0

Mi novio no quiere sexo

¿Qué pasa cuando su pareja no quiere tener sexo y usted sí?

A nadie le gustar ser rechazado, eso es un hecho. Pero tampoco debería ser el fin del mundo.

Según la terapeuta sexual Isadora Alman, muchas mujeres temen tomar la iniciativa durante el sexo por miedo a que les digan que no. Y aunque los hombres por lo general están más acostumbrados a ser rechazados, esto tampoco hace que sea más fácil cuando pasa.

Pero en una relación de varios años, siempre uno de los dos —y no necesariamente el hombre— suelen tener una libido más alta y pueden pensar fácilmente que su pareja no está interesada en él o ella porque no tiene las mismas ganas.

En sentido general, esto no tiene nada de malo. Pero si pasa con mucha frecuencia lo mejor es abordar el tema de frente y con toda la tranquilidad del caso. Una pregunta ideal sería algo así como: “¿Cómo prefieres que me acerque a ti si siento que me rechazas con frecuencia?”.

Pero si su pareja es seca, no le gusta hablar del tema o, simplemente, responde con un “no sé”, no tiene nada de malo presionar un poco más. Le puede plantear posibles escenarios, horarios o situaciones diferentes para que él o ella se sientan más cómodos y dispuestos a tener sexo. Pero ojo, lo ideal es resolver el problema, no empezar una pelea.

Otra estrategia puede ser diluir un poco el rechazo. Es decir, en vez de que le responda con un no rotundo, plantéele la opción de que le proponga un plan b. Por ejemplo: “esta noche no tengo ganas, pero intentémoslo mañana”.

Recuerde que si de verdad quiere ver un cambio, y sobre todo cuando se trata de sexo, lo mejor es pedir las cosas de frente y no andarse con rodeos. Ahora, si de pronto su pareja evita tener sexo con usted, también está la opción de que tenga algún problema físico (como que le duela o tenga alguna infección) y eso, fácilmente, lo pueden solucionar. Haga la prueba y nos cuenta cómo le va.

*Con información de Psichology today

Lea también:

  • ¿Por qué no debería tener sexo con los del trabajo?
  • 8 cosas que ellas aman y odian del sexo oral
  • ¿Por qué el sexo anal nos despierta tanto morbo?

Dentro de la terapia de pareja o de la terapia sexual una situación habitual es el hecho de que uno quiere tener relaciones sexuales y el otro siempre responde con una negativa. La mayoría de las veces es porque la frecuencia sexual ideal de uno no es la misma que la del otro, porque las prácticas sexuales son favoritas o, básicamente, porque uno de los dos sufre de deseo sexual hipoactivo (bajo deseo sexual). El caso es que, muchísimas personas al día me plantean situaciones como…

Nayara ¿Por qué mi pareja no quiere tener relaciones sexuales conmigo?

Mi pareja y yo llevamos meses sin tener sexo ¿Qué hago?

Mi pareja siempre me dice que no cuando le hago propuestas sexuales ¿Cómo debo actuar?

Mi pareja me rechaza sexualmente ¿Qué estoy haciendo mal?

¡Pongámonos manos a la obra! Todo lo que te voy a contar ahora forma parte de No obstante, ¿Qué podemos hacer cuando nuestra pareja «nunca tiene ganas»?

1.NO PRESIONAR: ni bromas, ni discusiones, ni chistes…todas esas cosas que hacemos para ver «si conseguimos algo» van en contra totalmente de nuestro objetivo. Cada vez que presionamos, en lugar de conseguir más relaciones sexuales, conseguimos muchas menos. Piensa mucho en cómo estás actuando y presionando directa o indirectamente.

2.¿QUÉ LE ESTARÁ PASANDO?: te animo a aprender sobre cómo funciona el deseo sexual y qué causas provocan que este decaiga, aquí te dejo un montón de contenidos sobre esto:

  • ¿Cómo funciona el deseo sexual?
  • ¿Cómo cambia la libido femenina?
  • ¿Cuales son las causas del bajo deseo sexual?

2. HABLAR CON TU PAREJA: después de indagar es hora de hablar con tu pareja sobre lo que pueda estar ocurriendo. Sois un equipo en esto ¡vuestro objetivo es ser felices juntos y que ambos obtengáis lo que necesitáis!

3.RESOLVER LO QUE HAYA QUE RESOLVER: ahora que ya tenéis como objetivo de equipo el solventar esta situación es hora de ponerle remedio a las causas del bajo deseo sexual. Por vuestra cuenta si podéis (aquí un tutorial sobre cómo aumentar el deseo sexual) o con la ayuda de un terapeuta (una servidora estaría encantada de brindaros ayuda)

y…¡Que sean felices y coman perdices! Te dejo el vídeo que creado para la ocasión y, sin duda, te animo a compartirlo con ese amigo/a que sabes que necesita aprender a actuar de forma diferente con su pareja. Si te resulta útil no olvides dar «me gusta», si tienes dudas aprovecha el espacio de comentarios. ¡Dentro vídeo!

Si crees que en tu pareja necesitas seguir aprendiendo sobre estos temas, si crees que necesitáis salir de la rutina y recuperar la pasión perdida….¡Aquí tienes mi curso CÓMO RECUPERAR LA PASIÓN EN PAREJA!:

Mi pareja no quiere sexo conmigo ¿Qué hacer?

Dentro de la terapia de pareja o de la terapia sexual una situación habitual es el hecho de que uno quiere tener relaciones sexuales y el otro siempre responde con una negativa. La mayoría de las veces es porque la frecuencia sexual ideal de uno no es la misma que la del otro, porque las prácticas sexuales son favoritas o, básicamente, porque uno de los dos sufre de deseo sexual hipoactivo (bajo deseo sexual).

El caso es que, muchísimas personas al día me plantean situaciones como éstas: «Nayara ¿Por qué mi pareja no quiere tener relaciones sexuales conmigo? / Mi pareja y yo llevamos meses sin tener sexo ¿Qué hago? / Mi pareja siempre me dice que no cuando le hago propuestas sexuales ¿Cómo debo actuar? / Mi pareja me rechaza sexualmente ¿Qué estoy haciendo mal?».

¡Pongámonos manos a la obra! Todo lo que te voy a contar ahora forma parte de mi curso “CÓMO RECUPERAR LA PASIÓN EN PAREJA” al que puedes acceder aquí. No obstante, ¿Qué podemos hacer cuando nuestra pareja «nunca tiene ganas»?

1.NO PRESIONAR: ni bromas, ni discusiones, ni chistes… todas esas cosas que hacemos para ver “si conseguimos algo” van en contra totalmente de nuestro objetivo. Cada vez que presionamos, en lugar de conseguir más relaciones sexuales, conseguimos muchas menos. Piensa mucho en cómo estás actuando y presionando directa o indirectamente.

2.¿QUÉ LE ESTARÁ PASANDO?: te animo a aprender sobre cómo funciona el deseo sexual y qué causas provocan que este decaiga, aquí te dejo un montón de ideas: ¿Cómo funciona el deseo sexual? ¿Cómo cambia la libido femenina? ¿Cuales son las causas del bajo deseo sexual?

3. HABLAR CON TU PAREJA: después de indagar es hora de hablar con tu pareja sobre lo que pueda estar ocurriendo. Sois un equipo en esto ¡vuestro objetivo es ser felices juntos y que ambos obtengáis lo que necesitáis!

4. RESOLVER LO QUE HAYA QUE RESOLVER: ahora que ya tenéis como objetivo de equipo el solventar esta situación es hora de ponerle remedio a las causas del bajo deseo sexual. Por vuestra cuenta si podéis o con la ayuda de un terapeuta.

3. No se llevan bien

Si están atravesando una crisis emocional, ya sea por celos, infidelidades, maltrato físico o psicológico, es probable que tu apetito sexual (o el de tu pareja) disminuya. En estos casos, se recomienda una buena comunicación o buscar ayuda profesional.

4. La monotonía sexual

Este es uno de los mayores enemigos de una buena relación. Si tienes una rutina al momento de tener relaciones, es probable que crees aburrimiento en tu pareja, originando una reducción de la frecuencia en las relaciones sexuales.

Por eso, debes llenarte de creatividad y practicar diferentes juegos sexuales que mantengan la chispa dentro de la relación.

5. Los estados de ánimo

Los problemas personales, familiares, en el trabajo o con amigos pueden provocar una disminución en la concentración a la hora de practicar el acto sexual.

6. Miedo por experiencias anteriores

En muchas ocasiones, dejamos que las malas experiencias sexuales nos creen inseguridad a la hora de practicar el acto sexual. El miedo a que vuelva a suceder lo mismo puede disminuir tu libido o el de tu pareja.

Posibles causas orgánicas

1. Cambios hormonales

En muchas ocasiones, la razón por la que tu pareja no quiere tener relaciones sexuales se debe a los cambios hormonales. Las mujeres son un poco más susceptibles a esto, ya que sus hormonas se ven alteradas con mayor frecuencia.

Estos cambios pueden ocurrir por diferentes motivos como: la menstruación, la menopausia o el embarazo. En el caso de los hombres, sobre todo de mediana edad, la andropausia constituye la primera causa de una alteración en su deseo sexual.

2. Consumo de medicamentos

Hay muchos medicamentos que pueden ocasionar una disminución en el deseo sexual; entre ellos podemos ubicar aquellos que se usan contra la ansiedad, los anticonvulsivos, los antidepresivos, los antipsicóticos, los fármacos para el control de presión arterial, analgésicos, entre otros.

3. Enfermedades

Hay patologías que pueden afectar considerablemente la consistencia en la erección de los hombres o el deseo sexual en ambos géneros. Los problemas de circulación, la diabetes, la hipertensión arterial crónica, entre muchos otros, pueden afectar la libido de una persona.

¿Cuáles son las posibles soluciones?

Después de discutir abiertamente cuáles pueden ser las posibles causas por las que tu pareja no quiere tener relaciones contigo, entonces es necesario buscar una solución que pueda remediar o, al menos, minimizar el problema:

1. Si es por enfermedad, por medicamentos, por algún problema físico o metabólico, deben buscar ayuda médica, para así conseguir asesoría e iniciar el tratamiento lo más pronto posible.

2. Si la causa es por estrés, cansancio o problemas personales, intenta que tu pareja se sienta a gusto cuando llegue a casa. Déjalo descansar y que disfrute de sus ratos libres. Un tiempo relajado lo hará volver a ponerse en marcha.

3. Si la causa es por miedos ocasionados por experiencias anteriores, la comunicación y la confianza son determinantes. Debes crear confianza durante el acto sexual, para que así tu pareja se libere de todos los miedos y pueda, incluso, despertar fantasías reprimidas que pudieran existir en su interior.

4. Si la causa es la monotonía, entonces olvida tu rutina y dedícate únicamente a disfrutar del sexo. Este es el momento indicado para cumplir cualquier fantasía que tengan. También pueden acudir a talleres de educación y terapia sexual para ampliar sus horizontes.

Algunos consejos más…

No dejes que el sexo se vuelva una rutina. Haz que cada día sea nuevo y diferente para tu pareja, pero siempre mantén el mismo respeto y afecto hacia ella. Debes conquistarlo todos los días, así lograrás mantener la llama viva por mucho tiempo.

Escucha a tu pareja y mantén tu mente abierta para intentar nuevas posiciones o métodos en el área sexual. Conocer y hacer realidad sus fantasías te asegurará que su deseo sexual se mantenga activo.

Siempre es bueno crear ambientes agradables que inciten a la intimidad y tener algún gesto o caricia erótica que ayude a estimular el momento. ¡Huye de las críticas y disfruta el momento!

¿Qué hacer si mi esposo no quiere tener relaciones conmigo?

Lo primero es hablar con él sobre lo que está ocurriendo. Lo segundo es determinar la causa: infidelidad, salud, estrés, cansancio o algún problema que no lo deja concentrarse. Una vez que sepan cuál es el origen de su falta de apetito sexual, deben buscar una solución juntos.

¿Por qué mi novio no quiere tener relaciones conmigo?

Recuerda que lo más importante es determinar la causa: ¿acaso no te quiere?, ¿quiere esperar un poco más?, ¿siente inseguridad? Saber la razón te permitirá saber cómo actuar ante esto y buscar una solución.

¿Por qué mi esposo no quiere hacer el amor?

Debes crear situaciones agradables y eróticas que despierten su deseo sexual; de lo contrario, se debe tratar el problema de una manera sincera, abierta y decidir si vale la pena intentarlo de nuevo o pensar en una posible separación.

¿Qué significa no querer tener relaciones con tu pareja?

Hay ocasiones que tanto el hombre como la mujer, por alguna razón física o psicológica, pierden el deseo sexual. Que no quieras tener relaciones puede significar muchas cosas, por ello, si no puedes identificar la causa, es probable que necesites buscar ayuda profesional.

¿Por qué un hombre no quiere tener relaciones seguido?

En el pasado se tenía la creencia de que los hombres solo pensaban en sexo. En la actualidad, los expertos afirman que poseen diferentes prioridades, dejando el sexo en un segundo plano. Ellos también pueden verse afectados por alteraciones físicas que limitan su acción sexual.

¿Qué hacer cuando tu esposo no te hace el amor?

Intenta nuevos métodos para despertar su interés. Crea un ambiente agradable y experimenta con diferentes juguetes eróticos. Habla con él sobre qué le gustaría practicar sexualmente. Inventar juegos y compartirlos juntos es una buena manera de reavivar el fuego entre ustedes.

¿Qué hacer si mi pareja me rechaza sexualmente?

Si tu pareja no quiere tener relaciones contigo, debes hablar abiertamente y expresarle cómo te sientes. Hacerle saber tus sentimientos le hará ganar confianza y te podrá explicar el motivo de su rechazo al sexo y así buscar una salida al problema.

Todo ser humano merece ser feliz y correspondido en el área sexual. Si tu pareja te rechaza, tienes el derecho a conocer la causa e intentar buscar una solución.

Esperamos que este artículo te haya sido de gran ayuda para saber qué hacer cuando tu pareja no quiere tener relaciones contigo y así puedas reavivar la llama del deseo.

Te recordamos que ser respetuoso y tener una buena comunicación son las bases fundamentales para lograr el triunfo amoroso.

Los hombres siempre quieren sexo. Falso. Tener bajo deseo sexual ha sido motivo de bromas dirigidas a la mujer desde hace mucho tiempo, pero los hombres también sufren de baja libido. Sin embargo, es difícil monitorear un número real debido al estigma que la virilidad ha impuesto sobre la vida sexual de los caballeros.

Un estudio realizado por la revista Psychology Today y Redbook Magazine preguntaron a mujeres la visión que tenían sobre el apetito sexual de sus maridos.

60% de las mujeres de la encuesta declararon que deseaban tener sexo igual o más, del que deseaban sus maridos.

Si tu marido últimamente es indiferente en la cama, probablemente no tenga nada que ver con que tan atractiva eres o cuánto te ama. Tal vez tiene un problema personal, como depresión o estrés que provoca que su deseo sexual disminuya. Ellos pierden interés por las mismas razones que las mujeres: problemas no resueltos, resentimiento, emociones contenidas, entre otras.

Algunos consejos de la terapeuta de parejas y colaboradora de la revista Redbook, Michele Weiner Davis, son:

-Los buenos tiempos no sólo suceden. Cuando las cosas van bien en una relación es porque al menos uno de los dos está haciendo algo diferente. Trata de hacer un espacio en tu agenda y sedúcelo cuando menos se lo espere.

-Cuando hay un problema en nuestra vida, intentamos arreglarlo. El problema surge cuando no funciona la estrategia escogida. Entonces las mujeres tendemos a repetir la estrategia, como “platicar” sobre nuestra relación, o vestirnos con lencería sexy.

Si has intentado varias veces algún método, y cada vez que vuelves a intentarlo obtienes el mismo resultado, entonces la estrategia es errónea, e inclusive podría empeorar las cosas. Intenta algo diferente. Pregúntate ¿que pensará tu esposo que TU haces que lo saca de quicio en este problema en particular?

-Haz algo diferente. Cuando estamos inmersos en una relación por un largo periodo, usualmente actuamos en automático. Caemos en las mismas rutinas una y otra vez, y no logramos tomar perspectivas y ver soluciónes diferentes a los mismos problemas.

Trata de buscar un cambio de actitud en la misma pelea de los viernes. Es sólo un pequeño cambio el que puede generar una conducta totalmente distinta. No importa que tan loca o rara sea. Tal vez no veas resultado al instante, pero se paciente. Mantén tus ojos bien abiertos y verás pequeños cambios a favor.

– Mientras más hagas cierta tarea o actúes en cierto modo, es menos probable que tu esposo lo haga y viceversa. Este efecto de sube y baja puede reflejarse en las emociones, si tu eres la emocional de la relación, es probable que el se guarde sus sentimientos. Si el se encarga de las finanzas, probablemente tu te hayas olvidado de pagar las cuentas.

En el sexo sucede igual. Alguien toma el papel de la iniciativa y el otro de “perseguido”. Si deseas que tu pareja se involucre más en la relación sexual, y tú siempre has sido quién inicia el juego, intenta cambiar los papeles. Deja de perseguirlo y notará tu ausencia. Esta técnica ayuda a romper la expectativa y le da oportunidad de ser él quién te busque e inicie la magia, sin sentirse presionado.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *