0

Nombres en fabla aragonesa

Los nombres más tradicionales del Pirineo (o de Aragón)

Las montañas, ríos y valles del Pirineo esconden mucha magia. Tanta que incluso alguno de los nombres más familiares de todos estos puntos ha servido (y sirven) para que muchos padres bauticen a sus recién nacidos con algunos de los más característicos.

¿No te suenan Ara, Izarbe, Ixeia, Anayet o Acher? ¡Seguro que ya conoces algún jovencito/a con estos nombres en su DNI!

Elegir el nombre de un bebé es algo muy personal. Hay muchas razones para seleccionar uno en concreto. Las modas culturales, los gustos personales (por supuesto) u otras tendencias como nombres famosos o literarios explican algunos de los bautizos. Durante mucho tiempo, la tradición de utilizar nombres propios aragoneses ha ido en descenso. Sin embargo, según cuentan desde el Instituto Aragonés de Estadística, esto ha cambiado bastante y los nombres propios de nuestra tierra han vuelto a estar de moda.

¿Los más habituales? Izarbe, Jara y Malena para las niñas. Mientras que Lorién, Francho y Lizer han ganado muchos enteros para los niños.

Cuando tu nombre proviene de una montaña

Lo bueno de tanta variedad es que también sirve para descubrir la riqueza cultural que tenemos en Aragón. Ara, por ejemplo, tiene su origen en el río que lleva este nombre. Un maravilloso río de montaña que ofrece paisajes inigualables.

Por su parte, Acher tiene su origen en una montaña. El conocido Castillo de Acher es un precioso pico, que puedes conquistar desde la Selva de Oza. Es uno de los más típicos de la zona de Hecho, y atrae la atención de montañeros de toda España porque es uno de los pocos que surgió como una fortaleza amurallada.

No son los únicos nombres del Pirineo o de Aragón que le deben su origen a una montaña. Ixeia es otro de los que vuelve a escucharse con fuerza. Proviene de otra montaña única. Con laderas increíbles y agujas de punta que, igual que sucede con el propio nombre, no dejan a nadie indiferente.

Origen puro aragonés

¿Sabías que a uno de nuestros paisanos más ilustres también se le conocía como Francho Goya? Este nombre no es más que la traducción de Francisco a la lengua propia aragonesa. Y desde 2015 ha comenzado a utilizarse mucho. Algo parecido pasa con Lorién, que traducido al castellano significa Lorenzo.

A todos estos orígenes se les puede añadir los que tienen cierto tinte más religioso. Jara, por ejemplo, es una ermita de la capital de Huesca. Tuvo que ser restaurada para que su historia continuara viva en nuestro tiempo. Por su parte, las niñas que se llaman Izarbe también le deben su nombre a una ermita, pero en este caso una que se encuentra cerca de Anzánigo.

Ahora que conoces el origen de muchos de estos nombres, ¿cuál te gusta más? ¿Conoces alguno más que quieras compartir con nosotros?

Ermitas, ríos y Picos son solo algunos de los significados de los nombres típicos de la provincia de Huesca. ¿Quieres saber cuales son?… A disfrutar de la lectura 🙂

NOMBRES DE NIÑA DE HUESCA (TÍPICOS DE HUESCA)

1 – Salas

La Virgen de Salas. Preciosa e histórica ermita que podéis encontrar en la Capital Oscense.


2 – Jara

De nuevo otra virgen con su preciosa ermita en la Capital Oscense. Hace unos años, de este antiguo edificio, solo quedaban unos trozos de pared y un par de arcos, afortunadamente, se restauró y por lo menos se puede reconocer el lugar en el que se ubicó antiguamente una Iglesia dedicada a Santa Eulalia. Virgen de Jara.

ERMITA DE JARA – Foto de Tozal Royo

3 – Obarra

Nombre en honor de Santa María de Obarra, tenemos su precioso Monasterio de Obarra, situado junto al río Isábena.


4 – Anayet

El Pico de Anayet es un antiguo volcán que pertenece al Alto Gállego. Al pie del pico se asientan los Ibones de Anayet, situados a 2.233 metros de altitud.

Carlos en Flickr Anayet e ibón Anayet

5 – Bruis

El Santuario de la Virgen de Bruis goza de gran devoción en La Fueva y a la que se le atribuyen algunos hechos milagrosos, como el acabar con una plaga de langostas tras ser trasladada en procesión a la cercana ermita de Santa Brígida.

Juan R. Lascorz – Santa María de Bruis

6 – Casbas

En honor a la Virgen de Casbas, de Ayerbe. La ermita de Nuestra Señora de Casbas se localiza a unos 3 kilómetros al sur de Ayerbe, muy cercana a la localidad de Losanglis.

7 – Iguázel

En honor a la Virgen de Santa María de Iguácel, su iglesia de Santa María de Iguácel se encuentra al fondo del Valle de la Garcipollera.

jaecheve Santa María de Iguácel

8 – Izarbe

Por la Virgen de Izarbe, su ermita se sitúa a unos dos kilómetros al norte de la localidad de Anzánigo

9 – Ordás

En honor a la Virgen de Ordás, la ERMITA DE LA VIRGEN DE ORDÁS está situada encima de Nueno.

10 – Orosia

En honor a Santa Orosia. Tenemos la ermita de Santa Orosia y además Santa Orosia es la patrona de Jaca y su diocésis. Se celebra su festividad el 25 de junio: El cuerpo de la Santa se venera en Jaca, y su cabeza en Yebra de Basa.

Ermita Santa Orosia – Cascada del Chorro – Fotografía de http://www.excursionesporhuesca.es

11 – Cillas

Por tozal royo

12 – Ixeia

Ixeia es una montaña fascinante, envuelta en paredes, corredores y vertiginosas laderas que culminan en tres escarpados dientes calcáreos y dos apuntadas agujas.

Por Javier Barco

13 – Lucía

En honor a Santa Lucia, su ermita de Santa Lucia, se encuentra en la Hoya de Huesca.

De tozal royo

14 – Loreto

En honor a la Virgen de Loreto, la ermita de Loreto se encuentra en las cercanías de Huesca

15 – Sescún

En honor a la Virgen de Sescún. La ermita de Sescún, está en la Hoya de Huesca.

16 – Nieus

Nieves en Aragonés

17 – Malena

En honor a la Virgen románica de la Malena, situada en la Iglesia de «La Malena», fundada en Huesca por el rey Pedro I tras la reconquista de la ciudad en 1096. Visible en el Museo de Huesca.

18 – Alodia

En honor a Santa Nunilo y Santa Alodia, Vírgenes y mártires, de padre musulmán y madre cristiana, murieron decapitadas en Alquézar el año 851. Las investigaciones existentes sobre los códices medievales que narran su historia parecen indicar que nacieron en el siglo IX en la localidad de Adahuesca.

19 – Bascués

En honor a la Virgen de Nuestra Señora de Bascués. La ermita de Nuestra Señora de Bascués se encuentra cerca de la localidad de Casbas, a la izquierda de la carretera de Angüés al pantano de Vadiello.

20 – Guayente

En honor a Nuestra Señora de Guayente. El santuario de Guayente está emplazado en el alto de un promontorio, camino de Eriste y a unos 600 metros de Sahún.

21 – Gratal

El pico Gratal o peña Gratal es el punto más alto de la sierra de Gratal. Está situado dentro del término municipal de La Sotonera en la provincia de Huesca al noreste de la capital provincial.

22 – Peña

En honor a la Virgen de la Peña. La Ermita de la Virgen de la Peña, está situada en los cerros que rodean la localidad de Aniés, perteneciente al municipio de La Sotonera (Hoya de Huesca).

23 – Marboré

El pico de Marboré es una cumbre del Pirineo del macizo de Monte Perdido, situado en una cresta de picos de más de 3.000 m que hace de frontera entre España y Francia.

24 – Ara

Por el bucólico y conocido río Ara, magnífico río de montaña de paisajes inigualables

NOMBRES DE NIÑO DE HUESCA (TÍPICOS DE HUESCA)

1 – Acher

El nombre de esta montaña se debe a su aspecto de fortaleza inexpugnable que presenta hacia todas sus vertientes, y especialmente cuando se observa desde lejos.

2 – Lorién

Lorenzo en Aragonés

3 – Antón

Antonio en Aragonés

4 – Úrbez

San Urbicio o San Úrbez (Burdeos, 702 – Nocito, 802) fue monje eremita francés del siglo VIII. Tras una corta estancia con su madre Asteria, sintió la llamada de Dios por la que debía cruzar las montañas pirenaicas y pasar a Aragón. Por lo que regresó a las tierras pirenaicas, viviendo en cuevas y trabajando de pastor, en pobreza y soledad.

Oyó hablar de un lugar situado más al sur, en plena sierra de Guara, donde un grupo de monjes vivía en comunidad dispersa por oquedades y cuevas, en el fondo de un abismo se ubicaba el monasterio de San Martín de la Bal d´Onsera, fundado por San Martín de Tours. No está claro si este monasterio de San Martín es el antiguo Monasterio de San Martín de Asán, o bien éste se ubicaba al sur del actual castillo de Montearagón. Fue enviado como sacerdote a la vertiente norte de la Sierra de Guara (comarca histórica de Serrablo), en Nocito, donde encontró el abrigo de una cueva en la ladera sur del monte Airal y donde vivió como sacerdote, anacoreta y pastor.

5 – Ibón

Ibón es el término en aragonés usado para los pequeños lagos de montaña de origen glaciar situados en los Pirineos, generalmente por encima de los 2.000 metros de altitud. En muchos casos, son el origen o nacimiento de los ríos de Aragón.

Ibon Basa de Mora de Guillermo García Delgado http://bit.ly/1S0lASS

6 – Bizén

Vicente en Aragonés

7 – Ferrando

Fernando en Aragonés

8 – Chinés

Ginés en Aragonés

9 – Chusé

José en Aragonés

10 – Nunilo

En honor a Santa Nunilo y Santa Alodia, Vírgenes y mártires, de padre musulmán y madre cristiana, murieron decapitadas en Alquézar el año 851. Las investigaciones existentes sobre los códices medievales que narran su historia parecen indicar que nacieron en el siglo IX en la localidad de Adahuesca.

11 – Cosme

En honor a San Cosme. La Ermita de San Cosme y San Damián es uno de los más conocidos santuarios rupestres que hay en el Parque Natural de la Sierra de Guara, se estructura en una plaza y un conjunto de edificios del siglo XVIII donde destaca el entorno natural que lo rodea.

12 – Fabián

En honor a San Fabián, la Ermita se encuentra en la Hoya de Huesca.

Nombres aragoneses para las niñas y niños de Aragón

Desde la Dirección General de Política Lingüística se ha incluido en su página www.lenguasdearagon.org un registro de nombres en aragonés para darles difusión. De los 226.090 niños y niñas nacidas en Aragón entre 1996 y 2015, un total de 55.503 tienen su nombre en una lengua distinta del castellano, de ellos 6.405 son en vasco y 4.216 eligieron para sus hijos nombres arraigados en nuestro país, como Izarbe, Iguazel, Obarra, Tremedal, Pueyo, Candelera, Casbas, Guayén, Nieus, Pineta, Pilar/Pilara, Altabás, Bisorio, Urbez, Lizer, Orosia, Alodia, Acher, Ainielle, Arriel, Astazu, Ixeya, Anayet, Lizara, Mascún, Uruel, Zinca, etc.

El archivo de nombres puede consultarse en http://nombresenaragones.lenguasdearagon.org.

Estos son los datos estadísticos que la Dirección General de Política Lingüística ha incluido en la página web para dar a conocer los nombres propios en aragonés. Esta iniciativa se enmarca dentro de las acciones con motivo de la celebración del Día de la Lengua Materna, instituido por la UNESCO, que se celebró el 21 de febrero, pero cuyas actividades se extienden a lo largo de los siguientes meses.

Según este, los nombres más usuales (datos de 2015) en aragonés son:

· Izarbe: 500 (101 en Huesca, 378 en Zaragoza y 21 en Teruel)

· Lorién: 383 (149 en Huesca, 225 en Zaragoza y 9 en Teruel)

Izarbe y Lorién, los nombres en aragonés que más eligen los padres para sus hijos en Aragón

Estos son los datos estadísticos que la Dirección General de Política Lingüística del Gobierno de Aragón ha incluido en la página web ‘www.lenguasdearagon.org’ para dar a conocer los nombres propios en aragonés.

Esta iniciativa se enmarca dentro de las acciones con motivo de la celebración del Día de la Lengua Materna, instituido por la UNESCO, que se celebró el 21 de febrero, pero cuyas actividades se extienden a lo largo de los siguientes meses.

El nombre propio es uno de los derechos de la persona, y así está recogido en la Declaración Universal de los Derechos del Niño adoptada por la ONU en 1959. Además, en el año 2003, las Cortes de Aragón aprobaron una Proposición no de Ley a fin de que se distribuyera un índice onomástico de nombres propios en aragonés y catalán, las lenguas minoritarias de Aragón (según establece el artículo 4 de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, del Patrimonio Cultural Aragonés), fácilmente accesible, con objeto de garantizar el derecho de todos los ciudadanos a elegir para sus descendientes un nombre en estas lenguas.

El archivo de nombres puede consultarse en la página web ‘http://nombresenaragones.lenguasdearagon.org’. Según los datos de 2015, los nombres más usuales en aragonés son Izarbe, con un total de 500 niñas (101 en Huesca, 378 en Zaragoza y 21 en Teruel) y Lorién, con 383 niños (149 en Huesca, 225 en Zaragoza y 9 en Teruel). Les siguen Lizer, Francho, Orosia, Alodia, Urbez, Ánchel, Chabier, Zilia, Iguazel, Chesús, Bizén y Chusé.

CURIOSIDADES

En la página web del Instituto Nacional de Estadística pueden hacerse búsquedas por nombres y poblaciones donde, por ejemplo, se comprueba que, según los datos de 2017, en la provincia de Zaragoza viven 225 personas con el nombre de Lorién, con una edad media de 8,3 años, o 378 niñas con el nombre de Izarbe, cuya edad media es de 8,4 años, lo que denota que los nombres aragoneses están siendo puestos por matrimonios jóvenes.

Los nombres en aragonés han sido utilizados tradicionalmente, aunque su visualización ha sido escasa, pero es habitual que los nombres de vírgenes se utilicen localmente para las niñas. Así, Escagüés en Echo, Guayén en la Vall de Benás, Puyeta en Ansó, Lagunas en Cariñena, Corona en Almudévar y Pilar y Pilara (documentada en el Registro Civil de 1876 de La Hoz de la Vieja) en muchos sitios de Aragón, ha señalado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

Entre otras curiosidades, Goya era conocido como Francho Goya, así aparece en la correspondencia con su familia y a veces firmaba así. Otros nombres aragoneses también tienen una larga tradición como Malena, Olaria, Zilia, Climén, Vizién, Lorién, Orosia, Pueyo, que están recogidos en la toponimia. Mientras que Chuan, Polito, Chorche, Silván, Chaime o Chusé se observan en nombres de casas de muchos lugares del Alto Aragón.

Los nombres más usados en aragonés que igual no habías escuchado nunca

0 3 min

Un total de 55.503 niños aragoneses nacidos entre los años 1996 y 2015 tienen su nombre en una lengua distinta del castellano. Y en ellos, tan sólo 4.216 tienen un nombre en aragonés.

Publicidad

Son nombres que, poco a poco, van haciéndose un hueco en el amplio abanico que tienen los padres para elegir el nombre de sus hijos. Y, según datos de la Consejería de Educación del Gobierno de Aragón, cada vez los nombres en aragonés están siendo utilizados por parejas jóvenes para sus hijos.

El archivo completo de nombres en aragonés puede consultarse en http://nombresenaragones.lenguasdearagon.org. Según este, los nombres más usuales (datos de 2015) son:

Izarbe: 500 (101 en Huesca, 378 en Zaragoza y 21 en Teruel)

Lorién: 383 (149 en Huesca, 225 en Zaragoza y 9 en Teruel)

Lizer: 129

Francho: 90

Orosia: 88

Alodia: 78

Urbez: 54

Ánchel: 41 Chabier: 37 Zilia: 33 Iguazel: 29 Chesús: 29 Bizén: 12 Chusé: 8 En la página web del Instituto Nacional de Estadística (INE) pueden hacerse búsquedas por nombres y poblaciones donde, por ejemplo, se ve (datos de 2017) que en la provincia de Zaragoza viven 225 personas con el nombre de Lorién, con una edad media de 8,3 años, o 378 niñas con el nombre de Izarbe, cuya edad media es de 8,4 años, lo que denota que los nombres aragoneses están siendo puestos por matrimonios jóvenes. Los nombres en aragonés han sido utilizados tradicionalmente, aunque su visualización ha sido escasa, pero es habitual que los nombres de vírgenes se utilicen localmente para las niñas. Así, Escagües en Echo, Guayén en la Vall de Benás, Puyeta en Ansó, Lagunas en Cariñena, Corona en Almudévar y Pilar y Pilara (documentada en el Registro Civil de 1876 de La Hoz de la Vieja) en muchos sitios de Aragón. Otros nombres aragoneses también tienen una larga tradición como Malena, Olaria, Zilia, Climén, Vizién, Lorién, Orosia, Pueyo, etc, que están recogidos en la toponimia. Mientras que Chuan, Polito, Chorche, Silván, Chaime o Chusé se recogen en nombres de casas de muchos lugares del Alto Aragón. Publicidad

Martín y Lucía, los nombres más frecuentes para los niños aragoneses en 2016

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado el listado de los nombres más utilizados para los recién nacidos, a fecha 2016. Martín, con 141 bebés con ese nombre, y Julia, con 139 niñas, fueron los nombres más utilizados en Aragón. Poco a poco se van introduciendo cambios y aunque hay clásicos que continúan, también hay nombres que fruto de las modas, van llegando sobre todo en lo que hace referencia a las niñas, con numerosas Martina, Valeria o Daniela.
Los diez nombres de niño más puestos a los recién nacidos fueron: Martín, Alejandro, Jorge, Diego, Mario, Hugo, Daniel, Pablo, Álvaro y Lucas.
Los diez nombres femeninos más usados fueron: Lucía, Martina, Alba, Valeria, María, Sofía, Paula, Julia, Daniela y Noa.
Con respecto al año anterior, 2015, del que se tienen registros, se han perdido en el ranquin nombres como Adrián y Mateo, en chicos, y Sara y Carla en chicas. Y si se echa la vista diez años atrás, ha habido mucha más renovación en los nombres femeninos que en los masculinos. En 2006 en el listado aparecían Adrián, Javier y Marcos, que ya no lo hacen. Y del listado femenino han desaparecido seis nombres entonces muy habituales como Irene, Sara, Laura, Claudia, Andrea o Inés, que han sido sustituidos por otros más acordes con las modas actuales.
Y por lo que hace referencia a los nombres más frecuentes en el total de la provincia de Huesca, se deja notar la elevada edad media de los altoaragoneses, que se refleja en los nombres más habituales. Los hombres se llaman mayoritariamente Antonio, José, José M.ª, Javier, José Antonio, Carlos, José Luis, Jesús, Manuel y Francisco (curiosamente el actual tan de moda Martín, no se encuentra entre los 50 primeros). Y los nombres femeninos más habituales son M.ª Pilar, María, M.ª Carmen, Carmen, Pilar, M.ª Teresa, Ana María, Laura, Ana y M.ª José. En este caso, el tan puesto Lucía, ocupa el lugar número 20.
Si hablamos de apellidos, los más frecuentes de residentes en la provincia son García, López, Pérez, Giménez, Martínez, Sánchez, Gracia, González, Fernández y Rodríguez. Y por nacimiento en la provincia de Huesca, los apellidos más habituales son López, Pérez, García, Giménez, Sánchez, Gracia, Martínez, Ferrer, Pueyo y Mur.

En este nuevo año vas a vivir uno de los momentos más especiales de tu vida. Sí, porque vas a tener un bebé. En concreto, te acaban de decir que será una pequeña y ahora te encuentras pensando cómo la vas a llamar. Y es ahí donde podemos ayudarte pues, a continuación, te vamos a dar a conocer varios nombres de origen aragonés para niña.

¿Te animas a descubrirlos? Quizás entre esos se halle el idóneo para tu hija, toma nota:

Aimor

La variante aragonesa de Amor. Así podemos definir a este nombre que se establece pertenece a mujeres distantes, altaneras en ocasiones y voluntariosas a la hora de alcanzar sus objetivos. De la misma manera, se destaca que son espontáneas, introvertidas en muchas ocasiones y que suelen tenerle miedo a la soledad.

De la misma manera son orgullosas, en ningún momento quieren demostrar su vulnerabilidad y, aunque no lo aparenten, son muy sensibles. Aunque su nombre pueda hacer pensar otra cosa, lo cierto es que se dejan llevar mucho por la razón.

Alvira

El segundo de los nombres de origen aragonés para niña que te puede interesar es el que tienes ahora delante, Alvira. Se considera que viene a ser una versión de Elvira y puede traducirse como “lanza amable” o “noble”.

Las féminas que responden al mismo se determina que tienen una personalidad donde todo es negro o blanco, no les gustan las medias tintas. Además, no dejan indiferentes, tienen un gran interés por todo lo relacionado con el más allá y siempre buscan superarse en las distintas facetas de su vida.

De la misma manera, podemos destacar que son fantasiosas, muy sensibles y, en ocasiones, bastante caprichosas. Eso sin pasar por alto que son idealistas y que no dudan en esforzarse para poder cumplir todos sus deberes.

Antona

El tercero de los nombres que tiene origen aragonés y que puede ser el apropiado para tu hija es Antona, la versión de Antonia.

Decididas, con carácter y con cualidades de líder. Así es como se establece que son las mujeres que responden al nombre que ahora nos ocupa. No obstante, también se subraya que son emprendedoras, íntegras, leales y que no pueden soportar la maldad ni tampoco lo que son las injusticias.

De la misma manera que se indica que son generosas, también se establece que tienen mucho gusto por el dinero, que son sociables y que cuentan con un innegable instinto maternal. Le otorgan un gran valor a la familia, buscan en todo momento la estabilidad sentimental y odian las mentiras.

Entre las mujeres llamadas así a lo largo de la historia destaca, por ejemplo, Antona García que fue una heroína zamorana, concretamente de Toro, del siglo XV. Estaba enamorada de su tierra, fue ajusticiada por conspiración y la reina Isabel la Católica no dudó en rendirle honores.

Varios e interesantes son los nombres aragoneses para niña

Araceli

Muchas son las teorías que existen en torno a este nombre femenino que ahora tienes delante. No obstante, una de esas establece que, aunque su procedencia más remota es romana, consiguió consolidarse como referente aragonés. Significa “altar del cielo”.

Del mismo hay que exponer que las mujeres que se dan en llamar así tienen fuerte carácter, son trabajadoras, inteligentes y le dan mucho valor a lo que es la familia. Además tampoco podemos olvidar que le otorgan una gran importancia a la independencia y que siempre quieren ganarse el respeto de los demás.

Entre las féminas más famosas con este nombre se encuentra la montañera Araceli Segarra (1970). Esta tiene el honor de haber sido la primer mujer española en alcanzar la cumbre del Everest.

Virgen del Pilar

Pilar

Si hay un nombre femenino que se identifique claramente con Aragón ese es el de Pilar, pues así es como se da en llamar su Virgen.

Se determina que es propio de mujeres con fuerte personalidad, seguras de sí mismas, simpáticas y que le dan mucho valor a la familia. De la misma manera, no hay que olvidar que necesitan sentirse queridas, que requieren tener independencia y que son responsables y trabajadoras.

Otras de las características que se destacan de las “Pilares” es que son activas, que tienen cualidades como emprendedoras y que no suelen tener “pelos en la lengua”.

Numerosas son las celebrities que se han dado en llamar así a lo largo de la historia y que han contribuido a popularizar el nombre. Entre esas podemos destacar a la cineasta Pilar Miró (1940 – 1997), a la presentadora de televisión Pilar Rubio (1978) o a la actriz Pilar Bardem (1939).

Síguenos en Facebook y conocerás más nombres que pueden ser idóneos para tu hija. En cualquier caso, échale un vistazo a nuestro artículo sobre las tendencias para el 2018.

¿Cuáles son los nombres más repetidos en Aragón?

Antonio y María del Carmen siguen siendo los nombres más comunes en España a fecha 1 de enero de 2018, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Hasta 678,425 hombres responden al nombre de Antonio; mientras que hay 656.276 mujeres inscritas en el Registro Civil como María del Carmen. En Aragón, esta posición la ocupan Antonio (15.670) y María Pilar (26.632). Este es el cómputo global de los 1,3 millones de personas que residen en la Comunidad. Sin embargo, si se observan estos datos por décadas, se ve una clara evolución de los nombres más repetidos en cada momento de la historia más reciente de Aragón. Así, José era el nombre más usado antes de los años 30; mientras que Pilar era su homólogo entre las mujeres. En los ocho años transcurridos desde el 2010, han sido otros los elegidos: Lucía para ellas y Daniel para ellos.

La evolución de los nombres masculinos no ha sido excesiva en Aragón. En los años 40 y anteriores José, Antonio, Jesús y Manuel se disputaban los puestos más relevantes (más de 2.000 bebés se llamaron Antonio o Jesús en los años 40); en los 50 comenzaron los nombres compuestos: José Luis, Francisco Javier, Miguel Ángel o José Antonio. Una década después, más de 2.400 niños fueron bautizados como Francisco Javier y otros 2.000 recibieron el nombre de José Luis, José Antonio o Miguel Ángel.

Los últimos años del franquismo y los primeros de la democracia se caracterizaron por nombres cortos y en solitario: David, Javier, Sergio o Jorge fueron algunos de los más elegidos. En los años 70 se bautizaron más de 3.000 niños con el nombre de David y más de 2.000 se llamaron Sergio o Javier. Jorge empezó a coger más fuerza en los años 80 con más de 1.700 nacimientos. Desde entonces, ya no se ha ido del ‘top 4’ de nombres más repetidos entre los recién nacidos en Aragón. Esta decisión de los progenitores puede estar relacionada con que San Jorge se declaró como festivo en 1984.

Entre los nombres femeninos destaca la presencia de María. Hasta los años 40 fue uno de los más puestos entre las recién nacidas de Aragón. Entre los 40 y los 70, como producto del franquismo (se hizo obligatorio que todos los menores tuvieran nombres católicos), proliferaron los nombres compuestos. Rosa María, María Luisa, María Isabel, María Jesús son algunos de los ejemplos. A partir de los años 80, María volvió a ocupar los primeros puestos de los ránquines, donde todavía se mantiene. Más de 750 aragonesas fueron inscritas así entre 2010 y 2018.

Lucía, Paula, Daniel y Diego son los nombres más repetidos en la última década.

Según los datos del INE, antes de los años 30 eran habituales nombres como Concepción, Josefa o Francisca. Desde los años 80 ninguna niña ha sido inscrita como Josefa en Aragón. En la década posterior solo nueve menores recibieron el nombre Francisca (todas ellas en la provincia de Zaragoza) y Concepción ha durado hasta el siglo XXI, con 5 niñas nacidas entre los años 2000 y 2010.

García, el apellido más repetido en Aragón

En cuanto al apellido más frecuente, ya sea primero o segundo, en España es García, con 1.464.633 personas, seguido de Rodríguez (925.137) y González (925.137). En este caso, Aragón no cambia la tendencia y García (27.650) continúa siendo el más repetido. Posteriormente se encuentran Pérez (19.908), Martínez (19.671) y López (17.753). Es llamativo que tanto en las provincias de Zaragoza y Teruel se repiten los mismos apellidos cuando se analizan los de los residentes del lugar y los de aquellos que nacieron allí. Por el contrario, en Huesca hay importantes diferencias. Mur (1.158), Pueyo (1.230) o Ferrer (1.251) están entre los diez apellidos más repetidos de los nacidos en la provincia oscense, pero no aparecen entre los que residen. El éxodo rural es una de las explicaciones más probables.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *