala, y ambos se encargan de todo, sin ningún gasto de personal. La ausencia de este tipo de gastos fijos hace que resulte más sencillo ajustar las cuentas para elaborar un menú que resume bien la filosofía de este restaurante desde su nacimiento hace cuatro años: dar de comer a todo el mundo. Y a juzgar por las colas, lo han conseguido con creces.

Gran volumen

La otra cara de la moneda de restaurantes sin apenas personal, como Hiwakaya o Sa Tapeta, son los menús de Tento, la gran cadena de establecimientos de comida casera saludable para llevar que tiene su gran baza precisamente en la cantidad. “Nuestra apuesta es ajustar los precios de la materia prima gracias a un volumen de compra alto”, explica su fundador Àngel Bosch, con el objetivo de abastecer a los más de 73 restaurantes de la cadena en Barcelona, Madrid y Tarragona.

(STUDIO TORDEN / TENTO)

Gracias a la selección minuciosa de proveedores, al volumen de compra y a un know how muy elevado, Tento ofrece un menú formado por dos platos, postre, agua y pan al precio imbatible de 6,95 €. Puede adquirirse para llevar o degustarse en los mismos establecimientos.

Producto de proximidad y de temporada

Resulta complicado crear un menú del día económico que no cumpla estos dos requisitos. De hecho, cuanto más de proximidad y más de temporada sea la materia prima, más sencillo resultará elaborar la propuesta. En Hiwakaya, por ejemplo, “al estar en un mercado lo compramos todo aquí, conocemos bien a los proveedores, nos llevamos lo mejor y aprovechamos al máximo la temporada”, explica Mancheno.

(FotografiaBasica / Getty)

Una máxima que comparten a rajatabla en Ay mi madre! y que ha dado lugar a algún que otro susto. “Nuestros menús son mensuales, cada día de la semana se ofrece una propuesta diferente que dura todo el mes. Hace un tiempo elaboramos un menú con bastantes platos a base de calabacín y a la semana se disparó el precio: se fueron al traste todas las cuentas”, explica D’Onofrio.

Todo casero

En el momento en que comienzan a adquirirse productos elaborados fuera, las cuentas dejan de salir. En Sa Tapeta, por ejemplo, “nosotros hacemos desde el primero de los platos hasta la última de las salsas”, lo que permite reducir costes a cambio de tiempo.

(GMVozd / Getty)

Tento, pese a ser una gran cadena, comparte esta filosofía, uno de los secretos del éxito de su fórmula. “Nosotros no dejamos de ser un restaurante de menú pese a nuestro volumen, ya que tenemos una gran cocina en la que se elaboran a diario de forma casera y artesanal, sin aditivos, todos los platos que salen de la central ubicada en Fraga (Huesca)”, explica Bosch.

Buen producto

Precisamente en contra de lo que muchos puedan pensar a priori, el verdadero quid de la cuestión es una materia prima de gran calidad. Así lo explica D’Onofrio, de Ay mi madre!: “en el producto no se puede escatimar, pues el cliente va a percibirlo y no va a perdonarlo, y con razón”. Lo mismo opina Marí: “a Sa Tapeta suele venir siempre la misma gente, y si el cliente repite no podemos dar jamás un producto malo”, afirma.

(AlexRaths / Getty)

Para ajustar precios sin tocar la calidad del producto, es fundamental el equilibrio. “Puedes hacer una ensalada en la que el margen es muy alto, porque con una base de buen arroz, muy económico, puedes permitirte incluir incluso unas gambitas. Pero otro día igual preparas un fricandó cuyo margen es más bajo, así que es importante compensar”. En este sentido, Bosch afirma que curiosamente “en Tento, no siempre son los platos más caros los que tienen más fans”.

Lo que en ningún caso puede hacerse, y en esta máxima coinciden tanto los restaurantes consultados como todos aquello cuyas fórmulas triunfan en todo el territorio, es apostar por un producto de baja calidad. Y es que en materia de menú la fidelidad es un plus: ¿cuántas veces no hemos comido menú infames en locales a los que jamás hemos vuelto? Establecimientos que, a la larga, en muchas ocasiones acaban desapareciendo por intentar dar gato por liebre a un público cada vez más exigente e informado.

No hay nada más universal que el comer: nadie puede vivir sin ello, por tanto es un negocio que adopta cientos de formas y que muchos emprendedores ven como una opción viable para empezar un nuevo proyecto.

Hoy puedes crear el Menú de tu restaurante con Editafácil.

Las Secretarías de Turismo de la mayoría de los países, incluyendo España, imponen que por lo menos haya un menú de la casa en todos los negocios de restauración, así que vale la pena echar un ojo a esta sección para hacerlo de la forma más rentable y sensata posible. ¡Apuesta por el formato digital!

Antes de comenzar a hacer o rediseñar un menú, es importante preguntar a nuestros clientes habituales (o a nuestros comensales) qué platos adoran o qué les gusta de tu cocina, una tarea que debes realizar por lo menos cada dos meses. Ese será el punto principal desde el que partir y dar carácter tanto a tu carta como a tu restaurante:

Haz una lista de tus posibles platos, junto con los ingredientes y sus precios para conocer mejor sus posibilidades y clasificarlos de acuerdo a “Platos estrella” (los más pedidos y que te diferencian de otros restaurantes), “Rompecabezas” (Los que te sirven para componer un menú diario) , “Alcancías” (como las hamburguesas, se venden mucho pero no te hacen diferente a otros restaurantes) y los platos “huérfanos”, que debes recortar cuanto antes porque, si no han ganado popularidad temprana, son una fuente de pérdidas debido a que sus ingredientes son difíciles de conseguir, caros y no los comparten con otros platos.

Sobre los precios, lo primero de todo es aclarar al cliente si éstos incluyen el IVA. No los pegues demasiado al nombre del plato, ni los destaques, evita poner el símbolo de la moneda de tu país y alíate con los “,99” , esta táctica de pricing (cómo poner el precio a tus platos de forma rentable y sensata) tan vieja sigue funcionando porque todavía se crea la ilusión en la mente del cliente de que en realidad está pagando el precio de la primera cifra que va antes de la coma.

Tampoco está de más actualizar los precios por lo menos cada 4 meses, al comienzo de cada estación, para adaptar el menú y sus precios a la disponibilidad de la comida de temporada. Y un truco: si tienes un plato especialmente caro, la forma de no hacerlo tan prohibitivo a los ojos del cliente es mostrar a su lado un plato que sea mucho más caro, pero con una ración para dos o más personas (una mariscada, una degustación etc.). Los platos que coloques a la derecha y arriba de la carta serán los más vistos por los clientes, así que elige con astucia cuáles irán en el lugar de honor. Y si lo que quieres es que el cliente no calcule el precio de lo que le va a costar la comida no alinees los precios, camúflalos en la descripción del plato.

Si quieres conocer más estrategias de pricing para tu menú, visita el blog de hostelería (parte 1 y parte 2) de Gros Merkat.

No es recomendable hacer el menú solo: Debes hablar con tus cocineros, o si conoces a alguno, con un consultor o ingeniero de menús. Nadie mejor que ellos para saber cuánto valen tus platos o su viabilidad. Si rediseñas tus platos cada estación, como mínimo, ellos seguro que tendrán muy buenas ideas de cómo aprovechar los productos de temporada. Enséñales el proyecto tanto al principio como al final del proceso, para repasar posibles fallos que pudieran haberse pasado por alto. Cuatro, seis u ocho ojos ven mejor que dos.

Después de haber hecho una primera lista o boceto de menú, elige un color corporativo para tu restaurante: recuerda que los colores oscuros dan sensación de profesionalidad y seriedad, los colores cálidos y suaves animarán a la gente a acercarse a tu restaurante, y los colores flúor o más vívidos atraerán a una clientela más joven. Este paso es importante para definir la imagen de tu negocio y hacer que te recuerden.

El orden es fundamental, en primer lugar por categorías:

  • Primero, si los hay, desayunos, aunque es mejor hacer una carta aparte para ellos, debido a su limitado horario.
  • Después el 1er grupo de alimentos, que estimulan el apetito: Entrantes, sopas, potajes, consomés y cremas.
  • A continuación el 2º grupo, de platos ligeros: huevos, arroces, pasta, ensaladas y pescado.
  • El 3er grupo lo compondrán los platos fuertes, las carnes rojas, carnes blancas y de caza.
  • Y para finalizar los postres fríos y calientes, fruta, bebidas no espirituosas, licores, cafés y carta de vinos.

A la hora de diseñarlo lo mejor es crear algo sencillo, corto y claro. Si tus clientes son de avanzada edad, las letras deben ir un poco más grandes de lo normal. También es importante indicar con iconos, al lado del nombre de cada uno, que determinados platos son picantes, Light, veganos o buenos para el corazón.

Si el nombre del plato es muy largo deberías poner antes un número para que resulte más fácil de apuntar a la hora de pedir, en situaciones como “Quiero un número 6 y dos del número 4, por favor”. Vale la pena no poner “pizza carbonara” y centrarse más en los detalles para hacerlo suculento sólo con leer “masa finísima de pizza acompañada de nata, prosciutto de cerdo y salsa carbonara casera al huevo”.

Los platos deben cubrir la mayor parte de las demandas del mercado: Asegúrate siempre de tener algunos low-cost, especiales para vegetarianos y veganos, sin huevo, lactosa o gluten. Una buena estrategia para ganar clientes es tener una “happy hour” (una hora durante la cual los pedidos bajen de precio) o “el plato del día”, que durante las horas que se quiera estará más barato que de costumbre. Dependiendo de cómo sea tu negocio es bueno tener preparado un menú de pensionista, de banquetes y galas o ejecutivo.

Y una vez lo tengas listo, imprímelo en una buena impresora (el resultado es muy poco profesional impreso en casa) y con una buena funda. O puedes optar por la opción digital: si tu negocio necesita modernizarse, prueba a usar tablets-menú, como ya es costumbre en los restaurantes más punteros de Japón. ¡Y no olvides poner al final la fecha en que has actualizado tus platos!

Si estás pensando en hacer un menú para tu bar o restaurante, aquí tienes unas plantillas que te ayudarán a que el diseño quede impecable. Además, podrás compartir tu menú digital con todos tus clientes vía mail y en las redes sociales diariamente mostrando las actualizaciones.

¿Te ha sido de utilidad? ¿Qué destacarías?

Editafácil

Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Los menús de verano surgen en una época del año donde la gran mayoría de personas emprenden sus viajes para conocer diferentes ciudades y descansar después de unas intensas jornadas laborales. En cambio, la hostelería se prepara para una época con mucha afluencia de público.

Esta diversidad en la clientela local, nacional o extranjera nos obliga a repensar los platos de la carta, con el objetivo de conquistar a los paladares más variopintos.

Sin duda, los clientes que acuden cada año, buscarán platos tradicionales, que podrán ser en algunos casos contundentes, pero con un gran arraigo en la zona. Este es uno de los detalles que el cocinero o encargado de la oferta gastronómica tiene que valorar, pero además existen otros consejos que te detallamos en los siguientes cinco puntos.

Adapta la carta de tu restaurante al verano

1.- Incluye alimentos de temporada

No me canso de repetir este término: temporalidad. Por eso debemos de tener muy en cuenta a la hora de definir nuestra carta o menú la estación óptima de los productos, debido a que hay algunos que están en su mejor momento, y el precio es mucho menor que el resto del año. Un claro ejemplo, son las sardinas, consumidas en los chiringuitos del Sur mediante la técnica de espeto, es decir, asadas al calor de las leñas de olivo.

Además, debido al mayor conocimiento de la gastronomía que hay actualmente en el ciudadano medio, a lo que nos han ayudado mucho programas de televisión como Master Chef o Top Chef, estos conocen y buscan los alimentos del momento.

2.- Ofrece platos sencillos, el éxito está asegurado

Seguramente en más de una ocasión hayas cenado en algún restaurante y el plato no fue de tu agrado debido a que las mezclas de sabores hacían prácticamente imposible descubrir el producto principal. Por eso, recuerda que lo sencillo muchas veces es mejor que complicarse. Y si no, que lo digan las tendencias de este año, que muestran una clara vuelta atrás, a los platos tradicionales de cuchara y elaboración lenta.

3.- Prepara menús degustación adaptados al clima

Además de la temporalidad, deberás de tener en cuenta donde almuerza o cena el cliente para hacer menús adaptados al clima. Si estas en la montaña, posiblemente podrás añadir platos con más cuerpo para la noche, pero si estás a pie de playa, un guiso al mediodía difícilmente será apetecible para ningún cliente.

Deberás de pensar que en esta época de calor, comemos menos, puesto que las raciones deberán ser más pequeñas buscando matices frescos con cítricos, frutas, hierbas o vegetales.

4.- Juega con los maridajes

La visita a un restaurante se ha convertido en una experiencia y la gastronomía ocupa un lugar importante en las preferencias de los turistas y viajeros, que valoran mucho el servicio brindado por el personal de sala. Si buscamos dar una sensación perfecta al cliente, podemos sugerirle nuestros mejores platos y si es extranjero, platos tradicionales que puedan transmitirle a través del gusto, la esencia del lugar en el que se encuentra.

Los maridajes pueden ser una buena ayuda. Ya hay muchos restaurantes que los sugieren para cambiar la línea seguida hace mucho tiempo por la inclusión de vinos en el menú. Prueba también a incluir cavas tanto al comienzo, como con los platos principales o los dulces del postre. Es algo diferente y sorprenderás gratamente al cliente si lo haces bien.

5.- Elabora postres, helados y sorbetes

Son el broche de oro al menú y uno de los aspectos que más valora el cliente de un restaurante. También lo es el café, eso sí, difícil de encontrar una buena taza. Suelen ser los momentos finales de la comida y los que más recuerda el comensal.

Así, que haz hincapié en ellos, opta por preparar postres caseros, pocos pero buenos y no una extensa carta de la que luego acabarás comprando todo listo para servir. Es mejor tener una selección algo extensa de helados y sorbetes, junto a unas referencias de tartas, mousse, semifríos,…

Si optas por estas últimas propuestas, incorpora frutas y cítricos de temporada para que el resultado sea fresco y delicioso.

Chequea estos consejos a la hora de crear tus menús de verano

Estos consejos que te ayudarán a tener una idea más clara sobre qué hacer para que el cliente se levante de la silla contento y repita en breve o en la siguiente temporada vacacional. Sin dudas será una prueba de superación.

19 de Julio de 2017 – 10:10 CEST by hola.com

Su corta vida (menos de tres años) no le ha impedido convertirse una de las direcciones gastro más interesantes de Valencia. Hablamos del restaurante Tavella, precioso local ubicado en una antigua alquería del siglo XIX, cuyos fogones capitanea el chef Pablo Chirivella.

VER GALERÍA

Curtido en cocinas de medio mundo –desde Hong Kong hasta México, pasando por Inglaterra o el País Vasco, donde aprendió de maestros como Martín Berasategui-, Chirivella es autor de una propuesta culinaria basada en el recetario tradicional de su tierra, Valencia. Así, los productos locales de primera calidad se adueñan de una carta donde no faltan ciertos toques de creatividad e innovación (sin perder nunca de vista, eso sí, las raíces). Y es que ‘no hay modernidad sin buena tradición’, tal y como asegura este chef, que hoy se asoma a Hola.com para enseñarnos a preparar algunas recetas típicamente veraniegas. Platos de temporada, muy frescos y ligeros, sencillos de elaborar y, al mismo tiempo, muy ‘resultones’.

RECETA 1: ‘SANDÍA, MELÓN Y MOJAMA’

Ingredientes (para 4 personas)

200 gr de sandía limpia
200 gr de melón limpio
75 gr de mojama
75 gr de piparras
50 gr de alcaparrones
30 gr de escarola.
30 gr de aceite de oliva virgen extra.
Una pizca de sal.

Elaboración:

-Para empezar, cortamos la sandía y el melón en cubos de 8×8 cm.

-A continuación, cortamos los 75 gr de mojama lo más finamente posible.

-Después, rompemos la escarola con las manos.

-Disponemos cuatro cubos de sandía y cuatro cubos de melón, añadimos los 75 gr de piparras y los 50 gr de alcaparrones alrededor de los cubos. Del mismo modo, añadimos mojama.

-Después, decoramos con los trozos de escarola y finalmente aliñamos con una pizca de sal y los 30 gr de aceite de oliva virgen extra.

RECETA 2: ‘SARDINA, MEMBRILLO Y RÁBANO PICANTE’

Ingredientes (para 4 personas)

4 sardinas ahumadas
100 gr de membrillo
30 gr de rábano raifort
50 gr de rábano redondo rojo
3 gr de brotes verdes
3 gr de cebollino
3 gr de germinados
15 gr de aceite de oliva virgen extra
Una pizca de pimienta
Una pizca de sal

Elaboración:

-Comenzamos cortando el membrillo en bastones de 10×2 cm y disponemos una sardina sobre cada bastón de membrillo.

-A continuación, cortamos los 50 gr de rábano redondo rojo y los 3 gr de cebollino y situamos, ambos productos, sobre la sardina.

-Por otra parte, rallamos los 30 gr de rábano raifort y lo emulsionamos con el aceite de oliva virgen extra, la sal y la pimienta.

-Después, colamos la emulsión sobre el rábano redondo rojo y el cebollino, y reservamos parte de ésta para situarla al lado de la elaboración.

-Por último, decoramos por encima de la elaboración, con los 3 gr de brotes verdes y los 3 gr de germinados.

RECETA 3: ENSALADILLA DE PULPO

Ingredientes (para 4 personas)

100 gr de pulpo
250 gr de patatas
50 gr de rábano redondo rojo
3 gr de brotes verdes
3 gr de cebollino
50 gr de aceite de oliva virgen extra
Una pizca de sal
Para la salsa tártara:
50 gr de pepinillos
50 gr de cebolla
50 gr de alcaparras
50 gr de mayonesa

ELABORACIÓN:

-Primero cocemos los 100 gr de pulpo.

-Después, cocemos los 250 gr de patatas.

-A continuación, picamos lo más finamente posible el pulpo y cortamos las patatas en dados de 1×1 cm.

-Seguidamente elaboramos la salsa tártara. Para ello picamos los 50 gr de pepinillos, los 50 gr de cebolla y los 50 gr de acaparras y añadimos los 50 gr de mayonesa. Mezclamos todos estos ingredientes en un bol.

-Después, mezclamos el pulpo picado, la patata picada y la salsa tártara.

-Continuamos cortando los 3 gr de cebollino y los 50 gr de rábano redondo rojo lo más fino posible.

-Ahora, añadimos el cebollino, el rábano redondo rojo y los brotes verdes sobre la ensaladilla.

-Por último, aliñamos con una pizca de sal y los 30 gr de aceite de oliva virgen extra.

-Podemos acompañar esta ensaladilla con unas tostas de pan de pueblo.

¿El secreto para una paella ‘diez’? El prestigioso chef valenciano Ricard Camarena nos cuenta el suyo

Valencia, tierra de arroces​

Comer bien, bonito y barato. Un objetivo alcanzable si dedicamos un poco de tiempo a planificar menús, organizar compras y aplicamos unas pautas básicas para ahorrar en la cocina en nuestro día a día. Si ya sabéis todo esto y resulta que no disponéis de tiempo para ello, os vamos a facilitar la tarea con una selección de 11 recetas por menos de cinco euros con la que empezar.

A continuación vais a encontrar recetas de pasta, arroz, pescados, legumbres, carnes y verduras para las que se utilizan ingredientes económicos que, excepto en el caso de los pescados, se mantienen al margen de la temporalidad. Son 11 recetas por menos de cinco euros con las que alimentar a cuatro personas y que se pueden ajustar para ahorrar incluso más si se utilizan productos de temporada o se aprovechan las ofertas de los mercados.

1. Salpicón de legumbres con palitos de cangrejo

Además de económicas, las legumbres son un alimento muy nutritivo que conviene tener presente en nuestros menús semanales. Dan juego tanto en verano, cuando podemos preparar ensaladas y otros platos como este salpicón de legumbres con palitos de cangrejo, como en invierno, cuando apetecen en forma de guisos tradicionales y platos de cuchara con los que entonar el cuerpo. Son saciantes y no necesitan más que de un poco de pan para conformar una buena comida.

  • Ingredientes para cuatro personas: 150 g judías blancas cocidas, 150 g lentejas cocidas, 150 g garbanzos cocidos, 1/2 tomate, 2 huevos, 10 palitos de cangrejo, 20 g de cebolla, 40 g de pimiento rojo, 40 g de pimiento verde, 50 g de aceite de oliva virgen extra, 10 g de vinagre de manzana, 1 cucharadita de mostaza, 2 cucharaditas de ketchup y sal.

  • Elaboración: Colocamos las legumbres en un escurridor y las lavamos bien bajo un chorro de agua fría hasta que no quede restos del líquido de la conserva. Escurrimos y secamos con papel absorbente. Cortamos el medio tomate en pequeños dados (guardamos las semillas y el jugo que pueda soltar para otras elaboraciones: aliño, sofrito, etc). Cocemos los huevos en abundante agua con un chorrito de vinagre durante 10-12 minutos. Refrescamos, pelamos y reservamos hasta el momento de emplatar. Picamos los palitos de cangrejo en trozos pequeños, así como la cebolla y los dos tipos de pimiento. Los incorporamos a las legumbres junto con los dados de tomate. Sazonamos ligeramente. Preparamos una vinagreta mezclando el aceite junto con el vinagre, la mostaza, el ketchup y una pizca de sal. Batimos hasta emulsionar. Servimos el salpicón con un chorrito de vinagreta por encima y decorado con el huevo duro cortado en cuartos y un poco de perejil fresco.

Enlace | Salpicón de legumbres con palitos de cangrejo

2. Tortilla de patatas con cebolla

El huevo es otro producto barato, nutritivo y, además, muy versátil en la cocina. Hay mil y una maneras de cocinarlo y combinarlo, lo que hace casi imposible que nos cansemos de él y que esté muy presente en nuestras cocinas. De entre todas la recetas con huevo que podríamos haber elegido para esta selección nos quedamos con algo tan nuestro como la tortilla de patatas con cebolla, pero si queréis consultarlas todas lo podéis hacer aquí.

  • Ingredientes para cuatro personas: 4 patatas medianas (aproximadamente 700 g), 2 cebollas (300 g), 6 huevos M, sal y aceite de oliva.

  • Elaboración: Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana. Después la ponemos en una sartén a fuego muy lento y dejamos que se haga muy despacio, removiendo de vez en cuando. Mientras tanto pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas, procurando que todas ellas sean de tamaño uniforme. Las dejamos en agua durante 15 minutos y ponemos una sartén con aceite de oliva abundante en el fuego. Sin dar tiempo a que el aceite se caliente, añadimos las patatas y dejamos que se vayan friendo muy despacio, partiendo de un aceite casi en frío. Así conseguimos que las patatas se confiten en lugar de dorarse. Sacamos las patatas, escurrimos bien del aceite y pasamos a un bol grande. Escurrimos la cebolla cuando esté en su punto y añadimos a las patatas. Batimos los huevos y los añadimos al bol, removiendo con un tenedor para que se mezclen bien los tres ingredientes. Cuajamos la tortilla en una sartén con una cucharada de aceite durante unos tres o cuatro minutos, volteamos y cuajamos por la otra cara durante unos minutos más. Retiramos de la sartén y servimos.

Enlace | Tortilla de patatas con cebolla

3. Dublin Coddle

Colamos en nuestra selección un plato tradicional irlandés que se elabora con salchichas frescas de cerdo y patatas, dos alimentos muy básicos. El largo tiempo de cocción en el horno puede tirar por la ventana nuestro objetivo de ahorrar, pues ya sabemos que la electricidad es cara, así que podemos sustituirlo por un cocinado sobre el fuego. También podemos reducir el tiempo, aunque el guiso quedará más líquido, pero estará listo después de 30 minutos de cocción.

  • Ingredientes para cuatro personas: 3 patatas medianas, 200 g de bacon grueso, 300 g de salchichas de cerdo, 1 cebolla, 1/2 cucharada de tomillo, 300 ml (aproximadamente) de caldo de pollo, 1 cucharada de vinagre de manzana, perejil fresco, pimienta negra, sal y aceite de oliva virgen extra.

  • Elaboración: Pre-calentamos el horno a 175ºC. Lavamos, pelamos y cortamos las patatas en rodajas de algo menos de 1 cm. Pelamos la cebolla y cortamos en juliana. Cortamos el bacon en tiras gruesas. En una cazuela grande que se pueda introducir en el horno salteamos el bacon hasta que quede un poco crujiente. Retiramos a un plato con papel de cocina. Doramos las salchichas por ambas caras y retiramos. Cocinamos la cebolla con una pizca de sal, el tomillo y el vinagre a fuego medio, hasta que se reblandezca. Añadimos el caldo y bajamos el fuego. Engrasamos una fuente de horno y colocamos las patatas en una sola capa. Salpimentamos. Cubrimos con las cebollas y el caldo, después con el bacon y las salchichas. Añadimos un poco más de tomillo, tapamos y horneamos unos 70 minutos. Añadimos más caldo a mitad de la cocción si hiciera falta. Servimos con perejil fresco.

Enlace | Dublin Cobble

4. Ensalada de patata y bonito

Las ensaladas de patata son grandes hits en épocas de calor, algo que supone un plus a la hora de incorporarlas a nuestras recetas por menos de cinco euros. De entre las muchas que tenemos, ensalada de patata especiada, ensalada de patata con semillas especias y yogur, ensalada de patata con pesto y salchichas, entre otras, nos quedamos con un clásico de nuestra cocina, la ensalada de patata y bonito, una receta que cada cual puede adaptar a su gusto.

  • Ingredientes para cuatro personas: 10 patatas nuevas, 2 huevos medianos, 200 g de bonito del norte en aceite de oliva, 1 cebolleta mediana, 100 g de aceitunas verdes, aceite de oliva virgen extra, vinagre de vino blanco, sal y mayonesa.

  • Elaboración: Lavamos y secamos muy bien las patatas. Las ponemos a cocer en agua fría con un poco de sal. Una vez que el agua comience a hervir, las dejamos unos 30 minutos, dependiendo del tamaño. Las retiramos del agua y dejamos que enfríen en un escurridor. Cocemos los huevos en agua fría con una pizca de sal. Desde que el agua hierva, contamos 10 minutos. Retiramos del agua, los pelamos y dejamos que se enfríen también en un escurridor. Echamos en una ensaladera amplia las patatas peladas, los huevos y la cebolleta picadas en dados. Añadimos el bonito y las aceitunas escurridas. Aliñamos con sal, vinagre de vino blanco y aceite de oliva virgen extra. Añadimos dos cucharadas de mayonesa y mezclamos todo muy bien. Si notamos que la ensalada está un poco sosa, rectificamos el aliño. Refrigeramos hasta el momento de servir.

Enlace | Ensalada de patata y bonito

5. Arroz caldoso de verduras

Otro tipo de platos que ayudan a economizar al tiempo que comer bien son los arroces, sobre todo si elegimos tropezones a base de verduras que no disparen el gasto de la cesta de la compra. En este caso hemos elegido un arroz caldoso de verduras, pero podríamos haber optado por una cazuela de arroz especiado con verduras y garbanzos o una paella de verduras, dos arroces secos igualmente ricos y ajustados de precio, sobre todo si optamos por comprar verduras de temporada.

  • Ingredientes para cuatro personas: 300 g de arroz bomba, caldo de verduras (4 veces el volumen de arroz), 1 diente de ajo, 200 g de pimiento verde italiano, 200 g de pimiento rojo, 200 g de zanahoria, 10 espárragos trigueros; 3 tomates maduros, 15 g de carne de pimieto choricero, aceite de oliva, sal y pimienta negra molida.

  • Elaboración: Comenzamos preparando las verduras, para que una vez puestos en marcha el proceso sea coser y cantar. Lavamos y pelamos las zanahorias y las cortamos en pequeños dados. Lavamos los dos tipos de pimiento y los troceamos. Pelamos el diente de ajo y lo picamos finamente. Lavamos y troceamos los espárragos. Cortamos los tomates por la mitad y rallamos su carne, desechando las pieles. Calentamos un poco de aceite de oliva y sofreímos el diente de ajo. Antes de que se dore incorporamos los dos tipos de pimiento y la zanahoria. Removemos y sofreímos a fuego suave durante 10 minutos. Agregamos el tomate rallado y la carne de pimiento choricero, mezclamos bien y sofreímos de nuevo unos minutos. Cuando el agua del tomate empiece a evaporar agregamos el arroz y removemos bien. Por último, incorporamos el caldo de verduras y removemos. Salpimentamos al gusto y llevamos a ebullición. En el momento en que comienza a hervir, bajamos la intensidad del fuego y dejamos cocer a fuego medio durante unos 12 minutos, removiendo un par de veces durante este tiempo. Retiramos del fuego, tapamos y dejamos reposar unos cinco minutos aproximadamente antes de servir.

Enlace | Arroz caldoso de verduras

6. Crema de mejillones con manzana y cilantro

Los mejillones son, además de económicos, una gran opción para quienes buscan cuidar el tipo pues su contenido calórico es muy bajo y son muy nutritivos. Se preparar en un abrir y cerrar de ojos y hay muchas recetas y formas de cocinarlos, así que resulta imposible aburrirse de ellos. Nosotros hemos elegido la crema de mejillones con manzana y cilantro por su originalidad y porque, acompañada de un bollito de pan casero, tendremos una comida ligera o una cena perfecta bien rica.

  • Ingredientes para cuatro personas: 1 kg de mejillones, 300 ml de agua, 175 ml del agua de cocer los mejillones, 100 g de puerro, 30 g de aceite de oliva, 2 dientes de ajo, 1 manzana pelada, unas hojas de cilantro fresco, 100 g de tomate natural triturado, sal y pimienta.

  • Elaboración: Limpiamos y lavamos los mejillones. Los cocemos al vapor en una olla hasta que se abran las conchas antes de retirar del fuego y quitar las conchas. En una cazuela calentamos el aceite y sofreímos el puerro en rodajas, los dientes de ajo, la manzana en cubos, y lo salteamos todo durante unos minutos hasta que estén blandos. Añadimos el tomate y el cilantro y cocemos todo durante quince minutos. Añadir el agua junto con el caldo de cocer los mejillones y los mejillones, reservando alguno para decorar. Salpimentamos, trituramos y pasamos por un chino para que quede suave.

Enlace | Crema de mejillones con manzana y cilantro

7. Escabeche de sardinas

Uno de los pescados más económicos es la sardina, que en esta época del año nos va a resultar sencillo encontrar en los mercados para elaborar con ella este escabeche de sardinas. En cualquier otra época del año podremos optar por pescados de temporada, usando las mismas cantidades del resto de ingredientes y aplicando la misma técnica y proceso de elaboración. Se puede sustituir por caballa o jurel con un resultado en sabor muy similar.

  • Ingredientes para cuatro personas: 500 g de sardinas limpias, 1 limón, 3 dientes de ajo, 100 ml de aceite de oliva, 100 ml de vinagre de vino blanco o de sidra, 2 cucharadas de tomate frito, 1 hoja de laurel, unas ramas de perejil fresco, 3 gotas de Tabasco y sal.

  • Elaboración: Lavamos el limón, cortamos en rodajas finas y estas, a su vez, a la mitad. Pelamos los dientes de ajo y los picamos. Mezclamos en un bol las sardinas limpias con las rodajas de limón. Colocamos una sartén al fuego y calentamos una cucharada de aceite de oliva, sofreímos los ajos lentamente sin que se tuesten. Entonces añadimos el resto del aceite, el vinagre, el tomate frito, el laurel y el perejil picado. Sazonamos y agregamos las tres gotas de Tabasco. Removemos y dejamos hervir durante cinco minutos. Añadimos las sardinas limpias y el limón y cocemos todo junto durante 10 minutos. Antes de degustar conservamos la cazuela con todo el escabeche de sardinas durante unas horas en la nevera para que asienten los sabores.

Enlace | Escabeche de sardinas

8. Croquetas de patata y atún

De vuelta a la patata que tan económica resulta y tanto juego nos da en la cocina. Esta vez la hemos mezclado con atún en conserva, cuyo precio se mantiene estable a lo largo del año, para enriquecer estas croquetas de patata y atún. Si acompañamos esta receta con una ensalada de hojas verdes, mejor de producción local, obtendremos un plato bueno, bonito y barato que se quedará para siempre en nuestros menús.

  • Ingredientes para cuatro personas: 1 k de patata, 3 uevos, 250 g de atún al natural, 1 cebolla, 100 g de pan rallado, 5 g de paprika molida, sal, pimienta molida, aceite de giralos y 50 g de harina de trigo.

  • Elaboración: Pelamos las patatas y las cocemos en una olla con agua salada durante unos 20 minutos. Escurrimos y machacamos hasta que queden hechas un puré espeso y grumoso. Reservamos. Picamos finamente la cebolla y la colocamos en un cuenco. Escurrimos el atún lo agregamos al cuenco junto con los huevos, el pan rallado, la paprika, sal y pimienta negra molida. Añadimos las patatas machacadas y mezclamos bien. Calentamos en aceite unos minutos en una sartén. Mientras tanto formamos las croquetas con las manos, las pasamos por harina, retirando el exceso de la misma. Freímos las croquetas unos cuatro a cinco minutos de ambos lados, hasta que queden bien doradas.

Enlace | Croquetas de patata y atún

9. Espagueti con salsa cremosa de champiñón y ajo

No podía faltar la pasta entre las propuestas de recetas por menos de cinco euros. Su versatilidad y la rapidez de cocción lo hacen el ingrediente rey de la cocina económica, sobre todo si nos alejamos de combinaciones en loa que entren en juego mariscos, carnes, etc y nos decantamos pastas básicas como los macarrones o los espagueti. Hay muchas salsas con las que acompañar un plato de pasta y mantenerse dentro del umbral ecomómico que nos hemos marcado, pero hoy nos hemos decantado por los espagueti con salsa cremosa de champiñon y ajo.

  • Ingredientes para cuatro personas: 500 g de champiñones, 6 dientes de ajo, 100 ml de nata líquida para cocinar, 400 g de espagueti, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta blanca molida.

  • Elaboración: Comenzamos limpiando los champiñones, que no lavándolos. Para ello cortamos la base de cada uno de los pies para librarnos de la parte terrosa y sucia, desechando estos trozos. Con un trapo limpio y ligeramente húmedo, limpiamos el sombrero de cada champiñón y lo separamos de su correspondiente pie. Pelamos los sobreros separando la piel desde la parte inferior (opcional) y los troceamos. Pelamos los dientes de ajo y los pasamos por un prensa-ajos o los picamos finamente. Calentamos un poco de aceite en una sartén amplia y añadimos los ajos. Antes de que comiencen a dorarse, incorporamos los champiñones y cocemos a fuego medio durante 10 minutos. Salpimentamos, agregamos la nata líquida y damos un hervor rápido para que se mezclen los sabores. Hervimos los espagueti siguiendo las instrucciones del fabricante, los escurrimos bien y los engrasamos con un poco de aceite. Separamos los champiñones de la nata y mezclamos esta última con los espagueti. A la hora de servir colocamos los champiñones por encima.

Enlace | Espagueti con salsa cremosa de champiñón y ajo

10. Medallones de solomillo de cerdo con pimentón y salsa de yogur

Aunque comer carne sea una opción limitada cuando contamos con un presupuesto ajustado existen carnes, como la de cerdo, y cortes económicos que resultan asequibles y que nos permiten incorporarla a nuestros menús por menos de cinco euros. Los medallones de solomillo de cerdo con pimentón y salsa de yogur son un buen ejemplo de ello, si necesitamos estirar la receta para alimentar a unos cuanto más, siempre podemos cortar la carne más fina y aumentar la cantidad de patatas. Nadie se quedará con hambre.

  • Ingredientes para cuatro personas: 1 solomillo de cerdo grande, 8 patatas pequeñas, pimentón, sal, 150 g de yogur natural, 65 ml de caldo de pollo, aceite de oliva virgen extra, pimienta negra, cebollino o perejil.

  • Elaboración: Cortamos el solomillo en 12 medallones, que marcamos en la sartén muy caliente con una cucharada de aceite de oliva, para que se doren rápidamente en su exterior quedando crudos en el interior. Reservamos. Cortamos las patatas sin pelar en cuartos y las cocemos en agua con sal durante 10 minutos. Una vez cocidas, las ponemos en una cazuela apta para horno, agregamos la carne y espolvoreamos con pimentón dulce. Incorporamos el caldo de pollo y, cuando el caldo hierva, introducimos la cazuela en el horno a 200ºC y dejamos que las patatas se terminen de hacer durante cinco minutos. Mientras tanto mezclamos el yogur natural con una cucharada de aceite de oliva y tres o cuatro vueltas de molinillo de pimienta negra. Servimos los medallones con esta salsa.

Enlace | Medallones de solomillo de cerdo con pimentón y salsa de yogur

11. Sopa castellana

Dejamos para el final la receta más económica de todas, la sopa castellana. En muchos lugares de la geografía española se la conoce como sopas de ajo y se condimenta con trozos de carne y otros productos. Esta es la receta más básica de todas que se puede variar al gusto, como hemos hecho nosotros con esta otra receta de sopas de ajo con jamón y huevo. Es un plato contundente y más apropiado para los días de frío, pero nada nos impide comer menos cantidad y a una temperatura más suave si es que nos apetece hacerlo en esta época del año.

  • Ingredientes para cuatro personas: 4 dientes de ajo, 250 g de pan duro, 4 huevos, 1 l de caldo de carne, 10 g de pimentón dulce, aceite de oliva virgen extra y sal.

  • Elaboración: Cubrimos la base de una cazuela con aceite de oliva virgen extra, lo calentamos y doramos los dientes de ajo pelados a fuego muy suave. Troceamos el pan en piezas de similar tamaño y lo añadimos a la cazuela. Removemos para que se impregne de aceite. Añadimos el pimentón, removemos de nuevo y regamos con el caldo. Subimos la potencia del fuego para que arranque a hervir, entonces lo bajamos y dejamos cocer a fuego medio durante diez minutos. Retiramos del fuego y sazonamos al gusto. Batimos los huevos en un recipiente a parte y los añadimos a la sopa, removiendo con un tenedor para que se formen hilos según cuaja el huevo. Retiramos los dientes de ajo y servimos inmediatamente, si nos gusta muy caliente, o dejamos reposar un par de minutos, si la preferimos templada.

Enlace | Sopa castellana

En Directo al Paladar | Supermercados: si eliges bien te puedes ahorrar hasta 3.000€ anuales en la cesta de la compra
En Directo al Paladar | Recetas de aprovechamiento

¡Ya estamos aquí comilones y comilonas! Siempre y en toda circunstancia busco recetas simples y caseras para comer hoy en el día a día. En muchas ocasiones encuentro recetas que son fáciles, mas llevan tantos ingredientes que se salen de mi presupuesto. Por esto a lo largo de este post voy a darte los que para mí es el Menú Semanal Económico mejor de todos los tiempos.

Asimismo, me ha pasado que trato de comer menús semanales saludable y balanceado que no sé que hacer de guarnición, sopa y plato fuerte con lo que, termino comiendo ensalada de atún o bien pollo asado con una sopa de verduras.

Por último hallé recetas para la dieta que se combinan perfecto entre sí, son saludables y no se salen de mi presupuesto. Si acostumbras a luchar al planear el alimento de la semana, te comparto las próximas combinaciones de menú.

Indice de Contenidos

Video Receta

Cómo siempre os dejo un video muy explicativo con ideas de menús semanales para toda la semana, espero que os guste el contenido y os suscribáis:

Ideas de Menús Semanales Económicos

Estas son algunas de las ideas que os propongo para hacer el menú semanal barato de cada semana. Estoy seguro de que os va a encantar:

Menú Semanal Económico 1

Para el primer menú procuramos inspiración en nuestra cocina mexicana y echamos mano de las recetas de nuestras abuelas. La elección es más que apetecible: un muy, muy rico arroz a la mexicana cuyo secreto está en la cebolla y el cilantro licuefactados así como su toque de mantequilla.

Como segundo plato, unas albóndigas de pollo en salsa de chile chipotle que son súper ricas y fáciles de preparar. Por último, el toque dulce lo servimos en forma de unos clásicos** plátanos con crema y canela**, un postre frutal que aparte de fácil en su preparación es bastante económico.

Ingredientes

  • ⅔ taza arroz blanco
  • catorce kilos jitomate saladet
  • ½ cebolla burdamente cortada
  • dos-tres chipotles
  • dos-tres cucharadas salsa aliño de los chipotles
  • seis dientes de ajos pelados
  • doce hojas de menta
  • 1 kilos pollo molido
  • tres huevos batidos
  • 1½ taza caldo de pollo

Preparación

  1. Hervimos los jitomates a fuego medio por diez minutos para entonces licuarlos con el agua de cocción, la cebolla, el chipotle, el aliño y tres dientes de ajo.
  2. En un tazón mezclamos el pollo molido, los huevos, el arroz blanco, los tres ajos sobrantes finamente picados, la sal y la pimienta.
  3. Con esta mezcla formamos las albóndigas.
  4. En una olla grande vaciamos el puré de jitomate hasta condimentarlo a lo largo de diez minutos ya antes de incorporar las albóndigas.
  5. Tapamos y dejemos cocinar hasta el momento en que las albóndigas estén cocidas.

Menú Semanal Económico 2

Nuestro segundo menú está formado por platillos que son del gusto de chicos y grandes. Comenzaremos con una pasta a la hawaina que podemos servirlas ya antes del guisado o bien como acompañamiento y para la que precisamos ingredientes muy básicos. El plato fuerte, va a ser un exquisito espinazo en aliño que nos recordará las comidas navideñas y para cerrar con un postre ligero, una gelatina de mango bastante refrescante.

  • 200g de pasta de «moñito»
  • jamón de pavo
  • una taza de piña troceada en almíbar
  • una cuchara de aceite vegetal
  • 3 cucharadas de crema y sal
  1. Hervimos la pata en una olla con agua hasta el momento en que estén al dente.
  2. La escurrimos y la retornamos a exactamente la misma olla.
  3. Cortamos el jamón y la piña en cubitos y los añadimos a la pasta.
  4. Condimentamos con sal y agregamos la crema y el aceite, revolvemos y retornamos al fuego a lo largo de cinco minutos más.

Menú Semanal Económico 3

Con un toque oriental por la soja y el género de arroz, este plato es completo en proteínas y también hidratos y, sosegada, apenas tiene calorías. Además de esto, puedes personalizarlo agregando otra salsa que te guste y si bien lo tomes frío proseguirá estando buenísimo.

  • cien g de arroz basmati.
  • 1 ramillete de brócoli.
  • cuatro gambones
  • Una cuarta parte de cebolla roja pequeña.1 cebolleta fresca.
  • Cilantro fresco.
  • 1 cucharada y media de aceite de oliva
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • Media cucharada de vinagre y sal

Elaboración

  1. Cuece el arroz siguiendo las instrucciones del envase, puesto que tiene otras medidas y otro punto diferentes al tradicional.
  2. Escalda el brócoli a lo largo de dos minutos y déjalo escurrir.
  3. Cuece los gambones unos cuatro minutos y después pásalos a un bol con agua, hielo y un tanto de sal.
  4. Después, pela y reserva.
  5. Mientras que, corta la cebolla y la cebolleta en pedazos pequeños, pone el arroz en el tupper y, sobre él, el brócoli, los gambones, la cebolla y la cebolleta.
  6. Mezcla el aceite, la salsa de soja y el vinagre y adereza. Espolvorea con el cilantro.

Consejo Final

Como consejo final me gustaría deciros que si los hacéis en fin de semana para ir llevándolos al trabajo los guardéis en tupper individuales. Esto os facilitará mucho la vida en las mañanas, al no tener que ir sacando la comida una por una todos los días.

Y poco más mis queridos amigos recetillas, espero que os gusten estas ideas de menú semanal económico y sobre todo que os sean de utilidad.

Uno de los mejores hábitos para mantener una alimentación saludable es preparar nuestros alimentos en casa, para así poder controlar la calidad de los ingredientes que incluimos y de paso, olvidarnos de los azúcares añadidos y grasas no saludables de la comida procesada.

Pero lograrlo día tras día requiere no solo de hacer tiempo para ello ni del esfuerzo que pongamos en la preparación. Para tener éxito con este objetivo, es necesario una planeación previa para así poder comprar los ingredientes que necesitamos y tener una idea clara de lo que cocinaremos. Con ello en mente, te traeremos todos los miércoles, 5 menús completos para toda la semana.

Menú 1

Para el primer menú buscamos inspiración en nuestra cocina mexicana y echamos mano de las recetas de nuestras abuelas. La elección es más que apetecible: un riquísimo arroz a la mexicana cuyo secreto está en la cebolla y el cilantro licuados junto con su toque de mantequilla.

Como segundo plato, unas albóndigas de pollo en salsa de chile chipotle que son súper ricas y sencillas de preparar. Finalmente, el toque dulce lo servimos en forma de unos clásicos** plátanos con crema y canela**, un postre frutal que además de sencillo en su preparación es bastante económico.

Primer plato | Arroz a la mexicana

Ingredientes: Granos de un elote, 2 cucharadas de hojas de cilantro, ½ cebolla, 2 cucharadas aceite de oliva, ¾ tazas arroz, ½ litro caldo de pollo, 15 gramos mantequilla sin sal.

Preparación: Desgranar y blanquear el elote en una olla con agua a ebullición y sal durante 3 minutos, para inmediatamente colar y enjuagar con agua fría. Licuar el cilantro y la cebolla hasta obtener una mezcla homogénea. Freír el arroz durante un minuto en una cacerola con aceite de oliva, añadir la salsa de cilantro y cebolla, el caldo de pollo y cocinar por 20 minutos antes de añadir los granos de elote.

Plato fuerte | Albóndigas de pollo en salsa de chile chipotle

Ingredientes: ⅔ taza arroz blanco, 1.4 kilogramos jitomate saladet, ½ cebolla toscamente cortada, 2-3 chipotles, 2-3 cucharadas salsa adobo de los chipotles, 6 dientes de ajos pelados, 12 hojas de menta, 1 kilogramos pollo molido, 3 huevos batidos, 1½ taza caldo de pollo

Preparación: Hervimos los jitomates a fuego medio por 10 minutos para luego licuarlos con el agua de cocción, la cebolla, el chipotle, el adobo y 3 dientes de ajo. En un tazón mezclamos el pollo molido, los huevos, el arroz blanco, los 3 ajos restantes finamente picados, la sal y la pimienta. Con esta mezcla formamos las albóndigas. En una olla grande vaciamos el puré de jitomate hasta sazonarlo durante 10 minutos antes de añadir las albóndigas. Tapamos y dejemos cocinar hasta que las albóndigas estén cocidas.

Postre | Plátanos con crema y canela

Ingredientes: Tres plátanos, media taza de crema ácida, media taza de leche condensada y una cucharada de canela en polvo.

Preparación: Pelar los plátanos para luego cortarlos en rodajas, colocarlos en una ensaladera y espolvorearlos con canela en polvo. aparte, mezclamos la crema y la leche condensada hasta integrarlas y vaciamos la mezcla sobre los plátanos con canela. Revolvemos bien y refrigeramos hasta el momento de servir.

Menú 2

Nuestro segundo menú está conformado por platillos que son del gusto de chicos y grandes. Comenzaremos con una pasta a la hawaina que podemos servirlas antes del guisado o como acompañamiento y para la que necesitamos ingredientes muy básicos. El plato fuerte, será un delicioso lomo en adobo que nos recordará las comidas navideñas y para cerrar con un postre ligero, una gelatina de mango bastante refrescante.

Primer plato | Pasta a la hawaiana

Ingredientes: 200g de pasta de «moñito», 100g de jamón de pavo, una taza de piña troceada en almíbar, una cucharita de aceite vegetal y tres cucharadas de crema y sal.

Preparación: Hervimos la pata en una olla con agua hasta que estén al dente. La escurrimos y la regresamos a la misma olla. Cortamos el jamón y la piña en cubitos y los agregamos a la pasta. Sazonamos con sal y añadimos la crema y el aceite, revolvemos y regresamos al fuego durante 5 minutos más.

Plato fuerte | Lomo en adobo

Ingredientes: 1 kilo de lomo de cerdo, 4 chiles anchos, 2 ajos, ¼ cebolla, 1 rebanada de pan tostado, 4 pimientas enteras, pizca de comino, pizca de orégano, ¼ rama de canela, 2 cucharadas consomé de pollo, 1 cucharada de vinagre de manzana

Preparación: En una olla exprés sellamos el lomo de cerdo y lo reservamos. En un recipiente de cristal mezclamos los chiles anchos, ajos, cebolla, pan tostado, pimienta, comino, orégano, canela, consomé y vinagre. Cubrimos con agua y cocinamos 3 minutos en el horno de microondas. Licuamos y vaciamos el adobo en la olla exprés, la cerramos y cocinamos por una hora.

Postre | Gelatina de mango

Ingredientes: 20 gramos grenetina sin sabor, ½ taza agua (para hidratar la grenetina), 1 lata (387 gramos) leche condensada, 2 tazas agua, 2 mangos Ataulfo cortados en cuadros pequeños, ¾ tazas crema para batir

Preparación: Hidratamos la grenetina durante 15 minutos en 1/2 taza de agua y cuando haya esponjada la calentamos 30 segundos en el horno de microondas. En una olla calentamos la leche condensada y el agua, cuando comience a hervir la retiramos del fuego y agregamos la grenetina. En una licuadora molemos el mango con la crema para batir y agregamos esta mezcla al resto de los ingredientes. Vaciamos en moldes y refrigeramos hasta que solidifiquen.

Menú 3

En nuestro tercer menú de la semana, dejamos a un lado la carne y nos atrevemos con unos platillos cargados de vegetales, semillas y muchos nutrientes. Como primer plato, una rica y sencilla sopa de tallarines con verduras que podemos preparar con las verduras que tengamos a la mano.

Para el segundo plato una receta sencilla y deliciosa: hamburguesas de quinoa preparadas con queso cheddar y cebolla morada para darles un sabor más que interesantes. El postre, uno de los más famosos de México: el arroz con leche y canela.

Primer plato | Sopa de tallarines con verduras

Ingredientes: 170 gramos tallarines Udon secos, ¼ taza cebollitas cambray en finas rebanadas, 3 tazas caldo de pollo o de verduras, 2 cucharadas salsa de soya reducida en sodio, 1 cucharadita azúcar mascabado, 1 anís estrella, 1 cucharadita jengibre fresco rallado, ¾ taza germinado de soya o de alfalfa, ¾ taza chícharos chinos o japoneses en trozos, ¾ taza hongos cremini en rebanadas finas, ½ taza coles de Bruselas en rebanadas finas

Preparación: Cocinamos los tallarines de acuerdo a las instrucciones del empaque. Reservamos 1/2 taza del agua de cocción y los escurrimos para luego regresarlos a la olla y bañarlos con el agua reservada. En otra olla calentamos aceite de oliva y en éste freímos las cebollitas hasta que estén suaves; añadimos la salsa de soya, el azúcar mascabado, el anís estrella y el jengibre. Cuando hierva añadimos el germinado, los chícharos, los hongos y las coles de Bruselas y cocinamos por 5 minutos. Retiramos del fuego, añadimos los tallarines y servimos.

Plato fuerte | Hamburguesas de quinoa

Ingredientes: 1 taza de quinoa cruda, 2 tazas de caldo de pollo, 50g de queso cheddar, 1/2 cebolla morada, 2 huevos, 1 cucharita de ajo en polvo, 1 cucharada de aceite de oliva, sal y pimienta negra molida.

Preparación: Cocinamos la quinoa poniéndola en una olla con aceite de oliva por un minuto antes de añadir el caldo de pollo y permitimos la cocción de 15 a 20 minutos. Picamos la cebolla y el queso cheddar y los mezclamos con los huevos y el ajo en polvo. A esta mezcla le añadimos la quinoa cocida, salpimentamos y formamos las hamburguesas. Las freímos en un sartén con aceite de oliva, cuatro minutos de ambos lados hasta que estén doradas.

Postre | Arroz con leche y canela

Ingredientes: Una taza de arroz blanco, dos tazas de agua, dos tazas de leche, media taza de azúcar, dos cucharadas de canela en polvo, una varita de canela, una cucharita de extracto de vainilla y una pizca de sal

Preparación: Cocemos el arroz en dos tazas de agua junto con la canela y la sal, a fuego medio. Cuando haya absorbido el agua casi por completo, añadimos la leche, el azúcar y la canela en polvo. Cocinamos 15 minutos a fuego lenta, ajustamos el sabor con azúcar y canela y refrigeramos por 30 minutos antes de servir.

Menú 4

El cuarto menú está conformado por una sopa y un plato fuerte ligeros, para finalizar con un postre frutal. Hemos elegido una estupenda y diferente sopa de palmitos con croutones de camote como primer plato, para seguir con unos sencillos y rápidos kebabs de cordero con cebolla y pimiento que también podemos preparar con carne de res. El postre, nada menos con un delicioso crumble de manzana y frambuesa.

Primer plato | Sopa de palmitos con croutones de camote

Ingredientes: 1 camote chico pelado y cortado en cubitos, 15 ml de aceite de canola, sal, pimienta negra molida, chile en polvo, 5 cebollitas cambray 1 diente de ajo, 1 lata de palmitos escurridos, 600 ml de caldo de pollo

Preparación: Para los croutones cubrimos cubitos de camote con una mezcla de aceite de oliva, sal, pimienta y chile en polvo para luego hornearlos a 200ºC por 20 minutos. Mientras tanto, hacemos la sopa acitronando cebollitas y ajo en una olla con aceite caliente. Añadimos los palmitos y cocinamos un par de minutos. En seguida agregamos el caldo y dejamos hervir. Enfriamos y licuamos hasta obtener una crema suave.

Plato fuerte | Kebabs de cordero con cebolla y pimiento

Ingredientes: 500 gramos cordero molido, 3 cucharadas sofrito, 3 dientes de ajo finamente picado, ½ cucharadita orégano seco, 1 cebolla sin pelar cortada en cuartos, 1 pimiento rojo cortado a la mitad y sin semillas, 4 cucharadas aceite de oliva

Preparación: Mezclamos en un tazón la carne de cordero, sofrito, ajos, orégano, 1½ cucharadita sal y ½ cucharadita pimienta molida; dividimos en 4 porciones. Barnizamos la cebolla y el pimiento con aceite de oliva, y los colocamos en el grill hasta que queden ligeramente suaves. Barnizamos los kebabs, los pasamos al grill y los cocinamos hasta dorar.

Postre | Crumble de manzana y frambuesas

Ingredientes: 150g de harina, 100gde azúcar, 2 cucharadas de canela en polvo, 100g de mantequilla pomada, 3 manzanas, 150g de frambuesas, 20g de mantequilla fría y dos cucharadas de agua.

Preparación: Peladas y cortadas las manzanas, las ponemos en una olla con mantequilla y agua y cocinamos 10 minutos a fuego medio. En un recipiente mezclamos la harina, el azúcar y la mantequilla y revolvemos con las manos. Engrasamos un refractario con mantequilla y vertimos la masa granulosa, seguida de las manzanas y las frambuesas. Horneamos a 180ºC por 25 minutos.

Menú 5

El quinto menú completo de la semana es realmente sencillo de hacer, pensado para esos últimos días de la semana en que no tenemos mucho tiempo disponible. Iniciaremos con un espagueti aglio e olio de la cocina italiana que sorprende por su sencillez en preparación y en ingredientes; el plato fuerte un pescado con salsa cremosa de almendras y chipotle al horno, y la parte dulce un sencillo postre de yogur y chocolate super cremoso.

Primer plato | Espagueti aglio e olio.

Ingredientes: 200 gramos de espagueti, 1/4 taza de aceite de oliva extra virgen + 2 cucharadas, 4 dientes de ajo, 1/2 taza de perejil fresco y sal al gusto.

Preparación: Cocemos la pasta hasta que esté al dente y escurrimos, reservando 1/4 de taza del agua de cocción. Pelamos los ajos y los rebanamos finamente. Los mezclamos con aceite de oliva y los llevamos a un sartén a fuego medio hasta que el ajo esté dorado. Añadimos la pasta junto con el agua reservada y mezclamos hasta que se forme una salsa bien emulsificada. Sacamos del fuego, añadimos el aceite de oliva restante y el perejil picado.

Plato fuerte | Pescado con salsa cremosa de almendras y chipotle.

Ingredientes: 4 filetes pescado blanco (yo utilice lubina), 1 cucharada jugo de limón, ½ taza crema, ¼ taza almendras, ½ cucharada queso parmesano rallado, 1 chile chipotle, 1 cucharada salsa adobo de chipotle, ¼ cucharadita sal, 1-2 cucharadas leche

Preparación: Colocamos los filetes en un refractario de forma que queden en una sola capa. Esparcimos el jugo de limón y salpimienta al gusto. Cubreimos y dejamos marinar en el refrigerador 15 minutos. En un procesador preparamos la salsa con la crema, las almendras, el queso parmesano, el chile chipotle, el adobo y la sal. Colocamos los filetes en un refractario engrasado, les vaciamos encima la salsa de almendras y horneamos 20 minutos a 190ºC.

Postre | Postre de yogur y chocolate

Ingredientes: 1 taza de leche entera, 100 gramos de chocolate amargo, 2 tazas de yogur natural, 1 cucharada de miel de abeja y 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación: En una cacerola colocamos la leche y el chocolate troceado. Calentamos hasta que el chocolate se derrita sin llegar a hervir y añadimos la miel y la vainilla. Dejamos enfriar 15 minutos y añadimos el yogur natural. Mezclamos hasta integrar y transferimos a flaneras individuales. Finalmente refrigeramos durante 2 horas antes de servir.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *