0

Nauseas por la tarde

Las Náuseas Durante el Embarazo

Náuseas Durante el Embarazo: Causas, Gestión y Preocupaciones

Las náuseas durante el embarazo pueden ser uno de los más experimentados y quejó de síntomas que reportan las mujeres. Hasta el 70 por ciento de las mujeres embarazadas experimentan náuseas en algún momento durante el embarazo temprano. No sólo es conocido por ser uno de los primeros síntomas del embarazo, pero es un síntoma que es común en todo el primer trimestre, a veces incluso más tiempo.

Mientras que la náusea es definitivamente una sensación incómoda, la buena noticia es que no es perjudicial para usted o su bebé, y a menudo se percibe como una indicación de un embarazo saludable. La náusea es una parte clave de la preocupación común conocido como enfermedad de la mañana.

Las Causas de las Náuseas Durante el Embarazo

La causa de las náuseas durante el embarazo no se conoce completamente. Sin embargo, no parece estar ligado a la producción de la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG). Comúnmente se conoce como la hormona del embarazo, esta es la hormona que el cuerpo comienza a producir una vez que el óvulo fertilizado se adhiere a las paredes del útero. Una vez más, cómo contribuye a la náusea es desconocido, pero debido a que aumentan casi al mismo tiempo, se supone que tienen una conexión clara.

Hay otras teorías sobre las causas de las náuseas durante el embarazo también. Algunos otros factores que contribuyen podrían ser:

  • El estrógeno es otra hormona que se eleva durante el embarazo temprano y podría contribuir a las náuseas.
  • Un estómago sensible podría empeorar al tratar de adaptarse a los cambios del embarazo.
  • Se sugiere que el estrés o fatiga causa una reacción física dentro del cuerpo, dando lugar a náuseas y vómitos.

Cuando Anticipar las Náuseas Durante el Embarazo

Náuseas normalmente comienzan dentro de cuatro a ocho semanas de gestación y se esperan de disminuir entre 13 y 14 semanas. Sin embargo, puede comenzar más temprano y puede durar más tiempo. Además, no todas las mujeres experimentan náuseas toda la duración del primer trimestre. Podría durar sólo un par de semanas o de ir y venir a lo largo en los primeros meses.

Muchos se refieren a las náuseas durante el embarazo como las náuseas de la mañana, lo que lleva a las mujeres a creer que sólo experimentar náuseas por las mañanas. De hecho, la investigación muestra que “náuseas matutinas” en realidad se produce más a menudo durante todo el día, y no sólo en las primeras horas.

La Gestión de las Náuseas Durante el Embarazo

El tratamiento y la prevención de las náuseas durante el embarazo son realmente sinónimo en lo que respecta a los cuidados personales y remedios caseros cotidianos. Las siguientes sugerencias son beneficiosas para tratar tan pronto como se entere de que está embarazada o si ya está embarazada y solo esta buscando algo de alivio.

Mire los siguientes pasos, y explore nuestro guía para el manejo de las náuseas matutinas.

Para ayudar a prevenir y tratar las náuseas durante el embarazo, trate:

Inicio o remedios naturales

  • Evite los alimentos y olores que provocan las náuseas.
  • Mantenga galletas de soda cerca de su cama y coma un par antes de levantarse. Permita un poco de tiempo para la digestión, y levántese lentamente una vez que esté listo.
  • Coma comidas más pequeñas con mayor frecuencia durante el día en lugar de tres comidas grandes.
  • Beba menos agua/líquidos con sus comidas, y en lugar de ellos beba entre comidas.
  • Coma alimentos más secos, lisos como el arroz blanco, pan tostado, o una llanura papa al horno en lugar de ricos, alimentos cremosos.
  • Chupe dulces duros.
  • Mantenga habitaciones bien ventiladas o tenga un ventilador cerca para una respiración más fácil. Si ninguno de estos son posible, tome tiempo para salir a tomar el aire.
  • Descanse lo suficiente; Escuche a su cuerpo cuando usted se siente fatigado, y tratar de acostarse.
  • Oliendo jengibre o limones, o bebiendo refresco de jengibre o limonada, que puede ayudar a aliviar la sensación de náuseas.
  • Hable con su médico acerca de las vitaminas prenatales que esté tomando; teniendo demasiado hierro puede causar náuseas, y el cambio a una vitamina diferente podría ayudar.
  • Pediendole a su médica acerca de tomar un B-6 suplemento de vitamina, que se ha demostrado que ayuda a reducir las náuseas y los vómitos.

Cuidado con la Prescripción por Náuseas

Muchas mujeres encuentran que los remedios naturales o caseros no ayudan. Podría ser que un poco de alivio se experimenta, pero puede que no sea tanto alivio como le gustaría. La buena noticia es que usted puede hablar con su médico para obtener una receta que está diseñado específicamente para tratar las náuseas.

Preocupaciones con Náuseas Durante el Embarazo

Si usted está experimentando náuseas y vómitos, y los tratamientos anteriores no parecen estar ayudando, póngase en contacto con su médico para obtener más sugerencias. Mientras que las náuseas durante el embarazo puede ser normal, también puede apuntar a un problema que debe ser abordado.

Ejemplos de potenciales preocupaciones con náuseas son:

  • La hiperemesis gravídica, que es una condición médica que hace que se pierda nutrientes esenciales necesarios durante el embarazo.
  • Embarazo molar, que ocurre cuando un crecimiento anormal de tejido se desarrolla dentro del útero.

Última Actualización: 07/2015

Uno de los síntomas más conocidos de las embarazadas son los mareos, las náuseas y los vómitos. De hecho, son tan representativos que en el cine es muy habitual ofrecer pistas de que una protagonista está embarazada haciéndola vomitar cuando alguien menos se lo espera.

Se calcula que el 80% de las embarazadas sufren mareos, sobretodo en el primer trimestre del embarazo, y que los vómitos afectan casi al 50% de las embarazadas. Por eso os queremos ofrecer quince consejos para tener controlados los mareos y las náuseas durante el embarazo.

Como todo el mundo sabe, casi todas las embarazadas superan estos síntomas pasadas las doce semanas de gestación, sin embargo pueden volver a aparecer más adelante, hacia el final del embarazo y, en el peor de los casos, pueden no llegar a desaparecer del todo hasta que no se da a luz.

Sé que suena a “menudo embarazo”, pero tengo una compañera de trabajo que el día que parió dijo “Oh, ¡me encuentro bien!”, dándose cuenta de que en los nueve meses de embarazo no había llegado a ser ella misma ni un momento.

Si los mareos y las náuseas en la embarazada se dan por la mañana

  • Deja un par de galletas María o una tostada de pan en la mesita de noche. Cuando te despiertes por la mañana, antes de salir de la cama, cómetelas poco a poco. De este modo pueden evitarse las náuseas que provienen del bajo nivel de glucosa que tiene en ese momento el cuerpo. Quédate en la cama un cuarto de hora y, cuando salgas, hazlo despacito.
  • Desayuna lo que te pida el cuerpo, o lo que es lo mismo, haz caso a tus sensaciones. Es posible que al levantarte no tengas demasiada hambre, pero quizás apetezca algún alimento concreto. No tomes nada caliente y mejor no tomes demasiado líquido a esas horas, que se vomitan más fácilmente.

Si los mareos y las náuseas en la embarazada se dan después de las comidas

  • Un rato antes de comer, tómate una cucharada de leche condensada. Pasados unos diez minutos, puedes empezar a comer.
  • No te tumbes después de comer, para poder hacer la digestión sentada, sobretodo si los vómitos han aparecido al final del embarazo, cuando el útero presiona hacia arriba al estómago, haciendo más fácil la aparición de vómitos.
  • Siempre que sea posible, reposa media horita después de comer y cenar.

Si los mareos y las náuseas en la embarazada se dan por la tarde

  • Desayuna como una reina, come como una princesa y cena como los pobres. Así tendrás mejor digestión por la tarde y noche.
  • Trata de evitar cansarte durante el día, o por la tarde te encontrarás peor. Ve haciendo pequeños descansos cuando puedas y, si es posible, relájate después de comer la media hora que hemos comentado antes.

Newsletter de Bebés y más

Suscríbete para recibir cada día nuestros consejos sobre embarazo, maternidad, bebés, lactancia y familia.

Si los mareos y las náuseas en la embarazada se dan durante todo el día

  • Come poco y hazlo a menudo. Mejor “muchos pocos que pocos muchos”.
  • Ve a lo seguro y toma los alimentos que sabes que te van a sentar bien
  • Come despacio y mastica bien los alimentos, así el estómago tendrá que hacer menos esfuerzo para digerirlos.
  • Toma galletas de jengibre, que alivia las náuseas.
  • Cocina los alimentos de manera sencilla, sin demasiados condimentos: al vapor, a la plancha o al horno.
  • Toma líquidos para estar bien hidratada, pero no más de lo que te pida el cuerpo, porque llenarás demasiado tu estómago.
  • Aléjate, aunque seguro que ya lo haces, de los olores fuertes.
  • Evita ambientes que sabes que estarán cargados o demasiado calurosos, te marearás casi seguro.

Si todo esto no funciona, o incluso cuando funciona, siempre queda la posibilidad de hablar con el ginecólogo para que recete algún medicamento para las náuseas y los vómitos, siendo el más conocido y utilizado el Cariban, que ayuda a muchas embarazadas (mi mujer es una de ellas) a seguir adelante.

En Bebés y más | ¿Son eficaces las terapias naturales contra las náuseas del embarazo?, Las náuseas podrían estar relacionadas con bebés inteligentes, Los primeros signos de embarazo

Las náuseas y vómitos como primeros síntomas del embarazo

Uno de los primeros síntomas del embarazo que padecen muchas mujeres, incluso antes de hacerse el test de embarazo, son las náuseas y los vómitos, también conocidos como “emesis gestacional”. Más de la mitad de las mujeres presentan náuseas o vómitos durante las primeras semanas de gestación. De hecho, ocurre con frecuencia que este sea el único síntoma del embarazo para muchas mujeres hasta que no empiezan a notar la hinchazón del vientre.

Por suerte, en la mayor parte de los casos las náuseas y vómitos son moderados y desaparecen después del primer trimestre de gestación. En una de cada cuatro mujeres pueden persistir hasta el mismo momento del parto. Sin embargo, no hay que alarmarse: estos síntomas del embarazo son muy molestos, pero no se consideran una enfermedad porque no son peligrosos para la madre ni para el feto.

Las náuseas y vómitos sólo deben preocuparnos si ocurren con excesiva frecuencia, más de tres o cuatro veces al día, especialmente si impiden retener ningún alimento durante al menos 24 horas. Estos casos extremos, que afectan tan solo a 1 de cada 100 mujeres, se conocen como “hiperémesis gravídica” y deben ser valorados por el médico.

¿Por qué son típicas las náuseas del embarazo?

Durante los primeros meses del embarazo se dan fuertes cambios hormonales que influyen en cómo se perciben los olores y sabores. Por esta razón, es frecuente que ciertos olores incomoden y que aparezca el asco a ciertos alimentos. Esta aversión a olores y sabores pueden causar náuseas y acabar provocando los vómitos.

Asimismo, otros alimentos pueden resultar más apetecibles de lo habitual. Por ejemplo, es típico en muchas embarazadas que tengan más apetito por los dulces y por los cítricos, mientras que la carne y el café causan repulsión en muchos casos.

Otra de las causas que se considera probable es la tendencia a las bajadas en el nivel de azúcar en sangre. Durante las primeras semanas de gestación, el crecimiento fetal y de la placenta consumen mucha energía en forma de glucosa. Esto, a su vez, explica por qué las embarazadas suelen tener más deseo de comer dulces.

Cuando pasa un periodo largo de tiempo sin consumirse ningún alimento, las reservas de azúcar disminuyen y esto puede provocar malestar y náuseas. Esta es una de las razones por las que las náuseas son uno de los síntomas del embarazo que aparece típicamente por la mañana, después del ayuno nocturno.

Finalmente, la secreción de jugos gástricos y la digestión se ven modificadas a causa de la gestación. Esto ocasiona que otro de los síntomas del embarazo sea el ardor de estómago y el reflujo, que a su vez pueden ocasionar el vómito.

¿Cómo remediar las náuseas del embarazo?

Es imprescindible seguir las indicaciones del ginecólogo, pero los siguientes 3 consejos pueden resultarte útiles para aliviar las náuseas durante el embarazo:

  1. Evitar los alimentos que resulten fuertes o con olor desagradable es esencial. También es aconsejable evitar los picantes y las cocciones que resulten pesadas de digerir, como las frituras.
  2. Es preferible consumir pequeñas cantidades de alimentos varias veces al día, cada 2 o 3 horas, en lugar de hacer solo tres comidas abundantes. Esto facilita la digestión a la vez que reduce las probabilidades de bajada de azúcar.
  3. Remedio rápido cuando aparece la náusea es restablecer los niveles de azúcar en sangre y restaurar el pH del estómago. Emenea® jarabe y Emenea® monodosis son una solución no farmacológica, a base de azúcares de absorción rápida que reducen las contracciones del estómago que causan las arcadas en pocos minutos. Su fórmula a base de glucosa, fructosa y ácido fosfórico también ayuda a disminuir el reflujo gástrico con un agradable sabor a cereza o lima-limón.

Las náuseas y vómitos suelen ser de los primeros síntomas del embarazo en manifestarse. Sin embargo, siguiendo unas pautas alimenticias adecuadas y con un poco de ayuda, puedes controlarlos para disfrutar plenamente de esta etapa de tu vida.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *