0

Pared de ladrillo visto

El ladrillo visto es una técnica que se utiliza desde hace mucho tiempo en el mundo de las reformas, sobre todo porque ofrece a la habitación una estética de estilo rústico muy común en Andalucía. Es un método sencillo de llevar a cabo, aunque siempre son necesarios ciertos consejos y guías, por lo que en este artículo te proporcionamos toda la información para saber cómo hacer una pared de ladrillo visto.

El ladrillo visto permite crear una gran variedad de formas y cuenta con la ventaja de que es fácilmente manipulable, por lo que no será un trabajo demasiado costoso. Así mismo, hay que tener en cuenta que este material tiene una gran durabilidad y lo mejor de todo es que apenas necesita mantenimiento.

Es perfecto para proteger la habitación de la humedad y sirve como aislante térmico, además de otorgar frescor al habitáculo en esos días en los que el calor es más sofocante.

Lo primero de todo será asegurarnos de que tenemos no solo las herramientas que son necesarias en este tipo de trabajo, sino también aquellos materiales que vamos a necesitar. Os recomendamos tomar nota:

Herramientas para hacer una pared de ladrillo visto:

  • Reglas metálicas
  • Nivelador
  • Cuerda de atirantar
  • Hormigonera o batidora eléctrica
  • Paleta
  • Plomada

Materiales para hacer una pared de ladrillo visto:

  • Yeso
  • Agua
  • Arena
  • Mortero
  • Aditivos para el mortero (suavizante aireador)
  • Ladrillos

Pasos para hacer una pared de ladrillo visto:

Para poder levantar una pared de ladrillo visto es importante que tengamos preparados todas las herramientas y materiales que utilizaremos para llevar a cabo esta acción. Así lo tendremos todo a mano y podremos comenzar enseguida a hacer nuestra pared que le dará un toque estético excelente a cualquier habitación de nuestra vivienda. Estos son los pasos que debemos seguir detalladamente:

  1. Tomar medidas de la zona: hay que conocer a la perfección cuánto mide el lugar donde vamos a colocar esta pared para que podamos encajar todos los ladrillos que pondremos posteriormente.
  2. Nivelar el suelo: uno de los pasos más importantes debido a que con una buena nivelación nos aseguramos de que los ladrillos se colocarán de forma alineada sin irregularidades. Para ello utilizaremos reglas niveladoras y una plomada, herramienta que está formada por una pesa de metal y sirve para nivelar de manera vertical.
  3. Colocar la cuerda de atirantar: dicha cuerda se tensa sobre las reglas que anteriormente hemos puesto y nos servirá de guía para poder colocar de forma progresiva todos los ladrillos que necesitemos.
  4. Hacemos la mezcla del cemento con la arena hasta crear una masa compacta que nos servirá para adherir los ladrillos.
  5. Colocar los ladrillos con la paleta. Se pone la mezcla en cada ladrillo y se empieza a formar la hilera. Se hará con el modo a matajunta, lo que quiere decir que la primera hilada se hará con los ladrillos enteros y la segunda, con medios ladrillos y así sucesivamente hasta completar la pared.

Consejos adicionales:

  • A medida que se van colocando las hileras de ladrillos hay que ir limpiándolas para eliminar el cemento que sobra y quede una superficie lo más lisa posible.
  • Es recomendable utilizar cemento de cal para que el ladrillo tenga un color más claro y aporte un toque más estético. También se puede pintar el ladrillo, siendo las tonalidades más habituales el blanco u otras algo más oscuras como el rojizo.

Paredes (de ladrillo) a la vista

A quienes nos gusta el interiorismo, no lo podemos evitar: es ver una pared de ladrillo y admirar ese espacio sin condiciones. Porque arquitectónicamente tiene un potencial brutal, paralelo a su efecto estético y cuando existe la posibilidad de rescatar uno de esos viejos muros, no hay vuelta atrás ni opción para la duda.

Paredes rescatadas

Fotografía Inspiration Hut

De lo que hablamos es de paredes originales, no de los revestimientos actuales que tratan de imitar ese acabado. De ahí que suele ser más habitual encontrarlas en viviendas antiguas, donde en muchos casos han sido tapadas, en locales industriales que posteriormente se han reconvertido en habitáculos residenciales o incluso en casas recién reformadas que se han rendido a ellas.

Por todo ello, siempre se ha relacionado la existencia de las paredes de ladrillo visto con espacios en los que predomina el estilo industrial -de techos altos, grandes ventanales, tuberías vistas, etc.- o en aquellos otros de un estilo rústico urbano que aboga por los materiales naturales, originales combinados con accesorios y mobiliario más moderno.

El encanto de la imperfección

Fotografía Decoist

Dada su naturaleza original, para los espacios que cuentan con una pared de ladrillo a la vista se recomienda la existencia de otros elementos de esta misma línea, como el acero, el cemento, la madera… Y siempre tratando de mostrarlos en su estado más puro, es decir, rudos y naturales, tal como son, sin retoques.

Porque el gran atractivo de estas paredes es precisamente su imperfección, con todos esos «defectos» fruto del paso del tiempo, señales de los años que ha vivido, como las manchas o los cantos rotos, o la aplicación descuidada de la argamasa que une los ladrillos. ¡Cuanto más señales originarias, más belleza desprende!

Mejor solo una pared o pilar

Fotografía Entrance (©Anders Bergstedt)

Salvo en algunos casos, como las viviendas tipo loft de grandes dimensiones, el consejo es que se recupere solo una pared y no todas en un mismo ambiente, ya que es un tipo de elemento que, por su potencial estético, tiende a empequeñecer el espacio. Esto es debido a su acabado, en ese color amarronado oscuro.

Otra opción es simplemente recuperar el ladrillo de un pilar o de un rincón de la pared. O destacar un muro concreto para crear un efecto como de separador de ambientes.

Ladrillos pintados de blanco

Fotografía Leibal

Claro que hay quienes prefieren pintar los ladrillos vistos. Es otra opción que también gusta mucho y permite jugar con más propuestas decorativas, como el estilo nórdico, siendo el color blanco el más habitual.

En estos casos le das la vuelta a su efecto estético, ganando en luminosidad y amplitud, sin renunciar a su extraordinario acabado tosco y natural, donde la textura sigue siendo su principal atractivo.

En cualquier estancia

Fotografía Lissa

Ya sea pintado de blanco o al natural, una pared de ladrillo visto es apta para cubrir cualquier pared de cualquier estancia de la casa, desde la cocina, al salón o el baño. Es más una cuestión de querer aportar a ese espacio un toque especial, que acapare las miradas y haga lanzar más de un suspiro.

Quién le iba a decir a los albañiles de la época egipcia, que esas piezas de la construcción de paredes, iban a llegar hasta nuestros días, tantos siglos después, y encima no con la intención de mantenerlos ocultos, al contrario, de querer mostrarlos y valorarlos como el elemento constructivo que son sin renunciar a su belleza innata.

Hoy tenemos para todos ustedes unas ideas espectaculares de hogares con paredes de ladrillo visto. Las paredes de ladrillo visto e incluso los techos pueden añadir al diseño de una casa historia y carácter.

Ladrillo visto en una de las paredes del comedor

Unas paredes de ladrillo expuesto que probablemente muchos asociamos con el encantador diseño rustico en realidad quedan a la perfección en espacios contemporáneos como puede ver en nuestras fotos de hoy.

Ladrillo visto se puede ver en todas las paredes de este espacio diseñado por Andrew Franz Architect

Todo depende de los muebles y textiles, que usamos en una habitación con paredes de ladrillos a la vista. Con el uso de muebles modernos usted puede crear una habitación completamente diferente con vibraciones rústicas o industriales.

Una imágen más de este espacio diseñado por Andrew Franz Architect con techo de madera y pared de ladrillo

Si pinta sus paredes de color blanco, tendrá un diseño moderno. Una franja de este material desgastado por el tiempo es un elemento decorativo que también puede actuar como un hermoso telón de fondo en su salón comedor o dormitorio.

El comedor de esta casa diseñada por Andrew Franz Architect

Una pared de ladrillo interior puede ser considerada como un tesoro atemporal y una característica peculiar que muchas otras cosas no tienen y que usted puede aprovechar. No podemos negar que el ladrillo en el diseño interior atrae una gran cantidad de miradas.

Residencia diseñada por Alkhemist Architects con paredes de ladrillo

Pero eso si cundo está bien incorporado en el diseño de nuestro interior. Como puede ver en estas fotos el ladrillo puede añadir un toque único, perfectamente imperfecto a cualquier habitación.

La cocina de la residencia diseñada por Alkhemist Architects con paredes de ladrillo

Como ya dijimos el ladrillo se adapta a espacios modernos contemporáneos tradicionales rústicos y lo mejor es que en todos queda igual de bien gracias a su carácter orgánico que el hormigón por ejemplo no tiene.

El salón de la residencia diseñada por Alkhemist Architects con paredes de ladrillo

Así que antes de decidir pintar o poner paneles de hormigón en su pared de ladrillo revise nuestras ideas originales de paredes de ladrillo visto para ver si este estilo os atrae o no, tenga cuidado porque es muy posible que se enamore.

Un espacio de descanso en la residencia diseñada por Alkhemist Architects con paredes de ladrillo

No son muchos los que tienen la suerte de tener una casa que incluye una hermosa pared de ladrillo expuesto. Pero si eres un afortunado y tienes una en tu casa nuestro consejo es que la muestres y la uses como punto focal en tu diseño.

Comedor moderno con pared de ladrillo que añade juego al diseño

Si eliges la opción de quedarte con la pared de ladrillo visto debes asegurarte de que este impresionante y protegerla. Para proteger tu pared de ladrillo lo mejor que puedes hacer es sellarla lo que reducirá el riesgo de desintegración de la misma.

Una foto tomada por Andrey Avdeenko nos muestra un dormitorio con pared de ladrillo blanco

Sellar paredes interiores ayuda a preservar el aspecto del ladrillo sobre todo después de haber sido restaurado para estos puedes usar un sellador de silicona o poliuretano.

Ideas de salones pequeños con paredes de ladrillo

Si quieres preservar la apariencia de tu pared y su color te aconsejamos que uses un sellador de silicona. En cambio para una cobertura más brillante puedes usar selladores de poliuretano.

Bello dormitorio diseñado por Asia Pacific Designers Federation

La sensación de un espacio luminoso y un ligero acabado brillante puede ayudar al aspecto brillante de una pared de ladrillo en una entrada o pasillo con cuadratura pequeña y sin ventanas.

Salón con pared de ladrillo blanco diseñada por Batlab Architects

Si la pared necesita un poco de limpieza antes de sellar, una mezcla de vinagre y agua es lo mejor que puede usar para limpiarla sin dañar el ladrillo. Simplemente debe rociar con la mezcla.

Una casa zen con paredes de ladrillo

Si su pared tiene manchas usted puede frotar con una toalla o incluso con un cepillo grueso para eliminar las manchas difíciles. Si las manchas no se salen con esta mezcla usted puede usar productos de limpieza específicos pero no es aconsejable ya que el ladrillo se puede estropear.

Opciones originales de paredes de ladrillo en la cocina

Si usted tiene una pared de ladrillo en el baño y quiere dejarla expuesta es muy importante asegurarse de que el ladrillo está bien sellado ya que en espacios húmedos esta es la única manera de evitar el moho.

Apartamento en Polonia diseñado por Cuns Studio

Si lo que prefiere es cubrir o suavizar su salón comedor o cocina con pared de ladrillo, hay una opción muy buena que es el color blanco.

Un espacio con paredes de ladrillo fotografiado por el fotografo Denis de Smet

Para crear un diseño con aspecto moderno y limpio y al mismo tiempo preservar la textura de su pared de ladrillo unas pocas capas de pintura blanca son una opción muy popular.

Una fotografía más de la arquitectura de este espacio con paredes de ladrillo

Como ya bien sabemos las paredes blancas tienen capacidad de iluminar un espacio y hacerlo parecer más amplio. Una pared de ladrillo totalmente blanca es especialmente eficaz para el dormitorio.

Opciones originales para el diseño de interior con ladrillo

Si ha decidido que va a pintar su pared de blanco o de cualquier otro color debe tener en cuenta que el ladrillo tiene la capacidad de absorber la pintura lo que hará casi imposible la tarea de quitarla después de un tiempo.

Una pared de ladrillo que deja pasar la luz

Si usted dispone de una pared larga de ladrillo expuesto que según usted abruma el espacio antes de decidir pintarla y cambiar el color original de este material te aconsejamos que intentes cambiar su aspecto añadiendo mobiliario y detalles decorativos que llámenla atención.

Un hogar en blanco diseñado por Eva Cotman

Por ejemplo un espejo o un cuadro grande. Además un gran espejo también reflejará la pared opuesta, creando de esta manera un vínculo visual entre las dos superficies dispares.

Una foto del fotografo Balint Jaksa nos muestra un comedor con pared de ladrillo diseñado por Gasparbonta

Por el contrario, en un espacio más pequeño, en el que solo hay una franja de ladrillo decorativa usted puede colocar un espejo que refleje el ladrillo para hacerlo más presente en el diseño.

Baño con diseño industrial y detalles vintage

Una pared de ladrillo también puede ser un buen telón de fondo para unos cuadros de arte o unas fotos familiares. Otra cosa que puede utilizar para suavizar la presencia de una gran pared de ladrillo son los estantes abiertos.

Cocina con pared de ladrillo diseñada por Jeroen de Nijs

Vario estantes abiertos a distinta altura sobre el ladrillo, en una cocina por ejemplo, crearan un ambiente muy cálido e íntimo. Además de presumir de su ladrillo usted podrá mostrar sus platos y recipiente.

Un diseño que juega con las texturas de Junsekino Architect and Design

Sin embargo, si usted quiere mezclar más matices para un aspecto más vivo, considere añadir una alfombra persa tradicional. Los tonos del ladrillo de mezclaran a la perfección con los colores rojizos de la alfombra.

Loft en San Francisco con pared de ladrillo y vigas de madera en el techo

Estamos seguros que después de ver estas imágenes te darás cuenta que las paredes de ladrillo no están en desacuerdo con los interiores modernos y contemporáneos.

Entrada con paredes de ladrillo

En los últimos años muchos arquitectos y propietarios de viviendas optan por añadir una o varias paredes de ladrillo hermosas cada vez que necesitan un toque de textura, carácter único y encanto atemporal en la sala de estar el dormitorio el comedor o la cocina.

Paredes de ladrillo en el dormitorio diseñado por Luiz Fernando Grabowsky

A quien no le gustara tener una expresión del rico pasado histórico de su edificio y un diseño que mezcle el pasado y el presente.

Una oficina con paredes de ladrillo

Para conseguir esto siempre puede dejar vista su pared de ladrillo. Una manera perfecta de añadir elegancia y personalidad a un interior aburrido con paredes de hormigón gris.

Combinación preciosa de ladrillo y mosaico

No importa cuál sea su estilo de diseño, las paredes de ladrillo vienen en una amplia gama de formas y matices y pueden encajar con estilos que van desde el industrial y el shabby chic Hasta el contemporáneo y el vintage.

Una casa de ladrillo con arquitectura muy original

Las salas de estar modernas con una pared de ladrillo como acento son actualmente una tendencia de moda. Si usted vive en un apartamento, desván o residencia privada, donde las paredes de ladrillo están cubiertas puede buscar expertos que le ayuden a descubrir su brillo de nuevo.

Un salón con diseño contemporáneo y pared de ladrillo

El color y el estilo de ladrillo pueden hacer una gran diferencia en el atractivo general de la casa y evitar que su diseño sea neutro y simple solo con una pared.

Comedor con techo y paredes en blanco

La pared de ladrillo rojo clásico es perfecta para espacios con diseño contemporáneo donde el resto del interior es neutral y ordenado.

Comedor en blanco con paredes de ladrillo pintado

A diferencia de las paredes blancas, una pared de ladrillo le ayudara a crear un ambiente de estilo mucho más enérgico, distintivo y atractivo. Con la iluminación, la decoración y los accesorios, adecuados una habitación con paredes de ladrillo puede ser mucho más atractiva a la vista, ya que permitirá a sus muebles en tonos neutros destacar.

Una foto del fotografo Quang Dam de una casa con paredes de ladrillo

El uso activo del ladrillo como la base para el acabado, de una pared se convirtió en una corriente principal desde hace años gracias al uso de los antiguos edificios industriales como espacio residencial.

Salón lujoso con paredes de ladrillo

Como ya bien sabe muchas fábricas talleres y almacenes que han sido reconstruidos y diseñados de tal manera que se preserve la estética industrial propia. Para perservar este efecto , se mantuvo la pared de ladrillo visto, al igual que las sistemas de ventilación y las columnas.

Salón con diseño industrial y paredes de ladrillo visto

Una manera de preservar el espíritu del espacio industrial en los nuevos y modernos apartamentos residenciales es el uso de las paredes de ladrillo. Las paredes de ladrillo de manera eficaz se combinan con modernos electrodomésticos, muebles de diseño y obras de arte contemporáneo. Ellas se hanconvertido en una decoración e incluso se añaden en habitaciones donde las paredes están con paredes de hormigón.

Un diseño simple con paredes de ladrillo

El uso de paredes de ladrillo como elemento de diseño ha recorrido un largo camino de trasformacion, ampliando el ámbito de aplicación asi que hoy en día tenemos la posibilidad de añadir el ladrillo en cualquier apartamento residencial y cualquier habitaciones – desde el salón hasta el baño.

Casa de ladrillo con arquitectura espectacular

Es sorprendente, pero la característica arquitectónica, del ladrillo, se convirtió en un signo de lujo. La hábil combinación de la rugosidad gruesa del ladrillo con los muebles exclusivos, se ha convertido en una decoración inusual. Esta combinación nos da la posibilidad de crear un diseño totalmente único en los espacios de vida.

Dormitorio con paredes blancas de ladrillo

No es necesario vivir en un viejo taller, usted puede crear una pared de ladrillo en cualquier casa contemporanea. Los b elementos del estilo loft son ampliamente utilizados en casas convencionales con techos bajos y ventanas estándar.

Casa de ladrillo en Vietnam diseñada por Tropical Space

Simplemente la gente se sirve del uso de una pared de ladrillo como un acento para la sala de estar. La pared de ladrillo queda genial como fondo perfecto para colocar la tele de plasma de ultima generación.

Un interior con diseño vintage y pared de ladrillo

Ya se trate de ladrillo de antiguo, de una superficie restaurada o de mampostería de imitación o placas especiales en combinación con TV y los accesorios que la acompañan se ajustaran a este contexto.

Un salón pequeño con diseño moderno y pared de ladrillo

Si el ladrillo la pared tiene una textura suficientemente oscura, cuando se selecciona una paleta de colores para muebles y los gabinetes, es mejor dar preferencia a los tonos más claros. En el contexto de ladrillo oscuro, el mobiliario y decoración, de colores como el blanco se verá como un contraste, dinámico, original.

Muebles de oficina modernos y paredes de ladrillo en la casa con diseño industrial

Si usted quiere muebles de colores oscuro siempre tiene la posibilidad de pintar su pared de ladrillo de color blanco. Incluso suponiendo que todas las otras paredes se pintarán del mismo tono, la superficie de ladrillo destacara por su estructura y será un excelente telón de fondo para la decoración de pared moderna.

Un hogar en Barselona diseñado por M2ARQUITECTURA

Si desea poner en sus interiores notas industriales y hacer que la habitación sea contemporánea e incluso bohemia, esta amplia selección de proyectos de diseño esta a su servicio. Esperamos que las opciones de diseño originales, las combinaciones inusuales y las últimas tendencias en decoración de casas le inspirará y ayudará a crear su propio plan para la reconstrucción de viviendas antiguas o la creación de un nuevo interior.

Ladrillo visto en la pared del salón contemporáneo

Ahora te dejamos que revises de nuevo nuestras imágenes de espacios modernos contemporáneos industriales y vintage con paredes de ladrillo visto que añaden una verdadera profundidad y textura a cualquier habitación.

Ladrillo visto muy original

Ladrillo visto en interiores: apartamento moderno de 90 m2

Este apartamento es un ejemplo de cómo con el uso de ladrillo visto en interiores se consiguen ambientes cálidos, con personalidad y carácter, paredes con un atractivo y un encanto especial. La vivienda, localizada en Kiev, Ucrania, ha sido diseñada Viacheslav Balbek y Olga Bogdanova, del estudio de arquitectura 2B Group.

El ladrillo visto en interiores encaja con cualquier propuesta decorativa; va genial tanto con ambientes rústicos, como con apartamentos modernos o estancias a las que se les quiera dar un toque retro industrial. En este caso, al combinarlo con muebles de líneas depuradas, tapicerías lisas, madera natural en tono claro y paredes lisas se ha logrado una decoración contemporánea.

Los 90 metros de este apartamento ucraniano se distribuyen en una gran zona común en forma de T, con la cocina abierta al salón y comedor, un dormitorio y un espectacular cuarto de baño. En el estar, un original sofá modular marca los diferentes ambientes: los módulos están estratégicamente colocados de manera que los respaldos delimitan el estar de la cocina y del comedor. La cocina, con muebles lisos blancos concentrados en un frente, queda integrada en la decoración.

El comedor se ubicó a continuación de la zona de estar, junto al frente acristalado que inunda de luz natural la estancia. Está decorado con piezas muy especiales, entre las cuales destaca una maravillosa mesa de madera, formada por listones, con vetas y nudos marcados. Su aspecto rústico y natural contrasta con el aire retro de la lámpara de techo, con bombillas a la vista. El espacio se completó con un rincón de lectura, con un banco de madera prácticamente a ras del suelo, con colchoneta gris y una composición de cajas de madera recicladas a modo de estantería.

Un pasillo comunica las zonas comunes con el dormitorio. En este espacio, donde se creó un original juego de materiales y acabados en suelo y techo, tan sólo se colocó una consola de madera, estrechita, con una serie de cuadros apoyados en la pared.

La pared del cabecero de ladrillo visto, una espectacular cama con dosel, el frente acristalado, textiles lisos, acabados en madera natural, una cuidada iluminación técnica… ¿Quién no sueña con un dormitorio como éste? Un dormitorio que cuenta con un baño integrado, no menos espectacular.

El baño del dormitorio principal es un espacio moderno, elegante y sofisticado. El blanco de paredes y suelo se combinó con acabados en madera natural y mármol en la zona de baño. ¡Y qué zona de baño! En una especie de cubo de mármol se realizó la ducha de obra y se instalaron los sanitarios suspendidos. Dos puertas fijas de cristal independizan esta zona del resto del baño.

Este es el plano del apartamento: 90 metros cuadrados perfectamente organizados en dos partes. Por un lado, las zonas comunes, con la cocina abierta al salón y un comedor ubicado junto a la entrada de luz natural, y por otro, la zona privada, con el dormitorio principal y cuarto de baño integrado. ¡Una pasada! Fotografías: 2B Group.

Pared de ladrillo visto. Un look industrial para tu cocina.

El estilo industrial es uno de aquellos que, sin buscar pretensiones, consigue trasmitir mucho carácter. Y es por eso que, sigue estando de moda después de más de medio siglo. No hay revista de interiorismo, decoración o arquitectura que no se rinda a este estilo ecléctico.

Para conseguir este look dentro de tu cocina puedes jugar con el revestimiento de sus paredes.

  • PARED DE LADRILLO VISTO:

Rescata el ladrillo de tus paredes, ¡devuélvelas su naturaleza e imperfección!. En el proceso encontrarás muchas irregularidades en los ladrillos pero no importa, será un plus que aportará personalidad y autenticidad a tu cocina.

Si decides mantener su color natural, desde La CuiSine, te recomendamos dejar solo una pared de ladrillo visto y no todas. Con una sola pared lograrás potenciar su valor estético y evitarás que visualmente se empequeñezca la estancia.

También puedes pintar el ladrillo, pero siempre blanco. Tiñendo de blanco conseguirás el look industrial y dejarás que el mobiliario sea el protagonista. Ya sea un armario, una mesa o una lampara, resaltarán de forma especial en la cocina.

Además, si tienes una vivienda amplia es la mejor manera para extender el ladrillo visto por toda la casa. Con el blanco la estancia no resultará recargada o pesada.

Si no te convence recuperar una pared, también puedes optar por otras opciones como el papel pintado.Incluso hay paneles que imitan a la perfección este acabado.

Las paredes de ladrillo visto se utilizan inicialmente en el diseño de interiores pararecrear atmósfera industria de los lofts neoyorquinos combinándolas con otras materias primas como el hormigón, las fibras naturales, el metal o la madera. Con los años, esta tendencia decorativa de ladrillo visto para decorar la pared ha cambiado y se ha adaptado a todo tipo de estilos, es el accesorio ideal para casas tanto urbanas como rústicas. En este post te damos las claves sobre cómo decorar la pared con ladrillo visto.

Si te animas a trasladar este estilo a tu hogar, te damos las claves sobre cómo decorar la pared con ladrillo visto.

Tipos de paredes de ladrillo vista

  • Este tipo de tabiquería es más fácil encontrarla, bajo el enlucido, en casas antiguas. Sacarlas a la luz y dejarlas con su esencia no resulta fácil, el paso del tiempo, la humedad y los materiales utilizados, generalmente morteros de cal, hacen que puedan llegar a romperse al tacto.
  • Si son paredes nuevas puedes construir una desde cero, el resultado es más uniforme, más liso, pero igual de espectacular, puedes utilizar tanto ladrillo visto como plaqueta decorativa.

Diferentes acabados para las paredes de ladrillo caravista

Las paredes de ladrillo visto se adaptan a cualquier estilo decorativo todo depende: del tratamiento que elijas, restauración, envejecimiento y color de la pintura; la combinación con otros materiales y el número y situación de las paredes.

1. Tratamiento que elijas

Puedes optar por una restauración real dejando vistas las imperfecciones y las pequeñas manchas del ladrillo, le darás así un look vintage a la habitación. Tienes que prestar mucho cuidado con las antiestéticas regatas, ocúltalas ampliándolas y lo conseguirás dándole cemento a una zona amplia de la pared.

Recuerda que deben protegerse con impermeabilizante o barniz transparente al agua que no forma película, por lo que el ladrillo respira y libera humedad, evitando así las manchas por florescencia.

Si decides darles una capa de color, porque están muy deterioradas y quieres darle luminosidad opta por el blanco, conseguirás un ambiente shabby chic. Si lo que te define es una estética más moderna, los tonos oscuros, grises o negros, son más actuales.

2. La combinación con otros materiales

Tres ejemplos

  • En este tipo de paredes puedes combinar diferentes materiales: estucos, hormigón, microcemento, o incluso otro tipo de ladrillo.
  • Maderas toscas en el techo o restauradas en tonos neutros, todo vale con este tipo de paredes.
  • Una apuesta segura es la combinación con diferentes metales, desde el tosco y pesado hierro forjado hasta la delicadeza del aluminio, en el mobiliario, la iluminación o los detalles.

3. El número y situación de las paredes

En dormitorios y salones no necesitarás poner nada más.Lo puedes dejar al natural, con ese típico color anaranjado, marcando una zona de la estancia, o pintarlo con un color neutro en tonalidades blanquecinas que te combinará con cualquier estilo.

Si la estancia es amplia o tiene techos altos: puedes dejar todas las paredes con este tipo de decoración, marcando un estilo lower east side neoyorquino.Sin embargo, si es una habitación pequeña deja solo una pared para que no resulte excesivo.

En la cocina es preferible incluir solo una pared, o utilizarlo como entrepaño, si la pintas en tonos claros podrás combinarla con cualquier diseño de muebles, clásicos, modernos, nórdicos.

En cuanto a la iluminaciónpuedes colocar pequeñas lámparas colgadas con luz indirecta, grandes focos orientados o la luz natural que proporcionan los grandes ventanales, todo ello hará que el ladrillo visto sea el protagonista de la estancia.

Anímate a sacarle partido a esa pared y muéstranos el resultado en nuestra sección de Proyectos. Si te surge alguna duda puedes abrir un hilo de conversación en los Foros.

Pared de ladrillo, diferentes y con estilo

La vertiginosa carrera del ladrillo en decoración es imparable. Pasó de ser un mero material de construcción a convertirse en un importante elemento decorativo de interiores.

Personaliza tu casa con una pared de ladrillo con la ayuda de nuestra práctica guía de consejos. ¡No te quedes atrás y sé el primero en conocer las últimas tendencias del interiorismo en Westwing!

Pared de ladrillo: elegancia atemporal a tu alcance

El encanto especial del ladrillo arrasa y le convierte en todo un revestimiento VIP, aplicable en el ámbito doméstico global, por ejemplo en baños, cocinas, dormitorios y recibidores. Una pared de ladrillo colocada en el salón permite renovar su look en un tiempo récord y jugar sin límites con su decoración. Si te gusta el minimalismo, incorpora a la zona de estar enladrillada muebles de líneas sencillas y poco recargados. Si, por el contrario, te fascina lo étnico o boho chic, complementa tu salón con piezas artesanales, alfombras y jarrones de porcelana.

Una pared de ladrillo a la vista será una base perfecta para crear un cálido estilo clásico, con un toque ecléctico inspirado en las bellas artes. Si el color natural de los ladrillos te resulta demasiado convencional, recuerda que puedes cambiarlo con una simple mano de pintura (si la eliges de secado rápido, en una hora ya puedes ir redecorando tu salón renovado, al igual que la cocina, dormitorios, baños, etc.). Recuerda que puedes sustituir el ladrillo natural por uno de imitación, por ejemplo, por azulejos o incluso por piedras naturales. Y si eres alérgico a las reformas a base de martillo, no te preocupes, porque la industria previsora ya ha creado laminas autoadhesivas y papel pintado, cuyo parecido a una pared de ladrillo es de lo más sorprendente. Como ves, ¡son todo facilidades para una persona creativa como tú!

Decorados que nunca pasarán de moda

Los espacios de aire industrial creados a base de ladrillos forman un bonito contraste con las zonas más clásicas de la vivienda. Las paredes con ladrillos a la vista a menudo se colocan para delimitar una zona de office en la cocina, alrededor de una chimenea en el salón, detrás del cabecero en el dormitorio o en la zona del perchero en el recibidor. Descubre las diferentes opciones para decorar con estilo cada rincón de tu casa:

  • Si vas a colocar una pared de ladrillo en el baño o la cocina, píntalo de blanco si tus muebles son de colores oscuros y déjalo al natural si el mobiliario es en tonos claros.
  • Crea una acogedora zona de estar con ladrillos a la vista presidida por una chimenea para conseguir un romántico aire medieval o colócalos detrás de un mueble con televisor, añadiéndole una nota de calidez a ese rincón de alta tecnología.
  • Tu dormitorio decorado con ladrillos vistos conseguirá ese aspecto de loft neoyorkino con el que siempre estabas soñando.

¡En Westwing descubrirás un sinfín de tendencias nuevas con las que dejarás boquiabiertos a todos tus invitados!

Truco DIY espectacular: cómo decorar tu pared con ladrillo visto de imitación

Imagen vía paratureforma.com
.

¿Cuántas veces has deseado tener una pared interior de ladrillo visto como las de los lofts neoyorquinos o las revistas de decoración de aire nórdico?

Pues enhorabuena: crearla tú mismo es muy fácil y económico.

Imagen vía Visioninteriorista.com
.

Toc, toc… ¡este ladrillo tiene truco!

Además, para presumir de estilo industrial no hace falta que la estancia pierda todo el grosor de los ladrillos tradicionales: existen placas de imitación de ladrillo que te ayudarán a conseguir el mismo efecto con menos de 2 cm. de grosor.

¿Tamaño? ¿Color? ¿Forma? Tú elijes, existen muchos modelos de paneles con acabado de ladrillo, con sus correspondientes imperfecciones, para que optes por un color más o menos arcilloso o apagado, o unas grietas más naturales.

Este revestimiento puede ser porcelánico, y según los fabricantes puedes encontrar hasta una docena de piezas ligeramente diferentes entre sí en cada colección, para darle un realismo total a tu obra.

Con una rápida visita a tu tienda de bricolaje habitual, te traerás todos los materiales necesarios a casa (más ligeros de lo que crees) y, respetando los tiempos de secado de los distintos pasos, tendrás tu pared de ladrillo nueva, lista para sorprender en un par de días.

Prepárate, porque en menos de 3 minutos vas a aprender lo fácil que es instalar ladrillo visto en un muro, de manos de nuestros expertos albañiles:
.

¿Qué necesitas? Materiales:

– Serrucho de escayolista

– Cepillo de acabado

– Plaquetas de ladrillo

– Mortero / Pasta para juntas

– Espátula

– Nivel

– Perfil (2,5cm, para medir distancia entre placas y separar las filas)

– Varilla batidora
.

Paso a paso:

1. Asegúrate de que la pared está limpia y bien nivelada.

2. Presenta las placas de imitación de ladrillo sobre la pared, en un replanteo que te ayudará a visualizar cómo quedará el efecto definitivo. Ten en cuenta que, a la hora de adherirlas a la pared, deberás dejar un espacio entre placa y placa.

3. Coloca la primera fila de ladrillos a ras del suelo. Ten cuidado para dejarla perfectamente nivelada, pues será la referencia para el resto del “muro” que vas a construir.

4. Con la ayuda de la espátula, coloca una capa generosa de pasta para juntas en la cara trasera de cada ladrillo, y ve pegándolas una por una.

5. Cuando llegues a las esquinas, te puedes encontrar con dos posibilidades: que llegues con una pieza entera, o que tengas que realizar un corte (para lo cual puedes ayudarte del canto de la espátula, dando un golpe seco a la altura del ladrillo que necesites romper: en el vídeo verás lo fácil que es).

Recuerda hacer que las juntas verticales no coincidan una sobre otra, tal y como se hace en las paredes de ladrillo reales: la línea debe estar paralela en las filas 1ª, 3ª, 5ª… y a su vez en las filas 2ª, 4ª, 6ª…

6. Una vez hayas cubierto toda la superficie deseada de ladrillos, deja secar durante al menos 24 horas.

7. Prepara el rejuntado (un mortero para juntas) siguiendo las instrucciones del fabricante en el envase.

8. Rellena los huecos con la espátula y deja secar durante 15 minutos.

9. Perfila las juntas con la punta de la espátula, y deja secar durante el tiempo recomendado por el fabricante.

10. Limpia la pasta sobrante y el polvo que se haya quedado sobre los ladrillos con una esponja ligeramente húmeda.

11. Deja secar durante 24 horas y aplica una mano de barniz para proteger las plaquetas de imitación de ladrillo.

.
¿Verdad que es una idea muy molona que nunca te habías planteado para reinventar el interior de tu hogar o de una oficina?

¿En qué pared te imaginas una capa de ladrillo visto como esta?

.
Si quieres más inspiración, echa un vistazo a nuestro post sobre las 5 tendencias de interiorismo y decoración de 2015:

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *