0

Mi mujer no quiere sexo

Diez razones por las que tu esposa no tiene sexo contigo

Una de las quejas más comunes de los hombres en el matrimonio –o en una relación de convivencia-, es que su pareja ya no muestra el mismo interés por tener intimidad que antes.

Durante el noviazgo, no hacía falta buscar razones para el momento de placer. Pero luego de vivir juntos, las ganas en ella parece que se han ido de vacaciones.

En un artículo del huffingtonpost.com, la psicóloga Samantha Rodman explica algunas razones por las que muchas esposas se muestran reacias a tener relaciones sexuales con la frecuencia de antes. Por fortuna, todas tienen solución, así que anímate a fomentar una buena comunicación y dialogar para trabajar en la solución de cada inquietud.

1. No hueles bien. De acuerdo con la psicóloga, esta es la queja número uno de las mujeres en sus consultas. Las chicas son súper sensibles a los olores, más aún en sus momentos más fértiles. Así que cepillarte los dientes, ducharte antes de acostarte y en la mañana, aumentará las probabilidades de hacer el amor con un amante no maloliente.

2. Luces con flojera. A las mujeres les gusta un hombre con iniciativa, dinámico y enérgico. Para apagar la chispa en la mujer, nada mejor que llegar a la casa y ver a su esposo tirado en el sofá viendo televisión –o navegando en la computadora-. Y peor aún, asomarse horas más tarde, y ver que él sigue en las mismas.

3. No ayuda en los quehaceres domésticos. El que el hombre colabore en las tareas del hogar, sin duda, es un claro mensaje de que existe una consideración hacia ella. Estudios han demostrado que muchas mujeres albergan resentimientos al sentir que su pareja les deja la carga del hogar en sus manos. ¿El castigo para ellos? No tener sexo.

4. Eres aburrido. Tus conversaciones se han reducido a frases. Y al momento de hacer el acercamiento para la intimidad, apareces con la misma rutina. Si quieres que tu esposa se desnude para ti, por ejemplo, utiliza tu creatividad para hacerle algunas preguntas profundas o humorísticas.

5. Actúas como si estuvieras viviendo en una fraternidad. La psicóloga explica que esta es otra de las críticas más comunes. Entre las cosas que más disgustan a las mujeres, están los eructos de su pareja, los pedos, beber hasta vomitar, y el que agarren sus senos de la nada. También, el que hagan chistes machistas.

6. No notas nada en ella. El cambio de color de cabello, la pérdida de diez libras, lo elegante que se vistió hoy… El hombre no lo nota, y si lo nota, no dice nada. Error. El mensaje que envías a tu pareja es de total indiferencia. Así que haz un esfuerzo y muestra interés en explorar el cuerpo de tu esposa desde la mañana. ¿Luce bien? ¡Pues díselo!

7. Eres pesimista. Si eres de los que protestas por todo, por cada posible solución respondes con un “pero”, y por cada opinión te empeñas en llevar la contraria… ¿De veras crees que ella va a sentir admiración hacia ti? ¿Va a sentirse excitada de acostarse con alguien que hace unos minutos le dijo lo ridícula que era su opinión?

8. No la apoyas en público. Y peor aún: te burlas de ella delante de todos. De hecho, ni siquiera hacer bromas de ella y minimizarla en privado la motivará a ir contigo a la cama esta noche.

9. No te importa lo que a ella le interesa. ¿Sabes cuál es su película favorita? ¿Qué postre disfruta más? Sé honesto. Cuando ella te habla sobre algo importante en su vida, ¿buscas evadirla o interrumpir la conversación? ¿O haces un esfuerzo para involucrarte en sus preocupaciones y aspiraciones?.

10. No le preguntas por qué no quiere tener sexo. Seguro te mueres por saber por qué hace tiempo ella te rechaza para ir a la cama. Pero, ¿por qué no has dado el paso de preguntarle? Este acto de valentía, sin duda, le demostrará que se trata de un aspecto valioso para ti, y que te interesa involucrarte para encontrar una solución al problema. Básico, ¿verdad? Pero te sorprendería saber cuántos hombres no se atreven a dar este paso.

Por qué tu pareja ya no quiere hacer el amor: causas y remedios a su rechazo sexual

Estás preocupado. Lo que parecía una sequía sexual transitoria se ha convertido en un problema grave. Tu pareja ya no quierehacer el amor, al menos contigo. Te gustaría creer que no tiene un amante o un lío, pero ya no sabes qué pensar.

Bueno, ante todo, lector, tranquilidad. Hay muchas causas que pueden explicar el rechazo sexual de tu amorcito, tanto si es hombre como mujer. ¿Lo mejor? La culpa no puede ser tuya, sino puede ser una combinación de numerosos factores.

Recogemos, a continuación, las diez causas de por qué tu pareja no quiere divertirse en horizontal contigo:

1) Tenéis problemas no resueltos

Es habitual esconder la mierda debajo de la alfombra para evitar discusiones y dramas varios, el problema es que esa suciedad se va haciendo más y más grande, y hasta que no la limpiéis ahí va a quedar.

La falta de complicidad y de conexión con el otro queda patente entre sábanas

Si habéis tenido problemas o crisis en el pasado y no las habéis resuelto adecuadamente, es posible que os hayáis ido distanciando poco a poco. Esta falta de complicidad y de conexión con el otro queda patente entre sábanas.

Podéis hacer como que nada ha pasado, seguir con vuestra rutina, ir a la compra, ver series juntos, salir a cenar… pero tenéis ese escollo que impide que os abráis (en todos los sentidos) al otro. Solucionadlo.

Puede que estés con la pareja equivocada Gtres

2) Tu falta de higiene y cuidado

La confianza da asco. Cuando se conoce a una persona nueva, uno cuida su exterior hasta el más mínimo detalle. La depilación se mantiene a raya, se elige la ropa interior con acierto y se limpia uno concienzudamente.

A nadie le gusta tener sexo con alguien que no se ha arreglado sus partes

Este interés por que a uno le vean bien se va diluyendo con el paso de los meses. Es normal, ya hay confianza, hacéis vuestras necesidades con la puerta abierta y os ponéis ese pijama horrible para dormir.

Aunque esto es positivo, lleva intrínseco algo negativo: que desaparezca la pasión entre ambos. A nadie le gusta tener sexo con alguien que no se ha arreglado sus partes, y mucho menos que no se ha aseado correctamente sus partes íntimas. Corrige esto y verás qué bien.

Hay que limpiar bien los bajos Gtres

3) Cansancio y estrés

Otro factor determinante de la falta de apetito sexual puede estar en el cansancio. El exceso de trabajo y de responsabilidades pueden dejar a uno agotado. Y cuando el hastío vital aparece no hay nada que haga fluir el deseo.

Si notas que tu pareja está estresada y quieres intimar, primero haz que desconecte

Si notas que tu pareja está estresada y quieres intimar, primero haz que desconecte, que se evada de todo. Muchos hombres cometen el error de intentar ‘distraer’ a su pareja de sus problemas metiéndolas mano, cuando en realidad lo que hace falta es un buen abrazo y una conversación. Si eso se produce y tu amor vuelve a conectar contigo, ya puedes comenzar con los tocamientos y mimos.

Está cansadísima Gtres

4) Consume medicación o drogas

Puede ser que ambos solo intentéis intimar los fines de semana después de beber alguna copita o fumar algo. Estas sustancias legales (y no tanto) inhiben el deseo sexual. Así que si queréis hacer el amor después de salir a cenar, cuidadito con lo que tomáis antes.

Los ansiolíticos y antidepresivos reducen el apetito sexual drásticamente

Otra posibilidad es que tu pareja esté tomando medicación, como ansiolíticos o antidepresivos, que reducen el apetito sexual drásticamente. En ese caso, no te queda otra que aceptar la situación y apoyar a tu media naranja. Y si te entran ganas ya sabes que tienes dos manos muy hermosas.

Hay medicamentos que reducen la libido Gtres

5) Sexo insatisfactorio

Ojo, también es posible que sea culpa tuya y que lo hagas mal. En el caso de ellas, y según una investigación realizada a través de 33 estudios, el 75% de las mujeres nunca llega al orgasmo durante el sexo. Aunque no es determinante, sí que puede ser que la falta de orgasmos durante las relaciones sexuales le hagan rechazar el coito. Innova, lector. Usa tus extremidades y tu boca para dar placer a tu chica.

El 75% de las mujeres nunca llega al orgasmo durante el sexo

En el caso de ellos, puede ser que se aburran, simplemente. Hay muchas mujeres que son bastante lineales en la cama, abonadas a la posición ‘estrella de mar’ (ponerse boca arriba y no hacer nada). Si eres fémina y tu chico no quiere tener sexo contigo, prueba nuevas cosas: sexo oral, nuevas posturas, lencería sexy, juegos, fantasías… Aunque quizá lo que más eche de menos él es que lleves la iniciativa. Sorpréndele.

Puede ser que no des la talla Gtres

6) Desequilibrio hormonal

Muchas veces la falta de deseo sexual se debe a desequilibrios hormonales, sobre todo en personas maduras. Las mujeres atraviesan la menopausia, y los hombres la llamada coloquialmente ‘pitopausia’. Podéis salir de dudas con una visita al médico y unos análisis de sangre.

Desequilibrios hormonales Gtres

7) Disfunción eréctil

En hombres maduros es más que común la disfunción eréctil. Según la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA), afecta al 18,9% de la población masculina de entre 25 y 70 años. El hombre puede evitar tener encuentros sexuales por miedo a que su soldado no se ponga lo suficientemente firme. Esto se soluciona con una visita al médico y con tranquilidad.

No funciona Gtres

8) Distracciones digitales

Una estampa que se repite cada noche: os metéis en la cama tras una larga jornada de trabajo y labores varias y cada uno en una punta de la cama con su móvil o tablet. Cuando os queréis dar cuenta, ya son las tantas y hay que irse a dormir.

Le prestas más atención a Twitter, Facebook o a la televisión que a tu pareja

Le prestáis más atención a Twitter, Facebook o a la televisión que a vuestra pareja. Es normal que no se sienta deseada ni querida ni sexy. Luego creéis que tocando un poco ya va a estar todo hecho, pero no, amigo, eso hay que currárselo desde mucho antes, y no nos referimos a nada sexual. Un poco de atención es todo lo que hace falta para que tu amor muestre deseo por ti.

Menos móvil y más sexo Gtres

9) Cambios en el peso

Parece raro, pero sucede. Una ganancia o pérdida de peso puede hacer fluctuar el deseo sexual de una persona. El susodicho se siente gordo o demasiado flaco, y no tiene ganas de mostrarse frente al otro. No ayuda tampoco que la otra parte de la historia critique continuamente la apariencia de su media naranja.

Una ganancia o pérdida de peso puede hacer fluctuar el deseo sexual de una persona

«Vaya barriga has echado», «esos pantalones antes te quedaban mejor», «¿has cogido unos kilos, ¿no?», «se te están cayendo las tetas» o «estás demasiado delgado» pueden ser determinantes a que le bajes la autoestima a tu amor y, por consiguiente, se cierre a ti en todos los sentidos.

No se trata de mentir, pero tampoco de hacer sentir mal. Si quieres a alguien, le quieres esté como esté. Házselo sentir con cumplidos y verás que todo va bien.

Ha engordado Gtres

10) Infidelidad

Sí, amigo, otro factor de que tu pareja no quiera acostarse contigo es que te está poniendo los cuernos. No tiene ganas porque las quema con otra persona. Hay muchas señales que indican que tu pareja te está siendo infiel. Puedes decidir hacer la vista gorda y arreglar el problema o hablar con tu amor y perdonar.

No tiene ganas porque las gasta con otra persona

Siempre te decimos lo mismo, pero si crees que tiene un amante, probablemente lo tenga.

Tiene sus necesidades cubiertas Gtres

Y esto es todo, lector. Esperamos haberte sacado de dudas. Lo mejor es que hables con tu pareja y que ésta sea la que te explique por qué ya no quiere acostarse contigo. Si ves que la cosa no se arregla, siempre puedes proponer acudir a terapia de pareja, entretenerte con tu mano o dejarlo.

¡Ánimo!

Las verdaderas razones por las que tu pareja no quiere tener sexo

Distractores digitales

Actualmente es difícil sentarte en el sillón y ver la televisión con tu pareja sin estar al pendiente de tu teléfono. Y en serio, eso puede terminar con el romance. “Si prefieres pasar tiempo con tu celular o con tu tableta y no con tu pareja, es tiempo de que te replantees todo”, dice Celeste Holbrook, terapeuta en salud sexual.

“Carga tu teléfono en la cocina y utiliza un reloj despertador normal en tu dormitorio. Hasta 10 minutos extras con tu pareja, sin aparatos electrónicos cerca, pueden ayudarte a mejorar tu relación y tu vida sexual”.

Listas infinitas de pendientes

La mayoría de nosotros tiene pendientes todo el tiempo, pero si tu pareja siente que nunca termina con sus quehaceres, probablemente no esté pensando en sexo.

“Si tu pareja sólo puede pensar en su jefe, en la ropa sucia, en la ropa de los niños o en su futuro incierto, probablemente no tenga cabeza para juegos sexuales”, dice Jenny Block, educadora sexual y autora de O WOW: Discovering Your Ultimate Orgasm y de The Ultimate Guide to Solo Sex.

“Puedes escuchar tus preocupaciones laborales y ayudarle con sus pendientes, esto creará un espacio seguro para la intimidad”.

Desconexión

Si no han tenido tiempo para ustedes últimamente, quizá tú y tu pareja comiencen a sentirse alejados tanto física como emocionalmente. En estos casos, Block recomienda que le hagas saber a tu pareja que cuenta contigo.

“Algo tan simple como tomarse las manos, masajearse los hombros o mantenerse la mirada mientras hablan puede hacer que se sientan más en sintonía, y hará que su relación sexual mejore”, añade Block. Los gestos sencillos pero cariñosos son una buena manera de mejorar tu vida sexual en poco tiempo.

Tensión en la relación

De donde sea que esté viniendo el conflicto, ya sea que se le haya olvidado recoger sus calcetines del suelo o que no haya limpiado bien el baño, si no hacen algo al respecto pueden tener problemas mayores. “Cualquier tipo de tensión construirá barreras entre ustedes, y esto terminará con la atmósfera sexual”, dice Claudia Six, sexóloga y autora de Erotic Integrity: How To Be True To Your Sexuality.

“Tienes que trabajar con tus resentimientos, resolver tus conflictos, disculparte sinceramente y aprender a comunicarte mejor”. Las conversaciones difíciles te ayudarán a mejorar tu vida sexual.

Sentirte menospreciado

Si tu pareja se siente menospreciada, pese a todo lo que hace por ti, quizá ya no quiera tener relaciones sexuales contigo, aunque hayan sido muy buenos amantes en el pasado. ¿Qué hacer? Eyal Matsilah, autor de Orgasm Unleashed, recomienda que busques un momento para que hables con tu pareja y le digas lo mucho que la estimas.

“Pregúntale cómo se siente, si hay algo que puedas hacer para que se sienta mejor, si hay algo que quiera que hagas tú o que cree que puedas hacer para que su relación mejore”, dice él. “Dedícale tiempo de calidad a tu pareja, salgan a una cita o lean algo sobre parejas e intenten pasar más tiempo juntos”.

Falta de ejercicio

Cuando se acelera tu ritmo cardiaco y comienzas a sudar, tu cuerpo libera las famosas endorfinas, químicos que te hacen sentir bien y que te ponen de buen humor. Esto puede incrementar tus ganas de irte a la cama con tu pareja, además de que aumentará tu autoestima.

¿Qué estás esperando? ¡Muévete! Todavía mejor: podrías hacer ejercicio con tu pareja y así ambos disfrutarán todos los beneficios.

Infidelidades

Si una parte de la pareja es infiel a sus acuerdos, recuperar la conexión sexual puede ser difícil. “La confianza, que es una parte importantísima de la conexión íntima de una pareja, se romperá si hay infidelidades”, explica Wendi L. Dumbroff, terapeuta profesional. “Esto hará que sea difícil dejarse llevar nuevamente”.

Ella recomienda terapia de pareja pero aclara que no es suficiente con esto para recuperar la relación sexual. “Busquen formas de volver a crear intimidad entre ustedes de manera que les permitan recuperar la confianza en el otro. Esto, aunado a los cambios en la dinámica de pareja que pueden deberse a la terapia, hará que sanen y que comiencen a sentirse mejor entre ustedes”, añade.

Falta de placer

Aproximadamente el 75% de las mujeres dicen que no logran un orgasmo durante una relación sexual, según el análisis de 33 estudios al respecto. Aunque quizá no sea así todo el tiempo, Block explica que la falta de placer puede hacer que una mujer se desinterese en el sexo.

“Si una mujer siente que sólo está sirviéndole a su pareja, probablemente deje de interesarse en el tema sexual”, dice ella. “El placer debe ser mutuo –si no es así, quien esté recibiendo menos placer dejará de mostrarse interesado en la relación”.

Disfunción eréctil

La disfunción eréctil se está volviendo más común, y afecta a aproximadamente 52% de los hombres, según un estudio publicado en la US National Library of Medicine National Institutes of Health. De hecho, alrededor del 40% de los hombres mayores de 40 años la sufrirán, y este porcentaje aumenta al 70% para los hombres de 70 años.

“Los hombres preferirán evitar un encuentro sexual antes que sentir que no funcionan, así no se avergonzarán frente a su pareja”, dice Dumbroff. “Puede deberse sólo a ansiedad porque les haya sucedido anteriormente”.

Cuando sea el caso, ella recomienda visitar a un médico, especialmente si antes no ocurría, porque puede ser una señal de otro problema de salud. La terapia de pareja también puede ayudar a llevar una relación sexual a otros lugares en los que la penetración no sea necesaria.

Tomado de rd.com The Real Reasons Your Partner Doesn’t Want to Have Sex

Mi esposa no quiere tener sexo… Tal vez ni siquiera está interesada en él

Trabajar en la propia autoestima
Esto es lo más importante que puede hacer para mejorar su relación. Si tiene problemas de imagen corporal o experimenta temores de no valer lo suficiente, su miedo lo está volviendo incapaz de dar amor como necesita hacerlo. Casi todos sufrimos mucho debido a los sentimientos de inadecuación y estos sentimientos tienen que repararse si queremos una relación saludable. La mayoría de las personas necesita coaching o terapia profesional para cambiar esto. Una persona confiada puede dar mucho más en una relación que una que se siente desdichada. Aliente a su cónyuge a buscar ayuda en esta área, porque quiere verla más feliz (no sólo para conseguir más sexo). Nuestro seminario para tener más claridad es una manera excelente y poco costosa de obtener esta ayuda y mejorar el valor personal.

Comunicarse
Esto es vital para una relación saludable, pero constatamos que la mayoría de las parejas no se comunican hasta no resolver primero sus problemas de miedo y autoestima, que en realidad están generando la posición a la defensiva y las sensaciones de no estar a salvo. Una vez que cada uno lleva a cabo el trabajo personal en su autoestima y sus miedos al fracaso y la pérdida, nosotros les enseñamos a mantener diálogos de reconocimiento recíproco. Esto significa escuchar antes de hablar y reconocer el derecho del otro a pensar y sentir como lo hace.

Elegir el momento y reservarse lugar
Tanto los hombres como las mujeres necesitan una mejor comunicación para poder explorar cuál es el momento oportuno para la intimidad. Practique la empatía y pregúntese: “¿Qué ha hecho mi cónyuge en las 12 últimas horas? ¿Qué debió enfrentar? ¿Qué es lo que más necesita en este momento? En definitiva, todos ansiamos el apoyo, la conexión y el cuidado de nuestro cónyuge, pero a veces demostrar amor significa ocuparse de los platos, levantar la mesa, lavar las sábanas y cargar combustible en el auto. Asegúrese de hacer cada día algo que lleve a su pareja a sentirse valorada y querida y su cónyuge tendrá más entusiasmo en reservar tiempo para la intimidad.

Tiene que ver con el corazón, la mente y la química
Para que usted y su pareja disfruten la intimidad estos tres elementos deben estar conectados y equilibrados. Tanto mujeres como hombres deben tener una mente clara para poder realmente conectarse y reservarse tiempo para el otro.

Las mujeres suelen quedar trabadas en sus problemas de autoestima o preocupadas por los chicos. Los hombres quedan a menudo atascados en el trabajo y las responsabilidades financieras y les cuesta relajarse y estar presentes con sus mujeres. La mejor forma de conectar la cabeza, el corazón y la química es eliminar todas las distracciones -apagar los teléfonos, darse una ducha para quitarse el cansancio del día y concentrarse en el otro. Si usted está presente para su pareja y se conecta emocionalmente desde el corazón, es mucho más fácil que la química actúe.

Reparar esta parte de la relación requiere tiempo y empeño, pero la conexión y el amor al final hacen que el esfuerzo valga la pena.

Usted puede hacerlo.

La razón por la que una mujer no quiere hacer el amor  | El Nuevo Herald

Hace 4 meses comencé un nuevo programa “Una noche íntima y sensual” transmitido en mi Facebook, junto a dos prestigiosas doctoras, una es ginecóloga y la otra es experta en rejuvenecimiento vaginal. En este show hablamos de sexo sin rodeos, sin filtros y sin pelos en la lengua.

En uno de estos programas tuve una revelación que me impactó, hablábamos de las razones por las que una mujer no quiere tener intimidad con su pareja. Yo al igual que muchos pensé que los motivos que generan falta de deseo, son los que solemos escuchar como el cansancio, estrés, monotonía, dolor de cabeza, falta de amor, infidelidad, cambios hormonales, medicamentos y hasta la edad, por mencionar algunos.

Esa noche descubrí la verdadera razón por la que muchas no quieren tener relaciones, te puedo asegurar que nunca la has escuchado, porque a las mujeres les da vergüenza y frustración expresarla, hasta en muchos casos no se dice por temor a perder la pareja, y esta razón es ¡Dolor al tener relaciones sexuales!

Te pregunto ¿quién puede disfrutar cuando hay dolor? Para muchas la incomodidad es tan agobiante que no les permite concentrarse y mucho menos sentir placer. En la mayoría de los casos esto sucede por falta de lubricación, ya sea por bajos niveles de estrógeno o por la falta de estimulación previa. Lo cierto es que muchas mujeres creen que este padecimiento es normal y por eso no buscan una solución.

Acceso digital ilimitado: solamente 99 centavos el primer mes

Reciba acceso total a nuestro contenido en todos sus dispositivos

SUSCRIBASE AHORA

Si alguna vez has experimentado dolor, la solución es sencilla; ¡utiliza un gel lubricante vaginal a base de agua! Los mejores son aquellos veganos, que tienen ph ácido, ácido hialurónico, sin glicerina, sin aromas, ni parafina y, que no hayan sido testado en animales.

Ahora, si aun usando un gel hidratante femenino no encuentras remedio a tu dolor durante las relaciones íntimas, te recomiendo que busques ayuda de un profesional de la salud, porque las relaciones sexuales con responsabilidad son para disfrutar sin dolor, ardor ni resequedad. Me uno a que el cuidado íntimo deje de ser tabú y todas las mujeres hablemos libremente, con el fin de encontrar el máximo placer en todos los ámbitos de nuestra vida.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *