0

Mirtazapina 15 mg engorda

Introducción

No tome Mirtazapina Zentiva

  • si es alérgico a mirtazapina (sustancia activa de Mirtazapina Zentiva) o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).
  • si está tomando o ha tomado recientemente (en las dos últimas semanas) medicamentos llamados inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAOs).

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Mirtazapina Zentiva.

Niños y adolescentes

Mirtazapina Zentiva no debe utilizarse normalmente en el tratamiento de niños y adolescentes menores de 18 años porque su eficacia no ha sido demostrada. A la vez, debe saber que en pacientes menores de 18 años existe un mayor riesgo de efectos adversos como intentos de suicidio, ideación suicida y hostilidad (predominantemente agresión, comportamiento de confrontación e irritación) cuando toman esta clase de medicamentos. Pese a ello, el médico puede prescribir Mirtazapina Zentiva a pacientes menores de 18 años cuando decida que es lo más conveniente para el paciente.

Si el médico ha prescrito Mirtazapina Zentiva a un paciente menor de 18 años y desea discutir esta decisión, por favor, vuelva a su médico. Debe informar a su médico si aparecen o empeoran alguno de los síntomas que se detallan anteriormente en pacientes menores de 18 años que están tomando Mirtazapina Zentiva. Además, todavía no se conocen los efectos sobre la seguridad a largo plazo relacionados con el crecimiento, la madurez y el desarrollo del conocimiento y la conducta de Mirtazapina Zentiva en este grupo de edad.

Además se ha observado aumento de peso significativo con mayor frecuencia en pacientes de este grupo de edad cuando fueron tratados con Mirtazapina Zentiva en comparación con los adultos tratados.

Ideas de suicidio y empeoramiento de la depresión

Si se encuentra deprimido puede que a veces tenga ideas de hacerse daño a sí mismo o de suicidarse. Esto podría empeorar cuando empieza a tomar los antidepresivos por primera vez, ya que estos medicamentos tardan en hacer efecto normalmente dos semanas pero a veces más. Podría ser más propenso a pensar de esta manera:

  • si previamente ha tenido pensamientos suicidas o de hacerse daño a sí mismo.
  • si es un adulto joven. La información de los ensayos clínicos ha mostrado un riesgo aumentado de comportamiento suicida en adultos menores de 25 años con trastornos psiquiátricos y que estaban en tratamiento con antidepresivos.

? Si tiene pensamiento de hacerse daño a sí mismo o suicidarse en algún momento, consulte a su médico o vaya a un hospital inmediatamente.

Puede ser útil decirle a un pariente o amigo cercano que se encuentra deprimido, y pedirles que lean este prospecto. Puede pedirles que le digan si creen que su depresión está empeorando, o si están preocupados por cambios en su comportamiento.

Asimismo, tenga especial cuidado con Mirtazapina Zentiva

  • si tiene o ha tenido alguna vez uno de los siguientes trastornos. Informe a su médico sobre estos trastornos antes de tomar Mirtazapina Zentiva, si no lo ha hecho previamente.

– convulsiones (epilepsia). Si aparecen convulsiones o sus convulsiones son más frecuentes, deje de tomar Mirtazapina Zentiva y contacte con su médico inmediatamente;

– enfermedades del hígado, incluyendo ictericia. Si aparece ictericia, deje de tomar Mirtazapina Zentiva y contacte con su médico inmediatamente;

– enfermedades de los riñones;

– enfermedad del corazón o presión arterial baja;

– esquizofrenia. Si los síntomas psicóticos, como los pensamientos paranoicos, son más frecuentes o graves contacte con su médico inmediatamente;

– depresión bipolar (se alternan períodos de sentirse eufórico/hiperactividad y períodos de depresión). Si empieza a sentirse eufórico o sobreexcitado, deje de tomar Mirtazapina Zentiva y contacte con su médico inmediatamente;

– diabetes (podría necesitar ajustar su dosis de insulina u otros medicamentos antidiabéticos);

– enfermedades de los ojos, como aumento de la presión en el ojo (glaucoma);

– dificultades para orinar, que podría deberse a un aumento del tamaño de la próstata;

– ciertos tipos de enfermedades del corazón que pueden cambiar el ritmo de su corazón, un ataque reciente al corazón, un fallo del corazón, o toma de ciertos medicamentos que pueden afectar el ritmo del corazón.

  • si aparecen signos de infección como fiebre alta inexplicable, dolor de garganta y llagas en la boca.

? Deje de tomar Mirtazapina Zentiva y contacte con su médico inmediatamente para realizar un análisis de sangre. En raras ocasiones, estos síntomas pueden ser signos de alteraciones en la producción de células sanguíneas en la médula ósea. Aunque raros, estos síntomas aparecen más frecuentemente tras las 4?6 semanas de tratamiento.

  • si es una persona de edad avanzada. Podría ser más sensible a los efectos adversos de los medicamentos antidepresivos.

Toma de Mirtazapina Zentiva con otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o podría tener que tomar cualquier otro medicamento.

No tome Mirtazapina Zentiva junto con:

  • inhibidores de la monoaminooxidasa (inhibidores de la MAO). Asimismo, no tome Mirtazapina Zentiva durante las dos semanas después de haber dejado de tomar los inhibidores de la MAO. Si deja de tomar Mirtazapina Zentiva, tampoco tome inhibidores de la MAO durante las siguientes dos semanas.

Ejemplos de inhibidores de la MAO son moclobemida, tranilcipromina (ambos son antidepresivos) y selegilina (para la enfermedad de Parkinson).

Tenga cuidado si toma Mirtazapina Zentiva junto con:

  • antidepresivos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRSs), venlafaxina y L-triptófano o triptanos (utilizados para la migraña), tramadol (para el dolor), linezolid (un antibiótico), litio (utilizado para tratar algunos trastornos psiquiátricos), azul de metileno (utilizado para tratar niveles altos de metahemoglobina en la sangre) y preparados a base de Hierba de San Juan ¿ Hypericum perforatum (planta medicinal para la depresión). En casos muy raros, Mirtazapina Zentiva solo o junto con estos medicamentos, puede dar lugar al llamado síndrome serotoninérgico. Algunos de los síntomas de este síndrome son: fiebre inexplicable, sudoración, palpitaciones, diarrea, contracciones musculares (incontrolables), escalofríos, reflejos exagerados, agitación, cambios de humor, y pérdida de conciencia. Si presenta una combinación de estos síntomas, consulte a su médico inmediatamente.
  • el antidepresivo nefazodona. Puede aumentar la cantidad de Mirtazapina Zentiva en sangre. Informe a su médico si está tomando este medicamento. Podría ser necesario disminuir la dosis de Mirtazapina Zentiva, o aumentarla nuevamente al dejar de tomar nefazodona.
  • medicamentos para la ansiedad o el insomnio como las benzodiazepinas.
  • medicamentos para la esquizofrenia como la olanzapina.
  • medicamentos para las alergias como la cetirizina.
  • medicamentos para el dolor intenso como la morfina. En combinación con estos medicamentos, Mirtazapina Zentiva puede aumentar la somnolencia causada por estos medicamentos.
  • medicamentos para infecciones: medicamentos para infecciones bacterianas (como la eritromicina), medicamentos para infecciones por hongos (como el ketoconazol) y los medicamentos para el VIH/SIDA (inhibidores de la proteasa del VIH) y medicamentos para úlceras de estómago (como la cimetidina).

Si se toman junto con Mirtazapina Zentiva, estos medicamentos pueden aumentar la cantidad de Mirtazapina Zentiva en sangre. Informe a su médico si está tomando estos medicamentos. Podría ser necesario disminuir la dosis de Mirtazapina Zentiva, o aumentarla nuevamente al dejar de tomar estos medicamentos.

  • medicamentos para la epilepsia como la carbamazepina y la fenitoína; medicamentos para la tuberculosis como la rifampicina. Si se toman junto con Mirtazapina Zentiva, estos medicamentos pueden reducir la cantidad de Mirtazapina Zentiva en sangre. Informe a su médico si está tomando estos medicamentos. Podría ser necesario aumentar la dosis de Mirtazapina Zentiva, o disminuirla nuevamente al dejar de tomar estos medicamentos.
  • medicamentos para prevenir la coagulación de la sangre como la warfarina. Mirtazapina Zentiva puede aumentar los efectos de la warfarina en la sangre. Informe a su médico si está tomando este medicamento. En caso de tomarlos a la vez, se recomienda que el médico le haga controles en sangre.
  • medicamentos que pueden afectar el ritmo del corazón, como ciertos antibióticos y algunos antipsicóticos.

Toma de Mirtazapina Zentiva con los alimentos, bebidas y alcohol

Puede sentirse somnoliento si bebe alcohol mientras esté en tratamiento con Mirtazapina Zentiva.

Se recomienda no beber nada de alcohol.

Puede tomar Mirtazapina Zentiva con o sin alimentos.

Embarazo, lactancia y fertilidad

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar este medicamento.

La experiencia limitada de la administración de Mirtazapina Zentiva a mujeres embarazadas no indica un aumento de riesgo. Sin embargo, debe tenerse cuidado si se usa durante el embarazo.

Si usa Mirtazapina Zentiva hasta, o poco antes del parto, su hijo será examinado para detectar posibles efectos adversos.

Cuando se han tomado medicamentos similares (ISRSs) durante el embarazo, éstos pueden aumentar el riesgo de aparición de una enfermedad grave en bebés, denominada hipertensión pulmonar persistente del recién nacido (PPHN), que hace que el bebé respire más rápido y esté azulado. Estos síntomas, por lo general, comienzan durante las primeras 24 horas tras el nacimiento del bebé. Si esto le ocurre a su bebé, debe usted ponerse en contacto inmediatamente con su matrona y/o médico.

Conducción y uso de máquinas

Durante el tratamiento con Mirtazapina Zentiva puede que se sienta somnoliento o mareado. No conduzca ni maneje herramientas o máquinas hasta que sepa cómo le afecta el tratamiento con Mirtazapina Zentiva. Si su médico ha recetado Mirtazapina Zentiva a un paciente menor de 18 años asegúrese de que la concentración y la alerta no se ven afectadas antes de circular (por ejemplo, en bicicleta).

Mirtazapina Zentiva comprimidos contiene lactosa. Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento.

BIBLIOGRAFÍA

1. Schatzberg A, Nemeroff C. The American Psychiatric Publishing Textbook of Psychopharmacology. 4th edition. Philadelphia: American Psychiatric Publishing; 2009.

3. Weisbord SD, Mor MK, Sevick MA, Shields AM, Rollman BL, Palevsky PM, Arnold RM, et al. Associations of depressive symptoms and pain with dialysis adherence, health resource utilization, and mortality in patients receiving chronic hemodialysis. Clin J Am Soc Nephrol 2014;9(9):1594-602. DOI: 10.2215/CJN.00220114.

10. American Psychiatry Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders. 5th edition. Philadelphia: American Psychiatric Publishing; 2013.

16. Fawcett J, Barkin RL. A meta-analysis of eight randomized, double-blind, controlled clinical trials of mirtazapine for the treatment of patients with major depression and symptoms of anxiety. J Clin Psychiatr 1998;59(3):128-30. DOI: 10.4088/JCP.v59n0306.

19. Guelfi JD, Ansseau M, Timmerman L, Kørsgaard S. Mirtazapine versus venlafaxine in hospitalized severely depressed patients with melancholic features. J Clin Psychopharmacol 2001;21(4):425-31.

24. Barkin RL, Chor PN, Braun BG, Schwer WA. A trilogy case review highlighting the clinical and pharmacologic applications of mirtazapine in reducing polypharmacy for anxiety, agitation, insomnia, depression, and sexual dysfunction. J Clin Psychiatry 1999;1(5):142-5. DOI: 10.4088/PCC.v01n0502.

28. Fawcett J, Barkin RL. A meta-analysis of eight randomized, double-blind, controlled clinical trials of mirtazapine for the treatment of patients with major depression and symptoms of anxiety. J Clin Psychiatry 1998;59(3):123-7. DOI: 10.4088/JCP.v59n0306.

29. Nutt DJ. Care of depressed patients with anxiety symptoms. J Clin Psychiatry 1999;60 (Suppl 17):23-7.

30. Katzman MA, Bleau P, Bier P, Chokka P, Kjernisted K, Van Ameringen M. Canadian clinical practice guidelines for the management of anxiety, posttraumatic stress and obsessive-compulsive disorders. BMC Psychiatry 2014;14(Suppl 1):S1.

33. Trimble MR, George MS. Biological Psychiatry. Oxford, UK: Wiley-Blackwell; 2010. p. 1-30.

34. Stahl SA, Muntner N. Stahl’s essential Psychopharmacology. Neuroscientific Basis and practical Applications Fourth Edition; Cambrige, UK: Cambridge University Press; 2013.

39. Gisev N, Hartikainen S, Chen TF, Korhonen M, Bell JS. Mortality associated with benzodiazepines and benzodiazepine-related drugs among community-dwelling older people in finland: a population-based retrospective cohort study. Can J Psychiatry 2011;56(6):377-81. DOI: 10.1177/070674371105600609.

46. Andreae C, Stromberg A, Arestedt K. Prevalence and associated factors for decreased appetite among patients with stable heart failure. J Clin Nurs 2016;25(11-12):1703-12.

54. Nishihara M, Arai Y, Yamamoto Y, Nishida K, Arakawa M, Ushida T, et al. Combinations of low-dose antidepressants and low-dose pregabalin as useful adjuvants to opioids for intractable, painful bone metastases. Pain Physician 2013;16(5):E547-E552.

55. Godinez-Cubillo NC. Opioides. Uso clínico en el alivio del dolor. México DF, México: PyDESA; 2009.

  • hola dra mi esposa le dio un acv y le mandaron Mirtapax es correcto ese medicamento para su estado? Ella no sufre de depresión ni nada de eso
  • Mirtazaval da sueño? Necesito dormir toda la noche
  • Sufrí un golpe en la cabeza, todos los exámenes resultan normales desde ese día no puedo dormir me recetaron eszoplicona 2mg y además mirtapax 30 10pm y 8pm para poder conciliar el sueño llevo casi tres meses sin dormir además alprazolam 0.25 que clase de transformó tengo ya que siempre fui un deportista…
  • Mi hijo tiene 20 años y tiene depresión severa,duerme mucho ,recientemente estuvo donde el psiquiatra y le formularon media pastilla de mirtapax ,pero ha estado muy somnoliento y sin animos de nada,tambien toma 50 mg de sertralina al dia ,es normal que tenga esa somnolencia ?
  • Hola doctora mi pregunta esq yo por las noches no puedo dormir y me fui al medico y me recetó la mirtapax solo me tomaba 1 o3 a veces a la semana y ahora he comenzando a tomarme seguido por el problema de q no he podido dormir digame si esq correcto o no
  • En el manejo de depresion e insonmio, está bien una dosis de MIrtazapina 15mg?
  • mi pregunta es mi novia sta en un tratamiento con mixtapax el medico le dijo q tenia q tpmar por un tiempo d 17 meses por la crisis q tuvo ya gracias a dios sta bien no a vuelto a extresarce y pues quisiera saber si es correcta las fechas y pues como dajaria el producto
  • Cuanto tiempo se puede tomar mirtapax 30 mg? Mi doctor me recomendo 15 a 16 meses quiero saber si es correcta las fechas es normal?
  • Buenas tardes estoy tomando 3mg de izoklon y me despierto a la media noche, puedo tomar mirtapax junto con izoklon? Tengo 58 años y estoy en controles medicos y nerviosa. Gracias
  • En verdad los hombres pueden sufrir la falta de erección

Mirtazapina

  • ➈ SALTAR ESTE MENÚ
  • ACCIÓN Y MECANISMO
  • FARMACOCINÉTICA
  • INDICACIONES
  • POSOLOGÍA
  • CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES
  • INTERACCIONES E INTERFERENCIAS ANALÍTICAS
  • EFECTOS ADVERSOS
  • ADVERTENCIAS ESPECIALES
  • SOBREDOSIFICACIÓN
  • EMBARAZO
  • MADRES LACTANTES
  • USO EN NIÑOS
  • USO EN ANCIANOS

ACCIÓN Y MECANISMO

Antidepresivo, tetracíclico derivado piperazinoazepínico, análogo de la mianserina. Su acción antidepresiva deriva de su capacidad de modificar la neurotransmisión serotoninérgica y noradrenérgica. Mirtazapina actúa antagonizando los receptores de serotonina (5-HT), especialmente los subtipos 5-HT2 y 5-HT3, así mismo, es un antagonista potente de los receptores alfa2-adrenérgicos presinápticos, aumentando la neurotransmisión adrenérgica, casi sin modificar la recaptación de noradrenalina. También posee propiedades antihistamínicas sobre los receptores histaminérgicos H1, responsable del efecto sedante, especialmente al comienzo del tratamiento. Posee actividad anticolinérgica muy débil. La respuesta terapéutica es mayor en presencia de síntomas tales como anhedonia, inhibición psicomotora, despertar temprano y pérdida de peso.

Ir al comienzo

FARMACOCINÉTICA

– Absorción: Vía oral: Su biodisponibilidad es del 50%, alcanzando una concentración sérica máxima de 0.1 µg/ml (20 mg, oral) al cabo de 2 h. Los alimentos no afectan la absorción oral. El tiempo preciso para que aparezca la acción es de 1-2 semanas de tratamiento.

– Distribución: El grado de unión a proteínas plasmáticas es del 85%. El estado de equilibrio estacionario se alcanza en 3-4 días.

– Metabolismo: Es metabolizado ampliamente en el hígado, a través de reacciones de desmetilación, oxidación y posterior conjugación. Los datos in vitro de los microsomas hepáticos humanos indican que los enzimas CYP2D6 y CYP1A2 del citocromo P450 están implicados en la formación del metabolito 8-hidroxi de la mirtazapina, mientras que se considera al CYP3A4 responsable de la formación de los metabolitos N-desmetil y N-óxido. El metabolito desmetil es farmacológicamente activo y parece tener el mismo perfil que el compuesto de origen. El metabolito desmetilado es farmacológicamente activo.

– Eliminación: se excreta el 75% con la orina y el 15% con las heces. Su semivida de eliminación es de 20-40 h (siendo mucho mayor en hombres que en mujeres, 37 h y 26 h respectivamente). Su semivida de eliminación es incrementada en insuficiencia renal, insuficiencia hepática y ancianos con insuficiencia renal.

Ir al comienzo

INDICACIONES

– : episodios de depresión mayor.

Ir al comienzo

POSOLOGÍA

Vía oral:

– Adultos y ancianos: inicialmente, 15-30 mg/día (la dosis mayor se tomará por la noche antes de acostarse), ajustando la dosis hasta un rango usual de 15-45 mg/24 h. En ancianos, el aumento de dosis debe realizarse bajo supervisión médica.

– Insuficiencia hepática o renal: el aclaramiento de mirtazapina puede disminuir en insuficiencia hepática o renal.

– Nota: se recomienda continuar el tratamiento hasta la desaparición de los síntomas durante 4-6 meses. Posteriormente, se deberá abandonar el tratamiento gradualmente. El tratamiento proporciona respuesta generalmente en 2-4 semanas. Si la respuesta es insuficiente se podrá aumentar hasta la dosis máxima, aunque si no hay respuesta en otras 2-4 semanas se deberá interrumpir el tratamiento.

– Normas para la correcta administración del medicamento: se podrá administrar una vez al día, preferiblemente como dosis única por la noche antes de acostarse. También se podrá administrar en subdosis divididas a partes iguales durante el día (mañana y noche).

Presentación en comprimidos «Flas»: Para evitar que el comprimido se aplaste, no presione el alveolo. Saque el comprimido de su alveolo con las manos secas y póngaselo en la lengua. El comprimido se disgregará rápidamente y puede tragarse sin agua. Cada blister contiene 6 alvéolos, separados por líneas perforadas. Doble el blíster, separe un alvéolo siguiendo las líneas perforadas. Separe cuidadosamente la lámina del alveolo por la esquina indicada con una flecha.

Ir al comienzo

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

Contraindicaciones

– Alergia a mirtazapina.

– : ante el riesgo de producir bloqueo cardiaco.

Ir al comienzo

Precauciones

-: se ha descrito depresión de la médula ósea, que normalmente se presenta como granulocitopenia o agranulocitosis. En la mayor parte de los casos aparece después de 4-6 semanas y en general es reversible una vez se suspende el tratamiento.

-Alteraciones cardiovasculares (, , , , ): puede aumentar el riesgo de arritmias, bloqueo cardiaco, insuficiencia cardiaca congestiva, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular.

-: puede disminuir el umbral convulsivo.

-, : puede aumentar los síntomas de la psicosis, intensificando los pensamientos paranoides.

-, , o : si bien mirtazapina posee una actividad anticolinérgica débil, se aconseja precaución en pacientes con presión intraocular elevada o retención urinaria.

-: dado que se metaboliza mayoritariamente en hígado, deberá ajustarse la posología al grado funcional hepático.

-: dado que se elimina mayoritariamente por vía renal, deberá ajustarse la posología de acuerdo al grado funcional renal.

-, : puede acelerar la transmisión hacia la fase hipomaníaca o maníaca e inducir un ciclo rápido y reversible entre la manía y la depresión.

Ir al comienzo

Efectos sobre la capacidad de manejar vehículos

No se aconseja la conducción de vehículos ni el manejo de maquinaria peligrosa o de precisión durante los primeros días de tratamiento, debido al riesgo de hipotensión, mareos, y la disminución del estado de alerta y los reflejos.

Ir al comienzo

INTERACCIONES

– Alcohol etílico: hay algún estudio en el que se ha registrado potenciación de la toxicidad, con aumento de las alteraciones psicomotrices producidas por el antidepresivo.

– Antidepresivos inhibidores de la monoamino-oxidasa (IMAO): hay estudios con otros antidepresivos tricíclicos en los que se ha registrado potenciación de la toxicidad, por posible efecto sinérgico sobre los niveles de serotonina. Evitar su administración simultánea o en las dos semanas posteriores a la finalización del tratamiento con estos agentes.

– benzodiacepinas (Diazepam): hay algún estudio en el que se ha registrado potenciación de la toxicidad, con aumento de las alteraciones psicomotrices por posible efecto aditivo de sus efectos sedantes.

– Carbamazepina: hay algún estudio en el que se ha registrado un aumento del aclaramiento de mirtazapina, resultando en una disminución de los niveles plasmáticos del 45-60% de mirtazapina. Si se utiliza carbamazepina u otro inductor del metabolismo de fármacos junto con mirtazapina, puede ser necesario aumentar la dosis del antidepresivo. Si el tratamiento con el inductor se suspende, puede ser necesario disminuir la dosis de mirtazapina.

– Cimetidina: hay algún estudio en el que se ha registrado un aumento en más del 50% de la biodisponibilidad de mirtazapina. Puede ser necesario disminuir la dosis de mirtazapina en caso de iniciar tratamiento concomitante con cimetidina o aumentarla cuando finaliza el tratamiento con este medicamento.

Ir al comienzo

EFECTOS ADVERSOS

Los más frecuentes son:

– Alérgicas/Dermatológicas: Raramente: exantema.

– Cardiovasculares: Raramente: hipotensión ortostática, edema.

– Hepatobiliares: Raramente, aumento de transaminasas séricas.

– Metabólicas: Ocasionalmente: aumento de peso, aumento de apetito.

– Neurológicas: Raramente: convulsiones (puede precipitar ataques), temblor, mioclonia. Mareo, cefalea. Parestesia.

– Psicológicas/Psiquiátricas: Frecuentemente: sedación, somnolencia (generalmente durante las primeras semanas de tratamiento; la reducción de la dosis no disminuye la sedación, pero sí puede reducir la eficacia). Excepcionalmente, manía.

– Sanguíneas: Excepcionalmente: depresión aguda de la médula ósea (eosinofilia, granulocitopenia, agranulocitosis, anemia aplásica y trombocitopenia).

Ir al comienzo

ADVERTENCIAS ESPECIALES

Consejos al paciente

– Puede tomarlo una vez al día, preferiblemente por la noche antes de acostarse.

– Comunique a su médico o farmacéutico la aparición de síntomas como fiebre, dolor de garganta, estomatitis u otros signos de infección. si se presentan tales síntomas deberá suspenderse el tratamiento y realizarse un hemograma.

– Se puede precisar entre 2-4 semanas para alcanzar una respuesta clínica significativa.

– Aunque mejore la sintomatología, no suspenda el tratamiento sin el consentimiento de su médico.

– No tome bebidas alcohólicas durante el tratamiento.

– Consulte con su farmacéutico si va a tomar otra medicación, incluyendo fármacos que no precisan receta.

– Puede alterar la capaciadad de conducción: no conduzcan automóviles ni maneje maquinaria peligrosa, hasta que exista una certeza razonable de que el tratamiento farmacológico no les afecta de forma adversa.

Ir al comienzo

Consideraciones especiales

– Se ha informado de agranulocitosis reversible, por lo que la aparcición de fiebre, dolor de garganta, estomatitis u otros signos de infección, aconsejan interrumpir el tratamiento y la realización de un hemograma.

– En pacientes con tendencias suicidas puede ser conveniente procurar un número limitado de comprimidos al comenzar el tratamiento. La posibilidad de un intento de suicidio es inherente a la depresión y puede persistir hasta que se produzca una remisión significativa de los sintomas.

– La suspensión brusca de tratamientos prolongados con antidepresivos puede producir náuseas, dolor de cabeza y malestar general.

– El tratamiento de la depresión aguda suele precisar varios meses de tratamiento continuado. No se ha establecido la duración óptima de la terapia.

– Excepcionalmente se ha observado activación de episodios de manía o hipomanía en pacientes tratados con antidepresivos.

Ir al comienzo

SOBREDOSIS

Sintomatología: el efecto más prominente ha sido sedación excesiva. No se han producido efectos cardiotóxicos de importancia.

Tratamiento: Lavado gástrico, terapia sintomática y de soporte.

Ir al comienzo

EMBARAZO

Categoría C de la Food and Drug Administration (FDA). Los estudios sobre ratas, utilizando dosis 17-20 veces superiores a las terapéuticas humanas, no han registrado efectos teratógenos aunque sí se observó un aumento en las pérdidas postimplante, aumento de las muertes de las crías durante los 3 primeros días de lactancia y un descenso del peso de las crías. No hay estudios clínicos adecuados y bien controlados en humanos. El uso de este medicamento solo se acepta en caso de ausencia de alternativas terapéuticas más seguras.

Ir al comienzo

MADRES LACTANTES

Se ignora si la mirtazapina se excreta con la leche materna, no obstante, debido a que otros fármacos antidepresivos relacionados sí se excretan y al bajo peso molecular de la mirtazapina, se espera su paso a leche materna. Se desconocen los efectos adversos (en especial sobre el sistema nervioso central a largo plazo) de bajas cantidades de estos agentes en leche materna en el recién nacido. Se recomienda suspender la lactancia materna o interrumpir la administración de este medicamento.

Ir al comienzo

USO EN NIÑOS

La seguridad y la eficacia del uso de mirtazapina en niños no han sido establecidas. Uso no recomendado.

Ir al comienzo

USO EN ANCIANOS

Los ancianos pueden ser más sensibles a los efectos anticolinérgicos tales como retención urinaria (especialmente en hombres mayores con hipertrofia prostática), delirio anticolinérgico, hipotensión y sedación. En particular, la mirtazapina presenta menor incidencia de efectos anticolinérgicos, aunque sí presenta una fuerte acción sedante. Estos efectos pueden dar lugar a un aumento de la ansiedad conduciendo posiblemente a un aumento innecesario de la dosis.

Si además existe enfermedad cardiovascular, aumenta el riesgo de problemas en la conducción, arritmias, taquicardia, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca congestiva o infarto de miocardio. Se ha descrito depresión de la médula ósea con el uso de mirtazapina, especialmente en ancianos.

Los ancianos presentan enlentecimiento del metabolismo y/o de la excreción. Se recomienda la misma dosis que para adultos pero con incrementos de la dosis más gradualmente, así como un especial control clínico.

Ir al comienzo

Bibliografía

ELEMENTOS TEÓRICOS

Fármacos usados clásicamente en el trastorno de pánico

El tratamiento farmacológico de los trastornos de ansiedad constituye, sin duda, un reto para los profesionales. La indicación de las benzodiacepinas por sus propiedades ansiolíticas queda a veces en entredicho por su potencial de dependencia, riesgo nada desdeñable en este tipo de trastornos que tienden a presentarse de forma repetida y/o crónica. En el caso del trastorno de pánico, los fármacos de alta potencia como alprazolam, loracepam o clonacepam son eficaces a la hora de conseguir un alivio rápido de los síntomas1, pero el cese del tratamiento suele acarrear un empeoramiento de éstos, cuando no una recaída completa2.

Por otro lado, la coexistencia frecuente de síntomas depresivos y ansiosos, que refleja bien una comorbilidad casual entre enfermedades diferentes, bien la presencia de una fisiopatología subyacente común a ambas, abrió paso al empleo de antidepresivos en los pacientes con trastornos de ansiedad, práctica que comenzó con el trastorno de pánico3. Los antidepresivos han mostrado que reducen la gravedad del pánico, eliminan los ataques y mejoran la calidad de vida global de los pacientes4. Inicialmente se usaron antidepresivos tricíclicos (ATC) terciarios con actividad dual serotoninérgica y noradrenérgica, como imipramina5 y clomipramina6, que demostraron su utilidad en diversos trastornos de ansiedad. Asimismo, casi todos los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) se han mostrado eficaces en el trastorno de pánico y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Dos metaanálisis recientes7,8 encontraron que los ISRS y los ATC son igual de eficaces para reducir la gravedad del pánico y el número de ataques. En estos estudios, el 61% de pacientes estaba libre de ataques tras 6-12 semanas de tratamiento, comparado con el 41% de los pacientes de grupo control. La elección del antidepresivo suele basarse en la aceptación de los perfiles de efectos adversos del fármaco por parte del paciente, si bien la práctica habitual es la prescripción de ISRS debido a su mejor tolerancia y seguridad3. Y precisamente, la seguridad es lo que ha limitado el uso de los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) en el trastorno de pánico, a pesar de su eficacia teórica9,10.

No obstante, la presencia de una proporción importante de pacientes que permanecen con síntomas usando ATC o ISRS, la latencia de respuesta que suele presentarse aun en caso de respuesta a ellos, así como las dificultades individuales de tolerancia a estos fármacos por parte de algunos pacientes, ha generado la necesidad de investigar acerca de la utilidad de otros antidepresivos, tales como la mirtazapina, en trastornos de ansiedad como el pánico. ¿Podría uno de estos fármacos, potencialmente útiles en el pánico, ser la mirtazapina?

Hipótesis serotoninérgica del trastorno de pánico

La hipótesis de una implicación de las vías serotoninérgicas (5-HT) en la patogénesis del trastorno de pánico no es reciente. Ya en 198811 se llevó a cabo un estudio doble ciego con fluvoxamina como ISRS y maprotilina como inhibidor de la recaptación de noradrenalina (NA), en 44 pacientes con trastorno de pánico. Se usaron 150 mg/día de un fármaco u otro durante 6 semanas. Se vio que la fluvoxamina fue un potente fármaco antipánico, que reducía significativamente desde la cuarta semana el número de ataques de pánico durante el tratamiento y el nivel de ansiedad también disminuyó respecto al nivel basal (tras un aumento inicial la primera semana del estudio). Asimismo, redujo los síntomas depresivos asociados, efecto que también mostró la maprotilina, que sin embargo se mostró ineficaz sobre el nivel de ansiedad. Estos datos contrastaron inicialmente con la idea generalizada de que los fármacos eficaces en el trastorno de pánico actúan modificando la función NA, pero abrió la investigación, hoy día fructífera, acerca de los distintos receptores 5-HT implicados en el trastorno de pánico12.

Asimismo, a principios de la década de los noventa, otro estudio13 demuestra una mayor eficacia de la clomipramina (el ATC con mayor perfil 5-HT) en el trastorno de pánico, comparada con imipramina (ATC con un perfil mixto), en un estudio controlado con placebo. No sólo logró mayores reducciones en el número de ataques de pánico, sino también en la ansiedad entre episodios. Además, la necesidad de tomar diacepam como coadyuvante fue menor y los abandonos por intolerancia nulos.

Y precisamente también en la mitad de la década de los noventa es cuando se investiga el mecanismo de acción de la mirtazapina. Al hallazgo inicial de sus propiedades serotoninérgicas14 siguió la comprobación de su mecanismo de acción mixto: noradrenérgico en receptores alfa-215 y serotoninérgico en receptores 5HT-1A16.

Mecanismo de acción de la mirtazapina

La mirtazapina es un fármaco que mejora las neurotransmisiones noradrenérgicas (NA) y 5-HT directa e indirectamente17. El bloqueo con mirtazapina de receptores alfa-2 adrenérgicos presinápticos conduce a un aumento en la liberación de NA, lo cual potencia la función de los receptores alfa-1 adrenérgicos presentes en el soma de las neuronas 5-HT, cuya función es aumentar la liberación sináptica de serotonina, así se incrementa la transmisión 5-HT-1. Por otro lado, el bloqueo a largo plazo que ejerce la mirtazapina en los receptores postsinápticos alfa-2 en las neuronas 5-HT, mediante una regulación a la baja de estos receptores, va a incrementar la liberación de serotonina a la hendidura sináptica, al reducirse la inhibición de la liberación de serotonina.

Además, la mirtazapina bloquea los receptores 5-HT2 y 5-HT3 postsinápticos de las neuronas serotoninérgicas, y esto puede explicar la baja frecuencia de los efectos adversos típicos de los ISRS, como ansiedad, cefalea, insomnio, náuseas o disfunción sexual. Y además, precisamente el bloqueo de 5-HT2 es el mecanismo de acción que se había invocado para explicar los efectos antipánico de otro antidepresivo, la nefazodona18,19.

También tiene una escasa o nula afinidad por receptores dopaminérgicos, colinérgicos o alfa-1 adrenérgicos, si bien muestra una afinidad moderada por los histaminérgicos H1 que seguramente es la responsable de la ganancia de peso asociada a mirtazapina.

La mirtazapina, directamente, bloquea escasamente los receptores alfa-1 centrales y periféricos. El incremento en la transmisión 5-HT tiene efecto sólo en receptores 5-HT1 postsinápticos, induciendo cambios en CREB (proteína transportadora de elementos de la liberación de AMPc), cambios que por otra parte pueden ser vía final común a muchos otros antidepresivos.

Uso de mirtazapina en la depresión con síntomas ansiosos

Durante la década de los noventa, los antidepresivos demostraron su eficacia en otros trastornos diferentes de la pura depresión mayor, tanto trastornos del espectro depresivo (como trastorno afectivo estacional, trastorno disfórico premenstrual, depresión con rasgos atípicos o depresión breve recurrente) como trastornos de ansiedad: pánico, trastorno de ansiedad generalizada (TAG), trastorno por estrés postraumático (TEPT) o TOC. En este sentido, se está investigando la utilidad de mirtazapina en trastornos diferentes a su indicación inicial de depresión mayor20.

En primer lugar, se investigó la eficacia de la mirtazapina en los pacientes con depresión mayor y síntomas ansiosos asociados, un grupo numeroso que parece tener mayor discapacidad y riesgo de cronicidad21. Se llevó a cabo un metaanálisis22 para comparar la eficacia de mirtazapina frente a placebo y amitriptilina, en cuanto al alivio de agitación o somatizaciones en pacientes con depresión mayor. Se analizaron 8 ensayos clínicos aleatorios doble ciego controlados con placebo, por lo que en total había 161 casos tratados con mirtazapina y 132 con placebo, y 92 casos tratados con amitriptilina (este fármaco sólo presente en 4 ensayos). Los resultados mostraron una eficacia similar de mirtazapina y amitriptilina sobre la agitación y la somatización, y ambos fueron significativamente mejores que placebo desde la primera semana.

Posteriormente, se comparó la eficacia de mirtazapina frente a ISRS, de nuevo en pacientes con depresión mayor y ansiedad asociada23. Si bien la tolerancia de todos los fármacos fue buena (aunque con perfiles de efectos adversos diferentes), donde sí aparecieron diferencias estadísticamente significativas a favor de mirtazapina, tanto frente a fluoxetina, paroxetina como citalopram, fue en la eficacia, que además no se redujo durante el período de tratamiento. Además, la mirtazapina mostró tener un efecto más rápido que los otros fármacos sobre la sintomatología depresiva y ansiosa, presumiblemente por su bloqueo de receptores 5-HT2, lo que reduce la necesidad de polifarmacia21.

La mirtazapina, antagonista selectivo noradrenérgico y serotoninérgico, se pensó que podía tener efectos ansiolíticos en TAG. En un estudio abierto24 se administró mirtazapina a 10 pacientes con depresión mayor y TAG durante 8 semanas, comenzaron con 15 mg/día y se aumentó hasta una dosis máxima diaria de 45 mg. Al cabo de una semana, los pacientes mostraron una mejoría, tanto de síntomas depresivos como ansiosos, corroborada por las reducciones en las puntuaciones en los test de ansiedad y depresión de Hamilton y el test de depresión de Beck.

Siguiendo esta línea, se está comenzando a investigar la utilidad de la mirtazapina en trastornos de ansiedad primarios, tales como TEPT25-28, fobia social29, TOC30, etc.

ESTUDIOS CLÍNICOS CON MIRTAZAPINA EN EL TRASTORNO DE PÁNICO

El primer estudio con mirtazapina en pacientes con trastorno de pánico data de 199931. El diseño del estudio fue abierto y se trató a 10 pacientes ambulatorios adultos con un diagnóstico primario de trastorno de pánico, se determinó la dosis de inicio y la escalada de dosis según la clínica de cada sujeto. Se evaluó la respuesta clínica y la aparición de efectos secundarios en todas las visitas de seguimiento, que fueron quincenales, durante 16 semanas. En la primera visita (semanas 2-3) ya cumplían criterios de respuesta 4 de los 10 pacientes; y basados en todos los datos disponibles, 7 pacientes tuvieron una respuesta aguda en las semanas 5-7 y 6 continuaron con respuesta positiva a largo plazo en la visita final a las 16 semanas. Siete sujetos tuvieron efectos adversos, el más frecuente aumento de apetito y peso. Los efectos antihistamínicos como la sedación, aumento de apetito y ansiolisis a menudo se desearon en la fase inicial del tratamiento.

Posteriormente, otro estudio abierto32 valoró la eficacia de mirtazapina en 28 sujetos con trastorno de pánico (10 varones y 18 mujeres), de los cuales completaron el estudio 19 pacientes. Se comenzó dando placebo durante 3 semanas y después mirtazapina durante 12 semanas. Se valoraron: la reducción en el número de ataques de pánico, y el número de pacientes completamente libres de ataques durante las 3 últimas semanas del estudio. Respondió el 74% de los pacientes en cuanto a reducirse un mínimo del 50% la frecuencia de los ataques. Todas las medidas primarias y secundarias de eficacia mostraron una mejora significativa desde la segunda semana de tratamiento activo hasta el final del tratamiento. Los efectos adversos principales fueron diferentes de los normales con ISRS: cansancio, aumento de peso y dolor en piernas.

Se realizó un nuevo estudio abierto33 con 15 pacientes con trastorno de pánico, 8 varones y 7 mujeres, de 18- 65 años de edad (edad media 41,13 ± 9,71 años), que no tomaban tratamiento previo. De nuevo mirtazapina mostró una eficacia desde la primera semana del tratamiento que se mantuvo hasta la semana 15. Todos los pacientes dijeron que habían mejorado a los 3-4 días de haber comenzado el tratamiento. Ninguno tuvo ataques de pánico tras un mes de tratamiento. La comparación de la perfusión mediante tomografía computarizada por emisión de fotones (SPECT) mostró una normalización completa en 12 de los 15 pacientes. Los defectos encontrados inicialmente en la SPECT pueden considerarse un marcador de estado del trastorno de pánico, y su normalización, junto con la remisión de los síntomas, es una confirmación adicional de la eficacia de este tratamiento farmacológico.

Un ensayo posterior de este mismo grupo34, también abierto, incluyó a 45 pacientes con trastorno de pánico, 11 de los cuales tenían comorbilidad con depresión mayor. La mirtazapina fue bien tolerada, pues sólo 3 de los participantes abandonaron por efectos adversos (6,3%). Se administró mirtazapina a una dosis fija de 30 mg/día durante 3 meses. Se valoró a los pacientes a las 2 y a las 4 semanas y luego mensualmente. Todas las pruebas psicométricas mostraron reducción significativa en las puntuaciones totales en las citas de seguimiento, con una reducción pronunciada en el número y la intensidad de los ataques de pánico, y la ansiedad anticipatoria a lo largo del estudio, y todos los pacientes mostraron una mejoría significativa. La mejoría no pareció relacionarse con la presencia de enfermedad depresiva.

En cuanto a estudios comparativos con otros fármacos, hay uno que compara mirtazapina con fluoxetina35 y otro que la compara con paroxetina36.

En el estudio de Ribeiro et al35, se incluyó a pacientes mayores de 18 años con trastorno de pánico con o sin agorafobia, cuyas puntuaciones en el test de ansiedad de Hamilton fueran como mínimo de 18 puntos y que no tuvieran depresión mayor. Otros criterios de exclusión fueron: historia de epilepsia o síndrome orgánico cerebral, trastornos de alimentación o de consumo de drogas en los 6 meses anteriores. Asimismo, se excluyeron pacientes que hubieran tomado recientemente antipsicóticos depot, IMAO, TCA e ISRS. Tras permanecer una semana con placebo, se les asignó aleatoriamente un tratamiento con mirtazapina o con fluoxetina durante 8 semanas. Los grupos no diferían significativamente en variables como edad (36 años en ambos grupos), porcentaje de mujeres (86,7% en el grupo de mirtazapina y 66,7% en el de fluoxetina), duración media de enfermedad (36 meses en ambos) o presencia de agorafobia (66,7 y 80%, respectivamente).

Inicialmente recibieron dosis diarias de 15 mg de mirtazapina o bien 10 mg de fluoxetina, las 2 primeras semanas. Después, el investigador podía aumentar a 30 mg de mirtazapina o 20 mg de fluoxetina si no había respuesta clínica pero tampoco efectos adversos, pero el 20% del grupo de fluoxetina no precisó aumentos, como tampoco el 50% del grupo de mirtazapina. Las dosis (en mg/día) que recibían al final del estudio, los 22 sujetos que lo completaron, fueron: 18,3 ± 1,3 de mirtazapina y 14,0 ± 1,0 de fluoxetina.

Ambos grupos mejoraron significativamente en las medidas de eficacia (impresión clínica global de gravedad y de mejoría), sin que hubiera diferencias significativas entre ambos tratamientos en cuanto a la impresión clínica ni en el número de ataques de pánico, o puntuaciones en la escala de Hamilton de ansiedad o la escala de fobias de Sheehan, si bien la evaluación global de la ansiedad fóbica por parte de los pacientes sí fue significativamente mejor con mirtazapina. El análisis de resultados se hizo con los datos de 27 pacientes (14 tratados con mirtazapina y 13 con fluoxetina): de la muestra inicial de 30 casos, 3 no volvieron tras la entrevista inicial preplacebo. Durante el tratamiento, hubo 3 abandonos por efectos adversos en el grupo de fluoxetina y 2 con mirtazapina (lo cual no supone una diferencia significativa).

El estudio de nuestro grupo36 incluyó a 36 pacientes que recibieron mirtazapina, y 26 a los que se dio paroxetina. Todos ellos tenían trastorno de pánico y antecedentes de ciertas enfermedades (problemas digestivos, cefaleas o disfunciones sexuales) que con frecuencia aparecen durante el tratamiento con ISRS. Dado que en España mirtazapina sólo está aprobado oficialmente en depresión, lo que se hizo fue informar a los pacientes que podían elegir entre un tratamiento con paroxetina, de probada eficacia pero que podía empeorar sus enfermedades arriba citadas, o bien uno con mirtazapina, sin ese riesgo pero aún no aprobada (aunque con buenos resultados en estudios abiertos). Se incluyeron sujetos de 18 a 65 años, algunos de los cuales tenían agorafobia, para la cual se inició tratamiento (desensibilización progresiva) sólo una vez hubieran remitido por completo los ataques de pánico, por lo que no se afectó el resultado del fármaco. Los criterios de exclusión fueron: trastorno psicótico, consumo de drogas, trastorno de personalidad grupo A o B, y uso previo de benzodiacepinas diferentes a loracepam 3 mg/día (los que ya tomaban este fármaco, se les permitió mantenerlo). Las dosis de fármaco diarias fueron 30 mg de mirtazapina y 20 mg de paroxetina (que podían aumentar a 30 mg si no había respuesta a las 2 semanas, lo cual hizo un 38,4% de pacientes de este grupo).

Se valoró a los pacientes a las 3 y a las 8 semanas y, posteriormente, a los 6 meses de tratamiento. Las variables de eficacia fueron las escalas de depresión y de ansiedad de Beck, y la impresión clínica global de mejoría y de gravedad (estas últimas valoradas por un evaluador «ciego» y por los pacientes). Se definió la respuesta como descenso del 50% en el número de crisis (en la semana 3) y estar libre de ataques si era la semana 8. Se vio que la mejoría en ambos grupos no se correlacionaba con la presencia de mejoría en la escala de depresión. Al comparar los grupos, hubo significativamente menos ataques de pánico en las semanas 3 y 8 con mirtazapina que con paroxetina, y también la puntuación en el Beck de ansiedad fue significativamente menor con mirtazapina a las 3 semanas, lo que puede sugerir una respuesta más rápida. No obstante, no hubo diferencias significativas en el porcentaje de pacientes que respondieron con mirtazapina o paroxetina en la semana 3 (83 y 84%, respectivamente) o en la semana 8 (77 y 73%, respectivamente). Asimismo, la mayoría de los pacientes que había respondido a las 8 semanas, se mantenía sin recurrencias a los 6 meses (94 y 96%, respectivamente); esto minimiza la posibilidad de que la mejoría fuera por efecto placebo (obviamente, por motivos éticos, no se pudo incluir un grupo placebo). Estos resultados son muy valorables, porque a pesar de tratarse de un estudio abierto, el tamaño de la muestra es grande, se usaron escalas estandarizadas y la evaluación de la respuesta incluyó valoraciones de los pacientes y de un evaluador «ciego».

El uso de loracepam hasta 3 mg/día, permitido a los pacientes en caso de necesidad, sólo se realizó en el grupo de paroxetina (4 casos), lo cual puede explicarse por una activación simpática con el fármaco o porque sea un fármaco cuyo inicio de acción sea más lento que mirtazapina. Los pacientes con loracepam previo al estudio (y que lo mantuvieron aunque había sido ineficaz) fueron 10 en cada grupo.

CUESTIONES QUE PUEDEN LIMITAR EL USO DE MIRTAZAPINA EN EL TRASTORNO DE PÁNICO

A pesar de la utilidad que parece tener la mirtazapina en el trastorno de pánico, a la luz de los estudios arriba citados, lógicamente hay algunas limitaciones. En primer lugar, se ha descrito un posible subgrupo de pacientes que puede ser refractario al tratamiento del pánico con mirtazapina. Son los pacientes que antes del tratamiento tienen valores de output del sistema nervioso autónomo (SNA) más bajos, según se vio en un estudio abierto con 28 pacientes que tomaron mirtazapina durante 12 semanas, y en los que se tomaron registros de 5 min de VFC antes del tratamiento37.

Otras cuestiones que pudieran limitar el uso del fármaco son las relacionadas con su tolerancia y seguridad. Los datos acerca de la seguridad de mirtazapina comenzaron a mostrarse ya al inicio de su comercialización38, basados en los ensayos previos en Europa y Estados Unidos, comparando mirtazapina con placebo, amitriptilina u otros agentes activos. El porcentaje de pacientes con algún efecto adverso fue significativamente menor con mirtazapina (65%) que con placebo (76%) o amitriptilina (87%) y paralelamente también fue significativamente menor el abandono por efectos adversos. No mostró efectos adversos anticolinérgicos, adrenérgicos o serotoninérgicos apreciables. Sólo tuvo significativamente mayor frecuencia que placebo de mareo (el 23% frente al 14%), sedación excesiva (el 19 frente al 5%), boca seca (el 25 frente al 16%), aumento de apetito (el 11 frente al 2%) y aumento de peso (el 10 frente al 1%). Estas quejas fueron típicamente leves y transitorias y se redujeron pese a aumentar las dosis de mirtazapina. En cambio, fueron significativamente más frecuentes con placebo las incidencias de cefalea (el 5 frente al 10%) y pérdida de peso (el 2 frente al 6%). También los efectos típicos serotoninérgicos como náuseas, vómitos, diarrea e insomnio o síntomas de disfunción sexual fueron menos frecuentes con mirtazapina que con placebo. Aproximadamente el 10% de los pacientes eran mayores de 65 años, pero el patrón de efectos adversos es superponible al de la muestra de pacientes global. El análisis de signos vitales como presión arterial o frecuencia cardíaca no mostró cambios respecto a la situación basal, al igual que sucedió con placebo. Asimismo, se notificaron incidencias muy bajas de alteraciones clínicamente relevantes en las pruebas de laboratorio (como aumento de las transaminasas o neutropenia) en cualquiera de los grupos de tratamiento. La mirtazapina tuvo también un potencial epileptógeno muy bajo: sólo se registró un caso en un paciente con historia previa de crisis durante el tratamiento con clomipramina; este dato, junto a la falta de cardiotoxicidad, avala su seguridad en sobredosis incluso en ancianos. El único síntoma visto en pacientes con sobredosis de mirtazapina, sola o junto a otros fármacos, fue somnolencia excesiva y transitoria, que se resolvió espontáneamente en pocas horas.

En cuanto a la tolerancia de mirtazapina en los estudios abiertos realizados en sujetos con trastorno de pánico, en general se señala que los efectos adversos suelen ser bien tolerados y a veces incluso algunos como el aumento de apetito, la ansiolisis, o la sedación inicial se consideran deseables para la mejoría del trastorno31. En el estudio de Carpenter et al31, con 10 pacientes, 7 tuvieron efectos adversos, sobre todo aumento de apetito y de peso; en el estudio de Boshuisen et al32, que se inició con 28 pacientes, de los que completaron el seguimiento 19 casos, se menciona la aparición de cansancio, dolor en piernas y aumento de peso. En el de Carli et al33, con 15 sujetos, 3 mostraron boca seca y estreñimiento, y 2 mareos pero no hubo ningún abandono por efectos adversos; en el trabajo del mismo grupo con 45 casos34, sólo se registraron 3 abandonos por este motivo.

La descripción de efectos adversos más detallada figura en los trabajos comparativos de mirtazapina con fluoxetina35 o paroxetina36. En el estudio de Ribeiro et al35, los efectos adversos más comunes y que mostraron una frecuencia significativamente diferente en los 2 grupos fueron: la ganancia de peso en el grupo de mirtazapina (el 50 frente al 7,7% de casos; p = 0,04) y náusea y parestesia con fluoxetina (p = 0,01). Por lo demás, el perfil de efectos adversos con ambos fármacos fue diferente: con mirtazapina los pacientes se quejaron de mareo, aumento de ansiedad, temblor y dislalia, y con fluoxetina de náuseas, vómitos, epigastralgia, cefalea y temblor. Durante el tratamiento, del total de 27 pacientes que iniciaron tratamiento, hubo 3 abandonos por efectos adversos en el grupo de fluoxetina, y 2 con mirtazapina (lo cual no supone una diferencia significativa).

En el trabajo de Montañés-Rada et al36, que incluyó un total de 62 pacientes, hubo 2 abandonos por mareos (en el grupo de mirtazapina) y 2 por problemas digestivos e impotencia (en el grupo con paroxetina) antes de la semana 3, y antes de la semana 8 otros 2 abandonos con mirtazapina por aumento de peso y uno con paroxetina por problemas digestivos. Esto corresponde a unos porcentajes de abandonos del 6 y el 6,5% en la semana 3, y del 14 y el 13% en la semana 8, respectivamente. Sin embargo, no hubo diferencias entre los pacientes que abandonaron o completaron el tratamiento en cuanto a variables demográficas ni clínicas. Los efectos adversos más frecuentes con mirtazapina fueron: aumento de peso (mediana 4,5 kg), que surgió en el 35% de casos a pesar de haberse excluido casos con índice de masa corporal (IMC) > 25; mareo en el 11,7% de casos, y ambos efectos en el 17,7% (con paroxetina estos porcentajes fueron del 15,3, el 7,8 y el 15,3%, respectivamente). En el grupo que recibió paroxetina, en cambio, había cifras de alrededor del 10% de cefalea, disfunción sexual y problemas digestivos, que sólo se presentaron en el 2% del grupo de mirtazapina. Por tanto, se ve que el perfil de efectos adversos de mirtazapina es netamente diferente al que aparece al usar ISRS32,35,36.

A pesar de los datos favorables mencionados anteriormente, hay que ser cuidadoso con el empleo del fármaco. En primer lugar, conviene vigilar la evolución de los síntomas de ansiedad de modo más atento al inicio del tratamiento, porque a pesar de su efecto ansiolítico, puede haber una susceptibilidad individual a los efectos adversos de un fármaco determinado y, de este modo, se ha descrito la aparición de ataques de pánico durante la escalada de dosis inicial con mirtazapina39. En el caso descrito, una mujer de 23 años con distimia, sin tratamiento farmacológico previo y sin consumo de alcohol u otras drogas, que inició un tratamiento con mirtazapina a dosis de 15 mg/día durante 2 semanas con buena tolerancia, comenzó a experimentar ataques de pánico a los 2 días de aumentar la dosis a 30 mg/día, reversibles con alprazolam 0,5 mg a demanda. Los ataques cesaron al reducir la dosis a la previa de 15 mg/día, pero al volver a reanudar una semana después la dosis de 30 mg/día, se repitieron los ataques de pánico, lo que motivó un cambio de mirtazapina por venlafaxina de liberación sostenida a dosis de 37,5 mg/día, inicialmente aumentando progresivamente a 150 mg/día tras un mes sin ataques de pánico. Berigan atribuyó este suceso a la aparición de ansiedad de corta duración, similar a lo que sucede con los ISRS, debida al aumento de transmisión serotoninérgica inicial.

Una recomendación igualmente importante es, que a la hora del cese del tratamiento con mirtazapina, conviene realizar una retirada muy gradual, incluso en casos cuyo período de tratamiento no haya sido muy largo. Se ha documentado40 un caso de una mujer de 53 años tratada por un trastorno adaptativo de tipo depresivo, con mirtazapina a dosis de 30 mg/día durante sólo 10 semanas. Al retirar bruscamente el fármaco con motivo de una intervención quirúrgica, desarrolló ataques de pánico con palpitaciones, disnea, dolor retrosternal, mareo, náuseas, visión borrosa, angustia y miedo a morir. Los ataques duraban 20 min, se producían cada 1-2 h y se repitieron durante 5 días, tras lo cual se redujo la gravedad y frecuencia de los ataques hasta llegar a uno semanal, si bien sólo cesaron totalmente al volver a tomar mirtazapina a dosis de 30 mg/día.

No tome Mirtazapina NORMON

  • si es alérgico a la mirtazapina o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).
  • si está tomando o ha tomado recientemente (en las dos últimas semanas) medicamentos llamados inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO).

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico antes de empezar a tomar Mirtazapina NORMON.

Niños y adolescentes

Mirtazapina NORMON no debe utilizarse normalmente en el tratamiento de niños y adolescentes menores de 18 años. A la vez, debe saber que en pacientes menores de 18 años existe un mayor riesgo de efectos adversos como intentos de suicidio, ideación suicida y hostilidad (predominantemente agresión, comportamiento de confrontación e irritación) cuando toman esta clase de medicamentos.

Pese a ello, el médico puede prescribir Mirtazapina NORMON a pacientes menores de 18 años cuando decida que es lo más conveniente para el paciente. Si el médico ha prescrito Mirtazapina NORMON a un paciente menor de 18 años y desea discutir esta decisión, por favor, vuelva a su médico. Debe informar a su médico si aparecen o empeoran alguno de los síntomas que se detallan anteriormente en pacientes menores de 18 años que están tomando Mirtazapina NORMON. Además, todavía no se conocen los efectos sobre la seguridad a largo plazo relacionados con el crecimiento, la madurez y el desarrollo del conocimiento y la conducta de mirtazapina en este grupo de edad.

Ideas de suicidio y empeoramiento de la depresión

Si se encuentra deprimido puede que a veces tenga ideas de hacerse daño a si mismo o de suicidarse.

Esto podría empeorar cuando empieza a tomar los antidepresivos por primera vez, ya que estos medicamentos tardan en hacer efecto normalmente dos semanas o a veces más.

Podría ser más propenso a pensar de esta manera:

  • si previamente ha tenido pensamientos suicidas o de hacerse daño a si mismo.
  • si es un adulto joven. La información de los ensayos clínicos ha mostrado un riesgo aumentado de comportamiento suicida en adultos menores de 25 años con trastornos psiquiátricos y que estaban en tratamiento con un antidepresivo.
  • Si tiene pensamiento de hacerse daño a si mismo o suicidarse en algún momento, consulte a su médico o vaya a un hospital inmediatamente.

Puede ser útil decirle a un pariente o amigo cercano que se encuentra deprimido, y pedirle que lea este prospecto. Puede pedirle que le diga si cree que su depresión está empeorando, o si está preocupado por cambios en su comportamiento.

Asimismo, tenga especial cuidado con Mirtazapina NORMON:

  • si tiene o ha tenido alguna vez uno de los siguientes trastornos:
  • Informe a su médico sobre estas situaciones antes de tomar Mirtazapina NORMON, si no lo ha hecho ya:
  • convulsiones (epilepsia). Si aparecen convulsiones o sus convulsiones son más frecuentes, deje de tomar mirtazapina y contacte con su médico inmediatamente;
  • enfermedades del hígado, incluyendo ictericia. Si aparece ictericia, deje de tomar mirtazapina y contacte con su médico inmediatamente;
  • enfermedades de los riñones;
  • enfermedad del corazón o presión arterial baja;
  • esquizofrenia. Si los síntomas psicóticos, como los pensamientos paranoicos, son más frecuentes o graves contacte con su médico inmediatamente;
  • depresión bipolar (se alternan períodos de animación/hiperactividad y períodos de depresión). Si empieza a sentirse animado o sobreexcitado, deje de tomar mirtazapina y contacte con su médico inmediatamente;
  • diabetes (podría necesitar ajustar su dosis de insulina u otros medicamentos antidiabéticos);
  • enfermedades de los ojos, como aumento de la presión en el ojo (glaucoma);
  • dificultades para orinar, que podría deberse a un aumento del tamaño de la próstata;
  • si aparecen signos de infección como fiebre alta inexplicable, dolor de garganta y llagas en la boca.
  • Deje de tomar Mirtazapina NORMON y contacte con su médico inmediatamente para realizar un análisis de sangre.

En raras ocasiones, estos síntomas pueden ser signos de alteraciones en la producción de células sanguíneas en la médula ósea. Aunque raros, estos síntomas aparecen a las 4-6 semanas de tratamiento.

  • si es una persona mayor. Podría ser más sensible a los efectos adversos de los medicamentos antidepresivos.

Toma de Mirtazapina NORMON con otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o podría tener que tomar cualquier otro medicamento.

No tome Mirtazapina NORMON junto con:

  • inhibidores de la monoamino oxidasa (inhibidores de la MAO). Asimismo, no tome mirtazapina durante las dos semanas después de haber dejado de tomar los inhibidores de la MAO. Si deja de tomar mirtazapina, tampoco tome inhibidores de la MAO durante las siguientes dos semanas.

Ejemplos de inhibidores de la MAO son moclobemida, tranilcipromina (ambos son antidepresivos) y selegilina (para la enfermedad de Parkinson).

Tenga cuidado si toma Mirtazapina NORMON junto con:

  • antidepresivos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRSs), venlafaxina y L-triptófano o triptanos (utilizados para la migraña), tramadol (para el dolor), linezolid (un antibiótico), litio (utilizado para tratar algunos trastornos psiquiátricos) y preparados a base de Hierba de San Juan ¿ Hypericum perforatum (planta medicinal para la depresión). En casos muy raros, mirtazapina solo o junto con estos medicamentos, puede dar lugar al llamado síndrome serotoninérgico. Algunos de los síntomas de este síndrome son: fiebre inexplicable, sudoración, palpitaciones, diarrea, contracciones musculares (incontrolables), escalofríos, reflejos exagerados, agitación, cambios de humor y pérdida de conciencia. Si presenta una combinación de estos síntomas, consulte a su médico inmediatamente.
  • el antidepresivo nefazodona. Puede aumentar la cantidad de mirtazapina en sangre. Informe a su médico si está tomando este medicamento. Podría ser necesario disminuir la dosis de mirtazapina, o aumentarla nuevamente al dejar de tomar nefazodona.
  • medicamentos para la ansiedad o el insomnio como las benzodiazepinas.

medicamentos para la esquizofrenia como la olanzapina.

medicamentos para las alergias como la cetirizina.

medicamentos para el dolor intenso como la morfina.

En combinación con estos medicamentos, mirtazapina puede aumentar la somnolencia causada por estos medicamentos.

  • medicamentos para infecciones: medicamentos para infecciones bacterianas (como la eritromicina), medicamentos para infecciones por hongos (como el ketoconazol) y los medicamentos para el VIH/SIDA (inhibidores de la proteasa del VIH).

Si se toman junto con mirtazapina, estos medicamentos pueden aumentar la cantidad de mirtazapina en sangre. Informe a su médico si está tomando estos medicamentos. Podría ser necesario disminuir la dosis de mirtazapina, o aumentarla nuevamente al dejar de tomar estos medicamentos.

  • medicamentos para la epilepsia como la carbamazepina y la fenitoína;

medicamentos para la tuberculosis como la rifampicina.

Si se toman junto con mirtazapina, estos medicamentos pueden reducir la cantidad de mirtazapina en sangre. Informe a su médico si está tomando estos medicamentos. Podría ser necesario aumentar la dosis de mirtazapina, o disminuirla nuevamente al dejar de tomar estos medicamentos.

  • medicamentos para prevenir la coagulación de la sangre como la warfarina.

Mirtazapina puede aumentar los efectos de la warfarina en la sangre. Informe a su médico si está tomando este medicamento. En caso de tomarlos a la vez, se recomienda que el médico le haga controles en sangre.

Toma de Mirtazapina NORMON con alimentos, bebidas y alcohol

Puede sentirse somnoliento si bebe alcohol mientras esté en tratamiento con mirtazapina.

Se recomienda no beber nada de alcohol.

Puede tomar mirtazapina con o sin alimentos.

Embarazo y lactancia

Si está embaraza o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico antes de utilizar este medicamento.

La experiencia limitada de la administración de Mirtazapina NORMON a mujeres embarazadas no indica un aumento de riesgo. Sin embargo, debe tenerse cuidado si se usa durante el embarazo.

Si usa mirtazapina hasta, o poco antes, del parto, su hijo será examinado para detectar posibles efectos adversos.

Tomados durante el embarazo, los medicamentos similares (ISRS) pueden aumentar en los bebés el riesgo de padecer una enfermedad grave llamada hipertensión pulmonar persistente neonatal (HPPN), lo que hace que el bebé respire más rápido y adquiera un tono azulado. Estos síntomas normalmente comienzan durante las primeras 24 horas después del nacimiento. Si esto le sucede a su hijo, debe consultar inmediatamente a su matrona y/o médico.

Consulte a su médico si puede dar el pecho mientras toma Mirtazapina NORMON.

MIRTAZAPINA NORMON Comp. bucodispersable 15 mg   MEDICAMENTO EN SUSPENSIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Mirtazapina

Embarazo En estudios animales ha producido daño fetal y no hay estudios adecuados en mujeres embarazadas. O bien, no se han realizado estudios en animales ni en humanos. Sólo debe administrarse en el embarazo si el beneficio justifica el riesgo potencial.Lactancia: evitar lactancia: evitarAfecta a la capacidad de conducir Afecta a la capacidad de conducir
Sistema nervioso > Psicoanalépticos > Antidepresivos > Otros antidepresivos

Mecanismo de acciónMirtazapina

Aumenta la neurotransmisión noradrenérgica y serotoninérgica a nivel central.

Indicaciones terapéuticasMirtazapina

Episodio de depresión mayor.

PosologíaMirtazapina

Modo de administraciónMirtazapina

Comprimido: tragar enteros sin masticar con suficiente cantidad de líquido.
Comprimido bucodispersable: se disgregará rápidamente y puede tragarse sin agua.
Solución oral: tomar en un vaso con un poco de agua.

ContraindicacionesMirtazapina

Hipersensibilidad. Uso concomitante con IMAO.

Advertencias y precaucionesMirtazapina

Epilepsia y síndrome afectivo orgánico, I.H., I.R., alteraciones de conducción, angina de pecho e infarto de miocardio reciente, hipotensión, hipertrofia prostática, glaucoma agudo de ángulo estrecho con PIO elevada, diabetes mellitus, esquizofrenia u otras alteraciones psicóticas, antecedentes de manía/hipomanía, enf. cardiovascular conocida o antecedentes familiares de QT prolongado y concomitante con medicamentos que prolonguen el intervalo QTc, pacientes de riesgo de hiponatremia (ancianos o tratados con medicamentos que causan hiponatremia). Suspender si se presenta ictericia, fiebre, dolor de garganta, estomatitis u otros signos de infección. Realizar hemograma. Suspensión gradual del tto. para evitar síndrome de abstinencia. No utilizar en niños < 18 años son más frecuentes los comportamientos suicidas y la hostilidad. Riesgo de suicidio, control regular del paciente hasta detectar mejoría; pacientes con antecedente de episodio suicida, o que muestren un grado significativo de ideación suicida antes de iniciar tto., tienen mayor riesgo y deben ser objeto de mayor vigilancia. Riesgo de síndrome serotoninérgico en uso concomitante con ISRS. Puede desarrollarse acatisia en las 1<exp>eras<\exp> sem. de tto.

Insuficiencia hepáticaMirtazapina

Precaución. Su eliminación puede disminuir.

Insuficiencia renalMirtazapina

Precaución. Su eliminación puede disminuir.

InteraccionesMirtazapina

Potencia sedación de: benzodiazepinas y otros sedantes.
Potencia depresión de: alcohol.
Disminuir dosis con: inhibidores potentes de CYP3A4, inhibidores de proteasa del VIH, antifúngicos azólicos, eritromicina, cimetidina, nefazodona.
Niveles plasmáticos disminuidos por: carbamazepina, rifampicina o fenitoína.
No administrar con IMAO, ni en las 2 sem siguientes al cese del tto.
Riesgo de síndrome serotoninérgico con: L-triptófano, triptanos, tramadol, linezolid, ISRS, venlafaxina, litio, hipérico.
Monitorizar INR con: warfarina.
Riesgo de QT prolongado y/o arritmias ventriculares con: sustancias que prolonguen el intervalo QTc como algunos antipsicótics y antibióticos.

EmbarazoMirtazapina

Datos limitados. Precaución. Si se utiliza hasta el parto, o poco antes monitorizar en el recién nacido posibles efectos de abstinencia. Además, el uso de ISRS en el embarazo puede aumentar el riesgo de hipertensión pulmonar persistente neonatal.

LactanciaMirtazapina

Los estudios en animales y datos limitados en humanos han mostrado que mirtazapina sólo se excreta por la leche en muy pequeñas cantidades. La decisión de continuar/interrumpir la lactancia o continuar/interrumpir el tratamiento con mirtazapina debe tomarse teniendo en cuenta el beneficio de la lactancia para el niño y del tratamiento con mirtazapina para la mujer.

Efectos sobre la capacidad de conducirMirtazapina

Mirtazapina puede producir sedación, mareos. Por consiguiente, se debe indicar a los pacientes que si experimentan sedación o mareos, deben evitar la realización de tareas potencialmente peligrosas, como conducir o utilizar máquinas.

Reacciones adversasMirtazapina

Vidal Vademecum Fuente: El contenido de esta monografía de principio activo según la clasificación ATC, ha sido redactado teniendo en cuenta la información clínica de todos los medicamentos autorizados y comercializados en España clasificados en dicho código ATC. Para conocer con detalle la información autorizada por la AEMPS para cada medicamento, deberá consultar la correspondiente Ficha Técnica autorizada por la AEMPS.

Monografías Principio Activo: 01/01/2015

Ver listado de abreviaturas

Principios activos

MIRTAZAPINA

  • mirtazapina (español)
  • mirtazapine (inglés)
  • mirtazapine (francés)
  • 米氮平 (chino)
  • ميرتازابين (árabe)

Afecta a la conducciónCon recetaGenéricoSustituible

Excipientes: almidon de maiz pregelatinizado.

Envases: blister.

Vias de administración: vía oral.

  • Interacciones
  • Duplicidades
  • mirtazapina (N06AX11) interactuando con:

  • Inhibidores no selectivos de la monoaminooxidasa (ATC: N06AF)

    Efecto: Aumento del riesgo de síndrome serotonérgico.
    Orientación: Asociación contraindicada. Se recomienda suspender uno de los principios activos.

  • Inhibidores de la monoaminooxidasa A (ATC: N06AG)

    Efecto: Aumento del riesgo de síndrome serotonérgico.
    Orientación: Asociación desaconsejada. Valorar el beneficio/riesgo del tratamiento.

  • Duplicidades de mirtazapina (N06AX11) con:

  • mianserina (ATC: N06AX03)

    Efecto: Prescripción de dos o más medicamentos con el mismo principio activo o la misma actividad farmacológica.
    Orientación: Suspender el principio(s) activo(s) con la misma actividad farmacológica.

  • trazodona (ATC: N06AX05)

    Efecto: Prescripción de dos o más medicamentos con el mismo principio activo o la misma actividad farmacológica.
    Orientación: Suspender el principio(s) activo(s) con la misma actividad farmacológica.

  • mirtazapina (ATC: N06AX11)

    Efecto: Prescripción de dos o más medicamentos con el mismo principio activo o la misma actividad farmacológica.
    Orientación: Suspender el principio(s) activo(s) con la misma actividad farmacológica.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *