0

Orejas con pendientes

Tabla de contenidos

Piercings Orejas

¿Que es un piercing en la oreja?

Los piercings en las orejas son aquellas perforaciones que nos realizamos en cualquier zona de la oreja. Hay muchas posiciones diferentes, y cada una recibe un nombre según su ubicación.

Si tienes interés en hacerte un piercing en esta zona, te recomiendo que leas previamente esta pagina para conocer todas las posibilidades que tienes, las peculiaridades de cada zona, sus cuidados, tiempo de curación. Acuérdate también de visitar la galería de fotos, al final de la pagina, para que puedas ver como seria el resultado final del piercing y hacerte una idea mejor.

El piercing en la oreja es el mas popular de todos y el mejor aceptado socialmente. En la mayoría de los casos, cuando nace una niña sus padres suelen llevarle a una farmacia para que le realicen dos perforaciones, una en cada lobulo de la oreja, a los pocos meses de vida, o incluso en el propio hospital al nacer.

Este es el inicio de todo. Ese sera el único momento en que decidirán por el bebe, pero a partir de entonces al cabo de los años si quieres realizarte una perforación ya lo haras decidiendo por ti mismo.

Cuando tomamos la decisión de realizarnos nuestra primera perforación, en la mayoría de los casos nos encontramos en la adolescencia, en una etapa de cambio de niñez a juventud, como un símbolo de rebeldía, de libertad de elección. Esta primera perforación refleja las ganas de marcar nuestra personalidad y demostrarla al mundo.

Tipos de piercing en la oreja

Los piercings podemos ubicarlos en diferentes sitios de la oreja, y según este en una zona u otra podemos nombrarlos como explicamos a continuación:

Piercing en el lóbulo:

Es el piercing mas realizado. Es el que comentábamos anteriormente y que se practica en el nacimiento a muchas
niñas. En este piercing lo que perforamos es el lóbulo. Una zona blanda que resulta la menos dolorosa de todas. Su tiempo de curación es el mas rápido y ronda las 3-4 semanas.

El lóbulo puede dividirse en tres zonas segun su ubicación:

Lóbulo normal

la zona habitual de perforación, donde suelen ponerse los pendientes de nacimiento.

Lóbulo alto

esta localizado un poco mas arriba de la zona clásica del pendiente. Si quiere un piercing discreto esta es tu mejor opción.

Lóbulo transversal

dependiendo de la forma y espacio de tu oreja se pueden colocar de una forma u otra. Se suelen poner pendientes tipo barra, como el que podemos ver en la foto.

En el lóbulo de la oreja también es donde se hacen las expansiones de las que os hablo en este articulo: Dilataciones del lóbulo de la oreja.

Os dejo un vídeo para que veáis lo rápido y fácil que se ponen los piercing en el lóbulo con aguja:

Piercing hélix o Helix Piercing

Este tipo de piercing también son conocidos como los piercing en el cartílago. Están situados justo en la parte alta de la oreja a lo largo del cartílago exterior.

Son un tipo de piercing muy utilizados por los jóvenes y de los primeros que se realizan, junto con los piercing de lóbulo.

Es una zona poco dolorosa y se realiza normalmente con aguja o cateter.

A continuacion podéis ver un vídeo del proceso completo de colocación del piercing helix, realizado por un centro con autorización sanitaria.

Piercing Antihélix, Antihelix Piercing o Forward Helix Piercing

El piercing antihelix, como su propio nombre indica, esta situado justo en el lado contrario al helix, en la parte del cartílago que esta justo enfrente de el.

Esta zona también es poco dolorosa ya que en los cartílagos hay pocas terminaciones nerviosas pero es mas complicada por el menor espacio con el que cuenta el perforador.

Este tipo de piercing queda muy bonito, como podéis ver en estas fotos que os pongo aquí y en la galería de abajo

  • En este vídeo podéis ver como se hace el piercing en el anti-helix:

    Piercing Hélix interno o Daith Piercing

    El piercing en el helix interno es justo el que se sitúa en el cartílago, mas abajo del antihelix, justo en el borde, casi en la zona central de la oreja. En esta foto lo podéis identificar fácilmente.

    Es una zona difícil de perforar por el reducido espacio con el que cuenta el profesional, y dependiendo de la forma de tu oreja se recomienda o no, puesto que si es muy pequeña el pendiente casi no cabria. Pueden ponerse pendiente tipo aro o de barra.

    La media de cicatrización es de 6 meses.

    Piercing Torre o Rook Piercing

    Este piercing se situa en la zona de cartílago situada en la parte interior de la oreja. Este tipo de perforaciones es mas dolorosa que las anteriores porque el cartílago a perforar es mas grueso.

    En esta imagen tenéis señalado el piercing torre o Rook, y también podéis ver unos piercing Helix y uno abajo que es el piercing de lóbulo.

    Se pueden poner pendiente tipo barra o aro.

    La media de cicatrización ronda los 6 meses, pudiendo alargarse hasta los 9 meses.

    Aquí puedes ver en este vídeo como se hace la perforación del piercing Rook o Torre:

    Los piercing en el cartilago tragus son los situados en el centro de la oreja entre la cara y el cartilago interior. Hay dos formas de perforar el tragus, diviendose asi en dos tipos:

    • Tragus horizontal: es el mas utilizado y se perfora en horizontal desde fuera hacia dentro de la oreja
    • Tragus vertical: se perfora el cartílago tragus pero esta vez en posición vertical
    • Os dejo un vídeo donde se ve una perforación de tragus tradicional muy rápida, limpia y profesional.

      Aquí nos enseñan como se coloca un piercing tragus en posición vertical:

      Piercing en el anti-tragus

      El piercing antitragus recibe este nombre porque se encuentra enfrente del tragus, en su lado opuesto. Se encuentra en una zona del cartílago situada justo encima del lóbulo de la oreja.

      Esta zona del cartílago es de las mas dolorosas y su cicatrización ronda los 6 meses, como el resto de perforaciones de cartílago.

      Piercing snug

      Este piercing es considerado también uno de los mas dolorosos porque perfora una parte grande del cartílago. Es el cartílago situado en el interior de la oreja.

      En este vídeo nos muestran como se realiza la perforación para el piercing snug de una forma muy profesional y rápida.

      Piercing Concha o Conch Piercing

      Se realizan en el cartílago central de la oreja, el que esta mas unido. Se le llama también piercing concha y la hay de dos tipos:

      • Piercing Concha interior: se realizan en el cartílago que esta mas dentro de la oreja.
      • Piercing Concha exterior: se realiza el piercing en el cartílago exterior, en la zona lisa de la oreja.
      • Este vídeo donde nos muestran como colocar un piercing concha, nos ha gustado mucho por la gran profesionalidad del perforador mostrando mucha atención en todos los detalles, la gran pulcritud de todo el proceso, con los guantes y gasas desechables, los pendientes y todo el material estériles. Espero que os guste:

        Se le llama orbital cuando unimos dos piercing con un aro, por lo que necesitamos realizar dos perforaciones donde prefiramos para posteriormente utilizarlas con un solo aro compartido.

        En esta foto tenemos un piercing tragus y un piercing antitragus, y al unirlos con un aro formarían el piercing orbital

        Este piercing consiste en realizar dos perforaciones en el cartílago que se unen entre si con una barra. Dependiendo de la forma de tu oreja se puede realiza o no.

        Según sea la posición de la perforación podemos dividirlos en:

        • Piercing industrial horizontal: uniría un piercing Helix con un Antihelix.
        • Piercing industria vertical: consiste en unir dos piercing en posición vertical, pueden ser el Rook con el Helix, o el Helix con la concha
        • Otro gran trabajo podemos ver en este vídeo donde realizan una perforación de piercing industrial en horizontal:

          ¿Donde realizar piercing en oreja?

          Dependiendo de la zona de la oreja donde quieras realizarte el piercing tienes que acudir a un estudio profesional de tatuajes y piercings, o sino puedes acudir a una farmacia.

          Cuando es nuestro primer contacto con el mundo de los piercings, y sobre todo en edades mas tempranas, nos sentimos mas seguros acudiendo a una farmacia convencional. Ellos están muy acostumbrados a realizar perforaciones en el lóbulo de las orejas a todas las edades, sobre todo a bebes, y eso nos da seguridad. Pero no deja de ser una farmacia, por lo que si quieres hacerte un piercing en otra zona, que no sea el lóbulo, seguramente no tengan las herramientas necesarias, ni la experiencia por lo que recomendamos acudir a un estudio profesional de piercings.

          Lo importante es informarse, en Internet puedes buscar un listado de estudios de tatuajes y piercings y así podrás comparar precios, pero sobre todo opiniones de usuarios, esta es la mejor arma que tienes, la información de otros clientes.

          Una vez hayas elegido el sitio donde te lo realizaras, acércate a conocerles, habla con ellos sobre las dudas que tengas, que te expliquen todo el proceso como lo harían y cuando ya te sientas tranquilo y seguro, toma tu decisión.

          No hay prisa por hacerlo, si no te dan la confianza que necesitas, busca otro estudio hasta que lo tengas claro. Hay centros muy buenos y profesionales que saben hacer muy bien su trabajo y de total confianza. Búscalo sin prisa hasta que des con el. Es tu cuerpo y solo tu decides sobre el.

          Hacerlo tu mismo u otra persona no profesional: no recomendamos para nada esta opción. Es cierto que en Internet puedes encontrar vídeos muy buenos explicando claramente todo lo que necesitas, herramientas, cuidados, como es el proceso para hacerlo, pero no lo recomendamos en absoluto. Puede surgir cualquier complicación, por lo que no merece la pena correr riesgos. Tenemos muchos centros buenisimos a nuestro alcance donde poder acudir sin necesidad de complicarnos tanto. Aunque pudieras ahorrarte algo de dinero haciéndolo tu mismo, a la larga puede salirte mucho mas caro. Una mala perforación puede acabar en cirugía, lo que ademas de ser mas doloroso, es mucho mas costoso. Los centros profesionales cuentan con los herramientas adecuadas, la experiencia y el personal cualificado para realizarlo.

          Proceso de perforación de piercing en oreja

          1. Esterilización: Utilizar herramientas y pendientes estériles, y guantes desechables para su realización.
          2. Higiene y Desinfección: Preparar muy bien la zona que se va a tratar. Lavar y desinfectar con alcohol o similar previamente.
          3. Marcar el lugar de la perforación: Pintar con un rotulador el sitio donde se colocaría el pendiente. En muchos casos utilizan un pendiente falso que lo puedes mover para hacerte una idea y elegir mejor el sitio.
          4. Sujetar bien la zona con unas pinzas profesionales para facilitar la colocación del piercing.
          5. Herramientas y Perforación: para hacer los piercing de la oreja se puede utilizar una pistola o una aguja hueca.
            1. La pistola es la herramientas que utilizan las farmacias para hacer las perforaciones en el lóbulo. Lo que hace la pistola es que cuando aprietas, dispara el propio pendiente, dejándolo ya colocado en el lugar de la oreja elegido previamente. Este método de pistola tiene mayor probabilidad de infección y su cicatrización es mas lenta.
            2. La aguja hueca o cateter: es la preferida por los profesionales del piercing. Producen menos infecciones. Las podemos comprar en farmacias. Su diámetro recomendado depende de la zona a perforar. La aguja suele tener un diámetro de 0,2 mm mayor que el cateter.
          6. Pendiente: estéril y desinfectado, que no produzca infecciones. Se busca un pendiente que pueda encajarse en el hueco de la aguja o cateter ya que serán los que nos ayuden a dejarlo bien colocado en la perforación que se ha realizado. Una vez quitamos la aguja o cateter la joya ya quedaría dentro bien colocada.

          ¿Cuales son los cuidados del piercing de oreja?

          Una buena cicatricación depende en su mayor porcentaje de nosotros mismos. Si seguimos estos sencillos pasos de higiene y cuidado conseguiremos ayudar y mejorar el proceso de curación.

          Es importante que no te saltes ninguno y seas muy cuidadoso con todos ellos para mejorar el tiempo de cicatrizacion y evitar cualquier complicación en su cura.

          Sobre todo en los últimos días, cuando ya parece que esta perfectamente curado y nos confiamos abandonando antes el tratamiento, es cuando pueden venir las infecciones. Te recomendamos continuar hasta el final.

          • Tocarnos la zona perforada lo menos posible, y siempre hacerlo con las manos bien limpias con jabón.
          • Lavar 2 veces al día la zona del piercing con un jabón con PH neutro, o siempre que practiquemos ejercicio o sudemos. La zona tiene que estar siempre limpia.
          • Mientras lo lavamos, mover el pendiente ligeramente unos segundos.
          • Después de lavar el piercing, aplicar suero fisiológico o solución salina para mejorar la cicatrizacion.
          • Cuidado con los maquillajes y productos capilares, para que no den en la zona cuando se apliquen ya que podrían provocar infecciones.
          • Evitar rozar la zona, con gafas, cascos de musica o similares. Y cuidado cuando duermes, intenta no apoyarte en esa zona
          • No usar toallas, secar al aire o con toallitas desechables. Las toallas pueden ser un fuerte foco de infección.
          • No cambiar nunca el pendiente antes de tiempo. Se recomienda esperar unos 2 meses antes de hacerlo

          ¿Cuanto duele hacerse un piercing en la oreja?

          Mucha gente se pregunta antes de hacerse un piercing si le dolerá mucho, cuanto dolerá, que sentirá. Sobre todo si son las primeras veces, las dudas son mucho mayores y en muchos casos estas dudas son las que hacen que nos podamos echar para atrás en la decisión de hacernos un piercing.

          Es difícil dar una respuesta exacta, ya que el umbral del dolor de cada persona es muy diferente. Incluso si preguntas a distintas personas sobre un mismo piercing, veras que las respuestas son diferentes. No obstante vamos a intentar daros algunos consejos para reducir el dolor, y unas indicaciones sobre el tipo de dolor.

          Recomendaciones para reducir el dolor al hacerte un piercing:

          ¿Como te sientes?

          Es fundamental ir el dia de la perforacion animado, con energia y contento. El dolor que siente nuestro cuerpo cuando estamos felices no tiene nada que ver con el que sentimos cuando estamos tristes o desanimados. Asi que ya sabes, dejemos la decoracion de nuestro cuerpo para los dias en que nos sintamos bien.

          Respiración

          Tienes mucho ganado si sabes utilizar bien tu respiración. Las técnicas de relajación con la respiración se utilizan en multitud de situaciones, como por ejemplo en el parto. Para soportar los dolores del parto, antes de tener anestesia epidural, se juega con los tipos de respiraciones.

          El momento de la perforación dura muy poco, seguro que consigues controlar muy bien el dolor gracias a la respiración.

          Los expertos recomiendan coger aire justo mientras te hacen la perforación. No obstante, pueden comentarlo con el perforador que seguro te sabra dar los consejos necesarios para que estes relajado mientras realiza el trabajo.

          Aplicar Frío

          Una forma de adormecer un poco la zona es aplicando frío en ella. Puede utilizarse un spray que pulveriza frio, o una bolsa de hielo. Esto consigue reducir mucho la sensación de dolor.

          ¿Cual es el piercing de oreja mas doloroso?

          Entre el lóbulo de la oreja y el cartílago, podríamos decir lo siguiente:

          Lóbulo: esta formado por tejidos muy flexibles con lo que no se siente casi dolor en este tipo de perforaciones. La cicatrización de estas zonas es la mas rápida.

          La pistola que utilizan las farmacias es mas dolorosa que si se practica con aguja. No obstante como hemos dicho, el piercing en el lóbulo no es doloroso.

          Cartílago: esta perforación es mas dolorosa que la del lóbulo, sobre todo los días previos a la colocación del piercing. Siempre se puede tomar algún analgésico para calmar esas molestias.

          Los mas doloroso de los piercing de oreja son el antitragus, y los piercings industriales o transversales, y los menos dolorosos los piercing del lóbulo.

          En esta lista los hemos ordenado de menos doloroso a mas doloroso, en cuatro grupo segun su intensidad de dolor. No obstante, hay que tener en cuenta que, como hemos empezado diciendo, esta valoración es subjetiva y muy personal que puede depender de muchos factores ya comentados.

          1. Piercing en el lóbulo de la oreja
          2. Piercing en el cartílago helix, anihelix, piercing daith
          3. Piercing en el cartílago tragus, piercing rook, piercing concha,
          4. Piercing en el antitragus, piercing industrial o transversal, piercing orbital, y piercing Snug.

          Galeria de fotos de piercing de oreja

          Aquí podéis ver una selección de fotos con los resultados finales de los piercing en la oreja en diferentes posiciones: podemos ver el rook, tragus, antitragus, de lóbulo, lóbulo alto, de concha, industriales, helix, antihelix, snug… espero que las disfrutéis.

          • Más piercing que puedes realizarte

            Si todavia estas dudando y quieres conocer otras zonas donde hacerte tu piercing, en estas paginas puedes encontrar toda la informacion que necesitas. Sea cual sea la zona en la que estas pensando, aquí puedes encontrar muchas ideas y recomendaciones, visita estas paginas para decidir con seguridad.

            Disfruta de las galerías de fotos y los consejos y encuentra los lugares donde comprar los mejores pendientes.

            Ultimas entradas sobre piercings:

            • Tragus Piercing
            • Piercing Pezon
            • Piercings Boca
            • Piercing Ceja
            • Piercings Orejas
            • Piercing Nariz
            • Piercings – Ombligo
            • Piercings

            Piercings en la oreja: los más deseados por las famosas

            La moda de los piercings sigue creciendo. Cada vez son más famosas las que se han sumado a llenar sus orejas con preciosos pendientes joya desde la zona del lóbulo hasta el cartílago. Particularmente, a nosotras nos encantan los piercings en la oreja, ya que son muy elegantes y prácticamente quedan bien a todo el mundo. Además, si un día te arrepientes es mucho más fácil que se te cierre y no te deje una marca tan visible como otros piercings como los del rostro.

            Nuestras orejas se ha convertido en verdaderas obras de arte. No hay estilismo que nos pongamos sin tener en cuenta nuestros pendientes, y más si llevamos piercings. Paula Echevarría, Blanca Suárez, Emma Stone, Ariadne Artiles, son solo unas pocas de todas las que ya han llenado sus orejas de preciosos piercings. Uno de los que más está triunfando es el piercing del cartílago. Es cierto que este si que es un poco más dolorosos que los que están situados en la zona del lóbulo, pero ¡nos encanta! Merece la pena ya que queda de lo más chic cuando nos recogemos el pelo o nos lo ponemos hacia un lado.

            Lo bueno es que los piercings no dejan de estar de moda. Te los puedes hacer en cualquier parte del cuerpo y hay tantos como puedas imaginar. Pero seguro que si te haces alguno será en el sitio más común de todos: en la oreja. Lo que quizás no sabes es que cada uno de ellos tiene un nombre. ¿Quieres hacerte un piercing en la oreja y no sabes cuál? ¿Lo tienes pero no sabes cómo se llama? No te preocupes, aquí encontrarás el nombre de los más comunes que puedes hacerte.

            Tipos de piercings en la oreja

            Es el más común de todos y el que casi todas llevamos. Se trata del que se hace, como su propio nombre indica, en el lóbulo de la oreja. Puedes hacerte uno, dos, cinco o incluso ponerte dilatadores para ir agrandando ese agujero lo máximo posible. Tienes una gran variedad donde elegir.
            Puedes comprar este pack de 10 pendientes en Amazon.

            Piercing Helix

            El piercing helix es más vistoso que el anterior. Cubre el pliegue exterior de la oreja, es decir, desde el tragus hasta el lóbulo y pueden ser de tres tipos distintos, dependiendo de a qué altura de la oreja nos lo hagamos. Si está arriba se llama superior; si está a media altura se llama interior; y si se encuentra en la parte baja, pegando con el lóbulo, se llama bajo. Es uno de los que más se suelen hacer, queda original y nada estrambótico.

            Piercing Tragus

            El piercing tragus se localiza en el pequeño trozo de cartílago que tenemos «tapando» la entrada del oído y que se llama trago. Lo más común es que el pendiente sea doble y se vea por delante y por detrás. Además, algunos expertos afirman que ayuda a quitar el dolor de cabeza. No sabemos si eso es cierto, pero si lo sufres y quieres probar, mejorarás tu estilo y quizás también tu salud.
            Comprar pack de piercings para el tragus en Amazon.

            Piercing Anti-tragus

            Aquí tenemos al piercing opuesto al anterior, el anti tragus. ¿Dónde se pone? Pues justo en el trozo de cartílago que queda enfrente del tragus y que funciona también de «tapa» del oído, pero en la zona inferior. Por norma general, se suele colocar un pendiente de bola, pero si prefieres innovar puedes probar con un pequeño aro.

            Piercing Snug

            El snug es similar al anterior, pero en vez de la zona baja se coloca un poco más arriba, en el cartílago interno de la oreja. Lo más habitual es que se coloque un pendiente curvo con bolitas en los extremos para dar más visibilidad al accesorio que lleves.
            Comprar pack de piercings snug en Amazon.

            Piercing Rook

            Éste puede resultar más doloroso. El rook se hace justo en el cartílago que está encima del trago, en la parte interna de la oreja.

            Piercing Daith

            El piercing daith está de moda y es uno de los que más se hacen las chicas en la actualidad. Es otros de los que supuestamente ayudan a disminuir los dolores de la migraña. El agujero se hace en el cartílago interno de la oreja, justo donde se colocarían las agujas de acupuntura. Justo de ahí surge la creencia de que ayuda a curar las migrañas.
            Comprar pack de piercings daith en Amazon.

            Piercing Industrial

            Éste piercing tiene un aspecto se podría decir que más basto. Se trata de una barra que une la parte superior de la oreja con alguna de las alturas del helix. Dependiendo de cómo lo quieras, puede ser más largo si lo unes con un agujero helix bajo o más corto si lo unes con un helix superior. ¡Cuestión de gustos!

            Piercing Caracola

            Se trata de un piercing que abraza a la oreja. ¿Cómo? Muy fácil, el agujero se hace en la parte interior baja de la oreja y después se coloca un pendiente que rodea el exterior. Su nombre proviene de la forma que se origina al envolver el pendiente el borde de la oreja, supuestamente en forma de concha o caracola de mar.
            Comprar pack de piercing caracola en Amazon.

            Piercing Outer Conch

            Como su propio nombre indica, es similar al anterior pero en vez de ser tan bajo, se sitúa en la parte superior de la oreja, en la parte más grande del pabellón auditivo. No hay necesidad de utilizar un pendiente que «abrace» el borde como en el caso interior. Laura Escanes muestra una forma sencilla de llevarlo en una imagen publicada en su Instagram. Así puedes tomar ideas.

            Piercing Orbital

            El piercing orbital es completamente distinto a los que hemos visto anteriormente. Se trata de un pendiente que se coloca de forma paralela al helix bajo por medio de dos agujeros. Puede ser algo complicado de poner, pero en originalidad ninguno le gana.

            ¿Qué piercing elegirías?

            Ahora ya sabes la gran variedad de piercings te puedes hacer en la oreja y en qué consiste cada uno de ellos. Si finalmente decides hacerte alguno, recuerda hacerlo en un centro fiable y mantener una buena higiene para evitar infecciones en el agujero. ¡Lucirás genial!

            Cómo curar un piercing en la oreja

            Lo importante es que cuando te vayas a hacer un piercing sea en la zona que sea siempre acudas a un centro especializado. Si es en la zona del lóbulo puedes ir a una farmacia, pero cuando se trata del cartílago debemos acudir a un centro donde por ejemplo hagan tatuajes. Asegúrate de que donde te lo hagas sea limpio y tengan todos los utensilios esterilizados. Si tienes referencias sobre el centro mucho mejor.
            Para cuidar el piercing de la oreja y que no se te infecte debes tener constancia y ser cuidadosa. Normalmente, el proceso de curación en la oreja es de un mes o un mes y medio aproximadamente. Durante este periodo es fundamental que no te quites el pendiente que te han puesto al inicio para evitar que se te infecte. Además, de esto debes llevar una rutina de limpieza exhaustiva. Se recomienda usar un líquido o jabón antibacteriano y gasas. Evita el algodón por si se enreda sin querer al pendiente y pueda crear infección. Intenta que esta rutina sea dos o tres veces al día. Entre más limpia y cuidada tengas la zona del piercing mucho mejor.

            Además:
            Menos es más: el reinado de las «joyas minimal»
            50 accesorios de verano para dar la bienvenida al buen tiempo
            Uñas con piercing, la última manicura viral de Kim Kardashian

            Piercing en la Oreja: Los 19 Mejores incluídos Daith y Rook

            En la actualidad nos podemos hacer un piercing en cualquier parte de nuestro cuerpo. Sin embargo, la oreja es la parte del cuerpo más popular a la hora de hacerse el primero. Por tradición el piercing en la oreja es una de las primeras perforaciones que casi cualquier mujer tiene desde que es un bebe.

            Pese a que no todas las partes de la oreja tienen mucho sitio ni tienen formas sencillas, al menos te puedo presentar 19 opciones de piercing en la oreja.

            Te voy a enseñar los diferentes tipos de piercing en la oreja y como se llaman. Tenemos tantas partes de la oreja como tipos de perforaciones. La primera decisión es saber en qué parte de la oreja te vas a colocar la joya.

            Piercings en el lóbulo de la oreja

            Por si no te das cuenta, el lóbulo de la oreja es esa parte carnosa que está en la parte inferior de la oreja y tiene forma redondeada. Es el más conocido por ser una perforación que se le hace a la niñas nada más nacer.

            Características del Piercing en el Lóbulo:

            Además de la perforación clásica existen dos variaciones.

            Lóbulo Alto

            Se hace un poco más arriba del sitio tradicional, en la parte alta del lóbulo. Si lo que buscas es hacer un piercing que sea poco llamativo sin duda esta es una buena opción.

            Lóbulo Transversal

            Se hace por la parte inferior del lóbulo y en sentido perpendicular al agujero tradicional, atravesando de un lado a otro por la parte más gruesa. La joya es del tipo barra y con terminaciones iguales en ambos lados para dar un toque de simetría.

            Al estar compuesto de tejidos flexibles el agujerearlo es fácil, no duele nada y su cicatrización es rápida.

            Piercings en el cartílago Tragus

            Está situado en una pequeña protuberancia de cartílago que sale de la parte interior de la cara y coincide con el exterior de la oreja, sobre el centro del conducto auditivo.

            En su forma convencional se perfora en horizontal, desde el exterior hacia el centro de la oreja. Si te interesa, te cuento más cosas en la guía del piercing tragus.

            Características del Piercing en el cartílago Tragus:

            Pero esta no es la única versión, se pueden hacer variaciones.

            Tragus Vertical

            Se perfora la misma parte que la convencional pero en sentido vertical, paralelo a la cara.

            Existe la posibilidad de que se rasgue por lo que algunos escogen la opción de hacerlo de la misma forma pero en la piel de la cara en la zona cercana a el propio trago.

            Piercing Antitragus

            Recibe su nombre por estar situado en el lado de la oreja opuesto al tragus. Aunque no lo parece, es una de las perforaciones en la oreja que más duelen.

            Características del Piercing Antitragus:

            • Perforación: de la pequeña cresta vertical de cartílago sobre el lóbulo de la oreja.
            • Dolor: 6 sobre 10.
            • Cicatrización: de 3 a 9 meses.
            • Joya inicial: BCR, “barbell”, mini “barbell”, o barra curvada.
            • Diámetro de la joya: de 1mm (18g) a 1,6mm (14g).
            • Cambio de joya inicial: 2 meses.

            Piercing en el cartílago Hélix

            Es una zona muy popular y muy personalizable debido a que la joya se puede colocar en cualquier parte alrededor del cartílago, desde donde comienza el tejido más grueso hasta la parte superior de la oreja.

            Características del Piercing Hélix:

            • Perforación: en el borde curvado del exterior superior de la oreja.
            • Dolor: 4 sobre 10.
            • Cicatrización: de 3 a 9 meses.
            • Joya inicial: BCR, “barbell” recto, mini “barbell”, o “nostril screw”.
            • Diámetro de la joya: de 1mm (18g) a 2,5mm (10g).
            • Cambio de joya inicial: 2 meses.

            Si te interesa, te cuento todo con detalles en la guía del piercing hélix.

            Piercing en el cartílago Antihelix

            Se conoce también como «hélix adelantado» o «forward helix». Este piercing se coloca en el borde curvado que está en la confluencia superior de la oreja y la cabeza.

            Características del Piercing Antihelix:

            • Perforación: en la raíz del hélix en un cartílago relativamente fino.
            • Dolor: 4 sobre 10.
            • Cicatrización: de 3 a 9 meses.
            • Joya inicial: BCR, “barbell” recto, mini “barbell”.
            • Diámetro de la joya: de 1mm (18g) a 1,6mm (14g).
            • Cambio de joya inicial: 2 meses.

            Es conocido por combatir las migrañas. Está situado en un punto de la oreja que se usa en acupuntura para eliminar el dolor de cabeza.

            Con una joya que quedé en el centro de la oreja coge un aspecto sutil pero a la vez atractivo. Por la ubicación se puede llegar a confundir con un tragus.

            La primera impresión es la de ser doloroso pero en realidad no lo es y al estar hacia el interior está más protegido de las infecciones.

            Características del Piercing Daith:

            • Perforación: en la cresta más interna del cartílago justo encima del canal auditivo.
            • Dolor: 4 sobre 10.
            • Cicatrización: de 3 a 9 meses.
            • Joya inicial: BCR y barra curvada.
            • Diámetro de la joya: de 1mm (18g) a 1,6mm (14g).
            • Cambio de joya inicial: 2 meses.

            Piercing Rook o Torre

            Por la forma y tamaño de la zona es una perforación complicada para la que se necesita experiencia y precisión.

            Si eres una persona que pasas muchas horas pegado a un teléfono es posible que te resulte molesto y se te infecte con frecuencia.

            Características del Piercing Rook:

            • Perforación: en la una pequeña cresta de cartílago en la parte superior de la oreja.
            • Dolor: 5 sobre 10.
            • Cicatrización: de 3 a 9 meses, normalmente 6 meses.
            • Joya inicial: BCR y barra curvada.
            • Diámetro de la joya: de 1mm (18g) a 1,2mm (16g).
            • Cambio de joya inicial: 2 meses.

            Piercing Industrial o Transversal

            No todo el mundo es un buen candidato al no tener el suficiente tejido donde deben hacerse las perforaciones. Es recomendable tener una forma de oreja adecuada para que las perforaciones puedan conectarse sin causar tensión.

            Características del Piercing Industrial:

            • Perforación: dos perforaciones unidas con una barra recta.
            • Dolor: 6 sobre 10.
            • Cicatrización: de 3 a 9 meses.
            • Joya inicial: “barbell” recto.
            • Diámetro de la joya: 1,6mm (14g).
            • Cambio de joya inicial: 2 meses.

            Existe una variación que une dos partes diferentes de la oreja.

            Industrial Vertical

            Une en vertical dos perforaciones de la oreja como puede ser la concha con el hélix, el rook con el hélix o dos perforaciones en la concha.

            Si te interesa, te cuento más cosas en la guía del piercing industrial.

            Generalmente se hacen dos perforaciones y se coloca un pendiente medicinal. Cuando estén cicatrizadas se cambian las joyas por una sola que une las perforaciones. Esta estrategia busca evitar complicaciones.

            Características del Piercing Orbital:

            • Perforación: dos perforaciones unidas con un aro.
            • Dolor: 6 sobre 10.
            • Cicatrización: de 3 a 9 meses.
            • Joya inicial: “barbell” curvo, aro en forma de “D”, o aro simple.
            • Diámetro de la joya: 1,6mm (14g).
            • Cambio de joya inicial: 2 meses.

            Piercing en el cartílago Concha

            También recibe el nombre de piercing caracola.

            Características del Piercing Concha:

            Según la posición existen dos variantes más además de la convencional.

            Concha Interior

            Es la variante más popular. Se hace en el cuenco del centro de la oreja cerca del agujero del oído.

            Concha Exterior

            Es una ubicación más inusual y complicada. Se hace en la zona plana del cartílago en el exterior superior de la oreja.

            Recibe su nombre de la porción del cartílago de la oreja que atraviesa.

            Características del Piercing Snug:

            Existe una variación conocida como piercing Ragnar. La perforación entra en el mismo lugar que piercing Snug pero luego sale por detrás de la oreja. Al ser una perforación a través de una gran cantidad de tejido las curas son complejas. Además pasa a través de puntos importantes en el cartílago que hace que la perforación sea frágil.

            Dilataciones del lóbulo

            No es una perforación en sí misma, en realidad es una expansión del lóbulo de la oreja una vez ha cicatrizado la perforación inicial.

            Pendientes para la oreja

            Quizás sea el lóbulo de la oreja dónde nos podemos encontrar con más oferta de diseños y formas pero en general se ponen pendientes en la oreja con forma de aro o de barra.

            Materiales

            Los materiales más recomendables son los que están libres de níquel ya que es uno de los metales que más alergias produce por el simple contacto con la piel.

            • El titanio es mi preferido por ser uno de los materiales mejor aceptados por nuestro organismo por lo que es una garantía para no tener problemas.
            • El acero quirúrgico es una opción, pero no lo recomiendo para el primer pendiente o si tienes problemas en la piel.
            • El oro te lo recomiendo si prefieres metales preciosos, la mejor opción es a partir de los 14 quilates.
            • La plata no la recomiendo porque algunas aleaciones tienen níquel. Si te interesa lo mejor es usarla sólo cuando los orificios estén completamente cicatrizados y usarla sólo si es en el lóbulo de la oreja.

            Alternativas

            Si no te acabas de decidir en qué parte de la oreja te gustaría tener uno y prefieres probar como te queda antes de dar el paso, tienes la opción de comprar un piercing de oreja falso.

            Se pueden usar para la zona el cartílago superior o para el lóbulo de la oreja y no necesitas tener un agujero. Tienen forma de uno o varios aros y sólo hay que ajustarlo a la parte de la oreja y presionar para que se sujete bien.

            Cómo perforar la oreja

            La segunda decisión importante, después de decidir dónde te lo pones, es escoger cómo te lo haces.

            Los métodos habituales para hacer un piercing en la oreja son con aguja o con pistola.

            • La aguja hueca o el catéter son las herramientas usadas por lo perforadores profesionales. El diámetro recomendado es de 1,6mm (14g) para la aguja o 1,2mm (16g) para el catéter. Con estas herramientas se consigue una perforación limpia e higiénica.
            • La pistola es el método habitual empleado por las farmacias para hacer las perforaciones en el lóbulo. Cuando se activa la pistola, el pendiente a modo de proyectil te agujerea la oreja. Al atravesar produce pequeños desgarros por lo que aumenta la probabilidad de infección y tarda más en cicatrizar. Yo no recomiendo colocar pendientes en la oreja con el sistema de pistola.

            Pasos imprescindibles para hacer un piercing en la oreja.

            1. Limpiar bien las manos con jabón y usar guantes desechables.
            2. Desinfectar la zona aplicando un antiséptico como puede ser el alcohol.
            3. Hacer una marca en un punto y asegurarte de que lo quieres ahí.
            4. Sujetar con unas pinzas profesionales que permitan agujerear con comodidad.
            5. Hacer la perforación con una aguja hueca o catéter de venta en farmacias.
            6. Insertar un pendiente desinfectado con el mismo diámetro del hueco de la aguja.
            7. Retirar la aguja dejando la joya en su lugar definitivo.

            Para que te hagas una idea te dejo un vídeo del piercing Daith:

            Cuánto duele perforar la oreja

            Obviamente cada uno siente el dolor de forma diferente pero por regla general la perforación que más duele es el piercing en el cartílago de la oreja y la que menos la hecha en el lóbulo.

            La perforación en el lóbulo de la oreja no es dolorosa en absoluto, aunque si puedes experimentar algunas molestias. Recuerda que si se hace con pistola dolerá más que si se hace con aguja.

            La perforación en el cartílago de la oreja tiende a ser un poco doloroso, aunque la mayor parte del dolor viene después de la perforación y durante los primeros días de cicatrización.

            Te doy dos consejos que funcionan muy bien para reducir el dolor de la perforación:

            • La actitud es el primero, los nervios harán que te duela más, intenta relajarte lo máximo posible y toma aire mientras durante la perforación.
            • Adormece la zona con frío, bien con una bolsa con hielo o con un spray que pulveriza frío envasado.

            Para evitar que te duela después de ponerlo te recomiendo:

            • Evita las infecciones manteniendo las rutinas de higiene y curación.
            • No reseques la zona, se irritará. Si usas jabón elimina sus restos con abundante agua y no uses alcohol, agua oxigenada, o soluciones yodadas como el Betadine.
            • Procura tocar el pendiente lo mínimo posible. Limítate al momento de hacer las curas y no muevas la joya hasta que cicatrice el agujero.
            • No hagas presión en la zona. Evita apoyar sobre esa oreja en especial cuando duermes.
            • No te pongas accesorios como orejeras o gorros de baño mientras no se ha curado.
            • Los primeros días puedes usar analgésicos de venta en farmacias para aliviar el dolor.

            Cuidados en las perforaciones de oreja

            Muchos de los problemas del piercing en la oreja vienen derivados de una mala atención después de la perforación. El cuidado y unas rutinas de limpieza son el mejor método para evitarlos.

            • Antes de tocar las orejas con una perforación reciente hay que lavar las manos con jabón.
            • Lavar con cuidado las orejas con jabón neutro y agua tibia al menos dos veces al día.
            • Usa papel o toallita desechable para secar la zona. Las toallas pueden tener hongos.
            • Después del lavado aplica una solución salina o suero fisiológico con un bastoncillo o hisopo.
            • Evita infecciones lavando las orejas después de hacer ejercicio o nadar.
            • Ten cuidado al usar lacas, perfumes o maquillajes. No deben tocar la perforación.
            • No cambies de joya antes de tiempo. Espera al menos 1 mes para el lóbulo y 2 meses para el cartílago

            Riesgos de los piercings en la oreja

            Cualquier perforación tiene sus riesgos y en los piercings en la oreja nos podemos encontrar con infecciones, reacciones alérgicas, cicatrices queloides y rasgados.

            Infecciones

            Son el riesgo más habitual de las perforaciones, sobre todo cuando está recién hecha. Entre los síntomas habituales de una infección están el enrojecimiento, el dolor en la perforación, la hinchazón y la segregación de líquido de un color entre blanco y amarillo.

            No te quites la joya porque si se cierra el agujero sin eliminar las bacterias la infección continúa.

            Trata de seguir la rutina de cuidados y ante la presencia de pus o fiebre vete a tu médico.

            Reacción alérgica

            Se puede llegar a confundir con la infección por lo que es importante que sepas que un síntoma diferenciador es la sensación de ardor y que la herida se expande sin estar hinchada.

            Puede estar originada por una alergia al metal con el que se ha fabricado la joya. Mi recomendación es que cambies la joya por una fabricada en titanio o acero quirúrgico.

            Cicatrices queloides

            Estas se forman como una reacción cicatricial exagerada que crece más allá de la perforación y que puede producir picores y molestias al tocarlo.

            En estos casos hay que ir a un dermatólogo para que estudie nuestro caso.

            Rasgados

            Son el resultado del estiramiento del orificio que puede llegar a la rotura completa. El caso más habitual se da en el lóbulo de la oreja, bien por el peso del pendiente o bien por un tirón.

            La única solución pasa por la reconstrucción con cirugía plástica.

            Cuánto cuestan los piercings de la oreja

            Si te has decidido por hacer un piercing en la oreja te recomiendo que vayas a un profesional cualificado, con herramientas profesionales y en un estudio que nos asegure calidad e higiene.

            Como es normal el precio varía de unos sitios a otros pero como orientación te doy los precios medios de hacer una perforación sin incluir la joya:

            • Las perforaciones en el lóbulo, el cartílago y para cualquiera de los Daith, Rook, Tragus o Antitragus cuesta unos 15€.
            • El precio de un Industrial o un Orbital es de unos 30€ ya que se tienen que hacer dos perforaciones.

            Las joyas para la oreja son muy asequibles sobre todo si quieres un diseño clásico.

            Un aro simple o con bola, un “barbell” circular o recto, o uno falso que estén fabricados en acero quirúrgico o titanio los puedes comprar desde los 2€.

            Qué opino de los piercings de la oreja

            • Dolor
            • Cicatrización
            • Precio

            Pendiente de la recta

            Antes de referirnos a la orientación de una pendiente de la recta (si es positiva o negativa ) hagamos una recapitulación:

            Veamos un ejemplo.

            Si tenemos
            y = 3x − 4 esto es igual a,
            3x − y − 4 = 0 (ecuación de la recta)
            Ahora lo que sigue es sacar la pendiente, pero ¿Cómo se obtiene la pendiente si solo tenemos la fórmula?

            Pues hay dos maneras de hacerlo: directa e indirecta :
            Indirecta:

            Obtenemos dos puntos ( x e y ) a partir de dos valores dados a x (por ejemplo, x = 1 y x = 2 ), y los ponemos en la ecuación de la recta:

            3x − y − 4 = 0 si (x = 1)

            3(1) − y − 4 = 0

            3 − y − 4 = 0

            − y − 1 = 0

            y + 1 = 0

            y = − 1

            P 1 (1, −1) = (x 1 , y 1 )
            3x − y − 4 = 0 si (x = 2)

            3(2) − y − 4 = 0

            6 − y − 4 = 0

            − y + 2 = 0

            y = 2

            P 2 (2, 2) = (x 2 , y 2 )
            Ahora sustituimos en la fórmula de la pendiente:

            (esta es la pendiente)

            Directa:

            Basándonos en los valores de la recta podemos conseguir la pendiente:
            3x − y − 4 = 0

            Ax − By − C = 0
            A = cantidad de x

            B = cantidad de y

            C = Número cualquiera
            Ahora solo sustituimos en la fórmula de la pendiente

            (esta es la pendiente)

            Grado de inclinación

            Dada una recta, gráficamente su pendiente nos da su grado de inclinación

            Pendiente positiva

            Cuando la recta es creciente (al aumentar los valores de x aumentan los de y), su pendiente es positiva, en la expresión analítica m > 0

            Pendiente negativa

            Cuando la recta es decreciente (al aumentar los valores de x disminuyen los de y), su pendiente es negativa, en la expresión analítica m < 0

            Pendiente nula o cero

            Cuando la recta es constante se dice que tiene pendiente nula, en la expresión analítica m = 0

            Visualmente, también podemos definir si la pendiente es positiva o negativa:

            Si el ángulo que forma la recta con la parte positiva del eje OX es agudo , la pendiente es positiva y crece al crecer el ángulo.

            Si el ángulo que forma la recta con la parte positiva del eje OX es obtuso , la pendiente es negativa y decrece al crecer el ángulo.

            Con los ejemplos discutidos podemos observar la interpretación geométrica de la pendiente de una recta:

            Pendiente

            Tipo de recta

            positiva

            recta ascendente

            negativa

            recta descendente

            cero

            recta horizontal

            no definida

            recta vertical

            Ver: PSU: Matemática,

            Pregunta 36_2010

            Pregunta 15_2006

            Volver a: Ecuación de la recta

            Ver en Internet:

            http://www.cidse.itcr.ac.cr/revistamate/Herramientas/Recta/Recta.html

            http://www.uprh.edu/~eudez/web%20mecu/docsPDFdeMECU/leccion8.PDF

            Pendiente de una recta

            Pendiente de una recta
            Concepto: La pendiente de una recta es la tangente del ángulo que forma la recta con la dirección positiva del eje de abscisas.

            Pendiente de la recta. En matemática se denomina pendiente a la inclinación de un elemento ideal, natural o constructivo respecto de la horizontal (la tangente inversa del valor de la «m» es el ángulo en radianes). P, caso particular de la tangente a una curva cualquiera, en cuyo caso representa la Derivada de una función en el punto considerado, y es un parámetro relevante en el trazado altimétrico de carreteras, vías férreas, canales y otros elementos constructivos.

            La pendiente de una recta es la tangente del ángulo que forma la recta con la dirección positiva del eje de abscisas. Sean P1 (x1; y1) y (x2; y2), P2 dos puntos de una recta, no paralela al eje Y; la pendiente:

            Es la tangente del ángulo que forma la recta con el semieje X positivo.

            Si la pendiente (m) es mayor que 0 se dice que la pendiente es positiva, si la pendiente es menor que 0 se dice que la pendiente es negativa, si la pendiente es igual a 0 la recta es paralela al eje (x) del plano cartesiano, y si la pendiente es indefinida la recta es paralela al eje (y) del plano cartesiano

            Demostración

            Trazamos por P 1 una paralela al eje X de modo que la semirrecta P 1 Q tenga la orientación positiva y por P 2 una paralela al eje Y; ambas rectas se cortan en Q

            Archivo:Archivo:22.gif

            Sea B el ángulo que la recta forma con el semieje X positivo tenemos: < P 2P 1 Q = < B por ángulos correspondientes entre paralelas

            Luego: tan B = tan < P 2P 1 Q

            , o sea, m= tan B como se quería.

            Una recta paralela al eje Y no tiene pendiente pues X2 = X1 y el cociente se indefine.

            Ejemplos

            1. La pendiente de la recta que pasa por los puntos A(2, 1), B(4, 7) es:

            2. La recta que pasa por los puntos A(1, 2), B(1, 7) no tiene pendiente, ya que la división por 0 no está definida.

            3. Calcula la pendiente de las rectas determinadas por los puntos dados y halla el ángulo que forma con el semieje X positivo.

            P1(1;3), P2 (6;7)

            Resolución Calculemos la pendiente

            =

            =

            Para calcula el ángulo B que forma la recta con la dirección positiva del eje X, tenemos: Tan B = m = 4/5 = 0.8 , luego B = 38.7.

            Veáse también

            • Geometría Analítica
            • Pendiente de la ecuación de una recta

            Tipos de piercing facial

            Los piercings faciales o perforaciones en la cara, son un tipo de modificación corporal de las más frecuentes. Dentro de esta categoría encontramos diferentes clases de perforaciones, diferentes ubicaciones, cuidados, nombres y consideraciones. Hoy voy a proponerte un breve recorrido para conocer algunos de los diferentes tipos de piercing facial que existen. Comencemos.

            Jamie Rio/Flickr

            Piercing anti-ceja

            Comencemos con el piercing anti-ceja. Se trata de una perforación que usualmente se realiza con una barra de superficie encima del hueso del cachete o debajo de la ceja y que puede ser horizontal o vertical. En ocasiones, a este piercing también le llaman “lágrimas”, aunque es más común encontrarlo como anti-ceja.

            Piercing puente

            Este se ubica en el puente de la nariz, de ahí viene su nombre. Para entenderlo mejor, se coloca entre ambos ojos. También hay quienes lo llaman «Erl» porque según cuentan, el primer hombre que se lo hizo se llamaba Erl Van Aken. Este piercing tiene sus riesgos: puede ser rechazado muchas veces y al quitarlo también podría quedar una cicatriz desagradable que, por semejante ubicación, resulta muy visible.

            Piercing del cachete

            El piercing del cachete o piercing de las mejillas es más invasivo que los dos que veníamos viendo con anterioridad. Este penetra la mejilla por completo, llega hasta la cavidad oral y casi siempre se hace de manera simétrica, en ambos lados de la cara. Algunas personas se lo hacen para crear hoyuelos que no tienen naturalmente. El problema con este piercing es que, por la ubicación, puede escaparse un poco de líquido durante la ingesta de alguna que otra comida o bebida. Además, a veces puede generarse un olor desagradable, siendo sumamente importante la higiene.

            Piercing en la ceja

            El piercing en la ceja es el más popular de los piercings en la cara, es uno de los más fáciles de hacer y también de esconder, por ejemplo con el cabello, si es que así se desea. Su nombre lo dice todo, está ubicado en la ceja y puede estar dispuesto en forma transversal a la misma o en forma paralela, habitualmente ubicándose en la parte final de las cejas. Su popularidad se debe a varias razones, entre ellas el hecho de que el lugar hace que la perforación sea casi indolora, es un piercing que generalmente cicatriza rápido y aunque se tenga un año con él, se cierra en poco tiempo y sin dejar ninguna marca considerablemente desagradable.

            Piercing labret

            El labret se llama así porque está ubicado en el labrum, que es el espacio entre la barbilla y el labio inferior. Los Aztecas y los Mayas que tenían este tipo de piercing eran hombres de altas castas. La localización siempre es esa, pero puede estar en el centro, de un lado, puede ser una joya recta o bien una argolla. Depende del gusto de quien se lo haga.

            Piercing medusa

            El piercing Medusa es casi igual al labret, solo que se ubica entre la nariz y el labio superior. Además, la joya que se usa tiene forma de barra. El lugar donde se ubica esta perforación puede causar problemas en la mucosa, por lo cual este piercing no puede hacerlo alguien que no sea un profesional en la cuestión, bajo ningún concepto.

            Piercing Monroe

            El piercing Monroe se parece al piercing Medusa, solo que en lugar de estar ubicado en el centro, se usa del lado derecho o izquierdo. Se llama así porque fue pensado en honor al lunar de Marilyn Monroe, considerado un fuerte símbolo de la sexualidad. Por esto también se le llama «Madonna» o «Crawford». Este piercing se hizo popular en los años noventa y también es menos doloroso que muchos de los que ya hemos visto hoy, no obstante, se debe hacer con máximos cuidados pues existen muchos nervios en la zona.

            Piercing nasal

            El piercing en la nariz también es de los más populares. Existen varios tipos de joyas para usar allí. Pueden ser argollas o solo un puntito en la nariz. Se hace casi siempre de un lado en el cartílago de la nariz. Existe otro un poco más intenso: el septum, donde se perfora en el medio de la nariz, pero este es mucho menos popular.

            Piercing en la lengua

            El piercing de la lengua, obviamente dentro de la boca, tiene un proceso de curación y ciertos cuidados un tanto complejos. Es un piercing directamente relacionado con el sexo, de hecho, está pensado par el sexo oral.

            Piercing del frenillo

            El del frenillo, también en lengua es de los más peligrosos pues si algo sale mal, se puede tocar un nervio y perder movilidad en la lengua. Es de los menos populares y sin duda de los más personales que pueden realizarse en la zona del rostro.

            Bien, ¿qué te pareció el recorrido? ¿Tienes alguno de estos piercings? ¿Cuál?

            Algunos Piercings De La Cara Y Sus Nombres

            Buenas, este es mi primer post y espero que les gustes o al menos los entretenga un rato.
            Estos son algunos Piercings de la cara y la lengua (y sus respectivos nombres)
            Septum: Este piercing se coloca en la pared del cartilago que divide la fosa nasal izquierda de la derecha. Es un piercing bastante doloroso y su cicatrización varia (A mi por ejemplo me tardo tres meses en cicatrizar) pero hay quienes les tarda más o menos, la cuestión es tener la zona lo bastante limpia y esto resulta bastante dificil a veces, debido a la zona dónde esta ubicado. Eso si, los primeros estornudos duelen bastante!
            Nostril: Es el piercing «común» de la nariz, se hace en el cartilago y a algunos les resulta un poco doloroso a otros no, eso varia de la piel del cartilago de cada uno. También es algo complicado de cuidar, hay que tener cuidado de no engancharselo y arrancarselo de un tiron (me ha pasado) es bastante molesto.
            Austin Bar: Es un piercing bastante raro y a mi parecer dolorosisimo. Va en la punta de la nariz y la atraviesa de forma horizontal.
            High Nostril: Va ubicado un poco más arriba que el Austin Bar
            Bridge: También llamado «Puente» (si es horizontal). Puede ser horizontal o vertical. Va ubicado en el espacio entre las cejas.
            Eyebrow: El piercing común de la ceja, también puede ser horizontal. No duele mucho, yo sentí un pellizco nada más. Eso sí durante la cicatrización puede picar bastante y ponerse rojo.
            Anti Eyebrow: También llamado Anti Ceja. Va ubicado encima del hueso del cachete o debajo de la ceja. Puede ser horizontal o vertical.
            Cheeks: Van ubicados en las mejillas. Cicatrizan muy rapido y facilmente, pero son algo molestos para comer al principio.
            Medusa: Va ubicado en el centro, arriba del labio superior.
            Monroe o Madonna: Va ubicado en el labio superior. Se le llama Monroe si va del lado izquierdo y Madonna si va del lado derecho.
            Angel Bites: Son dos piercings sobre el labio superior. Es decir, como si tuvieras un Madonna y un Monroe juntos.
            Dahlia Bites: Son dos piercings al costado del labio.
            Snake Bites: Son dos piercings sobre el labio inferior, uno en el lado izquierdo y otro en el derecho.
            Canine Bites: Vendrian a ser una combinación entre Snake Bites y Angel Bites
            Shark Bites: Ubicados en el labio inferior. Dos estan ubicados en la izquierda y los otros dos a la derecha.
            Dolphin Bites: Se ubican en el centro del labio inferior. A veces un poco más abajo del labio.
            Spider Bites: Se ubican a un costado del labio inferior.
            Labret: Se ubica en el centro del labio inferior, también puede estar del lado izquierdo o derecho.
            Cyber Bites: La combinación entre el labret del centro y el medusa
            Ashley: Va ubicado en el centro del labio inferior.
            Labret Horizontal: Va ubicado de forma horizontal sobre el labio inferior
            Labret Vertical: Empieza en el centro del labio inferior y termina debajo de él.
            Chin: Esta ubicado sobre el menton y lo atraviesa verticalmente
            Smiley: Es el piercing que va en el frenillo del labio superior. No suele durar mucho tiempo, en la mayoría de los casos se termina cortando.
            Tongue Piercing: El piercing de la lengua no requiere cuidados especiales y dicen que no es muy doloroso, aunque en mi opinión varia. Es bastante molesto los primeros días.
            Venom: Son dos piercings en la lengua que pareciera ser uno solo en horizontal.
            Marly: Es el piercing que atraviesa el frenillo que une la lengua con el maxilar inferior. Es bastante doloroso al igual que su cicatrización
            Snake Eye: Va ubicado horizontalmente en la punta de la lengua.

            Bueno esto es todo por ahora. Es mi primer post así que disculpen si esta algo desprolijo, espero que les guste.

             Tipos de piercing 

            Table of Contents

            piercing septum

            Si has estado buscando un artículo que te relate información de calidad acerca de
            todos los tipos de piercing que existen has llegado al lugar correcto. Sin importar la
            localización, o el método de perforación, lo detallaremos para ti.
            Encuentra detalles de gran importancia, tales como si estos llegan a ser
            dolorosos e inclusive algunos consejos para disminuir el dolor del mismo. Aprende
            como cuidarlos, y más.

            Entre los tipos de piercing más populares que existen nos encontramos con el
            piercing en la ceja. Una perforación que comenzó a popularizarse entre aquellos
            amantes de la música pesada, seguidores de las bandas de rock, y metal, que de seguro
            pasarán a la historia.
            Las perforaciones en la ceja pueden ser de dos maneras, horizontales o
            verticales. La vertical es quizá la más popular. Por defecto, muchas personas deciden
            llevarlo en la ceja izquierda, pero en realidad se recomienda que sea colocado en aquella
            donde se posea una mayor destreza al momento de moverla.

            ¿Cómo se coloca un piercing en la ceja?

            Lo primero que hará el perforador es desinfectar la zona, con ayuda de gasa o
            algodón, y un poco de alcohol. Lo mejor será que te asegures que lleve guantes. Luego
            de esto comenzará a marcar con tinta especial puntos de referencia, pedirá tu opinión en
            función de que la colocación final sea de tu agrado.
            Una vez se haya acordado el lugar exacto, se usará un catéter o una aguja hueca
            para perforar por los puntos previamente marcados. Al final de esta se colocará la joya,
            para que cuando se extraiga la misma se haya posicionado de manera exitosa.

            Cuidados de un piercing en la ceja

            Los piercings en la ceja cicatrizan de manera rápida, siempre y cuando no se
            infecten. Para evitar esto lo principal es no sacar la joya durante el tiempo de
            cicatrización, y estar pendiente de algunos de los cuidados más básicos.
            Deberás lavarlo al menos tres veces al día. Para ello podrás usar suero o una
            solución salina, la misma la puedes elaborar en tu casa con un poco de agua tibia y sal
            marina. No dejes que nadie te lo toque, y evita tú también hacerlo (solo lo necesario)
            para así no correr riesgos por infección.

            Septum piercing

            Las tendencias en cuanto a los tipos de piercing que más se usan varían según
            las generaciones, actualmente podemos ver como el septum piercing es quizá uno de
            los más populares entre los jóvenes.
            Corresponde a la categoría de perforaciones en la nariz, siendo la que se
            encuentra en la base del mismo. Muchos artistas lo han popularizado a través de los
            últimos años, como es el caso de Lady Gaga en su era ARTPOP en el 2013, e inclusive
            Rihanna lo lució recientemente.

            ¿Cómo se coloca el septum piercing?

            Para estos tipos de piercing en particular se recomienda acudir a un perforador
            profesional, puesto que se deben decidir temas tales como cuál será el diámetro de la
            aguja a usar en relación a la joya que se desea colocar.

            La perforación se hace con una aguja hueca, que, cuando se extrae, deja en su
            posición final a la joya sin tener que hacer un esfuerzo mayor. Es recomendable que, si
            eres muy poco tolerante al dolor, se usen métodos para dormir la zona. Puede que el
            hielo sirva.
            Cuidados del septum piercing
            Para evitar las infecciones que se pueden producir tras colocarte un septum
            piercing lo mejor será que lo cures al menos dos veces al día. El primero paso para ello
            es lavar bien tus manos antes de manipularlo. Si lo hará otra persona, asegúrate que
            cumpla con este requisito.
            Puedes usar un hisopo humedecido en suero fisiológico para comenzar a quitar
            todas las costras que se forman. No lo hagas de manera brusca, si hay alguna bien
            adherida, deberás esperar a que se afloje con el paso del tiempo.

            Entre los tipos de piercing con los nombres más atractivos de seguro nos
            conseguiremos con este. Ciertamente no es uno muy común de apreciar en las personas,
            pero sin duda alguna, quien lo lleva, es un ejemplo de estilo y se roba las miradas de
            cualquier lugar donde llega.
            Esta perforación se hace en justamente en el centro del labio superior, justo en el
            surco naso-labial, el cual es la hendidura que se posiciona entre la nariz y el labio. Por
            lo general consta de un solo abalorio, aunque personas deciden colocarse una mayor
            cantidad de piezas en él.

            ¿Cómo se coloca un piercing medusa?

            Para colocar el piercing medusa lo primero que se debe hacer es desinfectar la
            zona, esto se puede lograr usando un jabón antiséptico. La parte de adentro de la boca
            también debe estar limpia, por lo que se debe enjuagar con un enjuague oral
            antimicrobiano.
            El labio pasa a ser estirado con la ayuda de una pinza, se debe sostener de
            manera horizontal para que los dientes no interfieran al momento de hacer la

            perforación. La aguja hueca atraviesa la zona, luego será colocada la joya en el hueco de
            la misma y se retira para que quede en la zona deseada.

            Cuidados del piercing medusa

            En casos del piercing medusa el tiempo de cicatrización dependerá del
            organismo de la persona. En algunos no excede las 6 semanas, mientras que en otros
            pasa de las 8. Lo primordial es no sacar la pieza.
            De igual manera, tendrás que mantener una buena higiene en tu boca lavando tus
            dientes luego de cada comida, se puede reforzar está haciendo uso de un enjuague bucal
            que no posea alcohol, esto evitará el riesgo de una irritación. Por el exterior podrás
            enjuagarlo tres veces al día usando un jabón neutro.

            Piercing microdermal

            De los tipos de piercing el microdermal, o intradérmico, es uno de los que se
            puede colocar en la mayoría de lugares del cuerpo. Estamos hablando de un implante
            subcutáneo que tiene como función sostener la joya. La base es colocada bajo la piel a
            1.5mm, para que, sobre ella, esté la joya.
            Este es un tipo de perforación que realmente no posee límites, y algunos lo
            llevan al extremo. Con mayor frecuencia se ve en la nariz, pero aquellas personas más
            audaces lo colocan en cualquier parte del cuerpo posible. Aunque no se recomiende en
            las extremidades como los tobillos.

            ¿Cómo se coloca un piercing microdermal?

            Un perforador profesional tendrá la necesidad de trabajar de la mano contigo
            para encontrar la posición exacta donde deseas la joya, una vez esté acordada se
            marcará con tinta especial con la finalidad de que sirva para poder guiarse en el resto del
            proceso sin cometer errores.
            Para perforar la zona se hace uso de una aguja dérmica, es posible que se sangre
            durante el proceso según sea la zona que se desee. Con mucha precisión, utilizando
            pinzas especiales, se introduce la pieza en la piel. Cuando se ha logrado posicionar la
            base, se procede a colocar la joya, que normalmente en enroscarle.

            Cuidados de un piercing microdermal

            Los riesgos de infección por un piercing microdermal son considerablemente
            bajos a comparación de los que se tienen en otros tipos de perforaciones. Es una pieza
            que se coloca bajo la piel y, en la mayoría de los lugares, los tejidos cierran sin ningún
            tipo de complicación en periodos cortos de tiempo.
            Lo mejor será que limpies su exterior con ayuda de una solución salina (la
            puedes preparar en casa con agua tibia y sal marina). Y que las duchas que tomes, al
            menos en la primera semana, no excedan los 5 minutos.

            Si nos toca nombrar uno de los tipos de piercing que no pasa de moda con el
            tiempo en este momento sólo nos viene a la mente el piercing en la lengua. Aquella
            perforación que quizá no es para todo el mundo, lo decimos de manera literal.
            Se han evidenciado casos donde el mismo cuerpo de la persona rechaza este tipo
            de piezas, pero eso no ha evitado a que sea uno de los más colocados por los
            perforadores en sus tiendas. Pero, ¿cómo es este proceso?, ¿será tan doloroso como se
            imagina o no?

            ¿Cómo se coloca un piercing en la lengua?

            Si eres capaz de resistir a pequeños dolores no habrá problema, pero si no
            deberás encontrar una manera de calmar los nervios durante el proceso. Algunos
            métodos naturales que ayudan a aliviar la zona durante el proceso es colocarse hielo
            antes.
            Debes tener una buena higiene bucal para evitar infecciones, no basta sólo con
            que te hayas lavado los dientes, lo mejor será que uses algún enjuague bucal. Con
            pinzas especiales se inmovilizará tu lengua para evitar malas prácticas. Con una aguja
            hará la perforación para luego colocar la joya.

            Cuidados del piercing en la lengua

            La cicatrización es lenta, y se sabe que en la boca se alojan una gran cantidad de
            bacterias, por lo que el riesgo de infección es realmente alto. Es por ello que deberás

            cepillarte luego de cada comida y hacer uso de un enjuague bucal sin alcohol para que
            así no corras riesgos de irritación.
            De igual manera, debes tener en cuenta que durante los primeros días deberás
            llevar una dieta de sólo líquidos. Al menos hasta que sientas que la cicatrización ha
            avanzado. Y no es recomendable tomar ningún tipo de cítrico, puede irritarse.

            Piercing en el labio inferior o superior

            Entre los tipos de piercing que las personas consideran con mayores niveles de
            sensualidad nos encontramos los que se colocan en el labio. Y este no tiene por qué ser
            en un lugar específico, puesto que puede colocarse en cualquiera de sus extremos o en el
            medio.
            Lo que más llama la atención respecto a las perforaciones en el labio inferior o
            superior es la cantidad de diseños que se pueden apreciar cuando se está en busca de una
            joya. Existe una para cada estilo, y muchos deciden inclusive hacer una a su propia
            imagen y semejanza.

            ¿Cómo se coloca un piercing en el labio inferior o superior?

            Lo principal es tener en cuenta la zona en la que te lo colocarás, una vez lo hayas
            decidido también es importante que se desinfecte. Por fuera puede usarse un jabón
            neutro, mientras que por dentro será recomendable que te laves los dientes y también
            uses un enjuague bucal.
            Luego de esto se hará una marca con tinta especial y será sujetado tu labio con
            pinzas, por parte del perforador, de manera horizontal con la finalidad que la aguja no
            corra el riesgo de tocar tu encía o dientes. Se perfora y se coloca la joya.

            Cuidados de un piercing en el labio inferior o superior

            Como una parte de la joya estará dentro de la boca es fundamental que se
            mantenga una buena higiene limpiando tus dientes y utilizando enjuague bucal sin
            alcohol luego de cada comida. Es recomendable no sacarla hasta que esta haya
            cicatrizado.

            Las dietas líquidas no son necesarias, pero la irritación por el consumo de
            cítricos o ácidos sigue siendo un factor de riesgo el cual se debe intentar evitar. Quizá
            quieras tenerlo en consideración.

            Piercing tragus

            De los tipos de piercing que se popularizaron para los hermosos años 90, el
            piercing tragus es quizá uno de los que sigue manteniendo una fama estable hoy en
            día. Basta con ver un par de fotos de artistas, o influencers, para darnos cuenta que lo
            poseen.
            Muy popular para el tipo de perforaciones en la oreja que se conocen (al
            menos hasta ahora), ya que se lleva a cabo en la parte de ella que se conoce como trago.
            Este no es más que un pequeño cartílago que tiene forma de óvalo ubicado ya al exterior
            del canal auditivo.

            ¿Cómo se coloca el piercing tragus?

            Lo primero que debes saber tenemos dos variantes del piercing tragus, el más
            común es el de manera vertical. Pero también está el Antitragus, este se coloca frente al
            del trago, justo en la zona cartilaginosa que se tiene arriba del lóbulo del oído.
            En cualquiera de los dos se debe comenzar por desinfectar la zona donde se
            llevará a cabo la perforación, para luego sujetarla con la ayuda de una pinza profesional
            y, con la aguja hueca, proceder a hacer el hoyo. Una vez esté listo, se colocará la joya en
            el extremo hueco de la aguja para retirarla y dejar a esta en su lugar.

            Cuidados del piercing tragus

            Lo primero que debes tener en cuenta es que no es un tipo de perforación que
            cicatrice velozmente, por lo general tiende a tomarse un periodo de entre 4 a 6 meses.
            Se tiene un gran riesgo de infección puesto que, tanto por fuera como por dentro,
            se crea suciedad. Es por ello que se debe lavar al menos tres veces al día la zona
            perforada. Por fuera podrás usar un poco de agua tibia y también jabón neutro, por
            dentro puedes ayudarte con un hisopo.

            Hélix piercing

            De los tipos de piercing que más se solicitan hoy en día en las tiendas
            profesionales nos encontramos con el hélix piercing. En un principio se pensaba que
            era únicamente de uso femenino, pero hoy en día podemos apreciarlo tanto en mujeres
            como hombres.
            Este es otro tipo de perforación en la oreja. En la parte superior del oído se
            posee un cartílago y se busca que la pieza quede a lo largo de este. Sirve como la
            iniciación al mundo de los piercings para muchas personas, por lo que quizá te funcione
            de esta manera para a ti también.

            ¿Cómo se coloca el hélix piercing?

            Por defecto el perforador te marcará un lugar apropiado para colocarlo, pero si
            no te parece siempre puedes trabajar con él en la localización de la zona exacta. Cuando
            se encuentre, se hará uso de la tinta para poder marcar entonces la zona deseada.
            Luego de esto, el perforador se encargará de que sus manos y el cartílago estén
            desinfectados, para proceder a realizar la perforación con una aguja hueca que se
            encuentre esterilizada. En el hueco de la herramienta es introducida la joya para que, al
            sacarla, pueda posicionarse.

            Cuidados del hélix piercing

            Se espera que el tiempo de cicatrización del hélix piercing sea de un año, pero,
            manteniendo una buena higiene y evitando infecciones, a muchas personas se les ha
            sanado de manera total en menor tiempo. Hablando entonces de unos 6 u 8 meses.
            De manera diaria puedes usar un suero fisiológico y un hisopo para limpiarlo,
            uno que otro día puedes emplear también agua tibia y jabón neutro en la zona. Si no
            encuentras el suero puedes hacer una solución salina con agua tibia y sal marina, que
            tendrá el mismo efecto.

            Piercing industrial

            tipos de piercings en la oreja

            El piercing industrial es quizá una de las variaciones de los tipos de piercing
            más cool que se puede llevar. Realmente da un aspecto interesante a la vista, y sus

            piezas pueden llegar a ser tan atractivas por sí solas que de seguro cualquiera querría
            colocarse un par.
            Se trata del tipo de perforación en la oreja que se hace en el cartílago superior,
            pero no hay que confundirlo con el hélix piercing, pues este conecta dos perforaciones
            entre sí con una barra de metal que va de un punto “A” a un punto “B”.

            ¿Cómo se coloca el piercing industrial?

            Lo primero que se debe seleccionar es una pieza que de hecho tenga las medidas
            necesarias para poder conectar una perforación con la otra. En esto te ayudará el
            perforador. Después de que se marque la zona se puede confirmar si es la deseada.
            Una vez que se tenga toda la pre-colocación lista, se hará uso de la aguja hueca.
            Atentos, que en este caso se debe lograr la perforación de ambos puntos de manera
            simultánea. Luego, cuando se extraiga, la pieza quedará perfecta en su lugar.

            Cuidados del piercing industrial

            Deberás tener un cuidado intensivo durante el primer mes si lo que quieres es
            que este sane sin ningún tipo de complicación (infección). Hablando de un lapso de
            tiempo total, el que sane, tarda aproximadamente 5 meses desde que se ha colocado la
            pieza. Pero todo dependerá del organismo de cada persona.
            Es importante que sepas que debes lavar con suero fisiológico o solución marina
            al menos dos veces al día la zona de la perforación. Quedará terminantemente prohibido
            dormir apoyado del lado donde tienes la perforación, y no intentes quitar las costras
            hasta que estas salgan por su cuenta.

            Piercing smiley

            ¿Te has dado cuenta alguna vez en la sonrisa de alguien que se asoma un
            piercing?, este es uno de los tipos de piercing que se pueden disimular sin ningún
            problema, pero también de los que no todos tienden a ser aptos de mantener. Se trata del
            piercing smiley.

            Mejor conocido como la perforación del frenillo de la encía, ubicado justo
            detrás del labio superior. Su nombre hace referencia a que, en efecto, sólo puedes
            notarlo cuando una persona está sonriendo. Puede que sea uno de los más riesgosos
            dentro de la boca, y estamos a punto de explicarte por qué.

            ¿Cómo se coloca el piercing smiley?

            Como primer paso, se debe evaluar tu frenillo. Si este es muy pequeño no se
            aconseja que se realice la perforación, eso lo decidirá el profesional. Por lo general, se
            necesitan dos personas para hacerlo, una sujetará el labio y la otra se encargará de
            atravesar el frenillo.
            Se hace uso de una aguja hueca y luego se le adhiere una joya que, al sacarla, la
            deje posicionada en su lugar. Es una tarea un poco complicada y algo dolorosa, por lo
            que no se recomienda para aquellas personas que no sepan aguantar.

            Cuidados del piercing smiley

            Este es otro de los tipos de perforaciones que se encuentra en la boca, y ya te
            hemos mencionado antes que es un mar para las bacterias. Es por ello que los cuidados
            deben ser más estrictos para que así se eviten las infecciones.
            Deberás cepillar tus dientes, pero siempre teniendo cuidado de no jalar la pieza.
            Este frenillo es muy sensible y se puede romper con gran facilidad. Se recomienda
            también el uso de enjuagues bucales sin alcohol y ser precavido cuando se esté
            manipulando los cubiertos a la hora de ingerir alimentos.

            Piercing en el pezón

            ¿Hemos ya entrado a la categoría de los tipos de piercing más sexys?, porque
            eso parece. Pues, el piercing en el pezón se ha reconocido como uno de los que más
            llega a aumentar la libido en las personas, sin importar si se habla de mujeres u
            hombres.
            En un inicio las perforaciones en el pezón se hacían únicamente para aquellas
            mujeres que disfrutaban mostrarse atrevidas, pero con el paso del tiempo los hombres

            también comenzaron a sumarse al movimiento y a llevarlos consigo. En parte por los
            diseños que se comenzaron a popularizar en los últimos años.

            ¿Cómo se coloca el piercing en el pezón?

            Lo primero es tomar la decisión acerca a la orientación que deseas darle, muchas
            personas lo hacen de manera vertical, pero sin duda el más popular es el horizontal.
            Luego de esto el perforador usará una aguja hueca para atravesar tu piel.
            En este punto es normal que hayas sentido un corrientaso desde el pezón directo
            hacia la punta de los pies, pero ya casi se acaba. Sólo queda que se inserte la joya en el
            hueco de la aguja y esta sea extraída dejándola en su posición final.

            Cuidados del piercing en el pezón

            Durante la perforación del pezón puede que no la pasaras muy bien, pero ese
            dolor se esfumará casi instantáneamente. Debes ser muy cuidadoso a la hora de que
            alguien pueda tocarlo, que tú mismo lo roces o se te enganche en la ropa, volverás a ver
            el infierno.
            Deberás utilizar el suero fisiológico, con la ayuda de un hisopo, para limpiarlo al
            menos tres veces al día. Si salen costras no intentes arrancarlas, solo humedécelas, estas
            saldrán solas cuando sea el momento. E intenta no dormir boca abajo hasta que la
            sensibilidad haya disminuido un poco.

            Piercing en el ombligo

            No hace mucho desde los tempranos años de los 2000 donde Britney Spears
            conmocionó al mundo entero mostrando la sensualidad que le otorgaba la perforación
            de ombligo que decidió hacerse para la época. ¡Y desde entonces se han visto réplicas
            de réplicas!, incrementando su popularidad.
            Entre los tipos de perforaciones que iniciaron siendo sólo de mujeres está este,
            pero hoy en día el hombre ha demostrado que puede seguir guardando su masculinidad
            y combinarla con un poco de sensualidad para lucir una pieza en su ombligo. ¡Vaya que
            se ha logrado evolucionar en los últimos años!

            ¿Cómo se coloca un piercing en el ombligo?

            Lo primero es desinfectar el ombligo, esto puede hacerse con un hisopo y
            alcohol. Una vez limpio, se pasa a marcar los puntos que servirán como guía, en este
            punto se comprueba que quede bien tanto estando de pie como también permaneciendo
            acostado.
            Con la ayuda de pinzas especiales el perforador tomará el pliegue de piel para
            que la aguja logre perforar de manera limpia ambos puntos (no tiene que pasar por
            completo, con la punta bastará), cuando haya salido al otro extremo se colocará la joya
            y se traerá nuevamente quedando así está posicionada.

            Cuidados del piercing en el ombligo

            Aunque sea de los más comunes, no necesariamente tiene por qué ser el más
            sencillo para cicatrizar. El riego sanguíneo del abdomen hace que la cicatrización se
            convierta en una de las más lentas que se puede apreciar en los diferentes tipos de
            perforaciones.
            Deberás limpiarlo con suero fisiológico o solución salina de dos a tres veces a
            diario, para ello puedes usar un hisopo. Los baños no deberán durar mucho tiempo, y el
            jabón tendrá que ser neutro. En el mejor de los casos, la cicatrización se completará
            entre los 9 y 12 meses de haberte hecho la perforación.

            Piercing genital en las mujeres

            Los órganos sexuales son unos de los más delicados que poseemos en todo el
            cuerpo, su función se hace vital de muchas maneras. Pero eso no impide que, entre los
            tipos de piercing que existen, se haya diseñado un par especialmente para ellas.
            Entre los diferentes tipos destacan los siguientes:

            1. Piercing Cristina

            Este se encuentra localizado en la zona superior de la vagina, justo hasta el
            monte de Venus. Cuando se realiza tarda al menos 9 meses para que pueda cicatrizar
            completamente, siendo uno de los que más lleva tiempo en las genitales femeninas.
            Normalmente se utiliza una pieza que mide al menos unos 2.5 centímetros, en
            este tipo de piercing no se utiliza con mucha frecuencia el metal, puesto que el

            plástico es un mejor material para la zona. Se debe tratar con delicadeza, es muy fácil
            oprimirlo.
            En cuanto a la perforación, esta no tiende a ser dolorosa. Pero debes estar
            consciente que tendrás un sangrado frecuente por un periodo de tiempo luego de ella.
            Debes estar completamente afeitada para el momento que se lleve a cabo, puesto que se
            maneja una mejor higiene de esa manera.
            Los riesgos que se corren son los normales de todo tipo de perforaciones, es
            decir, existe una cierta posibilidad de que el proceso de cicatrización se vea
            interrumpido por algún tipo de infección. Es por ello que debes tener en cuenta la
            higiene de la zona, se hace necesario lavarse cada tanto.

            2. Piercing del prepucio del clítoris

            En la zona vaginal este es uno de los más comunes, existen al menos dos tipos a
            los que puedes escoger: el vertical y el horizontal. El clítoris no es perforado en esta
            ocasión, se usa el prepucio del mismo, el cual trata de un pliegue de piel encargado de
            cubrirlo de forma parcial.
            La orientación vertical es muy popular por su capacidad de aumentar el placer en
            las relaciones sexuales. En el caso de la presentación horizontal no se ha evidenciado
            una cantidad significativa de estímulo.
            La herramienta correcta durante la perforación es un tubo receptor, si notas un
            par de pinzas entonces debes detener el proceso automáticamente. Debes acudir solo
            con un profesional porque corres el riesgo de sufrir una lesión del clítoris. Si todo va
            bien, la cicatrización se completa a las 8 semanas como máximo.
            Debes saber que, antes de la perforación, el pliegue de la piel de tu clítoris
            deberá ser evaluado por el perforador. Aquellas mujeres que no poseen uno lo
            suficientemente extenso no serán aptas para colocárselo.

            3. Piercing del clítoris

            El piercing del clítoris es quizá uno de los más osados que se ha logrado
            evidenciar con el paso de los años. No muchas mujeres lo poseen, puesto a que se ubica
            en sí en el clítoris, y es una parte muy sensible del cuerpo femenino. Para muchas el
            estímulo mediante el tacto llega a ser desagradable o doloroso.

            Para la perforación de este tipo de piercing se debe tener un cierto nivel de
            preparación mental, es un proceso nada indoloro. Para él se utilizarán pinzas, y puede
            que te arrepientas justo al inicio que esta comience. Entre los riesgos que existen se
            puede sufrir un dolor persistente, acompañado de un fuerte sangrado e, inclusive, la
            disminución del placer sexual.
            Los primeros días serán de observación por parte de quien se lo haya colocado,
            de sentir alguna molestia se debe acudir de manera inmediata a con el profesional que
            ha hecho el trabajo. En los casos donde la cicatrización no avance, debe ser retirado
            inmediatamente. Si todo sale bien, cicatrizará en 8 semanas.

            4. Piercing en los labios vaginales

            Este no aumentará o disminuirá el placer sexual, por lo que la razón por la cual
            las mujeres deciden llevar un piercing de los labios genitales tiene que ver
            mayormente con la estética.
            En los labios mayores se corre el riesgo de sufrir de infección y también
            sangrado, la misma joya puede causar un desgarro. Cuando todo sale de la manera que
            se esperaba, el tiempo de cicatrización suele ser de 4 meses.
            En el caso de los labios menores, normalmente se utiliza una barra o un anillo
            como pieza. También es común que se pueda producir un desgarro y, el tiempo
            estimado de cicatrización, se sigue manteniendo entre las 8 semanas, de no sufrir ningún
            percance.
            Cuando se decide remover este tipo de piercing la mujer puede apreciar cómo
            le queda un pequeño agujero en la zona perforada, el mismo se irá reduciendo con el
            paso del tiempo. Aunque no se puede esperar que desaparezca a su totalidad, ya que los
            tejidos no se cierran por completo.

            5. Piercing fourchette

            Entre los tipos de piercing de la zona vaginal este es uno de los pocos comunes,
            suele llevarse desde el perineo (el cual es la zona que une el ano con la vulva) hasta la
            vagina. Generalmente se coloca con orientación vertical.
            La perforación es llevada a cabo casi en la vagina, por ello se debe buscar a un
            perforador con experiencia en el área. Se corre el riesgo de que se infecte o se

            contamine por su proximidad al ano. Es por ello que la higiene debe tenerse muy en
            cuenta.
            Entre los cuidados que se pueden nombrar, está en limpiarse la zona con agua
            tibia y jabón neutro cada vez que se vaya al baño, sin importar si se ha orinado o
            defecado. Quizá sentarse en ciertas posturas resultará un poco incómodo. En los mejores
            casos, la cicatrización se completa a las 8 semanas.

            Piercing genital en los hombres

            Exponer el pene a los diferentes tipos de piercing no es algo que cualquier
            hombre tendría en consideración, pero vaya que algunos recurren a ello con la finalidad
            de darle una mejor apariencia. ¡Y puede que para lucir más interesantes!
            Entre los que existen, se pueden nombrar los siguientes:

            1. Piercing Alberto

            El piercing genital masculino que tiene un proceso más rápido de cicatrización
            es el piercing Alberto. Este puede parecer doloroso cuando se ve por primera vez, pero
            realmente es uno de los más sencillos de colocar y mantener.
            La localización exacta se trata desde la apertura que posee la uretra, hasta la
            parte de atrás. Se debe tener en cuenta que el sangrado es común en los primeros días.
            Normalmente la joya utilizada es un anillo, aunque algunos prefieren la barra curva. De
            todo salir bien, sanará en 8 semanas.

            2. Ampallang

            Otro de los tipos de piercing que se colocan en el genital masculino es el
            piercing Ampallang, este recorre el glande de manera horizontal. Posee un tiempo
            largo de cicatrización, y puede no resultar cómodo para cualquiera.
            La perforación la debe hacer un profesional, ya que se ubica de forma horizontal
            por el glande. Se debe tener en cuenta que el dolor dependerá de qué tan gran sea la joya
            que se haya elegido. Entre los riesgos que se corre en el procedimiento es la presencia
            del sangrado. Tarda al menos 9 meses en curar.

            3. Apadravya

            En este caso, estamos hablando del piercing Apadravya, conocido por recorrer
            de manera vertical al glande. Este esta entre los tipos de piercing que es comúnmente acompañado con
            un piercing Alberto, ya que posee una coincidencia justo en el agujero de la pared de la
            uretra.
            Por lo general se usa una barra recta. El perforador deberá tener experiencia, de
            lo contrario, se corre el riesgo de un sangrado excesivo. Cuando todo sale bien, no
            tiende a pasar los 9 meses para sanar completamente. Puede resultar incómodo para
            tener relaciones sexuales hasta que el cuerpo se acostumbre.

            4. Piercing del frenillo

            Este es, solo por debajo del piercing Alberto, esta entre los tipos de piercing más popular
            para los genitales masculinos.
            La perforación se da horizontal en la mayoría de los clientes, ubicada encima del
            glande dirigiéndose, por la parte inferior, hacia la base del pene. Los riesgos que se
            corren con ella es que exista una mala cicatrización. De no ser así, tardará sólo 4 meses
            para curarse. La pieza usualmente es una barra.

            Cómo cuidar tu piercing

            Debido a que los piercings rompen la piel por ambos lados, requieren un cuidado y atención especial. Lee los pasos que te proporcionamos desde SONS ART&TATTOO a continuación para aprender a curar un piercing adecuadamente, a tratar un piercing infectado o ayudar a que un piercing que ya no quieres se cierre de la manera más eficaz posible.

            Limpieza y cuidado inicial de tu piercing

            1.- Haz que un profesional te ponga el piercing.

            En SONS ART&TATTOO trabajamos con profesionales cualificados los cuales han seguido y superado un proceso de selección, cumpliendo todas las normativas de aplicación y siguiendo unos estrictos protocolos para que tu piercing se haga correctamente en todo su proceso.

            En la comunidad de modificación del cuerpo, es un hecho conocido que hay una manera correcta y una incorrecta de hacerse un piercing. En vez de hacerte el piercing en una tienda de supermercado o en un local cualquiera, confía en SONS ART&TATTOO y te lo haga correctamente un profesional.

            Tu piercing quedará mejor y sanará más rápidamente. También tendrás a mano a nuestros experto para que te proporcione todos los consejos necesarios.

            • Pide un piercing de aguja hueca. La manera correcta de perforar la mayoría de las partes del cuerpo es con una aguja de punta hueca especialmente diseñada. Los profesionales en piercing usan estas agujas porque son higiénicas y fáciles de controlar. Además, los piercings que se colocan así quedan bien puestos y sanan rápidamente.
            • Evita las pistolas perforadoras. Una herramienta común para hacer piercing en las orejas (y a veces otras partes del cuerpo) es la pistola perforadora, la cual es una herramienta mecánica que inserta rápidamente una aguja en la piel. Las pistolas perforadoras muy a menudo representan problemas de higiene (ya que la pistola misma no está debidamente desinfectada, incluso si se usa una nueva aguja cada vez) y son conocidas por colocar el piercing en ángulos extraños o descentrados. En lugar de eso, pide que te realicen la perforación manualmente.

            2.- Déjale el “palito” a tu piercing.

            Sacar el palito que viene con el piercing antes de que haya sanado es una manera segura de exponer tu carne viva a una infección. En el caso de los piercings de oreja, el proceso de curación suele tomar entre 6 y 8 semanas. Durante ese tiempo debes usar el arete que pusiste en tu piercing nuevo en todo momento o arriesgarte a una infección dolorosa.

            • Otras partes del cuerpo, tales como el ombligo, pueden tardar más tiempo en sanar. Antes de que te realicen la perforación, pregúntale a un profesional en piercings cuánto tiempo tardará en curar.

            3.- Limpia tu piercing regularmente.

            Seguir de manera muy estricta un régimen de limpieza diaria es esencial para evitar infecciones y permitir que tu piel quede lisita y pareja cuando sane. El profesional en piercings te dará instrucciones específicas para ti, las cuales siempre deberás seguir. En general, estas instrucciones serán similares a los siguientes métodos:

            • Compra de materiales. No necesitarás mucho, pues deberá bastar con algunos hisopos de algodón y jabón antibacteriano suave. También deberás contar con una pequeña taza, un chorro de agua y sal marina. En nuestros estudios SONS ART&TATTOO podrán proporcionarte el material necesario, en caso contrario te aconsejarán de productos existentes.
            • Lava y frota. Empieza por lavarte las manos con agua caliente y el jabón suave. Una vez que tus manos estén limpias y secas, humedece un hisopo de algodón (o una bola de algodón si te parece necesario) con agua y con la mano frota delicadamente alrededor del piercing para eliminar cualquier acumulación que haya. Desecha el hisopo una vez que hayas terminado.
            • Limpia minuciosamente. Pon una buena cantidad de jabón suave en uno o dos de tus dedos y suavemente pero de manera minuciosa lava por todos lados alrededor de tu piercing. También asegúrate de hacerlo por debajo de la joya (la “cara” del arete). Una vez hayas quedado satisfecho con la limpieza, vierte una taza de agua caliente y úsala para enjuagarte el jabón.
            • Sumerge el piercing en una solución salina. Mezcla algunas cucharaditas de agua salada en varios mililitros de agua caliente y sumerge el piercing en ella por uno o dos minutos. Esto ayudará a extraer los líquidos infectados de un piercing que no esté sanando bien, pero también cumple otra función importante, la de reducir la irritación. Haz una inmersión salina cada vez que limpies el piercing hasta que ya no te duela ni sientas el área irritada.
            • Enjuaga y repite el proceso. Enjuaga nuevamente el piercing con agua fría o caliente y sécalo con palmaditas muy suaves. Repite estas instrucciones dos veces al día para fomentar una curación adecuada.
            • Si la perforación está infectada, puedes limpiarla de esta manera hasta cuatro veces al día.

            Tratar un problema con un piercing que ya tienes

            1.- Ten claro lo que debes observar.

            Algunas heridas y dolencias relacionadas con los piercings son totalmente obvias, mientras que otras podrían no serlo para alguien que no está bien informado. Algunas de las señales más comunes de una infección en la perforación son:

            • Comezón constante o enrojecimiento
            • Irritación y piel delicada
            • Una sensación de ardor
            • Filtración de líquido, ya sea pus o sangre, por el agujero
            • Mal olor

            2.- Habla con un profesional de SONS ART&TATTOO.

            Así como con cualquier otro problema médico, lo mejor que puedes hacer por tu perforación irritada o infectada, o con cualquier otro malestar, es contarle los detalles a un profesional de SONS ART&TATTOO. Los dermatólogos y otros médicos no especializados son tu mejor opción. Sin embargo, si no puedes costear una visita al médico o a una clínica, hablar con nuestros profesionales del piercing puede ser la segunda mejor opción.

            3.- Revisa que no tengas alergia al metal.

            Algunas veces, el problema con el piercing viene de una alergia al metal del piercing o a otra joya que usaste recientemente. Si el área de tu piercing parece irritada o sensible después de ponerte un arete nuevo, investiga de qué metal está hecho pues podrías ser alérgico a él. Opta por un metal hipoalergénico, tal como el acero quirúrgico o el niobio, y determina si el problema se soluciona.

            4.- Sé cuidadoso.

            A menos que un profesional médico te lo indique, evita usar agentes de limpieza o desinfección en tu piercing. Es posible que estos no lleguen a la fuente de la infección y en muchos casos causarán irritación. En lugar de eso, sumerge el piercing en una solución salina varias veces al día para ayudar a drenarlo suavemente.

            • La mayoría de las infecciones a causa de un piercing son leves y deberán sanar rápidamente si les das un cuidado apropiado. Si pasan más de unos días sin ninguna mejoría, consulta con un médico inmediatamente.

            5.- Controla tus actividades.

            Mientras fomentas la curación de tu piercing, adopta los pasos necesarios para evitar irritarlo aún más. No vayas a nadar, no te apliques lociones o cremas (a menos que tu dermatólogo te lo indique, por supuesto) y no te tiñas o trates químicamente el cabello, excepto por un lavado delicado con un champú suave.

            Fomentar la curación de un piercing antiguo

            1.- Conoce los límites.

            Un piercing sana mediante la creación de una costra alrededor del agujero. Como resultado, solo los agujeros de piercing muy pequeños cerrarán completamente sin atención profesional. Incluso un agujero pequeño de un arete podría no llegar a sanar completamente (sin dejar rastro de que hubo allí un piercing alguna vez). Los agujeros de mayor envergadura como los que se ven en la lengua y en el ombligo siempre serán visibles incluso si se cierran completamente.

            • Los agujeros que intencionalmente se han expandido a un tamaño mayor no se pueden cerrar sin procedimientos médicos que involucren anestesia y herramientas para cortar.
            • No pruebes una perforación con una joya para ver si ya cerró. Es posible que al hacerlo vuelvas a abrirlo sin darte cuenta.

            2.- Asegúrate de que el piercing haya sanado.

            Como se mencionó anteriormente, nunca quites el palito de un piercing nuevo hasta que el agujero haya sanado completamente, la mayoría de las veces tardará 2 meses como máximo. Exponer el tejido al aire libre antes de que cierre completamente es arriesgarse a una infección y puede dar lugar a una hinchazón y a una curación más lenta; incluso puede causar cicatrices adicionales en algunos casos.

            3.- Saca el piercing.

            Como se menciona anteriormente, no lo hagas hasta que el agujero haya sanado. Saca la joya del agujero y no pongas nada nuevo en él.

            4.- Limpia el agujero todos los días.

            Realiza una rutina similar a la que usas para ayudar a que el piercing sane apenas te lo coloquen. Lávalo delicadamente con una solución salina dos veces al día. También puedes utilizar un jabón antibacteriano suave pero debes tener cuidado de evitar que ingrese en el piercing. Con mucho cuidado y delicadeza aprieta alrededor del piercing al terminar para sacar los residuos del jabón, el agua y otros desperdicios del agujero. Después, enjuaga alrededor del piercing con un pañito húmedo y limpio o con un hisopo de algodón.

            5.- Haz un seguimiento de tu mejoría.

            Después de varias semanas, las perforaciones más pequeñas deberán empezar a cerrarse. Puedes verificar este proceso de forma segura poniendo atención a la presencia de algún líquido en la perforación cuando la aprietas. Si no hay más líquido saliendo del agujero, es probable que esté prácticamente cerrado.

            • Podrías notar los resultados en menos de 3 meses, pero una total recuperación puede tomar mucho más tiempo. Cuenta con qué quedará un enrojecimiento leve y un hundimiento donde estaba el piercing por mucho tiempo después de quitártelo.

            6.- Minimiza las cicatrices.

            Cuando el agujero haya cerrado completamente, es hora de enfocarse en reducir las cicatrices que salen cuando se cierra. Pídele a tu dermatólogo que te recomiende un gel anticicatrices o un producto similar para que reduzca su aparición y deje el mínimo de evidencias de que allí hubo un piercing. Aplícalo según sus indicaciones o una vez al día durante 4 a 6 semanas.

            Tiempo de curación de los distintos tipos de piercing

            Gabriele Tamborrelli/iStock/Thinkstock

            Los piercings son algo sumamente frecuente y común al día de hoy. No es raro ir por la calle y ver gente con todo tipo de perforaciones sin que nos llame la atención como si fuera algo totalmente extraño.

            Esa propagación del fenómeno del piercing exige la necesidad de una mayor información sobre los cuidados que implican y los problemas que pueden llegar a acarrear. Sabiendo lo necesario, quienes estén dispuestos a realizarse una perforación puedan estar más seguros de lo que se están haciendo, y por ello también más conscientes de lo que un piercing significa para nuestro cuerpo.

            Sobre los cuidados, los procedimientos y los instrumentos para la realización de piercings ya hemos hablado. Hoy lo que traemos es información acerca de las etapas de la cicatrización y del tiempo de curación que lleva y que necesita cada tipo de piercing, para evitar de este modo infecciones o problemas que se deriven de una mala cicatrización o de el hecho de cambiarlo a destiempo.

            Etapas de la cicatrización

            Una vez que tengamos hecha nuestra perforación corporal debemos dejar que sane bien. La mayoría de la gente tiende a cometer el error de no mantener las mismas joyas durante todo el proceso de cicatrización y eso causa estragos en la curación. El proceso de cicatrización de las perforaciones se pueden dividir en tres etapas.

            1. La primera es lafase inflamatoria, en la que la herida sigue abierta y por lo tanto sangra. En esta fase se experimenta hinchazón en el área perforada y por ello bastante dolor.
            2. La segunda fase es la proliferativa. En ella el cuerpo produce células y proteínas para curar la herida y cicatrizar la perforación. Esta fase tiene una duración más extendida que la primera y es la más importante en el proceso de curación.
            3. La última fase del proceso es la de maduración. Se trata de la etapa en la cual el cuerpo produce células nuevas que se encargan de recubrir la perforación y de terminar de sanarla. En esta etapa es normal que las glándulas sebáceas produzcan una sustancia amarillenta para hidratar la herida, por ello no debemos alarmarnos ya que es algo totalmente normal.

            A continuación les dejamos el listado de los tiempos de curación de las distintas perforaciones.

            • Lóbulo de la oreja – 4 a 8 semanas
            • Cartílago de la oreja – 3 meses a 8 meses
            • Ceja – 6 a 12 semanas
            • Nariz – 2 a 4 meses
            • Tabique nasal – 6 a 8 semanas
            • Labio – 2 a 4 meses
            • Lengua – 4 a 6 semanas
            • Frenillo lingual – 1 a 2 meses
            • Pezón – 3 a 9 meses
            • Ombligo – 7 meses a 1 año
            • Genitales femeninos – 4 a 10 semanas
            • Genitales masculinos – 4 semanas a 6 meses

            Sabiendo cuánto tiempo tomará la cicatrización de nuestro piercing seremos más conscientes a la hora de cuidarlo y ayudarlo a sanar. Es bueno recordar que es importante perforarnos con profesionales que estén aptos para ello y que utilicen instrumentos esterilizados para trabajar.

            Infecciones como la hepatitis, tétano e incluso el VIH pueden propagarse a través de las agujas usadas, por lo que es vital el cerciorarnos de que nuestro piercing se haga con una aguja nueva y esterilizada. Debemos, por otra parte, evitar las perforaciones hechas con pistola debido a que estas no pueden ser esterilizadas y por lo tanto constituyen un riesgo enorme. Finalmente debemos estar seguros de no ser alérgicos al metal que se utiliza para la perforación.

            Teniendo en cuenta todo esto podemos tomar la decisión de hacernos un piercing de una manera más segura y cuidadosa, y de este modo cuidar nuestro cuerpo evitando que algo que hacemos con un fin estético termine por perjudicar nuestra salud sin ninguna necesidad.

            Los piercings se han convertido, de la misma manera que los tatuajes, en algo que podemos llevar o lucir en muchas partes o zonas de nuestro cuerpo. Sin embargo, hay algunas zonas en las que estos pueden ser más dolorosos o bien en las que corremos más riesgos de que no cure bien o que tengamos infecciones en ellas. Una de estas zonas es el cartílago de la oreja.

            Aunque el piercing más común para la oreja será siempre el del lóbulo, se ha puesto de moda el colocarlo además en el cartílago. Esta es una zona en la que el piercing nos quedará de maravilla, pero también debemos tener en cuenta que, al tener el cartílago en ella puede ser más dolorosa.

            Los piercing en el cartílago

            Antes de comenzar a explicar como se hace este tipo de piercing, tenemos que añadir que la zona cartilaginosa de la oreja no es la única que tenemos en el cuerpo; de hecho podemos encontrar cartílagos en la nariz, en la garganta y en la espina dorsal y además podemos dividirlos en los del tipo, hialino, elástico y fibroso.

            Los cartílagos de la oreja son del tipo elástico, algo más duros que los de la nariz, que son hialino, pero tampoco es que sean muy doloroso el perforarlo para hacer un piercing. Ahora eso sí, al ser tan duro costará un poco que nos perforen sin “sufrir” un poquito.

            Lo que tenemos que hacer para tener este tipo de piercing es acudir siempre, como para cualquier otro caso, a un profesional ya que muchas personas consideran que al ser una perforación en la oreja, podemos hacerlo nosotros mismos cuando no es así.

            El piercing en el cartílago de la oreja es quizás uno de los más complicados de curar o que nos puede llevar más tiempo por lo que es recomendable no arriesgarnos.

            Cómo curar un piercing en el cartílago de la oreja

            Para curar el piercing del cartílago de oreja, como cualquier otro, hemos de tener claro que lo importante es que la zona esté siempre limpia y desinfectada. Para ello y aunque parezca que no, lo mejor es el agua y el jabón, a poder ser neutro, y no será necesario que estemos echando alcoholo o betadine sobre la herida y que sólo actuarán en nuestra contra.

            Limpiar la zona del piercing, y si ya he mencionado el agua y el jabón, además podemos hacerlo, una o dos veces al día, con una solución salina y sal marina.

            Retira el pendiente o piercing que nos hayan colocado una vez nos hayan perforado y que además has de limpiar con un poco de aguay jabón neutro.

            Humedece un algodón estéril con la solución salina y con la sal marina, y pasalo suavemente por el cartílago para que quede completamente limpia.

            Es importante que sequemos bien la zona tras haberla limpiado, ya que si se queda humeda corremos el riesgo de que se acabe infectando.

            Es importante que no toques con tu pelo, la zona del piercing,por lo que si tienes una melena larga, deberás llevarla recogida al menos dos semanas para que de este modo no se te infecte la herida.

            Tampoco deberás dormir, al menos una semana, del lado del piercing. Seguro que inconscientemente nos daremos la vuelta y puede que la oreja perforada toque con la almohada, por lo que algunas personas optan por cubrir con un poco de papel “film” la oreja durante la noche (ten cuidado con esto ya que la zona no debe estar muy cubierta para evitar que sude).

            Os dejo ahora vídeo de como se hace el piercing en el cartílago de la oreja

            Como puedes ver, hacer un piercing en el cartílago de la oreja es algo que puede molestarte más que si lo haces en otras partes del hueso en las que haya algo más de carne o grasa. Si se te infecta, debes saber que debes tener unos cuidados especiales, de modo que ponte en contacto con la persona que te lo ha hecho para que te informe sobre ellos.

            Piercing en el cartilago de la oreja 2.00 / 5

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *