0

Nacho vidal pene

«Miguel Bosé dedica una canción al actor porno Nacho Vidal», decía un titular del martes. La noticia contaba que la canción pretende ser una oda al pene. Convertir el miembro viril en motivo de inspiración recuerda aquella novela de Henry Miller en la que el protagonista se dirige a su pene como si de un amiguete se tratara. Pero no todo el mundo tiene un trato tan cordial con esta parte de su anatomía, capaz de inspirar, como máximo, un réquiem o un nocturno. Aprovechando la andropausia del ambiente, nos bombardean con alarmantes anuncios por correo electrónico en los que se nos insta a someternos a un alargamiento de pene. Hay varios sistemas: cirujía, bombas de vacío y estiramiento con pesas. Es para pensárselo, aunque a muchos usuarios potenciales se nos plantea alguna duda: ¿a partir de qué medida se considera resuelta la deficiencia?

Para adaptarse a los modelos que difunde la impune pornografía, se puede tomar como referencia a Nacho Vidal, que comercializa un molde de su pene. Pero si todos midieran lo mismo, ¿merecería el suyo una canción? Entre los motivos para envidiar a Vidal también está su éxito editorial. La biografía que sobre él escribió David Barba está triunfando, quizá porque, a su manera, los actores porno son los últimos superhéroes. Vean lo que dice Vidal en la página 230 de su libro: «La gente cree que mi vida como actor porno está cargada de experiencias extremas a las que no todo el mundo tiene acceso, pero la verdad es que la experiencia más fuerte siempre es enamorarse. Aún no he encontrado nada, dentro o fuera del porno, que supere el nudo en el estómago que se me forma cuando beso a la mujer que amo».

El día de Sant Jordi de 2004, tras una de esas jornadas en las que se combinan sentimientos tan humanos entre los escritores como cansancio, euforia y depresión, la editorial Planeta celebró una fiesta en la discoteca Astoria. Canapés, conversaciones dedicadas exclusivamente a hablar de dinero y, de repente, entre todos esos artesanos de la pluma, apareció Vidal, radiante, encantado de haber vivido su primera experiencia firmando libros por la ciudad. «Eso sí es un imparable», pensé. Acompañado de una mujer de las que quitan el hipo y simultáneamente lo provocan, iba saludando con una naturalidad nada suficiente y, por tanto, poco literaria. Cual buitre oportunista, y adoptando la ancestral metodología de los muchos trepas del sector, calculé que si me arrimaba al actor algo se me pegaría. Ya que el trato continuado con el mundillo literario me ha contagiado algunos de sus defectos, quise invertir la tendencia. Vidal me dedicó unos minutos que no tuvieron, por desgracia, ninguna consecuencia física. Pero tuvo tiempo para contarme que lo que más le había alucinado de Sant Jordi es que se le acercaban familias enteras de mujeres para que les dedicara su libro. «La abuela, la madre, la hija y la nieta, todas con su ejemplar». Acostumbrado a la estajanovista disciplina del porno, parecía encantado con la notoriedad transgeneracional de su trabajo biográfico-literario. Bosé le ha dedicado una canción, dice la noticia. Pero lo realmente noticiable es que un clásico del porno como Vidal alimente las fantasías íntimas de tanta gente. «Si hubiera tenido vagina en lugar de pene, habría sido más selectivo con mis interlocutores sexuales», dijo una vez Dustin Hoffman. Probablemente habría elegido mejor algunas de sus películas, le faltó añadir. Mientras me siguen llegando sofisticadas propuestas de alargamientos, me pregunto qué habría ocurrido con muchos de nosotros si hubierámos nacido con las características genitales de Nacho Vidal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de enero de 2005

Estudios en Hispanoamerica de la longitud del pene:

CHILENOS: Un estudio indica una longitud media en erección de 14 centímetros (muestra realizada en la Clínica Andromex).

VENEZOLANOS: Estudios realizados demuestran que el tamaño medio del pene en el hombre venezolano es de 6 a 9 centímetros en estado de flacidez y entre 9 a 14,5 centímetros en erección. La estatura media del varón venezolano es de 1.70 cm.

COLOMBIANOS: Estudio Antropométrico del Pene. Sociedad Colombiana de Urología.Se realizó un estudio a 130 hombres con el fin de realizar un seguimiento a pacientes con problemas de erección. La media global en erección fue de 14 cm. La correlación entre el tamaño del pene, tanto en flacidez como en erección, con la altura, el tamaño de la mano y del pié, resultó baja.

BRASILEÑOS: Da Ros en Brasil en 1994, estudiando una muestra de 150 hombres obtuvo una media en erección de 14.5 cm en individuos caucásicos potentes y satisfechos con el tamaño de su pene.

ESPAÑOLES: La sociedad española de Andrología en 2001 establece una media de la longitud del pene de los varones españoles en erección de 13,58 cm y la media de su circunferencia 11,25 cm (corresponde a un diámetro de 3,82 cm). Según estos datos se considera micropene aquél que tiene menos de 8 cm.

PERUANOS: Los estudios que hay se basan en longitudes del pene en erección. Una de las referencias más remotas en estudios de este tipo es la de el Dr. Hill en 1899 en Perú. La muestra, tomada en Lima, consideró a un total de 500 individuos, para quienes señaló un promedio de 12.5 cm, la más baja de Sudamerica.

U.S.A: La empresa de preservativos Durex revela que la media del miembro erecto ronda los 16 centímetros, y un estudio médico de la Universidad de California reduce la extensión media a sólo 13 cm. De la encuesta de Durex participaron 2.936 hombres (la mayoría menor de 25 años) que completaron un formulario por Internet con reserva de la identidad. Además de la longitud se interrogó sobre la circunferencia del pene en erección, obteniéndose una media de 13,3 centímetros.

El estudio también indagó sobre la percepción de los hombres con relación al tamaño de los preservativos. El 35% siente que son muy ajustados y el 15% que son más bien sueltos. Los que tienen un pene más grande que el promedio, por su parte, son más propensos a declarar haber sufrido alguna vez la ruptura del preservativo.

En el Informe Kinsey de 1948 ( posteriormente analizado por Jamison y Gebhard en 1988) se citan 2770 hombres con un promedio de 9.7 cm en flacidez y 15.5 cm en erección. (Este estudio está sesgado puesto que se empleó un método libre ya que cada encuestado suministró su propio dato.)

Según el estudio realizado en el John Hopkins en 1980 por Lee y Cols la longitud media del pene adulto al emplear la “ técnica de jalonamiento “(estirando el pene en flacidez) varía entre los 12 y los 14 cm. La técnica de jalonamiento permite una idea bastante aproximada (con una correlación de 0.84) de lo que será la la medida en erección.

Jordi El Niño Polla (24 años), el actor porno español más buscado del mundo, mantiene una relación desde hace años con Verónica (24), una joven de Ciudad Real. ‘La primera dama poller’ (como la denominan los fans de su novio) ha querido compartir con los seguidores de su pareja un poco más de su relación y relatar en un vídeo los problemas y los beneficios de este noviazgo.

Las imágenes, en las que aparece nerviosa y con un ligero temblor en la voz (como ya ocurrió la primera vez que apareció en su canal de YouTube), se grabaron en el domicilio madrileño que ambos comparten. La pregunta más habitual a la joven suele ser si ella tiene celos del trabajo de Jordi. «Los primeros meses no sentía nada, porque nos estábamos conociendo y no era una cosa que naciese de mi (los celos). Yo nunca he sido celosa».

Pero conforme pasaba el tiempo y la joven se adentraba en el mundo del porno, esto cambió. «Cuando me enseñaba algún vídeo, un trailer o alguna cosa, empezaba a meterme, y pensaba que a lo mejor había alguna chica o actriz que le dijera algo después, cualquier cosa por las redes sociales», explicaba la estudiante. «En aquella época me picaba bastante». «Luego ves la forma de trabajar que tienen, la profesionalidad, y es la leche. Hay una confianza grandísima», a lo que añade que se lo ha tomado mejor de lo que pensaba: «Me he sorprendido a mi misma».

Verónica en el vídeo.

Reacciones de la familia de todo tipo

Otro aspecto sobre el que preguntaban muchos fans de Jordi es cómo encaró la familia el hecho de que tuviera una relación con una estrella porno. «En general, en mi familia hubo opiniones de todas las clases y colores. Por ejemplo, mi padre, cuando se enteró, se lo tomó un poco a regañadientes. No echándome la bronca ni dándome la chapa, pero sí que tuviera cuidado con lo que hacía. Aunque luego se lo tomó mejor y me solía dar consejos que a día de hoy me han valido de mucho», explicó.

Verónica, la novia de Jordi ‘El Niño Polla’.

La reacción de su madre no fue muy diferente. «Pensaba que mi situación con él iba a ser difícil, que tuviera cuidado. Incluso me llegó a decir que llevara la relación muy poco a poco. Luego, con el tiempo, se fue tranquilizando. Siempre me pregunta por él, qué tal estamos», aseguró.

Otro caso fueron sus hermanos, que fueron mucho más comprensivos al respecto. «Como mi madre y mi padre, una vez que lo conoces en persona vez que su trabajo no influye en nada», añade.

También es cierto que ella lo comunicó cuando ya había transcurrido un tiempo prudente. «Al principio yo lo llevaba muy en la clandestinidad. Se quedó en un círculo cerrado de amigas, y tampoco es que se lo fuera diciendo a todo el mundo en los primeros meses».

Mucho control con las ETS

Las enfermedades de transmisión sexual siempre han preocupado mucho en el sector de Jordi ‘El Niño Polla’, a pesar del estricto control que existe en la industria tanto desde las productoras como desde los actores.

Vero y el joven actor también se suman a este extremado cuidado. «Siempre que Jordi viene de rodajes, sea de donde sea, al día siguiente se hace un análisis para confirmar que todo está bien, que no tiene ningún problema».

Verónica en el domicilio madrileño que comparten.

En el tiempo que transcurre entre que se realiza las pruebas y obtiene los resultados, la pareja aumenta las precauciones: «Solemos siempre guardar ese primer día de abstinencia», explica la joven que da a entender que suele ser algo difícil ya que están mucho tiempo sin verse.

La responsabilidad no recae solo en él, Verónica se suma a los controles para comprobar que no ha contraído ninguna ETS. «Cada dos meses me hago un análisis para que Jordi se quede tranquilo, porque es súper tiquismiquis con este asunto», explica.

Una convivencia de lo más normal

A pesar de las peculiaridades de la relación, el día a día de la pareja es de lo más normal. «Nuestra convivencia es muy buena. Lo que pasa es que siempre hay temas tabú y de debate como las películas que queremos ver, porque a él le gustan más de tiros y a mí más de miedo. Él siempre me tiene que ganar».

En su tiempo libre, además, disfrutan de los placeres de cualquier pareja joven que viva en Madrid: «Nos mola irnos de cañas, damos una vuelta por las tiendas de Gran Vía…». Aunque también admite que gran parte de su tiempo en los últimos meses lo están dedicando a preparar los vídeos, y es que ella cada vez participa de manera más activa en su canal de Youtube.

Jordi ‘El Niiño Polla’ y su novia, Verónica, en una imagen de hace meses.

Eso cuando él no está viajando por trabajo. El actor puede estar varias semanas alejado de casa por compromisos laboral, y eso Vero no lo lleva bien. «Me he criado en una familia con muchos miembros en mi familia, y siempre he tenido esa cosa de que me gusta estar con gente en mi casa, que haya alegría… Si no está él me da un poco bajón. Se te cae la casa encima, y esos días que no puedes estar tan en contacto con él, no lo llevo bien. Pero tampoco es el fin del mundo», explica.

El actor porno más famoso del mundo deja sin palabras a Dani Rovira

Su nombre real es Ángel. Es de Ciudad Real, tiene 23 años, pero aspecto de ser más joven. Se le conoce con el apodo de Jordi, el ‘niño polla’. El nombre artístico más explícito de toda la historia del cine. No ‘niño tres pies’ o si me apuras ‘niño palote’. Claro y concreto. Mejor que Tetanic, Bitelchup o Penocho. ¿Por qué este nombre artístico? Quizás porque sus medidas son mayores que su edad.

Dicen de él que es el nuevo Rocco Siffredi o Nacho Vidal, y ya ha rodado escenas con los dos. Hace años vio un anuncio donde buscaban actores amateurs y ahora pasea por medio mundo sus virtudes. Se gana muy bien la vida y ha firmado contratos en exclusiva con la empresa puntera del sector.

Brazzers

Ayer, él y su sobrenombre fueron al programa La resistencia en #0 con David Broncano. Lo sentaron al lado de otro actor, que, como él, llegó al mundo de la interpretación sin proponérselo, y ahora es de los actores más reconocidos del panorama nacional, Dani Rovira. Desconocemos si las semblanzas entre los dos acaban aquí o hay más. El mismo presentador anunciaba brillantemente los invitados de la noche con este tuit:

Hoy vienen dos de los actores que te han devuelto la ilusión por el cine. #LaResistencia pic.twitter.com/wTOrNCOhVX

— La Resistencia #0 (@LaResistencia) 18 de abril de 2018

El caso es que les sentaron a los dos de cara al público con un portátil. ‘El niño polla’ y ‘el niño Goya’ codo con codo, por no decir otra parte.

Movistar

Al ‘niño polla’ le pusieron una mesilla en frente para aguantar el ordenador, pero tampoco le hubiera hecho falta. Los dos invitados y el presentador pusieron en el portátil una escena donde Jordi hacía de estudiante y su partenaire de profesora de música. A Dani Rovira se le ponían los ojos como platos al ver lo que salía: «Pero Ángel, ¡que te coge en volandas! Pero tú, ¿cuánto pesas»?. «55», responde… 55 kilos de carne y huesos. Más carne que huesos. Al saberlo, Rovira se disponía a continuar con el cuestionario, pero a media frase se queda mudo.

Movistar

Broncano le pide a Rovira que fuera describiendo la escena y él sólo era capaz de balbucear, mientras Jordi se reía a su lado con aquel ademán de jugador de póquer que sabe que tiene la mejor mano. Puedes ver la hilarante reacción del actor andaluz cliqueando en la foto:

— La Resistencia #0 (@LaResistencia) 19 de abril de 2018

Rovira ya ha rodado la versión del personaje de cómic Superlópez, que justamente era homenajeado en el pasado Salón Internacional del Cómic de Barcelona.

Jordi ENP (‘El Niño Polla’) tiene novia: así es la mujer que ha conquistado a la estrella del porno

La estrella por excelencia del cine X español tiene novia. Jordi ENP (El Niño Polla), de 24 años, está enamorado y quiere que el mundo lo sepa. Por ello, ha presentado a su chica en las redes sociales. La joven responde al nombre de Verónica (24), tiene como apodo ‘La primera dama poller’ y sale con ella desde junio de 2016.

Ella misma ha contado cómo es a los cerca de tres millones de suscriptores de Jordi ENP en su canal de Youtube. Entre otras cosas, desvela su primera cita con el actor porno: «Me invitó al cine. Me dejó elegir la película y fue The Conjuring 2: El caso Enfield, así podía meterle un poquito de miedo y que se me agarrara un poco», explica.

La joven, que ha finalizado sus estudios de bachillerato en la rama de arte y su objetivo es hacer diseño gráfico y otros dos años de cocina, asegura que «jamas» ha sido ni será actriz X. Ni siquiera compartiendo escena con su novio. Ella tiene otros planes de futuro: «Me gustaría lo que a todo el mundo: casarse, tener hijos… Aunque en tener hijos lo que más me echa para atrás es la parte del parto», cuenta.

Verónica se define como «tímida y reservada» y comparte varias aficiones con su novio, ya que se declara como una gran fan de los videojuegos: «Soy una gamer desde los 11 años», cuenta. Sus favoritos son Grand Theft Auto y Assassin’s Creed.

En otro de los vídeos compartidos por la pareja, Verónica desvela que a veces se pone «algo celosa» con los vídeos de su novio con otras pero ve «los tráilers» porque «es una gran fan» suya. «Alguna vez se pone celosilla cuando al terminar de trabajar alguna actriz me ha mandado un tuit diciéndome que ha estado muy bien. Si disfruto se pone más celosilla que si no disfruto», cuenta Jordi ENP. Su novia lo confirma: «Celos ha habido. Me molesta un poco, las cosas como son», sentencia.

“Jordi el niño polla”el joven de 22 años que es actor porno

La industria de la pornografía debe de ser una de las más grandes que puede haber y trasciende las fronteras en búsqueda de entregar un servicio, para muchos, elemental: el placer sexual. Sin embargo, hay un caso que llama particularmente la atención. Se trata de Ángel, un joven de tan solo 22 años que abandonó sus estudios para convertirse en un actor porno. Y le ha ido increíblemente bien.
Ángel, o mejor conocido dentro de la industria como “Jordi el niño polla” es oriundo de Ciudad Real, España. Con tan solo 22 años, el muchacho tiene contrato con una de las productoras de material para adultos más importantes y graba con las mismas actrices que años atrás solo se masturbaba.
El dinero que se gana en el mundo de la pornografía no es poco y quizá eso gatilló a que el joven abandonara sus estudios y se encaminara por esta industria del entretenimiento. Los ingresos que obtiene van desde los 600 a 1,800 dólares, por día. Todos, gracias a un excelente contrato con la conocida productora Brazzers.
“Un día estaba viendo una de las páginas amateur que me gustaban y vi que ofrecían realizar un casting de prueba. Mandé un mail con fotos y me quedé con la boca abierta cuando me llamaron”.
Ángel asistió al casting y, según sus propias palabras, durante las pruebas su pene superaba los 20 centímetros de erección, de acuerdo a Código Nuevo. Esto, sumado a un perfil poco visto en la industria, ayudaron a que el joven entrara en la industria. 24 horas más tarde, ya estaba filmando su primer trío.
“Estaba temblando, me daba mucha vergüenza quitarme la toalla al principio. Las diez primeras veces me moría de nervios, pero después, una vez metido en la escena, se me pasaba y empezaba a disfrutar”.
Si bien en las imágenes se puede ver cómo el joven besa, toquetea y tiene sexo con decenas de chica, no debemos olvidar que solo es un actuación y Ángel lo tiene claro. Según sus palabras, más de alguna compañera está interesada en él, pero Ángel está comprometido con su novia.
“Yo grabo una escena y me voy a casa con ella. Lo que ocurra después es cosa de los demás”.

¡Hola Mis [email protected] [email protected]!

En Chicago estoy follando más de lo que lo he hecho en mi vida. No os digo más, a pesar del incidente de la semana pasada. Dicen que la gente que folla más es más feliz. Completamente cierto, aquí estoy para corroborarlo. Creo que soy más feliz que nunca. Lo mío es un polvo a la semana, más o menos. Algunas veces dos, según si quiero repetir o no. En cuanto a la tipología de los penes con los que he coqueteado y seguiré coqueteando hasta que me queden fuerzas – concretamente grosor y longitud- ha habido de todo, como en la viña del señor. Pollas que casi me sacan un ojo, sables que mejor no sacar a pasear. No hablaré hoy de si importa o no el tamaño. Por supuesto que importa, pero hoy no vamos a hablar de tamaños. Otro día.

Mi madre es una señora de bien, pero cuando le digo que muchas veces se me va la vista al paquete, me dice que a ella le pasa lo mismo. Mira que intento evitarlo y controlarme, pero no hay manera. Me digo a mi misma Pepita, mira hacia otro lado, que pareces una degenerada. Y por mucho que me esfuerzo, no puedo evitar clavar la mirada donde no toca. La cabra tira al monte, qué le vamos a hacer. Pero bueno, no os hagáis [email protected] longuis, que por muy dulces que seáis, sé que a [email protected] de [email protected] os pasa lo mismo. Que os gusta más un buen paquete, por no decir otra cosa, que a un tonto un lápiz.

Bueno, al lío. Resulta que cuando me fijo en el bulto de la entrepierna no es porque el propietario en cuestión me interese especialmente. De veras lo digo. Solo es que me pica el gusanillo, me intrigan las dimensiones del falo que habita en su interior. Es simple curiosidad, afán de conocimiento. Pero claro, a veces, si una es demasiado indiscreta, se le acaba notando. De nuevo, por vosotras, he estado investigando y he dado con unas fórmulas y truquitos varios para saber cómo la tiene sin bajarle los pantalones. Tanto si es porque te pica el gusanillo o porque quieres saber lo que te espera con ese hombre que te gusta pero temes que la tenga como un lápiz o un gusanito, apunta [email protected]:

2. A manos grandes, pene grande.

3. Hombre pequeño y delgado, pene más grande.

4. Y al contrario. Si el hombre es alto, el pene es breve, ignoro si intenso.

5. A pies grandes, también pene grande. En 2002 un grupo de urólogos ingleses midieron el pene de 104 hombres, a los cuales también se les tomó la talla de zapatos que calzaban. Los resultados mostraron que existía una correlación estadística entre la talla de pene y la del zapato. Chúpate esa.

6. La forma de sentarse. Presta atención cuando un hombre tome asiento. Si se sienta con los pies juntos y las rodillas separadas, mida la distancia entre las mismas y divídelo entre dos. El resultado será el tamaño del pene. Si por el contrario, se sienta con los pies separados y las rodillas caídas hacia los lados, la distancia entre ambas se divide entre 3 y el resultado es el tamaño del miembro.

7. Piernas cruzadas.Cuando un hombre toma asiento colocando una pierna encima de la otra en forma de cuadrado es porque tiene el pene más bien grueso, aunque esto tampoco está corroborado científicamente. Pero tiene sentido, ya que si maneja un pene grueso, es probable que al sentarse le moleste, por lo que ha de poner una pierna encima de la otra para evitar el estrangulamiento testicular y dejar el pene tranquilo.

8. Pídele que extienda la mano y mídele la distancia entre el dedo pulgar y el meñique. El resultado equivale a la longitud de su miembro viril.

Seguimos en busca del tamaño perfecto…

9. Consigue que extienda una mano y dile que flexione el dedo índice hasta tocar la palma de la mano. Invéntate que eres bruja y que puedes leerle la mano. Pero que no se te note, por el amor de Dios que no se te note. Háblale de la linea de la vida que muestra la palma de su mano para que la siga manteniendo extendida. Ahora tienes que conseguir – ya no se que puedes inventarte y que no piense que estás chiflada- que flexione el dedo índice hasta tocar la palma. Que mantenga el resto de dedos extendidos. Calcula como puedas la longitud existente entre el punto al que ha llegado al flexionar el dedo y el extremo de ese mismo dedo una vez extendido. Personalmente yo con esta fórmula no me aclaro, así que no me preguntéis en demasía por ella. Pasemos a la siguiente, no tiene desperdicio.

10. Y para terminar de rizar el rizo, el más difícil todavía. La medida de tres dedos. Según un grupo de médicos y científicos coreanos, autores del estudio Asian Journal of Andrology, cuánto más largo sean esos dedos más largos será el pene. Los resultados dieron una relación entre la altura de los dedos con el tamaño del miembro viril en estado de flacidez, mientras que la ratio de ambos daba una equivalencia real del tamaño del miembro en erección. Y el último truco de hoy (este está chupado) para curiosas empedernidos es comprobar la medida del dedo gordo. Multiplícala por tres y tachan…ahí tienes lo que le mide.

Con toda esta información ya estáis preparadas para decidir si queréis o no que os ponga mirando pa Cuenca. Para bien o para mal ya sabréis si puede caber aquí.

¡Feliz Sexo!

NO CREO EN LA CIENCIA, SÓLO EN EL AMOR, LA MÚSICA Y EL SEXO. P.D.:Y EN TODOS SUS COMPAÑEROS DE VIAJES

Sígueme en:

Twitter https://twitter.com/PepitaLaNuit

Instagram https://instagram.com/pepitalanuit

Contáctame en [email protected]

Jordi es muy tímido, lo reconoce y se nota. Cuando le preguntan por las más de 160 escenas que ha grabado en solo tres años, sonríe y se sonroja, le gusta su trabajo pero no da muchos detalles. Esa timidez no supuso ningún impedimento cuando, recién cumplidos los 18 años, vio un anuncio en una web de videos porno en la que buscaban chicos y chicas para grabar escenas. Mandó sus fotos y esperó. No se lo dijo a nadie porque antes quería ver qué pasaba.

Escucha la entrevista a Jordi en ‘Contigo dentro’

La jugada le salió mejor de lo esperado, la productora Fakings se puso en contacto con él enseguida y empezó a trabajar. Ahora, con 21 años, acaba de firmar un contrato con Brazzers, la productora estrella del porno mundial y no le ha quedado más remedio que contárselo a su familia. En tres años ha rodado con Rocco Siffredi o Nacho Vidal, ha viajado por todo el mundo y ha interpretado papeles de todo tipo, aunque reconoce que el rol de adolescente es el que más juego le está dando. No en vano, las estadísticas del portal PornHub muestran que ‘teen’ (adolescente) se encuentra entre los 10 términos más buscados por los consumidores de porno de nuestro país.

Jordi nos cuenta que no acepta escenas en las que tenga que practicar sexo con otros hombres y que prefiere rodar con chicas de su edad porque le gustan más, pero no tiene inconveniente en trabajar con mujeres que le duplican en años, ya que asegura “hay mujeres de 30 y 40 muy atractivas”.

Al contrario que otros actores, que recurren a técnicas de relajación o medicamentos, nunca ha necesitado preparación previa ni ayuda externa: “Cuando empieza la escena yo me excito”. Dentro de diez años espera seguir trabajando en el porno y, aunque su madre esperaba que fuera a la universidad, de momento ha decidido aparcar los estudios y asegura que pronto se irá a Inglaterra a estudiar inglés “para su carrera”.

Escucha el programa completo de ‘Contigo dentro’

Seguir leyendo

El porno es uno de los grandes señalados en estos tiempos de ‘manadas’. A la ya conocida de los San Fermines, se le han sumado varias. La más reciente, la denominada ‘manada chilena’. Un grupo de cinco hombres que violaron a una chica argentina en los alrededores de un estadio de fútbol de Santiago de Chile. Otro caso más próximo tenemos en Alicante: varios argelinos violaron durante toda una noche a una chica. El mes pasado, varias chicas (algunas menores), también de Alicante, denunciaron que fueron agredidas sexualmente en repetidas ocasiones en una casa por un grupo de mas de diez hombres. Son sólo algunos ejemplos de manadas. ¿El porno las alienta? Es uno de los grandes debates de nuestros días. En la industria hay una especie de escalada para ver quién produce la escena más salvaje. Si hay alguien que sabe de porno es Nacho Vidal, el actor X español más internacional. Lleva más de 20 años en el negocio y casi mil películas a sus espaldas. Lo encontramos en Praga rodando una película y atiende a EL ESPAÑOL entre escena y escena.

‘La Manada’ es el tema de actualidad de la semana, del es, y tal vez del año.

No sé. No veo la tele.

¿Entonces no se ha enterado?

Sí, sí que me he enterado. Lo que pasa es que yo intento no mirar mucho los medios de comunicación. En esta época de tergiversación, de fake news… yo trato de no fiarme de lo que dicen los medios. Pero claro que me he enterado. Todo esto te acaba llegando por la gente, por redes sociales.

¿Y qué valoración hace?

Pues ninguna. Yo no estaba allí. No sé lo que pasó. Yo no voy a meterme en una campaña difamatoria contra nadie, que por desgracia contra mí ha habido varias, ni a valorar una sentencia.

Pues la sentencia, lo que viene a decir es que hubo un abuso sexual. Pero España es un clamor y mucha gente cree que lo que hubo fue una agresión sexual. Una violación. Y son muchas las voces que apuntan directamente al porno como uno de los responsables de que este tipo de comportamientos sexuales se hayan popularizado de algún modo.

Ya estamos acostumbrados a que se ataque al porno. A lo de siempre. A que digan que viendo una película porno te vas a poner a violar. ¿Y si ves la película de Scarface te vas a meter a narcotraficante? Que no, que no. Que eso no va así. Violaciones ha habido siempre. De individuos solos y en grupo. Ahora lo llaman manadas y mañana lo llamarán joselitos. Pero eso ha existido siempre, mucho antes que el porno. Violaciones había cuando los vikingos, que llegaban a los pueblos y arrasaban las aldeas violando a todas las mujeres. Violaciones había en la época de los romanos y violaban niños. Violaciones hay desde los cavernícolas, que arrastraban a la mujer del pelo para violarla en una cueva. Entonces no había porno.

¿Entonces el porno no tiene ninguna responsabilidad?

La responsabilidad la tiene la educación, Lo que hay que hacer es estar más pendientes de educar las personas en unos valores y en el amor. Pretendemos que nos eduquen a nuestros hijos en la escuela. O si no, los dejamos delante de la tele o del ordenador y que los eduquen ahí. Pues entonces pasa lo que pasa. Que salen seres sin empatía ninguna. ¿Qué empatía te va a dar un ordenador? Así salen seres humanos terribles, salen bestias; son monstruos. Un violador es un monstruo.

Y eso es responsabilidad de…

… los padres, claro. Mira, yo tengo tres hijos. Una niña de 11, una de 10 y uno de 8. Pues a mí mis hijos no me dejan ver programas de la tele como “Supervivientes”. ¿Sabes por que? Porque dicen que hacen que la gente lo pase mal, y ellos no quieren ver a la gente pasarlo mal. Tampoco me dejan ver vídeos de estos de caídas fuertes o golpes. Ellos son los primeros que lo pasan mal. ¿Por qué? Porque están educados en la empatía y en el amor a los demás. Y oye, que en mi caso siempre hemos hablado con naturalidad del sexo. Hemos ido siempre a playas nudistas. Saben lo que es el pene, la vagina, las relaciones sexuales… Conversaciones de horas hemos tenido con todo este tema. Y su padre se dedica al porno. Pero estoy seguro de que no van a violar a nadie.

Entonces el porno qué papel cumple aquí

Desde luego que el de educar no. El porno es pura ficción. Y una persona tiene que ser educada en su casa para entender eso. Lo que asusta es que la gente no sepa diferenciar entre realidad y ficción. ¡Eso da miedo! Pero no el porno. A mí lo que me da miedo es cuando me vienen chavales de 14 o 15 años a decirme “¡Nacho, eres el puto amo!”. A ver, ¿por qué soy el puto amo? ¿Porque me has visto follar fuerte? Pues es mi trabajo, es una película. Es un producto. El porno es un producto y nosotros también. No soy el puto amo.

¿Vienen a decírselo a menudo?

¡Chavales muy jóvenes! Chavales que tendrían que estar educados en la empatía y en el amor, pero vienen a decirme “¡Mira Nacho, yo le hago a mi novia lo mismo que le haces tú a las tías!”. Eso es lo que me da miedo. Adolescentes que creen que es real. A mí eso me asusta. Yo les contesto que no, que no soy el puto amo. Y les pido que en ningún momento les hagan eso a las mujeres. Las películas no son la realidad. No way, chavales. Las películas son un fucking producto.

Pero ellos sí que le ven a usted como un referente…

Por eso te digo que me da miedo. Y, ¿sabes? Por cosas como esas yo he cambiado mi forma de hacer porno. En todo el tiempo que llevo haciendo porno he hecho de todo. He pegado, he agarrado del pelo, he escupido, me han orinado encima… y ahora he cambiado. Eso se ha acabado. Nunca más vas a encontrar películas en las que Nacho Vidal haga eso. Lo que hago ahora en mis películas es hacer el amor. Hay caricias, hay besos, hay respeto. Nunca más me verás pisándole la cabeza o poniéndole la mano encima a una mujer. Aunque es ficción, no lo vas a ver más. La persona que vea a partir de ahora porno de Nacho Vidal va a haber un cambio, mucho más amor.

¿Y ese cambio?

Pues no sólo es en las películas. Es también en la vida real. Y se debe a que conocí a… cómo decirte. Una especie de sacerdotisa. No hace tanto de eso, eh. Y ella me abrió los ojos. Yo pensaba que yo era un buen polvo, porque mucha gente me lo había dicho. Pero esta mujer me abrió los ojos, me hizo ver que yo actuaba de forma demasiado violenta y me enseñó a hacer el amor. Y es lo que trato de plasmar ahora en mi trabajo.

¿Entonces asume esa parte de responsabilidad?

¡Que el porno no es responsable! Que con este cambio no estoy entonando el ‘mea culpa’, eh. No me estoy arrepintiendo de nada de lo que he hecho. Porque sigo manteniendo que lo que hacemos en el porno es un producto y es la gente a la que le toca diferenciar la ficción de la realidad. ¡Que yo no tengo que ser el ejemplo de nadie! Yo he visto películas porno durante toda mi vida, de todos los tipos, y jaás he violado. He visto películas violentas y nunca he decapitado. Pero sí que te digo que esos chavales tan jóvenes diciéndome esas cosas me han llegado a dar miedo. Pero es que yo no tengo que educar a esos chavales Ni tiene que hacerlo la tele o internet. Lo tienen que hacer sus padres en sus casas. Yo lo máximo que puedo decirles es que no hagan esas cosas salvo que sea algo consentido entre las dos partes. Que su meta tiene que ser que la mujer disfrute. Si le das azotes es porque ella te lo pida. Si no, es que eres un enfermo y un violador, pero a mí que no me metan en ese saco. Que eduquen a sus hijos y no les saldrán violadores.

El feminismo, y cada vez mas gente, coincide en que el porno es machista.

El porno es machista… porque estas chicas que lo dicen habrán visto dos o tres películas y ya creen que todas son iguales. Se producen más de 100.000 películas al año. La persona que dice eso será porque las ha visto todas, ¿no? No mira, yo en mis 24 años de carrera he azotado y me han azotado. Me han pisado la cabeza y el cuello. Me han sometido. Me han orinado encima. ¿Es eso machista? Yo creo que no. Vivimos en una sociedad en la que si una mujer le pega una cachetada a un hombre nos reímos, y si lo hace el hombre a la mujer es un maltrato. Pues tanto será maltrato de un lado como del otro, siempre y cuando ninguno esté de acuerdo.

Pero creen que degrada a la mujer

Las mujeres que están rodando porno no están siendo forzadas, a ver si lo entendemos. Están trabajando. Son profesionales que tienen un caché y cobran por lo que hacen. Como tú. Nadie las obliga a hacer nada. Aquí no hay ningún maltrato. El porno es un producto de desahogo y punto. Quien quiera ver ahí un reflejo de la realidad o una herramienta para educar es quien tiene un problema. A quien no le guste el porno, que no lo vea. A mí no me gustan las películas de terror y no las miro. El porno es un producto que elaboran personas mayores de edad, consentidas y cobrando por ello. No busques más allá. El porno no es la realidad. La realidad es lo que pasa en un portal con cinco chicos y una chica.

Eso fue lo que pasó con La Manada. ¿Se pronuncia sobre la sentencia?

Evidentemente condeno cualquier comportamiento vejatorio no consentido. Pero sobre la sentencia… yo no soy juez, ni abogado, ni estaba ahí, ni entiendo lo que pasó… No me pronuncio. No quiero hacer una caza de brujas. Ya se quemó mucha gente en la hoguera porque uno decía “vamos a quemarlo” y el resto decían que sí, que vamos a quemarlo. Eso pasa muchísimo ahora y es muy grave. Y yo los he sufrido en mis propias carnes.

¿Los juicios mediáticos?

Dos veces y de forma muy grave. La primera cuando una persona me denunció por malos tratos. Resulta que cuando dice que le pegué no estábamos ni en la misma ciudad, por lo que salí absuelto. Pero dio igual: me sometieron a un juicio mediático brutal sin haber sido culpable. Tuve otro juicio mediático cuando me quisieron involucrar con la mafia china. Yo declaré delante del juez y me soltó sin cargos. Ni me quitó el pasaporte ni nada. Pero a mí el juicio mediático me linchó. Me querían en la cárcel. Me querían muerto. Eso es horrible. Que te acusen de algo que no has hecho. Aquí somos todos muy listos y señalamos con el dedo. Yo no pienso entrar en una caza de brujas. Ya hay mucho listo que se encarga de señalar a los demás… porque realmente no tiene vida.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *