0

Peliculas de maltrato

Tabla de contenidos

Es más difícil empatizar con algo que no vives en tu propia piel. Es un enemigo que está ahí, pero no lo atacas porque no te hace nada a ti y la única forma que tienes de sentirlo cercano es que le pase a alguien de tu entorno.

Lo que pasa con la violencia, maltrato, discriminación, abuso y acoso, específicamente a la mujer, es que es un asunto cultural. Aunque resulte increíble, aunque tú seas un hombre que jamás ha hecho tal cosa, aunque te indigne que se generalice a la hora de buscar culpables, el verdadero problema que tienes que atacar es que esto no pase más. Está más allá de los límites. Hace daño físico y psicológico a quien lo sufre. No es cuestión de lo que dices, es cómo lo dices, esto sin tomar todo gesto de interacción humana como acoso.

Esto no lo está escribiendo una mujer. Esto tampoco lo está escribiendo un tipo que quiere “coronar culos” haciéndose pasar por feminista. Esto lo escribe un tipo preocupado por uno de los tantos problemas que tiene el mundo, y quiere hacerte entender que hay otro lado de la historia. Que existen cosas mucho más allá de las que te pasan a ti. Sin clichés. Que quiere que entiendas que es un problema real, y si dejamos de normalizar los acosos (ver caso Weinstein, Cosby y similares) y tomamos cartas en el asunto, podemos criar a una nueva generación de humanos que se respeten entre sí, que tengan las mismas oportunidades y convivan en el mismo ecosistema sin miedos de ningún tipo de maltrato de algún desviado.

El ser humano es netamente visual, así que nos valemos de esto para hacerte una lista de 20 películas que muestran distintos casos de acoso, discriminación, maltrato, abuso y violencia en contra de la mujer, y nos permitimos ofrecerte que hagas el ejercicio y cambies a alguna de estas mujeres por alguna de tu familia.

1. mother! (2017, dir. Darren Aronofsky)

La comentada película de Darren Aronofsky es mucho más que una adaptación del Génesis de la Biblia o una alegoría al maltrato al planeta Tierra. Uno de los tantos significados que puede dársele a este filme, es el de ser una crítica a nuestra sociedad que exprime lo máximo que pueda a la mujer, a cambio de maltrato, golpes, insultos y vejaciones.

2. Erin Brockovich (2000, dir. Steven Soderbergh)

Una historia de empoderamiento donde una mujer sin instrucción se volvió clave en la investigación de un caso contra una empresa que contaminó el agua en un pequeño pueblo en Estados Unidos.

3. Bend It Like Beckham (2002, dir. Gurinder Chadha)

Los padres de Jess (Parminder Nagra) quieren que sea una chica india convencional, pero ella sólo quiere jugar al fútbol como su ídolo, el jugador inglés David Beckham, estrella para ese entonces del Manchester United. Un día, Jules (Keira Knightley), una chica de su edad, la invita a unirse al equipo de fútbol femenino local. Sus padres no entienden por qué juega al fútbol en vez de estudiar Derecho y aprender a cocinar, además de que está la obvia comparación con su hermana, que además de hacer lo que sus padres quieren, está comprometida con el hombre correcto. No dejar hacer a alguien lo que quiere hacer por motivos religiosos y tradiciones es increíblemente arcaico.

4. The Handmaiden (2016, dir. Park Chan-wook)

Corea, década de 1930, durante la colonización japonesa. Una joven, Sookee, es contratada como criada de una rica mujer japonesa, Hideko, que vive recluida en una gran mansión bajo la influencia de un tirano. Sookee guarda un secreto, y con la ayuda de un estafador que se hace pasar por un conde japonés, planea algo para Hideko. Obra maestra del director de Oldboy, donde, sin revelar mucho, las subestimadas y maltratadas salen ganando.

5. The Piano (1993, dir. Jane Campion)

La genial Jane Campion dirige esta cinta con un reparto increíble, ambientada en 1851. Ada, que es muda desde niña, acaba de enviudar. Un matrimonio concertado la obliga a dejar su Escocia natal y viajar a Nueva Zelanda, acompañada de su hija y de su piano. Allí conoce a su futuro marido, un próspero granjero que se niega a llevar a casa el piano. Abandonado en la playa, el instrumento es rescatado por un vecino que establece un extraño pacto con Ada: él la dejará usar su piano a cambio de que ella se deje tocar.

6. A League of Their Own (1992, dir. Penny Marshall)

En 1943, mientras los hombres estaban en la guerra, el béisbol estuvo a punto de desaparecer. La respuesta a esto fue la formación de una liga femenina que intentaba captar la atención del público. Dottie y Mae formaban parte de uno de esos equipos femeninos que debían demostrar que eran capaces de competir y luchar como hombres. Lo peor era que tenían que soportar a Jimmy, un sarcástico y alcohólico entrenador.

7. Mad Max: Fury Road (2015, dir. George Miller)

Una historia de maltrato y empoderamiento desde donde se le mire y un statement feminista hecho película de acción. La cuarta entrega de la saga post-apocalíptica de George Miller nos muestra a un Mad Max que es arrastrado a formar parte de un grupo liderado por Furiosa, una emperatriz de élite que huye de una ciudadela tiranizada por Immortan Joe, llevándose con ella algo increíblemente preciado para él, que supone otra forma de maltrato a la mujer, pero que es tan importante en el filme, que no diremos más para no arruinarles el plot.

8. Blue Velvet (1986, dir. David Lynch)

Una mañana, Jeffrey Beaumont (Kyle MacLachlan), después de visitar a su padre en el hospital, encuentra entre unos arbustos una oreja humana. La guarda en una bolsa de papel y la lleva a la comisaría de policía, donde le atiende el detective Williams (George Dickerson), que es vecino suyo. Comienza así una misteriosa intriga que desvelará extraños sucesos acontecidos en una pequeña localidad de Carolina del Norte. Obra maestra de David Lynch que muestra lo que un hombre abusivo y peligroso puede hacerle a una mujer.

9. Precious (2009, dir. Lee Daniels)

Clareece ‘Precious’ Jones (Gabourey Sidibe) es una adolescente negra y obesa de Harlem cuya madre (Mo’Nique) la maltrata constantemente. No sabe leer ni escribir y, cuando se descubre que está embarazada, es expulsada de la escuela. A pesar de todo, la directora del centro la inscribe en una escuela alternativa para que intente encauzar su vida. Su nueva profesora (Paula Patton) es la primera persona que confía en Precious y la trata con respeto.

10. Elle (2016, dir. Paul Verhoeven)

Michèle, exitosa ejecutiva de una empresa de videojuegos, busca venganza tras ser asaltada de forma violenta en su propia casa por un intruso. Sórdida película del holandés Paul Verhoeven, donde la gran Isabelle Huppert ofrece una de las mejores actuaciones de su carrera.

11. Persépolis (2007, dir. Marjane Satrapi)

Obra maestra de la animación, que nos muestra a una niña iraní en plena revolución islámica, justo en un momento en que los fundamentalistas toman el poder y no solo obligan a las mujeres a usar el hijab, sino que encarcelan injustamente a miles de personas. En plena Guerra entre Irak e Irán, la protagonista descubre el Punk, ABBA y Iron Maiden y es enviada a Europa, donde conoce una cultura completamente diferente a la de su país y pronto se siente sola y decide volver a la opresión.

11. The Color Purple (1985, dir. Steven Spielberg)

Narra la historia de Celie, una adolescente negra de catorce años que está embarazada de su propio padre, un hombre despótico y cruel. A partir de entonces su vida estará llena de dolor y humillaciones.

12. Te Doy Mis Ojos (2003, dir. Icíar Bollaín)

Cinta española que trata muy bien el tema de la violencia machista. Retrata de manera clara la vida de una mujer maltratada por su marido y nos ayuda a entender la situación de las mujeres que pasan por esto, porque a veces es difícil empatizar cuando no estás ni remotamente cerca de algo así.

13. Joy (2015, dir. David O. Russell)

Biopic sobre Joy Mangano, una humilde trabajadora de Long Island, que acabó convirtiéndose en una popular inventora de productos del hogar y también en uno de los rostros más conocidos de los infomerciales. La cinta narra su trayecto desde que no tenía nada a tenerlo todo, y a pesar de no ser de las mejores películas de su director, sirve para mostrar que una mujer subestimada puede empoderarse y cambiar completamente el mundo.

14. Ladybird, Ladybird (1994, dir. Ken Loach)

Una mujer rehace su vida con sus hijos tras una relación violenta y tropieza con la incomprensión del sistema público que, lejos de apoyarla, trata de culpabilizarla y quitarle la custodia de los niños.

15. North Country (2005, dir. Niki Caro)

Josey Aimes (Charlize Theron), una madre soltera, regresa a su pueblo natal en el norte de Minnesota y, para salir adelante, busca trabajo en las minas de hierro. No se imagina a qué clase de humillaciones se ven sometidas las mujeres en el trabajo.

16. Sleeping With The Enemy (1991, dir. Joseph Ruben)

Laura y Martin estuvieron casados durante cuatro años y parecían una pareja perfecta. Sin embargo, la realidad era muy distinta: Martin resultó ser un marido obsesivo y brutal que la maltrataba continuamente. La situación llegó a ser tan insostenible que Laura decidió simular su muerte para librarse de él y empezar una nueva vida con una nueva identidad. Sin embargo, cuando él se da cuenta del engaño, decide perseguirla para vengarse.

17. Mulan (1998, dir. Barry Cook y Tony Bancroft)

Mulan, una joven china hija única de la familia Fa, en lugar de buscar novio, como sus amigas, trata por todos los medios de alistarse en el ejército imperial para evitar que su anciano padre sea llamado a filas para defender al Emperador del acoso de los Hunos. Cuando el emisario imperial lleva a cabo la orden de reclutar a los varones de todas las familias, Mulan se hará pasar por soldado y se someterá a un duro entrenamiento hasta hacerse merecedora de la estima y de la confianza del resto de su escuadrón. Una historia de empoderamiento cortesía de Disney.

18. Suffragette (2015, dir. Sarah Gavron)

Para aprender nuevas lecciones, hay que recordar las ya aprendidas. El movimiento sufragista nació en Inglaterra en vísperas de la Primera Guerra Mundial. La mayoría de las sufragistas no procedían de las clases altas, sino que eran obreras que veían impotentes cómo sus pacíficas protestas no servían para nada. Entonces se radicalizaron y, en su incansable lucha por conseguir la igualdad, se arriesgaron a perderlo todo: su trabajo, su casa, sus hijos y hasta su vida. La protagonista es Maud (Carey Mulligan), una mujer que reivindicó denodadamente la dignidad de las mujeres.

19. Legally Blonde (2001, Robert Luketic)

Elle Woods es una rubia auténtica, además de muy popular, buena estudiante, presidenta de su hermandad y Miss Junio en el calendario de la Universidad. Ha disfrutado de una vida maravillosa y está enamorada de Warner Huntington III. Pero todo se derrumba cuando su novio decide romper con ella debido a que es demasiado rubia y no lo suficientemente formal para su futura carrera en el mundo de la política. Decidida a salir adelante, Elle se matricula en la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard, asumiendo un reto aún mayor de lo que esperaba. A pesar de lo inofensiva que podría parecer esta película, esconde un mensaje feminista y de empoderamiento surgido por la subestimación de Elle.

20. Thelma y Louise (1991, dir. Ridley Scott)

Thelma Dickinson, un ama de casa, está casada con un cretino detestable que la trata como a una niña. Por su parte, Louise Sawyer trabaja como camarera en una cafetería y sueña con que su novio Jimmy, que es músico, se case con ella. Un fin de semana deciden hacer un viaje juntas en el carro de Louise para alejarse de la mortal rutina de sus vidas y de todas sus frustraciones. Sin embargo, su escapada, que prometía ser divertida y, sobre todo, liberadora, acaba siendo una experiencia llena de episodios dramáticos. Perfecta para cerrar esta lista.

  • Barry Cook
  • Darren Aronofsky
  • David Lynch
  • David O. Russell
  • editor’s choice
  • George Miller
  • Gurinder Chadha
  • Icíar Bollaín
  • Jane Campion
  • Joseph Ruben
  • Ken Loach
  • Lee Daniels
  • Marjane Satrapi
  • Niki Caro
  • Park Chan-Wook
  • Paul Verhoeven
  • Penny Marshall
  • Ridley Scott
  • Robert Luketic
  • Sarah Gavron
  • Steven Soderbergh
  • Steven Spielberg
  • Tony Bancroft

Mireia es el nombre ficticio —por expresa petición— de una mujer de 37 años que durante dos años padeció por parte de su novio maltrato psicológico. En concreto, una forma de maltrato que se conoce como luz de gas. Se trata de un abuso sutil, manipulador, mediante el que se desgasta la estima y confianza en sí misma de la mujer hasta el punto de anularla, de convertirla en un manojo de dudas y miedos.

La victima casi nunca es consciente de estar siendo maltratada. O, al menos, no maltratada tal y como se entiende generalmente el término, ya que no hay una agresión clara. Simplemente, a base de poner en duda todo, discutir todo y menospreciar sus puntos de vista, la mujer va encerrándose en sí misma. Se trata también, en consecuencia, de un maltrato muy difícil de explicar para la víctima y todavía más complicado de denunciar.

Mireia cuenta: “Me lo discutía todo. Todo lo ponía en tela de juicio. Hasta las cosas que no tiene discusión, como mi estado de ánimo o mis sentimientos. Todo era una exageración mía, una invención o una paranoia. Todo estaba en mi cabeza, así que terminé por creérmelo. Terminé por creer que era yo la que no estaba a la altura y, por no seguir decepcionándole, me callaba. Dejé de opinar, dejé de contestar o simplemente de expresar las cosas. Quedé completamente anulada como persona y él tenía el control total de mí”.

Mireia estaba agotada. “Me quedé sin fuerza, sin energía, todo el día pendiente de no enfadarlo, de no decepcionarle. Hasta que comprendí que aquello no era normal, que no podía vivir así y que estaba ocurriendo algo”.

Y cuando Mireia comprendió, se encontró con la incomprensión. “Eso no es maltrato, me decía alguna amiga. Exageras… Eso me hundió más. El peor golpe que recibí fue cuando me animé a denunciar. Cuando ya no podía más porque ya me insultaba, me despreciaba y me generó ansiedad y problemas psicológicos. Fui al juzgado y archivaron mi causa. Que no era maltrato, que no había pruebas…”. Mireia llora. Y, cuando recupera el aliento, añade: “Llegué a pensar: ojalá me abra la cabeza. Ojalá me dé un puñetazo para poder ir al juez sangrando y que lo alejen de mí”.

‘Gaslight’

El nombre de violencia de luz de gas viene de la película Gaslight, de 1944. Es un retrato de la violencia machista psicológica. En el filme, el marido manipula a su mujer con sutileza hasta convencerla de que ella se imagina cosas, recuerda mal las discusiones y hasta le hace dudar de su cordura. En eso, básicamente, consiste este tipo de maltrato psicológico. El abusador altera la percepción de la realidad de la víctima provocando que no sea consciente de que padece un maltrato o una situación que debe denunciar.

Bárbara Zorrilla es psicóloga especializada en atención a mujeres víctimas de la violencia de género. “El abuso luz de gas es una forma de violencia muy perversa porque es continua y se consigue mediante el ejercicio de un acoso constante pero sutil e indirecto, repetitivo, que va generando duda y confusión en la mujer que lo sufre, hasta el punto en que se llega a sentir culpable de las conductas de violencia emitidas por el maltratador y a dudar de todo lo que ocurre a su alrededor”.

«Dejé de opinar y de expresar las cosas. Quedé completamente anulada como persona y él tenía el control total de mí”.

Cuenta Beatriz Villanueva, coach y comunicadora especializada en género, que este tipo de maltrato es tan frecuente como invisible. “Es un tipo de violencia que me encuentro mucho en la consulta. Son mujeres que llegan agotadas. La mayoría llega sin ser conscientes de que están padeciendo maltrato psicológico. Vienen porque están cansadas, bajas, anuladas. Y es hablando, rascando, cuando se dan cuenta de que están todo el día intentando defenderse, intentando hacer valer su punto de vista, pero que no lo consigue nunca. Y llegan a considerar que no vale nada”.

Hace unos días Beatriz charló con una joven que le aseguraba sentirse triste, temerosa, insegura. Pero no asociaba ninguna de esas frustraciones con la posibilidad de estar sufriendo violencia psicológica por parte de su pareja, de quien afirmaba estar enamorada. Beatriz le hizo ver la situación que estaba padeciendo. “Suele haber una incredulidad: ¿yo? ¿maltratada? Pero enseguida, recapitulando, se dan cuenta de que están anuladas por sus parejas. Y que eso las ha exprimido, las ha dejado sin fuerzas”.

El abuso de luz de gas suele responder a un proceso reconocible. “Al principio el abusador manipula constantemente las interacciones con la pareja. Si ella le recuerda algo del tipo “es que me prometiste tal cosa’, él responde con expresiones del tipo: ‘yo no te prometí nada’, ‘¿por qué te inventas cosas?’, ‘¿estás loca?’. También invalida el punto de vista de la mujer cuando expresa sus sentimientos o se queja de algo. ‘Yo no vi eso, eres una exagerada; qué películas te montas; cómo puedes decir eso…’. Todo esto se sostiene con discusiones constantes que desgastan hasta el extremo y dejan sin fuerza a la mujer, que duda de su propio criterio y se siente una persona poco fiable o inútil”.

“¿Cómo ese tío me convenció de que era tonta?”

María tiene 44 años y estuvo 13 con su pareja. Cada uno de ellos sufrió maltrato psicológico y solo en la última fase de la relación fue consciente de lo que estaba padeciendo.

María nació en Ecuador y se trasladó muy joven a España. Nos atiende por teléfono con la condición de mantener su anonimato. Dice seguir teniendo mucho miedo. “Mis opiniones eran siempre sin sentido. ‘Eres de fuera, no tienes ni idea. Es que no sabes de qué hablas’. Al principio me lo decía hasta con educación, pero poco a poco, iba anulando todas mis opiniones. También las que tenían que ver con lo que sentía. ‘Pero qué dices, cómo te vas a sentir así. Eres de fuera, deberías estar agradecida…’. Y claro, yo pensaba: ‘pues es verdad, esto es lo que hay’”.

“Con el tiempo se volvió más violento en la forma de decirlo, me invalidaba todo lo que yo decía de forma agresiva. Pero lo hacía delante de los niños, para que yo no respondiera ni me defendiera, porque él sabía que yo no quería discutir delante de nuestros hijos. Así que me decía que era una inútil o que no servía para alguna cosa y yo me callaba. A fuerza de hacer eso, pues yo terminé por callarme siempre. Porque total, si replicaba iba a ir a peor. Y elegía no discutir”.

“Poco a poco me fui convenciendo de no sabía valerme por mí. Tenía miedo de casi todo. Pero no era consciente de que fuera por su culpa. Me fue anulando como persona. No me atrevía a expresar opiniones delante de él o a discutir algo. Si estábamos con amigos yo estaba callada, no me atrevía ni a reírme si alguien hacía un chiste”.

“Llegué a pensar: ojalá me abra la cabeza. Ojalá me dé un puñetazo para poder ir al juez sangrando y que lo alejen de mí”.

“Lo peor es que creía que él tenía razón, que mis opiniones no valían y que era mejor que estuviera callada. Me eliminó como persona. Yo estaba agotada porque estaba siempre pendiente de no enfadarle, de no discutir. Eso es agotador. Tuve ansiedad y engordé 20 kilos. No podía más”.

Cuenta Beatriz Villanueva que el proceso convierte a la mujer en “una persona insegura, dubitativa, que duda de si está diciendo tonterías. Una persona convencida de que sus opiniones no valen, que teme hablar, discutir, expresar sus puntos de vista…”.

Los últimos años de la relación de María fueron los más duros. “Fue lo que me hizo reaccionar”, explica. “Me empezó a exigir que le tratara de usted y me prohibió conducir. Ahí fue cuando me di cuenta de que eso no podía ser, que eso no es normal. Y pedí ayuda a la familia y la justicia. Lo que pasa es que no me comprendían del todo. No veían claro que eso fuera maltrato. Y la jueza, que era una mujer, archivó mi caso. Ahí me hundí. Me hundí por completo. Menos mal que seguí adelante y por fin él ha recibido una orden de alejamiento”.

“Ahora miro para atrás y me doy cuenta de muchas cosas. De que me hizo llegar a dudar de si yo era una inútil, me convenció de ello. Pero si yo nunca fui tonta. ¿Cómo este tío me convenció de eso?”.

“No hay justicia para mí”

“Seguimos sin identificar la violencia cuando no hay agresiones físicas, sin entender que los efectos del maltrato psicológico pueden llegar a ser devastadores e incluso irreversibles”, explica la psicóloga Bárbara Zorrilla.

En no pocas ocasiones, el propio entorno de la víctima no percibe que esta situación sea un maltrato. En general suele ser interpretado como problemas de pareja o altibajos. Un escenario que empuja a la mujer a encerrarse en sí misma, a no compartir la problemática e incluso, en ocasiones, a convencerse de que, tal y como no dejan de repetirle, no está siendo víctima de un maltrato.

“La propia víctima no es consciente. ¿Cómo me va a maltratar la persona que me ama? Cuando al fin lo comprenden resulta muy doloroso. Es muy duro”, explica Beatriz Villanueva.

Ana, una mujer de 45 años de Valencia, se separó de su ahora exmarido cuando este la agarró del cuello y la empujó contra la pared. Fue solo la punta de un enorme iceberg de sufrimiento psicológico. De hecho, ese empujón, tal y como ella reconoce, fue el desencadenante que le hizo reaccionar tras más de dos años de abuso sutil e incesante.

Uno de los problemas que ahora afronta Ana es que su expareja la sigue acosando. “Me manda mensajes o whatsapps diciéndome que no sé cuidar de nuestra hija y que no valgo para eso. Lo que me decía siempre cuando estábamos juntos. Me manda fotos pornográficas diciéndome que así tendría que ser…”.

«Me dijeron que ahí no había insultos, que tampoco me había pegado. Y que no podían hacer nada. Que eso no era maltrato»

Ana acudió a un cuartel de la Guardia Civil con los mensajes y trató de explicar el maltrato psicológico al que su marido la llevaba sometiendo años. “Pero no me hicieron ni caso. Me dijeron que ahí no había insultos, que tampoco me había pegado. Y que no podían hacer nada. Que eso no era maltrato”. La voz de Ana se quiebra.

Acudió también al juzgado, pero archivaron su causa. “Estoy abatida, tengo ansiedad. No tengo fuerza, ni ganas de arreglarme ni de salir de casa. Logró convencerme de que no sirvo para nada. Y todo sin insultos ni golpes. Así que no hay justicia para mí. No hay justicia…”.

La violencia luz de gas, tal y como explica Beatriz Villanueva, casi nunca requiere del uso de la violencia explícita. Incluso, muchas veces, se reviste de un falso buenismo: “Yo solo quiero ayudar, aunque parece que todo lo hago mal; hazme caso, fíate de mí, es por tu bien…”. Por esta razón, en ocasiones, también los hombres padecen luz de gas por parte de sus parejas. En estos caso todavía es más difícil para la víctima, y sobre todo pare el entorno, detectar que el hombre está padeciendo maltrato.

“La táctica es el afecto intermitente. Muestras de amor y cariño, arrepentimiento, condescendencia y promesas de felicidad futura hacen creer a la mujer que si ella cambia, él también lo hará y que solamente podrá encontrar la felicidad a su lado porque solo lo tiene a él”, explica la psicóloga Bárbara Zorrilla. “La violencia explícita es reprobada y castigada. ¿Cuál es la alternativa? Usar la manipulación, el victimismo. La luz de gas”, añade Beatriz.

Esto desemboca en escenarios muy graves. Muchas mujeres solo son capaces de reaccionar cuando son agredidas físicamente. También, en ocasiones, es cuando el entorno y las autoridades abren los ojos.

Frecuente y entre jóvenes

“Este tipo de maltrato es mucho más frecuente de lo que se ve y percibimos. También en gente joven. Se perpetúa, y responde a los roles que tenemos asumidos en la pareja”, explica Beatriz.

Concuerda la psicóloga Bárbara Zorrilla, que considera que instituciones y autoridades deben mejorar y ampliar su formación en violencia de género: “Las mujeres necesitan que tanto su entorno como la administración pública, a través de sus recursos de atención especializada les ayuden a identificar esa violencia, su intencionalidad, sus mecanismos y sus consecuencias. Para ello hay que seguir trabajando en la sensibilización de la población general y la formación a todos los profesionales que les atienden, no solo en el ámbito judicial, sino médico, policial… para que puedan acompañarlas, ayudarles a construir su relato, dotarlas de credibilidad y devolverles la libertad que les han robado”.

Cine contra la violencia de género: 15 historias para concienciar

El cine en muchas ocasiones puede servir para abrir mentes, ayudar a ver la vida desde otras perspectivas o como vía para realizar denuncias sociales. En el caso de la violencia de género se ha convertido en un tema que por desgracia cada vez se ha vuelto más recurrente debido a las altas cifras que hoy en día se dan en relación a esta gran lacra social.
Aunque los primeros tintes machistas los vemos en clásicos de Alfred Hitchcock como Rebecca, película que muestra la imagen de la mujer como un ser débil y vulnerable; hoy en día podemos decir que los films sobre violencia de género suman ya decenas. Situaciones que plasman una realidad que muy tristemente es actualidad y de la que los telediarios se hacen eco casi a diario.

Recuerda que la violencia de género es un problema muy grave. De hecho, cada 10 minutos una mujer es asesinada en el mundo víctima de la violencia machista. Aquí te dejamos un vídeo con datos que pueden ayudarte a ser más consciente de la realidad. ¡Compártelo y lucha contra esta terrible situación!

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Los papeles de la mujer en el cine

Sin duda la mujer en sí ha sido siempre un gran tema para el mundo del cine. El séptimo arte siempre ha reflejado el momento que atraviesa la sociedad en el momento en el que se filma la película y por ello, el papel de la mujer se ha mostrado de muy diversas formas a lo largo de la historia. Sumisa, dependiente, como figura decorativa o «mujer florero», ama de casa que cuida a los niños, mujer emprendedora, luchadora, dominante, aventurera, malvada, ejecutiva agresiva… Y por supuesto, maltratada.
Aunque la violencia sobre la mujer no solo se da en la pareja, sino que en el cine también se muestra en todas las situaciones que se pueden dar: en el trabajo, en la calle, en forma de acoso, tortura o abusos sexuales, secuestros y por supuesto, presión emocional y maltratos psicológicos.
Hemos recopilado a continuación algunas de las obras que más nos han sobrecogido, tanto por su historia como por su forma de ser tratada en el cine. ¿Las has visto ya? Si no es así, te animamos a que lo hagas.

Antena 3 prepara una noche contra la violencia de género

20/11/2017 05:00 – Actualizado: 13/12/2017 02:41

Ya son 44 las mujeres asesinadas en lo que va de año por violencia machista; una cruda realidad que no todos la ven de la misma manera. Casi dos de cada tres jóvenes españoles (27,4%) de entre 15 y 29 años considera que este tipo de violencia es una «actitud normal» en las relaciones de pareja y el 31,5% cree que es un problema que aumenta «por culpa» de la población inmigrante, según el Barómetro 2017 de ProyectoScopio, elaborado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud.

Y precisamente para reflejar y dar mayor visibilidad a este problema social, Atresmedia Televisión prepara en estos momentos una programación especial contra la violencia de género. Según ha conocido EL CONFI TV en exclusiva, Antena 3 dedicará toda una noche en diciembre a abordar esta problemática. La cadena ofrecerá en prime time la película ‘Indefensa’ (‘L’Emprise’) y ofrecerá a continuación un debate moderado por la periodista Mónica Carrillo.

El coloquio que moderará Mónica Carrillo correrá a cargo de los Servicios Informativos de la cadena

La presentadora estará acompañada por profesionales y expertos para analizar la violencia de género, concienciar a los más jóvenes e intentar aportar soluciones. El mencionado informe revela, además, que el 21,2% de los jóvenes considera que la violencia machista es un tema politizado que se exagera, mientras que casi un 7% cree que es un problema inevitable ya que, aunque esté mal, siempre ha existido.

Póster de la película ‘Womand Under Influence’.

El coloquio correrá a cargo de los Servicios Informativos de Antena 3. La cadena principal de Atresmedia impulsó hace dos años ‘Tolerancia Cero’, una iniciativa de responsabilidad corporativa para ayudar a concienciar, fomentar las denuncias de violencia de género y sensibilizar desde la pedagogía social. Esta iniciativa, que recibió hace unas semanas el XIII Premio del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género en reconocimiento a la labor más destacada en 2017 en la erradicación de la violencia de género, implica y hace partícipes a todos los presentadores de ‘Antena 3 Noticias’.

Imagen de la película ‘Indefensa’ (‘L’Emprise’). (TF1)

Película basada en hechos reales

Pero antes del coloquio con Mónica Carrillo, los espectadores de Antena 3 tendrán ocasión de ver ‘Indefensa’, una película francesa cuyos derechos adquirió en 2015 Atresmedia después de arrasar en la cadena pública (TF1). Vendida internacionalmente como el título de ‘Woman Under Influence’, la cinta narra la terrible historia de Alexandra, una mujer madre de cuatro hijos, que tras 17 años de soportar el maltrato constante de su marido, se tiene que enfrentar al juicio por su asesinato.

Imagen de la película ‘Indefensa’ (‘L’Emprise’). (TF1)

Dirigida por Claude-Michel Rome y protagonizada por Odile Vuillemin, Fred Testot, Marc Lavoine, Lolita Chammah, Sam Karmann y Micky Sebastian, esta producción reunió a más de 8,5 millones de espectadores (33%) en su estreno. Con estos datos, ‘L’Emprise’ se convirtió en la TV movie francesa más vista desde 2007.

Avance de la TV movie ‘L’Emprise’ / ‘Woman Under Influence’. (TF1)

Aterrorizada y viviendo una pesadilla bajo su propio techo, Alexandra lo había intentado todo para librarse de su esposo y obtener ayuda sin tener que poner en peligro a sus cuatro hijos. Sin embargo, de nada le sirvió su incesable lucha.

Completamente sola, no le queda otro remedio que defenderse y mata a su marido para poder seguir con vida y salvar así la de sus hijos. Durante los tres días de juicio se mostrará a una mujer que tiene todas las de perder y se demostrará cómo la sociedad no la protegió ni a ella ni a sus hijos de las garras de su marido.

9 películas que reflejan la violencia machista

Cada 25 de noviembre se celebra el Día Contra la Violencia de Género, también llamado Día Contra las Violencias Machistas, y o Día contra la Violencia Hacia las Mujeres. Todos estos nombres envían un mensaje claro: hay un tipo de violencia que se enfoca sobre las mujeres y que tiene unos mecanismos sociales que lo están ayudando a mantenerse. No es casualidad, no son episodios aislados, no se trata de personas con desequilibrios mentales, es la máxima expresión del machismo que se encuentra de manera estructural arraigado en nuestra sociedad, fruto del patriarcado que gobierna el mundo.

Para luchar contra la violencia de género tenemos todo tipo de recursos, algunos más eficaces que otros, que van desde la prevención hasta la ayuda a las mujeres que lo sufren. Eso, cuando no son asesinadas. Hoy repasamos 9 películas sobre la violencia machista que reflejan diferentes formas de violencia que las mujeres del mundo sufren a diario en muy diferentes situaciones.

1 Te doy mis ojos (2003)

«El relato de maltrato más clásico del cine»

‘Te doy mis ojos’ es la película más conocida en España respecto al tema de la violencia machista. Retrata de manera clara la vida de una mujer maltratada por su marido, interpretado por Luis Tosar, y nos ayuda a entender la situación de las mujeres que pasan por el mismo infierno, a la vez que nos responde a las preguntas de por qué vuelve con él cuando consigue empezar a escapar de su hogar. Por parte del personaje masculino, él acude a terapia psicológica para tratar de dejar esa espiral de violencia y acude con otros hombres, pero vemos lo complicado que le resulta entender por qué tiene que cambiar. Ella, por su parte, sueña con trabajar y dedicarse al mundo del arte, una pasión que no tiene más remedio que esconder.

2 ‘Sólo mía’ (2001)

«El matriomonio perfecto»

Cuando en España la visibilidad de la violencia de género es bastante reciente, una de las primeras películas en abordar este tema fue ‘Sólo mía’, que acompaña con un título que resume muy bien la concepción de relación que existe en esta sociedad machista, especialmente en situaciones de maltrato y abuso en la pareja. Narra la historia del matrimonio de Ángela y Joaquín (Paz Vega y Sergi López), la típica historia de amor que parece perfecta, como parecen todas, pero que cuando Ángela se encuentra metida hasta el final en su relación (con una hija incluída), descubre cómo es su marido cuando las cosas no salen como él quiere.

3 ‘Nunca más’ (2002)

«Fantasiosa, pero catártica»

Aunque también emblemática, esta cinta de Jennifer López es la más irreal de todas. Es una fantasía que muchas mujeres quisieran cumplir, pero que no es fácil. Su personaje, después de salir de la situación de maltrato a la que su marido la tenía sometida, empieza a aprender artes marciales, Krav Maga, para vengarse de él. Así que, una vez superados sus miedos y adquiridos los conocimientos necesarios, acude a su casa dispuesta a acabar con el hombre que la había roto por dentro y por fuera. Es una historia de venganza, más que de valentía, porque valiente ya había sido cuando consiguió dejar atrás todo lo que la unía emocionalmente a su marido.

4 ‘La verdad de Soraya M.’ (2008)

«Cuando la violencia la ejerce la ley»

La violencia de género, machista, o hacia las mujeres, no es sólo la situación prototípica en la que un hombre pega a su esposa. Esa violencia está en el día a día de muchas mujeres en el mundo, también fuera del hogar, y por ello en cualquier recuerdo de las víctimas de la violencia machista no podemos olvidar a las que sufren el odio y la agresión de la propia sociedad. Hablamos de una agresión literal, la lapidación de mujeres que ocurre en algunas regiones del mundo. En ‘La verdad de Soraya M.’ un periodista recoge la historia de una chica iraní que fue lapidada tras haber sido falsamente acusada de adulterio por su marido. La película está basada en un libro, a su vez reflejando un caso real que ocurrió a finales de los 80.

En las regiones donde se castiga el adulterio de la mujer también se considera adulterio la violación, por lo que las mujeres son doblemente agredidas. Pero no nos confundamos, que en otros países no se lapide a las mujeres no implica que no se las acuchille, golpee, con los puños o con martillos, se las viole, etc.

5 ‘Durmiendo con el enemigo’ (1991)

«Una historia hollywoodiense»

Las películas americanas comerciales que tratan sobre violencia de género tienen que tener su trama de intriga, su venganza y su acción. Pero aun así nos vale el ejemplo de ‘Durmiendo con el enemigo’, que muestra, por si a alguien le quedara alguna duda, que este tipo de violencia también se da entre las clases altas. Aquí, haciendo spoiler, la protagonista, Julia Roberts, acaba matando a su marido cuando tiene que elegir entre él o ella, quizá uno de esos casos que luego dicen los machistas sobre «¿Y los hombres asesinados por sus mujeres?».

6 ‘La teta asustada’ (2008)

«Nominada al Óscar»

Esta película peruana fue la primera producción del país latinoamericano en ser nominada a los Oscar. Trata la historia de Fausta, una mujer que desde niña adquirió miedo a la violencia sexual que la generación de su madre sufrió durante la época de guerra en Perú, cuando las mujeres eran violadas como forma de represión. Ahora, con el entierro de su madre, la vida le va llevando al inevitable punto en el que tiene que enfrentar esos temores. ‘La teta asustada’ es un filme que nos ayuda a acercarnos a la violencia machista institucional, común en los territorios en guerra cuando se utiliza la violación como arma y a las mujeres como pergamino sobre el que grabar el miedo contra la población y mandar un mensaje de dominación. También ocurre y ha ocurrido en todos los países, y en la Guerra Civil española también fue un medio de represión.

7 ‘En tierra de hombres’ (2008)

«Charlize Theron luchando por todas»

Como decíamos, la violencia contra las mujeres no sólo se da dentro del hogar, ni tampoco a raíz de situaciones de pareja. Como ejemplo, destacamos ‘En tierra de hombres’, también basada en un caso real. Protagonizada por Charlize Theron, ésta interpreta a una mujer que ha sufrido varios tipos de agresiones. Primero, fue maltratada por su marido. Escapando de esa situación, vuelve a su pueblo natal junto a sus hijos, intentando empezar una vida nueva. Para eso, busca trabajo en las minas de hierro, un trabajo bien pagado y típico de su región. Allí tendrá que enfrentarse, junto a otras compañeras, al constante acoso, humillación y agresiones por parte de sus compañeros y superiores. Dolida y derrotada, inicia acciones legales contra la empresa para mantener su trabajo, reclamar respeto para ella y sus compañeras, y también para todas las mujeres que son rechazadas en trabajos que se cree que son para hombres. Aunque en la realidad, en cualquier tipo de empleo y en cualquier lugar del mundo, la mujer siempre tiene que subir unos escalones mucho más altos que sus compañeros masculinos.

8 ‘Madame Brouette’ (2002)

«El empoderamiento desde Senegal»

Esta historia de emancipación de femenina está localizada en Senegal. Todo comienza con la muerte de un hombre a manos de su esposa, algo que altera a toda la comunidad. A partir de entonces, la narración va hacia atrás y cuenta la verdadera historia de la mujer, Matí, y cómo intentaba escapar de la vida con su marido junto a su amiga Ndaxté, que había sido también víctima de violencia de género por parte de su marido. Una muestra de que el empoderamiento femenino no es un invento de occidente.

9 ‘Las elegidas’

«Las putas de las que nadie se acuerda»

Por último, no podríamos dejar de lado la violencia ejercida contra las prostitutas. Estén en el negocio de manera voluntaria, porque sea la única manera de ganar dinero, porque se vean obligadas o porque sean víctimas de trata, no están exentas de sufrir diferentes tipos de agresiones (sexuales, físicas, psicológicas). Por ejemplo, en ‘Princesas’ (2005), las protagonistas no son víctimas de trata, pero Zulema es acosada y golpeada por un cliente. En cambio, ponemos aquí ‘Las elegidas’, un reciente filme mexicano, por mostrar una realidad de la que es importante hacerse eco, la trata de mujeres y menores, contando la historia de una adolescente que acaba siendo víctima de este sucio negocio, al que se dedica la familia de su novio. Por añadir un título más en esta línea (y es que no podríamos parar), la película peruana ‘Evelyn’ (2011) también aborda este tema sobre una inmigrante que viaja a España a buscar un trabajo, pero acaba siendo engañada y se convierte en esclava de unos proxenetas.

Aún no hemos abarcado todos los campos, nos faltan las mujeres lesbianas, las transexuales y las transgénero, que también merecen tener su lugar en el cine y en la lucha contra las violencias machistas.

La violencia de género es un mal que sufre la sociedad que debemos tratar de evitar y de erradicar con ayuda de la psicología, haciendo cada uno de nosotros lo que esté en nuestras manos para intentar que las generaciones próximas no caigan en ello y castigando a aquellos que actualmente lo practican, del mismo modo que no debemos olvidarnos de las víctimas, que necesitan el apoyo de la sociedad y su respaldo para sentirse protegidas y también poder hacer frente a sus vidas a partir de esos momentos. Estas son las 3 películas contra la violencia de género que deberías ver y conocer para concienciarte sobre el tema.

Listado de películas contra la violencia de la mujer

Pero, a parte de lo que las mujeres y hombres podemos hacer, también está el papel que juega la cultura, muy importante para concienciarnos y para poder ver más de cerca la gravedad del problema. El cine ha sido desde siempre un medio por el que se puede expresar de un mejor modo cómo se sienten las víctimas, y nos acerca a todos a vivirlo de una forma más cercana. Existen algunas películas que reflejan la violencia machista y que nos pueden ayudar a ello.

1. Te doy mis ojos, de Icíar Bollaín

Esta película actual contra la violencia de género de origen español cuenta el horror que sufre una mujer con poco autoestima mientras es maltratada por su marido, y como en un momento de nerviosismo y desesperanza termina por coger a su hijo y fugarse a casa de su hermana. Pero ocurre lo que en la mayoría de los casos, ya que la mujer reanuda su vida empezando a trabajar y su marido vuelve, prometiendo cambiar y empezando su vida de nuevo.

Olya Detry ||

Al poco tiempo vuelve a maltratarla, por lo que ella decide, definitivamente, terminar con su calvario y huyendo definitivamente de la casa en la que conviven. Esta película que habla sobre los malos tratos nos acerca a lo que ocurre en nuestra sociedad, y algunos complejos que tienen las mujeres y cómo debemos destruirlos, ya que las personas del alrededor de la maltratada no siempre entienden su situación y no saben cómo actuar ante estos hechos.

2. Durmiendo con el enemigo

Otra de las películas que hablan sobre la violencia de género es Durmiendo con el enemigo. No solo se han realizado cintas de esta temática en España, sino que esta película, protagonizada por Julia Roberts, nos cuenta como una pareja perfecta, en la que ambos son físicamente atractivos, también puede terminar siendo una auténtica pesadilla. Tras muchos años de malos tratos, la mujer no tiene más remedio que fingir un accidente para poder cambiar su identidad y marcharse lejos de su maltratador, que no se dará fácilmente por vencido y tratará de encontrar de nuevo a su mujer. En estos casos entendemos que las mujeres que sufren malos tratos deberían tener un mayor apoyo de la sociedad y de las entidades sociales para no tener que cambiar su identidad por miedo a que las encuentren.

Rawpixel.com ||

3. No sin mi hija

Completamos el listado de películas contra la violencia de género con esta película basada en un libro con el mismo nombre nos cuenta la historia de una americana casada con un iraní, de cuyo matrimonio nace una hija. Tras muchos desprecios, en unas vacaciones en el país natal del marido, intentan retener a madre e hija para que no escapen, por lo que la mujer debe sufrir mucho para lograr escapar de allí con la niña. De una forma un tanto extrema, se refleja el miedo que, además, estas madres sufren los malos tratos cuando ni siquiera pueden llevarse a sus hijos con ellas por miedo de que el marido termine por quitárselos haciéndoles sufrir como les han hecho sufrir a ellas mismas.

Estas películas contienen mucho drama, pero en la mayoría de ocasiones la realidad supera a la ficción y nos hacen ver que realmente en la sociedad en que vivimos suceden casos así a diario, por lo que la concienciación y entender desde dentro este problema nos hará encontrarnos con el problema que, desgraciadamente, no tenemos tan lejos como nos creemos, sino que es posible que alguien de nuestro alrededor también lo esté sufriendo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?

Cortos y películas con enfoque de género que debes ver

Estas películas y cortometrajes reflejan las diferencias entre personas que han derivado en la necesidad de que exista el enfoque de género y que puedes ver ahora mismo.

El enfoque de género no es una moda, es una forma de ver la vida y sus situaciones pensando en si es equitativo para todas las personas. Se llama de género porque se basa en las diferencias principales entre hombres y mujeres dentro de la sociedad, así como sus oportunidades, las tareas que se les son asignadas por el hecho de ser hombre o mujer y muchos otros constructos de índole social.

Ver nuestro entorno con perspectiva de género no es fácil pues la mayoría estamos educados bajo las mismas estructuras (o al menos son muy parecidas) y lo que demerita u obliga a otros a hacer ciertas cosas, nos puede parecer normal, sobre todo en México, que es un país con altos índices de violencia, sobre todo para mujeres y niñas.

En el cine se han hecho esfuerzos por evidenciar estas diferencias y se han producido cortos y películas con enfoque de género lo que nos pone sobre la mesa algunos temas como que no es un tema individual sino colectivo, que el enfoque de género y las luchas feministas llevan varias décadas buscando modificaciones sociales y que aún estamos algo lejos de éstas.

RELACIONADO: Las series y películas feministas que puedes ver en Netflix

Estas películas y cortos nos muestran un poco de estas diferencias y, en algunos casos, nos proponen algún tipo de solución o alternativa. ¿Agregarías algún otro título a esta lista de cortos y películas con enfoque de género?

Purl (2019) Kristen Lester

Es la primera entrega del proyecto de Pixar, SparkShorts, que mostrará cortos en su canal de YouTube . Se trata de una bola de estambre rosa que llega a trabajar a una compañía donde todos son distintos a ella. Purl, la protagonista, cambia su forma de ser, hablar y vestir para poder encajar y ser tomada en cuenta en ese mundo nuevo, hasta que llega alguien que se parece a cuando ella entró a ese empleo y se replantea todo lo que ha hecho.

Sing (2016) Garth Jennings

Esta película infantil quizá no tuvo en sus objetivos el enfoque de género sin embargo podemos ver algo de esto en el papel de Rosita, que tiene que atender a su familia sin importar las actividades extra que ahora hace por dedicarse a la música, sus obligaciones son las mismas.

TE PUEDE INTERESAR: Las frases feministas que nos dejó Virginia Woolf

Au bout de la rue (al final de la calle) (2016) Maxime Gaudet

En tres minutos nos muestran cómo las mujeres son acechadas en sus trayectos diarios y puede llegar a ser algo “normal”. Es una forma de evidenciar las diferencias que hay en los desplazamientos de las personas donde sí importa si eres hombre o mujer.

I’m not an easy man (no soy un hombre fácil) (2018) Éléonore Pourriat

Esta película muestra a un hombre que un día despierta en un mundo dominado por mujeres y se confunde bastante. Además de hacer un refuerzo de los estereotipos que suelen normar a hombres y mujeres, pone en mira la reflexión del trato con los otros y de la cultura patriarcal sin importar si eres hombre o mujer.

PUEDES LEER: Las ocho feministas más importantes en la historia de México

El orden de las cosas (2010) José Esteban Alenda, César Esteban Alenda

Un corto español que retrata la violencia de género en el interior de las familias así como la imposición para seguir las tradiciones morales y de comportamiento que hay en la sociedad.

La sonrisa de Mona Lisa (2003) Mike Newell

Interpretada por Julia Roberts, una profesora llega a dar clases a un grupo de mujeres que sólo están tomando clases mientras “consiguen marido”, una práctica común en muchas épocas en las que se creía que la misión de las mujeres era casarse y tener hijos.

Más de Cultura Colectiva:

Películas feministas de la historia (parte uno)

Películas feministas de la historia (parte dos)

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *