0

Pasar de la gente

Tabla de contenidos

Como ser feliz: 7 simples claves científicamente probadas que te ayudarán todos los días.

“Felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces, está en armonía” Mahatma Gandhi.

¿Por qué parece tan complicado ser feliz?

Sí, yo también me he preguntado eso muchas veces. Quizás te sucede como a mí que, la famosa “zona de confort” ya no es suficiente, sino que más bien, resulta una “incómoda comodidad”.

O quizás, sólo tienes esa sensación de que, debe haber alguna manera de que se sienta mejor la vida. Si es así… ¡Felicitaciones para aquellos que como yo, se animan a cuestionarse las cosas y quieren saber como ser feliz, o al menos quieren intentarlo!

Que te encuentres aquí, leyendo estas líneas, ya es un buen signo de que estas [email protected] a cambiar. ¡Qué bien que así sea, porque preparé varios tips que a mí me han ayudado (es un trabajo diario ser feliz) y que estoy segura de que, por ser científicamente probados, si los pones en práctica, tú también podrás conseguirlo. 🙂

1- PRIMERO, ELIGE SER FELIZ, LUEGO PIENSA EN EL COMO SER FELIZ.

Bonnie Ware, trabajó en cuidados paliativos acompañando a pacientes a quiénes les quedaban pocos meses de vida. En este proceso logró concluir que, el arrepentimiento que comúnmente manifestaban esas personas, era: “Ojalá hubiese tenido el valor de vivir una vida propia, no la vida que otros esperaban de mi“.

La vida es una sola y demasiado corta para que esperemos ingenuamente ese momento perfecto, en el cual creemos que la felicidad bajará de algún cielo, e ingresará a nuestra vida en forma de dinero, oportunidad, persona, etc. Y que simplemente con abrazar ese instante, juntaremos la fuerza para: ¡empezar a ser feliz!.

No. La felicidad es un viaje mucho más largo que ese, más profundo, y más reconfortante, por cierto.

Es una decisión diaria ser feliz, y cómo cualquier otro hábito, requiere un compromiso constante para internalizarlo.

Entonces, ten primero la INTENCIÓN, la predisposición para

salir de tu zona de confort, para dejar viejas costumbres y pensamientos atrás, y ahora mismo empieza a realizar simples modificaciones, que irán aportando esa sensación de bienestar y plenitud, que te permitirán ser más feliz.

Es decir: deja de buscar la felicidad, y empezar a vivir la felicidad.

Un estudio realizado por June Gruber (psicóloga de Yale), sugiere que buscar constantemente como ser feliz, puede generar angustia. Esto sucede cuando quienes la buscan, lo hacen pensando en que todo lo que se sugiere realizar para alcanzar la felicidad, DEBE de hecho hacerlos felices, y no saben lidiar con la frustración, si los resultados no aparecen en tiempo y forma.

La verdad, es que la felicidad, no es producto de hacer una cosa, sino de un cambio en el estilo de vida, y no siempre se lo consigue por arte de magia.

Puedes empezar ahora mismo realizando simples cambios como:

  • perdona,
  • deja ir,
  • relájate (no puedes controlarlo todo),
  • prioriza la paz y no siempre la razón (es mucho más saludable),
  • redefine tus valores,
  • sonríe un poco más,
  • di gracias,
  • no te presiones,
  • come despacio y disfruta cada bocado,
  • etc. (etc = el resto de los 6 puntos del artículo)

2- CAMBIA EL PARADIGMA: el éxito no te hace ser más feliz.

Esto nos afecta a todos, porque es un paradigma que aún sigue instalado en la sociedad.

La presión cultural y social al respecto, nos ha llevado a creer que un título, un rol, una posición en una empresa, un cheque gigante a fin de mes, un proyecto que funciona, es lo que nos da la felicidad.

Pero: ¿qué seríamos nosotros entonces, si todo eso desaparece? En realidad, no está mal ni el cheque, ni la posición, ni el proyecto, lo que está errado es condicionar nuestra vida, y nuestra “felicidad” a eso, porque son cuestiones demasiado efímeras para que funcionen como único sostén de nuestra vida.

Por eso, el camino hacia el éxito, es completamente el inverso al que creemos, e inclusive, se puede obtener mucho, pero mucho más de lo que imaginamos, si lo recorremos de esta manera.

“El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito. Si amas lo que estas haciendo, entonces serás exitoso” ― Albert Schweitzer

Quién hace cosas para todos los días poder estar en paz, en plenitud y vivir momentos de felicidad, puede triunfar en el resto de los desafíos de la vida: en las relaciones, en el trabajo, en la familia, etc.

Según un estudio realizado por Sonja Lyubomirsky, Ph.D., de la Universidad de California, indica que cuando las personas se sienten felices, tienden a ser optimistas, energéticos y a tener confianza en uno mismo, lo cual conlleva a que el resto encuentre a estas personas más agradables, sociables y confiables.

Estos aspectos amplían las oportunidades para: concretar un negocio, para cumplir objetivos exitosamente, crear o desarrollar nuevas cosas, inclusive para conocer a una pareja, hacer más amigos, etc.

Entonces para ser más feliz, intenta dejar esa ciega ambición, ya que el cheque llegará, el auto, y el status, también llegará, si primero encuentras la pasión, la plenitud en lo que eres y haces.

3-RODÉATE DE GENTE POSITIVA Y FELIZ

La felicidad es como una linda enfermedad o virus que se propaga a nuestro alrededor.

Estar con gente positiva, agradecida, entusiasta, nos contagia bienestar, y nos transmiten esa energía especial, que permite que el día rodeados de ellos, sea más placentero, reconfortante, e inclusive más productivo.

Un estudio realizado por BMJ Group concluye que la felicidad de la gente, depende en gran medida, de la felicidad de las personas con quién se conecta, pudiendo ser inclusive, un fenómeno colectivo.

Por eso, es necesario saber elegir quiénes estarán a nuestro lado, ya que la influencia tanto positiva como negativa, es muy grande.

¿Acaso no resulta agotador estar cerca de personas que lo único que hacen es quejarse, o que cualquier cosa los pone tristes, o que sienten insatisfacción con su vida, transfiriendo esa frustración con actitudes poco pacientes, poco amables y egoístas?.

Estas personas, lamentablemente, no hacen más que tirarnos hacia atrás, porque pareciera que, para ellas nada es perfecto, ni demasiado bueno, ni demasiado lindo, ni demasiado justo, ni demasiado prometedor, ni demasiado seguro,etc.

Ya sea hacer un viaje, empezar un proyecto, iniciar una relación, armar una fiesta, o elegir un restaurant para ir a cenar, todo se vuelve demasiado complicado y el día pareciera estar lleno de trabas. Estas cosas no nos ayudan a crecer, a avanzar, en síntesis, no aporta en nada en la vida de alguien que busca como ser feliz.

Si el agua que no fluye libremente, al estancarse se pone fea, así también sucede con la energía que nos rodea, con las situaciones que se nos presentan.

¡Ojo! Con lo anterior, no espero que confundamos “negación”, con el optimismo. Tampoco sirve estar con personas negadoras de la realidad, de los problemas, de las piedras que todo camino tiene, ya que la vida está llena de cosas buenas y malas, pero lo importante es cómo nos enfrentamos a esas circunstancias.

Las personas positivas y optimistas, no niegan los problemas, ni una realidad poco placentera, sino que tienen la suficiente seguridad personal, amor propio, para saber que pueden cambiar el curso de las cosas, y transformar un momento triste, doloroso, o un fracaso, en una experiencia que nos hará más sabios, o fuertes para seguir avanzando.

4- VIVE EL AHORA

“La verdadera felicidad es disfrutar el presente, sin la ansiedad dependiente del futuro” – Lucius Annaeus Seneca

Un estudio publicado en Sciencemag , indica que las personas pasan divagando un 47% de su tiempo, lo cual implica una constante ausencia del presente, de las decisiones que tomamos, de los momentos memorables… y luego nos preguntamos ¿cómo fue que llegó navidad tan rápido? ¿Cómo fue que todo esto sucedió este año?

Uno de los factores más relevantes para la felicidad, es estar enfocado en el hoy, abrazar el momento presente, tener conciencia de lo que nos rodea, y de cada sensación que vamos atravesando ahora, ya, en este instante.

El pasado no está, ya no cuentas con el ayer, menos aún con el futuro. Lo que tenemos es el presente, y es lo que debemos aprender a vivir.

Si uno piensa esto dos o tres veces, suena hasta de poco sentido común, querer experimentar o vivir algo que ya no está, o inclusive fantasear o preocuparse por cosas que ni siquiera aún han ocurrido, pero es así como, aparentemente, se nos pasa la vida. Por eso la nostalgia pesa tanto, por eso tantos arrepentimientos, tantos miedos sin sentido…

¿Por qué seremos tan insensatos y nos privamos del hoy? Hoy tienes salud, ahora estas tomando un café caliente, riquísimo, ahora estas abrigado, ahora el sol da en tu cara y puedes respirar, ahora tienes una pareja que te acompaña, una amiga que te llama, un jefe que te alienta, hoy es hoy.

¿Mañana tendremos esas cosas aún? Y… No sabemos, pero con certeza, vivir pensando en el pasado, o preocupados por el futuro, nos sacan de la vida que tenemos hoy, que es quizás la vida que nos puede hacer feliz, pero con tanto ruido, no podemos darnos cuenta.

5- REALIZA UNA ACTIVIDAD FÍSICA.

Realizar alguna actividad física en el día, cambia el día.

Si estabas cansado, estarás con más energía, si estabas preocupado, estarás menos tenso, si no te gustaba tu cuerpo, te gustará más. Inclusive, si sufrías de insomnio, podrás relajarte y conseguir el sueño, lo cual nos permite además tener mejor humor, estar más lúcidos y focalizados.

Hacer ejercicios también funciona de manera muy poderosa para calmar trastornos de ansiedad. Un Estudio realizado por Daniel Lenders, de la Universidad Estatal de Arizona, indica que ejercitar funciona mejor que la relajación, que la meditación y música terapia, para episodios de ansiedad.

Así mismo, se realizó un estudio a través del cual, se comprobó que aún sin perder peso, a las personas que se le había asignado una rutina de ejercicios de 6×40 mins, luego del mismo tenían una mejor percepción de su cuerpo, en comparación con el grupo que se le asignó una actividad de lectura.

Los beneficios de la actividad física, trascienden todo lo relativos al cuerpo. Un estudio comprobó que aquellas personas con trastornos depresivos, a quiénes se le había suprimido todo tipo de droga y en su reemplazo realizaban distintas rutinas de actividad física, mostraban altos índices de recuperación, y lo más importante, bajos índices de recaída, en comparación con aquellos que sólo habían seguido un tratamiento con medicamentos.

Claro, me imagino que en un día frío, o luego de una jornada agotadora, es más fácil quedarse en el sillón, “relajándonos” con un café, mirando una serie o leyendo un libro, lo cual no está para nada mal, el caso es, que elijas hacer SIEMPRE eso.

Para aquellos que necesitan cambiar de una vez por todas la energía del día, y un café, una cerveza, un sillón, no devuelve nada positivo, ejercitar es el mejor antídoto.

Aunque en un principio cueste juntar coraje para salir a caminar, correr, andar en bicicleta durante una mañana helada, o una tarde de mucho calor, o una noche, luego de resolver todos los problemas de un día agotador, si finalmente te animas a hacerlo, la sensación al regresar a tu casa, va a ser fantástica. Te lo prometo.

Te sientes más fuerte, más vivo, más sano, más poderoso, porque has logrado hacer algo que no habías pensado que ibas a poder hacer. Es un paso más de superación personal. Inténtalo, es parte de este hermoso trabajo diario de ser más feliz.

6-PRACTICA LA GRATITUD

En este punto, es dónde más cómoda me siento, porque realmente nunca me ha fallado la acción de dar gracias.

No sólo dar gracias a personas, sino a la vida, al universo, o al Dios en el que crees. Es como que mientras más agradecido uno es, la vida te retribuye con más de eso por lo que agradeces.

El acto de agradecer, es también una correlación de estar focalizado, de vivir el ahora, es un acto del presente, de estar viviendo tu vida hoy, porque está tu conciencia en cada una de las cosas que te están sucediendo, y en lo que tienes.

Parece tonto, pero para mí es fundamental agradecer tener todas mis extremidades: dos piernas, dos brazos, dos orejas (eso no es una extremidad pero me siguen con la idea), y cuando lo hago, automáticamente siento un alivio y felicidad de que cada cosa está en su lugar y que si quiero puedo salir a correr y ser libre por una hora. Puedo ver, puedo oler, puedo escuchar, puedo degustar los sabores del mundo, puedo sentir la textura de las cosas. Y eso realmente no tiene precio. ¿O no les ha sucedido de golpearse una pierna o quemarse un dedo, y que toda la rutina del día se vuelva un “infierno”?

Pero dejando de lado mi humilde experiencia, hay estudios que confirman el gran impacto que tiene la gratitud en nuestro bienestar emocional.

Por parte de Journal of Happiness Studies, se examinaron los efectos de escribir cartas de agradecimiento, en un estudio que involucró 219 personas, el cual consistía en que los participantes debían escribir una carta de agradecimiento por semana (3 semanas). Los resultados sugieren que la focalización consciente de todo aquello que se tiene para agradecer, genera un impacto beneficioso a nivel emocional e interpersonal, incrementando los niveles de satisfacción y disminuyendo los síntomas depresivos.

Por eso, no dejes de agradecer.

Para un momento, y anota en un papel al menos 4 cosas lindas que te sucedieron en el día. ¿Qué fue lo que salió bien a pesar de todo?:

nadie te regañó en el trabajo, tu hijo se sacó un diez, bajaste 2 kg, se cerró un contrato exitosamente, tuviste un reencuentro inesperado con una amiga/o de años, hiciste el amor, el dinero te alcanzó para pagar todos los impuestos, comiste el mejor plato de pastas en semanas, etc, etc. (Y no nos olvidemos de las extremidades 🙂 )

Todo esto te llevará a tener más consciencia de la suerte que tienes, y te ayudará a empezar el siguiente día con más energía, y con mejor predisposición para enfrentar las obligaciones diarias de la vida.

7- ACOMPAÑA Y AYUDA A OTRAS PERSONAS

En este punto descubrí algo que no lo había pensado tanto:

muchas veces estamos tan abocados en nuestras tareas, negocios, preocupaciones, que pareciera que las horas del día no alcanzan para nada, pero se ha demostrado que cuando dedicamos un par de horas a otras personas, la ivopercepción de nuestro tiempo parece ser mayor.

Según Cassie Mogilner, un investigador de la relación de como ser feliz y la administración del tiempo de Wharton School, llegó a la conclusión, a través de un estudio, que: “ cediendo algunas horas de nuestro día a otras personas, genera la sensación, al final de la jornada, de que el tiempo fue mucho más abundante, inclusive mucho más que si hiciéramos algo para nosotros mismos durante nuestro tiempo libre”

Ya sea ingresar a un voluntariado, ser mentor de alguien, ayudar a un compañero, o ser por un momento confidente de un amigo que necesita de un oído, expande tu sentido del tiempo y resulta en una gran satisfacción.

No obstante, más allá del tiempo o del dinero, lo importante es el efecto que generan estas actitudes en los otros. Un simple gesto puede hacer sentir a alguien que vale la pena, que no está solo, y damos esperanza, aún sin saberlo.

Les dejo el siguiente video, que espero les inspire para poder cada día, no sólo hacer algo que nos haga bien a nosotros, sino a los demás.

Conclusión:

Espero que estos tips de como ser feliz resulten de utilidad, y recuerda que puedes empezar ahora mismo.

No esperes las condiciones perfectas para empezar a trabajar en la felicidad. Eso no existe. La felicidad es una decisión de todos los días, y es necesario dejar de buscar la felicidad, y empezar a vivirla.

Para eso, focalízate en el ahora, en el presente. Toma conciencia de todo lo que tienes, sientes, y vives HOY. El mañana, no lo conocemos, el pasado ya no está, quizás tienes todo para ser feliz, y no te das cuenta.

Disfruta cada bocado de comida, cada respiro profundo que puedes hacer, cada mañana que puedes apreciar el sol.

Si estas triste, cansado, frustrado, ansioso, te aseguro que estar en el sillón, pensando en esas cosas que te hacen mal, no va a generar un cambio en ti. Sal a caminar, a correr, a andar en bicicleta, supera la comodidad del momento, y anímate a sentirte mejor.

Busca gente que te lleve más lejos como persona, que te desafíe, que te permita avanzar en la vida, en todos los aspectos. Sé generoso con tu tiempo, con tu espacio, con un gesto. No sabes lo que un simple acto, puede generar en el otro.

Cómo ser feliz en la vida: Renuncia a estos 35 hábitos

  • TOTAL11.3K
  • 8.1K
  • 1.3K
  • 1.9K

Cómo ser feliz no siempre se trata de lo que haces. De hecho, y muy a menudo, se trata de lo que dejas de hacer. Especialmente si implican estos hábitos que verás a continuación.

Si no te sientes feliz con tu vida, bien sea personal o profesional, el problema no es tu educación, la falta de oportunidades, las actitudes de otras personas , o incluso la mala suerte.

Si te sientes infeliz, el problema eres tú.

¿De qué depende tu felicidad?

El 50% de la felicidad se determina por los rasgos de tu personalidad, los cuales son en gran parte heredados.

El otro 50% de cómo ser feliz está determinado por factores sobre los cuales tú tienes el control: tu salud, tu carrera, tus relaciones y sus intereses, tu propósito de vida y aquello que persigues.

Es por esto que, si te sientes infeliz, está en tus manos poder cambiarlo.

Y debido a que la felicidad depende en gran medida de lo que dejes de hacer, aquí tienes más de 30 hábitos a los que deberías renunciar si quieres aprender cómo ser feliz.

Hábitos que debes cambiar para aprender cómo ser feliz:

El poeta Rumi una vez dijo «tu tarea no es buscar el amor, sino buscar y encontrar todas las barreras que has construido dentro de ti en contra de él».

Lo mismo se puede decir de tu búsqueda de cómo ser feliz.

En lugar de buscar la felicidad en el exterior, busca dentro de ti todas aquellas cosas que te impiden serlo, y trabaja para corregirlas.

1. Nunca iguales las compras con la satisfacción

Los psicólogos lo llaman adaptación hedonista, el cual consiste en que la gente cambia automáticamente la alegría de una nueva compra hacia su norma emocional.

Dicho de una manera sencilla, es esa sensación de alegría cada vez que miras tu nueva casa, el coche nuevo, los muebles nuevos o ropa nueva.

La cuestión es que esta rápidamente desaparece y la única manera de recuperar es comprando algo nuevo.

Esto se convierte en un un ciclo adictivo que jamás conducirá a la satisfacción de largo plazo, y mucho menos en tu búsqueda de cómo ser feliz.

Y no lo hará porque así no es como estamos hechos; nuestra verdadera felicidad viene del hacer, no del tener. Así que si estás preguntándote cómo ser feliz y sentirte bien contigo mismo, no compres algo, más bien ve y ayuda a alguien.

2. Nunca dejes que el miedo a la crítica te detenga

Cuando intentas algo diferente y estás dispuesto a probar cosas que los demás no harán, generará de inmediato que los demás hablen de ti, y por lo general, no de una manera positiva.

Si no quieres que las personas hablen, se burlen, desacrediten o te juzguen, haz lo que los demás hacen, habla como los demás hablan, y vive sus vidas y no la tuya.

Esta es una fórmula garantizada para nunca ser feliz.

Recuerda que el hecho de que la gente esté hablando de ti es una señal de que estás en el camino correcto.

3. Nunca olvides ser el último

Todo el mundo quiere ser el primero. Sin embargo, a menudo es mejor ser el último: El último en renunciar, el último en irse, el último en seguir intentándolo, el último en renunciar a sus principios y valores.

Siempre habrá personas que sean más inteligentes, más talentosas, que están mejor conectadas y tengan mejores fondos que tú.

Sin embargo, estos no siempre ganarán porque pueden no ser persistentes con ellos mismos. Exigentes.

Sé el último en renunciar a ti mismo y a tus principios es una de las claves para cómo ser feliz. Si lo haces, así fracases, habrás ganado.

4. Deja de esperar esa gran idea

No vas a golpear la lotería de las grandes ideas, así que deja de intentarlo.

Además, incluso si se te ocurriera esa grandiosa idea, ¿crees que esta es suficiente para ser aprender cómo ser exitoso?

¿Dónde queda la ejecución, las habilidades, experiencia y conocimiento que necesitas?

Hoy en día tienes un montón de pequeñas ideas con un gran potencial, así que deja de buscar esa gran idea gigante que te cambiará la vida y haz realidad aquellas que ya tienes en mente.

La felicidad es un proceso, y los procesos se basan en la acción. Comparte en Twitter

5. No tengas miedo de lanzarte:

Naturalmente solemos tener miedo de lanzarnos cuando todo esté listo. Y la razón por la cual sentimos pánico es porque nuestra idea se enfrenta a una dura realidad: Se hunde o aprende a nadar.

Y la verdad es que tenemos miedo de que esa idea a la que tanto le has trabajado se hunda…

La cuestión es que puede hundirse, pero si no la lanzas jamás sabrás si podrá nadar. Como plantea Seth Godin:

«Tienes que lanzar. Ningún producto puede tener éxito hasta que se lance. Ninguna aplicación puede tener éxito hasta que se publique. Ningún servicio puede tener éxito hasta que esté en el campo»

En caso de que estés dudando, lánzalo. Luego corrige lo que no funcione y vuelve a lanzarlo. No dejes de avanzar. No puedes sentirte orgulloso hasta que te lances. Así que lánzate mucho. Esto aplica fundamentalmente al momento que decides iniciar un negocio.

6. Nunca veas tu hoja de vida como una meta

Muchas personas toman trabajos y experiencia laboral buscando tener una hoja de vida ganadora, pero cuando mira hacia atrás, verás que su resumen es como una hoja de calificaciones.

No bases tu vida, ni tu búsqueda de cómo ser feliz, en llenar espacios en blanco, o de satisfacer algún «ideal» de nivel profesional.

Si realmente quieres mejorar tu hoja de vida, basa tu vida en el cumplimiento de tus metas y sueños.

Define lo que quieres lograr y cómo te gustaría que fuera tu vida, luego averigua lo que necesitas hacerlo realidad. Por último, deja que tu curriculum refleje ese proceso.

7. ¿Cómo ser feliz? Deja de esperar

¿Qué debes dejar de esperar en tu vida? Por el momento adecuado, por las personas adecuadas, el mercado correcto y las cosas correctas.

Las personas que viven esperando, dejan que sus vidas pasen. A lo único que tienes derecho es tu presente, a este momento, así que aprovéchalo y deja de perseguir ilusiones mentales de cómo debería ser tu vida en el futuro.

Comienza a resolver tu duda de cómo ser feliz en este preciso instante.

8. Deja de pensar que no eres feliz

Cierra tus ojos. Imagínate que alguien tiene el poder de quitarte todo lo que te pertenece: tu familia, trabajo o negocio, hogar, todo. Imagina que todo se ha ido.

¿Suplicarías por recuperar esa vida? ¿Sentirías plenitud si tuvieras de vuelta esto de regreso en tu vida? ¿Entenderías que, al momento de pensar en cómo ser feliz, aquello que tenías era mucho más importante que lo que no tenías?

¿Te darías cuenta de que te quitaron algo bastante increíble? Por supuesto que lo harías. Así que abre los ojos: literal y figurativamente.

9. Olvidar tu valor inherente:

Tu valor no depende de factores externos como títulos, situación sentimental, estado financiero o carrera universitaria.

Estos son roles simplemente que ejecutas en tu vida; como ser humano vales la pena, tienes una historia qué contar y algo por ofrecer.

10. Preocuparte por el futuro:

Cuando te pre-ocupas por algo malo que puede ocurrir en tu vida, estás creando tu propio infierno dentro de ti, alejando esa paz y tranquilidad que disfrutas en el presente.

11. Compararte con los demás:

Mark Twain una vez dijo que «la comparación es el disfrute de la muerte».

Deja de compararte con otra gente, de comparar cada restaurante, momento romántico, pareja, café o día festivo que hayas disfrutado.

Cómo ser feliz implica aceptar que las situaciones son diferentes y recordar que la diversidad y el contraste es lo que te hace ser interesante.

12. No ser agradecido:

Cuando te enfocas demasiado en lo que no tienes, sueles olvidar todo aquello que sí tienes. Así que detente y aprecia todo el amor, bendiciones y abundancia que hay en tu vida; con seguridad entenderás lo afortunado que eres.

No habrá felicidad en tu vida si no practicas la gratitud, solo cuando agradeces le demuestras al universo tu capacidad de recibir más.

13. Ignorar tus instintos:

La mayoría de las personas vive una vida que no les pertenece. Llevan una vida que los demás esperan de ellos, y aun así se preguntan cómo ser feliz.

Recuerda que vivir una vida que no es la tuya es el principal arrepentimiento de las personas ante de morir.

Debes tener el coraje de seguir tus instintos, la capacidad de serle fiel a tus pasiones y creencias, y por encima de todo, hacer aquello que crees que es correcto, no lo que otros esperan de ti.

14. Dejarte manejar por tu ego:

El ego es tu máscara social y la imagen que tienes de ti mismo. Algo inseguro y fácilmente lastimado por la opinión de la gente y los eventos de la vida.

Aprende a cubrir el alma, esa esencia eterna que hay más allá de todos las críticas, opiniones y etiquetas. Aprende a tener más confianza en ti mismo.

A diferencia de tu ego, esta esencia está llena de inteligencia, fuerza, amor y sabiduría. Para aprender cómo ser feliz, sigue esta esencia.

15. Salir de tu zona de confort:

Evitas tomar riesgos en tu vida y seguir tus sueños porque te sientes seguro, aunque infeliz, con lo que tienes actualmente.

Olvidas que las certezas de hoy pueden cambiar en cualquier momento, lo que implica que «tu seguridad» no depende de lo que tienes hoy. En definitiva, una de las claves en tu búsqueda de cómo ser feliz es tomar la decisión de salir de tu zona de confort.

16. Viviendo en tu cabeza:

Es increíble la cantidad de tiempo que pasas viviendo tu vida en tu cabeza y no en el presente.

Te la pasas todo el día resolviendo problemas en tu mente, estando preocupado por lo que pueda pasar o no, considerando opciones y dejando pasar el único momento que tienes para actuar: hoy.

Una de las grandes lecciones de vida para vivir al máximo es aprender a vivir el presente, olvidándote del pasado y eliminando la ansiedad del futuro.

Ser feliz no es más que una cuestión de vivir plenamente en el presente. Comparte en Twitter

17. Guardar resentimientos y rencores:

¿Cómo ser feliz cuando te guardas sentimientos de odio?

Cuando no dejas pasar resentimientos ni sueltas las decepciones, es una decisión que solo te perjudica a ti. Con seguridad que las otras personas ya lo dejaron ir y tu sigues pensando en el porqué, en cómo sacar revancha o cosechando malos sentimientos.

18. Enfocarte en cosas que no son importantes:

Pasas demasiado tiempo enfocándote en situaciones que no hacen avanzar tus sueños y mucho menos que te agregan valor.

Estar revisando constantemente tu correo, o vivir pendiente de cada actualización de tu artista favorito, no hará que te acerques más a ese objetivo que tienes. De hecho, tampoco te ayudará en tu búsqueda de cómo ser feliz.

Céntrate en lo que sabes que tienes que hacer hoy para llegar al lugar que deseas mañana.

19. Estás rodeado de negatividad:

El mundo que te rodea es el reflejo de tus pensamientos dominantes. Si a diario te enfocas en tus problemas, conflictos, momentos difíciles y preocupaciones, lo único que estás logrando es perpetuar estas circunstancias una y otra vez.

Más bien, ¿por qué no intentas tener una actitud positiva frente a tus problemas? Bien dijo Zig Ziglar:

“El pensamiento positivo te dejará hacer todo mejor que el negativo”

20. Luchar con tu presente:

Si aun no estás viviendo la vida que sueñas, acepta esta realidad mientras trabajas por llegar a este lugar.

Levantarte todos los días luchando contra tu presente no hará que llegues más rápido; quejarte por tu trabajo, por tu jefe o por tu situación actual solamente anulará la energía que necesitas para trabajar por esa meta que has trazado.

Por ejemplo, si tienes problemas con tu empleo, te pueden interesar estos 15 trabajos online que puedes iniciar hoy mismo sin dinero

21. Tus interpretaciones e historias:

Eres un creador de significados, y muchas veces sueles reemplazar situaciones por interpretaciones que no existen.

Asumes que la gente está aburrida contigo cuando simplemente están cansados; interpretas que estás siendo juzgado, criticado o excluido cuando en realidad te falta el coraje para vencer la indiferencia.

Este es el tipo de malos hábitos a los que debes renunciar para descifrar cómo ser feliz.

22. La respuesta a cómo ser feliz no la encontrarás en el pasado:

Sueles creer que todo tiempo pasado fue mejor.

Te la pasas recordando experiencias y momentos, quedándote sin espacio ni tiempo para generar nuevas vivencias, sin tiempo para vivir y experimentar, sin nada qué recordar mañana.

Solo recuerda que lo que haces hoy será aprendizaje para el día de mañana, así que haz que valga la pena. Nadie vive de recuerdos.

23. No tienes paciencia:

Quizás sueles pensar que todo tarda en llegarte; ese trabajo que sueñas, un negocio rentable, esa franquicia barata, una compañía ideal…

Todo en la vida necesita y cumple un ciclo, así que ten paciencia y asegúrate de actuar en el momento adecuado.

Deja de pensar que solo necesitas estar en el lugar y momento indicado; también se necesita la persona indicada.

24. Sentir culpabilidad o vergüenza:

Si existe algo que nos hace iguales a todos, son los errores que cometemos y que no nos hacen sentir orgullosos.

Equivocarte no te hace una mala persona; aprende a perdonarte, a aceptarte y recuerda que las acciones no definen quien eres.

Para aprender cómo ser más feliz debes perdonarte y regalarte una nueva oportunidad de intentarlo.

25. Esperar el momento indicado:

Tus metas, objetivos y sueños están esperando que llegue el momento indicado para ser ejecutados…

Y resulta que este momento nada que llega y tu sigues ahí, esperando y anhelando vivir una vida diferente. ¿Un tiempo perfecto para tus sueños? Olvídate de eso, no hay mejor momento para empezar que hoy.

26. Tener creencias limitadas:

Los medios, tu infancia y la sociedad en la que vives te han impuesto unas creencias limitadas, unas aspiraciones reducidas.

Has creído que solo existe una definición de éxito, que eres normal y que la gente «excepcional» es la que merece las grandes cosas en la vida. Si quieres ser feliz deberás romper estos límites.

Si necesitas motivación, aquí tienes más de 100 frases de éxito.

Libros sobre la felicidad:

27. Aplazando tu felicidad:

Estás aplazando tu felicidad para cuando aprendas cómo hacerte rico, seas más flaco, , más inteligente, con más experiencia, más exitoso o cuando hayas cumplido con ciertos criterios…

¿Te suena familiar?

Las condiciones están dadas, si hoy no logras adaptarte y sacar el máximo provecho de cada situación, no lo lograrás mañana. Así que no postergues tu decisión de ser feliz.

28. Tus miedos controlan tu vida:

Evitas aquellas situaciones, personas y momentos que te producen miedo. Y esta decisión te ha impedido vivir a tu máximo potencial.

Si bien el miedo puede hacerte sentir incómodo, este no puede impedirte seguir creciendo. Aprende a vivir con éste y asegúrate de que más allá de ser un impedimento, se convierta en una razón para que actúes.

29. Te afecta lo que otros piensan:

Todo este tiempo has entregado energía, poder y paz interior al preocuparte por lo que otros piensen de ti y tus decisiones.

La verdad es que nunca sabrás lo que otros opinen realmente y, menos aun, sus puntos de vista.

Así que ocúpate de tu deseo de aprender cómo ser feliz, de lo que sí sabes, lo que sí entiendes y sí importa: tus comportamientos y realidades.

30. Estás constantemente ocupado:

Cuando te llenes de compromisos, responsabilidades y estrés, debes aprender a sacar un descanso y tener un espacio para reorganiza tu vida.

Respira profundo y contempla algo de quietud. Saca el tiempo y dale prioridad a los aspectos realmente importantes en tu vida, que si bien no te generan ingresos, representan la base de cómo ser feliz.

No dejes que tu ideal de vida soñada te deje sin vivir la tuya. Comparte en Twitter

31. Cometer los mismos errores:

Más claro no puede ser: “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Si hay algo en tu vida que no está funcionado, intenta hacerlo de manera distinta.

No te quedes haciendo lo mismo de siempre y culpando a los demás de tus problemas. Aprende de las lecciones, asume las consecuencias y toma nuevos rumbos. Aprende el verdadero Poder de Los Hábitos.

32. Dejar que las emociones te consuman:

Cuando estás pasando por una situación difícil y experimentas tristeza, miedo, dolor o rabia, no puedes dejar que estas emociones se impongan a tu racionalidad y mucho menos presente.

Las emociones no definen quien eres, así que no permitas que estas te hagan tomar decisiones de las cuales te arrepentirás. Identifícalas y aprende a manejarlas. Esto se conoce como inteligencia emocional.

33. Tener expectativas demasiado altas:

¿Cuando tienes expectativas altas? Cuando esperas que el bus llegue a tiempo, que seas llamado primero, y que tus amigos y familiares actúen de acuerdo a tus deseos.

Deberías intentar llevar tu vida con un poco más de curiosidad, aceptación y con una mentalidad mucho más abierta.

Al final, descubrirás que la receta para aprender cómo ser feliz es aceptar que la vida es una sumatoria de situaciones inesperadas.

34. Olvidar tu propósito:

La disciplina es recordar aquello que tú quieres: David Campbell Comparte en Twitter

Cómo ser feliz implica invertir tu tiempo definiendo cuales son tus objetivos en la vida, tu propósito y pasiones.

Luego de que tengas claro tu destino define lo que tienes qué hacer para llegar a ese punto. Cada año, cuando estés definiendo tu lista de propósitos, recuérdate hacia dónde quieres llegar, de otra forma solo ayudarás a ejecutar los sueños de otros, no los tuyos.

35. Hablar mucho y hacer poco:

Puedes leerte todos los libros del mundo, inspirarte con infinidad de artículos acerca del éxito, inscribirte en cursos online, asistir a cada uno de los seminarios y talleres que existen en tu ciudad…

Sin embargo, si no decides actuar y ejecutar, nada, absolutamente nada vas a lograr y alcanzar en esta vida. Empieza hoy, aplica tus conocimientos, deseos y comienza tu búsqueda de cómo ser feliz cada día.

Continuar leyendo: Cómo ser carismático y tener una personalidad atractiva en 10 pasos

  • TOTAL11.3K
  • 8.1K
  • 1.3K
  • 1.9K

Las cuatro cosas de las que ‘pasa’ por completo la gente más feliz

03/06/2014 05:00 – Actualizado: 03/06/2014 10:18

Cómo llegar a ser más felices, cuáles son las claves de la felicidad y qué actitudes debemos tener para tener una vida plagada de bienestar y alegría son algunas de las cosas que la psicología y la ciencia están intentando desgranar, con el fin de que el ser humano sea más feliz.

¿Es realmente tan sencillo? ¿Se trata de una cuestión de carácter, genética, personalidad o actitud ante la vida? ¿Está en nuestra mano el ser más o menos felices? ¿Hay unas claves secretas que debemos seguir para llegar a la alegría?

Parece difícil pensar que haya una serie de normas universales que nos vayan a hacer a todos más felices, como si de un imperativo kantiano para la felicidad se tratase. No obstante, Susanna Halonen ha publicado un artículo en Psychology Today en el que, si bien no ha dado con lo que debemos hacer para ser más felices, sí explica aquello que no debemos hacer. Según Halonen, en la ignorancia de los demás y el pensar en lo que nosotros mismos deseamos se halla uno de los pasos que más pueden ayudarnos a ser felices.

En la ignorancia de los demás y el pensar en lo que nosotros mismos deseamos se halla uno de los pasos que más pueden ayudarnos a ser felices

Considera que, si bien uno no puede aprender a ser más feliz, nunca debe faltar la actitud y la disposición para enfrentarnos al día con buena cara. Priorizando las cosas que más nos importan, adquiriendo hábitos que nos resultan placenteros y procurando potenciar los pensamientos positivos ya estamos haciendo mucho por nuestra propia felicidad. Además, considera que un truco fundamental es el de crear una ilusión positiva que te ayuda a ignorar ciertas cosas que luchan en contra de tu bienestar:

  1. Ignora los juicios de los demás

Las personas felices están seguras de sí mismas, de lo que son y de aquello en lo que creen. Hacen un esfuerzo consciente en no dejar que los juicios y las opiniones de los demás afecten a su estado de ánimo o a sus preferencias en la vida. Se centran en sustituir la autocrítica por compasión y no dejan que las opiniones de los demás tengan cabida en su cabeza.

  1. Ignora las preocupaciones acerca de aquello que no puedes cambiar

No gastes tiempo y energía preocupándote por cosas que no te competen o sobre las que no tienes influencia alguna. Tu inquietud no mejorará para nada la situación que te tiene en vilo y sólo aumentará tu nivel de estrés, tu obsesión con el problema y la frustración por no poder hacer nada al respecto. Deja el problema estar y céntrate en aquello sobre lo que realmente tienes alguna influencia.

  1. Ignora el sufrimiento de tener que trabajar duro para obtener lo que deseas

Las personas felices están seguras de sí mismas, de lo que son y de aquello en lo que creen

Las personas felices se crecen ante un reto y disfrutan de su día a día a pesar de los obstáculos que encuentran en su camino. Además, cuanto mayor y más difícil sea el esfuerzo destinado a conseguir lo que deseas, más sentirás que habrá valido la pena.

  1. Ignora la comparación obsesiva con los demás

Busca rodearte de gente valiente e inspiradora, que te aporte el coraje y la ambición para mantenerte en el camino que deseas. No compares tu vida con la de los demás ni evalúes tus éxitos y fracasos en función a los otros. Halonen insiste en que esto es especialmente importante en la era informática en que vivimos, donde todo el mundo puede fardar (con o sin motivo) en las redes sociales. Que alguien suba una foto feliz o disfrutando no significa que se halle en ese estado las veinticuatro horas del día.

Debes evaluarte sólo en relación contigo mismo y mejorar la persona que eras ayer, pero olvida en qué lugar estás en función de los demás. La gente feliz lo hace, y le funciona.

Para ser feliz debes aprender a ignorar a muchas personas

Muchas veces alejarnos de las personas conflictivas no solo es una cuestión de comodidad, sino de salud mental. Hay actitudes que nos llegan a desequilibrar tanto que nos bloquean y nos impiden realizarnos, sometiendo nuestro bienestar emocional a sus antojos.

Todos sabemos de buena tinta que nuestras relaciones no siempre nos aportan algo positivo, aunque realmente lo esperemos. A pesar de que somos conscientes de esto, no cuesta darnos cuenta de que estamos alimentando intercambios tóxicos.

O sea, nos parece algo “tonto” e incoherente pero, sin embargo, no podemos escapar de la realidad. Sacrificar nuestro bienestar por los demás está a la orden del día para cada uno de nosotros.

Así que nos encontramos ante el triste panorama de vivir sometidos a relaciones insanas con personas que no nos aportan sinceridad ni buenas emociones. Es decir, intercambios cargados de intereses y egoísmos. Por eso,para poder crecer debemos de aprender a ignorar a cierta gente en ciertos momentos.

¿Qué es lo que debemos ignorar para ser felices?

Las situaciones a partir de las que conviene comenzar a regalar nuestra ausencia son variopintas. Normalmente podemos reconocer con facilidad lo que nos turba pero es posible que nos lleve un tiempo en otras ocasiones.

Conocerlas nos ayudará a tomar conciencia de la realidad e incluso puede ayudarnos a anticipar estas cuestiones, de manera que podamos impedir que nos hagan más daño que el inevitable. Dicho esto, veamos algo más detenidamente lo que debemos aprender a ignorar:

1. Las críticas de los demás

Nadie nos puede afectar sin nuestro consentimiento. O sea, somos nosotros lo que damos validez a las opiniones de los demás. Lo que otros piensen sobre las decisiones que tomamos no debería importarnos, ya que es tan probable que nosotros nos equivoquemos como que ellos lo hagan.

2. La creación de inseguridades

Hay personas que se piensan que son expertos en la vida de todo. Estos acaban consciente o inconscientemente, creando inseguridades y pequeñas frustraciones en la gente que les rodea. Procura ignorar este tipo de actitudes, pues solo te conducen a la frustración.

3. Preocuparnos por lo que no podemos controlar

Si nos preocupa cómo va a actuar esa persona o qué va a hacer o a decir, es que algo va mal. Es decir, la gente no va haciendo daño deliberadamente y no debería de tenernos en vilo que nos respeten o no. Si esto ocurre, es mejor de que alejes de esa persona, no te hace ningún bien.

4. Las comparaciones obsesivas

Está muy bien que la gente triunfe y tenga éxito, pero no que hagan sentir a los demás poca cosa. No hay persona más insignificante que aquella que usa sus logros para menospreciar a los demás.

Sigue centrándote en lo que tú puedes hacer para seguir creciendo y recuerda que lo que consigas depende en gran parte de que te lo creas.

5. Los intereses y egoísmos

No todo el mundo te está ayudando cuando intentan aparentar estar haciéndolo. Empieza a desactivar la realidad y analiza hacia qué lado se inclina la balanza siempre. Si hay un equilibrio, significa que hay armonía en vuestra relación; si por el contrario no lo hay, algo va mal.

Regala tu ausencia a esas personas que no valoran tu presencia

Tenemos que darnos cuenta de que con el tiempo la imagen que tenemos de las personas puede cambiar, lo que implica que desconoceremos a aquellos que creíamos conocer.

Regala tu ausencia y tu indiferencia a quien no te valore; pero no de cualquier forma, auséntate emocionalmente. No lo hagas como una forma de venganza, sino como una manera de protegerte.

A veces nos percatamos demasiado tarde de que todo lo que hemos hecho por alguien ha sido ignorado o menospreciado en el terreno emocional. Es posible que entonces nos sintamos decepcionados y que nos demos cuenta de que no han movido ni un dedo por nosotros.

Conseguir que lo que alguien haga o no haga no nos afecte actúa como un bálsamo. Puede que resulte costoso al principio, pero los resultados comienzan a notarse bien pronto en nuestra salud emocional.

De hecho, cuando somos capaces de hacerlo, nos damos cuenta de que es un verdadero placer poder escucharnos sin nada que enturbie nuestro diálogo interior. La verdad es queintentarlo no solo merece la pena, merece la alegría.

a guerra de Siria en Aragón.

Hay un pueblo en el Bajo Aragón Histórico, donde se puede pasear por las estrechas calles del casco viejo, entre escombros, runas ,casas derribadas, tejas y piedras por el suelo, como unas ruinas después de los bombardeos de la guerra civil, como en Belchite, un pueblo fantasma bombardeado y abandonado.

Por todas las esquinas se ven antiguas viviendas derribadas, con un afán destructivo asombroso. Si se toman fotografías de los escombros y se comparan con las imágenes de la guerra de Siria, que aparecen en televisión, parecen casi lo mismo.

Misteriosamente,inmuebles de propiedad privada, casas de vecinos habitadas hasta hace poco tiempo,han pasado a ser solares de propiedad del Municipio, a veces, sin conocimiento ni autorización de los propietarios, o sus herederos.

Por el suelo, en la calle, se encuentra una carta sucia, con la firma del Ayuntamiento, dirigida a una persona que ya no vive allí, o que está de viaje,de fecha reciente, donde se advertía que aquel inmueble se encontraba en malas condiciones de conservación, y según la ley nº 3/2009,de 17 de junio, del Gobierno de Aragón, capitulo nº V, si no se reparaba de inmediato, y no se respondía a la carta antes de 30 días, se iba a proceder a la ejecución.

Oficialmente, tendrían que derribar las viviendas, para hacer obras públicas, o equipamientos, pero algunas a veces, sin indemnizar al propietario, son desahuciadas y derribadas, sin el debido pago de un justiprecio, y sin demostrar la necesidad de utilidad pública del suelo, confiscando la propiedad privada, o causando daños deliberados, para acosar al propietario legítimo. Algunas habían sido ya reformadas y restauradas varias veces, y se encontraban en perfecto estado de conservación y habitabilidad.

Ahora la casa que era amenazada, ya no existe. Sólo un montón de escombros y un solar, de propiedad del Ayuntamiento, según dicen los vecinos.

No se ha pagado nada al propietario.

Se da el caso que la ley nº3/2009 de 17 de junio,de Urbanismo del Gobierno de Aragón, capítulo V, ya ha sido derogada, y por lo cual, no se puede aplicar. Al contrario, se aconseja la restauración, de los inmuebles del casco histórico de todas las ciudades y pueblos,y la concesión de subvenciones para que los dueños reformen y mejoren sus viviendas.

Hay casos de abusos sangrantes y dramáticos, donde una vivienda antigua se encontraba habitada solo por un hombre mayor, o anciano, viudo, y ha sido acosado ,por personas enviadas por el Ayuntamiento, amenazado, asustado, desvalido,aprovechando su situación de vulnerabilidad y indefensión, y necesidad económica, pues no disponía de recursos, ni energía física, para restaurar su vivienda, y engañado, para que cediera la propiedad del inmueble, de más de 300 metros cuadrados,por una cifra ridícula, de menos de 6.000 euros, cuando en el catastro aparece valorada por una cantidad 20 veces superior.

En algunos casos, de forma despiadada,alguien va dañando el inmueble, en ausencia de su propietario, rompiendo las tejas de la cubierta, enviando gente sin escrúpulos para hacer destrozos, tirando piedras sobre el tejado, para provocar el deterioro,y la ruina del edificio,por las filtraciones de aguas de lluvias,que van pudriendo las vigas, y los muros del interior, destrozando, de hecho la vivienda y los enseres de una propiedad privada, violando los derechos de las personas.

En estos pueblos existen viviendas con un estilo de origen rural, construidas con materiales pobres, piedras, troncos, cañas, barro,que prácticamente se apoyan unas a otras, de estructura vertical, y ambientes estrechos situados uno sobre el otro,de manera que si se daña la cubierta y con perforaciones en el tejado, se puede inundar toda el inmueble,de arriba a abajo, provocando una ruina y destrozo total.

Estas actuaciones municipales pueden considerarse casi ilegales,en algunos casos, porque existe una jerarquía judicial en la que la Constitución y la Corte Suprema de los Derechos Humanos, y el código penal, están muy por encima de las normas de un plan general de urbanismo municipal, y de un procedimiento administrativo.

Si un Ayuntamiento hace daños, debe repararlos y pagarlos. No puede hacer una obstrucción a los derechos de las personas, ni eludir su responsabilidad por daños patrimoniales. Estas actuaciones destructivas, y abusos de poder, han causado y producido graves daños a las personas y a su patrimonio. Los responsables deben dimitir de sus cargos, dejar de mentir, y afrontar la verdad. El poder no dura siempre.

Violando la Constitución, la Corte Suprema de los Derechos Humanos, violando el código penal, actuando por encima de la ley, cometiendo crímenes de Estado, y vulnerando todos los derechos, con algunos cómplices y encubridores, siguen un plan destructivo inaudito.

Con el pretexto de un supuesto,Plan General de Urbanismo, interpretando las cosas a su manera, y con apariencia legal,van tirando al suelo las casas de dos en dos o tres en tres, para conseguir solares más amplios, y después,( en algunas zonas de Castellón o Valencia,y otras) al parecer,negociar con empresarios de la construcción amigos del partido, que financian las campañas electorales, y hacen regalos a funcionarios,a cambio de adjudicaciones de obras públicas, con enormes sobre costes, gastos y precios muy hinchados y pagos de comisiones de tantos por ciento. A veces con el pretexto de construir un parking, o algún centro de utilidad pública, según ellos. Negocios muy feos, que en cualquier país de Europa, se denunciarían de inmediato.

Estos pueblos históricos, de la zona del Mataraña, con una estructura medieval, y un castillo sobre la colina, que simbolizaba el poder absoluto,la nobleza,una gran catedral a un nivel más inferior,donde se situaba el poder clerical,y hacia abajo, a un nivel inferior, las viviendas de los labradores, jornaleros, y campesinos, rodeados por un rio, una muralla,la autoridad suprema residía en el castillo. También existían túneles subterráneos,que hacían invisibles algunos movimientos,y facilitaban una doble vida, en algunos personajes, dobles apariencias, dobles intenciones, incluso existía una doble contabilidad, de pagos y cobros ocultos. Ahora, todo esto ya no es posible,con la tecnología todo se puede grabar, escuchar y saber.

Actualmente, en el siglo XXI, y en una democracia europea, las cosas han cambiado. Existe una Administración Municipal, que no posee el poder absoluto del castillo, ni la influencia clerical, ni puede cobrar los enormes diezmos que ellos cobraban, tiene que responder al publico de todos sus movimientos, con transparencia participativa,y justificar sus actuaciones, respetando las leyes,y la voluntad de las personas,no pueden actuar contra la gente ni engañarlos, porque serían sancionados, o apartados de su función pública. Tienen que rendir cuentas a otras administraciones, de Zaragoza, de Madrid, y de Bruselas.

Estas actuaciones, están en contra de las normas de la Unión Europea, y del Tratado de Maastricht, en materia de urbanismo y de intervenciones en los centros históricos, de la ciudades antiguas,con bienes arquitectónicos y artísticos, donde las directrices apuntan hacia la conservación y restauración de los inmuebles, respetando sus características originarias, la piedra, y los materiales nobles y naturales. Los centros históricos con calles estrechas, deben ser peatonales,evitando la circulación y la presencia de automóviles.

Este afán de algunos funcionarios del Ayuntamiento, de tirar casas al suelo,destruyendo la identidad propia de las zonas rurales de Aragón,y substituirlas por construcciones modernas, cuando se perjudican los bienes de las personas, y el derecho de la propiedad privada, y se actúa sin su consentimiento,y sin un orden racional,ni una planificación urbanística seria, puede ser algo ilegal y peligroso, sobre todo si se mezclan intereses económicos de picaresca local.

Causar graves daños a las personas, para beneficiarse ellos, con tanta hipocresía y dobles intenciones,dobles apariencias, doble contabilidad,sacar a las personas,con abusos, para meter automóviles, en un centro histórico patrimonial, que debería ser peatonal, es una falta de respeto.

En casi todas las ciudades de Europa,esto está prohibido,y las viviendas antiguas están protegidas,se fomenta la rehabilitación, y son restauradas.

Acepta la situación

Como se suele decir sobre cualquier problema, “el primer paso es aceptarlo”. Pues bien, en el caso de tener que tratar con alguien a quien no soportas, el primer paso es aceptar que no te cae bien y el segundo que es posible que tú a esa persona tampoco.

Sé educado

Que alguien te caiga mal no quiere decir que tengas que ser maleducado con esa persona. Ahora bien, si esa persona lo es contigo, tampoco has de callarte, pero sal siempre de cada situación con dignidad y no te pongas a su altura.

Espérate siempre lo peor

Si piensas en ciertas cosas que pueden suceder, por muy poco probables que sean, siempre te parecerá mucho mejor lo que es apersona haga porque posiblemente no llegue a esos límites en los que has pensado.

Respira antes de hablar

En vez de dar una mala contestación o envenenarte mordiéndote la lengua, respira profundamente antes de hablar. Si se te escapa un suspiro, será vergonzoso quizá, pero nunca tanto como una contestación fuera de tono o lugar.

Deja ver tu molestia con elegancia

Si hay algo que te irrita y esa persona suele hacer, sácalo a colación expresando lo mucho que te molesta. Eso sí, sé disimulado, que la otra persona tiene que darse por aludida pero indirectamente, si no, le caerás mal tú también y será peor.

Piensa en el lado bueno

¿Tienes que comer con alguien que no te cae bien y encima mastica con la boca abierta para lograr un negocio? Piensa en lo maravilloso que será que acepte y todo salga bien, no en ese rato en el que compartiréis mesa.

La inspiración no siempre fluye tan fácil con tanta ocupación, (no deja de ser excusa igual) sin embargo dedicar el tiempo necesario para ti, para tu crecimiento interior es más sencillo cuando la meditación se vuelve un hábito en tu vida. Curiosamente cuanto más la practico me vuelven las ganas de escribir y compartir mi camino hacia el viaje interior… ¡Vuelvo y me inspiro! 🙂

He prometido desde el primer momento ir contándoles cómo va mi proceso, pues bien y gracias a otros buenos textos, de los ya cientos que he leído, creo necesario que conozcan algunos buenos tips que han hecho de mi ruta más llevadera y serena. En el 1er viaje les conté de hábitos, en el kit básico les hablé de las virtudes, ahora bien, pasemos a unas cuantas acciones concretas para ir hacia al centro…hacia el Ser de luz que somos todos.

Tal vez sería más sencillo empezar por definir primero qué es la felicidad …pues para aprender a ser feliz, no obstante esa pregunta no es tan del todo fácil de responder, sobretodo cuando la encuentro tan subjetiva y va muy ligada al contexto en el que crecemos. Lo que para una generación fue el dinero (sin serlo) para otras más contemporáneas es sentir pasión por lo que haces y por quien eres. No entraré en esa discusión. Yo al menos he ido encontrando la sonrisa, la tranquilidad y la abundancia cada vez más dentro de mí… y eso para mí es mi definición de felicidad.

¿Gracias a qué? A aplicar gran parte de lo que ahora en adelante leerán:

Parafraseando el artículo 15 cosas que necesitas abandonar para ser feliz …

Renuncia a tu necesidad de tener siempre la razón

“Hay tantos de nosotros que no pueden soportar la idea de estar equivocados – quieren tener siempre la razón – aun corriendo el riesgo de acabar con grandes relaciones o causar estrés y dolor, para nosotros y para los demás. Y no vale la pena… ¿por qué deberías gastar tiempo esforzándote para demostrar que tienes razón?”

Esto del Ego es cosa seria, pero en realidad ¿Te crees el de la verdad absoluta? Ni el día ni la noche lo son siquiera. Respira profundo y suelta esa necesidad de sentirte en lo correcto. Equivocarse es crecimiento. JP.

Renuncia a tu necesidad de control

“Debes estar dispuesto a renunciar a la necesidad de estar siempre en control de todo lo que sucede a ti y a tu alrededor– las situaciones, eventos, personas, etc. Ya sean seres queridos, compañeros de trabajo o extraños que acabas de conocer en la calle, déjalos que sean. Deja que todo y todos sean exactamente lo que son y verás cómo esto te va a hacer sentir mejor.”

La más difícil para mí aún, dejar de creerme la superwoman y apreciar mi ser vulnerable ha sido la carga más pesada de todas. Así que disfruta ser el ser humano de defectos y virtudes ¡Deja que las cosas pasen como tengan que pasar y fluye!

Renuncia a tu necesidad de impresionar a los demás

“Deja de intentar tanto ser algo que no eres solo para agradar a los demás. No funciona de esa manera. En el momento en que dejes de intentar con tanto ahínco ser algo que no eres, en el momento en que tires todas las máscaras y aceptes quién eres en realidad, encontrarás que la gente se siente atraída por ti, sin esfuerzo alguno.” Y sobre todo deja de correr, de competir ¿Contra qué o quién? ¿Cuál es el afán? Buscar ser protagonista en todo es desgastante.

Ser original y auténtico por un lado, y por el otro, dejar de correr por comerse el mundo en un día para impresionar a otros… cada día tiene su afán ¡vívelo!

Abandona la charla autodestructiva

“¿Cuántas personas están sufriendo a causa de su forma de pensar negativa, contaminada y repetidamente derrotista? No creas todo lo que tu mente dice – especialmente si es algo pesimista. Eres mejor que eso.”

¿Por qué será que las personas más duras con nosotros somos nosotros mismos? La aceptación de quienes somos impide ese látigo con el que cuestionamos nuestro cuerpo o nuestras situaciones. ¡Piensa bien sobre ti y disfruta quien eres! *

Las creencias te limitan

“Deja de lado las creencias limitadoras acerca de quién puede o no puede ser, sobre lo que es posible y lo imposible. A partir de ahora, no está permitido que tus creencias restrictivas te dejen varado en el lugar equivocado. Abre tus alas y vuela.” Solo piensa cuántas personas mueren en el mundo por defender su religión, su partido político, su doctrina filosófica…

El mayor paradigma a romper es tu propia creencia de qué no puedes o debes, o de que otros definan lo que piensas o cómo debes actuar.

Deja de quejarte y resuélvelo

“Renuncia a la constante necesidad de quejarte de las muchas, muchas, muchas cosas – personas, momentos, situaciones que te hacen infeliz o depresivo. Nadie puede hacerte infeliz, ninguna situación puede hacer sentir triste o peor, a menos que tú lo permitas. No es la situación quien libera estos sentimientos en ti, sino la forma en que decides enfrentarla. Nunca subestimes el poder del pensamiento positivo.”

Elimina, aléjate, bloquea de tu red a todo aquel cuyo día a día sea quejarse por todo, por el trancón, por el alcalde, por la lluvia, por el sol, por y por por ¡Que mamera! No permitas que te contaminen la mente…ah! Y apaga el tv por favor 😉

Abre tu resistencia al cambio

“Pon esto en tu cabeza: el cuerpo humano está programado para resistir al cambio. Cambiar es seguido por el proceso de adaptación. Solo puedes alcanzar otro nivel intelectual si cambias constantemente. Adaptación y Cambio son estímulos concentrados a incrementar la inteligencia y percepción. Por lo tanto, el cambio es bueno. El cambio es lo que te ayudará a conseguir ir de A a B. El cambio va a mejorar tu vida y las vidas de los que viven a tu alrededor. Sigue a tu felicidad, acepta el cambio, no lo resistas.”

Uff de los que más nos impide ser felices; abandonar, dejar, decir adiós, evolucionar…suelta y fluye. Todo siempre cambia y puede ser mejor. La resistencia es dolor, la aceptación sanación.

Deja de culpar a los demás

“Desiste del deseo de culpar a otras personas por lo que tú tienes o lo que no, por lo que se sientes o no sientes. Para de darle más poder a esto y comienza a asumir la responsabilidad de tu vida.”

Tu vida es tal cual porque así lo has atraído y construido, no es culpa de tus padres, de tu ex pareja, de tu jefe, de tu médico…¡No! Eres el líder recuerda.

Olvídate de las etiquetas y deja la crítica

“Para de etiquetar a las personas, cosas y situaciones que no entiendes cómo si fueran raros o diferentes y trata de abrir la mente, poco a poco. Las mentes sólo funcionan cuando están abiertas. “La forma más extrema de ignorancia es cuando se rechaza algo sobre lo que no se sabe nada” -Wayne Dyer.

Juzgar parece ser deporte nacional, etiquetar de cualquier forma al que piensa diferente, al que camina raro, al que habla extraño, al que actúa poco común… ¡Basta de crítica y acepta!

Deja de vivir de acuerdo con las expectativas de los demás

“Hay demasiadas personas viviendo una vida que no es la suya. Viven sus vidas de acuerdo a lo que otros piensan que es mejor para ellos, viven sus vidas de acuerdo a lo que sus padres piensan que es mejor para ellos, o sus amigos, enemigos, maestros, los gobiernos e incluso según lo que los medios de comunicación creen que es mejor para ellos. Ignoran a sus voces interiores, sus intuiciones. Están tan ocupados complaciendo a todo mundo, que pierden el control de sus propias vidas. Esto hace que se olviden de lo que les hace feliz, lo que quieren y lo que necesitan – y un día también se olvidan de sí mismos. Tú tienes tu vida – esa vida es ahora – debes vivirla, dominarla y sobre todo no dejar que las opiniones de los demás te distraigan de tu camino.”

Así de simple ¡Sé tú mismo!

Desapego del apego

“Este es un concepto que, para la mayoría de nosotros es muy difícil de entender… En el momento en que te desapegas de todas las cosas, (y esto no significa renunciar a su amor por ellas – después de todo, el amor y el apego no tienen nada que ver uno con el otro; el apego viene de un lugar de miedo, mientras que el amor … bueno, el verdadero amor es puro, amable y generoso, donde hay amor no puede haber miedo, y por eso, el apego y el amor no pueden coexistir), la irá se calma y te vuelves tolerante, amable y sereno… llegas a un estado que te permite comprender todas las cosas sin siquiera intentarlo. Un estado más allá de las palabras.”

El desapego es la cumbre, poder soltar las amarras por completo y fluir al son que vaya la vida, no es fácil, nada fácil… toca practicarlo todo el tiempo, el desamor libera y el amor reconforta.

Decídete con todo a ser feliz

No está en el artículo original, sin embargo comprendí que todo en la vida es cuestión de voluntad, de actitud, de decisión. Estar triste es tu decisión, sentir dolor es tu opción, levantarte y salir adelante de una depresión solo depende de ti. Lucha por ti, pelea por tu bienestar, ámate mejor que a los demás (sin llegar a la egolatría). Repítete frente al espejo cada mañana lo maravilloso que eres y despídete con un giño 😉 pst pst ¡SONRÍE! 🙂

Lo pasado, pasado

“Lo sé, lo sé. Es difícil. Sobre todo cuando el pasado parece mejor que el presente y el futuro parece tan aterrador, pero hay que tener en cuenta el hecho de que el presente es todo lo que tienes y todo lo que vas a tener. El pasado que estás deseando – el pasado con el que ahora sueñas – fue ignorado por ti cuando estaba presente. Deja de engañarte. Mantente presente en todo lo que haces y disfruta de la vida. Después de todo, la vida es un viaje y no un destino. Ve el futuro con claridad, prepárate, pero siempre mantente presente en el ahora.”

Finalmente, pero no el más sencillo, deja atrás lo vivido, “borra tu historia personal” diría Don Juan. No lo entendí en su momento, ahora es lo más sensato que he leído para ser feliz. ¡Agradece, honra, bendice y libera tu vida pasada y las personas en ella!

¿Tienes algún otro tip para aprender a ser feliz?

Si te gustó este artículo, compártelo. Seguimos conversando por twitter @JoannaPrieto o deja tu comentario acá abajo y no olvides suscribirte al blog 😉

Acerca del autor

Joanna Prieto

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *