0

Patata al horno

Tabla de contenidos

Patatas con queso y bacon

Estas patatas con queso y bacón son la perdición de grandes y pequeños, se preparan en pocos minutos y vuelen de la mesa en menos tiempo.

INGREDIENTES para un plato

  • 2 patatas medianas para freír
  • 100 gr de bacón en cintas o taquitos
  • 100 gr de queso rallado grueso, del especial para pizza
  • Aceite de oliva para freír

ELABORACIÓN de las patatas con queso y bacon

  1. Pelamos las patatas y las partimos en gajos al gusto, a la francesa o en gajos más gruesos. Las ponemos en un bol con agua fría y sal durante media hora y las freímos, muy bien escurridas, en aceite caliente hasta que queden muy doraditas.
  2. Mientras se fríen, salteamos el bacón en su propia grasa un minuto para que suelte parte de su grasa. No debe quemarse ni endurecerse, se terminará de hacer en el gratinado.
  3. Ponemos las patatas fritas y calientes en una fuente de servicio que pueda entrar al horno. Sobre las patatas añadimos la mitad del queso y lo mezclamos con las patatas. Cuando esté bien mezclado cubrimos con la otra mitad del queso y el bacón.
  4. Gratinamos bajo el grill hasta que el queso se derrita sin que dore demasiado porque se endurecerá. Servimos calientes, recién hechas.

CONSEJOS Y COMENTARIOS

Si quieres aligerar el plato de calorías puedes prepararlo con patatitas nuevas pequeñas cocidas con su piel y cortadas en mitades. Se sigue el mismo proceso de elaboración. Son perfectas las que vienen en bolsitas especiales para cocer en el microondas.

Puedes ver también nuestra RECETA DE PATATAS FOSTER’S.

Descarga nuestra app gratuita


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!
ResumenNombre Recetas de Patatas con Queso y Bacon Autor Divina Cocina Publicado el 2015-06-19 Putuación media 3Based on 4 Review(s)

Patatas al horno con queso y jamon. Fotografía donde puedes ver con detalle todos sus ingredientes.

Hoy vamos a preparar unas patatas al horno con queso y jamon. Una deliciosa receta que sirve como aperitivo, mientras ves tu serie o película favorita, o para las tardes de fútbol. También puede ser un excelente aperitivo para las visitas. No es excesivamente calórico ya que, las patatas no las vamos a freír. Las vamos a hornear. Además, es un plato muy fácil de hacer y relativamente rápido. Para hacer estas patatas al horno con queso y jamón, necesitarás muy pocos ingredientes:

INGREDIENTES para 4 personas:

  • 4 patatas medianas
  • 100g de queso que se derrita fácilmente
  • 100g de jamón en tiras o de bacon
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

RECETA DE LAS PATATAS AL HORNO CON QUESO Y JAMON:

1.- Pelamos y cortamos las patatas en bastoncitos. Si lo prefieres, también puedes hacerlo en rodajas finas pero, personalmente a mí, me gusta más en bastoncitos. Con esta forma, da la sensación de ser más para «aperitivo»

2.- Ponemos las patatas ya cortadas en una fuente de horno. Las salpimentamos y les echamos un pequeño chorrito de aceite. Después las metemos al horno, previamente calentado a 200ºC.

3.- Pasados en torno a 45 minutos, ya estarán horneadas ¡Y hasta habrán tomado algo de crujor!. Las sacamos del horno y espolvoreamos con queso rallado. Encima, ponemos el jamon o el bacon y volvemos a introducir al horno unos 5 minutos más. Tiempo suficiente para que se haya derretido el queso. Puedes añadirle, además, otras especias a tu gusto. Incluso picante

Así de fácil y con estos tres sencillos pasos, tendremos nuestras patatas al horno con queso y jamon. Más fáciles de hacer no pueden ser y ¡tendremos un aperitivo que se convertirá en adictivo!

Si te gusta estas patatas al horno con queso y jamón, puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy como Facebook, Twitter e Instagram

MÁS EN COCINA CASERA Y FÁCIL:

Patatas bravas

Pollo al horno con patatas

Pechugas rellenas de jamon y queso

MÁS RECETAS:

Disfrutando de la cocina

Como hacer una patatas al horno con bacon fáciles. Os traigo una de las recetas que yo le enseñé a preparar a mi madre de jovencita! Si, en esta receta yo fui un poco la maestra, aunque en realidad la receta era de una tía mía. Me la enseñó unas vacaciones que estuve en su casa y me gustó tanto que se la enseñé a preparar a mi madre. Y es que quien se puede resistir a una ricas patatas al horno con bacon y queso… yo os aseguro que no.

Para los amantes del queso esta receta de patatas al horno con bacon y queso es un espectáculo! Para mi es una de las mejores combinaciones de sabores. Porque el queso y el bacon hacen una pareja perfecta, y ya si los acompañamos con patatas ni os cuento!.

Esta receta se podría hacer cocinando las patatas al microondas, por ejemplo, durante unos minutos. Pero a mi, el sabor que le da, esos minutitos en la sartén me encanta, y además, no absorben tanto aceite como para resultar muy grasas. Eso si, no es una receta para comer todos los días! pero de tanto en tanto un capricho nos lo podemos permitir!

Estas patatas con beicon y queso son perfectas para acompañar nuestras comidas. Tanto las podemos acompañar con una rica ensalada de fresas y queso de cabra, como de unas empanadillas de boloñesa, o unas alitas de pollo en adobo. Las opciones que encontraréis en el blog son muchas y variadas.

VIDEORECETA – PATATAS CON QUESO Y BEICON AL HORNO (RECETA FÁCIL):

Preparación de las patatas:

  1. Empezamos pelando y cortando las patatas a rodajas de unos dos milímetros de grosor.
  2. Salpimentamos las patatas y las freimos en abundante aceite caliente durante unos minutos. No muchos, los suficiente para que pierdan un poco de su dureza y después las retiramos y depositamos en un plato. Esta acción, también la podríamos hacer en el microondas, pero es importante poder despegar las patatas para poder seguir la receta.

Preparación final y presentación de las patatas con bacon y queso:

  1. En una bandeja apta para el horno montaremos nuestra receta. Empezamos poniendo una capa de patatas en la base, repartimos beicon en tiras por encima y daditos de queso cheddar.
  2. Volvemos a colocar otra capa de patatas y más beicon y cheedar por encima.
  3. Acabamos con una última capa de patatas.
  4. Rallamos más queso cheddar por encima, una buena capa bien repartida por toda la superficie.
  5. Metemos la bandeja en el horno, previamente, precalentado a 180º durante 20 minutos, hasta que el queso esté bien deshecho.

Y ya tenemos listas las patatas con queso y beicon al horno para disfrutar!

Cuando se necesita una guarnición rápida y fácil para acompañar un plato de carne, las patatas al romero son una opción ideal. Crujientes, sabrosas y aromáticas, estas patatas no fallan.

Las patatas son indispensables en la cocina, porque gustan a todos y además existen múltiples maneras de prepararlas: asadas, fritas, hervidas, en puré, en caldo, rellenas… Forman parte de la alimentación diaria a nivel mundial. Pero además de su sabor, aportan beneficios para la salud que no debemos dejar de conocer.

Si bien es una fuente importante de carbohidratos y es uno de los primeros alimentos en dejarse de lado cuando comenzamos a cuidar nuestro peso, las patatas contribuyen a mantener sano nuestro sistema inmunitario, pues aportan grandes cantidades de vitamina C.

También contienen vitamina B6, que colabora en la prevención de enfermedades degenerativas del sistema nervioso. La fibra de la piel beneficia al sistema digestivo.

Como vemos, la patata es saludable si la cocinamos correctamente. En el desayuno o en la comida nos aportan la energía que necesitamos para el resto de día; por ello cumplen una función importante en nuestra dieta.

El romero acompaña de maravilla a las patatas; le da un sabor y aroma especiales. Si tienes muchos invitados y quieres que todos disfruten de su plato, prepara patatas al romero. Con la siguiente receta quedaran bien cocidas por dentro y crujientes por fuera.

Ingredientes

  • 1 kg. de patatas
  • 2 dientes de ajo
  • romero
  • aceite de oliva virgen extra
  • zumo de limón
  • pimienta y sal

Una guarnición de patatas siempre es bienvenida para la mayoría de platos de carne o pescado. El horno es una forma cómoda y sana de cocina las patatas ya que nos ahorramos el freírlas en abundante aceite. Para especiarlas, hemos añadido el clásico aliño de hierbas y ajo. Un toque de limón o vino tampoco les viene mal, incluso ayuda a que se cuezan más rápido.

Preparación: 1. Mientras precalentamos el horno a 200 grados, pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en dados gruesos del mismo tamaño para que se cocinen de una manera uniforme.

2. Ponemos las patatas en una fuente grande para hornear y las impregnamos bien de aceite de oliva, pimienta y sal.

3. Machacamos los dientes de ajo con su piel y los añadimos a las patatas junto con el romero. Añadimos un poco de zumo de limón, volvemos a remover las patatas y las horneamos hasta que estén doradas uniformemente y bien crujientes.

4. Para evitar que las patatas nos queden secas, podemos poner en la base del horno un cacharro con agua para que cree vapor.

Imagen: Gingerandtomato

Patatas y batatas panaderas asadas al horno con romero y ajo Maestros del asado      Ep: 5

En el capítulo 5 del programa de televisión Maestros del asado, el cocinero argentino Christian Petersen nos enseña una receta muy sencilla de Patatas y batatas panaderas asadas al horno con romero y ajo.

Lo primero que hacemos es pelar 7 patatas y 3 batatas o boniatos. Según las vamos pelando las dejamos reposar en un bol grande con agua para que no se oxiden. Precalentamos el horno a 180ºC.

Una vez tengamos patatas y batatas peladas las vamos a cortar, con un cuchillo muy afilado, en rodajas sobre una tabla de madera.

A medida que las vamos cortando las colocamos en una fuente o cazuela para horno.

Cuando tengamos todas listas, las condimentamos con aceite de oliva, ramitas de romero fresco, 2 ajos enteros ligeramente aplastados y sal al gusto. A continuación las tapamos con papel de aluminio.

Seguidamente metemos la fuente con las patatas y batatas en el horno a 180ºC durante unos 45 minutos aproximadamente.

Pasado el tiempo de cocción, sacamos la fuente del horno con cuidado de no quemarnos. Retiramos el papel film y regamos con un poquito de aceite de oliva. Listas para servir.

En este episodio de Maestros del asado, el chef Christian Petersen nos enseña a preparar Falda de ternera a la parrilla (Asado argentino) y Rollitos de pollo a la parrilla rellenos de queso provolone, panceta y pimiento.

Recetas fáciles de patatas al horno.

Deliciosas ideas para preparar patatas al horno. Gratinadas, adobadas, con hierbas aromáticas, acompañadas de tu salsa preferida…Como entrante, plato único o guarnición estas son algunas recetas y sugerencias para cocinar y servir este sabroso y nutritivo tubérculo.

Algunos consejos para hacer las patatas al horno:

  • Si quieres acortar el tiempo de cocción de las patatas en el horno puedes cocerlas en agua o meterlas unos minutos al microondas para que estén más blanditas y terminarlas de hacer en el horno.
  • Si no quieres cocer las patatas antes puedes hacer la recetas usando patatas baby o cortarlas en trozos más finos para que tarden menos en hacerse.
  • Elige las patatas o córtalas todas de un tamaño similar para que se hagan por igual.
  • Si vas a hacer las patatas con la piel antes de cortarlas tienes que lavarlas y secarlas bien.
  • Las patatas denominadas “viejas o harinosas” van mejor para hacer al horno. Variedades de patatas recomendadas la Kennebec y la Spunta.
  • Precalienta siempre el horno antes de meter las patatas.
  • Comprueba que estén listas pinchando con un palillo o cuchillo. Si entra con facilidad ya la tienes.

1. Patatas asadas con limón y romero fresco

Deliciosas y fáciles. Sólo necesitas patatas baby, sal y limón, pimienta, mantequilla (o aceite) y unas hojitas de romero fresco (o seco).

2. Patatas asadas con bacon frito

Deliciosas y crujientes patatas con trocitos de bacon.

3. Patatas horneadas a la griega

Patatas al horno con ajo, orégano, pimentón dulce o picante, aceite de oliva y un poquito de caldo de pollo (o agua).

4. Patatas al horno gratinadas y aplastadas

Sencilla recetas de patatas al horno. El truco para hacer estas patatas está en cocer primero la patata y después aplastarlas para terminarlas al horno. Antes de meterlas al horno les ponemos un poquito de aceite y ajo, cebollino y queso rallado.

Fuente: inspiredreamer.com

5. Patatas asadas al estilo Hasselback

Patatas al horno cubiertas de mantequilla aceite de oliva, ajo y queso parmesano rallado. El nombre de las recetas se debe al tipo de corte que se realiza. Hay muchas variedades de esta receta, también las puedes hacer poniendo trocitos de queso entre los cortes y añadir bacon o sobrasada… y servir con un poquito de crema agria por encima.

Receta sueca de patatas al estilo Hasselback

6. Patatas asadas con queso cheddar

Patatas asadas al horno envueltas en papel de aluminio (puedes sustituir el papel de aluminio por papel de hornear). Las patatas asadas de esta forma tardan bastante en hacerse en el horno, calcula un mínimo de 2 horas dependiendo del tamaño de las patatas, para saber si está hecha pinchar con un palillo o con el cuchillo. Para servir una vez hechas abrir con cuidado y poner un poco de queso cheddar por encima, gratinar y servir con un poco de crema de yogur o nata agria y cebollino.

7. Patatas gajo asadas con queso gratinado

Otra forma de cocinar y presentar unas patatas asadas con queso gratinado y bacon

8. Muffins de patata al horno

Esta receta de patatas puede ser el acompañamiento perfecto para un plato de carne o pescado. Cuece primero la patata y después se pelan y se machacan junto con huevo batido, queso cheddar rallado y unos trocitos de bacon y cebollino. Colocar la mezcla en unos moldes de hornear y meter al horno precalentado a 180ºC hasta que esté doradito.

Patatas al horno asadas, la guarnición ideal (o aperitivo)

Las guarniciones son las preparaciones con las que acompañamos los platos que parece que nos están pidiendo algo más, como suele ser el caso de las carnes y los pescados fundamentalmente. Solemos recurrir a guarniciones con verduras o patatas elaboradas de diferentes formas y hoy os voy a enseñar una de mis preferidas con patatas.

Esta receta de patatas al horno asadas son la guarnición ideal para platos de carne y pescado pero incluso también las he servido muchas veces como aperitivo acompañadas de salsas caseras como la salsa brava o un buen alioli casero porque están riquísimas, se cocinan en poco tiempo y además el horno se encarga de todo. Conseguiréis unas patatas tiernas por dentro y ligeramente doradas por fuera, además aliñadas con las especias y hierbas que prefiráis aunque abajo veréis cuáles suelo utilizar yo.

Si te gusta preparar patatas de todas las formas posibles, no te pierdas la técnica de las patatas al microondas, una vez que la pruebas ya no puedes parar de preparar patatas así. También hay clásicos como las patatas panaderas al horno, la receta más fácil y con mejor resultado, las patatas a lo pobre, el puré de patatas casero, las tradicionales patatas fritas perfectas: tiernas por dentro y crujientes por fuera o las patatas fritas al ajillo. Si buscas una receta llena de tradición anímate a preparar las patatas revolconas, meneás, machaconas o revueltas o las resultonas patatas duquesa.

Y disfruta con los increíbles resultados que ofrece el horno preparando patatas al horno gratinadas o tartiflette o las famosas patatas deluxe o patatas gajo asadas al horno, con su salsa.

Ingredientes para preparar patatas al horno asadas para guarnición:

  • Patatas, la cantidad que quieras. Lo ideal es que sean de tamaño pequeño o medio, si son pequeñas calcula 2 por persona aproximadamente y si son medianas, una por persona.
  • Hierbas, secas o frescas y las que prefieras. A mi me gusta utilizar tomillo seco.
  • También se pueden añadir especias y aromáticos, yo he utilizado ajo en polvo.
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida y sal.

Preparación, cómo hacer la receta de patatas al horno asadas:

  1. Lava muy bien las patatas con agua fría ya que las vamos a hornear y comer con piel, aunque si lo prefieres también puedes pelarlas pero te aseguro que con piel están geniales.
  2. Corta las patatas como más te gusten. Yo te sugiero hacerlo de la siguiente forma: córtala por la mitad longitudinalmente, corta cada mitad de nuevo por la mitad y ya en 2 o 3 partes según su tamaño.
  3. Pon las patatas en una bandeja de horno y, para evitar que se peguen las patatas en ella, fórrala previamente con papel de horno.
  4. Precalienta el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y ventilador.
  5. Échales por encima un chorrito de aceite de oliva virgen extra y revuélvelas un poco para que queden impregnadas.
  6. A continuación espolvorea por encima las especias y hierbas que hayas elegido junto con un poco de sal. Yo como comentaba en la sección de ingredientes he utilizado pimienta negra recién molida, tomillo y ajo en polvo.
  7. Vuelve a moverlas (puede ser con una cuchara o unas pinzas de cocina) para que queden bien impregnadas con el aliño. Como a mi me gusta darles la vuelta a mitad del horneado, para tener buena referencia lo que hago es primero colocarlas todas con la piel hacia abajo y así sabré luego a cuáles les he dado la vuelta y a cuáles no.

    Mezclamos las patatas con las hierbas y especias

  8. Cuando el horno haya llegado a los 200ºC, introduce la bandeja con las patatas en el horno a altura media y hornea unos 15-20 minutos o hasta que veas que empiezan a dorarse.
  9. Saca la bandeja del horno y dales la vuelta a todas las patatas, recuerda que las habíamos dejado con la piel hacia abajo así que deberás dejarlas de forma que ahora la piel se vea.
  10. Vuelve a introducir la bandeja en el horno y hornea unos 10-15 minutos, de nuevo hasta que veas que están empezando a dorarse y a tu gusto. También puedes probar a pinchar una y si está ligeramente crujiente por fuera pero tierna por dentro, ya están listas.

    Patatas asadas al horno

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Es una guarnición que puedes preparar cuando quieras y que te recomiendo servir caliente y recién hecha aunque las patatas aguantan genial unas horas de reposo y puedes dejarlas sin apenas dorar pero ya horneadas para, en el último momento, hornearlas 5 minutos más o hasta que estén listas.

Van perfectas con todo tipo de carnes y pescados y suele gustar a todo el mundo, además se pueden servir de aperitivo con alguna salsa al gusto. Lo mejor de todo es su textura que queda tierna por dentro y crujientita por fuera y por supuesto su sabor, están de… ¡escándalo!

Patatas al horno asadas, la guarnición ideal (o aperitivo)

Variaciones de la receta de patatas asadas al horno:

Si quieres hacer más completa esta guarnición puedes incluir unos pimientos verdes y rojos en rodajas o incluso cebolla cortada en tiras y, como siempre, añadir las especias o hierbas que prefieras.

También puedes cortar las patatas de otra forma, por ejemplo en gajos (cada patata cortada longitudinalmente por la mitad y de nuevo por la mitad), también en rodajas gruesas o como prefieras. En estos casos deberás estar pendiente del horno para averiguar cuando darles la vuelta o cuando están listas.

Patatas al horno con queso

Esta es una de las guarniciones para carnes más sencillas de elaborar porque se hacen en el horno de manera muy sencilla. En esos momentos en el que tenemos que hacer guarnición de patatas para muchas personas, el hacer esta receta es ahorrar tiempo y trabajo.

Las patatas quedan realmente deliciosas y dependiendo del que le pongamos, quedará más o menos sabrosa. Yo puse emmental rallado, un queso que le dá un toque de sabor bastante rico.

Receta sencilla, patatas al horno con queso que le encantará a todos. Y tú, ¿Te animas con ellas? Pues toma nota que comenzamos.

Patatas al horno con queso Author: María del Carmen González Recipe type: Recetas en el horno Serves: 4 Ingredients

  • 1 kg de patatas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Ajos
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Pimienta molida
  • Queso emmental rallado

Instructions

  1. Pelamos las patatas y las cortamos en finas rodajas. Lavamos bien para que pierdan el almidón.
  2. Colocamos las patatas en una bandeja apta para el horno.
  3. Picamos los ajos junto con el perejil.
  4. Ligamos el ajo y el perejil con el aceite de oliva virgen extra.
  5. Ponemos la mezcla por todas las patatas, integrandolas bien, removemos hasta que quede todo bien repartido.
  6. Llevamos al horno, 180 grados, 45 minutos, dependerá del grosor de las patatas.
  7. Sacamos las patatas y cubrimos con una generosa capa de queso rallado.
  8. Llevamos al horno 10 minutos más.
  9. Servimos.

Las papas fritas son la debilidad de muchos comensales, algunos las prefieren fritas otros al horno lo importante es que estén crocantes y recién cocinadas. Para esta preparación las papas fueron cortadas sin mucha precisión y sin quitarles la piel, para dar el aspecto de ser rústicas.

Para que no pasen desapercibidas por encima espolvorearon sal y ajo en polvo para luego ser cocinadas y agregarles el toque mágico de queso parmesano y perejil fresco. Estos dos ingredientes le aportarán ese punto de originalidad y destacarse como un buen acompañante o como un pasapalo. Su sabor será todo un festín en el paladar por la fusión de sabores encontrados con su textura crocante y al morder pero suave y sedoso en su exterior.

Es ideal que este tipo de preparaciones se deben comer al momento, para así poder disfrutar de todos sus sabores al estar recién cocinados.

Para 4-6 personas

Ingredientes:

  • 4 papas grandes, cortadas en trozos
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharaditas de ajo en polvo
  • ½ taza de queso parmesano rallado
  • 1 taza de perejil fresco (o cilantro)

Preparación:

  • Pre-calentar el horno a 250ºC. Engrase ligeramente una bandeja para hornear grande y dejar a un lado.
  • Colocar los trozos de papas en un tazón grande. Rociar con aceite de oliva y revuelva para cubrir completamente.
  • En un tazón pequeño mezclar la sal, ajo. Espolvorear encima de las porciones de papas con el queso rallado y la segunda mezcla de especias.
  • Colocar las papas en una bandeja para hornear, colocándoles con la piel hacia los lados. Hornear durante 25-35 minutos hasta que las papas estén tiernas.
  • Por ultimo espolvorear con perejil fresco picado.

También te puede interesar:

Con las patatas tan buenas que tenemos en España, es normal que estén presentes en muchos de nuestros platos, ya sea como ingrediente protagonista o como guarnición de platos de proteínas.

En cualquiera de los casos, se trata de un ingrediente muy versátil que sirve para freír, cocer, preparar purés, ensaladas, etc, pero hoy nos vamos a centrar en recetas de patatas al horno, que cada día son más demandadas, pues suelen ser sencillas de preparar, normalmente se van asando ellas solas mientras nosotros podemos dedicarnos a otras actividades, como ir adelantando otros platos o cualquier otra tarea que nada tenga que vez la cocina.

Se trata de recetas vistosas y económicas que darán mucha alegría a tus guarniciones.

Recetas de patatas al horno

Si eres amante de las patatas, no vas a saber por dónde empezar. Si es así, lo mejor es que las pruebes todas.

Patatas con chaqueta

Estas patatas asadas al horno se llaman jacket potatoes o patatas con chaqueta, porque se comen con la piel, se comen mucho en Inglaterra, donde son tan populares como los fish and chips.

Patatas Hasselback

Mucho más sanas que las patatas de bolsa, son las patatas chips hechas en el horno, al igual que las patatas Hasselback tradicionales, que son similares a las chips, pero sin llegar a separlas unas de otras.

Patatas rellenas estilo Hasselback

Más contundentes son las patatas rellenas estilo Hasselback, inspiradas en las Hasselback clásicas, pero con más enjundia gracias al relleno de bacon y queso.

Patatas crujientes al horno

Las patatas fritas puede que sean la guarnición más popular de nuestro país especialmente para platos de carne y una buena forma de reducir las calorías de éstas es sustituirlas por estas patatas crujientes hechas en el horno.

Patatas asadas de guarnición

Otra forma vistosa de asar patatas para guarnición son estas patatas asadas en mitades, crujientes por fuera y muy tiernas por dentro.

Patatas DeLuxe al horno

Si eres fan de las patatas DeLuxe de esa famosa cadena de comida rápida conocida por sus hamburguesas y su payaso, te encantará esta receta de patatas DeLuxe caseras al horno y sin grasas.

Pastel de patatas al horno

Este pastel de patatas puedes servirlo solo, como guarnición o como un alimento principal acompañado de una ensalada como guarnición.

Patatas Duquesa

Se llaman patatas Duquesa y consisten en llevar un paso más allá al puré de patatas. El resultado es como un pequeño pastelito de corteza crujiente y corazón muy tierno.

Patatas rellenas de lo que pilles por la nevera

Estas patatas rellenas primero se cuecen con piel, después se rellenan y se terminan en el horno. Son una estupenda receta de aprovechamiento que con una buena ensalada te solucionan una comida en la que te chuparás los dedos.

Gratín de patatas

Yo las llamo gratín de patatas, la receta no puede ser más sencilla y son una guarnición perfecta si tienes invitados. Si aún no las has probado, te recomiendo encarecidamente que les des una oportunidad. Aunque a mí me gustan tanto que cuando se me antojan me las hago para comerlas aunque sea con una ensalada.

Patatas estilo Foster’s Hollywood o Bacon & Cheese Fries

En casi todas las recetas de patatas al horno buscamos no excedernos con las calorías, pero siempre hay excepciones que confirman la regla, como es el caso de estas Bacon Cheese Fries o patatas estilo Foster’s, que si te gustan, tienes que probar esta versión casera.

¿Y tú? ¿Sueles usar el horno para cocinar patatas?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *