0

Mi novio no quiere casarse

Como un descanso a uno de los programas con más éxito de Cuatro para probar nuevos formatos en la cadena. Mediaset ha decidido que uno de sus programas de mayor éxito, ¿Quién quiere casarse con mi hijo? ( QQCCMH ) no estrene su sexta temporada en los próximos meses tal y como estaba previsto.

Según puede avanzar en exclusiva LaVanguardia.com, el programa que presenta Luján Argüelles, no formará parte de los contenidos de la próxima temporada de Cuatro pese a que la productora (Warner) ya había comenzado los castings e incluso tenía a los redactores trabajando en la búsqueda de los candidatos ideales.

‘QQCCMH’: Pepe da clases de protocolo a sus chicos (Mediaset)

El elevado número de estrenos de programas como Bienvenidos a mi hotel, Doctor’s in the House, Cuatro Bodas y Viajeros Cuatro, junto a las nuevas entregas de otros formatos como Héroes, Ven a cenar, Planeta Calleja, Chester, En el punto de mira, Volando voy, Samanta y, Fuera de Cobertura o los Gipsy Kings hacen que la cadena tenga que decidirse entre unos y otros, apostando por formatos más novedosos antes de desgastar otros con sobrado éxito.

De esta manera se opta por guardar durante unos meses el exitoso formato de datings de hijos con sus madres y que había notado un desgaste por parte de la audiencia. Cuatro intenta huir mediante esta decisión de tener una parrilla excesivamente cargada de programas para buscar pareja, un abanico que ya tiene cubierto con First Dates y MYHYV,

‘QQCCMH’: Jaime y su madre (Mediaset)

‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’ busca tener una sexta edición

Cuatro sigue queriendo mantener intactas algunas de sus marcas, a pesar de que el resultado de audiencia de ellas ya no es lo que era. Si hace un par de semanas sorprendía el anuncio de que Granjero busca esposa tendría una nueva edición tras la bajada de audiencia, ahora es otro clásico de Cuatro el que podría tener una nueva temporada.

El anuncio de la renovación de ¿Quién quiere casarse con mi hijo? era algo muy esperado por los seguidores del formato. Sin embargo, la cadena no hecho ningún comunicado al respecto. Pero la productora ya se encuentra buscando candidatos para una temporada. Si se encontrara un buen casting, el formato tendría una nueva edición. Es una estrategia ya utilizada por el antes citado Granjero busca esposa.

¿Quién quiere casarse con mi hijo? supuso el nacimiento del mundo tróspido en Cuatro. Este programa supo renovar los programas de citas y encontró un tono hasta ese momento desconcido en televisión que conquistó a los espectadores.

Después de cuatro temporadas de éxito, este formato de Warner Bros ITPV tuvo un ligero bajón en sus audiencias el pasado año con su quinta temporada. A pesar de esa bajada, el programa supo mantener un muy buen 8,1% de cuota de pantalla media durante la temporada.

Con estos datos, Cuatro estdia que el programa tenga una nueva edición. Se renovarse, se desconoce cuándo se emitirá el programa, pues de momento se encuentran buscando solteros que formen parte del programa. La última temporada se emitió en septiembre del pasado año, pues este formato siempre se suele grabar en verano para tener mejores localizaciones.

Mi hijo de 4 años me dice que se quiere casar conmigo

Hola, ante todo deciros que tenéis un niño muy sano que está pasando por la fase de enamoramiento de mamá y os lo está mostrando de forma muy clara, lo cual es bueno.

Ahora lo que necesita es que le vayáis guiando para que sepa lo que sí puede hacer, lo que sí puede esperar que ocurra y lo que no ocurrirá. Estas referencias claras serán la mejor guía para que lo vaya intengrando de forma correcta y evolucionando hacia el desenamoramiento de mamá (el edipo).

El enamoramiento con mamá

Me ha parecido muy bonito que tu hijo use la expresión hacer el amor. Para él no significa sexo, ni contacto físico, ni relación de pareja (estos son conceptos del mundo adulto). Pero él habrá oido este término y lo usa para expresar el amor de enamoramiento que siente (además la misma expresión lo indica). No le des la importancia desde la prespectiva adulta, no se la censures, déjala pasar.

En esta fase es absolutamente normal que tu hijo desee casarse contigo. Ante esto le ayudarás, como ya estás haciendo, si le aclaras que los hijos no se pueden casar con sus mamás, y que además tu ya estás casada y ya tienes un marido. Que cuando él sea mayor si quiere buscará a alguien con el que casarse.

No te apene darle este mensaje, ni luego hace falta que le des mil explicaciones de cuánto lo quieres a él. Ahora lo que más necesita es que de forma clara le guies, y eso va a suponer frustrarlo. Una frustración muy necesaria para madurar emocionalmente.

Como ya has observado, la reacción de tu hijo es de angustia o puede que de enfado. Es bueno no censurar estos sentimientos. Permite que se enfade está sacando, expresando su disgusto de no poder “casarse con mamá y tenerla solo para él”.

Referencias claras

Muchas familias por evitar este disgusto o enfado le siguen el cuento “si cariño nos caseremos” o simplemente no le dicen nada, ni le aclaran nada esperando que pase esta fase.

Pero esto aún desorienta más al niño o niña y no le ayuda a madurar emocionalmente.

En esta fase también le ayudará que no le permitas ocupe más de lo normal espacios propios de su padre, ni roles o actitudes. Por ejemplo, sentarse en la mesa en el lugar de papá, separaros cuando os besais, quitarle el sitio del sofá a papá. En estas situaciones sigue siendo de mucha ayuda que le vayas indicando cuál es su lugar y cual el de tu marido.

Esta fase pasa por si sola, solo necesita tiempo, paciencia, orientaciones claras y no darle mucha importancia a sus expresiones cuando hay más gente delante. Recordad que los niños no son adultos, somos nosotros los que desvirtuamos sus conductas y expresiones.

Si sois una pareja cariñosa no dejéis de mostraros vuestro afecto delante de él. De vuestro ejemplo vuestro hijo aprende qué es el amor, cómo se expresa, cómo se tratan las parejas (un buen aprendizaje para sus futuras relaciones sociales e íntimas)

Cristina Garcia, pedoga, orientadora familiar y terapeuta Gestatl infantil

¿Por qué mi novio no quiere casarse conmigo?

Enamorarse es una de las emociones más hermosas por la que pasan las personas.Especialmente si tu pareja quiere casarse contigo llegado el momento de dar el sí quiero.

Una boda es el sueño de prácticamente toda mujer, pero… ¿qué pasa si él no quiere casarse?

El hecho de que tú desees establecer una vida matrimonial no equivale a que tu pareja quiera lo mismo. Esto puede llegar a representar un gran problema para ambos.

Veamos más al respecto a continuación.

¿Cómo saber si mi novio no quiere casarse?

Ante todo, es importante que tengas en cuenta que el hecho de que novio no quiera casarse no significa que no te ame.

Se suele decir mucho que los hombres tienen mayor resistencia al compromiso que las mujeres, pero lo cierto es queno todos los casos son iguales y establecer generalizaciones no es lo más adecuado para identificar los problemas y avanzar. Por otra parte, se suele atribuir la cuestión a la inmadurez, aunque esta no tiene por qué ser necesariamente la causa principal.

Algunos indicios que pueden indicarte que él no desea casarse en este momento son:

  • Alto nivel de estrés: está muy ocupado en su trabajo, solo piensa en la oficina, en que si llegará a tiempo al gimnasio, incluso, vive más pendiente de su familia.
  • Evita hablar sobre el tema: siempre que intentas introducir el tópico en la conversación te esquiva, comienza a hablar de otra cosa.
  • No hace planes a futuro: si nunca habla de su vida en pareja, no comenta sobre adquirir una vivienda, tener hijos…
  • No toma una decisión: no termina de asumir una posición al respecto ni decide nada, queda como «en espera».
  • Evita hablar como pareja: sabes que tu novio no quiere casarse porque nunca usa el “nosotros” en las conversaciones.

Otros factores

La razón por la que quizás un chico no quiera casarse no siempre tiene que ver con que se tome o no la relación en serio. En realidad, hay otros factores que pueden estar influyendo:

  • Inseguridades no gestionadas con un profesional.
  • Considera que aún tiene metas por alcanzar.
  • Temor al compromiso o la pérdida de la libertad e independencia.
  • Considera que no tiene suficientes recursos materiales y económicos para asumir la responsabilidad de formar una familia.
  • Experiencias pasadas traumáticas (un primer matrimonio que ya fracasó, etcétera).
  • Actividad hormonal: la testosterona es una hormona que hace que los hombres sean agresivos y “más sexuales”, por lo que comprometerse con una mujer le haría perder oportunidad de estar con otras.

¿Qué debo hacer?

Aprende a ser paciente ante la difícil situación de descubrir por qué tu pareja le teme al compromiso matrimonial. Algunos tips que pueden ayudarte son:

  • Habla del tema (siempre desde el respeto y la calma), hazle saber lo que quieres, cuáles son tus planes y tus expectativas respecto al matrimonio.
  • No lo agobies ni lo obligues a casarse. Esa es una de las decisiones más importantes y no puede tomarse a la ligera ni bajo presión.
  • Explícale que casarse no arruina la relación, sino que consagra el amor de la pareja.
  • Enfrenten los miedos que puedan presentarse y, para ello, es determinante saber cuáles son, mencionarlos.

Te puede interesar: 6 discusiones que toda pareja feliz tiene

Su opinión

Es importante seguir siendo el apoyo de tu chico, aún cuando existan diferencias. Su opinión cuenta y es por eso que debes procurar escucharla.

  • Asegúrate de saber qué piensa él del matrimonio, de la vida en pareja, si ha considerado casarse.
  • Plantéale los beneficios del matrimonio.
  • Analiza si el tema de la boda es tan importante como para ser motivo de discusión o, incluso, de ruptura.
  • Háblale de otras parejas y de su experiencia.

Si lo consideras, busca ayuda profesional que los oriente para resolver por qué tu novio no quiere casarse. En cualquier caso, serás tú la que decida si continúas e insistes o te adaptas a otra opción de vida.

Mi novio quiere casarse conmigo, ¡pero yo no!

Tal vez, el título de este post suene algo cruel, pero la verdad, el hecho de no querer casarte en este preciso momento no significa que no ames a tu novio o que no estás tomando en serio la relación. En realidad, existen muchas razones totalmente válidas para no querer casarte; si no estás lista, nadie puede obligarte.

Sin embargo, es necesario analizar la situación y tomar conciencia sobre qué es lo que quieres para tu futuro con tu pareja. ¿No quieres casarte ahora? ¿No quieres casarte con él? Si tienes dudas respecto a esto, en este post esperamos poder resolverlas.

Algunas razones…

  • Mis prioridades

Hoy en día, son más las mujeres que se trazan metas muy altas en cuanto a su profesión. Estas metas, para muchas, son incompatibles con tener una familia y dedicarse a ella; por eso, cuando el novio pide la mano, no queda otra opción que priorizar. La búsqueda de un buen puesto de trabajo o estudiar tu maestría, por ejemplo, son razones muy fuertes para que digas “¡Todavía no quiero casarme!”.

De hecho, algunas cosas respecto a tus espacios y horarios cambiarán; sobre todo si quieren tener hijos inmediatamente (lo cual no es recomendable). De todos modos, depende mucho de cuánta convicción y de cuán organizada estés para que, casada o no, continúes persiguiendo tus objetivos laborales.

Sin embargo, debes sentarte tranquila un momento y pensar: ¿casarme significaría un verdadero problema para mi realización personal? ¿Realmente es una dificultad estar casada? ¿Tener un esposo demanda más atención que mis otros temas? Cuando respondas a estas preguntas, verás si es posible casarte y continuar trabajando por alcanzar tus metas personales.

  • ¿Tendré la misma libertad de siempre?

Con todo lo que nos ha costado tener la libertad que gozamos hoy, casarse, para muchas, es condenarse a vivir toda la vida bajo la sombra de un hombre que será la cabeza del hogar.

Dejando de lado el fatalismo, casarse significa “compromiso”. En muchos casos, este compromiso conlleva a dejar muchas cosas de tu vida de soltera. No obstante, esto no quiere decir que tu pareja tiene total derecho a decidir sobre tu vida, amistades o tiempo. Depende mucho de qué clase de hombre tienes a tu lado. Casada o soltera, eres dueña de tu libertad.

  • ¡No estoy lista!

Siempre dicen que son los hombres son quienes le temen al compromiso y, por tanto, al matrimonio. Afortunadamente, eso no es del todo cierto. Aunque son pocos, todavía existen hombres que asumen responsabilidades y a quienes les emociona la idea de casarse con la mujer de su vida. Pero, ¿qué pasa si tu novio siente que ya es el momento, y tú no?

Ya sea por tu edad, por tu entorno, por cómo te educaron o por muchos otros factores, puedes sentir que todavía no has alcanzado la madurez necesaria para emprender una vida junto a tu pareja. Es lógico, y no tiene nada de malo no sentirse preparada para afrontar esta nueva etapa.

Si realmente te emociona la idea de casarte en un futuro, díselo con total confianza. Tu novio debe ser comprensivo con tus decisiones. Por otro lado, si le temes al compromiso, es un asunto que necesita ser resuelto y conversado seriamente.

  • ¡El matrimonio no es lo mío!

El matrimonio no es para todos; unod son felices siendo solteros siempre y otros, son felices casados y con hijos. Sea cual sea tu postura, no tiene nada de malo, siempre y cuando tu pareja la respete y la comprenda.

Si tu novio sueña con establecer una familia contigo, y tú, no, obviamente existe un problema de diferencia de metas, lo que a la larga ocasionará su separación.

Qué decirle a tu novio

Después de esclarecer todas esas dudas que te impedían tener una respuesta clara ante la pedida de mano, es tiempo de una conversación de pareja. Teniendo en cuenta sus posibilidades de iniciar una vida juntos, sus proyectos individuales, su madurez, etc., ¿es realmente el momento para contraer matrimonio?

Lo mejor que puedes hacer en estos casos es decirle a tu novio exactamente lo que sientes. No te quedes callada por darle el gusto, ni te sientas mal cuando se lo digas. Estoy segura de que, si tu novio es una buena persona y te ama, entenderá y podrán ponerse de acuerdo.

Lo único cierto aquí es que una pareja no puede funcionar si no tienen el mismo norte, si no buscan la misma meta en la vida. Por tanto, si no está en tus planes casarte, pero es un asunto prioritario en la vida de tu novio, lo mejor será conversar sobre ese punto. Será lo mejor para ambos.

Imágenes: Romance Ways, Zawaj, Tv Fanatic, Wedding Accesories, Hall of the Black Dragon.

Etiquetas : destacado, home, matrimonio, mi novio quiere casarse, no quiero casarme

7 señales que muestran que él se quiere casar contigo

Él seguro quiere casarse contigo, solo requiere un poco de ayuda.

Emma E. Sánchez

Encontrar alguien especial, conocerse, vivir un lindo noviazgo y luego, en algún momento sentir que él es el hombre indicado, el amor de tu vida y que es con él con quien deseas pasar toda la vida, ¡es lo mejor de este universo!

Para ti es muy claro: ha llegado el momento de dar el siguiente paso, casarse y formar una familia, pero lo volteas a ver y no te dice nada, el tiempo sigue pasando y te mueres por saber si él siente lo mismo que tú.

¿Cómo saberlo?

A continuación te ofrezco algunas señales inequívocas que te dirán con certeza si él también quiere ya casarse y algunas posibles ayudas por si tiene algunas dudas. ¡Vamos a descubrir este interesante enigma!

Antes de comenzar, debes tener muy presente que hombres y mujeres pensamos y procesamos información de maneras frecuentemente diferentes, y que aunque la mayoría de las veces deseamos lo mismo, los caminos para lograrlo pueden ser aparentemente contrarios. Nuestras reacciones a un mismo tema pueden ser opuestas, pero eso no significa que no te ame, solo es la manera en que cada uno percibimos y nos acercamos a algo desde nuestra propia perspectiva, ¿de acuerdo?

Ahora sí, comenzamos.

Advertisement

Primera buena señal

Él ya te considera su pareja, su compañera, su mujer

Es complicado de describir cómo es que esto funciona, pero cuando eres parte lo entiendes muy claramente. Su mundo eres tú, ahora las cosas giran alrededor de ti, de tu bienestar, tus horarios y su cartera trae tu foto.

Él se siente tranquilo y completo cuando está contigo, ya no hay nervios por quedar bien o mostrarse perfecto, ni tú tampoco tienes ese interés, ahora ya las cosas son relajadas y divertidas, ya no hay secretos y la compañía mutua es lo que buscas para sentirte en paz. Los conflictos se resuelven y ya no hay berrinches ni pleitos de adolescentes.

Le gusta la idea de formar una familia

Habla de formar una familia, convive con sus familiares y en sus reuniones ya te incluye y sus padres y hermanos te conocen, convives con ellos, eres bienvenida y de vez en cuando ya les hacen bromas de recomendaciones de matrimonio y bebés.

Lo más interesante es que él no se enoja, se ríe y disfruta de este tiempo donde toda su familia está completa. Él se siente cómodo y feliz. ¡Esta es una muy buena señal!

Ya hace planes a futuro y tú estás incluidos en ellos

A veces ni él mismo se da cuenta que quiere casarse, los hombres simplemente incluyen a la mujer de su vida ¡en su vida! Si observas con calma, su lenguaje puede delatarlo con mayor facilidad. Escúchalo cuando habla, y si él habla de sus planes de trabajo, viajes o metas y te incluye “por default” en ellos, ¡ya está! es un hecho, él te quiere en su vida. Es más, ya estás en su vida solo que él no se ha dado cuenta que deberían casarse para hacerlo oficial.

Advertisement

Las decisiones importantes las consulta contigo y considera seriamente tu opinión

En ese ver el futuro juntos, hay muchas decisiones que hoy se deben tomar y es una señal inequívoca de que él está considerando casarse contigo cuando te pide tu opinión o inclusive cuando esas decisiones a futuro ya se toman considerando tus gustos y necesidades.

La compra de un auto, moverse de ciudad por trabajo, ahorrar dinero, solicitar un crédito y todos esos pequeños detalles que poco a poco van construyendo el camino que nos lleva a contraer matrimonio y formar una familia.

Si él te está incluyendo en sus planes y ya están organizando sus vidas a futuro pero aún no menciona nada de la boda, tú puedes mencionarlo como otro de los planes que se pueden ir haciendo a fin de continuar con ese progreso.

En la calle, la gente ya los ve como una pareja estable

Esto es muy lindo pues la gente ya los ve de tal manera tan compenetrados que se sorprenden cuando les comentas que aún no se casan; si ocurre algo así, es un buen pretexto para sacar el tema a platicar con tu pareja.

A veces lo único que falta es darle “un empujoncito” y él entenderá el mensaje.

Durante todo el tiempo que has estado saliendo con él te has dado cuenta que es un hombre serio en sus tratos, honesto y comprometido con lo que él hace, y que su palabra vale. Te queda claro que él no tiene problemas con comprometerse, pero por alguna razón no te hace la gran pregunta o tal vez ya hasta te dio el anillo, pero no hay fecha para el matrimonio; o como se dice en México “no se ve claro” el querer casarse realmente. Entonces tú comienzas a preocuparte ¿qué pasa?, ¿qué se puede hacer?

Advertisement

Nada más fácil que buscar un momento cómodo donde a solas y tranquilos puedan hablarlo con claridad y franqueza. Si estás pensando abordar el tema, considera estas recomendaciones:

Sé clara en lo que ves, lo que piensas y lo que deseas

Recuerda que a los hombres les resulta más fácil entender las cosas claras y concretas. No le des muchas vueltas, no busques culpables ni divagues, sé clara y concisa sin ser grosera o demandante.

Evita el chantaje, la presión y las amenazas

Solo sé clara expresando lo que tú piensas y en el progreso que buscas para ambos.

Sobre todo, apela al amor que le tienes

Juntos pongan metas reales que puedan lograr. A veces-insisto- los hombres solo requieren de “un empujoncito” y tú sabes cómo hacerlo.

Quiere casarse pero el gasto económico no lo convence

Al principio de este artículo comenzaba diciendo que ellos suelen ver las cosas de una manera un tanto diferente a la nuestra; son más prácticos y más analíticos para algunas situaciones, y eso a veces también les hace tomar muchas precauciones para no equivocarse, a ellos les gusta la certeza, nosotras somos más intrépidas y arrojadas, sabemos que es bueno, correcto y con toda la fe por delante nos arrojamos a los nuevos retos.

Advertisement

¿Por qué te digo todo esto? Bueno, pues a veces los hombres piensan que es más fácil, sencillo y económico seguir como están, pues finalmente les va bien así, «¿para que arruinarlo?» O pueden considerar simplemente irse a vivir juntos y evitar los gastos innecesarios de una fiesta muy grande o las legalidades y los trámites que esto implica.

El camino que tome la relación y su futuro, está en tus manos

Solo tú sabes hacia dónde deseas dirigir el barco de la relación. Si me permites, puedo hacerte dos recomendaciones:

La fiesta no es lo más importante si la preocupación es la economía, se puede resolver y tener una ceremonia hermosa con el mínimo de gastos.

Ahora, si el problema radica en no querer casarse legalmente o religiosamente, la respuesta está en tus manos. Tú sabes qué puedes modificar, adaptar y cuales son aquellas cosas que son inamovibles, es una cuestión de valores y principios, por lo tanto, mi consejo es que hagas las cosas de la manera correcta, pues al paso de los años eso siempre será gratificante y te dará tranquilidad de mente y espíritu.

Fortalece tu relación mediante el diálogo y la sana comunicación, y muy pronto estarás buscando artículos para organizar una linda boda. ¡Te deseo lo mejor!

Advertisement Toma un momento para compartir …

¿Quieres historias edificantes y brillantes en tu correo electrónico?

Periódicamente también recibirás ofertas especiales de nuestros socios

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *