0

Operacion hemorroides opiniones

¿Qué puedo comer después de una operación de hemorroides?

Tener hemorroides puede resultar sumamente molesto. Sin embargo, no en todos los casos las hemorroides o almorranas se tratan de la misma forma. Dependiendo del tipo de hemorroide, es decir, de qué grado sea, si I, II, III o IV, esta patología se trata de una forma u otra.

En elInstituto Proctológico Dr. Padrón habitualmente tratamos todo tipo de patologías proctológicas y, con mayor frecuencia, hemorroides de todos los grados. El tratamiento más demandado es el quirúrgico ya que permite a los pacientes volver a su vida normal de forma muy rápida y alivia las molestias ocasionadas por las hemorroides en tiempo récord. Si necesitas información o pedir cita no dudes en llamarnos a nuestros centros de Tenerife (922 257 820) o de Las Palmas de Gran Canaria (928 244 713) y te atenderemos sin esperas.

La cirugía para tratar las hemorroides

Lo primordial antes de una cirugía de hemorroides es realizar un diagnóstico certero. Esto puede realizarlo un médico de cabecera, pero será el proctólogo, el experto en las patologías del ano y el recto, quien realmente pueda confirmar ese diagnóstico.

Tras la confirmación del diagnóstico y, por tanto, tras averiguar qué grado de hemorroide padece el paciente, se le ofrecen las diferentes opciones. Cuando se trata de almorranas de grado I y II en ocasiones se recomienda al paciente que realice baños de asiento con agua fría e incluso hielo envuelto en un paño ya que el agua tibia tiende a inflamar más la zona. Además, también se puede recomendar la aplicación de pomadas para calmar la zona. A este respecto es importante tener cuidado con las pomadas que contienen corticoides ya que si se utilizan más de 10 días podrían producir irritación.

Sin embargo, la única solución definitiva para las hemorroides es la intervención quirúrgica. Esta está directamente indicada en casos de hemorroides de grado III y IV y es opcional en los demás casos.

A pesar de lo que muchos puedan pensar, la operación de hemorroides es un procedimiento muy sencillo y de corta duración. Se realiza a través de anestesia local y, por tanto, de forma totalmente ambulatoria. Esto permite que el paciente retome sus actividades cotidianas el mismo día de la cirugía o, si se encuentra algo molesto tras la intervención, al día siguiente.

Seis recomendaciones sobre qué comer tras una operación de hemorroides

Una de las dudas frecuentes de los pacientes que padecen hemorroides y deciden tratarlas es cómo deben continuar su rutina diaria para evitar que vuelvan a aparecer. Existen numerosos consejos que los proctólogos ofrecen a los pacientes operados, pero entre ellos destacan sobre todo las preguntas acerca de la alimentación. Dentro de esta categoría, los proctólogos consideran este tipo de recomendaciones alimentarias para prevenir la aparición de las almorranas:

  • Evitar el consumo de comida picante. El exceso de picante puede agravar las hemorroides cuando ya existen o bien en una persona que tiene tendencia a su aparición. El picante no es el origen de las hemorroides pero sí puede afectar a la zona anal irritándola.
  • Evitar el exceso de alcohol. El alcohol no es saludable en ningún caso, sin embargo, tiene una relación de causa-efecto con las hemorroides muy frecuente. De hecho, el exceso de esta sustancia en el organismo puede producir trombosis hemorroidal, un tipo de hemorroide muy dolorosa y aguda.
  • Comer alimentos con abundante fibra como cereales integrales. Aquí entran tanto los panes integrales como el arroz y las pastas integrales, de trigo, de centeno, espelta, etc.
  • Ingerir al menos dos litros de agua diarios. Estar correctamente hidratado es el primer paso para evitar que aparezcan hemorroides ya que la deshidratación fomenta el estreñimiento y ese esfuerzo defecatorio tiende a producir esta patología.
  • Añadir más frutas en la dieta diaria. Las frutas son una fuente natural de fibra y agua por lo que sirven como aliado contra el estreñimiento.
  • No olvidar las legumbres y verduras. Todos los vegetales y las legumbres contienen algún tipo de fibra y, además, son muy nutritivos y saludables.

Dieta post operatorio

Alimentos prohibidos

  • Picante, alcohol, alimentos muy condimentados.
  • Tomate cocido.
  • Si acostumbra café negro puede tomar un máximo de tres tazas al día.
  • No leguminosas: habas, garbanzos, frijoles, lentejas, chícharos, coliflor, brucelas, brócoli ni calabazas.
  • Evite comer los alimentos que ya sabe que le hacen daño.

Alimentos permitidos

  • Puede comer los alimentos que no están incluidos en la lista anterior.
  • Si la leche le cae bien, es decir, no le da diarrea ni gases, puede tomarla.
  • Jugos, huevos, frutas, verduras, sopas o pastas.
  • El tomate crudo puede comer todo lo que desee.
  • Puede comer todo tipo de panes y tortillas. Así como todo tipo de carnes: res, pollo, cerdo, cabrito, pescado.

Alimentos obligados

  • Debe tomar un mínimo de tres litros de líquidos al día, puede ser agua simple, agua de sabores, con frutas, leche, jugos. Es importante que tome un mínimo de 8 vasos de líquidos al día.
  • Comer media taza de cereal con fibra con el desayuno, acompañado de leche, yogurt, frutas, o solo. Ej: All bran, Raisin Bran, Granola, Brain Flakes, salvado.
  • Comer además de la comida principal debe comer un plato mediano de frutas y de verduras. Las verduras verdes y oscuras como las espinacas, acelgas, verdolagas, berros son las que mas fibras tienen.

Su alimentación debe ser muy parecida a la que siempre ha llevado pero sin irritantes, muchos líquidos y fibra natural esto sirve para que evacue normal, ya sea una evacuación al día y/o hasta tercer día.

Baños de asientos

Realizar un baño de asiento tres veces al día, con agua CALIENTITA Y SOLA. No fría y con alguna substancia adicional. Debe durar 10 minutos cada uno. El agua debe estar en contacto con el ano.

Salud | elmundo.es

Lo corrobora Martín, 45 años, que pasó por el quirófano hace sólo una semana y ya está haciendo vida normal. «Mi cuñado se había operado hace cuatro años y yo esperaba pasar dos meses con dolores después de operarme, pero ha sido sólo una semanita y estoy ‘de lujo'», confiesa. «La primera vez que vas al baño sí es molesto y duele, pero a los dos días todo vuelve a ser normal», bromea.

No todos los pacientes que deben operarse de hemorroides son candidatos para esta cirugía mínimamente invasiva («si están tomando anticoagulantes, no toleran la anestesia regional o tienen patologías asociadas…»); además, es posible que no sea eficaz a la primera y sea necesario reintervenir al paciente. Aunque como aclara el doctor Noguerales, eso no ha ocurrido de momento en los pacientes que ya la han probado en Alcalá de Henares, y cuenta con la ventaja de ser «una técnica reversible».

Martín sabe que se trata de una técnica nueva, «y el médico me ha dicho que no saben qué puede pasar con la sutura en el futuro», incluso que podría ser posible que se tenga que operar de nuevo. Pero acepta el riesgo y de momento se prepara para volver a trabajar después de recibir el alta. Sus hemorroides ya han dejado de sangrar como le ocurría antes a diario.

Cirugía hemorroides

Además, es posible que si el paciente tiene gripe, fiebre, un resfriado, herpes u otras efermedades la cirugía se posponga.

Cuidados tras la intervención

Normalmente, el paciente recibe el alta y puede volver a casa el mismo día de la operación. El postoperatorio suele ser bastante doloroso, y se administrarán medicamentos para aliviar el dolor.

Por lo general, la evolución tras la operación es muy positiva y en unas semanas el paciente estará recuperado. Es importante que adopte unos hábitos de dieta saludable y ejercicio físico para evitar que se formen nuevas hemorroides.

Alternativas a este tratamiento

En los últimos tiempos ha surgido otra técnica de eliminación de las hemorroides que consiste en su resección con láser. Este método utiliza, en lugar del bisturí, el Láser Diodo y fibras de transmisión para seccionar y eliminar la hemorroide. Las ventajas de este método son la precisión del láser y el sistema menos doloroso y con menos sangrado, ya que no se realizan heridas ni puntos de sutura en el tejido anal.

Tratamiento para las hemorroides

¿Qué Son Las Hemorroides?

Se estima que en España hay alrededor de 20 millones de personas que padecen hemorroides. En algunos casos es considerada como una patología común, pero la mayoría de las veces estamos ante una dolencia crónica que aparece en torno a los 20 años y que empeora según pasan los años.

El tratamiento está indicado tanto para hombres como para mujeres (excluidas las mujeres en periodo de lactancia o embarazadas), sin limitaciones de edad, que presenten algún tipo de hemorroides:

Tipos de hemorroides

Hemorroides internas

Las hemorroides internas se localizan en la parte inferior del recto y forman colchones hemorroidales. Están llenos de sangre, y al adaptarse entre sí, contribuyen al cierre del canal anal y de forma parcial a la continencia fecal. Están firmemente ancladas a la pared del canal anal.

El deterioro de su fijación por envejecimiento, traumatismo, estreñimiento crónico, embarazo, etc. hace que las hemorroides queden sueltas, y los esfuerzos repetidos lesionan la pared y las hacen sangrar y a veces descender hasta llegar a salir fuera del ano, convirtiéndose en hemorroides patológicas que necesitan tratamiento.

Las hemorroides internas se clasifican en 4 grados:

  • Grado I: las hemorroides no prolapsan fueran del ano, pero pueden sangrar con la deposición. Provocan picor y sensación de peso.
  • Grado II: las hemorroides prolapsan al exterior en el momento de la deposición pero vuelven a su posición interna inicial de forma espontánea después de la defecación. Provocan picor, sensación de ocupación en el recto.
  • Grado III: las hemorroides prolapsan fuera del ano en el momento de la deposición. El paciente debe ayudarse para reintroducirlas mediante presión manual, con cremas y con el papel higiénico o baños de asiento después de la deposición. Provocan picor, dolor y a veces manchado de la ropa interior.
  • Grado IV: las hemorroides están permanentemente fuera del ano la mayor parte del día, y no se pueden reducir de ninguna forma, debido a los fenómenos de fibrosis que han sufrido. Supuración constante, manchando de la ropa interior, sangrado a veces copioso, sensación de ardor.

Hemorroides externas

Las hemorroides externas están situadas en el borde del ano, recubiertas por piel, y suelen tener aspecto violáceo y únicamente requieren tratamiento cuando se trombosan, produciendo un dolor muy intenso.

Factores de riesgo

Existen diversos factores predisponentes que, en muchos casos asociados, pueden favorecer el desarrollo de las hemorroides:

  • Edad (el 50% de los mayores de 20 años comienzan a padecerlas).
  • Factores hereditarios.
  • Estreñimiento crónico.
  • Síndromes diarreicos.
  • Esfuerzos importantes durante la defecación.
  • Obesidad.
  • Embarazo por el aumento de la presión en el abdomen.
  • Dietas pobres en fibra.
  • Hábitos de vida sedentarios.
  • Profesiones que requieran mucho tiempo sentado.

La patología hemorroidal es multifactorial, es decir, que muchas causas pueden influir en el desarrollo de las hemorroides. Sin embargo, la más directamente relacionada con esta patología es el estreñimiento asociado a la realización de un esfuerzo defecatorio frecuente y constante.

La dieta y el cambio en el estilo de vida deben ser el paso inicial para tratar las hemorroides y suelen ser suficientes si los síntomas son leves. Una dieta rica en fibras, la ingesta abundante de líquidos (1,5-2 litros al día), evitar estar más de 10 minutos en el váter y evitar esfuerzos bruscos durante la defecación, suelen ser medidas efectivas. Los baños de asiento (en el interior de agua templada durante unos 10 minutos) pueden también proporcionar algo de alivio (cada 4-6 horas y tras las deposiciones).

Síntomas

El síntoma más frecuente y con el que primero suelen manifestarse es el sangrado anal, bien sobre las heces o en la limpieza, asociado a la defecación. Aunque también pueden producir prolapso (protrusión a través del ano de una masa carnosa que corresponde a una hemorroide interna que sale al exterior), que ocasiona picor y episodios de inflamación con mayor o menor dolor (crisis hemorrroidal).

Las hemorroides externas pueden “coagularse” (trombosis) adquiriendo el aspecto de un bulto duro, violáceo y muy doloroso en la parte externa del ano que puede sangrar al romperse.

¿En qué consiste?

Hemosolve es un procedimiento terapéutico que ofrece una solución eficaz, indolora y sin cirugía para las personas que padecen hemorroides. Consiste en un innovador compuesto de microesferas que, inyectado dentro de la hemorroide, seca la vena enferma, reduce su inflamación y elimina el escozor por completo en un plazo máximo de dos semanas, aunque el paciente puede hacer vida completamente normal el mismo día del tratamiento.

En la actualidad es el único tratamiento de escleroterapia clínicamente seguro y eficaz para eliminar todo tipo de hemorroides sin cirugía, de forma sencilla e indolora. Además, cuenta con el aval de la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA), que ha aprobado su uso.

Hemosolve ofrece una solución completa, integral y segura que permite a los pacientes hacer vida normal desde el mismo día en que se inyecta en la hemorroide a tratar.

Gracias al acuerdo de colaboración alcanzado entre Sanitas Hospitales y el Instituto Internacional de Flebología Cabrera, ponemos a disposición de nuestros clientes, tengan o no un seguro de Sanitas, las ventajas de este tratamiento, ofrecido en el Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela de la mano del Dr. Pablo Anchustegui y su equipo.

Procedimiento del tratamiento

  • El tratamiento va precedido de una consulta de valoración con el equipo de cirugía general del Hospital Sanitas La Zarzuela en Madrid.
  • Tras la primera visita comienzan las sesiones del tratamiento. Tienen una duración de 30 minutos aproximadamente. El número de sesiones puede variar en función de la gravedad y el pronóstico de las hemorroides.
  • Una vez finalizada la sesión el paciente podrá salir del hospital andando por su propio pie y hacer una vida totalmente normal evidenciando mejoría de los síntomas en las primeras 24h. La microespuma actúa desde el mismo momento en que se introduce, pero las hemorroides irán desapareciendo progresivamente en un plazo de semanas.

Otras técnicas del mercado

Existen diversos tipos de tratamientos para los problemas de hemorroides. Aunque el tratamiento quirúrgico ha sido demostrado durante años como el más eficaz, sigue siendo el más invasivo y doloroso de todos ellos. No es, pues, la mejor alternativa terapéutica.

En la actualidad, Hemosolve®, la Escleroterapia de plexos hemorroidales con Microespuma, ha resultado ser el tratamiento más eficaz al poder llevarse a cabo de manera ambulatoria y ser mejor tolerado por los pacientes. Permite tratar todo tipo de hemorroides, no tiene contraindicaciones (salvo la alergia al polidocanol), y se puede realizar a cualquier edad y sin importar las patologías asociadas del paciente. Lo más importante es que el nivel de satisfacción expresado por los pacientes es de nueve en una escala de diez.

Ventajas del tratamiento

  • Con las últimas técnicas para la eliminación eficaz de hemorroides.
  • Precios especiales a nuestros clientes, en todos los tratamientos.
  • Condiciones especiales de financiación.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *