0

Olor en el baño

De dónde vienen los malos olores en el baño: el papel de nuestras tuberías, la bajante y del sifón

Los malos olores en el baño pueden tener varios orígenes y motivos. Aquí vamos a empezar por los más sencillos para, si tenemos suerte, eliminarlos rápidamente.

1. Una mala ventilación

Si nuestro retrete no tiene ventana que da al exterior, una causa del mal olor en el baño puede ser que la rejilla o sistema de ventilación estén obstruidos. Suciedad, algún bloqueo por algo que se haya quedado pegado… La regla número uno para evitar mal olor en el baño es una buena ventilación, así que comprobaremos que sea así y limpiaremos la rejilla o sistema que tenga.

2. Nuestro retrete

Si todo funciona bien, verás que en el retrete queda agua tras tirar de la cadena. Su papel es evitar que los gases de las tuberías con las que conecta nuestro aseo salgan por ahí. En el caso de que haya transcurrido tiempo sin usar el baño, y especialmente en los meses de calor, el agua se evapora, disminuyendo la efectividad de esa barrera. En esos casos, la solución está en hacer correr algo de agua y rellenar esa «barrera».

Si estamos reformando el baño, no la tendremos, es posible incluso que haya tuberías expuestas hasta que pongamos el nuevo retrete. En esos casos es muy importante tapar esas tuberías para evitar el olor.

3. Fuga en la tubería del retrete

Si a pesar de que el baño se usa a menudo, seguimos teniendo mal olor a tuberías, es posible que tengamos una pequeña fuga. Hemos de mirar bien la tubería bajo nuestro retrete y comprobar si hay algún escape en el suelo o si está mojada. Aunque el escape de agua sea mínimo, hemos de tener en cuenta que es suficiente para que salgan gases que producen mal olor en el baño.

En estos casos, la solución es sellar bien el escape de la tubería, o cambiarla por una nueva si es necesario.

4. Tuberías obstruidas

Otra causa posible de mal olor en el baño es que haya un embozo en el retrete. Algo se ha quedado inmovilizado y comienza a oler. En esas situaciones, habremos de desembozar. La manera más sencilla, para casos leves, es usar un producto adecuado que podremos comprar en el supermercado.

Si esto no lo resuelve, hay a la venta unos muelles desatascadores de tuberías, que se introducen por la misma eliminando la obstrucción.

5. La bajante y el papel del sifón

La bajante, es decir, la tubería general que desagua las aguas residuales de todo el edificio, suele ser la causante de un mal olor a tuberías típico de vez en cuando. Conectado a la bajante general (aunque en pisos muy antiguos puede no ir directamente ahí) habrá un sifón, o bote sifónico, que es un depósito cuyo papel principal es impedir que los olores de las tuberías de desagüe, con las que conectan las nuestras, retorne y salga por nuestra casa.

Cuando un piso lleva cerrado tiempo y con el baño sin usar, o por alguna otra razón el sifón se queda sin agua (por ejemplo, por una ventilación insuficiente u obstruida en la bajante), esa función protectora se pierde y el olor de la bajante retorna a nuestro baño. De ahí el mal olor a tubería característico que a veces se produce en el baño, incluso cuando hemos revisado las 4 razones anteriores.

Hacer correr el agua en bidés, inodoros y demás es importante para recuperar el agua en el sifón, pero si esto no funciona y nuestro problema persiste y no está en casa, habremos de llamar a un fontanero.

Cómo eliminar los malos olores en el baño: Resumiendo las soluciones

Ahora que ya conocemos las causas y soluciones de los malos olores en el baño, para que nuestro baño huela siempre bien, habremos de:

  • Asegurarnos de que la ventilación es siempre adecuada.
  • Asegurarnos de que hacemos correr agua habitualmente por las tuberías de cualquier elemento del baño conectado a ellas.
  • Limpiar periódicamente las tuberías con un producto adecuado.
  • Limpiar cualquier embozo a la primera señal del mismo.
  • Asegurarnos de que no hay fuga en la tubería que huele, y sellarla en ese caso.

Cómo eliminar el mal olor del desagüe de la ducha

Anímate a cambiar tu antigua bañera por un moderno plato de ducha. Más información en https://duchavida.es

El mal olor de las tuberías del baño es uno de los problemas que más se dan en los cuartos de baño. Cuando ocurre, puede llegar a envolver todo el baño e incluso traspasar sus fronteras y expandirse por el resto de la vivienda.


Copyright 123rf

¿Por qué huelen las cañerías?

Hay varios motivos por los que se produce el mal olor del plato de la ducha. Los desagües van unidos a circuitos de aguas residuales que desembocan en la red de alcantarillado y es el sifón el encargado de evitar el mal olor del wc.

El sifón es una tubería con forma de U o S en cuyas curvas queda estancada una cantidad de agua que hace de tapón e impide que pasen los gases que provienen del alcantarillado y hacen que se produzcan los malos olores del desagüe. A veces, el sifón se vacía y no cumple con su función.

Esto pasa cuando llevamos tiempo sin usar el desagüe, o cuando se produce un efecto de succión en la tubería que se lleva el agua, por ejemplo: si están conectados a la misma tubería de desagüe, al vaciar una bañera es posible que se succione el agua del sifón del lavabo. Una lluvia intensa también puede provocar mal olor en las cañerías, ya que se puede saturar la red de alcantarillado.

Como hemos dicho, los malos olores del desagüe de la ducha se origina por varios motivos, y uno de ellos también puede ser la acumulación de residuos inorgánicos como, por ejemplo la grasa de los productos de higiene corporal. Para evitar su acumulación, es necesario un mantenimiento continuo de las tuberías.

A continuación, compartimos con vosotros las mejores recomendaciones y consejos para eliminar el mal olor del desagüe de la ducha.

Agua, vinagre y bicarbonato

Si el problema no tiene su origen en el sifón, puedes probar con un remedio casero para eliminar los malos olores de las cañerías. Prepara una mezcla con los siguientes elementos:

  • agua templada
  • 100gr (5 cucharadas soperas) de bicarbonato de sodio o sal de frutas
  • 200 ml (un vaso) de vinagre blanco

Una vez preparada la mezcla, viértela por el desagüe. Déjalo reposar media hora, tiempo durante el cual se producirá una reacción cáustica natural que puede llegar a salir por el desagüe en forma de espuma y, pasados los 30 minutos, vierte agua hirviendo.

Levadura

Otro remedio casero muy simple y útil es echar una mezcla de agua y levadura de panadero por el desagüe antes de ir a dormir y no abrir los grifos en toda la noche. Tanto este remedio para eliminar el mal olor del baño como el anterior son, además de remedios, buenas técnicas de limpieza y mantenimiento de las cañerías, así que aunque no sufras del mal olor de las tuberías del baño puedes hacer uso.

Productos de limpieza

En los supermercados hay infinidad de productos de limpieza para eliminar el mal olor de las tuberías, pero hay que ir con cuidado a la hora de usarlos y nunca están recomendados para tratar el problema a largo plazo, ya que son muy contaminantes y pueden llegar a dañar y debilitar seriamente tus cañerías.

Cambiar el sifón

Si el olor del desagüe de tu ducha es persistente y no se marcha al dejar correr el agua durante unos minutos, ni con ninguno de los consejos anteriores, es probable que debas cambiar el sifón por uno cuyas curvas tengan unas medidas que impidan que se quede sin agua.

Cambia tu antigua bañera por un bonito plato de ducha. Mira como cambia el baño en estos ejemplos reales

Por qué huele mal tu baño – Causas

¿Por qué huelen las tuberías del baño? Es una pregunta que nos solemos hacer muy a menudo cuando comienza el otoño, las lluvias o el viento. Esta situación suele ser mucho más común en las zonas de costa. Este mal olor es un “fastidio” que creemos podemos solucionar con ambientador pero no es así, solamente conseguimos enmascararlo de esa manera. Deberíamos darle un poco más de importancia de la que solemos otorgarle porque puede que las causas puedan ser preocupantes.

Causas del mal olor de los baños

  • Instalaciones defectuosas. Se conocen casos en los que la instalación de tuberías y desagües se ha realizado de manera deficiente. Un ejemplo nos lo encontramos en una ocasión donde Con la ayuda de un profesional se podrá comprobar la correcta instalación de las tuberías y desagües para descartar que esa sea la causa.
  • Mal mantenimiento de las tuberías. Las tuberías se usan continuamente, tanto en una comunidad de vecinos como en una vivienda particular y, por lo tanto, estas deben tener un correcto mantenimiento para evitar atascos o que determinados residuos se vayan almacenando en sus paredes. Estas deben ser revisadas y limpiadas de forma periódica por una empresa como Desatascos Cubacas, que se dedica específicamente a ello.
  • La importancia del sifón. Su principal función es evitar los olores de las alcantarillas para que estos no acaben inundando nuestra vivienda. Pero cabe señalar que si de manera habitual no se da uso al bidé, ducha o bañera, el agua almacenada en el sifón se evapora y éste puede perder su función habitual, por lo que sí que llegará el olor de las alcantarillas al hogar. Esto suele ocurrir en las viviendas que permanecen largas estancias cerradas.
  • Los atascos en las tuberías. Estos también hacen que se produzca olor en ellas. Aunque la falta de uso del sifón influirá bastante en la intensidad del olor, la acumulación de jabones, suavizantes del pelo, cremas y otros productos utilizados en el lavabo o en la ducha unidos a todo tipo de pelo ayudará enormemente a que las paredes de los desagües sean cada vez más pequeñas produciendo al final un atasco.

Otras causas del mal olor

Pese a las causas citadas anteriormente, también hay otras posibilidades de que se produzca mal olor de las tuberías, tanto del baño como en general. Estas son las siguientes:

  • Uso continuo de detergentes y jabones, que no son beneficiosos para las tuberías.
  • Cabello incrustado en las mismas y que no se retira de forma periódica.
  • Tuberías viejas o en mal estado
  • Una mala ventilación de la zona
  • Por último, pero no por ello menos importante, una mala limpieza del cuarto de baño.

Si después de haber limpiado y ventilado adecuadamente el baño existe un mal olor persistente que se prolonga durante muchos días y no puedes eliminarlo, llama a profesionales de los desatascos en Castellón para que puedan realizar un mantenimiento adecuado en los desagües y así poder evitar desatascar de manera urgente las tuberías del escusado.

Si te ha gustado este post y quieres leer más artículos tan interesantes como éste síguenos en nuestra página de Facebook, Google+, Twitter, Pinterest o nuestro canal de Youtube.

Marian Guinot / Redacción
Desatascos Cubacas

¿Quieres saber cómo eliminar los malos olores? y que tu baño siempre esté limpio y fresco?

El mal olor en las tuberías del baño es uno de los problemas que más se dan en los cuartos de baño, y cuando esto ocurre puede llegar a expandirse por toda la casa.

¿Por qué huelen?

Son varios los motivos por los que se produce un mal olor en los desagües, pues éstos van unidos a un circuito de aguas residuales, que finalmente desembocan en la red de alcantarillado y es el sifón el encargado de evitar malos olores.

Las válvulas del plato de ducha tienen un bote sifónico y su función es evitar los malos olores de las tuberías, por ésta razón, si alguna vez habéis tenido problemas con los olores es probable que sea porque no tengáis el bote sifónico puesto en la válvula.

Si llevamos tiempo sin usar el desagüe o hay lluvias intensas, también pueden provocarse los malos olores en las cañerías. Recomendamos que si llevas tiempo sin usar la ducha, eches un cubo de agua limpia sobre el plato de ducha antes de usarlo. Los malos olores también pueden darse por alguna junta mal sellada, o bien hay un doble sifón, que provoca una fuerte succión y deja vacío el bote sinfónico.

Como hemos dicho, los malos olores del desagüe pueden originarse por varios motivos, y entre ellos también puede deberse a la acumulación de residuos inorgánicos, como los productos de higiene corporal. Para evitar su acumulación recomendamos un continuo mantenimiento.

Como eliminar los malos olores

Hay varios remedios naturales y respetuosos con el medio ambiente que podemos aplicar.

Si el problema no tiene que ver con el sifón, y éste está bien instalado, recomendamos preparar una mezcla de Agua templada, 5 cucharadas soperas de bicarbonato de sodio y un vaso de vinagre blanco. Una vez preparada verter por el desagüe y dejar reposar entre 30 y 45 min, tiempo suficiente para que se produzca una reacción cáustica natural, pudiendo salir en forma de espuma por el desagüe. Pasado el tiempo de espera verter agua hirviendo.

Si el remedio anterior no ha sido suficiente, pon 4 vasos de vinagre blanco a hervir, cuando entre en ebullición, echa el bicarbonato en el desagüe atascado y, acto seguido el vinagre hirviendo, ésta combinación disolverá la suciedad acumulada en las tuberías. Esperar 30 o 45 min antes de abrir el grifo del agua.

Estos remedios también son una buena opción para un mantenimiento regular de nuestras cañerías.

Si los malos olores persisten recomendamos un repaso de la instalación, comprobando juntas y que no se produzca la succión por culpa de un doble sifón.

¿Qué causa el mal olor de un desagüe de la ducha?

Hay una variedad de desagües en una vivienda que deben mantenerse limpios para que funcionen correctamente y no produzcan mal olor.

Una razón muy común son las tuberías pequeñas o una estructura de desagüe con curvatura que no permite el drenaje adecuado y donde se va acumulando excesos de jabón, aceite y pelos que al descomponerse producen el mal olor.

Otra de las razones es un mal sellado de las juntas en bañeras y duchas que puede dar lugar a filtraciones de agua creando humedad y hongos dando lugar a mal olor.

Materia inorgánica se acumula produciendo bacterias en los desagües de baños

No siempre el mal olor está en un mal drenaje, en una ocasión se realizo una pequeña reforma en el baño de una casa que había estado deshabitada, cambiando la bañera por plato de ducha, el olor que se desprendía del desagüe, no era de materiales inorgánicos por un continuo uso, el mal olor se producía por el flujo de retorno del gas de la alcantarilla o fosa séptica que necesitó una reparación de alcantarillado por una obstrucción de raíces.

Pero si el olor es desagradable también lo es, que nos estemos dando una ducha y el agua que pueda fluir correctamente hacia la salida y vuelva por donde entró, dejándonos un agua sucia y con bacterias de la tubería.

La materia inorgánica puede acumularse en tuberías de lavabos, bidés y sobre todo en los desagües de las duchas, siendo necesario su desatasco y eliminación mediante productos químicos o remedios caseros.

Si usted opta por un producto químico asegúrese siempre de comprobar que sus tuberías son de PVC o plástico nunca de plomo, siga las instrucciones del fabricante y use guantes de goma para la manipulación del producto.

4.1 / 5 ( 7 votos )

¿Tienes problemas de evacuación de agua con el plato de ducha de resina? ¿Tu cuarto de baño no desagua correctamente? En este artículo vamos a enseñaros como funcionan las válvulas sifónicas que tenemos en ASEALIA y los motivos por los cuales el plato de ducha tenga problemas para evacuar y canalizar el agua de la ducha.

Uno de los problemas que suelen encontrar los reformistas en los cuartos de baño es el problema de la pendiente de la tubería, es decir, que la tubería que va del plato de ducha a la general o al bote sifónico no tenga la pendiente adecuada, este problema suele ser habitual en muchas reformas de baño. La solución es muy sencilla siempre y cuando se pueda se cambia la tubería y nada de empalmar una tubería vieja con una tubería nueva, sino que se pone una nueva tubería que conecte el plato de ducha de resina con la bajante general o al bote sifónico del cuarto de baño. Nuestra recomendación en cuanto a la pendiente es que tengan entre 2% y un 3%.

Otro problema es que las tuberías estén atascadas debido al uso y al deterioro con el paso del tiempo, para ello, lo optimo es utilizar un líquido especial que limpie bien la tubería y quite los restos que están ocasionando que el agua no pase fácilmente por la tubería.

Hay que tener en cuenta que si tenéis un bote sifónico en el cuarto de baño sería importante que quitarías la pestaña de la válvula que hace de bote sifónico, sino de esta forma estás duplicando la función del bote sifónico y perjudicando la evacuación del agua sobre la válvula del plato de ducha. La función del bote sifónico es la de evitar que los malos olores de las tuberías lleguen al hogar, por esa razón, si alguna vez habéis tenido problemas con los olores es posible que no tengáis bote sifónico en el baño o válvula sifónica en el alguno de los producto de equipamiento de baño.

Otra opción que podéis hacer es quitar la cazoleta de la válvula, de esta forma conseguiremos que se evacue mejor el agua del plato de ducha. La misión de la cazoleta es recopilar cualquier pelo o suciedad y evitar que llegue al desagüe o a la tubería de la vivienda.

A continuación podéis ver como funciona a la perfección nuestras válvulas de los platos de ducha de resina que vendemos en nuestra tienda online. Una opción a tener en cuenta cuando compréis un plato de ducha es comprobar siempre que la válvula funciona perfectamente, ya que si no se comprueba in situ posteriormente una vez se tiene instalado el plato es más costoso cambiar la válvula de ducha.

Entre las marcas líderes de las válvulas de ducha se encuentran Geberit y Viega, aunque las válvulas de ducha 2 también funcionan muy bien. Lo que si es importante es que la válvula esté fabricada acorde a la legislación europea y cumpla los requisitos de evacuación de la normativa, de esta forma evitaremos tener problemas en el futuro.

Como conclusión podemos decir que si la tubería es nueva y esta conectada perfectamente con la bajante general, la válvula del plato de ducha funciona correctamente y está capacitada para la evacuación del agua no tenemos que tener ningún problema con la salida del agua con los platos de ducha de resina extraplanos.

¿Mal olor en el baño? – Origen y como eliminarlo

¿Mal olor en el baño? – Origen y como eliminarloValoración

No es la primera vez que notamos mal olor en un baño, ya que es algo muy común y que muchas veces no sabemos de donde proviene. Porque, como veremos en el artículo de hoy, una correcta limpieza y mantenimiento de nuestro baño a veces no es suficiente para que este huela correctamente. Esto es debido a que entran en juego otros factores de más difícil alcance como las tuberías del mismo.

Si bien en algunos casos, la reforma del baño es muy recomendable y en otros imprescindible, a continuación te daremos una serie de consejos para eliminar ese hedor que resulta tan molesto para siempre. Son unos tips caseros que podrás realizar con facilidad, y que si los aplicas regularmente, gozarás de un buen aroma cada vez que entres al servicio.

Mal olor en el baño ¿De donde viene?

El primer paso es saber detectar el origen del problema y sin duda una buena práctica es ver si nos encontramos alguna fisura, poro o rendija que esté en contacto con la red de saneamiento. Normalmente esta es la principal fuga de malos olores que todo baño tiene y buena parte de la culpa la tiene el sifón, un mecanismo que si no está averiado tiene en su interior agua y evita de esa forma que los malos olores salgan por desagües, juntas y poros.

Si este mecanismo se queda sin agua, el aire que hay dentro de el puede filtrarse por cualquier parte. Por esa razón es de vital importancia que vigilemos el estado de la goma que tiene el bote sifónico en su interior. Lograremos evitar que se quede seco su interior, que como ya comentamos, es la causa raíz del problema.

Pero los sifones no son el único lugar donde podemos buscar un posible origen, ya que una mala ventilación y renovación del aire puede ser otro detonante, sintiendo el ambiente mucho más cargado y pestilente.

Igualmente pasa con los drenajes, los cuales si no son limpiados y revisados con regularidad, son un sitio ideal para que la suciedad se acumule en su interior y no deje a su vez, que exista una correcta circulación entre el sistema de tuberías de nuestra casa.

Consejos para eliminar el mal olor del baño

Después de haber hablado del origen del problema, lo siguiente es saber acabar con el. Por esa razón, iremos punto por punto, dando consejos de como limpiar y tapar cada rendija de nuestro baño.

Sifón

Como ya comentamos con anterioridad, la falta de agua (desifonamiento) es la que deja salir malos olores de su interior. Y como el mantenimiento del mismo es complicado, ya que no suele estar del todo accesible, a continuación, daremos una serie de consejos. Por es importante antes de enumerarlos, que si existe la posibilidad de cambiar la goma del bote sinfónico, esta debe ser la prioridad:

  • Comprueba que las juntas entre los sanitarios y la pared está correctamente sellada. Con el uso se forman pequeñas grietas que dejan entrar aire proveniente el sistema de saneamiento, por lo que tapar estos agujeros es importante.
  • Todo lo cercado al inodoro es clave. Por lo cual, soldar correctamente sus juntas es vital y prestando especial atención al manguetón, que muchas veces está a la vista y deja pequeñas fisuras en la pared.

Tuberías

El uso de limpiadores de tuberías de forma regular puede quitarnos más de un dolor de cabeza. Además de que eliminan la suciedad de una zona a priori inaccesible, ayuda a evitar atascos en su interior, ya que las cañerías son lugares propensos a acumular grandes cantidades de suciedad.

Además, hoy en día, los productos para limpiar tuberías tienen en su composición componentes que previenen la formación de suciedad y vienen con olores agradables, por lo que notarás el cambio nada más aplicarlos en tus inodoros.

Los drenajes son uno de los focos de hedor más comunes en cualquier aseo, por lo que mantenerlos limpios y sin obstrucciones serán tareas clave para la higiene del servicio. Simplemente realizando un proceso con los siguientes pasos, la limpieza se dará por terminada:

  • Quitar el tapón y eliminar la suciedad superficial.
  • Para llegar a zonas interiores, el uso de desatascadores moverá el interior de la tubería y facilitará la evacuación de los desechos que allí quedaran almacenados.
  • Enjuaga el drenaje con agua caliente.

Limpieza de azulejos

El moho y otro tipo de suciedades similares afectan principalmente a las superficies que forman un baño, dando sensación de suciedad, deteriorando los componentes del servicio y como no, causando pestilencias para nada agradables.

Realizar con regularidad una limpieza con líquidos pensados para estas superficies ayudará a que todo luzca mucho mejor y no se deteriore con facilidad.

Ventilación

Parece obvio, pero una correcta ventilación del habitáculo es clave. Por esa razón, cada vez son más los servicios que cuentan con un sistema de ventilación propio, que se encarga de renovar el aire de forma constante.

Esto es realmente útil después de por ejemplo, duchas calientes, las cuales generan mucho vapor de agua, causante en infinidad de casos, de la aparición de moho.

Y si consideras que esto sería abordar una reforma en el baño, abrir la ventana es una alternativa igualmente válida.

Purificadores de aire

Como alternativa al consejo anterior, los purificadores de aire pueden ser una solución bastante sencilla de implementar y será el aparado encargado de acabar con las bacterias causantes del hedor en el aire.

La inversión en este aparato depende mucho del tamaño del aseo, pudiendo encontrar algunos por 30€ para espacios pequeños y otros de gran calidad, llegando hasta los 250€. Como pasa mucho, todo depende del caso que tenga cada uno en su hogar.

Ambientadores

Muchos consideran que simplemente sirven para camuflar el problema, pero la realidad es que su función la cubren realmente bien. Dotan al espacio donde se coloquen de buen olor y eso es algo que se agradece. Además, podemos encontrar gran variedad de ellos, automáticos, manuales o incluso en forma de pequeñas bolsitas, que tienen hasta cierta función decorativa.

Como has podido ver, mantener un buen aroma en nuestro servicio requiere de dedicación, pero no es un proceso en el que tengamos que invertir ni mucho dinero ni mucho esfuerzo. Aún así, como consejos finales, es importante que realices acciones tan sencillas como barrer y fregar con regularidad. Eliminarás más capas de suciedad y todo quedará con un aspecto mucho más radiante.

Si quieres seguir leyendo artículos como este, visita nuestro blog con regularidad y no olvides compartir el post en tus Redes Sociales si te resultó útil.

Trucos caseros y naturales para eliminar mal olor de las tuberías

Consejos caseros para terminar con los malos olores sin productos carísimos ni químicos

Tanto el fregadero, como la ducha o los lavavos desprenden en muchos momentos olores desagradables y en muchos casos se convierten en una pesadilla para eliminarlos. ¿Cómo quitar el mal olor de la tubería?

¿Por qué huele la cañería?

Es muy sencillo, por las tuberías pasan diariamente muchos residuos, restos de comida, pastas de dientes, maquillajes, se cuelan pelos… y todo aquello que nos descuidamos y pasa por el desagüe. Pues bien, el remedio consiste en limpiar a fondo la tubería con algunos de estos

1. Pócima para eliminar los malos olores de las tuberías

Ingredientes:

  • 100 gramos de bicarbonato de sodio
  • 200 mililitros de vinagre normal (vinagre blanco)
  • Medio litro de agua un poco caliente (no hirviendo)

Pasos para este remedio contra los olores:

  • Paso 1: Calentar el agua
  • Paso 2: Mezcla el bicarbonato con el agua y el vinagre.
  • Paso 3: Echar en la tubería
  • Paso 4: Dejar media hora la tubería sin pasar nada, ni agua. Dejarla reposar.

2. Café para quitar el mal olor de las tuberías

Cada vez que hacemos café en la melita o en la cafetera italiana tiramos los restos del café húmedo y es un grave error. Pues, aunque las tuberías no huelan, tirar a diario el café por el desagüe ayudará a prevenir la aparición de malos olores.

Este es un remedio antiguo, cuándo no existían muchos de los produtos limpiatuberías que conocemos hoy en día. El método es:

  • Café de la cafetera o del filtro, ya frío, lo llevamos al lavadero.
  • Dejamos caer el café en el desague y poco a poco, cada vez que abramos el agua, el café irá colando y arrastrando aquello que se haya quedado en las pareces de las tuberías.

3. Sosa Caústica: un remedio antiguo y efectivos contra los malos olores en las tuberías

Es un clásico, quizá siempre hayamos oído hablar de ella pero nunca nos ha venido a la cabeza cuándo aparecían los malos olores. Estoy hablando de la sosa caústica. ¡¡CUIDADO!! Es muy tóxica y hay que llevar cuidado al usarla, no es un juego.

Es un producto muy fuerte y arrastra toda la suciedad de las tuberías, llevándose consigo los residuos que se van almacenando en las paredes y pozos provocando olores desagradables.

¿Cómo usar la sosa caústica para quitar el mal olor de las tuberías?

Importante: Las tuberías de determinados materiales no soportan la sosa caústica, así que llevad cuidado y verificar que podéis usar este producto en cada.

  • Paso 1: Nos protegemos. Las manos con guantes y los pulmones con mascarilla.
  • Paso 2: Disolver sosa en agua.
  • Paso 3: Se echa por la tubería

4. Levadura fresca de panadero: un remedio más lento y eficaz contra los malos olores

¡¡Usar levadura de panadero!! Sí, así es… el efecto de la levadura hace que en 10 o 12 horas las tuberías queden limpias. Es sencillo lo único que tenemos que tener en cuenta es que el método es más lento y por eso no tenemos que usar esa tubería durante medio día aproximadamente.

Para usar este método lo que hacemos es:

  • Paso 1: Diluir la levadura en agua templada.
  • Paso 2: Echamos en la tubería por la noche.
  • Paso 3: Dejamos entre 10 y 12 horas reposando. (no usar ese grifo).

5. Zumo de limón para los malos olores

Antes de que el olor vaya a más, el ácido del limón nos va a ayudar a eliminar ese olor desagradable. Exprimimos un zumo y echamos de vez en cuando este zumo por el desagüe, así conseguimos que el ácido de esta fruta arrastre consigo los residuos.
El limón también se usa para los olores en las neveras. Si dejamos un limón partido por la mitad en la nevera evitamos que esta coja olores a humedad y demás.

Importante: Antes de todo esto, está bien que miremos que el sifón está limpio o que el olor no se debe a la cal incrustada en las tuberías.

Por ejemplo, el olor en un lavavajillas puede estar provocado por la cal, por el filtro o por la tubería de desague. Por eso es interesante de vez en cuando echar productos contra la cal y demás. ¡¡Mejor prevenir que curar!!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *