0

Metodo montessori juguetes

Se acerca Navidad, y todos queremos regalar a nuestros hijos el juguete perfecto; aquel que además de divertir, sea educativo y beneficioso para su desarrollo. En este sentido, los juguetes «Montessori friendly» son una maravillosa elección, ya que resultan respetuosos con el niño, le estimulan en su aprendizaje y le ayudan a descubrir el mundo siguiendo su propio ritmo.

Hemos hablado sobre este tema con Almudena Palacios, maestra, educadora en Disciplina Positiva, experta en el método Montessori y fundadora de la web Viviendo Montessori. Desde su dilatada experiencia, nos ha recomendado una serie de juguetes Montessori que podemos regalar a los niños en estas fiestas, teniendo muy presente la importancia del juego libre y respetuoso con su desarrollo.

Características de los juguetes Montessori

Para María Montessori, trabajo y juego no tiene diferencias, por lo que en esta pedagogía no existen juguetes como tal, sino materiales con los que jugar y aprender.

De este modo, pasaríamos a hablar de juguetes Montessori friendly que tienen una serie de características comunes, al margen de la función obvia de entretener al niño y que, según Almudena Palacios, debería ser algo secundario:

«Lo más importante es que el juguete desarrolle una habilidad o capacidad en el niño, porque al fin y al cabo no es entretenimiento lo único que se busca. Además, es conveniente que desarrolle un sentido o una actividad que le aporte experiencias y sensaciones».

Entre las características que debe tener un juguete Montessori, están:

  • A través del juego, deben ofrecer conocimiento de la relación causa-efecto.

  • Deben estar fabricados con materiales naturales y no exclusivamente de plástico. Esto estimulará la sensibilidad sensorial del niño, ya que al experimentar con diferentes materiales notará la diferencia de tacto, peso…

  • Aunque los juguetes estén clasificados por edades, es importante no guiarse por este dato ya que lo mejor es conocer las habilidades del niño, sus capacidades y su desarrollo. De esta forma, podremos acertar con la elección del juguete según la necesidad del menor.

  • Los juguetes o actividades que realicemos con el niño deben ir de menor a mayor dificultad, además de aislar una habilidad para trabajar en cada ocasión.

Clasificación de los juguetes, según la edad del niño

Tal y como acabamos de ver, la experta en filosofía Montessori nos recuerda que la clasificación por edades no es más que un indicador objetivo, que si bien nos puede ayudar para hacernos una idea, no tenemos por qué seguir a pies juntillas, pues dependerá del desarrollo de nuestro hijo.

«La filosofía Montessori se puede llevar a cabo desde el nacimiento. Aunque sea una pedagogía para un centro educativo, hay muchas familias que no pueden llevar a sus hijos a un colegio Montessori, pero quieren disfrutar de esta filosofía de vida en casa, porque recordemos que el aprendizaje y la educación comienzan en el hogar».

Desde el nacimiento hasta los tres años

«En esta etapa lo más importante y característico del niño es la libertad de movimiento, por lo que es importante ofrecer juguetes que fomenten el movimiento libre y aporten ventajas motrices», nos dice la experta.

Pero Almudea nos recuerda la importancia de no forzar movimientos ni posturas del bebé, y dejar que cada niño siga su propio ritmo, estimulándole con juguetes adecuados.

Estas son las recomendaciones de la experta:

  • Desde el nacimiento y hasta los tres meses podemos usar los móviles Montessori. Hay varios dependiendo del momento en el que se encuentran: blanco y negro, gobbi, octaedros…

Mómil Montessori Munari, vía Viviendomontessori.com

  • Desde los tres a los seis meses, lo más recomendable es colocar un espejo en la pared para que comience a mirarse, así como ofrecerle otros juguetes como pelotas Montessori, sonajeros, rodaris…

Pelota Montessori Rodari Montessori

  • Desde los seis a los nueve meses, es recomendable colocar una barra en la pared para que el niño pueda servirse de ella para ponerse en pie. Otros de los juegos típicos de esta etapa son los cestos de tesoros, que llenaremos de objetos que estimulen el desarrollo del niño.

Cesto de tesoros, vía ViviendoMontessori.com

  • Desde los nueve a 12 meses, volveremos a recurrir al clásico cesto de tesoros pero cambiando lo que introducimos en su interior, así como a otros accesorios Montessori como la torre de aprendizaje, – perfecta cuando el bebé comienza a caminar y mantener el equilibrio-, o la caja de permanencia sencilla.

Caja de permanencia

  • Desde los 12 a los 15 meses, las cajas de permanencia de diferente dificultad se convierten en un juego perfecto para el niño, que podemos completar con puzzles sencillos, apilables, triciclos…

Rompecabezas de madera Cilindros de madera

  • Desde los 15 a los 24 meses, podemos recurrir a «materiales vida práctica», es decir, a materiales que usamos en nuestro día a día y que ayuden a estimular el desarrollo del niño. Por ejemplo, útiles de cocina o de limpieza, así como materiales de manualidades, como ceras, temperas, tizas con una pizarra…

Pizarra-maletín

  • Desde los 24 a los 36 meses, recurriremos a materiales que aporten una estimulación sensorial, ya sea a través del tacto o visual.

Juego de tuercas apilables

Desde los tres a los seis años

«A partir de los tres años, los juguetes deben dar respuesta a la curiosidad innata del niño, satisfacer sus intereses, y ofrecerles habilidades, capacidades y experiencias», señala Almudena.

Además, Almudena nos informa que hasta los seis años todos los niños pasan por los periodos sensibles del orden, movimiento, sensorial, lenguaje y desarrollo social:

«Podremos saber en qué momento se encuentra el niño mediante la observación, pues son periodos muy característicos y llamativos. Además, debemos tratar de buscar juguetes que fomenten la concentración, la creatividad y la imaginación»

Atendiendo a estos criterios, la experta Montessori nos recomienda los siguientes juguetes o juegos:

  • Algunos de los tradicionales juegos mesa vienen muy bien para ser utilizados a partir de los tres años. Como el juego educativo Preguntados o el clásico Dominó de madera

Dominó de madera Juego de mesa educativo – Preguntados

  • Los juguetes para utilizar en el exterior son siempre muy beneficiosos para el niño, ya que fomentan el contacto con la naturaleza y el aire libre.

Bicileta

A cualquier edad: libros y construcciones

Pero además de los juguetes, Almudena recalca la importancia de regalar libros a cualquier edad. Hay libros de inspiración Montessori hasta los seis años, aproximadamente. Este tipo de libros suelen tener en común la inspiración en la vida real.

«Los libros deben despertar en el niño la curiosidad por el mundo real y los personajes reales»

Algunos de los libros recomendados por la experta son:

  • Colección El pequeño Edu, para aprender a vestirse, a gestionar el enfado, a ir al baño solito…

  • Colección La pequeña Marina, que enseñará al niño a amar a los animales, a descubrir los secretos del parque, a gestionar sus emociones…

  • El camino a la escuela

  • Ciencia para los niños

Por último, un regalo maravilloso para todos los niños son los bloques de construcciones, de los que ya os hemos hablado en varias ocasiones por los múltiples beneficios que aporta al desarrollo de los más pequeños.

«Los bloques de construcciones son materiales que permiten a los niños trabajar su concentración, imaginación, creatividad y atención, además de la motricidad. Pueden ser utilizados desde el primer año de edad»

  • Foto de portada, iStock

  • Agradecimientos, Almudea Palacios, experta Montessori y fundadora de Viviendo Montessori

  • Más información, Viviendo Montessori: 70 regalos originales para niños hasta los seis años

7 actividades Montessori para niños de 2 a 3 años

Llega el verano y, con él, el tiempo libre. El principal problema para los padres durante este tiempo es que, por desgracia, no siempre disponen de la misma libertad que sus hijos; a menos que su trabajo se preste a tener unas largas vacaciones de verano, lo habitual es que no tengan todo el tiempo que les gustaría para dedicar a sus hijos. Cuando los niños tienen dos o tres años, además, no solo necesitan que alguien les cuide durante las veinticuatro horas del día, sino que también necesitan estar constantemente entretenidos para así sentirse interesados y no aburrirse. Porque todo padre y toda madre sabe que cuando un niño se aburre, ¡se avecinan los problemas!

Pero no os preocupéis, porque hoy nos hemos decidido a enseñaros siete actividades para niños de dos a tres años con las que estarán muy entretenidos y, además, aprenderán. Para todas esas tardes de verano, o esas mañanas interminables, en las que no sepáis muy bien cómo mantenerlos entretenidos para poder hacer vosotros mientras cosas en casa.

Algunas de las actividades para niños que os vamos a mostrar están directamente relacionadas con el método Montessori, que permite que los niños de dos a tres años comiencen a ganar autonomía, aprendan poco a poco a hacerse cargo de sus cosas y vayan desarrollando sus sentidos. ¡Vamos a verlas!

1. El juego de la jarra

La primera de las actividades para niños que vamos a mostrar es tan sencilla que puede que te parezca aburrida, pero recuerda que con esos años, los niños suelen entretenerse con casi cualquier cosa. Necesitarás una bandeja pequeña y dos jarras que sean iguales; intenta que no sean de cristal. Echa arroz en una de ellas, y deja la otra vacía. ¡Listo!

Lo que el pequeño tendrá que hacer es conseguir que vierta el arroz de una jarra a otra, poco a poco. Procura que no sea muy pesada, e intenta explicarle muy bien todos los movimientos que debe hacer. Así, los niños irán ganando destreza y, a la vez, lo verán como una especie de competición, y se esforzarán para hacerlo cada vez mejor. Cuando puedan hacerlo sin problema, puedes pasar del arroz a alguna semilla, y de la semilla al agua.

Llega el verano y, con él, el tiempo libre

2. Botones por doquier

¡Más actividades para niños de dos a tres años! En este caso, una muy fácil pero que, si aprende a realizarla, te facilitará a ti muchísimo la vida. Necesitas una tela con varios botones, que puedes enganchar perfectamente en un trozo de madera o de plástico; si no tienes, recurre a una chaqueta o una camisa que tenga botones grandes.

Hay que conseguir que, poco a poco, el niño vaya abrochando todos los botones. Primero debe aprender a abrocharlos, ¡tarde lo que tarde! Si necesita dos horas, ¡pues dos horas! Recordemos que con esta edad la motricidad fina no está del todo desarrollada. Y, posteriormente, podrás enseñarle a desabrocharlo sin ningún tipo de problema.

3. Ordena por colores

Si tienes en casa piedras de colores y rollos de papel usados, ¡no necesitarás absolutamente nada más para conseguir horas de diversión! Lo único que tendrás que hacer es pintar cada rollo del color de una piedra, para que todos tengan su pareja; a continuación, coloca los rollos de tal forma que el niño pueda introducir cualquier cosa por encima de ellos. Justo en la parte de debajo del rollo, pon una especie de plato.

Esta actividad consiste en que el pequeño vaya introduciendo cada piedra por el tubo del color correspondiente, y servirá para que vaya aprendiendo a crear órdenes mentales en su cabeza.

4. ¡Y ordena por tamaños!

Podéis hacer exactamente lo mismo que en la actividad anterior, pero basándoos en los tamaños en lugar de en los colores. En este caso, es más sencillo que acudáis a una tienda especializada en el método Montessori (hay muchas, ¡muchísimas!) y compréis un juego específico. También podéis hacer uno vosotros mismos con una caja de cartón y distintos juguetes; es cuestión de ir improvisando.

Todas estas actividades para niños que les permiten ordenar le facilitan considerablemente el aprender a ordenar en un futuro, con lo cual no solo se divierten sino que también van formándose.

5. ¿Y si jugamos con las palabras?

Sí, los niños entre dos y tres años se supone que aún no han aprendido a leer y escribir… ¿Pero y si empezamos con las vocales? ¿Y luego con todas las letras del abecedario? Poco a poco, sin ningún tipo de presión. Puedes hacerle plantillas a tus hijos con algún tipo de relieve (como cartón, por ejemplo); cada plantilla debe tener la forma de una letra, y estar completamente separada de las demás. El juego consiste en, sencillamente, ir viendo cómo suena cada letra. ¡Y puedes hacer lo mismo con los números!

Hay que conseguir que, poco a poco, el niño vaya abrochando todos los botones

6. Aprendamos a contar

Pero además de ver cómo suenan los números, podemos, por ejemplo, enseñarle a los niños a contar. Con plantillas (si introducimos colores será mucho más fácil para los pequeños) podemos ir mostrándoles cuál es el orden de los números del 0 al 9, e ir ayudándoles a memorizar.

Aunque este tipo de actividades para niños de dos a tres años os puedan parecer muy complejas, debéis saber que a esta edad los niños ya están más que preparados para ir aprendiendo cierto tipo de cosas. ¡Y disfrutan poniéndose a prueba! Así que no desconfíes tú de ellos, puesto que ya están más que preparados para enfrentarse a este tipo de pruebas.

7. Creemos un jardín sensorial

Esta es una de las actividades para niños más complejas, por eso la hemos dejado para el final. Lo que debes conseguir es un kilogramo de arroz, y una caja rectangular de plástico, además de palas y colorantes alimenticios. Lo primero que debes hacer es teñir el arroz de distintos colores, para así potenciar la vista; a continuación, cuando esté totalmente seco, debéis colocarlo en la caja que hayáis preparado para eso.

Una vez esté colocado, solo tenéis que decirle a vuestros hijos que ese será, a partir de ahora, su jardín, y que podrán ser jardineros el tiempo que quieran. Dejadles jugar con rastrillos, con muñecos, con flores… ¡Se lo pasarán genial!

Soy una enamorada de la Pedagogía Montessori y sobre todo de sus materiales. Me parecen todos bellísimos y de gran utilidad para los niños. No son un material de juego, sino de desarrollo y de aprendizaje.

El material Montessori tiene que estar completo y adecuado a la edad del niño y a su momento de desarrollo. Ha de estar colocado siguiendo una secuencia y dentro de un ambiente preparado para que el niño/a se interese por él. Es un material de trabajo que fomenta la concentración y la autonomía del niño. Está dividido en 4 áreas principales:

  1. Vida práctica
  2. Sensorial
  3. Lenguaje
  4. Matemáticas

Estas áreas están colocadas en el ambiente siguiendo una secuencia y un orden. Cada área tiene sus materiales y cada uno de ellos está creado para desarrollar unos aspectos del niño, normalmente van asociados a una determinada edad, aunque ésto no es determinante porque primero hay que observar al niño para ver si el material es adecuado para él. No tiene que ser demasiado fácil sino se aburre y pierde el interés ni demasiado difícil sino se frustra y lo abandona.

La edad nos sirve de guía pero la observación de la maduración del niño es lo que realmente nos ayuda para mostrarle un material o no.

En este post voy a exponer una guía de materiales Montessori por edades, pero siempre recordar que la edad es orientativa. No voy a enumerar todos los materiales porque sería muy extenso. Si queréis más información sobre el tema podéis contactar con nosotros.

Comenzamos con VIDA PRÁCTICA que es la primera área de trabajan los niños cuando entran a un ambiente, con 2 años y medio o 3. Vida práctica son ejercicios sencillos y actividades que hacemos cotidianamente para embellecer, mantener y restablecer las condiciones adecuadas de nuestro ambiente, así como para establecer y mantener relaciones sociales con nosotros mismos, nuestras familias y las demás personas. Son ejercicios que le dan al niño la oportunidad de participar en la vida social, le adaptan a su medio y a su cultura.

A partir de los 2 años y medio podemos mostrar a un niño:

  • como poner la mesa,
  • como llevar una jarra con agua, ( siempre usamos el cristal para que sepa que tiene que tener cuidado al llevarla porque si se cae se rompe)
  • vestirse y desvestirse,
  • ejercicios de vaciar, tanto en seco con semillas como agua,
  • ejercicios de doblar telas, paños, la ropa de casa,
  • barrer,
  • limpiar el polvo,
  • pintar en caballete,
  • hacer barro,
  • regar las plantas,
  • lavarse los dientes,
  • peinarse,

Mirad cuantas cosas pueden hacer nuestros peques de dos años y medio y lo mejor es que les encanta hacerlas.

Con 3 años o 3 y medio pueden:

  • lavar los platos,
  • lavar la ropa (ejercicio preparado en ambiente Montessori, en casa no solemos lavar la ropa a mano),
  • coser en cartón,
  • coser botones,
  • arreglar flores y plantas,
  • cortar fruta,
  • recortar papel,
  • usar el punzón,
  • limpiar sus zapatos,
  • algunos marcos de vestir como el de botones, lazos, cordones y cremallera.

Con 4 años en adelantes pueden:

  • planchar,
  • encender una vela,
  • marcos de vestir como el de imperdibles.

Vamos con el siguiente área, SENSORIAL. Este área está compuesta por un sistema de objetos agrupados de acuerdo a las cualidades que poseen: color, forma, dimensión, sonido, olor, tono, etc. Los estímulos están organizados y clasificados en 5 categorías de acuerdo a los 5 sentidos. Los materiales sensoriales están construidos con precisión y medidas exactas. Permiten al niño explorar el ambiente de manera ordenada.

Con 2 años y medio podemos mostrarles la caja de colores I ( la más sencilla)

Con 3 años – 3 y medio:

  • bloques de cilindros,
  • torre rosa,
  • escalera marrón,
  • cajas de colores II y III,
  • tablas de áspero y liso,
  • telas,
  • cilindros de sonido,
  • campanas ( presentaciones sencillas),
  • botellas de olores,
  • botellas de sabores,
  • sólidos geométricos,
  • bolsa misteriosa,
  • globo terráqueo de lija y de colores,
  • mapas de rompecabezas.
  • formas de tierra y agua.

Torre rosa

Con 4 años:

  • gabinete de botánica y tarjetas,
  • botellas térmicas
  • tabletas térmicas,
  • binomio,
  • trinomio
  • arco romano.

De 4 años y medio a 5:

  • decanomio,
  • todas las cajas de triángulos constructores.

Área de LENGUAJE. El propósito principal del área de lenguaje es ayudar a la construcción de la personalidad del niño. No tratamos que el niño aprenda a hablar, a leer o escribir sino facilitar el pensamiento, establecer y mantener la vida social. Es muy importante que el niño se pueda comunicar con los demás, que pueda expresar sus ideas y sentimientos. El desarrollo del lenguaje en el niño no es uniforme, hay épocas de adquisición y otras de pausa. Es una adquisición interna, un proceso íntimo del niño, es como una construcción secreta de la mente a la que no tenemos acceso. El adulto no puede intervenir, solamente puede ser un agente que estimule y propicie la adquisición. Los mecanismos del lenguaje son demasiado complejos y misteriosos.

A los 2 años y medio, no hay un material concreto, se trata de potenciar el lenguaje hablado, contarle historias, leerle cuentos, poesías, adivinanzas. Escuchar con interés y paciencia cualquier cosa que quiera expresar, sin corregirle, favoreciendo así la auto-expresión del niño. El adulto debe hablar naturalmente e involucrar al niño en el mayor número posible de conversaciones, invitándole a hablar libremente.

A los 3 años podemos empezar con los juegos de sonidos, por ejemplo el «veo-veo»

A los 3 años y medio:

  • resaques metálicos,
  • letras de lija

A los 4 años:

  • alfabeto móvil,
  • escribir en pizarras y en papel
  • lectura de primeras palabras y tarjetas.

A partir de los 5, si el niño ya sabe leer, se pueden empezar con ejercicios de masculino/femenino, singular/plural, etc. la finalidad última de la lectura es que el niño sepa entender e interpretar lo que lee.

En este área la mayoría de material se elabora. hay que tener muy en cuenta el momento en el que está el niño, respetando mucho su desarrollo.

Área de MATEMÁTICAS.

Para mi el área más apasionante, las matemáticas Montessori son materiales de desarrollo que permiten al niño viajar de lo concreto a lo abstracto en su mente. Tienen una secuencia clara de presentación. Prometo escribir un post sólo de matemáticas.

¿Cómo podemos saber que un niño está listo para las matemáticas? Os doy algunas indicaciones, normalmente es alrededor de los 4 años, ya ha establecido un orden interno, tiene movimientos coordinados precisos, atención a los detalles, se concentra, puede usar representaciones simbólicas y está interesado en los números y siente curiosidad por ellos.

En matemáticas sí que hay una secuencia de presentación de materiales según la edad que se tiene que tener muy clara, no es conveniente mostrar un material abstracto sin antes haber pasado por los más concretos.

A los 4 años y si le vemos listo podemos mostrarle:

  • barras numéricas,
  • números de lija,
  • caja de husos,
  • fichas y numerales,
  • juegos de memoria.

A los 4 años y medio:

  • introducción al sistema decimal con cuentas doradas y después con tarjetas,
  • operaciones con cuentas doradas ( suma, resta, multiplicación y división)
  • tablas de Seguin.

Con 5 años:

  • Estampillas ( suma, resta, multiplicación y división)
  • tablero de la suma,
  • juego de la serpiente positiva

Tablero de la multiplicación

A partir de 5 años y medio:

  • Tablero de la resta,
  • Juego de la serpiente negativa,
  • tablero de la multiplicación,
  • tablero de la división,
  • multiplicación con barras de colores,
  • ábacos

«En este mundo de abstracción, es tan natural para el niño crecer intelectualmente como físicamente. Él encontrará tanta alegría en la adquisición del crecimiento mental como en el sano desarrollo, en el campo físico. Sin embargo debemos ofrecerle la oportunidad de crecer normalmente. No podemos imponer un programa para su crecimiento mental, basado en nuestra necesidades políticas o ideas educativas» María Montessori. Creative development in the child, p22

Juguetes de inspiración Montessori

Con la llegada de las Navidades, muchos padres y familiares se plantean cuál es un buen regalo para el niño. Los juguetes son una parte importante en el desarrollo del niño, ya que a través de los juegos el niño aprende, perfecciona movimientos, desarrolla su mente y ordena y clasifica el mundo que lo rodea.

Por ello, a la hora de dar al niño un juguete, tenemos que tener en cuenta varias consideraciones al darle al niño un juguete que que queramos que tenga un enfoque Montessori, lo que se conoce popularmente y mal llamado Juguetes Montessori, ya que en la educación montessori no se trabaja con juguetes sino con materiales.

Para ello, voy a comentaros brevemente que cualidades tienen los materiales montessori, de forma que cuando elijáis un juguete al niño, veáis si cumplen estas mismas características en base a el método montessori.

Los materiales Montessori están hechos de elementos naturales, de esta forma, la primera idea que tenemos a la hora de elegir un juguete es que en la medida de lo posible esté hecho con elementos naturales, así que vamos a huir del plástico.

La segunda idea es que estos materiales se usan por el niño una y otra vez y están abiertos a su imaginación, pongamos como ejemplo la torre rosa, que es archifamosa en el mundo montessori.

Esta torre el niño la monta una y otra vez, en vertical y horizontal, e incluso el niño puede hacer combinaciones entre esta torre rosa y otros materiales montessori, como por ejemplo, la escalera marrón.

Bien, con esto, lo que estamos viendo es que el juguete que demos al niño tiene que tener un uso ilimitado y estar abierto a su imaginación. Un juguete que cumple está función son los legos, y como sabéis, es uno de los juguetes que año tras año tiene más éxito entre los niños, y es precisamente por esto, porque el uso es ilimitado y el niño crea en función de su imaginación sin tener límites.

Una tercera idea de los materiales Montessori es que ellos aíslan una cualidad, Por ejemplo, cuando usamos los las cajas de colores, en estas la única diferencia entre tabla y tabla es el color, siendo los demás elementos iguales. De esta forma, si queremos que el niño aprenda una cualidad en concreto, vamos a procurar un juguete en el que no se mezcle todo, es decir, en el que no me mezclen tamaños distintos con colores distintos etc. Esta parte es más difícil en juguetes tradicionales.

Los materiales Montessori tienen un control de error propio, es decir, es el propio material el que dice al niño cuando se ha equivocado. Un juguete tradicional que cumple esta función son los puzles, por ello este siempre es un buen regalo.

Por último, comentar que los niños están interesados por las cosas reales, de esta forma, en Montessori, sobre todo muy visible en la parte de vida práctica, los elementos son reales, es decir, el palo de barrer es real, la bayeta de limpiar es real,, por lo tanto, a la hora de elegir un juguete al niño vamos a procurar que sea lo más realista en la medida de lo posible.

Esta parte del realismo es muy importante sobre todo en la etapa de los 0 a los 6 años, en donde en el niño trabaja lo que María Montessori denominó la mente absorbente. A partir de los 6 años es cuando en el niño entra la parte de la imaginación.

Es por ello que en esta etapa hemos de procurar dar juguetes y elementos reales al niño. Un ejemplo muy facil es la parte de los libros, vamos a procurar que los libros que le compremos al niño sean libros reales, de dibujos reales y de cosas cotidianas, puesto que en el periodo de los 0 a los 6 años, esto es lo que le va a interesar.

Otra parte que a los niños les interesa mucho es el juego simbólico, es decir, juguetes que imiten situaciones de la vida real de los adultos. Sobre la edad de los 3 años es cuando los niños suelen comenzar a utilizar estos juguetes, así que estos también son una muy buena opción. Montessori no es muy partidaria de los juegos simbólicos de cosas que el niño puede hacer de verdad, por ejemplo, una cocinita de juguete no es la mejor opción ya que se entiende que el niño puede cocinar de verdad.

Es importante recordar que los juguetes de los niños deben ordenarse de una manera muy específica que explico en la zona de juegos de mi vídeo sobre cómo crear la habitación montessori para tu hijo.

5 juegos Montessori para niños de los 3 a los 6 años

El método Montessori nació durante el siglo XX como una alternativa a los métodos de enseñanza tradicionales en los que los niños tenían un rol pasivo. Este revolucionario método basa sus pilares en el autoaprendizaje y autodescubrimiento, es decir, los niños aprenden mejor y absorben mejor los conocimientos sobre el entorno si llegan ellos mismos a conclusiones gracias a sus propias observaciones que si reciben explicaciones de un adulto. Los profesores adquieren un rol secundario, actúan como guía de los niños, pero no son los principales actores en el proceso educativo de los pequeños.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Los juguetes son una fuente imprescindible de conocimiento en los primeros años de los niños, por lo tanto, también tienen un rol muy destacado dentro del método Montessori. Estos juguetes fomentan el desarrollo de los sentidos del niño gracias a elementos con relieve, formas y colores variados. El objetivo es que el niño manipule los objetos tanto como sea posible para que aprenda su utilidad a través de su propia observación. Los principios del método Montessori indican que el adulto debe acompañar al niño durante la primera fase en la que el niño comprende el juego para después dejarlo explorar y experimentar por si mismo. Estos son los mejores juegos Montessori que ayudarán a tu hijo a desarrollar sus capacidades cognitivas siguiendo los principios de este método.

Caja de madera con 63 fichas para el aprendizaje sensorial

Esta caja de madera contiene 63 placas de diferentes colores que permiten al niño no solo aprender los diferentes colores, sino también comprender sus contrastes y combinaciones. Estas placas se pueden apilar creando infinitos tipos de construcción con los que tu hijo desarrollará sus capacidades cognitivas y motoras, las perspectiva y el sentido de la observación.

Juego de madera recolección de abejas

Este juego de madera que simula una colmena de abejas ayuda a desarrollar las habilidades motoras finas de los niños, así como el sentido de la observación. El niño tendrá que colocar cada abeja en su hueco de la colmena usando las pinzas. Cada abeja tiene un color diferente, lo que ayudará a tus pequeños a aprender los distintos colores y tonos, además de las formas. Es un juguete perfecto para niños en edad preescolar, de 3 a 5 años.

Juguete de madera para apilar y encajar

1 caja, 5 regletas de madera, 50 piezas pequeñas para asociar y combinar. Es perfecto para que los niños descubran por si mismo las distintas figuras y dibujos de cada una de las piezas y puedan identificar, reemplazar y conseguir los pequeños desafíos siguiendo cada uno de los temas que tienen las regletas (frutas y verduras, ropa, formas y colores, animales…)
Es un juego Montessori ideal para desarrollar la lógica, la motricidad, la coordinación, la capacidad de asociación y el reconocimiento de formas y colores. El tamaño de las placas es ideal para las pequeñas manos de los niños y ayudará a tu pequeño a coger confianza en si mismo y sus capacidades. De 3 a 6 años.

Cuentas primarias para atar

Este juguete Montessori incluye 2 cuerdas y 30 cuentas de madera. Gracias a estos objetos el niño desarrollará su capacidad de coordinación mano-ojo y las habilidades motoras finas. Los niños aprenderá a contar, clasificar y combinar formas y colores gracias a las gigantes cuentas que contiene esta caja de madera. Las actividades con cordones mejoran la concentración y fomentan la resolución de problemas y la expresión creativa.

Juguete cactus de equilibrio de madera

Este cactus de madera es súper divertido para los pequeños, que tendrán que ir apilando piezas hasta construir un cactus gigante que no se caiga y cuyas piezas se queden fijas. El árbol de cactus de madera mejora las habilidades cognitivas, las habilidades motoras, la percepción y la paciencia. A partir de 3 años.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Y además…
¿Cómo hacer que los niños aprendan jugando?
6 manualidades DIY para disfrutar con tus hijos
Los mejores libros de niños ideales para leer antes de dormir
Los mejores libros infantiles para motivar y aumentar su autoestima

Juguetes Montessori

En VeoBio disponemos de la mejor selección en juguetes Montessori, juguetes de madera, educativos, sostenibles, éticos, seguros para los más pequeños.

Nos sentimos afines a diferentes propuestas educativas, que respetan al niñ@ y sus procesos de desarrollo. Y lo conciben como un ser único. Para nosotros es de gran importancia en nuestra vida, por eso hemos querido dedicarles una selección propia de materiales. El material de los juguetes Montessori es seguro, con credenciales ecológicas y naturales. Todos nuestros juguetes Montessori son de origen ético. Creemos que los juguetes deben ser divertidos, estimulantes, seguros y hechos para niños, pero nunca por niños. Nos enorgullece seleccionar solo los mejores juguetes y materiales educativos para nuestro sitio web.

Juguetes pedagogía Montessori

La pedagogía Montessori proviene de las enseñanzas y de la investigación de María Montessori que concibió un nuevo método educativo basado en la estimulación y el respeto. Este sistema de educación es a la vez una filosofía de desarrollo del niño y un fundamento para orientar ese crecimiento se basa en dos importantes necesidades del desarrollo de los más pequeños: La necesidad de la libertad dentro de los límites y un entorno cuidadosamente preparado que garantiza la exposición a los materiales y experiencias.

La pedagogía Montessori parte de un enfoque integral del niñ@. Para que el aprendizaje autodirigido tenga lugar, todo el ambiente de aprendizaje tiene que estar preparado para el niñ@.Y tienen que poder ser autogestionados y autocorregibles por los niñ@s.

Todo el material de los juguetes Montessori está pensado para crear un ambiente en armonía que facilite el aprendizaje.

El metodo montessori tiene varias áreas de aprendizaje; Sensorial, Matemática, Lenguaje, Botánica, Geografía, Vida práctica. Todas se caracterizan por tener materiales que parten de la vivencia del propio niñ@, él es quien elige lo que quiere hacer, integrando de una forma profunda, emocional y significativa, los diferentes aspectos pedagógicos a través de la exploración y manipulación de los materiales.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *