0

No quiero hablar con nadie

Siento decirte que no eres la única persona que, en alguna ocasión, se ha sentido sin ganas, fuerza o motivación de hacer algo. A veces cometemos el error de creer que lo que nos sucede en un preciso momento es algo «raro», único y que no le sucede a todo el mundo. Y es precisamente esa actitud de juicio hacia nuestro estado emocional lo que nos preocupa, más que el simple hecho de «no tener ganas de nada».

Estamos completamente inmersos en un estilo de vida autoexigente en el que juzgamos y valoramos todo cuanto nos rodea. Es normal a veces encontrarse perdidos en la vida.

Si estamos bien nos preguntamos «¿Por qué estoy bien?», y si estamos mal, lo mismo: «¿Qué me pasa? ¿Por qué estoy mal? ¿Qué sucede?».

La reflexión constante sobre nuestro estado nos introduce en un bucle de pensamientos recurrentes que terminan convirtiéndonos en una «lavadora de pensamientos inútiles».

Vueltas y vueltas a cosas que no tienen sentido y que nos impide darnos la oportunidad de fluir, hacer lo que nos apetece, o simplemente no hacer nada.

¿Por qué no tengo ganas de nada?

Permitirnos tener un momento, un día o una semana «improductiva» es un derecho fundamental como ser humano. Si puedes permitírtelo, debes hacerlo.

En esta sociedad de consumo, la actividad constante es un mantra que nos aleja de vivir el momento presente.

Y llegamos a tal punto en el que nos sentimos culpables si un día no hacemos nada, si un día no nos encontramos con fuerza y motivación, o no cumplimos lo que los demás esperan de nosotros para ese día.

Desde hace unos meses estoy estudiando y trabajando la compasión hacia mi mismo. Perdonar y aceptar algunas conductas que no son útiles me sirve para limar aristas puntiagudas de mi comportamiento que no me ayudan a ser mejor persona.

Cómo recuperar la motivación un día en el que no tienes ganas de hacer nada (paso a paso)

  1. Lo primero que debes hacer es evita hacer juicios sobre ti mismo o sobre tu estado emocional actual. Si no te encuentras con ánimos, no te sientas mal por ello. Date la oportunidad de un respiro. Lo primero que debes hacer para recuperar la motivación es evitar los pensamientos negativos.
  2. Para combatir estos pensamientos tóxicos busca un lugar en calma en el que durante 5 minutos no seas molestado. Haz un ejercicio de respiración y consciencia.
  3. En tercer lugar, observa los pensamientos secundarios que son, por ejemplo: qué raro que esté así, no entiendo nada, si tengo todo para ser feliz, debo terminar esa tarea o hacer tal cosa y no me encuentro con energía, … Estos pensamientos pueden existir pero no son más que un juicio sobre tu estado. Relájate y tómate unos minutos, no pasará nada, la vida seguirá estando ahí.
  4. Y por último, cuando te encuentres más relajado, haz algo neutral (como pasear prestando atención en el presente) que active centros neurales relacionas con la percepción más que con la reflexión. Intenta hacer algo que te haga sentir y dirija tus pensamientos al momento presente. Yo suelo también recurrir al deporte ya que mientras corres o vas al gym, tu cerebro presta atención a la actividad por considerarla más importante que buscar explicación a tu estado emocional.

CONSEJO: Tómate un tiempo para descansar, posiblemente hayas tenido una semana dura. Durante la siguiente hora simplemente no hagas nada. Yo, cuando me siento así, salgo a dar un paseo breve, suave, e intentando mirar cuanto me rodea focalizando la atención en cosas sencillas: el movimiento de las hojas de los árboles, sentir el viento en mi cara, escuchar los pájaros cantar, el peso de mi cuerpo con cada paso que doy, intento tocar la arena o un árbol,…

Con 30 minutos bastan.

El resultado te sorprenderá, ya que la mayoría de las veces cuando no tenemos ganas de nada es porque el lugar y momento en que lo pensamos es neutral, pobre en estímulos, algo que no nos ayuda a la acción.

¿Por qué me pasa esto?

Cuando no nos encontramos con fuerzas o ganas, suele ser por haber pasado unos días bastante estresantes y, de manera indirecta, nuestro cerebro y nuestro cuerpo nos dicen que paremos, que nos tomemos un descanso.

La parte de nuestro cerebro que se encarga del pensamiento racional, la planificación y la estrategia, se denomina lóbulo prefrontal y está encima de nuestras cejas, en la frente.

Cuando pasamos por una etapa en la que hemos hecho uso continuado de él, nos resulta muy difícil tomar decisiones acertadas y se produce la fatiga mental. Una vez aquí nos sorprende que no tengamos ganas de nada y a veces lo confundimos con tristeza o depresión.

Es por ello que debemos dejar pasar esos pensamientos y recurrir a experiencias que consistan en percibir más que en pensar, en sentir más que en reflexionar, y en vivir más que en comprender.

Aún así, existen maneras de identificar esos pensamientos y evitar pensar de manera negativa.

Espero haberte ayudado, ahora ayúdame tú a mi compartiendo en redes sociales este artículo. Seguro que tienes un amigo o amiga que le puede servir.

¿Me ayudas a compartirlo?

No quiero hablar con nadie.

No quiero hablar con nadie.

Es una mañana cualquiera, amanezco en mi cama enrollada en mi cobijas calientes y no deseo despertar. Suena el teléfono. Un mensaje de alguien que en estos momentos esta en mi vida. Le contesto un emoji. No quiero hablar, no quiero contestar, lo hago màs por ella que por mi. Mis deseos en estos momentos es mantenerme conmigo. Me siento melancólica, triste. Pienso ¿que esta pasando conmigo? no estoy actuando para mi. Se que hay un conflicto interno, se que debo tomar decisiones y no quiero dar ese salto.

¿Como debería tomar una decisión? una que cambie mi vida. Porqué no hacer nada no es una opción. Quedarse quieto es repetir día tras día la misma mañana que acabo de escribir. Y vivir así, es vivir en automático. Tengo que centrarme en mi; en la felicidad como meta. Para ello tomo las siguientes resoluciones:

Fuente

1. No te cierres en una sola opción. “Vivir” supone una cantidad de posibilidades, buenas o malas, es un riesgo que bien vale la pena vivir.

5. Equivocate. Es de humanos. No se acaba el mundo por eso; es parte de ser libre. De las equivocaciones se aprende.

No querer hablar con nadie, es un grito interno de tu alma, del sentimiento y la razón. En realidad son excusas, no quieres hablar contigo mismo. Sabiendo que solo tu, eres el gran amor de tu vida, dale respuesta a esa sensación y nunca dejes de oír y de hablar con el protagonista de tu vida. Tù y solo tù.

No tengo ganas de hablar con nadie

Criisss94353Hace 6 meses1Vas al psicologo? Catslave1067Expulsado Hace 6 meses2 @Criisss94 Mostrar citaVas al psicologo? Si pero esto me pasa raras veces. Se lo comenté a mis terapeutas y era algo pasajero. Pero no me dieron razón o solución.EDITADO EL 22-07-2019 / 16:59 (EDITADO 1 VEZ) Criisss94353Hace 6 meses3 @Catslave Mostrar cita @Criisss94 Mostrar citaVas al psicologo? Si pero esto me pasa raras veces. Se lo comenté a mis terapeutas y era algo pasajero. Pero no me dieron razón o solución. Habla con tu familia, ellos te ayudaran Carambanales5923Hace 6 meses4Es normal un contra todos e iros tomar por culo todos . Cuando sobran enemigos y no tienes amigos . LadyBoy2662Hace 6 meses5Un mal día/temporada lo tiene todo el mundo alguna vez. No tengas palo de decir que no te apetece hablar, seguramente te venga bien tener un par de días de espacio y tal. 3 VOTOSSillyTomoko405Hace 6 meses6SpoilerEDITADO EL 22-07-2019 / 18:49 (EDITADO 1 VEZ) Amokiller179Hace 6 meses7A mi me pasa alguna vez, aunque siempre hay algún desencadenante. Lo normal es que se me pase al día siguiente. No me fuerzo a relacionarme con alguien ni nada por el estilo. Procuro buscar o hacer cosas que me distraigan y mirar alguna noticia o algo que sepa que es de interés para algún amigo y comentarselo al día siguiente. A veces funciona a veces no. Abrazos. Rak1011384Hace 6 meses8A mi me suele pasar a veces, que no tengo ganas de nada, y solo hablo (poco solo cuando preguntan algo) con los que tengo al rededor o por whatsapp con alguien que hable habitualmente, si no, paso de todo el mundo hasta otro dia que se me pase, no te preocupes dias asi tenemos todos, la ayuda de la gente tambien viene bien, no te cierres tampoco. 2 VOTOSJ5641benz5867Hace 6 meses9A mí me ha pasado que en x temporadas paso de hablar con la gente y me aislo algo, aunque sea alguien abierto y extrovertido. 1 VOTOSoraBlade102Hace 6 meses10¿Tienes algún post dónde no menciones que tienes autismo? Akscyle288Hace 6 meses11Tenemos mucho en común, deberíamos quedar. Eskunba6618Hace 6 meses12Eso me ha pasado alguna vez y la solución (al menos la que yo encontré y me ayudó bastante) fue irme unos días a casa de mi hermano en otra ciudad y hablarlo con él y mi cuñada. No digo que hagas exactamente lo mismo pero sí que intentes hacer algún viaje o hablar las cosas con alguien de confianza. Sé que no quieres hablar con nadie porquue yo soy así pero a veces uno necesita desahogarse. Responder / Comentar Subir Foros > Off Topic y humor > No tengo ganas de hablar con nadie

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *