0

Pensar mucho en alguien

¿Qué significa pensar mucho en una persona… incluso soñar con esta?

XXdragonxx936913Hace 6 años1No significa nad,no empieces a hacer el gilipollas por una chica un consejo. Datrebil7386Hace 6 años2Sigue jugando a pokemon y encontraras las respuestas. Incorruptible20374Expulsado Hace 6 años3Mi caso es extremamente «bizarro». Hace dos semanas estaba en Madrid durmiendo en casa de unos colegas, y soñé algo realmente extraño y sin explicación. Me encontraba yo tomando el sol en la playa, cuando sin previo aviso, aparecía un excolega del que hace casi dos años no sé nada, y sin pensárselo dos veces, me la empezó a chupar, según él, porque le perseguía la policía. Y yo gritando «¡pero qué haceeeeees!», y me desperté loquísimo. Buscadle explicación a eso PD: No soy gay ni tengo problemas con la policía. 6 VOTOSChristiands6380Hace 6 años4Significa que es alguien importante para ti, creo que es obvio. 1 VOTOSiempreHonesto311Hace 6 años5 @Incorruptible Mostrar citaMi caso es extremamente «bizarro». Hace dos semanas estaba en Madrid durmiendo en casa de unos colegas, y soñé algo realmente extraño y sin explicación. Me encontraba yo tomando el sol en la playa, cuando sin previo aviso, aparecía un excolega del que hace casi dos años no sé nada, y sin pensárselo dos veces, me la empezó a chupar, según él, porque le perseguía la policía. Y yo gritando «¡pero qué haceeeeees!», y me desperté loquísimo. Buscadle explicación a eso PD: No soy gay ni tengo problemas con la policía. Que expliquemos eso? Explicaselo tu a tu amigo. «hola, vengo a verte tras 2 años porque soñe que me la chupabas» 5 VOTOSMARCDQ7258Hace 6 años6Fóllatela. 1 VOTOLuas101620Hace 6 años7 @Datrebil Mostrar citaSigue jugando a pokemon y encontraras las respuestas. Ahi te bañaste, zas…el perfil no es mio que lo utilize es otra cosa, es de un familiar, da pereza hacerse otro. 2 VOTOSDatrebil7386Hace 6 años8 @Luas10 Mostrar cita @Datrebil Mostrar citaSigue jugando a pokemon y encontraras las respuestas. Ahi te bañaste, zas…el perfil no es mio que lo utilize es otra cosa, es de un familiar, da pereza hacerse otro. Ya , de tu primo , el de Cuenca , el de la Paqui. 1 VOTOHeka9423Hace 6 años9Compañero, te expresas/explicas un poco mal. Aunque creo saber a lo que te refieres… La cosa es que te gusta una persona y de repente conoces a otra…y pasan los días, hablas con ella, pasáis algún que otro rato juntos…y entonces ocurre; poco a poco se te va metiendo en la cabeza, cada vez piensas más en ella…e incluso sueñas con ella y la primera persona te va dejando de gustar del todo ¿no? La respuesta es sencilla: es la segunda persona de la que estás enamorado x’D Napalm-4113Hace 6 años10Me ha pasado, me gustaba mucho una chica hasta que sólo empeze a pensar en la segunda…. Estoy con la segunda. Luas101620Hace 6 años11 @Datrebil Mostrar cita @Luas10 Mostrar cita @Datrebil Mostrar citaSigue jugando a pokemon y encontraras las respuestas. Ahi te bañaste, zas…el perfil no es mio que lo utilize es otra cosa, es de un familiar, da pereza hacerse otro. Ya , de tu primo , el de Cuenca , el de la Paqui. Tranquilo leonidas Luas101620Hace 6 años12 @Napalm-4 Mostrar citaMe ha pasado, me gustaba mucho una chica hasta que sólo empeze a pensar en la segunda…. Estoy con la segunda Interesante, aunque mi segunda no creo que sea tan buena como la primera. DIOSCOMOMOLO1744Hace 6 años13 @Incorruptible Mostrar citaMi caso es extremamente «bizarro». Hace dos semanas estaba en Madrid durmiendo en casa de unos colegas, y soñé algo realmente extraño y sin explicación. Me encontraba yo tomando el sol en la playa, cuando sin previo aviso, aparecía un excolega del que hace casi dos años no sé nada, y sin pensárselo dos veces, me la empezó a chupar, según él, porque le perseguía la policía. Y yo gritando «¡pero qué haceeeeees!», y me desperté loquísimo. Buscadle explicación a eso PD: No soy gay ni tengo problemas con la policía. Me ha pasado lo mismo (no lo veia desde hace mas de 3 años y no eramos muy cercanos) pero era una TIA. Ojo no juzgo cada uno es como es. Luas101620Hace 6 años14 @Heka Mostrar citaCompañero, te expresas/explicas un poco mal. Aunque creo saber a lo que te refieres… La cosa es que te gusta una persona y de repente conoces a otra…y pasan los días, hablas con ella, pasáis algún que otro rato juntos…y entonces ocurre; poco a poco se te va metiendo en la cabeza, cada vez piensas más en ella…e incluso sueñas con ella y la primera persona te va dejando de gustar del todo ¿no? La respuesta es sencilla: es la segunda persona de la que estás enamorado x’D Pues si me dan a elegir seria la primera, son totalmente opuestas una es la »correcta» o la »buena», »la chica 10», tanto en conocimientos como en sentimientos puros. La segunda es la »extrovertida», mucho más expresiva y que te hace sentir vivo cuando quiere y cuando no, no se acuerda de ti. Conmigo concuerda mas la primera es la tipica chica sencilla de sobresaliente, aunque la segunda es Bum! jajaja Al final yo creo que sera mejor esperar la tercera, va la vencida y sera un mixto de estas dos PD: Es dificil de explicar lo sé.EDITADO EL 21-11-2013 / 18:52 (EDITADO 1 VEZ) Incorruptible20374Expulsado Hace 6 años15Ni todos pensamos igual, ni tomamos las mismas decisiones. Es algo que hay que entender antes de dar consejos de forma rotunda. Tu haz lo que creas correcto, analiza, espera un tiempo… Y sabrás lo que debes hacer, pero no pierdas el camino recto, tu sabrás por la persona que debes luchar, pero no te vayas a echar un pis a un callejón lleno de jeringas, que te pinchas Responder / Comentar Anterior 12 Subir Foros > Off Topic y humor > ¿Qué significa pensar mucho en una persona… incluso soñar con esta?

Las consecuencias de pensar demasiado

Hay muchas personas que piensan muy poco y otras que piensan demasiado. Ningún extremo es positivo, por eso pensar demasiado puede tener consecuencias nefastas.

Lee: La opción de pensar en positivo. El pensamiento positivo

¿Eres de los que siempre le da la vuelta a todo lo que le ocurre? ¿Alguna vez no has podido dormir porque no podías dejar de pensar? Pensar demasiado puede convertirse en tu peor enemigo, por eso es importante que, desde hoy, conozcamos este terrible hábito en profundidad y cómo remediarlo.

Pensar demasiado te impide experimentar

Las personas que piensan demasiado pasan muchomás tiempo en su mente que viviendo la realidad. Por inercia, ya pasamos mucho más tiempo pensando porque es algo que no podemos evitar.

No obstante, hay muchas personas quese refugian en sus pensamientos y viven verdaderas aventuras en su mente. ¿Qué ocurre en la vida real? ¿Por qué no llevan lo que está en su mente a la práctica? Es posible que sus vidas no sean muy divertidas y faltas de experiencias porque no se atreven a llevar sus pensamientos a la realidad. Tal vez tengan miedo. Pero, ¿de qué?

El acto de pensar demasiado provoca, también, que continuamente evites pensar en el aquí y el ahora. Seguro que te abordan recuerdos del pasado y que sueñas con un futuro prometedor. ¿Sabes que quizás esto no tenga sentido alguno?

Esto, en algunos casos, puede deberse a traumas pasados que no nos dejan avanzar y que han marcado una huella en nuestro subconsciente, según afirma esta investigación realizada por el Dr. César Carvajal y publicado en la Revista Chilena de Neuropsiquiatría.

Descubre: Persona, suelta y cierra el pasado

Además de todo esto, pensar tanto no te permite vivir, sino que tan solo es eso, un acto pasivo. Lo importante es saber llevar lo que ronda por tu mente a la vida real, convertirlo en una verdadera experiencia.

Pensar y las preocupaciones

Las personas que piensan demasiado tienen otro de los grandes problemas que asolan a las personas hoy en día: las preocupaciones. Cuando piensas tanto es porque te preocupas, ya sea por tu pasado, por tu futuro, por alguna situación o por las personas que se encuentran a tu alrededor. Todo esto te sumerge en una vorágine de la que te será difícil escapar.

A veces no nos damos cuenta, pero nos preocupamos por cosas a las que no deberíamos prestarles tanta atención. Tal vez, tu inseguridad sea la que provoca todo esto, debido a problemas relacionados, de nuevo, a tu pasado y a cómo gestionaste ciertas relaciones. Así lo afirma este estudio realizado por la Universidad de Salamanca.

No te pierdas: Cómo tomar decisiones con seguridad

¿Alguna vez has revivido una circunstancia una y otra vez? Una frase que le has dicho a un amigo o una situación de la que alguien ha salido enfadado. Vuelves a ese escenario repetidas veces pensando en otro tipo de salidas que podría haber tenido.

No obstante, de nada sirve revivir el pasado, pues no podemos modificarlo. Por eso, preocuparse por lo que hemos hecho es inútil.Lo inteligente es mirar hacia el presente y seguir adelante.

Trucos para dejar de pensar demasiado

Si siempre estás analizando toda tu vida, todas tus interacciones o todos los pasos que das, es el momento de parar de hacerlo.

Para ello, tenemos algunos trucos que pueden servirte para esas ocasiones en las que ves imposible ponerle freno a tus pensamientos:

Habla con un amigo

De esta manera evitas que tu mente divague sin sentido. Coméntale tus preocupaciones para sacarte de dudas y evitar pensar demasiado en una situación que, probablemente, no merezca tanto protagonismo.

Además, la comunicación, según esta investigación realizada por la Universidad Nacional del Altiplano (Perú), es fundamental para que aprendemos a desarrollar nuestras habilidades sociales.

Escribe lo que piensas

Escribir un diario puede ser muy beneficioso para desahogarnos y expresar lo que sentimos. Así, podrásliberarte de todos esos pensamientos que te están agobiando e incluso podrás verlos desde cierta perspectiva.

Distráete

Ya sea con algo que te guste hacer o una actividad que te interese. Distraerte te ayudará a no estar concentrado en todo eso que tan solo está girando en tu mente. A veces, pensamos demasiado porque tenemos demasiado tiempo libre.

Sé consciente y repítete «¡basta!»

Si eres consciente de que no puedes dejar de pensar en lo que te preocupa, di «¡basta!». De esta forma, te obligarás a focalizarte en otra cosa, a parar ese bucle en el que te has sumergido. Dilo cuantas veces lo necesites.

¿Alguna vez te has descubierto pensando demasiado? A veces le damos mucha más importancia a las cosas de las que realmente tienen. El hecho de que un amigo no hable tanto como otras veces, de que creas que te miran mal,pueden ser tan solo imaginaciones tuyas. Cuídate de no pensar demasiado por lo que no merece tu preocupación.

A veces, tan solo está en tu mente.

Ese amor imposible se vuelve positivo, cuando le piensas e imaginas cosas maravillosas con ella, pero tienes bien entendida la realidad y que sólo es un momento que disfrutas de vez en cuando. El pensar en esa persona te puede beneficiar, porque entenderás el valor de amar a alguien en silencio, que aunque no estén juntos, el solo hecho de saber que existe te provoca felicidad.

Hay quienes se dan la oportunidad de estar con ese amor prohibido, tomando todos los riesgos existente sólo para tener un recuerdo hermoso de lo que sienten en su corazón.

Ojo, no se trata de que se incite a la infidelidad, este tipo de amores, existen, es una realidad palpable, pero por las circunstancias que les separa, sean religiosas, políticas, sociales o morales no pueden sacar a la luz los sentimientos que les unen en una realidad paralela.

Algunos tienen la suerte de que las cosas se acomoden y al final disfrutar de ese amor que tanto deseaban pero otros se van a la tumba con lo que pudo haber sido y no fue nuca.

Temas

  • Amor Prohibido
  • Consecuencias
  • Postivo y negativo
  • Relación

Esta es la razón por la que no puedes dejar de pensar en él por mucho que lo intentes

Puede que sólo necesites escuchar el pronombre ‘él’ para que tu mente se llene de imágenes de una sola persona. No es necesario que diga más o que lo describa con otro tipo de adjetivos. Sólo dos letras logran hacerlo, y mientras suspiras y te dices por enésima vez que no importa tanto, no puedes evitar sonreír un poco. Después de todo, él es un hombre como ningún otro y muchas veces te preguntas que astros y constelaciones se alinearon para crear su existencia. Por alguna razón, esta persona se convierte en alguien que no puedes olvidar, que no se puede reemplazar dentro de todas las imágenes que tienes en tu cabeza.

@SunflowerPolaroid

Cuando empieza a pasar el tiempo y empiezas a conocer a otras personas, es posible que su imagen siga ahí. No es algo negativo, no es algo que te cause dolor, es sólo que sabes que ustedes estaban destinados para algo más grande que lo que tuvieron y que te gustaría tener su compañía, incluso de forma no romántica. Bueno, especialmente de forma no romántica, porque quizás, has comenzado a apreciarlo por mucho más que sólo un hombre: en él ves a una persona increíble, a ese compañero de aventuras que siempre te comprendía.

Has encontrado el amor nuevamente, no creas que no y has amado y te han amado. Puede que incluso tengas planes serios con alguien que es parte de tu vida en este momento. Los amas, estás enamorada, te sientes feliz y aún así, hay algo que falta cada vez que caminas, hay algo que falta y es evidente: y es que hay un pequeño pedacito de ti que falta, que no está contigo, que está viajando el mundo entre sus dedos, en su cabello.

Por alguna razón no puedes dejarlos ir, no lo logras y a lo largo de los años has comenzado a creer que puede tener que ver con que olvidarlos podría significar que estarías olvidando parte importante de ti misma también, que olvidarlos implicaría ignorar todo el impacto que tuvieron en tu vida y en tu existencia y no es algo que te apetezca hacer. Te sigues preguntando cómo estarán y les deseas siempre lo mejor. Esperas que donde quiera que estén hayan logrado realizar todos tus sueños. No es que sientas que la vida no ha avanzado o que estés triste, es que simplemente has aceptado que ellos fueron una parte importante de tu historia y una parte muy feliz de ella por lo demás.

Si sigues recordándolo, no te sientas mal, de hecho, siéntete feliz porque recuerdas parte importante de tu historia en este mundo, siéntete contenta de que tuviste la oportunidad de vivir algo tan bello. Y si los cuestionamientos te siguen plagando y si sigues teniendo que responder preguntas que comienzan con ‘¿por qué?’ simplemente recuerda que hay una respuesta capaz de acabar con todos esos cuestionamientos porque no hay mucha gente que pueda decirla con sinceridad. Lo recuerdas, y lo seguirás recordando, porque fue importante, y porque a diferencia del resto, para ti el amor poco tiene que ver con el rencor, incluso en tiempos como estos.

Es muy frecuente que a lo largo de nuestras vidas conozcamos directa o indirectamente a personas capaces de captar toda nuestra atención.

Hay seres humanos que simplemente atraen nuestros pensamientos hacia ellos, ya sea por su propia personalidad y características o por las situaciones que hemos vivido con ellos. Sin embargo, hay veces en las que esto supone un problema. Llegados a ese punto, ¿cómo dejar de pensar en una persona?

Artículo relacionado: «¿Por qué no puedo dejar de pensar en mi ex-pareja?»

Posibles causas

Los motivos por los que podemos querer dejar de pensar en alguien son muy variados.

Por ejemplo, podemos intentar dejar atrás los pensamientos intrusivos y constantes sobre una antigua relación que saltan a nuestra consciencia todo el rato y sin que podamos evitarlo, o también puede ser que intentemos evitar pensar en alguien con quien nunca tendremos la relación que desearíamos, o puede darse el caso de que intentemos dejar atrás la tristeza producida por la muerte de una persona.

La mente humana es tan compleja justamente porque hay una cantidad infinita de experiencias que pueden dejar una huella en ella, y esto se aplica también a las relaciones personales.

Hacer que esos pensamientos desaparezcan

No, soñar muchas veces con la misma persona no significa que tengamos un conflicto interno relacionado con ella. Sin embargo, si cuando estamos despiertos esos pensamientos vinculados a alguien que ha sido importante en nuestras vidas no desaparecen y se entrometen constantemente en nuestra consciencia a pesar de que nos produzca malestar, sí que tenemos un problema. Uno que puede afectar a nuestra capacidad para concentrarnos, y que en caso de prolongarse durante mucho tiempo puede llegar a incrementar los niveles de ansiedad.

Pero… ¿cómo solucionar este problema? ¿Qué hacer para dejar de pensar en alguien todo el rato, si justamente esto parece ser algo independientemente a nuestra voluntad? Aunque no lo parezca, sí hay estrategias que, una vez implementadas, pueden ayudarnos a «desengancharnos» de esta costumbre inconsciente y tan molesta.

La idea es evitar que nuestra mente quede atrapada en un mismo tipo de recuerdos, dejar de darle vueltas a lo mismo constantemente. Aquí tienes una serie de estrategias y pautas a seguir para adoptar unos hábitos psicológicos más sanos.

1. «No pensar en ello» es un método poco eficaz

Independientemente de lo variados que puedan llegar a ser nuestros motivos, lo cierto es que hay un método que, simplemente, no funciona. Y, además, se trata del método más simple e intuitivo, el que trataríamos de implementar todos en el caso de no saber nada acerca de cómo funcionan los pensamientos intrusivos. Se trata de la opción de intentar suprimir estos pensamientos voluntariamente, es decir, esforzarnos por que desaparezcan.

La supresión de pensamientos es conocida por ser una opción que resulta totalmente improductiva. De hecho, hará que pensemos más en esa persona. Al respecto, son famosas las investigaciones de Daniel Wegner en las que pedía a una serie de voluntarios que pensasen en un oso blanco. Luego, naturalmente, se les pidió que evitasen que este pensamiento se volviese a repetir. El resultado fue que todos los participantes empezaron a pensar en algo tan inusual como osos blancos mucho más que antes.

Así pues, intentar suprimir estos pensamientos y recuerdos de manera voluntaria no solo no funciona, sino que hace que sigamos pensando en eso que queremos mantener lejos de nuestra mente, lo cual hace que nos sintamos más estresados. Se trata de un efecto rebote en toda regla: el mismo hecho de evitar pensar en esa persona hace que sigamos reproduciendo el modo en el que pensamos en ella.

2. Aceptando los pensamientos intrusivos

Una de las estrategias a seguir puede ser practicar la aceptación de estos pensamientos, es decir, no luchar por hacer que desaparezcan de la consciencia. Existen evidencias de que las personas que siguen estas estrategias de aceptación experimentan menos problemas que aquellas que intentan suprimir estos pensamientos.

Sin embargo, los beneficios de este método tienen más que ver con el modo en el que nos hacen sentir estos pensamientos que con la frecuencia con la que aparecen. Es decir, que la aceptación de los recuerdos y las fantasías relacionadas con ciertas personas no hace que dejemos de pensar en ellas a corto plazo, pero sí hace que no sintamos tanto estrés por ello.

3. Gestionando la atención

Así pues, tenemos un método que no funciona y otro que funciona parcialmente. Pero… ¿cuál es la mejor manera para dejar de pensar en una persona definitivamente?

Por lo que se ha investigado al respecto, el modo más eficaz para deshacerse de los pensamientos intrusivos es focalizar la propia atención en una serie de acciones y pensamientos en los que nos podamos perder y que, por supuesto, no tengan ninguna relación con esa persona sobre la que queremos dejar de pensar. Sacarse a alguien de la cabeza, pues, tiene que ver más con proponer alternativas a esos pensamientos obsesivos que con intentar eliminarlos.

4. Fantaseando con quien no se debe

Uno de los ejemplos de la eficacia de esta estrategia la encontramos en un experimento cuyos resultados fueron publicados en el año 2008 en Evolution and Human Behavior. En este experimento se querían explorar las mejores alternativas a la hora de hacer que personas que se encontraban en una relación de pareja estable dejasen de fantasear sobre una persona que consideraban atractiva y que se encontraba fuera de la pareja.

Para ello, el equipo de investigadores presentaron una serie de imágenes de gente atractiva a cada uno de los participantes en el experimento y les pidieron que eligiesen a aquella que consideraban más atrayente. Luego, se les indujo a que imaginasen cómo sería vivir una serie de situaciones con esas personas, ya que se les pidió que explicasen por escrito por qué consideraban que esa persona era atractiva y que describiesen cómo creen que sería la cita perfecta con ella.

Luego, a algunos voluntarios se les pidió que dejasen de pensar en esa persona. Por supuesto, no lo consiguieron: no podían quitarse a la otra persona de la cabeza y, de hecho, pensaban más en ella que los participantes a los que no se les había pedido que dejasen de tener esos pensamientos.

5. La solución a estas fantasías

Lo que sí funcionó fue centrar la atención en la pareja: pensar en ella, por qué se esta con ella, y, especialmente, por qué se la ama. Este tipo de pensamientos, que tienen la capacidad de atrapar la atención, fueron la causa de que de que los participantes pudieran dejar de pensar en la otra persona. Además, los pensamientos más eficaces a la hora de «atrapar» la atención de los voluntarios no fueron aquellos relacionados con el atractivo sexual de la pareja, sino los que tenían que ver con el amor que se sentía por ella.

Después de haber practicado esta estrategia, los voluntarios fueron olvidando los detalles sobre las personas sobre las que antes no habían podido dejar de pensar.

Te puede interesar leer: «Tipos de amor: ¿qué clases de amor existen?»

Quitarse a alguien de la cabeza

Así pues, el truco para dejar de pensar en alguien está en encontrar algo que sea capaz de hacer que nuestra atención vaya hacia ello de manera natural, sin esfuerzo, para que poco a poco los pensamientos que queremos evitar vayan haciéndose más borrosos hasta que puedan llegar a no invadir nuestra consciencia constantemente.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *