0

Penes con piercing

Tabla de contenidos

Cuando entras a una tienda de tatuajes lo primero que puedes observar al entrar son muchos diseños de tatuajes pero también de piercings, incluyendo piercing en el pene, puesto que en un local de tatuajes también se realizan piercings, dilatanciones, etc. Normalmente las personas que tienen tatuajes también se pueden interesar por los piercings y a la inversa igual. Aunque también puede ocurrir que una persona que no le interesan los tatuajes sí que le interesen los piercings, ¡y es que para gustos están los colores!

Hoy quiero hablarte sobre los piercings en el pene, más concretamente de los piercings en el pene. Son unos piercings extremos como pueden serlo también los piercings en los pezones o en los genitales femeninos. Son muchas personas las que dicen que sienten auténtico placer al tener estos piercings en su cuerpo. Aunque estoy completamente convencida que mientras se lo hacen… placer sentirá más bien poco.

Piercing en el pene y en en los genitales masculinos

Las perforaciones o piercings en los genitales masculinos no es otra cosa que los piercings en el pene. Aunque no te lo parezca así de entrada, existen muchas opciones para el piercing en el pene del hombre y dependiendo de cuál es el que quieras reciben nombres bastantes curiosos. Para que puedas conocerlos bien no pierdas detalle de lo que te voy a comentar a continuación.

Piercing en el pene “Príncipe Alberto”

Este curioso piercing en el pene es uno de los más populares y que más demanda tiene entre los hombres que quieren tener un pendiente en sus partes nobles. Para hacerlo posible el profesional tendrá que perforar la uretra en la base del glande y después tendrá que introducir el anillo en el orificio que acaba de hacer.

Lo curioso de todo esto es que aunque parece que va a ser lo peor y que después va a costar que se cure o que cicatrice, la realidad es que se cura pronto. Además, podrás embellecer la zona de tu pene. Muchos aseguran que se incrementa el placer sexual del hombre hasta cuatro veces. Pero, ¿realmente es placentero para una mujer? Es decir, si un hombre introduce el pene en la vagina de la mujer teniendo estos piercings, con la fricción de las relaciones sexuales, ¿no podría causar molestias a la mujer? Supongo que es cuestión de tener cuidado y practicar unas relaciones sexuales seguras.

Pero, ¿por qué recibe este curioso nombre este tipo de piercing en el pene? Recibe este nombre porque el príncipe Alberto de Inglaterra lo puso de moda para poder recogerse el pene cuando llevaba mallas y que de este modo no se le notara el pene. ¿Le daría vergüenza?

Piercing en el pene “Apadravya”

Este tipo de piercing también es bastante demandado y es muy flexible por lo que es un piercing que para los seguidores del kamasutra les resulta apropiado y muy excitante. Parece que este piercing no tiene peligro de hacer daño a la mujer en el interior de la vagina, y en este caso es un gran estimulador vaginal. Aunque claro, teniendo en cuenta que el interior de la vagina no tiene tacto, supongo que la estimulación sería por fuera o en el clítoris.

Al contrario que el piercing del Príncipe Alberto que se cura rápidamente, éste piercing en el pene necesita un proceso de curación bastante más largo y complicado. Este piercing atraviesa la punta del pene en sentido vertical y al tratarse de una herida justo por donde sale la orina o el semen, puede correr el riesgo de infectarse o de tener algún tipo de complicación.

El frenum

Este tipo de piercing es una perforación en el pene para poder disfrutar de un pendiente. Consiste en atravesar la piel de la base del glande y colocar el anillo donde rodea la cabeza del pene. Es un piercing muy sencillo de hacer y según dicen, muy satisfactorio para los hombres a la hora de mantener relaciones sexuales puesto que estimula y excita al hombre.

El ampallang

Este tipo de piercing es muy famoso y antiguo porque fue utilizado por las tribus de la zona de Borneo. Este tipo de piercing atraviesa de forma horizontal la punta del pene y puede pasar o no por el conducto de la uretra (dependiendo de lo que decida la persona que se lo va a hacer). Es un piercing que requiere mucha curación, y es que puede estar por lo menos hasta seis meses curándose.

Es un piercing delicado pero muy funcional a nivel sexual ya que parece ser que es un gran estimulante tanto para la mujer como para el hombre en las relaciones sexuales. ¿Merecerá la pena los seis meses de dolor y curación?

Dydoes

Este tipo de piercing son dos bolas de acero que se colocan en el borde del glande. Son muchos los hombres que se deciden por este tatuaje sobre todo por su estética y atractivo visual a la hora de mantener relaciones sexuales.

Piercing en el pene: Hafada

Este tipo de piercing es una perforación superficial en el pene que está situado exactamente en el escroto, entre un testículo y el otro y en la raíz del pene. No es doloroso y se cura rápido. Es una forma diferente de tener un piercing en el pene, ya que lo habitual es hacerlos en la punta o en el glande.

Piercing en el pene: El guigue

Este piercing es horizontal y se coloca en la piel que va del escroto al ano, para ser más exactos se coloca en el músculo erector (el músculo que ayuda al pene a ponerse erecto) por lo que puede estimular al pene fácilmente con roce. Es bastante complicado de tenerlo y suele ser molesto e incluso causar dolor si el hombre pasa mucho tiempo sentado, como por ejemplo, si se trabaja en una oficina o en un vehículo de conductor.

Piercing en el pene: El foreskin

Este piercing se realiza en el prepucio y necesita unos tres meses para que pueda cicatrizar. Es doloroso pero puede que el resultado final sea de tu convicción.

Como puedes comprobar son muchas las opciones que tienes si tu deseo es hacerte un piercing en el pene. Incluso puedes optar por escoger varios tipos de piercings de los que te he hablado en este artículo y combinarlos para tener más de un piercing en el pene. Aunque claro, después tendrás que pensar que deberás cuidarlo y curarlo para evitar complicaciones futuras.

¿Qué tipo de piercing en el pene puedes hacerte?

¿Te atreves a hacerte un PIERCING ahí? Elige entre estos tipos de piercings para tus genitales.

A algunos hombres les aterra la idea o les entran sudores fríos solo de pensarlo: agujerear tu pene para ponerte un piercing puede asustarte o dar un morbo tremendo. ¿Qué tipo de piercing en el pene puedes hacerte? Primero y muy importante: piénsalo bien, no vaya a ser que luego te arrepientas, y busca un centro de confianza para hacerte una perforación en tus genitales. ¡Elige profesionales de verdad! Sigue sus consejos para evitar infecciones y mantén la zona limpia como los chorros del oro. Bueno, no ha sido el mejor símil…

Príncipe Alberto

Uno de los piercings en el pene más solicitados lleva el nombre del príncipe Alberto de Inglaterra, que lo puso de moda, supuestamente, para recogerse el miembro cuando llevaba mallas ajustadas. Para este piercing se perfora la uretra en la base del grande y se introduce un anillo en esta perforación. ¡El placer sexual se incrementará exponencialmente!

Ampallang

Este piercing atraviesa horizontamente la punta del pene, atravesando por completo la uretra. A ambos lados del pene erecto se colocarán unas bolitas de adorno. Ten en cuenta que podrías necesitar seis meses o incluso hasta un año para curarlo totalmente.

Apadravya

Cambiamos de dirección: la perforación en este piercing atraviesa el pene y también la uretra verticalmente. El proceso de curación también requiere varios meses, hasta tres como mínimo.

Dydoe

Ponemos 2 barritas de acero con 2 bolas en el borde del glande en su parte central. Se trata del piercing en el pene ideal para recuperar la sensibilidad que algunos pierden tras la operación de fimosis.

Hafada

Bajamos un poco para hablar de este piercing en el escroto, menos doloroso que los anteriores y ubicado entre los dos testículos, en la base del pene.

Frenum

Una perforación de la piel de la base del glande, para un piercing en el pene más sencillo y muy satisfactorio a la hora de mantener relaciones sexuales.

Piercings para tu miembro. Fuente: www.3djuegos.com | www.3djuegos.com

Tener un piercing en el pene puede ser algo muy satisfactorio para tu vida sexual, no solo es un adorno, también sirve para estimular algunas áreas que no están muy acostumbradas al roce, pero debes tener cuidado.

Sería bueno que consultes a un urólogo antes de hacerlo, y claro, que vayas con un profesional a hacerte la perforación, recuerda que un mal cuidado de la zona te puede provocar serias molestias.

En Pareja te muestra ocho increíbles opciones para adornar a tu mejor amigo.

APADRAVYA

Atraviesa el pene y la uretra verticalmente, con los cuidados adecuados es una perforación que tarda hasta tres meses en sanar por completo.

DYDBE

Son dos bolitas de acero unidas por una barrita que se ponen en el borde del glande, hay hombres que se ponen Dydbes en todo el glande y aseguran que es placer garantizado ya que se trata de la zona más sensible del pene.

FORESKIN

Es una perforación en alguna parte del prepucio, esa capita de piel retráctil que cubre el pene. Hay hombres que cubren toda esta zona con este tipo de piercings.

FRENUM

Se hace en la base del glande, precisamente en el frenillo, es un piercing muy sencillo y quienes lo tienen dicen que causa sensaciones muy placenteras a la hora de hacer el amor.

GUICHE

Este piercing es de los más complicados y arriesgados porque se coloca alrededor del músculo erector del pene, es estimulante pero a la vez también es un poco molesto a la hora de sentarse.

HAFADA

Se coloca en el escroto, lo que implica menos dolor, va entre los dos testículos, justo en la base del pene. Se pueden colocar tantos como quepan en toda la piel de los testículos.

PRÍNCIPE ALBERTO

Lo puso de moda el príncipe Alberto de Inglaterra para recogerse el miembro cuando llevaba mallas ajustadas. Es un anillo que atraviesa la uretra y la base del glande, de él se puede colgar un dije o piedra.

Con información de CromosomaX

Temas

  • piercing
  • piercings
  • perforaciones
  • pene
  • miembro
  • hombres

Los piercings genitales masculinos que provocan placer. ¿Cuáles son?

Los piercings genitales masculinos que provocan placer. ¿Cuáles son? 4.5 (90%) 4 vote

Piercings genitales masculinos

Como ya comentamos en el post de piercings genitales femeninos, el misterio que rodea todo el mundo de los piercings y en concreto en las zonas genitales, puede echar para atrás a más de uno. Sin embargo, hay un gran número de consumidores de estos tipos de complementos qué nos aseguran un aumento remarcable del placer sexual.

Piercing sexual

De modo qué, os traemos otro post sobre piercings genitales, concretamente hoy desde la redacción de logia hablaremos de los piercings genitales masculinos con los que de bien seguro, aumentaremos el placer sexual tanto en ellos como en ellas. ¡¡Aahh!! y conste qué los profesionales afirman que realmente no son tan dolorosos cómo creemos, no más que en otras partes también sensibles.

Como podremos ver a continuación, no solo las mujeres decoran sus partes más íntimas. Los hombres también lo hacen y no solo por un tema estético, también por la busca incasable del placer tanto de uno mismo como del otro. Las zonas donde se hacen estos piercings son el pene y el escroto. Y, aunque te pueda parecer difícil de entender por qué alguien se haría un piercing en esos sitios, puede qué con lo que te comentaremos ahora mismo cambies de opinión.

Debido a la localización de estos piercings es de suma importancia qué te los haga un profesional cualificado. Si eres un aventurero que quiere vivir una experiencia sexual diferente, te presentamos los piercings más placenteros y más de moda del momento:

Este sin ninguna duda, es uno de los piercings estrella en el artículo de hoy. Este “amiguito” va a incrementar un 50% (aproximadamente) la estimulación y excitación de la chica. Esto se debe a qué por su forma y gracias a sus esferas, la zona del punto G recibe una mayor estimulación. Por otro lado, no debemos olvidar el placer del chico, ya que su excitación también se verá afectada, aumentando su número de eyaculaciones. Con él solo te tendrás que preocupar de “jugar” probando diferentes tamaños de bola y combinándolos con tu imaginación.

Con este piercing no tendrás ningún problema a la hora colocarte el preservativo. Su tiempo de curación es de 6 – 9 meses en total ( para su total curación). La joya piercing utilizada es una barra recta. ¿Te empieza apetecer uno?

Este fue como el “origen” de los piercings genitales masculinos, de modo qué es uno de los más populares. Es el piercing de índole genital que antes de cura (4 – 8 semanas). Para la realización de este, solo se debe perforar el fino tejido de que limita la uretra. Esta piel es más fina que la piel de los lóbulos de la oreja y causa dolores parecidos a los que causan las perforaciones en dichos lóbulos.

El glande no se ve dañado aunque pueda parecerlo. El anillo recorre la apertura natural de la uretra y sigue por un pequeño agujero que se hace en la pared de ésta. Una precaución importante para este piercing es que hasta qué no esté del todo curado no se practique sexo con demasiado ímpetu.

Por el tema del preservativo no debes por qué preocuparte, no tendrás ningún inconveniente. Pero si te preocupa mucho el tema, siempre puedes optar por utilizar preservativos más gruesos, qué los hay. Por lo demás solo debes dejar “correr” tu imaginación, investigar y sobre todo gozar ¡Gozar mucho!

Si estás pensando en hacerte un tatuaje o tienes cualquier tipo de consulta sobre nuestros servicios de tatuajes, piercings, tatuajes de henna, micropigmentación, microcapilar, eliminación de tatuajes o nuestros cursos de tatuajes, no dudes en contactar con nosotros clicando aquí, vía email [email protected]elona.com o por teléfono: +34 932 506 168

 «Mi pareja quiere que me ponga un piercing en el pene»

«Mi esposa me pidió que me perforara el pene con un piercing (arete). El doctor dice que es delicado, pero que se puede hacer; ella afirma que el pene se ve genial. Lo busqué en Internet y me pareció bien. La quiero complacer».

Existe una variedad de piercing; unos a un lado del glande casi como aritos y otros que lo atraviesan. Un ejemplo es el que se perfora la uretra en la base del glande y seguidamente se introduce un anillo en el orificio que nos han hecho para salir por enfrente. Este se llama príncipe Alberto; es de los más famosos. Según la literatura, se cura más rápido.

Otros hablan de que incrementa el goce sexual hasta 4 veces más de lo que usted tiene como umbral del placer. Otra opción es el frenum. Esta perforación consiste en atravesar la piel de la base del glande y el anillo se direcciona verticalmente en la cabeza del pene.

Es un piercing muy sencillo de hacer, y al igual que el primero, según reportes, es muy satisfactorio a la hora de tener relaciones sexuales.

Un ampallang penetra horizontalmente a través de la totalidad del glande del miembro masculino. Este puede atravesar la uretra. Una variante de este arito es un ampallang en el tronco del miembro que penetra el cuerpo cavernoso horizontalmente en cualquier punto a lo largo del pene.

En la sociedad contemporánea esto se ha vuelto popular desde finales de la década de 1980 y principios de 1990. Debido a su legítimo origen primitivo, este arito está íntimamente relacionado con el movimiento primitivo moderno. De acuerdo con una leyenda urbana, debido a que este penetra el cuerpo cavernoso, el portador puede morir por desangramiento.

Esto no es verdad, aunque con este piercing si se puede sangrar más intensamente que con otras perforaciones, tanto inicialmente como durante el primer periodo de curación; el portador no se desangra hasta morir.

Es importante analizar hasta dónde podríamos llegar para intentar satisfacer a nuestra pareja y a nosotros.

Consejo:

El cerebro es el órgano sexual más importante porque tiene un intrincado mundo de ideas, fantasías y placeres. Por ello, piénselo estimado amigo.

Piercing genital: El piercing genital en los hombres

Autor: Redacción Onmeda (9 de Agosto de 2017)

No solo las mujeres adornan sus genitales con piercings. También existe una serie de piercings para el hombre, que se suelen hacer en el pene o en el escroto. A menudo puede resultar difícil de entender por qué alguien querría perforarse el pene. Tan solo la idea de que un trozo de metal atraviese el pene y recorra la uretra puede hacer a más de uno estremecerse. Sin embargo, algunos hombres aceptan el dolor que esto produce y deciden hacerse un piercing genital. Según los que ya se han hecho un piercing, el dolor a veces no es tan grande como el que uno pueda imaginarse de antemano.

El factor placer: la preocupación o la esperanza (según como se mire) de que un piercing en el pene produzca una estimulación continua no parece ser cierta. Más bien, el piercing irrita o estimula solo cuando se mueve o cuando hay actividad a su alrededor. Sin embargo, muchos hombres se excitan tan solo con la idea de tener un piercing genital. Aquellos interesados en los piercings genitales deben tener en cuenta que a menudo la preparación para la perforación, la limpieza de la zona y el marcado producen una erección, así que es mejor saberlo de antemano.

Los piercings genitales masculinos más comunes son:

  • Piercing príncipe Alberto
  • Ampallang
  • Apadravya
  • Dydoe
  • Piercing del frenillo
  • Hafada (piercing en el escroto)

Los hombres tienden a hacerse más piercings genitales que las mujeres. Sin embargo, siguen perteneciendo a los piercings poco frecuentes y en comparación con los piercings en la cara, por ejemplo, son bastante poco populares.

Cuando los piercings genitales en los hombres producen complicaciones, se trata sobre todo de lesiones en los nervios, grandes sangrados o infecciones. Estas pueden (como las infecciones en el caso de los piercings genitales femeninos) en casos graves producir esterilidad. Además, a veces puede ocurrir que al hacerse un piercing en el pene la uretra se vea dañada de forma leve o grave, por ejemplo al lavarse o si durante las relaciones sexuales el piercing produce desgarro.

Los hombres con piercings genitales deben tener en cuenta que al tener relaciones sexuales el piercing puede (sobre todo el piercing en el pene) dañar el preservativo y perjudicar así a su pareja sexual. Hay que tener en cuenta que el piercing no debe ser demasiado pequeño para que no oprima el pene cuando el hombre tenga una erección. Si este es el caso, la persona con el piercing deberá cambiarlo por un piercing más grande.

Muchas perforaciones genitales pueden dilatarse con el tiempo, de manera que más adelante puede ser necesario un piercing más grueso. En estos casos se habla de aumentar el “espesor” o el “calibre” del piercing.

El piercing príncipe Alberto era, cuando comenzó la moda de los piercings genitales en los hombres, uno de los más populares para adornar el pene. Por esta razón, se trata en este caso de un Piercing con importancia histórica.

Al contrario de lo que se suele pensar, el piercing príncipe Alberto se puede hacer bien con facilidad y es el piercing genital masculino que antes se cura. Esto se debe a que solo se perfora el fino tejido que limita la uretra. Esta piel es más fina que la piel de los lóbulos de la oreja y causa dolores parecidos a los que causan las perforaciones en dichos lóbulos. El glande no se ve dañado con el piercing príncipe Alberto, aunque parezca que sí. El anillo recorre la apertura natural de la uretra y sigue por un pequeño agujero que se hace en la pared de ésta.

El hecho de que el piercing esté a menudo en contacto directo con la orina no es un problema, lo único que puede ocurrir es que el flujo de orina se vea algo modificado y que la puntería al orinar se vuelva más difícil. Sin embargo hay trucos para recuperar el control, como cubrir la apertura del piercing con un dedo.

Características del piercing príncipe Alberto:

  • Localización: desde la apertura de la uretra a través de la piel de la uretra.
  • Tiempo de recuperación: de 4 a 8 semanas.
  • Piercing utilizado normalmente anillo (ball closure ring), con menos frecuencia una barra (curved bar, curved barbell).
  • Nombre en inglés: prince Albert piercing.
  • Riesgos: a menudo sangra de forma abundante, a veces durante varios días.

Las personas con un piercing príncipe Alberto deben evitar el sexo impetuoso, así como la tensión y la irritación en el pene hasta que el piercing esté completamente curado. Si no, se pueden producir lesiones. Los hombres que más adelante deciden eliminar su piercing príncipe Alberto deben pensar que siempre quedará un agujero bajo la uretra a través del cual se saldrá la orina al ir al baño. Sin embargo, es posible cerrar este agujero con una pequeña intervención llevada a cabo por el urólogo. Algunos hombres llevan su piercing príncipe Alberto más allá y pueden, tras un determinado periodo, ponerse piercings con grosor de más de un centímetro.

Existen diversas variaciones del piercing príncipe Alberto:

  • Piercing príncipe Alberto invertido (inglés: reverse prince Albert o Queen Victoria piercing): uno de los extremos del piercing sale por la uretra (como en el piercing príncipe Alberto clásico) y el otro por la parte superior del glande. En esta variante no se hacen agujeros en la pared de la uretra. Este piercing se parece más bien al Apadravya, otro piercing del pene.
  • Deep prince Albert

    (príncipe Alberto “profundo”): el piercing se realiza por “abajo”, es decir, más lejos del glande, en dirección al escroto.

  • El piercing delfín (inglés: dolphin piercing): el piercing no pasa por la apertura de la uretra, sino que ambas aperturas quedan en el lado inferior del pene. La apertura superior se encuentra ahí donde el piercing príncipe Alberto normal acaba en la uretra.

El piercing Ampallang es un piercing genital masculino que recorre de forma horizontal el glande. Existe una variante europea en la que el piercing se sitúa más cerca de la punta del glande y cruza la uretra, y una variante americana en la que éste se sitúa más hacia la base del pene. La ventaja de la variante europea es que el tiempo de recuperación es más corto debido a dos factores: uno, el hecho de que se perfore menos tejido del glande y dos, el contacto con la orina, lo que acelera el proceso de recuperación.

En el piercing Ampallang es importante que el piercing utilizado (en la mayoría de casos una barra recta) sea lo suficientemente grande para que en las erecciones el tamaño del piercing no desencadene problemas como que choque con los lados del glande. Sin embargo, el piercing tampoco debe ser demasiado grande. La experiencia del profesional y una cuidadosa técnica a la hora de trabajar son los factores que contribuyen a que se elija el tamaño del piercing Ampallang de forma correcta. Si transcurrido un tiempo la persona con el piercing se da cuenta de que el piercing no tiene el tamaño adecuado, éste se debe cambiar cuanto antes.

Lo que hace especial el piercing Ampallang es que la zona más sensible del cuerpo masculino se vea atravesada por una aguja. El glande contiene numerosas terminaciones nerviosas que reaccionan mucho a la presión y que hacen que éste sea muy sensible. Además se añade el hecho de que el tejido del glande es bastante estrecho. Otra característica especial es que la aguja tiene que recorrer una distancia relativamente larga para ir de un lado del glande al otro. El canal de la perforación en el piercing Ampallang es bastante largo.

Por lo tanto hay muchas razones por las que a la mayoría de los hombres les asusta la idea de hacerse este tipo de perforación. Además, con razón, puesto que el proceso es casi siempre doloroso y desagradable, aunque algunos portadores de piercing Ampallang afirmen que la perforación fue menos dolorosa de lo que imaginaban.

Características del piercing Ampallang:

  • Localización: horizontal a través del glande.
  • Tiempo de recuperación: de 6 a 9 meses o más.
  • Piercing utilizado normalmetne: una barra recta (straight barbell).
  • Perforación: cuanto más grande es el primer piercing, más dolorosa resulta.
  • Nombre en inglés: Ampallang piercing.
  • Riesgos: sangrado.

Los que se deciden a quitarse su piercing Ampallang deben pensar que en la parte superior del glande queda en la mayoría de los casos una pequeña cicatriz y que el canal crece rápidamente, lo que impide que el piercing Ampallang pueda volver a hacerse.

Cuando el piercing Ampallang se combina en forma de cruz con un piercing Apadravya, se trata de un piercing Magic Cross.

El piercing Apadravya pertenece (al igual que el Ampallang) a los piercings genitales masculinos. El piercing Apadravya recorre el glande de forma vertical y pasa por la uretra.

Una característica especial del Apadravya consiste en los puntos por los que sale el piercing, que coinciden con los puntos de salida de otros piercings genitales. En la parte superior del glande se encuentra un agujero (en el mismo punto que el príncipe Alberto invertido), y en el lado inferior termina en el mismo sitio que el príncipe Alberto normal. Un hombre con un piercing Apadravya puede también llevar un príncipe Alberto, puesto que el agujero en la pared de la uretra en el lado inferior del pene es común para los dos piercings.

Existe además algo que lo diferencia del piercing Ampallang: El Apadravya deja siempre un agujero en la uretra a través del que se puede salir la orina y que, en caso de que se retire el piercing, no se cierra completamente. Por el contrario, en el glande se crea una cicatriz cuando el piercing se retira. El tejido vuelve a crecer ahí, como ocurre también en el caso de la curación de la herida.

Características del piercing Apadravya:

  • Localización: vertical a través del glande, atraviesa la uretra.
  • Tiempo de recuperación: de 6 a 9 meses o más.
  • Piercing utilizado normalmente: barra recta (straight barbell).
  • Nombre en inglés: Apadravya piercing.
  • Riesgos: sangrado.

Cuando el Apadravya se combina de forma cruzada con un piercing Ampallang se trata de un piercing Magic Cross.

El piercing Dydoe es un piercing genital masculino que se lleva en la corona del glande del pene. Se encuentra entre los piercings genitales más modernos. Puesto que la persona que lo lleva necesita tener una anatomía determinada, no es posible para todos los hombres hacerse el piercing Dydoe. La corona del glande debe estar lo suficientemente alejada del resto del glande de manera que el piercing Dydoe tenga suficiente espacio.

A menudo los hombres llevan el piercing Dydoe doble, es decir, llevan dos barras simétricas a una cierta distancia. Aunque se perfora relativamente poco tejido, la realización de este piercing pertenece a una de las más dolorosas.

Características del piercing Dydoe:

  • Localización: a través de la corona del glande.
  • Tiempo de recuperación: de 3 a 4 meses o más.
  • Piercing utilizado normalmetne: barra (curved barbell).
  • Perforación: muy dolorosa, puesto que hay muchas terminaciones nerviosas en la corona del glande.
  • Nombre en inglés: Dydoe piercing.
  • Riesgos: desgarro (sobre todo al practicar sexo sin cuidado).

Los hombres que llevan un piercing Dydoe deben tener mucho cuidado, sobre todo durante el periodo de curación, durante las relaciones sexuales y tratar con cuidado y mucha higiene su piercing.

El piercing del frenillo es, tras el piercing príncipe Alberto, el tipo más popular de piercing. La perforación se hace a través del frenillo. Este piercing no entra ni en la base del pene ni en la uretra, sino en la piel del frenillo. En caso de que el hombre con este piercing desee llevar un piercing príncipe Alberto, el profesional debe dejar la distancia suficiente para los puntos de salida de dicho piercing.

La perforación del frenillo no se considera muy dolorosa.

Características del piercing del frenillo:

  • Localización: en la mayoría de los casos horizontal a través del frenillo y por encima del glande hacia la base del pene (parte inferior del pene).
  • Tiempo de recuperación: de 3 a 4 meses.
  • Piercing utilizado normalmente: barra (straight barbell).
  • Nombre en inglés: frenum piercing.
  • Riesgos: mala curación.

Cuando un hombre lleva varios piercings en el frenillo (algo que ocurre con frecuencia) debe colocarlos en fila. En inglés se habla del Frenun ladder, o escalera frenillo.

Por hafada se conoce el piercing de la piel del escroto. La gran diferencia entre este piercing y otros piercings genitales masculinos es que este no afecta a las relaciones sexuales con la pareja y, por lo tanto, no aumenta el placer ni estimula a quien lo lleva sexualmente. El hafada se hace más bien con finalidad estética.

Otro rasgo especial de este piercing es su perforación: la piel del escroto cambia a menudo y de forma rápida su superficie, se repliega y se hace más elástica. Por eso es posible que el profesional deba probar varias veces antes de decidir dónde es mejor hacer el piercing antes de que haga la perforación.

Características del piercing hafada:

  • Localización: superficialmente a través de la piel del escroto, a menudo se hacen múltiples piercings.
  • Tiempo de recuperación: de 3 a 4 meses o más.
  • Piercing utilizado normalmetne: anillo o barra (curved barbell).
  • Nombre en inglés: scrotal, scrotum piercing, hafada.
  • Riesgos: Infección por flujos corporales durante las relaciones sexuales cuando aún no está curado. Los preservativos no protegen esta herida, por lo tanto, se deben utilizar apósitos especiales.

Cuando un hombre lleva varios piercings hafada, de forma simétrica en una fila o dispuestos de otro modo, se habla de una Scrotal ladder.

Piercing en el prepucio del clítoris

Información

Tiempo de curación: 4 – 8 meses
Grosor de la barra: 1,6 mm
Longitud: 10-12 mm
Diámetro: 10-12 mm
Dolor (1 – 10): 2

La gran mayoría de mujeres que desean hacerse un piercing íntimo para aumentar el placer sexual decide hacerse un piercing en el prepucio del clítoris.
Esta idea puede parecer un poco violenta en un principio, pero después de saber lo que implica y el poco dolor que causa, es más fácil de entender. Se trata de una perforación que no es solamente hermosa, sino también muy estimulante.

Haz este pequeño test

Si estás considerando hacerte una perforación en el prepucio del clítoris, hay una manera de averiguar si es posible hacértelo.
Ten en cuenta de que cada persona tiene una anatomía distinta, y en función de ello hay mujeres que pueden hacérselo y otras que no.
Para hacer el test necesitas un bastoncillo de algodón para las orejas. Prueba a ver si el prepucio del clítoris cubre el extremo del bastoncillo. Si lo cubre completamente o casi, es probable que tu prepucio sea lo suficientemente grande como para que puedas hacerte una perforación. Si, en cambio, tu prepucio no lo cubre por ser demasiado pequeño, debes acudir a un perforador experimentado que pueda valorarlo.
Si te es incómodo hacerte a ti misma el test, también puedes pedir a tu perforador que lo haga por ti.

¿Qué es mejor: una perforación horizontal o vertical?

Una vez que hayas decidido hacerte una perforación en el prepucio del clítoris, debes determinar si vas a hacerte una perforación horizontal o vertical.

Perforación horizontal del prepucio del clítoris

En comparación con una perforación vertical, los beneficios sexuales de esta perforación se reducen notablemente. Esto es porque la superficie de la joya en contacto con el clítoris es menor.
De hecho, el placer sexual puede variar en función del tipo de joya que se va a usar. Si en vez de utilizar una barra, se utiliza un aro o una herradura, se puede lograr más estimulación, ya que producen un «efecto aldaba», que puede ser increíblemente placentero.

Perforación vertical del prepucio del clítoris

A esta perforación también se la llama VCH, por sus siglas en inglés (Vertical Clitoral Hood).

Para la perforación vertical del prepucio del clítoris se utiliza casi siempre una barra curvada. La barra y las joyas pueden ser de todo tipo de tamaños, pero al principio suelen ser pequeños, para facilitar la cicatrización.
En algunos casos también se usa un aro o una herredura para el piercing vertical, sin embargo, esto no es tan común, ya que suele engancharse más con la ropa, por lo que puede resultar muy incómodo.

Disminución de la sensibilidad

Si tu perforación se realiza profesionalmente, hay una probabilidad extremadamente pequeña de que vayas a tener menos sensibilidad de la que tenías anteriormente. De hecho, la probabilidad es más o menos la misma de que un avión en el cielo se te caiga encima. Pero si no está hecho profesionalmente, puede tener consecuencias muy negativas. Por eso es muy importante que prestes mucha atención en el momento de elegir a tu perforador.

Cuando la perforación es reciente, incluso el más mínimo contacto puede convertirse en un gran placer. Sin embargo, esto no dura para siempre, ya que la sensación no es nueva y emocionante para siempre.
Pero esto tiene truco. Para algunas, este piercing es la clave del placer eterno. Si tienes bolas de diferentes formas y tamaños, cada vez que las cambies podrás experimentar un placer como al principio. Así que nuestro consejo es que te hagas con una variedad de joyas que puedas ir cambiando, e ir disfrutando de tu perforación durante mucho tiempo.

Si tienes preguntas sobre este piercing, puedes hacérnoslas a continuación. Estaremos encantados de contestarte.

Piercing vertical en el prepucio del clítoris

El piercing vertical en el prepucio del clítoris es el tipo más común de piercing genital femenino. Debido a la estructura vertical de los genitales femeninos, los piercings verticales en el prepucio son de rápida cicatrización. En el piercing vertical del prepucio, se coloca una barra ligeramente curvada a través de la piel que cubre el clítoris.

Puesto que un piercing de prepucio vertical se coloca de arriba hacia abajo, descansa cómodamente en la anatomía de las mujeres que lo usan.

El tipo de joya que se puede usar con estos piercings puede ser un anillo o una barra circular, una barra recta o una barra curva. Asegúrate de mantener la vagina limpia y de que el piercing no tenga bacterias para evitar infecciones.

Piercing horizontal en el prepucio

Un piercing horizontal es un piercing que se realiza horizontalmente a través del prepucio por encima del clítoris. Este piercing suele consistir en un anillo con una bola que descansa contra el clítoris, lo que proporciona estimulación a quien lo lleva.

El piercing horizontal en el prepucio del clítoris difiere de su homólogo de nombre similar, el piercing vertical, en su orientación.

Para el piercing horizontal en el prepucio es necesario tener una anatomía muy particular; el prepucio debe sobresalir lo suficiente como para que el anillo permanezca plano cuando tengas las piernas cerradas.

Piercing en triángulo

Un piercing triangular es una innovación moderna y se realizó por primera vez a principios de la década los 90. En este tipo de perforación, una barra circular o de bola cautiva pasa horizontalmente a través del prepucio del clítoris, por detrás del clítoris y por debajo del tallo del clítoris.

La estimulación de este tipo de perforación genital proviene de la sensación adicional que se produce detrás del clítoris. El piercing triangular es muy diferente de otros piercings genitales, como los populares piercings verticales en el prepucio del clítoris, que entran en contacto con el clítoris por la parte delantera.

Piercings de los labios menores

El piercing de los labios menores es una perforación fácil de realizar y cicatriza rápidamente.

La perforación se realiza a través de los labios menores. Estos piercings pasan a través de los pliegues de piel sin vello en la parte posterior de los labios menores más gruesos que rodean la abertura vaginal. La piel es delgada (pero fuerte) y suave, con un abundante suministro de sangre, por lo que la cicatrización es rápida: normalmente, de 4 a 6 semanas.

Es posible que sientas una pequeña molestia o pellizco al sentarte durante la curación al principio. En este caso, es mejor evitar montar en bicicleta durante unas semanas.

Castigamos nuestro cuerpo en mayor o menor medida, siguiendo todo tipo de impulsos, modas o incluso planteamientos personales que a menudo tienen poca explicación práctica. Nos los hacemos porque nos gusta y porque queremos. Una vez asumido eso y sin mayor interés en analizar el origen de tales actuaciones, pasemos a hablar de perforarnos nuestros órganos sexuales. Los hombres son los que más se animan a pasar por la tortura de anillar sus genitales y pezones, así que hoy nos centraremos en perforaciones de los genitales masculinos.
La sola idea de que el piercing traspase la uretra hace desistir a muchos, pero otros aguantan el dolor con absoluta entereza y se animan a lucir sus adornos como el que decide usar sombrero todos los días de su vida. Muchos de los que lo han probado aseguran que iban con más miedo al dolor del que después sufrieron, y la recuperación establece un código de actuación extremo en higiene y cicatrización. El proceso de recuperación suele ir desde las cuatro semanas (casi como recuperarse de un parto, señores) a meses. Así que ténganlo en cuenta, porque perforarse los genitales implica entre otras cosas el celibato obligado durante todo el proceso de cicatrización. Hasta que aquello no esté bien, mejor estense quietos.
El 50% de los piercing genitales (tanto en hombre como en mujer) se saldan con efectos secundarios no deseados: sangrado posterior, inflamación e infecciones. Las infecciones traen consigo dolor, enrojecimiento, inflamación, hipersensibilidad (son zonas erógenas, su trasiego puede acabar en suplicio si no se atajan las infecciones inmediatamente).

Casi el 45% de los penes perforados sufren daños en los vasos sanguíneos, e incluso puede dañar los nervios del órgano. Tanto en los hombres como en las mujeres, la infección del piercing puede extenderse a los órganos sexuales internos y producir complicaciones graves que pueden acarrear la esterilidad. Lo peor son las infecciones purulentas (con pus). Aunque en el caso de las perforaciones en el pene los implicados acuden al médico inmediatamente en cuanto ven que algo no marcha bien, si se llegan a producir gérmenes que entren en el torrente sanguíneo el resultado puede ser una intoxicación (sepsis) y desencadenar una inflamación bacteriana.
Lo primero y sin dudarlo: dejar esos bienes tan preciados en manos de auténticos profesionales de las perforaciones estéticas. Utilizar siempre material del bueno: acero quirúrgico fácilmente dispuesto por los propios profesionales. Mantener a rajatabla la zona inmaculadamente limpia e higiénica. No se cansen de seguir todas y cada una de las recomendaciones del profesional y acudamos siempre a centros especializados en este tipo de trabajos. ¿O dejarían su sexo y por ende su sexualidad en manos de cualquiera?
También está bien elegir apropiadamente el tipo de adorno que queremos lucir. Aquellos que sean puntiagudos, angulosos, afilados o ásperos no solo no entrarán en el cuerpo de nuestra pareja sino que además dificultarán el uso de preservativos. Y ya lo que nos faltaba. De ahí que los más extendidos, usados y recomendados sean los que basan su hermosura en formas más o menos redondeadas y romas, como los anillos. No queda otra que aprender a usar de nuevo los preservativos. De las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y del VIH no nos libramos por mucho piercing que llevemos y tampoco de un embarazo no deseado, y un empujón con prisas sin colocar correctamente el preservativo suele acabar en rotura.
Además, las perforaciones de pene traen consigo casi siempre desviaciones en el flujo de orina, por lo que los hombres que se animan optan por orinar sentados para no dejar el baño hecho un asco.

PERFORACIONES DE PENE

1.- PRÍNCIPE ALBERTO

Es el más extendido y es de tipo anillo. A través de la parte inferior del glande se perfora desde la abertura uretral hasta donde el glande se une al tallo del pene. Existe la versión «príncipe Alberto reverso», que entra también desde la abertura uretra (sí, por el agujerito por el que expulsan la orina) y sale por una perforación en la parte superior del pene. Eligiendo uno u otro se elige dónde se desea el anillo: arriba o abajo. Solo si el valiente está circuncidado el piercing puede estar centrado porque el prepucio necesita volver a su posición original (tapando todo el glande) y hay profesionales que desaconsejan este piercing para cualquier hombre que no haya recortado antes su fimosis por esta misma causa.

2.- AMPALLANG

Este tipo de perforación se hace transversal y horizontalmente de un extremo al otro del glande del pene en línea recta y atravesando por completo la uretra. Como adorno se coloca una barra de acero quirúrgico en cuyos extremos se colocan unas bolas que impiden que salga. La elección de la barra se hace con el pene en erección. Imaginen que consiguen hacerse el piercing, colocan las bolitas y después de la recuperación resulta que su pene erecto no cabe entre las dos bolas. Sobre todo piensen cuándo se darán cuenta de la desafortunada elección del tamaño de la joya.
Por cierto, la recuperación de este tipo de perforaciones tiene una media de entre 4 semanas y 6 meses. Y en más de una ocasión, se prolonga hasta el año.

3.- APADRAVYA

La perforación, en vez de en horizontal como en el ampallang (de un extremo al otro del pene siempre en el glande), se hace en vertical y también atravesando la uretra. Algunos afortunados consiguen estar perfectamente recuperados en un mes, pero lo más lógico es que se prolongue hasta los tres meses porque resulta más que aconsejable no menear de más el pene sin su absoluta recuperación.
Los entendidos en la materia afirman que es de las perforaciones más dolorosas pero también afirman que el sexo con hombres que tienen este tipo de piercing es más placentero que con otras perforaciones.
Algunos profesionales se niegan en redondo a practicar el adravya en ningún otro lado del pene que no sea el glande, no creen que el tallo del pene sea un buen sitio para atravesarlo con una barra de acero quirúrgica perforando la uretra. Pero pedirse, se pide.

Imagen de Wikipedia

4.- DYDOE

Aquí lo que se perfora es la cresta del glande por la parte central. Es algo así como adornar la cúspide del órgano genital masculino. Suele ser el preferido de los hombres que han perdido sensibilidad en el glande a raíz de la circuncisión (tomando como tal hasta la operación típica de fimosis. Si está bien situado, en la cresta del glande y por el tipo de joya que se coloca (bananas de 1’6 cm con bolas en los extremos) dicen que estimula el punto G de la mujer.

«Hafada -Stechprozedur» by Hafada_Piercing.jpg: Luemmelderivative work: Lamilli (talk) – Hafada_Piercing.jpg. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Commons.

5.- HAFADA

Es el piercing en el escroto, que no deja de ser la bolsa que envuelve los testículos. Esta se perfora sin tocar los testículos, como tejido adiposo que es y la joya que se coloca es siempre circular, abierta o cerrada. En algunas comunidades musulmanas se practica a los jóvenes púberes para significar su paso hacia la etapa adulta y se coloca siempre en el testículo izquierdo.
La recuperación de esta perforación es la más corta: de una a tres semanas y al no perforar el pene, permite las erecciones sin tanto problema ni molestia como las anteriores. Otro de los problemas que puedes tener si te colocas un piercing es que sufras un desgarro. También puedes perder sensibilidad y todos aquellos que supongan una perforación de uretra implican riesgos que más vale que sopeses antes de tirarte en plancha buscando tu joya genital.

Más del 40% de los hombres que perforan su pene se arrepienten. Piénsenlo bien antes de hacerlo

Por cierto, hay disparidad de opiniones en cuanto a satisfacción sexual con penes perforados. No todas conllevan estimular más a la pareja que recibe el miembro enjoyado y no olviden nunca que los orgasmos vaginales no existen; todos los orgasmos femeninos son clitorianos. Y para terminar, más del 40% de los hombres que perforan su pene se arrepienten. Piénsenlo bien antes de hacerlo.

Piercings íntimos, hombres y mujeres genitales.

Introducción:
Los piercings genitales son generalmente sinónimo de placer. Son utilisados para amenizar la sexualidad y aumentar la intensidad. Ciertas mujeres llevan el piercing en el capuchón del clitoris para sentir una sensación de placer permanente. Otras aprecián su estetica y buscan en el acto una manera de afirmar su identidad, como una exploración del cuerpo.
Les piercings genitales son más bien raros pero los perforadores hacen más cada año. Esta práctica se esta democratisando y choca menos hoy en día. Sin embargo todos los perforadores no hacen siempre el piercing intímo. Aqueles perforadores necesitán una buena experiencía y mucha concentración. Hay que tambien franquear la barrera del intímo.

El piercing del clitoris
Definición del piercing de clitoris:
Si se trata del anillado del clítoris generalmente se refiere al pinchamiento del prepucio del clítoris (la piel que cubre el clítoris).
Este tipo de piercing es más raro ya que ne se puede efectuar sino en un clítoris suficientemente voluminoso.
Según refieren ciertas mujeres es muy exitante pero doloroso en los primeros tiempos debido a la gran tension que se ha ejercido. Ciertos profesionales rechazán hacerlo.
Tiempo de cicatrización :
2 a 4 meses
Joya :
Se usa circularios, anillos o barbells
Notas :
Sin embargo hay que tener en cuenta que pudiese conllevar a la larga, por la sobreestimulación, a una dessensibilización del clítoris. (reversible si se quita el piercing).
El piercing Christina
Definición del piercing christina :
El Christina es un piercing que se coloca en el pliegue superior de los labios mayores ascendiendo para salir en la vulva. Arriba del Monte Venus. No tiene función de estimulación sexual. Es uno de los piercings genitales femininos de los más común.
Este piercing ha sido realizado por primera vez por Tom Brazda en los años 90. Debe su nombre a la primera persona a haberlo llevado. Es algunas veces llamado Venus en referencia a su localización.
Tiempo de cicatrización :
3 a 4 meses
Joya :
Se usa una banana, un barbell o un anillo.
Notas :
El piercing Christina es considerado como un piercing de surface y puede conocer un importante porcentaje de rechazo y de infección.
Puede poner problemas de frotamiento con la ropa interior o los jeans. Si el pubis debe ser afeitado, hay que primeramente pensar en quitarse el piercing. Hay que respectar cuidados particulares con el piercing Christina ya que una parte se encuentra generalmente cerca de las mucosas.
El piercing Fourchette
Definición del piercing fourchette :
El Fourchette se lleva a cabo donde las labias mayores se unen por la parte inferior.
Tiempo de cicatrización :
4 a 12 meses.
Joya :
Se usa una Banana, un anillo o un barbell recto.
Notas :
El Fourchette es considerado como un piercing de surface y puede conocer un importante porcentaje de rechazo y de infección.
Puede poner problemas de frotamiento con la ropa interior o los jeans. Si el pubis debe ser afeitado, hay que primeramente pensar en quitarse el piercing.
El piercing Labia Menor
Definición del Labia Menor :
El anillado del labia menor (interna) es bastante indoloro y cicatriza rápido. Este tipo de piercing es uno de los más común pero, como muchos piercings femininos) esta condicionado a la anatomía y por ello no es factible en todas las mujeres.
Según su localización puede aumentar la sensaciones sexuales.
Las labias menores suelen ser anilladas en pareja, y si las condiciones anatómicas lo permiten, se pueden llegar a insertar múltiples piezas (joyas). Este piercing combina muy bien en el anillado del prepucio del clítoris (horizontal y/o vertical), además el de las labias mayores
Tiempo de cicatrización :
1 a 3 meses.
Joya :
Se usa un BCR o un circulario
Piercing de Labia Mayor
Definición del Labia Mayor :
En la labia mayor el emplazamiento del piercing debería ser elegido de tal manera que, el anillo bordee todo el labio. Este anillado es factible en todas las mujeres. La cicatrización es un poco mas extensa dado que se originan irritaciones por la ropa y movimiento (caminar, sentar…) El anillado de las labias mayores se suelen llevar a cabo en pareja.
Tiempo de cicatrización :
1 a 3 meses.
Joya :
Se usa un BCR, un Barbell o una Banana.
El piercing Triángulo
Definición del piercing Triángulo :
El anillado del triángulo, a la vista se asimila al anillado del prepucio del clítoris de forma horizontal, sin embargo tiene otro emplazamiento. Mientras que en anillado del prepucio pasa por encima del clítoris, en el triángulo el canal de inserción pasa por debajo del. Este piercing no es un piercing para aficionados y requiere mucha experiencia por parte del operario.
Tiempo de cicatrización :
1 a 3 meses.
Joya :
Se usa un BCR, una banana ou un Barbell.
Piercing Hood
Definición del piercing hood :
El piercing hood se localisa en el recoveco cutáneo que recubre el clitoris, aquel recubre se atraviesa horizontalmente o verticalmente por una banana encorvada o por un barbell recto. En su versión vertical, el piercing se realiza de manera a que apoye directamente sobre el clitoris. Lo que por consecuencia va a estimular en permanencia el organo érectil. Segun varios testimonios, la sencación proporcionada es única!
En su versión horizontal esta joya es más decorativa, aunque pueda aumentar las sencaciónes durante una relación sexual.
Este piercing es más frecuente que el piercing del clitoris porque permite estimular el clitoris sin riesgo de insensibilizarlo.
Tiempo de cicatrización :
2 a 4 meses.
Joya :
Se usa una Banana o un Barbell.

El piercing Ampallang

Definición del piercing ampallang :
El piercing Ampallang es un piercing realizado a la surface del glande. Este piercing es perpendiculario a la uretra.
Esta joya es utilizada por los hombres de Borneo desde centenas de años para aumentar el placer sexual y alejar los malos espíritus. Servia también de rito de iniciación.
Cicatrización :
Demora 4 a 9 meses.
Tipo de piercing :
Se usa un barbell recto.
El piercing Dydoe

Definición del piercing dydoe :
La base del glande es generalmente levantada en una corona. El piercing Dydoe empieza détras del glande a nivel de la «corona» y va delante del glande. Es generalmente practicado sobres los hombres circuncicos, frecuentamente en doble.
Cicatrización :
Demora 3 a 6 meses
Tipo de piercing :
Se usa una banana.
El piercing Principe Albert

Definición del piercing principe Albert :
El piercing Principe Albert se localisa en la punta del pene. Entra por la uretra y sale al lado del frenillo bajo el glande. Ahí se coloca generalmente un anillo, pero se puede también colocar un circulario.
Este pìercing tiene sus orígenes en 1825, cuando el príncipe Albert (marido de la reina Victoria) se había perforado esa zona para sujetárselo con un gancho a un costado y que no se le notara el “bulto” (en esa época se utilizaban pantalones muy ajustados).
Por cierto, el “príncipe Alberto” es muy eficaz para los profesionales del sexo, ya que proporciona una mejor estimulación en todo el pene (además de estimular mejor a la mujer durante el sexo)… Y por eso también es el piercing genital más popular
Cicatrización :
Demora 6 a 18 semanas
Tipo de piercing :
Se usa un circulario o un anillo.
Notas :
La orina permite una limpieza permanente de la errida y favorese una cicatrización rapida.
Una infección del principe albert es muy rara, los profesionales de la perforación se acuerdan para decir que este tipo de perforación es la que cicatriza lo más rapido.
El piercing Principe Albert invertido

Definición du piercing principe Albert invertido :
El piercing Principe Albert invertido es similario al Principe Albert, pero en cambio de salir de la base del pene, sale por arriba del glande.
Cicatrización :
Demora 6 a 18 semanas
Tipo de piercing :
Se usa un circulario o un anillo.
Notas :
La orina permite una limpieza permanente de la errida y favorese una cicatrización rapida.
Una infección del principe albert es muy rara, los profesionales de la perforación se acuerdan para decir que este tipo de perforación es la que cicatriza lo más rapido.
El piercing lorum

Definición del piercing lorum :
El piercing lorum se localiza a la base del pene sobre la piel de uno de los testículos. De preferencia hay que utilizar un piercing encorvado de 1,6mm para este tipo de perforación. Es importante escojer un anillo de tamaño suficiente que pueda aguantar las retractaciónes y las dilataciónes de la piel de los testiculos.
Cicatrización :
Demora 1 a 6 meses
Tipo de piercing :
Se usa un anillo.
El piercing pubic

Definición del piercing pubic :
El piercing pubic se hace ariba del pene, al cabo de la zona pubiana. est situé juste au-dessus du pénis, juste à la fin de la région pubienne. Es el equivalente del Piercing Christina también un piercing de superficie.
Cicatrización :
Demora 3 a 6 meses.
Tipo de piercing :
Se usa una banana o una grapa.
Notas :
El piercing pubic es considerado como piercing de surface y puede conocer un porcentaje importante de rechazo y de infección.
Puede causar problemas de frotamiento con la ropa interior o con los jeans. Si el púbis tiene que ser afeitado, hay que pensar en retírar el piercing en primero.
Hay que respectar cuidados particulares con el piercing Pubic porque una parte queda generalmente cerca de las mucosas.
El piercing Apadravya

Definición del piercing apadravya :
El piercing Apadravya pasa por el base del frenulum, y sigue en diagonal hacia la punta del glande. Es muy delicado colocarlo por causa de los cuerpos cavernosos.
Este percing se describe en el Kâma Sûtra. Permite prender varias joyas en el hueco para que aumenten las sencaciónes de la pareja sexual.
Cicatrización :
Demora 4 a 9 meses.
Tipo de piercing :
Se usa un Barbell recto.
El piercing Hafada

Definición del piercing hafada :
El piercing Afada se localiza en un testiculo, justo el fín de la región pubiana.
En costumbra de los arabes, el Hafada lo practicán los muchachos en el momento del ritual del pasaje de la adolesencia hacia la edad madura, lo lleván en el lado izquierdo.
Aparecio en los años 70, en el medio Gay de l’oeste de los Estados-Unidos.
De preferencia hay que utilizar un piercing encorvado de 1,6mm para este tipo de perforación. Es importante escojer un anillo de tamaño suficiente que pueda aguantar las retractaciónes y las dilataciónes de la piel de los testiculos.
Cicatrización :
Demora 1 a 6 meses.
Tipo de piercing :
Se usa un anillo.
El piercing Foreskin

Definición del piercing foreskin :
El piercing foreskin se compone de uno o varios anillos que se colocan a lo largo del pene. Los romanos uzabán este piercing con los esclavos para obligarlos a la abstinencia sexual.
Con un anillo pequeño, este piercing no impone tener placer sino muy al contrario estimularlo. Es el equivalente masculino del piercing de los labios en alguna manera historica.
Cicatrización :
Demora 2 a 4 meses.
Tipo de piercing :
Se usa un barbell o un anillo.
El piercing del frenillo

Definición del piercing del frenillo :
El piercing del frenillo se localiza en la parte inferior del pene, sobre la base del glande. Se coloca generalmente un barbell. Un anillo se puede también colocar de tal manera a anillar la base del glande. El piercing del frenillo era usado por los monjes. Para imponerles cualquier practica sexual se le colocabán un candado sobre la base del glande ! Cuando el piercing se realiza en seria a lo largo del glande, se le llama Foreskin.
Es el equivalente masculino del piercing de los labios en alguna manera historica.
Cicatrización :
Demora 2 a 4 meses.
Tipo de piercing :
Se usa un barbell o un anillo.

Piercings en el Pene

Te facilitamos encontrar un profesional que te haga Piercings en el pene

1.Dinos qué necesitas

Contesta en menos de 2 minutos qué buscas

2.Compara GRATIS varios presupuestos

Una vez publicado tu anuncio, comenzarás a recibir (por mail, pero sin spam, a nosotros tampoco nos gusta el spam) presupuestos de los profesionales interesados en hacer tu trabajo.

3. Elige sin compromiso el profesional adecuado

Lee las opiniones y trabajos hechos a usuarios que como tú buscaban un piercing en el pene.

Las perforaciones en las zonas genitales son las más delicadas ya que una infección en esa zona puede ser mucho más problemática. Aún así, si tú quieres hacerte un piercing en el pene, no te preocupes, podrás hacértelo sin problemas, siempre y cuando sigas las instrucciones del anillador y tengas la higiene adecuada.

A continuación vamos a dar toda la información sobre el piercing pene para que lo tengas en cuenta a la hora de hacerte esta perforación. ¿Te animas?

Clases de piercing pene: ¿Cuántos tipos existen?

Al igual que en otras zonas del cuerpo, existen varias clases de piercing pene que puedes hacerte y varias zonas. ¿Sabes cuántos tipos existen? Vamos a conocerlos a continuación.

Príncipe Alberto

La perforación llamada príncipe alberto se realiza desde la apertura de la uretra hasta el final de la piel de la uretra. Es el piercing pene más común de todos y es el menos doloroso de todos ya que, al final, es solo la piel lo que se está atravesando.

El período de recuperación de esta perforación es de 4 a 8 semanas, aunque para que cicatrice tendrás que esperar algunas más, unos 6 meses aproximadamente. Eso sí, ten en cuenta que es un piercing que suele sangrar a menudo, especialmente cuando está recién hecho, por lo que no se recomiendan las prácticas sexuales demasiado bruscas. Asimismo, también se recomienda dejar reposar la zona genital, es decir, no practicar sexo, durante las semanas que está curando.

Dentro de la ‘categoría’ del príncipe alberto existen otras tres variantes, el príncipe alberto invertido, el deep príncipe alberto y el piercing delfín. Son muy similares, así que el período de recuperación y demás es casi idéntico.

El ampallang es una de las variantes más dolorosas que se suelen realizar en la zona genital. Ten en cuenta que aquí lo que hacen es atravesar el glande, por lo que el dolor será un poco más intenso. Hay que tener en cuenta que, además, el canal de perforación es bastante largo, por lo que es precisamente por eso por lo que se produce un poco más de dolor que en otros casos.

El tiempo de recuperación también es más largo ya que puede llevar incluso 9 meses, o más. Es importante que este piercing lleve una joya recta y larga, de esta forma, la zona no sufrirá al ponerse erecta. Si llevas una joya pequeña, es posible que termines haciéndote daño en la zona.

Tienes que tener en cuenta que, una vez te quieres el piercing ampallang, no podrás volver a hacertelo. Así que tenlo presente siempre que quieras deshacerte de él.

Si el ampallang pasaba por el pene en forma horizontal, el apadravya pasa en forma vertical. Tiene las mismas características y el mismo tiempo de cicatrización, solo que, en este caso, la perforación no se cerrará por completo si decides quitarla. Se creará una cicatriz que no resultará nada molesta.

Recuerda que los piercings en los genitales suelen tener sangrados constantes en el proceso de curación. Si crees que tu piercing pene puede estar infectado, acude al anillador, el te podrá dar un mejor diagnóstico de lo ocurrido.

Muy importante, no cambies la pieza si no se ha terminado el proceso de cicatrización ya que, de lo contrario, podrías sufrir una infección leve.

El dydoe es una de las perforaciones genitales más modernas que existen. Se coloca en la corona del pene, es decir, en la parte superior. Eso sí, hay que tener en cuenta que este piercing pene no es apto para todos los hombres. Hay que tener una anatomía concreta ya que la corona debe estar alejada del glande para que se pueda realizar el pendiente.

La joya que se suele usar en este caso es la curved barbell, es decir, la barra que está curvada, ya que es la que mejor se adapta a la zona. Suele ser una zona muy dolorosa, de las que más, ya que es una parte del cuerpo en la que se encuentran muchas terminaciones nerviosas. No obstante, a la hora de curación es bastante más rápida que otras partes.

Durante la curación del piercing dydoe se debe tener una higiene muy cuidadosa y un máximo de cuidado en las relaciones sexuales al ser un piercing del pene tan delicado.

Frenillo

La perforación que se realiza en el frenillo del pene suele ser poco dolorosa, es cierto, pero también tiene muchos riesgos, entre ellos la mala curación. ¿Por qué? Porque es una zona bastante fina y delicada. Muchos hombres suelen hacerse una hilera de piercings en esta zona, que es conocida como escalera frenillo.

Tarda unos 4 meses, aproximadamente, en curar y se suele colocar una barra, aunque muchos optan por un pendiente circular.

La hafada también es un piercing genital pero, en esta ocasión, en vez de en el pene se realiza en el escroto. Es, al igual que todos los piercings de esta zona, doloroso y se suele infectar con rapidez, de ahí a que se tengan que tener cuidados higiénicos muy especiales. Nada de relaciones sexuales cuando está en proceso de curación o, si se tienen, que siempre sea con protección (apósitos en el caso de los genitales).

Suele tardar más de 5 meses en curar y algunos más en cicatrizar. Durante todo este tiempo es importante que los flujos corporales durante las relaciones sexuales, toque lo menos posible la zona.
De qué material debe de ser la joya para el piercing pene

Al igual que en el resto de perforaciones, la joya debe de ser de una gran calidad y, a ser posible, de titanio ya que es el material que proporciona una mejor curación. Es cierto que existen otros materiales, como el oro, que no están nada mal, pero siempre es mejor reservar esas joyas para cuando el piercing esté totalmente curado y cicatrizado.

La forma de la joya dependerá de tus gustos y del sitio en el que hayas decidido perforarte. Es cierto que algunas zonas te permiten llevar barras rectas, curvas y aros, pero hay otras zonas en las que solo podrás ponerte un tipo de pieza. El anillador te dirá cuáles son tus opciones.
Cómo se harán el piercing del pene

La zona de los genitales es bastante compleja. Es por eso por lo que se debe tener un cuidado máximo a la hora de realizar la perforación. Nosotros te recomendamos que acudas a un estudio profesional para hacerte cualquier tipo de piercing, pero, en especial este.

Desinfección de la zona y del pendiente

El primer paso que seguirá el anillador, después de ponerse los guantes, es el de desinfectar tanto la zona que va a perforar como la joya, la traigas tú de casa o la ponga él. Para desinfectar la zona genital, el piercer usará un hisopo o un bastoncillo. También podrá usar una gasa pero, quizá, es lo menos común.

Con la joya seguirá el mismo proceso de desinfección y la dejará lista para ser colocada.

Marcado

Después de desinfectar todo, el anillador te marcará con un rotulador la zona en la que va a perforar o en la que mejor podría quedar. Eso sí, hasta que tú no des el visto bueno, el piercer no empezará a hacer el piercing.

Perforación del pene o el escroto

Justo después de decirle que esa es la zona en la que te quieres poner una joya, el anillador sacará una aguja profesional indicada para este tipo de trabajos y empezará con su labor. Podrás sentir dolor en esos momentos, pero se pasará cuando meta la joya.

Ten en cuenta que las agujas que se usan para hacer piercings tienen dos partes, una que es en la que está la propia aguja y otra que tiene un hueco para meter la joya y ponerla al ir sacando la aguja. De esta forma es mucho más higiénico, menos doloroso y más rápido.

El dolor es orientativo, pero, por norma general sí, duele.

Curación del piercing pene

El proceso de curación es muy sencillo, aunque no tanto el de cicatrización ya que se necesita mucho tiempo para que los piercings que se hacen en las zonas de los genitales estén perfectos. Lo mejor es esperar 12 meses completos para cambiar la pieza, aunque dependerá mucho de la zona. Consúltalo con tu anillador y, lo más importante, que te lo cambie él la primera vez.

Cómo curar el piercing genital

● La zona debe estar completamente seca. Nunca dejes la zona húmeda ya que esa humedad es la que atrae a los hongos y a las infecciones.
● Lávalo varias veces al día. Con dos o tres será suficiente. Hazlo con suero fisiológico y un bastoncillo. Asegurate de dejar luego la zona muy seca.
● Deja las costras. Es posible que te salga alguna que otra costra en el piercing del pene. Déjalas, se caerán solas.
● No cambies la joya antes de tiempo. Como hemos comentado, es recomendable no cambiar la joya antes de tiempo (muchas personas las cambian al mes y pasa lo que pasa). Deja la misma que te pusieron durante unos meses. Cuando veas que ya está curado, acude a tu estudio y pregúntale al anillador. Él, al ver el piercing pene, podrá valorar si ya se puede cambiar una joya por otra.

Se me ha infectado el piercing del pene, ¿Qué hago?

Esta es una pregunta muy habitual. Como hemos comentado, el piercing del pene suele infectarse con cierta rapidez, especialmente si no se mantienen los cuidados necesarios, y es por eso por lo que muchas personas acuden para preguntar qué hacen ahora.

En la mayor parte de los casos se trata de una infección leve, por lo que el anillador te dirá una serie de pasos que debes seguir para terminar de curar bien tu piercing. Si es grave, te mandará al médico para que él valore la situación.

¿El piercing pene da más placer en las relaciones sexuales?

Es cierto que los piercings en el pene pueden dar un poco más de placer en las relaciones sexuales, pero también es verdad que no podrás tenerlo puesto si usas preservativos. Ten en cuenta que, aunque sea pequeño, puede rasgar el condón.

Si tienes pareja estable y no necesitáis ese tipo de protección, sí, el placer será mayor, aunque no es una característica demasiado resaltable de este tipo de piercing.

Piercing genitales para hombres

Preguntas frecuentes sobre piercing pene

Al tratarse de un tema un tan controversial y delicado por estar relacionado con las zonas íntimas es normal que surjan dudas e interrogantes que toda persona interesada debe tener claras antes de tomar la decisión. Los tres más comunes la vamos a responder de inmediato:

¿Es doloroso colocarse un piercing en el pene?

Realmente es menos doloroso de lo que parece. Según los testimonios de las personas que han pasado por esto ciertamente la perforación causa dolor pero este es menor al que popularmente se le atribuyen. En cuanto a la cicatrización es conveniente seguir las medidas de higiene y seguridad adecuadas para que la herida de la perforación sane de acuerdo a los procesos naturales del cuerpo.

¿Los piercing pene producen mayor placer sexual?

Se ha llegado a decir que un piercing produce una especie de estimulación permanente en el pene, según algunas investigaciones esto no parece del todo cierto. Lo que si es cierto es que tantos para muchos hombres y muchas mujeres resulta muy placentero la presencia de este objeto al momento de la penetración. También es cierto que el piercing pene está asociado cultural y psicológicamente al erotismo, de hecho para muchas mujeres el piercing pene forma parte de sus más encendidas fantasías sexuales.

Un aspecto a tener en cuenta es que al tener un piercing en el pene no puedes usar preservativo durante el encuentre sexual, pues obviamente la joya podría romperlo.

¿Cómo se coloca un piercing pene?

Luego de contratar el servicio de un experto anillador y de escoger el tipo de piercing que deseas llevar, el proceso es rápido y sencillo. Lo vamos a resumir en cuatro pasos:

Primer paso: Limpieza y desinfección

Las zonas genitales, los equipos de perforación y la joya que te vayas a colocar deber estar completamente limpias y desinfectadas para evitar los riesgos de infección. Obviamente el anillador debe llevar también los guantes puestos a la hora de realizar su labor.

Segundo paso: Marcar los puntos de entrada y salida de la aguja

Esta fase del proceso es muy importante debido a que es aquí donde se define el punto exacto donde se va a colocar el piercing. Ten en cuenta que una vez hecha la perforación no hay vuelta atrás. Además, se debe escoger el lugar más adecuado de acuerdo al tipo de piercing pene que hayas escogido.

Tercer paso: la perforación

Una vez definido el lugar ha llegado el momento cumbre y el más temido por muchos: el momento de perforar tu miembro genital. Pero relájate, es rápido.

El equipo de perforación está compuesto generalmente por dos pinzas y una aguja especial que contiene un dispositivo que permite insertar en ella la joya que te vas a colocar, de modo que la perforación y la incrustación de la joya se hacen en un mismo paso. A medida que la guja sale la joya va entrando. Al terminar este paso se debe limpiar otra vez con mucho cuidado la zona genital.

Cuarto paso: la cicatrización

El tiempo de cicatrización varía de acuerdo al tipo de piercing pene que hayas escogido, mientras con unos la herida puede necesitar sólo dos meses para cicatrizar con otros requiere hasta de un año. En buena medida este proceso depende de ti mismo por las medidas de higiene que pongas en práctica. Tal vez este sea la parte más delicado de todo el proceso pues es aquí donde puede presentarse las infecciones u otras lesiones si no se guarda el reposo sexual pertinente.

Tipos de piercing para el pene

La costumbre de colocarse un piercing en las zonas genitales es más antigua de lo que parece, en su devenir las culturas le han dado distintos significados a la colocación de estos adornos genitales, pues ya sea como ofrenda, penitencia o que como un símbolo de virilidad, el piercing pene siempre ha estado acompañando al hombre.

Es por esta razón que existe una amplia variedad de tipos de piercing genitales para hombres. Los hay para todos los gustos y preferencias, y para los distintos lugares donde se quieran colocar (en el pene o en el escroto). Aquí vas a conocer los seis tipos de piercing pene más famosos:

– Piercing príncipe Alberto

Es el más antiguo que se conoce. Su nombre se debe a la historia según la cual un príncipe de Sajonia de nombre Alberto poseía un miembro de gran tamaño, tanto que no lo podía ocultar por encima de sus ropas, siendo esto motivo de cierta incomodad. Para resolver el problema el príncipe se mandó a colocar un anillo en su glande que le permitiera halar y controlar con facilidad su descomunal miembro.

Este piercing es un anillo que mide unos diez milímetros y se coloca al final del conducto urinario. Al utilizar el orificio natural de la uretra se necesita abrir un sólo agujero en una las paredes del pene al momento de la perforación. En estos casos el proceso de cicatrización es bastante rápido debido a que la herida se realiza en una zona cuyo tejido es delgado.

Otra de las ventajas de este tipo de joyas es que produce menos dolor, su colocación es rápida y sencilla. Debido a su ubicación se recomienda tener relaciones sexuales intensas al menos durante los seis primeros meses.

Ante de colocarse un piercing de este tipo debes tener en cuenta que si en algún momento decides retirárselo va a quedar allí el agujero por donde se puede escapar la orina al momento de ir al baño. No obstante, para cerrar este agujero se puede realizar una sencilla intervención quirúrgica.

– Piercing Ampallang

Es un tipo de piercing genital masculino en forma de barra recta y cuya perforación atraviesa el pene de forma horizontal. Algunos se lo colocan muy cerca de la punta del pene, mientras otros prefieren colocarlo cerca de la base del miembro.

Se debe prestar especial atención al tamaño de la barra teniendo en cuenta la erección del pene pues si el tamaño no es suficiente esto pueda causar molestias y daños en los tejidos.

Tenemos que decirte que el piercing ampallang causa más dolor en comparación con los otros tipos y modelos, y no es para menos: el glande será atravesado de extremo a extremo por la aguja al momento de la perforación. Por estas razones obvias su cicatrización pueden necesitar de hasta nueve meses.

Sin embargo, precisamente la complejidad de este tipo de piercing lo hace uno de los más apreciados por quienes quieren llevar consigo algo que sea poco común.

– Piercing Apadravya

El piercing Apadravya es similar al ampallang tanto en la forma de la joya como en el lugar donde se coloca, su diferencia radica en el modo en que se hace la perforación: en forma vertical. Al igual que el ampallang este atraviesa las paredes del pene y la uretra. Su tiempo de cicatrización es entre 6 a 9 meses.

Una característica relevante del piercing masculino apadravya es que se puede usar con otro piercing a la vez, dando lugar a lo que se conoce como magic cross. Esto se debe a que la ubicación de los agujeros de este piercing coincide con otros como el Príncipe Alberto por lo que se pueden usar los dos tipos sin mayores complicaciones.

La principal ventaja del apadravya es que al estar ubicado de forma vertical, al momento de la penetración hace contacto directamente con el punto g causando en la mujer una sensación de placer muy intensa.

– El piercing Dydoe

Es el piercing genital más exclusivo pues no todos los hombres lo pueden usar, ya que se requiere de unas características específicas en la anatomía del pene. Este tipo se ubica en la parte superior del pene, en la corona, por lo que es necesario que ésta esté lo suficientemente alejada del glande para contar con el espacio adecuado.

Aunque el proceso para su colocación es sencillo debido a que la perforación se hace a través de un tejido delgado resulta ser el que más dolor causa entre todos los tipos de piercing genitales para hombres. El proceso de cicatrización sin embargo es muy rápido, tarda entre tres y cuatro meses.

Se considera como el piercing más moderno y tiene como una de sus ventajas que se puede usar esta joya por partida doble, algunos hombres usan dos barras de este tipo en la corona del glande.

– Piercing de frenillo

Como su nombre lo indica la perforación se hace a través del frenillo que está ubicado por debajo del pene. Es el segundo tipo de piercing más popular después del príncipe Alberto. Esto se debe seguramente al hecho de que no es necesario atravesar las paredes del pene ni la uretra al momento de la perforación. Otra de las virtudes es que es el menos doloroso de todos los tipos de piercing.

Los hombres más atrevidos llegan a colocarse varios tipos de estos piercing, siguiendo lo que se conoce como “la escalera del frenillo”. Esta joya puede ser de variadas los formas, las hay de tipo barra y circulares.

– Piercing Hafada

A diferencia de todos los que te hemos presentado hasta aquí el piercing Hafada no se coloca en el pene sino en el escroto. Es tal vez el único piercing genital femenino que se coloca sólo por razones estéticas pues no tiene ninguna incidencia en las relaciones sexuales. En cuanto a su cicatrización puede tardar entre seis y siete meses para sanar por completo.

Para este tipo se recomienda evitar cualquier tipo de contacto sexual al menos durante los tres primeros meses luego de su colocación para prevenir que los fluidos sexuales tengan contacto con la zona perforada.

La joya debe ser elaborada preferiblemente en titanio para favorecer la cicatrización. Como la zona del escroto es un poco más versátil que la del pene se pueden utilizar joyas de distintas formas: barras rectas, barras curvadas o anillos.

Hemos sido insistente en recomendarte que el trabajo para la colocación de un piercing genital debe ser realizado por expertos, pero este tipo de piercing es el que más complicaciones puede presentar si no se sigue el proceso adecuado. Así que no se vale improvisar.

¿Qué hacer en caso de infección?

Este es uno de los riesgos más comunes de colocarse un piercing genital, pues al ser una zona sensible del cuerpo es proclive a que se creen infecciones que pueden afectar considerablemente la salud de las personas. Lo más conveniente es prevenir esta situación manteniendo hábitos de limpieza permanente de los genitales.

Pero en caso de detectar algún síntoma de infección lo más recomendable es acudir al médico para recibir la atención pertinente.

Hablamos con el perforador de celebridades Chris Saint para saber como cambia tu vida después de hacerte un Príncipe Alberto en tus genitales (es probable que comenzarás a sentarte para orinar)

Cuando te fijas en tu pene, probablemente te imagines que penetra en varios orificios (o en cualquier otra cosa en la que encuentres, aquí no juzgamos a nadie). Pero cuando te perforas el pene, éste es el órgano que está siendo penetrado. Si la posibilidad de que le inserten una aguja en una de sus áreas más sensibles te parece desalentadora, no estás solo. Pero para muchos entusiastas de la modificación del cuerpo, los resultados finales valen la pena.

Los tipos más comunes de perforaciones en el pene son la Escalera de Jacobo (una perforación o múltiples perforaciones en la parte inferior del eje del pene) y el Príncipe Alberto (una perforación que va en la cabeza del pene), dice el famoso perforador del cuerpo Chris Saint. Ponerte un piercing en el pene es un asunto serio: no solo tienes que acostumbrarte a vivir con un accesorio nuevo y brillante en tu pene, sino que también puedes afectar seriamente todos los demás aspectos de tu funcionamiento genital, desde tu vida sexual hasta cómo orinar. Hablamos con Saint para saber qué esperar de una perforación del pene.

Men’s Health: ¿Qué tan común es que los hombres se perforen los genitales?

Chris Saint: No son demasiado comunes. Los piercings de clítoris son mucho más comunes. Lo extraño es que hay muchas mujeres que vienen con sus amigos para una perforación del clítoris, y lo tratarán como algo divertido que están haciendo. Por alguna razón, las mujeres parecen sentirse cómodas al entrar a la tienda o hacer una cita. Cuando los hombres lo hacen, pasarán mucho tiempo solos y están muy nerviosos al respecto. No estoy seguro de por qué es así, pero en mi experiencia, las mujeres siempre parecen un poco más cómodas cuando se enfrentan a sus propios cuerpos. Los hombres generalmente no parecen tener la misma disposición de verse desnudos por alguna razón. No querrán que nadie más sepa lo que tienen.

MH: ¿Cuál es el estilo más popular a la hora perforarse?

Chris Saint: Hay dos, uno que se llama un piercing del frenillo, se le conoce como la escalera de Jacobo, básicamente es sólo a través de la piel. Es una pequeña cantidad de dolor que dura un breve segundo, pero cuando sucede, es muy intenso. El otro más popular es el que la gente piensa cuando escuchan el “piercing genital masculino”, y ese es un Príncipe Alberto. Parecen mucho más aterradores de lo que son porque perforan a través de la uretra y luego salen de la pared inferior.

La perforación del frenillo y el Príncipe Alberto son prácticamente las dos perforaciones iniciales. Los piercings genitales más avanzados, como los de ampallang y apadravya, atraviesan la cabeza en diferentes direcciones. Son mucho más dolorosos, el Principe Alberto y el frenillo se curan mucho más rápido.

NOTA ADICIONAL

Recuerda que si te realizarás una perforación en cualquier parte del cuerpo tiene una serie de cuidados para evitar infecciones y deberás de hacerlo en un lugar certificado y que esté establecido.

Relacionado: “Evita los tatuajes amateurs”

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *