0

Nombres cantabros de niña

RECOPILACIÓN DE NOMBRES CÁNTABROS

Desde hace tiempo quería hacer un post sobre “nombres cántabros“. He recibido algún privado preguntándome por los mismos para ponérselo a sus futuros hijos. Hay que reconocer que son muy bonitos, y te animo a que le pongas un nombre cántabro a vuestro hijo si vas a tener descendencia próximamente.

Si nosotros no mantenemos estos nombres, que son parte de la Historia de Cantabria ¿Quién lo va hacer?

  • Nombres cántabros prerromanos:

Femeninos Masculinos Masculinos

Acca

Accua

Acida/-e

Acuana/-e

Aia*

Aiae

Alla

Amia*

Anna*

Arnua

Atta

Auga

Avana/-e

Cantabra

Cantabria* (divinidad)

Cantia*

Caravanca

Deva* (hidrónimo)

Doidena

Doidera

Dovidena

Epana/-e (divinidad)

Lugua

Maisontine

Messorina

Noiva*/-e*

Origena

Quemia

Talania*

Tridia

Turaennia = Turennia

Verna

Abano

Abilio

Abilo

Ablonno

Abrunaeno = Abruneno

Acario

Accio

Alio*

Aliomo

Allunio

Ambado

Ambato

Amparamo

Andoto

Anemido

Anino

Aravo

Areno

Arquio

Arreno

Atio

Balaeso = Baleso

Boddo

Bodero

Boutio

Bovecio

Cabedo

Cabuniaegino (divinidad)

Cabedo

Cado*

Caelio(n)

Caesaro(n)

Cancilo

Candamo (divinidad)

Cantabrino

Cantabrio

Cantabro

Cassio

Cillio

Cludamo

Daegeio = Degeio

Danuvio

Doidero

Doitero

Dorulio

Dovidero

Durato(n)

Elanio

Elano

Erudino (divinidad)

Irmunio

Labaro*

Laro*

Loancino

Magilo(n)

Medugeno

Munigaligo

Neco*

Necon

Negalo

Noreno

Origeno

Palaro

Paramo(n)

Pedaciano

Pentio

Pentovio

Rusillo

Segisamo

Talanio

Tedo*

Tridallo

Tridio

Tritaio

Turanto

Turenno

Turesamo

Turromo

Urbico = Urbigo

Vado*

Vadon

Viamo

Virono

Viroto

  • Nombres cántabro-astures medievales:

Femenino Masculino
Numabela Nuño
Ermesinda Alonso
Adosinda Tello
Illana (Juliana) Pelayo
Pelagio
Fávila
Bermudo
Silo
Fruela
Erigo
  • Nombres de la toponimia cántabra:

Amaya* M Peña Amaya, capital Cantabria visigoda
Buelna P Los Corrales/San Felices de Buelna
Liébana* P Valle de Liébana
Llaris RyP Los Llaris (Valle de Iguña)
Luena P Luena (Valles de Pas-Iguña)
Luria P Luria (Val de San Vicente)
Lusa MyP Lusa (Castro Urdiales)
Llusa M Monte Llusa
Naroba* P Naroba (Liébana)
Nansa* R
Saja*, Salia* RyP Río Saja, (Salia prerromano)
Deva* R Río Deva (Diosa europea de los ríos)
Pisueña RyP
Miera RyP
Tanea RyP
Valnera M Castro Valnera
Valvanuz* P Virgen de Valvanuz
Olaya*, Olalla*, Olaja* P Santa Olaja (Cantabria, Palencia, Burgos)
Santa Olalla (Cantabria, Asturias)
Significado Eulalia
Masculino
Linto* P Linto (Miera)
Jaín P San Felices de Buelna
Jano*, Hano M Pico Jano/Montehano
Ibio* M y P Pico Ibio (Significado posible: Tejo prerrom.)
Oyambre P Parque Natural (San Vicente de la B.)
Turieno M Turnieno (Camaleño)
Yurde*, Iurde P Sant-Iurde de Toranzo y de Reinosa
Significado Jorge

*Los nombres marcados con un asterisco ya vienen siendo utilizados como nombre de persona.

M:Monte

R:Río

P:Pueblo

  • Nombres del vocabulario cántabro:

MÁS NOMBRES CÁNTABROS

Aquí puedes encontrar los significados de algunos nombres cántabros. Algunos cambiando la terminación valen para hombre y mujer:

Abana: Corriente de agua, que vive cerca o próximo a un lugar con agua.
Abilia: La que ostenta el poder, la que tiene fuerza.
Acida-Acido: El que corre, veloz.
Aia: Tierra, tierra madre.
Albiar: Es el alba, antes de amanecer.
Alia: La segunda, la que va mas allá.
Ambada: La que merodea, la cercana.
Andara: Mujer huidiza.
Aninna: Abuela, madre abuela.
Anjana: hada buena, la madre mas importante.
Annio: Alto, hombre alto.
Arava: La que labra.
Arena: Campesina, labradora.
Arquia-Arquio: Mujer arquera, guerrera.
Artia: Diosa oso.
Atia-Atio: El que hace el numero 8.
Brez: Colina escarpada.
Brizna: Lugar elevado.
Cadia: la que sobresale, destaca.
Caelia-Caelio: Sana, de buena salud.
Cassia-Cassio: El que es agraciado en el amor, mujer/hombre hermoso, querido.
Corocotta: Jefe guerrero cántabro.
Cillia-Cillio: Compañero, cónyuge.
Dana: Significa rió madre, corriente.
Deva: La primera mujer, la mas luminosa
Enal: Lugar preferente.
Érigo: EL que llama, convoca.
Iduna: Fortaleza.
Ijana: Ser mitológico muy glotona.
Irmana: La primera, amazona.
Izara: La que se mueve muy rápido.
Jana : Dios cantabra, madre protectora.
Labaro: El que es buen orador, que habla.
Lara: Llanura extensa.
Laro:Guerreo cantabro muy temido.
Laya: Haya, el arbol.
Lía: Labrar
Letía :Calma que viene detrás de la ola.
Llan: Espacio de tierra llano.
Luena: Lugar donde abundan los prados.
Luga: Rayos de luz en dias nublados.
Madama: La madre de las aguas.
Maia-Maya: Diosa de la riqueza.
Magdalena: Aquella que es grande y corre.
Marina: Casa fuerte.
Mave: Lugar con muchas montañas y precipicios.
Naroba: Lugar donde se junta la fuerza del hombre y el agua.
Neco: El que es hijo único.
Noiva: Brillar, relucir.
Olalla :Campo de tierra circular.
Olea: Joya del mar.
Salia. Agua salada.
Saja: Saber.
Sauga: Aumentar, crecer.
Talania-Talanio: La que habita en la tierra.
Tanéa: Morir, descanso
Teda: Mujer de braveza.
Tridia: La que hace el numero 3.
Viama-Viamo: El que tiene fuerza.
Yurde, en cantabro es Jorge.

Estos nombres han sido recogidos de Serdio Historia.

Para terminar, una reflexión:

¿Lograremos dar la vuelta a este mapa de nombres y reinarán los “nombres cántabros“?

Mapa nombres España

También te pueden interesar estos artículos:

ASÍ SOMOS Y ASÍ HABLAMOS: DICCIONARIO CÁNTABRO

REBUSCANDO EN LA HISTORIA DE CANTABRIA A TRAVÉS DE LOS NOMBRES DE SUS PUEBLOS

Así ya tenéis una lista de nombres cántabros de niño y nombres cántabros de niña.

Los nombres más comunes en Cantabria y los preferidos para recién nacidos en 2016

Martín y Lucía han desbancado a Mario y Martina como los nombres de recién nacidos preferidos en Cantabria, según los últimos datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y relativos a 2015.

Así, por primera vez, Martín escala a la primera posición del podio (sube desde la tercera), arrebatando el puesto a Mario, que a su vez desbancó a Daniel, nombre que fue el preferido para los recién nacidos cántabros durante seis años consecutivos.

Mientras, Lucía recupera el liderato que perdió en 2014, cuando Martina fue el nombre preferido en esta comunidad.

De hecho, Daniel y Lucía han sido los nombres más frecuentes de recién nacido en Cantabria desde 2010 a 2013.

Según los últimos datos del INE, los nombres de niño más utilizados para recién nacidos en Cantabria en 2015 han sido Martín (73), Pablo (69) y Diego (63), mientras que Lucía (75), Martina (72) y Paula (55) fueron los más repetidos entre las niñas.

En 2016, los nombres más frecuentes en Cantabria de varón son Manuel, José Luis, José Antonio, David, Javier, José Manuel, Antonio, Jesús, Ángel y Fernando, mientras que de mujer son María Carmen, María, María Pilar, María Ángeles, María Teresa, María Luisa, Carmen, Ana María, Lucía y Laura.

En cuanto a los apellidos más frecuentes de los residentes en Cantabria en 2016 fueron Fernández, García, González, Gutiérrez, Gómez, Pérez, Ruiz, Martínez, López y Rodríguez.

En España los nombres más frecuentes fueron Antonio y María Carmen; Hugo y Lucía de recién nacido; mientras que el apellido más frecuente es García.

En los últimos años me he encontrado especialmente en foros de Internet con padres que desean poner nombres cántabros a sus hijos pero solo conocen un puñado de los más frecuentes y no saben si realmente existen más y si es así donde buscar. Hasta hace unos pocos años era una labor harto complicada que requería prácticamente iniciar un estudio propio debido a la inexistencia de bibliografía. Afortunadamente recientemente han sido publicados algunos libros dedicados al tema recopilando la onomástica de Cantabria de los cuales hago a su vez recopilación y a los cuales os remito para más datos.

Espero sea útil para aquellos que sabiendo de ellos buscan un nombre cántabro para sus hijos y especialmente para que aquellos que desconocen su existencia por completo se acerquen a ellos y se los planteen como una opción. Desde aquí animo a todos los padres a que pierdan ese miedo a la incomprensión del entorno que por desconocimiento consideran estos nombres malsonantes. Si bien algunos antiguos pueden parecer duros a priori , no lo son ni más ni menos que los tradicionales, solo es la falta de costumbre lo que nos echa para atrás. Hoy en día ya pueden oírse muchos de estos nombres entre los niños cántabros; aquellos de los que tengo conocimiento os los indico con un asterisco.

Si tienes conocimiento de algun nombre no incluido no dudes en decirmelo aquí y lo incluiré.

Uso de cookies

AGREGO UN LISTAU DE NOMBRES CÁNTABROS
NOMBRES UTILIZADOS ACTUALMENTE (todavìa no podemos certificar que los nombres que indicamos como medievales todavìa se usen, en cualquier caso se intenta especificar)
Adosinda (medieval o actual?)
Amaya: Antigua capital de Cantabria, hasta la Alta Edad Media. Situada en el norte de Burgos.Proviene de la raíz ide. * ama «madre», atestiguada en numerosas lenguas indoeuropeas.Su uso como nombre personal femenino entre los vascongados nace a raíz de la aparición de la novela «Amaya o los vascos del s. VIII», escrita por Navarro Villoslada en 1879, fruto de su imaginación y sin base histórica ni documental en que sustentarse
Amalia (Amelia tb?)
Anjana: hada càntabra
Avelinu y Avelina
Aureliu (Aurelia tb?)
Asio (Gervasio)
Baldu, Bardu (tb Baldo, Bardo): Eduardo
Binita
Bilisario (Bilisariu?)
Branca: blanca
Brìgida
Berto: dim. de Alberto
Brunu
Carmina
Carpiu
Castora
Cencio: (Inocencio?)
Celipe (Lipe, Lipi): Felipe
Cilia: diminutivo de Cecilia
Cipriàn, Cifriàn y Cibriàn (Cebriàn tb?): Cipriano
Ciucu
Coque (Roque)
Colàs y Colasa: diminutivos de Nicolàs y Nicolasa
Cutilde: Clotilde, fem.
Deva: Nombre de uno de los ríos más característicos de la Cantabria actual, de filiación celta (femenino)
Chavier, Chavi: Javier
Chiscu: diminutivo de Francisco
Chus: diminutivo de Jesùs
Dovidena (femenino)
Evelia
Evangelina (Evangelino?)
Fruela (medieval?)
Grabiel (Grabiela?): Gabriel
Ginio
Gelu y Gela: àngel
Goyu, Goriu (Goya?): Gregorio
Gregoriu
Jana: hada càntabra
Jandru (Jandra?): Alejandro
Javiel: Javier
Jonmanuel (nombre familiar de Juan Manuel?)
Josùs y Jisùs: Jesùs
Juacu: Joaquìn
Lábaru: bandera històrica y popular càntabra.En càntabro céltico símbolo del pasado y del devenir
Laru
Laudelina (fem.)
Laurianu
Liberata (fem.)
Lin, Lino y Linu (y Lina y Lines)
Lisa
Llan: Juliàn
Loìna: diminutivo de Eloìna
Luga: Rayos de luz que surgen entre las nubes en los días nublados (palabra de origen céltico en el romance càntabro actual–> Lug era el dios supremo de los celtas relacionado con la luz y el sol)
Lupe
Madalena y Magalena: Magdalena
Maldo (Maldu)
Mariya: Marìa
Matildi (fem.)
Maisimina y Maisimino (Maisiminu)
Màisimu
Mansemino
Mente: diminutivo de Clemente
Mesio: diminutivo de Nemesio
Míchel
Míguel
Miterio (Miteriu)
Milchor
Nandu y Nanda: diminutivo de Fernando y Fernanda
Nansa: Río del occidente de Cantabria (fem.)
Naroba: Barrio de Liébana (fem.)
Natevidà: fem. Natividad
Nel, Nelu, Nilucu y Mel (Nela, Mela tb?): Manuel
Numabela: medieval de Cantabria, fem.
Nuñu: nombre càntabro medieval
Ogeniu: Eugenio
Olaya: Eulalia en càntabro
Pàulu: Pablo
Paulinu y Paulina
Pedriu, Pedru, Peidru y Pidru: Pedro
Petra
Pelayu
Pìn: José (diminutivo?)
Poldo: diminutivo de Leopoldo
Pulìn
Quinito
Rique (diminutivo de Enrique?)
Seju: Últimas luces del atardecer que se reflejan en las aguas marinas. También superficie llena de lastras. Armazón donde pasan la noche las aves domésticas
Sendo
Senio
Sinda y Sindo (Sindu): Gurmesinda
Sivirinu/Sivrinu
Taresa: Teresa (Tarese?)
Tayu (de Cesàreo)
Tellu: nombre càntabro medieval
Teo
Tero
Tivo (Tivu)
Tonino
Ulpianu
Vilio
Vìtor: Vìctor
Vitoria: Victoria
Vitorianu: Victoriano
Valvanuz (femenino)
Veneranda (fem.)
Yurde: Jorge
Algunos (pocos en total con los existentes, pero existen varios libros donde vienen todos los encontrados hasta ahora) nombres prerromanos càntabros (algunos se usan en la actualidad):
Nombres de persona y tribu cántabros.
Abano: del celta «abannos, abona»: río.
Abilio: del indoeuropeo «aplo-«: fuerza.
Ablonnio: como Abilio.
Abrunaeno: del indoeuropeo «abhro-«: fuerza.
Acario: del céltico «akaros»: arce.
Acca: del indoeuropeo «akka»: madre.
Accio: masculino de Acca.
Accón: forma latinizada del cántabro Accu, -unos, derivado de Acca.
Acida: derivado de Acca.
Acuana: variante de Acca.
Acuo: variante de Acca.
Aelatia: relacionado con el gaélico «àillort»: peñascal, escollera.
aliómigos: nombre de clan derivado de Aliomo, nombre no recogido en la epigrafía, relacionado con Alionio.
aliónigos: nombre de clan derivado de Alionio.
Alionio: del celta «allos»: otro, ajeno, extranjero, como la tribu gala de los allobroges.
Alissiegino: del celta «alissos»: aliso, más «ginos, genos, cinos»: hijo, descendiente. Existen otros nombres celtas como Alissiaeco, Alesia y alisocos (clan celtíbero).
Alla: del celta «allos»: otro, extranjero, ajeno.
Allón: forma latinizada del cántabro «Allu, -unos», del cel-ta «allos»: otro, ajeno, extranjero. Nombre común a cántabros, vacceos y celtíberos.
alongos: nombre de clan relacionado con el gaélico «àil»: deseo, voluntad; con «ail»: roca o con «àlainn»: hermoso.
Alucilio: como Alionio.
Ambado: del celta «ambaktos»: vasallo, sirviente.
ambáticos: descendientes de Ambato.
Ambato: variante más frecuente de «ambaktos».
Amia: del celta «am-, ammia, mamm-«: madre.
amínicos: nombre derivado de Amia.
Amparamo: del indoeuropeo «palar-, param-«: llanura alta, meseta, páramo, más el prefijo intensivo «an-, and-«.
Andoto: del indoeuropeo «ndho-«: ciego, oscuro.
Anemido: relacionado con el gaélico «ainm»: nombre.
Anino: derivado de Anna.
Anna: como la Diosa Madre de la mitología irlandesa: Anu-Anann o Danu-Danann.
Annio: derivado de Anna.
Arao-Aravo: dos formas del mismo nombre, relacionadas con el gaélico «àr»: asesino, matador.
aravos: nombre de clan idéntico a los anteriores.
arcaedunos: del celta «ark-, argnt-«: blancura, brillo, plata y «dunom»: castillo, fortaleza, ciudad amurallada.
arcaos: de la misma raíz que los arcaedunos.
arcos: como los arcaedunos.
Areno: puede relacionarse con el gaélico «arronach»: decente, apto, capaz, digno, apropiado, saludable; o con «àr»: asesino, matador.
argálicos: como los arcaedunos.
arganaos: como los arcaedunos.
Arnua: nombre de mujer, relacionado con el de clan arnumimo.
arnumimos: clan relacionado con el nombre femenino Arnua.
aroniecinos: significa «hijos de Aronio», probablemente relacionado con Areno.
Arreno: variante de Areno.
Arrento: variante de Areno.
Atta: del celta «ater»: padre.
Auga: del indoeuropeo «auk-«: casa o de «euk-, ouk-«: acos-tumbrarse.
aulgigos: clan cántabro relacionado con la tribu gala de los aulercos.
aunigainos: Tribu o clan que vivía en la zona costera del Saja-Besaya. Deriva del celta «aun-«: desear y «gain-«: bueno.
Avana: antropónimo femenino relacionado con el celta Avaro y la tribu avarigina.
avariginos: tribu cántabra cuyo nombre deriva de Avaro, an-tropónimo conocido en la Galia (ciudad de Avaricum). Vivían a lo largo del Nansa.
Avetoria: quizás relacionado con el nombre galo Avito.
avitaecos: nombre de clan relacionado con Avetoria.
Aya: del celta «aiios, aiia»: querido, amado.
Ayo: variante masculina de Aya.
Balaeso: del celta «bhel-«: blanco, brillante. Los nombres vetón Balaro y cántabro Palaro parecen relacionados con este.
Biracidegino: hijo de Biracido, derivado de Biraco-Biracia, nombres atestiguados en la Galia e Hispania.
blendios: tribu cántabra cuyo nombre se relaciona con los antropónimos Blendea, Blendón, Plendia y pelendones (tribu celtí-bera). Se cree que habitaban cerca de las fuentes del Ebro. Pue-den ser el mismo pueblo que en otras fuentes aparece como plentu-sios. También podrían haber habitado a lo largo del Besaya, lo que desplazaría a los coniacos a la Sierra del Escudo (donde se han encontrado 3 campamentos romanos rodeando un castro asediado)
o al valle de Toranzo.
bóddegos: nombre de clan derivado de Boddo.
bóddicos: variante de bóddegos.
Boddo: del celta «bed-, bod-«: fuente, canal, como los topónimos Bodes, Bedia y Bedoya.
Bodero: del celta «boudi-«: victoria, de la misma raíz que Boudicca, reina de los icenos (tribu britana).
Bodio: del celta «bodios»: rubio, amarillo.
bodivescos: del celta «boudi-«: victoria y «uesos»: bueno. Significa: «los de grandes o buenas victorias»
Bodo: variante de Boddo.
bodoecos: nombre de clan, derivado de Boduo.
Boduo: del celta «boduos»: buitre, cuervo.
Boutio: del celta «baud-, boud-«: cerro, loma.
Bovecio: del celta «bous, -uos»: vaca, buey, toro.
Brigetino: del celta «briga»: ciudad amurallada, colina, fortaleza.
cabédicos: relacionado con el gaélico «cabadh»: mellar, hacer muescas, entallar, derivado del nombre Cabedo.
Cabuniaegino: teónimo relacinado con el gaélico «cobhair»: socorro, ayuda, protección, auxilio, más «ginos»: hijo. Hay nombres parecidos en Hispania y la Galia: Cabón, Cabunio, Cabuniaeco, Caburo.
cadáricos: nombre de clan derivado de Cadaro, del celta «katu-«: combate, batalla, pelea.
caddecos: si deriva de Cado, igual que cadárico; si deriva de Caddo podría relacionarse con el gaélico «cadhan»: ganso salvaje.
Cado: como cadárico.
caecinos: tribu o clan no atestiguado arqueológicamente ni mencionado por las fuentes, pero presente en la toponimia en el pueblo tresmerano de Ceceñas. Está relacionado con el clan astur de los caecicos, del celta «kaikos»: ciego, tuerto.
Caeilio: del celta «kailos»: sano, intacto, buen augurio, o de «kailos»: delgado, flaco, enjuto, lacio, atenuado, estrecho, angosto.
Caelio: igual que Caeilio.
Caelión: igual que Caeilio.
Caesarón: del celta «gais-«: punta, dardo, o de «gaesati»: «hombres valerosos» (un grupo de guerreros que, debido a un juramento, luchaban desnudos).
calacaos: del celta «kal-etos»: fuerte, firme, duro, cala, puerto.
Calediga: como el clan calacao.
camáricos: tribu asentada en el norte de Palencia, entre los vadinienses al Oeste, los véllicos al Este y los concanos al Nor-te. Quizás hubo otra tribu con el mismo nombre en el actual valle de Camargo.
Cancilo: del celta «kankâ, kanki»: rama, retoño, joven, muchacha.
Cándamo: teónimo cántabro, del celta «kand-«: luz, brillo, más el superlativo «-samos, -amos».
Cantabria: nombre de la tierra de los cántabros, deificada por los legionarios cántabros que servían lejos de su patria.
Cantabrino: nombre derivado del cognomen Cantaber.
Cántabro: cognomen que delata el origen cántabro de la per-sona que lo lleva o transmite a sus descendientes. Este gentili-cio tiene el siguiente origen: del celta «kanton»: piedra, monte, peña, gándara, más el sufijo «-abr», que sirve para formar etnó-nimos, como artabro, velabro (tribu de Irlanda y Galicia), gala-brio (tribu iliria) y calabrio (sur de Italia).
Cantia: el mismo origen que Cántabro, en Britania vivía la tribu de los cantios o cantiacos, de la misma raíz.
Caravanca: del celta «karuos» ciervo, o de «kar-, karrik-«: piedra, roca, como Carranza, Carriedo, Carandia, Caranceja, Carrancio, etc,.
Careca: del celta «kar-, karrik-«: piedra, roca. En Hispania existen los nombres Cárico y Carilla, de la misma raiz.
Cassio: del celta «kassi-» apasionado, irritable, apresu-rado, temerario, aturullado, odio. Relacionado con nombres como Cassivelauno, Cassitalo, Cassibrato, Cassignato.
céltigos: derivado del antropónimo Celtio, del que hay ejem-plos en Hispania y la Galia.
Cereso: del celta «kersos»: izquierda, zurdo, confundido.
Cestio: del celta «keissi-«: armazón, esqueleto.
Cicana: del celta «kîkâ»: pecho, teta, seno, cubo de rueda.
Cillio: quizás esté relacionado con el topónimo antiguo Aracelium y los modernos Soncillo y Valdecilla. Podría significar muro, cercado, valla, celda (como el latín «cella&quot.
Ciso: del celta «keissi-«: armazón, esqueleto, cuerpo.
Clodiro: del celta «kleuos, kloutos»: fama, renombre.
Cludamo: del celta «kleuos, kloutos»: fama, renombre, más el superlativo «-samos, -amos».
Cuemia: del celta «koimos»: querido, amado.
Como: como el gaélico «com»: tronco del cuerpo, pecho, hue-co, cóncavo, vacío, profundo, falso, o como «comas»: habilidad, capacidad, autoridad, poder, virilidad.
cóncanos: tribu cántabra que tenía costumbre de beber la sangre de los caballos que sacrificaban al dios de la guerra. Pudieron tener su territorio entre Cangas de Onís y Liébana.
coniacos: se cree que habitaban a lo largo del valle de Iguña, aunque quizás estaban más al Este, en el valle de Toranzo.
coniscos: vivían cerca de los blendios, hacia el nacimiento del Ebro. Quizás ocupaban esa región en exclusiva.
Corocotta: lider de los cántabros durante la campaña de Augusto, llegó a cobrar en persona la recompensa que el emperador ofreció por su cabeza, tras lo cual quedó en libertad. Su nombre deriva del celta «koros»: ejército, guerra, guerrero.
corovescos: del celta «koros»: ejército, guerrero, combate, como los veamnicoros de Lusitania o los petrucorios de la Galia. Su nombre significa «buenos guerreros».
cusaburenses: gentilidad cántabra cuyo nombre deriva de Cusabura, topónimo que también se repetía en Toledo, origen de la actual Consuegra. Aparece en una tésera de hospitalidad hallada en Herrera de Pisuerga.
Dadón: como el gaélico «dadhas»: gamo.
Daegeno.
Danuvio: antropónimo e hidrónimo celta bastante difundido, relacionado con la Diosa Madre irlandesa: Danu-Anu.
Deóbrigo o deóbrigos: antropónimo o gentilicio que aparece en la inscripción del vadiniense Dovidero, príncipe de los cántabros.
Deva: hidrónimo cántabro cuyo nombre significa «diosa» en celta.
Dobra: orónimo cántabro que deriva del celta «dur-, dobur-«: agua.
Docio: relacionado con el gaélico «dùc»: montón, pila, cú-mulo, gentío.
doidérigos: clan cuyo nombre deriva de Doidero.
Doidero: del celta «doit-, douit-«: fuerte y los sufijos «-eros, -era,-enos, -ena».
Doitero: variante de Doidero.
Dorulio: del celta «durno-«: puño, o «dorsos»: ofensa, veja-ción.
Dovidena: forma femenina de Dovidero.
Dovidero: igual que Doidero.
Duratón: del celta «dur-, dobur-«: agua.
Elanio: del celta «elaios, elêrkos»: cisne, o de «elanî, elintis»: ciervo, cierva.
Elano: variante de Elanio.
elesicainos: nombre de clan derivado de Eleso.
Eleso: variante de Elano.
Elguismión.
Epana o Epanna: como el teónimo galo Epona, del celta «ekwo-o epo-«: caballo, yegua. Este nombre se repite entre los cánta-bros y los autrigones.
Erudino: teónimo cántabro, del celta «rus-, rud-«: rojo. Hay nombres semejantes como Rudiano, Rudiobo, Rútico, Rutio, rutenos (tribu gala).
Irmana.
Lábaro: del celta «labarô»: hablar.
Laro: nombre de un jefe cántabro que, según el poeta Silio Itálico, combatió contra Escipión en la 2ª guerra púnica.
Loancino: relacionado con la tribu galáica de los luancos, el antropónimo Loncino y los Lares Lubanci de Lusitania.
Lucoves: plural del teónimo celta Lug, representado en Hispania por los Lugoves celtibéricos y los Lucues-Lucoues galaícos, de la raiz «lugion»: jurar.
Lugua: relacionado con el teónimo Lug, uno de los princi-pales dioses celtas, de la raiz «lugion»: jurar. En Celtiberia aparece el nombre Luguádico.
maggavienses: gentilicio de la aldea o ciudad de Maggavia, que debía encontrarse en el norte de Palencia, entre Aguilar y Herrera de Pisuerga. Aparece en la misma tésera que los cusaburenses. Parece tener la raíz celta «magos»: campo, llanura.
Magilón: del celta «magilo-«: esclavo, siervo, calvo, animal sin cuernos.
Malodio: como el gaélico «màlda»: modesto, distinguido, hidalgo, afable, digno, valiente.
Manca.
Mansicina.
Marco: del celta «markos»: caballo, yegua.
Marón: nombre conocido en la Galia, deriva de «maros»: grande. Entre los astures aparece la variante Marino.
Medugeno: del celta «med-«: miel, hidromiel, más «genos»: hijo.
Mésico.
Miocula.
moroicanos: tribu cántabra que habitaba en la región preme-seteña al Sur de los véllicos, entre el Carrión y Peña Amaya-La Ulaña, importantes castros que pudieron pertenecer a esta tribu o a sus vecinos orientales, los coniscos.
Muco: del celta «mukkos, mokkos»: jabalí.
Mune: nombre relacionado con Munio.
Munigáligo: como el gaélico «muin»: espalda, altura, cuello, más «gal-«: fuerza, poder.
Munio: nombre relacionado con Munigáligo.
Necón: del celta «neqo-«: individuo, persona, uno.
Negalo: del celta «nigô»: limpiar, lavar, purificar.
Nemayecano: nombre relacionado con el gentilicio nemayoco. Aparece en la tésera de Herrera de Pisuerga (ver cusaburenses y maggavenses).
nemayocos: clan cántabro que aparece en la tésera de Herrera de Pisuerga. Parece tener la raíz celta «nem-, nemet-«: cielo, santo, sagrado.
Nicua: femenino de Necón.
Noiva: del celta «noibos»: santo, sagrado.
Obbellegino: teónimo aparecido en Cantabria, aunque en un ara de un auxiliar de la caballeria romana, por lo que probable-mente sea un dios extranjero.
octaviolcos: habitantes de Octaviolca, situada según Ptolo-meo cerca de la costa, en el meridiano de Juliobriga, por lo tanto se extenderían por la costa entre el Nansa y el Saja-Besaya.
orgenomescos: tribu cántabra que vivía a lo largo de la costa entre el Sella y el Deva, cuyo nombre deriva del celta «orgen-«: matar, golpear, asesinar y «mesk-«: embriaguez, borra-chera. El nombre puede traducirse como «ebrios de matanza». Tiene paralelos en el antropónimo Orgetorix y el teónimo Orgeno, ambos galos.
Origena: del nombre celta Orio y «gena, gina, cina»: hija.
Origeno: igual que Origena. Probablemente el topónimo Oreña derive de este nombre.
Palaro: del celta «bhel-«: blanco, brillante, como Balaeso y el vetón Balaro.
Paramón: del indoeuropeo «param-«: llanura alta, meseta, páramo.
Pedacciano: entre los celtíberos encontramos al clan bedáci-co, que parece una variante del mismo nombre.
pembelos: Igual que Pentio.
pendieginocos: descendientes de Pendiegino, derivado de Pentio.
Pentio: del celta galo-britónico «penti, pempi»: cinco, quinto. Encontramos la misma raiz en el lusitano Pintamo. También puede derivar de «pento-, penno-«: cabeza, cabo, altura, montaña, de donde deriva la palabra «peña».
pentiocos: descendientes de Pentio.
Pento: variante de Pentio.
Pentovieco: hijo o descendiente de Pentovio.
Pentovio: derivado de Pentio.
Pintovio: variante de Pentovio.
polecenses: habitantes de Poleca, ciudad no localizada.
Quesadioco: derivado del antropónimo Vesadio, del celta «uesos»: bueno.
Reburinia: derivado femenino de Reburro, relacionado con el gaélico «ràbaire»: compañero, individuo, muchacho, pareja, o con «rabhairt»: tempestad, furioso.
Reburrino: igual que Reburinia.
Reburro: forma inicial de Reburrino y Reburinia.
salaenos: tribu que habitaba a lo largo del Saja, del cual recibe el nombre.
santones: tribu no atestiguada por los romanos, pero presen-te en la toponimia cántabra: Santoña. Es el mismo nombre que la tribu gala de los santones, que quizás derive del celta «sant-, sent-«: camino, viaje. Se puede deducir que habitarian en la costa oriental de Cantabria, quizás hasta Guriezo, zona fronte-riza con los autrigones.
Sdublegino.
Segaida: nombre femenino semejante al de la ciudad celtíbera de Segeda, basado en el celta «seg-«: fuerza, victoria.
Segetio: del celta «seg-«: fuerza, victoria.
Segisamo: del celta «seg-«: fuerza, victoria y el superlati-vo «samos, -amos».
Silón: del indoeuropeo «sal-, sil-«: río, agua, o como el gaélico «sil»: llover, gotear.
Talania: del celta «talam-«: tierra, suelo, superficie.
Talanio: forma masculina de Talania.
tamáricos: los romanos hablan de unas Fontes Tamaricae que servían como augurio, localizadas en el norte de Palencia, pero como en esta zona están presentes los camáricos, quizás el nombre tamárico sea una corrupción del texto latino.
Tamo: del celta «tam-«: agua, de «temelos»: sombra, oscuri-dad, o de «tâmo»: morir, descansar, dormir, paz, quietud, tre-gua, callado, tranquilo, refugio.
taurinos: del celta «tauros, taruos»: toro. Este nombre se repite en Lusitania y en los pueblos taurisco (Dacia) y taurino (Alpes Cotios).
Tedo: como el gaélico «teididh»: salvaje, fiero, feroz, cruel, terrible, furioso, violento, impetuoso, vigoroso.
Tridalio: del celta «tritios»: tercero.
tridiaos: como Tridalio.
Tridio: como Tridalio.
Trido: variante de Tridio.
Tritayo: como Tridalio.
Turaennia: del indoeuropeo «tur-«: correr, fluir, o del celta «torannos»: trueno, estruendo, como el teónimo galo Taranis.
Turanio: variante de Turaennia.
Turanno: variante de Turaennia.
Turenno: variante de Turaennia.
Turromo: del indoeuropeo «tur-«: correr, fluir.
Tusco: como el gaélico «toisg»: ocasión, oportunidad, misión, asunto, propuesta, necesidad.
tuscocos: clan cuyo nombre deriva de Tusco.
ubalacinos: del celta «ubal-, abal-«: jefe, manzano, manzana y «ginos, cinos»: hijo.
ucesios: pueblo mencionado por los geógrafos grecorromanos como habitante de la ciudad costera de Noega Ucesia, la actual Noja o alrededores.
vadinienses: tribu cántabra cuyo nombre deriva de la ciudad (no localizada) de Vadinia, del celta «uad-, ued-«: agua. Se ex-tendían entre Cangas de Onís y Villapadierne, a lo largo de los ríos Sella y Esla.
Vadón: como vadiniense. En la Galia tenemos Vadino y en Bélgica Vaduna.
veliacos: del celta «uelios»: cuervo y el sufijo «-acos»: usado para formar gentilicios. Tiene la misma raiza que los velabros de Irlanda y Galaecia.
véllicos: habitantes de Véllica, identificada con Monte Cildá. Su región debía abarcar el alto Pisuerga y Peña Labra.
Vemeno: del celta «uemmani-«: alga marina.
Venno: del celta «ueniâ»: familia, raza, tribu. En Celtiberia tenemos al clan de los vénnicos, los nombres hispanos Veno y Vénula y los galos Venno-Venna.
vernaos: del celta «uernos»: aliso.
verónigos: nombre de clan derivado de Virono, del indoeu-ropeo «ueir-«: girar, virar, o del celta «uiros»: hombre, varón.
Existe el lusitano Viriato y el topónimo galo Virodunum (Verdún).
Viamo: como el gaélico «fiamh»: matiz, tinte, punta, grite-rio, clamor, temor, asombro, reverencia. Relacionado con la tribu lusitana de los veamnicoros.
Vindio: del celta «uindos»: blanco, puro, emparentado (según Untermann) con los Lares Findenetici, dioses romano-lusitanos.
Viroma: nombre relacionado con Virono.
Virongio: variante de Virono.
virónicos: variante de verónigo.
Virono: nombre que deriva del celta «uiros»: hombre.
Viroto: relacinado con Virono.
Visalo: del celta «uid-, uis-«: conocimiento, visión, inte-ligencia.
Vivo: del celta «uiuos»: vivo, ser viviente.
Voconia.
Palabras en lengua càntabra romance o de topònimos de Cantabria que pueden utilizarse como nombres de persona en un futuro:
Albiar: (cant.)amanecer, fem.
Alisa: (cant.)Árbol cercano a los ríos y bosques de ribera, el nombre latino es Alnus y el castellano Aliso, fem.
Aneru: pueblo de Cantabria, masc.
Armeita: (cant.) fresa, fem.
Brena: Segundo corte del heno. Después de segado un prado, la hierba vuelve a crecer, eso es la Brena (cant.), masc.
Jallu: (cant.)arrendajo, masc.
Lantaròn: ser de la mitologìa càntabra. Una especie de Neptuno càntabro.masc.
Luena: Municipio cántabro que comienza en el puerto del Escudo, fem.
Luria: Nombre toponímicu de Val de San Vicente, fem.
Lusa: Monte de Soba, fem.
Llusa: monte de Aneru, fem.
Miruellu: mirlo (cant.) masc.
ñebla: Niebla (cant.)fem.
ñevis (o nievis): Nieves (CANT.)fem.
ñublu: nubarròn (cant.)masc.
Olaja: Topónimo muy conocido. Equivale a Olaya (Eulalia)
Oria: Lluvia que es empujada por el aire (cant.)fem.
Sisga: Aire frío pero sin lluvia (cant.)fem.
Tanéa: Río de Lamasón, fem.
Turieno: pueblo lebaniego, masc.
Urba: Viento fuerte acompañado de agua o nieve, de poca duración (cant.), fem.
Uruna: Humedad de la niebla (cant.)fem.
Valnera: topònimo. Pico del área de Pas, Miera y Soba.fem.
Váu: Vado, paso natural en los ríos. Topónimos fácil de encontrar en cualquier punto de Cantabria.(Váu la maera, San Pedru las Vaeras, etc.). masc. (existe un nombre masc. en càntabro céltico que es VADO)

Todos sabemos que elegir el nombre del hijo que viene en camino no es nada fácil. No lo es cuando no hay ninguna tradición que seguir y cuando los padres no consiguen ponerse de acuerdo. Por ese motivo, no solo te hemos ido dando a conocer cuáles son las tendencias que imperarán en 2018 para niño sino que también hemos procedido a darte propuestas de diferentes orígenes. Precisamente ahora lo que vamos a hacer es exponerte varios nombres de origen cántabro para niño.

Quizás entre esos puedas dar con el adecuado para tu bebé que viene en camino. ¿Te animas a conocerlos?

Mesiu

Este es un nombre de procedencia latina y viene a ser la variante cántabra de Nemesio. Puede traducirse como “justiciero” o “venganza divina”. Se atribuye a varones reservados, reflexivos y muy pacientes.

De la misma manera, se indica que son hombres independientes, que afrontan muy bien lo que son sus obligaciones y que pueden resultar bastantes desconfiados en muchas ocasiones. De la misma manera, hay que indicar que se dejan llevar más siempre por la razón que por el corazón y que tienen una gran intuición.

Cassio

Emprendedores, activos y muy sinceros. Así es como se determina que son los varones que responden al nombre de Cassio, que también tiene origen cántabro. Además también se viene a indicar que son personas que buscan la seguridad en todas las facetas de sus vidas y que buscan una relación sentimental estable.

Ni que decir tiene que, del mismo modo, se viene a establecer que son apasionados del deporte, que les encanta viajar y que pueden ser, en ocasiones, muy autoritarios.

Puede traducirse como “vacío”. Entre las figuras públicas llamadas así se encuentra Cassio Ramos, que es un futbolista brasileño que juega como portero en el Corinthians.

Niño que puede tener un nombre cántabro

Goriu

Otro de los nombres de origen cántabro para niño que no debes pasar por alto es este otro, Goriu. Este viene a ser la versión de Gregorio y puede traducirse como “observador” o “vigilante”. Se considera que los hombres llamados así son inquietos, amables en el trato y que luchan constantemente por alcanzar sus objetivos.

De la misma manera, se viene a indicar que son personas que se adaptan muy bien a cualquier circunstancia, que destacan por hacer uso constantemente de la lógica y que trabajan a la perfección en equipo. Asimismo, no hay que pasar por alto que son muy perfeccionistas y que defienden sus ideas a ultranza en todo momento.

Elanio

En esta lista de nombres para varón que tienen procedencia cántabra no podía faltar el de Elanio, que se atribuye a varones con un enorme magnetismo. De la misma manera, se indica que son buenos oyentes, que pueden tener momentos de desequilibrio emocional y que le otorgan mucho valor a lo que es la amistad.

Además también se establece que son fieles, leales, defensores a ultranza de la familia y que poseen un enorme potencial a nivel creativo. Todo eso sin olvidar tampoco que son fuertes, constantes y que asumen sus responsabilidades al máximo.

Hay que exponer que elanio es también el nombre de un ave que se identifica porque tiene una especie de máscara negra en su blanca cabeza. Se suele encontrar en Portugal y Extremadura, fundamentalmente.

Iurde

Este otro nombre que puedes utilizar para inscribir a tu hijo en el Registro Civil tenemos que exponer que es la versión cántabra de Jorge. Significa “granjero” o “el hombre que fue agricultor”. Pertenece a varones que se esfuerzan siempre al máximo a la hora de conseguir sus objetivos y que cuentan con un gran poder de comunicación. Todo eso sin pasar por alto que suelen ser celosos, que le otorgan un importante valor a la familia y que apuestan por las relaciones serias y sólidas.

Les apasiona el mundo de la tecnología y poseen cualidades para triunfar como emprendedores.

Además de estos nombres de origen cántabro que te hemos expuesto, no te debes olvidar de otros también interesantes como son los siguientes:

  • Mente, que es la versión de Clemente. Puede traducirse como “compasivo”. Es propio de hombres con fuerte personalidad, firmes en sus ideas y que no suelen aceptar ni reconocer sus errores.
  • Linu, que viene a ser la versión cántabra de Ángel. Significa “mensajero” y pertenece a varones creativos, con don de palabra y que le dan mucho valor a la amistad. Además tienen cualidades artísticas y son muy apasionados en el amor.

¿Qué te parecen estos nombres? ¿Hay alguno que consideres que puede ser el perfecto para tu hijo que viene en camino?

Síguenos en Facebook y conocerás más nombres que puedan inspirarte para dar con el idóneo para tu bebé.

«Nel no, mejor Mel, como el Gibson»

Dice el presidente de la asociación, Bernardo Colsa, que hay «un exceso de celo» con los de casa en estas cuestiones y que se pide lo impedible para certificar la existencia de los nombres cántabros. Tanto es así que, hace un tiempo, uno acudió a inscribir a su hijo como Nel (diminutivo cántabro de Manuel) y le sugirieron «mejor Mel», por el Gibson, más conocido por los del registro, vaya.

«Un certificado, por favor»

Últimamente «nos ha llamado una veintena de personas», continúa Colsa, implorando certificados de nombres. Pero resulta que ADIC no es un organismo oficial ni tiene por qué dedicarse a tales menesteres. No hay academia de la lengua cántabra ni, de momento, el cántabro es una lengua. Así las cosas, se limitan a recomendar algo de bibliografía para demostrar la existencia de los antropónimos: en novelas costumbristas, libros de historia y en dos obras dedicadas al asunto: ‘Nombres cántabros de persona’, de Gelu Marín, y ‘Onomástica de Cantabria’, de Jesús J. Maroñas. También recuerdan a los ‘agraviados’ que según la Ley del Registro Civil se puede poner cualquier nombre siempre que no cause duda de género o sea lesivo para la persona.

Aclaran que «no en todos» los registros son así de puntillosos, pero que facilitaría las cosas «que incorporen un listado de nombres cántabros de persona elaborado por un organismo competente de la Comunidad Autónoma, se ajuste a derecho sin quedar al arbitrio aleatorio de la comprensión de un funcionario».

Pero, mientras no lo hay, la tarea de los trabajadores es bien difícil, si alguien va a inscribir a su hijo como Andoto o Elanio (nombres masculinos recogidos por ADIC «usados en otras épocas»), o los femeninos Amia, Dovidena y Quemia, también en esa categoría de «antiguos». Hoy es más «moderno» usar la toponimia y ya se admiten Buelna, Luria, Naroba, Tanea, Olalla y Cumbres para las niñas, y el aludido Brez, Jano o Iurde (que viene de Jorge, usado sobre todo en Santiurde) para los niños.

Colsa señala otros «más tradicionales» y de los que existe constancia de que ha habido dificultades para su reconocimiento «aún sin la certeza de que alguien se llame así»: Luga (que significa rayo de luz) y, más conocida, Anjana.

Aseguran en ADIC que por San Vicente está «muy extendido» el nombre de Barquera para las niñas, con el María delante, además de otros relacionados con las tradiciones como Puerto, Valvanuz, Brena, Olalla, Olaja, Cruz, Valmayor, Lindes, Montes, Mar y Montesclaros, sobre todo si así se llama la patrona del pueblo. Añaden en esta categoría Amós «muy extendido entre gente marinera, pero no privativo de Cantabria», Colío o Ibio.

Parece que ya empieza a haber muchas Devas, Laras, Laros y Necos; que quién sabe si a alguno ya le gusta Pas, Abano, Talania, Noive, Acca, Vado (¡!) o el mismo Cántabro para su criatura, y que otros apuestan por cantabrizar a sus chicos con Isidoru o, más aún, Sidoru. Sea cual fuere el nombre escogido, que acompañará (o perseguirá) a su dueño mientras viva, ADIC cree urgente y necesario que el asunto se normalice «para evitar situaciones incongruentes». Que dentro de unos años uno no descubra que su nombre no existe ni significa nada.

Leo y Shakira, nombres de moda para los niños cántabros

Entre los nombres cántabros destacan Lara, Laro, Anajana y Neco, mientras que Manuel y María Carmen siguen siendo los más frecuentes en la comunidad

EP Sábado, 21 enero 2017, 12:32

Leo y Shakira se han incorporado a los nombres que reciben los niños nacidos en Cantabria, si bien Manuel y María Carmen siguen siendo los más frecuentes en esta comunidad, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) consultados por Europa Press.

Los nombres tradicionales encabezan los 50 primeros puestos del ranking regional, tanto en hombres como en mujeres. En los primeros la mayor frecuencia tras Manuel corresponde a José Luis, José Antonio, David, Javier, José Manuel, Antonio, Jesús, Ángel y Fernando.

Los nombres de mujer más frecuentes en Cantabria son compuestos de María. Así, tras María Carmen, se sitúan María, María Ángeles, María Pilar, María Teresa y María Luisa. Los diez más habituales se completan con Carmen, Ana María, Lucía y Laura.

Sin embargo, nombres más modernos, de famosos, cantantes, actores y deportistas, o anglosajones, se van abriendo camino en Cantabria, donde hay seis Shakira (de las 612 que se contabilizan en toda España), además de 511 Jessica, 211 Jennifer y 47 Débora. La estadística regionalizada no tiene en cuenta los nombres con una frecuencia menor de cinco.

Los nombres cántabros también van escalando posiciones aunque de momento no hay ninguno entre los 50 más frecuentes. Predominan sobre todo los de mujer, encabezados por Lara (896 en la comunidad), Jana (382), Anjana (148), Deva (128) y Valvanuz (109). Además hay 54 niñas llamadas Olalla y 43 Noive.

En cuanto a los niños, hay 236 llamados Laro y 131 Neco.

El próximo año 2018 va a ser muy especial para ti. Y es que vas a tener un bebé, concretamente una niña. Pequeña a la que aún te hace falta encontrarle un nombre. En ese sentido, te encuentras muy perdida, pero te vamos a intentar ayudar un poco. ¿Cómo? Dándote a conocer algunos de los nombres de origen cántabro que existen.

Quizás entre esos puedas dar con el idóneo para tu hija. Toma nota:

Anjana

La lista de los nombres cántabros que te vamos a exponer comienza con este, que procede de una hada cántabra que se considera que vive cerca de los ríos. Hada que tiene una clara misión: proteger al ganado y, por supuesto, a los pastores del mismo. Es un personaje además hermoso, con una gran delicadeza y que se encarga también de ayudar a los viajeros que se encuentran perdidos. Sin olvidar tampoco que su misión es cuidar a los bosques y conseguir que estén en las mejores condiciones.

Este nombre pertenece a mujeres extrovertidas, solidarias, alegres y que le dan mucho valor a la familia y a los amigos. De la misma forma, cuentan con un gran poder de comunicación, son muy positivas y les gusta disfrutar al máximo la vida.

Inteligentes, empáticas y con grandes cualidades artísticas son también las féminas que responden a este nombre, quienes tienen como número de la suerte al 3.

Los diminutivos de Anjana son Jana y Anja.

Lines

El segundo de los nombres de nuestra lista de propuestas de origen cántabro es el de Lines, que viene a ser la variante cántabra de Angelines. Significa “mensajera”.

Se considera que las mujeres llamadas así son de fuerte carácter y tienen una doble vertiente: por un lado, dulces y sociables y por otro lado, serias y amantes de la soledad.

De la misma manera, hay que subrayar que son personas que disfrutan de la libertad y la independencia, que les encanta viajar y que presentan cualidades artísticas fundamentalmente relacionadas con la música.

Varios son los nombres cántabros a tener en cuenta

Branca

Otro de los nombres de origen cántabro que te puede interesar tener en cuenta a la hora de elegir uno para tu hija que viene en camino es este otro, Branca. Se considera que es la variante de Blanca.

Se asocia a la pureza y puede traducirse como “mujer brillante y blanca”. Es propio de féminas orgullosas, con cierto matiz supersticioso, tranquilas y que buscan siempre encontrar la estabilidad en todas las facetas de su vida. De la misma manera, no podemos pasar por alto tampoco que son entusiastas y que no dudan en dar todo de sí para poder alcanzar las metas que se proponen.

Son leales, buenas amigas, estupendas confidentes y muy honestas. Poseen, del mismo modo, una enorme creatividad y resultan muy cariñosas. En las relaciones sentimentales, si por algo se caracterizan es porque son fieles. Eso sin pasar por alto que, al mismo tiempo, son personas muy defensoras de la familia.

Se considera que el origen de este nombre puede estar en la Edad Media.

Cutilde

“Guerrera gloriosa”. Este es el significado que posee el nombre cántabro de Cutilde, que se considera que es una variante de otro de procedencia germana como es Clotilde.

Las mujeres que se dan en llamar así se determina que son valientes, vitales, defensoras siempre de sus ideas y luchadoras a la hora de abordar cuestiones que consideran que son justas. Del mismo modo se viene a establecer que tienen madera de líderes, que son muy francas y directas e incluso que poseen un marcado carácter maternal.

Dentro del conjunto de características de personalidad que se atribuye a las féminas llamadas Cutilde están que son prácticas, buenas amigas y muy impacientes. Necesitan sentirse activas en todo momento, odian la monotonía y le dan mucho valor al amor. De ahí que no duden en buscar pareja.

A grandes rasgos, estos son varios de los nombres más relevantes de origen cántabro que debes tener en cuenta para elegir el de tu hija que viene en camino. No obstante, si no te han convencido o quieres seguir ampliando tu conocimiento de propuestas, no dudes en tener en cuenta los que están llamados a ser tendencia en 2018. Nombres estos que siguen las modas de los últimos años, que se dejan llevar por otras, que tienen en cuenta los nombres de personajes famosos, que son fruto de inspiraciones en series o películas…

Síguenos en Facebook y conocerás más nombres de bebé que te puedan interesar.

Es actualidad estos días en Cantabria la negativa del Registro Civil de Santander a inscribir niños con nombres autóctonos cántabros. Dichos niños pueden ser inscritos en otros registros, por ejemplo en el de Bilbao, adonde se han dirigido ya algunos padres ante la negativa de los funcionarios de Santander. En esta, como en tantas otras cuestiones, está claro que nada ha cambiado, perviviendo los modos antidemocráticos y personas afectas al régimen anterior.Sin embargo, estos mismos niños pueden ser inscritos sin ninguna traba con sólo escoger un nombre de cualquier otra procedencia, dándose el caso de haberse impuesto nombres de lo más curioso y variopinto. nombres tan «españoles» y televisivos como Demelsa, Alexandra, Iván, Vanessa, Jacqueline o Melissa, junto con nombres puramente literarios, como Aitor (ideado por Chao el pasado siglo) o Amaya, a condición de no citar su verdadera procedencia, es decir, cántabra. Para sorpresa de muchos, este conocido nombre es cántabro y no vascongado. Amaya era la capital de la antigua Cantabria.Los nombres cántabros (Accua, Amia, Anna, Malia, Boddo, Vado, etcétera), como los nombres de nuestros héroes Laro y Coroceotta, son discriminados (¿quizá por paganos?). Estos nombres son hispánicos, constan en lápidas milenarias y merecen más respeto que esos otros antes mencionacios de cantantes o actrices de moda que no constituyen sino un símbolo más de la colonización cultura.

Y para terminar, decir que si la ley de Registro Civil vigente permite la inscripción de los nombres propios regionales, ¿cómo pueden permitirse estas arbitrariedades por parte de jueces o funcionarios? ¿Cómo se consiente esta conculcación de los derechos del niño? ¿Dónde está ese «especial respeto y protección al patrimonio cultural de las regiones» de que habla el artículo 3 de nuestra Constitución?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de enero de 1980

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *