0

Para animar a una amiga

S.O.S. musical: canciones para combatir la tristeza y subir el ánimo

¿Puede la música aliviar los males del corazón, motivarnos para iniciar la semana, despertar nuestras habilidades más desconocidas en la ducha y hacernos creer que todo es posible? ¡Descúbrelo!

Se ha dicho que la música puede calmar las fieras, pero ¿puede también ayudarnos a combatir tristezas y a subir el ánimo? Numerosos estudios han demostrado que la música puede influir en nuestras emociones y en nuestra conducta, lograr disminuir la ansiedad, fomentar la relajación y hasta aumentar el optimismo. Y no es de extrañarse. Basta ver a una madre arrullando a su hijo o escuchar la banda sonora de los consultorios odontológicos para comprobar cómo afecta a ciertas regiones del cerebro y logra un efecto de sosiego inmediato.

Para soportar el lunes

Nada más tedioso y difícil que despertar un lunes en la mañana para salir a la oficina. Por eso es importante valerse de unas buenas canciones que nos den el ánimo que necesitamos para comenzar la semana.

Paso 1: proveerse de todo el café necesario para funcionar en el mundo real.

Paso 2: acudir a la santísima trinidad del pop motivacional.

– Survivor, de Destiny’s Child, porque salir de las cobijas en un lunes gris es una hazaña casi tan importante como escalar el Everest.

– Roar, de Katy Perry, porque es hora de convertir esos bostezos de lunes en rugidos de empoderamiento.

– Arrasando, de Thalía, porque quién mejor que ella para recordarnos que no hay obstáculo que impida disfrutar de un nuevo día.

Para curar un corazón roto

Es de vital importancia armarse de una buena playlist que descanse en el botiquín de primeros auxilios contra la tusa justo al lado de una botella de tequila, un pote de helado y los números de teléfono de varias amigas. Mejor aún: combinar todos los elementos del botiquín para hacer una fiesta karaoke en donde se canten todas estas canciones mientras se atraviesan todas las etapas de un duelo.

Negación: Como te extraño, de Leo Dan, porque todavía idealizamos la relación que acaba de terminar.

Ira: El último adiós, de Paulina Rubio; You Oughta Know, de Alanis Morissette; Tarde, de Rocío Dúrcal, o Caray, de Juan Gabriel, nos ayudarán a canalizar la rabia.

Negociación: Si te vas, de Shakira, o Media vuelta, de Luis Miguel, porque todavía conservamos la esperanza de que vuelvan.

Dolor: Acá se necesitan discos enteros para sobrevivir esta etapa y qué mejor que oír a quienes canalizaron sus lágrimas y las convirtieron en arte. Hasta la raíz, de Natalia Lafourcade; la discografía entera de Adele, o Back to Black, de Amy Winehouse, funcionan.

Aceptación: Que te vaya bonito, de Chavela Vargas, lo resume todo: “Nunca más volveré a molestarte; te adoré, te perdí, ya ni modo”.

Para cantar en la ducha

Tal vez uno de los inventos más subestimados por la raza humana es el radio en la ducha. Oír música mientras nos bañamos puede convertir una acción rutinaria en un divertido concierto con pista de baile incluida. Eso sí, con mucho cuidado a la hora de copiar los pasos de Britney Spears sobre el piso resbaloso.

Algunos clásicos para cantar bajo la regadera que harán que botes toda la mala vibra de un largo día o que te permitirán comenzar la jornada con la mejor energía:

Baracunatana, de Aterciopelados, funciona mejor que echar un madrazo.

Wannabe, de Spice Girls, para canalizar el poder femenino.

Bailando, de Alaska y los Pegamoides, porque más que una canción es una filosofía de vida.

El grillero, de Proyecto Uno, para bailar con el frasco de champú como parejo.

Ironic, de Alanis Morissette, para exorcizar la mala suerte mientras nos damos un buen baño.

Para recuperar la fe en el amor

A veces el cinismo agota. A pesar de los tropiezos, a pesar de renegar una y mil veces de las películas de Hollywood y del nuevo disco de Taylor Swift, es necesario y vital volver a creer en el amor. Por eso, estas canciones son las indicadas para ablandar hasta el corazón más fuerte:

Bachata rosa o Estrellitas y duendes, de Juan Luis Guerra, porque no hay versos más románticos en toda la historia de la poesía hispana que “se desgarra mi cuerpo / y no vivo un segundo / para decirte que sin ti muero”.

Quiero verte sonreír, de Carlos Vives, porque siempre va existir alguien a quien poder dedicársela.

Antología o Día de enero, de Shakira, porque no hay nadie más enamorado que Shakira antes de su incursión al mercado anglo.

Junto al amanecer, de J. Álvarez; Donde estés llegaré, de Alexis & Fido, o Escápate conmigo, de Wolfline, porque los reguetoneros también tienen su corazoncito.

Bidi bidi bom, de Selena, porque qué mejor compañía para el romance que la cumbia.

Para levantarse después de caer

Hay fracasos que pueden dejarnos con mucho miedo de volver a intentarlo. Un revés laboral, una pelea con un amigo entrañable o tratar de salir a patinar en la ciclovía son actividades que pueden dejarnos con varios raspones y magulladuras. Sin embargo, lo importante en estos escenarios es saber que tenemos toda la fuerza necesaria para poder levantarnos y comenzar otra vez. O, en las sabias palabras de Samuel Beckett: “Inténtalo otra vez. Fracasa de nuevo. Fracasa mejor”.

Eye of the tiger, de Survivor, la canción que le dio ánimos a Rocky y que hoy nos puede devolver la moral.

Vivir mi vida, de Marc Anthony, porque con este tema logró sanar las heridas del divorcio con J. Lo, lo que demuestra que nada es tan grave.

A quien le importa, de Thalía, el mejor mantra para protegerse de la envidia y para mostrarle al mundo que nos gusta ser como somos.

Girl on Fire, de Alicia Keys, porque es importante recordarnos que tenemos la energía de una hoguera.

Sale el sol, de Shakira, para recordar que si Shakira pudo dejar sus malas elecciones de pareja y convertirse en una madre de familia feliz, también podemos dejar ese vicio que nos agobia.

Elastic Heart, de Sia, ¿quién mejor que Sia para demostrarnos que es posible levantarse como un fénix después de cualquier caída?

50 Canciones para Levantar el Ánimo

El otro día, no tuve un buen día. Sí, los psicólogos también tenemos nuestras cosas, nuestros días malos, nuestros nervios, nuestra ansiedad, nuestros momentos de tristeza,… Somos humanos al fin y al cabo. Es más, en nosotros es más complicado el asunto: conocemos la teoría a la perfección y por eso nos cuesta tanto la práctica (¡¿alguien se ha preguntado lo difícil que es para un psicólogo atender a otro psicólogo?!).

Así que yo estaba en ese estado, de bajón, cuando decidí que no podía seguir por ese camino y empecé a pensar: “A ver María, ¿qué le dirías a uno de tus pacientes?” Obviamente, quedarte regodeándote en tu tristeza no es lo más sano y adecuado. Vivir momentos tristes es casi “necesario”, pero angustiarte no, no es la solución.

Por eso, en mi búsqueda de salir del agujero en el que me había metido, me vino a la cabeza: “Ojalá tuviera una forma de levantar el ánimo, una herramienta a la que pueda acceder cuando lo necesite”.

Música. Esa era la clave. Canciones para levantar el ánimo.

La fuerza de la música

¿Sabías que existe una Psicología de la Música? Sí, así es. Una rama de la psicología que solamente se dedica a cómo la música nos afecta a las personas.

La música no es solamente un conjunto de sonidos y silencios con sentido. Es más que eso, es: un conjunto de letras con significado, una melodía agradable (o no) que contienen unas historias con las que podemos sentirnos identificados y que provocan emociones al interpretarlas mentalmente.

Científicos como el psicólogo David M. Greenberg (Universidad de Cambridge) han realizado varios estudios en relación a cómo la música nos afecta emocional y fisiológicamente. ¿Qué debe de tener una canción para levantar el ánimo? Greenberg, en su estudio “Wake up” (“Despierta”), apunta que, principalmente, los acordes iniciales son clave: las primeras estrofas de la canción deben ser altamente rítmicas. Además, el tercer y el cuarto compás también tienen que provocarnos que nuestras pulsaciones por minuto se mantengan entre 100-130 pulsaciones y las haga aumentar lentamente.

Pero la cosa no acaba ahí, ¿sabías que el tipo de música que escuchas está relacionado con tu personalidad? Es más: se pueden predecir las preferencias musicales de una persona según su nivel de empatía o si es más o menos sistemática.

Si te interesa este tema, aquí tienes el estudio en inglés.

Y si quieres saber sobre la Psicología de la Música, éste es tu artículo.

La búsqueda de las 50 mejores canciones para levantar el ánimo

Entré en youtube y escribí “canciones para animarte”. El resultado fue variado, pero no terminaba de ser lo que buscaba. “¿Y si preguntara a la gente de mi entorno qué canciones les hacían felices, les motivaban y animaban?”. Es decir, qué canciones pensaban que podrían ayudar para levantar el ánimo.

Es más, ¿y si aprovechaba que hacía una recopilación de esas canciones para levantar el ánimo y las compartía con el mundo? De esta forma, el resto de personas también tendrían esta herramienta y podrían salir de ese estado de ánimo negativo cuando lo precisasen.

La recopilación no acabó en gente de mi entorno, sino que lancé la pregunta en mi perfil de facebook profesional, recibiendo muchísimos comentarios con todas esas canciones que consideraba cada uno que eran las mejores para levantar el ánimo. Tras una selección, surge esta motivadora lista.

Por supuesto, cada uno tenemos nuestra canción, que quizá se encuentre (o no) entre las que te aconsejo, pero te aseguro que esta lista te llenará de positivismo y te conseguirá sacar más de una sonrisa. Así que sube el volumen de los altavoces, cierra los ojos, escucha, canta, baila, ríe, llora,… haz de este momento, “tu momento”.

50 canciones que te levantarán el ánimo

  1. Pan y mantequilla (Efecto pasillo).

  1. Uptown funk (Bruno Mars ft. Mark Ronson).

  1. Shake it off (Taylor Swift).

  1. Wannabe (Spice Girls).

  1. Bonito (Jarabe de Palo).

  1. Titanium (David Guetta ft. Sia).

  1. Adrenalina (Wisin ft. Jennifer López y Ricky Martin).

  1. Color esperanza (Diego Torres).

  1. La vida es un carnaval (Celia Cruz).

  1. Happy (Pharrell Williams).

  1. Highway to hell (AC/DC).

  1. Summercat (Billie the vision and the dancers).

  1. This is how we do (Katy Perry).

  1. Moves like Jagger (Maroon V).

  1. Girls just want to have fun (Cindy Lauper).

  1. Viva la vida (Coldplay).

  1. Cake by the ocean (DNCE).

  1. Shut up and dance (Walk the moon).

  1. Ça ira (Joyce Jonathan).

  1. Don’t worry (Madcon).

  1. Tu oportunidad (Taxi).

  1. Don’t stop me now (Queen).

  1. Cheap Thrills (Sia).

  1. Eye of the tiger (Survivor).

  1. Ni tú ni nadie (Fangoria).

  1. With my hands (Furious Monkey House).

  1. I will survive (Gloria Gaynor).

  1. I gotta feeling (Black Eyed Peas).

  1. Walking on sunshine (Katrina & The waves).

  1. Sun is shining (Axwell).

  1. Vivir mi vida (Mark Anthony).

  1. Linvin’ la vida loca (Ricky Martin).

  1. Turn me on (Kevin Little).

  1. Sonrisa (Ana Torroja).

  1. Love myself (Hailee Steinfeld).

  1. Come and get it (John Newman).

  1. No dejes de soñar (Manuel Carrasco).

  1. Taboo (Don Omar).

  1. Quiero (Malú).

  1. Can’t stop de feeling (Justin Timberlake).

  1. Salta (Tequila).

  1. Está permitido (Pablo Alborán).

  1. Wind of change (Scorpions).

  1. No more tears (Enough is enough) (Barbra Streisand & Donna Summer).

  1. Strong enough (Cher).

  1. Livin’ on a prayer (Bon Jovi).

  1. Sueños (Diego Torres).

  1. Todo irá bien (Chenoa).

  1. Hakuna Matata (BSO “El rey león”).

  1. Madre tierra (oye) (Chayanne).

Si te soy sincera, ha sido difícil reducir la lista solamente a 50, pues hay muchísimas canciones para levantar el ánimo que nos ayudan a desconectar.

Me gustaría saber tu opinión, ¿qué te ha parecido esta lista de canciones? ¿Qué canción añadirías?

Te animo a que escuches este playlist y a que crees tuyo propio y acudas a él siempre que necesites levantar el ánimo.

«Si hay música en tu alma, se escuchará en todo el universo»

Lao Tse

Las canciones más tristes en español

Hay canciones para todo tipo de situaciones, pero si algo está claro es que es muy típico escuchar canciones tristes en los momentos en los que uno tiene la pena metida dentro del cuerpo. Aunque resulta algo contradictorio, es lo más habitual. ¿Tú también eres de estos? Pues tenemos una lista de canciones en español de algunos artistas que te tocarán la fibra sensible y harán que ahogues tus tristezas al ritmo de sus canciones.

El ruido – David Bisbal

Un tema que hacía llorar al propio Bisbal cuando la interpretaba en los escenarios. Creada cuando el artista no estaba pasando precisamente por un buen momento personal, la letra del tema dice: «Oigo su voz, aunque no está, sigo tratando de aceptar que me falta el ruido, sus pasos por la casa, su risa recorriendo los pasillos, la vida se me antoja eterna, no me siento capaz de ser feliz si ya no está».

Aunque no te pueda ver – Álex Ubago

Álex Ubago es la estrella nacional de las canciones tristes, por lo que su presencia en la lista estaba más que asegurada. Realmente podríamos haber escogido casi cualquiera de su repertorio, pero nos hemos decantado por una sentida balada al desamor.

Cuando me vaya – Melocos y La Quinta Estación

Esta colaboración fue un éxito en las listas de nuestro país. Bajo una letra llena de sentimientos tristes se esconde un mensaje positivo. La canción trata una de las situaciones que más pena pueden provocar en las relaciones sentimentales, sean del tipo que sean: las despedidas.

Haces llover – Malú y Diego Martín

Esta canción es un drama en sí misma. La letra nos regala momentos de angustia como este: “¿Por qué haces que el cielo se vista de enero? Haces llover, haces que se me empapen las penas de llanto”. ¡Casi nada!

Déjame verte – Diego Martín y El Sueño de Morfeo

El cantante repite en la lista, esta vez en compañía de El Sueño de Morfeo. Un tema lleno de sentimientos y pena sobre las rupturas sentimentales en las que se aprecia un halo de rencor y dolor. Definitivamente, no es una canción apta para animar a nadie.

Palmeras en la nieve – Pablo Alborán

La banda sonora de la película con el mismo nombre protagonizada por Mario Casas fue todo un éxito en el momento de su lanzamiento. La canción fue creada especialmente para la película y, sin ánimo de hacer spoilers, la trama no es muy alegre que se diga.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *