0

Pasta a la italiana

Tabla de contenidos

7 recetas tradicionales de pasta italiana

El 25 de octubre se celebra el Día Mundial de la Pasta, uno de los platos más populares del mundo por su versatilidad y propiedades nutricionales.

Sobre el origen de esta masa elaborada a base de harina mezclada con agua, a la que se puede añadir sal, huevo y otros ingredientes, existen varias teorías desde aquellas que la establecen en China siendo Marco Polo, en el siglo XIII, el responsable de introducirla en Italia, hasta aquellas que la remontan a las antiguas civilizaciones etruscas.

Sea cual sea, la realidad es que actualmente es el plato más consumido en Italia, cada italiano consume aproximadamente 25 k de pasta por año, y uno de los favoritos para la gran mayoría. Por eso queremos celebrar este delicioso día con las 7 recetas que Barilla propone para cada día de la semana.

1. Spaghetti Aglio, Olio e Peperoncino: A base de aceite de oliva, ajo y guindilla, esta receta procede de la región de Abruzzo, región centro – meridional de Italia.

Ingredientes para 4 personas:

• 350 g de Spaghetti (nº5) Barilla

• 70 ml de aceite de oliva virgen extra

• 1 diente de ajo

• 1 guindilla roja

• 1 cucharada de perejil fresco

• Sal

Preparación:

Cortar el ajo pelado y la guindilla. Poner a fuego medio en una sartén ancha y de bordes bajos. Dorar ligeramente en aceite el perejil, el ajo y la guindilla. Es importante añadir unas cucharadas de agua de cocción de la pasta para que no se dore demasiado. Mientras, cocinamos la pasta en 1 litro de agua hirviendo salada (7 gr de sal). Cuando la pasta esté “al dente”, retirarla, escurrirla bien y rehogarla en las sartén con los otros ingredientes. Servir enseguida.

2. Penne rigate all’Amatriciana: Es una de las salsas más tradicionales de la cocina italiana, originaria de la región del Lacio, que se elabora con tres ingredientes fundamentales tomate, panceta y queso.

Ingredientes para 4 personas:

• 350 gr de Penne Rigate Barilla

• 150 gr de beicon

• 100 gr de cebolla

• 4 tomates maduros

• 40 gr de queso Pecorino Romano rallado (o queso Parmesano Reggiano rallado)

• 50 ml de aceite de oliva virgen extra

• Guindilla roja a gusto

• Sal

• Pimienta negra molida

Preparación:

Cortar el beicon en pequeñas tiras, ponerlo en una sartén con un poco de agua y dejarlo derretir a fuego fuerte. En la misma sartén saltear la cebolla cortada en pequeñas tiras y la guindilla roja, con un poco de aceite. En una olla hervir durante unos minutos los tomates, pelarlos y cortarlos en cuartos, quitar las semillas y trocearlos. Añadir los tomates al beicon y la la cebolla y dejar cocer todo durante 10 minutos. Salpimentar al gusto. Paralelamente, cocinar la pasta en 1 litro de agua hirviendo salada (7 gr de sal). Cuando la pasta esté “al dente”, escurrirla bien y mezclarla con la salsa. Añadir un poco de queso rallado, mezclar bien y servir caliente.

3. Penne Rigate all’Arrabbiata: Su traducción literal significa enojado, furioso, en referencia a su picor que se consigue añadiendo al tomate pelado, ajo y guindilla picante. Es una salsa típica de la cocina italiana, en concreto de la ciudad de Roma.

Ingredientes para 4 personas:

• 350 gr de Penne Rigate Barilla

• 600 gr de pulpa de tomate

• 2 dientes de ajo

• 30 ml de aceite de oliva virgen extra

• Guindilla roja al gusto

• Sal

Preparación:

Pelar y cortar el ajo y la guindilla fresca (si usamos guindilla seca es suficiente desmenuzarla). Saltear el ajo con el aceite y la guindilla en una sartén a fuego medio-bajo. Una vez dorado el ajo, añadir la pulpa del tomate y un poco de sal. Continuar la cocción a fuego fuerte unos 15 minutos, mezclando de vez en cuando. Al mismo tiempo, cocinar la pasta en 1 litro de agua hirviendo salada (7 gr de sal). Cuando la pasta esté “al dente”, escurrirla bien y añadirla a la salsa.

4. Spaghetti alla Carbonara: Originaria del Lacio, es una de las recetas italianas más populares y aunque parece sencilla de preparar, es fundamental seguir los pasos y añadir las cantidades correctas de panceta, huevos y queso para que no se espese demasiado.

Ingredientes para 4 personas:

• 350 gr de Spaghetti (nº 5) Barilla

• 150 gr de beicon

• 100 gr de queso Pecorino Romano rallado (o queso Parmesano Reggiano rallado)

• 4 yemas de huevo

• Sal

• Pimienta negra molida

Preparación:

En un bol grande batir los huevos, añadiendo sal y una cucharada de queso rallado. Cortar el beicon en pequeñas tiras, ponerlo en una sartén con un poco de agua y dejarlo derretir a fuego alto. Paralelamente, cocinar la pasta en 1 litro de agua hirviendo salada (7 gr de sal). Cuando la pasta esté “al dente”, escurrirla bien y rehogarla en la sartén junto con el beicon unos instantes. Apagar el fuego y añadir en la sartén los huevos batidos y una cucharada de agua de cocción y mezclar durante unos 30 segundos. Terminar el plato añadiendo el queso y mezclando los ingredientes una última vez. Servir inmediatamente con una cuantidad generosa de pimienta molida.

5. Spaghetti alla Puttanesca: Procede de la zona napolitana, y aunque el origen de su nombre es incierto existen teorías de lo más pintorescas y sí, algunas en relación a las prostitutas por los colores vistosos del plato que se consigue con el contraste entre el tomate y las aceitunas negras.

Ingredientes para 4 personas:

• 350 gr de Spaghetti (nº 5) Barilla

• 500 gr de pulpa de tomate

• 50 gr de aceitunas deshuesadas

• 30 gr de alcaparras

• 30 ml de aceite de oliva virgen extra

• 25 gr de filetes de anchoa

• 1 o 2 dientes de ajo

• 20 gr de perejil picado

• Sal

Preparación:

Pelar y cortar el ajo en rodajas (o según el gusto, se puede también dejar a dientes) y la guindilla fresca (si usamos la guindilla seca, es suficiente desmenuzarla). Saltear el ajo con aceite y guindilla en una sartén a fuego medio-bajo, para que el ajo no se queme. Una vez dorado el ajo y la guindilla, añadir los filetes de anchoa y las alcaparras. Continuar la cocción a fuego lento, durante 2 minutos. Añadir la pulpa del tomate y cocinar a fuego fuerte durante 5 minutos, mezclando ocasionalmente. Si es necesario, añadir sal. Agregar las aceitunas cortadas en mitades. Paralelamente a la elaboración de la salsa, cocinar la pasta en 1 litro de agua hirviendo salada (7 gr de sal). Cuando la pasta esté “al dente”, escurrirla bien y añadir la salsa. Decorar con un poco de perejil picado.

6. Fusilli alla Norma: Plato tradicional de la cocina siciliana que homenajea a Vincenzo Bellini y su ópera prima “Norma”.

Ingredientes para 4 personas:

• 350 gr de Fusilli Barilla

• 1 kg de tomates para salsas

• 250 gr de berenjenas

• 50 gr de cebolla

• 50 gr de queso ricota salado rallado

• 30 ml de aceite de oliva virgen extra

• 6 hojas de albahaca fresca

• 1 diente de ajo

• Harina según se requiera

• Aceite de oliva virgen extra para freír

• Sal

• Pimienta negra

Preparación:

Lavar, secar y trocear las berenjenas. Salar las berenjenas con sal gruesa por ambas caras y colocarlas sobre una rejilla de cocina durante 30 minutos. Después, deslavarlas, pasarlas por harina y freírlas en una sartén con aceite vuelta y vuelta. Una vez fritas, colocarlas sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite de la fritura.

En una sartén con un poco de aceite, dorar la cebolla picada y el diente de ajo. Añadir los tomates lavados y troceados. Echar la sal y la pimienta y cocinar durante unos 10 minutos. Una vez terminada la cocción, triturar los ingredientes con una batidora y añadir los trozos de berenjenas fritas. Al mismo tiempo, cocinar la pasta en 1 litro de agua hirviendo salada (7 gr de sal). Cuando la pasta este “al dente”, escurrirla bien y juntarla con la salsa, añadiendo la albahaca troceada y la ricota salada rallada.

7. Lasagne al Ragù Bolognese: De origen griego/italiano, es una receta que se suele comer en invierno o en días fríos de primavera.

Ingredientes para 4 personas:

• 8 hojas de Lasagne La Collezione Barilla

• 80 gr de queso Parmesano Reggiano rallado

• 20 gr de mantequilla

Para el Ragù Bolognese:

• 30 ml de aceite de oliva virgen extra

• 30 gr de apio

• 50 gr de zanahoria

• 60 gr de cebolla

• 20 gr de beicon

• 100 gr de carne picada de cerdo

• 100 gr de carne picada de ternera

• 80 ml de vino tinto

• 60 gr de salsa de tomate concentrada

• 500 ml de agua

• 1 hoja de laurel

• Sal

• Pimienta negra molida

Para la bechamel:

• 500 ml de leche de vaca

• 30 gr de mantequilla

• 50 gr de harina

• Nuez moscada

• Sal

Preparación:

Para preparar el Ragù, limpiar y picar la cebolla, la zanahoria y el apio. En una cacerola, dorar a fuego medio las verduras con un poco de aceite y la hoja de laurel. Una vez doradas las verduras, añadir las carnes y el beicon picado y cocinar a fuego alto. Cuando la carne coja color, salpimentar y esfumar los ingredientes con el vino tinto. Dejar el vino evaporar y después añadir el tomate concentrado y bajar el fuego. Añadir en la cacerola una cantidad de agua suficiente como para cubrir los ingredientes y cocinar a fuego lento durante mínimo 30 minutos.

Para la bechamel, derretir la mantequilla en una cacerola. Añadir la harina, la leche y llevar a ebullición mientras se remueve. Añadir una pizca de nuez moscada, sal y dejar cocer a fuego lento durante tres minutos.

Untar con mantequilla la fuente de horno y colocar una hoja de lasagne. Encima añadir el ragu, la bechamel y abundante Parmesano Reggiano rallado. Repetir este proceso hasta terminar los ingredientes. Cubrir la última capa con la bechamel, el queso Parmigiano y unos copos de mantequilla. Cocer la lasagne en el horno precalentado a 170°C durante 25-30 minutos y dejar descansar 5 minutos antes de servir.

3 recetas para cocinar una deliciosa pasta italiana

La pasta italiana es, sin duda, uno de los alimentos más populares y conocidos en todo el mundo. De acuerdo con Wikipedia, es un alimento que se constituye por harina de trigo, agua, sal y huevo. Y a pesar de que hoy en día sea un ingrediente icónico de la cocina de Italia, su origen no es europeo.

De acuerdo a la evidencia histórica, este alimento proviene de China pero se introdujo durante la Edad Media a Italia y, desde entonces, ha gozado de gran aceptación y, por supuesto, asimilación.

La textura, el sabor, las decenas de posibles combinaciones que existen y, sobre todo, la sencillez de su preparación hacen de la pasta italiana un alimento muy común en la mesa de casi cualquier hogar.

La pasta italiana es un lienzo en blanco para la imaginación culinaria, y en honor a la exquisitez y sencillez de cada una de las posibles preparaciones, te presentamos tres recetas súper fáciles de incorporar a tu mesa.

Recetas para preparar pasta italiana

Muchos prefieren evitar la pasta en su dieta porque piensan que es un alimento que contribuye al aumento de peso. Sin embargo, de acuerdo con las conclusiones de un reciente estudio publicado enNutrition and metabolism, la pasta no causa ningún aumento de peso o de grasa corporal.

Como ocurre con otros alimentos, la clave para disfrutarlo dentro de una dieta balanceada es moderar las porciones. Además, conviene elegir acompañantes que sean nutritivos y bajos en calorías. A continuación te damos algunas recetas.

1. Espagueti a la carbonara

Dentro de la pasta italiana, hay diversos tipos de cortes y presentaciones. Uno de los tipos más populares es el espagueti, o pasta de corte largo y sección circular.

  • 4 yemas de huevo.
  • 150 g de tocineta.
  • 1 cucharada de sal (15 g).
  • 1 taza de queso pecorino rallado (100 g).
  • 2 ½ tazas de pasta tipo «Spaghetti» (350 g).
  • ½ cucharada de pimienta negra molida (8 g).

Preparación

  • Bate los huevos junto con el queso rallado y la sal en un bol.
  • Luego, con cuidado, corta en pequeñas trozos la tocineta.
  • Colócalo todo en una sartén, con un poco de agua, y deja que se derrita todo a fuego alto.
  • Paralelamente, cocina la pasta en un litro de agua hirviendo (previamente salada). Cuando la pasta esté casi en el punto, escúrrela bien y pásala a la sartén junto con la tocineta.
  • Apaga el fuego y añade en la sartén los huevos batidos y una cucharada de agua de la cocción.
  • Mezcla durante unos 30 segundos sin dejar de revolver.
  • Una vez listo. Apaga el fuego, sirve y espolvorea el queso sobre tu platillo.

Visita este artículo: ¿Cómo comer pasta y mantener el peso ideal?

2. Pasta alla puttanesca

Esta preparación de pasta italiana es originaria de la ciudad de Nápoles. Es muy fácil de distinguir por sus colores vivos (aportados por sus ingredientes principales: tomate, perejil y anchoas).

  • Pela y tritura el ajo.
  • Luego, saltea el ajo con un poco de aceite extra virgen de oliva en una sartén a fuego medio.
  • Una vez dorado el ajo, añade los filetes de anchoa y las alcaparras.
  • Continúa la cocción a fuego lento, durante 2 minutos.
  • Introduce la pulpa de tomate y cocínala a fuego alto durante 5 minutos.
  • Añade una pizca de sal y luego las aceitunas negras.
  • Cocina la pasta en 1 litro de agua hirviendo. Cuando la pasta esté “al dente”, escúrrela bien y añade la salsa.
  • Espolvorea un poco de perejil fresco sobre tu platillo y sirve.

Lee también: ¿Qué pasta es la que menos calorías nos aporta?

3. Espagueti a la amatriciana

El nombre de esta deliciosa receta italiana se debe a la localidad de Amatrice, donde es originaria la preparación. Es una de las recetas de pasta italiana más consumidas debido a su sencillez en la preparación.

  • Asegúrate de lavar y pelar muy bien los tomates.
  • Después de cortarlos y remover todas las semillas y la piel de los tomates, pásalos por la trituradora. Como resultado, tendrás un puré.
  • Corta la panceta en tiras largas y que sean del mismo espesor.
  • Con la ayuda de la mantequilla, procede a dorar la guindilla y la panceta en una sartén a fuego medio.
  • Al lograr que la panceta dore, asegúrate de añadir sal, tomates y una pizca de pimienta negra.
  • Remueve la mezcla y añade media cucharada de azúcar para evitar la salsa quede ácida.
  • En una olla aparte procede a cocinar la pasta durante 5 minutos. Una vez lista, deja que repose en el agua por 2 minutos más.
  • Escurre los espaguetis y sirve en un plato junto con la salsa de tomate.
  • Esparce el queso parmesano sobre tu platillo y disfruta.

Para terminar, como curiosidad… ¿Sabías que la pasta integral podría ser más saciante? Así lo sugiere un estudio publicado en Applied Physiology, Nutrition, and Metabolism, que además destaca contiene más fibra. Por tanto, a la hora de elegirla, te aconsejamos optar por la integral.

Cómo hacer pasta italiana

Comida y Cultura

¿Siempre has querido saber cómo hacer pasta? Aquí encontrarás los mejores tips para cocerla, sazonarla y servirla como todo un profesional.
Escrito por: Gourmet de México @gourmetdemexico

Según el lugar en que te encuentres, te dirán distintas formas de preparar pasta de la mejor forma; pero la tradición italiana tiene ciertas normas para obtener resultados al dente. ¡Descubre cómo hacer pasta como todo un profesional!

Por Ingrid [email protected]_cb

Los Ingredientes

Italia es cuna de pastas frescas, aceite de oliva lleno de propiedades y especias aromáticas; así que emplearlas en tus recetas es el primer paso para tener un platillo verdaderamente italiano.

–#QuizGourmet ¿Eres un experto en pasta?

La Cocción

Emplea ollas grandes de bordes altos, así tendrás suficiente espacio para moverla sin que se peque.

Ten presente esta regla: Por cada 100 gramos de pasta, agrega un litro de agua y una cucharada de sal. El aceite y la mantequilla que creías necesitaba, en realidad no le hacen falta.

Continúa moviendo la pasta dentro de la olla para que no se apelmace.

El tiempo que debe estar al fuego varía según el tipo de pasta que emplees, pero en promedio requiere de 8 a 15 minutos.

Para que no quede muy espesa, después de retirarla del fuego y escurrirla agrega agua caliente y añade la salsa que emplearás.

La Preparación

Antes de que empieces a preparar la pasta, ten lista la salsa.

Mídete en los ingredientes para que sus sabores se perciban de forma ideal, a lo mucho emplea 8 distintos.

¡Ahora estás listo para preparar una perfecta pasta italiana!

Con información de mujerhoy.com

La pasta es la estrella de la cocina italiana que triunfa en todo el mundo, ya que nos ofrece infinitas posibilidades para preparar sabrosos platos muy variados. Pero no todas las preparaciones de pasta son originarios de Italia, ¿sabes cuáles son los platos más típicos de su gastronomía? A continuación te presentamos las 13 recetas de pasta que tienes que saber hacer si amas la cocina italiana.

En Barilla Sabor de Italia estamos compartiendo muchas recetas genuinamente italianas con opciones para todos los gustos. Aquí tienes una selección de los mejores platos de Italia para que presumas en casa de ser un auténtico apasionado de la pasta. Accede a cada receta para conocer con detalle los ingredientes que necesitas y todos los pasos necesarios para triunfar en la mesa.

Farfalle con salsa Ricotta, alcaparras, atún y menta fresca

La alegre forma de esta variedad de pasta se combina en esta receta de Farfalle con salsa Ricotta, alcaparras, atún y menta fresca con ingredientes de sabores intensos que te sorprenderán. Es un plato exquisito con toda la suavidad del queso ricotta.

Spaghetti alle noci

Los frutos secos también están muy presentes en la cocina italiana, como demuestra esta receta de Spaghetti alle noci. Es un plato muy nutritivo, ideal para deportistas, y muy sencillo de elaborar.

Penne con salsa Basilico Barilla, berenjena y ricotta salada

En esta receta de Penne con salsa Pomodoro Basilico Barilla, berenjena y ricotta salada se reúnen dos clásicos de la cocina italiana, los Penne Rigate y la salsa de tomate con albahaca, toda una combinación ganadora.

Tagliatelle La Collezione estilo Bolognese en salsa cremosa de Parmesano

El ragú alla Bolognese es una de las joyas de la gastronomía de Italia. En esta versión le damos un toque especial con la receta de Tagliatelle La Collezione estilo Bolognese en salsa cremosa de parmesano.

Fusilli alla Molisana

Un buen amante de la pasta no puede olvidar las especialidades regionales. En esta receta de Fusilli alla Molisana viajamos a la región de Molise para preparar un delicioso plato lleno de sabor gracias a la cocción prolongada de la salsa.

Tortiglioni alla puttanesca

La receta de Tortiglioni alla puttanesca es ideal para disfrutar de otra de las salsas más características de Italia, muy típica en regiones centrales como la Toscana.

Penne a la Zucca

Seguro que sorprenderás a tus invitados con esta original receta de Penne a la Zucca. La calabaza es un ingrediente esencial en la cocina italiana y no podía faltar en nuestros platos de pasta.

Spaghetti con pesto genovese, langostinos y tomates cherry

La salsa pesto es otra de las más conocidas en todo el mundo, y podemos enriquecerla con otros ingredientes. Nuestra receta de Spaghetti con pesto genovese, langostinos y tomates cherry es todo un plato de lujo que podemos tener listo en muy poco tiempo.

Farfalle con Pesto Rosso, mozzarella y espárragos

Además del genovés, en Italia gusta mucho el pesto elaborado con tomate y ricotta. Prepara en casa esta deliciosa receta de Farfalle con pesto rosso, mozzarella y espárragos, y seguro que tus familiares y amigos quedarán encantados.

Fusilli con salsa arrabbiata, bacalao y aceitunas negras

La intrincada forma de los Fusilli resulta perfecta para acompañar una salsa como esta, otro clásico italiano. La receta de Fusilli con salsa arrabbiata, bacalao y aceitunas negras tiene un punto picante que contrasta con la suavidad del pescado.

Tagliatelle al funghi porcini

En Italia también disfrutan de la cocina con setas y hongos. La receta de Tagliatelle al funghi porcini podrás prepararla con setas frescas cuando estén en temporada, o con su versión deshidratada. Ambas opciones son deliciosas.

Spaghettoni aglio, olio e peperoncino

A pesar de ser una receta de origen muy humilde, Los Spaghettoni aglio, olio e peperoncino te sorprenderán por ser un plato muy sabroso y lleno de aromas mediterráneos.

Ensalada de Fusilli a la campesina

Por último, ahora que llega el verano no podemos olvidarnos de platos más ligeros como las ensaladas de pasta. Esta receta de ensalada de Fusilli a la campesina es perfecta para esta época ya que aprovecharemos los nutritivos vegetales de temporada.

Más información | Barilla – Pastas, recetas y salsas preparadas Imagen portada | Luca Nebuloni

En Espacio Barilla Sabor de Italia

  • Consejos para guardar y almacenar pastas y salsas
  • Lasañas, tres rellenos que funcionan
  • Prepara una cena italiana para tus amigos

Ingredientes

¡Hola gastrónomos!

¿Qué tal? Hoy quiero compartir la receta de pasta casera que yo hago, Cuando vivía en Italia en la época de exámenes mi compañera MariaSole y yo solíamos dedicarnos a hacer este tipo de trabajos artesanos con tal de no estudiar. ¡Qué poco nos costaba desenfundar la Imperia y alejar los libros!

La Imperia es esa maquinita taaaaan Italiana que aparece en la foto y de la cual se dice que: «non c’è una casa italiana senza una Imperia» (no hay casa sin una Imperia). Aunque parezca mentira aun mucha gente sigue haciendo su pasta fresca casera en Italia, y cada día lo entendemos más… ¡No hay color entre una pasta y otra! Y encima es fácil y rápido.

No os preocupéis si no tenéis la maquina de pasta por que también pondremos la explicación de como hacer la pasta de manera manual. En el caso de que queráis tenerla haciendo encontraréis una página donde comprarla online. También se puede encontrar en Amazon o Ebay o en alguna ferretería sorprendentemente modernilla.

Y bien para la pasta en sí se necesitan muy pocos ingredientes:

  • Harina de trigo*
  • Huevo
  • Sal
  • Aceite

*En Italia usan la 00, una harina de fuerza pero suave. Nosotros en esta receta utilizamos la harina de trigo normal y corriente que se encuentra en el súper y también nos quedo muy bien.

Proporciones

Por cada 100 gramos de harina añadiremos un huevo. Pondremos la harina sobre una superficie preferiblemente de madera y haremos un huequito en el centro dejándola como un volcán, en ese agujerito colocaremos los huevos. Amasaremos con máquina o a mano hasta obtener una pasta homogénea. En el caso de que la pasta estuviera muy pringosa añadiríamos más harina.

Cuando tengamos nuestra bolita de masa iremos cogiendo bolitas y pasaremos a dar uso a la Imperia. Os dejo con un video :

Y es así de fácil, solo necesitáis paciencia y ganas.

Además también hay la opción de hacer la pasta sin la maquinita:

Juventud divino tesoro

Con la ayuda de un rodillo extenderemos una fina capa de pasta. Doblaremos enharinando bien la pasta y enrollaremos la masa. Después cortamos y obtendremos tallarines o spaghetti según el grosor del corte que hagamos.

Y aunque hay diferentes teorías, nosotros siempre hemos oído que no hay que dejar la pasta secar en exceso así que la colocaremos en algún invento, en nuestro caso una percha, mientras hacemos la salsa con la que acompañaremos nuestra deliciosa pasta y luego la pondremos directamente a cocer.

TRUCO: el agua tiene que estar completamente hirviendo cuando echemos la pasta. Debemos controlar el punto de cocción pues la pasta fresca se hace muy rápido y se nos puede pasar en un abrir y cerrar de ojos. A nosotros nos gusta al dente así que un par de minutos fueron suficientes para tener una pasta deliciosa.

Nosotros hemos decidido hacer pasta con tomate natural, albahaca, ajo y guindilla. Fácil y sencilla pero deliciosa. Vosotros podréis hacerlo como más os guste, por ejemplo,la carbonara original italiana que os explicábamos otro día.

Ponemos en una sartén el ajo con la guindilla y el ajo. Después añadimos el tomate en trocitos y añadimos la albahaca. Salteamos. Et Voila! Solo nos queda poner la mesa…y a disfrutar!!!!

¿Te animas?

¡Un abrazo!

  • Preparación: 15 min
  • Comensales: 2
  • Calorías: 359
  • Tipo de comida: Principal
  • Tipo de cocina: Italiana

En algún momento de nuestras vidas, todos hemos dicho «si pudiese, comería pasta todos los días». Bendita verdad, aunque no fuese la más sana de todas las verdades. Hoy, os traemos una receta de espaguetis a la carbonara. Hemos empleado producto local y prescindido de la nata. Una pasta jugosa, rápida y muy económica: te enseñamos cómo hacerla en 15 minutos.

Ingredientes para unos espaguetis a la carbonara

Ingredientes para los espaguetis a la carbonara

  • Agua para hervir la pasta, 1.5 l
  • Panceta, 250 g
  • Espaguetis, 200 g
  • Queso curado en polvo, 50 g (cuanto más, mejor…)
  • Hojas de laurel, 2
  • Huevos, 2
  • Diente de ajo, 1
  • Sal, al gusto
  • Pimienta negra, al gusto

Preparación de espaguetis a la carbonara:

Espaguetis hervidos

Aplicamos las leyes físicas de cualquier plato de pasta: llenamos una olla con agua y la llevamos a ebullición. Opcionalmente, podemos agregar dos hojas de laurel.

Como en cada casa se tienen preferencias distintas, cuece la pasta a tu gusto. Unos, la prefieren hecha casi papilla. Otros, al dente. Por lo general, entre 8-10 minutos es suficiente, según fabricante.

Si sigues nuestra receta con exactitud, te recomendamos 7 minutos. En el último paso, te explicamos el porqué. Mientras se cuece la pasta, preparamos la carne.

2: Freír ajos y panceta

sofrito espaguetis a la carbonara

Cogemos una sartén con algo de profundidad. Calentamos a fuego medio. Agregamos la mantequilla y nada más comience a derretirse, la repartimos por toda la superficie. Vertemos el diente de ajo troceado al gusto. Damos un par de meneos para que el sabor de la mantequilla filtre bien al ajo. Nada más coja color, agregamos toda la panceta.

Veréis un fenómeno irresistible: como la grasa irá generando un fondo natural sobre la sartén. Ese es el jugo que hará que tus espaguetis sepan a gloria bendita. Freímos hasta que coja un tono bronce, generosamente tostado. Tenemos que calcular el fuego o potencia de la cocina de modo que cuando tengamos este color, la pasta esté casi cocinada.

3: Integrar pasta con la panceta

Espaguetis a la carbonara en la sartén

El paso clave. Si lo haces como nosotros, no lavas la pasta sobre agua fría ni la cambias en ningún momento de su olla. La pasta debe estar prácticamente cocida, ya que terminará de hacerse del todo en la sartén. De ahí que sean 7 minutos en lugar de 8. El último minuto se le da sobre la sartén.

Así, acercamos la olla a la sartén y, como te enseñamos en el vídeo, nos ayudamos de unas pinzas o cuchara para pasta para trasplantar los espaguetis directamente sobre la sartén. Una vez integrados, lo removemos todo para que la grasa de la panceta cubra como un ungüento toda la pasta. Dependiendo de la grasa y de la mantequilla, si lo ves muy seco —a nosotros nos lo ha parecido—, cogemos un cazo y vertemos sobre la sartén un poco del agua donde hemos cocido los espaguetis. Removemos para que se mezcle todo bien, la pasta se termine de beber este caldo y se evaporen los líquidos.

4: Integrar el huevo

Última parada que consagra la carbonara con huevo. Apagamos el fuego. Batimos los huevos en un bol y añadimos pimienta al gusto, una pizca de sal y un poco de queso en polvo. Mezclamos. Vertemos la magia sobre la sartén y removemos. Con el calor de la sartén, el huevo cuajará ligeramente. Retiramos.

5: Servir

La parte más compleja, ya que el color del plato, los brillos de la panceta y el tono del huevo hacen imposible aguantarse un solo segundo más. Si sois capaces, servid en plato. Añadid pimienta negra por encima y abundante queso espolvoreado. Nosotros tenemos una máxima filosófica: completamente nevado de queso curado.

Notas

Vamos a ir al grano: en España, este plato acostumbra a prepararse con nata, no con huevo. También es bastante común añadirle cebolla. Al igual que afilamos el machete cada vez que vemos una publicación viral de «mira qué guarrada hacen llamar paella en “x” país», en Italia se la tienen reservada con este plato. Consideran una abominación añadirle nata, pues rompe la sencillez e intensidad del sabor, principalmente hilado por la grasa de la carne.

Nosotros insistimos en una fórmula moral muy simple: en tu casa, cocina como se te antoje. Al menos, hasta que la policía de lo tradicionalmente correcto te cierre el chiringuito. Si la curiosidad está en tu naturaleza y estás buscando un plato de pasta a la carbonara más cercana a lo tradicional, esta opción de espaguetis a la carbonara te va a encantar. Como muchos otros platos, la carbonara ha sufrido modificaciones allá donde ha viajado. Para un italiano, este plato clásico incorpora guanciale, que es el nombre que recibe en Italia la papada del cerdo.

En Roma, es muy típico que el guanciale se deje curar, como si fuese un jamón. Algunos productores le añaden especias para que filtren los aromas y conseguir sabores especiales. Otros, solo curan con sal. El resultado es una pieza de cerdo que estalla de sabor cuando la fríes, ya que la grasa que desprende, en sí misma, es una salsa. Si tenéis ocasión de comprar este producto importado, hacedlo. Nosotros hemos escogido panceta ibérica ahumada, ya que es un producto muy asequible en España y ofrece resultados sabrosos.

Para no liarnos, podemos resumir en que el tocino es sólo la parte grasa (blanca) del cerdo, bien en crudo o curada. Es el tejido grasiento. La panceta incluye, además de esta grasa que llamamos tocino, una capa de carne magra del animal. Si es cruda, sin cocinar, sigue llamándose panceta. Si se le da un ahumado, entonces lo llamamos beicon/bacón, que es el universal bacon en inglés. Para los italianos, pancetta es muy parecida a nuestra panceta, aunque ellos tienen costumbre de curarla en salazón y condimentos unos meses antes de emplear en cocina. Además, suele verse presentada en rollos. Por último, todas estas partes se localizan en la panza del cerdo, no en la cara como hemos señalado en el caso del guanciale.

Más reflexiones: los puristas no toleran tampoco ni el uso de la mantequilla, ni el ajo. La pureza de la carbonara únicamente emplearía aceite de oliva y la grasa del guanciale. Por ejemplo, el difunto chef Antonio Carluccio lo cocinaba con sumo cariño a la tradición: aceite de oliva, guanciale, pecorino, huevo y pimienta negra, mientras que el divertidísimo Gennaro Contaldo ha sucumbido a los encantos de la mantequilla y el recurrente uso del Dios ajo, conocido por su insustituible sabor. Los hay que echan el huevo con yema y clara. Los hay que solo las yemas. Tensiones sin resolver de la propia vida.

Para terminar, al igual que hemos sustituido el guanciale por algo típico de nuestra tierra, también hemos cambiado el queso parmesano o pecorino por un queso de oveja curado manchego. El parmesano es de vaca, mientras que el pecorino es también de oveja. Aquí depende de lo puristas que queráis ser en la confección de la receta o del acceso a estos productos. Si no quieres complicarte, un buen queso de oveja curado que tenga esa consistencia dura y acabado salado será perfecto. Compra una cuña y ralla en polvo en el mismo momento.

Tras este breve compendio de pinceladas históricas, culturales y gastronómicas, ¿te animas a preparar estos espaguetis a la carbonara? Comparte tu foto y etiquétanos en Instagram. Cuéntanos cuál es tu toque personal, qué queso te gusta y qué partes del cerdo utilizas. Buon appetito!

Pappardelle a la amatriciana, una salsa deliciosa italiana

Nos gusta tanto la pasta en casa que no hay semana que no prepare un plato, y lo cierto es que suelo ir variando. Hay infinidad de combinaciones entre el tipo de pasta y el acompañamiento o salsa que llevan y por supuesto para todos los gustos y con todo tipo de ingredientes. A mi me encanta fijarme en recetas tradicionales italianas como la de hoy para así descubrir combinaciones y nuevos ingredientes.

Estos pappardelle a la amatriciana son una auténtica delicia y el plato queda de lo más atractivo gracias a la tremenda anchura de los pappardelle. De acompañamiento la salsa amatriciana queda fenomenal con la pasta porque se trata de una mezcla de guancile que es papada de cerdo curada, salsa de tomate y un puntito picante gracias a las guindillas, sin olvidar que como colofón está presente el queso en polvo.

Si te encanta la pasta vas a disfrutar con nuestra selección de recetas de pasta entre las que se encuentran clásicos como los spaguetti a la boloñesa o los rigatoni con salsa boloñesa, además de otras tan populares como la lasaña de carne a la boloñesa, la lasaña de verduras, la pasta con verduras al estilo caponata siciliana, los macarrones al horno gratinados, los clásicos espaguetis a la carbonara (y la versión no tradicional de espaguetis a la carbonara con nata), los macarrones con salsa roquefort, los espaguetis con gambas, la pasta Alfredo con su famosa Salsa, los canelones de carne picada con pasta fresca los tagliatelle con salsa pesto y mi receta más especial, los macarrones de Escándalo con bechamel de mostaza y queso, ¡deliciosos!

Incluso puedes aprender cómo elaborar tu propia pasta fresca en casa y con ella preparar los estupendos raviolis de pasta fresca casera rellenos de requesón con trufa de verano o los increíbles tortellinis de pasta fresca casera rellenos con carrilleras de cerdo en salsa.

Ingredientes para preparar la receta de pappardelle a la amatriciana (4 personas):

  • 400 gr de spaghetti. Una ración puede ir entre 80 y 120 gr por persona, según gustos y si es plato único o no en tu menú.
  • 200 gr de guancile. Es papada de cerdo curada y difícil de encontrar fuera de Italia así que lo ideal es sustituirlo por panceta curada (suelen venderla en la sección de charcutería).
  • 400 gr de tomate. Yo suelo utilizar tomate en conserva tamizado que viene sin pieles ni pepitas pero puedes utilizar si lo prefieres tomate natural.
  • 50 ml de vino blanco.
  • Guindillas al gusto.
  • Queso pecorino en polvo o parmesano.
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.

Preparación, cómo hacer pappardelle a la amatriciana, una salsa deliciosa italiana:

  1. Yo he elaborado la receta con panceta curada porque no he conseguido encontrar guancile, y como llevaba un poco de corteza se la he retirado. La he comprado en lonchas finas pero queda mejor si os las cortan un poco más gruesas.
  2. Corta las lonchas de panceta en tiras.
  3. En una sartén a fuego medio echa el guancile o panceta curada junto con pimienta negra molida al gusto y guindilla si te gusta un toque picante, y cocínalo todo junto durante unos 5 minutos o hasta que veas que se ha dorado un poco.

    Así es la panceta curada que he utilizado

  4. Sube el fuego para que esté algo, echa el vino blanco y espera un par de minutos hasta que se evapore el alcohol.
  5. Mientras tanto prepara el tomate, que deberá estar triturado. A mi me gusta utilizar tomate tamizado que lo venden en conserva triturado y sin pieles ni pepitas pero también puedes hacer lo mismo con tomate natural. Cuando los tomates están en temporada yo suelo triturarlos y después colarlos para que no lleven ni pieles ni pepitas.
  6. Echa el tomate triturado a la sartén y cocínalo a fuego suave durante unos 15 minutos junto con un poco de sal, de forma que reduzca su volumen y se oscurezca un poco. Pruébalo y si lo notas un poco ácido puedes echarle un poco de azúcar para rebajarlo, e igualmente añádele sal si lo necesita.
  7. Mientras se cocina la salsa amatriciana puedes ponerte a preparar la pasta. Pon abundante agua a cocer en una olla a fuego fuerte.
  8. Cuando hierva el agua echa una cucharadita de postre de sal y los pappardelle o la pasta que prefieras, y en cuanto hierva el agua de nuevo (tardará muy poco) empieza a contar los minutos que indique el paquete. En mi caso han sido 8 minutos.
  9. Cuando los pappardelle estén listos échalos sobre un escurridor en el fregadero para que suelten el agua.
  10. Vuelve a poner los pappardelle en la olla en la que se han cocido (con el fuego ya apagado) y échales por encima la salsa amatriciana. Mézclalo todo bien y ya los tienes listos.

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Estos pappardelle a la amatriciana están riquísimos bien calientes así que tómalos recién hechos. Eso si, es un plato agradecido si sobra ya que se conservan fenomenal en la nevera hasta 3-4 días y simplemente si ves que la salsa se ha secado un poco simplemente añade alguna salsa de tomate y caliéntalos de nuevo en el horno o en el microondas. Además también puedes congelarlos.

Sirve los pappardelle en los platos de los comensales y espolvorea por encima el queso en polvo, ya sea pecorino o parmesano, y de cantidad al gusto (yo siempre digo que queso nunca sobra). Lo ideal es que dejes en la mesa un recipiente lleno de queso en polvo con una cucharilla para que cada quien se eche la cantidad que prefiera. Es un platazo de pasta de lo más sencillo y riquísimo, de auténtico… ¡escándalo!

Pappardelle a la amatriciana, una salsa deliciosa italiana

Variantes de la receta de pappardelle a la amatriciana, una salsa deliciosa italiana:

Se trata de una salsa tradicional italiana y admite pocas variaciones pero puedes cambiar el tipo de pasta con la que se consume. De hecho, lo más típico es utilizar espaguetis pero realmente queda genial con cualquier tipo, sobre todo con las pastas largas.

Y si te quieres salir de la tradición puedes preparar un sofrito más elaborado con zanahorias, cebolla, puerro o apio por ejemplo, o incluso incluir unas setas o champiñones siempre le vendrá fenomenal.

Consejos:

Para recetas tan sencillas como esta mi consejo siempre es que intentes utilizar los mejores ingredientes posibles. En este caso es fundamental contar con una buena pasta, un buen queso, tomates con sabor y sería genial que consiguieses guancile o al menos intentar no utilizar bacon o panceta ahumada ya que ese sabor dista mucho de la salsa amatriciana original.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *