0

Musica terror sin copyright

¿Qué es la música de terror?

Es un género musical que está dirigido a provocar miedo en el espectador. Generalmente, la música de terror debería transmitir expectación, suspense, sustos, y emociones fuertes que sean opuestas a la alegría y los placeres, como el horror, la repulsión e incluso el drama o la tristeza. Si la música logra mantener al oyente temeroso, expectante y tenso, la misión está cumplida.

Visualmente, suele estar muy ligada a la oscuridad, la crueldad y los escenarios extraños o misteriosos, y se utiliza para ambientar películas, videojuegos y cualquier tipo de representación audiovisual, donde la imagen por sí sola no logra transmitir eficientemente lo que pretende. La música de terror de fondo es fundamental para ambientar cualquier tipo de historia de miedo o suspense.

Por ejemplo, lo que te hace saltar de la silla al ver una escena de miedo en una película o al jugar algún videojuego de terror, que incluso puede contener escenas violentas y sangrientas, no es la imagen en sí, sino el sonido, su volumen y sus cambios de ritmo, que hacen que experimentes una sensación de alarma.

Prueba a ver cualquier escena de terror sin sonido y notarás la diferencia. Si aún así sigues saltando de la silla es porque alguien te ha puesto una chincheta debajo. (Broma)

Hablando de bromas, en Internet transcurren desde hace tiempo los llamados screamers, que son bromas en las que la gente recibe un enlace a un pequeño video de terror, que en un principio no parece estar relacionado con el género hasta que repentinamente aparece una criatura demoníaca en primer plano con intención de asustar. Este vídeo no tendría tanto efecto si no estuviera acompañado de audio de terror en el momento del susto.

Historia de la música de terror en los videojuegos

Todo comenzó con los juegos de invasiones alienígenas, cuando las videoconsolas Atari 2600 y Commodore 64 experimentaban con los primeros juegos en los años ochenta.

Juegos como el conocido Space Invaders o el Demon Attack, tenían una banda sonora musical que consistía en una única canción formada por unas cuatro notas que se repetían constantemente en forma de bucle, pero contaban con la peculiaridad de que el ritmo se iba acelerando a medida que aumentaba el peligro, logrando así una especie de música de miedo.

Más tarde veríamos canciones más trabajadas y elaboradas como la de Panther (1986), con un estilo que, sin dejar de ser música de 8-bits, más podía asimilarse a la actual música electrónica, pero que contenía aún así variantes en alguna de sus notas, modificando su tono de manera gradual y provocando tensión en el jugador como toda banda sonora de suspense.

Ya en los noventa, con la llegada de la cuarta generación de los videojuegos, surgieron títulos cuyo género de terror se ampliaba más allá de las clásicas invasiones de alienígenas y experimentaban con vampiros, fantasmas y zombies. Todos con una música de terror mucho más variada y, por supuesto, más aterradora.

También podemos destacar la llegada del género gore, especialmente en la Sega Mega Drive, con juegos como Mortal Kombat, donde las salpicaduras de sangre y un audio “oscuro” hacían de su modo de juego una experiencia horripilante. ¿Quién no se quedaba traumatizado al ver un fatality?

En la actualidad, en la música para videojuegos hay de todo, desde música de horror inspirada en el cine con instrumentos de orquesta hasta bandas sonoras que siguen la temática chiptune de antaño. Cualquier estilo puede sonar estremecedor.

Claves para componer música de terror

Antes de seguir, te recomiendo escuchar alguna de mis canciones de la lista de arriba mientras lees el resto de este artículo. Vamos al lío:

Puesto que la música está compuesta de melodía, armonía y ritmo, este género puede contradecir su significado debido a que hace justamente lo contrario. La música de terror no suele componerse de armonía, y además es arrítmica, por lo cual no siempre entraría en la definición correcta. Sin embargo, debido a sus inicios y a que una banda sonora de terror en el cine sí solía contener piezas con musicalidad, hoy en día se le considera popularmente un género musical.

Si bien no hay una forma única de componer música de terror o música de miedo, la historia ha marcado pautas que siguen siendo válidas hoy en día. Dejando a un lado la armonía y el ritmo, ya que se trata de hacer estremecer, no hay mejor forma que crear incomodidad en el oyente con las disonancias.

Componer música de miedo es una actividad que no tiene límites y puede llegar a resultar innovadora. Jason Graves, compositor de la escalofriante trilogía de videojuegos Dead Space, creaba sus propios sonidos con incluso sus propios instrumentos para conseguir los efectos sonoros más desgarradores y la música de videojuegos más terrorífica.

En cuanto al ritmo, en caso de canciones con percusión destinadas a generar sensación de peligro o pánico, suelen usarse ritmos de tiempos impares. Un 5/4 es ideal, pudiendo jugar con medios tiempos y crear una sensación de asincronía que sigue respetando un ritmo correcto en todo momento.

La intención es hacer que el jugador se mantenga tan tenso por el miedo que acabe sudando el mando de la consola o el ratón de su computadora. En el caso de un dispositivo móvil, si logras hacer que el jugador sude hasta el punto de empapar la pantalla y no poder ni interactuar, significa que, o el jugador tiene algún problema con sus glándulas sudoríparas, o eres el mejor compositor de música de terror del momento.

Música de terror sin copyright

Hay diversas licencias para obras musicales, independientemente del género y de si se trata o no de música para videojuegos. La música en general está regida por derechos de autor, algo necesario para que los autores puedan cobrar las regalías correspondientes al arte que han creado.

Incluso la música libre de derechos de autor o sin copyright suele manejar licencias como la de Creative Commons Attribution (CC-BY), la cual permite que se utilice la música para actividades comerciales o incluso para modificarla si es necesario, pero siempre atribuyendo la autoría al creador original.

Descargar música de terror o de miedo

En este apartado tienes disponibles varios de mis tracks originales de música para videojuegos o proyectos multimedia, los cuales puedes utilizar para ambientar escenas de miedo, terror, suspenso o misterio. Puedes descargarlos y utilizarlos como quieras, incluso modificarlos, son ideales no sólo para usarlos como música de terror de fondo para videojuegos, sino también como música de terror para vídeos o para podcasts.

Sólo recuerda indicar que soy el autor original, Patrick de Arteaga, ya que estos audios están sujetos a la licencia Creative Commons Attribution (CC-BY). Puedes hacerlo simplemente añadiendo un link a este sitio web.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *