0

Pasta al agua mercadona

Alternativas a la leche para gatos de Mercadona

La leche para gatos es un tipo de leche pensada para ofrecérsela a los felinos. Estos pequeños animales se vuelven locos por la leche, por lo que muchas personas se la ofrecen junto a su comida.

Pero tienes que saber que no puedes darle cualquier leche a tu gatito. La leche de vaca que tomamos las personas le puede sentar mal. Deberás adquirir una leche que pueda ser bebida por gatos.

En esta entrada podrás ver los dos tipos de leche para gatos que hay y donde puedes conseguirlas.

¿Qué pasa con la leche para gatos de Mercadona?

Hace tiempo Mercadona comercializaba una leche específica para gatos. Pero ahora si te acercas a alguna de sus tiendas no lo podrás encontrar en sus estanterías.

Esto es porque dejaron de vender este producto. Por lo tanto, ya no puedes comprar leche para gatos en Mercadona. Pero la buena noticia es que es muy fácil de encontrar en otras tiendas.

Grandes superficies como Carrefour y tiendas online como Amazon la comercializan. No obstante, en las tiendas de animales también las encontrarás.

Leche para gatos en polvo

La leche maternizada para gatos está pensada para gatitos de hasta 8 o 12 semanas. Este tipo de leche le aporta al bebé las vitaminas y ácidos grasos que le aportaría la leche de la madre.

Leche para gatos en botellas

La leche baja en lactosa está diseñada para proporcionársela a gatitos de más de 6 semanas. Esta leche no es un sustituto de la leche de la madre, es una bebida baja en lactosa para evitar problemas en gatos intolerantes a la lactosa.

¿Cuándo usar la leche para gatos?

Si se trata de leche maternizada, deberás proporcionársela a gatitos recién nacidos que se han quedado huérfanos o cuya madre no le está dando la leche suficiente. Esto último puede ocurrir con camadas grandes o cuando la madre esté enferma.

Si lo que quieres comprar es leche baja en lactosa, deberás proporcionársela como un premio ocasional. El alimento para gatos ya le proporciona a tu felino una dieta equilibrada, por lo que la leche puede quedarse como una recompemsa para tu gato.

Última actualización el 2020-02-03 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Su Mascota Miente

Dicen que lo más difícil de hacer algo es empezar a hacerlo, que gran verdad. Cuando un amigo me propuso crear un blog sobre mascotas, comencé a pensar en cómo debería empezar el blog. Este amigo es propietario de una gatita (Nyquist), así que decidí que la primera entrada estaría relacionada con un aspecto frecuente relacionado con los gatos (bueno también con los perros y otros animales).

Muchas son las personas que cuando recogen un gatito de la calle, o cuando lo compran o se lo regalan, lo primero que hacen es darle leche de vaca para alimentarlo.

Pero pensemos, ¿a nuestros bebés les damos leche de vaca?, obviamente no, ¿entonces por qué se la damos a los gatitos o perritos?, ummmmmm.

La leche de las diferentes especies mamíferas tiene diferente composición química adaptada a las necesidades de cada especie en cuestión. Además en algunas especies, la leche, cumple una función inmunizante al vehicular los anticuerpos maternales, proporcionando inmunidad al recién nacido, esta primera leche se denomina calostro (no, no es calorro, eso es un tipo de….. ¿persona?).

La leche de vaca tiene un contenido en lactosa del 4,8%, mientras que en la leche de gata el contenido en lactosa es del 4%. Es decir, no es que los gatos no tengan enzima que degrade la lactosa (lactasa), si que la tienen, ya que de lo contrario no podrían consumir la leche de su madre. Lo que ocurre, es que no tienen cantidad suficiente de enzima para degradar el contenido de lactosa de la leche de vaca, ya que la enzima se satura al encontrarse con una cantidad de sustrato mayor del normal…..pffffff vaya rollaco que he soltado, ¡si sigo así voy a durar poco en esto!.

Es como si tuviéramos una silla (enzima) y una persona (sustrato) que ocupa la silla, si ahora viene otra persona no cabe en ella (no vale cogerla en brazos, ni ir al «Que apostamos» para ver cuantos somos capaces de estar al mismo tiempo en una silla)

Esto hace que los gatos/perros sean intolerantes a la leche de vaca y no la digieran bien, intolerancia que varía según el individuo y que puede aparecer tanto en adultos como en cachorros, siendo más frecuente en adultos ya que tienen menos cantidad de esta enzima (ningún mamífero adulto bebe leche, salvo nosotros y en nosotros también es más frecuente en los adultos, ¿verdad José Andrés?). Los síntomas son los mismos que en personas, es decir, «se cagan». El problema ni es grave (siempre que se le ponga solución claro), ni es difícil de resolver, ya que basta con dejar de darles leche de vaca.

El caso de los cachorros (gatitos y perritos) es más complejo, ya que necesitan tomar leche para un buen crecimiento. En este caso deberemos darle leche martenizada de su especie (gata o perra) y no leche de vaca. La leche debe darse hasta aproximadamente hasta el mes o mes y medio de edad y , a partir de entonces, pasar a dieta sólida progresivamente.

En el caso de los gatos, la leche maternizada de gata les aporta la cantidad suficiente de taurina que estos animales necesitan y que la leche de vaca no les aportaría. La taurina es muy importante en los gatos y tras meses de su deficiencia aparecen diversos cuadros como cardiomiopatía dilatada, alteraciones de la retina, sordera en gatitos, además de dificultades en la reproducción. Por cierto, la leche debe estar tibia, si es que en el fondo son como niños también.

Como veis darles leche de vaca a nuestras mascotas puede ocasionarles diarrea o no provocarles nada, es como una ruleta rusa (menos arriesgada) con nuestro cachorrillo, así que vosotros decidís….¿recoger mierda (más bien fregarla) o gastarse pelas?…. he ahí la cuestión.

Lista de compras para un bebé y qué llevar al hospital

Hace cuatro días como aquel que dice salió la noticia de que el gobierno daría 2.500 euros a cada recién nacido a partir de ese día. Eso me hizo recordar la de cosas que son necesarias para un bebé y lo perdidas que estamos cuando somos primerizas y no tenemos ni idea de qué es lo que realmente se necesita y lo que no. He encontrado varias listas en foros y voy a comentarlas, esperando que a alguna le sea útil. La experiencia es un grado, así que mezclaré lo que dijeron en esos foros con mi experiencia personal.

Foto: Canastilla del bebé vía

Índice

Qué hay que llevar a una clínica privada

Para la mamá

  • 1 par de zapatillas de estar por casa
  • Braguitas desechables. Hay quien prefiere las de algodón baratas, que se usan esos días y luego se tiran. Yo usé desechables, pero lo que hacía era pasarles un agua y así me aguantaron más.
  • Faja postparto – Hay a quienes les parece un invento y quienes la odian y dicen que no hay que usarla. Preguntad a la matrona. En todo caso, de ser necesaria, lo es más en caso de cesárea, pero claro, eso no lo sabes hasta que no te la hacen.
  • Ropa para salir del hospital – Vamos, una muda, porque probablemente con la que llegaste estará un poco asquerosilla.
  • Para tu higiene personal: cepillo de dientes, cepillo para el pelo, shampoo, jabón liquido, pasta dentífrica, toallitas, horquillas y gomas,esponja, colonia, cosméticos… Vamos, lo típico.
  • 1 o 2 sujetadores post parto. Originariamente la lista decía 3, pero me parecen muchos. Que sean sin aros, son más cómodos y elegid una talla más de la que teníais en el embarazo porque con la subida de la leche tienden a crecer.
  • Discos de lactancia para los sujetadores (si das el pecho).
  • Papel y bolígrafo… yo no escribí nada, pero oye, nunca se sabe.
  • Cámara de fotos/vídeo Y SOBRE TODO EL CARGADOR
  • Teléfono móvil Y SOBRE TODO EL CARGADOR
  • Cartilla de la seguridad social o Tarjeta de médico privado

Para el bebé

  • Pañales desechables de recién nacido. Comprad en principio sólo un paquete de la talla 0 (de 2 a 4 kilos) esperando a ver cómo es de grande el bebé. Una viene bien, porque siempre es mejor que le quede justito, pero muchas más de dos no compraréis ya que la siguiente talla es de 3-6 kilos.
  • 1 caja de toallitas húmedas
  • 1 o 2 arrullos. Yo con uno diría que es suficiente. Si queréis, uno más de andar por casa y otro más bonito si queréis hacer la salida del hospital en plan princesa. También os pueden servir las muselinas
  • 2 o 3 gorritos. Nada, yo no usé ni uno
  • 2 o tres pares de calcetines. Otra cosa poco práctica porque se los quitan. Mejor comprarles pantalón con pie (peleles) que eso sí que se mantiene en su sitio. Mucho más práctico.
  • 2 o tres pares de manoplas. Con uno, suficiente. Yo ni eso usé.
  • 3 o 4 baberos. Si le dais el pecho necesitaréis menos, pero si le dáis biberón son bastante útiles. En el kiabi o carrefour los podéis comprar en paquetes muy grandes y muy baratos. Es preferible esos que no te da cosa que se ensucien que los más bonitos, que sólo se los pones cuando está de «pitiminí».
  • 3 o 4 bodys de algodón abiertos por delante o por detrás. También os recomiendo los packs de Carrefour. Son muy baratos y dan buen resultado. Se quedan nuevos. Sobre todo, mejor abiertos por delante que de los que se meten por la cabeza porque os dará cosa. Y nada de cintas o lazos. Que tengan corchetes, que son los más prácticos.
  • 3 o 4 pijamitas de algodón fáciles de abrochar ( con corchetes y nunca con cremalleras). Lo mismo que lo anterior. En el Carrefour estupenda relacion calidad-precio.
  • Gasitas para el cordón umbilical y mercromina.
  • Champú para el pelito y jabón líquido (te lo bañarán en el hospital) Esto no creo que sea necesario
  • Pomada para la irritación del culete. Yo os recomiendo Proskin, estupenda y muy barata. Un tubo que dura 4-5 meses, 4 euros y poco.
  • Peine de bebe y cepillo de cerdas naturales. Nada, yo tampoco lo usé.
  • Esponja natural. No creo que los bañéis vosotros, así que no hace falta. Si veis que no, siempre podéis mandar a alguien a comprarlo.
  • Colonia. Bueno, esto si queréis. En todo caso, que no tenga alcohol.
  • Ropita para sacarle del hospital
  • Portabebés para el vehículo para proceder a su traslado a casa o cuco homologado en su caso.

Foto: maleta para el hospital parturienta vía

Qué hay que llevar a un hospital público

En un hospital público, lo más normal es que al bebé lo vistan con la ropita del hospital y a ti con la de la clínica. Además, te proporcionarán casi todo lo que necesites para vuestro cuidado, como los pañales para él y las compresas para ti, por ejemplo. Así que la lista se reduce bastante y se ciñe, poco más o menos a lo que necesitarías en una visita normal a un hospital.

  • Lo mismo que en el otro caso.
  • 1 caja de toallitas húmedas
  • 1 o 2 arrullos
  • Pomada para la irritación del culete
  • Ropita para sacarle del hospital
  • Portabebés para el vehículo para proceder a su traslado a casa.

Artículos de puericultura necesarios en casa

La llegada a casa con el bebé

  • Alcohol 70º para hacerle la cura del ombliguito. Vais a la farmacia y lo pedís. En algunas lo tienen preparado ya, y en otras te lo hacen.
  • Gasas para el ombliguito. Como se les dan bastantes usos, no os haga duelo tener muchas.
  • Empapadores. Dicen que para la cama de la mamá, si tiene pérdidas. Yo los encuentro muy útiles para cambiar al bebé. Son esta especie de ternas que ponen a los abuelos que tienen incontinencia. Pedís las más pequeñas que tengan y las ponéis en el cambiador. Al principio las cacas son muy líquidas y vosotros inexpertos, así que vienen muy bien para no andar lavando todo el día. Las podéis incluso llevar en el carrito. Yo las compro en farmacia, pero también tenéis en el Mercadona, Carrefour, Eroski etc. Es conveniente poner uno en la cama del bebé.
  • Termómetro corporal. Uno que va muy bien es el de Proxima Baby. Tengo varios y es el que más rápido da las mediciones. Olvidaos de los que miden la temperatura en el oído o en la frente. La gente habla pestes de ellos por lo poco fiables que son.
  • Suero fisiológico. A gogó. No hagáis corto en la vida. Comprad un bote tipo gotero que os costará 1 euro y pico y una jeringuilla desechable. Es infinitamente más práctico y más barato que las monodosis, que viene bien tener un paquete para el bolso, pero para casa son una ruina. Las monodosis cuestan entre 3-5 euros y hay 20, con el gotero tienes medio litro y te cuesta 1,50.
  • Biberones y tetinas ( en caso de no darle el pecho). Esperaros a ver si no podéis dar el pecho. Yo siempre recomiendo Avent, porque es el que mejor me va, pero esto no es una ciencia exacta. Generalmente los críos suelen dejar muy claras sus preferencias. Así que si habéis de tener varios, que sean de varias marcas y tipos, para que el niño pruebe a ver cuál es el que más le gusta, si de silicona, látex, caucho…
  • Escobilla para lavar las tetinas y escobilla para lavar los biberones. Cualquiera os vale. Da un poco igual la marca. Hay unas especiales para biberones de boca ancha, pero con las otras se lava igual. No os compliquéis la vida.
  • Sacaleches. Lo mismo. Yo esperaría a ver si le doy el pecho y como va. Que se puede comprar en cualquier lado. Me han hablado muy bien del medela eléctrico y el manual de Avent es el que suelen recomendar. Mejor si usas los biberones de Avent también porque te dará más juego al ser sus piezas intercambiables. Pero no es imprescindible.
  • Termómetro de ambiente para asegurarte que vuestra habitación se encuentre a la temperatura adecuada. Esto es una pijada. Si sudas, es que hace calor. Ya está. No hace falta el termómetro para nada. Mucho mejor el sentido común.

Foto: Habitación del bebé vía

Equipamiento en casa

Para la habitación de mamá

  • Moises o minicuna (lo más cerca posible de ti). El moisés es el capazo de paja de toda la vida y la minicuna sirve para lo mismo pero es más sofisticado. Mi hija durmió en su cuna desde el primer día con el reductor de Nikidom y tan ricamente.
  • 2 o 3 juegos de sabanas para el moises o minicuna (preferiblemente de algodón). Yo sinceramente, compraría sábanas bajeras (ojo con las medidas, que hay de varias) y un saco grobag para dormir. Los críos se destapan muchísimo y con el grobag eso lo eliminas de un plumazo. Son una maravilla. Se compran en el corte inglés y valen unos 40 euros. Tienes opciones más baratas en C&A Kids o incluso HM, pero dan peor resultado. Eso sí, cuestan la mitad. Si no sabéis lo que son, preguntad por «sacos para dormir de bebés».
  • Empapadores o cubrecolchon de rizo impermeable para el moises o la minicuna.
  • Termómetro de ambiente para controlar la temperatura de vuestra habitación. (lo mismo de antes)
  • Manta eléctrica por si te resientes (sobretodo al principio) de riñones. Otra pijada.
  • En verano un repelente de mosquitos eléctrico infantil y mosquitera en vuestra ventana. Nada. Yo no tenía de eso.
  • Humidificador. No lo veo necesario del todo. Hay de muchos tipos y sinceramente es un producto que no controlo, así que me abstengo de opinar. ¿Mi recomendación? Un vaso de agua encima del radiador y solucionado. Más barato imposible y hace exáctamente lo mismo. Si queréis que la habitación huela bien, le echáis eucalipto con moderación y sanseacabó. Y si el bebé respira mal, una cebolla abierta por la mitad y se le despejarán las vías cagando leches.

Para la habitación del bebé

  • Cuna homologada: Es importante que os asegureis de que el somier tiene varias alturas de colocación para modificarlo a medida que el niño crece. Yo también os diría que son más prácticas las que la barandilla se baja. La mía es fija y me dejo los riñones. También tenéis la opción de un transformable de cuna en cama y mesilla, pero a mí no me parecen prácticos. En fin, en esto si que para gustos los colores.
  • Colchón: de latex o de muelles. O de espuma. Si no pesan nada, leches.
  • Edredon y protector para la cuna con tejidos lo más naturales posibles (100% algodón). Se darán de leches contra los barrotes, así que el protector sí que es bastante básico.
  • 2 o 3 juegos de sabanas de algodón. El grobag os vuelve a servir.
  • Cómoda cambiador. Ni se os ocurra comprarla con bañera. Es lo menos práctico que existe. Son muy bonitas, pero cansinas. Al final acabaréis hasta las narices de que la habitación no se caliente ni para atrás en invierno y de andar con cubos para llenarla y cubos para desaguarla. Servirá de juguetero. No digáis que no os avisé.
  • Cubrecolchón plastificado por un lado y de rizo por otro para proteger el colchon
  • Carrusel musical para la cuna preferiblemente de colores alegres. Mi hija pasa olímpicamente de ellos. Tenéis de mil marcas, esto lo encontráis en cualquier lado.
  • Luz de compañía que ilumine tenuemente la habitación. A mi me acompañaba mi hija y punto.
  • Termómetro de ambiente para controlar la temperatura. Pero qué manía con la temperatura…
  • Juguetes diversos acordes a su edad. Para el principio no los necesitarán. Son muebles. Y de los peluches pasan. Os lo juro, mi casa parece un zoo.

Para la hora del baño

  • Bañera con cambiador o cubeta. Hay tres opciones prácticas: a) bañera de tijera para el bidet b) bañera que se acopla sobre tu bañera c) la tummy tub (que es como un cubo de fregar en el que al parecer los críos están muy cómodos y relajados porque les recuerda el útero materno). Gastarse 100 euros todo lo más es razonable, y aún me parece mucho.
  • Hamaca de baño. Jamás la he usado, ni tengo.
  • Jabón neutro. Os recomiendo el de Sebamed. 15 euros aprox, aunque lo podéis encontrar más barato.
  • Champú especial para bebés. Al principio no es necesario lavarles la cabecita, así que pasad de esto.
  • Colonia especial para bebés. Sin alcohol. A gusto de la mami.
  • Esponja natural
  • Capa de baño. Yo me apaño mejor con una toalla que copiamos de algún sitio que se pone en plan mandil. Pero es superjodida de conseguir. Mi madre es que la ha fusilado directamente.
  • Pañales de su talla (buscad la marca que más os guste, esto va a gustos)
  • Pomada para el culete
  • Toallitas húmedas
  • Alcohol 70 grados para limpiarle el cordón umbilical.
  • Peine de bebé y/o cepillo de pelo de cerdas naturales
  • Termómetro para el agua. Este sí que es interesante porque al principio no controlas. Uno barato y que está bien es el que venden en el mercadona.
  • Termómetro de ambiente ¡pero qué manía!
  • Tijeritas de punta redondeada (para utilizarlas a partir del primer mes y no antes). Bueno, yo las usé antes. Las de la marca Tiggex que es barata y la tenéis en Carrefour y Alcampo está bien.
  • Aspirador nasal. El de Mercadona está bien. Yo le compré el de Narhinel y también va bien. En todo caso, es preferible meterles un chute de suero con la jeringa (hasta el número 2) que se les queda mejor y sufren menos.

Para la hora de la comida

En caso de que le des el pecho:

  • Baberos varios
  • Esterilizador (no sé para qué)
  • Un par de biberones. Podría quedarse con hambre…. (otra idiotez)
  • Sacaleches
  • Contenedores para almacenar la leche. Los Via de Avent son los más utilizados.

En caso de que le des leche de preparación:

  • Baberos varios
  • Agua mineral y leche acorde a la edad del bebé
  • 4 o 6 biberones .
  • Esterilizador de biberones. Yo recomiendo los de Avent, como no, es que da todo tan buen resultado que soy muy fiel a la marca.
  • Calientabiberones. El microondas te hace el mismo papel, francamente.
  • Escobilla para biberones y escobilla para tetinas
  • Un termo para cuando salgas de casa. Al elegirlo mira que quepa vertical en el bolso, que yo compré uno más grande y se me salía.
  • Un dosificador de polvos. Es un artilugio redondo o vertical (hay varios modelos) en el que pones la medida de la leche que quieras y te sirve para preparar los biberones cuando estás por ahí. No sé porqué no lo ponía en la lista y sí el puñetero termómetro para todos los lados, esto os juro que es de las cosas que más se usan.

Para la hora del paseo

  • Cochecito de paseo.
  • Sombrilla en verano. Hay marcas para las que no sirven las universales, así que cuidado no vaya a ser el carrito que hayas elegido una. De todas maneras, las sombrillas son un coñazo, al final todas acabamos pasando de ellas.
  • Burbuja de lluvia en invierno. Suele ir con el carrito.
  • Un bolso que tenga capacidad para llevar todo aquello que necesites. No te gastes mucha pasta, luego acabarás pasándote a uno más pequeño seguro.
  • Dependiendo de la edad del niño, algún juguete que le distraiga.

Textil del cochecito:

a.- Saco de capazo
b.- Saco de silla
c.- Funda de silla
d.- Funda o saco de Portabebés (opcional).

Foto: Seguridad infantil vía

La seguridad del bebé en vuestro vehículo

En la vida de un niño se hace necesario el uso de 3 sillas distintas de acuerdo a su morfología, peso y edad:

  • Grupo 0-0+: de 0 a 13 kgs
  • Grupo 1: de 9 a 18 kgs
  • Grupos 2-3: de 18 y los 36 kilos.

Otros artículos de interés

  • La trona – Comprádsela más adelante. No se necesita hasta los 5-6 meses por lo menos.
  • Trona de viaje – Mi hija tiene 10 meses y jamás la he usado.
  • Cuna de viaje – Es una de las cosas que podéis pedir que os regalen porque es práctica. Que no se compliquen la vida. Que sea firme, que no se suelte y dejaros de leches. No hace falta gastarse un pastón en esto.
  • Parque – Yo uso la cuna de viaje. Podéis comprarlo, pero sed conscientes de que su vida útil es cortísima.
  • Hamaca o gandulita – Que sea resistente y sobre todo se tumbe completamente. La usaréis mucho en esa posición. Tampoco os dejéis un pastón en ella. Las sencillas valen igual.
  • Intercomunicadores – Yo no los usé para nada. Están ahí muertos de risa. En todo caso, los Philips están bien.
  • Barreras de seguridad para escaleras – más adelante, necesarias a partir de los 5-6 meses, no antes.
  • Dispositivos de seguridad – A partir de los 8-9 meses por lo menos.
  • Manta o gimnasio de actividades – Esto sí que es útil.
  • Caja porta-chupetes – yo no usaba
  • Chupeteros resistentes
  • Termo papillero – tampoco lo usé, pero esto si que conozco a gente que les va muy bien
  • Vajilla – Mucho más adelante.

Creo que esto es todo. Como he dicho, las listas no son mías, yo sólo he hecho los apuntes. Un saludo.

Opinión sobre la crema protectora para niños a base de óxido de zinc de Mercadona ( Deliplus ) en piel con dermatitis atópica.

Tabla de Contenidos

¡ ATENCION ! Bombazo.

Hace poco comentaba en instagram que había comprado la crema protectora para niños de Deliplús y que iba a compararla con la versión clásica de Halibut.

Halibut es una maravilla que conviene tener en casa y un gran aliado de las personas con piel atópica, por su elevado contenido en vitamina A, regenerante, su poder antiséptico y su efecto aislante. Pringoso, pero muy efectivo, de lo mejor cuando la ropa roza alguna zona irritada.

Conozco y uso Halibut desde la adolescencia y me ha librado de varias. Por ejemplo, en una ocasión en vendaje de un tobillo me produjo un brote localizado que se acabó infectando de mala manera. Me encontré con ese panorama al retirar el vendaje y mientras llegaba al día de que me lo viera el médico me traté con mercromina con polividona yodada pero, como supuraba tanto, lo aislaba con una capa gruesa de Halibut. Cuando me vieron la herida se asustaron de cómo un vendaje había hecho eso, y me preguntaron que cómo lo estaba tratando, pues ya estaba casi todo sin supurar. Les comenté mi tratamiento de urgencia y me mandaron seguir con él.

La cuestión es que Halibut cada vez cuesta más y hace los envases más pequeños, lo que a lo tonto es un gasto de los muchos que tenemos las personas con atopía en el cuidado rutinario de nuestra piel. Y escuché hablar bien de la crema contra la dermatitis del pañal de Mercadona, baratísima, por lo que me animé a incluirla en el pedido mensual para la casa sin demasiada esperanza. Y al leer sus ingredientes se me iluminó la cara.

Os adelanto, esta crema pensada para prevenir la dermatitis del pañal no es como el Halibut en textura sino que es mucho más ligera. Pero, a grandes rasgos, es un producto con las mismas propiedades. Agua, óxido de zinc, un poco de parafina ( ni la de esta crema ni la del Halibut me irritan la piel y hay otras que sí, misterios de mi piel con dermatitis de contacto varias ) y unos aceites que ayudan a la regeneración de la piel irritada, así como excipientes. En el caso del Halibut estos aceites son el aceite de pescado con dosis muy elevadas de vitamina A, mientras que en la crema de Mercadona encontramos cera de abejas, manteca de karité, extracto de caléndula, pantenol o vitamina B5 y algo de aceite de girasol.

Semejanzas.

Además de la formulación a grandes rasgos y su acción antiséptica y aislante, ambas dejan residuo blanco ( mucho más el Halibut ). Ergo no se pueden aplicar en el rostro antes de salir a la calle salvo si estáis dispuestos a dar mil explicaciones. Yo si se me irrita el nacimiento de una ceja por atopía y no tengo otra cosa mejor a mano lo uso en esa pequeña zona y que se aguanten. Pero soy muy pasota.

Ambas cremas calman el prurito de la piel irritada. Me gustan.

Diferencias.

La principal, la textura. Casi un ungüento en el caso de Halibut clásico y crema bastante liviana si hablamos de Deliplús. La crema de pasta al agua de Deliplús permite un efecto menos indiscreto en caso de usarse en el rostro, aunque notar se sigue notando. También aporta una cierta sensación de frescor.

Si hay lesiones de rascado no lo dudo, uso Halibut porque aísla mucho mejor. Pero si la piel no ha llegado a dañarse y sólo está enrojecida, incluso un poco inflamada, me sirven ambas. Y me van mejor que otros productos específicos para pieles atópicas de parafarmacia. De hecho, la mitad de estos productos pensados para pieles atópicas a mi no me alivian nada porque mi caso es bastante agudo, y por eso siempre ando con la cosmética natural sin agua y con aceites esenciales a cuestas. Lo que sucede es que estas cremas a base de óxido de zinc tienen más usos. Por ejemplo, me han contado que la crema Deliplús de pasta al agua va bien para prevenir rozaduras en los muslos en verano.

Otra diferencia es el aroma. Halibut solía tener un aroma floral natural, creo que era de lirio de ellos valles, aunque siempre a olido un poco a medicina. La crema de Deliplús, pese a no contener perfumes para minimizar el riesgo de alergias, tiene también un ligero aroma vegetal por sus ingredientes.

El envase de Deliplus, sin rosca, me resulta más cómodo.

Hago un inciso para comentar que Halibut tiene más productos, dos de ellos de composición similar y un tercero pensado para cicatrices y que no los he probado. Pero cuando me recomendaron usar Halibut y muchos años más tarde sólo existía la versión original, que es multiusos, sí. Luego no me arriesgo a comprar alguna de las nuevas formulaciones y que se me quede corta.

Precio.

He aquí la diferencia abismal. Imagino que el precio varié entre puntos de venta físicos y parafarmacias, pero a mi me cobran cerca de 9 euros por tubo de 45 gramos en mi farmacia habitual, mientras que el tubo de 100 ml de la crema Deliplús vale, creo recordar, 2.49 euros. Dos euros y algo fijo, como vino con la compra del mes pueden despistárseme los céntimos.

Por su diferencia de texturas cunde mucho más 1 ml de Halibut que uno de Mercadona, pero no hasta el punto de no notar un ahorro considerable.

¿ Con cuál me quedo ? Con ambas. No es por ser políticamente correcta, sino que como os he explicado, en caso de llaguitas, lesiones de rascado, cicatrices que aún deban protegerse del contacto con la ropa, elijo Halibut. Pero para casos menos serios, los más frecuentes, me sirven ambas e incluso es más discreta la de Deliplús, aunque pudiera requerir de una segunda aplicación al cabo de unas horas.

Y hasta aquí la entrada de hoy. Dos buenos productos, dos usos parecidos sin llegar a ser iguales, y dos precios muy diferentes.

PD: Gracias a las cremas a base de óxido de zinc llevo años sin necesitar usar pomadas con neomicina, que era lo que me recomendaba el médico antes cuando ya había heriditas y llaguitas. En teoría no deben aplicarse sobre heridas abiertas, en la práctica el propio personal sanitario las recomienda en determinados casos. Ante la duda, consultad al médico o a un farmacéutico de confianza. Y sí, se pueden usar de manera habitual en las zonas más irritadas de la piel atopica, siempre que se eviten las mucosas. El Halibut, con la precaución de no ser ingerido, puede usarse en los labios agrietados con alguna complicación ( me lo recetaron a los 15 años para tal fin y fue así como lo conocí ).


Seguramente hayáis oido hablar de ambas y sino de la famosa pasta al agua. Hoy vamos a ver la diferencia entre una y otra, ventajas e inconvenientes.

PASTA AL AGUA
Seguramente la más conocida.Como su propio nombre indica es de base acuosa. La encontramos de distintas marcas:
-leti AT4

-lutsine
Este tipo de cremas se usan para la dermatitis del pañal, como hemos dicho anteriormente son de base acuosa y lleva principios activos emolientes como la glicerina, reparadores como el óxido de zinc y talco como desecante. Propiedades – Secante y astringente, no grasa.
Indicaciones
-Lesiones exudativas Tampoco tiene contraindicaciones.
PASTA LASSAR
Para mí la mejor y con diferencia. Es otro pasta (al decir pasta, quiere decir que es densa) con base oleosa, con lo cual más emoliente. Tal vez sea más conocida la pasta al agua, pero si tenéis problemas de dermatitis bien por roce, calor,… sin duda elegid este tipo de pasta para el culito. Tiene los mismos activos que la pasta al agua, pero en base oleosa que puede ser aceite de almendras, lanolina, vaselina,…
Propiedades
– Actúa por precipitación de las proteínas, dando lugar a una capa protectora de la piel. – Es astringente, descongestiva, sedante del prurito y escozor. – Es antiinflamatoria y exudativa, antiséptica, anhidrótica y ligeramente hemostática. – Su efecto es superficial, con lo que queda confinado a la superficie de la piel.
USOS
-Dermatitis, quemaduras, rozaduras, eritrodermias,…No tiene ningún tipo de contraindicación.
Marcas de pasta lassarNo la confundáis con la pomada protectora de Mitosyl, es otra.
En definitiva si vuestro bebé sufre de dermatitis no lo dudéis Mitosyl Pasta Lassar, como habéis visto tiene muchas más propiedades que las pastas al agua y es una gran desconocida.
Si no la encontráis no dudéis en pedirnos nuestra Pasta Lassar de Farmacia Europa.

CHAMPU DELIPLUS PARA BEBES Y MI O.P.

Si eres mamá seguro que has probado el champú de deliplus del que os voy a hablar hoy, si, ese champú para bebés que seguro que te venía en alguna de las cestas regalo que recibiste, o que por su gran tamaño y bajo precio decidiste probar, ese champú eterno que nunca se acaba, que no se rompe aunque el bebé juegue con él, al que no le entra agua ni aunque lo sumerja millones de veces dentro de la bañera… ese champú que lo tiene todo y del cual hoy os vengo a dar mi opinión.

Pues si, yo también lo he probado, y no sé deciros si porque me venía en una cesta o porque lo compré, ya que hace tanto tiempo que lo tengo que no lo recuerdo (sobre 1 año y medio), y es que como os decía antes, éste champú nunca se acaba, a menos que lo uséis con varios niños a la vez…

Pero comencemos por el principio:

El champú para bebes de la marca Deliplus (exclusiva de Mercadona), es de color naranja, textura bastante ligera para mi gusto, con envase de plástico y bomba dosificadora con la que el producto se conserva en perfectas condiciones, contiene 600ml. que tampoco es muchísimo, solo que como los bebes tienen esa cabecita tan pequeña y hace muchísima espuma, dura años y años.

Formulado con extracto de camomila y caléndula especialmente para los más pequeños con ingredientes especiales que limpian, cuidan y protegen el cuero cabelludo del bebé, con una fórmula extra-suave que evita picores y escozor de ojos, aporta brillo y suavidad, delicado con la piel y testado dermatológicamente, hipoalergénico y revisado por pediatras. Además también pueden usarlo los mayores!

Llegados a éste punto del post, parece el champú perfecto, sin embargo yo no opino lo mismo.
Posiblemente sea porque estoy cansada de verlo y de usarlo, de que me dure tanto tiempo (y me queda más de medio bote) posiblemente le haya cogido un poco de manía con la que sólo le veo contras:

  • No se si realmente sea anti lágrimas como pone, pero mi hija llora cada vez que le cae en la cara.
  • No me parece que aporte mucho brillo, el mismo que cualquier otro champú.
  • No creo que aporte suavidad ya que hay días que las puntas se las veo un tanto encrespadas.
  • La textura me parece muy líquida, a mi gusto, los prefiero un poco más espesos.
  • Hace demasiada espuma lo que no me gusta tampoco para la pequeña.

Como veis, no es ni mucho menos de mis favoritos, es más, cansada de él, lo he metido en el armario (por si me hiciera falta) y me he pasado a otro, uno con el que repito y la verdad es que me gusta mucho más que éste, en breve os hablaré de él.

A vosotros que tal os va éste champú?? os gusta?? os dura mucho tiempo??

Compártelo:

Me gusta Cargando…

La esperada novedad de Mercadona para niños y bebés que encanta a los padres

La cadena de supermercados lanza una gama de productos especializados en la higiene y el aseo de los más pequeños

IDEAL.ES Jueves, 9 noviembre 2017, 11:08

Mercadona ha puesto en marcha un proyecto innovador que está llamado a revolucionar los métodos de aseo e higiene para niños y bebés. Lo ha hecho a través de su nuevo proveedor, Hippos Baby Care, una empresa alicantina, que se está extendiendo por los establecimientos de la cadena desde el pasado mes de octubre. Se trata de una gama de productos de cosmética pediátrica compuesta por loción corporal hidratante, gel corporal, champú, aceite corporal, agua perfumada y dos referencias de agua de colonia fresca. Todos ellos fabricados en España.

Concretamente se elaboran en el Polígono Industrial de las Atalayas según recoge ‘ABC’. Una gama realizada en base a fórmulas muy suaves y adaptadas al p H de la piel infantil. Una innovación desarrollada “con los estándares de calidad propios del sector farmacéutico y con ingredientes activos eficaces que ayudan a hidratar y nutrir de forma más efectiva”. Todo ello estará disponible en Mercadona, que también ha sacado al mercado un dulce y sabroso producto que no pasa desapercibido.

Sobre todos estos productos se han realizado las comprobaciones pertinentes, arrojando el análisis una “alta tolerancia oftalmológica” del champú y gel. Además, contarán con diseños atractivos, llamativos para los más pequeños, y con una estabilidad necesaria para “poder dosificar el producto con facilidad”.

Hippos Baby Care trabaja con Mercadona, donde puedes trabajar siguiendo estos ocho pasos, desde hace 22 años. Es la empresa encargada de abastecer de instrumental para los más pequeños como tetinas, biberones o chupetes. Una posibilidad que, a buen seguro, alegrará a los padres.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *