0

Peinados para pelo sucio

Tener el pelo sucio o graso es algo que no gusta a nadie, pero a veces suele ocurrir que o no hemos lavado bien el cabello (o no sabemos), o quizás no hemos tenido tiempo de lavarnos la cabeza por ir con prisas. ¿Cómo disimular el pelo sucio o graso? Os ofrecemos las claves a continuación.

Trucos y remedios para disimular el pelo sucio o graso

Tener el pelo sucio es algo circunstancial que a todas nos ha ocurrido en alguna ocasión en la que no hemos tenido tiempo de lavar el cabello, pero además puede que se den casos de pelo graso y no por efecto de tener el cabello sucio, sino porque nuestro pelo es así por naturaleza algo que provoca que en más de una ocasión veamos que el cabello parece que está sin lavar cuando en realidad no es así.

Por suerte para todas, existen remedios y trucos que os ayudarán a disimular el pelo ya sea que esté sucio de verdad o sea graso. Son estos:

Hazte un recogido rápido

Pelo sucio = hacerte una coleta. Atar tu cabello en una cola, tanto baja como alta, es la primera solución, y también la más cómoda y rápida, seamos sinceras, que se nosviene a la mente. Pero si queremos hacer algo distinto o algo que disimule todavía más nuestro pelo sucio, nada como un semi-recogido.

  1. Toma dos mechones de cabello, y los llevas atrás
  2. Hazte una coleta con ellos y con esta, hazte un pequeño moño en la parte alta de la cabeza. Deja el resto del cabello suelto.
  3. ¡Listo! Llevarás un peinado sencillo, básico y perfecto para disimular que no te has lavado el pelo.

Usa un pañuelo en la cabeza

Los accesorios a menudo son útiles si el cabello no es perfecto y no está como deseamos. Para cubrir la parte grasienta, o el cuero cabelludo, las bandas o pañuelos son una muy buena opción, y además te permiten quitar el cabello de la cara.

Cambia la raya del cabello de lado

Este es otro truco simple y rápido. Un truco de última hora para esos días en los que te has levantado tarde y no tienes tiempo de lavar el cabello.

  1. Lo único que debes hacer es cambiar la raya del pelo o de tu peinado. Si sueles llevar el pelo hacia la izquierda, peínate hacia la derecha o viceversa, notarás de inmediato que el pelo parece limpio e incluso has recuperado volumen.
  2. Si llevas la raya en el medio, por un día, marca la raya hacia un lado o hacia el otro.

Hazte una trenza de lado

Para sentirse bien y bohemia, incluso con el pelo sucio, las trenzas son perfectas, especialmente las laterales.

  1. En lugar de la goma elástica, para un toque aún más chic, coloca una bonita cinta. ¡De esta manera habrás convertido un mal día de pelo en un peinado de aspecto fresco y sofisticado!.

Prueba un peinado despeinado

Los peinados despeinados son los mejores para disimular el pelo sucio. Además de las trenzas, las colas y el moño desordenado. son buenos aliados para lograr este tipo de peinados. Además evita cepillar demasiado el pelo ya que si lo haces la grasa y suciedad del cabello se extenderá todavía más.

Usa un sombrero

Esta solución es útil para el invierno. No vale mucho para espacios cerrados, pero si tenemos que salir con amigas o simplemente hacer las compras puede ser un remedio para ocultar el cabello sucio. En el primer caso, puedes elegir un sombrero de moda, que enriquezca el aspecto y lo hace más especial y personal.

Usa champú seco

Una mención final tenemos que hacer al champú en seco . Es la solución obvia y la primera que viene a la mente para combatir el cabello sucio. Ahora hay muchas marcas que ofrecen champús secos, o hay algunas alternativas igualmente efectivas y especialmente económicas.

¿Cómo disimular el pelo sucio?

Llegas corriendo de trabajar, has quedado, no tienes tiempo para lavarte el pelo, que no está tan limpio como desearías. A todas nos ha pasado esta situación, más de una y de dos veces en la vida. Tienes un par de minutos para pasar por la ducha, pero no para ponerte con el secador, menos aún con las planchas alisadoras. ¿Qué hacer? ¿Cancelar el compromiso que tenías? No hace falta. Hay una solución posible. De hecho hay varias.

El pelo sucio se puede disimular para que no se note ese aspecto grasiento que nos parece tan desagradable y que, por lo general, percibe con mayor intensidad quien lo padece que el resto de personas con que nos podemos encontrar. Es algo que deberíamos tener en cuenta, porque tiende a hacernos sentir más inseguras de lo que deberíamos. ¿Te has fijado en lo sucio que tienen el pelo los demás, salvo que parezca que chorrean aceite por el cabello? Seguro que no.

Cómo disimular el pelo sucio para una urgencia

Pero al margen de autoconvencimiento de que nuestro pelo está mejor de lo que parece vamos a ver una serie de trucos a tener en cuenta para disimular el pelo sucio y salir de una situación apurada. Lo primero es tener en cuenta eso, que son soluciones para un momento determinado, para salir de un apuro, que no sirven para usar durante dos días seguidos, porque para entonces lo único que te salvará es pasar por la ducha. Cuando no es demasiado tarde puedes aprovechar alguno de estos trucos.

El champú seco

Es la mejor opción que tienes para salir de un apuro cuando te notas el pelo sucio y no puedes pasar por la ducha. Es muy fácil de usar y se presenta en botes pequeños, similares a los de la laca de viaje, por lo que resulta de lo más apañado para tener siempre a mano. Se puede guardar en la oficina para imprevistos de última hora, incluso llevar un bote en el bolso o en el coche, para tenerlo siempre a mano. Su aplicación es muy sencilla. Se necesita un cepillo, por lo que es importante que lo tengas en cuenta y tengas uno a mano.

El champú seco es siempre un gran aliado

El modo de uso del champú seco es bastante parecido al de la laca, por lo que estás familiarizado con él, seguro. La diferencia es que se aplica en la raíz del cabello, en pequeñas cantidades -vale más quedarse corto y repetir, pero también a varios centímetros de distancia. Notarás que te queda en el pelo una sustancia blanquecina. ¡No te asustes! Es lo que eliminará la grasa del pelo sucio. Lo que has de hacer es cepillarlo hasta que desaparezca lo blanco y repetir la misma operación por distintas partes del pelo.

Funciona y apenas tardas un par de minutos. Es un producto que puede salvarte de muchos apuros y que es recomendable tener a mano. Pero como ya comentamos anteriormente has de tener en cuenta que esto sirve para una vez, no puedes usarlo dos días seguidos porque no funcionará.

El champú seco y los polvos de talco pueden sacarte de un apuro

Los polvos de talco

Puede que los recuerdes como ese producto que había en el cuarto de baño cuando eras muy pequeña y que cada vez que se caía dejaba todo manchado de blanco. Además de para evitar que los bebés se rocen los polvos de talco tienen múltiples aplicaciones y una de ellas es, precisamente, disimular el pelo sucio. De hecho se trata de la versión casera del champú seco y su modo de actuar es el mismo.

La diferencia es que lo has de aplicar con tus propias manos y es bastante más engorroso que el champú seco, porque sale de golpe. Si no tienes experiencia puedes acabar con la cabeza, y parte del cuerpo, completamente blanca y rendir a la evidencia pasando por la ducha de manera inevitable. Es recomendable experimentar primero en casa.

Ensaya antes con los polvos de talco o puede ser desastroso

Has de aplicar el talco en las raíces, donde se concentra la grasa del pelo, dejar que absorba la grasa y luego cepillarlo. Has de poner muy poca cantidad para evitar desastres de proporciones considerables. Recuerda que siempre es más fácil añadir más que retirar lo sobrante.

Peinados que disimulan

El champú seco y los polvos de talco están muy bien, pero ¿y si estás en una auténtica urgencia y no tienes ninguno de ellos a mano? Es probable que te encuentres en esa situación. Estás tan tranquila en tu casa, en pijama y con tu moño de maruja y llaman al telefonillo. En lo que tardan en subir tienes que cambiarte de ropa, lavarte la cara y evitar que se note el pelo sucio pero no tienes ni champú seco ni polvos de talco. La mejor opción es elegir un peinado con el que no se note. ¿Cuáles son los más adecuados?

Los recogidos despeinados disimulan el pelo sucio

Los mejores son aquellos que no están trabajados, porque cuanto más cepilles el cabello más se notara que está sucio, la grasa hará que se pegue y se notará. Opta por un peinado desenfadado y coloca el pelo con los dedos -no lo manosees mucho porque en las manos también hay grasa. Estíralo, enróllalo, hazte un moño, una trenza o una cola de caballo, pero que no sea tirante.

Otra posibilidad es tirar de accesorios para evitar que se note. La suciedad se concentra en la raíz, porque es donde se acumula la grasa del cabello, así que esa será la parte del cabello que has de tapar. Coloca un pañuelo en la cabeza, optando por el look ‘estoy pintando mi casa’, o úsalo para hacer una diadema que tape las raíces.

Cuanto menos se cepille el pelo sucio menos se notará

Qué no hacer

Hemos hablado de qué puedes hacer para disimular el pelo sucio, pero hay que tener en cuenta que puedes decantarte por cosas que acaban por empeorar la situación y que es importante conocer, para evitarlas. Dijimos antes que nada de cepillar el cabello (no, no se va a caer la grasa por mucho que lo hagas) ni elegir peinados muy trabajados. De ese modo lo que harás será aportar más suciedad.

En ese sentido descarta productos que tengan el mismo efecto, aunque creas que pueden disimular la grasa del cabello. Es el caso de la cera o la gomina, cuyo efecto mojado no servirá para disimular, sino que tendrá el efecto contrario. La laca tampoco es buena acompañante porque, además, apelmazará más el pelo.

4 tips que sí funcionan para disimular el pelo sucio

En algún momento todas hemos tenido que salir de casa sin lavarnos el pelo, ya sea porque se nos hizo tarde, se terminó el gas, no había agua o cualquier otra razón. Esto es incómodo porque el pelo puede verse sucio y con un aspecto aceitoso que no resulta nada agradable.

Todo empeora cuando el cuero cabelludo es graso, porque prácticamente “obliga” a las personas a lavarse el pelo diario. Si por algún motivo quieres disimular esta característica que nos hace sentir muy incómodas, aquí te damos algunos tips que van a sacarte del apuro:

1. Shampoo en seco
Es una maravilla, sobre todo porque necesitas cinco minutos para aplicarlo y obviamente no necesitas agua. Se aplica únicamente en la raíz, dividiendo tu pelo en secciones; actualmente hay muchas marcas y precios para todos los bolsillos.

2. Utiliza un pañuelo
Varias marcas han lanzado diseños increíbles que puedes llevar con todo. Busca una en color neutro para que te sea mucho más fácil combinarla. Sujétala a modo de diadema o como turbante, el punto es que el peinado te ayude a cubrir las raíces.

3. Aplica un poco de talco para bebé
Básicamente cumple la misma función que el shampoo en seco, pues “desaparece” el exceso de grasa. Ponlo únicamente en las raíces y trata de no usar demasiado, de lo contrario tu pelo quedará muy reseco.

Para lucir un cabello presentable, no solo necesitas el shampoo. Aparte del acondicionador, muchas tenemos que aplicarnos una crema nutritiva, crema de peinar, uso de la secadora y al final el sellador de puntas.

Todo este procedimiento requiere de mucho tiempo, y no podríamos hacerlo en 5 minutos. Y en caso de que estemos apuradas siempre existen tips para tener una melena decente, aún así sino pudiste lavártelo. ¡Toma nota!

1. Shampoo en seco

Es un producto que te salvará, ya que en cuestión de 5 minutos puedes hacer que tu cabello luzca limpio sin usar agua. Necesitas aplicarlo únicamente en la raíz, dividiendo tu pelo en secciones. ¡Y listo!

2. Utiliza un pañuelo

Este truco lo puedes poner en práctica en invierno. Usa pañuelos que estén de moda y colores neutros para que puedas combinar con cualquier outfit. El punto es que tu peinado cubra las raíces.

3. Aplica un poco de talco para bebé

Cumple la misma función que el shampoo en seco, que es ‘desaparecer’ el exceso de grasa. Aplícalo únicamente en la raíces y trata de no usar demasiado, de lo contrario parecerá que tuvieras canas.

4. Peinados efectivos

Una trenza o un moño te ayudarán a disimular el cabello grasoso. Pero tienes que elegir un diseño que no sea tan elaborado, más bien algo que parezca despeinado.

La idea de estos tips es que los uses cuando solo sea urgente, porque para tener un cabello limpio y presentable es mejor lavártelo.

Cómo disimular el pelo sucio: 4 consejos

Llevar el pelo sucio es una de las sensaciones más incómodas que se puede tener ya que nos preocupamos con la imagen que podemos transmitir. Ahora en verano, todavía más, el pelo tiende a ensuciarse con más frecuencia como consecuencia de las altas temperaturas y el sudor que estas provocan, así como al hecho de darnos un baño en la playa o en la piscina. Si te sientes identificada con esta sensación, te traemos algunos trucos para disimular el pelo sucio.

Para poder disimular esa sensación si nos surge algún imprevisto o si nos lo hemos lavado hace poco y este vuelve a estar sucio, existen diferentes tipos de soluciones que nos pueden ayudar.

Los 4 mejores consejos para disimular el pelo sucio

1. Aplicar champú en seco

El champú en seco puede ser una solución rápida y efectiva para volver a tener el cabello con aspecto limpio.

2. Recogerse el pelo

Hacerse un moño o una coleta son dos buenas opciones para disimular el pelo sucio con un recogido original.

3. Utilizar polvos de talco

El talco es un truco casero que actua como el champú en seco y que nos servirá para absorber la grasa acumulada.

4. Recurrir al secador del pelo

Al usar el secador se elimina la humedad que provoca el cabello sucio. Debes de aplicar durante unos segundos aire caliente en el cabello.

Además de todos estos consejos que hemos visto y con los que podemos disimular el pelo sucio vamos a tomar nota también de otras medidas preventivas con las que evitar que el pelo se pueda ensuciar con mayor rapidez.

Trucos para tener el pelo limpio más tiempo

1. No acostarse con el pelo mojado. Antes de irnos a dormir es fundamental que tengamos el pelo seco. En caso de acostarnos con el pelo aún mojado este se “pegará” al cuero cabelludo y tardará menos en ensuciarse.

2. Recogernos el pelo al ir a dormir. Del mismo modo que debemos de evitar acostarnos con el pelo mojado también debemos de evitar que este esté suelto. Durante la noche nos movemos y para que el pelo no se ensucie es importante tenerlo recogido.

3. Comprar un champú adecuado. Para que el pelo no se ensucie antes de lo previsto es fundamental usar el champú correcto. Especialmente quien cabellos grasos, que son los que antes se acaban ensuciando, es bueno que usen champús antigrasa que regulen el sebo.

4. Aplicar correctamente el acondicionador o mascarilla. La mascarilla que vayamos a utilizar nunca se debe de aplicar desde las raíz hasta las puntas. En la zona de la raíz nunca debemos utilizarla.

5. Usar una toalla limpia. Si queremos que el pelo esté limpio por más tiempo también tenemos que conseguir que todo aquello que esté en contacto con el pelo también lo esté. Por eso es fundamental lavar con frecuencia las toallas y las sábanas.

6. Lavar los peines. ¿Sueles limpiar los cepillos? Si la respuesta es negativa tienes que saber que los peines también tienen que lavarse. Al menos una vez a la semana tenemos que lavar los cepillos para acabar con la suciedad que van acumulando. Los podemos introducir en un recipiente con agua, añadirle unas gotas de amoniaco y dejarlos durante 30 minutos. Igualmente las planchas o las tenazillas también se deben de limpiar.

Con todos estos consejos se conseguirá disimular el pelo sucio y que este no se pierda su aspecto perfecto tan rápidamente. ¡Todo estará bajo control!

10 peinados para cabello sucio

BELLEZA

Si te vas de fiesta y tienes que ir a la oficina al día siguiente, checa estos tips de peinados para que no te delates. A todas

Escrito por: Valeria Ávila
val_avila

Si te vas de fiesta y tienes que ir a la oficina al día siguiente, checa estos tips de peinados para que no te delates.

A todas nos ha pasado que queremos salir entre semana y al día siguiente preferimos tener más horas de descanso que aprovechar para lavarnos el pelo, pero seguramente llegas a la oficina con el cabello grasoso y con un olor a cigarro de la noche anterior. ¡No te preocupes si se ve sucio! aquí te dejo los mejores peinados para que te veas deslumbrante sin tener que levantarte temprano y preocuparte por tu cabello.

Antes que nada, te voy a dar un gran tip para que quites el olor a cigarro inmediatamente: Pasa la secadora de pelo por 5 minutos y sacude bien tu cabello. El olor disminuirá inmediatamente.

Ahora si, los peinados:

1) Literalmente levántate de la cama y ponte crema para peinar, esto funciona si tienes el cabello un poco seco para que se vea un poco humectado. Tu cabello se verá despeinado, pero el chiste es que contraste con todo tu look. Es una tendencia muy fuerte para peinados y se verá increíble.

2) Otro peinado buenísimo para tapar el cabello sucio son los chongos despeinados y lo mejor de todo, es que pueden verse elegantísimos para un evento formal. Para estos chongos, entre más sucio tengas el cabello, ¡mejor!

3) Las trenzas también ayudan mucho sobre todo si tu cabello tiende a ser grasoso. El chiste de esta trenza es dejar tu cabello con volumen en la parte superior para que no se vea la grasita del cuero cabelludo.

4) Si tu fleco no se acomoda o tu cabello se ve muy sucio cuando lo divides, intenta hacer una trenza desde la raíz. Parecerá que el brillo de tu cabello es a propósito y no dejará cabellos sueltos.

5) También puedes hacer una mezcla de trenza con chongo, así no dejarás tantos pelitos sueltos y tu raíz sucia se verá mucho más disimulada.

6) Si ves que de plano tu cabello no tiene solución con el chongo y la trenza, la corona trenzada va a ser tu mejor aliada. No deja nada de pelo suelto y los cabellitos flojos darán a tu peinado un tooque moderno.

7) Las coletas de caballo relamidas son otra opción perfecta. Intenta jalar perfectamente todo tu cabello hasta atrás, se verá más elegante. Este peinado es perfecto para pelo grasoso ya que puedes utilizar la grasa de tu cuero cabelludo para dejar tu cabello bien estirado.

8) Otra opción son las coletas bajas y un poco más flojas; a diferencia de las estiradas, puedes dar un poco de volumen y crear un look un poco menos formal.

Peinados para disimular que llevas el pelo sucio

¿Eres de las que no se lava el pelo día sí y día también? Este es el post que estabas esperando. Cuando llevas años manteniendo una rutina de lavado-no lavado sistemática, aprendes ciertos trucos que te mejoran la vida. Porque la magia de la vida está en las pequeñas cosas, vengo a traeros un poco de magia en forma de peinados.

Ya sabemos que lo ideal sería tener tiempo -y ganas- para lavarnos el pelo día sí-día no (que es lo que yo le digo a mi peluquera que hago siempre siempre siempre, pero en realidad…)

El caso es que NO LO TENEMOS. Así que pasamos por distintas fases a lo largo de la semana hasta que volvemos a lavarnos el pelo.

Día 1: pelo recién lavado, brillante, ahuecado y con forma. La perfección, chica. Ese día no le hagas nada, aprovecha para ir de diva total y lucir melena recién limpita. Eso sí, no te lo toques mucho porque lo ensucias más rápido. Ya sé que es difícil, pero intenta mantener las manos LEJOS de tu precioso pelo.

Día 2: tu pelo ya no está como el primer día, pero tampoco está nada mal. Si tenéis el pelo rizo, simplemente con mojarlo un poco, peinarlo con las manos e hidratar un poquito las puntas, estáis prácticamente igual que ayer. Si tenéis el pelo liso, con desenredarlo y peinarlo para que brille, perfecto.

Día 3: este es el punto crítico. Aquí la cosa se empieza a torcer. HAY QUE HACER ALGO. Ya no puedes salir con tu melena al viento porque está acartonada y empieza a tener ese aspecto apelmazado que no mola nada. Para este día horrible, os doy varias opciones:

CHAMPÚ EN SECO A TOPE. Como si no hubiera un mañana.

Los mejores son los más baratos, he dicho. Ojo: no abusar que después os quedan franjas blancas y parece que se os ha caído un bote de talco encima. La clave está en repartirlo bien.

Moñito arriba con pelo suelto (‘half up’) y sé millennial por un día.

Es una solución fantástica. ¿Por qué? Salva el pelo que todavía está presentable y tapa la parte que está más asquerosita. Es decir, si nos poñemos el moñete en la parte de arriba de la cabeza (donde más se nota cuando el pelo está sucio) escondemos las pruebas, y además podemos seguir luciendo melenita un día más.

Trenza. De millennial a Rapunzzel en dos sencillos pasos.

El truco de la trenza es que como el look ya implica que el pelo esté aplastado, no se notará que el nuestro está así de serie porque está sucio. Yo lo que hago para que quede todavía más mono es dejar dos mechones fuera de la trenza y ondularlos las planchas (30 segundos y ale).

Día 4: bueno, puede que no todas lleguéis a esta fase, pero creedme, las hay que llegamos. Este día el pelo ya tiene mal aspecto, ya no hay por donde cogerlo así que hay que echarle imaginación.

Lo primero es peinar el pelo. Parece algo básico, pero por si sois de las que pa’ qué me voy a peinar, este paso es importante para que la melena quede unificada y no haya nudos. Además, así mantienes a raya a los baby hairs que se disparan como si hubieras metido la mano en un enchufe.

Después tenemos varias opciones:

Si está bien peinadito y reluciente (aunque esté sucio) todavía podemos salvarlo. Podéis utilizar las planchas para alisarlo u ondularlo, dándole forma no se nota tanto que no lo habéis pasado por el agua en los últimos días.

Si preferís no arriesgar, plantificaos el moño estilo Amy Winehouse de toda la vida.

El mejor método: UTILIZAR EL DONUT.

Id al chino más cercano y compraos un donut de esos para peinados, ES BRUTAL. Aunque tengáis volumen/pelo de sobra, un moño nunca es demasiado grande. Arrepañáis todo el pelo, os hacéis una coleta, ponéis el donut y vais colocando el pelo a su alrededor con horquillas de moño… y ¡voilá! Es la mejor apuesta: queda súper elegante, combina con todo y lo más importante: no se te nota NADA que llevas el pelo sucio.

Si queréis algo más diferente que se salga de los peinados de toda la vida, también podéis ir a por el recogido con trenzas. Es muy sencillo. Dividís la melena a la mitad, os hacéis dos trencitas y en vez de ir así por la vida, las recogéis con pinzas alrededor de la cabeza. Queda súper original, bonito y femenino, aunque llevéis el pelo hecho un asco.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *