0

Para limpiar la cara

Tabla de contenidos

Cómo limpiar la piel correctamente en 5 sencillos pasos

Para realizar una limpieza facial de manera correcta es importante seguir una dinámica que nos permita realizarla sin olvidar ninguna zona y con los productos indicados. Cristina de Hoyos, dermatóloga de Clínicas Ceta, nos cuenta cómo sacarle el máximo partido a nuestro ritual de limpieza diario.

© Getty

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Trata de seguir estos sencillos pasos y verás tu piel más limpia y saludable en poco tiempo:
1.- Cada noche, cuando hayas finalizado tus actividades y tengas un rato para dedicártelo a ti, comienza por lavar la cara con un jabón suave para retirar todas las partículas de gran tamaño que pueda haber sobre la piel, evitando el contacto con los ojos.
2.- A continuación, emplea un agua micelar para retirar las pequeñas partículas que el jabón no haya arrastrado. Aplícala con un disco de algodón. Puedes usarla para limpiar la zona de los ojos si el maquillaje no es waterproof.
3.- Una vez o dos por semana, realiza un lavado exfoliante, empleando scrubs, productos con pequeñas partículas que arrastran las capas superficiales de la piel y desincrustan la materia presente en los poros dilatados.
4.- Tras la exfoliación, puedes aprovechar para aplicar una mascarilla a base de alfa-hidroxiácidos que contribuirán a disminuir los puntos negros y mejorar la textura de la piel. Siempre se ha de tener en cuenta la tolerancia de cada tipo de piel, ya que aquellas pieles reactivas no soportarán la exfoliación o la mascarilla.
5.- Tras la limpieza, es el momento de aplicar el tratamiento más indicado para tu piel, siempre acompañado de una buena dosis de hidratación.

Si dudas sobre qué productos emplear para limpiar tu piel o cuáles son los más indicados, consulta con tu dermatólogo.

Los errores más comunes en el cuidado de la piel
¿Cómo evitar el acné adulto? Aprende a escuchar a tu piel

Es uno de los gestos de belleza que más pereza da, sobre todo los fines de semana que se alargaaaaaan y que vuelves de marcha a las tantas. Pues, solo una recomendación si no quieres que te tu piel te la tenga guardada: no te resistas. En caso contrario, luego no te quejes si aparecen granitos, descamaciones, empiezan a salirte las primeras líneas debajo de los ojos, tienes la piel apagada…

Toma conciencia de que si te maquillas (y si no también) cada noche antes de acostarte y por la mañana tendrás que seguir estos pasos. No vale resolver con unas toallitas húmedas, pues ofrecen solo una limpieza superficial y están pensadas para emergencias. Pero tampoco necesitas aplicarte siete tratamientos e invertir una hora, como hacen las asiáticas.

La lección, en tres sencillas clases, es muy fácil. ¡Seguro que puedes aprenderla… y ponerla en práctica!

Paso 1. Empieza por desmaquillarte los ojos. Esta zona es extremadamente sensible, porque tiene una piel mucho más fina que en el resto de la cara y es pobre en glándulas sebáceas, por lo que hay que buscar fórmulas suaves y eficaces al mismo tiempo. Si llevas un maquillaje waterproof elige una solución oleosa, ya que tienen la propiedad de disolver los componentes de la pintura y eliminarla de una sola pasada.

Paso 2. Retirar con un desmaquillante el maquillaje o la suciedad depositada en los poros por la contaminación, el sudor y la grasa. Pero no vale cualquier producto. Elige según tu tipo de piel:

Seca. Opta por limpiador de base oleosa o una leche limpiadora, productos que no necesitan aclararse y, por tanto, no resecan. El objetivo es que no acabes con la cara acartonada y tirante, pues este tipo de pieles, al tener muy pocos lípidos, retienen peor la humedad.

Grasa. Acude a jabones y geles purificantes, pero evita restregar la piel para no extender el problema. Dado que este tipo de piel segrega mucho sebo y puede tener acné, precisa de fórmulas astringentes.

Mixta. Usa una solución que tenga agentes matificantes para la zona T, pero que sea suave para no deshidratar las mejillas, que es la zona que suele tener la piel normal o seca.

Sensible. Lo mejor es el agua micelar o una fórmula específica para pieles intolerantes, que no lleve jabones agresivos y que arrastre la suciedad sin agredir esta epidermis que tan fácilmente se irrita.

Paso 3. A continuación, aplícate el tónico. El objetivo no es solo refrescar la piel y retirar la sensación de grasa que dejan algunas fórmulas, sino acabar con los residuos de impurezas depositadas en la epidermis y equilibrar el pH. Selecciona tratamientos que respeten el pH de la piel (entre 4,7 y 5,7) y evita las fórmulas con alcohol, salvo que tengas la piel grasa o mixta (en este caso, aplícalo solo en la zona T). Si hay acné, entonces elige un tónico con un mayor contenido en alcohol y activos desinfectantes para contener la grasa, desinflamar las lesiones y calmar la piel.

¿Cómo realizar una limpieza de cara?

Realizar una buena limpieza facial garantiza su belleza natural, eliminando impurezas y dejando la piel más saludable. Cuando el tipo de piel es de normal a seca se aconseja hacer una limpieza de piel profunda 1 vez cada 2 meses o 1 vez al mes en el caso de piel grasa. Sin embargo, no se aconseja la realización de una limpieza facial cuando hay espinillas inflamadas con puntito amarillos y rojos, y en menos de 7 días después de un peeling con ácidos.

Los cuidados necesarios para garantizar una buena limpieza de la cara son evitar la exposición al sol 48 horas antes y después del tratamiento para evitar que la piel se manchada, usar siempre un protector solar facial y beber bastante agua para garantizar la buena hidratación de la piel.

El esteticista o dermatólogo podrá indicar cuál es su tipo de piel y cuáles son los productos más adecuados para su uso, garantizando así la eficacia de la limpieza de la piel, sin que haya descamación o enrojecimiento. Además de esto, el dermatólogo y el esteticista también pueden realizar una limpieza de piel pero de forma profesional, pudiendo obtenerse mejores resultados. Vea cómo se realiza una limpieza profunda de la piel.

Paso a paso de cómo limpiar la cara

Limpiar la piel del rostro en casa es muy fácil y demora alrededor de 15 minutos, por lo que se debe:

1. Limpiar la piel superficialmente

La limpieza de la piel casera debe comenzar lavando el rostro con agua tibia y un jabón neutro. A continuación, debe aplicar una loción para quitar el maquillaje y las impurezas superficiales de la piel.

2. Exfoliar la piel

Colocar un poco de exfoliante en una bola de algodón y realizar movimientos circulares en toda la piel del rostro, insistiendo en las áreas donde se acumula más suciedad como en la frente, en las cejas y laterales de la nariz.

3. Limpiar la piel profundamente

Realizar un sauna facial casero para abrir los poros y retirar espinillas y los puntos negros, exprimiendo suavemente la región con los dedos protegidos con una gasa esterilizada.

Para realizar un sauna facial casero se puede colocar una bolsita de té de manzanilla en un plato hondo con 1 litro de agua hirviendo, a continuación se debe inclinar el rostro sobre el vapor durante algunos minutos.

4. Desinfectar la piel

Después de retirar todas las impurezas de la piel, se debe aplicar una loción con efecto bactericida para evitar infecciones.

5. Mascarilla calmante

Aplicar una mascarilla calmante ayuda a calmar la piel, evitando el enrojecimiento. La mascarilla puede ser realizada con productos especializados o caseros como una mezcla de miel y yogur, por ejemplo, debido a que estos ingredientes son un buen hidratante natural.

6. Proteger la piel

El último paso de la limpieza facial casera consiste en aplicar una fina capa de crema hidratante con protector solar para calmar y proteger la piel.

5 consejos para limpiar tu piel correctamente

Para limpiar tu piel correctamente no es necesario comprar los productos más costosos del mercado. Aunque no podemos negar que suelen ser bastante útiles, existen otros cuidados básicos que podemos poner en práctica sin excusas.

La piel va acumulando una serie de residuos que no siempre podemos notar a simple vista. El sudor, la exposición a ambientes contaminados, el polvo y muchos otros factores van causando una serie de problemas que se ven reflejados en la aparición de imperfecciones.

Por fortuna, existen métodos bastante asequibles que nos ayudan a hacerle una limpieza sin tener que acudir a un spa o centro de belleza. En esta oportunidad, te queremos compartir 5 recomendaciones para que las apliques a partir de hora en tu rutina.

¿Por qué es importante limpiar la piel?

Más allá de las cuestiones estéticas, limpiar tu piel correctamente es clave para promover el bienestar. Si bien no siempre es notorio, en su superficie se van acumulando residuos que pueden ocasionarle alteraciones. De hecho, la acumulación de grasa y suciedad incide en problemas como el acné.

Por otro lado,dichos residuos crean un ambiente propicio para la proliferación de bacterias, lo cual puede conducir a infecciones de mayor cuidado. ¿Quieres más razones para limpiar tu piel cada día? Además de lo mencionado, otros beneficios de la limpieza cutánea son:

  • Prevención de los signos prematuros de la edad.
  • Disminución del exceso de producción de grasa.
  • Eliminación de células muertas e impurezas.
  • Regeneración de los tejidos y mayor oxigenación.
  • Mayor hidratación y frescura.
  • Aspecto más suave y joven.

No dejes de leer: 5 errores que cometes al limpiar tu rostro y envejecen tu piel

Consejos para limpiar tu piel correctamente

Es muy importante tener en cuenta que para limpiar tu piel correctamente no necesitas jabones convencionales o productos específicos. Si bien estas alternativas se distribuyen como una opción efectiva para retirar los residuos e impurezas, no siempre son del todo buenas.

Incluso, muchas tienen componentes químicos que alteran el pH cutáneo y eliminan los aceites naturales que conservan los tejidos elásticos e hidratados. Por eso, a la hora de brindarle una limpieza, basta con aplicar cuidados básicos, usando preferiblemente productos de origen natural.

1. Utilizar un jabón neutro

Un jabón adecuado debe ser adaptado a las características de nuestra piel.

Durante muchos años se han documentado algunas investigaciones que demuestran que el uso de jabones convencionales puede afectar la salud de la piel. Debido a sus componentes, pueden destruir el pH cutáneo, eliminando los aceites naturales y las bacterias saludables.

Para solucionar esto, lo mejor es optar por el uso de jabones neutros, de ser posible, a base de ingredientes naturales. Sus fórmulas son mucho más suaves que la de los jabones perfumados y, además, respetan el pH ligeramente ácido de la piel. No olvides enjuagarlos con agua fría.

2. Aplicar un producto exfoliante

La aplicación de exfoliantes ha ganado mucha importancia en los últimos años. De hecho, para muchas mujeres se han vuelto imprescindibles dentro de sus rutinas de belleza. ¿Por qué razón? Son el mejor complemento para limpiar la piel correctamente, dejándola libre de impurezas.

Gracias a sus ingredientes de textura granulada, contribuyen a desprender esos residuos que no salen en el lavado habitual con jabón. Además, tienen un efecto astringente que minimiza la acumulación excesiva de sebo. Por lo anterior,son perfectos para combatir problemas de acné y puntos negros.

¿No tienes a mano un exfoliante comercial? Entonces prepara uno con ingredientes naturales. Simplemente debes combinar un ingrediente granulado como el azúcar grueso o café, con un hidratante como el aceite de coco o la miel de abejas. Tras obtener una pasta espesa, aplícala con suaves movimientos circulares, dejándola actuar 3 o 5 minutos.

3. Emplea limpiadores a base de aceites

Los limpiadores a base de aceites son perfectos para eliminar el maquillaje y para pieles con tendencia grasa.

Los limpiadores a base de aceites ofrecen algunas ventajas a la hora de limpiar la piel. Debido a su composición, atrapan la suciedad y desprenden las células muertas que se van quedando retenidas en la superficie. Además, no alteran la barrera de aceites naturales de la piel y tampoco su pH.

De hecho, los removedores de maquillaje comerciales suelen tener entre su composición algunos aceites, ya que son adecuados para quitar las partículas de los cosméticos que se quedan adheridas en áreas como los ojos, pómulos y pestañas.¿Cuáles son las mejores aceites naturales?

Si prefieres usar los aceites en preparados naturales para limpiar la piel, opta por aceite de oliva, de almendras dulces o de coco. También te puede gustar el aceite de semillas de uva, de aguacate o argán.

Descubre: Limpia tu piel del acné con estos 6 maravillosos aceites esenciales

4. Utiliza agua micelar para limpiar tu piel correctamente

El agua micelar es un producto diseñado para todos los tipos de pieles. En los últimos años ha ganado mucha popularidad, ya que cuenta con moléculas que atraen la suciedad y los residuos de grasa del rostro, transportándolos a través del agua para su posterior eliminación de la piel.

Lo más interesante es que puede ser una alternativa para los tónicos convencionales. Su uso regular ayuda a sellar los poros, complementa la limpieza y tonifica los tejidos. ¿Puede resecar la piel? La respuesta es no. Es libre de alcohol, parabenos y otras sustancias que pueden causar agresiones al cutis.

5. Realiza mascarillas regulares

A diferencia de la rutina de limpieza diaria, las mascarillas deben aplicarse 1 vez a la semana.

La aplicación de mascarillas sigue vigente como una buena alternativa para limpiar la piel correctamente. Ya sean comerciales o de origen natural, su uso facilita la eliminación de partículas de suciedad y sebo que se retienen en los poros.Lo mejor de todo es que hidratan los tejidos y ayudan a corregir imperfecciones.

En resumen…

Puedes hacer una limpieza profunda de la piel con productos básicos que sueles adquirir con facilidad. Lo más importante es hacerlo de forma regular, pues así evitamos que se acumulen residuos de sebo, maquillaje o suciedad.

Cuidado personal

La piel no sólo es el órgano más grande de nuestro cuerpo, sino el más versátil. Es el único órgano que está en contacto directa y constantemente con el exterior. La piel nos protege de los elementos, el calor, el frío, el aire y los agentes patógenos. Además es impermeable, se repara y lubrica a sí misma. También, a través de la piel eliminamos residuos del cuerpo. La piel, además, refleja nuestra salud. Puede avisar de enfermedades por medio del cambio de color y textura. Aparecen granos, manchas, se torna áspera, delicada, suave o arrugada. Puede erizarse, salirle ampollas. Puede picar, doler, sudar estirarse, encoger, sangrar, sonrojarse. La piel es nuestra alma ante el mundo. Por eso es necesario que la mantengamos sana, que cuidemos de ella, porque cuidaremos de nosotros mismos. Sigue estos cuatro tips para limpiarla de forma natural; esta vez nos concentraremos en la piel de la cara:

1. Mezcla miel y limón para lavarte la cara

Exprime un limón en un vaso. Añade una cucharada de miel. Mezcla ambos ingredientes. La miel es una crema hidratante natural y limpia la cara sin resecarla. Si tienes piel seca, reemplaza el limón con una cucharada de leche. Puedes almacenar esta mezcla en el refrigerador, en un envase hermético.

2. Haz un exfoliante facial a base de azúcar

Los exfoliantes a base de azúcar son ideales para remover las impurezas de la cara y quitar las células muertas de la piel; además, son sencillos de preparar. El azúcar se pude mezclar con miel, yoghurt o aceite de semilla de uva. Sólo tienes que combinar el azúcar con alguno de ellos. La técnica es también sencilla: frotar cara y cuello con la mezcla. Es importante masajear haciendo movimientos circulares con los dedos. Lo recomendable es hacer este masaje durante la ducha. Mantén el equilibrio y procura no hacerlo más de tres veces a la semana. El resultado será que la piel se sentirá más suave.

Te puede interesar: Existe un peinado ideal para las personas de cabello rizado

3. Aplica una máscara facial hecha de harina de avena

Esto también es sencillo: mueles dos cucharadas de avena en un procesador de alimentos y luego mezclas la avena con una cucharadita de miel y yoghurt. Debes formar una pasta. Frotas esta pasta sobre la cara y la dejas en el rostro durante 20 minutos. La retiras con agua tibia. El resultado te gustará y sorprenderá.

4. Lávate la cara dos veces al día

Lávate la cara con agua tibia, con un jabón hecho a base de miel o avena, con movimientos circulares y con las manos limpias. Puedes hacerlo al despertar y antes de ir a dormir. No lo hagas más a menudo, o sea, no más de dos veces al día, porque corres el riesgo de resecar la piel.

Lavarse la cara es algo realizamos cada día de nuestra vida. Sin embargo, la falta de tiempo hace que en muchas ocasiones no lo hagamos correctamente. Hoy veremos las forma adecuada y errónea de lavarse el rostro.

Errores habituales al lavarse la cara

Uno de los errores frecuentes es no desmaquillarse correctamente.

  • No aclarar bien el rostro. A veces la falta de tiempo hace que no la enjuaguemos adecuadamente. Es importantísimo eliminar el jabón de tu piel.
  • Dejar el maquillaje. Algunas mujeres no se desmaquillan correctamente, esto impedirá una limpieza profunda.
  • Usar la misma toalla para secarte que con la que secamos el cuerpo.
  • No lavarse las manos antes de lavarse la cara. Esto puede provocar acné por la presencia de bacterias.
  • Hay quien tiene por costumbre lavarse el rostro muchas veces al día. Esto es un error ya que podemos irritar y resecar el cutis y además, alterar su pH natural.

¿Cómo lavarnos la cara de forma correcta?

Para lavar tu rostro de forma correcta hemos de desmaquillarnos bien y aplicar un tratamiento facial adecuado por la noche.

  • Lava tu cara con agua templada o fría. Esto revitalizará tu rostro en cuestión de segundos y retiraremos las impurezas.
  • Desmaquillarse correctamente. Entre leches y aceites elegiremos el que más se adapte a nuestro tipo de piel. La forma adecuada de hacerlo es aplicar el producto por el rostro con movimientos circulares y retirar con un disco de algodón.
  • Usa una mascarilla revitalizante después de lavar con agua fría al menos dos veces en semana.
  • Una vez limpia de impurezas y revitalizada, hemos de aplicar el tratamiento facial adecuado. Se aplica una pequeña cantidad en la cara y en el cuello rostro con un masaje suave que facilite su absorción.
  • El rostro se debe lavar mañana y noche si tenemos la piel grasa, y hacerlo sólo por la noche es suficiente en las pieles de normales a secas.
  • Antes de ir a dormir hemos de preparar la piel y aplicar un tratamiento que nutra nuestra piel. Uno de los remedios más eficaces es humedece un algodón con agua de rosas y aplicarlo sobre la cara con pequeños toques.

En muchas ocasiones optamos por lavarnos la cara con agua y jabón, afeitarnos y salir a gran velocidad hacia nuestro puesto de trabajo. Si sueles practicar este tipo de higiene también habrás sentido tirantez en la zona lateral de la boca, arrugas y varios síntomas más. Hoy te enseñamos a lavarte la cara correctamente para evitar estas desagradables consecuencias.

Una correcta limpieza facial, es fundamental para un cuidado de la piel perfecto, sin embargo, los hombres muchas veces se olvidan de este hábito tan saludable para nuestra piel, que ha de convertirse en una rutina diaria si queremos que nuestra piel esté perfecta y más joven con el paso del tiempo.

5 básicos para lavarse bien la cara

  1. Productos de limpieza facial: Lavar la cara con agua no es suficiente. Debemos eliminar la suciedad medioambiental, la grasa y el sudor que se deposita durante todo el día sobre nuestra piel, y por eso, es fundamental y básico utilizar un producto limpiador que con el contacto con el agua, elimine la grasa de la piel y deje la dermis libre de impurezas.
    Existen muchos productos en diferentes texturas como leches, tónicos, jabones o espumas, que nos ayudan con esta rutina. Después de aplicarlos y masajear el rostro con el producto, aclara con abundante agua.
  2. Exfoliantes, son necesarios: Los exfoliantes nos ayudan a limpiar la piel con profundidad Lo normal es aplicarlo cada 15 días, pero si tienes la piel más grasa y la acumulación de suciedad en los poros es mayor, puedes hacerlo una vez a la semana. Aplícalo con agua tibia sobre el rostro en pequeños círculos, haciendo hincapié en las zonas más grasas de la cara como la zona T. Después aclara con agua tibia.
  3. Tras secarnos la piel con pequeños toquecitos con la toalla, nunca arrastrando, aplicaremos un tónico facial que limpiará a fondo nuestras impurezas. Ayúdate de un pequeño algodón para que penetre sobre la piel en toda la cara, sin olvidarnos de la barba, ya que la ablandará para el afeitado, y dejamos secar.
  4. Es el momento de la hidratante. No nos sirve cualquiera, debemos conocer un poco qué tipo de piel tenemos y así escoger la mejor para nuestras características. Aplícala con un poco de cantidad (como una nuez) sobre tus dedos, masajeando el rostro desde los pómulos, la barbilla, la frente y la nariz.
  5. No debemos olvidarnos de algo muy importante: El contorno de ojos que será nuestro gran aliado para mantener la fina piel de nuestros ojos totalmente joven, y paliar la aparición de las patas de gallo. Para aplicarlo, no arrastres el producto con los dedos. Para una piel tan fina y delicada como ésta, es fundamental que lo hagas con pequeños toquecitos en toda la zona del contorno para que el producto se absorba perfectamente. Pon la crema de contorno en toda la superficie del ojo, desde el lagrimal hasta la terminación del ojo, sin olvidarnos de la parte inferior de las cejas, el rabillo del ojo y las ojeras, a base de pequeños toquecitos en forma de masaje con la yema de los dedos. Si lo ves complicado, puedes ayudarte de los contornos de ojos en formato roll-on.

Con estos pequeños consejos conseguiréis fácilmente tener una piel perfecta y una imagen ideal.

Limpieza Facial Completa en Casa

Cómo realizar, paso a paso, una limpieza facial completa en casa con un método natural y saludable.

En este reportaje vamos a explicarte cómo hacer una limpieza facial completa en casa, paso a paso y cómodamente, para dejar la piel limpia de impurezas y preparada para las agresiones externas.

Las pieles sanas y limpias no requieren higiene facial, ya que unos mínimos cuidados son suficientes para mantenerla llena de vida. Sin embargo, hay cierto tipo de pieles, sobre todo las pieles grasas, que requieren una limpieza facial relativamente habitual para poder eliminar los puntos negros, la acumulación de grasa o incluso los granitos infectados.

Ingredientes y utensilios para una limpieza facial completa

Para hacer la limpieza o higiene facial en casa necesitarás:

    • Una olla pequeña: La usaremos para hervir agua y utilizar el vapor para abrir los poros
    • Papel higiénico: Nos servirá para extraer los puntos negros y espinillas
    • Sal del Himalaya (o sal común): Con la que realizaremos el peeling
    • Arcilla verde en polvo y un pepino: Para elaborar la mascarilla depurativa
    • Aceite vegetal: La elección de aceites vegetales dependerá de tu tipo de piel. Si tienes la piel seca usa aceite vegetal de aguacate; si tienes la piel grasa usa aceite vegetal de jojoba; si tienes la piel sensible, usa aceite vegetal de caléndula.
    • Aceite esencial de tomillo (o tomillo) y aceite esencial de árbol del té: los usaremos para desinfectar y limpiar en profundidad.

Primer paso: Baño de vapor

El baño de vapor es necesario para que los poros del rostro se abran y poder así extraer fácilmente las impurezas, los puntitos negros o las espinillas sin tener que forzar la piel ni apretar hasta hacernos daño. Para hacer el baño de vapor, sigue estos pasos:

    • Por música que sea de tu agrado.
    • Pon agua a calentar en una olla pequeña y añade una gota de aceite esencial de tomillo (o un puñadito de tomillo seco) y llévalo a la ebullición. El tomillo tiene propiedades desinfectantes que nos ayudarán en el proceso.
    • Cuando esté hirviendo, baja un poco el fuego.
    • Coloca la cabeza encima de la olla a una distancia cómoda. Lo suficientemente cerca como para recibir el vapor por toda la cara y lo suficientemente lejos como para no quemarte ni estar incómoda.
    • Apoya los brazos a los lados y disfruta, durante 15 minutos, de tu música favorita y de un poco de relax.

Segundo paso: Extracción de comedones

Pasados los 15 minutos recibiendo el vapor, habremos conseguido que los poros se abran y estaremos listas para extraer las impurezas. Para realizar la extracción de comedones o puntitos negros, ve al baño, colócate frente al espejo y sigue estos pasos:

    • Recorta dos pedacitos de papel higiénico y enróllalos alrededor del dedo índice de cada mano. Utilizando papel evitaremos infectar las zonas problemáticas.
    • Si tienes las uñas largas, mejor será recortarlas ya que, de otro modo, será imposible extraer las espinillas sin hacernos daño.
    • Para extraer las espinillas, deberás presionar alrededor del comedón (a ambos lados con ambos dedos índices) hasta que la suciedad salga al exterior. Si ves que un puntito negro o una zona se te resiste, no insistas. Es mejor dejarla que hacerte una escabechina.
    • Además de sacar todos los puntos negros específicos que veas en el rostro, puedes hacer “barridos” desplazándote mientras presionas, para eliminar impurezas que no se vean a primera vista. Las zonas como la barbilla o la nariz suelen requerir este tipo de barridos.
    • ¡Listo! Ya tenemos la cara limpia de puntos negros.

Tercer paso: Exfoliación

Una vez que hayamos limpiado la piel de impurezas seguiremos con la exfoliación. Antes de empezar, déjate colocado en el baño el aceite vegetal que vayas a usar y la sal.

    • Abre la mano y echa un chorrito del aceite vegetal en la palma (más o menos una cucharada sopera)
    • Sobre el aceite, añade un pellizco de sal (más o menos la puntita de una cucharadita de café)
    • Remueve los dos ingredientes frotando con las manos y aplica la mezcla por todo el rostro
    • Una vez extendida la mezcla por el rostro, realiza pequeños círculos por toda la cara con los dedos índice y corazón. Al frotar la piel realizando círculos las células más superficiales se desprenderán y con ello fomentaremos la producción de células nuevas en allas capas profundas de la epidermis.
    • Una vez repasadas todas las áreas del rostro, abre el grifo y aclara con agua abundante.

Cuarto paso: Mascarilla de nutrición

Ahora que ya hemos limpiado la piel y hemos eliminado las células muertas, vamos a elaborar y a aplicar una mascarilla para calmar la piel y para nutrirla con elementos esenciales.

    • Bate medio pepino pequeño en la batidora.
    • Añade 2 cucharadas de arcilla verde en polvo a un bol de madera. Las propiedades de la arcilla en la piel son extraordinarias y, más concretamente, la arcilla verde tiene un magnífico poder de limpieza y detoxificación.
    • Añade al cuenco de la arcilla el pepino que has batido previamente. El pepino es una de las frutas más útiles en frutoterapia, especialmente para las pieles grasas, ya que ayuda a regular la producción de sebo y además es un buen depurativo.
    • Remueve hasta conseguir una textura cremosa de mascarilla. Si te ha quedado demasiado espesa, añade un poco de agua. Si te ha quedado demasiado líquida, añade más arcilla.
    • Una vez que hayas conseguido una textura de tu agrado, añade 3 gotas de aceite esencial de árbol del té. Es un gran desinfectante y, además, ayuda a secar rápidamente los granitos.
    • Remueve de nuevo para que se mezclen bien todos los ingredientes.
    • Aplica la mascarilla por todo el rostro y déjala actuar durante 15 o 20 minutos.
    • Retira con unas esponjillas y agua abundante.

Quinto paso: Producto hidratante

Para dejar la piel impecable y terminar nuestra sesión de limpieza facial casera, tan solo nos queda hidratar la piel. Una vez que hayas retirado la mascarilla y ya no queden restos, sigue estos pasos:

    • Vaporiza todo el rostro con un hidrolato. Si tienes la piel seca usa hidrolato de jazmín; si tienes la piel grasa utiliza hidrolato de tomillo; si tienes la piel sensible utiliza hidrolato de manzanilla. Consulta todos los usos de los hidrolatos.
    • Con la cara húmeda por el hidrolato (sin esperar a que se seque), aplica tu producto hidratante natural, que puede ser manteca de karité, una mezcla de aceites vegetales y esenciales o una crema natural con cera de abejas.

¡Listo! Piel reluciente para mucho tiempo. Recuerda que no es aconsejable realizar limpiezas de este tipo (con extracción de comedones y exfoliación) más de una vez al mes. Consulta cuáles son los mejores cuidados diarios, semanales y mensuales para la piel del rostro.

Una limpieza de cutis te permite quitar impurezas y tener un rostro luminoso. Si esto es una buena noticia, lo es todavía más saber que no sólo puedes hacerla en un centro de belleza, sino que también puedes realizarte una limpieza de cutis en tu propia casa como un profesional. Aquí te decimos cómo hacer una limpieza facial casera a la perfección para que te sientas muy bonita. Hacerse una limpieza de cutis casera, con acabados profesionales, es más fácil de lo que parece. Siguiendo los pasos que te indicamos en este artículo eliminarás impurezas, granitos y puntos negros, eliminarás las células muertas, dejarás la piel suave y sedosa y tu rostro tendrá salud, luminosidad y frescura. Sigue leyendo para conocer todos los trucos de belleza para una limpieza de cutis perfecta en casa.

La limpieza de cutis casera es una forma de rejuvenecer la piel y que podrás realizar una vez al mes. Los expertos recomiendan aún así ir al menos una vez al año a un centro de belleza para hacerla de forma profesional. Decir que la limpieza de cutis sirve igual para mujeres y para hombres para tener una piel perfecta.

Contenido

¿Por qué se ensucia el cutis?

En nuestro día a día el rostro se enfrenta a todo tipo de ambientes que poco a poco van quitando luminosidad a nuestro rostro y nuestro cutis parece marchitarse: polución, ambientes con humo, grasas, incluso nuestros hábitos alimenticios influyen mucho en nuestro cutis: fritos, especias fuertes, cantidades altas de café o chocolate, tabaco, alcohol, especias fuertes, comidas grasas…

La buena noticia es que con una buena limpieza de cutis casera una vez al mes volverás a llevar la salud, luminosidad y rejuvenecimiento a tu rostro. Si eres fumador el humo obstruye los poros y la nicotina da un color cetrino a la dermis. Debes aumentar la frecuencia de las limpiezas de cutis y aplicar cremas antioxidantes al rostro y cuello.

Cómo hacer una limpieza de cutis en casa

Una vez al mes es aconsejable realizar una limpieza de cutis en casa realizada de forma profesional, tal y como te describimos. Sin duda que ir a un centro de belleza para que te realice la limpieza facial unas manos expertas es la mejor elección. Pero aquí te vamos a explicar cómo hacer la limpieza de cutis paso a paso, de forma casera y fácilmente con un resultado muy profesional.

Limpieza de cara paso a paso

  1. Agua y Jabón o Leche Limpiadora. El primer paso para una limpieza de cutis es eliminar la suciedad más superficial con agua y jabón (no uses jabones normales, sino de farmacia para el rostro) o una leche limpiadora . Elimina todos los restos de maquillaje y no olvides el contorno de ojos. Empieza por desmaquillar las pestañas y continúa con el resto del rostro.
  2. Abrir los poros con vapor. Este paso es perfecto para que los productos que vienen después penetren mejor en el cutis. Se trata de hervir agua y que haya vapores. Si aquí le echas unos aceites esenciales, como de lavanda , tu rostro además se relajará. Más abajo te explicamos cómo hacer vapor de lavanda y realizar este paso con éxito.
  3. Aplica un Exfoliante o Peeling. Utiliza un producto exfoliante con un suave masaje circular con una gasa o un algodón, sin presionar. Evita el contorno de ojos y los labios. Masajea un poco más insistentemente en la frente, la nariz y la barbillla. Con este exfoliante ayudarás a mover las células muertas, los puntos negros y los granitos. La exfoliación se hace con un producto granulado (exfoliación mecánica) o químico (peeling enzimático). El peeling es más suave y elije según tu tipo de piel.
  4. Elimina puntos negros y granitos. Con las manos bien limpias y usando dos gasas o algodones limpios, extrae los puntos negros más visibles y haz una leve presión en las zonas con más impurezas. En los granitos aprieta un poco para extraerlos, pero evita las uñas, por muy limpias que estén. Recuerda que tienes los poros abiertos y todo debe estar muy limpio para evitar infecciones. No insistas en los que se resistan y nunca te hagas sangre. Una vez acabado, haz abluciones con agua templada sobre el rostro. En este paso ya tienes la piel limpia y libre de impurezas y es el momento de utilizar productos de belleza que mejoren tu cutis.
  5. Mascarillas. Elije mascarillas con propiedades calmantes, antiinflamatorias y bactericidas y utiliza la máscarilla que más necesites. Unas son hidratantes, otras anti-arrugas, otras para pieles grasas, para pieles sin luminosidad o anti-manchas. Lee las instrucciones de la que uses y cuando acabes retira la mascarilla con un pañuelo o con una infusión de manzanilla templada, casi fría empapada en un algodón. Vuelve a hacer abluciones con agua sobre el rostro. Hay mascarillas caseras que puedes hacer fácilmente y que te explicamos en esta web cómo hacerlas 🙂
  6. Cierra los poros con un Tónico. Una vez que hayas retirado la mascarilla hay que cerrar los poros con un tónico , que puedes comprar o incluso hacer en casa como el té verde, que es un astringente natural.
  7. Acabamos con una Hidratación. Elige una hidratante según tu tipo de piel, grasa, seca, mixta o normal. Una vez seca la piel, con mucha suavidad extiende en el rostro una crema hidratante y deja que penetre en la piel durante unos minutos.

También hay que tener en cuenta que los productos para limpieza de cutis que usamos hay que adaptarlos a nuestra situación y tipo de piel concreto. Por ejemplo, si aparece acné en los cambios hormonales, o al inicio del embarazo (que no sean comedogénicos), si los productos que usas no te hacen efecto, si tu edad son los 20, 30, 40 o más de 50 los productos serán distintos (hidratación, retinol, colágeno o ácido hialurónico). Visita nuestra página sobre tipos de piel para conocer cómo cuidar tu piel según la edad.

Limpieza de cutis según los tipos de piel

Como no todas las pieles son iguales os damos algunos consejos para que adaptes según tu tipo de piel la limpieza facial profunda paso a paso que te hemos descrito. Si no estás segura de tu tipo de piel, haz el test que te proponemos en esta página y lo descubrirás con facilidad. Piensa que la piel no es estática y que según la edad y el momento particular puede cambiar, por lo que te recomendamos que hagas este test cada cierto tiempo. Una vez hecho, adapta la limpieza de cutis paso a paso que te explicamos de la siguiente forma:

¡Oferta! 20% DESC

Aceites esenciales

Arganour Aceite esencial de Lavanda 100% puro, 15 ml

¡Oferta! 17% DESC ¡Oferta! 10% DESC ¡Oferta! 31% DESC

  • Piel grasa. Las pieles grasas suelen necesitar limpiezas más frecuentes, pero si realizas las limpiezas diarias necesitarás menos limpiezas profundas. Aún así se recomienda una limpieza casera profunda una vez al mes. La grasa de la piel tiende mucho a recoger la suciedad y polución del ambiente y es importante, por tanto, quitar esa grasa y destaponar los poros para que la piel respire. Para el paso 1 de limpiar el rostro utiliza un limpiador especial pieles grasas o un jabón suave. Pero es aconsejable limpiarse la cara al menos una o dos veces al día. También puedes usar un tónico en el paso 6 como el agua de rosas.
  • Piel seca. El problema de las pieles secas es que pueden aparecer arrugas y líneas finas antes de lo esperado. Una buena limpieza de cutis te ayudará a rejuvenecer el rostro. Para la limpieza inicial usa jabones suaves como Dove o loción limpiadora Cetaphil. Aparte de la limpieza mensual, lava el rostro por la noche para quitar todo el maquillaje e hidrata la piel.
  • Piel mixta. No es muy práctico usar un tipo de limpieza distinta por zonas, así que lo mejor es usar productos intermedios que no sean agresivos y con un algodón utilizas el producto para pieles grasas en la zona que más lo necesite.

Vapor de Lavanda

¡Oferta! 25% DESC ¡Oferta! 15% DESC ¡Oferta! 20% DESC

Aceites esenciales

Arganour Aceite esencial de Lavanda 100% puro, 15 ml

¡Oferta! 10% DESC

Para hacer vapores que abran el poro y relajen el rostro, hierve 3 vasos de agua y una cucharada de Lavanda en flor. Tapa el recipiente mientras alcanza el hervor. Una vez suelta vapores, llévatelo al lugar donde estés realizando la limpieza y ponte una toalla por detrás de la cabeza para que los vapores vayan a tu rostro. Cuidado, debe estar caliente pero que no te quemes. Respira y expira debajo de la toalla durante 5-6 minutos.

Para retirar la mascarilla

Para quitar la mascarilla se puede usar una infusión de manzanilla templada, casi fría, sin presionar ni extirar, usando algodones empapados en la infusión.

Limpieza de cutis casera a diario

El primer cuidado que debemos hacernos todos los días es limpiarnos el rostro por las mañanas y por la noche. Así oxigenamos la piel y mantenemos una bonita luminosidad natural. Esta limpieza de cutis es independiente de que te maquilles o no. Debe convertirse en una costumbre como peinarse o lavarse los dientes, desde jóvenes.

Por la mañana, la limpieza de cutis en casa está destinada a eliminar el exceso de grasa (o sebo) que se ha acumulado durante la noche.

Por la noche, está destinada a quitarse lo que queda de maquillaje y la suciedad que se ha acumulado durante el día.

  • Elimina el maquillaje de los ojos con productos específicos. Para los ojos, empieza por el interior hacia el exterior, con un algodón empapado en el desmaquillante de ojos. Empieza por el párpado superior y sigue por el inferior.
  • Para quitar la máscara de las pestañas, usa un desmaquillante testado oftalmológicamente, y con un algodón empapado haz pasadas suaves en las pestañas hasta que quede limpio.
  • Para el desmaquillado utiliza un producto oleoso (leche, crema o aceite) y después un producto jabonoso (gel o espuma) o un tónico para eliminar sudor, células muertas o polvo.

Limpiadores faciales

En el mercado puedes encontrar varios tipos de limpiadores faciales, como:

Toallitas, que sirven tanto para los ojos como para el rostro. Hay de dos tipos: húmedas que se usan tal cual y secas, que debes mojarlas en agua un poco para que produzcan una ligera espuma

Leche limpiadora y tónico, el clásico de cualquier mujer. Las leches son muy adecuadas para las pieles secas y retiran estupendamente el maquillaje. Primero la echas en la mano y de ahí a la cara, evitando los ojos, dando masajes suaves. Luego la retiras con una toallita de papel. Después añades el tónico empapado en un algodón dando toquecitos sobre la piel.

Geles de agua, son cómodos y suelen tener vitaminas para evitar que la piel quede tirante. Este desmaquillante es aconsejable para mujeres jóvenes y para pieles con tendencia grasa

Lociones dos en uno, donde la acción limpiadora y el tónico aparecen en una sóla solución. Se ven en ocasiones como “aguas desmaquillantes”. Es perfecto para viajes o cuando no se tiene mucho tiempo, pero es recomendable no usarlas por costumbre.

Jabones desmaquillantes, también llamados “pains”. Son jabones sin detergentes que no alteran el pH de la piel que se suelen encontrar en farmacias. Se usa evitando los ojos.

¡Oferta! 17% DESC ¡Oferta! 20% DESC

Aceites esenciales

Arganour Aceite esencial de Lavanda 100% puro, 15 ml

¡Oferta! 31% DESC ¡Oferta! 10% DESC

***

Una limpieza de cutis casera al mes o en un centro profesional 2-4 veces al año, te ayudará enormemente a mantener tu rostro luminoso y evitar el envejecimiento. Pero llegados a una edad no es mala idea pensar en añadir otras formas de rejuvenecimiento de la piel como la radiofrecuencia facial y otros métodos que te explicamos a lo largo de esta web.

¿Has probado la limpieza de cutis casera profunda que te proponemos para realizar en casa? cuéntanos tu experiencia y compártela 🙂

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

6 mascarillas naturales para la limpieza facial

Para mantener la dermis saludable, joven y suave es fundamental adoptar el hábito de eliminar las células muertas e impurezas. Por suerte, hay una amplia variedad de mascarillas para la limpieza facial que se pueden elaborar a partir de ingredientes naturales.

Si bien en el mercado hay muchos productos con este mismo fin, los tratamientos caseros ofrecen resultados favorables por un bajo precio. De hecho, gracias a sus propiedades, son útiles para evitar arrugas, granitos y otras imperfecciones. ¿Te animas a probarlos?

¿Por qué es importante la limpieza facial?

Limpiar correctamente nuestro rostro es fundamental para conservarlo suave y protegido. La limpieza facial es tan imprescindible como la hidratación. Y es que esta permite que la dermis “respire” y los poros no queden obstruidos.

Básicamente la limpieza de cutis sirve para:

  • Regular la secreción de grasa de la cara.
  • Prevenir la obstrucción de los poros y, como consecuencia, la aparición de puntos negros y granitos.
  • Eliminar las células muertas.
  • Combatir los radicales libres que aceleran el envejecimiento.
  • Permitir una mayor penetración de la cremas y mascarillas.
  • Evitar infecciones por bacterias.
  • Lucir más joven y radiante.

Es importante tener en cuenta que la limpieza facial se debe realizar de forma regular. Lo ideal es hacer una sesión de limpieza profunda al mes y, adicionalmente, limpiezas superficiales 2 o 3 veces a la semana.

Lee también: 7 alimentos contra el envejecimiento que deberías incorporar en tu dieta

Mascarillas naturales y caseras

Antes de usar cualquiera de las mascarillas o tratamientos, es muy importante que sepas cuál es tu tipo de piel. También es esencial lavar correctamente tu rostro con agua tibia y jabón neutro. De esta forma quitarás impurezas y residuos.

Nota: al secar, no frotes: da golpecitos suaves con la toalla para no irritar la zona.

1. Aceite de oliva

Está presente en la mayoría de los hogares y es muy eficaz para limpiar la piel profundamente. Remueva impurezas y deja el cutis suave y terso. El aceite de oliva es un maravilloso desmaquillante y un potente limpiador. No dudes en usarlo todas las noches antes de dormir.

  • Aplícalo con un algodón y haz movimientos circulares comenzando en la frente. Baja por la nariz, sigue por las mejillas, continúa por el mentón y termina en el cuello.

2. Mascarilla de clara de huevo y miel

Es una combinación increíble porque, además de limpiar la piel, evita las infecciones y deja el cutis muy terso. Lo mejor de todo es que contribuye a regular la producción excesiva de grasa, sobre todo en aquellos que tienen tendencia a padecer acné.

Ingredientes

  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada de miel (15 gramos)

Preparación

  • En un recipiente coloca la clara de huevo (la yema déjala para alguna receta) y bate ligeramente.
  • Añade la miel y mezcla para obtener una crema homogénea.
  • Aplica en el rostro con movimientos circulares y deja actuar 15 minutos.
  • Pasado ese tiempo, enjuaga con agua tibia.
  • Para terminar, aplica una crema hidratante suave.

3. Mascarilla de avena y leche

La avena es un exfoliante natural maravilloso y 100% natural. Al combinarlo con la leche aprovecharás las bondades de este lácteo como humectante. Por lo tanto, en un mismo tratamiento eliminarás las impurezas e hidratarás la zona.

  • 3 cucharadas de avena (30 g)
  • 3 cucharadas de leche (30 ml)
  • En un recipiente coloca la avena y añade de a poco la leche.
  • Mezcla para formar una pasta.
  • Aplica en el rostro limpio y seco con masajes circulares, haciendo hincapié en la frente y en la nariz.
  • Retira con agua tibia.

4. Mascarilla de arcilla verde y aceite de oliva

La arcilla verde se consigue en las casas naturistas y es muy buena para eliminar las impurezas de la piel. Mezclada con el aceite de oliva, que humecta, conseguimos un tratamiento integral y fácil de preparar.

  • 2 cucharadas de arcilla verde (20 g)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

Preparación:

  • En un recipiente coloca la arcilla verde.
  • Agrega el aceite de oliva y mezcla bien para formar una pasta.
  • Esparce por el rostro después de bañarte y, tras 15 minutos, enjuaga con abundante agua tibia.

5. Mascarilla de yogur y miel

El yogur tiene propiedades similares a la leche pero lo bueno es quesu consistencia es más adecuada para hacer una mascarilla. Si le añades miel a la receta conseguirás una piel limpia y fresca en unos minutos.

  • 1 yogur natural (125 g)
  • 2 cucharadas de miel (50 gramos)
  • Echa la miel en el pote de yogur y remueve bien.
  • Aplica la mezcla en el rostro y deja que actúe 20 minutos.
  • Retira con papel absorbente o agua tibia.

Visita este artículo: Tips de salud y belleza con yogur natural

6. Mascarilla de pepino y yogur

Por supuesto, no podía faltar una receta para limpieza facial con pepino, ya que es uno de los elementos por excelencia en los salones de belleza. Junto al yogur forman una pareja increíble y con resultados desde la primera aplicación.

  • ½ pepino mediano o 1 pequeño.
  • ½ yogur natural (62,5 g)
  • Primero, pela el pepino y córtalo en rodajas.
  • A continuación, ponlo en el vaso de la batidora junto con el yogur y procesa durante unos minutos.
  • Aplica la mezcla sobre el rostro, tras haberlo lavado y secado.
  • Deja actuar 20 minutos y retira con agua tibia.

¿Notas tu piel opaca y con imperfecciones? No dudes en probar estas interesantes mascarillas para una limpieza facial profunda. Como lo ves, son muy económicas y fáciles de elaborar.

Los anuncios de la tele nos bombardean a diario con productos faciales llenos de propiedades impronunciables que prometen belleza y juventud eterna. Ingredientes con nombres muy técnicos que justifican, en muchos casos, precios bastante elevados. ¿Cuanto más cara es la crema, más súper poderes para verme mejor tendrá? ¿Cuanto más ingredientes milagrosos mejor para mi piel? Estas son las preguntas que nos planteamos sin saber la respuesta. Pero la realidad está muy lejos y nada tiene que ver con la crema o el serum que apliquemos, lo más importante para lucir una piel cuidada es la limpieza previa que hacemos en la piel.
No importa que crema milagrosa elijamos, y la cantidad de productos hidratantes que nos apliquemos, si no hemos cumplido antes con el ritual de limpieza: desmaquillar y tonificar. Con la piel sucia el producto no penetrará y no hará bien su trabajo, así que lo único que estarás haciendo es tirar el dinero y por supuesto no beneficiarte de las propiedades y los principios activos.
Llegados a esta conclusión, no tenemos más remedio que cambiar las propiedades y centrarnos en buscar y elegir los productos de limpieza facial más adecuados para nuestra piel, y si son libres de parabenos, sulfatos, formaldehídos y otros tóxicos en general, pues mejor que mejor.
Desde El Comprador de La Vanguardia os proponemos 5 productos de cosmética natural, libres de químicos nocivos, que dejaran vuestra piel preparada para absorber las propiedades de vuestro ritual hidratante diario.

Esponja Konjac para desmaquillar y limpiar con prisas

Para las perezosas, nada mejor que una esponja de fibra 100% de Konjac. Con esta esponja limpiaremos y exfoliaremos en un solo gesto de forma suave. Esta esponja ayuda a eliminar las toxinas e impurezas de la pie, y en 1-2 semanas de su uso diario la piel lucirá radiante y suave. Exiten diferentes esponjas dependiendo del tipo de piel, ya que estan impregnadas en arcillas que trata la piel según las necesidades (grasa, delicada, acnéica, madura, deshidratada…).

Comprar el set de 2 esponjas por 12,95€ en Amazon

Jabón para la limpieza en profundidad

Para la limpieza facial profunda de cada semana, nada mejor que usar un Jabón Negro con las propiedades detóxificantes del carbón activo. Su gran poder absorbente, es ideal para pieles mixtas y grasas. Actúa sobre el poro dejando una la piel fresca y limpia sin sensación de sequedad.

Comprar por 15€ en Amazon

Agua miscelar, el milagro desmaquillante

Si quieres desmaquillarte y darle a tu piel un toque de energía, lo mejor es un Agua Miscelar. Ideal para todo tipo de pieles, desmaquilla, limpia la piel sin resecarla y además le aporta mucha luminosidad. Este es un producto especialmente recomendado para las personas que tengan la piel sensible o enrojecida. Sus propiedades suaves calman la piel, la relajan y además limpian en profundidad con delicadeza.
Comprar por 9,87€ en Amazon

Leche limpiadora para pieles muy sensibles

Para las pieles hipersensibles, reactivas, alérgicas al perfume o con sensibilidad química múltiple, debemos elegir una leche limpiadora formulada a base de aceites esenciales. Esta leche de la marca Logona de cosmética natural limpia la piel de forma intensa y delicada. Contiene valiosos aceites y extractos vegetales de cultivo biológico como Aceite de Rosas silvestre, Jojoba y Almendras, Extractos de Aloe Vera y Rosa Damascena que protegen la piel ante la deshidratación y le aportan un aspecto fresco y radiante.

Comprar por 12€ en Amazon

En textura aceite para pieles maduras

Al contrario de lo que pueda parecer deja la piel limpia, tonificada, flexible y radiante. Gracias a su combinación de aceites de argás orgánico y de jojoba consigue aportar propiedades limpiadoras, desmaquillantes y hidratantes, oxigenantes y antiedad. Además no debéis preocuparos porqué no os engrasará la piel, al contrario regulará vuestra cantidad de sebo. Este es un demaquillante muy recomendable para pieles maduras gracias a sus propiedades antioxidantes.

Comprar por 16,90€ en Amazon

Guía de Programación

Una parte crucial de tu rutina de belleza diaria es limpiar tu rostro para vigorizar la piel y eliminar cualquier impureza antes de irte a dormir. Consigue estos productos y dale nueva vida y brillo a tu rostro.

Telemundo tiene relaciones afiliados y puede recolectar una pequeña parte de los ingresos de tus compras. Los artículos se venden por el minorista y no por Telemundo. Los precios y la disponibilidad de los artículos están sujetos a cambios según el inventario del minorista.

Limpiador facial espumoso de CeraVe

Para uso diario e ideal para cutis de normal a graso. Su fórmula con tres ceramidas esenciales y ácido hialurónico limpia sin dañar tu piel y permite que tu rostro conserve su humedad natural.

Precio: US$10.98

Limpiador facial con ingredientes orgánicos de Christina Moss Naturals

Aclara tu tez con este jabón antimanchas que, además, le da batalla al acné sin resecar tu piel. Es hipoalergénico y está indicado para pieles sensibles, pues no contiene ningún tipo de químico dañino.

Precio: US$22.99

Limpiador facial contra acné de Tree To Tub

Espumoso y hecho a base de soja orgánica salvaje y menta. Ideal para pieles sensibles. Sirve para retirar el maquillaje y al mismo tiempo deja el rostro fresco, sin estimular la producción de grasa.

Precio: US$18.99 (oferta)

Toallitas limpiadoras con extracto de algodón de Burt’s Bees

Revitaliza tu piel con esta fórmula que también contiene extractos de arroz y aloe. Termina el día eliminando el polvo y maquillaje de tu rostro, con un producto ideal para pieles sensibles. Dermatológicamente probado. El paquete incluye 30 toallitas.

Precio: US$4.87

Limpiador facial aclarante de Burt’s Bees

El complejo antienvejecimiento de este producto te ayudará a limpiar y renovar tu piel, al mismo tiempo que disminuye las líneas de expresión y las arrugas. Úsalo como parte de tu rutina diaria para conseguir una apariencia más saludable y firme.

Precio: US$9.99

Sistema de limpieza facial con cepillo sónico, Clarisonic Mia 1

Remueve maquillaje, polvo, grasa y sudor, seis veces mejor que lo haría una limpieza a mano. Con este producto tus poros estarán más limpios. 96 % de las mujeres que lo usaron consiguieron una piel más saludable, suave y tersa.

Precio: US$129.00

Gel limpiador de Avalon Organics

Su refrescante espuma elimina las impurezas que opacan a la piel y le devuelve su brillo. Su fórmula contiene Vitamina C para combatir el estrés y daño ambiental. No contiene parabenos, sulfatos, conservadores ni fragancias o colorantes sintéticos. Es completamente vegano.

Precio: US$9.28

Espuma limpiadora glicólica de Mario Badescu

Este limpiador profundo es perfecto para revitalizar la piel opaca y congestionada, gracias al poder exfoliante del ácido glicólico. Formulado con extractos de hierbas para un efecto calmante.

Precio: US$16.00

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *