0

Para subir la tension

Tabla de contenidos

5 remedios naturales contra la presión baja

Las causas de la presión baja pueden ser una dieta deficiente en calorías, vitaminas y proteínas

  • SUSANA CARRASCO
  • 28/06/2019
  • 16:20 hrs.

La presión baja o hipotensión es un trastorno que surge cuando la presión de la sangre disminuye durante y después de cada latido cardíaco. Las consecuencias de padecerlo pueden variar pero hay algunos remedios naturales contra la presión baja que pueden ayudar a controlar las molestias.
De acuerdo a Mayo Clinic, algunos de los síntomas de presión baja son vértigo, mareos, somnolencia, dolores de cabeza, letargo, visión borrosa, desmayos, sudoración, palidez y sensación de fatiga.
Las causas más frecuentes de la presión baja son una dieta deficiente de calorías, vitaminas y proteínas, así como los niveles bajos de azúcar en la sangre.
Otros problemas como la depresión, el mal funcionamiento de la tiroides, pérdidas de sangre y la deshidratación también pueden causar presión baja.
>>Te puede interesar: 5 beneficios de tomar vino tinto en ayunas

Remedios naturales contra la presión baja

1. Romero
Esta maravillosa planta estimula al sistema nervioso central y mejora la circulación de la sangre, calmando el vértigo y la debilidad. Es ideal que hagas un masaje a tus piernas con gotas de aceite esencial de romero mezcladas con aceite de almendras y de oliva.
También puede ser efectivo tomar un té de romero y miel, que ayudará a la oxigenación de las células y tejidos. Tómalo ante el primer síntoma de presión baja.
2. Agua de coco con limón
Esta bebida tropical restablece los electrolitos del organismo y mantiene la presión arterial en niveles saludables. Sus minerales esenciales mejoran el paso de la sangre por las venas.
Te sugerimos tomar esta bebida a media mañana o cada vez que sientas un bajón de presión.
3. Jengibre
El jengibre estimula la circulación, evita que la sangre se coagule y aumenta la temperatura corporal. Te sugerimos tomarlo en té e inmediatamente después de prepararlo.
>>Beneficios de comer betabel
4. Agua con limón, sal y azúcar
Este remedio contra la presión baja es muy efectivo cuando hay deshidratación. Las propiedades de sus ingredientes ayudan a recuperar la energía, mejoran la circulación y el funcionamiento del sistema nervioso.
Para prepararlo agrega 3 cucharadas de jugo de limón, ¼ de cucharadita de sal y ½ cucharadita de azúcar en 1 taza de agua. Remueve hasta que quede todo integrado y tómalo cuando tengas síntomas de presión baja.
5. Agua mineral
Ten siempre a la mano una botella de agua mineral no solo para hidratarte, sino también para aumentar el volumen de la sangre.
Recuerda que tomar café o té también elevan la presión arterial pero de forma temporal y favorecen la deshidratación.

Otras recomendaciones contra la presión baja

Si se te baja la presión muy seguido, te recomendamos consumir más hidratos de carbono en pequeñas porciones pero varias veces al día, cada 2 o 3 horas.
Algunos alimentos que pueden ayudarte son: pan, pasta, arroz, papas, granos enteros, verduras, pescados, pollo magro y frutas.

Debes evitar los cambios de postura muy bruscos, aumentar un poco tu consumo de sal y dormir con la cabeza en alto.
>>Te puede interesar: Beneficios del brócoli contra el cáncer y cómo comerlo

    Lo más habitual es tener la tensión arterial alta, ya que, como comentamos en nuestro artículo sobre cómo bajar la tensión alta, según la OMS, uno de cada cinco adultos la padece y puede ser muy peligrosa. En este artículo, trataremos el polo opuesto, que también tiene consecuencias para la salud, es la tensión arterial baja o hipotensión, es decir, la tensión más baja de lo habitual.

    Consideramos normales los valores situados entre 105 y 130 como máximo y de 60 a 80 para los mínimos. Una bajada de tensión se encontraría por debajo de los 80-60.

    Tensión arterial baja: síntomas

    La hipotensión conlleva que los latidos del corazón sean más lentos de lo habitual porque el organismo no recibe la sangre necesaria para la realización de sus funciones. Los síntomas de la tensión baja pueden ser el cansancio, la debilidad, la somnolencia, mareos y desmayos, sudoración excesiva, fatiga permanente, palidez, apatía, desmayos o falta de equilibrio, vértigo, visión borrosa y dolores de cabeza.

    Hay también variadas causas que provocan la tensión baja, tales como la ingesta de alcohol, la diabetes, el embarazo, los efectos secundarios de algunos medicamentos (ansiolíticos o diuréticos), exponernos a altas temperaturas, problemas relacionados con el hígado, o estar acostados durante mucho tiempo, entre otros.

    Cómo subir la tensión arterial baja: remedios caseros

    Existen algunos trucos que ayudan a subir la tensión, y el primero de ellos es beber mucha agua. Beber líquidos es importantísimo, no solo si te sientes mal, mareado o con vértigos y dolor de cabeza, sino de forma diaria. Lo más indicado es beber dos litros de agua diaria.

    Aunque el exceso de sal no suele ser bueno en ningún caso, en el caso de la tensión baja sí que es conveniente subir levemente el consumo de sal sin llegar a abusar de ella. Dormir con la cabeza más elevada sobre una almohada más, siempre que esta postura no provoque dolores de cervicales y espaldas, también ayuda a subir la tensión.

    Hacer ejercicio físico y tener una dieta saludable también ayuda y estimula una mejor circulación de la sangre. Para ello, te adjuntamos un artículo sobre cómo empezar a correr para comenzar con un ejercicio moderado y saludable. Otro de los remedios caseros más curiosos es la gimnasia mental. Hacer crucigramas y sudokus ayuda a elevar la agilidad mental, y también la presión arterial.

    Hay otros métodos para evitar que te baje la tensión, si eres propenso, tales como evitar el alcohol, ya que se un vasodilatador, y hará que la sangre sea más líquida, no saltarse el desayuno, no llevar una dieta muy restrictiva porque la escasez de nutrientes afecta a la tensión, y no estar en entornos excesivamente calurosos.

    Por último, en las ocasiones en las que sientas mareos o vértigos, no olvides recostarte y elevar las piernas. Esto hará que llegue un mayor flujo de sangre a tu corazón.

    Cómo bajar la presión arterial: alimentos que ayudan

    Para bajar la tensión arterial hay una serie de alimentos muy recomendados, y serían los siguientes:

    • Cacao o café: si tenemos la tensión baja tomar un café bien cargado, un vaso de cacao puro, o chocolate sólido, la sube rápidamente por los efectos de la cafeína, aunque solo se trata de una medida rápida y temporal, pero muy efectiva. No produce un efecto de subida de tensión a largo plazo, es una medida transitoria.
    • Consumir hidratos de carbono en la alimentación sobre todo a primera hora de la mañana, es una excelente opción. Alimentos como los cereales integrales o la avena son un buen aliado contra la tensión baja y además son muy saludables.
    • Consumir jengibre un par de veces al día favorece la circulación sanguínea y el ginseng es un eficaz estimulante que también contribuye a subir la tensión. Cúrcuma, canela y pimienta negra son otras especias muy efectivas contra la presión arterial baja.
    • Lo más importante es beber mucha agua, porque los líquidos provocan un incremento del volumen sanguíneo y ayudan a prevenir la deshidratación, dos factores estrechamente relacionados con la hipotensión.
    • El regaliz también es un complemento alimenticio que facilita la subida de tensión. Se puede adquirir en farmacias, parafarmacias y herbolarios, porque no es el regaliz de palo dulce y caramelo, sino el natural de la planta. El regaliz contiene ácido glicorrícico, que es un ingrediente activo que provoca la retención de sodio y la pérdida de potasio. Se puede consumir el palo natural, o hacer infusión.
    • Los alimentos ricos en Vitamina D son también imprescindibles en cualquier dieta, ya que la falta de esta vitamina provoca la aparición de cuadros de hipotensión. Los alimentos ricos en Vitamina D son los huevos, carnes, legumbres, pescados, lácteos, frutos secos y todo tipo de cereales.
    • Consumir, preferentemente, carnes magras bajas en grasa, o también embutidos, aunque siempre con moderación.
    • El jamón, las anchoas y el bacalao son alimentos muy aconsejables, ya que tienen bastante sal en su elaboración, por lo que facilitan las subidas de tensión baja.

    Trucos y consejos para prevenir bajadas de tensión

    • Hidratarse correctamente, lo que evitará las bajadas de presión arterial.
    • Comer unas 5 veces al día y no mucha cantidad cada vez, y consumir alimentos que sean nutritivos y naturales, en la medida de lo posible.
    • Evitar, en todo caso, el exceso de calor, que incide en gran medida en las bajadas de tensión, y no hacer deporte en las horas centrales del verano.
    • No tomar diuréticos en exceso, porque también suelen causar bajadas de tensión. Se pueden tomar, pero controlando muy bien su consumo diario.

    Remedios naturales para la presión baja

    Muchas personas sufren de hipotensión: su sangre circula en una presión demasiado baja,lo que puede provocar desmayos o mareos. Es prioritario que acudamos al médico para saber con exactitud qué lo provoca y como podemos evitarlo. También conviene conocer que existen algunos remedios naturales para la presión baja que pueden llegar a ser muy útiles.

    ¿Qué debemos saber sobre la hipotensión?

    Tener una presión excesivamente baja puede provocar los siguientes síntomas:

    • Letargo
    • Fatiga
    • Debilidad
    • Náuseas
    • Desmayos
    • Sueño
    • Sudoración
    • Palidez

    ¿A qué se debe la hipotensión? Lascausas más frecuentes de esta condición son:

    • Dieta deficiente de calorías, vitaminas (sobre todo B y C) y proteínas.
    • Bajos niveles de azúcar en sangre (hipoglucemia).
    • Hemorragia interna en los riñones, colon o tracto gastrointestinal.
    • Problemas emocionales como, por ejemplo, la depresión.
    • Funcionamiento incorrecto de la glándula tiroides.
    • Consumo de ciertos medicamentos (diuréticos y antidepresivos).
    • Deshidratación.
    • Gran pérdida de sangre.
    • Alteraciones en el corazón (dilatación cardíaca, infección del miocardio o insuficiencia cardíaca).

    Debemos saber que la presión arterial baja de tipo crónico no suele tener síntomas tan sencillos de distinguir. Los problemas surgen cuandola presión sanguínea baja repentinamente y provoca la falta de oxígeno en el cerebro.

    Existe otro tipo de hipotensión llamada postural o ortostática, y ocurre cuando cambiamos de posición bruscamente (por ejemplo, cuando nos levantamos rápido de la cama o de una silla, o nos ponemos de pie en seguida).

    Consejos para evitar y tratar la tensión baja

    Si has sufrido una bajada de la presión arterial y no deseas que te vuelva a ocurrir, procura prestar atención a estos tips:

    Bebe más líquido

    Ya que la hipotensión se puede deber a una deshidratación,ten siempre a mano una botella con agua mineral no solo para hidratarte, sino también para aumentar el volumen de la sangre.

    No olvides que si bien beber té o café pueden elevar la presión arterial se trata de una medida temporal, y al poco rato hasta puede causar una deshidratación mayor.

    Puedes informarte sobre: Cómo regular los niveles de azúcar en sangre

    Lleva una dieta equilibrada

    Si se te baja la presión con frecuencia, consume más cantidad de hidratos de carbono en pequeñas porciones y varias veces al día (cada 2 o 3 horas). Por ejemplo, ingerir:

    • Pan.
    • Pasta.
    • Arroz.
    • Patatas.
    • Granos enteros.
    • Verduras.
    • Pescados.
    • Pollo magro.
    • Frutas.

    Evita cambios de posición muy bruscos

    Antes de ponerte de pie, cruza las piernas en forma de tijera y aprieta. Otra opción es apoyarte en el respaldo o en otra silla para ayudarte a levantar. Cuando estés acostado, muévete despacio y siempre de costado, nunca te levantes haciendo fuerza con los abdominales. Si estás sentado o inclinado cerca del suelo, levántate por etapas, aunque tardes más tiempo.

    Equilibra el consumo de sal

    Los que sufren de presión baja han de aumentar (levemente) su consumo de sodio, a diferencia de lo que ocurre con los pacientes de presión alta. Es preciso consultar con el médico para que indique la dosis adecuada.

    Verifica los medicamentos que consumes

    Ciertos fármacos para el corazón, como los antidepresivos o tranquilizantes entre otros, pueden reducir la presión sanguínea. Si está indicado en los efectos adversos, pide al médico que te lo cambie por otro similar.

    Realiza ejercicios mentales

    Según algunas investigaciones, resolver problemas matemáticos (restar, sumar, contar, multiplicar, dividir) eleva la presión sanguínea y puede compensar la hipotensión.

    Duerme con la cabeza en alto

    La cabecera debe estar a unos 20 o 30 centímetros elevada en relación a los pies. Puedes colocar más almohadas o unos tacos en las patas delanteras de la cama.

    Además de cumplir con los consejos indicados anteriormente, puedes aprovechar las bondades de la naturaleza y disfrutar de varias recetas caseras para la hipotensión:

    Té de regaliz

    Es un remedio natural para subir la presión.

    Ingredientes

    • 1 cucharadita de regaliz (5 g).
    • 1 taza de agua (250 ml).

    Preparación

    Calienta el agua y, cuando hierva, echa la cucharadita de regaliz. Retira del fuego y deja reposar 5 minutos. Cuela y bebe.

    Romero

    Tiene la capacidad de estimular el sistema nervioso central y mejorar la circulación de la sangre. Una opción es masajear las piernas con unas gotas de aceite esencial de romero mezclado con unas gotas de aceite de almendras o de oliva. Otra alternativa es preparar un té.

    Ingredientes

    • ½ cucharadita de romero (2,5 g).
    • 1 taza de agua hirviendo (250 ml).

    Preparación

    Deja infusionar durante 10 minutos, filtra, endulza con miel y bebe.

    Cola de león

    Esta planta, también denominada agripalma, es muy buena para evitar la trombosis, mejorar la salud de los capilares sanguíneos y actuar como tónico cardíaco. A su vez, combate la fatiga y cuida tanto el sistema cardiovascular como el nervioso. Se puede consumir en infusión o tintura.

    Jengibre

    Estimula la circulación, evita que la sangre se coagule y aumenta la temperatura corporal. Haz una infusión con:

    • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g).
    • 1 taza de agua caliente (250 ml).

    Preparación

    Deja que el jengibre se disuelva en la taza de agua. Bebe de inmediato. Puedes añadir limón o miel.

    Ginseng

    Es uno de los remedios naturales más versátiles que existe, se ubica dentro del selecto grupo de los “todo terreno” junto al ajo por ejemplo. En este caso, ayuda a regular la presión (alta o baja). Puedes preparar una infusión.

    Ingredientes

    • 1 cucharadita molida de la raíz de ginseng (5 g).
    • 1 taza de agua (250 ml).

    Preparación

    Pon a calentar el agua y cuando rompa el hervor, echa el ginseng. Deja reposar 15 minutos, filtra y bebe.

    Descubre: ¿Cuál es la diferencia entre sangre venosa y sangre arterial?

    Geranio

    Permite regular la presión arterial baja y alta. Con el aceite esencial de geranio mezclado con aceite de oliva o de almendras realiza masajes en las piernas. Aprovecha sus otras propiedades:

    • Antidepresivo.
    • Desestresante.
    • Anticelulítico.
    • Antiacneico.
    • Para tratar hemorroides.
    • Para la gota.
    • Para aliviar los síntomas de la menopausia.
    • Para la dermatitis.

    No debemos menospreciar la hipotensión, pese a que en principio no es un mal que entrañe un grave peligro si nos puede condicionar la calidad de vida; recuerda que si nos exponemos a emociones fuertes la presión puede bajarnos aún más.

    Nueve maneras de subir la presión arterial

    La mayoría de las personas con presión arterial baja no necesitan medicamentos ni intervenciones médicas para subir la presión. Existen muchas maneras naturales y cambios de estilo de vida para subir la presión arterial baja, incluyendo los siguientes:

    1. Comer más sal

    Contrariamente al consejo popular, las dietas bajas en sodio no son recomendables para todas las personas con problemas de presión arterial.

    En el caso de las personas con presión arterial baja, deben considerar aumentar moderadamente su ingesta de sodio para ayudar a subir la presión arterial.

    2. Evitar bebidas alcohólicas

    El alcohol puede bajar la presión arterial aún más, por lo que las personas con hipotensión deben evitar beber alcohol en exceso.

    3. Conversar con el médico acerca de los medicamentos

    La presión arterial baja puede ser un efecto secundario de varios medicamentos.

    Si los síntomas de esta afección inician después de empezar con algún medicamento, la persona debe conversar con su médico acerca de estos síntomas.

    4. Cruzar las piernas al sentarse

    Cruzar las piernas al sentarse ha mostrado subir la presión arterial. Para personas con presión arterial alta, esto puede ser un problema.

    Pero cruzar las piernas puede ayudar a las personas con síntomas de presión arterial baja a subirla con un mínimo esfuerzo.

    5. Beber agua

    Beber más agua puede ayudar a aumentar el volumen de sangre, lo que puede aliviar una de las causas potenciales de la presión arterial baja. También puede evitar la deshidratación.

    6. Comer pequeñas porciones con más frecuencia

    Comer pequeñas porciones con más frecuencia durante el día puede ayudar con la presión arterial baja.

    Esto se debe a que las porciones pequeñas evitan la caída de la presión arterial que está asociada con ingerir porciones más grandes y más pesadas.

    7. Usar medias de compresión

    Las medias de compresión ayudan a reducir la cantidad de sangre que se queda estancada en la parte inferior de las piernas y los pies, desplazándola a otra parte.

    Las medias de compresión también se utilizan para aliviar la presión y el dolor asociado con las venas varicosas. Puedes comprarlas en línea.

    8. Evitar cambios de posición súbitos

    Sentarse o pararse repentinamente puede causar una sensación de aturdimiento, mareos o un desmayo potencial a las personas con presión arterial baja.

    En estos casos, el corazón no bombea suficiente sangre a todo el cuerpo tan rápidamente para compensar el cambio de posición o de elevación repentino.

    9. Estar consciente de los síntomas

    La presión arterial baja solo se considera un problema si la persona tiene síntomas. Si no se presentan síntomas, la presión arterial baja debe ser considerada como un signo de buena salud.

    Es importante que las personas conozcan los síntomas y entiendan a qué deben estar atentas si la presión baja les empieza a causar problemas.

    Qué alimentos se deben comer para subir la presión

    La persona que suele sufrir de presión baja debe llevar una alimentación normal, sana y equilibrada. Consumir más cantidad de sal no es recomendable y no trata la presión baja, pero quien sufre de síntomas como somnolencia, sequedad de boca, cansancio o mareos frecuentes debido a la presión baja puede probar:

  1. Comer un cuadradito de chocolate medio amargo después del almuerzo, pues tiene teobromina, que es una sustancia que mejora la frecuencia cardíaca y combate la hipotensión;
  2. Tener siempre cerca una galleta de agua y sal, leche descremada en polvo o un huevo cocido, que se puede comer a la merienda;
  3. Beber té verde, té mate o té negro durante el día, porque posee teína, una sustancia que ayuda a mantener la presión controlada;
  4. Tomar un vaso de jugo de naranja si la presión se baja repentinamente.

Además de esto, es importante hacer siempre el desayuno, que debe incluir un jugo de naranja natural y un café para ayudar a aumentar la presión y mejorar los síntomas de tensión baja como mareos y, aunque cada persona responde de una manera diferente a estas medidas, normalmente mejora mucho la sensación de bienestar.

Qué hacer para mejorar la caída de presión arterial

Cuando la presión cae repentinamente, en la calle o en la casa, debido a un día muy caliente, por ejemplo, lo más importante es acostar a la persona boca arriba, elevar las piernas por encima del corazón y, después de que mejore, se le puede ofrecer un poco de jugo de naranja natural, un refresco con cafeína o una taza de café. Sin embargo, si la persona continúa con sensación de desmayo, se debe evitar dar cualquier tipo de bebida o alimentos, ya que puede provocar que la persona se ahogue.

Generalmente, después de 5 o 10 minutos los síntomas mejoran, pero es importante medir la presión arterial 30 minutos aproximadamente después de que se sintió mal para verificar si la presión aumentó y si está dentro de valores aceptables, que debe ser por lo menos 90 mmHg x 60 mmHg, que aunque son valores más bajos de lo normal, no generan malestar.

Más información sobre qué hacer cuando la presión baja repentinamente.

Lista de alimentos para la hipotensión

Los alimentos para la presión baja son principalmente alimentos que contienen sal en su composición como:

Alimentos Cantidad de sal (sodio) por 100 g
Bacalao salado crudo (se debe consumir cocido) 22.180 mg
Galleta de soda/cream cracker 854 mg
Cereales de maíz 655 mg
Pan francés 648 mg
Leche descremada en polvo 432 mg
Huevo 168 mg
Yogurt 52 mg
Melón 11 mg
Remolacha cruda 10 mg

La dosis diaria recomendada de sal al día es de aproximadamente 1500 mg y esta cantidad es fácilmente ingerida a través de los alimentos que ya tienen sal en su composición, por lo que no es necesario adicionar sal a los alimentos cuando se cocinan.

Cuándo acudir al médico

Generalmente la presión baja no provoca ningún síntoma o problema para la salud y, por lo tanto, no es necesario ningún tratamiento médico. Sin embargo, se aconseja ir al servicio de emergencia si la caída de presión es repentina o aparecen síntomas como:

  • Desmayo que no mejora en 5 minutos;
  • Presencia de dolor fuerte en el pecho;
  • Fiebre superior a 38 ºC;
  • Latidos irregulares del corazón;
  • Dificultad para respirar.

En estos casos, la alteración de la presión arterial puede estar causada por problemas graves como infarto o accidente cerebrovascular, por ejemplo, y, por lo tanto, es muy importante ir rápidamente al centro de atención o llamar al número de emergencia de su país para solicitar una ambulancia.

30 de Mayo de 2019 – 08:56 EDT

Dr. Eduardo Junco

Colabora desde hace más de 20 años en la revista ¡HOLA! con artículos de divulgación y actualidad​ médica. ​En esta pequeña sección encontrarás información sobre todos los temas que afectan a nuestra salud y bienestar diarios​. Y todo ello contado con un estilo ameno, didáctico y profesional.​

Para subir la tensión, puedes tomar algunos alimentos y bebidas y seguir algunos consejos médicos para que no sea un condicionante en el día a día. Sin embargo, no hay que olvidar que esta situación no suele ser un problema y que, en general, no hay que adoptar medidas especiales.

Contrariamente a la hipertensión, un signo de alarma y causa de importantes enfermedades, por lo que debe ser controlada por un médico, la hipotensión no perjudica la salud (hasta ciertos límites) y no suele ser causa de control ni tratamiento médico. Es más, suele considerarse un ‘seguro de vida’.

– Relacionado: 5 indicios de que hay que beber agua

¿Qué es la tensión arterial?

La tensión arterial se puede definir como la presión a la que circula la sangre por las arterias y, por tanto, la fuerza que ejerce sobre sus paredes. Las cifras normales de tensión arterial en un adulto normal son de:

  • Tensión sistólica o máxima: 12 mm
  • Tensión diastolica o minima: 8 mm

Por encima de 14 mm en la máxima y de 9,5 en la mínima se consideran cifras de hipertension arterial.

Por debajo de 10 mm en la máxima y de 6 mm en la mínima se consideran cifras de hipotensión arterial.

VER GALERÍA

¿Qué síntomas tiene la hipotensión arterial?

Si bien es cierto que tener la tensión baja es mucho mejor que tenerla alta, la hipotensión arterial que genera síntomas y produce molestias no deja de ser una alteración de la salud, a veces importante, y por tanto se debe beneficiar de los consejos, la prevención y el tratamiento de los médicos.

Estos síntomas de los que hablamos pueden ser la falta de tono vital, la sensación de frío, los mareos posturales, la tendencia al sopor y la debilidad De hecho, son las quejas de muchos pacientes y, la mayoría de ellos, mejoran notablemente cuando la tensión arterial se estabiliza en cifras normales.

Existen dos tipos bien diferenciados de hipotensión arterial: la aguda y la crónica.

Hipotensión aguda

Es aquella que se presenta de forma aguda como consecuencia de alteraciones orgánicas, generalmente graves, y que cuando es intensa da lugar a un choque o estado de shock. Las alteraciones que dan lugar a la hipotensión aguda son:

  • Hipovolemia: por hemorragia aguda, deshidratación, quemaduras, etc.
  • Origen cardiogénico: por infarto o arritmias.
  • Inducida por fármacos: sobre todo sedantes e hipotensores
  • Infecciones: sobre todo en las sepsis (infección en la sangre)

En todas ellas se produce una reducción del volumen sanguíneo, una disminución del gasto cardíaco o ambas a la vez.

Hipotensión crónica

Los pacientes que se quejan de hipotensión crónica tienen síntomas derivados de una disminución del riego en el cerebro, en el corazón, en los músculos y en otros órganos. Las causas orgánicas que pueden dar lugar a hipotensión crónica son:

  • Enfermedades cardíacas
  • Enfermedades endocrinas como la diabetes
  • Desnutrición
  • Algunas enfermedades neurológicas

La causa de hipotensión crónica más frecuente es la denominada hipotensión ortostática idiopática en la cual el paciente tiene tendencia al mareo o a la lipotimia al cambiar de postura o al ponerse de pie de forma rápida.

– Relacionado: Los síntomas del ictus menos conocidos

¿Hay tratamiento para la tensión baja?

No suele ser necesario, pues la hipotensión no suele generar síntomas. Cuando da lugar a ellos lo correcto es tratar la causa o la enfermedad que la genera y la produce, controlando el origen del problema. Las medidas preventivas de higiene como ejercicio físico adaptado a la edad, mantener el control del peso y una alimentación adecuada son factores que ayudan a tener la tensión en cifras normales.

Así, lo que podemos hacer para subirla es mantenerse bien hidratado, recurrir a la cafeína del té o del café (pero sin abusar), comer abundantes frutas y verduras y alimentos ricos en agua (sobre todo en verano) son medidas que nos ayudarán a normalizar la tensión arterial. Por último, caminar a la sombra, levantarse despacio de la cama o de la silla y no hacer cambios bruscos de postura evitarán las lipotimias o los mareos posturales.

– Relacionado: Los alimentos con más agua

  • Tensión arterial
  • hipertensión
  • dieta
  • salud
  • dr. Junco

Los días de calor hacen estragos en las personas que tienen la tensión baja. Otros factores como el estrés o el cansancio también pueden causar hipotensión. Hoy te daremos las claves para saber cómo subir la tensión de forma natural.

¿Cuáles son las causas de la tensión arterial baja?

Entre algunas de las causas de la tensión baja, el calor y la deshidratación son las más frecuentes

  • Diabetes
  • Embarazo
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos como los ansiolíticos o diuréticos
  • Exposición a altas temperaturas
  • Alcohol
  • Deshidratación
  • Problemas del hígado
  • Deshidratación a causa de vómitos o diarrea
  • Hemorragias
  • Arritmia cardíaca
  • Infección en la sangre
  • Anafilaxis
  • Estar acostado durante mucho tiempo

Síntomas de la presión arterial baja

  • Mareos
  • Falta de equilibrio o desmayo
  • Vértigo
  • Visión borrosa
  • Somnolencia
  • Debilidad
  • Dolor de cabeza

Remedios caseros para subir la tensión

  1. Bebe mucha agua

    Hidratarse es clave para mantener estable la tensión arterial

    Si te preguntas cómo subir la tensión de forma rápida, la hidratación es la clave. Quizás beber sólo agua te resulte pesado, por lo que también puedes hidratarte con té, infusiones, caldos, zumos, etc. Además, hay muchos alimentos que contienen agua como la sandía, el coco, la manzana, etc.

  2. Consume hidratos de carbono

    A primera hora de la mañana aporta hidratos de carbono a tu organismo. Cereales integrales, avena, etc. serán un buen aliado contra la tensión baja y son muy saludables.

  3. Especias y suplementos contra la hipotensión

    El jengibre favorece la circulación sanguínea, por lo que si sufres de presión baja puedes tomarlo dos veces al día. El ginseng es otro estimulante que te ayudará a sentir más enérgico. La cúrcuma, la canela y la pimienta negra, también serán muy efectivos contra la tensión baja.

  4. Sube las piernas

    Cuando sientas mareos o vértigos, recuéstate y sube las piernas. Esto hará que llegue un mayor flujo de sangre a tu corazón.

Cómo evitar una bajada de tensión

Toma nota de estos consejos para evitar la hipotensión

  1. Consideramos normales los valores situados entre 105 y 130 como máximo y de 60 a 80 para los mínimos. Una bajada de tensión se encontraría por debajo de los 80-60. Para evitar esto te damos unos consejos básicos:
  2. Evita el alcohol. Al ser un vasodilatador hará que la sangre sea más líquida lo cual influye directamente en la presión arterial.
  3. No te saltes el desayuno.
  4. Intenta no llevar una dieta demasiado restrictiva. La escasez de determinados nutrientes en el cuerpo afecta directamente a la tensión arterial.
  5. Procura no exponerte a entornos excesivamente calurosos o pasar muchas horas bajo el sol.

Con la llegada de las altas temperaturas, la tensión sufre alteraciones sobre todo para aquellas personas que suelen tener un nivel bajo de presión arterial. Toma nota de los alimentos para subir la tensión arterial de forma rápida y natural.

Síntomas de tensión arterial baja

Cuando la tensión arterial baja, algunos de sus síntomas son la falta de energía e indicios de desmayo.

Cuando medimos la presión y ésta es inferior a 90/60 mm Hg, podemos decir que la tensión es baja. Sus síntomas son los siguientes:

  • Cansancio y/o sueño
  • Apatía
  • Falta de energía, astenia o agotamiento
  • Fatiga
  • Palidez
  • Mareos o sensación de mareo
  • Dolor de cabeza
  • Desmayo
  • Problemas para ver correctamente

¿Cuáles son las causas de una bajada de tensión?

Una mala alimentación o con pocos nutrientes puede desencadenar bajadas de presión.

Hay determinados factores que pueden influir o derivar en hipotensión:

  • Herencia genética

    La presión baja puede ser hereditaria y se suele dar en las mujeres con peso bajo y jóvenes.

  • Enfermedades o problemas cardioasculares

    Algunas enfermedades como el hipotiroidismo, la enfermedad de Addison, insuficiencia cardíaca, pericarditis, entre otros problemas cardiovasculares.

  • Déficit de líquidos o falta de sal en el organismo

Lista de alimentos para subir la tensión arterial

El chocolate es uno de los alimentos para subir la tensión arterial.

  1. Bebidas con cafeína o teína

    Sobre todo en el desayuno y después de muchas horas sin comer.. La cafeína potencia la frecuencia cardíaca y aumenta los niveles de la presión arterial.

  2. Chocolate negro

    La cafeína y teobromina que contiene el chocolate negro aumenta ligeramente la tensión.

  3. Regaliz

    Sirve para aumentar y mantener la presión en un nivel óptimo.

  4. Alimentos con vitamina D

    Su carencia en nuestro organismo causa hipotensión. Alimentos con esta vitamina son: huevos, carnes y pescados, legumbres, lácteos, frutos secos y cereales.

  5. Carnes bajas en grasas o embutidos

    Este tipo de alimentos deben ser consumidos con moderación

  6. Jamón, anchoas o bacalao

    Por ser muy ricos en sal.

¿Cómo prevenir una bajada de tensión?

En épocas de calor tenemos que tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Hidratarse correctamente. Sobre todo hay que beber mucha agua (mínimo 7 vasos al día). Una correcta hidratación evita las bajadas de presión arterial.
  • Comer unas 5 veces al día.
  • Consumir alimentos nutritivos y naturales. Reforzar el desayuno.
  • Evitar el excesos de calor.
  • No hay pasarse con los diuréticos. Estos son la causa de muchas bajadas de tensión.

8 alimentos para aumentar la presión arterial

RomoloTavani/istock/thinkstock

Si la presión es inferior a 60 mm Hg y 100 mm Hg, podemos decir que la tensión es baja. Por consiguiente, para intentar aumentarla, es necesario saber cómo proceder, y cuáles son los alimentos más apropiados para conseguirlo.

Si bien mucho se habla de hipertensión arterial, la tensión arterial baja también puede aportar complicaciones a nivel de la salud. Si se tiene una tensión baja, es importante saber qué alimentos pueden subirla de forma absolutamente natural.

Bebidas para la presión baja

1. Agua

alliance/istock/thinsktock El agua es un elemento indispensable para el organismo. Es posible que la hipotensión y la deshidratación estén relacionadas: no olvides que se deben beber dos litros de agua al día.

2. Bebidas con electrolitos

webphotographer/istock/thinkstock Las bebidas electrolíticas son extremadamente eficaces para aumentar la presión arterial, ya que contienen diferentes minerales como potasio, magnesio, y especialmente sodio –un mineral muy importante y necesario para subir la tensión–.

3. Té o café

alberto bogo/istock/thinkstock Beber café o té con moderación ayuda a subir la tensión; sin embargo, no conviene abusar, especialmente con el café, puesto que se corre el riesgo de desarrollar una taquicardia.

Alimentos para la presión baja

1. Sal

grafvision/istock/thinkstock La sal, añadida a los platos pero sin exagerar, ayuda a mantener la tensión alta. Por eso, si te gusta sazonar tus comidas con este condimento, utilízalo razonablemente y podrás subir un poco más tu presión.

2. Alimentos con vitamina B

handmadepictures/istock/thinkstock También se deben elegir alimentos ricos en vitamina B, puesto que el déficit puede provocar una hipotensión. Entre ellos se encuentran los huevos, carnes y pescados, legumbres, frutos secos, productos lácteos y cereales.

3. Frutas y verduras

Olha_Afanasieva/istock/thinkstock Comer alimentos frescos como verduras y frutas. Estos alimentos son ricos en vitaminas y minerales y mejoran la circulación sanguínea manteniendo su volumen estable.

Beber zumo de frutas y de verduras frescas como el zumo de remolacha y los zumos de naranja, pomelo, mandarina, kiwi o zumo de tomate, puesto que son ricos en vitamina C.

4. Chocolate negro

Heather Alvis/istock/thinkstock Comer un trozo de chocolate negro también se recomienda para tratar la hipotensión, ya que este elemento contiene cafeína y teobromina, dos sustancias naturales que pueden aumentar ligeramente la presión arterial.

5. Carne

olgakr/istock/thinkstock Las carnes o charcuterías. Estos alimentos se deben consumir, en particular si se ha sufrido un episodio agudo de hipotensión, pero sin abusar, puesto que presentan concentraciones altas de grasas saturadas y colesterol.

Conviene no olvidar que estos alimentos pueden servir para aumentar la tensión arterial de la manera más natural. En todo caso, es importante consultar con un médico con el fin de establecer las causas reales que están en el origen de una tensión baja.

Conoce más: Remedios para la hipotensión

Quizas, lo más habitual es tener la tensión arterial alta o hipertensión -según la OMS, uno de cada cinco adultos la padece-, la cual constituye un enemigo sumamente peligroso si no se trata, por cuanto comporta numerosas consecuencias para la salud personal como accidentes cerebrovasculares, enfermedades coronarias o insuficiencia renal. Frente a ella, nos encontramos con la hipotensión, es decir, una presión arterial más baja de lo habitual.

Según el portal MedlinePlus, la hipotensión se produce «cuando la presión arterial es mucho más baja de lo normal. Esto significa que el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo no reciben suficiente sangre. La presión arterial normal casi siempre está entre 90/60 milímetros de mercurio y 120/80 mmHg». Dicho de otra manera, la hipotensión conlleva que los latidos del corazón sean más lentos de lo habitual porque el organismo no recibe la sangre necesaria para la realización de sus funciones.

El aumento de la hipotensión reside en el consumo de alcohol o ciertos medicamentos, entre otras causas

A priori, puede parecer que es más saludable tener unos marcadores bajos, pero lo cierto es que si son anormales comportan igualmente consecuencias negativas para nuestra salud. Según el portal Mayo Clinic, en algunas personas la presión arterial baja es un buen indicativo de la existencia de otros problemas ocultos, «en especial cuando baja de repente o se hace acompañar de signos y síntomas como mareos o aturdimiento, desmayos, visión borrosa, náuseas, fatiga o falta de concentración».

Los alimentos que suben la presión arterial

Foto: iStock.

El origen de la hipotensión reside en numerosas causas como, por ejemplo, la ingesta de alcohol o algunos medicamentos. No obstante, determinados alimentos pueden ayudar a que la presión arterial suba o permanezca a unos niveles saludables. ¿Cuáles son los que nos ayudan a mantener a raya la presión arterial?

  • Agua. Según el portal Mayo Clinic, los líquidos provocan un incremento del volumen sanguíneo y, además, ayudan a prevenir la deshidratación, dos factores estrechamente relacionados con la hipotensión.
  • Sal. Reducir el consumo de este mineral es sumamente producente para regular la hipertensión, sin embargo, para poner remedio a la hipotensión es una aliada interesante. No obstante, hay que tener en cuenta que el consumo excesivo de sal, además de propiciar la retención de líquidos, puede ocasionar otros problemas e incluso el efecto contrario, que se incremente más de lo debido.
  • Regaliz. Al hablar de regaliz lo primero que se nos viene a la mente son los palos dulces y caramelos que se comercializan en las tiendas, pero nos referimos al regaliz natural de la planta. Este contiene ácido glicirrícico (GZA), un ingrediente activo que provoca la retención de sodio y la pérdida de potasio. Tanto el palo natural como en infusión, esta planta es un excelente remedio para el incremento de la tensión.
  • Cafeína. La relación de esta sustancia con la presión arterial viene de lejos, de hecho, ha ocupado innumerables estudios. Aunque depende de las tazas que tomemos o de la capacidad de nuestro organismo para fabricar las enzimas que la metabolizan y la digieren, esta sube la presión arterial. Según Mayo Clinic, «puede provocar un aumento corto pero drástico de la presión arterial». Es decir, la cafeína se presenta como un remedio transitorio, en tanto que «no produce un efecto a largo plazo en la presión arterial».
  • Especias. Además de saborizar y aromatizar las comidas, estas son unas grandes aliadas para los hipotensos. De todas ellas, el romero, el jengibre, la pimienta o la cúrcuma ayudan a mantener la hipotensión a raya.

Foto: iStock.

  • Frutos secos. Todos los integrantes de esta familia son ricos en sodio, sobre todo los que son comercializados como aperitivos, en tanto que contienen sal añadida. Además, aportan generosas cantidades de vitamina B, que es coadyuvante de la producción de glóbulos rojos, necesarios para el mantenimiento de unos niveles de presión arterial adecuados. Por tanto, las nueces, las avellanas, las almendras, las uvas pasas y los cacahuetes son interesantes aliados de las personas hipotensas.
  • Quesos. Cuanto mayor grado de curación tengan estos derivados lácteos, menor es su contenido en agua y, por tanto, mayor es el de sodio. Para los hipertensos es una mala noticia, pero no para quienes tienen la tensión baja, por cuanto ayudan a incrementar los niveles. Además, son generosos en vitamina B, que, como hemos mencionado, es una excelente coadyuvante de la presión arterial.
  • Alimentos ricos en vitamina C. También conocida como ácido ascórbico, este nutriente es esencial para nuestro organismo y también para el control de la tensión. Al menos es lo que desprende el estudio realizado por la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos) y publicado en la revista ‘American Journal of Clinical Nutrition’. Concluye que la ingesta de grandes dosis de esta vitamina contribuye al descenso moderado de la tensión arterial, ya que esta «puede actuar como diurético haciendo que los riñones eliminen más sodio y agua del cuerpo, y ayudando a relajar las paredes de los vasos sanguíneos, lo que a su vez reduce la presión arterial». Por tanto, los cítricos -naranja, pomelo o limón-, el kiwi, la col, el nabo, el rábano, el hígado, los pimientos o el brécol son excelentes coaligados para paliar los síntomas de los hipertensos.
  • Germen de trigo. Se trata de la parte más tierna del grano y también la que más densidad nutricional proporciona. Contiene vitamina B que, como hemos explicado, ayuda a mantener la producción de glóbulos rojos, la presión arterial y, por tanto, la tensión.

Remedios para la tensión baja para mejorar la presión arterial

Implanta hábitos de vida sanos en tu día a día

Los hábitos de vida saludables como una dieta equilibrada o la realización de ejercicio físico moderado son adecuados para la salud a nivel global. También son una ayuda para equilibrar la tensión arterial.

Haz gimnasia mental

Realizar ejercicios mentales ayuda a elevar la presión sanguínea, y a corregir, al menos a nivel momentáneo, una presión arterial inusitadamente baja. Hacer ejercicios matemáticos, resolver sudokus o hacer crucigramas, por ejemplo, son curiosos pero efectivos remedios para la tensión baja.

Cacao y café

No se considera que sea adecuado abusar de ellos, pero cuando la hipotensión baja demasiado en un momento dado generando un problema que precisa una rápida solución, tomar un café bien cargado o 10gm de chocolate con un elevado porcentaje de cacao puro (por encima del 80%) es una opción aceptable.

Uso de medias de compresión

No lo hagas por tu cuenta porque puede estar contraindicado en algunos casos. Pero es buena idea que consultes con tu médico de familia la posibilidad del uso de medias de comprensión como uno de los remedios para la tensión baja habitual. Él te dirá si es adecuado en tu caso.

Qué hacer cuando se baja la presión (hipotensión)

La presión baja generalmente no es un problema, especialmente cuando la persona siempre ha sufrido de esto. Sin embargo, si la presión llega a bajar muy rápidamente puede causar la aparición de síntomas como debilidad, cansancio y mareos o, incluso, desmayo.

Por lo que en caso de que una persona que normalmente tiene la presión arterial normal o es hipertensa, sufre de una crisis de presión baja se debe:

  • Acostar a la persona en un sitio fresco y ventilado;
  • Aflojarle la ropa y;
  • Levantar sus piernas.

Esta posición permite que la sangre fluya en dirección al corazón y al cerebro más fácilmente, aumentando la presión. La persona deberá permanecer en esta posición por algunos minutos hasta que los síntomas de la hipotensión como por ejemplo mareos, sudoración y sensación de desmayo, disminuyan.

Cuando la persona esté recuperada, una buena opción es ofrecerle un jugo de naranja natural o un café, ya que ayuda a regular la presión sanguínea. El uso de sal para subir la presión, colocándolo debajo de la lengua, no se recomienda porque no sube de inmediato la presión.

¿Cuándo es grave tener la presión baja?

En personas completamente saludables que siempre tuvieron una presión arterial inferior a lo normal, no es una señal de alarma, sin embargo, en caso de que surja de forma repentina en personas que normalmente tienen la presión alta puede ser un efecto secundario del antihipertensivo o puede ser por un problema de salud como deshidratación, reacciones alérgicas, pérdida de sangre o problemas cardíacos.

Algunos síntomas que pueden indicar que la presión baja es grave son confusión, piel muy pálida, respiración rápida o frecuencia cardíaca muy elevada.

Cómo evitar que baje la presión

Para evitar crisis de hipotensión se debe tener algunos cuidados como:

  • Tomar los medicamentos para la hipertensión correctamente, bajo la indicación del médico y nunca en dosis superiores a la prescrita;
  • Evite lugares calientes y cerrados. Use ropa leve y evite los cambios bruscos de temperatura;
  • Beba de 2 a 3 litros de agua por día, a menos que el médico tenga dado otra indicación en relación a la cantidad;
  • Haga comidas poco voluminosas cada 2 o 3 horas y no salga de casa sin hacer el desayuno;
  • Nunca haga actividad física con el estómago vacío, ya que esto puede favorecer la caída de la presión arterial. Lo ideal es tomar 1 vaso de yogur o jugo de naranja puro;
  • Practicar actividad física para fortalecer los músculos de los brazos y de las piernas, ya que esto también ayuda a la sangre a llegar más fácilmente al corazón y al cerebro.

Normalmente, la hipotensión es benigna y no tiene graves consecuencias, pero el individuo corre el riesgo de desmayarse y con la caída fracturarse algún hueso, o pegarse en la cabeza, lo que puede traer consecuencias graves. Por esto, si el individuo nota que la presión arterial se baja frecuentemente o siente palpitaciones cardíacas, se aconseja acudir al médico para que sea evaluado.

Vea cómo medir la presión arterial en el vídeo a continuación:

Cómo se mide la presión arterial

58 mil visualizaciones

ALEJANDRO: Mi abuelita me dice que tomar mezcal es bueno para bajar la presión sanguínea. ¿Es cierto que el mezcal puede bajar la presión?
JUAN RIVERA: Órale, abuelita, ándale. Espero que no estés tomando tu «medicina» para la presión y manejando al mismo tiempo.
Cómo saben, el mezcal es el primo del tequila. Es un licor mexicano derivado del agave. Definitivamente, no es para los débiles de piernas. Ustedes me entienden.
Un amigo mexicano me dijo un día, nunca te tomes menos de dos o más de tres shots de mezcal. Y me lo dijo mientras se tomaba el cuarto. Así que, ve tú a ver.
Aquí tenemos una abuelita atómica que podría hacer el argumento de que el tomar una copa de alcohol dilata los vasos sanguíneos del cuerpo, disminuyendo así la presión sanguínea. Es cierto, pero no se crean que les voy a recomendar que comiencen a empinar el codo con la excusa de mejorar su salud. De hecho, el consumo de alcohol a largo plazo, en especial si se excede, lo cual suele suceder, puede tener el efecto opuesto, lo cual causaría una constricción de los vasos sanguíneos y un aumento en la presión arterial.
Permítanme sugerirles un remedio casero que sí funciona y ustedes lo conocen, té de flor de Jamaica o hibiscus tea. El efecto más conocido es el que tiene en la presión sanguínea. Estudios han demostrado que tomar el té todos los días por seis semanas disminuye la presión arterial lo suficiente para también disminuir el riesgo de eventos cardiovasculares.
Si tienes problemas de presión alta o quieres simplemente prevenir, definitivamente debes intentar a usar la flor de Jamaica. Es natural y seguro.
¿Quieres hacer tu propio té? Lo único que necesitas son dos cucharaditas de flor de Jamaica y agua caliente. Déjalos en remojo por cinco minutos y listo para disfrutar. Hasta puedes añadirle canela o hojas de menta para más sabor.
Ojo, es súper importante que no dejes de tomar tus medicamentos sin consultar con tu doctor. Sé que esta abuelita me va a escuchar y hasta aplicará mi consejo. Aunque no dudaría que le añada dos o tres gotitas de mezcal a su para que la cosa se ponga más interesante. Ay, ay, ay. Mm.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *