0

Nicole kidman antes y ahora

Nicole Kidman acudió al Festival de Cine de Toronto a presentar su nueva película Boy Erased. Fue protagonista en la pantalla y también sobre la alfombra roja, donde llamó especialmente la atención su rostro. La actriz, de 51 años, apareció sin ninguna arruga, con los pómulos más pronunciados y con unos labios diferentes. Kidman hace tiempo que admitió haber abusado del uso del bótox, de lo que se había arrepentido. “Lo del bótox fue un error, fruto de la presión y del deseo de lucir mejor, algo que les pasa a muchas actrices en Hollywood. Puedo decir que no he vuelto a usarlo y que lo que ves ahora es fruto de una vida sana, de alejarme del humo del tabaco y de dormir todas las horas que puedo. Nada de cirugía”, explicó la intérprete de Moulin Rouge en una entrevista en 2014. Unos años antes, en 2011, después de negar lo innegable, Kidman reconocía por fin su adicción a estos retoques estéticos. La actriz confesaba entonces: “He utilizado bótox aunque no me ha gustado el resultado. Ya no lo uso y ahora puedo mover otra vez la frente». Pero todo indica que ha regresado al uso de retoques estéticos.

Pese a sus confesiones y a su negativa de estas prácticas, la actriz ha seguido sorprendiendo con algunas de sus apariciones. En 2015, Kidman volvió a acaparar todas las miradas en la entrega de premios Crystal + Lucy, en Los Ángeles, aunque esta vez, apuntaron los medios, debido a un desacierto con el maquillaje, como anteriormente le ocurrió a la musa de Tarantino, Uma Thurman.

La obsesión por mantenerse eternamente joven es más que habitual en Hollywood, donde, se respira la presión de las exigencias estéticas del guion. Uno de los casos más comentados fue el de la actriz Renée Zellweger. En 2014, la protagonista de El diario de Bridget Jones, copaba titulares de medios de comunicación de todo el mundo por su sorprendente cambio de imagen. La actriz estadounidense apareció más delgada, con menos arrugas, con los ojos algo menos achinados y sin rastro de su característico rostro redondo. Un cambio que incluso despertó sospechas de que su nuevo aspecto le iba a costar el papel que le dio su mayor fama.

ampliar foto La actriz Nicole Kidman y su marido, el cantante Keith Urban, en la Gala Time 100, en Nueva York, en abril. gtresonline

En enero, Nicole Kidman pronunció un discurso muy emotivo y reivindicativo al recibir el premio a la Mejor Actriz en los SAG Awards en Los Ángeles, por su papel en la serie Big Little Lies, en la que interpreta a una mujer víctima de la violencia de género. Al recoger el premio, Kidman recordó a las actrices mayores de 40 años que, como ella, todavía trabajan en la industria al más alto nivel. Kidman ha cumplido ya los 50. «Recibir este premio en esta fase de mi vida es extraordinario y más en un momento en esta industria con las cosas que están pasando y por un papel como este. Me gustaría reconocer a las otras actrices en esta categoría: Reese Witherspoon, Laura Dern, mis chicas, primero y antes que nada, mis más que talentosas compañeras de reparto, comparto esto con vosotras. Y también quiero decirles a Susan Sarandon y Jessica Lange que os venero, os veo y he aprendido de vosotras. Hay otras — Meryl Streep, Jane Fonda, Judy Davis, Shirley McClain, Judi Dench, la lista es muy larga—. Me gustaría decir muchos nombres, pero ahora mismo no puedo. Quiero agradeceros a todas, las estelares actuaciones que habéis hecho a lo largo de vuestras trayectorias y lo maravilloso que es que nuestras carreras todavía hoy puedan seguir después de los 40 años de edad».

Nicole Kidman reconoce abiertamente que se han retocado con cirugía plástica

Liposucciones, silicona, rinoplastias, aumento de labios… Las famosas son juzgadas a diario por su apariencia física y parece que no pueden descuidar nada. No es de extrañar que tantas estrellas se hayan hecho algún arreglo o más de uno, vaya. La gran mayoría no lo reconoce, pero otras no tienen reparos en admitir las cosas que se han hecho. A algunas, se les nota demasiado.

Kaley Cuoco Plastic Surgery – Said To Be One Of The Best So Far http://t.co/vGfGbG0AR3#KaleyCuoco#gossipmagazinespic.twitter.com/Tpv1kn6Qgs

— Gossip Magazines (@gosipmagazines) 21 de noviembre de 2014

La protagonista de la serie Big Bang Theory Kaley Cuoco yano oculta sus retoques estéticos y prefiere que la gente sepa que no se arrepiente. «Ha sido lo mejor que he hecho», comentaba la actriz durante una entrevista.

A la revista Womens Healths le contó que se había hecho una rinoplastia, aumento de pecho y un retoque en su cuello.

No obstante la estrella, recalcó que si alguien decide modificar alguna parte de su cuerpo que sea para sentirse bien con uno mismo: «Por mucho que quieras amar a tu yo interior, lo siento, pero también quieres verte bien». El consejo de Cuoco es que pasar por un quirófano no debe de ser «ni por un hombre ni por cualquier otra persona».

Cameron Diaz Plastic Surgery –Is Not One Of The Best Plastic Surgeries Ever http://t.co/dsdjU9xfxs#CameronDiaz#ce14pic.twitter.com/5Iz2rDzFyK

— CelebrityPost (@CelebrtyPostt) 25 de octubre de 2014

Cameron Diaz cuenta que lo suyo fue para arreglarse la nariz después de habérsela roto varias veces a lo largo de los años. Mientras que Nicole Kidman dice que no al bisturí, pero que por desgracia sí que probó el bótox y tuvo malos resultados: «Ahora, puedo gesticular de nuevo».

Nicole Kidman Plastic Surgery — By The Numbers! https://t.co/tXeZB0yTpgpic.twitter.com/BMJ2nKz0JT

— National Enquirer (@NatEnquirer) 5 de marzo de 2018

Dos exprotagonistas de la serieFriends, Courteney Cox y Jennifer Aniston también han echado mano de cirugía. En el caso de Cox, no dice abiertamente cúal es el procedimiento que se ha hecho, pero sí que se arrepiente. «Hay cosas que lamento y afortunadamente algunas se disuelven y se van. Así que eso es bueno», contaba. Su nueva filosofía es simple: «Ahora tengo un lema nuevo, déjalo estar», dijo.

She is amazing! #courteneycox #gorgeous #stunning #amazing #beautiful

Una publicación compartida de Courteney Cox (@courteneycoxfanpage) el1 Jun, 2012 a las 7:56 PDT

Aniston, comentó en 2007 a People, que se operó la nariz por un tema de salud (tenía desviado el tabique) y hasta ahí. En cuanto al resto de rumores, dijo que «todo su cuerpo» era de ella. «Tan aburrido como suena», añadió con ironía.

Jennifer Aniston Nose Job Photo plastic surgery cost range – http://t.co/OtWDMJS0xapic.twitter.com/mKh3pVKWRC

— Danita Porter (@DanitaJPorter) 18 de octubre de 2014

De hecho, es una de las estrellas de Hollywood que critica la presión que hay para que las mujeres no envejezcan. «He aprendido de sus errores y no me he inyectado nada en mi cara… Las veo y se me rompe el corazón», decía en alusión a las que se han operado con resultados poco favorecedores. «Tratan de detener el reloj y lo que ves es a una persona insegura que teme envejecer», sentenció.

Con 34 años, Alex Chung sí que se ha retocado la cara, aunque ella no lo haya querido reconocer. Considerada una de las mujeres con más estilo del planeta y envidiada por su belleza, la it girl sí que presenta una apariencia diferente en su cara cuando revisamos fotos antiguas en las que todavía no era tan famosa.

Celebrity Alexa Chung Without Makeup Plastic Surgery – http://t.co/uiI2WmBXfYpic.twitter.com/bhJOyFhx64

— gabrodiu2080 (@gabrodiu2080) 20 de marzo de 2014

En el caso de Mickey Rourke, el actor justificaba que las heridas que sufrió durante sus años como boxeador le dejaron la cara destrozada. Pero abusar de la cirugía le ha dejado muy lejos de aquel seductor de 9 semanas y media. En una entrevista con el Daily Mail dijo que fue «al cirujano equivocado».Cierto o no, ha pasado tantas veces por un quirófano que cada día está más irreconocible.

#CelebsWhoAgedTerribly
Mickey Rourke – plastic surgery gone bad. Really, really bad… pic.twitter.com/VXj86Ydb5R

— Look At Them Now! (@LookAtThemNow1) 24 de mayo de 2016

Nicole Kidman, el antes y después de su bello rostro

3 % PULSO SOCIAL1

Nicole Kidman supo ganarse el corazón del público con su particular belleza y talento, aunque la sensual australiana se unió a la lista de celebridades que transformó su rostro, dejando atrás sus característicos rasgos faciales.

Aquí hay que ser honestos… aunque la ex esposa de Tom Cruise sigue robando suspiros, su belleza ya no es tan notable como en los inicios de su carrera.

Kidman nació el 20 de junio de 1967, en Honolulu, Hawai, en Estados Unidos, pero creció en Australia. Aunque su padre era bioquímico y su madre enfermera, ella siempre tuvo claro que quería ser actriz, y cuando tenía apenas 16 años de edad, comenzó a realizar sus primeras apariciones en lagunas películas y series televisivas australianas.

Con un gran deseo de conquistar Hollywood, en 1989, Nicole comenzó a abrirse paso con un papel en la cinta Calma Total, dirigida por el norteamericano Phillip Noyce, y en la que compartió créditos con el actor Sam Nelly.

En esa cinta la conocimos con una apariencia más natural, pero al paso del tiempo cambió por completo. Una de las primeras cirugías que se realizó fue una rinoplastía, con la que afinó su nariz.

Tras ese cambio, Nicole Kidman se sometió a otra intervención quirúrgica para transformar sus pómulos. A partir de entonces, comenzó a aplicarse botox constantemente, lo cual le ha dado un toque completamente artificial a su rostro.

Cuando los cambios se hicieron muy notorios, la actriz comentó en una entrevista que “lo del bótox fue un error, fruto de la presión y del deseo de lucir mejor, algo que les pasa a muchas actrices en Hollywood”.

Pero ahí no paró, ya que también utilizó inyecciones de colágeno en los labios para darle una apariencia más carnosa a su boca, pero el resultado no es del todo agradable. Además bajó los kilos “de más” que tenía, convirtiéndose en una de las mujeres más delgadas del medio artístico.

Hoy, Nicole Kidman cumple 50 años de edad, y en De10.mx queremos repasar la manera en que ha cambiado su apariencia ¡te vas a sorprender!

Con información de Terra y Nueva Mujer

Belleza

Hollywood las prefiere jóvenes, no hay muchas dudas al respecto. Pero así como algunas famosas han sido medidas en el uso del bisturí, otras, por abuso o mala elección de los profesionales, no han obtenido los mejores resultados. El problema de la cirugía plástica es que se note demasiado. ¿Por qué ellas, que tienen el dinero y las posibilidades de acceder a los mejores doctores, han obtenido estos resultados? Un misterio sin resolver…

Courteney Cox

No podemos negar que se mantiene joven a sus 50, pero Mónica… no hacía falta tanto ¿verdad?

Courteney Cox antes y después

Melanie Griffith

Lucía radiante antes de operarse los labios y los pómulos.

Melanie Griffith antes y después de las cirugías

Meg Ryan

Es el clásico caso de una mujer muy bonita que se opera y los resultados no son los mejores. Labios, pómulos, pera… un rostro completamente distinto.

Meg Ryan antes y después de operarse

Pamela Anderson

Poco queda de la imagen que tenía en sus inicios. Mutando durante los años, hoy ha llegado a un resultado bastante correcto.

Pamela Anderson: antes y después

Donatella Versace

La primera foto es de 1998, cuando tenía 43 años; la segunda, de 2014, con 59 años. No pasó tanto tiempo para un cambio tan radical… Y lo increíble es que, encima, luce mucho mayor.

Donatella Versace antes y después

Nicole Kidman

Su caso es distinto por dos motivos: el primero es dijo públicamente estar arrepentida de haberse inyectado Botox; el segundo es que aunque su cara no es la misma, hoy luce bien.

Nicole Kidman: de joven, con Botox y cómo luce hoy

Renée Zellweger

Acá el problema no es que la cirugía le haya sentado mal, sino que quedó irreconocible. Con ojos más grandes, quizás por un retoque en los párpados o por la tensión del exceso del Botox… la cuestión es que su cara es otra y ¡qué necesidad!

Renee Zellweger: antes y ahora

Ashley Judd estrena un espectacular cambio de rostro fruto de retoques estéticos

¿Qué les ha pasado a los pómulos de Ashley Judd?

El hecho de que los pómulos de la actriz estén demasiado rellenos aporta a la parte media del rostro un aspecto de muñeca, pero además el punto de máxima proyección del pómulo está más bajo de lo que debería, lo que hace que pierda su efecto rejuvenecedor. «Es muy probable que, en este caso, no se haya elegido bien la técnica o la cirugía más adecuada. Posiblemente a su rostro le hubiese venido mejor un mini-lifting y no un relleno tan exagerado como el que se observa en las imágenes porque sus pómulos son excesivos y poco naturales y están, por lo que aparece en la imagen, mal situados (esperemos que se haya utilizado una sustancia de relleno temporal y no definitiva)», sentencia el doctor Moreno.

Más optimista es el doctor Pedro Arquero, que nos cuenta que la actriz se ha sometido a un «lifting endoscópico muy suave para conseguir una cara más ovalada y rejuvenecida con resultados muy naturales» para lo que a la actriz le han subido el tejido de la mandíbula que estaba caído, le han subido los pómulos y ligeramente la piel de los párpados.

Además, los expertos sostienen que la actriz cuida mucho su piel con protección solar y un extra de hidratación porque apenas se aprecian manchas en su rostro. El doctor Ahmad N. Saad del Instituto deBenito de Barcelona, apunta que Judd «ha mejorado sus mejillas con rellenos de ácido hialurónico o de grasa autóloga y el labio superior para mejorar su estructura facial y parece un resultado es un look fresco y natural».

En este sentido, el doctor Antonio Tapia también confirma que la actriz Ashley Judd lo más probable es que se haya sometido a un lifting medio de cara. «Antes su rostro era más redondo y ahora más perfilado y tras la operación, se ha podido someter a algún retoque con tratamientos de medicina estética para fomentar más ese aspecto triangular y conseguir con el lifting resultados a largo plazo porque con los años perdemos el óvalo de la cara y necesitamos recuperar las sustancias que hemos ido perdiendo» sostiene Tapia.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *