0

No se que dibujar

Tabla de contenidos

23 sencillos métodos para poner el cerebro en su lugar y liberar la mente

Cuando los pensamientos nos ahogan y disparan en contra de nuestra realidad llenándonos de dudas, miedos, tensiones, preocupaciones, frustraciones, necesidades de control, imposiciones, puede resultar verdaderamente difícil ponerles freno.

La psicóloga y arte-terapeuta Victoria Nazarevich explica como el acto de pintar o dibujar permite conectar con nuestro interior, crear nuestra realidad, olvidarnos de las cargas que la mente crea y sin exigencias ni imposiciones ni auto-juicios (“debo calmarme”; “tengo que cambiar forma de ser o pensar”; “así no puedo seguir” etc.).

El aprendizaje del arte con finalidad terapéutica también está indicado para los más pequeños.

A raíz de esto, Victoria sugiere unos métodos sencillos para liberar la mente y recuperar el equilibrio psico-físico-emocional:

__ ¿Qué descubrirás en este post? __

Si estás enojado, dibuja líneas.

Si te duele algo, esculpe.

Si estás aburrido, llena una hoja de papel con colores diferentes.

Si estás triste, dibuja un arcoíris.

Si tienes miedo, teje macramé o elabora aplicaciones de telas.

Si sientes angustia, haz una muñeca de trapo.

Si estás cansado, dibuja flores.

Si estás indignado, rompe el papel en pedazos pequeños.

Si estás preocupado, practica origami.

Si estás tenso, dibuja patrones diferentes.

Si necesitas recordar algo, dibuja laberintos.

Si estás decepcionado, haz una réplica de una pintura.

Si estás desesperado, dibuja caminos.

Si necesitas entender algo, dibuja mándalas.

Si necesitas restablecer las energías, dibuja paisajes.

Si quieres entender tus sentimientos, dibuja un autorretrato.

Si es importante recordar tu estado, dibuja manchas de colores.

Si necesitas sistematizar tus pensamientos, dibuja celdas o cuadrados.

Si quieres entender tus deseos, haz un collage.

Si quieres concentrarte en tus pensamientos, dibuja usando puntos.

Para encontrar la solución óptima a una situación, dibuja olas y círculos.

Si sientes que estás estancado y necesitas seguir adelante, dibuja espirales.

enlace: estos son los 1o mejores libros para dibujar y colorear

EJEMPLOS de aplicación práctica de este arte terapéutico

A continuación podréis ver algunas fotografías de las sesiones de arte-terapia que conduce Victoria Nazarevich.

Sesión de arte-terapia conducida por Victoria Nazarevich.
Fuente: Pinterest.

Publicamos noticias de reflexión que hacen de este mundo un lugar mejor Pero TE NECESITAMOS ¡Ayúdanos compartiendo esta noticia entre tus amigos y tus redes sociales!

Es posible que te hayas encontrado o alguien haya compartido contigo este texto sobre los beneficios de dibujar, que sugiere, por ejemplo, que si necesitas recuperar energía, dibujes paisajes y, en cambio, optes por un arcoíris para combatir la tristeza. Hay más: si estás enojado, dibujar líneas; si sientes angustia, haz una muñeca de trapo; si estás desesperado, dibujar caminos. Y así, hasta completar una lista que en Facebook cuenta con más de 36.000 me gusta y que se ha compartido más de 62.000 veces.

Voy a dibujar olas y círculos. 󾌵󾮟

Posted by Genial on Lunes, 12 de octubre de 2015

“No creo que tenga ninguna base científica ni que sea tan sencillo como lo exponen -explica a Verne la psicóloga Amaya Terrón-. Es decir, si estas cansado y dibujas flores, no vas a sentirte descansado, ni sentirás armonía y tranquilidad, directa y automáticamente”.

El texto, además, es una versión de este otro de la terapeuta Victoria Nazarevich, que en realidad sólo sugiere que dibujemos, “pase lo que pase en tu vida” y sin especificar el qué.

El dibujo y tu cerebro

Esto último tiene algo más de sentido. Dibujar “ayuda a concentrarse», explica Terrón, aunque no de forma tan específica como sugería el primer texto. Además y aparte de la satisfacción personal, dibujar (al igual que pintar y esculpir, por ejemplo) estimula nuestro cerebro y nos ayuda a mejorar nuestra memoria y nuestra capacidad de introspección, al combinar nuestros procesos cognitivos y motores, tal y como recoge Mic. Otros estudios hablan de cómo el arte puede proteger contra el declive de ciertas funciones cerebrales con la edad.

Y añade algo interesante para quien crea que no tiene mano con el dibujo o que simplemente se le da mal: “No hay nada de magia cuando desarrollamos una habilidad… Aunque sí trabajo duro”, escribe Richard Banks en Drawing: The Art-Science Connection. Es más, Banks cita estudios que aseguran que el hecho de ser mejor en una actividad “no es consecuencia de poseer dones innatos”. Es decir, todo (o casi todo) se puede aprender, aunque (evidentemente) esto no significa que lleguemos necesariamente a ser genios.

Terrón añade que “hay personas que encuentran el placer en el dibujo en sí, porque les gusta y se les da bien también, otras igual no tienen tanta destreza pero les ayuda a expresar lo que de otra forma no expresarían”. Y recuerda que el arte se puede usar incluso como herramienta de terapia, ya que puede ayudar “a expresar emociones que están enquistadas” y a entender nuestros «propios fantasmas y miedos”.

#inktober 9: I love checking twitter after the shower, wrapped up with my towel. #inktober2015 #inking #illustration

Una foto publicada por @judithchamizo el 13 de Oct de 2015 a la(s) 6:23 PDT

Y tú, ¿cuándo dejaste de dibujar?

A todos los humanos nos gusta dibujar desde hace unos 40.000 años. Y es algo que podemos hacer casi todos. Tal y como escriben en Scientific American: “Dibujar es simplemente hacer líneas y puntos en el papel. Si sabes escribir tu nombre, puedes dibujar”.

Es más, comenzamos a dibujar antes de saber leer y escribir. Todos los niños han dibujado en algún momento de su vida. Para ellos, escribe Banks, el dibujo “es una forma de aprender sobre el mundo en el que viven y acerca de su lugar en él”.

¿Y por qué dejamos de hacerlo? Banks sugiere que muchos niños “descubren otras formas de explorar su mundo, se involucran en otras actividades o, más a menudo, simplemente pierden interés. Su conocimiento se desarrolla más deprisa que su habilidad motora”, por lo que llega un momento en el que “no saben dibujar lo que su cerebro ve”, lo que ocurre sobre todo cuando a partir de los 8 o 9 años intentamos plasmar la perspectiva. A consecuencia “se frustran y pierden interés”.

“Dejamos de divertirnos”, resume el ilustrador John Hendrix en The Atlantic. De niños disfrutamos del dibujo sin preocuparnos por nada más, pero llega un momento en el que tenemos que aprender “cómo mostrar la luz, el espacio, la composición, la forma, la línea. Después de eso, tenemos que entrenarnos para jugar otra vez”. En su opinión, disfrutar es un primer paso esencial antes de encontrar nuevas ideas.

Professor cap de castanya. #autumn #aralenorimaki #drslump #arale #castaña #draw

Una foto publicada por @dolorsboatella el 20 de Oct de 2015 a la(s) 12:39 PDT

No dejes de garabatear, al menos

Pero aunque ya no compremos libretas de bocetos, ni podamos (o queramos) dedicar horas a esta actividad, esto no significa que tengamos que abandonar el dibujo por completo. “Ocasionalmente, todo el mundo tiende a garabatear, hacer bocetos o plasmar una idea -escribe Banks-; dibujar es un comportamiento que forma parte de la especie humana”.

Banks añade que los esbozos, dibujos rápidos, diagramas improvisados y demás son “un ejercicio en pensamiento libre, sin limitaciones. A menudo representan una forma de soñar despierto de forma gráfica que es beneficiosa para el proceso creativo del mismo modo que la preparación de un atleta ha de preceder a sus resultados”. Estos dibujos rápidos también “incrementan la destreza manual y refuerzan la conexión entre tus actividades motoras y tu sistema visual”.

Coincide Terrón, que añade el garabateo puede alejarnos “de la ansiedad que podamos estar sintiendo”, además de servirnos para “concentrarnos en una sola cosa y alejarnos de nuestros propios pensamientos”. Eso sí, “no todo el mundo le puede dar una misma finalidad”.

La escritora y consultora Sunni Brown es una de las principales defensoras del garabateo. En esta charla TED recuerda que garabatear en una reunión, por ejemplo, está mal visto, a pesar de que hay estudios que coinciden en que se trata de una herramienta que nos ayuda recordar, a procesar información y a encontrar soluciones creativas.

Otra defensora de los dibujos al margen de folios y cuadernos es la educadora Giulia Forsythe, que en este dibujete publicado en su galería de Flickr apunta que garabatear es una forma de pensamiento externo que conecta personas e ideas, tanto conscientes como inconscientes. Es una forma de soñar despierto que lleva a asociaciones al azar que permiten alcanzar soluciones creativas.

Pinta y colorea

Más de moda está otra actividad relacionada con el dibujo: los libros de colorear para adultos. Incluso Forges ha publicado uno. Aunque de entrada pueden parecer una rareza, Terrón explica que “es cierto es que los movimientos rítmicos, regulares y suaves con un impacto en el papel o colorear rellenando espacios delimitados pueden hacer que la persona se enfoque tanto en la tarea que está llevando a cabo que pueda desconectar de otros pensamientos intrusivos o ansiógenos con el entrenamiento correcto”.

Se trata, en definitiva, de ejercicios de concentración y relajación, aunque en este caso no sean necesariamente una expresión artística.

Similar, aunque ya nos vayamos al texto, es la caligrafía, un arte cada vez más practicado que sigue tradiciones tanto chinas, de hace más de 4.500 años, como europeas, heredadas de los monjes de la Edad Media. Como recogía Smoda, practicar la caligrafía, de modo similar a los simples esbozos y garabatos, «predispone a la conciencia plena, al ‘aquí y al ahora’, por lo que tiene mucho que ver con los estados meditativos. Su ejecución exige un estado mental en el que no tienen cabida ni el estrés, ni las preocupaciones, ni las tensiones musculares, ni los pensamientos intrusivos”.

Necesidad de motivación

Pero Banks añade algo que es fundamental y que a veces se olvida: todo esto sólo funciona si nos interesa. La emoción marca tanto nuestra atención como nuestra retentiva. Si nos aburre dibujar, una actividad que en la que pasamos horas de manera “casi semi consciente, concentrados y atentos”, de poco sirve que nos obliguemos. Y añade: “Es un mito que otras personas puedan motivarte”. La motivación “viene de dentro, instigada por la elección basada en tus intereses y metas personales”. No nos podemos obligar ni siquiera a hacer un triste monigote.

También añade que el hecho de que podamos aprender a dibujar de forma más que correcta no implica que vayamos a ser genios, ni tampoco que vayamos a ser más creativos, por mucho esfuerzo que le dediquemos: “El dibujo es una habilidad adquirida que puede ser muy útil en el trabajo creativo sin ser necesariamente una expresión creativa”. Puedes dibujar muy bien sin ser creativo y, claro, ser creativo sin ni siquiera saber coger un lápiz.

Pero sí que es cierto que las personas creativas “quedan fascinadas con una actividad en sí misma: la exploran con deseo e intensidad, e investigan cada aspecto de lo que les interesa en profundidad”. Y esto vale para dibujar, escribir, tocar un instrumento o cualquier cosa que nos atraiga.

En todo caso y si aún así no acabas de estar convencido, siempre puedes pasarte por la etiqueta #inktober en Instagram para inspirarte. Se trata de un reto que nació en 2009 y que consiste en hacer un dibujo diario durante el mes de octubre: todo un mes de dibujos a tu disposición.

#Inktober 20 #girl

Una foto publicada por Anna Cattish (@anna_cattish) el 20 de Oct de 2015 a la(s) 12:12 PDT

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

5 consejos que nunca te dan para empezar a dibujar

Has estado dibujando toda tu vida y por algún motivo decides ponerte ahora en serio. Tal vez decides que ya va siendo hora de ganar algo de dinero con esta afición o puede que lleva mucho tiempo deseando publicar algo.

Bien no sabes por donde empezar pero como tienes ganas decides informarte de algún curso en tu ciudad, buscas algún libro por internet o comienzas a ver vídeos en youtube.

Me alegro decirte de que al menos ya comienzas con buen pie. Lo primero para empezar a aprender a dibujar es querer hacerlo. Si además sientes curiosidad, ganas de aprender y eres activo, ya tenemos la mitad del camino hecho. Y esto es porque:

Dibujar no es una habilidad, es una actitud

Encontrar la motivación suficiente sin duda es lo más difícil. Y no existe nada que siempre funcione. A mí me va bien si escucho música, hay quien prefiere el silencio y otros dejan la tele puesta para tener un sonido de fondo.

El primer paso para empezar a aprender a dibujar consiste en saber cómo te sientes cómodo en tu entorno de trabajo. Yo no puedo decirte que es bueno o no para ti, pero como consejo, creo que es más fácil pensar en las cosas que te molestan o distraen primero para evitarlas cuanto antes. Para ello debes de recordar y probar hasta que conozcas tus manías.

Para un artista el simple hecho de poder sentarse frente al lienzo debe de ser motivación suficiente. Esta es la actitud que hay que conseguir. Es el objetivo. Es algo muy difícil, pero se puede. Piensa en esta actitud como si te dijeses “Bien, hoy por fin puedo ponerme a dibujar un rato” Pues esta forma positiva de pensar es la que hay que tener todos los días.

Yo lo tengo muy claro, hay días que siento que “hoy, VOY a dibujar”, en cambio, otros días siento algo más como “hoy, TENGO que dibujar” Las sensaciones que me transmito con esas palabras son distintas. En la primera es una certeza que voy a dibujar. En la segunda es más como una obligación, y las obligaciones pesan más. Esto no me pasa sólo con el dibujo, también me ocurre con los artículos del blog xD

Aprende a sujetar correctamente el lápiz

Cuando un amigo me pregunta un consejo para mejorar su dibujo siempre intento enseñarle cómo coger el lápiz. Es algo completamente básico, pero que en ningún sitio se enseña.

Tendemos a dibujar sujetando el lápiz del mismo modo que lo sujetamos cuando escribimos. Pero en realidad lo que hay que hacer es completamente distinto. Hay que agarrar la herramienta desde el centro y sujetarlo con suavidad, si hacer mucho esfuerzo. Además hay que aprender a levantar la mano de la mesa. Que tu brazo esté tocando la mesa es algo a lo que deberías de dejar de hacer. Aprende a dibujar desde el hombro, y no desde la muñeca.

Puede sonar como algo un poco excéntrico esto de insistir en saber utilizar correctamente el lápiz, pero para esbozar es lo mejor que puede hacer. Ayuda ensuciar mucho más el papel, y hace que tus trazos sean más largos, suaves y decididos.

Desarrolla tu propio maniquí con el que te sientas cómodo

Este es otro de esos consejos que doy para los que empiezan a aprender anatomía. En mucho libros anatómicos se enseña que para dibujar un cuerpo, antes hay que hacer una estructura básica similar a un maniquí de madera. Es una forma perfecta de plasmar rápidamente el dibujo que visualizas en tu cabeza.

El problema es que los novatos se dedican a hacer exactamente el mismo esquema que ven en los libros. Eso me parece algo malísimo ya que va totalmente en contra de la idea misma del maniquí.

Practica distintas formas de dibujarlo que te resulten cómodas y fáciles de dibujar. Los maniquíes de los libros son excesivamente complicados porque deben de ser ilustrativos para el que los mira. Los tuyos en cambio no deben de ser más que un grupo de formas geométricas que se completan es tu cabeza. Este esquema debe de ser algo rápido, simple y sin detalles. No tienes tiempo que perder en algo que se va a borrar más adelante.

Practica dibujando con estilo realista

Sin duda este es el consejo más aburrido que se puede dar. Si te gusta el manga, el cartoon, o el cómic americano, ponerte a copiar fotografías realistas es lo que menos te apetece cuando empiezas a dibujar en serio. Lo único que piensas es en hacer a tus héroes favoritos cuanto antes.

Querer dibujar lo que te gusta me parece perfecto, pero antes deberías de conocer cómo es exactamente lo que pretendes estar dibujando.

Si dibujas un ojo realista, comprenderás su forma, su geometría, y muchos detalles que se te pueden pasar por alto. Cuando ese mismo ojo lo hagas con el estilo que te guste entenderás porqué los artistas siempre dibujan determinada linea de determinada forma y no de otra.

En el caso del Manga, los ojos por ejemplo, son muy estilizados. Si estudias ojos reales, y luego los conviertes a versión manga comprenderás más claramente morfología del ojo. Entenderás por qué se dibujan esas líneas en esos sitios, y por qué tienen esos ángulos y no otros.

Sé que suena muy estúpido pero creedme, esto es algo difícil de explicar que sólo se descubre haciéndolo.

Cásate con un estilo, pero nunca dejes de ligar con otros

En este mundo globalizado, dibujar igual que todo el mundo ya no sirve. Seguro que en algún sitio existe alguien que dibuja con tu mismo estilo, mejor y cobrando menos. Para evitar eso yo aconsejo buscar un estilo, una seña, una marca personal que defina tu forma de hacer la cosas.

En “La Visión de Escaflowne” las narices largar fueron una seña clara. El Studio Trigger ha dejado claro su estilo épico con series como Tengen Toppa, o Kill la Kill. Y Joe Madureira se ha centrado en una forma de dibujar característica y personal, haciendo que cualquiera que se le asemeje recuerde al autor original.

Esto sonará raro, pero para encontrar tu estilo debes de probar con otros. Dibujar con un estilo completamente distinto al tuyo es como ir de viaje a otra cultura. Puede ser abrumador y emocionante, pero sobre todo es instructivo. Te ayuda a ver de forma distinta tu manera de hacer las cosas. Es como una autocrítica. Y lo mejor es que nos la hacemos nosotros mismos.

Estos son mis 5 consejos que nunca te dan para empezar a aprender a dibujar. Seguro que tú tienes otros interesantes ¿Cuáles son?

Recuperar el trazo olvidado Escribir no significa convertirse en escritor o poeta. Simplemente al escribir palabras se pueden expresar pensamientos, relatar acontecimientos, conservar recuerdos, comunicar emociones. Francesco Tonucci hace notar que, de igual modo, saber dibujar no significa que todos nos convirtamos en pintores o dibujantes. Sino que una persona adulta es capaz de representar gráficamente los objetos, las personas o los paisajes que desea. “Es más, saber dibujar debería ser más simple que saber escribir, porque todos los niños lo hacen espontáneamente antes de comenzar a escribir”.

El dibujo es un lenguaje que los adultos también utilizan, aunque no lo perciben así, argumenta Peter Jenny. Por ejemplo, al gesticular con las manos están realizando un trazo, dibujan en el aire. Y muestran su buena comprensión ante pictogramas o las instrucciones ilustradas para el manejo de aparatos. “Cuando los legos contemplan el arte moderno a menudo se dicen: ‘Yo también podría hacerlo!’. Pero no es un estímulo, es la constatación de un rechazo. Necesitamos demostrar a los jóvenes que el pensamiento ‘yo también podría’ debe alentar sus propias acciones. El dibujo, lo artístico es –según Jenny– patrimonio de todos. No solo de una minoría. “Hay que explicar a los no artistas que, sin saberlo, aplican a diario técnicas artísticas. Por ejemplo, al peinarse, maquillarse o jugando a las sombras chinas. Los límites entre la estética y la cosmética fluyen. Y esta permeabilidad se puede utilizar lúdicamente y con humor”, concluye el veterano catedrático suizo.

Por la escuela-taller de dibujo, pintura y grabado de Núria Duran, en Barcelona, cada año pasan más de 200 personas. El perfil: adultos de entre 25 y 55 años, 95% mujeres y 5% hombres. Los motivos y expectativas, muy diversos. Personas que hubieran querido dedicarse al arte, pero les indujeron a estudiar carreras más efectivas para ganarse la vida. “El mundo de hoy –opina Núria Duran– está muy fragmentado por el uso constante de las nuevas tecnologías que siempre interrumpen todo lo que hacemos. El taller es un espacio sin cobertura para acentuar “la cobertura con uno mismo”. También están los que provenientes de las bellas artes o afines y desean salir de la academia, buscan otras vías de expresión. Su taller está orientado sobre todo como un espacio de libertad, donde se combina el análisis y la observación, con la intuición y el azar. Hay quienes argumentan su deseo de pintar en la realización de una actividad relajante. “Pero en realidad –reflexiona Duran– la función del dibujo es la autoconexión y la comunicación. La gente necesita dibujar porque inconscientemente necesita mostrarse a los demás sin máscaras, como realmente son. Dibujar es hablar de nosotros mismos, darnos a conocer al otro de la forma más genuina posible”. El arte –según esta licenciada en Bellas Artes, profesora y artista– sirve para recordarnos que los tiempos humanos son tranquilos. “El fast food es algo que nos han vendido, pero que no nos aporta comprensión. Si todos estuviéramos más conectados con nuestras pasiones tendríamos tiempo y paz interna para curiosear en otras disciplinas. Todos los procesos creativos están relacionados: dibujar, cocinar, ser científico… debemos practicar la creatividad en todo”.

¿Cómo evitar que esa línea expresiva que comenzamos a trazar con arrebatado entusiasmo de niños se trunque al crecer? Para Francesco Tonucci no debería ser tan difícil. Simplemente respetando el artículo 13 de la Convención del Derecho de la Infancia de 1989 (ley en el Estado español de 1990) que dice: “El niño tendrá derecho a la libertad de expresión; ese derecho incluirá la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de todo tipo sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o impresas, en forma artística o por cualquier otro medio elegido por el niño”. Tonucci reivindica que el niño ha de escoger el lenguaje con el que más congenie para expresarse. “La escuela debe garantizar este derecho ofreciendo un amplio abanico de lenguajes y no seleccionándolos jerárquicamente”.

De hecho Francesco Tonucci ha plasmado su visión crítica de la enseñanza a través de viñetas, firmando como Frato. “Yo dibujo desde siempre –explica–. Pero solo las viñetas se han convertido en un lenguaje de comunicación pública. Una manera más directa y eficaz de transmitir el resultado de mis investigaciones y reflexiones sobre los temas educativos”. Estos dibujos son conocidos, han sido pagados y publicados. Pero, además, cuenta con otra producción de pintura, retrato, paisaje… gratuita y casi completamente desconocida, que ha actuado como un diálogo consigo mismo y le ha acompañado toda su vida. También para darle valor y ánimos en los momentos difíciles. “El dibujo siempre ha sido mi seguridad –confiesa–. En la cartera o la mesita de noche, siempre tengo bolígrafos, lápices y hojas en blanco. Para estar preparado, tomar un apunte, hacer un boceto, fijar una idea que más tarde podría olvidar”.

Tweets por @ESVanguardia

¿Puede cualquiera aprender a dibujar?

Entonces.. ¿Dibujar es para todos? ¿Cualquiera puede aprender a dibujar?

Es curioso, pero la respuesta a esta pregunta radica más en la motivación interna y externa de una persona que en las habilidades que uno tenga, ya que estas se pueden aprender y mejorar. Me explico, si quieres responder a la pregunta si podrías aprender a dibujar, te dibujo un mapa a continuación que espero te ayude a aportar la respuesta que buscas. Consiste en una serie de fases y cada persona es distinta, puedes encontrarte en cualquiera de estas 4 fases, cuanto más cerca estés de la cuarta, mejor.

1. Si yo no sé dibujar..

Nos encontramos en la fase de la negación, difícilmente aprenderás a dibujar si te mantienes en esta fase. Recuerda tu yo interior cuando te planteas dibujar:

«Esto no es para mí..»

«No va conmigo..»

«No entiendo esto de dibujar, ni me lo voy a plantear..»

«Esto es para otros..»

¿Te suena de algo?, Esta suele ser la fase inicial de muchas personas, es una fase en el que no te sientes motivado y por tanto, mantienes tu estado de negación al respecto. No quieres cambiar, y no va a cambiar nada. Te puedo decir y repetir tantas veces quiera que puedes aprender a dibujar, y hasta me puedes asentir con la cabeza, pero en el fondo piensas.. «¡Que va hombre! que no».

¿Te encuentras en esta fase?, ¿Y cómo puedes avanzar? Muy sencillo, plantéate lo siguiente: Cuál es tu interés o motivación para aprender a dibujar, por que quieres dibujar, para que quieres dibujar y que esperas alcanzar o conseguir con este aprendizaje. Así tendrás más claro si te interesa o no aprender a dibujar.

2. Pero es que..

Te encuentras en la fase en que te resistes a aprender. Pones excusas y lo expresas abiertamente porque en el fondo hay un cierto miedo a aprender quizás porque te resulte difícil o desconocido.

¿Alguna vez has escuchado estas frases salir de alguien conocido?

«Pero es que ya lo intenté antes y no me sale..»

«No puedo porque hay que dedicarle mucho tiempo..»

«¿Y para qué me va a servir?..»

«Pero si yo no soy bueno..»

«Para eso hay que ser artista, tener un don..»

«¡Pero si yo he visto a personas que desde pequeño dibujan de escándalo! Jamás podría llegar a ese nivel..». Evidentemente, hay personas que tienen más facilidad que otras para adquirir ciertas destrezas, pero también ocurre con cualquier otra disciplina, hay personas que han desarrollado una capacidad y una facilidad innata para aprender, ya sea visión espacial, lógica, creatividad.. Pero no porque un chaval de 14 años entre prematuramente en la universidad para convertirse en el mejor matemático del país signifique que los demás no podamos ejercer bien las matemáticas. La realidad es, que la gran mayoría seguimos una curva de aprendizaje “estándar” que nos permite llegar a ser muy buenos en aquello que nos propongamos, y el dibujo en este sentido tiene su curva como lo tiene cualquier otra área de conocimiento, ya sea matemáticas, biología o aprender un nuevo idioma.

3. Bueno ok, voy a intentarlo..

Enhorabuena, ya vas por buen camino, de esta manera sí que puedes aprender a dibujar. Son tus primeros pasos tímidos hacia un excitante mundo en el que vas a descubrir muchos cosas sobre tí y tu alrededor que antes desconocías y en el que vas a vivir multitud de sensaciones.

Esta es la fase en el que empiezas a explorar esta nueva área de conocimiento, es más, puede que ya hayas empezado a explorar poquito a poco. Tienes más claro cuál es tu motivación para dibujar, que quieres aprender, que te gusta dibujar, que te motiva para aprender..

Parece que tienes motivación para empezar, pero.. ¿Qué y cómo hacer para poder dibujar bien?. Si quieres aprender a dibujar porque te motiva, tienes interés o necesidad, te conviene mucho aprender una serie de fundamentos y técnicas básicas que te van a ayudar a coger confianza en ti mismo, yo te voy a ayudar con una serie de videos en esta web. Te enseñaré lo que necesitas saber para avanzar y demostrarte a tí mismo que puedes hacerlo. Quizás después de verlos y practicar pienses:

«Anda, pues no me ha salido tan mal, no es tan difícil..»

Lo puedes lograr y no tengo duda de ello, pero, ¿Y tú?, ¿Quieres aprender a dibujar?, ¡Mantente aquí no te sueltes!

4. Me gusta dibujar, ¡Mira mi bloc!

Bueno que decir de esta fase, no es que te motive es que lo tienes asumido y te animas, te sientes identificado y no hace falta que te diga que puedes dibujar, ¡Ya sabes que puedes!. Es posible que no seas de lo mejorcito pero tienes claro que vas a practicar porque lo puedes lograr. Directamente estas en el cambio hacia convertirte en un gran dibujante, pintor, artista.

¿Cómo te mantienes en esta fase?

– Practica: Practica, practica, practica.. como puedas, encuentra esos ratitos libres que tienes y dibuja. Puede ser en un estudio de arte con un caballete y un modelo de fondo, o en una clase aburrida que tengas con un papel cutre en la mesa y haciendo garabatos, todo vale, la cuestión es practicar.

-Mide tus avances: Cuando dibujes o repitas ejercicios de dibujo, toma nota de tu mejoría. Qué áreas dominas y que áreas necesitas mejorar. Es posible que seas capaz de dibujar la figura en infinidad de poses directamente de la memoria, pero no te salen bien las manos por ejemplo y tienes que practicarlos más.

– Busca la opinión de los demás. Comentarios, opiniones, críticas.. ¿Qué reflejan tus dibujos? Hay que evitar la vergüenza y no mantenerse encerrado en un cubículo artístico. Muestra tus dibujos a los demás ya que saldrán a la luz tanto las virtudes como aquellos aspectos que tendrías que mejorar. Los demás enseñan mucho, tanto los que saben más como los que saben menos, todos enseñan.

– Aprende, evoluciona: Has hecho varios dibujos o garabatos, te das cuenta de tus mejoras o la necesidad de practicar más ciertos aspectos del dibujo, los demás te cuentan su opinión. Por último, aprende de todo este proceso, reflexiona sobre lo que vas haciendo para luego seguir practicando y evolucionar.

Antonio Mingote

«El día que yo piense que estoy haciendo el dibujo igual hoy, que hace dos años, pues dejaré de dibujar porque me aburriré muchísimo.»

Cómo Aprender A Dibujar Muy Bien Paso A Paso [Guía Completa]

Apuesto que estas en la búsqueda de ser un mejor dibujante.

Y para eso necesitas saber cómo aprender a dibujar muy bien.

Esto se puede lograr con ciertos parámetros que te estaré mostrando durante todo este artículo, por lo que te recomiendo que leas hasta el final.

Para dibujar bien, primero tienes que empezar por manejar el uso del lápiz, papel y borra, elementos básicos de todo dibujante.

Es como la guitarra para un guitarrista, la voz para un cantante o la varita para un mago, así de importante es saber manejar estos materiales.

Y es por eso que aquí te enseñaré las bases fundamentales para dibujar con lápiz y aprender a usar la hoja y el papel.

Luego de que sepas utilizar estos materiales, ya tendrás la posibilidad de poder dibujar lo que quieras.

Materiales Para Dibujar Bien

Si quieres dibujar bien, entonces deberías plantearte en conocer aquellos materiales de dibujo que son importantes, y esto es debido a que con buenos materiales conseguirás excelentes resultados, por lo que tu proceso para convertirte en un buen dibujante disminuirá considerablemente.

Asi que ármate con aquellos mejores mateiales, para eso he realizado una guía totalmente gratuita en donde podrás very escoger aquellos materiales que más se amolden a tus necesidads y de esa forma convertirte en un profesional del dibujo.

Bases Fundamentales Para Aprender A Dibujar Muy Bien

En la actualidad de este siglo, ya todo dibujante profesional, sabe cómo utilizar programas de dibujo como Adobe Ilustrator o Adobe Photoshop, y esto sucede porque se consiguen resultados realmente increíbles.

Pero para conseguir utilizar estos programas para aprender a dibujar bien, primero necesitas saber las bases fundamentales del dibujo.

Y estas bases serán las siguientes, que más que bases son consejos y trucos.

1. Siempre dibuja con lápices de dibujo

Estos normalmente vienen en varias presentaciones, los que yo te recomendaría son esos que no tienen borra o goma de borrar al final de lápiz.

Que en vez de borrar lo que más hacen es ensuciar.

Estos vienen por distintos números y letras que te explicaré a continuación.

Vienen en letras “H” y en letras “B” y además tienen unos números a los lados.

Seguramente que ya sabes de esto, pero si no lo sabes la letra “H” significa en inglés “Hard” que a traducción en español es duro, que son la gama de los lápices duros, estos lápices mientras más alto numeración tengan, entonces el trazo será mucho más claro.

Yo me aprendí estos lápices “H” poniendo el ejemplo de un clavo. Si tu pasas un clavo por una hoja, tienes que pasarlo con sumo cuidado para que la hoja no se rompa, lo mismo pasa con estos lápices.

Los lápices que tienen la letra “B” son la inicial que en inglés significa “Black” o negro, que son los lápices con un trazo mucho más oscuro, y mientras más alta la numeración, más oscuro tiende a ser el trazo.

Este me lo aprendí poniendo de ejemplo un lápiz labial, que si lo pasas por una hoja de papel, este va a tender a marcar demasiado la hoja y gastarse muy rápido, esto mismo sucede con estos lápices “B”.

Y este es la primera base para saber cómo aprender a dibujar muy bien paso a paso.

2. Ten a la mano 2 o 3 tipos de borras distintas.

Si quieres eliminar del papel un trazo que no te gusta o simplemente le quieres dar un efecto distinto al dibujo utilizando una borra.

Entonces lo ideal sería tener diferentes tipos de borras.

Estos efectos normalmente suelen ser para hacer reflejos o hacer trazos con la borra en donde algo tiene un valor blanco.

Para los dos tipos de borra, tenemos primero utilizar una borra blanda o maleable y una borra dura de toda la vida.

La borra maleable sirve para borras trazos claros, no demasiado oscuros, además que tiene la propiedad de ser como una plastilina porque le puedes dar la forma que quieras.

Para la borra dura ya podrás borrar prácticamente cualquier tipo de trazo, y un consejo o técnica implementada para aprender a dibujar bien con la borra es la siguiente.

Corta 2 lados de la borra dura de forma angular, para que te queden en punta, de esta forma puedes borrar en trazos más finos para dar efectos distintos en el dibujo.

Para la tercera borra puedes conseguirte una borra eléctrica, la verdad que esas dan resultados realmente increíbles.

La borra eléctrica cuenta con una borra de forma cilíndrica y un botón para que esta pueda dar vueltas muy rápido y solo poniéndola sobre el papel esta ya empezará a borrar muy bien.

Con esta los detalles que podrás dar son mucho más avanzados.

3. Tipo De Papel Para El Tipo De Dibujo

Como estamos utilizando estos tipos de lápices de dibujo bastante sencillos para aprender a dibujar muy bien entonces podríamos utilizar prácticamente cualquier tipo de hoja, al fin y al cabo solo lo estaríamos utilizando para aprender a dibujar.

Pero si quieres hacer dibujos un poco más profesionales entonces te recomiendo el uso de hojas que no sean demasiado porosas, porque a la hora de agregar sombras o colores al dibujo, entonces verás estos típicos puntos blancos que irán quedando por el dibujo, que son los poros.

La verdad es que hay una gran cantidad de materiales de dibujo en el apartado de hojas con los que son utilizados para adaptarse a cualquier material de escritura.

Escritura o pintura, sean lápices, colores, tinta china, pintura, acuarelas, óleos, lo que sea.

Es por esto que te invito a investigar qué papel es necesario para cada uno de estos materiales.

Pero lo necesario para aprender a dibujar muy bien es empezar de lo básico, y lo que yo te recomiendo es que adquieras un sketchbook o cuaderno de dibujo, la verdad que se adaptan muy bien a cualquier tipo de lápiz.

Y como consejo para mejorar como dibujante es tener un cuaderno de estos pero más pequeño para que puedas llevarlo a donde quieras y dibujes todo lo que ves.

4. ¿Cómo Dibujar Bien Desde La Imaginación?

Cómo aprender a dibujar bien desde la imaginación es una gran pregunta que muchos se hacen, pero que realmente no saben cómo resolverla.

Es por eso que yo te diré cómo hacerlo.

Para aprender a dibujar desde la imaginación, es imprescindible los siguientes pasos:

Paso 1. Dibuja todo aquello que veas

Teniendo en cuenta que ya tienes lápiz y papel, entonces te recomiendo que estos los lleves a donde sea, y en todo momento empieces a dibujar todo aquello que ves.

Tampoco es que irás como un loco dibujándolo todo, sino en aquellos momentos en los que estas esperando, en esos momentos que no haces nada, por ejemplo en una cola, en algún transporte público o mientras esperas a algún amigo.

Todo dibujante tiene que tener mucha paciencia y practicar mucho para poder ser ese dibujante profesional que todos queremos.

Paso 2. Toma Referencias

Para dibujar bien desde la imaginación y quieres o necesitas dibujar algo en concreto como por ejemplo un personaje de fantasía, entonces te recomiendo como técnica de dibujo que utilices muchas referencias.

Míralo como un rompecabezas, utiliza varias piezas de aquellos animales o cosas que quieras que tenga tu nueva criatura, y luego impleméntalas.

Pero claro, para poder dibujar esta criatura primero tienes que saber dibujar aquello que te hace como referencia.

Y para eso se necesita práctica, ningún dibujante se ha vuelto el mejor sin haber pasado horas frente a una taza dibujándola día tras día.

Paso 3. Alimenta tu imaginación

Si quieres dibujar aquello que piensas bien, entonces debes alimentar tu imaginación.

Piensa que tu imaginación es una batería que si no la vas alimentando de energía, entonces esta se va desgastando poco a poco hasta que se queda sin energía.

En esta analogía, la energía es nuestra imaginación y la batería es nuestra cabeza.

Pero ¿con qué recargamos nuestra energía?

Esta respuesta es muy fácil, lee mucho.

Si, lee mucho y verás que estarás alimentando tu imaginación, y como dibujante te recomiendo leer historias fantásticas, o novelas o alguna historia con buenas tramas, pero no te vayas por leer libros informativos, porque te llenarás de información, pero la imaginación no será alimentada.

5. Técnica Para Aprender A Dibujar Muy Bien

Esta es una técnica bastante interesante, y principalmente se basa en hacer con lápiz y papel aquello que hacemos con Photoshop.

Y con aquello quiero decir eso de que puedes perfeccionar un mismo dibujo con líneas guía.

Para empezar primero debemos tener un color primario, recomendablemente color rojo o azul.

Con este color haremos nuestro boceto rápido de aquello que queremos dibujar.

Luego de que tengamos nuestro boceto rápido utilizaremos una mesa de vidrio y con el celular alumbraremos por debajo y encima del boceto rápido que hicimos colocaremos otra hoja, de esta forma haremos como si fuéramos a calcar nuestro dibujo.

Pero lo que realmente haremos será solo trazar aquellas líneas que nos importan hasta conseguir el dibujo deseado.

De esta forma haremos un parecido razonable a lo que se hace cuando se utiliza Photoshop.

Esto sirve cuando tienes ideas en tu cabeza y las plasmas en el papel de forma rápida con líneas guías y cuando tengas algo que te guste pasarás a las líneas finales.

Fin De Las Bases Fundamentales

Y estas serán prácticamente las bases fundamentales para saber cómo aprender a dibujar muy bien.

Luego de estas bases ya van unas más avanzadas que van con el dominio de las sombras, del color y del espacio del dibujo.

Esto ya es más avanzado y claro que lo tienes que aprender pero primero te recomiendo que empieces por lo que ya te dije y luego pases a estas bases.

Estas bases igual te las enseño aquí en este artículo que he hecho especialmente para ti “Cómo Aprender A Dibujar Profesionalmente Paso A Paso” una entrada bastante completa para que te conviertas en un profesional del manejo del lápiz y papel.

¿Cómo Estudiar Por Mi Propia Cuenta Para Aprender A Dibujar Bien?

El dibujo es algo que normalmente no se aprender en una escuela o en una universidad, son muy pocas las que realmente te hacen buenos dibujantes.

Y al ser demasiado pocas son muy costosas, por lo que muchos no podemos darnos el lujo de pagar estos institutos.

Es por eso que ven a darte consejos para que sepas como aprender a dibujar bien de forma autónoma, o sea, con tus propios méritos.

1. Lee Mucho Sobre Arte

En las bases fundamentales te dije que leyeras para alimentar la imaginación, pero también es importante que leas sobre historia del arte y sobre aquellos dibujantes famosos que te puedan interesar.

Y esto lo hacemos porque de esta forma tendremos bases claras sobre lo que significa el dibujo y si queremos expresarnos de forma verbal, tendremos las bases suficientes para demostrar que sabemos del tema.

Además que son conocimientos básicos que todo dibujante debe saber, no solo es el manejo con el lápiz y papel, sino manejo de la información, manejo del conocimiento.

Si no tienes tiempo para leer, entonces escucha audiolibros o simplemente plantéate en utilizar 30 minutos de tu tiempo al día y verás que en 15 días habrás leído un libro entero, en un mes 2 libros y en un año 24 libros.

Leer es muy importante para alcanzar el éxito.

2. Ten Alguien De Quién Apoyarte Y Mejora Tu Círculo Social

Eso es, busca una persona para que se vuelva tu mentor, un dibujante, alguien que sepa más que tú para que puedas aprender de él.

Puedo ser yo, en eso no hay problema, en este blog te doy muchos consejos y técnicas para aprender a dibujar de todo.

Pero si quieres buscar otra persona, entonces agarra esos libros de dibujantes que has estado leyendo y mira el autor, te aseguro que ese también será un dibujante, contáctalo, y trata de aprender de él.

Esto también aplica para los círculos sociales, siempre reúnete con personas que sepan más que tú.

Al siempre estar con personas que saben más que tú, aprenderás más de ellos.

Esto no quiere decir que dejes el círculo social que actualmente frecuentas, siempre puedes buscar más personas que sean parte de tu vida social de quienes aprender.

3. Trázate Metas Y Metas Secundarias

Si quieres aprender a dibujar bien en la menor cantidad de tiempo posible, entonces será importante que te traces metas.

Y ¿cómo funciona esto?

Sencillo, plantéate dibujar algo que quieras dibujar, por ejemplo un dragón, pero sabes que para poder dibujar un dragón primero tienes que aprender muchas cosas.

Entonces como meta principal es dibujar el dragón, y que la quieres cumplir en un tiempo límite, por ejemplo un mes.

Bueno, y como metas secundarias que las tienes que cumplir día a día, son esas metas que son necesarias para poder dibujar bien el dragón.

Como por ejemplo aprender sobre reptiles, aprender a dibujar alas, dominar las sombras, el manejo del lápiz etc…

Todas estas son las que debes ponerte para poder cumplir el dibujo final, que en este caso es la de un dragón.

Te recomiendo que las anotes en algún lugar visible y lo pongas en algún lugar donde lo puedas ver todos los días.

¿Cómo Aprender A Dibujar Bien A Lápiz Paso A Paso?

Para saber cómo aprender a dibujar bien a lápiz paso a paso, solo necesitas saber lo que te he mencionado anteriormente, pero si no sabes por donde iniciar.

O sea, si no sabes qué dibujar primero, entonces a continuación te dejo una serie de artículos de mi autoría, que podrás utilizar como referencia a la hora de dibujar mejor.

Primero empezaremos con técnicas de dibujo, 100 técnicas que he escrito para ti, para que te conviertas en el mejor dibujante, todo lo que tienes que saber sobre técnicas y más.

Luego pasamos al dibujo del cuerpo humano, y no solo eso sino también sus partes paso a paso, esto es bastante esencial si quieres mejorar tus conocimientos del cuerpo humano y de anatomía del dibujante.

  • Cómo Dibujar Manos
  • Cómo Dibujar Rostros
  • Cómo Dibujar Ojos
  • Cómo Dibujar Narices
  • Cómo Dibujar Cabello
  • Cómo Dibujar Labios
  • Cómo Dibujar Orejas

Y para culminar te dejo uno bien interesante, que trata sobre el dibujo de animales, que es muy bueno si quieres aprender a dibujar desde la imaginación.

75+ Ideas para ponerte dibujar en este momento

Foto: Mint Owl

La práctica es esencial para perfeccionar tus habilidades de dibujo. La única forma de mejorar es aprendiendo las bases y repitiéndolas una y otra vez. Si necesitas pruebas, mira lo que solo algunos años de práctica pueden hacer por tu trabajo: si le dedicas el tiempo suficiente, el progreso puede ser significativo. Solo basta mirar el trabajo de artistas que han pasado de hacer bocetos simples a crear retratos completos en un abrir y cerrar de ojos.

Foto: EndOfAllHope

Si bien la mejor manera de perfeccionar tus habilidades es poniendo manos a la obra, decidir qué dibujar puede llegar a ser difícil. Como en todos los ámbitos creativos, a veces es difícil escapar los “bloqueos” que te detienen de poner el lápiz sobre el papel. Pues bueno, ¡no te preocupes! Aquí tenemos una lista de 75+ ideas fáciles de dibujo que puedes probar. Esta incluye desde objetos cotidianos hasta paisajes fantásticos—te recomendamos intentar dibujar un poco de todo para que ejercites tu creatividad.

Una forma de expandir tus habilidades es invertir en buenos materiales de dibujo. Si aún no los tienes, consulta nuestra lista de recomendaciones de los mejores lápices para dibujar. Si estás buscando agregar color a tu trabajo, también hemos identificado los mejores lápices de colores en el mercado.

Foto:

Ideas para dibujar que cualquiera puede probar

Ideas fáciles de dibujos inspirados en la vida real:

  • El interior de tu sala de estar
  • Una planta de tu hogar
  • Utensilios de cocina, como un batidor o un cucharón
  • Un autorretrato
  • Una foto familiar que te encante
  • Una persona famosa que admires
  • Tus pies (o los pies de alguien más)
  • Tus manos (o las manos de alguien más)
  • Un collar, anillo, u otro tipo de joyería—combínalos en un bodegón
  • Un amigo peludo (aquí es buena idea trabajar con una foto)
  • Un ramo de flores (prueba usando lápices de colores)
  • Árboles vistos desde tu ventana
  • La fachada de tu edificio favorito
  • Los objetos en tu mesa de centro
  • Tus zapatos más llamativos
  • Un animalito
  • Fruta fresca cortada a la mitad (los cítricos funcionan bien)
  • Llaves de la casa con su llavero
  • Una taza de café y un postre de un café local
  • Un objeto interesante de tu repisa
  • Tu animal silvestre favorito
  • La cabeza de alguien vista desde atrás
  • Dibuja a alguien en el transporte público
  • Juega con la perspectiva: mira un edificio o un puente desde abajo
  • Tela arrugada
  • Un paisaje que ames (como un lugar a donde fuiste de vacaciones)
  • Una copia de tu pintura o escultura favorita (puntos extras si está en un museo)
  • Recrea ilustraciones científicas de insectos o animales (como las de John James Audubon)
  • Tu ojo de cerca
  • Un objeto en un plato de cristal
  • Lo que traes puesto hoy
  • La vista desde tu ventana
  • Lo que ves desde el retrovisor de tu auto
  • Tu cena de ayer…
  • …Antes de que la prepararas (los ingredientes)
  • Una acumulación de hongos
  • Una colección de tus objetos favoritos

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *