0

Pasta rollitos primavera

Receta original: LookinForLulu – Adaptación e imagen: Karla para «Recetas fáciles con Arroz»

Muuuuy buenas tardes gente hermosa!
Por fiiiiiin llega Karlita con la receta de los rollitos primavera!! POR FIIIIIIN!! jaja!
Lo sé, hace mucho que debía publicarla pero no quería hacerlo hasta tener la receta perfecta!! El camino para lograr esta masa ha sido largo!!!
Dejenme explicarles un poco:
Cuando comencé a escribir este blog… una de las recetas que pretendía publicar era ésta ya que, por lo que yo sabía, la masa de los rollitos primavera se hacía con harina de arroz. Además yo adoooooro los rollitos primavera! Me encantan!!!
Sin embargo, en gran parte de las recetas que leí, la masa estaba hecha con harina de trigo.
«Como puede ser que los famosos rollitos chinos se hagan con harina común?» – Se preguntó Karlita
Pues muchas culturas se apropiaron de la receta y la fueron modificando. En su mayoría utilizando harina de trigo.
Buscando por acá y por allá encontré un video de Vietnam, muy bien explicado, con la receta original: la que se hace con harina de arroz.
«Porqué es tan importante que se haga con harina de arroz?» La harina de arroz le da una textura, un sabor y una crujencia incomparable!!!
Bien… tras haber encontrado la receta correcta descubro que la técnica para hacer la masa era complicada. «Qué lo tiró!» – dijo Karlita.
En realidad no es tan difícil pero no es práctico de hacer.
Si hacen , pueden ver como se hacen en Vietnam. Si no tienen ganas de ingresar al link se los cuento: Toman una olla y la llenan con agua. Tapan la olla con una tela (lienzo) bien tensa que se ata a las manijas de la olla. Colocan la olla en una hornalla y calientan el agua. Cuando ésta comienza a hervir, echan la masa (parecida a la de los crepes) sobre la tela y la cocinan al vapor. Luego la dejan secar al sol y la masa se transforma en el famoso PAPEL DE ARROZ.
Cuando vi este proceso de elaboración pense: «Qué lindo peeeero… quién tiene tiempo para hacer todo ese trabajo?»
Entonces empecé a pensar en la manera de hacer la masa sin tanto trabajo.
Intenté hacerlo sin la olla y el agua, en una sartén a fuego directo (como si hiciera un crepe de arroz) pero no funcionó por que el calor es demasiado fuerte. Esta masa necesita cocción lentísima. Es muy delicada!
Estuve casi un año pensando en como resolver el problema.
Un día (EUREKA!!) cambié el enfoque: Charlando con Jorgito nos dimos cuenta que esta masa era básicamente harina cocida por agua. Más o menos como la polenta o la masa para los profiteroles.
Entonces calentamos el agua, echamos la harina y cocinamos la masa. Ya resolvimos el problema 😉
«Karlita, porqué es importante cocinar la masa?» Por que si nosotros unimos agua con harina de arroz, esta masa no va a poder trabajarse. Al estirarla se rompe!
Cuando el arroz está cocido se vuelve elástico como la plastilina!! 😉 Por eso, si miran páginas de cocina asiática, van a notar que en las recetas de masa con harina de arroz siempre utilizan agua hirviendo!

Entonces esa fue la idea que encontramos con Jorgito. Cocinar la masa y después estirarla. Qué les parece?
Con esta técnica es muy fácil hacer esta masa. Encima tiene una textura espectacular. Realmente se parece a la plastilina así que es muy cómoda para estirar y amasar!
Espero que se animen a preparar esta receta! Van a disfrutar mucho la elaboración de los rollitos primavera!! Además está genial poder hacerlos de forma casera por que es muy difícil encontrar locales donde vendan la masa.
Y eso es todo por ahora!!! Ufff… que introducción más larga!! jaja! Los cansé?!
A continuación dejo la receta de la masa (hecha de dos maneras distintas), dejo una receta de relleno (aunque ustedes pueden rellenar esto con lo que más les guste 😉 y también dejo un foto-tutorial completíiiiiisimo para que se saquen todas las dudas!!!
Ojalá les guste y les sirva. Si tienen alguna duda, me escriben por acá o por facebook.
Besotes para todo el mundo y pasemos no más a la receta!! 😉

Receta original: LookinForLulu – Adaptación e imagen: Karla para «Recetas fáciles con Arroz»

Ingredientes para la masa: (Con estas cantidades haremos 4 rollitos)
1 taza de agua 1 taza de harina de arroz (acá podés hacerla casera) 1 cucharada de té de aceite 1 cucharada sopera de almidón de mandioca (esto es opcional)
Ingredientes para el relleno:
1 taza de repollo (cortado en tiritas) 1/2 diente de ajo (cortado en tiritas) 1/2 cebolla (cortada en tiritas) 1/2 zanahoria (cortada en tiritas) Pollo hervido y desmenuzado (1 patita o 2 alitas) Sal Pimienta
Preparación del relleno:

  1. En una sartén echamos 1 cucharada sopera de aceite y llevamos a fuego medio.
  2. Cuando el aceite esté caliente agregamos la cebolla. Cocinamos y revolvemos.
  3. Una vez que la cebolla comience a transparentar, agregamos el ajo y la zanahoria. Revolvemos y cocinamos durante 3 minutos.
  4. Finalmente agregamos el pollo desmenuzado, el repollo y cocinamos por 3 minutos más.
  5. Apagamos el fuego y salpimentamos. Dejamos enfriar.

Preparación de la masa sin microondas: (El procedimiento es igual a cuando preparamos polenta)

  1. En un recipiente vamos a mezclar la harina de arroz y el almidón de mandioca.
  2. Por otra parte, en una olla pequeña (si es de fondo grueso, mejor) colocamos el agua junto con el aceite y llevamos a fuego medio.
  3. Cuando el agua comience a burbujear, vamos a ir agregando la harina de arroz mezclada con el almidón de mandioca. Revolvemos constantemente para que no se pegue.
  4. Seguimos cocinando y revolviendo durante 5 minutos o hasta que la masa sea difícil de revolver con cuchara.
  5. Una vez lista, apagamos el fuego y dejamos entibiar por 10 minutos.
  6. Cuando esté tibia la sacamos de la olla y la amasamos hasta que esté firme y lisa.
  7. Por último dividimos la masa en 4 bollitos.

Preparación de la masa con microondas:

  1. En un recipiente de vidrio colocamos la harina de arroz, el almidón y el aceite.
  2. Luego volcamos 1 taza de agua hirviendo (tiene que estar muy caliente) sobre el recipiente.
  3. Revolvemos constantemente durante 2 a 3 minutos. Se formará una masa pegajosa.
  4. Tapamos con una bolsita y dejamos reposar 30 minutos.
  5. Pasado ese tiempo, sacamos la bolsita y mandamos el recipiente al microondas.
  6. Cocinamos durante 10 segundos. Sacamos la masa y la tocamos. Hay que cocinarla hasta que esté firme y no se pegotee en las manos.
  7. Cuando esté lista, la amasamos hasta formar un bollo liso y firme.
  8. Por último lo dividimos en 4 partes y hacemos 4 bollitos.

Receta original: LookinForLulu – Adaptación e imagen: Karla para «Recetas fáciles con Arroz»

Armado de los rollitos primeravera:

  1. Sobre la mesada colocamos 1 rectángulo de papel film o bolsita plástica. Por arriba colocamos 1 bollito de masa y por arriba de la masa colocamos otro rectángulo de papel film o bolsita. Esto lo hago para trabajar la masa con mucha más comodidad y facilidad!! Pruébenlo! Además no ensuciamos nada 😉
  2. Con un palote o palo de amasar estiramos la masa para un costado, para el otro, para arriba y para abajo (como se ve en las fotos).
  3. Luego colocamos un poquito de relleno en una esquina.
  4. Le damos una vuelta como si hiciéramos un canelón.
  5. Doblamos las puntas para evitar que el relleno se escape.
  6. Damos vuelta hasta el final.
  7. Freímos los rollitos primavera en abundante aceite hasta que estén doraditos.
  8. Cuando estén listos los sacamos y los colocamos en un plato con mucho papel absorvente.

Y listo!! Ya tenemos un delicioso rollito primavera!! Ahora les pido que lean los consejos que hay muuuucho por explicar!!

Receta original: LookinForLulu – Adaptación e imagen: Karla para «Recetas fáciles con Arroz»

Consejos y datos útiles:

  • «Karlita, puedo hacer la masa, armar los discos y hacer los rollitos primavera en otro momento?» Que se puede…. se puede! Pero todavía no les paso bien la información de como hacerlo por que estoy ajustando la receta. Por el momento les diría que hagan la masa, inmediatamente armen los rollitos y después los cocinen.
  • Deben saber que, a medida que la masa enfríe, será más difícil manipularla. Por lo tanto es importante estirar y armar los rollitos rápidamente. En caso que se distraigan y se les enfríe la masa (como me pasó a mi la primera vez que hice esta receta) sólo deben calentarla unos segunditos en el microondas o a baño maría.
  • Les cuento que hice esta masa de dos maneras: 1) Utilizando harina de arroz comprada con la cual la masa queda lisa y perfecta. 2) Utilizando harina de arroz casera (Ya saben! La que está publicada en el blog) peeero sin tamizarla. Lo hice para ver si los rollitos quedaban bien y déjenme decirles que QUEDARON ESPECTACULARES!!! Misma textura! Mismo sabor! Así que pueden hacer esta receta usando la harina casera SIN TAMIZAR.
  • El almidón de mandioca lo utilizo para darle más elasticidad a la masa. Si no lo utilizan no pasa nada. Podrán trabajarla muy bien! Lo prometo!
  • «Karlita, de qué grosor tiene que quedar la masa estirada?» Bien, la masa original es fina como la masa filo. Es decir, del grosor de una hoja de papel. Yo probé con distintos grosores. Les recomiendo como máximo 0,20 mm. Si la dejan más gruesa podrán comerla pero estará un poco dura. Si?
  • Secretito a la hora de estirar la masa: Pueden estirarla perfectamente sobre la mesada. Para hacer esto les recomiendo untar la mesada y el palote con un poquito de aceite. Yo estiro la masa usando bolsita por que soy vaga y no me gusta andar limpiando tanto! XP
  • Secretito a la hora de armar el rollito: No le pongan mucho relleno. La masa es frágil y puede romperse con facilidad. Como tengo la manía de ponerle mucho relleno, siempre dejo la masa más gruesita.
  • Secretitos a la hora de freír los rollitos: Usen mucho aceite. Pongan 3 o 4 rollitos por tanda. Mientras se fríen no los toquen hasta que vean que la masa esté cocida. Si los manipulan cuando la masa está cruda… se van a romper.
  • «Karlita, que hago si la masa me quedó pegajosa?» En ese caso la cocinamos más (en microondas o a baño maría) hasta que se evapore toda el agua y la masa se seque. No le agregues harina por que no va a quedar bien.
  • «Karlita, qué hago si estiro la masa y se me rompe?» Esto significa que no la cocinaron el tiempo suficiente. Ahí hay que cocinarla un poquito más en el microondas o en baño maría.

Y eso es tooooooodo por hoy, gente hermosa!! Qué les pareció la receta?! Les resultó complicada?! No se preocupen que voy a intentar mejorar el proceso de elaboración!! Se los prometo 😉
Espero que se animen a probar esta receta. Créanme que es muuuuy fácil de hacer. Además tiene una textura distinta a cualquier masa que hayamos probado. Vale la pena hacerla simplemente para conocer algo nuevo y diferente! Les abrirá la mente, aprenderán un montón y se llenarán de inspiración!
Besotes y abrazotes para todo el mundo y será hasta la próxima receta con arroz!!

Te gustó la receta? Pues a continuación comparto otras que también van a gustarte!

Como hacer harina de arroz casera en 5 minutos y sin romper la multiprocesadora o robot de cocina

Quien piensa que el arroz chino (arroz frito o chaufa) es difícil de preparar? Hoy les traigo una versión rápida y sencilla!

Comparte:

Preparación de los rollitos de primavera ligeros y sin frituras

Preparación: 20 min Cocción: 15 min Dificultad; 1/5 Unidades: 5 Coste: < 3 €

Ingredientes

  • Carne picada, 200 g
  • Puerro, 1
  • Zanahorias, 3 pequeñas
  • Col, 250 g
  • Setas shitake, 75 g
  • Salsa de soja, 2 cucharadas
  • Aceite de sésamo, 2 cucharadas (*)
  • Vino blanco, 50 ml
  • Masa filo, 5 láminas (**)
  • Aceite de oliva virgen extra (***)
  • Huevo (***)
  • Sal
  • (*) El aceite de sésamo se puede sustituir por aceite de girasol o un aceite de oliva virgen extra de sabor suave como la variedad arbequina.
  • (**) La masa filo se puede conseguir en casi cualquier supermercado grande y desde hace algún tiempo la tienen también en Mercadona.
  • (***) El huevo es opcional y sería solo para pintar nuestros rollitos de primavera ligeros. Si no tenemos nada previsto para aprovechar el huevo sobrante se pueden pintar con una gota de aceite de oliva virgen extra, que es lo que he hecho yo esta vez, y quedan igual de dorados y crujientes.

Para mucha gente, los rollitos de primavera suelen suponer la única manera de comer verduras con frecuencia. Cosa que estaría genial si no fuera por la capa de masa frita grasienta que envuelve las verduras. ¿La solución? Unos rollitos de primavera ligeros sin frituras como estos que os vamos a enseñar a preparar hoy.

Para conseguir nuestros rollitos de primavera ligeros vamos a envolverlos en hojas de masa filo, una masa finísima y muy crujiente que apenas nos aportará harinas al rollito y, en vez de freírlos, los vamos a hornear.

Preparación del relleno de los rollitos de primavera ligeros:

  1. Cortamos el puerro en rodajas finas, la zanahoria en tiras y las setas en trozos pequeños. La col en tiras finas.
  2. En una sartén o wok ponemos a calentar el aceite de sésamo a fuego fuerte (10/12) y salteamos todas verduras que acabamos de cortar menos la col durante un minuto sin dejar de moverlas.
  3. Añadimos la carne picada y removemos también para que se reparta bien entre las verduras.
  4. Añadimos la col, salteamos un minuto más y añadimos el vino blanco, la salsa de soja y sal al gusto. Esperamos a que hierva y dejamos reducir bajando el fuego al 8/12 hasta que se haya evaporado todo el líquido. Probamos y rectificamos de sal si fuese necesario.

Cómo darles forma a nuestros rollitos de primavera ligeros:

  1. Precalentamos el horno a 210ºC, con calor arriba y abajo sin ventilador
  2. Cogemos una lámina de masa filo y doblamos un tercio de ella sobre los dos tercios restantes.
  3. En una de las esquinas donde la masa está doble colocamos el relleno tal como se ve en la galería.
  4. Formamos el rollito doblando las esquinas que quedan en los extremos del relleno hacia dentro. Luego, la esquina más cercana también hacia el centro y, finalmente enrollamos sobre lo que queda de la lámina.
  5. Colocamos los rollitos sobre una bandeja con papel de horno, los pintamos con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y los horneamos durante 15 minutos a 210ºC. Como es una masa delicada y cada horno es un mundo, es mejor ir echándoles un ojo la primera vez por si hay que retirarlos antes.

Resultado

Unos rollitos de primavera ligeros y fáciles, igual de ricos, pero mucho más digestivos que los tradicionales fritos y mucho más limpios a la hora de cocinar.

Podemos servirlos con la tradicional salsa agridulce aunque en casa preferimos una salsa de chile tailandesa para darles aún más chispa.

Opción vegetariana

Estos rollitos de primavera ligeros también están buenísimos si sustituimos la carne por:

  • Setas variadas, además de las shitake que ya llevan.
  • Brotes de soja.
  • Trocitos de berenjena
  • Seitán desmenuzado

¿Te animas a hacerlos?

¿Tienes ganas de comer unos rollitos primavera de carne crujientes?

Entonces has venido al lugar (o post?) correcto.

Hoy estoy compartiendo estos rollitos de primavera crujientes caseros que son fáciles de preparar. No volverás a aceptar esos blandos y grasientos.

Nota: algunos de los enlaces a continuación son de afiliado, lo que significa que sin costo adicional para ti, obtendré una pequeña comisión si haces clic y realizas una compra. Todo lo que menciono en este post es lo que personalmente uso y recomiendo.

Hojas para Rollitos Primavera

Puedes encontrar estas hojas de masa para rollitos primavera fácilmente en cualquier supermercado asiático. Búscalos en la sección de congelados.

Descongela el paquete en la nevera la noche anterior. Úsalo según sea necesario y luego guarda el paquete en una bolsa con cierre hermético y vuelve a colocarlo en el congelador.

No tienes que preocuparte por las hojas que sobren, se pueden volver a congelar sin ningún problema.

Manipulación de las Hojas para Rollitos Primavera

Cúbrelas en todo momento con un paño de cocina húmedo, ya que tienden a secarse rápida y fácilmente. Al igual que las hojas de filo.

Hablando de eso, tengo una versión de rollitos primavera al horno con hojas de masa filo. ¿Te interesa?

Pincha aquí para ver mis rollitos primavera chinos al horno

Así que recuerda cubrir las hojas de masa, incluso las enrolladas, ya que te llevará un tiempo para enrollarlas antes de freírlas.

Cómo Hacer Rollitos Primavera Crujientes

Los rollitos de primavera salen blandos cuando el relleno está muy húmedo y empapado.

Si ves el vídeo de abajo, verás que la sartén donde cocino mi relleno siempre está seca.

Sin líquidos ni exceso de aceite. Así que, cuando hagas tu relleno, elige ingredientes que no liberen demasiado líquido cuando se cocinan.

Pero si tu relleno al final tiene líquido, no es el fin del mundo.

Simplemente drénalo colocándolo dentro de un colador mientras se está enfriando.

Cómo Enrollar Correctamente un Rollito Primavera

Puedes verlo en la foto o en el vídeo a continuación sobre cómo hacerlo.

Si lo enrollas correctamente, evitarás que el aceite se filtre dentro del rollo y salgan muy grasientos.

Mira la imagen de arriba. Asegúrate de doblar la hoja en un ángulo de 90º respecto a la longitud del rollito. Esto asegurará el relleno en el interior, sin dejar huecos para que entre el aceite.

También usa el pegamento casero para sellar el rollito. Antes de freír, revisa nuevamente ya que algunas veces tienden a desprenderse. Si ves que se ha desprendido un poco, simplemente pon un poco de pegamento y sella de nuevo.

Espero que pruebes estos deliciosos rollitos primavera de carne. Usa tus verduras favoritas o diferentes tipos de carne y hazlo tuyo. O simplemente hazlo solo de verduras.

En Resumen

Estos rollitos primavera de carne:

  • son mejores y más deliciosos que los comprados en la tienda.
  • puedes personalizarlos a tu gusto usando tus verduras o fuentes de proteínas favoritas
  • son super crujientes
  • con ingredientes fáciles de encontrar, incluidas las hojas
  • ¡son DELICIOSOS!

Antes de Irte

Aquí te dejo algunas recetas que quizás te interesen:

  • Pan chino al vapor
  • Shumai de gamba y pollo
  • Empanadilla de curry de pollo y patatas
  • Rollitos vietnamitas fritos (Cha gio)
  • Rollitos de verano con salsa de cacahuetes

Mira como hacer rollitos primavera en el vídeo a continuación:

Rollitos Primavera de Carne

Rollitos primavera de carne super crujientes hechos en casa con productos de calidad, mucho mejor que los comprados y ¡fáciles de hacer! 5 de 1 voto Imprimir Pin Cocina: China Raciones: 14 rollitos Tiempo de preparación: 20 minutos Tiempo de cocción: 10 minutos Tiempo de Reposo: 30 minutos

Ingredientes

El Relleno

  • 1 cdta maicena
  • 1/2 cdta azúcar
  • 2 cdta salsa de soja
  • 1/4 cdta pimienta blanca en polvo
  • 225 gr carne de ternera picada
  • 15 gr shitakes secos , remojar en agua caliente hasta que se blanden y luego cortar en finas tiras
  • 100 gr col , cortada fina
  • 1 zanahoria mediana , en juliana fina
  • 30 gr parte verde de cebolleta , picada
  • 2 dientes de ajo , rallados
  • 1/2 pulgar jengibre , rallado
  • 2 cda salsa de ostras

Pegamento

  • 1 cda maicena
  • 1 cda agua

Otros

  • 14 hojas masa para rollitos primavera (21.5 cm) , descongeladas
  • un poco de salsa de chile dulce , para dipear

Elaboración paso a paso

  • En un bol, añadir la maicena, azúcar, salsa de soja y pimienta blanca en polvo. Mezclar bien y añadir la carne picada. Mezclar todo, cubrir el bol y llevar a la nevera por 30 minutos.
  • Calentar un poco de aceite en una sartén a fuego medio-alto. Añadir la carne picada y saltear hasta que esté cocida, rompiendo en trozos pequeños mientras salteas. Transferir a un cuenco y reservar.
  • Limpiar un poco la sartén con papel de cocina y añadir un poco de aceite. Añadir el ajo y jengibre rallados y cocinar hasta que estén dorados. Luego añadir las verduras, mezclar bien y continuar cocinando hasta que las verduras estén un poco blandas. El fondo de la sartén debe estar seco.
  • Añadir la carne ya cocina junto con la salsa de ostras y mezclar todo bien por unos segundos. Dejar enfriar completamente antes de usar.

Montaje

  • Preparar el pegamento mezclando ambos ingredientes y removiendo. Reservar.
  • Tomar una hoja de la masa y colocar sobre una tabla con una de las esquinas apuntando hacia ti. Poner 1 cucharada del relleno cerca de esta esquina. Enrollar firmemente hasta la mitad de la hoja. Doblar los lados hacia adentro en un ángulo recto.
  • Continuar enrollando hasta casi el final. Pintar con un poco del pegamento y terminar de enrollar y sellar. Colocar en una bandeja. Continuar con el resto.

Freír

  • Calentar abundante aceite en una sartén a fuego medio. El aceite estará listo cuando insertamos un palito de madera y el aceite hace burbujas alrededor.
  • Freír de a pocos a la vez hasta que estén dorados. Voltear frecuentemente para que se doren parejo. Colocar en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Continuar con el resto.

Como Servir

  • Servir inmediatamente con un poco de la salsa de chile dulce para mojar.

Como Manipular las Hojas para Rollitos

  • Cubrir con un paño húmedo para evitar que se sequen.
  • Cubrir los rollitos antes de freír también con un paño húmedo, mientras terminas de enrollar los demás y calentar el aceite.

Como Hacer Rollitos Primavera Sin Burbujas en la Masa

  • Freír a fuego medio. Si el aceite está muy caliente creará burbujas en la masa de los rollitos.

Tried this recipe?Mention @elmundoeats and tag #elmundoeats!

Es posible que, buscando locamenti algún hojaldre que tenga mantequilla de verdad entre sus ingredientes, te hayas topado en la nevera del supermercado con dos masas llamadas ‘brick’ y ‘filo’. Si este es tu caso, y crees que la primera lleva dentro un ladrillo inglés y la segunda a tu tía Filomena cuando era joven y progre, este post te ayudará bastante. No solo te contaremos qué es cada una de estas masas, cómo hay que conservarlas y de qué manera puedes cocinarlas; además te propondremos un montón de recetas que se hacen en un plis y están buenísimas.

¿Qué es la pasta filo?

Es una masa cocida hecha a base de harina de trigo blanca, agua y sal. Originaria de Grecia y Turquía, se usa tanto para preparaciones dulces como saladas. Suele venderse en placas de 40 x 33 cm, plegadas y enrolladas sobre sí mismas, es muy fina y ligera (y también muy delicada, porque al estar ya cocida tiene una hidratación muy baja). Cuando se cocina tiene una textura crujiente, frágil y quebradiza, y es habitual en muchas recetas usar varias capas a la vez.

¿Es lo mismo que la pasta brick?

No es lo mismo, aunque se parecen muchísimo y son intercambiables sin demasiado problema en casi todas las preparaciones (aunque con las que piden una sola capa de masa resistente, mucho mejor ésta). La pasta brick está hecha con sémola de trigo, agua y sal, es un poco más gruesa e hidratada que la filo y tiene una textura más rústica y resistente. Es originaria de Túnez y Marruecos. Normalmente se comercializa en piezas redondas, separadas entre ellas con algún tipo de papel sulfurizado para que no se peguen.

¿Dónde las encuentro?

Ahora mismo hay pocos supermercados en las que no se encuentren. Normalmente las versiones industriales llevan añadido algún emulgente -normalmente lecitina de soja- y ácido cítrico. Nada de esto se nota en el sabor, se añade básicamente para hacerlas más duraderas. Si tienes la oportunidad de encontrar masa brick en una tienda de alimentación árabe, hazte con ella: suelen estar más buenas.

¿Puedo hacerlas en casa?

Sí, pero es una verdadera filigrana -hay que hacer individualmente cada una de las hojas, ahí es nada- y tampoco se nota muchísimo la diferencia frente a una buena versión de supermercado. Pero si tienes ganas y tiempo, ahí va una receta de pasta brick: no me atrevo a recomendar ninguna de las que he encontrado de pasta filo, porque son todas diferentes y no he podido probarlas para poder decidir cuál es la mejor. En todo caso, os deseo suerte (y paciencia, mucha paciencia).

Spanakopita en el formato habitual. MIKEL LÓPEZ ITURRIAGA

¿Cómo se conserva?

En la nevera, en el mismo paquete en el que la compras y siempre muy bien cerrada. Lo más importante es que no se reseque, porque entonces ya no podrás manipularla y se romperá a la más mínima. También se puede congelar, mejor en una bolsa de zip siempre bien cerrada para que no se seque Saca solo las hojas que vayas a usar, y cuando ya tengas el resto de la receta preparado: su tiempo de exposición al aire debe ser el mínimo posible. ¿Me repito con esto de que se seca? Puede ser, pero mejor grabárselo a fuego porque es lo peor que le puede pasar a esta masa.

¿Cómo se cocina?

Puedes hornearla, freírla o hacerla en una sartén que no se pegue con muy poca grasa (o con ninguna). Se puede rellenar y darle forma de saquitos -atados con una brizna de cebollino aguantan perfectamente-, hacer rollitos, empanadillas cuadradas o triangulares y usarla como base para un pastel dulce o salado. Para poder trabajar la hoja u hojas que tenemos entre manos con calma y sin sufrir por si las que quedan se secan, lo mejor es cubrirlas con un paño húmedo (no chorreando: hay que escurrirlo muy bien o mojarlo con un spray).

Ahora que sé todo esto, ¿qué puedo preparar con ellas?

Montones de cosas. Empecemos con las tartas saladas: este pastel griego de espinacas y queso -spanakotiropita para los nativos- tiene como base y como cobertura unas cuantas hojas de pasta filo (si no tenemos, brick). Con un procedimiento muy similar podemos hacer tartas con cualquier verdura previamente salteada para eliminar el exceso de líquido que nos dejaría la masa blandurria. También se puede hacer con carne o usando el relleno de una quiche, como en esta de bacon e Idiazábal. Si el relleno es muy grueso y va a tardar mucho en hacerse, lo mejor es que se ajuste al máximo la masa y no salga demasiada por los bordes: si hay mucho excedente lo más probable es que queme, y lo crujiente está muy bien pero lo churrumado mucho menos.

Con cuatro o cinco capas de pasta filo, pintadas con un poco de aceite o mantequilla derretida -mejor con un pincel- que las mantendrá unidas, puedes hacer al horno o a la sartén unas bases perfectas para servir canapés. Si quieres darles forma de cuenco, usa unos moldes de magdalenas o unas cubiteras de silicona, depende del tamaño que busques. Recuerda no ponerles nada muy líquido y tardar lo mínimo posible en servirlo.

El cerdo y la manzana son amigos. MIKEL LÓPEZ ITURRIAGA

El universo de los saquitos de masa da para pasarse media vida probado y sin repetir receta. De gambas con calabacín al curry, con peras y queso de cabra, con manzana y cebolla salteadas, morcilla y piñones o con calabaza, puerro y un poco de gorgonzola, el éxito está asegurado. Una preparación perfecta para reciclar cualquier verdura que orbite por tu nevera, unos restos de pollo asado o las tres cucharadas de relleno de croquetas que ya no te daba la vida para formar.

Casi todas las ideas del anterior supuesto se pueden convertir en empanadillas triangulares, como estas, griegas y rellenas de queso picante, o estas cuatro versiones de nuestro querido Carlos Román, pensadas para tirarse el pisto en una cena importante sin dejarte ni el presupuesto ni la juventud. Pura filigrana, pero solo con unas verduras salteadas y un poco de curry en polvo ya tenemos un relleno estupendo y rápido para estos triángulos, y todo esto sería aplicable también al formato rollito, en el que podemos meter más cantidad de relleno (ideal para vagos) pero a cambio perderemos un poco de crujiente.

Si a pesar de haber repetido cienes y cienes de veces lo de vigilar que no se seque al final te ha pasado por tu mala cabeza, también puedes aprovecharla para algo. Por ejemplo, tuesta los trozos en una sartén y sírvelos -en el último momento, para que no se ablanden- en algún plato que pida un toque crujiente. Sustituyendo al pan tostado de una pasta con sardinas siciliana, añadiéndole un poco de azúcar espolvoreado -muy poco- podría rematar un helado o una macedonia y, bien especiado, darle vidilla a un puré de verduras.

Vamos con el dulce: es impepinable empezar con el baklava, una receta tradicional de Turquía y Oriente medio a base de pasta filo, frutos secos, miel y una cantidad generosa de mantequilla. Está buenísimo, pero llena de lo lindo y a mí personalmente me empapuza cuando lo como en restaurantes por ser demasiado dulce: preparararlo en casa ajustando la cantidad de azúcar sería una buena solución.

Un tipo de baklava. WIKIPEDIA.COM

Más ligera pero con la misma inspiración turca es este pastel de requesón con dátiles y pistachos. En Webos Fritos nos enseñan a preparar una tarta de manzana crujiente con una pinta de escándalo, y a raíz de esto se me ocurre que algunas capas de masa filo pintadas con un poco de mantequilla en lugar de hojaldre podrían servir para darle un extra de crujiente a una tarta tatin.

El formato del triángulo o el rollito pequeño podría funcionar relleno de chocolate con 70% de cacao con algún fruto seco, coco en escamas, ralladura de naranja o unas semillas de cardamono, como en las samosas dulces que prepara Iván Surinder en Tandoor. Igual que en las versiones saladas, cuando se trata de estos formato o los saquitos solo tienes que pensar en tu combinación favorita y pensar que no vaya a mojar la masa. Plátano, manzana o mango salteados, frutos secos, una crema de chocolate o trocitos de guirlache para dar un toque crujiente: rellena, ata -esta vez con un bramante apto para horno, que cortaremos antes de servir- hornea a 180 grados hasta que esté dorado y apetitoso y sirve, tal cual o acompañado de alguna salsa para mojar.

Los rollitos de primavera, arrollado primavera, chun kun o lúmpia, dependiendo del país en que nos encontremos, es un plato fácil y muy resultón que se encuentra entre los más identificativos de la cocina china fuera de sus fronteras.

Tradicionalmente se preparan en China como parte de la celebración del Año Nuevo Chino, que suele tener lugar con la llegada de la primavera.

En occidente se ha confundido esta receta con una muy similar, también china, el rollo de huevo. La diferencia estriba en que el rollito de primavera es de masa menos fina y de menor tamaño que los rollos de huevo, que se parecen más a los que suelen servirnos en los restaurantes chinos.

Otra diferencia es que el rollo de huevo se prepara con masa de harina de trigo, mientras que el rollito de primavera suele ser con harina de arroz. La confusión es tal que, en ocasiones, suele emplearse ambos nombres para ambos platos indistintamente.

En cualquier caso, tanto uno como otro, no son más que un rollo de pasta relleno de verduritas en juliana y carne picada que se fríe en abundante aceite. Las verduras más utilizadas son la col china, la zanahoria y los brotes de soja, aunque se les puede incluir también setas e incluso fideos celofán, elaborados a partir de la soja.

Existen variedades de este plato en casi todas las cocinas asiáticas, siendo típicos de Thailandia, Corea, Indonesia y Japón. Suelen servirse acompañados de salsa agridulce o salsa de soja.

Preparación de los rollitos de primavera

  1. Cortamos las verduras en juliana y reservamos. En un wok, o en una sartén si no tuvierais, añadimos 3 cucharadas de aceite para freír. Cuando esté bien caliente agregamos la col y la cebolla. Rehogamos removiendo constantemente hasta que la verdura esté al dente. No debe quedar muy pochadita sino un poquito crujiente.
  2. Cuando esté casi lista añadimos al wok una cucharada de salsa de soja y unas gotitas de aceite de sésamo. Removemos unos segundos y retiramos.
  3. En el mismo wok volvemos a añadir un par de cucharadas de aceite para freír. Cuando esté caliente añadimos la zanahoria ya troceada y repetimos la operación. La cocinamos removiendo constantemente hasta que esté al dente, añadimos una cucharada de soja y un chorrito de aceite de sésamo, removemos y retiramos.
  4. Seguimos el mismo proceso con el pimiento en juliana y reservamos.
  5. Volvemos a engrasar el wok y esta vez incorporamos la carne picada. Podríamos sustituir la carne de ternera por cerdo o pollo sin problema, incluso eliminarla totalmente y convertir los rollitos en sólo vegetales.
  6. Dejamos que se cocina la carne a fuego alto hasta que comience a dorarse. Agregamos los brotes de soja, dos cucharadas de salsa de soja y un chorrito de aceite de sésamo y seguimos cocinando durante 1 o 2 minutos. Añadimos al wok el resto de verduras que tenemos reservadas y dejamos 2 minutos que se mezclen los sabores. Retiramos del fuego y reservamos hasta que se temple.
  7. Estiramos una hoja de pasta filo en una superficie de trabajo y colocamos una porción del relleno intentando reducir al máximo la cantidad de salsa. Si la mezcla está muy húmeda podría romperse la fina hoja de pasta filo.
  8. Enrolamos haciendo un rollo utilizando toda la hoja y freímos en abundante aceite. Estará listo en apenas 1 o 2 minutos. Retiramos a una bandeja con papel absorbente y servimos caliente.

Quedan perfectos acompañados por salsa de soja o salsa agridulce.

Preparación de la salsa agridulce

La salsa agridulce se trata de mezcla los sabores ácido y dulce. Es muy fácil de hacer en casa, los ingredientes a utilizar son:

  • 75 ml. de vinagre de vino blanco.
  • 100 g. de azúcar.
  • 50 g. de ketchup.
  • 75 ml. de agua.
  • 1 cucharadita tipo postre de almidón de maíz, tipo Maizena.
  1. En un cazo calentamos el vinagre, el azúcar y el ketchup. Diluimos la cucharadita del almidón de maíz en el agua, y se la añadimos a la mezcla anterior cuando se empiece a calentar un poco.
  2. Sin dejar de remover en todo el proceso (sino se pegará a la cazuela) hasta que espese un poquito. Dejamos enfriar y ya tenemos la salsa agridulce casera para nuestros rollitos primavera.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *