0

Mi bebe llora dormido

¿Por qué se despierta el bebé llorando?

Es una de las dificultades más comunes en la vida de los nuevos padres (y no tan nuevos): el bebé se despierta llorando e interrumpe el sueño de todos. Los despertares son normales en los bebés debido a sus ciclos de sueño, tan diferentes a los de los adultos. Si comprendemos que el llanto es un mecanismo evolutivo de defensa, tal vez las noches interrumpidas se nos hagan algo más fáciles de sobrellevar.

¡No me dejéis solo!

El sueño del bebé es muy liviano, ya que pasa la mayor parte de sus horas durmiendo en una fase de sueño ligero en la cual el menor estímulo lo puede despertar: pueden ser las toses de su hermano mayor en la habitación contigua, la manta que le da calor, el hambre o un pañal mojado…

Como sea, el bebé despierta y al no vernos a su lado, llora a gritos reclamando nuestra presencia. Consideremos que, como mamíferos que somos, la cría solo se siente segura con el contacto permanente de su madre. Tal vez solo estamos viendo la televisión en la habitación contigua, pero eso el bebé no lo sabe: solo comprende que está solo y ¡que podría caer en las fauces de cualquier depredador! Por eso nos llama de la única forma que sabe.

Dentición y otras molestias

Hay bebés que normalmente duermen varias horas seguidas, y que de improviso vuelven a despertarse por las noches. No es fácil tranquilizarlos con los brazos ni dándoles el pecho. ¿Qué les ocurre? Nuevamente, las respuestas pueden ser varias: tal vez estén cortando un dientecito, o tengan gases, o estén a punto de enfermarse. Se trata de molestias comunes y que no revisten de gravedad, pero nuestro bebé no tiene forma de hacernos saber lo que le pasa. Entonces llora, claro.

¿Sirve dejarlos llorar?

¿Qué hay que hacer cuándo el bebé se despierta llorando por las noches? La respuesta de los expertos es siempre la misma: volverlos a ayudar a dormir. Dejarlos llorar en su cuna solo contribuirá a que se desvelen por completo y que resulte aún más difícil calmarlos y que continúen durmiendo. Lo mejor es tratar de tranquilizarlos con la menor cantidad de estímulos posible: palabras suaves, unas palmaditas en el culete, dejando las luces apagadas y procurando no cogerlos en brazos. A algunos bebés les funciona el colecho, a otros los activa todavía más. Y lo que hoy parece funcionar para tu bebé, tal vez en algún momento de su evolución ya no sirva más.

El sueño de los bebés va madurando conforme crecen. Puedes hacer algunas cosas por ayudarlos a dormirse, pero no puedes saltarte determinados hitos en su crecimiento. ¡Paciencia! Con el transcurso del tiempo, estas noches donde te desvela el llanto serán más esporádicas.
>

¿Por qué los bebes se despiertan llorando de repente?

Son muchos los padres que padecen insomnio porque los bebés se despiertan llorando de repente.Esto suele suceder con más frecuencia en horario nocturno que diurno a causa de diferentes molestias que pueden aquejarle y que expresan a través del llanto, la mejor manera de comunicar su incomodidad.

Sin embargo, está claro que a veces el bebé llora porque quiere, ya que en algo debe gastar su remanente de energía, pues esta no es dedicada exclusivamente al mero hecho de vivir y desarrollarse. En ocasiones se manifiesta de esta manera no sólo para demandar atención por necesidades específicas o graves, sino por caprichos o mimos a los que está acostumbrado.

En conveniente saber que el bebé cuando recién nacido no suele despertarse o exaltarse de repente como lo haría uno de meses más avanzados. Por lo general, estos duermen muchas horas al día, despertándose tan sólo en los momentos necesarios para la ingesta del alimento.

Motivos por los que los bebés se despiertan llorando de repente

Son múltiples las causas que hacen que los bebés se despierten llorando y exaltados repentinamente. Entre las más relevantes se pueden mencionar:

Hambre

Por lo general, expresan esta necesidad orgánica a través de llantos repentinos como forma de notificar que es hora de su próxima toma. Este llanto en algunos bebés suele ser cada dos o tres horas.

Molestias en su entorno

El pequeño puede sufrir una interrupción repentina de su siesta si presenta molestia, bien sea por frío, sed, picadura de insectos, entre otras. Para evitar esto, los padres debemos estar atentos a las condiciones del ambiente en donde el bebé duerme.

Debemos tener precauciones para evitar el entren mosquitos, olores fuertes o molestos o, incluso, ráfagas violentas de aire o lluvia que no sólo puedan perjudicar el descanso, sino también provocar enfermedades en el niño.

Mala posición al dormir

Tenemos que procurar siempre colocar a los bebés de forma inclinada a la hora de dormir. Sin embargo, si estos son inquietos mientras duermen, es probable que se cambien repentinamente de posición y adopten una que les provoque calambres en algunos de sus miembros, bien sea superiores o inferiores.

Regurgitaciones

Es normal que todo niño presente regurgitaciones de leche durante los primeros meses de vida. En caso de que tengan lugar mientras duermen, pueden llegar a ahogarlos y, en consecuencia, se despertarán llorando por la sensación incómoda que esto produce.

Debemos asegurarnos de que, si ha tomado recientemente alimento, descanse en una posición inclinada con el fin de evitar que se trague el vómito si se diera esa posibilidad.

Otros motivos por los que los bebés se despiertan llorando de repente

Aparición de escoceduras en la piel

Esto es frecuente en los bebés exudativos, a los que con facilidad se les irrita la piel porque presentan exceso de humedad. En caso de que nuestro niño sea uno de ellos, debemos procurar una buena ventilación en la habitación y ropa fresca para el pequeño.

Prendas de vestir inadecuadas

Una de las razones más comunes por las que los bebés se despiertan llorando de repente es por la incomodidad que sienten al vestir prendas que le incomodan. Los pequeños suelen perder rápidamente sus vestidos debido a su crecimiento veloz, pero con frecuencia a los ojos de los padres siempre están del mismo tamaño. La ropa apretada puede originar inconvenientes de circulación sanguínea.

Enfermedad

Puede que la causa de su despertar repentino se deba a alguna enfermedad, bien sea ya diagnosticada o no. Si este comportamiento al descansar es consecutivo y se descartan las otras causas, es imperante acudir con el pediatra para un examen exhaustivo y así determinar o descartar razones de salud como detonante en la interrupción brusca del sueño.

Pesadillas pasajeras

Es muy común que los bebés se despiertan llorando de repente porque han experimentado algún mal sueño, por lo que muchos entran en llanto desconsolado a causa del susto que les han provocado estas nuevas sensaciones.

Conclusión

No todos los bebés expresan sus emociones o sensaciones de la misma manera, por lo que los padres tienen una gran responsabilidad de descifrar los mensajes que emiten sus hijos a través del llanto o de su expresión corporal.

Es importante evitar los mimos en exceso, ya que estos pueden propiciar que el pequeño llore a conveniencia y no por necesidad y con ello logre confundir a sus padres a pesar de su corta edad.

Especialistas en Terror nocturno

  • Hola,mi bebe tiene 11 meses ,y cuando llega la noche, después de dormir casi una hora ,se despierta llorando desesperado. Duerme después con nosotros, pero se despierta llorando cada dos por tres. No igual ,xq le pones el chupo y se calma. Que puedo hacer?
  • Hola mi beba de 3 meses anoche se quedo dormida mientras yo le daba la leche y a los 10 min (seguia en brazos) se desperto llorando muy angustiada y tardo un rato largo en que se le pase, no queria agarrar la teta ni la mamadera se calmo cuando el papa la paseo un poco por la casa, a que se debera? Ella…
  • Mi hija de 5 años tiene muchos miedos. No duerme sola ni que se quede sin un adulto en ninguna estancia. No tiene problemas para relacionarse con otros niños,pero de vez en cuando lo quiere ir al colegio, o al campamento,… lugares donde siempre se divierte. ¿como puedo ayudarla?
  • Llevo meses con terrores nocturnos, me despierto gritando en medio de la noche, pegándole al aire, sudando y el corazón a mil por hora. Lo paso realmente mal. Luego no puedo dormir porque estoy muy asustada. Qué puedo hacer? últimamente va a más, como dos veces por semana… A quién debo acudir?
  • Mi hijo de 12 meses tiene pánico a dormirse. Antes tenía episodios de terrores nocturnos, pero ahora no quiere dormirse de ninguna forma (ni solo, ni en la hamaca, ni en brazo) y ha llegado a chillar durante más de 2 horas, hasta agotarse y esto se repite varias veces durante la noche. ¿Qué puedo hacer?
  • Mi bebe tiene 11 meses y desde pequeña no duerme, lo he probado todo darle bibi a media noche ,que duerma conmigo, dormir en su cama etc. y no hay manera ella se despierta llorando como si alguna cosa le pasara. Me han dicho que puede ser esto de los sueños nocturnos. ¿que puedo hacer?

¿Alguna vez tu bebé ha empezado a llorar y te has levantado pensando que tenía hambre pero cuando has mirado para ver qué le pasa tenía los ojos cerrados y estaba dormido? Esto significa que tu bebé estaba llorando o quejándose mientras dormía. Es bastante común y muchos padres no saben cómo actuar en estos casos, porque si lo abrazan para calmarle o le dan el biberón le pueden despertar, entonces, ¿qué hacer? ¿Por qué llora mientras duerme?

Lo primero que debemos recordar es que los bebés para comunicarse contigo lo harán a través del llanto o de las quejas. Suelen llorar para que sepas que tienen necesidades y que debes responder ante ellas. Si tu bebé confía en ti para que le des tu amor y le cuides, entonces llorará para reclamar tu atención.

Por qué llora mientras duerme

En muchas ocasiones a los bebés les cuesta conciliar el sueño aunque estén cansados y esto puede hacer que lloren mientras duermen, quieren seguir durmiendo tranquilamente pero no saben cómo hacerlo: te necesitan. En ocasiones solo necesita que le cantes una nana, que le toques la mano o que le mezas un poquito mientras duerme para que se relaje de nuevo y entre en su sueño profundo.

También puede ocurrir que un bebé tenga pesadillas y que por eso llore mientras duerme. Los bebés sueñan igual que los adultos y muchos de esos sueños se relacionan con sus experiencias de aprendizaje diurno. Si por ejemplo, un bebé sueña que sus padres se alejan de él, entonces puede llorar de angustia mientras está dormido. Puede sentir miedo y llorar por eso.

Es posible que esté pasando la transición del sueño ligero al profundo y luego se quede dormido de nuevo, si esto es así es mejor que le dejes porque se volverá a calmar y si le coges en brazos, le despertarías y le harías sentir mal.

Cómo calmar al bebé cuando llora pero aún está dormido

Aunque tu respuesta natural al llanto de tu bebé es despertarle y abrazarle, si está dormido pero se queja con los ojos cerrados, entonces lo mejor que puedes hacer es esperar y mirar. Si tu bebé está llorando o haciendo ruidos, no significa que quiera despertarse, al tener los ojos cerrados es un indicador claro de que está dormido.

Es necesario que para saber qué hacer, prestes atención al sonido de su llanto. Un bebé que llora por la noche porque tiene alguna necesidad básica que satisfacer (hambre, frío, calor, pañal sucio, necesita afecto o se encuentra enfermo) no volverá a dormirse rápidamente, y su llanto de desconsuelo es fácilmente reconocible, en este caso SIEMPRE tendrás que atenderle, puesto que te necesita en ese instante para estar mejor.

Cuando esto ocurra los despertares a mitad de la noche tendrán que ser en silencio y tranquilos, para no despejar más de la cuenta al bebé. Haz lo que tengas que hacer para satisfacer sus necesidades con la luz tenue, así podrá conciliar el sueño de nuevo. Así, sin luces brillantes, le estás dejando claro a tu bebé que la noche es para dormir.

Recuerda que si tu bebé hace ruido mientras duerme es totalmente normal, otra cosa es que llore o se queje, entonces tendrás que mirarle para saber si está despierto o no. Si está despierto tendrás que satisfacer sus necesidades con luz tenue y tranquilidad y si tiene los ojos cerrados, entonces acúnale un poco o cántale una nana para que vuelva a sentir la tranquilidad que necesita y que de esta manera, pueda descansar de nuevo como necesita hacerlo.

El sueño y su hijo de 8 a 12 meses

  • Tamaño de texto más grandeTamaño de texto grandeTamaño de texto regular

Los problemas relacionados con el sueño son frecuentes en la segunda mitad del primer año de vida de un bebé. Algunos bebés reclaman la presencia de sus padres y se ponen a llorar a media noche, tranquilizándose en cuanto perciben que mamá o papá está cerca. Esto se debe a la ansiedad de separación, una etapa normal del desarrollo que ocurre durante estos meses.

Si ocurriera esto, actúe como con los demás despertares nocturnos, dé a su bebé unos minutos para que se tranquilice él solo. De ser necesario, tranquilice brevemente a su pequeño sin sacarlo de la cuna.

¿Durante cuánto tiempo dormirá mi bebé?

La mayoría de los bebés de esta edad deben dormir de 12 a 16 horas en cada período de 24 horas, incluyendo un sueño ininterrumpido de 9 a 12 horas por la noche. Lo más probable es que su bebé siga haciendo dos siestas en las horas de luz. Algunos bebés hacen siestas de unos 30 minutos, mientras que otros las hacen de hasta 2 horas.

¿Cómo deben dormir los bebés?

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda compartir la habitación con el bebé sin compartir la cama con él hasta su primer cumpleaños o, por lo menos, hasta que tenga seis meses, cuando el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS) es más alto.

Compartir la habitación con el bebé consiste en acostar al bebé en una cuna, cunita portátil o moisés dentro de la habitación de sus padres, en vez de dejarlo dormir en una habitación independiente. Esto permite tener al bebé cerca por la noche y facilita las tomas, así como la posibilidad de consolarlo y de supervisarlo por la noche.

Aunque compartir la habitación con el bebé es seguro, poner al bebé a dormir en la cama junto a usted no lo es. Compartir la cama con el bebé aumenta el riesgo de SMSL y de otras muertes relacionadas con la conducta de dormir.

Siga las siguientes recomendaciones para que el ambiente de su pequeño para dormir sea seguro:

  • Coloque siempre a su bebé boca arriba (sobre la espalda) para dormir, no lo coloque nunca boca abajo (sobre el abdomen) ni de costado. El índice de SMSL se ha reducido mucho desde que la AAP introdujo esta recomendación en 1992. Una vez el bebé aprenda a darse la vuelta, pasando de estar boca arriba a boca abajo y viceversa, está bien que permanezcan en la postura de sueño que él elija.
  • Utilice una superficie firme y estable como colchón. Cubra el colchón con una sábana que quede bien ajustada. Asegúrese de que la cuna o el moisés cumpla con las normas de seguridad vigentes en la actualidad.
  • No coloque nada más en la cuna o el moisés. Guarde los juguetes de peluche, las almohadas, las mantas, las cubiertas, edredones, o colchas, las sábanas que no ajusten bien y los protectores de cuna apartados del área donde duerma el bebé.
  • Evite el sobrecalentamiento. Vista a su bebé según la temperatura de la habitación, sin abrigarlo más de lo necesario. Fíjese en los signos del sobrecalentamiento, como el sudor o estar muy caliente al tacto.
  • Mantenga a su bebé alejado del humo del tabaco. Ser fumador pasivo aumenta el riesgo de SMSL.
  • Ponga a dormir a su bebé llevando puesto el chupete. Pero, si su hijo rechaza el chupete, no lo fuerce a dormir con él. Si suelta el chupete mientras está dormido, no se lo vuelva a poner.
  • Esté atento a otros peligros. Evite artículos con cordones, cordeles o cintas que se puedan enrollar alrededor del cuello del bebé y objetos de cualquier tipo con esquinas o bordes afilados. Fíjese bien en los objetos que su bebé podría tocar mientras está sentado o de pie sobre la cuna. Los móviles colgados sobre la cuna, los adornos que cuelgan de la pared, como los cuadros y los tapices, y los cordeles de las persianas pueden ser peligrosos si se encuentran al alcance del bebé.

¿Cómo puedo hacer más llevadera la hora de acostarse por la noche?

Es posible que ya haya iniciado una rutina para la hora de acostarse y que la esté siguiendo al pie de la letra. Si todavía no la ha iniciado, ahora es un buen momento para empezar. Las actividades tranquilizadoras que orientan hacia la noche y el descanso nocturno pueden ayudar a relajar a su bebé. Un baño caliente, seguido de un cuento o de una canción le señalarán el final del día; y puede utilizar las mismas actividades durante los próximos años.

A usted le interesa que su bebé concilie el sueño por sí solo. Eso significa que debe aplicar la rutina de acostarlo y dejar al bebé en la cuna mientras esté somnoliento pero todavía despierto. Si el bebé llora, manténgase alejado de él durante unos minutos. Es posible que se tranquilice solo y se ponga a dormir.

Si continúa llorando, vuelva junto a él e intente tranquilizarlo sin sacarlo de la cuna. Esto se puede repetir varias veces hasta que su bebé se dé cuenta de que llorar no le está dando resultado; es decir, que no sirve para que lo saquen de la cuna. Esto puede ser duro para los padres, porque les disgusta tener que escuchar el llanto de su bebé. Si usted sabe que su hijo está seguro (que no tiene hambre, no está mojado ni sucio y no se encuentra mal), está bien que lo deje un rato solo para que se tranquilice.

Si su hijo continúa llorando y reclamando su presencia, unas cuantas palabras tranquilizadoras («Mamá está aquí, pero es hora de dormir») pueden bastar. Intente alargar el tiempo entre esas intervenciones hasta que, por fin, su hijo se quede dormido.

¿Y si mi bebé se despierta por la noche?

Hasta los bebés que llevan un tiempo durmiendo de un tirón por la noche, a veces se pueden despertar de madrugada, como los adultos. Espere un ratito para dejar que el bebé se quede dormido por sí solo. Deje que el bebé se queje durante unos pocos minutos antes de responder; y luego, después de comprobar que todo está bien, deje solo al bebé para que concilie el sueño.

Cuando su bebé se despierte por la noche y reclame su presencia, tranquilícelo asegurándole que usted está allí. Luego transmítale el mensaje de que necesita volver a conciliar el sueño. Lo mejor podría ser darle una suave palmadita en la espalda y nada más. Si usted es firme y consistente sobre cómo enseñar a su bebé a volver a conciliar el sueño por sí solo y sin su ayuda, esta etapa debería ser bastante breve.

Recuerde: abrazar, alimentar o hablar a su bebé cuando se despierta a media noche puede favorecer que su pequeño se despierte con regularidad para recibir este tipo de atenciones.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Los Comportamientos de Ninos de 0 a 18 Meses de Edad

Situación: Un bebé que llora

Mi bebé de 4 meses no para de llorar. Estoy agotado. No he dormido una noche entera durante meses, y ahí va otra vez. Otra noche de horror: ¡Un bebé que grita y no duerme!

¿Por qué está pasando esto?

Porque los bebés,

  • Lloran para decirnos que algo está mal, y que necesitan ayuda.
  • Lloran cuando están enfermos, tienen hambre, sienten dolor, frío o cansancio o se asustan de los desconocidos. Los bebés no lloran para molestarnos.
  • Llorarán hasta que alguien les ayude a aliviar la molestia o hasta que él o ella se agote y se duerma.
  • Son diferentes: algunos lloran mucho, mientras que otros casi no lloran. Esto se debe normalmente al temperamento o personalidad del bebé.

¿Qué pueden hacer los adultos en esa sitación?

  • Verifique las causas obvias del llanto (hambre, frío, etc.) para así eliminarlas.
  • Consuele al bebé: Esto no lo malcriará. Cuando los bebés lloran, déles calor humano y caricias para sentirse seguros y a salvo.
  • No castigue a un bebé que llora: Las reacciones bruscas asustarán y sorprenderán al bebé, empeorando el problema.
  • Nunca sacuda a un bebé: Puede causarle daños cerebrales, lesiones serias o hasta la muerte.
  • Compruebe patrones: Algunos bebés lloran mucho, otros no tanto; algunos lloran todas las tardes. Intente hacer cambios como caminar afuera con el bebé o tener música en la habitación.
  • Conozca el estilo de su bebé y téngalo en cuenta cuando ponga al niño en la cama. Algunos bebés necesitan lugares silenciosos y oscuros; otros pueden acomodarse y dormir en medio de una multitud.

¿Qué pasa si no funciona nada?

  • Llame a otro adulto para ayudar a calmar al bebé o darle ánimos a usted.
  • Deje al bebé solo a salvo en una cama o en una sillita para bebés, luego ponga a media luz la habitación, cierre la puerta y descanse.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *