0

Nombres vascos raros

Nombres de niño en vasco: ¡elige entre 100 nombres vascos de niño!

A

Abaigar: Nombre de una localidad de Navarra. En Euskal Herria, al igual que en otras zonas de Europa, ha sido común la utilización de nombres de pueblo como apodo.

Adei: Nombre común que significa «respeto» o «deferencia».

Adur: Nombre mitológico, que significa «suerte» y que designa el poder de hacer las cosas a distancia, propio fundamentalmente de las brujas y magos.

Ager: Nombre popularizado por ser el seudónimo del escritor Valentín Aurre Apraiz (Ajangiz, 1912 – 1966).

Aimar: Nombre medieval documentado en Navarra en los siglos XIII-XIV.

Aitor: Nombre mítico difundido por el escritor suletino J.A. Xaho en la novela La lègende d’Aitor, y que significa «noble» e «hijo de buenos padres».

Aiur: Nombre popularizado por el Alto de Aiurdi de Untzue (Navarra).

Alain: Nombre que proviene de los alanos, un pueblo de origen iranio que, presionado por otros pueblos, entró en Europa y llegó hasta el Loira y Lusitania donde desparecieron.

Albar: Nombre común en el País Vasco desde la Edad Media.

Amets: Literalmente, significa «sueño», y en un sentido figurado, «deseo».

Ander: Variante de Andrés recogida en el Santoral.

Aner: Nombre medieval; se documenta en Iparralde en 1249.

Asier: Significa «principio» y se opone al nombre femenino de Amaia, que significa «fin».

Aritz: Místico nombre popularizado durante los últimos años en el País Vasco.

B

Balkoe: Denominación vasca medieval relacionada con el nombre Falcon, que se documenta en Pamplona en el siglo XIV.

Baztan: Valle navarro y nombre medieval.

Beltso: Nombre vasco medieval. Se documenta, por ejemplo, en Iratxe (Navarra) en el siglo XIV.

Benin: Equivalente onomástico de Benigno propuesto en el Santoral y que significa «afable» y «benevolente».

Bizen: Variante de Bizente, que en castellano es Vicente.

D

Damen: Nombre que proviene de Damián.

Diagur: Antiguo nombre documentado en Navarra en 1506.

Durruma: Proviene de la denominación de la fiesta de la localidad de San Román.

E

Eako: Nombre relacionado con la naturaleza.

Eder: Nombre procedente del adjetivo vasco «eder», que significa «hermoso».

Edur: Equivalente onomástico masculino de Edurne. Edur, que significa «nieve», es una forma propia del euskera vizcaino.

Ekai: Proviene del nombre de unos pueblos de los valles de Arakil y Longida. Ekai de Arakil se documenta por vez primera en 1257 y Ekai de Longida en 1058. Este último, al estar situado en el Camino de Santiago, tenía un hospital de peregrinos.

Ekain: Nombre relacionado con la famosa cueva situada entre Zestoa y Deba.

Ekaitz: Nombre común y mitológico que significa «tormenta».

Eneko: Se trata de un nombre muy frecuente en la Edad Media que proviene de «ene», que significa «mío».

Erdain: Significa «circuncisión» y su uso como nombre comienza a principios del siglo XX.

H

Haize: Literalmente, significa «viento» y es un personaje mitológico: Hegoi, viento del sur, e Ipar, viento del norte.

Haran: Significa «valle».

Haritz: Significa «roble», un árbol sagrado en Euskal Herria.

Hegoi: Nombre propio del viento del sur.

Heiko: Nombre místico de conotaciones poéticas.

Hodei: Relacionado con un ser mitológico que trae la tempestad y el granizo.

I

Ibai: Literalmente, significa «río».

Ibar: Seudónimo del escritor Justo Mª Mokoroa (Tolosa, 1901 – Bilbao, 1990) y nombre común, que significa «valle».

Igantzi: Nombre que proviene de la localidad de Cinco Villas.

Igari: Proviene de un pueblo del valle de Salazar, en castellano Igal y en la documentación histórica Igali. En el siglo IX existía un monasterio en dicho lugar.

Ignazio: Nombre difundido entre nosotros por Eneko o Iñigo de Loiola. Este adoptó el nombre de Ignacio por devoción a San Ignacio de Antioquía, dado que Eneko no era un nombre de tradición cristiana.

Iker: Nombre que es el equivalente masculino de Ikerne (equivalente al nombre castellano Visitación); también significa «portador de buenas noticias».

Imanol: Proviene del nombre de Emanuel o Manuel.

Iñaki: Nombre derivado de Eneko e Ignacio.

Iñigo: Variante romance de Eneko muy usada en Euskal Herria.

Irai: Procede de Herais, derivado a su vez de Hera, nombre de la diosa del matrimonio, de la primavera y protectora de las esposas.

Izan: Proviene de Izani y es un nombre medieval.

Izei: Significa «abeto», árbol que en el País Vasco sólo crece en los Pirineos.

J

Jatsu: Nombre de sendas localidades de Lapurdi y Baja Navarra.
Jeino: Nombre medieval. Aparece en una lápida de la iglesia de San Vicente de Abadiño.

Joango: Se trata de un nombre derivado de Joan.

Julen: Nombre propuesto en el Santoral y que en castellano es Julián.

Jurgi: Forma vasca de Jorge, que procede del nombre griego Georgos, que significa «labrador».

K

Kasi: Nombre de origen medieval propuesto posteriormente que equivale a Casio.

Kimetz: Nombre de uso común en algún dialecto del euskera, que significa «brote», «germen».

Kripan: Pueblo de Álava situado en la falda de la Sierra de Toloño. El nombre parece ser fruto de la evolución del nombre latino Cyprianus.

Kutun: Palabra que tiene dos significados: «amado» y «bolsa que se lleva colgada al cuello o cosida en la ropa».

L

Lain: Nombre de origen medieval. En el 956, se documenta Lain de Orduña.

Lander: Significa «pobre y «peregrino» y es el equivalente del castellano Leandro.

Laratz: Laratza es la cadena que cuelga en el hogar.

Laskain: Nombre popularizado por ser el seudónimo del escritor José Azurmendi (Zegama G, 1941).

Leioari: Nombre de origen en la Edad Media. Su mención más antigua se encuentra en una lápida conservada en la Ermita de San Vicente en Abadiño.

Luar: Variante de Loarre, nombre del famoso castillo de Aragón.

M

Maide: Nombre que proviene de un ser mitológico que entra por las chimeneas de las casas por la noche.

Mairu: Nombre de origen medieval procedente del latino Maurus.

Maiu: Hace referencia a un ser mitológico, marido de Mari, que vive bajo tierra.

Maren: En castellano, se traduce por Mariano.

Markel: Nombre propuesto en el Santoral que proviene de Martzelo.

Mikel: Del hebreo Mikha, que pasó al griego y latín como Michael. Es el equivalente al castellano Miguel.

N

Negu: Relacionado con una estación del año y un ser mitológico, como casi todas las fuerzas de la naturaleza.

Neketi: Nombre de origen medieval popularizado durante el siglo XX.

Nikanor: Literalmente, significa «hombre victorioso».

O

Odei: Poético y místico nombre relacionado con la naturaleza.

Oier: Nombre de origen medieval referente a un hombre valiente.

Oihan: Significa «bosque».

Oinatz: Referente a las fuerzas de la naturaleza.

Orixe: Nombre popularizado por ser el seudónimo del escritor y académico de número de la Real Academia de la Lengua Vasca Nicolás Ormaetxea.

P

Paken: Nombre equivalente euskérico de Paciano. San Paciano fue obispo de Barcelona en el siglo IV.

Patxi: Ha sido tradicionalmente derivado de Frantzisko, y en cierta medida todavía lo es, pero también se emplea con bastante frecuencia como equivalente del castellano Francisco.

Praisku: Equivalente al castellano Francisco.

S

Sanduru: Nombre de origen medieval.

Semenko: Nombre de connotaciones místicas.

Seniko: Proviene del nombre de Senicco.

Silban: Del latín Silvanus, el dios que representaba el bosque y los terrenos sin cultivar.

Sukil: Nombre relacionado con el tronco del árbol de Navidad y el fuego nuevo, que era símbolo de protección contra todo tipo de fuerzas malignas.

U

Ugutz: Nombre relacionado con la entrada en la Iglesia de Cristo.

Uhaitz: Literalmente, quiere decir «río».

Ukerdi: Nombre que proviene de una población situada en los alrededores de Belagua (Navarra).

Unai: Nombre común que significa «vaquero», «pastor de vacas».

Unax: Nombre relacionado con la naturaleza y la valentía.

Untzalu: Es el equivalente al castellano Gonzalo.

Urki: Significa «abedul», árbol de corteza blanca.

Urko: Derivado de varios montes que llevan este nombre en Eibar, Ermua y en Berango.

Usun: Referente a la localidad del Romanzado.

Utxin: Nombre de un personaje de la novela de F. Navarro Villoslada titulada Amaya o los vascos.

Uztai: Significa «aro», «llanta» o «corona».

X

Xabier: Nombre muy similar al catalán Xavier y que referencia a un pueblo y castillo de Navarra. Significa «casa».

Xuban: Nombre de origen romano relacionado con el coraje.

Xurio: Nombre vasco de origen medieval variante de Txurio.

Z

Zain: Nombre común que en euskera significa «raíz», «vena», «arteria» y «vigilante».

Zeian: Nombre de origen medieval relacionado con la valentía.

Zuhaitz: Nombre común que significa «árbol».

Zuhur: Es un adjetivo normal en euskera que significa «prudente». Sin embargo, tiene también una segunda acepción como «tacaño», «agarrado»

Zuri: Nombre vasco de origen medieval que significa «blanco».

Nombres de niño en vasco

¿ Quieres saber cuales son los mejores nombres de niño en vasco? en este artículo encontrarás una lista con mas de 50 nombres bonitos y originales para chico en vasco y si no lo has leido ya, arriba te he dejado un enlace con los mejores nombres de niño.

Es un articulo en el que os enseño multitud de listas con nombres de distintas procedencias no solo nombres en euskera.

¿Quieres saber cuales son los nombres vascos mas populares?

Seguramente los nombres que vais a ver ahora, los habéis visto en la anterior lista, pero quería enseñaros los nombres en vasco que mas se llevan en la actualidad.

  • Ander
  • Aitor
  • Iñaki
  • Markel
  • Iker
  • Unai
  • Patxi
  • Ibai
  • Gorka
  • Jon

69 Nombres de niño en vasco

Empezamos con los nombres de niño en euskera o en vasco, como prefiráis llamarlo, en la que encontraréis desde nombres vascos de niño poco oidos, hasta otros más comunes como Unai o Gorka.

Albar Asier Ander
Aner Adur Aimar
Aritz Adei Aitor
Alain Benin Balkoe
Bizen Beltso Baztan
Damen Durruma Ekaitz
Ekai Edur Eneko
Eder Hodei Haritz
Haran Haize Ibai
Igantzi Iñigo Ibar
Izan Irai Iñaki
Iker Ignazio Imanol
Igari Jatsu Julen
Laratz Lander Lain
Laskain Leioari Mikel
Negu Nikanor Odei
Orixe Oier Patxi
Praisku Seniko Silban
Sukil Urki Uztail
Unax Utxin Urko
Ugutz Uztai Unai
Xurio Xabier Xuban
Zeian Zuhur Zuri

Espero que estas listas os hayan ayudado a decidir el nombre de vuestro bebe, si es así no dudéis en compartirlo por vuestras redes sociales.

Aquí os dejo un par de artículos más para que cojáis mas ideas por si no estáis completamente decididos.

Los nombres vascos han estado de moda en los últimos años, sobre todo por gente que buscaba nombres de niños originales que fueses poco comunes (en su país o comunidad autónoma).

Sin embargo, tras ver las estadísticas del INE (Instituto Nacional de Estadística) nos hemos dado cuenta que los nombres vascos para niños que se usan, tienden a ser siempre los mismos: Iker, Asier, Mikel, Jon, Edurne, Ainara, Nerea, Leire, Ainhoa, Amaya, Itziar, Idoia…

Como creemos que hay mucho potencial en los nombres vascos y que muchos de ellos aún no se conocen, a continuación, os dejamos un listado muy amplio de nombres vascos para bebés tanto de niño como de niña, poco comunes y muy bonitos que estamos seguros que os van a encantar.

NOMBRE VASCOS DE NIÑA CON SU SIGNIFICADO:

ABENE: Pilar

AINARA: Gaviota

AINES: Agnès

AINHOA: Virgen

ALAIA: Alegría

AINHOA: Virgen

ALAIA: Alegría

ALBIRA: Elvira

ALEXANDRA: Alejandra

ALITZE: Alegría

ALIZA/ALIZE: Alicia

ALODE: Alodia

AMADE: Amada

AMANE: Maternidad

AMAYA: Principio del fin

AMELE: Amelia

ANE: Ana

ANTSA: Sancha

ARENE: Ariadna

ARIANE: Ariadna

BAKENE: Paz

BALENE: Valeriana

BALERE: Valeria

DEI: Anunciación

EDURNE: Nieves

EGIA: Verdad

EIDER: Ave del Norte de Europa

ELAIA: Golondrina

ENARA: Golondrina

EURIA: Lluvia

GARBI: Pura

GEA: Gaïa

GURE: Nuestra

HAIZE: Viento

HELENA: Elena

IDOIA/IDOYA: Estanque, pantano

IERA: Virgen

IGOA: Ascensión

INESA: Inés

IRATXE: Virgen

IRUNE: Trinidad

ITZAL: Amparo

ITZIAR: Virgen

IZANA: El ser, la realidad. También río de la provincia de Soria

IZAR: Estrella

IZASKUN: Virgen

KATRIN: Catalina

LEIRE: Virgen

LIZAR: Fresno

LORIA: Gloria

LUKENE: Luciana

MAIALEN: Madeleine

MAITANE: Aimée

MAITE: Amada

MIREN: María

NAIARA: Uno que es de la tierra de los ríos

NEKANE: Dolores

NEREA: Mía

OLAIA/OLAYA: Eulalia

SANTSA: Santificada, Santa

SANTZIA: Santificada, Santa

UDANE: Verano

UHIN: Ola, Onda

USOA/UXUE: Paloma

ZUHURNE: Prudencia

ZURIA: Blanca

ZILAR: Plata

ZUMAR: Olmo

NOMBRES VASCOS DE NIÑO CON SU SIGNIFICADO:

ABAR: Ramos

ALEJO: Alejandro – Defensor de los hombres

ALESANDER: Alejandro – Defensor de los hombres

ANDER: Andrés – Valiente y varonil

ANDONI: Antonio

ARAN: Valle

ASTIGAR: Arce

ASIER: Principio

BURNE: Bruna

EDER: Hermoso

ENEKO: El que viene de la pendiente montañosa

GORKA: El que trabaja la tierra

IKER: Visitante

IMANOL: Dios está con nosotros

IÑAKI: Ignacio

IÑIGO: Variante del nombre Eneko

JON: Juan

KOLDO: Guerrero victorioso

LER: Pino

MAREN: Mariano

MATEI: Mateo

MATIA: Matías

MEDER: Emeterio

MIKEL: Miguel

NIKOLA: Nicolás

PASKAL: Pascual

SEBER: Severo

UNAI: Pastor de vacas, vaquero

UNAX: Pastor de vacas, vaquero

URKO: Abedul

URRITZ: Avellano

XABI: Javier

Esperamos que os hayan gustado los nombres vascos tanto como a nosotros. Sin embargo, si aún no habéis encontrado el nombre perfecto para vuestro bebe, aquí os dejamos más artículos de nombres originales para echar un vistazo.

  • Nombres italianos para niños
  • Nombres de niños españoles
  • Nombres egipcios de niñas

Share Google Plus Tweet Save

NOMBRES VASCOS DE NIÑOS

Copio aquí un listado de unas cuantas decenas de nombres en euskera con unos significados preciosos a veces. Estos son nombres que muchos de ellos no se utilizan demasiado o más bien muy muy poco. Hoy en día hay otros muchos más comunes como Jon, Joseba, Mikel, y todos esos que seguramente oís por la calle.
Algo pues muy diferente a los nombres de moda o a los de santos y vírgenes a los que estamos mas acostumbrados…. Otra forma de sentir, ni mejor ni peor, solo diferente y preciosa.
(si, no os preocupéis, en este Post pongo los de niñas) 🙂

Abaigar: Nombre de una localidad de Navarra. En Euskal Herria, al igual que en otras zonas de Europa, ha sido común la utilización de nombres de pueblo como apodo.

Adei: Nombre común que significa «respeto» o «deferencia».

Adur: Nombre mitológico, que significa «suerte» y que designa el poder de hacer las cosas a distancia, propio fundamentalmente de las brujas y magos.

Ager: Nombre popularizado por ser el seudónimo del escritor Valentín Aurre Apraiz (Ajangiz, 1912 – 1966).

Aimar: Nombre medieval documentado en Navarra en los siglos XIII-XIV.

Aitor: Nombre mítico difundido por el escritor suletino J.A. Xaho en la novela La lègende d’Aitor, y que significa «noble» e «hijo de buenos padres».

Aiur: Nombre popularizado por el Alto de Aiurdi de Untzue (Navarra).

Alain: Nombre que proviene de los alanos, un pueblo de origen iranio que, presionado por otros pueblos, entró en Europa y llegó hasta el Loira y Lusitania donde desparecieron.

nombres_frecuentes_euskadi copia.eps

Albar: Nombre común en el País Vasco desde la Edad Media.

Amets: Literalmente, significa «sueño», y en un sentido figurado, «deseo».

Ander: Variante de Andrés recogida en el Santoral.

Aner: Nombre medieval; se documenta en Iparralde en 1249.

Asier: Significa «principio» y se opone al nombre femenino de Amaia, que significa «fin».

Aritz: Místico nombre popularizado durante los últimos años en el País Vasco.

Balkoe: Denominación vasca medieval relacionada con el nombre Falcon, que se documenta en Pamplona en el siglo XIV.

Baztan: Valle navarro y nombre medieval.

Beltso: Nombre vasco medieval. Se documenta, por ejemplo, en Iratxe (Navarra) en el siglo XIV.

Benin: Equivalente onomástico de Benigno propuesto en el Santoral y que significa «afable» y «benevolente».

Bizen: Variante de Bizente, que en castellano es Vicente.

Damen: Nombre que proviene de Damián.

Diagur: Antiguo nombre documentado en Navarra en 1506.

Durruma: Proviene de la denominación de la fiesta de la localidad de San Román.

Eako: Nombre relacionado con la naturaleza.

Eder: Nombre procedente del adjetivo vasco «eder», que significa «hermoso».

Edur: Equivalente onomástico masculino de Edurne. Edur, que significa «nieve», es una forma propia del euskera vizcaino.

Ekai: Proviene del nombre de unos pueblos de los valles de Arakil y Longida. Ekai de Arakil se documenta por vez primera en 1257 y Ekai de Longida en 1058. Este último, al estar situado en el Camino de Santiago, tenía un hospital de peregrinos.

Ekain: Nombre relacionado con la famosa cueva situada entre Zestoa y Deba.

Ekaitz: Nombre común y mitológico que significa «tormenta».

Eneko: Se trata de un nombre muy frecuente en la Edad Media que proviene de «ene», que significa «mío».

Erdain: Significa «circuncisión» y su uso como nombre comienza a principios del siglo XX.

Haize: Literalmente, significa «viento» y es un personaje mitológico: Hegoi, viento del sur, e Ipar, viento del norte.

Haran: Significa «valle».

Haritz: Significa «roble», un árbol sagrado en Euskal Herria.

Hegoi: Nombre propio del viento del sur.

Heiko: Nombre místico de conotaciones poéticas.

Hodei: Relacionado con un ser mitológico que trae la tempestad y el granizo.

Ibai: Literalmente, significa «río».

Ibar: Seudónimo del escritor Justo Mª Mokoroa (Tolosa, 1901 – Bilbao, 1990) y nombre común, que significa «valle».

Igantzi: Nombre que proviene de la localidad de Cinco Villas.

Igari: Proviene de un pueblo del valle de Salazar, en castellano Igal y en la documentación histórica Igali. En el siglo IX existía un monasterio en dicho lugar.

Ignazio: Nombre difundido entre nosotros por Eneko o Iñigo de Loiola. Este adoptó el nombre de Ignacio por devoción a San Ignacio de Antioquía, dado que Eneko no era un nombre de tradición cristiana.

Iker: Nombre que es el equivalente masculino de Ikerne (equivalente al nombre castellano Visitación); también significa «portador de buenas noticias».

Imanol: Proviene del nombre de Emanuel o Manuel.

Iñaki: Nombre derivado de Eneko e Ignacio.

Iñigo: Variante romance de Eneko muy usada en Euskal Herria.

Irai: Procede de Herais, derivado a su vez de Hera, nombre de la diosa del matrimonio, de la primavera y protectora de las esposas.

Izan: es el verbo ser o estar, el equivalente al » to be» en inglés y según un comentario no se usa como nombre propio. El nombre Izan es en realidad una forma hispanizada de Ethan.

Izei: Significa «abeto», árbol que en el País Vasco sólo crece en los Pirineos.

Jatsu: Nombre de sendas localidades de Lapurdi y Baja Navarra.

Jeino: Nombre medieval. Aparece en una lápida de la iglesia de San Vicente de Abadiño.

Joango: Se trata de un nombre derivado de Joan.

Julen: Nombre propuesto en el Santoral y que en castellano es Julián.

Jurgi: Forma vasca de Jorge, que procede del nombre griego Georgos, que significa «labrador».

Kasi: Nombre de origen medieval propuesto posteriormente que equivale a Casio.

Kimetz: Nombre de uso común en algún dialecto del euskera, que significa «brote», «germen».

Kripan: Pueblo de Álava situado en la falda de la Sierra de Toloño. El nombre parece ser fruto de la evolución del nombre latino Cyprianus.

Kutun: Palabra que tiene dos significados: «amado» y «bolsa que se lleva colgada al cuello o cosida en la ropa».

Lain: Nombre de origen medieval. En el 956, se documenta Lain de Orduña.

Lander: Significa «pobre y «peregrino» y es el equivalente del castellano Leandro.

Laratz: Laratza es la cadena que cuelga en el hogar.

Laskain: Nombre popularizado por ser el seudónimo del escritor José Azurmendi (Zegama G, 1941).

Leioari: Nombre de origen en la Edad Media. Su mención más antigua se encuentra en una lápida conservada en la Ermita de San Vicente en Abadiño.

Luar: Variante de Loarre, nombre del famoso castillo de Aragón.

Maide: Nombre que proviene de un ser mitológico que entra por las chimeneas de las casas por la noche.

Mairu: Nombre de origen medieval procedente del latino Maurus.

Maiu: Hace referencia a un ser mitológico, marido de Mari, que vive bajo tierra.

Maren: En castellano, se traduce por Mariano.

Markel: Nombre propuesto en el Santoral que proviene de Martzelo.

Mikel: Del hebreo Mikha, que pasó al griego y latín como Michael. Es el equivalente al castellano Miguel.

Negu: significa invierno y tambien un ser mitológico.

Neketi: Nombre de origen medieval popularizado durante el siglo XX.

Nikanor: Literalmente, significa «hombre victorioso».

Odei: significa » nube», también es un personaje mitológico que trae las tormentas.

Oier: Nombre de origen medieval referente a un hombre valiente.

Oihan: Significa «bosque».

Oinatz: Referente a las fuerzas de la naturaleza.

Orixe: Nombre popularizado por ser el seudónimo del escritor y académico de número de la Real Academia de la Lengua Vasca Nicolás Ormaetxea.

Paken: Nombre equivalente euskérico de Paciano. San Paciano fue obispo de Barcelona en el siglo IV.
Paken, pakean, significa «en paz», y por ello se utiliza tamvien como nombre femenino.

Patxi: Ha sido tradicionalmente derivado de Frantzisko, y en cierta medida todavía lo es, pero también se emplea con bastante frecuencia como equivalente del castellano Francisco.

Praisku: Equivalente al castellano Francisco.

Sanduru: Nombre de origen medieval.

Semenko: Nombre de connotaciones místicas.

Seniko: Proviene del nombre de Senicco.

Silban: Del latín Silvanus, el dios que representaba el bosque y los terrenos sin cultivar.

Sukil: Nombre relacionado con el tronco del árbol de Navidad y el fuego nuevo, que era símbolo de protección contra todo tipo de fuerzas malignas.

Ugutz: Nombre relacionado con la entrada en la Iglesia de Cristo.

Uhaitz: Literalmente, quiere decir «río».

Ukerdi: Nombre que proviene de una población situada en los alrededores de Belagua (Navarra).

Unai: Nombre común que significa «vaquero», «pastor de vacas».

Unax: Nombre relacionado con la naturaleza y la valentía.

Untzalu: Es el equivalente al castellano Gonzalo.

Urki: Significa «abedul», árbol de corteza blanca.

Urko: Derivado de varios montes que llevan este nombre en Eibar, Ermua y en Berango. Además Urko significa «del agua».

Usun: Referente a la localidad del Romanzado.

Utxin: Nombre de un personaje de la novela de F. Navarro Villoslada titulada Amaya o los vascos.

Uztai: Significa «aro», «llanta» o «corona».

Uztail: Nombre que hace referencia al mes de julio. Como su nombre indica (uzta, «cosecha», e hil, «mes»), es la época de la recolección.

Xabier: Nombre muy similar al catalán Xavier y que referencia a un pueblo y castillo de Navarra. Significa «casa».

Xuban: Nombre de origen romano relacionado con el coraje.

Xurio: Nombre vasco de origen medieval variante de Txurio.

Zain: Nombre común que en euskera significa «raíz», «vena», «arteria» y «vigilante».

Zeian: Nombre de origen medieval relacionado con la valentía.

Zuhaitz: Nombre común que significa «árbol».

Zuhur: Es un adjetivo normal en euskera que significa «prudente». Sin embargo, tiene también una segunda acepción como «tacaño», «agarrado»

Encontrado en la web de MiBebeyyo.com

Me gusta esto:

Me gusta Cargando…

«Hay padres que intentan poner nombres extravagantes a sus hijos en euskera»

Mikel Gorrotxategi, responsable de la Comisión de Onomástica de Euskaltzaindia,.

Euskaltzaindia resuelve a diario dudas sobre cómo nombrar a niños de manera correcta

DANIEL SORIAZU Miércoles, 3 agosto 2016, 14:09

Cuando todavía está en la calle el debate sobre si es apto o no el nombre de Lobo para un niño, tal y como han optado unos padres madrileños, recuperamos un reportaje publicado en El Diario Vasco el 9 de noviembre de 2014 para ilustrar las dudas y problemas que surgen en aquellos casos en los que los progenitores deciden poner un nombre en euskera.

En Euskadi, la mayoría de los padres opta hoy en día por poner a sus hijos nombres en euskera. Algunos eligen los clásicos, como Ane, Irati, Leire, Jon, Aitor, Asier, Mikel o Eneko. Aunque hay otros progenitores que prefieren ser más originales y optar por otras opciones menos convencionales. En algunas ocasiones, traspasando los límites y viéndose obligados a recular porque el registro civil no les permite la inscripción de ese nombre.

De esta situación dan muy buena cuenta desde Euskaltzaindia. La Real Academia de la Lengua Vasca lleva décadas ofreciendo a los interesados la información necesaria para evitar que se elijan nombres inadecuados, ya sea porque no existen o porque su grafía es incorrecta. No obstante, «todos los días recibimos llamadas de padres o de registros civiles para hacernos alguna pregunta a este respecto», cuenta Mikel Gorrotxategi, responsable de la Comisión de Onomástica de Euskaltzaindia.

  • Un juez elegirá el nombre para un niño cuyos padres quieren llamarle Lobo

Las situaciones con las que se encuentran son muy variadas. «Muchas veces ocurre que los padres han oído un nombre en euskera que les gusta y resulta que es un mote, o no es un nombre en euskera». Y de ahí en adelante, las consultas que reciben darían para publicar un intenso anecdotario. Por ello mismo desde esta institución recomiendan a aquellas parejas que estén esperando un hijo y que deseen ponerle un nombre en euskera, se pongan en contacto con ellos ante cualquier posible duda. «Porque no es un trance agradable para los progenitores encontrarse con esta situación una vez que el niño ya ha nacido».

Euskaltzaindia tiene elaborado un estudio sobre la evolución de los nombres de pila en euskera en el País Vasco desde 1966 hasta 1996. Desde ese año su uso se ha estabilizado tanto, que los 20 primeros nombres más utilizados en Euskadi son vascos. «De vez en cuando aparece alguno castellano como Lucía, María o Paula. Pero, en general, el uso en euskera es algo bastante estable», apunta Gorrotxategi.

Nombres en euskera

los datos

La ley de Registro Civil prohíbe imponer nombres que sean contrarios a la dignidad de la persona o confundan la identificación.

En euskera son indecorosos, por ejemplo, Ordots (cerdo), Ozpin (vinagre) o Zakar (basura) entre otros. Además están prohibidos los fallos ortográficos, como escribir Nahia u Hodei sin hache.

En Euskadi los 20 nombres más usados son de origen eusquérico y por lo general son cortos, de dos sílabas, y no compuestos.

En este sentido, explica que «Iñaki, que fue un nombre muy utilizado, ahora lo tienen fundamentalmente personas que son padres, e incluso empieza a ser de abuelos. Al igual que ocurre con Garbiñe, Edurne o Begoña. Ya no se usan. Hay nombres que se saltan una generación. Otros, en cambio, siguen usándose, como Mikel o Aitor».

En cualquier caso, explica que hoy en día lo normal es que en toda Europa se opte por nombres cortos, de dos sílabas, y no compuestos. «En Euskal Herria, excepto el de Jon Ander, entre los 100 nombres más usados no hay ninguno compuesto. No hay ningún niño menor de diez años que se llame Miguel Ángel, Francisco Javier o José Mari, por ejemplo».

«No le puede llamar «aker»»

La ley del Registro Civil establece cuáles son las limitaciones a la hora de elegir un nombre. De este manera no pueden imponerse «nombres que sean contrarios a la dignidad de la persona ni los que hagan confusa la identificación». En el caso del euskera, también se pide que el mismo esté bien escrito. «La ley es bastante flexible en tanto que considera que los padres no van a poner a sus hijos un nombre excesivamente extravagante. Con todo, hay padres que lo intentan», asegura Gorrotxategi.

Uno de los ejemplos típicos que le vienen a la cabeza a este miembro de Euskaltzaindia es el que tiene que ver con el nombre Zühara. «En su pronunciación suena como «ziara» pero esa no es su grafía correcta. Algo que sorprende a muchos padres cuando quieren inscribirlo de esa manera y no les dejan. Al igual que progenitores que quieren escribir Nahia u Hodei sin hache, cuando eso es una falta de ortografía no admitida al igual que si se escribiera Isabel con v», explica.

Pero la cosa no acaba ahí. A Euskaltzaindia han llegado casos de una madre «que quería poner a su hijo «aker», que en castellano significa macho cabrío». U otra pareja que quería llamar a su hija «alua», que tiene dos significados: tonto o vulva de la vagina. «Se explicó a estos padres lo que quería decir, pero como no sabían euskera para ellos el nombre no tenía ningún tipo de carga y además les sonaba bien, así que querían seguir adelante. Y no lo consiguieron», señala Gorrotxategi. Otros nombres indecorosos y no admitidos son Ordots (cerdo), Ozpin (vinagre) o Zakar (basura) entre otros.

También existen ejemplos que podrían generar cierta controversia por su significado en castellano, pero que se consideran correctos por Euskaltzaindia. Tal es el caso de Otsoa (lobo) o Zigor (castigo), por ejemplo. «De la misma manera que no puedes llamar a un niño Zigor en castellano, no puedes llamar a una niña Dolores (mina) en euskera. La onomástica personal es un tanto extraña porque siempre hay excepciones ya que es algo muy personal, muy relacionado con la gente», apunta.

Las modas, al igual que en castellano, tampoco escapan en la nomenclatura eusquérica. Véase el caso de Unax. «Era muy poco utilizado hasta que se hizo famoso un actor con este nombre», señala Gorrotxategi, quien añade que «los nombres los utilizas si los conoces, y los conoces si los oyes». Un ejemplo claro de ello es el nombre de Iker. En Bizkaia es donde más se usa, seguido de Gipuzkoa, Barcelona y Madrid. La influencia del portero de fútbol del Real Madrid, Iker Casillas, parece innegable.

Evolución del nomenclátor

Tras la muerte de Franco en 1975 se empezó a permitir la imposición de nombres eusquéricos en el registro civil. Para entonces, Euskaltzaindia ya tenía publicado su primer nomenclátor de nombres de pila en euskera, propuesto por Aingeru Irigarai en 1972. A partir de ahí llegarían otras cuatro ediciones. La más actualizada es la del año 2001 que, además, incluye para cada nombre una escueta información sobre su origen o referencia y significado, junto con sus equivalencias en castellano y en francés. A partir de 2001 se han ido publicando e incluyendo anualmente listados de nombres que se han aceptado con posterioridad. El nomenclátor se puede consultar a través de la página web de Euskaltzaindia.

Según explican desde la Real Academia de la Lengua Vasca, este nomenclátor está confeccionado atendiendo a dos criterios: el del equilibrio en el uso y el del respeto a la lengua -anteriormente mencionado-.

Así por ejemplo, no se incluyen nombres como Pedro y Santiago puesto que, a pesar de su importante presencia, tienen formas propias en euskera como Petri, Peru o Pello y Jakue. Sin embargo, la aplicación de dicho criterio sí resulta un filtro válido a la hora de decidir la inclusión o exclusión de nombres más recientes en el nomenclátor. En base a ello se han incluído nombres nuevos, de gran aceptación popular, como Edurne, Iñaki y Miren, y se han excluido otros como Albontsa u Onintza.

El misterioso origen del euskera, el idioma más antiguo de Europa

Derechos de autor de la imagen Alamy Image caption En San Sebastián, como en el resto del País Vasco, muchos jóvenes eligen estudiar en euskera.

Ya había conducido por el norte de España, pero era la primera vez que me detenía en Getaria, un pueblo medieval de pescadores, viñedos y cuna de Juan Sebastián Elcano, primer navegante que dio la vuelta al mundo

En una calle estrecha de esa localidad vasca, detrás de un camión de pescado, dos hombres conversaban en un idioma que nunca había escuchado.

Sus sonidos entrecortados se mezclaban con el goteo de la lluvia ligera que caía sobre el pavimento.

Luego supe que se comunicaban en una lengua ancestral que estuvo a punto de extinguirse: el euskera (o idioma vasco).

Hablado en las regiones de Navarra y País Vasco, en el norte de España, y el suroeste de Francia, el euskera es un misterio.

No tiene origen conocido ni relación con otro idioma, una anomalía que ha mantenido confundidos a los expertos en lingüística durante mucho tiempo.

«Nadie puede decir de dónde viene», apunta Pello Salaburu, profesor y director del Instituto de Euskera en la Universidad del País Vasco en Bilbao.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Bilbao, la ciudad más populosa del País Vasco, es hogar del museo Guggenheim.

Vivo y diferente, es motivo de orgullo para los vascos y se calcula que unos 700.000, el 35% de la población de la región, lo habla actualmente.

  • Qué pueblos hablan silbando y de dónde viene ese misterioso lenguaje
  • ¿Cuál es el idioma más fácil para aprender si eres hispanohablante? ¿Y el más difícil?

Lengua clandestina

Sin embargo, el euskera estuvo en la mira del régimen de Francisco Franco, quien trató de imponer el castellano en toda España y prohibió el uso de otras lenguas durante su gobierno.

Cuando Karmele Errekatxo era una niña, en las décadas de 1960 y 1970, asistió a clases secretas de euskera en el sótano de una iglesia en Bilbao, la ciudad más poblada del País Vasco.

«El idioma es la identidad de un lugar», apunta Errekatxo, ahora una maestra que imparte sus clases en euskera.

«Si lo eliminas del sitio, se muere. El dictador sabía eso y quería que desapareciera», dice en alusión a Franco.

(En la época de Franco, el euskera) quedó relegado al dominio íntimo del hogar. Sin embargo, en las ciudades incluso las paredes parecían estar escuchando»

Karmele Errekatxo, maestra vasca

En 1944, un grupo de padres organizó clandestinamente una escuela de euskera, o ikastola.

Para 1970, esas instituciones secretas tenían más de 8.000 alumnos, dice Salaburu, quien fue bautizado en 1951 con el nombre de «Pedro María», la versión española de su nombre vasco.

En esa época, el idioma aún se utilizaba en pueblos y granjas aisladas en los Pirineos y a lo largo de la costa del golfo de Bizkaia, donde era el único idioma conocido por muchas familias.

Pero fue silenciado en las ciudades donde los informantes reportaban a la policía a quienes lo hablaban.

«Quedó relegado al dominio íntimo del hogar», indica Errekatxo. «Sin embargo, en las ciudades incluso las paredes parecían estar escuchando».

«Por miedo, muchas familias lo fueron perdiendo. No fue transmitido en algunas generaciones».

Lengua superviviente

Sin embargo, el euskera sobrevivió a los años del franquismo como lo había hecho inexplicablemente varios milenios.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Algunas de las pinturas encontradas en cuevas en el País Vasco datan de hace 14.000 años.

Recientemente, un grupo de espeleólogos descubrió en una cueva en Errenteria, en la provincia de Gipuzkoa, unos grabados hechos hace 14.000 años.

Otras cuevas prehistóricas en el País Vasco fueron habitadas por humanos hace 9.000 años.

«No conocemos la lengua que se hablaba en las cuevas», dice Salaburu.

«Sin embargo, a menos de que tengamos otros datos que demuestren lo contrario, debemos asumir que esa protolengua está relacionada de alguna forma con el vasco actual».

  • El lenguaje humano «se originó en África»

Cuando pueblos del Oriente, o indoeuropeos, comenzaron a llegar a Europa hace 3.500 años, trajeron sus propias lenguas que influenciaron el surgimiento de la mayoría de los idiomas europeos.

El mejor estudioso de la lengua vasca, Koldo Mitxlena, solía decir: ‘el milagro del vasco es cómo ha sobrevivido’. Realmente lo es, sin literatura ni gente educada en vasco»

Pello Salaburu, académico vasco

Sin embargo, el euskera no tiene las mismas raíces indoeuropeas.

Una teoría señala que era el mismo idioma que el íbero o que ambos evolucionaron de la misma lengua.

Como el euskera, el íbero (una lengua muerta que se habló en las regiones surestes de la península Ibérica) tenía muy poca relación con los idiomas principales de la región.

«Uno de sus sistemas de escritura fue descifrado en la década de 1920. No lo entendemos, pero suena muy similar al euskera», dice Salaburu.

Fue apenas en 1969 que el idioma fue estandarizado, allanando el camino para ser utilizado por los escritores.

«El mejor estudioso de la lengua vasca, Koldo Mitxelena, solía decir: ‘El milagro del euskera es cómo ha podido sobrevivir’ y realmente lo es, sin tener literatura ni gente educada en euskera», destaca Salaburu.

Conexión natural

El euskera se fue formando con el tiempo por el contacto cercano de los vascos con la naturaleza.

Su entorno inspiró una vasta colección de palabras para describir sus verdes valles, impresionante picos, azules costas y cielos.

Derechos de autor de la imagen Alamy Image caption Getaria es un pueblo pescador medieval en el País Vasco donde se habla el euskera.

Contiene un variado vocabulario para describir paisajes y cerca de cien formas de decir «mariposa».

Puede que aún exista, en parte, debido a que quienes lo hablaron tempranamente estuvieron apartados del resto del mundo por los Pirineos.

«Sin embargo, yo diría que no estaba tan aislado como dice la gente, porque muchos usaron esta tierra», afirma Salaburu.

«Los vascos tienen la sensación de que el idioma es la característica más importante que los identifica como pueblo. Simplemente, no lo quieren perder».

Percepción «nacionalista»

En la década de 1960, se formó el grupo separatista violento ETA (Euskadi Ta Azkatasuna, traducible como «País Vasco y Libertad»), responsable de la muerte de más de 800 personas.

El euskera fue utilizado en cartas de extorsión que exigían dinero y amenazaban con violencia a empresas e individuos, así como en pintadas en las paredes hechas por simpatizantes que escribían eslóganes a favor del grupo.

El euskera ha sido utilizado como un arma. Se ha politizado y manipulado. Hay una percepción de que pertenece a los nacionalistas. Creo que un idioma es universal»

Karmele Errekatxo, maestra vasca

En abril de 2017, ETA se declaró como organización desarmada.

«El euskera ha sido utilizado como un arma. Se ha politizado y manipulado», opina Errekatxo. «Hay una percepción de que pertenece a los nacionalistas. Creo que un idioma es universal».

Para mantenerlo vivo, el gobierno del País Vasco recientemente lanzó una campaña con una página de internet donde las personas que lo hablan pueden practicarlo.

Los estudiantes de la región pueden también escoger estudiar en euskera, español o en ambos idiomas.

La mayoría escoge el euskera, aunque es raro escucharlo en público. «Por primera vez en nuestra historia, mucha gente que sabe hablar en euskera prefiere hablar en español», resalta Salaburu.

«Y eso es algo que me hace sentir incómodo. La influencia del español y de distintos idiomas es fuerte».

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption «Hay la percepción de que el euskera le pertenece a los nacionalistas. Yo creo que los idioma son universales», dice Karmele Errekatxo.

En Getaria, el euskera que escuché era una versión moderna influida por otros idiomas.

En todo el País Vasco, palabras en euskera aparecen en la carretera y sobre puertas, invitando a los visitantes a tiendas y bares que sirven txakoli (vino blanco local) y pintxos (rebanadas de pan sobre las que se colocan diferentes ingredientes y, generalmente, se atraviesan con un palillo).

El idioma que fue prohibido por Franco se habla ahora en televisión, se canta, se imprime en periódicos y se escucha en la radio.

«En 1975, cuando Franco se estaba muriendo, creo que fue tomado como un símbolo en su contra y muchos comenzaron a aprenderlo y cuidarlo», señala Salaburu.

Y Errekatxo cree que también sobrevivirá a la modernidad. «El euskera tiene sus subidas y bajadas, va hacia adelante y hacia atrás, como la vida misma», dice.

Derechos de autor de la imagen Alamy Image caption Franco prohibió el uso del euskera, así que se establecieron escuelas en las que se enseñaba el idioma en secreto.

Después de pasar todo un día en Getaria, seguí conduciendo 26 kilómetros hacia el este, a lo largo de la costa del golfo de Bizkaia, hasta San Sebastián, una ciudad vasca reconocida por su calidad gastronómica y sus playas.

Allí, a los pies de la basílica barroca de Santa María del Coro, un grupo vocal masculino comenzó a entonar una canción en un melodioso euskera.

No fue necesario que entendiera las palabras para apreciar su belleza.

Lee la historia original en inglés en BBC Travel

Este artículo se publica como parte de la versión digital del Hay Festival Segovia, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad española entre el 22 y el 24 de septiembre.

Sigue toda la información relacionada con el Hay Festival

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *